Está en la página 1de 441

Por Kelly Oram

Also by Kelly Oram


Serial Hottie
Cinder & Ella
Joni, Underway
If We Were a Movie

The Jamie Baker Series:


Being Jamie Baker
More than Jamie Baker
Remember Jamie Baker

The Science Squad Series:


The Avery Shaw Experiment
The Libby Garrett Intervention

The V is for Virgin Series:


V is for Virgin
A is for Abstinence

The Supernaturals Series:


Chameleon
Ungifted
Scion
Publicado por Bluefields creativo

Copyright © 2016 por Kelly Oram

Edición 1.0

Editado por Jennifer Henkes (www.literallyjen.com)

Todos los derechos reservados. Sin limitación de los derechos de autor reservados
anteriormente, ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o
introducida en un sistema de recuperación, o transmitida en cualquier forma o por
cualquier medio (electrónico, mecánico, fotocopia, grabación, o de otra manera) sin la
previa autorización por escrito tanto del propietario del copyright y el editor anterior de
este libro.

Los personajes y acontecimientos descritos en este libro son ficticios. Cualquier


similitud con personas reales, vivas o muertas, es mera coincidencia y no intencionada
por el autor.

ISBN: 978-0-9966388-8-3
Esto es para ti, papá. Porque eres mi Superman. (¡Y tengo las fotos para demostrarlo!)
Remember Jamie Baker es la conclusión explosiva y largamente esperada de la trilogía Jamie
Baker.

Afectada por la pérdida de memoria, Jamie Baker, busca de arriba a abajo las respuestas acerca
de quién es, de dónde viene y por qué es capaz de hacer cosas que otros seres humanos no
pueden. Una tarea-no-tan-simple cuando se está escondiendo de la gente responsable de su
amnesia -una compañía de investigación científica malvada que quiere capturarla a cualquier
precio.

Cuando la búsqueda de Jamie por la verdad revela una traición devastadora por parte de la
única persona en quien pensó que podía confiar, se ve obligada a colaborar con una
organización militar secreta con el fin de garantizar su seguridad y detener las horribles
experimentaciones con humanos en Visticorp de una vez por todas.
No soy una persona paciente. Yo había sospechado esto desde hace un tiempo, pero mientras
estaba sentada en la pequeña oficina del médico congelándome contando como pasaban los
minutos y conteniendo la respiración para escuchar las noticias más importantes de mi vida,
se confirmaron mis sospechas. Odio esperar.

Al menos me dejaron cambiarme de nuevo en mi ropa en vez de ese horrible camisón de


algodón. ¿Es realmente una bata cuando toda la parte trasera está faltando?

Salté de la cama, el papel arrugado duro se despegaba de la parte posterior de mis piernas
mientras saltaba hacia abajo y sacaba un pequeño cuaderno de espiral de mi bolso sobre el
mostrador. El cuaderno sirve como un diario que llevo conmigo donde quiera que vaya.
Anoto todas las cosas que aprendo de mí mientras las voy descubriendo.

Todo lo que sé, de cómo soy está escrito en ese cuaderno, porque hace unos seis meses me
desperté en el desierto de Nevada con absolutamente ninguna memoria y ninguna idea de lo
que sucedió o quién era yo. Edad, cumpleaños, gustos, disgustos… nada. Se había borrado
todo. Incluso mi nombre.

Había muchas cosas que podía hacer, como leer y atarme los zapatos, que yo no tenía que
volver a aprender porque a pesar de que no podía recordar cómo o cuándo las aprendí, yo
aún tenía las habilidades rudimentarias. Pero no podría decir qué canciones me gustan o qué
películas había visto antes de mi accidente. Ni siquiera podía decir qué canciones o películas
existen si no hubiera oído hablar de ellas en los últimos seis meses. La mayoría de las
referencias de la cultura pop y la historia se desperdician en mí.

Había simplemente dado vuelta a la sección de mi cuaderno reservado para los rasgos de la
personalidad cuando el médico finalmente regresó. El Dr. Rajeet era un hombre pequeño con
un acento indio pesado y un bigote espeso. Con mi misma altura y nuestras miradas estaban
en el mismo nivel cuando se puso cara a cara conmigo. Sus ojos casi negros eran muy
directos, que me habían asustado al principio, pero ahora se llenaron de tanta compasión que
no podía evitar ablandarme un poco hacia el hombre. Él levantó una carpeta de manila y
dijo: “Tengo los resultados, señorita O'Neil. ¿Por qué no se sienta? ”

Hizo un gesto hacia una silla frente a su escritorio en lugar de en la camilla que acababa de
abandonar. Mientras estaba sentada, tomé una pluma de un frasco de su escritorio y volví mi
atención a mi bloc de notas de nuevo. El Dr. Rajeet observó como añadía “impaciente” a la
parte inferior de la lista y se rió entre dientes. “Siento haberla tenido esperando durante tanto
tiempo.” Él se sentó detrás de su escritorio y puso la carpeta entre nosotros. “Admito que me
vi envuelto en sus resultados de la prueba de su resonancia magnética y el EEGG . Nunca he
visto una actividad cerebral como la suya”. Impresionante.

“Feliz por entretenerlo.”

“No fue entretenido, señorita O'Neil. Fue desconcertante. Usted es un misterio. Una
imposibilidad”.

Él abrió la carpeta y me dio varias imágenes. Cogí una y observé el arco iris de colores la
explosión de la misma. No tenía ni idea de lo que estaba viendo.

“Su caso es simplemente fascinante.”

“Increíble.”

El médico volvió a reír y señaló a mi bloc de notas. “¿Tiene sarcástica escrita en esa lista?”

Estaba de un humor horrible, pero le sonreí a eso. “Justo en la parte superior.”

“¿Qué hay de inteligente? ¿Le pasa que tiene un coeficiente intelectual de un genio?
memoria fotográfica, tal vez? Con el modo de usar su cerebro, incluso una percepción
extrasensorial no me sorprendería”.

Me puse rígida. Todos mis sentidos físicos eran extra perceptivos, pero no se suponía que era
mi médico para saber eso.

Mi novio, Tony, dice que soy especial. Al igual, que debería tener mi propio cómic de la
serie dotado. Tengo todo un camión cargado de grandes potencias. Dice que mis poderes son
la razón por la que no tengo memoria, y que la gente supo acerca de mis habilidades es como
terminé con amnesia.

Tony es especial, también. Tiene telequinesis lo que significa que puede mover cosas con su
mente. Creo que había una compañía de investigación del mal que nos tuvo como prisioneros
debido a nuestras capacidades. Ellos hicieron todo tipo de experimentos en nosotros y
finalmente llevaron las cosas demasiado lejos. Yo causé algún tipo de superexplosion que
nos ayudó a escapar, y ahora no puedo recordar nada.

Tony dijo que la compañía cree que los dos estamos muertos, y esa es la única razón por la
que somos libres en éste momento. Él insiste en que Visticorp nos arrebataría la libertad otra
vez si es que alguna vez se enteran que todavía estábamos vivos. Ni que decir tiene, me
quedo con la cosa de los superpoderes para mí misma. “¿Percepción extrasensorial?”,
Pregunté.

“Una capacidad psíquica.” El médico parecía avergonzado por un momento. “No existen
pruebas nunca he conocido un caso, pero no soy un escéptico. El cerebro humano es
ciertamente capaz de mucho más de lo que entendemos, y usted, señorita O'Neil, posee uno
como ningún otro que haya conocido”.

Me relajé. De todas las cosas extrañas que tengo que tratar, siendo psíquica no es uno de mis
caprichos. “Lo siento, doc. No hay habilidades psíquicas que yo sepa, y si alguna vez he
hecho una prueba de mi coeficiente intelectual, su conjetura es tan buena como la mía”.

Estaba bromeando, pero el médico hablaba en serio cuando me respondió. “No me


sorprendería si usted tiene una inteligencia superior a la media. Tiene que haber algún tipo de
efectos secundarios de tener su cantidad de actividad cerebral”.

“¿Qué quieres decir? ¿Qué hay de malo en mi cerebro? ”

“No es malo, señorita O'Neil. Es extraordinario.”

El Dr. Rajeet me dio una larga tira de papel con un montón de líneas onduladas en él. Se veía
menos como resultados de las pruebas y más como si alguien había dejado sueltos niños en
edad preescolar con papel y pluma. Si esto no fuera Johns Hopkins y toda la pared detrás del
Dr. Rajeet no estuvieran llenos de grados y placas de excelencia enmarcadas, habría pensado
que estaba tratando de bromear conmigo.

“¿Qué es exactamente lo que estoy viendo?”

Cuando el Dr. Rajeet sonrió, sus ojos oscuros se iluminaron con entusiasmo. “Esa es una
copia impresa de su actividad cerebral. Y este”-deslizó un conjunto diferente de líneas
onduladas delante de mi “es un ejemplo de un resultado normal EEG”.

El segundo conjunto de garabatos aún se veía como un galimatías, pero mis resultados eran
sin duda la versión agrietada de esta prueba. Me removí inquieta y le di los papeles de vuelta
al médico. “¿Así que, qué significa?”

“No tengo idea”, admitió el Dr. Rajeet. “Al principio pensé que la máquina estaba
defectuosa, pero realizamos la prueba dos veces y se utilizaron dos máquinas diferentes. Nos
dieron los mismos resultados. Su cerebro está funcionando a un ritmo mucho más alto que el
de cualquier otra persona que he visto nunca. Me encantaría hacerle algunas pruebas más, si
eso está bien con usted”.

La poca paciencia que tenía se estaba agotando. “No quiero ser un experimento de ciencia,
doc. Sólo quiero recuperar mis recuerdos. ¿Alguna de estas líneas te dice por qué no puedo
recordar quién soy? ”

La sonrisa desapareció del rostro del médico, y él dejó escapar un profundo suspiro. Lo que
él estaba a punto de decirme, presentía que iban a ser malas noticias. Muy malas noticias. Me
preparé.

Empujó una de las imágenes de colores en frente de mí. “Sus sospechas eran correctas. Su
amnesia no es psicológica. ¿Ves esas manchas oscuras en la resonancia magnética?“ Se
refirió a varios puntos negros entre la imagen colorida de mi cerebro. “Usted tiene una
alarmante cantidad de tejido dañado en el cerebro.”

“¿Tengo daño cerebral realmente?”

El Dr. Rajeet asintió. “Daños a diferencia de todos los que he visto en mi vida. Es como si su
cerebro estuviera cocinado… ”.

Aspiré. “La forma en que mi novio lo dice suena bastante bien. Pero ¿por qué era sólo mi
memoria que resultó dañada? ” Todos los puntos oscuros parecían estar limitados a la
sección de mi cerebro.

“Para ser honesto, no tengo ni idea de cómo esto podría haber sucedido. El daño de alguna
manera está limitado principalmente a su lóbulo temporal medio, pero debería de tener otros
efectos secundarios a parte de la pérdida de la memoria”.

“No sueño,” ofrecí. “Uno pensaría que tendría pesadillas sobre lo que pasó, pero nunca he
tenido un solo sueño desde que puedo recordar. Mi novio dice que no es normal”.

Otro aspecto de asombro se apoderó de la cara del Dr. Rajeet y garabateó más notas.

Miré hacia abajo en el cuadro de mi cerebro. “¿Por qué fue sólo por esta área de mi cerebro?
¿Por qué no se cocinó todo el asunto? ”

La mirada del Dr. Rajeet se deslizó de mi cara a las pruebas esparcidas sobre la mesa entre
nosotros. “Sólo otra parte del misterio. Es realmente desconcertante”.

“La mejor conjetura” Empujé.

El Dr. Rajeet negó con el cabeza, desconcertado. “Lo único que se me ocurre es que el daño
se concentró en la sección de su cerebro que era el más activo en el momento de su
accidente. Es posible que estuvieras accediendo a recuerdos en el momento exacto en que se
produjo el daño. Tal vez usted temió que estuviera a punto de morir y estaba reflejando de
nuevo su vida”.

“¿Me está diciendo que mi acto antes de morir fue recordar mi vida, y ahora, debido a eso,
no puede recordar nada en absoluto?”

El médico suspiró. “Es sólo una teoría.”

Bueno, eso fue un poco irónico. En el camino de lo posible. Pasé al siguiente problema, no
veía ningún uso viviendo en el por qué. “Así que tengo daño cerebral. Eso significa que mi
condición es física. Esto significa que puede solucionarlo, ¿verdad? ”

Sus ojos volvieron a los míos, clavados en mí con una cantidad alarmante de compasión y
simpatía. “Lo siento, señorita O'Neil. No puedo tratarla. Su condición es permanente”.

“¿Qué?”

Las luces de la habitación parpadearon en respuesta a mis emociones fuera de control.

Uno de esos poderes que he mencionado que tengo es la capacidad de manipular la


electricidad. (Totalmente increíble.) Pero pierdo el control cuando me pongo muy emocional.
(No es impresionante.) Saber que nunca iba a conseguir recuperar mi memoria me estaba
empujando hacia el territorio masiva-fusión.

Esa es otra cosa, temperamental es la segunda palabra en la lista de rasgos de mi


personalidad debajo de sarcástica.

Permanente. La palabra resonó en mi cabeza, burlándose de mí. Respiré hondo y traté de


calmarme antes de que haga explotar algo. “Tiene que haber algo que pueda hacer. Algún
tipo de tratamiento o cirugía radical, experimental, peligrosa. No me importa. Lo haré.”

“Lo siento. No hay tal procedimiento”.

“Pero usted es el mejor neurocirujano del mundo. Es por eso que vine todo el camino a verlo.
Esperé tres meses para conseguir esta cita. ”

El médico parecía afligido, como si realmente se compadeciera de mí y odiaba no poder


hacer nada para ayudar. “El daño en el cerebro no se va a curar. Esas manchas oscuras son el
tejido muerto. No puedo traer las células cerebrales muertos a la vida. Podría operar y
extirpar todo el tejido muerto, pero eso sería una cirugía de riesgo y de ninguna manera
recurrirían sus síntomas. Su memoria no está bloqueada o dañada, está destruida. Lo siento.”

Él era sincero. No me podía ayudar. Mi memoria no iba a volver. Yo nunca iba a saber quién
era realmente.

Mis emociones Finalmente reventaron a través de mi control y le grité. “¿Tiene usted alguna
idea de lo terrible que es no saber quién es?” Las luces parpadearon por encima de nosotros
de nuevo. “¿O por qué estoy así?” Me solté mi larga cola de caballo, verde y tiré de ella. “La
gente no sólo puede creer que mi pelo es del color de una barra de luz de neón verde. ¡Y mis
ojos! ¿Qué tipo de daño cerebral convierte los ojos de una persona amarillos? ”

El médico me estudió de nuevo. Había enumerado mis colores de cabello y ojos como
síntomas cuando llegué por primera vez en mi cita, y yo nunca había visto a un hombre más
desconcertado como el Dr. Rajeet lo estaba. No creía que mi aspecto era natural hasta que
había hecho algunas pruebas. Pero lo son. Mi pelo es verde de neón, y mis ojos son del color
de los limones. Tony piensa que mis miradas son calientes, pero yo lo odio. Me veo como un
monstruo.

El Dr. Rajeet esperó un momento hasta que calme mis estribos antes de aclararse la garganta.
Al levantar la vista, se frotó el cuello con nerviosismo y dijo: “Sé que es injusto de mi parte
pedirte esto ya que no he sido capaz de ayudarla, pero su caso es tan único. Yo sé que no
quiere hacer más pruebas, pero con su permiso, todavía me gustaría compartir su historia
clínica con mis colegas. Me encantaría estudiar su condición mejor y posiblemente publicar
los resultados. Su cerebro es milagroso. Creo que hay muchas cosas que podríamos aprender,
y tal vez algún día, si puedo averiguar lo que su cerebro está haciendo, pueda encontrar más
respuestas para usted acerca de cosas como el porqué del color de su cabello y sus ojos, y
cualquier otro síntoma único que pueda tener. ”

¿Los síntomas como mis superpoderes…?

Parecía inverosímil para mí que él nunca fuera encontrar respuestas, y Tony tendría un
ataque de histeria si descubría que dejaba que alguien me estudié, pero si había una
posibilidad de que pudiera encontrar algunas pistas de por qué yo era diferente, yo estaba
dispuesta a correr el riesgo. Con mi memoria borrada para siempre, mis diferencias físicas
eran la única pista que me quedaban para averiguar quién era yo. “Sí, claro, lo que sea.”

El médico trató de mantener una cara solemne, pero sus ojos brillaban. “Gracias, señorita
O'Neil. Prometo: Si hay alguna respuesta sobre lo que tiene, la encontraremos" Me entregó
unos papeles que había tenido esperando debajo de mis escáneres cerebrales... “Sólo necesito
que firme estas formas de liberación.”

Antes de agarrar una pluma, miré el médico de nuevo. “Usted va a mantener mi identidad en
secreto, ¿verdad? ¿Nadie sabrá cuyo cerebro cobarde están viendo, lo hará? No quiero un
montón de médicos o científicos o lo que sea mostrándose en mi casa preguntando si me
pueden estudiar”.

El Dr. Rajeet asintió con gravedad. “Tienes mi palabra, señorita O'Neil.”

Yo no era la persona más confiada en el mundo, pero estaba desesperada, así que tomé su
palabra. Esperaba que él tenga el suficiente orgullo en su carrera como para tomar la
confidencialidad del paciente en serio.

A medida que hojeaba el montón de papeles y firmaba en todas las líneas de la derecha, el
Dr. Rajeet escribió algo abajo de la prescripción médica. Una vez que terminé de firmar mi
privacidad tomó los papeles y los guardó, rasgó la prescripción fuera y me la entregó. Puse
los ojos en el sitio web que había escrito para mí. “¿Un grupo de apoyo de la amnesia?”

“Hay otras personas que entienden lo que está pasando. Puede ser útil hablar con ellos”.

Claro, que lo sería. Reunirme con otras personas con amnesia contando sus historias no iba a
traer mis recuerdos de vuelta.

Acepté el papel en un esfuerzo para no ser grosera, yo tenía mis sospechas acerca de que la
insolencia era una de mis cualidades, también, y lo metí en el bolso. “Creo que eso es todo,
entonces,” dije mientras me levantaba. “Gracias por intentarlo de todos modos.”
A pesar de que no estaba de humor para pelearon con Tony, iba a estar furioso cuando sepa
que fui a ver a un médico; Me obligué a volver a casa. Enfurruñarme nunca había sido mi
estilo. Al menos, yo no creía que lo fuera.

Era hora del plan B. El plan A había sido el médico genio del cerebro. Obviamente eso fue
un fracaso, y que sólo me dejó con otra opción. Una solución desesperada que era demasiado
inverosímil-incluso ser considerada como una posibilidad muy remota. Pero ahora estaba
desesperada. Mi condición era permanente. Mi memoria se ha ido para siempre.

Preparándome, tomé aire y empujé a través de la puerta de nuestra casa aislada del desierto.

“April!” Brazos de Tony estaban a mí alrededor en un fuerte abrazo antes de que la palabra
termine de salir de sus labios. Su alivio no duró mucho tiempo. Tan pronto como mi retorno
seguro fue registrado en su cerebro, él se retiró del abrazo y me miró fijamente. “¿Dónde has
estado?”

Fuerte y desafiante era sin duda el mejor enfoque. Él no era mi padre. No era mi dueño por
mucho que actuara como tal. Le di un encogimiento de hombros y me dejé caer en el sofá.
“Fui a ver a un neurocirujano especial en Johns Hopkins por lo de mi amnesia.”

“¿Tú que?”

Es tan predecible. Haciendo caso omiso de la explosión, apoyé la cabeza hacia atrás y cerré
los ojos. Me dolía la cabeza. “Necesitaba respuestas. No te preocupes; No he dicho nada
acerca de mis poderes o del accidente”.

“¡No importa!”

Parecía enloquecido, como si estuviera contemplando estrangularme. Su cólera me habría


impresionado si estuviera en una situación diferente. Tony tiene la maldición de ser adorable.
Cuando no estamos peleando, él es este lindo friki adorable que adoro. Él no es más alto que
yo, y es medio flaco, pero tiene características italianas agradables. Sus ojos oscuros son
preciosos y su pelo negro es grueso y brillante con una onda agradable en él, pero su mejor
característica son sus hoyuelos. Son tan grandes que se tragan su rostro cuando sonríe. Son
también la razón por la que nunca será caliente. O de miedo. Lindo y levemente geeky con
hoyuelos adorables no hacen un tipo intimidante.

“No tenemos idea de cómo es tu cuerpo, April”, continuó despotricando. “Podrían haberse
dado cuenta de que había algo diferente en ti.”

Decidí no hablarle de la actividad cerebral a un ritmo mayor, que tenía al Dr. Rajeet tan
excitado. En su lugar, le dije, “yo tenía razón, por cierto. Mi amnesia no es psicológica.
Tengo daño cerebral. El médico dijo que es permanente. Nunca voy a traer mis recuerdos de
vuelta”.

Admitirlo en voz alta hizo que mi pecho doliera. Me encontré con su mirada enojada, y mi
voz se quebró cuando dije mis siguientes palabras. “No hay más esperanza. Nunca sabré
quién soy”.

La rabia de Tony se disipó en un instante. Para todos sus defectos, el tipo realmente se
preocupaba por mí. Se sentó a mi lado en el sofá y tomó mi mano en la suya. “Por supuesto
que lo harás. He visto tu portátil. Tú probablemente sabe más sobre ti que la mayoría de la
gente, porque se has pasado los últimos seis meses prestando atención”.

Eso no era lo mismo. “Tal vez voy a saber que me gusta el helado de pistacho y ver películas
de terror antiguas, pero yo nunca sabré mi nombre real. Nunca sabré mi cumpleaños. Yo
nunca sabré quiénes son mis padres o si tengo hermanos y hermanas”.

Mi mano fue a mi cuello, como siempre lo hacía cuando pensaba en mi pasado. Tomé el
detalle que siempre llevaba en mi cuello y lo examiné por millonésima vez. El collar era,
curiosamente, hecho de cobre. El encanto era tallado en la forma de un sol y tenía un extraño
agujero en el medio. No podía entender por qué era, pero me di cuenta que tenía un
propósito.

El collar en sí era un misterio. Yo había estado usándolo cuando Tony me encontró después
de la explosión. Le pregunté sobre ello, pero él no sabía lo que era. Cuando le pregunté de
dónde lo saqué, su respuesta entonces había sido que yo lo había llevado todo el tiempo
desde que él me había conocido, antes de que los científicos me hubieran capturado.
Tony apretó los dientes. Su voz era tensa mientras luchaba por mantener el control de su
temperamento. “Olvida el pasado. Apesta que nunca sepas esas cosas otra vez, pero hay que
superarlo. Ir a ver a ese médico fue estúpido. Espero, al menos, que puedas dejarlo ir ahora.
Sigue adelante. Eres April O'Neil ahora. Tienes que aceptarlo”.

Se sintió como si me hubiesen dado una bofetada. Probablemente tenía razón, pero no tiene
que ser un idiota al respecto.

Demasiado enfadada para hablar, lo dejé solo en el sofá y fui a sentarme en la computadora.
Al dar la vuelta en la máquina entrar a la Internet, Tony dejó salir el aire con fuerza. “¿Qué
estás haciendo?”

“Voy a averiguar quién soy. Si vas a ser un tirón, entonces lo haré por mí misma”.

“¿Qué vas a hacer? Publicar una foto en Facebook y empezar a preguntar a la gente si te
conocen? ”

“Si tengo que hacerlo!” Espeté.

“Visticorp se encontraría en dos segundos.”

Era en momentos como estos que me hubiera gustado que mis ojos dispararan rayos láseres
reales de las retinas. Yo no tenía ese superpoder, pero estaba intentado desarrollarlo en este
mismo momento. Cuando su cabeza no explotó, me di la vuelta a la pantalla. “Para tu
información, voy a usar mi collar.”

“¿Qué quieres decir? Es sólo un collar”.

“El diseño es demasiado extraño. Es único. Tiene que ser una pieza personalizada. Tal vez
un joyero me pueda decir quién lo hizo, o al menos me apuntaría a la dirección correcta”.

Cuando ya había buscado en Google joyeros personalizados en la ciudad más cercana a


nuestra casa, que resultó ser de Las Vegas, escuché la burla de Tony. “Buena suerte con eso.
Yo que tú no me haría demasiadas ilusiones”.

Las luces parpadearon cuando mi control sobre mi temperamento se rompió. “Bueno, no es


como si tú hayas sido ninguna ayuda. ¿Cómo podría no estar en cualquier base de datos de
personas desaparecidas? Se supone que eres un genio de la informática. ¿Cómo no pudiste
encontrar nada? Alguien me tiene que estar buscando. ”.

Tony metió las manos en su pelo y tiró. “Te lo dije, hablabas tan poco cuando llegaste a
Visticorp. No había mucho que pudiera hacer. Nunca supe tu nombre real, o algo más; sólo
el número que te asignaron. No puedo hacer mucho con Asunto 4281 en las bases de datos
de personas desaparecidas. Pero, ¿por qué importa tanto? Tenemos una buena vida ahora.
Nos tenemos el uno al otro, y estamos a salvo. ¿Por qué necesitas más que eso? ”

Él realmente estaba haciendo una pregunta diferente. Quería saber por qué necesitaba más
que a él. Estaba frustrado de que no era suficiente para hacerme feliz, que no era familiar
suficiente para mí.

Traté de relajarme, recordándome a mí misma que esto era una situación difícil para él,
también. “Sí, estamos seguros, pero escondido en el medio del desierto, sin salir de la casa,
no es una vida.”

“Vamos”, dijo Tony a la defensiva. “Hemos visitado todos los parques nacionales en el país,
y nos vamos al Gran Cañón todo el tiempo.”

No es lo mismo.

La casa en la que vivíamos estaba localizada en medio de la nada, Nevada. Era más de cien
millas de cualquier vida humana en cualquier dirección. No había ni siquiera un camino que
llegara a ella. La única forma en que podría ser encontrada era con coordenadas GPS.

El exterior fue diseñado para integrarse en el paisaje a su alrededor. Era de tierra marrón y de
aspecto polvoriento. Era deprimente en el exterior, pero por dentro era un acogedor hogar
con todas las comodidades modernas tecnológicas que podría dar. No era un mal lugar para
vivir, pero cuando éramos sólo nosotros dos, así, la compañía se convertía en un poco
agobiante a veces.

Vivíamos aquí en completo aislamiento. Durante los tres primeros meses después de la
explosión, nunca salimos de la casa, ni una vez. Vivíamos de los suministros en la casa y
nunca fuimos más allá. Nunca. Tony me dijo que era porque no podíamos correr el riesgo de
ser descubiertos. Dijo que Visticorp estaría recorriendo el mundo en busca de nosotros,
utilizando satélites de alta tecnología y otras cosas. Hemos tenido que desaparecer por
completo para que Visticorp crea que de verdad estábamos muertos. Entendía, pero no era
buena estando encerrada.

Después de unos tres meses, Tony finalmente cedió y empezamos a ir de paseo por el
desierto de vez en cuando, para practicar el control de mis facultades, o para visitar algunos
de los parques nacionales. Pero estábamos completamente aislados del mundo, no había
ningún alma más. Tony era un tipo dulce la mayor parte del tiempo, pero no lo
suficientemente bueno como para que yo quiero pasar el resto de mi vida con sólo él.

“Han pasado seis meses,” dije. “No puedo vivir más así.”

La cara de Tony cayó, y se dejó caer en el sofá. “Estoy haciendo lo mejor que puedo, April.
Sólo quiero que estemos seguros. Tú no recuerdas lo que era ser un prisionero de Visticorp,
pero yo sí. Si te encuentran, ellos… no puedo dejar que te atrapen. Te amo demasiado.”

“Lo siento.” Me uní a él en el sofá, con el corazón palpitante de culpabilidad. “Sabes que
estoy agradecida por todo lo que has hecho por mí. Y sabes que me importas. “Cogí su mano
y la apreté a modo de disculpa. “Eres mi familia. Pero necesito más que esta vida que
tenemos”.

Tony encontró mi mirada con una expresión suplicante, apretando mi mano hacia atrás con
fuerza. “Yo te voy a dar más. Por favor, April. Podría hacerte feliz si me dieras la
oportunidad”.

Mi culpa se cuadruplicó.

Tragando saliva, miré hacia abajo en el anillo en el dedo y trate de no dejar que las lágrimas
ardientes detrás de mis ojos caigan. Tony y yo nos habíamos comprometido antes de la
explosión. Y aunque yo no lo podía recordar, todavía intentaba hacer funcionar las cosas
entre nosotros. Solía ser paciente conmigo, pero cuanto más tiempo pasaba sin que nuestra
relación fuera de nuevo de la forma en que era antes del accidente, más frustrado se ponía.
No podía culparlo, pero yo no podía darle lo que quería, tampoco.

No amo a Tony, del mismo modo en que él me ama. Pasé los últimos seis meses tratando de
enamorarme de él, porque no quería hacerle daño, pero yo no lo quiero de esa manera. Me
preocupo por él. Lo beso en ocasiones porque me siento culpable por dejar que él luche, y
dejo que me llame su novia, pero no estamos realmente siendo una pareja. Nunca voy a
quererlo. Él es mi amigo, mi familia, pero nada más.

Empecé a torcer el anillo mientras esperaba una respuesta. Debería habérmelo quitado el día
de la explosión. Que lo lleve, probablemente, le daba falsas esperanzas a Tony, pero
simplemente no podía quitármelo. El hecho de que tuviera el anillo significaba que en algún
momento lo había aceptado. En algún momento quería ser su esposa. Debo haberlo querido.
Pensé que tal vez, si mis recuerdos estuvieran de vuelta, mis sentimientos cambiarían. Ahora
que sabía que no iba a suceder, lo mejor que podía hacer era lo inevitable de una vez.

Con un suspiro, me saqué el anillo de mi dedo. “Tony, mis recuerdos no van a volver.
Durante todo este tiempo he estado esperando, pero no va a suceder, por lo que creo que es
hora de dejar de fingir que nuestra relación tiene futuro. ”

La cabeza de Tony giró con horror. El pánico en su expresión me retorció las tripas. No
quería hacerle daño. Me miró en estado de shock por un momento, y empezó furiosamente
moviendo la cabeza. “No, April. No diga eso”.

Me tomó la cara entre las manos. Su voz temblaba cuando dijo: “Te amo tanto. ¿Lo sabes
bien?”

“Lo sé”, le prometí, “pero yo no te quiero así”.

Él tomó aire y siguió discutiendo. “Vas a aprender a amarme. Sólo tienes que darme más
tiempo. Vamos a tomar las cosas al siguiente nivel. Podemos hacer que funcione”.

Presionó sus labios con los míos en un beso frenético, desesperado. Estaba tratando tan
difícil de convencerme, tratando de enviar algo de su amor a mí con el beso. No sentí nada,
excepto la culpa y la tristeza.

Lo empuje hacia atrás lo más suavemente que pude. El dolor cruzó su rostro. Poniéndose de
pie, se apartó de mí mientras luchaba contra una batalla interna contra el pánico, el miedo, y
la devastación. El ver su agonía hizo que mis ojos se llenaran. “Lo siento, Tony. He
intentado tan duro, pero no puedo seguir con esto. No puedo seguir obligándome a estar
contigo. Acéptalo… ” Sostuve el anillo frente a él, toda mi esperanza se desinflándose.
“Cualquier relación que tuvimos esta tan ida como mi memoria. Que no va a volver. Esta
relación es sólo nos duele, y no puedo hacerlo más”.

Tony miró el anillo en la mano como si él lo detestara. “No quiero esa cosa estúpida.
Guárdalo. No puedo soportar mirarlo.” Volvió la cabeza como si quisiera decir esas palabras
realmente.

“Está bien.” Yo no sabía qué más decir. Yo sólo le había roto el corazón.

Después de que guardé el anillo en el bolsillo, Tony miró mi dedo desnudo y finalmente
aceptó que esto estaba sucediendo. Se puso de pie y comenzó a caminar por la habitación.
Una vez que llegó a la puerta principal, él se dio la vuelta y la lámpara que estaba en la mesa
final junto al sofá salió volando, rompiéndose en pedazos.

Suspiré. A Tony le gusta usar su telekinesis para hacer sus rabietas más dramáticas. Súper
molesto. Pensar eso me hace una hipócrita, por mucho, porque hago lo mismo una gran parte
del tiempo. No puedo evitarlo. Luces parpadeantes y brillantes ojos sólo hacen la ira mucho
mejor.

En realidad, podría tener un poco de reina del drama, pero no lo he decidido y añadido a la
lista en mi cuaderno todavía. De alguna manera, no creo que una verdadera reina del drama
volvería a admitir que ella es una.

Necesitaba un poco de aire. Cuando me puse de pie y dirigí a la puerta, Tony me detuvo. “¿A
dónde vas?”

“A pasear. Creo que los dos necesitamos un poco de espacio por un tiempo”.

Los ojos de Tony se abrieron con incredulidad, y luego me miraron de una manera que nunca
me había mirado antes. “¿Por qué no te vas, entonces? ¡Vive por tu cuenta, tanto que no te
gusta vivir conmigo! ”.

Tomé una respiración profunda. Yo no quería enfadarme con él, no quiero empezar una
pelea. Comprendí que le estaba haciendo daño, y sabía que era mi culpa. “Sabes que yo no te
odio. Eres la única familia que tengo. No quiero dejarte; Sólo quiero que dejemos de fingir
que somos una pareja. Quiero que seamos amigos.”
“No quiero ser tu amigo, April. Quiero más que eso. Quiero ser tu todo.”

“Lo siento. No puedo darte eso”.

El fuego se encendió en los ojos de Tony. “Entonces yo no quiero nada de ti.”

Di un respingo, sorprendida por su odio. Sí, yo estaba rompiendo su corazón; básicamente


estado rompiéndolo durante seis meses ahora, pero yo todavía estaba dolida por su ira.
Estaba siendo egoísta. Él estaba sufriendo, pero yo también tenía sentimientos, y era como si
él no se preocupara por ellos. Él sólo quería lo que quería y pensaba que era mi culpa que no
pudiera tenerlo.

Crucé los brazos y tuve que trabajar para mantener mis emociones bajo control para no
enviar una ráfaga de energía eléctrica y cortocircuitos en la casa. “No estoy haciendo esto a
propósito. No estoy tratando de hacerte daño”.

Tony me miró una vez más, a continuación, me dio la espalda. “Solo vete.”

“Está bien.” Bebé grande. “Si es lo que quieres.”

Yo usé mi supervelocidad para empacar un par de maletas y, en menos de un minuto, estaba


de nuevo de pie frente a él, dispuesta a separar mi vida de las suya. Tony miraba mis maletas
y se burló de disgusto. “Vas a lamentar esto.” Se burló. “Nunca vas a sobrevivir por tu
cuenta. No tienes nada en este mundo, excepto a mí”.

Me echó hacia atrás. Sus palabras, mezclada con verdadero odio, dolían tanto porque eran
verdad. Yo no tenía nada. Yo dependía de Tony por completo. Dejé que él dicte mi vida
porque no conocía nada más. Mis lágrimas comenzaron a fluir libremente de nuevo, y
finalmente lograron emparejar la mirada de enojo en su rostro con una mía propia. “Puedes
ser un idiota a veces, Tony. No entiendo cómo alguna vez te amé”.

Cerré la puerta al salir con un poco de demasiada fuerza y oí la astilla marco. No me


importaba. Tenía que salir de allí.
Yo estaba ahora oficialmente sola, no tenía a nadie. Deprimente. Para mantener mi mente
fuera de mi triste situación y del dolor que Tony me había causado, concentré todos mis
pensamientos en la única cosa que me había dejado, mi collar. El plan B era lo que quedaba
ahora. Necesitaba ver lo que los joyeros podrían decirme acerca de mi collar, y ver si podía
averiguar quién lo hizo.

Me decidí a ir a Las Vegas porque era la ciudad donde habían estado los laboratorios
Visticorp. Yo sabía que probablemente no era de allí. Tony era de Italia y logró terminar en
el mismo laboratorio que yo, así que sabía que podía ser de cualquier parte del mundo, pero
yo no tenía un lugar mejor para ir, y era el más cercano.

Estaba emocionada porque nunca había estado en Las Vegas. Nunca había estado en un lugar
público, gracias a Tony. Mi cuerpo zumbaba con la energía cuando llegué a la famosa
avenida Strip, pero tan sorprendente y divertido como parecía, sólo duré un par de minutos
antes de que tuviera que salir. Fue una sobrecarga sensorial.

Además de ser capaz de manipular la electricidad, tengo una larga lista entera de otras
habilidades sobrehumanas. Todos mis sentidos físicos están amplificados; vista, oído, olfato,
gusto, fuerza, velocidad y agilidad. Básicamente, estoy en algún lugar entre el Capitán
América y Superman con una gran cantidad de Elektra.

Tener poderes es impresionante, pero a veces me puede abrumar. No puedo cerrar por
completo cada vez que se alejen, a pesar de que he pasado los últimos seis meses con Tony
aprendiendo a controlarlos. No ayudó que hubiera estado tan aislada en el desierto todo este
tiempo. Yo no estaba acostumbrada al mundo alrededor mío en proporciones épicas.
Yo estaba a unas buenas cuatro millas de distancia de la avenida principal, lo
suficientemente lejos del ruido para hacer que lo golpes en mi cabeza cesaran.
No era la mejor parte de la ciudad, pero encontré un motel que olía bastante decente para
alojarme. Me gustó el color oscuro del motel cuando me di cuenta del hombre detrás del
mostrador. Mi apariencia inusual encajaría perfectamente con sus tatuajes y perforaciones
faciales.

En el sonido de mi entrada, que zumbaba a cabo una bienvenida con voz aburrida, sin apartar
los ojos de la pequeña televisión que estaba viendo detrás de su escritorio. “treinta y nueve
dólares la noche de la plaza, no alquilamos por hora, debe dejar un depósito de cien dólares
si va a pagar dinero en efectivo, y no se permiten mascotas, sin excepciones.”

“¿Qué pasa con los piojos y cucarachas que ya viven en las habitaciones? Usted me va a
cobrar por esos? ”

El chiste me valió una sonrisa del chico. “Los que están en la casa.” Por último mirando en
mi dirección movió su cabeza hacia atrás. Sus ojos se abrieron cuando se tomó un momento
para mirar hacia arriba y hacia abajo. Después de admirar mi cuerpo el tiempo suficiente
hasta que aclare garganta, su mirada finalmente volvió de nuevo a mi cara. Él se concentró
en mis ojos y luego se inclinó sobre el mostrador para conseguir una mejor vista “Wow
contactos asesinos”.

No estaba dispuesta a explicar que mis ojos eran naturales mientras deslizaba mi
identificación y tarjeta de crédito hacia él. “Necesita tomar una foto, Sparky?”

Me dio otra sonrisa. Con un movimiento de su cabeza, él tomó mi identificación y comenzó


a escribir en su ordenador. “Sólo una noche?”
“Para empezar.”

Asintió a esto, a continuación, escudriñó el carnet de conducir. Mi cabello en la imagen de


mi identificación era negro azabache y mis ojos eran verdes. Supongo que es así como me
veía antes de la explosión. “Malvado. Puedo ver por qué ir por los ojos del ángel del
Chelsea. Cuando tu cabello era negro, podrías podría haber sido su clon.” Sus ojos se
movieron hasta mi cara de nuevo. “Me gusta el verde, sin embargo. Se me hace toda una
declaración”.

Me reí. Estoy segura de que este tipo era todo acerca de hacer declaraciones con su aspecto.
“¿Quién es Ángel del Chelsea?”

El chico se congeló en el momento en que me devolvía mi identificación y tarjeta de crédito.


“¿De verdad? No sabes quién es Ángel del Chelsea?” Cuando Negué con la cabeza, se echó
hacia atrás y cruzó los brazos sobre el pecho. “¿Has estado viviendo bajo una roca en el
medio de la nada?”

“Sí”, le espeté. “Literalmente.”

Mi enojo apareció rápidamente. No era culpa de este tipo que yo fuera un monstruo. La
amnesia era mucho más terrible que simplemente no saber mi pasado. También me dejó
socialmente inepta y me hizo sentir como una idiota todo el tiempo. “¿Quieres que me
registre, o simplemente seguir mirándome como si fuera una loca?”

Se ruborizó de vergüenza. “Lo siento. Es sólo que… ella es tan… todo el mundo sabe quién
era ella. Ella es tan famosa que están haciendo un programa de televisión sobre ella. Además,
tienes sus ojos y estás usando el collar”.
Mi mano voló hacia el encanto en el cuello. “¿Reconoces esto?”

El tipo me miró como si estuviera loca, y señaló un estante pequeño de recuerdos. Entre
todas las postales de Las Vegas había gafas, cactus, y toda una pila de collares que eran
exactamente igual que el mío. Eran imitaciones de plástico barato, pero eran exactamente
como mi collar. Recogí una y examinó el collar. “¿Qué es esto en el medio? ¿Se enciende? ”

El chico negó con la cabeza con desconcierto. “No puedo creer que nunca has visto uno de
estos antes. Sí, se ilumina al igual que lo hacía el del Ángel de Chelsea. Aunque, dicen de
ella no necesitaba baterías. Ella lo encendía con su poder. ¿Cuán genial es eso?”

Tragué saliva. ¿Poder? Eso podría iluminar una bombilla? Eso era sin duda algo que yo
podía hacer. “Entonces… ¿quién era?”

“Ella era un superhéroe.”

Me reí, aliviada. Por un momento había estado tan seguro de que estaba hablando de mí. “De
ninguna manera.” Yo podría no haber sabido mucho de la cultura pop aún, pero
definitivamente sabía de cómics. Tony era el mayor adicto a cómic en el planeta. (Hola, se
nombró a sí mismo Tony Stark.) “Mi ex es un monstruo de cómic. Sé sobre los personajes de
Marvel y DC, y no hay ningún héroe llamado Ángel del Chelsea. ”

El chico negó con la cabeza, pero sus ojos se iluminaron. “Ángel del Chelsea no era de un
cómic. Era un verdadero superhéroe. Ella era fuerte y rápida y podría disparar un rayo de las
palmas de sus manos”.

Mi sangre se congeló en mis venas, y la piel de gallina formó todo mi cuerpo entero. ¿Cómo
puede ser? No era posible. No podía ser esa persona, el Ángel de Chelsea; Yo había estado
encerrado en un laboratorio de la mayor parte de mi vida.

“Nadie sabía quién era ella,” el chico del motel continuó. “La llamaron Ángel de Chelsea
porque ella usó sus superpoderes para rescatar a una niña llamada Chelsea, que había sido
secuestrada. La chica la confundió con un ángel y se quedó el nombre. Ángel del Chelsea iba
por todo el país ayudando a la gente, hasta que murió en esa explosión al sur de la ciudad
hace unos seis meses”.

La única explosión al sur de Las Vegas hace seis meses fue la que hizo que resultara con
daño cerebral.

Esto no tiene sentido; algo no estaba bien. No cuadraba. Esa chica no podía ser yo. Era
imposible. Pero no podía ser una coincidencia, tampoco. ¿Había alguien más por ahí como
yo? Otra chica que tenía mis mismos poderes? ¿Era posible que tuviera una hermana? Tal
vez tenía una familia que sabía que Visticorp me había llevado. Tal vez este ángel de
Chelsea sabía que yo estaba cautiva y estaba tratando de escapar. Tal vez estábamos tratando
de escapar cuando ocurrió la explosión.

Mi corazón empezó a correr y me obligue a relajarme.

Pero mi teoría no tenía sentido, tampoco. Si este hombre estaba diciendo la verdad, y por qué
iba mentir? Tony debería haber conocido esta historia. Él habría sabido si alguien nos estaba
ayudando a escapar en el momento de la explosión.

También tenía que saber acerca del Ángel de Chelsea. Si su historia y su muerte eran lo
suficientemente común como para tener su collar replicado en masas, Tony al instante sabría
quién era ella. Pero él no sabía. Realizó búsquedas en el Internet los días después de que él
me encontró, hizo un seguimiento de noticias de la explosión en Visticorp. Y, él estaba
obsesionado con los superhéroes. Incluso si él estaba encerrado en un laboratorio desde hace
seis meses, habría oído hablar de Ángel del Chelsea en su búsqueda. Me habría hablado de
ella. Esta era una gran pista sobre mi pasado.

“¿Tiene internet aquí?”

El chico se rió y señaló detrás de mí. “Es una conexión lenta en un equipo de mierda, pero te
servirá, Busca el video en vivo del Ángel de Chelsea en YouTube. Es el único video de ella
en persona. Vas a flipar. Juro que eres como su gemela”.

“Gracias.”

Él asintió con la cabeza y me dio una llave de la habitación número diecisiete. No me


molesté en tomar mis cosas e ir a mi habitación primero. Me senté en el dinosaurio de un
ordenador y contuve la respiración cuando hice una búsqueda en Google de lo que esperaba
que sería la clave de mi identidad. Veinte minutos más tarde, el chico del motel me trajo una
taza de café. “¿Ves? Te lo dije, te pareces a ella”.

Parpadeé en el monitor y acepté con agradecimiento la cafeína. “Es una locura.”

No me parecía a ella. Yo era ella. Tenía que serlo. Ella era idéntica a mí, con la excepción de
mi pelo verde neón. Incluso tenía los ojos amarillos que brillaban cuando ella usaba sus
poderes, al igual que los míos.

Había pasado los últimos seis meses en un constante estado de confusión, pero mientras
estaba sentada allí leyendo un artículo tras otro sobre el Ángel del Chelsea y la explosión en
el laboratorio Visticorp, mi perplejidad había llegado a su punto más alto. El Ángel del
Chelsea estaba en todas partes. Ella era querida por todos, e incluso venerada como un santo
por algunos. Ella era la más popular de disfraces de Halloween en octubre pasado, y ella
tenía su propia figura de acción.

También había docenas de artículos que vinculaban al Ángel del Chelsea a la explosión en
Visticorp. Había un periodista que había llegado a rescatar ese día, él había descubierto el
laboratorio de Vistircop dónde se realizaban pruebas científicas con humanos. Había tanta
información en Internet sobre Visticorp, información que había intentado encontrar un
centenar de veces en casa y que nunca había surgido en cualquiera de mis búsquedas antes.

Yo había estado tratando de poner las piezas juntas desde que me senté, y la única respuesta
a la que podía llegar era que lo odiaba. Tony me mintió. Era la única explicación. Tony era
un genio de la informática. Me dijo que yo sólo podía usar el ordenador que me había dado
porque puso cortafuegos especiales en él para evitar que alguien lo pirateara. Pero ahora no
podía evitar preguntarme si realmente había puesto restricciones especiales que me impedían
descubrir nada de esto.

Él me mantuvo tan cerca, tan protegida. Yo pensaba que era paranoico y sobreprotector.
Obviamente él tenía miedo de que Visticorp nos encontrara, sinceramente creía eso, pero que
tenía que ser más que eso. Él sabía algo, y él no quería que yo lo descubra. Él me estaba
mintiendo y usando mi falta de memoria en mi contra. ¿Pero por qué? ¿Y cómo pudo hacer
eso?

Cuanto más tiempo me sentaba allí, más segura estaba que tenía razón, y me sentía más
estúpida por no ver las señales. Todo lo que había dicho y hecho había sido manipularme.
Me sentí traicionada, y necesitaba respuestas. Lo llamé, pero fue directamente al correo de
voz. Echando humo, colgué. No veía ningún punto en dejar un mensaje. Él debe haber estado
bastante enojado conmigo que pudo haber cambiado su teléfono. Esto era probablemente una
conversación que necesita tener en persona, de todos modos. Suponiendo que pudiera lograr
eso sin matarlo.
“¿Estás bien?” Di un salto, sorprendida por el sonido de la voz detrás de mí. Me había
olvidado de que el empleado de motel seguía allí. “Te ves muy enojada.”

Mi teléfono sonó cuando mi correo de voz se actualizó, informándome que tenía más de una
docena de mensajes. Me siento tan estúpida, cuando salí de la casa esa mañana porque sabía
que las llamadas empezarían al segundo de salir, cuando Tony se hubiera dado cuenta de que
me había ido. Que había dejado pasar la cita con el médico sin decirle al respecto, y que
nunca se había enojado así antes. Que se había sentido culpable por tener que preocuparse
todo el día. Pero ahora… Probablemente no se había preocupado de que yo pudiera estar en
peligro; probablemente era sólo el miedo de que yo pudiera ir a algún lugar, ser reconocida,
y darme cuenta de que él estaba guardándome secretos.

Casi aplaste el teléfono en la mano, y la electricidad en el edificio bombardeo cuando perdí


el control de mi temperamento. Las luces iluminaron hasta que las bombillas explotaron, y el
monitor de la computadora en frente de mí estalló. Nos sumergimos en la oscuridad, y ambos
nos agachamos para cubrirnos “Wow” Silbó el chico del motel “Eso fue raro. ¿Estás bien?”

En realidad, no era raro en absoluto. Eso es lo que siempre sucede cuando pierdo el control
de mi temperamento, y por el momento mis emociones estaban fuera de control. “Estoy
bien.” No fue una mentira total. Físicamente, yo estaba bien. Emocionalmente… Bueno, creo
que el motel frito habla por sí mismo.

Estaba enojada, frustrada y confundida, pero estaba igual de herida. Me senté allí en la
oscuridad con los ojos cerrados porque sabía que si los abría iban a iluminar la habitación
mejor que cualquier linterna, y ese efecto no sería uno que pueda describir como lentes de
contactos de color. Si me volvía toda una linterna andante, el chico del motel se daría cuenta
de que acababa de ver una superchica que creía muerta.
“Debe haber sido una gran subida de tensión,” murmuró, mirando por la ventana de la
fachada del edificio. “Parece que todo el bloque está fuera.”

Vaya. Definitivamente necesitaba refrescarme un poco antes de volver y enfrentarme a Tony.


Tomé unas cuantas respiraciones profundas hasta que supe que mis ojos no estaban brillando
más y no me moría de ganas de atacar a alguien con un rayo. Cuando me calmé, mis sentidos
se afilaron, como suelen hacer, y escuché voces que susurraban en algún lugar fuera del
edificio. “Avistamiento confirmado. Hemos encontrado a la chica”.

La paranoia extrema de Tony dio una patada en un acto reflejo, y mi cabeza se giró hacia la
parte delantera del edificio. Antes de que pudiera echar un vistazo por la ventana a lo que me
enfrentaba o conseguir poner al chico del motel seguro, tres chicos llegaron reventando el
edificio. Y quiero decir que, literalmente reventó. Uno arrancó la puerta de la derecha de sus
goznes. Otro saltó por la ventana de cuadro grande en la parte delantera del edificio, y el
último en realidad atravesó la pared.

Todos vinieron directamente hacia mí. Traté de esquivarlos, pero eran demasiado rápidos.
Me rodearon, y uno de ellos me agarró por detrás. Traté de salir de su agarre, pero por
primera vez de lo que podía recordar, no era lo suficientemente fuerte. Nunca había visto a
nadie moverse tan rápido o utilizar ese tipo de fuerza antes. Bueno, aparte de mí. Y ahora
estos Superfreaks me tenían.

Dejé que mi aumento de energía saliera a la superficie de mi piel y esperaba que mi captor se
alejara de mí, pero no pasó nada. Mi electricidad no le hizo daño alguno, en absoluto.
Llevaba una especie de traje de protección que lo mantuvo a salvo de freírlo. Así que no se
enfríe.

Al darme cuenta de que yo era básicamente indefensa contra el chico, empecé a golear en sus
brazos y dar patadas en cualquier parte de él que podía alcanzar. Incluso intenté tirar la
cabeza hacia atrás en la cara del hombre, pero él esquivó mi golpe tan fácilmente como yo
habría eludido el suyo.

Estaba atrapada, encerrada en los brazos de un hombre tan fuerte como yo, mientras que los
otros dos se trasladaron frente a mí. Uno de los hombres sonrió amenazadoramente. “No eres
tan dura contra otras alzas, ¿verdad, nena?”

Por desgracia, tenía razón. Había sido convirtiera fácilmente para que me agarran cuando el
campo de juego era aún. Pero no es como que tiene superfuerza automáticamente hace que
alguien sea un ninja. Nunca había estado en una batalla antes.

“Discúlpame por no ser un luchador entrenado.”

Riendo, el hombre llegó con su mano enguantada y se pasó un dedo por el lado de mi cara.
“¿Me extrañaste, preciosa? Tal vez ahora que soy tan fuerte como tú, debemos tener un poco
de diversión antes de que te lleve de vuelta”.

Giré la cara lejos de su dedo.

Una pistola ladeada. Motel individuo estaba de pie detrás del mostrador, con una pistola
apuntando a mis captores. “Deja ir con ella!”

En un abrir y cerrar de ojos, uno de los hombres había desactivado el arma y se sostiene el
hombre confundido en sus brazos. El pobre iba a salir herido por tratar de ayudar. No podía
dejar que eso ocurra. “Tocarlo, y te voy a matar”.

Los tres de los extraños se rieron de mi amenaza.


Lo intenté de nuevo para liberarse del hombre que me sostiene, pero fracasó. Él apretó con
tanta fuerza que comenzó a aplastar mi pecho. Me mordí el labio para no gritar de dolor.

El hombre de pie frente a mí observaba mi lucha con una especie enferma diversión. “Voy a
disfrutar de esto”, dijo, calambre la mano. El caucho de su guante chirriaba mientras
apretaba el puño. Sus nudillos pueden haber sido rellenado debido a los guantes a prueba de
electricidad, pero no tenía ninguna duda de que todavía estaría de más cuando él me dio un
puñetazo.

“Lorenz,” el hombre que me sostiene advirtió. “¿Qué estás haciendo? Ya sabes Donovan irá
balística si lo hace ningún daño innecesario a ella”.

Yo sabía que el nombre de Donovan. James Donovan fue jefe de Visticorp. Tony me había
hablado mucho de él y los tipos de cosas que había hecho a nosotros en los laboratorios. Eso
significaba que estos chicos estaban con Visticorp.

“Le debo una rodilla destrozada,” Lorenz gruñó a su compañero.

Sólo se quitaba los ojos de encima por un segundo, pero fue sólo la distracción que
necesitaba. Gracias a mi captor me sostiene tan firmemente alrededor de mi parte superior
del cuerpo, yo era capaz de recoger mis dos pies y echarlos directamente en el pecho mi
aspirante a atacante antes de que pudiera esquivarlo. Aterricé la patada con tanta fuerza que
Lorenz se fue volando hacia atrás a través de lo que quedaba de la parte delantera del motel.

El impacto de mi patada también golpeó el tipo me la celebración de sus pies y cayó al suelo.
Me liberó de su agarre. Me enganchó de nuevo, pero no podía agarrar ambos brazos antes de
que consiguiera un control sobre su cabello.
“Realmente Debería haber hecho una máscara o un casco para ir con su traje ingenioso,” dije
mientras dejaba que mi hora de energía suelta. Estaba tan amplificada que podría haber
exagerado sólo un poco con la tensión con la que asé al hombre. Su cuerpo entero encerrado
tan fuerte que ni siquiera podía gritar.

El jaleo horrorizado del chico del motel me sacó de mi rabia, y me di cuenta de que si no me
calmaba y me dejaba llevar por la rabia pronto lo mataría. Tuve la tentación de decir que era
en defensa propia, y que se lo merecía, pero yo no era una asesina.

Cuando lo dejé, sus ojos se volcaron y perdió el conocimiento. Apenas tuve tiempo de
recuperar el aliento antes de que el tercer chico corrió aMotel individuo a través de la
habitación y me abordó. Se movió tan rápido que ni siquiera tuve tiempo de prepararme para
el golpe.

Me golpeó en el suelo con tanta fuerza que la cabeza hizo una sangría en la plataforma de
concreto debajo del piso de linóleo. El dolor recorrió todo mi cuerpo, haciendo que las cosas
van negro por un momento. Cuando llegué a mis sentidos, el hombre estaba encima de mí
con las manos enguantadas envueltos alrededor de mi cuello.

“No me importa si usted quiere Donovan con vida”, dijo mientras se ahoga la vida fuera de
mí con sus dedos superstrong. “Usted es demasiado peligroso. Él es un tonto al pensar que
alguna vez va a ser capaz de controlarte”.

Mis pulmones estaban ardiendo. Arañé sus manos, pero estaba demasiado débil de golpear
mi cabeza tan difícil de hacer ningún daño. Alcancé el rostro del hombre al lado, si tan sólo
pudiera entrar en contacto con su piel, pero él era el doble de mi tamaño, y era como si
tuviera brazos de gorila. No podía llegar hasta él.
Sólo había una cosa más que podía pensar que hacer. Si he logrado, me gustaría matar al
hombre. Yo no quiero tomar una vida, pero en este momento era él o yo, y yo no estaba de
humor para morir en ese mismo momento.

Del mismo modo que puedo manipular la electricidad en la atmósfera a mi alrededor, puedo
dirigir la energía en mi cuerpo. Cuando construyo lo suficiente de ella, puedo liberarlo en
forma de rayos. Es en verdad un poder genial tener. Siempre he sido envidioso de la
telequinesis de Tony, pero no cambiaría mi rayo para ello.

Yo no quiero usar mi rayo en este momento, pero no tenía otra opción. Yo estaba muriendo.
El superfreak me estaba estrangulando a la muerte. Mi visión comenzó a desdibujarse en la
oscuridad y mi brazo se sentía tan pesado como un tren de carga, pero la levantó y apuntó mi
mano en la única parte de mi atacante que no estaba cubierto por su especial traje de la
cabeza. Empujé toda la energía en mi cuerpo a mi brazo, hasta que mi palma estaba
prácticamente en el fuego.

Justo antes de que dio a conocer un rayo de luz en la cara del hombre, que cayó al suelo con
un ruido sordo, completamente inconsciente. Me chupó en una respiración, la bienvenida a la
picadura de aire a medida que llenaba mis pulmones. Como Tosí y traté de recuperar mi
ingenio, un niño de repente apareció de pie junto al hombre inconsciente, con una pistola
tranquilizante en sus manos y con una sonrisa del tamaño de Texas. “Hey, Ángel. Mucho
tiempo sin verte.”
Debo haberme golpeado la cabeza más fuerte de lo que pensaba, porque Juro que el
muchacho acababa de aparecer de la nada. Al igual que, puf y él estaba allí. Yo digo
muchacho, porque eso es lo que era. Más o menos. No podía tener más de dieciséis años. Era
un poco fornido con el pelo castaño, ojos marrones, y una ligera capa de pecas. “Buen truco,
¿eh?”, Dijo mientras se le dio un golpe al hombre inconsciente con el pie. Sonaba como
Hugh Jackman, o más bien, Hugh Jackman, si el nativo de Australia estuviera pasando por la
pubertad.

Comprobó el pulso del primer chico que había dejado en la inconsciencia, y luego disparó un
dardo tranquilizante en su cuello. “Más vale prevenir que curar”, explicó con otra sonrisa.
“Estos son los tranquilizantes para caballos. Estará fuera por algunas horas”.

“Había uno más,” -grazné, mi garganta ardiente por esfuerzo al hablar.

“Tu amigo afuera? No, lo tengo. Fue el primero. Tú has hecho que sea fácil para mí, sin
embargo. Él todavía estaba inconsciente en la acera cuando conducimos delante de él. Buen
trabajo. “Miró por encima del hombro y gritó: “Estamos despejados “

Antes de que pudiera hacer cualquier pregunta, todo un equipo de soldados con armadura de
cuerpo completo con rifles de asalto inundó el motel. A pesar de que estos chicos sólo me
habían ayudado, se veían como militares. No quería ser capturado por el gobierno más de lo
que quería ser tomada por Visticorp. Tenía que salir de aquí.

Empecé a sentarme, luchando contra el dolor de cabeza que latía de mi primera


supercontusion, y uno de los soldados me empujó suavemente hacia abajo. Yo habría
luchado con él, pero no tenía sentido. Al segundo que me moví, mi estómago se revolvió con
una oleada de náuseas, y mi visión se nubló con manchas oscuras. Gemí y dejé que mis ojos
se cerraran. Estaba a punto de, ya sea vomitar o desmayarme. O ambos.

“Espera, Sol. El médico va a venir”.

Sorprendida por la manera íntima en que desconocido me habló, obligué a mis ojos abrirse
de nuevo para conseguir una mirada más al chico que me ayuda. Hazte a un lado Chris
Evans, acabo de encontrar mi nuevo emblema de magnífico. El tipo era de mi edad, y bien
construido con anchos hombros. Tenía el pelo rubio y ojos grandes y hermosos, azules, que
al instante me vi a mi misma pensando en que no sólo eran del color del cielo sin nubes.;
eran la forma en que bebían la vista de mí, como si nunca hubieran visto algo más hermoso.

“¿Quién eres tú?”

El niño más joven apareció en mi visión sobre el hombro del señor hermoso. “Somos los
ACE”, dijo “Este tipo con sonrisa boba en su cara es Ryan Miller.”

Ryan Miller. Mi mirada volvió a Ryan, y cuando hicimos el contacto visual, la expresión de
su rostro cambió de la preocupación a uno que me revolvió el estómago del revés. Me miró
como si yo fuera la diosa Afrodita y había esclavizado por arte de magia su corazón por toda
la eternidad. El anhelo en su expresión era verdaderamente sorprendente. “Hola”, dijo
suspirando. Parecía como si hubiera tenido el aire fuera de sus pulmones.

“Um… hola?” Este tipo me estaba tirando en serio con su intensidad. Era difícil pensar con
él mirándome de esa manera.

“También responde a Loverboy, Romeo, o Ricitos de Oro”, el adolescente continuó


explicando mientras Ryan y yo nos miramos el uno al otro. “Y yo soy Tyson, alias
Invisidude.”

Eso sacó mi mirada los hermosos ojos azules de bebe, de Ryan de nuevo al chico. “Invisible?
¿En serio?”

“Sí, como en ‘Ahora me ves…’” Él desapareció ante mis ojos y sólo quedo el cielo abierto
“Y ahora no.”

Fue entonces cuando me di cuenta, él no había simplemente había aparecido antes; había
sido invisible. Era como yo. Tenía poderes. “¿Qué?” Di un grito ahogado. “Eres…
¿Cómo…?”

Antes de que pudieran explicar, otro hombre se arrodilló frente a mí y brilló una linterna a
los ojos. “¿Está mareada?”, Se preguntó mientras otro chico comenzó a sondear mi cabeza.

Rodee los ojos con la pregunta tonta y mi cabeza dolía tanto. “Me acaban de golpear a través
de un suelo de hormigón. ¿Qué piensas?”

Mire a la otra persona, que seguía empujando en mi cabeza. “Hay una cosa que se llama
espacio personal, amigo, y usted totalmente está abusando de eso. Tócame otra vez, y
aprenderás como se siente una cena en el microondas”.

Tanto los médicos respaldados inmediatamente, y con razón. Soy una mujer de miedo
cuando estoy realmente molesto. Yo no era un farol, tampoco. Si ese tipo empujado por un
hematoma más, lo habría frito.

Ryan no se movió, sin embargo. Él no me tocó, pero no retrocedió. Él no tenía miedo de mí


en absoluto. De hecho, él se rió de mi amenaza. Era molesto, y teniendo en cuenta mi estado
de ánimo actual, estuve tentada de golpear la sonrisa de su cara, no importa lo bonita que era
su sonrisa. Sonrió ante mi ceño fruncido. “Son los paramédicos, Ángel. Sólo están tratando
de asegurarse de que estás bien”.

Ryan se trasladó de nuevo a mi lado y empuje mi mano, lista para usar mi energía eléctrica si
lo necesitaba. “No me importa que cualquiera de ustedes lo sean. No se acerque más”.

Dolor inexplicable cruzó el rostro de Ryan, era tan genuino que de hecho me sentí culpable,
pero yo no tenía tiempo para tratar de averiguar cuál era su problema. Recorrí la habitación y
volví mi atención hacia el hombre que juzgaba de líder. El tipo de aspecto áspero tenía ojos
oscuros y rasgos afilados, con el pelo sal y pimienta recortada cerca de su cabeza. Se puso de
pie frente a mí con los brazos cruzados sobre el pecho con fuerza, en un uniforme decorado
altamente prensado quebradizo. Sin duda, el hombre a cargo. Me observaba con cautela, pero
había un brillo de emoción en sus ojos que me puso nerviosa. “Si creen que voy a dejar que
me lleven a estudiar o experimentar conmigo, entonces no es tan inteligente como parece.
Visticorp no me tuvo y ustedes no lo harán tampoco. ”

Dejé que mi energía se haga cargo por completo hasta que crepitaba en la superficie de la
piel. Varios de los soldados en la sala se quedaron sin aliento y unos pocos dieron un paso
atrás, levantando sus armas como si les resultara una amenaza, una respuesta mucho más
adecuada a mi cólera que la risa de Ryan había sido considerado.

Ni Ryan ni su jefe se encogieron. “Sólo queremos ayudarte,” Ryan dijo en voz baja. “Por
favor, confía en nosotros.”

Sabes que palabra no veras en mi cuaderno personalidad? Idiota. Solté una risa áspera y
sacudí la cabeza. “Eres militar.”
“Nosotros somos los buenos, ángel,” Tyson-me negaba a llamarlo Invisidude, dijo.

Miré alrededor de la habitación a todos los soldados que todavía tenían sus armas entrenados
en mí, y luego miré al líder. “Todo lo que veo es un grupo de chicos apuntando armas hacia
mí.”

Después de un momento de tenso silencio, Ryan suspiró y miró a su jefe. “Ella tiene un
punto, señor.”

El dirigente consideró las palabras de Ryan, y luego asintió. “Todo el mundo de pie hacia
abajo.”

Todos los soldados en la habitación bajaron sus armas. Fue un comienzo, pero no era lo
suficientemente bueno. “Suéltenlas” Pedí.

El hombre a cargo se mantuvo firme. “Eso no es seguro, Ángel. Hay más súper soldados de
donde sus atacantes provenían, y probablemente no estén tan lejos. Tenemos que salir, y nos
gustaría que vinieras con nosotros, al menos por ahora. Sólo para hablar”.

Confiar definitivamente no es una palabra que encontrarás escrito en mi cuaderno


personalidad, pero dio un argumento convincente sobre los súper soldados, como él los había
llamado, y el niño, por lo menos, era como yo. Aun así, necesitaba un poco más de
información antes de ir a ninguna parte con ellos. “¿Quién eres tú?”

“Mayor Kenneth Wilks.” Se hinchó el pecho. “NOS. Comando del Norte, división de la
ACE. ”
“ACE división?” Yo no me moleste en ocultar mi escepticismo. “La mayoría de mis
conocimientos sobre el funcionamiento interno del gobierno de EE.UU. podría provenir de
las películas de Jason Bourne, pero aun así, esa sigla era tan de fiar como S.H.I.E.L.D.”

Los soldados se rieron en la habitación, y Ryan habiendo pasado por alto, sonriéndome como
si él pensaba que yo era el sol, la luna y las estrellas. Los labios del principal se arquearon.
“ACS; Aumentada Aplicación de Capacidad. Nos ocupamos de todos los casos relacionados
con individuos que han mejorado las capacidades físicas, mentales o sobrenaturales, como
tú”.

Bueno, eso era muy preocupante, y extrañamente excitante al mismo tiempo. “Hay suficiente
de nosotros por ahí que se requiere nuestra propia rama de militares?”

El principal sacudió la cabeza. “Somos una organización muy pequeña, Ángel, y


completamente ultra secreta, por supuesto. Pero estamos bien financiados y de gran alcance.
Los PAC-o personas de capacidades aumentadas, tales como tú, son verdaderamente raras”.

Mis ojos destellaron a Tyson, y él me dio una sonrisa maliciosa.

“El interés primordial de ACES se encuentra en la búsqueda de los PAC y la contratación de


los mismos para ayudar a luchar contra el crimen y proteger al país,” El mayor Wilks
continuó. “Pero también estamos en defensa de la nación contra ellos, siempre que sea
necesario, al igual que con sus amigos con súper poderes aquí.” Hizo un gesto a los hombres
inconscientes con los que había luchado.

La división ECA sonaba increíble, si es que realmente existía, como el Mayor Wilks afirmó
que lo hacían. Siempre había querido ser capaz de usar mis poderes en serio, de qué sirve
tener un montón de regalos impresionantes si no puedo ponerlos en uso siempre? Pero Tony
era tan cerrado sobre permanecer oculto.

Una vez después de que Tony me mostró los vengadores, le sugerí que creemos nuestras
propias identidades secretas e intentemos todo el asunto de superhéroes. Él estaba
completamente asustado. Ni siquiera pretendió considerarlo. Le pregunté si la paranoia era
uno de sus superpoderes, y se puso todo pissy. Esa fue la primera vez que rompí con él. Me
pregunto qué pensaría de las ACE.

Si el Major Wilks podía ganar mi confianza, tendría en mí un nuevo recluta, pero trató de no
parecer tan ansioso como yo. “¿Y qué quieres de mí? ¿Cómo me encontraste?”

“Hemos estado buscándote durante mucho tiempo, Ángel. Tú y yo tenemos un enemigo


común, y realmente podría servir tu ayuda”.

Mi cuerpo se tensó cuando me di cuenta exactamente lo que estaba diciendo. “está buscando
a Visticorp.”

La cara del mayor Wilks se endureció en algo aterrador. “Visticorp se ha ido. Tú lo


destruiste. Sin embargo, creemos que James Donovan escapó y está trabajando con una
nueva pareja, tratando de crear un ejército de matones con superpoderes. Él está robando
soldados inocentes para su uso como sus conejillos de indias, y no todos sobreviven. ”

Ese pensamiento horrible me hizo estremecer, pero trajo contrajo mi cara en una mueca que
hacía juego con el ardor de su expresión. Yo sabía, sin un ápice de duda, que si este hombre
daba con las personas que robaron mis recuerdos, entonces yo iba a hacer todo lo posible
para ayudarlo. El Mayor Wilks vio la sed de sangre en mis ojos y el por qué era y curvó los
labios en una sonrisa.
“Bien”, dije. “Voy a dejar que me lleven con ustedes en este momento y escuchar lo que
tiene que decir, pero si usted o alguno de sus hombres intenta algo divertido, voy a hacer lo
que sea necesario para ponerme a mí misma segura. Créanme cuando digo que no quieren
esa pelea”.

Me sorprendió ver al hombre sonriendo, incluso después de mi obvia amenaza. “No, Ángel,
no quiero esa pelea. Espero seamos aliados”.

Me dio otra sonrisa, miró alrededor del motel y ladró, “Limpien éste desorden, y metan esos
PAC en los camiones. ACES, muévanse! “Señaló con el dedo a Ryan y le dijo:” Usted cuide
de ella. “

“Con mucho gusto, señor.” La enorme sonrisa que Ryan le dio causó un manojo de nervios a
punto de estallar en mi estómago. Luego dirigió esa devastadora sonrisa en mí, y mi boca se
secó. “Es hora de irse.” Él se acercó más lentamente y dijo: “Voy a ayudarte ahora. Por favor
no me electrocutes”.

Dejé que me ayudara a ponerme de pie. Cuando inmediatamente empecé a desmayarme, me


tomó en sus brazos. Definitivamente no es un mal lugar para estar. Tal vez fue la
conversación, pero como él me llevó cargada lejos del motel, no pudo resistir burlarme de él.
“Mi héroe.”

Ryan se rió como si disfrutara de una cierta broma privada, y murmuró, “Por una vez.”

Me metió sin problemas en la parte trasera de un camión militar, donde esperamos a la ACE
para detener a los tres superhombres y explicar el lío a las autoridades locales. El camión era
uno de esos camiones de lienzo cubierto con dos largos bancos a cada lado. No podía ver
nada fuera, pero todavía podía oír lo que estaba pasando. Las ACE trabajaron con rapidez y
eficacia para limpiar la escena. Dieron a la policía una versión edulcorada de la historia, una
que no tenía nada que ver con superpoderes y que sonaban mucho más como de tres
convictos prófugos que habían entrado en busca de dinero en efectivo.

El pobre chico del motel fue llevado al hospital local en una ambulancia, pero los médicos
dijeron que iba a estar bien. El Mayor Wilks dijo a los policías que enviarían a alguien a
interrogar al sujeto después de que se sintiera mejor. Yo dudaba que recuerde mucho,
teniendo en cuenta que todavía estaba inconsciente.

Mi existencia se mantuvo fuera de la ecuación por completo. Los policías ni siquiera sabían
que estaba allí.

Después de diez o quince minutos, un puñado de soldados comenzó a acumularse en el


camión a mí alrededor. Murmuré unas silenciosas gracias cuando uno de ellos me dio mi
bolso y otro metió mis maletas en el camión, de repente se sintió mucho más real, me di
cuenta de que planeaban llevarme con ellos para una estancia prolongada. Pero entonces, no
es como si tuviera ningún lugar mejor para ir. Yo no iba a volver a vivir con Tony después
de aprender cómo me había mentido.

Ryan y Tyson afirmaron los asientos a cada lado de mí. Ryan se deslizó más cerca de lo
necesario, dejando cero espacios entre nosotros. Cuando lo interrogué con una mirada plana,
me dio una sonrisa descarada y deslizó su brazo alrededor de mi cintura, acordándome
cuidadosamente a su lado. “Todavía pareces bastante mareada para mí. No puedo permitir
que caigas mientras yo soy responsable de ti. El mayor me mataría”.

Entrecerré los ojos en él, pero no tenía la energía o, si estoy siendo completamente honesta,
el deseo, de alejarme de él. Me di por vencida, me relajé contra su hombro y mis ojos se
cerraron. Solté una respiración lenta y profunda, con la esperanza de que pudiera calmar
algunos de los golpes en la cabeza.
“No puedo creer que funcionará,” uno de los otros soldados murmuró, haciendo que todos en
la parte trasera del camión risa.

“El Mayor no lo llama Romeo por nada”, bromeó otro.

Prácticamente podía sentir la sonrisa arrogante en el rostro de Ryan y me vi obligada a


reventar su burbuja. “No funcionó,” dije, arrastrando las palabras perezosamente, sin
molestarme en levantar la cabeza de su hombro o incluso abrir los ojos. “Yo simplemente no
tengo la energía para discutir. Por favor, díganme que uno de ustedes tiene algunos
analgésicos”.

“Tengo un poco de aspirina.”

Abrí los ojos y apareció un soldado sentado frente a mí sosteniendo una pequeña botella,
blanco. Otro soldado consiguió un poco de agua. Cuando ya había tragado un puñado de
pastillas, miré alrededor del camión al grupo de hombres que se llamaban los ACE. Había
ocho de ellos en total, sin incluir el mayor Wilks, que viajaba en la parte delantera del
camión con el conductor. Sus orígenes étnicos eran variados, pero todos ellos eran chicos y
todos en excelente estado de salud física. No todos eran guapos, pero eran la clase de
soldados que haría a una chica unirse al ejército sólo por la oportunidad de verlos sin camisa,
de vez en cuando.

Supuse que sus edades oscilaban entre los veinticinco años a principios de los cuarenta.
Además de Tyson, en toda su gloria adolescente, Ryan era claramente el bebé del grupo.
También era, con mucho, el de mejor aspecto del racimo. En serio, ¿cómo puede un hombre
ser tan caliente?

Ryan me atrapó mirándolo y sonrió como si supiera exactamente lo que había estado
pensando. Rompí la mirada, alejando mis ojos lejos de él y continué mi estudio de los otros
hombres. Todos ellos me miraban a los ojos mientras barría mi mirada alrededor del camión
comprobando. Sus expresiones eran una mezcla de curiosidad y asombro. De algunos sus
sonrisas eran incluso coqueta, aunque ninguno de ellos dijo una palabra.

Por último, el soldado que me había dado el medicamento se atrevió a romper el silencio.
“Es un honor conocerte por fin, Ángel.” Su sonrisa tentativa era agradable, y me hizo dar
cuenta de que era un hombre muy bien parecido. Tenía el pelo castaño ondulado, ojos
marrones, y suave piel marrón. Mi conjetura es que era parte de la Polinesia, o algo por el
estilo. Era mayor que Ryan, pero sólo por unos pocos años a lo sumo. “Hemos estado
buscándote durante mucho tiempo.”

“¿Cómo me encontraron?”

“Estábamos vigilando a un grupo de personas que creíamos podrían estar involucrados con
un hombre llamado James Donovan. Él era…-”

“El CEO de Visticorp. Lo sé.”

Todo el mundo parecía tan sorprendido que yo supiera quien era Donovan. Tanto Ryan como
Tyson me fruncieron el ceño. Y Tyson preguntó, “¿Cómo sabes de Visticorp?”

“Me criaron en sus laboratorios como una especie de rata de pruebas. Me escapé después de
la explosión. Se suponía que iban a pensar que estaba muerta, pero esos hombres que me
atacaron estaban trabajando para ellos. No tengo ni idea de cómo me encontraron”.

El ceño fruncido de Tyson se hizo aún más grande. Él negó con la cabeza y abrió la boca
para decir algo, pero Ryan le llamó la atención y lo detuvo con una mirada. Esperé que ellos
explicaran la extraña interacción, pero Ryan se limitó a sonreír y me dijo, “Donovan te
encontró de la misma manera que lo hicimos. Fuiste a ver a un médico acerca de tu
amnesia”.

Yo sabía que ellos estaban ocultándome algo, pero estaba demasiado distraída por lo que
Ryan dijo, para hacer que me digan lo que era. “Me encontraron debido al Dr. Rajeet?”

Ryan asintió. “Donovan desapareció después de la explosión en Visticorp. No podemos


encontrarlo, pero creemos que se ha unido a un médico o científico para seguir uno de los
experimentos en los que trabajaba en el laboratorio de Las Vegas. Esta tarde, el médico
envío por correo electrónico tus archivos médicos a varios de sus colegas y les pidió que lo
visitaran para estudiar los resultados de la prueba. Varios de esos hombres estaban en nuestra
lista de posibles sospechosos. Uno de ellos tenía que haber sido socio de Donovan. Él debe
haberse dado cuenta de que eras la paciente con amnesia de Rajeet y envío a sus supe
soldados de Donovan después”.

Increíble. Tony había estado en lo cierto. Él me había advertido un millón de veces más que
nunca debía ir a un médico. Durante todo este tiempo, me había gustado simplemente pensar
que estaba loco, paranoico. Pero sólo se les había tomado horas encontrarme. “Le di permiso
al Dr. Rajeet para compartir los resultados de mi prueba, pero él juró que mantendría mi
identidad confidencial. ¿Cómo Donovan supo dónde encontrarme? ”

“Alguien entró en la oficina de Rajeet”, dijo Tyson. “Arrancaron las puertas justo al lado de
las bisagras para entrar, y se movieron tan rápido que las cintas de seguridad no pudieron
capturar más de una imagen borrosa aquí y allá. La única cosa que tomaron fue tu archivo”.

Era fácil de poner las piezas juntas. “Los supe soldados.” Fruncí el ceño mientras otro
problema se me ocurrió. “Sin embargo, la dirección que di en el consultorio del médico era
falsa.”
“La dirección lo era,” Ryan estuvo de acuerdo “, pero el número de teléfono era exacto. Y la
dirección adjunta a su número de teléfono era un apartado de correos aquí en Las Vegas.
Vinimos aquí en vez de ir a Boston a ver al Dr. Rajeet, sabiendo lo rápido que viajas y
esperando que el apartado de correos estuviera lo más cerca de donde estabas viviendo
realmente”.

“Y ese apartado de correos los llevó al motel en que estaba… ¿cómo?”

Tyson sonrió. “Tenemos un seguimiento de su teléfono celular y teníamos que observar a la


gente con el alias que utilizaste en la oficina del doctor Rajeet. Utilizaste tu tarjeta de crédito
para registrarte en el motel. Ya estábamos casi allí cuando se encendió el teléfono celular. Es
la única razón por la que fuimos capaces de llegar tan pronto después de los súper-soldados
de Donovan”.

Aparte de la idea inquietante de lo fácil que era para el gobierno acechar a la gente, había
algo que todavía no me cuadraba “¿Cómo cualquiera de ustedes siquiera sabían que era yo
en primer lugar? Obviamente April O'Neil no es mi verdadero nombre”.

Ryan resopló suavemente. “Tortugas Ninjas mutantes adolescentes. Debería haber sabido.”

Me encantó que conozca la referencia sin que yo tuviera que explicar. Antes de que pudiera
hablar tanto, Tyson respondió a mi pregunta original. “Sabíamos que eras tú debido a que tus
registros mencionan el pelo verde y ojos amarillos. Era una especie de regalo de muertos”.

Mis cejas se elevaron hasta el techo. “¿Quieres decir que siempre he tenido el pelo verde?”,
tomé un poco de mi pelo en la mano y me quedé mirándolo. “Esto no es un efecto secundario
de la explosión?”
“No de la explosión en Visticorp”, dijo Ryan. “El cabello y los ojos se produjo en el
accidente que te dio tus superpoderes.”

Ahora estaba tan confundida que pensé que nunca sería capaz de ponerme al día. “Hubo otra
explosión?”

“Una cosa de residuos tóxicos. Muy Alex Mack de ustedes”.

“Alex qué? ¿Residuos tóxicos? Otra explosión? ” Mi cabeza iba a tener una explosión dentro
de sí misma si ponía más presión sobre ella. Extendió la mano para frotarla. “Estoy tan
perdida,” me quejé. “¿Cómo sabes tanto de mí?”

Ryan hizo esa cosa de la mirada mirada-con-loca intensidad otra vez. Poco a poco, su boca
se elevó en una sonrisa suave. “Ahora bien, esa es la pregunta del momento, ¿no es así, Sol?”

Mi mano fue a mi cuello y el pequeño encanto en forma de sol que colgaba allí. Esa fue la
segunda vez que me había llamado Sol, y lo dijo como si se tratara de más de un término
genérico de cariño. Lo dijo con significado. Como si fuera un apodo personal. Y entonces me
di cuenta. Este tipo sabía quién era yo. Quién era yo realmente. Mis ojos se desorbitaron
abiertos, y la sonrisa de Ryan se transformó en una sonrisa loca de alegría. “Así es, Jamie.
Tú y yo nos conocemos”.
Me senté allí, congelada en shock total. No podía creer lo que había oído. Todo el aire salió
de mis pulmones y mi corazón martilleaba en el pecho. Había dicho una palabra-una palabra-
que acababa de cambiar mi vida. “Jamie”, que se hizo eco en un susurro.

Tenía un nombre. Era tan simple, una especie de llanura, incluso, pero era mío. Yo. El
verdadero yo. Era tan abrumador saberlo que finalmente mis ojos pasaron por alto. La
ansiedad de Ryan lanzó a toda marcha las lágrimas. “Jamie? ¿Qué es? ¿Qué pasa? ”

Sentí una gran emoción al ser llamada por ese nombre, incluso si no provocaba ningún tipo
de reconocimiento. Sólo la forma en que salió de sus labios tan naturalmente, hizo que se
sintiera bien para mí. “Tengo un nombre,” susurré. “Estaba sola. No tienes idea de lo
horrible que ha sido no saber quién soy”.

Mis lágrimas se evaporaron, y mi corazón estalló de emoción cuando me di cuenta de que


probablemente me podría decir mucho más que sólo mi nombre. Agarré sus manos. “¿Qué
más sabes de mí? ¿De dónde soy? ¿Tengo una familia? ¿Cómo terminé atrapada en
Visticorp? ¿Cómo puedes saber de mí? ¡Dímelo todo!”

Ryan se rió e hizo una mueca al mismo tiempo. “Tranquila, Ángel. No tengo tu superfuerza.
No hay que romperme las manos”.

Con un chillido de sorpresa, traje mis manos de nuevo a mi propio regazo, en el que no podía
hacerle daño nunca más. Ni siquiera me había dado cuenta de que lo había estado apretando.
“Lo siento.”
Ryan se rió de nuevo. “Está bien. No hay daño permanente”.

“Lo siento,” repetí. “Es sólo que, la idea de finalmente conseguir algunas respuestas…”
Negué con la cabeza, todavía en un estado de incredulidad. “Pensé que tenía algunas de las
piezas, pero nada tiene sentido ya. Mi novio ha estado mintiéndome por alguna razón. Creo
que estaba ocultando información de mí para mantenerme a salvo. Pero lo que me dijo no es
posible, si yo fuera realmente El Ángel de esta Chelsea. Pero yo soy ella, ¿verdad? Es por
eso que ustedes me siguen llamando ángel, ¿verdad? ”

Había estado tan absorta en mis pensamientos que no me di cuenta lo sorprendido que Ryan
estaba hasta que no respondió a mi pregunta. Él me miraba, con los ojos abiertos y
completamente congelado. “¿Qué?”, Pregunté.

Él sólo me miró parpadeando, todavía demasiado aturdido para moverse. Miré a Tyson en
busca de respuestas, pero me miraba con los ojos enormes también, con la boca abierta. De
hecho, todo el mundo sentado en la parte trasera del camión conmigo ahora me miraba con
grandes ojos, sorprendidos.

“¿Qué es?” Exigí, hablando a todo el grupo.

Ryan salió de su asombro y concentró sus pensamientos antes de hablar. “Novio?” Su cara
estaba completamente en blanco de expresión, y su tono de voz era perfectamente inocente.

“Tony”, dije lentamente.

No sabía lo que Ryan estaba tratando de esconder de mí, pero definitivamente había algo ahí.
Estaba poniendo cada onza de energía que tenía en mantener sus verdaderos pensamientos y
emociones enmascarados.

“Él no es mi novio”, le dije, en busca de algún tipo de idea de lo que estaba mal. “Quiero
decir que era, más o menos, supongo, pero nos separamos. Es complicado.”

“Estamos escuchando…” llevó a Tyson.

Suspiré. “Complicado, como en; estaba comprometida con él antes de la amnesia, pero
después yo nunca me enamoré de él de nuevo, y ahora me odia por ello.”

Tyson se echó hacia atrás, y Ryan se puso rígido. Él apretó la mandíbula y apretó los puños
con tanta fuerza que me dolía mirarlos. Sus nudillos estaban completamente blancos. Cuando
todo su cuerpo comenzó a temblar, Tyson pasó sobre mí y movió su brazo. “Ryan”, dijo
entre dientes, “no pierdas la cabeza. Deja que se explique”.

Ryan contuvo el aliento. No parecía como si estuviera listo para hablar en cualquier
momento pronto. “Ignóralo”, dijo Tyson a mí. “Él va a estar con nosotros en un minuto.
Dinos más acerca de este tipo”.

“¿Por qué no empiezas desde el principio?” Un hombre negro grande indicó. Hablaba con un
acento africano de espesor y estaba usando una voz baja y constante, como si tratara de
mantener las cosas en calma. Todavía no tenía idea de lo que estaba pasando. La tensión en
el camión se sintió como si una palabra equivocada, una chispa, y todos arderíamos en
llamas.

El hombre parecía que era el mayor de todos los ACE, además de Major Wilks. Era
probablemente de unos cuarenta años, y tan alto y grande como un jugador de fútbol
profesional. Parecía el tipo de hombre que la gente cruzaría la calle para evitarlo, pero
cuando nuestros ojos se encontraron su rostro se suavizó, haciéndolo parecer más como un
oso de peluche gigante. “¿Qué pasó después de la explosión?”, Preguntó. “¿Qué recuerdas de
antes?”

Ryan aún estaba a punto de volverse completamente loco, así que traté de hacer lo que
sugirió Tyson y lo ignoré. Explicaría su reacción en un minuto. “No recuerdo nada.” Esta
parte de la historia, al menos, sabía cómo decirla. “En lo que a mí respecta, mi vida comenzó
hace seis meses cuando me desperté en el fondo de un cráter en Las Vegas. No hay
absolutamente nada antes de eso”.

Los ojos de Tyson se hincharon, y él tenía esa mirada en su cara que sugería que estaba
consternado por el pensamiento. Yo más o menos estaba de acuerdo con él. “¿Qué has
hecho?”, Preguntó. “Pasear sola hasta que los policías te recogieron?”

Negué con la cabeza. “Tony me encontró casi inmediatamente. Era otro de los sujetos de
Visticorp”.

“Otra PAC?” Uno de los ACE preguntó.


Todos ellos se dispararon entre sí miradas excitadas.

Asentí. “Él había salido antes de que el edificio explotó, pero no había llegado el momento, y
regresó para ver lo que quedaba. Y era él. Todo lo demás había sido simplemente…
vaporizado. No sé lo que habría hecho sin él. Donovan, probablemente me habría
encontrado. O la policía lo habría hecho. Corrimos fuera al igual que los vehículos de
emergencia comenzaron a aparecer.

“Tony tenía un lugar ya preparado para nosotros que su amigo le había estado ayudando.
Habían estado haciendo planes para escapar por un largo tiempo. Tony dijo que la explosión
fue un intento de fuga que había salido mal, pero todo salió bien, y hemos tenido esta casa de
seguridad en el desierto”

“Teddy?”, Preguntó Ryan de repente. “Haz estado viviendo con Teddy todo este tiempo? Y
él te dijo que se escaparon de los laboratorios Visticorp juntos, y que estaban
comprometidos? ”

Por razones que no conocía, una rabia ciega superó a Ryan. En una desesperada necesidad
por golpear algo, se levantó y lanzó un puñetazo a la pared de metal en la parte delantera del
camión. Sus nudillos debieron haberse fracturado, pero actuaba como si él no sintiera ningún
dolor.

“Ryan, cálmate!!” Tyson gritó cuando el camión se detuvo. Deben haber escuchado el golpe
en la parte delantera del camión.

Tan pronto como el camión se detuvo, Ryan saltó y se fue pisando fuerte por el desierto.
Todos los soldados intercambiaron miradas de preocupación, y Tyson se fue corriendo
después de Ryan. El Mayor Wilks gritó a Ryan, pero fue Tyson quien le respondió. “En este
momento no, Mayor; Ryan necesita un minuto para refrescarse. Volveremos en seguida.”

Desconcertada, no podía hacer nada más que sentarme allí. “¿Qué fue eso?”, Le pregunté a
nadie en particular.

“Vas a tener que perdonarlo, Ángel,” el alto de voz calmada de los ACE dijo en voz baja.
“Esto es muy difícil para él.”

“¿Quién es?”, Pregunté. “¿Qué diablos está pasando?”


El hombre se esforzó para llegar a una respuesta y, finalmente, hizo una mueca. “Creo que
sería mejor si Ryan te lo explica… una vez que se sienta un poco mejor.”

“¿Un poco?”

Se encogió de nuevo.

Estaba a punto de salir de la camioneta cuando oí a Tyson ponerse al día con Ryan. “Ryan!
Vamos, amigo, tienes que calmarte. No es tan malo como podría ser”.

Ryan era todavía estaba demasiado fuera de control y enojado como para pensar con
claridad. “Estaba con Teddy todo este tiempo! ¡Teddy!”

“Al menos ella dijo que no lo quería.”

“¡Voy a matarlo!”

“Mira, la tenemos de vuelta ahora. Le diremos todo la verdad”.

“Ese pequeño mentiroso la secuestró durante seis meses y nunca le dijo quién era ella. Ella lo
llamó su novio. Ella piensa que están comprometidos! ”

“Ryan!” Gritó Tyson. “Al fin están juntos!”

“Robó mi novia!”
Di un grito ahogado. Yo era la prometida de Ryan? Tantas cosas cayeron en su lugar. Las
miradas extrañas y reacciones de Ryan. ¿Por qué estaba tan molesto en este momento.
Incluso una gran parte del comportamiento de Tony en los últimos seis meses, y por lo que
nunca podría sentir el mismo amor por él. Yo no lo quería ahora, porque nunca he querido.

“Ella no tenía memoria!”, Gritó Ryan. “No se limitó a mentirle; se aprovechó de ella”.

Toda la sangre drenada de mí cara y mis ojos empezaron a arder cuando la horrible verdad
de lo que realmente sucedió se apoderaba de mí. ¿Cómo pudo hacerme eso Tony? Afirmó
que me quería, pero luego me mintió acerca de todo. Me había manipulado. Se aprovechó de
mi pérdida de memoria. La traición era tan grave que ni siquiera me sentía enojada. Estaba
demasiado sólida para volverme loca.

“Si la tocaba… si… si él puso un dedo sobre ella, voy a… aghhh!”

“Ryan, no tienes que perder la cabeza en este momento”, dijo Tyson de nuevo en una voz
mucho más tranquila. “Por amor a Jamie.”

El zapateo y sonidos de crujido de unos pasos cesaron, como si Ryan hubiera bajado el
ritmo.

“Esa chica allí tiene que estar tan confundida, y cuando se entere de lo mucho que ha sido
engañada por la única persona que conoce, va a enloquecer. Está en mal estado, y tú también,
pero no puedes desmoronarte. Ella te va a necesitar. Ella va a necesitar de todos nosotros,
pero tú eres el único que la conoce”.

“¿Ángel?”
Di un salto, sorprendida por la voz tan cerca de mí, cuando me había estado concentrando en
la conversación lejos. El Mayor Wilks estaba de pie en la parte trasera del camión, en busca
de respuestas, pero era el tipo hawaiano lindo que estaba sentado frente a mí, el que había
hablado. Tenía el ceño fruncido de preocupación. “¿Estás bien?”

“Yo…” Me di cuenta de que estaba temblando, y no podía parar. “Super-oidos” susurré. “Yo
sé lo que Tony hizo.”

Desvíe la mirada, no queriendo ver sus miradas de lástima plasmadas en todas sus caras. Oí
de mi nuevo amigo un suave “Lo siento,” y mis ojos finalmente se llenaron de lágrimas.
Todo el mundo se quedó en silencio después de eso. No había nada más que el sonido de mis
estornudos ocasionales.

“¿Alguien me puede explicar lo que está pasando?”, Preguntó Mayor Wilks.

Un hombre pelirrojo se aclaró la garganta y le respondió al Mayor molesto. “Señor, el Ángel


simplemente nos informó que ella ha estado viviendo con otro sujeto desde la explosión de
Visticorp, Teodoro Vivencio. Ha sido menos de sincero con ella acerca de quién es, de dónde
venía, y… ” Los ojos del soldado se posaron en mí, y él tragó. “… Que estaba comprometida
con él antes de la explosión.”

“Romeo no tomó la noticia muy bien”, murmuró otro soldado.

Todos estaban mirando hacia mí, pero yo no podía reunirme con cualquiera de sus miradas.
Podría haber estado también sentada allí desnuda delante de todos ellos. Me sentí humillada,
por lo que había hecho, Tony. Y lo que era peor, no pude contener las lágrimas que se
derramaron por mis mejillas. Ahora todos eran testigos de mi inseguridad, también.
“Ángel” El Mayor Wilks comenzó en silencio.

Lo detuve antes de que pudiera decir nada. “No lo hagas.”

Todo el mundo se quedó en silencio después de eso. Cuando Ryan y Tyson volvieron a
aparecer unos minutos más tarde, mi corazón se detuvo. Ambos pusieron sus miradas en mí
y se congelaron. Ryan echó un vistazo por encima del hombro a la parte trasera del camión y
se volvió de un verde enfermizo, dándose cuenta de que había oído cada palabra. Tyson no
tardó en llegar a la misma conclusión, y maldijo entre dientes.

“Jamie, lo siento mucho”, dijo Ryan. “Yo no quería que lo sepas de ésta manera.”

Elevó su mano hacia mí, y yo estaba tan asustada que me aparté de él. Como resultado, vi en
sus ojos un dolor. Él trató de enterrar su dolor antes de que pudiera verlo, pero él no fue lo
suficientemente rápido. Hubo un segundo allí donde vi todo lo que no diría en palabras,
escrito en su rostro.

Ryan me quería. Este extraño que yo sólo había conocido tal vez hace media hora estaba
enamorado de mí, y no el tipo de amor que Tony afirma que sentía por mí. Con una sola
mirada devastada sabía que el dolor de Ryan era un millón de veces mayor que cualquier
cosa que Tony había expresado nunca en las muchas ocasiones que lo había rechazado en los
últimos seis meses. Tony me quería, puede haberse enamorado de mí, pero Ryan estaba
verdaderamente enamorado de mí. Con desesperación, dolorosa y trágicamente enamorado.

No me había sentido más vulnerable desde el momento en que comenzó mi memoria. Al ver
el dolor de Ryan, y sabiendo que él sabía mucho acerca de mí, tenía un millón de recuerdos
de mí que yo no tenía, sentía cosas por mí que no podía corresponder, y tenía expectativas
que nunca podría llenar, todo era demasiado, mucho. Las paredes comenzaron a acercarse a
mí. Yo iba a estallar-explotar de la forma en que debería haber hecho hace medio año.

“Podemos solucionar este problema,” Ryan susurró. “Vamos a llegar a resolverlo”

Volvió a sentarse a mi lado y me ofreció la mano, pero yo no podía soportarlo. Negué con la
cabeza. Tenía que detenerlo antes de que me pidiera vivir la vida que Tony me había pedido
que vivamos hace seis meses. Antes de que me diga que me quería y que me pida que le
diera una oportunidad a pesar de que yo no podía recordarlo. No podía hacer eso de nuevo.
No podía estar en otra relación en tales condiciones de desigualdad. No podía dar a un
extraño ese tipo de poder sobre mí otra vez. Yo no lo haría.

“Por favor, no.” Mi voz tembló cuando Luché contra la urgencia de llorar de nuevo. “Yo…
yo…”

Quería correr. Yo quería salir de la camioneta y correr de regreso a mi casa del desierto,
donde nunca lo volvería a ver. Pero él tenía las llaves de mi pasado, y yo no podía caminar
lejos de eso. Me limpié la cara otra vez, frustrada y avergonzada de que todos me estaban
viendo llorar. Por desgracia, emocional está en mi lista de rasgos de personalidad. En
realidad, está allí dos veces. “¿Podemos irnos?”

Todos miraron al Mayor Wilks. Se quedó en silencio por un momento, y luego dijo: “Ángel,
tenemos que ir por él. ¿Sabes en dónde está ahora? ”

Negué con la cabeza. “No. Quiero decir, sí, ya sé dónde está, pero no es como yo. Nunca
estará de acuerdo en ir con ustedes. Ni en un millón de años. Está más allá de paranoico”.

La tensión aumentó de nuevo, y yo sabía por la expresión sombría en los ojos de Major
Wilks que yo no me iba a gustar lo que estaba a punto de decir. “No queremos que se una a
nosotros, Ángel; tenemos que detenerlo”.

No había descubierto lo que estaba tratando de decirme, pero la negación ya estaba tomando
el control. Yo podría haber estado tan enojado en Tony, tal vez incluso lo odiaba por lo que
había hecho conmigo, pero todavía era la persona que me había ayudado después de la
explosión. Me había cuidado durante seis meses, era la única persona que conocía como
familia. “Detenerlo?” Negué con la cabeza. “No, eso no puede ser correcto. ¿Por qué
necesitan hacer eso? ”

“Necesitamos interrogarlo.” Suspiró Mayor Wilks. “Tu amigo ha mantenido en secreto


mucho más que tu identidad, me temo.”

“Teddy te ha traicionado, Jamie,” Ryan susurró. “Él fue el que te envío al laboratorio
Visticorp ese día. Era una trampa. Él estaba trabajando con Donovan para capturarte”.
Yo no había dicho una palabra desde que di las coordenadas de la casa de seguridad en el
desierto. Después de decirle a Mayor Wilks cómo llegar allí, subí a la camioneta y me cerré a
todo el mundo. Yo había pasado por muchas cosas en este día, y tenía una migraña y una
contusión en la parte superior de la cabeza.

Los ACE me dejaron tranquila, tenían miedo de mí. Si era porque estaba teniendo
dificultades para controlar mis poderes o porque estaba actuando como una niña emocional,
yo no estaba segura, pero ninguno de ellos se atrevió a decir ni una palabra en toda la unidad.
Ni siquiera miraban en mi dirección. Sólo Ryan lo hacía y cada vez que lo hacía yo
accidentalmente hacía detener el motor del camión. Tuvimos la suerte de que no nos freímos.

Yo simplemente no podía hacerle frente. Con la forma en que Tony era tan paranoico sobre
que Visticorp pudiera encontrarnos, yo no entendía cómo su traición incluso podría ser
posible, pero la devastación de Ryan era demasiado sincera. Él estaba diciendo la verdad. En
lo profundo de mi interior, sabía que de alguna manera. Tony me había traicionado. La
explosión, mi amnesia… era su culpa.

Por mucho que temía ver a Tony después de todo lo que había aprendido, todavía casi me da
un infarto cuando llegamos allí y nos dimos cuenta de que algo había salido terriblemente
mal en mi ausencia. Claro, que había dañado la puerta cuando la cerré de golpe en mi salida,
pero ahora había sido arrancada de sus goznes y la ventana frontal había sido sacada. Nuestro
sofá laico del salón estaba volcado en el patio delantero. Puede que Tony sea un poco
dramático, pero él no habría destruido la casa en una especie de rabieta después de que yo
me fui. “Ellos han estado aquí.” Mi corazón comenzó a latir a toda marcha coincidiendo con
mi aumento de ansiedad. “Lo tienen.”
Me detuvo y escuché durante un minuto. Todo estaba en silencio. Tomé una respiración
profunda, en busca de cualquier olor que no conocía. Nada. El lugar estaba vacío. Tony
estaba desaparecido. Cuando empecé a caminar hacia la puerta, el mayor Wilks echó una
mano para bloquear mi camino. “Cuidado, Ángel. Podría haber súper soldados en el
interior”.

“Voy a hacer un barrido,” ofreció Tyson.

El mayor comenzó a cabecear, pero negué con la cabeza. “Si hubiera personas en el interior,
los oiría. Estoy segura de que está vacío”.

Entré sin esperar el permiso, haciendo caso omiso de las protestas del Mayor. Era mi casa,
después de todo, y yo no iba a empezar a dejar que el hombre piensa que obedecía sus
órdenes. En el interior, la casa parecía como si un tornado hubiera llegado a través y destruyó
todo. Rompieron las ventanas. Los muebles tirado. El contenido de todos los armarios de la
cocina esparcidos en el suelo. El lugar estaba hecho añicos.

A juzgar por el desorden, Tony había utilizado su telequinesis para soportar una gran lucha.
Tenía la esperanza de que logró llegar al búnker del sótano de alguna manera, pero los
dardos tranquilizantes esparcidos por toda la casa me dio poca fe.

Mientras me dirigía hacia mi dormitorio, Ryan se puso a caminar a mi lado. Siguió mirando
a su alrededor como si estuviera tratando de resolver un puzle muy complicado. “No es por
lo general un desastre”, le dijo sin expresión.

Riéndose, Ryan negó con la cabeza. “Creo que sólo esperaba algo más del lugar al que te
referiste como” The Lair’ “.
Era una afirmación tan simple, pero causó una oleada de emoción dentro de mí.
Inmediatamente después de la explosión empecé a hacerle preguntas a Tony, todo tipo de
preguntas, pero que en realidad nunca tuvo ninguna repuesta buena para mí. Me contó cómo
era la vida en los laboratorios y la forma en que vivíamos juntos, pero sus historias siempre
se sentían vacías, porque no podía dar cuerpo a cabo con los simples detalles, como la forma,
me remito al búnker como “La guarida”. Yo siempre había asumido que las historias de
Tony se sentían de esa manera porque yo no las recordaba, pero de alguna manera yo dudaba
que los recuerdos de Ryan se sientan tan vacíos.

Mi cerebro explotó con curiosidad, y mi corazón latía de emoción y esperanza. Este


individuo tenía las llaves de mi pasado. Había tanto que quería saber, mucho que deseaba
que pudiera preguntarle. Antes de que pudiera preguntar nada, Major Wilks se acercó a
nosotros. “Vámonos. La casa está despejada. Él no está aquí. Vamos a largarnos, antes de
que los súper soldados de Donovan decidan volver”.

Ryan asintió con la cabeza y empezó a salir.

“Esperen. Tengo que revisar la oficina primero. Dudo de Tony lo haya hecho, pero todavía
tengo que comprobar. Las paredes son lo suficientemente gruesas para que yo no lo pueda
escuchar cuando él está ahí abajo”.

Tanto Ryan como el Mayor Wilks miraban por la habitación con el ceño fruncido, en busca
de la oficina que nunca encontrarían sin mi ayuda.

“Oficina?”, preguntó Mayor Wilks.

“He oído que se ha referido como; La guarida”.


Finalmente di una sonrisa forma de Ryan. Fue la primera vez que bajé la guardia con él
desde que había aprendido que teníamos un pasado, y lo desarmó por completo. Se detuvo a
medio de un paso y me sonrió como un tonto enamorado. Todo su rostro se iluminó, como si
sólo le hubiera dado el regalo más grande en el universo. Sus ojos brillaron. Y esa sonrisa…
La reacción hizo que mi corazón se derrita un poco hacia el extraño, y eso me aterraba.
“Um.” trague, de repente mi garganta de sentía seca, di un paso alrededor del Mayor Wilks,
y los lleva al armario. “Es por aquí.”

Aparté una pared de ropa colgando sobre una rejilla. Parecía como cualquier otra pared, pero
cuando torcí el palo donde la ropa colgaba, la pared se deslizó hacia atrás para revelar una
puerta de acero que sólo podía ser abierto por exploración de una huella de la mano. La
mandíbula de Ryan cayó al suelo mientras escaneaba mi palma. “No. Lo. Creo. Eso es
impresionante”.

“Amigo” se hizo eco Tyson.

Me sorprendió ver que la mayoría de los ACE nos habían seguido. “Esto solía ser un refugio
antiaéreo,” expliqué, sintiéndome como una guía a medida que descendíamos las escaleras
secretas abajo en la oficina de Teddy. “La Guarida” era en realidad el nombre perfecto para
él. Esto sin duda podría haber sido utilizado como base de operaciones para alguien que
busca apoderarse del mundo, no es que esa hubiera sido la intención de Teddy. Al menos, yo
no creía que fuera, pero supongo que realmente no sabía lo que estaba haciendo aquí abajo, o
si? Obviamente no era buscar las bases de datos de personas desaparecidas con mi
descripción, como él dijo que estaba haciendo. Estúpido mentiroso. Yo iba a salvarlo aunque
sólo sea para que pudiera matarlo.

La puerta se abrió, liberando un silbido suave de aire. El refugio era, por supuesto, hermético
con su propio sistema de filtración. Siempre se sintió un poco duro para mí, pero por lo
general me adapto rápidamente. Empujé la puerta de ancho y saludé a todos a través de ella.
Todos tomaron un momento para mirar alrededor de la habitación. El refugio era
aproximadamente del mismo tamaño que la casa de descanso en el suelo por encima de ella.
Había una gran sala principal con un baño en suite y una sala de almacenamiento que
contenía suficientes suministros para vivir en clausura por años.

La mitad de la habitación principal era básicamente un paraíso-computadoras de un friki,


aparatos y monitores gigantescos a montones. La otra mitad se sentía mucho más como un
apartamento de estudio con una pequeña cocina, sala de estar, y un par de literas de tipo
militar en un rincón. Había tratado de añadir un poco de color a la misma con algunos
cojines en el sofá y algunas obras de arte en las paredes, pero todavía se sentía como un
campamento de supervivencia a un apocalipsis zombie “Es como que si fuera construido
para ayudar a sobrevivir a un invierno nuclear”, murmuró Tyson.

“O una invasión hostil extraterrestre,” corregí. “Tony dijo que el hombre que compró el lugar
desde el tipo que lo construyó, había sido uno de los soldados involucrados en el accidente
de Roswell de 1947. El tipo era un paranoico. Tanto como Tony, en realidad. Eso es
probablemente el por qué el tipo le vendió la casa a Tony. Se estaba muriendo y había
decidido llevarse el secreto de este lugar con él a la tumba, pero Tony de alguna manera lo
rastreó en línea y pasó los meses siguientes con él, “estábamos atrapados en un laboratorio
secreto que se utiliza como sujetos de prueba a humanos” pareció resultarle convincente. “

Recordando las mentiras de Tony, me atraganté con una bola de ira repentina en el pecho.
Cuando me senté frente a uno de los monitores de Tony e hice clic, cerré los ojos y respiré
profundo. No había estado tan fuera de control de mis facultades en meses. Abrí los ojos de
nuevo y me encontré mirando el cuadro de texto en el monitor de la computadora pidiendo la
contraseña de Tony. Me quedé helada. No podía ser.

"Ángel”, preguntó Mayor Wilks, “es algo malo?”


“¿Qué hay de mi apellido?”

“Baker,” dijo Ryan. “¿Por qué?”

Me senté en la computadora, sintiendo una satisfacción enferma mientras sacudía el ratón y


hacía clic en el cuadro de texto. Tony casi nunca me dejó tocar su ordenador. Tenía el mío
propio en el piso de arriba, en el que estoy bastante segura de que había puesto restricciones.

“Tony decía para burlarse de mí, que yo era de alguna manera la pista de su contraseña. He
intentado todo lo que podía pensar, cada palabra en mi cuaderno de personalidad, y algo más,
tratando de averiguarlo. No es que realmente me importaba utilizar su ordenador; Sólo quería
ver si podía averiguar el gran secreto”.

La solución de mis manos sobre las teclas, Miré por encima del hombro a Ryan. “¿Cómo se
escribe Jamie?”

“J-A-M-I-E”.

Escribí Jamie Baker y estaba sorprendentemente decepcionada cuando la pantalla mostró


“contraseña incorrecta.” Estaba segura de que sería esa.

“Trate jamielynn.”

“Jamielynn?”

“Ese es tu nombre completo.”


“Eso es lamentable.”

Ryan se rió. “Es un nombre de familia. Tus padres sólo te llaman Jamielynn cuando estás en
problemas, y Carter te lo dice porque sabe que te molesta. ”

Era sorprendente cómo cada vez que Ryan me daba otra respuesta, me llegaban un centenar
de preguntas más. Tratando de centrarme en una cosa a la vez, empujé mi curiosidad a un
lado y escribí Jamielynn Baker en el cuadro de código de acceso. Y el escritorio de Teddy se
encendió a la vida.

Mis manos cayeron del teclado mientras estaba sentada hacia atrás y parpadeando ante la
pantalla. “Mi nombre real era su contraseña.” De repente quería poner mi puño a través de la
estúpida computadora. Es un increíble idiota. “Durante todo ese tiempo, me dijo que estaba
buscando a mi familia. Dijo que buscó todas las bases de datos de personas desaparecidas
por cualquier persona que se ajuste a mi edad. Me abrazó mientras yo lloraba por no saber
cosas tontas como mi nombre y fecha de nacimiento real, y todo el tiempo mí nombre era su
maldita contraseña! ”

Las luces y los equipos parpadearon.

“Hey.” La suave voz de Ryan estaba justo detrás de mí. “Mira el lado bueno, Jamie. No se
puede hacer nada sobre el pasado, pero puedes controlar tu vida de aquí en adelante”.

Tenía razón, pero todavía no podía aguantar el tipo. He utilizado la ira para evitar caerme
completamente. “Vamos a ver qué más mantenía oculto de mí.”

El fondo del escritorio era una auto-foto de Tony y yo en el Gran Cañón que él había tomado
en su teléfono. Fue la primera vez que había estado allí. Lo amé mucho. En la imagen, estaba
sonriendo como si fuera la persona más feliz de la Tierra. La imagen ahora era como sal en
la herida abierta. Yo no quería vernos a los dos juntos por el estilo. No ahora que sabía lo
que había hecho conmigo.

Escribí mi nombre en el cuadro de búsqueda en la esquina superior derecha de la pantalla. El


primero éxito era una carpeta. Dentro de ella, había archivos y archivo sobre mí. Había fotos
de mí en todas las edades, registros médicos, artículos de periódicos, incluso notas
confidenciales tomadas por un terapeuta que solía ver después de estar en un accidente de
coche cuando estaba en la escuela secundaria. Jamie Baker, el archivo de Tony era
básicamente una biografía detallada de mi vida antes de la explosión en Visticorp.

Cuando me encontré con una foto de una joven rubia de ojos azules que llevaba una banda y
su corona y era abrazada por ambos lados por un hombre y una mujer que supuse eran mis
padres, finalmente me perdí. “Todo lo que alguna vez me dijo era mentira. Cada. Única.
Cosa.”

Con un grito desgarrador, dirigí toda mi rabia y frustración en esa estúpida computadora y
puse en libertad dos rayos de mis manos que hicieron que todo el sistema explote. La
explosión me tiró hacia atrás unos pocos pies.

“Jamie!” Ryan gritó desde donde él y el resto de su equipo había sido volado al suelo. “Tú
puede ser invencible nena, pero prefiero no morir ahora mismo.”

Se me había olvidado que estaban ahí.

Con la rabia fuera de mi sistema, la tristeza y el dolor eran capaces de romper mis defensas.
Finalmente entendí la magnitud del engaño de Teddy, y me dolió el estómago. Mis ojos se
inundaron y caí en el pequeño sofá, llorando en mis manos.
“Jamie?”

“¿Cómo pudo hacerme eso?” Le grité a nadie en particular.

“Ángel, tenemos que irnos ahora,” dijo el mayor Wilks.

Iba por el enfoque de ser duro y hacer caso omiso de mi situación mientras decía que había
cosas más importantes que hacer. Es probable que utilice eso en sus soldados todo el tiempo.
Pero yo no era uno de sus hombres, y yo no quería pasar por alto el trauma. Lo que había
pasado hoy en día era suficiente y había llegado a mis límites de afrontamiento. “Váyase”, le
espeté. Estoy segura de que mis ojos estaban brillando de color amarillo brillante cuando
fulminé con la mirada al hombre.

Con el ceño fruncido, tiró de sus hombros hacia atrás, enderezándose en toda su estatura. Yo
sabía lo que estaba tratando de hacer, pero no iba a funcionar. Su dominio no tendría ningún
efecto en mí. “Ángel, esta ubicación se ve comprometida. No es seguro. Su amigo se ha ido.
Tenemos que salir lo antes posible”

Me puse de pie y dejé que mi energía me consumiera. Cada vez que lo hacía, mis ojos tenían
un brillo de miedo y mi pelo comenzaba a azotar alrededor de mi cabeza como si estuviera
de pie en medio de una fuerte tormenta. Diciendo que me hacía parecer intimidante sería la
subestimación de su vida. “Puedo. Salir. Yo. Sola.”

Todo el grupo se quedó sin aliento y colectivamente dieron unos pasos hacia atrás cuando la
energía comenzó a crepitar a lo largo de la superficie de mi piel. Tenían razón para hacerlo.
La amenaza que planteaba con sólo mi presencia física era real. Yo no les habría hecho
ningún daño real a propósito, pero un movimiento en falso y alguien iba a salir lastimado,
tanto como si hubiera querido que ocurra o no. Yo era inestable y conocida por tener
accidentes cuando perdía el control. Pero no podía calmarme. Yo estaba tan molesta en este
momento que ni siquiera me importaba. No en ese momento, de todos modos.

“Mayor, ¿puedo hablar con usted arriba, señor?”, Preguntó Ryan.

El Mayor Wilks considerar la petición de Ryan por un largo momento hasta que finalmente
asintió. Miró alrededor de la habitación y echó la cabeza hacia la escalera. “ACE fuera.”

Nadie puso en duda al Mayor. Tan pronto como se dio la orden, los ACE salieron libres del
búnker, dejándome sola para tener mi crisis de forma privada. Agradecí a Ryan por hacer
que me den el espacio. Tan pronto como se fueron, me senté de nuevo y tiré de mis rodillas
hasta el pecho, dejando que fluyan las lágrimas, pero tratando de hacerme con el control de
mis sollozos. Estaba emocional, pero odiaba estar así.

Los soldados deben haber dejado la puerta abierta del bunker cuando fueron arriba porque
podía oírlos cuando salían de la casa y subían a la camioneta, dejando a Ryan y al Mayor en
su conversación. Uno de los hombres se dirigió a la cocina y comenzó a hurgar en los
armarios.

“¿Qué pasa, Romeo?”

Hubo algunos más crujido y el ruido metálico de un vaso, y luego el grifo encendido. “Señor,
creo que usted debe irse con el equipo de vuelta a Las Vegas y dejar que me quede atrás con
Jamie por un rato.”

Yo estaba tan sorprendida por la solicitud como el Mayor Wilks lo estaba. “Absolutamente
no. Esta ubicación se ve comprometida, y ella es el activo más importante que nuestra
agencia nunca ha encontrado. Ella es demasiado valiosa como para dejarla sin protección así.
Te quiero en el camión con ella lo más rápido posible”.

Su declaración me hizo ver rojo, pero antes de que tuviera tiempo para irrumpir arriba y
darle un pedazo de mi mente, Ryan dijo: “Con el debido respeto, señor, ella no es un activo,
y tratarla como si fuera una sería un gran error”.

Podría haberlo besado. No es que yo estaba dispuesta a considerar siquiera la posibilidad de


entrar en una relación con él, pero tenía que darle los cinco a mi yo pre-amnésica. Tenía un
gusto excelente en chicos. Esperé a que el Mayor debatiera ante el desafío, pero no lo hizo.
“Explique.”

Ryan dejó escapar una bocanada de aire en voz alta que de alguna manera sonaba cansado.
“Jamie es delicada…”.

Yo quería burlarme. Yo no era una niña frágil en necesidad de un hombre grande y fuerte
para cuidar de mí. Pero, de nuevo, acababa de deshacerme delante de todos ellos, así que tal
vez tenía un punto, uno pequeño, por mucho que odiaba admitirlo.

“Ella es emocional. Ella es tan difícil, pero necesita un montón de cuidados al mismo tiempo.
Ella necesita un tiempo para flipar sobre todo lo que ha pasado hoy, y ella debe ser capaz de
hacerlo sin los chicos al rededor. Por no hablar de que ella sigue siendo un civil, señor. Ella
es independiente, desconfiada, y siempre ha tenido un problema con la autoridad. A ella no
le va a gustar si se intenta forzar alguna regla sobre ella, incluso si es por su propia
seguridad. Ofrézcale su protección y vendrá a usted, pero trate de forzarla y si la perderá”.

¿Quién necesitaba un cuaderno de personalidad cuando tenía una enciclopedia viva de Jamie
Baker? El hombre era aterradoramente preciso con su evaluación sobre mí.
Hubo silencio durante un minuto, y luego el Mayor se quejó. “Esto es un inconveniente….”

Ryan se rió entre dientes. “Jamie es cualquier cosa menos conveniente. Pero ella vale la
pena, señor, se lo prometo. Confié en mí, si quiere que ella trabaje con usted, usted tiene que
darle mucha libertad y tiempo para ser una chica cuando ella lo necesita. En este momento,
ella lo necesita”.

El mayor hizo otra pausa y luego dijo de mala gana, “¿Qué propone usted?”

“Dejarla, y darle la opción de seguir. Demostrarle que realmente no está tratando de tomar
simplemente algo de ella. Respetar su libertad. Darle tiempo para asentarse y procesar todo
en privado. Ella vendrá a usted cuando esté lista”.

El microondas sonó de nuevo, informando al mundo que su contenido era agradable y


caliente. “Y si no lo hace?”

Yo contuve la respiración por la respuesta de Ryan. “Entonces esa es su elección. Nadie


puede obligar a Jamie hacer cualquier cosa que no quiera hacer. Tan solo te haces un
enemigo si tratas de hacerlo”.

“Y usted?”, Preguntó Mayor Wilks. “¿Qué hará en ese caso? Si ella se quita, yo te pierdo no
es así? ”

“Eso sería depende de Jamie. Ella tiene una cabeza fuerte sobre sus hombros. Ella es
temperamental, pero siempre piensa largo y tendido sobre sus decisiones. Si me dice que
necesita tiempo y distancia, entonces voy a confiar en eso. Si ella me pide que me vaya, le
daré mi número y rezaré para que ella llamé. Pero si deja que me quede con ella… Señor,
siempre ha conocido mi posición respecto a esto. Respeto su organización, mucho, pero
Jamie es lo primero. Siempre.”

Su lealtad y devoción me confundieron. Era halagador, pero era tan intenso que daba miedo.
Él era un completo desconocido. Por supuesto, un muy amable y de buen aspecto extraño,
pero un extraño de todos modos. Esto era exactamente cómo había empezado todo con Tony.
Él sabía todo, tenía todas las respuestas, y me halagaba con sus sentimientos. Pero con todo
el apoyo llegaron las expectativas. Ryan haría lo mismo. Claro, él sería paciente, la
comprensión de sr Increíble en este momento, pero cuando no me enamore de él? Cuando
necesite un amigo y nada más? ¿Qué pasaría después? No podía pasar por eso dos veces.

El sonido de alguien tomando lo que fuera del microondas me sacó de mis pensamientos
justo a tiempo para oír a Ryan decir: “Voy a tratar. Ella siempre ha querido ayudar a la gente.
Es por eso que se convirtió en el Ángel del Chelsea. Pero también es siempre temerosa y
desconfiaba del gobierno. Ella tiene que estar sintiéndose extremadamente vulnerable en este
momento, y ella odia eso. Tiene que recuperar el control sobre su vida, y la sensación de que
está siendo enjaulada o manipulada por el ACE tendrá el efecto opuesto. A menos que ella
venga a ti en sus propios términos, no se sentirá protegida; se sentirá amenazada”.

“¿Estás seguro de esto?”

“Positivo, señor. Dándole la libertad y confiando en sus decisiones es la única oportunidad


que tienen”.

Mayor Wilks suspiró pesadamente. “Todo bien. Pero debe ser seguro, Romeo. Manténgase
en ese bunker y bloqueen la puerta mientras estás aquí. Dudo incluso que los súper soldados
puedan rasgar esa cosa de sus goznes. Y salgan de aquí lo más rápido que puedas; incluso si
Ángel no quiere venir con nosotros, No me gustaría ver alguno de los dos heridos o en
manos de Donovan. Y mantenme informado”.
“Lo haré. Gracias Señor.”
En realidad se fueron. Me quedé de piedra. El ejército de EE.UU. me encontró y luego se
fueron. Ni siquiera dijeron adiós. Era obvio que al Mayor realmente no le gustaba la idea,
pero confiaba en Ryan y me dio mi libertad. Y yo era libre. Tenía varias identidades que no
conocen y más dinero unido a cada uno de lo que podía gastar. Podía despegar en este
momento y desaparecer para siempre.

Yo estaba tan sorprendida por su conversación y la salida del Mayor que me tranquilicé por
completo en el momento en Ryan se reunió conmigo en el sótano. Él cerró y aseguró la
puerta de carga en la parte superior de la escalera como había prometido al Mayor, y luego
entró en la habitación con una sonrisa demasiado confiado teniendo en cuenta la
incomodidad de esta situación. Se movió por la habitación hacia mí con tanta facilidad que
era como si no tuviera ninguna preocupación en el mundo. ¿Cómo hizo eso?

“Hey,” dijo mientras se sentaba a mi lado en el sofá. Todavía tenía las rodillas encogidas
debajo de la barbilla, por lo que no podía sentarse exactamente justo a mi lado, pero lo hizo
sentarse a sólo pulgadas de distancia de mis pies. No parecía del tipo que necesita una gran
cantidad de espacio personal.

No devolví el saludo, pero mis ojos rastrearon todos sus movimientos. Algo en él me
perturbó y me dio esperanza a la vez.

Había vuelto, llevando una pequeña taza de té en un platillo. Era extraño ver a un tipo tan
masculino sosteniendo una taza delicada con pequeños capullos diminutos pintados en él.
Cuando me ofreció la copa, no pude evitar darle un tiempo duro en lugar de darle las gracias
adecuadamente, como debería haberlo hecho. Soy capaz de ser educada, pero no está muy
alto en mi lista de personalidades en mi cuaderno. “¿Es que usas la vajilla de porcelana para
todas las fiestas del té, ¿o es algo especial?”

No sé por qué mi comentario cambió el rostro de Ryan, pero de repente me dieron esa
mirada enferma de amor de cabeza a los talones y en los ojos de nuevo. “Es tu taza, chica
divertida,” dijo, “y Magic Tea es tu favorito. Tuve la suerte de encontrar un poco escondido
lejos en tus armarios. Bébelo. Se supone que debe ayudar a calmar los nervios”.

El líquido dorado oscuro olía maravilloso. Tentativamente tomé un sorbo y me sorprendió


gratamente. Ryan tenía razón; Me gustó. Me dejó beber un sorbo del té en silencio, y
después de unos minutos el líquido amargo me calentó desde dentro hacia fuera, relajando
cada parte de mí. Incluso los golpes en la cabeza se desvanecieron en un dolor sordo.

“Yo nos compré un poco de tiempo”, dijo Ryan.

“He oído. Gracias.”

Ryan se sorprendió momentáneamente, pero él sacó rápidamente de la esquina de su boca


arriba en una media sonrisa. “Siempre me olvido. Ha sido un tiempo desde que he tenido que
hacer frente a la reina de las escuchas ilegales. Lo siento por los comentarios emocionales de
la muchacha”.

Mi orgullo herido quería defenderse. Imposible de hacerlo con mi cara mojada, los ojos
hinchados y la nariz en mocosa. Me encogí de hombros. “Parece que es verdad.”

“Sí, pero casi no te gusta admitirlo.”

Formé una sonrisa y tomé otro sorbo de mi té.


Ryan me observaba con su intensa mirada, como si simplemente no pudiera apartar los ojos
de mí, así que me hice una pregunta con el fin de romper la tensión. “¿Cómo te uniste a los
ACE? No hay manera de que fueras parte del equipo antes de la explosión, si estábamos
juntos. Superman era un idiota para tener una con relación Lois Lane, ya sabes. No creo que
yo sería tan tonta como para salir con un soldado y hacer el juego de superhéroes, al mismo
tiempo, sobre todo si tenía un problema con la autoridad”.

Una pequeña sonrisa se dibujó en los labios de Ryan. “Tienes razón. No tenía nada que ver
con las ACE antes de la explosión. Yo sólo era un chico regular, un jugador de fútbol
americano universitario muy indeciso. No tenía ni idea de lo que quería hacer con mi vida,
además de pasarla contigo”.

Haciendo caso omiso de esta última afirmación, repetí mi pregunta original. “Entonces,
¿cómo terminaste con los ACE?”

No estoy segura de lo que hizo que sonriera, pero es obvio que encontró algo divertido. Su
voz era seca cuando respondió. “Carter escribió una historia sobre ti.”

Hubo otra vez ese nombre: Carter. “Fue el reportero que había escrito esa historia del Ángel
de Chelsea y Visticorp, ¿verdad?”

Ryan asintió. “Los dos tienen una relación extraña, pero de alguna manera funciona. El sonó
la alarma sobre las pruebas en humanos de Visticorp y explicó cómo moriste tratando de
liberarlo. Después de que su historia saliera, un par de cosas pasó. En primer lugar, Tú habías
liberado otros cuatro sujetos de prueba en Visticorp ese día, y les dijiste que tenías un amigo
que podría ayudarlos. Cuando no te encontraron después de la explosión, vieron la historia y
asumieron que Carter fue el amigo que querías decir”.
“¿Fue él?”

Ryan se encogió de hombros. “Se podría haber supuesto, pero lo más probable era que
fuéramos Teddy o yo a quién te referías. Cualquiera de nosotros podría haberlos ayudado a
esconderse de Visticorp. Carter no sabía muy bien qué hacer con ellos, por lo que me llamó.
Yo les permitió quedarse en la cabaña de mi padrastro por unos días y estaba pensando en
ayudarlos a obtener nuevas identidades y todo eso, pero entonces las ACE se presentaron en
mi puerta. ”

“¿Por qué? ¿Cómo te conectaron con la explosión? ”

Ryan sonrió de nuevo. “Te lo dije, Tú y Carter tienen antecedentes. Escribió esa historia del
Ángel del Chelsea, su rescate, pero también había escrito un buen número de otras historias
sobre ti como Jamie Baker, en los últimos años. Los ACE sumaron dos y dos y llegaron a la
conclusión de que eras Ángel del Chelsea. Después de conseguir toda la información que
pudiera salir de Carter, llegaron a cuestionarnos a tus padres y a mí. Me uní al segundo que
me dijeron a lo que iban. Cuando salieron de mi casa ese día, me fui con ellos”.

“¿Por qué?”

“Debido a que Carter no sabía a ciencia cierta que estabas muerta. Se suponía que lo estabas,
pero en realidad no te vio morir. Él no lo sabía. Podrías haber escapado, o Visticorp todavía
podría haberte tenido. Los ACE eran mi única oportunidad de encontrarte”.

Me sonrojé. Todo lo que decía o hacía regresó como un cumplido para mí, o una declaración
de sus sentimientos por mí. O estaba decidido a demostrar lo mucho que me quería, o
simplemente me quería mucho y actuaba inconscientemente. Sinceramente, no podía decir si
estaba al tanto de lo que estaba haciendo o no.
No está segura de cómo reaccionar ante él, me aclaré la garganta y me limpié la costra de sal
en mis mejillas dejados por mi sollozo. “¿Quieres decir que te alejaste de tu familia, amigos,
hogar, y una carrera de fútbol universitario para que pudieras salir corriendo a buscar a una
chica que probablemente había muerto?”

Yo no quiero sonar escéptica, pero vamos. Ryan se encogió de hombros, como si la


respuesta fuera un hecho. “¿Y si hubiera estado muerta?”, Pregunté. “¿Qué si nunca me
encontrabas?”

“Pero Tú no estabas muerta, y te encontré.”

Y él estaba sonriendo de nuevo. Uf. Era imposible. “Pero si yo lo hubiera estado?”, Insistí.
“Si nunca me encontraras? Ese pensamiento tenía que haber pasado por tu cabeza”.

La sonrisa juguetona finalmente cayó de su rostro y asintió lentamente. “Lo hizo. Más veces
de las que me gustaría admitir”.

“¿Entonces por qué te fuiste?”

“Honestamente?” Me quedé en silencio, y le llevó a Ryan un minuto responder. “Yo estaba


corriendo.” Sus ojos se deslizaron fuera de foco mientras se sumió en una memoria.
“Después de que desapareciste, no podía estar allí. No podía seguir con mi vida fingiendo
como si nunca hubieras existido”.

Me conmovió su sinceridad, pero me entristeció, también. No lo había dicho exactamente


así, pero estaba claro que mi desaparición lo había devastado. Había perdido a la chica que
amaba y le dolía tanto que le llevó a dejar a su familia y el hogar con el fin de perseguir a un
fantasma.

Era difícil imaginar lo que esta situación debió sentirse para él. Que había pasado algo igual
de horrible que yo. Diferente, pero igual de horrible. Aunque sabía que no debería, me
invadió la culpa al pensar acerca de cómo se debe sentir en este momento. Pero yo no estaba
lista para entrar en la discusión- relación todavía, así que me moví en la conversación. “¿Y
qué pasa con los demás?” Ryan se sacudió a sí mismo de su aturdimiento y frunció el ceño.
“Las cuatro personas que has dicho rescaté de Visticorp,” aclaré

“Oh. Has conocido a dos de ellos, Tyson y Abiodun”.

“Está bien, el chico es fácil, pero ¿cuál era Abiodun?”

“El chico negro muy alto con el espeso acento africano. Es mayor que todos, excepto que el
Mayor Wilks”.

Asentí. Era el de voz suave que mantuvo la calma cuando Ryan había reaccionado mal sobre
Tony anteriormente. Parecía un buen hombre.

“Y Tyson se sentiría aplastado si alguna vez escucha que lo llamas un niño, por cierto,”
añadió Ryan. “Él te idolatra.”

Sonreí detrás de mí taza de té. Tyson era lindo. “Y los otros dos?”

La cara de Ryan cayó. “Una niña de ocho años de edad y una mujer de setenta y nueve años
de edad. Visticorp los tiene de nuevo. Después de la explosión, los cuatro de ellos no tenían
lugar para ir. Tú les habías dicho que ibas a encontrarlos, pero, por supuesto, nunca lo
hiciste. Abiodun encontró un edificio abandonado donde esconderse, y luego él y Tyson
salieron en busca de ti. Visticorp encontró a la niña y a la mujer antes de que regresaran.

“Donovan sabía que habían escapado antes de la explosión, y se peinó la ciudad como un
loco. Betty es una telépata. Ella fue capaz de decir Abiodun que habían sido encontrados,
pero Abiodun y Tyson no podía volver a ellos en el tiempo. Deben de haber golpeado a cabo
Betty, porque ella dejó de comunicarse justo después de que envió la advertencia. Ahora ella
debe estar fuera del alcance para llegar a nosotros”.

Mi estómago se revolvió. Visticorp sostenía una niña de ocho años de edad y una mujer de
setenta y nueve años de edad, rehenes y la ejecución de pruebas en ellos? Fue horrible.

Ryan vio el odio en mi expresión, y se convirtió en su propia feroz. “Esa es la otra razón me
uní a las ACE. Es por eso que Tyson y Abiodun corrían el riesgo de exponerse a unirse,
también. No estábamos seguros acerca de usted, pero Betty y Natalia todavía están por ahí en
alguna parte, y tenemos que recuperarlos”.

Me vendieron. De hecho, yo estaba listo para salir. Tal vez el mayor Wilks tenía razón con
su enfoque de amor duro. Mi drama personal podía esperar. Donovan había hecho bastante
daño, y ya era hora de hacerle pagar por ello. Si yo confiaba en las ACE o no, que necesitaba
su ayuda y que necesitaba la mía. Terminé el último de mi té y puse de pie con un suspiro.
“Creo que deberíamos ir yendo, entonces.”

Como si hubiera sabido todo el tiempo que me gustaría ir con él, Ryan me sonrió y se hizo
mucho más cómoda en el sofá. “No hay necesidad de correr, Jamie. Ellos todavía tienen un
largo viaje a través del desierto. Podemos encontrarlos en la base en una hora. Sentarse y
relajarse un rato”.
Acarició el lugar junto a él, la invitación a unirse a él de nuevo, y cuando Entrecerré los ojos,
su sonrisa se volvió malvado. “¿Quieres reencontrarse?”

Increíble. “¿Estás preguntando en serio conmigo para hacer salir contigo durante una hora?”

“¿Qué?” Sus cejas se levantaron con sorpresa, pero su rostro era demasiado inocente. “Usted
pensó que yo era, no, por supuesto que no.” Él no podía seguir el ritmo de la astucia y
esbozó una sonrisa. “Sólo estaba tomando el pelo.”

Sí, claro, él estaba tomando el pelo. Mentira grande y gorda. Grande, gordo, con encanto,
mentiroso increíblemente sexy. Con una sonrisa irresistible.

“A menos que quieras…?”

Yo lo que no quiero que vea mi diversión, pero ¿cómo no reírse de eso? Cuando mis labios
se curvaron hacia arriba, sonrisa de Ryan volvió película digna. “Pase,” le dije.

La sonrisa de Ryan nunca falló. “En otra ocasión, entonces.”

Rodé los ojos y crucé la habitación hasta la caja fuerte que Tony y yo sabíamos que estaba
escondida detrás de una estantería. “¿Qué estás haciendo?” Ryan se paró detrás de mí
mientras mantenía mi ojo en el escáner de retina. “Eso es tan cool.”

Chicos y aparatos. Yo personalmente no lo entiendo, pero Tony estaba encantado con su


equipo de alta tecnología, también. “Tengo algo que creo que podría ayudar a encontrar a
Donovan.” abrí la caja fuerte y saqué una pequeña bolsa. En el interior había un par de
pasaportes diferentes alias, licencias de conducir, información bancaria para Tony y para mí,
y algo de dinero de emergencia. Tomé todas las cosas pero en lo que yo estaba muy
interesada era en la pequeña bolsa que contenía un puñado de microchips. “Tony tiene
alguna información encriptada de Donovan y Visticorp. Recorrió toda la unidad central de
Visticorp antes de la explosión, cuando se disponía a escapar. Él solía llamarlo su póliza de
seguro. Si pudiéramos encontrar una manera de romperlo, y eso es un gran sí, esto nos podría
dar pistas sobre dónde iría a desaparecer, o la gente que podría estar trabajando con él
ahora”.

Ryan asintió. “Tenemos un tipo que probablemente podría hacerlo.”

Tenía mis dudas. “Espero que esté bien. Tony es un supergenius recto-para arriba cuando se
trata de computadoras. Pero vale la pena un intento de todos modos”.

Eché al hombro la bolsa y miré a Ryan. “Entonces, ¿dónde se supone que vamos a su
encuentro?”

Ryan se rió entre dientes. “En serio, Sol. Relájate. Tenemos tiempo. Ve a sumergirte en un
baño o algo así. Luchaste con tres súper soldados hoy. Te has ganado un descanso”.

Él tenía un punto. El Magic Tea había hecho maravillas, pero todavía tenía un duro golpe
físico severo. Dejar que mis músculos doloridos y permitir aflojar la cabeza en el agua
caliente sonaba como el cielo. “Sí, está bien, tienes razón. Una ducha caliente y un cambio
de ropa suena muy bien”.

Cuando cerré la caja fuerte y me dirigí a las escaleras, Ryan me siguió de cerca y dijo: “Oye,
en caso de que ya no recuperes tu otra maleta y no puedas decidir qué ponerte, realmente
amo esa falda jeans con las cosas brillantes en los bolsillos traseros, y esas botas negras altas
”.
Mi mandíbula se abrió, y me hizo un guiño antes de reírse camino a la sala de estar a esperar
por mí.

Después de mi ducha, busqué en lo que quedaba de mi armario y dejé de pensar en la falda


que Ryan mencionó. Yo sabía cuál quería decir, y por alguna razón me molestaba que ya la
había empacado. Era una de mis favoritas, pero era corta. Muy corta. Por supuesto que le
gustaba. Poniendo los ojos, me vestí con un par de pantalones vaqueros y una camiseta de
Punisher. No era exactamente coqueto, pero la mayoría de mis ropa linda estaba en el
camión con los ACE.

Y ¿por qué me preocupé en verme coqueta, de todos modos? ¿Cómo vino este chico Ryan a
meterse debajo de mi piel? Súper molesto.

Una vez que estaba lista para salir, me encontré con Ryan en el exterior. Mi sofá estaba
todavía en el frente de la casa desde donde Asumo Tony lo había tirado tratando de luchar
contra los súper soldados. Ryan lo había volteado de nuevo en posición vertical y se
encontraba sentado en él, mirando hacia el cielo. El sol acababa de hundirse por debajo del
horizonte, pero el cielo estaba todavía lleno de color. Me hizo sonreír que Ryan hubiera
salido fuera para ver la puesta de sol. No había nada más grande que una puesta de sol del
desierto.

Se veía tan contenido tendido allí, probablemente tratando de procesar todo lo que había
sucedido hoy en día, la forma en que todavía necesitaba. Odiaba tener que interrumpirlo,
pero estaba agotada y sólo quería conseguir un lugar en el que pudiera dormir y sacar fuera
el último de mi dolor de cabeza. No eran ni cerca de las siete, pero se sentía como si fueran
las tres de la mañana después del día que había tenido.

Me aclaré la garganta, y Ryan se puso de pie. Su sonrisa seguía en su sitio, pero sus ojos
estaban un poco caídos ahora. Estaba tan cansado como yo lo estaba. “¿Estás lista?”,
Preguntó.

Con una última mirada hacia atrás en mi casa destruida, puse mi bolsa por encima del
hombro y asentí.

“Llamé al Mayor hace unos minutos. Acaban de llegar a la base en Las Vegas y están
esperando en el avión por nosotros”.

“¿Avión?”

“Sí. ACE tiene la sede en Colorado, y el Mayor Wilks quiere que seas revisada por nuestro
médico y nadie más”.

“Tenemos que volar? Eso es tan lento. ¿No podríamos hacer su encuentro en Colorado? ”

Ryan se rió entre dientes. “Es un vuelo corto. Venga; te puedes dormir en el avión”.

“Está bien.” Suspiré. “A continuación, Las Vegas. Estás listo? ”, Le tendí la mano a él.
Cuando Ryan frunció el ceño en mi mano extendida, dije: “Haz hecho esto conmigo antes,
supongo?”

“Sólo un par de veces. Estabas muy preocupada de que un bombeo lleno energía mutante
podría lastimarme. Tomó mucho tiempo convencerte que estaba bien”.

“Eh. Extraño. Nunca he notado ningún efecto secundario con Tony”.


La mandíbula de Ryan apretó. “Compartiste tu energía con Teddy?”

“Por supuesto. Todo el tiempo. Era demasiado conveniente no hacerlo. “No entendía los
celos repentinos. No es como si una súper corrida fuera íntimo ni nada.

Después de una respiración profunda, Ryan sacudió su irritación. “Tienes razón.” Creo que
estaba tratando de convencerme a sí mismo. “Lo siento.”

“Está bien, entonces.” Le tendí la mano a él de nuevo. “¿Estás listo?”

El estrés de Ryan se desvaneció, y me dio una mirada que me produjo escalofríos. Me tomó
de la mano y tiró de mí hacia él, deslizando sus brazos alrededor de mi cintura.

Riéndose de mi jadeo de sorpresa, me llevó tan cerca que sólo había pulgadas entre nuestras
caras. Sus ojos se posaron en mi boca, haciendo que mi corazón latiera a toda marcha. “He
estado listo para esto desde el segundo que te tuve de nuevo.”

Cuando comenzó a bajar sus labios a los míos, finalmente salí de mi choque y aleje la cara.
“¿Qué estás haciendo?” hubiera chillado la pregunta, pero estaba demasiado nerviosa en el
momento, y salió sin aliento.

Ryan colocó un mechón de pelo detrás de la oreja y sonrió. “Besar a mi prometida,” dijo en
voz baja.

Casi dejo que lo haga. El cielo sabe que una parte de mí quería que él lo haga. Pero él me
llamó su novia, y me sorprendió tanto que perdí el control de mí misma, y sin querer lo
sorprendí. Fue un zap pequeño en realidad, pero que aún debe haber sido lo suficientemente
incómodo para asustarlo, o al menos hacerlo fruncir el ceño.
En su lugar, después de una ligera mueca de dolor, le echó un vistazo a la irritación en mi
cara y se rió. “Supongo que algunas cosas nunca cambian.”

Quería preguntarle qué quería decir con eso, pero no era una cuestión apremiante que
necesitaba una respuesta. “¿Qué estás haciendo? ¿Por qué intentas besarme? ”

Su frente se cayó en un ceño fruncido. “Um… porque así es como se pasa tu energía.”

Oh, es cierto. Se me olvidó que la primera vez que desperté después de la explosión la única
manera de que pudiera transferir con éxito mis poderes a Teddy era a través de un beso. Me
escondí detrás de mi pesar el ceño fruncido y sujeté la mano de Ryan.

Mirándolo todo el tiempo, llenándolo de energía hasta que empezó a temblar y el pelo de la
cabeza se puso de levantó. “¿Alguna pregunta?” rompí.

“Cuándo a aprendiste cómo hacer eso?”, Preguntó. “Terminabas por zapp a la mayoría de las
personas en cualquier momento que lo hubieras intentado antes.”

“Práctica. Tenía mucha motivación. Teddy seguía encontrando razones para usar mis
poderes, y yo estaba cansada de tener que besarlo”.

“Bueno, eso es reconfortante.” Ryan se rió entre dientes. “Me prometiste una vez que los
superkisses eran sólo para mí.”

Sonreí. Superkisses. Esa era la descripción perfecta de ellos, porque eran mucho más
potentes, estimulantes hasta el punto resultar abrumador a diferencia a los besos regulares.
Algunos con superpotencia, ¿eh? Me pregunto qué nombre de superhéroes me daría Tyson si
supiera que mi habilidad especial era el poder de dar superkiss a las personas.

“Tú sabes,” dijo Ryan, sacándome de mis pensamientos, “sólo porque tienes el control ahora
no significa que no puedas hacer las cosas de una manera divertida, todavía.”

Se rió de la mirada que le di y me guiñó un ojo. “Solo algo para pensar.”

Enviándole una última mirada, me agarró la mano y nos marchamos a Las Vegas.
Volar es tan lento. Nos va a llevar casi dos horas para ir a la misma distancia que me habría
llevado minutos. Estaba ansiosa cuando abordamos el pequeño avión de transporte militar.
Los ACE ya se doblaron en el vuelo, y se miraron con abierta curiosidad y emoción cuando
Ryan y yo subimos al avión juntos.

El Mayor Wilks nos recibió con una sonrisa demasiado entusiasta y un apretón de manos
firme. “Me alegra que haya decidido unirse a nosotros, Ángel”.

Le di la mano, pero no lo devolví la sonrisa. “No he decidido nada todavía.”

“Bueno, espero que podamos cambiar de opinión acerca de esto después de un descanso, de
una buena noche y de un buen recorrido por la base en la mañana. Por ahora, sólo descansa y
tomatelo con calma. Los hombres te dejarán en paz hasta que te sientas mejor. No es asi,
hombres? ”

Casi me reí cuando contestaron en grupo “Sí, señores” parecía tan sombrío. No podía
culparlo por ser curioso, pero yo estaba agradecida con el Mayor, por insistir en la paz.

Ryan me llevó de la mano a un par de asientos vacíos. Me sorprendió sentir su mano


realizándose en la mía, pero estaba demasiado cansada para protestar. “¿Cómo sientes la
cabeza?”, Preguntó a medida que se sentaba. “El la super corrida no empeoró las cosas,
¿verdad?”

Negué con la cabeza, cerré los ojos y respirar profundamente mientras me masajeaba las
sienes. “Está mejor de lo que estaba, pero sigue golpeando como un loco. Lo siento si me he
estado siendo tan cascarrabias hoy ”.

Ryan sacudió la cabeza inmediatamente. “Yo debería ser el que disculpe. Estaba totalmente
asustado antes y no necesitaba eso. No va a suceder de nuevo. Lo prometo. “Él esbozó una
sonrisa torcida y dijo:” Estoy bastante seguro de que tengo todo fuera de mi sistema. “

Recordando ese momento trajo la torpeza de nuevo, pero mis labios aún se arquearon en una
sonrisa. “Fue una impresionante rabieta. Pensé que tenía el título de esos, pero ahora no
estoy tan segura.”.

Ryan se rió. “Oh no, nena, sin duda tienes más que yo en el departamento del drama. Es que,
si tengo un punto débil en medio de la calma de otro modo inamovible, es Teddy ”.

Me sonrojé porque él me había llamado nena, pero había fluido de manera natural de su boca
que creo que ni siquiera se dio cuenta de que lo había dicho. “¿Por qué lo llamas Teddy?”,
Le pregunté antes de que él pudiera hacer comentarios sobre mis mejillas rojas.

“Su verdadero nombre es Teodoro Vivenzio.”

“Tay-oh-qué-o?”

“Exactamente. Nunca pudiste recordar si nombre correctamente, por lo que comenzaste a


llamarlo Teddy y se quedó. ”

Lo pensé por un momento y asentí. “Creo que podría verlo.” Traté de mencionarlo
lentamente, una vez, sólo para ver si podía acostumbrarme a el. “Teddy …” No parecía más
extraño que Ryan me llame Jamie después de seis meses de ser April. Pensando en Teddy
me hizo suspirar. “Tengo que traerlo de vuelta.”

Ryan se encogió. “Tú lo quieres de vuelta?”

“Así no. Estoy tan enojada con él que podría matarlo, pero es mi culpa que haya sido
capturado. Ustedes han dicho que podían rastrear mi teléfono, y así es como me encontraron.
Bien, estoy suponiendo que podrían rastrear a quien llamé, también. Tony… quiero decir
Teddy, siempre fue tan paranoico. Me advirtió un millón de veces que no podía romper las
reglas o Visticorp nos encontraría. Pero yo fui al médico de todos modos, y ahora se ha ido.
Ellos se lo llevaron a hacer quién sabe qué con él. Me mintió, pero nadie merece ser
enjaulado y ser objeto de experimentos. ”

Esperaba que Ryan se molestara, pero sólo tenía simpatía por mí. “Lo vamos a encontrar, y
vamos a traerlo de vuelta. Vamos a traer a todos de vuelta ”.

Tengo un nudo en la garganta debido a que alguien con demasiado interés personal en este
desorden, podría poner sus propios sentimientos a un lado debido a su preocupación por mí.
Tony nunca había hecho eso. Siempre había sido egoísta.

Antes de que pudiera expresar mi agradecimiento, los motores del avión rugieron a la vida y
nos fuimos alejando por la pista. No había esperado tener miedo a volar, pero cuando sentí
que el suelo desaparecía bajo mi asiento, tomé aire y me apoderé con fuerza de los
posabrazos de la silla.

El avión se sacudió un poco y un pequeño chirrido se me escapó, acompañado por una


oleada de energía que hizo que parpadearan de luces de la cabina. Todos los ojos me miraron
inmediatamente. “Wow, Jamie, relájate ,” dijo Ryan, como si acabara de darse cuenta de que
me estaba volviendo loca. “Bebé, no estoy seguro de si freír el avión sería la mejor cosa por
hacer.”

“Lo siento.” Di un grito ahogado. “Término de perder el control cuando estoy asustada.”

“Eres una viajera nerviosa ?” Ryan parecía sorprendido.

“Supongo que sí. Nunca lo he hecho antes. ”

Los ACE todos me miraban con los ojos muy abiertos. Su temor porque fuera a freír el avión
y nos enviaría a nuestra muerte segura, era evidente.

“Hey, ¿sabías que tu lugar favorito en todo el mundo es el Gran Cañón?” Ryan dijo de
repente.

Estaba tratando de distraerme, y funcionó. Cerrando los ojos, tomé una respiración profunda,
la sostuve en mis pulmones hasta que se quemaron, y luego dejé que poco a poco saliera
hacia fuera. Los bordes de mi boca se curvaron en una pequeña sonrisa, y mis manos
relajaron su agarre sólo un poquito. “De hecho, lo sabía. Solía ir allí cada vez que necesitaba
alejarse de Teddy o de nuestra situación, o simplemente lo que sea. Las puestas de sol son las
cosas más increíbles que he visto en mi vida ”.

Eso hizo que Ryan sonriera. “¿Sabías que fue ahi donde estuvimos la última vez que te vi?
Es el lugar donde te pedí que se casaras conmigo.” Él se rió y luego dijo: “Bueno, supongo
que, técnicamente, tú me lo preguntaste primero. Me pediste que pasara el resto de mi vida
contigo. Pero en realidad yo era el primero en decir “me caso.” Y yo ya tenía el anillo, así
que creo que aún así gano. “
Su historia dañó a mi corazón. Sonaba como un hermoso recuerdo, pero era uno que nunca
tendría de vuelta. Cavé en mi bolso que los ACE habían encontrado en el lío en el motel y
había dejado a mis espaldas y saqué el anillo de compromiso fuera de él. Me alegré de que
no me había deshecho de el, pero mirándolo todavía me hizo sentir triste. Era perfecto,
exactamente el tipo de anillo que yo elegiría para mí, y sin embargo no podía soportar
mirarlo. Me ha encantado. Debería haber sido una de mis posesiones más preciadas, pero,
gracias a Teddy, ahora lo odiaba. Se lo entregué a Ryan. “Creo que esto te pertenece.”

“En realidad, no es así”, dijo, sonriendo. “Es tuyo.”

Negué con la cabeza e insistí. “Por favor, tómalo.”

Ryan empujó mi mano de nuevo a mi regazo sin tomar el anillo. “No tenemos que hacerlo,
pero todavía quiero que lo tengas.”.

“Yo no lo quiero,” espeté, finalmente, mirando hacia arriba para encontrarme con la mirada
de Ryan. “Lo odio.”

La cara de Ryan se puso blanca, y él se echó hacia atrás como si lo hubiera abofeteado.

“Lo siento,” dije, tratando de ordenar mis pensamientos. “No quiero herir tus sentimientos,
pero este anillo significa algo completamente diferente para ti que para mí.” Tenía la
esperanza de que pudiera explicar esto correctamente, porque el dolor en su expresión me
estaba matando. “Este anillo es un grillete para mí, una prisión. Es lo que se mantenía tan
triste, durante los últimos seis meses, lo que, ya que eso es todo lo que recuerdo, es
básicamente toda mi vida. Ahora es también un recordatorio de que me traicionaron. Cuando
lo miro, todo lo que veo es una mentira. Todo lo que siento es rabia y angustia. Por favor,
tomalo de vuelta. Tengo que deshacerme de él. Necesito ser libre.”
Había estado mirando el anillo, pero cuando Ryan no respondió, miré hacia arriba. Tenía los
ojos cerrados. la nuez de Adán se balanceaba mientras tragaba, y él tomó una respiración
muy larga y profunda. La forma en que lo dejó escapar parecía casi Zen. Lo hizo dos veces
más y luego se metió el anillo en el bolsillo delantero del pantalón. Pensé que estaría loco, o
tal vez devastado, pero si lo estaba, no lo demostró. Cuando por fin abrió los ojos, me miró
con nada más que preocupación. “¿Quieres decirme al respecto?”

Mi primera reacción fue decir que no. No pensé que yo fuera una persona muy abierta por
naturaleza. Al menos, yo siempre había tenido dificultades para hablar con Teddy de esa
manera. Pero tenía que tener esta conversación. Ryan parecía un tipo muy agradable. Yo no
quería lastimarlo más de lo que ya lo había hecho. Si le ayudaba a entender mis rechazos,
tendría que ser valiente. “Cuando Teddy me encontró después de la explosión, no sabía quién
era, pero él me conocía. Me dijo que yo era su novia ”.

Ryan aspiró y respiró hondo y preguntó: “¿Y tú le creiste?”

Volví la cara lejos de él, avergonzada de que yo podría había estado tan completamente
engañada. “Yo llevaba su anillo,” susurré. “Me llevó a una casa llena de ropa que me hacían.
Tenía mi ID. Él sabía acerca de todas mis capacidades diferentes, él fue el que me explicó
todo y me ayudó a recuperar el control de las mismas. Tenía que creer en él. Mi corazón
nunca lo compró, pero mi cerebro no tenía otra opción ”.

“¿Qué quieres decir con eso?”

“Nunca lo amé,” admití. “Lo intenté. He intentado tan duro quererlo de la misma forma en
que me quería. Al principio, él fue muy paciente y dulce. Era amable y simpático. Realmente
me ayudó a través de toda la experiencia terrible de no saber nada. Él era todo lo que tenía,
todo lo que sabía, y él me quería tanto. Me quería, y yo sólo lo decepcioanaba al no quererlo
”.

Mis ojos pasaron por alto con la humedad, y traté con todas mis fuerzas hacer retroceder las
lágrimas. “Traté de ser la chica que me dijo que era, pero simplemente no pude. Era mi
mejor amigo, mi familia, pero yo sólo podía quererlo como a un hermano. Yo lo rechacé una
y otra vez, hasta que empezó a resentirse. No podía entender por qué las cosas habían
cambiado tanto, pero me negaba a renunciar, porque yo llevaba ese estúpido anillo, y pensé
que significaba que lo había amado una vez ”.

No sé si me desplomé en el hombro de Ryan o si él me llevó allí, pero yo estaba envuelta de


repente en sus brazos. Él me abrazó fuertemente, y por mucho que yo no quería estar en otra
relación de nuevo, sobre todo, no con alguien que tenía una historia con que yo no tenía la
fuerza de voluntad para reponerme en la distancia. Dejé que me sostuviera, y con avidez
absorbía su comodidad.

“He perdido tanto tiempo tratando de ser lo que él quería que fuera, lo que yo pensé que
tenía que ser, y ahora me entero de que todo era una mentira desde el principio.”

Puse mi cabeza de modo que pudiera mirar a Ryan. Mis ojos se llenaron más y unas cuantas
lágrimas corrían por mis mejillas. “Me dejó torturarme sobre mis sentimientos. Me dejó
obligo a estar en una relación con él. Me mintió acerca de todo, y entonces él se enojó
conmigo cuando yo no lo quería de vuelta. ¿Cómo pudo hacerme eso? ”

Ryan cerró los ojos y tomó un poco más de esas extrañas respiraciones de yoga, o lo que
fuera. Puso mi mano en la suya, la apretó con fuerza, y se la llevó a los labios. Después de un
suave beso que me hizo temblar, él tomó mi mano contra el costado de su rostro y respiró
profundamente, como si estuviera absorbiendo mi esencia como si fuera a calmar mi dolor.
“Siento que hayas tenido que pasar por eso, Jamie, pero no tienes que preocuparte más. No
será así con nosotros. Te prometo que no haré lo mismo. Nunca lo amaste a él, pero a mi sí ”.

Sus palabras dolían. “No hay un nosotros.” Saqué mi mano fuera de su alcance. “Lo siento.
Pareces ser una buena persona, pero no puede hacerme eso a mí misma de nuevo. No puedo
vivir más así. No puedo ser la chica que quieres que sea ”.

Ryan encontró mi mirada, hizo que todo sea mucho peor. “Puedo ver lo mucho que te gusto
cada vez que me miras,” continué, “y me hace mal del estómago con la ansiedad.” Traté de
hacer mi voz lo más suave posible. “Mi amnesia es permanente. Nunca voy a recordartei.
Sólo voy a terminar perjudicandote usted una y otra vez, como lo hice con Teddy. ”

“No creo que me estés dando suficiente crédito”, sostuvo Ryan. “Nunca me has
decepcionado. Éramos extraños una vez antes y resultó bien. Vamos a estar bien otra vez ”.

Negué con la cabeza. Él no iba a hablar conmigo de esto. No entendía. “No podemos volver
a como eran las cosas. Eso es imposible. Por favor, no me pidas que trate. No me presiones a
sentir de la forma de quieres. Sé por experiencia que nunca va a funcionar. Trata de recordar
que eres un extraño para mí. Es posible que me gustes, pero apenas nos conocimos hoy ”.

Me senté de nuevo y preparé mi corazón en contra de la expresión de angustia que sabía que
venía. Yo no era ajena a la angustia. Teddy me había hecho daño con ella tantas veces que
había perdido la cuenta. Nunca era más fácil de ver. Pero Ryan me sorprendió. Me miró de
nuevo con una expresión calculadora y luego dijo “bien”, como si acabara de llegar a algún
tipo de plan. “Digamos que hipotéticamente, que un tipo al azar en la calle te invita a salir
mañana”.

No podía imaginar que estaba tramando, pero no estaba allí sentado de mal humor y con el
corazón roto, por lo que decidí seguirle el juego. “Bueno…?”
“¿Saldrías con él?”, Preguntó Ryan.

“¿Qué quieres decir?”

“¿Irías a una cita si alguien te invita a salir?” Él escaneó el avión y señaló que al chico lindo
de Hawai. “Eyes, por ejemplo. Eyes nunca lo haz visto antes. Si te hubieras sentado junto a
él en lugar junto a mí, y en el transcurso del vuelo tendrían que hablar y él te pidió que
tomaran una taza de café juntos cuando lleguemos a Colorado, saldrias con él? ”

Eyes era un apuesto chico, aunque con Ryan Miller sentado junto a mí, que no parecía justo
juzgar a nadie más ve. Pero su aspecto no importaba. Yo sabía lo que Ryan quería ir a parar,
y, después de pensarlo por un momento, decidí que lo haría.

“Sí, creo que podría,” admití. “Sería bueno conocer a alguien que no conoce mi viejo yo y no
tiene expectativas preestablecidas. Tú no conoces la presión de tener que tratar de actuar
como yo, cuando no sé quién soy yo ”.

Sus ojos me miraron a continuación, y me dio una gran sonrisa brillante. El brillo en sus ojos
castaños hizo el apodo perfecto. “Es una cita, Ángel”.

Sorprendida por su respuesta, miré alrededor del avión y me di cuenta de que todo el mundo
estaba escuchando nuestra conversación. Hace mucho? Sin embargo, no podía culparlos por
su curiosidad, y no es como si este paseo interrumpiera cualquier otro tipo de
entretenimiento durante el vuelo. Además, yo no podía juzgar. Tenía superoidos. Yo era un
espía maestro.
Cuando puse mis ojos en todos ellos, Ryan se rió entre dientes. “Fue hipotético, Eyes”,
bromeó. “No te hagas ilusiones.”

Miré de nuevo hacia Ryan, todoo sonriente, una sonrisa tan grande y brillante que parecía
calentar toda la cabina. De alguna manera, a pesar de que mis problemas estaban lejos de ser
resueltos, esa sola sonrisa y el brillo de sus ojos hizo que mi corazón se siente más ligero.
“Así que lo que tenemos que hacer, entonces,” dijo, emoción arrastrando en su voz, “no es
ayudar a recordar Jamie Baker. Tenemos que ayudarle a saber Jamie Baker, ”.

Abrí la boca y la cerré de nuevo mientras procesaba sus palabras. Nunca había pensado en
ello antes. Ryan dio unas palmaditas en la mano y dijo: “Está bien, así es como será. A partir
de ahora no soy Ryan Miller, tu prometido que te ama más que a su vida y ha pasado los
últimos seis meses buscandote y se negaba a creer que estabas muerta. Sólo soy un tipo al
azar en un avión que ganó la lotería cuando se trata de compañeros de asiento. No tengo
ninguna expectativa, y no hay presión para que me gusta volver. Sólo soy un tipo simpático,
curioso de hablar con la mujer increíblemente caliente sentada a mi lado ”.

Era una idea muy dulce, pero yo era escéptica . “No estoy seguro de que eso sea posible.
¿Cómo podría alguna vez separarse de esa manera? No puedes simplemente apagar tus
sentimientos, y no puedes olvidar el pasado más de lo que yo puedo recordarlo. ”

Ryan no se desanimó en absoluto por mi cinismo. “Pero tengo que conocerte de nuevo.
Tienes razón, no eres la misma persona que eras antes. Yo tampoco. Nuestras experiencias
dan forma a lo que somos. Su personalidad sigue siendo el mismo, pero las cosas que has
pasado que han cambiado. Es lo mismo conmigo. Los últimos seis meses me han llevado tan
lejos del chico que era antes. Incluso si consiguiéramos su recuerdos de vuelta, estoy seguro
de que todavía tendríamos un montón de ajuste para hacer en nuestra relación. Todavía
tendríamos que llegar a conocerse de nuevo. Tienes razón que no podemos volver a como
eran las cosas. Eso es imposible, por lo que sería un error tratar. Pero eso no quiere decir que
no podemos empezar completamente terminado ”.

Me mordí el labio, teniendo en cuenta su propuesta. Él tenía un punto. Tal vez no sería capaz
de dejar de lado sus sentimientos por mí, y él siempre tendrá recuerdos que no lo hice, pero
si realmente podría empezar de nuevo, entonces tal vez era posible que seamos amigos.
“Muy bien,” yo estaba de acuerdo con vacilación. “Supongo que podríamos intentarlo. Pero,
si está bien con usted, podríamos tratar de ser sólo amigos? ”

“Sólo amigos?” Ryan se arrugaron la nariz ante la idea.

Tuve que morderme la parte interior de la mejilla para evitar sonreír ante el puchero en su
rostro. Sus travesuras me estaban ablandando, y no estaba a punto de hacerle saber que
estaba metiéndose bajo mi piel. Tenía la sensación de que él era el tipo de hombre que, si se
les da una pulgada, llegaría a una milla.

“Sí. Solo una amistad, por favor.“ Le di una mirada que me esperaba fuera convincente.
Difícil de hacer cuando mi boca se secaba cada vez que miraba a los labios. “Acabo de salir
de una relación en muy mal estado. Necesito un descanso. No estoy realmente lista para
empezar a salir de nuevo ”.

El puchero de Ryan se evaporó y se encogió de hombros con indiferencia. “Bueno.”

Me sorprendió la facilidad con que había accedido. Había esperado más de una pelea. La
sospecha se deslizó en mi mente cuando él se rió entre dientes mientras se acomodaba en su
silla. “¿Qué?” Exigí.

“¿Qué quieres decir?’”


Yo no estaba cayendo por la gran cara de cachorro, inocente que me dio. Entrecerré los ojos
y él sonrió aún más grande. “No es nada”, dijo. “Estoy bien. Estamos bien. Solo amigos.
Debe ser divertido ”. Él se rió de nuevo.

No sé de donde vino esa actitud arrogante, de repente, pero me pareció tan exasperante que
hice que las luces de la cabina parpadearan de nuevo. Ryan levantó la vista hacia ellas y
levantó una ceja, tratando lo más que podía, no reírse. Era tan molesto, y sin embargo, iba a
hacerme reír, también. En lugar de freír el avión y enviarnos a todos caída en picada a
nuestras muertes, dejé que Ryan supiera que me estaba divirtiendo. “¿Estás tratando de hacer
que estrelle el avión?”, Le susurré. “¿Qué tiene de divertido?”

“Nada”, Ryan insistió de nuevo. “Sólo soy un tipo al azar, sin recuerdos de ti, ¿recuerdas?
No encuentro nada gracioso de esta situación ”.

Yo estaba tan dispuesta a matarlo. “Sólo dime,” espeté, lo suficientemente fuerte para ganar
extrañas miradas del resto de los ACE.

Ryan trató de suavizar su rostro. “Puede que no recuerdes,” dijo, “pero tú diciendo que me
pierda e me ignorando por completo mi solicitud es una especie de nuestra de tu verdadero
yo”

“¿Qué?”

Se encogió de hombros. “Haz hecho esto antes, tratar los” sólo amigos cosas antes, y no eres
muy bueno en eso. Te doy una semana como máximo antes de que me besas “.

Mi mandíbula golpeó mi regazo.


Ryan tomó en mi expresión como si hubiera estado esperando toda la vida para ver lo que
era mirada en mi cara. Con otra risa, se inclinó y me besó en la mejilla. “Es bueno tenerte de
vuelta, nena.”
Después del paseo, en el que por suerte me quedé dormida, y no estaba despierta para
hacernos chocar durante el aterrizaje-me encontré en la parte trasera de otro camión de
transporte, aplastada una vez más entre Ryan y Tyson, mientras que el resto de los ACE se
me quedó mirando.

La mayoría del personal militar estacionado en Colorado se quedó en la base en Colorado


Springs, donde nuestro avión aterrizó, pero los ACE colgaron sus sombreros en el búnker
nuclear cercano llamado NORAD. Es esta enorme base ultra secreta, fuertemente armada,
construida dentro de u una maldita montaña. Supongo que porque los PAC son de tan alto
secreto, que necesitaban un lugar más privado para entrenar que el resto de los militares.
Ellos necesitaban un lugar donde pudieran usar sus habilidades sin otras personas estén
viendo lo que pueden hacer.

Cuando finalmente llegamos a NORAD, la montaña se tragó la carretera. Hubo un pequeño


túnel, unflashy que sobresalía del lado de la montaña que parecía que se comía la carretera.
Me recordó a una tortuga a la que le falta la cabeza. A un lado y a otro del túnel había una
alta valla metálica rematada con alambre de púas como las vallas que rodeaban las cárceles.
Aparte de eso, no había mucho que ver. Me dio escalofríos.

A medida que nos desplazamos en el túnel y fuimos consumidos por la oscuridad, mi


corazón comenzó a latir más rápido. A unos cientos de pies en el túnel, el camión se detuvo
en una serie de puertas metálicas gruesas de acero sólido. Me estremecí ante la visión.

“Entonces”, le pregunté, tragándome mis nervios. No quería que estos hombres puedan ver
mi miedo. “¿Cuántos de ustedes tienen poderes como Tyson y yo?”
“Sólo uno”, dijo Ryan, y todos los ojos se desplazaron al gran hombre africano.

“Abiodun, ¿verdad?”

El hombre grande me dio una sonrisa tímida. “Sí, Angel. Y debo agradecerte. Me salvaste la
vida cuando me liberaste de Visticorp. Sus experimentos me habrían matado”.

Su agradecimiento se sentía fuera de lugar porque no podía recordar en realidad haber


ayudado al hombre, pero de todos modos con una sonrisa forzada dije: “Me alegro de haber
podido ayudar. Ryan me contó un poco acerca de lo que sucedió después de la explosión. Lo
siento mucho acerca de sus amigos. Voy a hacer todo lo posible para ayudarlos a tenerlos de
vuelta”.

“Gracias Angel. Eso es muy amable.”

Una vez más, su alabanza me retorció. Me encogí de hombros. “No podemos dejarlos allí.
Además, atraparon a Teddy, también. Yo sé que él me mintió, y quiero matarlo, pero no
puedo dejarlo con ellos para ser experimentado sucesivamente. Voy a traerlo de vuelta. Y
luego voy a deshacer de Donovan una vez por todas, para que todos podamos estar a salvo de
nuevo. Ese hombre tomó mi memoria y se va a arrepentir. ”

Me encontré con los ojos de Abiodun y no encontraron nada, excepto la sombría


comprensión. Él estaba en-no importa lo que tengamos que hacer para detener a Donovan.
“Te ayudaremos.”

“Claro que sí, lo haremos”, estuvo de acuerdo Tyson. “Con nuestros poderes combinados,
podríamos asumir los malditos X-Men. Donovan va a ganar ningún partido con nosotros”.
“Así que…” No estaba segura de sí era buena educación preguntar a Abiodun cuál era su
poder, pero íbamos a trabajar juntos, entonces lo necesitaba saber. “Qué es exactamente lo
que puedes hacer?”

“Lo llamamos el bombero!” Tyson se jactó antes de que Abiodun pudiera responder. “El tipo
puede iluminar como una antorcha. Lanza una bola de fuego media, también. Descubrió su
poder cuando se quedó atrapado en una explosión en una planta de producción de petróleo en
África del Sur y no se quemó. Todo el almacén se redujo a cenizas en cuestión de minutos.
Cientos de personas murieron y él se encontraba en medio de las llamas completamente
desnudo y su ropa quemadas justo al lado de su cuerpo. Ni siquiera se chamuscó ”.

Me quedé de piedra sin habla por la historia, también horrorizada, había vivido a través de su
pesadilla y tenía que recordarlo. Me preguntaba si asi habia sido la explosión en la que había
estado, y cómo había sobrevivido. No pensé que fuera a prueba de fuego, pero tal vez no
había habido llamas. Todavía había estado usando la ropa cuando Teddy me encontró. Me
estremecí, pero no estaba segura de lo que me pareció más inquietante-la historia dr Abiodun
historia, o los detalles que faltan de mi propio accidente.

“Yo te mostraré en algún momento”, dijo Abiodun, alejándome de mis pensamientos.


“Tenemos una gran facilidad de entrenamiento aquí en la base. Lo han modificado para que
sea a prueba de fuego ”.

“¿Qué pasa con la electricidad, a prueba del relámpago?”

Cada soldado en el camión se animó ante la idea de ver una demostración.

“Todavía no, Ángel,” dijo el mayor Wilks, interrumpiendo la conversación cuando apareció
en la parte trasera del camión. Habíamos llegado a nuestro destino final. “No hemos podido
hacer mucho sin ver cómo funciona la energía y el tipo de daño que puede causar. Si nos lo
permites, nos encantaría que hagas lo mejor que puedes hacer para que podamos averiguar
qué tipo de modificaciones deben hacerse ”.

“Lo mejor?” Pensé en el cráter en Las Vegas y me encogi. “No creo que sea una buena idea.”

“Bueno, tal vez podrías hacer algo más fácil con nosotros de lo que hiciste en Visticorp,”
Major Wilks dijo con una sonrisa.

Miró alrededor del grupo y juntó las manos. “Romeo”, ladró. “Lleva al Ángel con el Dr.
Haggerty en el médico. Ella tuvo una buena paliza hoy, y quiero asegurarme de que está
bien. Todos los demás, duerman un poco. Tengo la sensación de que vamos a tener un día
ocupado mañana. Despedidos, señores ”.

Todos los muchachos abuchearon y vitorearon, como si conseguir unas cuantas horas de
sueño era la mejor noticia que alguno de ellos había recibido nunca. Los entendía
completamente. Tuve envidia de todos ellos. Con unos cuantos saludos de bienvenida hacía
mi y se dispersaron como cucarachas, se habían ido.

Salí de la camioneta, esperando ver algo directamente desde el canal Syfy, pero la habitación
que me parecío un almacén que se utilizaba como un garaje. Era una gran habitación llena de
diversos vehículos militares. Era un poco impresionante sabiendo que todo el asunto estaba
debajo de la tierra, pero por lo demás era nada espectacular.

Ryan me llevó hacia una puerta abierta que conducía a un largo pasillo. Una vez más, no era
nada del otro mundo, paredes alrededor de la luz de color beige, suelos de linóleo, y la
iluminación fluorescente. Era un pasillo como cualquier otro en un edificio de oficinas, pero
con menos decoración y sin ventanas. Suspiré, decepcionada. “Para una base militar ultra
secreta, esto es un poco decepcionante. Supongo que lo de militar es más acerca de la
función que la forma ”.

Ryan asintió, frunciendo el ceño a las paredes. “El edificio sin duda podría necesitar un poco
de personalidad, pero el centro de entrenamiento no es nada para burlarse, y deberias ver el
centro de comando, impresionante.”

Al doblar una esquina en otro pasillo que era exactamente igual que el anterior, y llegamos a
una puerta abierta. La luz brillante derramada desde la habitación al pasillo. La enfermería
correspondía en el mismo esquema de decoración que el resto del compuesto, impecable, frío
e impersonal-solo iluminado con más intensidad Se veía como una especie de cruce entre un
consultorio médico regular y un pequeño hospital.

Era mucho más grande de lo que esperaba, y tenía una gran cantidad de equipos de todo
embutidos en la oficina. Consistía en armarios etiquetados y contadores esterilizados con un
par de examen. Detrás de ellos había una variedad de muy caro equipo de salvamento.
Reconocí la máquina de resonancia magnética de mi visita con el Dr. Rajeet esta mañana.
Esa visita realmente había sólo había sido esta mañana? Este día definitivamente ganó al día
más largo del día nunca.

Una mujer en un uniforme militar quebradizo estaba sentada de espaldas a nosotros,


encorvada sobre un escritorio. Ella estaba estudiando detenidamente una carpeta de archivos
que se parecía sospechosamente a los que el Dr Rajeet me había mostrado. Ryan llamó a la
puerta abierta y me llevó dentro de la habitación. “Dr. Haggerty? ”

La mujer giró en su silla, sonriendo una sonrisa brillante a Ryan. Ella era tan dura de aspecto
como el Mayor Wilks, una mujer militar hasta la médula. En algún lugar de los treinta y
tantos años, era alta y delgada con la piel pálida, ojos de color marrón oscuro y cabello
castaño recogido en un moño severo. Si no fuera por la cálida sonrisa que parecía fuera de
lugar en ella, yo podría haber tenido miedo de sentarme en la mesa de examen por temor a
que tuviera el placer de torturarme. Me preguntaba si la sonrisa siempre estaba allí, o si ella
simplemente tenía una debilidad por Ryan. Yo estaba adivinando que era esto último cuando
ella se puso de pie y lo saludó, diciendo: “Hey, Ricitos de oro!”

Ryan me miró y suspiró en broma. “Los ACE tienen una cosa con los apodos.” Como si no
hubiera descubierto uno todavía. “Romeo y Loverboy son bastantes malos, pero la buena
doctora aquí le gusta atormentarme la mayor parte del tiempo con Ricitos de oro.”

Resistí una sonrisa mientras miraba a su brillante cabello rubio dorado de estilo muy
parecido al del Capitán América. (Después de que el Cap consiguiera su cambio de imagen
moderna. No su dorky corte de pelo de la Segunda Guerra Mundial.)

“Podría ser peor”, le dije, en voz plana. “Tu cabello podría ser de color verde.”

Ryan escaneó mi pelo, y luego bajó la mirada a todo lo largo de mi cuerpo y una copia de
seguridad. Su expresión se volvió una que hizo que mi pulso se acelere y mi boca se seque
“Creo que es caliente.”

Me burlé. Definitivamente no estaba caliente.

“¿Por qué decidiste quedarte verde, de todos modos? Pensé que lo odiabas ”.

“¿Qué quieres decir? Siempre ha sido este color ”.

“Por debajo, tal vez.” Ryan sacó un teléfono de su bolsillo. “Hiciste grandes cambios para
asegurarte de que nadie te viera asi. Siempre llevabas contactos de color para ocultar tus
ojos, también. ¿Ves?”
Él me dio su teléfono celular, y me quedé sin aliento a la imagen de la pantalla de
visualización. No estoy segura de lo que encontré más sorprendente: la chica de cabello
negro y de ojos color jade mirando hacia mí, o el hecho de que ella estaba sentada en una
cama con Ryan en lo que parecía un dormitorio de la universidad, con el ceño fruncido en el
que juguetonamente había tomado la foto. Tanto Ryan y yo teníamos lápiz labial manchado
por toda la cara. Claramente acabábamos de haber sido sorprendidos basándonos.

Ryan se rió de la expresión de mi cara. “Veo que todavía no eres un fan de mi imagen
favorita de nosotros.”

Tuve que cerrar los ojos. Esta foto de mi pasado era más de lo que Tony me había dado en
los últimos seis meses. Tantas mentiras crueles.

“Jamie? ¿Estás bien?”

“Lo siento.” Tomé una respiración calmada y sacudi los malos pensamientos. “Estoy bien.
Es sólo que …, Tony, eh.. Teddy me dijo que no tenía ninguna foto de nosotros juntos
porque nos habían encerrado en el laboratorio y Visticorp no nos permitía obtener nuestras
fotografías. ¿Cómo pude haber sido tan ingenua? ”

el brazo de Ryan se deslizó por mis hombros. “No te hagas eso a ti misma . Es como haz
dicho. No tenías otra opción que creerle. No fue tu culpa. No tenías memoria. Se aprovechó
de la peor manera. No se puede estar preparado para ello ”.

Me sonrojé cuando la doctora Haggerty se aclaró la garganta para recordarnos que estábamos
en su oficina. Ella me dio una sonrisa amable, y luego miró a Ryan. “¿Vas a presentarme?”
La mano de Ryan cayó desde el hombro a la parte baja de la espalda y me empujó hacia
adelante. El tacto suave disparó escalofríos por mi columna vertebral. Muy, muy buenos
escalofríos. Ryan aspiró por la nariz y cuadro los hombros, como si sintiera un
estremecimiento en su propio cuerpo. Me hizo pensar que los escalofríos que sentí fueron
físicos y no sólo en mi propia cabeza. Ryan también los sintió? ¿Eso sucede siempre entre
nosotros?

“Dr. Haggerty, conozca a Ángel del Chelsea. Los chicos han decidido simplemente llamarla
Ángel. O Jamie, funciona también ”.

La doctora Haggerty extendió una mano hacía mí, y su sonrisa se volvió de curiosa
adoración. “Es un placer conocerla, aunque me gustaría que fuera en mejores
circunstancias.”

En tanto miraba confundida a Ryan, la doctora me dio una bata de hospital. “El Major Wilks
me llamó y me informó de su ataque. ¿Realmente golpearon su cabeza a través de un suelo
de cemento? ”

Hice una mueca y force un encogimiento de hombros, odiando la sensación de un bicho raro.
“No todo el camino.”

Sus ojos recorrieron mi cuerpo y rápidamente se concentró en mi cuello. Nadie había dicho
nada, pero vi los moretones en dónde había sido estrangulada, después de mi ducha antes; se
veían horrible.

“¿Le duele la voz?”


Negué con la cabeza. “No está mal. En mi cuello siento bastante dolor, sin embargo. ”

Ella asintió como si eso tuviera perfecto sentido. “Cualquier otra cosa que le duela?”

“Aparte de todos los músculos de mi cuerpo?”

“Sí, aparte de eso,” dijo ella con una sonrisa.

“Todavía tengo un dolor de cabeza que rabia. Sin embargo, la visión doble, las náuseas y
mareos han pasado ”.

“Eso es bueno. Es probable que sólo sea una conmoción cerebral leve. Te puedo dar algo
para el dolor de cabeza, pero tenemos que hacer una tomografía computarizada y una
resonancia magnética para asegurarnos de que no hay hinchazón, fracturas o hemorragias
internas. También quiero comprobar y asegurarme de que no hay daño permanente causado a
su laringe ”.

Hubiera sabido que esto sucedería, pero todavía miraba el vestido de algodón sin respaldo en
sus manos y suspiré.

“Rápido y sin dolor”, prometió la doctora Haggerty.

“Lo sé. Sólo … pruebas.“ Me estremecí. “Si pudiera tener pesadillas, estoy seguro de que en
ellas estaría por ser encerrada y siendo sujeto de pruebas.”

“Me quedaré contigo,” Ryan ofreció mientras que la Dra. Haggerty dijo: “Si?”
Respondí a la Dra. primero. “Nunca he soñado desde el accidente. No sé por qué ”.

La doctora Haggerty ladeó la cabeza hacia un lado. Después de pensarlo por un momento,
asintió. “Tiene sentido que tendría algunos otros efectos secundarios del daño cerebral que
sólo la amnesia. El daño ya estaba hecho todo a su lóbulo temporal medio, pero a todo su
cerebro. ”

Suspiré. “Así que usted ha visto los archivos del Dr. Rajeet, entonces?”

“Sí.”

No me sorprendió. Si Major Wilks habló con el Dr. Rajeet después de la superbreak-in, por
supuesto, habrían pedido copias de mis exploraciones.

“Entonces…” Tragué saliva espesa, preparándome para la respuesta a la siguiente pregunta.


“¿Está de acuerdo con el Dr. Rajeet de que el daño es permanente?”

La cara de la Dra Haggerty se fundió en una sonrisa simpática. “Sí. Lo siento. Su memoria es
esencialmente muerta y simplemente no hay manera de traerla vuelta a la vida ”.

La noticia fue tan aplastante por segunda vez. Ryan me dio un beso suave al lado de mi
cabeza. “Has sobrevivido, Jamie. Por lo menos tenemos eso, y es mucho. ”.

Aspiré una bocanada de aire, forzando a mis emociones ir hacia abajo, y asentí. Tenía razón,
después de todo. Por lo menos yo estaba viva.

La doctora Haggerty me pasó el camisón médico. “¿Por qué no pasas y te cambias, y


hacemos tu examen de una vez? Te ves agotada. Estoy segura de que te gustaría descansar ”.
Asentí de nuevo, y tanto la Dra. Haggerty y yo miramos a Ryan. No parecía saber lo que
estábamos esperando. “Es hora de que te vayas, Ricitos de oro”, dijo la doctora Haggerty.

El chico frunció el ceño, no, él hizo un puchero-a petición. “Me voy a quedar con Jamie.”

Levanté el vestido en mis brazos. “No si yo estoy cambiando en esta cosa, no lo creo.”

Los ojos de Ryan se redujeron a la bata y me sonrió. Era una sonrisa maliciosa que hizo que
me quedara sin aliento . Se inclinó y puso sus labios en mi oreja. “Te he visto en mucho
menos, Sol.”

Mi cuerpo se quería fundir, pero mi dignidad no lo permitiría. Le di un poco de zapping, lo


suficiente para hacerle saber que era mejor ver por si mismo. Él gruñó y se alejó, pero la
sonrisa nunca dejó su rostro. “Buenas noches, Jamie. Ven a buscarme tan pronto como se
despiertes mañana”.
El Mayor Wilks estaba esperando por mí cuando terminé mi examen médico. El diagnóstico
fue como esperaba, una conmoción cerebral leve y una gran cantidad de hematomas en el
cuello. Tendría el cuerpo rígido y un dolor de cabeza durante unos días, pero entonces estaría
bien.

“Ella necesita descansar,” La Dra. Haggerty advirtió Mayor Wilks cuando me preguntó si me
gustaría dar un paseo con él.

“Sólo voy a llevarla a su habitación para dormir,” Major Wilks prometió.

“No más toque de atención por la mañana.” La Dra. Haggerty pisoteó el pie mientras dio la
orden. “Que su sueño.”

“Tienes mi palabra, doctora.”

Tan pronto como la puerta de la enfermería se cerró firmemente detrás de nosotros, el mayor
Wilks fingió estremecerse. “Esa mujer me aterra. Ella es la única persona en el mundo que
me puede ordenar y salirse con la suya.” Su mirada directamente a mí. “Así que no te hagas
ilusiones, Ángel.” Sus palabras duras se perdieron por el brillo en sus ojos. Fue el primer
indicio de su personalidad, que yo había visto de él. Me dio esperanzas sobre el hombre.

“Voy a tener esto en mente,” dije, sin estar de acuerdo de una forma u otra.

Mi respuesta hizo que sus ojos se arrugaran en los bordes.


Al doblar una esquina exterior de la enfermería en otro pasillo vacío, pensaba en que iba a
quedar tan perdida en este lugar cuando el Mayor-Wilks rompió el silencio. “Como ya he
mencionado antes, la división de la ECA y la existencia de los PAC es una información muy
confidencial. No hay muchos que sepan quién y qué eres. Pero cualquiera que tenga acceso a
esta base tiene debida autorización de seguridad, por lo que cuando estás aquí en la sede, se
le permite hablar de manera abierta y ser uno mismo”.

“Eso es… interesante.” Tomé esto en calma. La idea de estar segura alrededor de todo un
grupo de gente que sabía mis capacidades era un concepto tan extraño para aceptar.

Mayor Wilks levantó una ceja hacia mí. “Tyson y Abiodun parecen apreciarlo. Y sé que
disfrutan de tener un equipo que puede ser honesto y con confianza.” puso su mirada de
nuevo hacia delante y llevó las manos a la espalda mientras caminaba. “Debido a la
naturaleza de nuestra organización y nuestra dependencia en completo secreto, l8as ACE son
una unidad muy apretada, como una especie de familia. Puedes sorprenderte por lo feliz que
podría ser estar aquí. Tener amigos de confianza, pudiendo ser uno mismo, y utilizando sus
dones para el bien”.

Extendí la mano para frotar mi cabeza. “Yo sé lo que está tratando de hacer, Mayor, y lo
hace sonar atractivo, pero simplemente no lo sé. Aunque Ryan sabe sobre mí, soy incapaz de
decidir”.

“Usted puede hacerlo, si fuera de alguien que usted respetada.”

Parecía seguro de poder ganar mi respeto. Yo no lo admitiría a él todavía, pero de la forma


en que me había manejado hasta ahora, sospecha que podría ganarse mi respeto, también.
“Es tentador, Mayor, pero hay más que eso. Ryan mencionó a mis padres, lo que significa
que tengo una familia en alguna parte. Tengo una vida por ahí. Puede que no recuerde esa
vida, pero la quiero de vuelta. Tengo mucho que aprender, para ponerme al día. Yo te
ayudaré con Donovan, pero no estoy segura de que podría comprometerme a nada más que
eso en este momento”.

Mayor Wilks asintió. “Tal vez podamos considerar a Donovan un periodo de prueba,
entonces.”

Se detuvo delante de una puerta con una placa de número en él. El número estaba cubierto
con cinta adhesiva y alguien había garabateado Ángel en él. Se había pintado un halo
amarillo por encima de las letras y un par de alas de ángel de plástico colgaban al lado.
Mayor Wilks sonrió a la pantalla. “Los hombres están muy contentos de tenerte aquí. Tanto
si decide quedarse o no, espero que se sienta bienvenida mientras está con nosotros”.

Sentí un pequeño nudo en la garganta mientras miraba a la decoración de mi puerta. No era


mucho, pero era extrañamente conmovedor. Y la sensación de bienvenida, el sentido de la
familia de pertenencia y la compañía-era algo que había necesitado desesperadamente desde
el momento en que comenzó mi nueva vida. “Gracias, mayor.”

El Mayor Wilks abrió la puerta y luego me dio la llave. Para no perturbar el tema general de
la base sosa, mi habitación era pequeña, con paredes blancas, un pequeño armario, una
cómoda, y una cama doble, cubierta con una manta de color gris claro y una almohada
individual-lisa blanca, por supuesto. Mi equipaje negro con rosa estaba sobre en la cama y
era lo único de color en toda la habitación. Había una puerta al lado del armario que el
comandante Wilks me informó que era mi cuarto de baño. Tenía miedo de mirar, y sin
embargo me sentí aliviada al saber que no tenía que compartir uno.

“No me viviendo aquí. Este lugar es más deprimente que un convento, y si realmente esperan
que mantenga esa cama hecha con esquinas militares, realmente no sé con quién que están
tratando”.
Mayor Wilks rió. “No es tan malo.”

“Sí lo es.”

“Al menos tiene su propio espacio privado. El resto de los chicos duermen en una habitación
grande en el otro lado de la instalación y tienen duchas de estilo dormitorio”.

Me estremecí. Él estaba en lo correcto. Era mejor que eso.

Pero no mucho.

“Bien. Voy a dormir aquí. Por ahora. Pero no voy hacer mi cama”.

“Es un trato, Ángel. Ahora, si usted no necesita nada más, descanse un poco y venga a
buscarme cuando se despierte mañana. Le voy a dar un recorrido”.

No tenía ni idea si podría encontrar algo en este laberinto de pasillos aburridos, idénticos,
pero estaba demasiado agotada para pensarlo. Di las buenas noches y apenas terminé de
cepillarme los dientes y lavar todas las manchas de costras de lágrimas de mi cara antes de
caí dormida.

.....................................................................
Dormir en una habitación sin ventanas era una dicha. Dormí como un tronco. Yo sabía que
en el instante en que me desperté, que había dormido mucho tiempo. Mi cuerpo se sentía
rejuvenecido y hueco, todo al mismo tiempo. Estaba bien descansada y con hambre. Aun así,
muriendo de hambre como me sentía, me tomé mi tiempo preparándome antes de atreverme
a salir de mi habitación. No es que yo necesitaba impresionar a estos chicos, pero yo quería
verme mejor.
Ayer había sido golpeada y quedado agotada y encima de todo me habían visto perder el
control y llorar amargamente. Necesitaba recuperar algo de mi dignidad actualmente.

Pelo verde, ojos amarillos, y todo lo demás, yo podría verme muy bien. Cuando abrí mi
maleta, la falda jeans corta con los bolsillos traseros brillantes estaba justo en la parte
superior, así que por qué? Me puse la falda con una camiseta sin mangas de color púrpura y
un par de Skechers. Ryan tendría que vivir sin las botas altas. Até mi pelo en una cola de
caballo y me puse un poco más delineador de ojos de lo normal, necesitaba sentirme
intimidante después de mostrar tanta vulnerabilidad ayer. Después de eso, agarré la pequeña
bolsa con microchips de Teddy y salimos en busca de un poco de comida.

El lugar no estaba tan vacío como lo había estado la noche anterior. Las personas recorrían
los pasillos con un propósito, todos ellos en un uniforme militar de algún tipo u otro. No
estaba familiarizada con ninguno de ellos. El Mayor Wilks dijo que la ACE era una
organización muy pequeña, por lo que, obviamente, más personas utilizan esta base que sólo
ellos.

Mientras caminaba por el pasillo de nuevo a la dirección que había llegado la noche anterior,
se me hizo evidente que, si eran ACE o no, todo el mundo me reconocía. Cuando alguien me
veía sus ojos se abrían el doble de su tamaño normal. La mayoría, después de superar el
shock de ver quién era, forzaban sonrisas nerviosas, pero ninguno de ellos me habló.
Supongo que lo había logrado con la mirada intimidante.
Me acerqué a un grupo de cinco soldados. Todos eran más jóvenes, como yo; dos de ellos
eran niñas, que me dio un poco de alivio, ya que esto había sido un poco como un club de
hombres hasta el momento. “Hey, este lugar viene con un mapa?”, Pregunté. “Me siento
como una estudiante de primer año en mi primer día de clases.”

Habían estado riendo y bromeando entre sí, pero la risa llegó a un abrupto fin cuando los
detuve. Ellos se sorprendieron de que había hablado con ellos. Les llevó todo un segundo
procesar lo que había dicho, y entonces uno de ellos sonrió. Cuando yo le devolví la sonrisa,
todos ellos se relajaron. “Uno se acostumbra muy rápidamente”, una de las chicas dijo.
“¿Qué estás buscando?”

“No sé, en realidad. Se supone que tengo que encontrar al Major Wilks”.

“Oh. Cierto. “La chica se sonrojó de vergüenza porque no se había dado cuenta de eso por su
cuenta. “Su oficina no está lejos. Al final de este pasillo, gire a la izquierda. Su oficina se
encuentra a la derecha. Él debería estar allí. Si no, prueba la sala de grabación, o en el
gimnasio. Los ACE por lo general pasan la mayor parte de su tiempo libre allí. Ellos
regresaron de una misión ultra secreta bastante tarde la noche anterior, por lo que tuvieron la
mañana libre. ”

Los amigos de la chica se dieron cuenta antes que ella, y tuve que contener una sonrisa
mientras la observaba darse cuenta de lo que era esa misión súper secreta. Cuando sus ojos
se hincharon, me reí. “Creo que el secreto está fuera. Gracias por las direcciones”.

“No hay problema.”

Entonces di un paso de atrás, uno de los chicos me llamó. “Bienvenido a NORAD, Ángel. Es
bueno que estés aquí”.
“Gracias. Voy a tratar de no volar el lugar”.

Hice un guiño a sus rostros aturdidos y me fui a buscar al mayor Wilks. Tenía razón, estaba
donde la chica dijo que estaría, sentado en su oficina, inclinado sobre unos papeles en su
escritorio. “Toc, toc,” dije, parada en la puerta abierta.

“Buenas tardes, Ángel.” Empezó a sonreír, hasta que levantó la vista y me vio. Parpadeó
varias veces, hizo una mueca y dijo: “¿Cómo se siente acerca de los uniformes?”

Crucé los brazos sobre mi pecho y levanté una ceja. “Va a ser un día frío en el infierno.”

El Mayor Wilks suspiro. “Esto es un inconveniente….”

Sonreí. Era lo mismo que le había dicho a Ryan.

Para ser honesta, yo no estaría demasiado opuesta a algún tipo de uniforme del equipo, si no
fuera horrible. Entendía que era poco práctico correr en faldas cortas todo el tiempo, y
probablemente un poco molesto vestir así en una base militar con la población
predominantemente masculina como este. Sólo le estaba dando un tiempo duro para poner a
prueba sus límites. Yo quería ver cuáles serían sus reacciones frente a mí. Que era mejor para
él aprender que podía ser un dolor en el trasero desde el principio.

“Por lo tanto, comandante, ¿tiene algo decente para comer por aquí?”

Mayor Wilks miró su reloj y se levantó. “Si nos damos prisa, podemos llegar la cafetería
antes de que cierre.”
“Estoy algo tarde para el desayuno?”

“Almuerzo”, dijo cuando ya salía de su oficina y cerraba la puerta con llave. “Es casi las
dos.”

Bonito. Sabía que había dormido mucho tiempo. “Lo siento.”

“Lo necesitabas más que el resto. Recibiste una buena paliza ayer”.

“Sí, gracias por la ayuda, por cierto. Me alegro de no haber tenido que matar a nadie”.

Mayor Wilks me deslizó una mirada larga y pensativa. “¿Podrías hacerlo?”

“Para salvar mi propia vida?” Me encogí de hombros. “Yo no quería, pero estaba a punto. Si
Tyson no hubiera tumbado a ese tipo cuando lo hizo, yo hubiera puesto un rayo en su rostro.
Estoy segura de que podría hacerlo también para salvar a alguien que me importa. “Hice una
pausa y le di una mirada dura. “Pero yo no soy una asesina!, y no voy a ir por ahí utilizando
mi poder para herir a las personas.”

El Mayor Wilks levantó las manos en señal de rendición. “Fácil, Ángel; esa es la respuesta
que estaba buscando”.

No estaba segura de que él hubiera entendido completamente todavía. “Mis poderes son
míos, mayor. No voy a seguir órdenes cuando se trate de mis capacidades. Yo decido cómo y
cuándo el uso. Nadie va a intimidarme en el uso de ellos. Nunca.”

“Puedo respetar eso.”


“¿Puede hacerlo?” El Major Wilks frunció el ceño, pero no me echaría atrás. “Hay una razón
por la que me quiere tanto. Yo no sería valiosa para usted si no esperara tener mi poder a su
disposición. No soy ingenua, señor. ¿Me quiere utilizar? Ese es el punto. Lo que estoy
diciendo es, que entiendo su necesidad, y si la causa es correcta, estaría dispuesta a ayudar,
pero si alguna vez trabajo con usted, estaré trabajando con usted. No para usted.”

El mayor estaba en silencio por un momento, ya sea pensando en lo que había dicho o
tratando de encontrar la manera de discutir conmigo. En el silencio, me di cuenta de los
sonidos de sillas arrastradas, platos haciendo un ruido metálico, y a gente riéndose.

“Esa es una perspectiva ingenua, Ángel. Todo el mundo tiene un jefe”.

Negué con la cabeza. “No es así. Si salgo y consigo un trabajo en una tienda de videos o algo
así, tendría un jefe y estaría bien. Esto es diferente. Si trabajara para usted, usted me pediría
usar mis poderes. Me pondría en misiones, puesto que sabe lo q soy capaz de hacer. Haría
uso de mis poderes para su beneficio. No voy a hacer eso”.

“Pero los militares se ejecutan en una cadena de mando. No hemos podido funcionar sin la
supervisión de la gente y tomar el control de las cosas. Entiendo lo que temes, pero todo el
mundo tiene que tener un jefe. Podrías trabajar para mí si confiaras en mi”.

“Tal vez,” yo estaba de acuerdo. “Si realmente confiara en ti. Y eso es una gran suposición.
Pero qué pasa con su cadena de mando? ¿Qué pasa con su jefe? Y su jefe? No sé de ellos. Y
definitivamente no confío en ellos. Si me uno a ti, no sólo estaría firmando con usted. Estaría
firmando con el gobierno de EE.UU... Cualquier persona con más poder que usted podría
intervenir una vez que se dieran cuenta de que estaba aquí. Todos ellos tratarían de usarme.
Es la naturaleza humana. Soy valiosa para mucha gente. No solo para ti. No me convertiré en
una herramienta del gobierno”.
“Podría evitar que eso suceda.”

Negué con la cabeza. “No lo creo. Si su oficial al mando le dice que me necesitan, usted
tendría que entregarme. O si le ordenaron enviar a su equipo en una misión, tendría que ir no
importa cuál sea el trabajo. Sus manos estarían atadas. No puedo correr ese riesgo”.

Doblamos una esquina en un amplio pasillo y empujó a través de un conjunto de puertas


dobles. La cafetería parecía muy normal, como algo que se ve en un hospital. Había una
barra de ensaladas en un extremo y un par de largas filas de los alimentos cubiertos por los
protectores de vidrio, y un contador para deslizar las bandejas de plástico para seleccionar su
comida.

La cafetería estaba bastante vacía, la mayoría de la gente ya había terminado su almuerzo.


Pero los recién llegados que estaban allí, se dieron cuenta de mi entrada y vieron como el
Major Wilks y yo cruzamos la habitación. Me preguntaba cuántos de ellos sabrían que podía
oír lo que estaban murmurando acerca de mí. La mayoría de los rumores eran de asombro,
curiosidad y emoción, nada mal, pero se sentía extraño ser como una celebridad. No me
gusta ser observada.

Tratando de no prestarle atención a sus miradas, me centré en la conversación. “Estamos al


servicio del gobierno, sí,” Major Wilks decía. Él no tenía ningún problema haciendo caso
omiso de las personas. “Pero nos queda sólo uno. Tenemos un código moral de honor.
Existen zonas grises. Es una triste realidad, pero tratamos de hacer nuestro mejor esfuerzo
para hacer siempre lo que es correcto y en el mejor interés de este país. En toda mi carrera,
no ha habido muchos momentos en los que se pusieron a prueba mi ética. ¿Qué puedo hacer
para demostrarle que no somos corruptos? ”

El Mayor Wilks me llevó hacia la pila de bandejas y platos. Hubiera sabido desde el
momento en que abrimos las puertas que no iba a estar comiendo algo decente de esta
cafetería, pero tomé un plato de todos modos. Cuando el comandante Wilks comenzó a llenar
la bandeja con la comida, lo seguí por la línea y trataba de no suspirar demasiado dramática,
mientras recorría a través de la selección mísera de comida por algo que no me cueste poner
en mi boca. No tenía esperanzas. Parecía que mejor comería algo más tarde.

“No es una cuestión de ser corrupto. Es una cuestión de entregarles mi poder a otros. Mis
habilidades son peligrosas, y yo soy la culpable de lo que sucede cuando las uso. Yo soy la
que tiene que vivir con las consecuencias. No voy a entrar en misiones que no haya decidido
primero, y no voy a usar mis poderes a menos que sienta que está bien”.

Mayor Wilks suspiró de nuevo y se volvió para ir a buscar a una mesa. Afortunadamente nos
sentamos en una vacía, pero había unas cuantas personas dentro de la distancia de espionaje.
Oh bien. Iba a tener que acostumbrarme a estar en exhibición. Al menos un rato. “Puedo ser
un aliado útil, Mayor, y una gran amiga para tener. Si puedo confiar en ti, siempre puedes
pedir mi ayuda. Pero dudo que pueda llegar a ser una parte oficial del equipo. Soy demasiado
poderos. No puedo arriesgarme a ponerme en control de nadie. Lo siento.”

Cuando nos sentamos, finalmente se dio cuenta de mi bandeja. La manzana solitaria la


bandeja descarriló su enfoque. “Pensé que tenías hambre?”

Torciendo la manzana en las manos, miré hacia atrás en la línea de buffet que sólo habíamos
pasado hace un momento y arrugué la nariz. “Los superpoderes pueden tener sus
inconvenientes.” Tenía que explicar. “Se amplificaron mis sentidos. Mi sentido del olfato y
del gusto generalmente equivale a tener uno de los paladares más delicados del mundo. La
buena comida es pura felicidad. Sin embargo, la comida mediocre es horrible, y la terrible
comida es incomible. Sin ofender a su personal. No es su culpa que mis papilas gustativas
estén en marcha. Pero no se preocupe. Voy a ir afuera por algo más tarde”.
“No hay necesidad, Ángel!” Tyson dijo apareciendo a mi lado con una amplia sonrisa. “Hey,
mayor. Siento interrumpir, pero quería entregarle esto a Jamie antes de que llegara el frío”.

Se sentó frente a nosotros y empujó una bolsa frente a mí. Estaba caliente y olía divina.
“¿Qué es?”

“Bueno, hemos tenido el día libre de esta mañana, y me acordé de Ryan hablando de tus
supersentidos y sé que la comida de la cafetería es pésima-” Sus ojos se giraron al Mayor
Wilks, y las puntas de sus orejas se pusieron rojas. “Lo siento, Mayor.”

Mayor Wilks frunció los labios al niño, pero creo que era sólo para ocultar una sonrisa.

“De todos modos, yo no quería que te mueras de hambre, por lo que Abiodun me llevó a
Colorado Springs esta mañana y te hicimos algunas compras. Ryan nos dio una lista de
alimentos que te gustan, y encontramos más de ese té que es tu favorito. Abiodun iba a
llevarlo a tu habitación ahora mismo, junto con una mini nevera nueva que nos dieron para ti.
Pero sabía que ibas a despertar con hambre así que te traje unos tortellini del mejor
restaurante de la ciudad. ¿Te gustan los hongos? Espero que te gusten las setas. Lo pedí
porque es mi favorito, pero se me olvidó preguntarle a Ryan si te gustaban las setas”.

Finalmente se detuvo, probablemente debido a que necesitaba tomar un respiro. Habría dicho
gracias, pero no pude conseguir pronunciar ninguna palabra. Me quedé impactada. Y tocada.
Que tenía que tragarme un nudo de la emoción. Después de despejar la garganta, saqué una
caja de espuma de poliestireno blanco de la bolsa y lo acerqué a mi cara, haciendo gala de
examinar la comida.

Tyson mordió el labio mientras miraba y su pierna rebotó debajo de la mesa. Lentamente,
abrí la tapa, examiné la comida, y le di un mordisco. Le habría dicho a Tyson que era lo
mejor que había comido, incluso si era terrible. No podía romper el corazón del niño después
de que él lo había intentado tan duro. Pero yo no tenía que fingir. El tortellini de hongos
estaba para morirse. Gimiendo, cerré los ojos y saboree el primer bocado. Después de tragar
el bocado abrí los ojos y sonreí a Tyson. “Tú, mi amigo invisible, eres mi nuevo héroe.”

Tyson exhaló un suspiro gigante y me lanzó una sonrisa que mostró todos sus dientes.

Dos de los hombres que reconocí desde el día anterior se sentaron a ambos lados de Tyson.
“Uh-oh,” uno de ellos se burló. “Parece que Romeo tiene algo de la competencia.”

“Desde luego, no voy a ser el de romper a él,” dijo el otro.

El hawaiano lindo apareció al lado, con valentía de tomar el asiento vacío al lado mío y me
sonrió. “Le bajaron fácil, Ángel”.

Rodé los ojos, pero me gustó la broma amistosa. Con todas las miradas de las otras personas
en la habitación, su burla durante el juego era reconfortante.

Ninguno de los hombres tenía comida. Parecía que todos apenas llegan a decir hola, y eran
mucho más relajado de lo que había sido el día anterior.

Después de comer otro bocado de mi deliciosa pasta, me volví hacia el hombre a mi lado y,
finalmente, una pregunta que había estado muriendo por saber. “Ojos?”

Se rió y bateó sus pestañas hacia mí. “Mi nombre es Maka Nani. Significa ‘bellos ojos’ en
hawaiano ”.
Miré hacia arriba en sus grandes ojos color chocolate, y sonreí. “Bueno, Maka Nani, yo diría
que su madre lo hizo bien.”

El hombre grande le hizo un guiño. “Yo diría que el público tiene derecho a su nombre
también, Ángel.” Él agitó una mano hacia los otros dos hombres que se sientan al lado de
Tyson. “Se trata de Johnny G y el campo corto.”

Johnny G era la altura media de un hombre, y tenía la piel moka y ojos color caramelo. Su
pelo oscuro estaba afeitado en un corte de pelo y estaba cubierto de tatuajes. Me imaginaba
el ACE lo reclutó de un ring de boxeo. El campo corto, por el contrario, era su opuesto. Me
había dado cuenta anoche que el pelirrojo se puso pálida altura de los ojos no del todo a
cinco pies ocho, y mientras estaba muscular de su físico era delgado y compacto. Él era muy
pequeña, pero es evidente que sigue siendo fuerte. Deshilvanado. “¿Es usted un jugador de
béisbol?”, Pregunté, curiosidad por el apodo.

La pregunta hizo Tyson, los ojos, y Johnny G todo bufar de la risa. Incluso el gran rió en
silencio bajo su aliento. “Él desea,” Johnny G bromeó. “Lo llamamos El campo corto porque
es corto.”

El campo corto puso los ojos, pero su boca se curvó en una sonrisa. “Siempre me puede
llamar a Patrick si lo desea, Ángel”.

Eché un vistazo a la parte superior de la cabeza y sonrió. “¿Por qué iba a hacer eso cuando le
convenga El campo corto con tanta perfección?”

Todos teníamos una buena risa, y cuando se calmó miré a Johnny G. “Está bien, no puedo
adivinar el suyo.”
El campo corto sonrió. “John aquí juega un saxofón media. Por lo tanto, Johnny G.”

“Todavía no lo entiendo.”

“Después de Kenny G,” Johnny G explicó con un suspiro. “Es un jugador de saxofón
famoso.”

“Al igual que, el único jugador de saxofón famoso,” añadió ojos.

“En serio,” dijo El campo corto, moviendo la cabeza. “¿Quién decide a tocar el saxofón?
Guitarra, batería… incluso el piano. Pero el saxofón? Eso es muy dorky. Y embarazoso.
Nuestro líder del equipo sin miedo es un ex friki de la banda de la escuela secundaria”.

Johnny G tomó la nervadura con gracia, con sólo un rollo de sus ojos. Pero fue divertido.
Apareció tan dura en el exterior. No podía imaginar lo que toca el saxofón. Reír de nuevo, di
vuelta a la principal. “Entonces, ¿cuál es tu apodo?”

Mayor Wilks inclinó la frente, y cuando eso no haga que para esperar una respuesta, dijo,
“Major”.

“Original.”

Mayor Wilks no pudo contener su expresión seria. Sus labios se curvan hacia arriba y dijo,
“También acepto señor.”
Los chicos me contaron un poco sobre la base y lo que hacían mientras yo terminaba mi
almuerzo, y después cuando el Mayor Wilks se ofreció a llevarme en un viaje. Tyson se puso
de pie y salió a toda prisa de la cafetería después de nosotros. “¿Puedo ir?”

Mayor Wilks levantó una de sus cejas en un arco escéptico. “¿Puede mantener la boca
cerrada durante el recorrido ?

“Silencioso como una tumba,” prometió Tyson.

El Mayor se quedó mirando el rostro esperanzado de Tyson, ya pesar de que dejó escapar un
suspiro de exasperación, hubo un golpe de cariño en sus ojos. El mayor actuaba como un
tipo duro, pero sin duda tenía un punto suave por el niño. En silencio empezó a caminar de
nuevo, dando a Tyson un movimiento de cabeza, como diciendo, “Vamos, entonces.”

Tyson sonrió y tomó mi mano, tirando de mí detrás de Major Wilks. “¿No haz visto el centro
de mando todavía?”, preguntó. “¡Es tan bueno!”

Me reí. No había manera de que fuera capaz de permanecer tranquilo en este


recorrido. Llegamos alrededor de cinco pies antes de que Johnny G se aclarara la garganta
para llamar nuestra atención. “Señor”, le preguntó a Mayor Wilks, “¿sería correcto si los
acompañamos también?"

Johnny G, campo corto, y Eyes estaban esperando, con expresiones curiosas. El Mayor
Wilks suspiro. “Parece que tienes un club de fans, Ángel”.

Eyes lanzó su brazo alrededor de mis hombros para darme un abrazo amistoso. “Ella es una
de nosotros, señor. Sólo tratamos de hacer que nuestro nuevo ACE se sienta bienvenido ”.

Mayor Wilks me lanzó una mirada de suficiencia decidí ignorar. “Todavía no soy un ACE.”

“La convenceremos lo suficientemente pronto. Está en su sangre, Ángel ”.

Al recorrer la instalación, el mayor Wilks me explicó que si bien había cerca de medio millar
de personas estacionadas en la base que ocupaba la ACE, sólo alrededor de dos docenas de
personas eran en realidad parte del equipo de ACE. Allí estaba su equipo de reconocimiento
principal, que era el grupo de ocho hombres que habían venido a mi rescate ayer. Luego
hubo un puñado de investigadores, técnicos, médicos, científicos y entrenadores.

Todos los hombres que me seguían en la excursión dijeron que las ACE eran una unidad
muy unida. Una familia, en un sentido. Yo sabía lo que significaba. Estaba empezando a
sentir ese vínculo. Era una sensación muy irresistible. Ya me sentía más entera de lo que me
había sentido los seis meses completos que había pasado a solas con Teddy.

La instalación se compone de salón, comedor, cuarteles, centro de mando, centro de


formación, centro de detención, enfermería, sala de interrogatorio, y una serie de oficinas
privadas y cuartos para los huéspedes, el Mayor Wilks me informó que era donde se
encontraba mi habitación.

El centro de mando se parecía mucho a algo salido de una película de Avengers, a excepción
de que en lugar de estar en el cielo estaba bajo tierra. Había una docena de diferentes
estaciones que tenían los equipos de fantasía y cuatro o cinco monitores de cada uno, y todos
se enfrentaban a la pared frontal de la habitación, que estaba cubierta de pantallas de pared a
pared.

Mi corazón punzo un poco de dolor cuando entré en la habitación. A Teddy le habría


encantado. Era como su oficina en la casa de seguridad del desierto, pero sólo algunos
esteroides principales. Entonces vi al individuo sentado en una silla en una de las estaciones
principales, sus manos volando sobre los teclados, la cara enterrada en los monitores, la
cabeza moviéndose al ritmo de cualquier música tecno que estaba escuchando en sus grandes
auriculares, y sentí otra puñalada cerca de mi corazón . El individuo podía muy bien haber
sido el primo de Teddy.

“Hey, friki!” Johnny G llamó.

Cuando el chico no respondió, Johnny G le tocó en el hombro, pero lo detuvo. “Espera,


déjame.” Sonriendo, me centré en el equipo frente al empollón desprevenido. “Reloj.”

He aprendido a controlar mi energía lo suficiente para que pueda centrarme en los


dispositivos electrónicos individuales a la vez. Extendí la mano con mis sentidos al
máximo y sentí la electricidad procedente de uno de los monitores brillantes. Una vez que
tuve el control sobre el, envíe a la pantalla justo lo suficiente para poder bombardear la
imagen momentáneamente. Esa pequeña energía nunca dañó los monitores de ordenador,
pero no lo sabrían, de forma que Teddy siempre se asustaba. El chico Friki no reaccionó
diferente.

Cuando el segundo equipo parpadeó, el hombre sentado frente a el se congeló. Esperé un


momento, y bombardeó de nuevo y esta vez llegó hasta golpear el monitor. Tan pronto como
se relajó, hice que uno de los otros monitores parpadeara a cabo de un momento. “¿Qué
…?”, Murmuró, y comenzó a golpear las teclas de su teclado con un nuevo propósito.

“Yo solía hacerle esto a mi amigo todo el tiempo. Se volvía loco. Los Frikis son tan
susceptibles acerca de su equipo.“ Los ACE se rieron al ver a su compañero de equipo
volviéndose más y más confundido. “Y para mi truco final …”

Cogí mi velocidad e hice que todos los monitores parpadearan dentro y fuera como una
cadena de luces de Navidad. El pobre chico de la estación estaba verdaderamente asustado.
Comenzó a maldecir como un marinero y se puso de pie tan rápido que sus auriculares lo
detuvo y lo arrastró hacia abajo de nuevo.

Los ACE todos se echaron a reír salvajemente, llamando la atención de todos los
trabajadores de la sala. Ya que todos ellos se acercaron a investigar, el chico al que había
estado acosando finalmente se dio la vuelta. Él soltaba otra sarta de maldiciones
impresionantes hasta que me encontró de pie en medio de sus pares, y su boca se quedó en
silencio de golpe .

“Hey Geek, ven aquí y conoce a Ángel”, dijo Johnny G.

Cuando Geek hizo lo que se dijo, campo corto terminó las presentaciones. “Geek, Ángel.
Ángel, conoce a Geek ”.

“¿Hay que explicarte el por qué del apodo?”, Preguntó Johnny G.<br>

“Nop.” Me reí. “No, en absoluto.” Sonreí al nerd de la computadora. “Hey, Geek.”

Sus grandes ojos se estrecharon con nerviosismo, y echó un vistazo por encima del hombro a
su equipo. “¿Tú, uh, siempre tienes ese efecto en el equipo?”
Parecía aterrado de mí, pero al mismo tiempo extrañamente dispuestos a probar y sacarme de
la habitación si era necesario. “Sólo cuando quiero”, le aseguré. “O si estoy seriamente
cabreada. ¿Por qué? Estabas haciendo algo importante ahí ? ”

Realmente no me importaba lo que estaba haciendo. Yo sólo había aprendido que la mejor
manera de poner a un nerd nervioso o a gusto era preguntarles que es lo que estaban
haciendo.

En lugar de iluminarse de emoción el rostro, el friki frunció el ceño en señal de frustración.


“Estoy perplejo. No sucede a menudo, y no me gusta. Visticorp cabó las patentes a un
número de productos farmacéuticos muy populares. Eran un valor estimado de 3,2 mil
millones en el último trimestre antes de la explosión. Más tarde, se supo que habían estado
cocinando los libros y en realidad estaban en quiebra ”.

Sonreí, pero Geek no se dio cuenta. Estaba perdido en su propio cerebro. “No es posible. No
tiene sentido. Toda la evidencia sugiere que Visticorp no podría haber estado en números
rojos. El dinero fue tomado, y no está en los registros hicieron parecer como si no existiera.
No es fácil hacer desaparecer 3.2 mil millones de dólares, pero eso es lo que pasó. Se fue. No
puedo encontrarlo ”.

Ahora me reí. “Estás buscando el dinero de Visticorp?”

Geek asintió. “Encuentras el dinero, encuentras al hombre. Donovan tenía que tener un plan
de contingencia si las cosas no salían como esperaba ”.

El pobre tipo. Él estaba buscando algo que nunca iba a encontrar. “Es una gran idea, pero es
posible que desees buscar un enfoque diferente. No creo que vayas a encontrar el dinero ”.

Las sonrisas se deslizaron fuera de las caras de todos, y todos se volvieron a mí con
expresiones de asombro o curiosidad.

“Tú sabes donde está,” dijo Geek.

Escuché la acusación en su voz y vi la sospecha en los ojos del Mayor Wilks. “No”
técnicamente era cierto. “No sé dónde está, ni tengo nada que ver con el robo del mismo.”
Una vez más, era cierto. Técnicamente.
“Pero usted tiene una idea,” El Mayor Wilks presionó. Al parecer yo era transparente.

Miré alrededor del grupo y sabía que ninguno de ellos lo dejaría pasar. Después de pensar
sobre mis opciones, decidí que era mejor que decirles porque personalmente no había hecho
nada por lo que me pudieran arrestar y necesitaba su ayuda para encontrar Donovan. Ellos no
harían eso si pasaban su tiempo buscando en los lugares equivocados.

“Tengo una idea”, admiti. “Tengo varias identidades diferentes. Cada una cuenta con un
número de cuentas bancarias muy gordas, y estoy segura que las de Teddy, también. Nunca
le pregunté de dónde venían. Es un genio con un ordenador, y, si lo que dijo de sí mismo que
es verdad, se crió en los laboratorios Visticorp y lo obligaron a trabajar para ellos. Podía
haberlo hecho. De hecho, estoy segura de que lo hizo. Tiene demasiado sentido ”.

Las chispas de esperanza extrajeron sangre de los ojos de Geek mientras veía a su única
manera de encontrar Donovan desaparecer. “Siento desilusionarte. Pero si te hace sentir
mejor, tengo una nueva pista para ti”.

Geek se animó de nuevo y lo mismo hicieron todos los demás. Los ojos del Mayor Wilks
destellaron en la posibilidad de nueva información. Tiré de la pequeña bolsa con microchips
de Teddy que tenía en mi bolsillo y lo agité delante de Geek. “Asumo que sabes un poco
acerca de la piratería y el desciframiento de códigos?”

Geek me dedicó una amplia sonrisa. “¿Por qué crees que tengo este trabajo? Pirateé la CIA
sólo por diversión, y en vez de detenerme me ofrecieron el empleo. ”

Su sonrisa era contagiosa. “Entonces eres mi hombre. Tengo algunos microchips cifrados
que necesito abrir. Es información sobre Donovan y Visticorp que podría darnos pistas sobre
dónde irían a desaparecer o sobre las personas que podrian trabajar con él ahora. Teddy robó
la información cuando se disponía a escapar de Visticorp. Él solía llamarlo su póliza de
seguro ”.

Geek se animó con más emoción que nunca había visto a nadie exudar. Estaba claro que me
habia perdonado por reventar su burbuja de seguir el rastro del dinero. Antes de que pudiera
decir nada, un hombre diferente que había estado trabajando en el centro de comando
contuvo un jadeo. “Usted tiene los microchips de Teodoro?”
Miré al chico nuevo a cargo y asentí. Probablemente tenía alrededor de veinte años, era de
altura media de unos cinco a diez pies y un poco flaco, pero no tan poco atractivo. Tenía el
pelo castaño claro que era un poco desaliñado y una barba corta que parecía fuera de lugar en
su cara bonita. Sus ojos color avellana marrón-verde, preciosos ricos y salpicado de
pequeñas motas de oro. En general, era un hombre apuesto. La única cosa que no me gustaba
de él era el hecho de que llevaba una bata blanca.

“¿Cómo sabes sobre Teddy?”, Pregunté.

La pregunta heló la atmósfera, y di un paso atrás, lejos del hombre. Había algo en él que
activaba una señal de alarma interna. De repente, nadie me mira a los ojos, tampoco.

Me encontré con la mirada del extraño y vi algo allí, además de su preocupación por Teddy.
No podía decir lo que era, pero me recordó un poco de cómo Ryan me miró antes de saber
cuál era nuestra historia. “¿Te conozco?”

El hombre no era capaz de encontrar las palabras.

El Mayor Wilks se aclaró la garganta y dio un paso hacia adelante, colocando una mano
sobre mi hombro. “Ángel, este es el Dr. Edwards. Fue uno de los científicos más importantes
en Visticorp ”.

<p>Retrocedí, y todos los numerosos monitores y pantallas en la sala parpadearon en


respuesta a mi angustia. Retrocedí hasta que me encontré con el pecho de alguien. Las manos
de Johnny G entrelazadas sobre mis hombros. “Tranquila, Ángel,” dijo en voz baja y suaven,
al mismo tiempo Geek retorció las manos y rogó, “¿Podemos dejar al inestable asesino de
equipos fuera del centro de mando?”<br>
</p>

<p>Mayor Wilks me miró, y luego recorrió la estancia. “Tal vez deberíamos tener esta
conversación en otro lugar.”<br>
</p>

<p>O tal vez debería irme yo misma en otro lugar. “Eso no será necesario.” Empecé a
retroceder hacia la puerta por la que había entrado. “Sólo me puede mostrar el camino a la
salida. He visto suficiente, y estoy lista para salir ”.<br>
</p>

<p>Todo el mundo en la sala se quedó inmóvil, esperando a ver si yo estaba mintiendo. No


lo estaba. Mi inflexión los dejó conmocionado por un momento, pero todo se puso de nuevo
en movimiento. “Ángel, espera!”<br>
</p>

<p>Eyes me habia llamado, pero fue al mayor Wilks al que miré cuando me di la vuelta.
“No voy a trabajar con un científico de Visticorp.”<br>
</p>

<p>“Ex científico de Visticorp ” respondió Mayor Wilks, su rostro de piedra, su calma


recogida. “Él desertó porque no estaba de acuerdo con la prueba en seres humanos. Tenía
que fingir su propia muerte para escapar de ellos. Es parte de nuestro equipo, y él ha hecho
mucho para ayudarnos. Él es la razón por la que tenemos una pista sobre Donovan, y las
listas de presuntos médicos que podría estar trabajando con él. Él es la razón de que te
encontraramos ”.<br>
</p>

<p>Supuse que era mejor que nada, pero aún así no iba a ir a ninguna parte cerca de él. Ese
brillo que había visto en sus ojos tenía mucho sentido ahora. El hombre estaba fascinado por
mí. Él quería estudiarme.<br>
</p>

<p>Mis ojos se encontraron con el miembro más joven del grupo y se estrecharon con
sospecha. “¿No dijiste que eras un sujeto esté en Visticorp?”, Pregunté Tyson. “¿Lo
conociste allí? ¿Alguna vez hizo pruebas sobre ti? ¿Estás bien en trabajar con este hombre?
”<br>
</p>

<p>Tyson apretó la mandíbula con tanta fuerza en los músculos que apareció. Su espalda
estaba tiesa como un palo y se apretó los puños. Su odio absoluto por este hombre era
evidente. “Era la única manera de encontrarte” refunfuñó entre dientes. Noté que no
respondió a ninguna de mis preguntas directamente. “No teníamos ninguna pista. Tenía
conocimiento de Donovan y Visticorp. Ryan sugirió que habláramos con él, pero él no
renunciaria a ninguna información a menos que lo sacaramos de la cárcel ydejarlo que se una
al equipo. Ryan, Abiodun, y casi dejar de fumar cuando Major Wilks estuvo de acuerdo con
los términos, pero nunca se han encontrado lo contrario ”.<br>
</p>

<p>“¿Y ahora?”, Pregunté.<br>


</p>

<p>Tyson me miró directamente a los ojos. “Di la palabra y no estamos más. Si te vas, nos
vamos contigo”.<br>
</p>

<p>Su discurso hizo dos cosas. Me hizo amar seriamente el niño, y me hizo darme cuenta
que no podía alejarme. Si me rescató, nunca encontraría Teddy y los otros dos los PAC. No
podía dejarlos en la estocada.<br>
</p>

<p>El grupo entero exhalo aliviado en el momento que se hizo evidente que no iba a
ninguna parte. Le di otra mirada de muerte al Mayor Wilks “Mantengalo alejado de mí,” le
advertí. “Y de Tyson y Abiodun, también. Y ni una sola prueba. Nunca.”<br>
</p>

<p> El hombre de Visticorp rompió el silencio con un suave murmullo. “No quiero hacerte
daño, Jamie.”<br>
</p>

<p>Su tono de voz suave me molestó, pero su uso de mi nombre cuando todo el mundo me
llama Angel era verdaderamente preocupante. Así como el dolor en sus ojos. Di un paso
atrás, un poco más cerca de Tyson. Sí, por extraño que parezca, en medio de un grupo de
soldados de élite, en la única persona que encontraba comodidad o seguridad era el chico de
quince años de edad.<br>
</p>
<p>Tyson se elevó un poco más alto cuando me moví a su lado. Él empujó su hombro con el
suya y deslizó su mano en la mía. No era un come-on; que era la solidaridad. Él estaba
presentando un frente unido. En ese momento, él y yo éramos un equipo. En el mismo lado.
Yo sabía sin tener que pedirlo, que si Abiodun estuviera aquí en este momento, él estaría
junto a mi otro lado. Los tres juntos.<br>
</p>

<p>Había encontrado una nueva especie de familia en Tyson y Abiodun. Personas en las que
podría realmente confianza. El pensamiento hizo un nudo en el pecho, pero me las arreglé
para mantener esas emociones enterradas por el momento. Tenía otras cosas que tratar, y yo
estaba contenta de tener a Tyson allí. Dando a su mano un apretón agradecido, Tomé aire y
pregunte al Dr. Edwards una pregunta que no estaba segura de querer saber la respuesta, sin
embargo, tenía que saberlo ahora mismo. “Ryan me dijo que nunca fue un asunto en
Visticorp, así que ¿cómo te conozco?”<br>
</p>

<p>La sala se redujo a su temperatura fría de nuevo.<br>


</p>

<p>“Pueden ustedes por favor tene esta conversación lejos de aquí?”, Preguntó Geek,
cambiando con nerviosismo. “Si ella se asusta, podría fundir el lugar. ¿Sabes qué tipo de
daño podría hacer ? De hecho, para esta conversación en particular podrian llevarla
tontamente fuera de la montaña? ”<br>
</p>

<p>“¿Por qué?” Exigí, mis ojos ajustándose a los del soldado nervioso. “¿Qué pasa con este
hombre que no me va a gustar?”<br>
</p>

<p>De acuerdo, voy a ser sincera; tal vez Gruñí un poco, porque la cara de Geek palideció y
dio un paso atrás.<br>
</p>
<p>“¿Por qué no vamos a buscar a Ryan?” Susurró Tyson. “Es probable que esté en el
gimnasio.”<br>
</p>

<p>Él trató de tirarme fuera de la sala, pero hania plantado mis pies en el suelo y encendi mi
interruptor de alimentación. Tyson me soltó la mano con un grito. “¿Cómo me conoces?”
Exigí. Estaban escondiendo algo de mí y no me gustaba.<br>
</p>

<p>El Dr. Edwards dijo lo último que habría esperado. No, ni siquiera eso. Dijo algo que
nunca, nunca, nunca habría esperado. “Yo era tu profesor de Inglés en la escuela
secundaria.”<br>
</p>

<p>Simplemente, no había manera de responder a eso.<br>


</p>

<p>“Tú estabas en el radar de Visticorp,” continuó el Dr. Edwards. “Después de que se les
escapó, fui a mantener un ojo en ti, pero sabía que te ibas a asustar si sabias quién era yo, así
que tomé un trabajo en tu escuela. Prometí a Teodoro vigilarte hasta que pueda sacarlo. Nos
dimos cuenta de que ibas a reaccionar mejor a él sin decirte quién era él y que me conocía
”.<br>
</p>

<p>Varios fragmentos de información hicieron clic en mi cerebro, y me quedé sin aliento.


“Blake?”<br>
</p>

<p>Mi suposición era correcta. Los ojos de Blake se iluminaron con una chispa de
esperanza. “Teodoro me mencionó?”<br>
</p>

<p>Algunos de mis temores se aliviaron, pero no estaba segura de poder confiar en el


hombre en su totalidad. “Constantemente,” admití. “Me dijo que trataba de trabajar con usted
en Visticorp y dar con el plan para que ambos se fueran de allí. Él te idolatra ”.<br>
</p>

<p>La noticia trajo un resplandor a los ojos de Blake, pero luego decayó su semblante.
“¿Sabe lo que pasó? ¿Por qué nunca fui por él cuando se suponía que debía? ”<br>
</p>

<p>“Él sabe que estabas en la cárcel.” Asentí. “Dijo que bajo cargos falsos, como una
especie de cabeza de turco para encubrir a Visticorp. Él tiene un pequeño calendario de
pared que ha estado cruzando los días hasta su liberación. Incluso tiene un par de
identificaciones falsas para usted. Todo lo que necesita es una imagen reciente. Le sugerí
hacerlo, Tenía un plan a prueba de tontos, pero dijo que no podía. Dijo que Visticorp hubiera
sabido que éramos nosotros y que todavía estábamos vivos ”.<br>
</p>

<p>“Tendrían que,” Blake acordó inmediatamente. “Tú realmente no podías venir por mí.”
Me dio una sonrisa de niño que me hizo tomar nota de su hermoso rostro. “Por mucho que
aprecio el sentimiento.”<br>
</p>

<p>“Mucho que sirvió. Nos encontraron de todos modos. Yo totalmente metí la pata, y se
llevaron a Teddy, como consecuencia de ello. Tengo que encontrarlo y traerlo de vuelta. Si
Donovan lo lastima, será mi culpa- ”<br>
</p>

<p>Mi voz se quebró ante la idea inaceptable.<br>


</p>

<p>“No lo hará”, prometió Blake. “Teodoro es demasiado valioso para él.”<br>


</p>

<p>Dio un paso más cerca de mí con la mano extendida, como si fuera a tratar de
consolarme. Cuando me aparté, se detuvo y miró al suelo. Tragó grueso, bajó la voz a casi un
susurro, “Fuimos amigos, Jamie. Yo era tu profesor, yo te agradaba, confiabas un poco
incluso ”.<br>
</p>

<p>Sus palabras encendieron algo dentro de mí. “Yo confiaba en ti? Y todo el tiempo que
me mentiste? Al igual que Teddy.“ Estaba más enojada con Teddy que con Blake, pero
decidí seguir la línea por el momento. "Vamos a dejar una cosa clara. No me importa el
pasado. Ahora mismo no te conozco, no me fío de ti, y no somos amigos. ”<br>
</p>

<p>“Así que vamos a salir de aquí”, dijo Tyson, enviando una mirada hirviente a Blake. “Te
tenemos de vuelta ahora. Nosotros no lo necesitamos más ”.<br>
</p>

<p>Suspiré y sacudí la cabeza. “Pero necesitamos a Geek. Él podría ser la única oportunidad
que tenemos en esas grietas microchips ”.<br>
</p>

<p>“¿Qué es exactamente lo que hay en esos microchips?”, Preguntó Mayor Wilks.<br>


</p>

<p>El entusiasmo de Blake regresó con fuerza. “Todo!” Increíble, estaba aún más excitado
que Geek. “Teodoro hizo una copia de seguridad de toda la unidad central de Visticorps.”
Miró a Mayor Wilks con un brillo en sus ojos codiciosos. “Podríamos tener todos los
hallazgos científicos de Visticorp desde el inicio de la empresa.”<br>
</p>

<p>“¡No!” Gritó Tyson, nos sorprendiendo con su estallido. La forma en que sacudió
frenéticamente la cabeza decía mucho a su repentina desesperación. “No se les puedes dar
esa información, Jamie. Teddy desarrolló un programa de software que utiliza datos en línea
del mundo para localizar a otros posibles PAC. Es la forma en Visticorp nos encontró.
Incluso a ti. No se puede dejar que el software caiga en las manos equivocadas ”.<br>
</p>
<p> El Mayor Wilks dio un paso adelante, un gigante ceño fruncido en su rostro. “Hijo,
alguna vez tú o cualquier persona en este programa, fue maltratada?”<br>
</p>

<p>Tyson le dio una mirada casa vez más cansada vez y de mala gana negó con la cabeza.
“No pero…”<br>
</p>

<p>“¿No te alegras de tener otras PACs contigo?” Major Wilks volvió su mirada hacia mí.
“¿No te aliviará saber que no estás sola? ¿No te parece que puedan querer estar aquí, que
quieran conocerlos también? Contar con su apoyo? ”<br>
</p>

<p>Ni Tyson ni yo teníamos una buena respuesta para eso. Compartimos una mirada que
decía mucho. Los dos estábamos muy aliviados de tenernoss el uno al otro, y los dos
queríamos buscar a otros como nosotros. Pero eso no quería decir que confiaramos en los
militares con esa tarea.<br>
</p>

<p>El Mayor Wilks entiendio nuestra vacilación. “Si tuviéramos el software, tú podrías estar
a cargo de ese programa”, dijo, con los ojos desplazándose de ida y vuelta entre Tyson y yo.
“Abiodun también. Los tres pueden contactar y reclutar, o simplemente hacerles saber que
existen y están ahí para ayudar si es que alguna vez lo necesitan. ”<br>
</p>

<p>Tyson y yo intercambiaron otra mirada. La oferta era tentadora. Además, de que


realmente necesitaba a Geek. Levanté una ceja a Tyson, y él me dio una leve inclinación de
cabeza. Volví mi atención al Mayor Wilks. “Nadie utiliza ese programa sin nosotros, y ni
siquiera pueden abrirlo hasta después de tengamos a nuestros amigos de vuelta lejos
de Donovan.”<br>
</p>

<p>El Mayor Wilks no dudó incluso una fracción de un segundo. “Convenido. El proyecto
es suyo, Ángel. Y Donovan es nuestra máxima prioridad. ¿Se unirá a nosotros, o no? ”<br>
</p>
<p>Miré alrededor del gran centro de mando y luego a todos los soldados que había
conocido hasta el momento. Cada una de sus caras era esperanzadora y alentadoras. Tenía
que admitir, una parte de mí quería esto, incluso si tenía miedo de ello, pero no estaba
dispuesta a confiar. “Ese veredicto está todavía fuera, pero usted puede tener los microchips.
Sólo sé que si alguna vez hace un mal uso de cualquiera de los datos que obtenga de el,
suponiendo que usted puede desencriptarlo "todo este lugar va a terminar un cráter vacío
para que coincida con el que hice en Las Vegas.”<br>
</p>

<p>Los ojos del Mayor Wilks destellaron ante la amenaza, pero mantuvo la boca cerrada.
Después de un largo y tenso momento me dio una inclinación de cabeza escueta.
“Entiendo.”<br>
</p>

<p>“Bueno. Mientras que quede claro ”.<br>


</p>

<p>Me di la vuelta hacia Geek, una vez más, a punto de darle los microchips. Él extendió las
manos hacía mí, las palmas hacia arriba, los dedos curvados en un “dame” gesto frenético.
“Última advertencia,” le dije. “Es posible que no seas capaz de descifrar estos. Teddy es más
que un genio. Su cerebro es excesivamente desarrollado o algo así. Es por eso que tiene el
poder de la telekinesis. Su mente puede hacer cosas que la mayoría de los humanos no
pueden. Lo he visto con un ordenador y todos los aparatos electrónicos, de verdad. Es casi
como si pudiera hablar con la tecnología. Incluso si usted es el mejor del mundo, es posible
que no sea capaz de romper su cifrado ”.<br>
</p>

<p>Geek negó con la cabeza, dejando escapar un bufido de envidia y admiración, pero en
sus ojos brillaba en el desafío. Su afán me hizo sonreír. Los piratas informáticos eran todos
iguales. “Tirón afortunado”, dijo, parpadeando hacia abajo en los microchips ahora en su
mano. “Eso tiene que ser la superpotencia más fresca que hubiera visto nunca. Sin ánimo de
ofender, Ángel ”.<br>
</p>
<p>Me reí, lo que me permitió cambiar de opinión, y dejé caer la bolsa en la palma a la
espera, de Geek. “Tenga una bola, mi amigo nerd. Déjeme saber si puedes descifrarlo”.<br>
</p>

<p>Geek llevó inmediatamente las pequeñas virutas hacia su estación de trabajo. Lo detuve
antes de que pudiera insertar uno de ellos en su computadora. “Es posible que desees utilizar
un ordenador portátil o algo que no está conectado a la unidad central. Estoy seguro de que
esas cosas son trampas explosivas con todo tipo de virus desagradables. Teddy tiene un
retorcido sentido del humor ”.<br>
</p>

<p>Geek retiró su mano y me sonrió con los ojos chispeantes. “Gracias por el aviso,
Ángel”.<br>
</p>

<p>“Buena suerte.”<br>
</p>

<p>Mayor Wilks me frunció el ceño. “¿De verdad crees que las posibilidades de Geek de
lograr desencriptar esos microchips son tan bajas?”<br>
</p>

<p>“Sí.” Me encogí, y luego agité una mano a modo de disculpa en la dirección de Geek.
“Lo siento, Geek. Sin ofender.”<br>
</p>

<p>Geek se limitó a sonreír. “No lo haces, pero estaré feliz de demostrar que te
equivocas.”<br>
</p>

<p>“Eso espero, amigo.” Me gustó Geek.<br>


</p>

<p>“A continuación, vamos a necesitar un plan de copia de seguridad,” El Major Wilks


decidió, traerme de vuelta sobre el tema. “Tengo una idea que me gustaría correr por usted,
si está lista para una misión con el equipo?”<br>
</p>

<p>Asenti. “Si es para recuperar a Teddy y a los otros PAC , estoy dentro. Voy a hacer lo
que sea necesario.”<br>
</p>

<p>Mayor Wilks asintió, satisfecho. “Gracias, Ángel.” Se volvió a Eyes. “Reunan al equipo
en la sala de interrogatorio en veinte minutos ”.</p>
Con mi recorrido interrumpido nos dirigimos directamente hacia el gimnasio. “¿Cómo es que
estás tan seguro de Ryan estará en la sala de entrenamiento?”, Les pregunté cuando Johnny
G y Tyson derramaron palabras sobre cómo es de impresionante el lugar y lo mucho que me
iba a encantar. “No me parece que sea el tipo meathead-todo-el-tiempo de ejercicio.”

“No, eso es Smut”, dijo el campo corto, haciendo que los demás se rían. “Él va a estar allí,
también. Ryan sólo está tratando de ponerse al día, creo ”.

Yo no entendía. “¿Es él detrás?”

El campo corto se encogió de hombros. “Todos nosotros fueron arrancados de diferentes


escuadrones militares de élite. Yo era un solitario ”.

“Me las fuerzas especiales”, agregó Johnny G.

“Romeo pasó por el campo de entrenamiento básico y luego vino directamente aquí. Lo
llevamos en la causa de toda su experiencia con usted y Teodoro. Además, él tenía Tyson y
Abiodun con él, y que no vendría sin él. ”

“Él es un buen chico”, dijo el mayor Wilks. “Trabaja duro. Pero él es inexperto. No le gusta
saber que ”.

“Abiodun y tengo que tener una formación adicional, también”, dijo Tyson. “Pero tenemos
poderes, ¿sabes? Ryan era una especie de famoso jugador de fútbol en su colegio antes de
irse. Nunca se ha quejado, pero debe ser difícil ser el chico nuevo sin poder, sin experiencia
”.

“Además, es probable que sólo necesita evacuar un poco de vapor en la actualidad.” Johnny
G me dio una mirada significativa. “Se ha hablado de nada más que durante seis meses. Es
por eso que lo llamamos Romeo. Está obsesionado con su Julieta. “Mi cara se calentó a pesar
de lo mucho que lo intentara, no tener vergüenza. “La amnesia no puede ser fácil en él.
Tenerte de vuelta, pero no tenerte de vuelta, que tiene que ser jugar con la cabeza del chico. ”

Me chupó en una respiración tranquila. Yo había pensado que a mí mismo una o dos veces,
pero escuchar a Johnny G dicen que hizo que parece empeorar un millón de veces. Ryan
había sido tan maravilloso hasta ahora que era fácil olvidar que esto tenía que ser tan difícil
para él como lo fue para mí.

No respondí, y nadie más atrevido romper el silencio. Algunas cosas aspiradas y no había
nada que pudiera hacer al respecto. Ryan y mi situación jodida era una de esas cosas.

Nos quedamos todos en silencio hasta que llegamos al centro de formación. Yo no sabía qué
esperar de el lugar. Todo el mundo parecía extrañamente enamorado de ella, y que en
realidad había hablado arriba. A medida que caminaba por el pasillo, un lado del pasillo
aburrido dio paso a una pared de ventanas que nos permitió ver el interior del gimnasio.
Tenía que admitir que era impresionante.

Nunca había estado en un gimnasio en ninguno de los equipos sería de ninguna utilidad para
mí, pero tuve una sensación éste era el estado de la técnica. Había todo tipo de máquina de
una persona podría necesitar para la elaboración de sus cuerpo, además de cosas como una
enorme piscina de entrenamiento, un ring de boxeo, y una pared de escalada.

Hubiera sido increíble si no fuera por la abrumadora hedor del sudor humano que
impregnaba el aire húmedo. Uf, está bien, si tuviera que deshacerse de cualquiera de mis
poderes, la Supersmell sería el primero en ir, y no me lo perdería.

Gracias a cada ambiente en la base de ser más o menos hermético con sus propios sistemas
de filtración de aire, no se había dado cuenta hasta que el hedor Mayor Wilks abrió la puerta.
El segundo lo hacía, se tambaleó hacia atrás y amordazado suficientemente fuerte como para
ganar la atención de mi entorno y en un soldado que estaba usando una prensa de piernas
cerca.

“? Ángel”, preguntó Mayor Wilks, que llegue a mi lado y tomándome por el brazo. “¿Estás
bien? ¿Qué pasa?”

“Estoy bien,” Me atraganté, obligando a todo lo que estaba en mi estómago para permanecer
allí. “Recuerda lo que dije acerca de mi elevado sentido del olfato? Oda de sudoroso
gimnasio no es un sabor que me envasar y comercializar como el perfume, si sabes lo que
quiero decir ”.

La principal parecía como si él no sabía cómo responder. Se quedó sin habla durante un
minuto y luego dijo: “Supongo que podríamos levantar la filtración del aire en esta
habitación y quizás tratar algunos ambientadores? O que aquellos que molestan, también? ”

“Cualquier olor fuerte me da migraña si estoy expuesto por mucho tiempo, pero prefiero el
olor más desagradable popurrí en el mundo que todo un equipo de soldados de trabajo a
sudar. La filtración de aire ayudará más que nada. Si usted espera que pase una cantidad
significativa de tiempo aquí, me gustaría sugerir se intenta que, aunque no mucho aquí me va
a hacer ningún bien. La piscina y la pared de roca, tal vez, pero eso es todo. Las ruedas de
ardilla no pueden seguir el ritmo de mí, y máquinas de ejercicio nunca tienen suficiente peso.

El soldado que había estado usando una prensa de piernas cerca de mí me dio una mirada
escéptica. “Esta máquina sube quinientas libras.”

Es que todos pensaban que yo era capaz de hacer? Lo insultante. Miré sus brazos, que eran
tan grandes como las sandías, y sonreí. Él fue de lejos el más grande hasta el momento de la
ECA. No podría decir lo alto que era, pero sus hombros eran enormes. Estoy a favor de los
músculos, pero se puede exagerar. Fue una exageración. Sus pectorales eran casi tan grande
como mi cabeza. “Déjame adivinar.” Señalé con el dedo a la soldado que no había sido
introducido en todavía. “Armas?”

Johnny G rió. “Cerca. Eso es Smut ”.

Los chicos se rieron, pero no obtuvieron la broma. “¿Cómo es que cerca?”

“Debido a que está construido como los modelos de portada en todas esas novelas
románticas obscenas”, explicó el campo corto.

Bien, eso fue divertido. “Agradable.” Le di Smut otra vez en off, y él con orgullo sentado allí
para que lo vea. “¿Alguna vez realmente se considera que presenta para uno de esos libros?
Estoy pensando que los piratas podrían ser su especialidad. Tienes el tiempo, lo oscuro pelo
a tu favor. Todo lo que necesita es las botas y la camisa blanca ondulante ”.

“¡Oh! Capitán Smut! “Johnny G aulló mientras que los otros chicos todo se vino abajo con la
risa. "De Smut tiene totalmente un nuevo apodo!”

“Muchas gracias, Ángel,” Smut secamente.


Le di una sonrisa dulce que lo hizo reír. Sacudiendo la cabeza, se inclinó hacia delante y se
trasladó el pasador en la pila de pesos que había estado levantando a la parte inferior de la
pila. “¿De verdad piensa que puede máximo fuera de esta máquina?”

Todas las entradas de control dejaron de reír y se inclinó, claramente queriendo ver un
espectáculo. Suprimí un suspiro y señaló el artilugio que todavía estaba sentado. “¿Esta
maquina?”

Cuando él asintió, me agaché y cogí toda la cosa, con él todavía en él. Reboté a la ligera en
una mano, probando su peso. “Lo siento.” Sonreí en todos los jadeos y conmocionado caras.
“Realmente no creo que esto me daría mucho de una sesión de ejercicios.”

Puse la máquina hacia abajo y me encontré con los ojos abiertos de mi audiencia. “¿Alguna
pregunta más?”

Una risa baja interrumpió el show. Todas las cabezas se volvieron hacia el sonido, pero dudo
que cualquiera de los corazones de los soldados bombardeada jónico como el mío. Cuando
mis ojos se posaron sobre Ryan, cambié de opinión acerca del gimnasio apestoso. Si este
lugar era su refugio habitual, soportaría el hedor todos los días con el fin de verlo sin camisa
y sudoroso como estaba ahora. Para desmayarse.

Además de una gran cicatriz en su bíceps derecho que me dejó con curiosidad, su cuerpo era
impecable. Cada músculo era perfectamente definido, y una ligera capa de pelo rubio fina se
arrastraba por el abdomen. Nunca había querido alcanzar y tocar algo tanto. Me di cuenta de
que probablemente lo había tocado antes, y yo estaba repentinamente loca de celos de yo
pre-amnésica.

En el momento en que fui capaz de arrastrar mis ojos lujuriosos hasta su cara, Ryan me
observaba con una sonrisa muy satisfecho. Yo estaba babeando por completo sobre su
cuerpo, y el estaba disfrutandolo. Lo que sea. Yo no lo sentía. ¿Cómo puede alguien que se
siente atraída por los hombres no apreciar la exquisitez de pie delante de mí?

“Nunca pudimos averiguar exactamente cuánto puede levantar”, dijo Ryan, “pero solíamos
intentar averiguarlo con camión la parte de atrás de mi camión llena de ladrillos por un
cuarto de hora antes de que empezara a sudar.”

Hubo otro momento de silencio asombrado que finalmente fue roto por el Mayor Wilks.
“Bien.” Él parpadeó un par de veces mientras buscaba palabras. “Voy a tener que hablar con
mis ingenieros. Tal vez se puede diseñar algo …. Para ti.”

“Si quiere. Realmente no me importa. La elaboración no es realmente una prioridad para mí.
Sin embargo, si voy a tratar con más de esos súper soldados, un poco de entrenamiento de
defensa personal podría ser una buena idea ”.

“Definitivamente le podemos ayudar con eso.” Major Wilks se sacudió de su estupor y


empezó a dar órdenes de nuevo. “¡Romeo! ¡Tizón! A las duchas! Para reflexionar en diez ”.

…..

La sala de interrogatorio en la sede de la ECA no era nada espectacular. Era una sala
rectangular de tamaño mediano con una gran pantalla montada en la mesa de conferencias
grande rectangular ocupando la mayor parte del espacio frontal y posterior. Algunos de los
que estaban con nosotros se sentaron alrededor de una mesa de conferencias grande,
rectangular esperando a los demás para llegar.

Tomé asiento junto a Ryan, y Tyson había sido rápido para arrebatar la silla abierta a mi otro
lado. Campo corto, Johnny G, y Smut todos se sentaron frente a nosotros para preguntar
acerca de mis poderes y cómo era usarlos. Por supuesto que todos querían probarlo. No
podría decir si querían probar mis superpoderes, o si estaban realmente más interesado en el
superkissing, que Ryan siempre tan amablemente había contado. Podría haberlo matado.
Ninguno de ellos había dejado de mirarme desde entonces.

“Suena como una fiesta aquí, entre ustedes.”

Me volví hacia la puerta justo cuando Eyes entraba en la habitación con Abiodun y un
hombre muy alto, ancho de pelo rubio arena, ojos de color verde claro, y una sombra de las
cinco. El hombre llevaba las mismas ropas militares como el resto del grupo, pero un
sombrero Stetson muy gastado descansaba sobre su cabeza. Éste era demasiado fácil.
“Déjame adivinar. Eres de Texas ”.

Los ojos del vaquero encontraron los míos, y su sonrisa de respuesta iluminó toda su cara.
“Tex, para abreviar, Ángel. Sacado de un rancho de ganado en Amarillo.” Él se quitó el
sombrero para mí y me guiñó un ojo mientras él y Abiodun ocupaban los asientos vacíos
junto a Ryan. “Encantado de finalmente conocerte, querida.”

Sus modales me hicieron sonreír.

Campo corto de repente se inclinó hacia delante, con el cuerpo rebotando con energía. “Hola
chicos, ¿sabían que Ángel puede compartir sus poderes con la gente?”

Tanto Tex como Ejes abieron sus ojos hacia mí. “Todos ellos?” Preguntó Eyes “Incluso el
rayo?”

Asenti. “Muy a corto plazo, sin embargo. Puede pasar la energía a las personas, lo cual, a su
vez, les supercarga. Los más grandes potencias que utilizan, cuanto más rápido se comen la
energía. Con el rayo tendría que ser muy inflado y sólo se puede obtener un buen tiro antes
de que esté fuera del juego ”.

“Aún así”. Eyes sacudió lentamente la cabeza hacia atrás y hacia adelante. “Eso tiene que ser
muy divertido.”

“No es tan divertido como tener que darnolos a nosotros”, dijo Johnny G, guiñando en mi
dirección.

Carbon se llevó los honores de lanzar la bomba sobre los recién llegados. “Ella tiene que
besar a alguien para darle sus poderes. Romeo lo llama superkissing ”.

Sus ojos parpadearon hacia mí. “¿Eso es cierto?”

Moví la cabeza hacia atrás y miré al techo. “Puede,” me quejé. “Pero no sólo así. Aprendí
cómo hacerlo con sólo un toque ”.

Carbón se inclinó hacia delante y un largo, oscuro mechón de pelo cayó liberado de la cola
de caballo, enmarcando su rostro y acentuando su mandíbula cuadrada. Su mirada absorta se
movió rápidamente hacia atrás y adelante entre Ryan y yo. “¿Se siente como un beso normal
cuando lo haces? ¿O es al igual que todo, sobrealimentado? ”

Ryan lanzó este gemido gutural que me hizo sonrojar. “Es totalmente sobrealimentado,” dijo.
“Es la cosa más caliente absoluta que haya sentido. Una vez que comienza, es muy difícil de
parar, porque es una especie de energía magnética similar y hace perder la cabeza ”.

La sala quedó en silencio, y cada ACE individualmente en la sala poso su mirada en mí. Juro
que varios de ellos estaban babeando. Uf. Ellos nunca iban a dejarme vivir despues de esto.
Estúpido Ryan y su gran boca. “No importa lo que se siente, porque no voy a dar
superkissing a cualquiera de sus feas bocas”.

Todos sus caras cayeron en pucheros ante las noticias, incluso la de Tyson. Campo corto se
dejó caer en su silla y cruzó los brazos sobre el pecho mientras murmuraba, “aguafiestas”. Él
arrugó la nariz y movió su mirada hacia Ryan. “Tú le diste super besos a Romeo.”

“Eso fue antes. Ni siquiera lo recuerdo.” Gemí y tiré la cabeza hacia abajo en la madera,
enterrando mi cara en mis brazos para ocultar mis traidoras mejillas ruborizadas.

La arrogante voz de Ryan sonó por encima de las risas en la sala. “Se me permite sus
superkiss. Soy su prometido. Los superkisses son míos. Y es mejor que a ninguno de ustedes
se les ocurra intentarlo. Jamie, si cualquiera de estos chicos viene en cualquier lugar cerca a
ti, asegúrate de hacerles zapping del bueno”.

Su voz era juguetona, pero aún asi mi molestia se disparó. Levanté mi cabeza y miré a Ryan.
Estaba observando al grupo de hombres, su sonrisa de marca comercial en su lugar,
reclinándose en su silla con las manos entrelazadas detrás de la cabeza, inflando el pecho de
manera desagradable.

“Tú. .. ” El hecho de que no pude conseguir ninguna palabra fuera, solamente me puso aún
más nerviosa. Tomé una respiración profunda. “Tú no eres mi prometido. Estuviste de
acuerdo de que íbamos a tratar de ser sólo amigos ”.

Los brillantes, ojos risueños de Ryan se deslizaron hacia los lados para encontrarse con los
míos. “¿He?” Su sonrisa se amplió para mostrar todos sus dientes perfectos. “Supongo que
no eres el único aquí con una memoria vaga, Sol.”
Mi mandíbula cayó al suelo, mientras que cada chico en la habitación se vino abajo,
rugiendo de risa hasta que tenían lágrimas en los ojos. “¿Qué dices bebé?”, Preguntó Ryan
por encima del alboroto. “¿Hay que darles toda una demostración de cuán caliente es el
superkissing?”

Las luces por encima de nuestra cabeza no sólo parpadearon ; se fue apagando una a una con
una serie de tranquilos estallidos. Tenía la sensación de que todas las bombillas de la
habitación necesitaban ser reemplazadas. Cuando el mayor Wilks entró en la habitación
exigiendo respuestas, los ACE empezaron a reír tan fuerte que ninguno de ellos podía hablar.

Un conjunto de luces de emergencia se hizo clic, la sala de reuniones se iluminó , una vez
más. Mayor Wilks miró a su alrededor y lanzó un suspiro agotado mientras se frotaba las
sienes. No hacía falta ser un genio para averiguar lo que había sucedido. “Romeo, puede
hacer el favor de tratar de no provocarla?”

“Lo siento señor. Sinceramente, no puedo evitarlo. La extrañaba demasiado, y no es tan fácil
”.

Esto preparó el equipo de nuevo. La peor parte fue, que ni siquiera podía estar enojada con
él. Cuando lo miré, su respuesta fue recoger a mi mano y besarla. Se veía tan feliz que no
podía apartarme. Le dejé besarme la mano, y luego esbozó una sonrisa cuando él entrelazó
nuestros dedos como si intentara aferrarse a mí por el resto de la reunión. Su toque envió un
hormigueo disparado a través de mi cuerpo, y me encontré suprimiendo un estremecimiento.

“¿Todos terminamos de jugar un poco?”, Preguntó Mayor Wilks mientras tomaba su lugar
en la parte delantera de la sala. Su voz era severa, pero había una diversión en sus ojos que él
no podía esconder de nosotros. “Tenemos algunos asuntos serios para discutir, y necesito su
cabeza en el juego.”
Pasó la risa con el recordatorio, y se convirtió rápidamente en todo todo-negocio. La mano
de Ryan nunca soltó la mía. Él realmente quería mantenerla tanto tiempo como lo dejara. Me
descubrió mirando hacia abajo en nuestros dedos entrelazados y apretó su agarre
ligeramente, y me dio otra sonrisa, esta vez había perdido su borde engreído. Él no me estaba
tomando el pelo más. No era más que un chico enamorado, feliz de estar tomado de la mano
de su novia.

No importaba lo que él diga, Ryan Miller era incapaz de bajar el tono de sus sentimientos por
mí. No podíamos ser“sólo amigos”. Lo que me asustó tanto era intensidad en cada acto
sencillo, de cariño sincero que me emocionó.

El doctor Haggerty, Blake, y Geek entraron en la habitación y luego, tomaron los últimos
asientos vacios en la mesa. La postura de Ryan se volvió rígida. Se soltó de mi mano para
poner un brazo alrededor de mí en un gesto protector que no tenía sentido. Su ritmo cardíaco
se aceleró y el rechinar de sus dientes eran un poco desconcertante, también. Qué en el
mundo lo tenía tan tenso? “¿Estás bien?”, Le pregunté.

“Por supuesto .”

Él estaba mintiendo. Seguí su mirada aterradora a través del cuarto hacia Blake. Es cierto
que el ex-científico de Visticorp que quería estudiarme me ponía un poco incómoda, no
importaba cuánto Teddy me había hablado, pero la hostilidad que Ryan mostró hacia él era
algo completamente distinto. Me recordó la reacción de Tyson hacia él también. “Hay una
historia aquí que me falta.”

Ryan no me respondió. Su mirada estaba fija en Major Wilks. “¿Qué está haciendo él aquí?”
La mirada de vuelta del Major Wilks era severa, pero no enojada. “Necesitamos su opinión,
Ryan.”

Fue la primera vez que oía al Mayor usar el verdadero nombre de Ryan. Esto era grave.
Blake echó una mirada repentina hacia mi, casi como si no se pudiera resistir. Cuando me
encontré con su mirada, rápidamente desvió la mirada. Pregunté de nuevo. “¿Qué está
pasando aquí?” Mi voz se volvió tan dura como la de Ryan y del Mayor. “¿Qué me estoy
perdiendo?”

Blake suspiró, y Ryan comenzó a temblar de ira. “Voy a explicarte más adelante.” Miró de
nuevo a Blake. “Ahora no es el momento para esa historia.”

“No,” El Major Wilks estuvo de acuerdo. “No lo es. En este momento, tenemos un plan para
discutir. Ángel está comprometida por la búsqueda de Donovan y conseguir a su amigo de
vuelta? ”

Comprometida no era suficiente repuesta para su pregunta me tenía desatar una tormenta
eléctrica. “Voy a hacer lo que sea necesario.”

“Espero que eso sea cierto.” Major Wilks me inmovilizó con una mirada feroz. “Tengo un
plan para atrapar a Denovan, pero creo que no te va a gustar.”
El Mayor Wilks hizo una pausa, esperando algún tipo de reacción por parte de mí a causa de
su declaración, pero no me dejé intimidar. Teddy fue capturado por mi culpa. Los amigos de
Abiodun y Tyson, era una anciana inocente y una niña. No había nadie más capaz de luchar
contra super soldados de Donovan. Esta responsabilidad era mía, y yo tenía que lograr que se
haga. Tenía que ayudarlos.

Me encontré con su mirada con inquebrantable confianza y a la espera de que dé más


detalles. Sus ojos se estrecharon, pero no con ira. Me estaba analizando. Yo sabía que había
pasado alguna prueba cuando me dio el visto bueno con un pequeño asentimiento antes de
continuar. “Hemos sospechado desde hace tiempo que Donovan no está trabajando solo. El
robo en la oficina del doctor Rajeet lo demuestra. Su nuevo socio tiene que ser uno de los
médicos a los que Rajeet les habló acerca de los resultados de tu prueba”.

Asentí. “Tiene sentido.”

El Mayor Wilks se aclaró la garganta y se puso en el corazón de la misma. “Creo que


deberías aceptar someterte a pruebas con el Dr. Rajeet. Decirle que quieres averiguar lo que
está pasando contigo, y que te gustaría trabajar con sus colegas. Creo que si hacemos eso, el
socio de Donovan finalmente va acercarse con algún cuento sobre darte tus recuerdos de
vuelta. Él va a tratar de atraerte y así él mismo nos va a conducir directamente a Donovan”.

Los ACE murmuraban entre sí y Ryan se puso rígido, pero no estaba ni un poco sorprendido
por el plan. “¿Quieres que yo actúe como cebo. Puedo hacer eso, pero como pueden impedir
que él simplemente envíe más de sus súper soldados a mí una vez que salga de su escondite?
Casi me mataron ayer. Si él envía muchos más de ellos de lo que hizo la última vez, yo no
sería capaz de contenerlos”.

“Nos gustaría, por supuesto, mantener constante vigilancia sobre usted,” Major Wilks dijo
rápidamente. “Usted tendría una escolta militar permanente”.

“¿No sería demasiado obvio?” Eyes preguntó.

Ryan señaló con el dedo Eyes, como si hubiera estado pensando exactamente lo mismo. “Sí.
Jamie no es exactamente el tipo de chica que estaría de acuerdo a un montón de pruebas de
laboratorio, y Donovan lo sabe. Si de repente reaparece con una escolta militar y buscando
un montón de pruebas de hecho, ellos sabrían que es un montaje. El socio de Donovan nunca
se acercaría a ella”.

El Mayor Wilks negó con la cabeza. “Ellos ya le han dado la razón perfecta para necesitar de
las pruebas y de protección.” Sus ojos se movieron hacia mí. “Fuiste atacada ayer, y tu
amigo fue secuestrado. Tienes que averiguar quién está detrás de ti. La única manera de
hacerlo es recuperando tus recuerdos. Les dices a los médicos que no tienes otra opción. Y,
por supuesto, los militares protegerían al famoso Ángel si alguien estuviera tratando de
hacerle daño. No se pone en duda eso”.

Su plan tenía sentido excepto por un problema. “Sin ánimo de ofender, Mayor, pero estamos
hablando de un ejército de súper soldados. La única persona fuerte y lo suficientemente
rápido para luchar contra ellos soy yo. ¿De verdad cree que su equipo sería capaz de
mantener mi seguridad? ”

El Mayor Wilks se encogió, odiando el hecho de que los soldados de Donovan fueron más
fuertes que los suyos. “Donovan no quiere que nadie sepa que aún está vivo. Él no quiere
que la gente sepa que existen sus súper soldados. No se arriesgaría a enviarlos por ti si tienes
una escolta militar”.

“Esa es una suposición terriblemente grande”, se quejó Tyson. “Y probablemente falsa.”

Todo el mundo se volvió a Tyson, pero fue Blake quien explicó. “Donovan es egoísta y
hambriento de poder. Es una combinación peligrosa. Está desesperado, y él cree ser infalible.
Puede que quiera mantener en secreto su operación hasta que esté listo para revelarlo, pero
necesita a Jamie. ”

Blake arriesgó una mirada nerviosa hacia mí y de inmediato volvió su atención al Mayor
Wilks. Probablemente porque todos; Abiodun, Ryan, y Tyson se habían puestos rígidos ante
el sonido de su voz. La tensión se había vuelto asfixiante al instante.

Blake tomó aire y forzó su voz firme. “Jamie es el único sujeto que Donovan ha encontrado
alguna vez que no ha nacido con sus poderes. Ella se convirtió en lo que es. Donovan la
quiere más de lo que nunca quiso nada. No me sorprendería si él está dispuesto a tomar
algunos riesgos para recuperarla”.

Mi cabeza empezó a temblar antes de que él hubiera terminado de hablar. “Eso no tiene
ningún sentido. ¿Y qué si fui creado? Donovan ya descubrió la manera de dar a la gente mi
fuerza y velocidad. Él no me necesita más”.

Ahora Blake me dio toda su atención, haciendo caso omiso de la hostilidad de mis amigos.
“No es permanente.”

“¿Qué?”
“Hace un par de horas, los hombres que han capturado se enfermaron”.

“Retiros”, el Dr. Haggerty intervino. “Agitación, ansiedad, sudoración, dolores musculares y


espasmos, vómitos… están mostrando signos clásicos de los hombres que pasan a través de
una desintoxicación muy grave.”

“No entiendo”, dijo Ryan.

A riesgo de ser asesinado, Blake respondió Ryan. “Es claro que sus poderes se han ido. Ya
no son más fuertes o más rápido que los humanos normales. No lo han dicho, pero creemos
que Donovan les ha estado inyectando con algún tipo de suero que les da sus capacidades”.

“Es como una especie de Super droga para mejorar el rendimiento”, dijo el doctor Haggerty.

Blake asintió. “Pero está lejos de ser perfecto. El doctor Haggerty y yo hemos estado
haciendo pruebas sobre los soldados. Lo que ellos han estado tomando es demasiado duro
con ellos. Les está destrozando sus sistemas internos. Si continuaran tomándolo, morirían. Si
viven después de esto, pudieron haber salvado sus vidas al conseguir ser capturados”.

Bueno, eso era completamente inquietante y fascinante, todo al mismo tiempo. Era difícil de
envolver mi cabeza alrededor.

“El punto es,” dijo el doctor Haggerty, “los efectos no duran mucho tiempo. Los super
soldados probablemente tienen que tomarlo a diario y a juzgar por la rapidez con que
comenzaron a experimentar los retiros, cuanto más toman más rápido la mata. Donovan
todavía no tiene el poder que quiere, Ángel, y él cree que en ti está la clave”.
“No podemos predecir cuál sería su respuesta si Ángel sale de su escondite”, dijo Smut. Él
sacudió la cabeza y se cruzó de brazos. “El plan es demasiado arriesgado.”

“Pero ha sido tan cuidadoso,” Geek argumentó. “El hombre se ha hecho imposible de
encontrar. Ha estado cinco pasos por delante de nosotros desde la explosión en Visticorp,
cubriendo sus pistas de forma impecable. Él no quiere que sepamos dónde está, o lo que se
trae entre manos. El hombre tiene un plan y no está listo para ponerlo en práctica todavía. Lo
que se trae entre manos es enorme, y él no va a correr el riesgo de que lo sepamos solo por
conseguir una pelea con los militares”.

“De acuerdo”, dijo Tex, mirando fijamente a la mesa mientras se frotaba la barba en el
mentón. “Él va a tratar de ser sutil, astuto e inteligente. Ha sido su camino hasta el momento,
excepto por el descuidado choque y fuga, en la consulta del doctor Rajeet, y sospecho que
sólo sucedió porque estaba tan cerca de su premio y quería asegurarse de que no fuéramos
tras ella primero.”

El Mayor Wilks había estado paseando por la parte delantera de la sala mientras escuchaba a
su equipo hablar de las posibilidades, pero se detuvo y nos enfrentó, moviendo la cabeza con
firmeza. “Él va a enviar al médico tras ella. Va a tratar de tentarla con la promesa de darle su
memoria de vuelta”.

Mi corazón se agitó ante la posibilidad. “Podría realmente traer mis recuerdos de vuelta?”

Mi pregunta me valió una habitación llena de miradas simpáticas, explotando efectivamente


mi burbuja de esperanza. “Lo siento, Ángel,” dijo el doctor Haggerty en silencio. “Yo no veo
cómo podría ser posible”.

“Él todavía te dirá que puede sin embargo,” dijo Blake. “Es obvio que estás desesperada por
recordar tu vida. Es tu mayor debilidad. Donovan explotará esa debilidad. Es lo que mejor
sabe hacer”.

Las luces de emergencia en la sala parpadearon cuando empecé a perder el control sobre mis
emociones. Ryan agarró mi mano de nuevo y se inclinó para colocar un suave beso en la
mejilla. “Todavía puedes tener tu vida de nuevo, Jamie, incluso si nunca puedes recordarla.
Voy a recordar por ti, y podemos crear nuevos recuerdos. Rellenaremos tu cabeza tan llena
de ellos que te vas a olvidar que alguna vez tuviste amnesia”.

Cerré los ojos contra la picadura repentina. Su oferta era tan amable, tan dulce, pero no era lo
mismo. Había una historia oculta en todo lo que dijo, el conocimiento en cada mirada que me
dio, y el sentimiento en cada toque. Quería entender todo lo que decía, recordar las cosas que
hicimos. Quería sentir el amor que sentía. Quería nuestra historia.

La habitación estaba en silencio por un momento mientras todo el mundo esperaba que
recuperara la compostura. Me dio vergüenza, no podía perder la cabeza, y traté de quitarme
los malos pensamientos de encima lo más rápido posible. Obligándome a volver al trabajo en
un intento de distraer la atención de mí, saqué mis hombros hacia atrás y me encontré con la
mirada de Major Wilks. “Lo haré.”

Varias personas argumentaron a la vez. “Ángel, es demasiado arriesgado”, dijo Campo corto.
“Vamos a estar ahí contigo, por supuesto, pero como haz dicho, contra un ejército de super
soldados…”

No importaba. Me encogí de hombros. “Iba a venir a una pelea, con el tiempo, de todos
modos.”

“Pero tenemos que saber a lo que nos enfrentamos antes de que suceda,” Johnny G
argumentó, “y tiene que ser en nuestros términos”.
Geek golpeó una mano sobre la mesa de conferencias. “Pero no van a luchar! Ella va a estar
en público. Ella tendrá una escolta militar. Aunque pudieran golpearla, ella ha demostrado
que puede poner bastante en una pelea por su cuenta, va a ser lo mismo si se da una batalla.
Si ustedes están allí también, cualquier intento de llevarla por la fuerza será una guerra total.
No hay manera de que hayan riesgos”.

“Tiene razón,” dijo Blake. “Donovan puede saber los militares es a él y estar dispuesto a
correr el riesgo de una pelea con ellos, pero no si es público. Te prometo que, él no quiere
que el mundo sepa que las personas con superpoderes existen todavía. Es el as bajo la manga
para cualquier esquema que ha planeado. Él querrá hacer un espectáculo de ella cuando la
noticia es finalmente revelado”.

A mi lado, Ryan suspiró. Fue una acción pequeña, tranquila, pero ganó la atención de toda la
sala. “Yo sé cómo hacer que funcione.” Miró hacia el cielo, como si él odiaba la idea de que
estaba a punto de sugerir. “Tenemos que ir a Nueva York. Es hora de Jamie para satisfacer
Carter”.

“¿El reportero?”

Todos esperamos para Ryan para explicar. Él dejó escapar un profundo suspiro e hizo una
mueca. “Si lo que estás diciendo de Donovan es cierto, entonces no hay manera de que
hubiera actuar en caso de Jamie tenía la atención de los medios. Necesitamos Carter para
hacer su primera plana”.

“Por supuesto!” Blake se quedó sin aliento, la excitación hacerse cargo de su cuerpo cuando
la comprensión lo golpeó.

Yo, por desgracia, estaba completamente perdida. Ese había sido lo último que había
esperado oír. Pero, cualquiera que fuera su intención, la respuesta seguía siendo bastante
fácil, de ninguna manera. El Mayor Wilks se encogió, tampoco encantado con la idea. Con
mis dudas, y la idea de mostrarme en televisión, me calentó sólo un poco más.

“Si corremos su historia sería inmediatamente famosa”, dijo Ryan. “Donovan no podría
aparecer con un grupo de soldados con superpoderes y llevársela cuando todo el mundo está
observando todos sus movimientos.”

No podía creer lo que estaba sugiriendo, pero al menos su cara parecía enferma ante la idea.
Me froté la cabeza. Estaba de repente golpeando peor de lo que estaba ayer. Yo no
necesitaba mis recuerdos para saber que no me gustaría ser famosa. Traté de ser objetiva, sin
embargo; esto no se trataba de mí. “Él tiene razón. Funcionaría. Denovan enviaría al médico
tras de mí con seguridad. Él iba a tratar de atraerme lejos de los medios de comunicación”.

“No” gruñó el Mayor Wilks. “No me importa si funcionaría. No vamos a revelar al mundo
que el Ángel de Chelsea está viva. Ángel, podrías ser mucho más útil en el futuro si las
personas siguen creyendo que estás muerta”.

Apreté los dientes. El Mayor Wilks estaba pensando en mí como un activo de nuevo. Sin
embargo, yo estaba de su lado en esto. “No quiero que mi identidad se filtre. Eso arruinaría
cualquier tipo de vida que pueda tratar de tener algún día. Y ¿qué pasaría con mi familia?
Dijiste que tengo padres. Si fueran los padres de Ángel del Chelsea, su vida sería arruinada,
también. Y los amigos que tuve…“ Le di una mirada a Ryan.

La sonrisa en respuesta de Ryan fue simpática. “Tus padres lo harían si eso significa tu
seguridad. Pero yo no estaba hablando de revelarte como el Ángel del Chelsea.” Fruncí el
ceño, y él me apretó la mano. “Tienes una historia diferente digna de noticias de primera
plana”.
“¿La tengo?”

Miré alrededor de la habitación y me di cuenta que era la única que no entendía. Las
bombillas se iban encendiendo en las cabezas de todos los demás. “En realidad, la tenemos”,
dijo Ryan. “Tú y yo. Recuerdas lo que dije sobre Visticorp intentado capturarte y tú teniendo
que salir corriendo a la guarida con Teddy alrededor de un mes antes de la explosión? ”

Una sensación de inquietud se instaló en el estómago. “Bueno, por lo que el mundo sabe,
hace unos siete meses Jamie Baker fue secuestrada de su dormitorio de la universidad y
desapareció sin dejar rastro. Su novio recibió un disparo en el ataque. La historia estaba en
todas partes. Su regreso sería enorme”.

Di un grito ahogado, conmocionada, y mis ojos se posaron en su brazo y la cicatriz redonda


que había visto anteriormente. Una herida de bala. Miré a Ryan, y me sorprendió aún más
con una sonrisa. “Eso es correcto, recibí una bala por ti, nena.”

“Tú…” Mi voz se apagó mientras trataba de obtener un control sobre la repentina oleada de
emociones que rabiaban dentro de mí. La culpa, la gratitud, el horror… una serie de
opciones. Yo las sentía.

Ryan me apretó la mano. “Esa es una buena razón para promover a un tipo a estado de novio,
¿no te parece?”

Qué? En serio estaba bromeando acerca de esto? Le dispararon, y quería bromear acerca de
nuestra relación? ¿Era en serio?
“No caigas en la trampa, Ángel,” Johnny G bromeó. “Fue apenas una herida superficial. Ni
siquiera se golpeó algo vital. Me han disparado dos veces a mí. En realidad no es tan malo”.

Al darse la vuelta, Ryan discutió con él. “Hey, teniendo en cuenta que tenía una beca de
fútbol y que la perdí después de que me dispararon, yo diría que mi brazo de lanzador era
extremadamente vital.”

“Como si necesitaras una beca, niño rico,” Eyes se burló. “Y ni siquiera te gustaba mucho el
fútbol. Ya habías renunciado a UCLA para estar cerca de Ángel, aun cuando ella podría
haber corrido la distancia entre las escuelas en cinco segundos de todas formas”.

“Es cierto,” Ryan estuvo de acuerdo. Se encogió de hombros y me guiñó un ojo. “En
realidad, la intención es lo que cuenta. Estado de novio. Solo piensa en ello.”

Demasiado desconcertada por las bromas y despreocupación total de Ryan con la situación
no me puse a pensar en ello. Negué con la cabeza y traté de concentrarme en la conversación
que se suponía que deberíamos estar teniendo. “Así que… creo que deberíamos tener a esta
persona, Carter, escribiendo una historia. Diciendo que encontraron a la chica de la
universidad que había sido secuestrada. Está bien, eso tiene sentido. Pero me veo igual que el
Ángel de Chelsea. No me reconocerían todos y adivinarían la verdad? ”

“Creo que va a estar bien si dejamos tu pelo natural.”

Alegría. Justo lo que quería. Ser convertida en una historia de noticias nacionales con el pelo
verde neón. “El chico en el motel fue el que me dijo sobre el Angel de Chelsea. Dijo hasta
que podría ser su gemelo idéntico”.
Ryan negó con la cabeza. “Creo que son los ojos. No mucha gente tiene los ojos amarillos.
El Ángel del Chelsea llevaba una máscara, por lo que sus ojos realmente sobresalían. Con los
ojos verdes, nunca fuiste reconocida como Ángel. Te daremos algunos nuevos contactos y
eso debe bastar”.

Caray, el hombre simplemente tenía una respuesta para todo, ¿verdad? Lo miré, y me sonrió
con otro beso en la mejilla. Era tan sensiblero. Si no se hubiera sentido tan agradable cada
vez que me tocaba, lo habría liquidado por ello por ahora, pero más contacto hacía conmigo,
más empezaba a desear que volviera a hacerlo.

Qué estaba mal conmigo? Definitivamente no me ponía tan caliente con ninguna otra
persona. Casi nunca dejaba que Teddy me tocara y si alguno de los otros ACE intentara
besarme, lo más probable es que conseguiría un zapping por sus esfuerzos. Pero Ryan?
Prácticamente le había dado permiso para tomar mi mano y besarme en la mejilla cada vez
que le daba la gana porque nunca he hecho ningún esfuerzo para detenerlo. Ni siquiera me
enojé con él por eso. ¿Estaba muerta de hambre de atención, por sentirme tan solo durante
los últimos seis meses, siempre había sido tan débil con Ryan?

“Voy a estar ahí contigo, Jamie. Estarás bien. Mientras no estalles una cámara o cocines a los
periodistas”.

“Esa es una gran posibilidad”, me quejé.

No podía creer que realmente estaba a punto de hacer esto. Este plan tenía “desastre” escrito
por todas partes.
David Carter trabaja para CNN en Nueva York. Junto con Ryan y el Mayor Wilks tomamos
la super velocidad mientras que el resto del equipo acordó esperar y seguirnos en avión más
tarde. Eso nos dio un tiempo para elaborar un plan con Carter, y me mantuvo fuera de los
cielos.

La oficina de Carter estaba en el edificio Time Warner en la esquina suroeste de Central


Park. Columbus Circle, una pequeña rotonda con un monumento dedicado a Cristóbal Colón,
descansaba entre el edificio y el parque. Era un pequeño santuario agradable con una fuente,
paisajismo y bancos para que las personas se sienten y disfruten de la ciudad. Me detuve allí,
y ambos, Ryan y el Mayor Wilks inmediatamente se dejaron caer sobre el banco más cercano
para coger sus estómagos rodantes.

“Eso fue interesante,” El Major Wilks dijo con voz áspera mientras se agachaba y respiraba
profundo. “¿Es siempre así?”

Me encogí de hombros. “Teddy se acostumbró a él con bastante rapidez, y para mi sólo se


siente normal.”

Ryan se puso de pie y se estiró. Su cara era mucho menos verde que la del Mayor “No va a
tomar mucho tiempo. Esta carrera fue mejor que nuestra carrera a través del desierto la noche
anterior. Ni siquiera me siento mal del estómago. Sólo un poco mareado”.

“Entonces, ¿cuál es el plan?”, Pregunté, no en estado de ánimo de perder tiempo.

Ryan sacó el teléfono móvil del bolsillo. “Voy a llamar a Carter, y luego podemos ir allí.” Él
marcó un número, esperó un momento, y luego dijo: «David Carter, por favor. Bueno,
interrúmpalo. Dile que tiene un viejo amigo esperando verlo fuera, y que tiene cinco minutos
para llegar hasta aquí, o que va a contar la historia a Fox News “.

Colgó sin decir nada más. “Fox News?”, Le pregunté. “Sabes que no podemos decir nuestra
historia a nadie más.”
Ryan me dio un encogimiento de hombros tímido. “Sólo quería hacer que se apresuró. Él no
es mi persona favorita en el mundo. Vas a entenderlo después de que te reúnas con él”.

El Mayor Wilks preguntó Ryan algo sobre Carter, y mientras hablaban me tomé la
oportunidad de mirar al rededor. Había visto imágenes de la ciudad de Nueva York antes y vi
algunas películas que tuvieron lugar aquí, pero ver la ciudad en la televisión y estar aquí en
persona eran dos cosas completamente diferentes. Nueva York es tan grande que se siente
como si fuera a tragarte entero. Estar de pie entre todos esos rascacielos me hizo sentir como
una hormiga a los pies de los gigantes.

Después de pasar los últimos seis meses completamente sola en medio del desierto abierto y
mi viaje de dos minutos a pie por el Strip de Las Vegas, creo que es seguro decir que soy
más, una chica de pueblo. Sobre todo teniendo en cuenta las vistas y olores de la ciudad
causando estragos en mis super sentidos ahora. Saqué mi libreta de mi bolso y pasó a la
sección reservada para disgustos. Volar y grandes ciudades añadí a la lista.

“¿Qué tienes ahí?” Ryan dio un paso atrás de mí y apoyó la barbilla en mi hombro. Mientras
ponía sus brazos alrededor de mi cintura, escaneaba la lista de palabras en mi cuaderno.

Podría pasar cinco minutos sin tocarme? Lo dudaba. “Ryan…”

Malinterpretando completamente mi advertencia, él me dio un apretón y suavemente me


besó en el cuello una vez. “¿Si bebé?”

Suspiré. ¿Cómo podría pedirle que retroceda cuando, el que me tocara parecía tan natural?
“No importa.” Estaba completamente sin esperanza. “Yo lo llamo mi cuaderno *Me*. Es
todo lo que he aprendido sobre mí misma desde que tengo memoria”.

Intrigado, Ryan me soltó y me quitó el libro de las manos. Vagó de nuevo hacia el banco
donde el Mayor Wilks estaba sentado y pasó las páginas. “Sarcástica, volátil, no una persona
de la mañana, emocional, impaciente…” Ryan se rió y tendió la mano hacia mí. “Dame tu
pluma.”

“¿Por qué? ¿Qué vas a escribir?”

“Yo podría añadir un millón de cosas a esta lista, pero por ahora me conformaría incluso con
un rasgo de personalidad positiva. Siempre eres tan pesimista”.
Aspiré. “Pesimista no es un rasgo positivo.”

“Sólo dame el lápiz antes de tener que añadir obstinada.”

Sonreí mientras sostenía la pluma. “Ya está allí.”

“Vale la pena repetir.”

Ryan cogió la pluma y de inmediato se puso a escribir. Cuando traté de mirar, se alejó de mí,
protegiendo sus respuestas. Decidí dejar que se divierta, lo dejé a su tarea y fui a sentarme en
el borde de la fuente. En la parte inferior de la piscina de descanso bajo el agua había una
montaña de monedas. Me dio curiosidad. ¿Por qué la gente tiraría el dinero en una fuente?
“¿Qué hay con todo el dinero suelto en el agua?”, Pregunté al Mayor Wilks, que por fin se
sentía mejor y había venido a unirse conmigo.

El Mayor Wilks me dio una expresión de desconcierto. “Amnesia”, le recordé, sintiéndome


como un bicho raro.

La comprensión lo golpeó y su ceño se transformó en una sonrisa simpática. “Es una


tradición. Se supone que tienes que pedir un deseo, y cuando lanzas tu dinero en la fuente, tu
deseo se hará realidad”.

Era un sentimiento feliz, pero hizo mi corazón hundirse. “Si las cosas fueran así de simple.”

“Nada es simple, Ángel.” Cuando miré hacia arriba, el Major Wilks sacó una moneda del
bolsillo y la puso en mi mano. “Sin embargo, incluso las cosas más complicadas tienen una
forma de lograrse, de una manera u otra.”

Mis ojos se dirigieron de nuevo a Ryan, que estaba todavía ocupado garabateando, y me
pregunté si el Mayor tenía razón. Tal vez no podía tener mis recuerdos de vuelta, pero aún
había un montón de cosas que podría tener. Eso tendría que ser suficiente. Cerrando los ojos,
pedí un milagro y lancé la moneda de diez centavos en la fuente. Se sentía como la esperanza
de un tonto, pero era una esperanza todavía y me aferraría a la misma.

“Bueno, voy a ser condenado.”

Me di la vuelta para ver a un hombre moviendo la cabeza, mirándome con una expresión de
asombro. Carter, el periodista tabloide era un reportero serio, parecía ser de unos cuarenta
años y encajar en el cuadro que había tenido en mi mente perfectamente. Él era muy normal
a la vista, con algunas arrugas en su piel y una línea de cabello que amenazaba a retroceder.
No tenía exceso de peso, pero dudaba de que pudiera llegar muy lejos en una cinta rodante.

La única cosa realmente notable en él era la inteligencia en sus ojos. Teddy tenía la misma
mirada sobre él, y lo mismo tenía Blake. Este reportero que se suponía era mi amigo, era un
hombre brillante. Tenía la esperanza de que realmente podía confiar en él. Se encontró con
mi mirada con una sonrisa divertida. “Ha pasado un tiempo, Jamielynn.” Sus ojos me
escanearon de pies a cabeza, deteniéndose en las contusiones de mi cuello. “Te ves como una
mierda.”

La respuesta me tomó por sorpresa. Debería haberme sentido ofendida, pero por alguna
razón el insulto me hizo sonreír. “Sí, bueno, yo estoy en carrera después de casi ser asesinada
por tres super soldados psicóticos ayer. ¿Cuál es tu excusa, viejo? ”

Carter parpadeó y luego se golpeó el muslo mientras se echó a reír. “Es bueno verte viva,
Jamie.” Me sorprendió que me tirara en un abrazo. Mirando al Mayor Wilks o Ryan en busca
de ayuda, le di al desconocido una palmadita incómoda y me aleje de él. Me miró de nuevo,
como si todavía no pudiera creer lo que veía. “¿Dónde demonios has estado? Ni siquiera una
llamada telefónica? ”

Antes de que pudiera responder, Ryan saltó de su banco y se unió a nosotros. Deslizó mi
cuaderno de vuelta en mi bolso y me abrazó con fuerza a su lado. “Ella tiene amnesia. No
recuerda nada antes de la explosión. No sabía quién era hasta que la encontramos ayer.
“Sonaba casi orgulloso del hecho, o tal vez excitado, que era un poco molesto. Pero supongo
que debe haber sido un alivio para él teniendo en cuenta las alternativas, yo estaba muerta o
estaba viva y nunca me había molestado en ponerme en contacto con él.

Carter me lanzó una mirada de asombro. “¿Amnesia?”

Me encogí de hombros.

Analizó esto, luego asintió. “Eh. Interesante.” Con un último movimiento de incredulidad en
su cabeza, miró con curiosidad a Mayor Wilks y preguntó:” Entonces, ¿qué trae los tres a mi
puerta? “
Directo al punto. Me gustó eso, y le devolví el favor. “Tenemos un plan para encontrar
Donovan, y necesitamos tu ayuda.”

Carter suspiró. “Por supuesto que sí. ¿Qué más hay de nuevo?”

Él no estaba encantado con la idea de ayudarme, pero luego Ryan dijo las palabras mágicas.
“Necesitamos que usted publique una historia.”

Carter se puso rígido. Cuando se recuperó, sus ojos iban hacia atrás y adelante entre Ryan y
yo. Él trató de reprimir tanto la conmoción como el entusiasmo, pero no había escondido el
brillo en sus ojos hambrientos. Yo no estaba muy sorprendida. Era reportero, después de
todo. “Bien.” Miró su reloj mientras una sonrisa zalamera gigante floreció en su rostro. “Lo
hablamos durante el almuerzo?” Me guiñó un ojo y añadió, “Te debo un perrito caliente”

Un perro Coney es al parecer un perro caliente de carne de vaca grande cubierto con chile,
cebolla y mostaza. Yo era escéptica al principio porque parecía el tipo de comida
desagradable que Teddy siempre trató de alimentar, pero me sorprendí gratamente con que
estaba delicioso. No estoy seguro de cuál es la diferencia entre un perro Coney y un perro
caliente regular, pero sin duda la había. Tal vez Nueva York tiene algunas ventajas.

Mientras me llenaba con dos perros Coney, el Major Wilks habló de todos los detalles con
Carter, y luego los tres nos llevaron a un pequeño estudio en el edificio de Carter, donde
Carter se sentó con nosotros para una entrevista. El Mayor Wilks y Carter no tenían sillas
para sentarse, pero habían encontrado un pequeño sofá para Ryan y para mí. Fueron
realmente esta cosa ordeñando relación.

“Para ser claros,” el Mayor Wilks advirtió a Carter en un susurro mientras estábamos todos
equipados con micrófonos y sentados delante de la cámara “, esto se trata de la señorita
Baker y su secuestro. Nada más.”
Carter puso los ojos. “Como si yo contaría esa otra historia. La he mantenido en secreto
muchos más tiempo de lo usted se enteró, mayor. Un poco de confianza sería bueno”.

El Mayor Wilks frunció el ceño, pero se sentó, aparentemente confiando en Carter suficiente
para seguir adelante con este esquema loco. Debo haber parecido todavía necesitaba
convencerme, porque Ryan suspiró y puso su brazo alrededor de mí. “Todo irá bien, Jamie.
Lo prometo. Carter es agresivo e insensible, pero se puede confiar en él con las cosas
importantes”.

Carter se burló, y Ryan le respondió con una sonrisa. Yo no podría decidir si Carter le gusta
a Ryan en realidad o no. Estaba inclinada hacia el no, pero él confiaba en el hombre o no me
habría llevado hasta él. “Él te va a molestar”, Ryan añadió en un susurro. “Siempre lo hace.
Trate de no freírlo”.

Ya había reunido tanto. “Sin promesas.”

Ryan se rió. “Al menos usa tu ajuste bajo.”

Le fruncí el ceño. “Aguafiestas.”

Carter se aclaró la garganta, mirando a Ryan y dándome un aire tan seco que estaba segura
de que nos había oído. No me sentí mal por eso, como tampoco lo hizo Ryan, porque él
sonrió a Carter. “Creo que estamos listos.”

Carter sacudió la cabeza. “Sé que esto es pedir mucho de ustedes dos, pero traten de
mantener las cosas profesionalmente. Esta es una noticia nacional, y es en vivo”.
“En vivo?” Grité. Mi corazón saltó a mi garganta. “Nadie dijo que iba a estar en vivo. Tengo
dos padres por ahí en alguna parte. No me he contactado con ellos todavía. No pueden saber
que estoy vivo por las noticias! ”

Ryan medio unas palmaditas en la mano. “Jamie, está bien. Hablé con tus padres esta
mañana mientras estabas durmiendo y recuperándote de tu conmoción cerebral”.

Parpadeé. “Llamaste a mis padres?”

Ryan se rió entre dientes. “Los llamo todo el tiempo. Tu familia es mi familia, nena. Por
supuesto que los llamé para hacerles saber que te encontré. Y que no se preocupen. Les
expliqué todo acerca de tu amnesia. Ellos saben que estás teniendo un momento difícil.
Entienden por qué no haz llamado. También saben que no era seguro para que ti que vayas a
casa, y que nos está ayudando a tratar de encontrar Donovan”.

“Y la ACE se puso en contacto con ellos al momento en que salimos a Nueva York para
explicarles nuestro plan”, añadió el Mayor Wilks. “Ellos tienen todos los detalles.”

“Quince segundos!” alguien llamó desde una cabina de sonido.

Mi pulso se disparó y las luces parpadeaban. El Mayor Wilks, Ryan, y Carter todos me
miraron fijamente. “¿Estás bien?” Ryan susurró.

Tomé una respiración profunda. “Estoy bien. Vamos a acabar con esto”.

Tan pronto como dije eso, el hombre detrás de la cámara, dijo: “Estamos en vivo en cinco,
cuatro, tres…”
El hombre de la cámara fue contando los dos últimos números en silencio con los dedos y
luego señaló a Carter. Carter puso su mejor cara de reportero y miró a la cámara. “Buenos
días. Soy David Carter, informando en directo desde los estudios de CNN en Nueva York, y
les ofrezco hoy una entrevista exclusiva hoy con la víctima de secuestro Jamielynn Baker y
su prometido, Ryan Miller. Junto a ellos se encuentra el Mayor Kenneth Wilks del Comando
Norte de EE.UU.”.

Si no fuera por esa declaración acerca de Ryan, me habría reído de su voz de reportero. En
cambio, me burlé. “Él no es mi novio.”

Ryan suspiró, y Carter se aclaró la garganta. “Mis disculpas, Jamie.” Se volvió de nuevo a la
cámara. “Ryan es el ex novio de Jamie. Jamie está sufriendo de un caso de amnesia total.”
Me miró de nuevo. “Asumo que la falta de memoria es la razón de la ruptura?”

Le di una mirada plana. “Usted asume correctamente.”

“Y es sólo una pausa temporal en el compromiso,” Ryan intervino. “No es una ruptura.”

Rodé los ojos, y Carter, por suerte, se trasladó a lo largo de la conversación. “Jamie fue
secuestrada de su dormitorio de la universidad hace seis meses y desapareció sin dejar rastro
hasta la tarde de ayer, cuando se presentó en Las Vegas, donde fue brutalmente atacado por
tres hombres no identificados. Esos hombres están ahora bajo custodia policial, y sin más
detalles han sido puestos en libertad. ¿Es correcto?”

El Mayor Wilks decidió responder a eso con un gesto rígido y una gran amenaza “Eso es
correcto”. La respuesta fue una advertencia.
Carter enmascaró una expresión molesta y volvió su atención hacia mí. Resistí un suspiro.
Yo no estaba con ganas de Q & A tiempo. “Entonces, Jamie, todo el mundo quiere saber:
¿Qué te ha pasado? ¿Dónde has estado durante los últimos seis meses? ”

“Ambas preguntas son excelentes. Me gustaría tener las respuestas para usted”.

Carter frunció el ceño. “¿No recuerdas nada?”

“No recuerdo nada.”

Lo intentó de nuevo. “¿Qué estabas haciendo en Las Vegas?”

“No lo sé.”

“¿Cómo llegaste allí?”

“No lo sé.”

“¿Cómo escapaste de tus captores?”

De acuerdo, el hombre era un idiota. Le di una mirada que le dijo exactamente lo


incompetente que pensaba que era. “Uh, no escapé ellos. ¿Recuerda? Estaban en el proceso
de tratar de matarme, cuando un grupo de soldados se presentó con armas de fuego y los
eliminó. Tuve una conmoción desagradable en el ataque. Por lo tanto, la amnesia, genio”.

Carter no se inmutó por mi sarcasmo en absoluto. “Asumí que habías escapado de donde
quiera que estabas detenida por los últimos seis meses y fuiste atacada porque esos hombres
te encontraron y estaban tratando de traerte de vuelta. No es que lo que pasó? ”

Me encogí de hombros. “Podemos ir con eso. No sé si es cierto o no, pero suena fresco, tan
seguro. ¿Por qué no?”

Carter frunció el ceño de nuevo. “Así que realmente no tienes idea en absoluto de donde has
estado, cómo terminaste en Las Vegas, o por qué te atacaron?”

“No acabamos de repasar esto?”

“Debes haber al menos conocido a tus atacantes”, dijo Carter.

“¿Por qué iba yo a conocer a mis atacantes?”

“Haz sido rehén durante seis meses, al menos uno, no te parece familiar?”

Esta entrevista era completamente inútil, y Ryan estaba en lo cierto: Este tipo estaba
poniéndome de los nervios. “¿Si quiera estás escuchándome? Sólo dije que no recuerdo
nada. No, mis atacantes no me resultan familiares. Nadie me resulta familiar. Ni siquiera él
me parece familiar. “Señalé a Ryan. "Si no tuviera un montón de fotos de los dos juntos en
su teléfono, yo ni siquiera creería que nos conocemos el uno al otro.”

Por mucho que estaba tratando de mantener el control, me estaba cabreando y un chorro de
inyección de energía salió de mí, haciendo que bombardeara energía. El hombre de la cámara
se echó hacia atrás y golpeó su equipo. Carter le lanzó una mirada de preocupación.
“¿Estamos bien?”
El chico dio un pulgar hacia arriba. “Todavía estamos rodando.”

Mientras Carter pedía perdón al mundo y dex1ia que estábamos experimentando algunas
dificultades técnicas, Ryan deslizó su mano en la mía. “Hey, Jamie, trata de relajarte. Lo
estás haciendo genial.”

“Relajarme?”, Pregunté. “Este tipo es un idiota.” La cabeza de Carter voló hacia mí, así que
se lo repetí a él mismo. “Eres un idiota. Deja de hacerme preguntas, ya sabes que no puedo
responder. ¿Usted entiende cómo funciona la amnesia? Es la pérdida de memoria. Esto
significa que no recuerdo nada. Eso no va a cambiar, no importa cuántas preguntas estúpidas
me hagas. Deja de ser repetitivo”.

Eso finalmente agrietó la fachada profesional de Carter. Un destello de fastidio cruzó su cara
tan rápido que fui probablemente la única en notarlo. Sentí una cierta satisfacción enferma,
de saber que estaba molestando a Carter tanto como él lo hizo conmigo.

“Muy bien”, dijo con los dientes apretados. “¿Por qué no me dices lo que sabes?”

Gruñí. “Ya te he dicho todo lo que sé. Sé que estaba perdida por seis meses. Sé que algunos
chicos trataron de matarme ayer, y sé que yo conozco a este tipo” señalé a Ryan de nuevo
“cree que voy a casarme con él y es un fastidioso persistente en ello”.

“Eso significa increíblemente persistente”, dijo Ryan. “Y romántico.”

Rodé los ojos de nuevo. “Eso es todo lo que sé en todo el mundo. Si quieres más respuestas,
tendrás que pedírselas a ellos”.
Esta vez señalé al mayor Wilks. Para mi alivio, Carter asintió y centró su atención en el
Mayor. Entonces comenzó una larga serie de preguntas que no importaban, y aguadas
respuestas vagas.
La entrevista con Carter no iba bien. Olvidando el hecho de que había perdido los estribos y
llamé a Carter un idiota, una vez que las preguntas fueron dirigidas al Mayor Wilks tanto él
como Carter se convirtieron en niños de cinco años de edad, cada uno tratando de actuar
como el tipo duro más grande.

En poco tiempo, había dividido las zonas completamente y Ryan había renunciado a prestar
atención para jugar con mi mano en la suya. No empecé a escuchar de nuevo hasta que se
levantaron voces. “Mayor, de a la gente más crédito que eso”, dijo Carter en respuesta a
alguna respuesta cepillo-off que el Major Wilks le había dado por alguna pregunta que no
había oído. “Sabemos que hay más en la historia de lo que nos está diciendo. Los secuestros
caen bajo la jurisdicción del FBI. No es militar”.

El Mayor Wilks apretó los dientes tan fuerte que se encogieron. “Los atacantes de la señorita
de Baker fueron detenidos, pero las personas que se la llevaron y la mantuvieron como rehén
durante seis meses todavía están por ahí. Tenemos razones para creer que van a tratar de
llevarla de vuelta. Ella está en custodia de protección”.

Sonaba bien para mí, pero Carter dio al Mayor Wilks una mirada plana. “Eso también es
trabajo general del FBI, mayor. ¿Cuál es la verdadera participación de los militares en este
caso? ”

Quería matar a Carter. Y por el aspecto del Mayor Wilks, pensaba que quería hacer lo
mismo. Habíamos hablado de esto. Carter tenía que centrarse en mi historia sobre mi pérdida
de la memoria y el amor trágico de modo que la nación no se le ocurriría pedir las mismas
preguntas que Carter ahora demandaba por respuesta.
Los se quedaron encerrados en un careo que no se habría roto si la Tercera Guerra Mundial
estallaba en la habitación en que estábamos. La temperatura descendió unos diez grados. El
Mayor Wilks rompió por primera vez, y con lo molesto que estaba con Carter por desviarse
del plan, tenía miedo por el hombre. Tenía un poco de nervios en ir en contra del Mayor.

La cara del Mayor Wilks se puso morada, y cuando habló, lo hizo en un tono cortante. “Muy
bien.” Gruñó. “Tenemos razones para creer que las personas que secuestraron a la señorita
Baker eran parte de una organización secreta que representa una amenaza para la seguridad
nacional. Es altamente sofisticada, bien financiada, y bien armada”.

Carter, por su parte, parecía realmente sorprendido. “Un grupo terrorista?”

Los ojos de Wilks quemaban ahora. No le gustaba que esa palabra sea lanzada alrededor.
“De clases”, dijo, mirando a Carter por todo lo que valía la pena. “La señorita Baker es un
testigo clave y podría ser la pieza del rompecabezas que nos hemos estado perdiendo. La
información que se ha encerrado en su cabeza podría ser lo que necesitamos para acabar con
toda la organización”.

Carter frunció el ceño. “Pero tan como Jamielynn tan gentilmente ha señalado anteriormente,
ella tiene amnesia. Dice que no recuerda nada”.

En serio me estaba llamando mentirosa? “No recuerdo nada”, gruñí. “Y no me gusta su tono,
idiota. ¿Crees que me gustaría hacer esto? He estado perdida durante seis meses. Me robaron
toda mi vida. Quiero encontrar a las personas que me hicieron esto mucho más que usted. Si
tuviera cualquier información, le diría al Mayor Wilks todo lo que sabría, en un instante”.

Cuando Mire a Carter, listo para freírlo y no sólo su preciosa cámara, me dio un guiño lúdico
sutil, como si esto fuera sólo parte del plan. Mis ojos se estrecharon, y las luces parpadearon
de nuevo. Totalmente iba a matar a este hombre.

“La señorita Baker no recuerda ninguna de información”, dijo el mayor Wilks, aclarándose
la garganta para recuperar la atención de Carter. “Eso no significa que no lo tenga encerrado
en su cabeza en alguna parte. Ella ha aceptado muy amablemente a someterse a alguna
prueba médica especial para ver si podemos restaurar sus recuerdos”.

“Pruebas médicas especiales? Eso quiere decir experimental? Eso podría ser peligroso.
“Carter, que parecía sorprendido de nuevo, sonaba legítimamente interesado por mí. El tipo
estaba aparentemente tan acostumbrado a palear toro que había dominado el arte de la
actuación. Se merecía un Oscar. “Después de que acabas de ser encontrada?”, Me preguntó.
“No preferirías ir a casa y conocer a tu familia? Descansar y recuperarte de esta experiencia
traumática? Tal vez conocer a tu prometido de nuevo? ”

Tomé una respiración. Y entonces tomé cinco más. Estaba empujando mis límites. “Por
supuesto que quiero” dije entre dientes.

“Yo también”, Ryan intervino alegremente. “Sobre todo la parte de conocer-a-su-prometido-


de-nuevo.”

Carter se rió entre dientes, pero tenía que tomar otro aliento. Ryan me había advertido que
Carter me molestaría, pero no había dicho una palabra acerca de sí mismo volviéndome loca.
“Quiero más que nada poner todo esto detrás de mí,” dije, haciendo todo lo posible por
ignorar la estúpida, encantadora, hermosa sonrisa de Ryan. “Pero no puedo. Ya es bastante
malo que aquellas personas robaran mi pasado, pero ahora mismo tienen control sobre mi
futuro, también. Todavía están detrás de mí. No estoy segura. No puedo ir a casa. Nunca seré
capaz de dejar ir nada de esto hasta que encontremos a las personas responsables de esto. Así
que sí, me quedo con todas las pruebas experimentales con el fin de tener mis recuerdos
vuelta”.

“Eso es muy valiente de tu parte, jamielynn,” Carter dijo en voz baja. “Te deseo suerte, y yo
creo que es seguro decir que tendrás a toda la nación orando por ti.”

“Gracias”, murmuré. No sabía cómo responder a eso. La actitud áspera de Carter había
desaparecido, y su sonrisa soberbia derretida y convertida en compasiva. Era casi creíble.
Como si el hombre realmente se preocupara por mí.

Carter, o bien había decidido que tenía tenido suficiente, o que él había conseguido todo lo
que iba a recibir de nosotros, nos dio las gracias de nuevo por la entrevista y terminó las
cosas. Al segundo que estábamos fuera del aire, todo el personal de Carter aplaudió y lo
felicitó. Había recibido la primicia del año, y al parecer la entrevista fue buena. En lo
personal no me impresionó, pero lo que sea. Se terminó.

“Tienes algunos problemas,” El Mayor Wilks dijo entre dientes después de que Carter nos
acompañó fuera de su edificio.

Carter se encogió de hombros, como si no le importaba lo que pensara el Mayor Wilks de él.
“Hice exactamente lo que me pediste.”

“Se suponía que iba a ser una historia de interés humano sobre una chica con amnesia y su
prometido al que no podía recordar. Se suponía que era llamar la atención de la nación y
hacer que quieran seguir todos sus pasos, no provocar el pánico en todo el país sobre un
posible nuevo grupo terrorista”.

Carter sacudió la cabeza. “Tuve que empujar, mayor. Tenía que hacer que tanto usted como
Jamie se retuerzan un poco. Si no lo hacía, la entrevista se habría visto como un guion y sus
chicos de Visticorp habrían visto a través de él. Como fue, el apasionado discurso de Jamie
sobre el deseo de hacer lo que sea necesario para obtener su memoria de regreso fue bastante
convincente. Como lo fue su desesperada necesidad de obtener su conocimiento de ella.
Donovan nunca va a cuestionar el deseo de Jamie de someterse a pruebas, o su presencia
ahora. Y en cuanto a que la nación quedara enganchados en la historia de Jamie y Ryan? ”

Él rió. “Yo no tenía que detenerme en su relación. Ryan es un galán sin siquiera intentarlo.
Él y Jamie son demasiado fácil. El empuja lo botones, ella los apaga; Ryan dice algo
encantador, y la nación se enamora. Créeme. Van a ser el rey y la reina tabloide a la hora de
acostarse. Hollywood probablemente querrá hacer de ellos un realityshow”.

Realmente esperaba que esté bromeando.

“Carter”, dijo Ryan, ofreciendo su mano al hombre, “sus poderes de manipulación son
asombrosas. Gracias por la ayuda.”

Carter dio a Ryan una gran sonrisa cursi. “En cualquier momento. Tiendo a ser ascendido
después de entrevistarlos”.

Aspiré. “Es descarado.”

Carter se acercó a mí, sacudiendo la cabeza. “No completamente. No te he vendido todavía,


Ángel”.

“Sin embargo”, repetí, aunque me estaba tomando el pelo. Puede que me haya hecho
desconfiar, pero sabía que podía confiar en él. Parecía extraño, sin embargo. “¿Por qué no
me has delatado alguna vez?”
Carter pensó por un momento. “Supongo que es porque, a pesar de que seas un dolor gigante
en mi trasero, me he vuelto un tipo de aficionado a ti, chica.”

Él me dio un puñetazo en el hombro suavemente, como para demostrar que era muy
consciente del cliché cursi que había usado. Era horrible y entrañable al mismo tiempo. Para
calmarse un poco, dijo, “Es bueno tenerte de vuelta. Cuídate, Jamie. ”

“¿Me está diciendo que no estarás entre el mar de reporteros a mi alrededor mañana,
pidiendo una declaración?” Sonreí, pero mi corazón no estaba en ello esta vez.

“No, a menos que quieras darme una exclusiva del momento en que te reúnas con tus
padres.”

Sólo estaba parcialmente bromeando. “Descarado”, dije de nuevo.

Forcé una sonrisa, pero mi estómago se retorció en nudos a la mención de mis padres. Estaba
entusiasmado y aterrada. Me hubiera gustado conocerlos sin las cámaras, los militares, y la
posibilidad de ponerlos en peligro. Si Donovan envía super soldados a ellos a causa de mí,
nunca me lo perdonaría.

Ryan se dio cuenta de mi cambio de humor y estaba instantáneamente a mi lado con su brazo
envuelto firmemente alrededor de mí. Hundiéndome en su abrazo, me encontré con los ojos
del Mayor Wilks. “Van a estar a salvo, ¿verdad?” Odiaba lo pequeña que sonaba mi voz.
“No estamos cometiendo un error, al involucrar a mis padres en esto?”

El rostro duro del Mayor se suavizó en un raro momento de compasión. “Si no los traemos.
Donovan podría intentar secuestrarlos y utilizarlos en tu contra.”
Dejé escapar un suspiro. Él estaba en lo correcto. Estaban más seguro conmigo.

“Vamos a mantenerlos a salvo, Ángel. Y a ti también.”

Eso esperaba, pero no podía evitar la sensación de hundimiento en el estómago.

Ryan se aclaró la garganta, sacándome de mis pensamientos. “Señor?” Tanto el Mayor Wilks
como yo, lo miramos con curiosidad. “Va a tomar un par de horas para que los ACE para
viajar a Boston, y no queremos a Jamie en el avión, ¿verdad?”

El Mayor Wilks levantó una ceja. “Su punto, Miller?”

“Bueno, vamos a tener algo de tiempo libre mientras esperamos a que el equipo llegue para
ponerse al día con nosotros, así que estoy solicitando permiso para tener el resto del día libre,
señor. Me gustaría llevar a mi novia en una segunda primera cita”.

La mirada de sorpresa del Mayor era nada comparado con la mía. “¿Disculpa? ¿Tu novia?”

Ryan me dedicó una sonrisa. “Pensamiento positivo. Estoy esperando que si lo digo
suficientes veces, va a llegar a ser verdad”.

Él era inútil. Suspiré, incapaz de siquiera molestarme más.

Mayor Wilks abrió la boca para decir algo, pero Ryan se le adelantó. “Mañana va a ser un
día muy duro para Jamie por un montón de razones diferentes. Creo que va a ayudarla a
mantener sus emociones, y sus poderes en control si ella se relaja un poco esta noche y se
prepara para ello. Si ella llega a conocerme un poco mejor, y aprende más sobre su pasado,
puede ser que no se sienta tan sola mañana cuando tenga que enfrentarse al pelotón de
fusilamiento”.

“Todavía hay super soldados por ahí en busca de ella.”

“Y van a estar esperando que esté cerca del hospital con los ACE. Voy a tomar un lugar
tranquilo, lejos de todo, en el que nunca pensarían en buscarla. ”

Mayor Wilks me sorprendió cuando él asintió sin pensarlo mucho. “Todo bien. Sólo echa en
forma periódica”.

“Gracias Señor.”

“Espera un segundo.” Yo me interpuse entre los dos hombres que solo habían planificado mi
noche sin preguntarme. “¿Tengo que decir en esto? ¿Quién dijo que yo quiero ir a una cita
con él esta noche?“ Yo sólo estaba siendo terca ahora, discutiendo, porque Ryan encendía un
sentido de indignación en mí. Yo realmente no quería decir que no a una noche a solas con
él. La idea de ir a una cita con él me aterrorizaba, pero me emocionaba, también.

Ryan, el mayor Wilks, e incluso Carter dejaron sus conversaciones para mirarme. Las
sonrisas en cada una de sus caras sólo me enojaban más.

“Jamie.” Esa palabra, del modo en que la decía Ryan, era capaz de inducir escalofrío. En
realidad debería ser ilegal que utilice ese tono de voz. Especialmente cuando había tanto
calor en sus ojos. Me agarró los codos suavemente y me dio una vuelta corta. Luego arrastró
sus dedos por la parte posterior de mis brazos y los enredó en los míos. La confianza en sus
acciones sofocó cualquier fuerza de voluntad que tenía para resistirme a él. “Estás usando la
falda brillante.”
Aun disfrutando del cálido hormigueo causado por su toque, tuve que preguntarle de lo que
estaba hablando, porque no podía pensar con claridad. “¿Qué?”

Él sonrió. “La falda que te dije que me gustaba. La llevas puesta”.

Fruncí el ceño hacia abajo en la falda que traía, de repente molesta de que lo tenía encendido.
No era de extrañar que el tipo tenía tal ego conmigo; Seguía jugando con sus manos.

Ryan me soltó y metió los dedos en los bolsillos de la falda. Se humedeció los labios
mientras me atrajo hacia él y deslizó sus brazos alrededor de mi cintura. No hubo manera de
frenar mis escalofríos en este momento. Ryan no sólo notó cuando me estremecí; sonreía
como si hubiera hecho que esto ocurra intencionadamente. “Los dos sabemos que quieres
salir conmigo, Sol. Así que deja de ser terca y deja que te lleve a una cita”.

Mi respuesta salió sin aliento. “Bueno.”

Tenía la sensación de que ésta no era la primera vez que había cedida a él, y que sin duda no
sería la última
Lo primero que hizo Ryan fue llevarme a un pequeño pueblo en medio de la nada, Illinois.
Fue un cambio agradable de la ciudad de Nueva York. Cuando llegamos, parando en la calle
principal de la ciudad, tomé un momento para disfrutar de la tranquilidad. Ryan sonrió
mientras me observaba relajarme. “¿Mejor?”

“Mucho. Gracias.”

La ciudad que nos rodeaba era nada especial, y un poco descuidada. Nada fuera de lo normal
en absoluto. Pero funcionaba mejor para mí que Nueva York, pero tenía que preguntarle lo
que estábamos haciendo aquí. “Asi que…?”

Ryan se rió. “Toma una respiración profunda.”

Confíe en él, inhalé y mi boca se hizo agua. “¿Qué es eso?”

“Eso sería de Ricci Pizzeria”.

“Huele increíble.”

“Pensé que te gustaría. ¿Hambrienta?”

“Mucho.”

Ryan me hizo dar la vuelta a la esquina en la fuente de la deliciosa fragancia picante, italiana
que me tenía con la boca echa agua. El restaurante era sólo un pequeño lugar con agujeros en
la pared y sólo un puñado de mesas, pero cada asiento estaba lleno y había una cola en el
mostrador.

Detrás del mostrador había una ventana que daba a la cocina. Un hombre grande en un
delantal blanco manchado de grasa y gran sombrero esponjoso estaba detrás de la ventana,
lanzando pizzas sobre su cabeza como hacen en las películas. Me encantó el lugar al instante.

“Otra cosa que necesitas saber sobre Jamie Baker,” Ryan dijo mientras esperábamos nuestro
turno para ordenar. “Te encanta la pizza.”

Sonreí como si me hubiera revelado el secreto más grande del mundo. Era triste que tenga
que reventar su burbuja. “Ya sé que me gusta la pizza.”

Sacudió la cabeza. “No. No te gusta la pizza; La amas. Te encanta la forma en que un


hombre la ama. Grasa, grasa, y cargado con coberturas. Si se trata de la pizza correcta,
puedes comer siete días a la semana y no te cansas de ella. Y este lugar en particular, siempre
fue tu favorito”.

Yo estaba intrigada. Me gustaba la pizza lo suficiente para que Teddy constantemente haga,
pero no pensé que me encantaba de la forma en que Ryan crecía que lo hacía. Por otra parte,
este lugar olía nada que ver con la materia que Teddy me había dado.

Cuando llegamos a la cajera, empecé a preguntar a Ryan lo que solía pedir, pero antes de que
pudiera pronunciar las palabras, el hombre detrás del mostrador me miró y se quedó sin
aliento. “Jamie? Eres tú debajo de todo ese pelo verde, cariño? ”

Estaba sorprendida de ser reconocida. “Um, sí?”


El hombre parecía una versión más pequeña del chico en la cocina. Tenían que ser hermanos.
Una amplia sonrisa dividió su rostro cuando sacudió la cabeza con incredulidad. “Hey Leo!”
Llamó en un fuerte acento de Brooklyn. “No vas a creer esto! ¡Mira quién está aquí!”

El chef miró hacia mí a través de la ventana de la cocina y dejó caer la pizza que había
estado lanzando. “Tienes razón, Marco! Yo no lo creo! ”

Él entró por la puerta de la cocina y, sin previo aviso, me recogió de mis pies en un fuerte
abrazo, plantando besos en ambas mejillas. “Mi cliente favorito está de vuelta! ¿Dónde has
estado chica? Me rompiste el corazón al desaparecer durante tanto tiempo. Pensé que habías
encontrado un nuevo lugar de pizza. Lloré durante meses”.

Yo estaba impresionada por el hombre bullicioso, pero me reí de su excitación. “Lo siento.
Yo sólo eh… ” Miré a Ryan en busca de ayuda, pero se encogió de hombros mientras estaba
allí tratando de borrar la sonrisa de su cara. “Estuve alejada por seis meses. No se pudo
obtener la mayor cantidad. Estoy con muchas ganas de un poco de pizza, sin embargo. ”

Tanto los hombres vitorearon. Detrás de nosotros, una cabina se abrió. Cuando un grupo de
adolescentes estaban a punto de sentarse, Marco chasqueó los dedos y los echó fuera. “Éste
es reservado.”

Leo me deslizó en la cabina y me dedicó una última sonrisa. “Permanece tranquila corazón.
Te voy a hacer el mejor pastel que hayas probado nunca. Va por la casa esta noche. Tienes
que prometerme que va a volver más a menudo. Te extrañamos.”

“Lo prometo.”
Después de que los hombres volvieron a sus deberes del restaurante, Pestañeé a otro lado de
la cabina a Ryan. “Podrías haberme advertido acerca de ellos.”

Él rió. “Yo no lo sabía. Yo nunca he estado aquí antes”.

Eso no tiene sentido. “¿No?”

“Nop. Te lo dije, no te gustaba pasarme tu energía. Siempre pedias para para llevar y lo
llevabas conmigo. “Al ver mi mirada desconcertada, dijo,” Te prometí que iba a tratar de no
recordarte cosas. Esta noche es todo acerca de hacer nuevos recuerdos. Esto es nuevo para
los dos “.

El calor salió hacia fuera en mi pecho. No esperaba eso, y yo estaba sorprendentemente


tocada.

“Se trata también de llegar a conocerte a ti misma de nuevo. Me imaginé que podíamos salir
de la ciudad donde creciste”.

Di un grito ahogado. “¿Qué?”

Ryan se echó hacia atrás en su asiento y extendió un brazo hacia la ventana frente a nuestro
stand. “Bienvenida a Mendota, Illinois. La pequeña ciudad más grande del mundo. Cuna de
Jamielynn Baker, y el hogar del Festival de maíz dulce y del desfile Srta. Del maíz, en el
cual ganaste la corona cuando tenías dieciséis años”.

Miré por la ventana con nuevos ojos. En la ciudad no había mucho que ver, pero era mía.
Ryan me sacó de mi ensimismamiento. “Viviste aquí hasta el inicio de tu tercer año de
secundaria. Luego te mudaste a Rocklin, California, donde apareciste en Rocklin High y me
robaste el corazón, incluso antes de llegar a la puerta de la escuela”.

Miré de nuevo a hacia él con una sonrisa irónica, y él sonrió. “Misteriosa y magnífica chica
nueva, que no le importaba lo que pensaran de ella? Cómo no iba a caer enamorado? ”

Yo estaba agradecida por la escasa iluminación en el lugar de pizza cuando mis mejillas se
calentaron. Ryan no era como los otros chicos, no es que yo realmente supiera sobre
cualquier otro chico. En la televisión los hombres siempre eran percibidos como retraso en el
crecimiento emocional o miedo al compromiso, pero Ryan no parecía tener un problema
declarando sus sentimientos. Estaba segura de que había puesto su anillo en mi dedo en un
segundo si me lo pedía. “Misteriosa?”, Pregunté, con ganas de moverme mucho más allá de
su uso de la palabra con A.

“Oh, sí.” Ryan rió. “Eras confiada y tan caliente, pero eras una solitaria. Tenías cero amigos
y no te dirigidas a las personas en absoluto y por lo general hacías perder la cabeza a la
gente. Todo el mundo en la escuela tenía miedo de ti. Ellos te llaman la Reina de Hielo. Eras
bastante aterradora. Es por eso que me llevó hasta el último año finalmente tener las agallas
para invitarte a salir”.

Fruncí el ceño. “Eso no suena como yo.”

“No era tu verdadero yo, Es por eso que eras tan intrigante. No podía imaginar que cómo
eras.” La sonrisa de Ryan cayó un poco. “Habías tenido un momento muy difícil desde el
accidente que te dio tus poderes. Estabas angustiada, asustada, y no tenías mucho control
sobre tu poder. Tenías miedo de herir a las personas o de que averiguaran acerca de ti, por lo
que empujabas a todo el mundo lejos”.

Empujé a todo el mundo? El anillo de compromiso que solía usar sugiere lo contrario. Yo
tenía curiosidad en cuanto a cómo llegamos a estar juntos, y cómo descubrió mis poderes si
yo era tan cerrada, pero estaba aún más curiosa acerca de cómo llegué a enamorarme de el en
primer lugar.

Marco apareció en nuestra mesa con la pizza más deliciosos que jamás había visto u olido y
una recarga en nuestras bebidas gaseosas. “Uno especial para Jamie, mi chica favorita,”
anunció, deslizando la obra maestra sobre la mesa entre Ryan y yo.

Ryan colocó una rebanada en un plato y lo empujó delante de mí. Sus ojos brillaron mientras
esperaba a que yo pruebe el bocado. Incluso Marco seguía allí esperando a que yo lo pruebe.
Inmediatamente gruñí de gusto y tanto Ryan como Marco rieron. No me importaba. Vivir en
el desierto con Teddy, él no estaba completamente dispuesto a llevarme a la ciudad por
temor a ser descubierto por Visticorp, asi que habíamos vivido en su mayoría, de conservas
congeladas y alimentos, en caja que habían sido almacenados en el búnker bajo la casa de
seguridad. De vez en cuando, si realmente Teddy necesitaba algo, iría hacia fuera y traería
algo o pizza. Pero esa pizza era nada parecido a esta pizza.

Después de que Marco se marchó, Ryan se sirvió para él y empezó a comer su propia
rebanada de pizza mientras que prácticamente la mía la acaba en un suspiro. Mientras
tomaba una segunda pieza, me reí y le dije: “Bien dicho sobre la pizza. Tienes razón. Me
encanta.”

“¿la amas lo suficiente como para hacerme tu novio?”

Aspiré. Fue implacable, pero la persistencia era favorecedor. “Me encanta lo suficiente para
no zap por preguntar sobre ser mi novio de nuevo cuando ya dejé en claro mi opinión sobre
el tema.”
Ryan se negó a darse por vencido. “¿Qué tal un beso, entonces? Dime que al menos me gané
un beso por la reintroducción a tu comida favorita”.

No era justo. ¿Cómo se supone que una chica tenga cualquier tipo de determinación cuando
tanto encanto estaba siendo lanzado contra ella? Pero, ¿qué se supone que debía hacer? No
podía darle lo que quería, incluso si sentía mariposas con el pensamiento de besarlo. Sería
mil millones de veces peor si le daba a él, aunque sea un poco. Poniendo los ojos, sonreí y le
cogió la mano hacia fuera a través de la mesa. “Bien. Adelante. Beso de distancia, Romeo. ”

La sorpresa brilló en los ojos de Ryan, pero estaba claramente encantado con mi respuesta y
no perdió su tiempo tomando mi mano en la suya. Él no la besó, sin embargo. La sostuvo y
frotó suavemente el pulgar sobre la palma de mi mano mientras me dio una mirada de
búsqueda.

El hecho de que yo lo hubiera sorprendido me dio curiosidad. Hasta ahora él me había


conocido por dentro y por fuera. Había visto todo lo que había hecho o dicho en una milla de
distancia. ¿Por qué esto se le había hecho tan inesperado? “¿Soy diferente ahora?”, Le
pregunté, la curiosidad sacando lo mejor de mí.

Se tomó un momento para mirar por encima de mí antes de contestar, él me estudió como si
tratara de averiguar un rompecabezas. “Sí y no.”

Se me quedó mirando tanto tiempo que empecé a sentirme cohibida. Su mirada reflexiva
pesaba sobre mí. ¿Qué estaba pensando? ¿Me estaba juzgando? comparándome con la chica
que amaba? La mantenía en un alto pedestal, siempre hablando de ella como si fuera este
ángel perfecto. Yo estaba lejos de ser perfecta. ¿Me quedé corta de la chica de sus sueños?
Esa posibilidad no me sentó bien.
Una melancólica sonrisa cruzó su rostro y miró hacia nuestras manos, la mía todavía acunada
en la suya. “Todavía eres la chica de la que me enamoré, pero parece que hay algunas
diferencias leves. Buenas”, añadió, como si supiera que su confesión había hecho mi vuelta
de tuerca estómago del revés. Se encontró con mi mirada de nuevo. “Es difícil describirlo,
pero pareces más… alegre. Menos cerrada. Eres… más amigable. Más feliz”.

Mis cejas se levantaron. “No puedes estar hablando en serio.”

Yo había sido más que desconfiada, fría y distante con cualquiera de los ACE desde que los
conocí, especialmente hacia Ryan debido a nuestra historia. Con mis recuerdos fuera y sin
esperanzas de volver, yo había sido un desastre emocional. ¿Qué parte de todo mi llanto y
desvaríos le sugirió que era más feliz? ¿Qué tipo de monstruo depresivo y loco era antes?

Ryan se rió una vez. “Es difícil de creerlo, lo sé, pero te juro que es verdad. Te merecías el
título de Reina de Hielo, pero no era porque lo hacías de forma natural. Solías tener tanto
miedo de tu poder. Tenías miedo de herir a las personas. Heridas a alguien una vez, por
accidente, y has llevado el sentimiento de culpa todo el tiempo. ”

Un estado de ánimo sombrío cayó sobre nosotros, y su voz se calmó. Me apretó la mano que
aún sostenía y comenzó a acariciar con el pulgar de nuevo. “Haz tenido algunos años muy
duros. Utilizabas tus recuerdos para controlarte. Vivías en constante miedo y culpa. Ahora,
es como si hubieras sido liberada del pasado. Por mucho que me gustaría que me recordaras,
me siento aliviado de que tus pesadillas no te persiguen más”.

Tragué saliva. Podría haber sido tan horrible? Nunca había considerado la posibilidad de que
mis recuerdos podrían ser tan horribles que estoy mejor sin ellos. Mi corazón se aceleró
debatiéndose por pedir información. Finalmente mi necesidad de conocer ganó. “¿Quieres
decirme al respecto?”
“Tu accidente?”

“El accidente. Cómo recibí mis poderes. Cómo era yo. ¿Por qué me merecía ser llamada una
reina de hielo? Todo ello.”

Con un movimiento lento movimiento de cabeza, finalmente llevó mi mano a sus labios. Su
toque era ligero como una pluma y me dio escalofríos, derribando cualquier decisión que
tenía, como si él mismo fuera una especie de droga para mí. Fue sólo un beso en la palma de
mi mano, pero él prácticamente me tenía derretida en mi asiento por él ¿Cómo en el mundo
hizo eso?

Sobresaltada, miré hacia arriba, con la esperanza de que Ryan se hubiera perdido mi reacción
a él, pero estaba esperando a que lo mire, con una sonrisa de satisfacción en su rostro. Él
sabía exactamente lo que estaba haciendo. Lo estaba haciendo a propósito, y lo estaba
disfrutando a fondo. Cuando mi mandíbula cayó abierta, me guiñó un ojo y se rió cuando
arranqué mi mano de las de él.

No estoy segura de con quién estaba más molesta con él o conmigo. Era arrogante con
seguridad, pero su arrogancia era completamente justificada. Caía justo en sus manos cada
vez que hacía un movimiento. “¿Me acaba puedes terminar de decir lo de mi accidente?”
Dije bruscamente, llegando por la pizza en el plato.

Con un suspiro, Ryan lanzó la historia, llenándome con todo. Y me refiero a todo. Habló
durante casi cuarenta y cinco minutos. En primer lugar me habló de mis padres, y que habían
criado una chica de pueblo aquí en Illinois. Parecía encantado con el hecho de que yo era una
vez una rubia de ojos azules, reina de belleza y animadora. En serio, a pesar de que había
visto una imagen antes en la computadora de Teddy, todavía no podía lo creer.
Después de darme una base brillante, feliz, finalmente llegó a los recuerdos más oscuros que
había insinuado anteriormente. Estaba en lo cierto es que mi pasado era bastante horrible.
Después de enterarse de cómo había matado a mi novio con mis poderes, y tuvo un par de
llamadas estrechas con mis padres una o dos veces, comprendí lo reina del hielo.

El ambiente era mucho más pesado cuando terminamos nuestra cena, gracias a la historia
decepcionante que era la vida de Jamie Baker. Yo tenía un montón de información para
digerir, pero yo no quería matar el estado de ánimo por el resto de la noche. Me puse a
pensar en algo que decir que podría animarnos a los dos. El único tema que podía pensar era
peligroso. Sacar el tema podría empezar algo con Ryan de lo que no estaba segura de estar
lista para saltar. Pero, al mismo tiempo, no podía pasar por alto el entusiasmo y la esperanza
que crecían en mí. “Entonces, ¿cómo llegamos de regreso al hogar del rey y la reina de hielo
para el futuro señor y señora?”

Del mismo modo que yo sospechaba que ocurriría, Ryan sonrió de oreja a oreja mientras
sostenía la puerta de la pizzería abierta para mí. “Esa es una historia mucho más entretenida,
y me gustaría contártela. Pero se trata de recordar para mí. ¿Seguro que quieres escuchar? ”

Por mucho que me encantó que él estaba tratando de respetar mi falta de memoria, él había
sido el que lo sugirió haciendo caso omiso de mi pasado, no yo. En lo personal, yo estaba tan
desesperada por mis recuerdos que pedir prestado el suyo era mejor que no tener ninguno en
absoluto. Salí a la acera, sin saber en qué dirección ir. Cuando me alcanzó, le dije, “estoy
segura. Por favor dime. Realmente necesito saber.”

Se detuvo, teniendo en cuenta mi petición. “Es realmente tan importante para ti?”

“Saber quién era yo? Para saber de dónde venía y por qué estoy como estoy? ” Asentí. “No
te das cuenta debido a que tienes la tuya, pero una cabeza llena de recuerdos es todo. Mi vida
fue robada esencialmente de mí. Haz tenido veinte años de vida y la materia experiencia. He
tenido seis meses. Toda mi existencia es una gran agujero abierto Estoy confundida todo el
tiempo sobre las cosas más básicas. Tengo muchas preguntas. Siento que me han engañado
respecto a mucho. Puede que no recuerde las cosas que me dices, pero al menos cuando las
explicas las puedo entender. Es algo para llenar el vacío”.

“Hey, Jamie…”

No me di cuenta de que estaba tan molesta hasta que su voz se volvió suave. Me tomó la
mano y suavemente me atrajo hacia él. Ni siquiera en el momento en que puso sus brazos
alrededor de mí. Me fundí en ser y me sumergí en su comodidad. Realmente no era un
misterio cómo me terminé con Ryan Miller en mi vida pre-amnesia. Todo lo que él
probablemente tenía que hacer era sostenerme cada vez que lo necesitaba. Dejando escapar
un largo suspiro, me apoyé en él y disfruté el momento.

Ryan me abrazó con fuerza, me balanceo suavemente, acariciando mi pelo con una de sus
manos. “Estoy seguro de que da miedo,” dijo, su voz suave y comprensiva. “Pero no estás
más, sola en esto, ¿de acuerdo? Teddy no podía ayudarte porque él no tiene ninguna de las
respuestas que buscabas. Apenas te conocía”.

Ryan me sacó de su pecho y puso sus manos en mis mejillas, me obligó a mirarlo. Sus ojos
habían perdido su brillo juguetón, pero estaban llenos de emoción. “Solo alguien que te ama
de verdad”, dijo, hojeando una lágrima granuja de mi mejilla, “Presta atención. Desde el
momento en que nos encontramos, nunca he sido capaz de tener suficiente de ti. Sé que casi
todo lo que hay que saber acerca de ti. Si se trata de respuestas que necesitas, yo las tengo.
Te voy a decir todo”.

“Dime cómo nos enamoramos.” Las palabras cayeron de mi boca antes de saber lo que
estaba pidiendo. Es sólo que con la mirada en sus ojos, y la forma en que me sostuvo, pude
sentir su amor y era mucho más que el que había sentido de Teddy. Teddy había hecho su
parte de las declaraciones apasionadas, pero siempre había hablado en la desesperación y la
necesidad. Ryan sólo se preocupaba por mí.

Me di cuenta de algo en ese momento. Amor real, honesto, verdadero, amor desinteresado.
Teddy sólo alguna vez pensó en sus propios deseos y necesidades. Me ayudó mucho, pero
todo lo que había hecho estaba en un intento de conseguir lo que quería. Ryan me quería.
Estaba desesperado por ganar mis sentimientos de nuevo, pero yo sabía que si yo
sinceramente le decía que no podía estar en una relación con él, todavía iba a tratar de
encontrar a encontrar una manera de ayudarme.

La tormenta de emoción en los ojos de Ryan se aclaró, y él sonrió, una genuina sonrisa feliz,
que, por una vez, no tenía una sola gota de arrogancia. “Esa es mi historia favorita.”
Cuando Ryan me dijo que tenía un lugar especial al que quería llevarme antes de que me
cuente la historia de nosotros, me esperaba terminar en el Gran Cañón. En su lugar, me
encontré en medio del bosque en las montañas de California. Se paró frente a una casa
grande de estilo de cabaña de troncos, era absolutamente pintoresco. Tenía dos pisos, con un
gran ventanal en la parte delantera y un porche cubierto que se convirtió en una terraza de la
parte trasera.

El bosque estaba tranquilo, y el aroma de pino fresco abrumadora era la magia de los
nervios. Cuando llegamos, Ryan en silencio me dejó adaptar los ojos por un momento. Y
finalmente cerré los ojos y respiré profundo, permitiendo la serenidad del sonido del agua
caer sobre mi. Mi corazón estaba con el desierto, pero esto fue un segundo lugar muy
cercano. “Este lugar es un sueño”, le susurré.

Ryan deslizó su mano en la mía y me llevó por las escaleras. Conciente de mi tono reverente,
se rió entre dientes y dijo, “No has visto la mejor parte todavía.”

Me llevó a la parte trasera de la casa a la terraza que daba a un precioso lago. La vista era
magnífica. “Lake Tahoe”, me informó a medida que se apoyó en la barandilla del porche.
Señaló a través del agua a un punto específico que probablemente no podía ver, pero con mi
vista supe que era una pequeña playa. “Ese solía ser tu lugar de estudio número uno hasta
que te traje aquí. Lo utilizabas para luchar mucho con tus sentidos y te gustaba escaparte a
lugares tranquilos. El Gran Cañón es tu favorito, pero siempre haz tenido una debilidad por
este lago también ”.

“Puedo ver porque.”


Tomé otro momento para disfrutar de la vista, pero luego una brisa fresca se levantó,
punzadando mi piel, recordándome que sólo era finales de abril y que estaba en la montaña
vestida de una falda corta y una camiseta sin mangas. Frotando mis brazos, miré a la
hermosa casa detrás de mí. “No creo que tu nombre esté en la escritura de este lugar,
¿verdad?”

Ryan se rió. “Por desgracia, no, pero sí tengo el código de entrada.” Y me hizo pasar por la
casa y marcó un número en el panel de seguridad junto a la puerta del garaje. “Esta es la
cabaña de mi padrastro. Me deja venir aquí siempre que quiera, pero ha pasado un tiempo.
“Se tragó. “Unos seis meses, en realidad.”

No fue difícil poner las piezas juntas. Encontrando su mirada, yo llegué a su lado y tomé su
mano, y le ofrecí un apretón de apoyo. “Fue nuestro lugar?”

Ryan asintió, sonriendo a nuestras manos. Él entrelazó nuestros dedos y me condujo al


interior. “Nunca trajimos a alguien más aquí con nosotros. Cuando necesitábamos alejarnos
de todo, nos gustaba venir aquí y sentarnos en la terraza de atrás, bebiendo té mágico frente
al fuego ”.

Eso sonaba como el paraíso en la Tierra. Ryan sabía que yo quería hacer eso sin tener que
pedirlo. “Hay un hervidor de agua en la estufa, y las hojas de té en uno de los contenedores
en el mostrador. Si preparas el té, voy a conseguir el fuego ”.

Le respondí con una sonrisa y me puse a trabajar llenando el hervidor con agua. A la espera
de que hierva, vi a Ryan a través de las grandes ventanas mientras lanzaba leña en un pozo
de fuego incorporado en la cubierta posterior y lo encendió. Tarareó para sí mismo mientras
trabajaba como si no tuviera ninguna preocupación en el mundo.
Él volvió a entrar ya que estaba vertiendo el té y sacó una manta de un gran cofre en la
habitación familiar. “Vas a querer esto”, dijo, dejando que su mirada barrer la longitud de mi
cuerpo. “Se pone muy frío aquí una vez que el sol se pone.”

“Me habría vestido apropiadamente, si me hubieras advertido.” Seguí sus ojos a mis piernas
desnudas, y se rió. “O si hubiera sabido cómo una falda corta podría distraer realmente.”

Ryan no se avergonzaba de ser atrapado comiendome con los ojos. Se quedó allí y dejó que
sus ojos actuaran como un ascensor, moviéndose lentamente hacia arriba y abajo de la
longitud de mi cuerpo. De repente me sentí muy contenta de que mi superolfato no tenía el
poder para oler las hormonas. También, de que no podía leer la mente, porque todo en lo que
estaba pensando me habría hecho sonrojar. No tenía ninguna duda.

Ryan puso la manta sobre una silla y, sin previo aviso, eliminó la distancia entre nosotros.
Cerró los ojos y respiró profundamente mientras descansaba su frente contra la mía. Estoy
bastante segura de que la acción fue un intento de contenerse de tirar de mí hacia abajo sobre
el sofá de la sala, pero todavía era lo suficientemente atractiva que temblé en su abrazo. En
mi estremecimiento, deslizó sus brazos alrededor de mi cintura, presionando nuestros
cuerpos peligrosamente juntos. “Te he echado de menos, Sol.”

Su voz era tan llena de deseo que me hacía temblar de nuevo. “U-um. Creo que el té está
listo ”.

Tragando saliva, tiré hacia atrás, esperando que Ryan me suelte. Él no lo hizo; arrastró sus
labios por el lado de mi cuello, rozando mi piel durante todo el camino. ¿Estaba tratando de
matarme? Con un suave beso en el hueco de mi cuello, dijo, “Dame un beso, Jamie.”
“ Yo. Yo. Realmente no creo que sea una buena idea.” Casi no podía hablar, o pensar o
respirar. Estaba tomando todo de mí, resistirme a él.

Otro beso suave. “Eso es porque no recuerdas lo que se siente.” Sus labios se movían a mi
oído, haciéndome temblar por el cosquilleo de su aliento caliente en mi piel. “Bésame. Un
Superkiss. Recordarás esto.”

Llevó su boca a la mía y dejó que sus labios queden justo fuera de su alcance, esperando por
mí para tomar la decisión. Caí. Total y completamente. Me levanté en puntillas para cerrar la
distancia entre nuestros labios. Entonces, ni siquiera estoy segura de cómo sucedió, pero
tenía las manos sobre su estómago, haciendo el camino hasta su pecho finamente entonado y
sobre sus anchos hombros. Incluso a través del material de la camisa, me pareció sentir una
extraña entre nosotros, como si estuviéramos compartiendo algún tipo de energía magnética.

Cuando me quedé sin aliento, Ryan sonrió contra mi boca. Me envolvió en sus brazos y
finalmente me capturó en un beso profundo que las palabras nunca podrían hacer justicia.
Fue eléctrico. Alucinante.

Mis brazos se cerraron alrededor de la parte posterior de su cuello, y estalle. Abrumada con
algo más de calor, perdi todo dominio de mi misma. Arañando mis dedos en su pelo espeso,
sedoso, di un salto y envolví mis piernas alrededor de su cintura y tomé el control del beso.
No podía tener suficiente de él.

Mi pérdida de control sólo animó a Ryan. Él nos dio la vuelta y presionó mi espalda apoyada
en el refrigerador, sujetándome contra la puerta y apoyándose en mí de una manera que
ponía mi cuerpo en llamas. Fue el beso más caliente que jamás había experimentado. Fue
probablemente el beso más caliente que nadie había experimentado nunca. No quería que
terminara, pero Ryan rompió su boca de la mía y con voz áspera, dijo “Jamie, nena, o vamos
a tener que parar.”

No tenía ni idea de lo que estaba hablando.

Ryan regresó inmediatamente de nuevo a besarme, y yo lo habría dejado seguir haciéndolo


siempre, excepto que él comenzó a temblar. Lo miré y me di cuenta de que todo su cabello
sobresalía hacia arriba en su cabeza. Fue entonces cuando me bajé de mi hormona elevada y
me di cuenta de lo que acababa de hacer.

Con una maldición de sorpresa, bajé mis pies en el suelo y traté de empujar a Ryan a una
distancia. Ryan apretó los brazos con fuerza alrededor de mí, sosteniendome a él. Podría
haber roto su agarre, pero habría tenido que usar superfuerza y, para ser honesta, yo no
estaba segura de querer moverme.

Nos quedamos allí, mirándonos a los ojos, mientras tratábamos de recuperar el aliento. Yo
estaba en shock. No podía creer lo que acaba de pasar, pero Ryan no parecía sorprendido. Él
me miró como si estuviera hecho de luz solar. “Sigues siendo mi Jamie,” susurró mientras
empujaba mi pelo detrás de las orejas. “Tu cabeza puede no recordar, pero lo hace tu
corazón.”

“Yo” cerré la boca porque no tenía ni idea de qué decir a eso.

Mientras todavía estaba tratando de darle sentido a lo que acaba de ocurrir, Ryan se rió y
dijo, “Déjà vu”.

Me negaba a preguntar, pero mis ojos traicionaron mi curiosidad. “Querías la historia de


cómo nos enamoramos.” Ryan hizo un gesto a nuestra posición íntima y dijo: “Básicamente
sólo recree la primera vez que nos encontramos.”

Uh … Teniendo en cuenta que solo había atacado al chico, yo dudaba eso. “No eres serio.”

Deslizó sus manos por debajo de mi camiseta y empezó a frotar la parte baja de mi espalda
mientras asentía. Aspiré una bocanada de aire y volví a estremecedor. Su toque me deshizo.
No podía pensar con claridad, no podía concentrarme. Apenas era capaz de comprender sus
palabras mientras caía en la historia.

“Estábamos en la cafetería de la escuela secundaria frente a todos nuestros compañeros de


clase. Yo te pedí que me beses con el fin de ganar una apuesta. Nunca habíamos hablado
antes, pero estuviste de acuerdo a seguir el juego, y luego prácticamente me diste un salto.
"Su sonrisa se volvió torcida. "Supongo que debería haberte advertido de que nunca haz sido
capaz de resistirte.”

Él trató de llevar a su boca de nuevo a la mía de nuevo, pero esta vez se aclaró mi cabeza y
fui capaz de trepar lejos de él. “Wow, demasiado ego?”

Yo estaba molesta y avergonzada por mi completa e inapropiada falta de auto-control, y


horrorizada de que acababa demostrar todas sus pretensiones arrogantes para ser verdad.
Pero más que eso, me sentí abrumada. Podría lo que dijo ser posible? Podría mi corazón
recordar algo que mi cerebro no lo hacía? Era lo único que tenía sentido.

Ciertamente, parecía que teníamos una conexión. Me dio esperanza, pero también era
aterradora. No dejaba de pensar en Teddy y lo mal que había estado tratando de estar a la
altura de sus expectativas. No podía olvidarlo y no podía olvidar lo que me había hecho
daño. Pero por mucho que tenía miedo de repetir la historia con Ryan, yo nunca me sentí de
esa manera con él.
“No te preocupes, nena”, dijo Ryan, tratando de agarrarme para la segunda ronda, “No puedo
resistirme tampoco.”

Presa del pánico, me tiré lejos de él y puse unos cuatro pies de espacio entre nosotros. “Para.
O te voy a asar. Te juro que lo haré. No sé lo que pasó, pero no tengo ninguna intención de
entrar en una relación contigo. Te dije eso.”

Aunque, sin duda, estaba reconsiderando la idea después de ese beso.

Ryan se cruzó de brazos, y me dio una mirada desafiante. “Entonces es una buena cosa que
tengo otras intenciones, ¿verdad? Debido a que he esperado seis meses por este momento, y
no me haz defraudado. Un beso no miente, Jamie. Incluso si no te acuerdas de mí, me
quieres. ¿Por qué luchar contra eso? ”

No podía creer la persistencia de este tipo a veces. No podía ganarle. Pero no podía dar
marcha atrás, tampoco. No cuando estaba siendo tan lleno de sí mismo. Dándole una mirada
plana, agarré nuestras tazas de té y me dirigí junto a él a la cubierta. Agarró la manta y me
siguió.

“Estás tan seguro de que voy a caer por ti esta vez?”, Le pregunté mientras me sentaba en un
sofá en el patio, en frente del fuego. “Tengo que decir, toda eso que ha pasado, no es
exactamente como si estuviera cayendo por ti.”

Ryan resopló. “Está claro que no lo estabas.”

“No lo estaba!” Sonaba como un niño haciendo un berrinche. No pude evitarlo. Él me estaba
volviendo loca.
Ryan volvió a sonreír, como si estuviera disfrutando de otra broma privada, y luego dijo:
“Así que es demasiado.”

Poniendo los ojos, yo le di las gracias a regañadientes mientras ponía la manta sobre mis
hombros. Le di su té y se sentó junto a mí.

Por un momento nos bebimos nuestras bebidas en el pacífico silencio, mirando las llamas del
fuego. Ryan dejó la taza a un lado y levantó su brazo alrededor de mis hombros. Él sonrió
ante la mirada de advertencia que le disparé, y me colocó firmemente en su costado. “Vas a
tener que zap para que yo me quede lejos.”

“No me tientes.”

Mi amenaza cayó en oídos sordos. “Hice que te enamores de mí una vez; Puedo hacerlo de
nuevo. Sólo que esta vez no me va a llevar tanto ”.

Se inclinó de repente, en una forma que me tenía tragando. Su boca estaba a pocos
centímetros-no, milímetros, de la mía. Cuando su mirada cayó sobre mis labios, mi
respiración se volvió irregular. Mi corazón latía tan fuerte que estoy seguro de que era la
razón por la que Ryan sonrió. “Conozco todas tus debilidades, Jamie Baker,” susurró.

Mi cerebro estaba revuelto con eficacia. “¿Qué debilidades?” Lamí mis labios en la
anticipación, la oración que cerraría la distancia entre nosotros antes de perder toda dignidad
y lo besé por primera vez. De nuevo.

“Yo, por ejemplo.” Tomó mi cara suavemente en su mano y rozó su pulgar ligeramente
sobre mis labios, torturándome con su cercanía hasta que yo estaba temblando. “Y esto…”
Sus dedos se arrastraron por mi garganta, a continuación, cepillando a lo largo de mi
clavícula, por encima del hombro y abajo de la longitud del brazo, ardía en todas partes que
había tocado y dejando la piel de gallina a su paso. “Han aumentado tus sentidos. El tacto es
un sentido muy poderoso, y no sólo sobre el dolor. Te encanta ser tocado ”.

En algún momento mis ojos se habían volcado y habia asentado la cabeza en su hombro. Se
sentía tan bien. Yo no sabía nada de mi amor por el toque hasta ese instante, pero la forma en
que sus dedos se deslizaban por mi piel me había robado el aliento y mi cerebro estaba
embrollado. Me podría haber sentado allí así para siempre.

Ryan volvió su rostro a mi encuentro y rozó sus labios hacia atrás y adelante sobre los míos,
hasta que yo temía que podría lloriquear si no me acaba de besar ya. Por último, capturó mi
boca con la suya, enviando una ola de alivio y todo un océano de placer a través de mí. Me
besó despacio, suave y sensual, trabajando los labios y la lengua con la confianza de un
amante que sabía exactamente lo que estaba haciendo. Parecía saber cómo me gustaba ser
besada incluso cuando yo misma no lo sabía. Estaba mansa en sus manos capaces que ahora
sostenían con ternura mi cara a la suya, sosteniendola de esta manera y para que pudiera
besarme desde todos los ángulos diferentes.

Me besó hasta que pensé que iba a morir de éxtasis, y luego se echó hacia atrás, lo que me
permitió coger el aire que había robado de mí. “Ni siquiera has estado cerca de una semana
entera todavía”, bromeó. “Yo no me he dado suficiente crédito antes.”

“Eso no es justo!” Di un grito ahogado. “No puedes explotar las debilidades que yo ni
siquiera sé que las tengo.”

La mirada ardiente que Ryan me dio en respuesta puso todo mi cuerpo al ras del calor de la
misma. “No tengo ninguna intención de jugar limpio, Sol.”
Se inclinó de nuevo, y tanto como mi cuerpo gritaba que me devore, yo no estaba dispuesta a
perder la cabeza o mi corazón por este individuo. Era demasiado rápido. Me gustaba. Yo
estaba más que atraída hacia él. Pero necesitaba tiempo. Más de un día, por lo menos. Lo
empuje hacia atrás y lo distraje con una pregunta. “¿Por qué me llamas Sol?”

Ryan, al ver que me había abrumado, se echó hacia atrás lo suficiente como para romper la
tensión. Toqué el pequeño encanto descansando justo debajo de la línea del cuello de mi
camisa. Los ojos de Ryan cayeron al collar, haciéndolo sonreír. “Porque eso es lo que eres
para mí. Eres mi sol. Mi unico rayo de sol…”

Se detuvo, levantó las cejas como si estuviera esperando que yo dijera algo. Parecía que
estaba citando algo, pero si así era, yo lo reconocí.

“Me haces feliz cuando el cielo está gris …?”

Aún nada. Puesto que yo no entendía la referencia, busqué las palabras adecuadas para
responder.

“Es una canción de cuna para niños.” dijo

“Eso es un poco …”

Ryan sonrió. “Entrañable? ¿Romántico? ¿Asombroso?”

“Cursi” decidí. “¿Alguna vez alguien te dijo que eres un poco cursi?”
Ryan se echó a reír. “Tú. Muchas, muchas veces. Pero en secreto morias de amor por mí por
eso ”.

Me gustó eso de él, pero no había manera de que se lo diga. “Y lo que haz dicho antes, es
realmente cierto? Nos conocimos cuando me pediste que te bese para ganar una apuesta? ”

“Oh si. Y realmente me diste un salto, al igual que esta noche. Tú no sabías que todo el
asunto superkiss sucedería. Nos tomó por sorpresa a los dos. Pero yo ya había estado
impactado por ti. Eras la reina del hielo. Esperaba que me desgarraras cuando me senté a su
lado en el almuerzo ese día. Pero cuando te dije que había hecho una apuesta de que podría
conseguir que me beses y que sólo te pregunté si me ayudarías a ganar, lo hiciste”.

“Me dijiste la verdad sobre la apuesta?”

Ryan se rió. “Sospecho que es por lo que estuviste de acuerdo. Tenias super audición y no es
que yo hubiera sabido sobre ello. Sabías exactamente lo que estaba haciendo cuando me
acerqué a ti. Si hubiera intentado hacer un movimiento de jugador contigo, me hubieras
mandado a volar con seguridad. Pero yo lte dije que necesitaba ganar la apuesta para tener
una cita con una chica, y tuviste compasión de mí ”.

No tenía ni idea de qué decir. La historia era demasiado loca para no ser verdad. Ni siquiera
creo que esté exagerando. Y teniendo en cuenta su encanto, yo estaba segura de que me dijo
“dame un beso” y le respondí “con placer”.

“Espera. Apostaste que podrías conseguir que te bese, y la apuestas era por una cita con otra
chica? ”
Cuando Ryan se encogió de hombros con timidez, me reí y di un manotazo a su pierna. “Ese
fue un movimiento idiota.”

Ryan me dio un abrazo apretado, riéndose. “Sí lo fue. Pero nunca lo lamentaré ”.

Yo no lo admitiría a él, pero a pesar de que no podía recordar, nunca hubiera lamentado esa
apuesta, tampoco.

La siguiente cosa que supe, era que estaba acurrucada en los brazos de Ryan como si nunca
hubiéramos estado separados. Yo miraba al fuego, dispuesta a escuchar acerca de cada
recuerdo que tenía. “Así que… qué sucedió después de que nos besamos?"

"Tuve suerte.”

Di un grito ahogado y lo golpee de nuevo. “¡No lo hiciste! Puedes ser encantador, pero no
hay manera de que me haya pasado sólo sólo a causa de un beso ”.

Ryan pensó sobre lo que había dicho y se echó a reír. “No me refiero a eso. Quiero decir que
literalmente tuve un golpe de suerte. Ese mismo día, se nos asignó este proyecto biografía en
nuestra clase de Inglés que nos obligaba a entrevistar a un compañero. No tenías más
remedio que trabajar conmigo.” se rió hasta que hubo lágrimas en los ojos. “No he tenido ese
tipo de suerte contigo durante mucho, mucho, mucho tiempo angustiosamente doloroso.”

“Oh.”

Tenía la esperanza de Ryan atribuya el rubor en mis mejillas al calor del fuego, pero tenía
serias dudas de ello. A juzgar por su sonrisa maliciosa y la forma en que aumentó la presión
sobre mí, sabía exactamente lo avergonzada que estaba. No tenía ninguna simpatía, tampoco.
“Oh, si. ¿Dónde está tu pequeña mente sucia ahora, nena? ”

Se inclinó para besar mi cuello de nuevo, y lo empuje hacia atrás. “Cállate. ¿Qué se suponía
que piense que querías decir? ”

Ryan levantó los hombros en señal de rendición. “Hey, no me quejo. Si quieres pensar en ir
allí conmigo, estoy definitivamente contigo.” Haciendo una pausa, levantó las cejas. “De
hecho, Si lo deseas…”

“Terminar la frase, Loverboy, y yo te zap a la luna maldita.”

Ryan suspiró en broma. “Ya estoy allí, Sol.”

Uf. niño tonto. Era imposible permanecer enfadada con él. “¿Podrías volver a la historia, por
favor?”

Se rió de la mueca en mi cara. “Por supuesto. Como he dicho, tuvimos que escribir esta
biografía sobre alguien en nuestra clase. Yo casi te obligué a ser mi compañera ”.

“¿Por qué no me sorprende?”

“No te preocupes. Me tienes en las mismas. Me hiciste perder el baile de bienvenida con el
fin de conseguir una entrevista contigo”.

Aspiré. “Bueno, eso fue un movimiento tirón, también. Supongo que estamos a mano ”.
Ryan se rió de nuevo. “Sí, lo fue. Me votaron como Rey del baile de bienvenida y yo ni
siquiera estaba allí para recibir mi corona ”.

Caray. Realmente había sido una reina de hielo. “Lo siento.”

“No lo sientas. Necesitaba para ganarme tu confianza. Faltar al baile me ayudó a hacer eso.
Esa noche fue la primera vez que me dejaste ver tu verdadero yo ”.

Ryan se dejó llevar por un recuerdo a continuación, y me contó todo lo que había que decir
acerca de nosotros. Él explicó cómo descubrió mis poderes y cómo, después él me ayudó a
aprender a controlarlos. Habló durante horas, describiendo el valor de la vida de todo un año.

También me contó todo acerca de mis padres y mi mejor amiga, Becky. Luego explicó todas
las cosas sobre el Ángel del Chelsea. Aparentemente había ido superhéroe porque me sentía
culpable por no haber salvado a un hombre cuando podría haberlo hecho. Ryan me dijo que
el hombre era en realidad era su mejor amigo y que me encontraría con él cuando yo esté
lista para regresar a casa. Estaba nerviosa por conocer al tipo que estaba en una silla de
ruedas debido a mí, pero Ryan me prometio que Mike estaba bien y que iba a estar muy
contento de verme de nuevo.

También explicó la cosa de *Sol* con más detalle. Me mostró la inscripción en el anillo de
compromiso que nunca había visto antes, y dijo que tenía bombillas extra para mi collar
porque me hizo saltar sobre una base regular. Eso, podría creerlo por completo.

Yo no podía creer lo mucho que Ryan sabía de mí. Juro que me dijo suficiente información
para llenar una novela entera. Tal vez incluso dos. También me mostró un montón de
fotografías en su teléfono así que podría tener algunas imágenes para ir con todas las
historias y las personas que mencionó. Yo era toda emocionada como un nerd en una
librería. Me hubiera gustado que en realidad pudiera recordar las historias, pero incluso
escucharlas de segunda mano era mucho más de lo que nunca pensé en llegar a tener, así que
estaba eternamente agradecida.

Por supuesto, después de que él me habló de nuestro compromiso, que, sin duda, sonaba
como la cosa más romántica del mundo, yo estaba triste de que no podía recordar el
momento, Ryan pasó a decirme sobre la llamada que recibí de Teddy yo dejándolo para
salvar a Carter de Visticorp.

“Te dejé en el Gran Cañón? Podrías haber muerto! ”

“Por suerte le dijiste a Carter que estaba por ahí, y Carter envió un equipo de búsqueda de
inmediato.”

Todavía estaba horrorizada.

Al ver el horror en mi expresión, Ryan se encogió de hombros. “Ver esa puesta de sol en el
Gran Cañón juntos valía la pena la posibilidad de muerte y todo.”

Me senté fuera de sus brazos y parpadee “Estás loco.”

Él se limitó a sonreír y dijo: “Loco por ti”.

“Bola de queso.”

Riendo, Ryan empezó a tirarme de nuevo a sus brazos, pero decidió no hacerlo cuando
Bostecé. A pesar de haber dormido hasta el almuerzo, yo estaba agotada. Había sido un día
más que exigente emocionalmente, y todavía me estaba recuperando de mi ataque del día
anterior.

Ryan se puso de pie con un suspiro y estiró su largo cuerpo. “Supongo que deberíamos llegar
a Boston. Es tres horas más tarde allí, y el Mayor Wilks me va a matar si me quedo contigo
fuera demasiado tiempo. ”

Cuando Ryan apagó el fuego y cerró la cabina, los nervios se dispararon a través de mí al
pensar en todo lo que tenía por delante de mi, mañana. Había estado tan relajada durante
tanto tiempo ahora que me había olvidado de mi reunión con un grupo de médicos, mi
entrevista con Carter, y el cumplimiento de mis padres. La noche había sido un sueño
maravilloso, pero era hora de volver a la realidad. Y la realidad era que el día siguiente
estaba destinado a ser otro día.
El Mayor Wilks estaba esperando en el vestíbulo con una llave de tarjeta cuando llegamos al
hotel en Boston donde los ACE habían supuestamente “asegurado” una habitación para mí.
Cómo podían conseguir cualquier cosa de locos con superpoderes, no tenía ni idea. Y sin
embargo, a sabiendas de que Ryan y su equipo estaban todos allí conmigo todavía me hizo
sentir más seguro. “Señorita Baker,” me saludó, “usted está luciendo mucho mejor.”

El comentario me sorprendió. “¿Lo estoy? ¿Cómo?”

La boca del Mayor Wilks se curvó en un lado. “No te ves como si quieres matar a la mitad
del mundo.”

Ryan se rió y me apretó a su lado. “Un poco de tiempo conmigo siempre le ha hecho bien en
el pasado.” Rodé los ojos, pero no podía discutir. Me hizo sentir mucho mejor. “Gracias de
nuevo por dejarnos ir, mayor.”

Mayor Wilks asintió y nos condujo a un ascensor. Al pulsar el botón de la planta superior,
dijo, “Todo está asegurado. Geek está supervisando todas las entradas y las zonas comunes
del hotel desde HQ. Los ACE se colocan fuera de su puerta en turnos durante toda la noche.
Puede que no tengamos grandes potencias, pero debemos ser capaces de proporcionar
suficiente de un mano a mano si algo pasa por tu camino, y vamos a hacer una gran red de
seguridad para detenerlos el tiempo suficiente para ayudarte. ”

Él estaba en lo correcto. Cualquier ayuda era mejor que ninguna ayuda, aunque no eran tan
fuertes o rápidos. Asentó con agradecimiento y acepté la llave que me dio cuando el ascensor
se abrió. Me condujo por el pasillo hasta una habitación donde Smut y Johnny G estaban de
pie como centinelas a cada lado de la puerta. “Tarde, señorita Baker,” dijo Smut con un
guiño y una sonrisa.

El nombre me tiró. “Señorita Baker?”

“Sólo prueba a cabo” dijo Smut. “Tratar de acostumbrarte a el.”

Johnny G se inclinó hacia delante y susurró: “No podemos simplemente llamarte Ángel en
público.”

“Creo que no.” Suspiré, no deseando que llegue mañana. “¿Qué tan grave es lo que creo que
va a ser?”

Todos miraron al Mayor Wilks esperando que explique. El hombre no se inmutó cuando me
dio lo que él sabía que yo consideraría una noticia terrible. “Felicitaciones. Ustedes dos han
logrado convertirse en celebridades nacionales. Los medios de comunicación ya están
teniendo un día de campo con su historia. Ellos han estado acosando a tus padres en casa y a
los padres de Ryan. Incluso emboscaron a tu compañera de la universidad, y han estado
entrevistando a algunos de tus antiguos compañeros de clase, cualquiera que esté dispuesto a
hablar de ti ”.

Mi corazón dio un vuelco. Ryan me apretó la mano y luego se la llevó a los labios y la besó
antes de darme una sonrisa triste. “Sabíamos que esto iba a pasar. No va a durar para
siempre. Después de que consigan sus entrevistas con nosotros, seremos noticia vieja y todo
soplara lejos. Pero esta bomba nos mantendrá a salvo de Donovan el tiempo suficiente para
que nosotros lo encontremos primero ”.

“Eso espero.”
“Así será. Y mira el lado bueno. Mañana por la mañana vas a conocer a tus padres ”.

Las luces de la sala parpadearon. Tenía demasiadas emociones golpeandome a la vez pero no
podía dejar que algo rompa mi control. Estaba aterrorizada y emocionada de conocer a mis
padres. Me sabría mejor que nadie. ¿Qué pasa si yo no era la hija que recordaban? ¿Qué pasa
si las cosas eran torpes ahora? Ryan me dijo que había estado muy cerca con ellos. ¿Y si no
podía conseguir que la relación de nuevo? Negué con la cabeza y trató de concentrarse.
Ahora no era el momento a desmoronarse; Había demasiadas cosas. Demasiado en juego.
Tenía que mantener la cabeza en el juego y se preocupan por las cosas personales más tarde.
Tomé una respiración profunda y deja escapar el aire lentamente. “Entonces, ¿cuál es el plan
para mañana, entonces?”

“Carter se escapará de su ubicación actual, información de vuelo de sus padres, y sus planes
para visitar Hopkins de Juan sobre su amnesia tan pronto como le dé el visto bueno. Quería
asegurarse de que usted y Ryan estaban de vuelta aquí con seguridad antes de que nadie
sabía donde estaban alojados ”.

“¿Qué? ¿Por qué iba a conocer información de vuelo de mis padres? Ya es bastante malo que
están siendo acosados en este momento. Si suelta sus planes de viaje, van a estar emboscados
todo el camino. Donovan sabrá cuándo vendrán. No van a estar a salvo! ”

Las luces parpadearon de nuevo. Mayor Wilks una mirada al techo y luego levantó una mano
como para mantenerme en calma. “La atención de los medios es lo que va a protegerlos,
¿recuerda? Esa fue la única razón para ponerse en contacto con Carter en el primer lugar. No
queremos Donovan para decidir emplearlos como ventaja frente a ti. Donovan no quiere
exponerse. Hemos enviado Ojos y Tex para acompañar a sus padres aquí, y Tyson y
Abiodun a estar ahí, así, bajo la cobertura de regalo de Tyson. Te aseguro que vamos a
mantener a sus padres seguro ”.
Odiaba que él tenía razón. No me gustaba la idea de que estábamos Emboscar esencialmente
a mis padres con los medios de comunicación. Pero al menos Carter les advirtió por primera
vez. “Gracias por el envío de Tyson y Abiodun a ellos.”

“Por supuesto, la señorita Baker. Entiendo los riesgos que estamos tomando, y prometo nos
referimos a hacer todo lo posible para asegurarse de que no sufran daño alguno a ellos ”.

Tomé aire y esperé a que mi corazón para reducir la velocidad. Yo podría hacer esto. Este
era el plan. Que iba a estar bien.

La mano de Ryan deslizó en la mía de nuevo. “Vamos, Jamie. Vamos a llevarte dentro. Se
podría utilizar el resto antes de mañana. Nunca es una buena idea para que usted sea cansado
”.

“Definitivamente no es una buena idea,” yo estaba de acuerdo. superpotencias inestables y


peligrosos de mal humor no eran una buena combinación. “Eso no sería bueno para nadie.”

Ryan sonrió y se llevó la llave tarjeta de mi mano. Él y el Mayor Wilks entró en la


habitación, pero Smut y Johnny G me deseó buenas noches, permaneciendo puesto a vigilar
la puerta desde el exterior. Pobres tipos.

Me sorprendió la calidad de la habitación, enorme y lujoso. Era más como un apartamento


grande, de lujo de una habitación de hotel. El salón principal era ventanas de piso a techo en
un lado con vistas a toda la ciudad de Boston, y más grande que toda mi casa de nuevo en el
desierto. “¿Qué es todo esto? No es que me queje, pero después de experimentar los
encantadores alojamientos de vuelta en la base, esperaba un doble y una máquina de café.
“Entrecerré los ojos a Ryan y el Mayor Wilks. “¿Estás tratando de mantequilla de mí o algo
así?”
Mayor Wilks se encogió de hombros como si fuera a reclamar inocencia. Ryan, por otra
parte … “Lo siento. No pude resistir. Sólo quería que se sienta cómodo esta noche ”.

Mi garganta se quemó un poco. Era sólo una habitación de hotel, pero el hecho de que él
había pensado en mí de esa manera, que estaba tan preocupado por mis sentimientos y el
bienestar general durante esta pesadilla, estaba más allá de tocar. Esto significaba más de lo
que posiblemente podría entender que saber que alguien estaba mirando hacia fuera para mí
en este momento. Que no estaba solo. “Gracias”, murmuré.

“Por supuesto. Cualquier cosa por ti, Sol. Espero que lo sepas.”

El ardor en la garganta se extendió en mi pecho y mis ojos también. El hombre resultó


gravemente va a hacer llorar.

Mayor Wilks se aclaró la garganta y volvió a entrar en la sala. “Buenas noches, ángel. Vas a
tener a alguien aquí toda la noche. Asegúrese de hacernos saber si necesita algo ”.

Asentí con la cabeza, y mis ojos se dirigieron de nuevo a Ryan. Se movía hacia la puerta
muy, muy lentamente, lanzando miradas anhelantes a mí. Cuando me dio un puchero lúdico
obvio, yo no pude contener mi sonrisa por más tiempo y se compadeció de él. “¿Quieres
pasar la noche aquí?”

Se subió la cremallera hacia mí y deslizó sus brazos alrededor de mi cintura supervelocidad


tan rápido que había utilizado prácticamente. “Sí por favor.”

“En el sofá,” dije con severidad.


Él suspiró. “Voy a tomar lo que pueda conseguir.”

Mayor Wilks se puso de pie en el pasillo y miró hacia atrás y hacia adelante entre los dos de
nosotros. “Está bien,” le aseguré. “Honestamente, me siento mejor que tiene al menos uno de
ustedes aquí conmigo.”

“Me quedaré si estás cansada de Romeo,” ofreció Johnny G.

Puse los ojos en él y empujé Ryan de encima. “¿Dónde se suponía que debías quedarte esta
noche? ¿Tienes que ir a buscar una bolsa o algo? ”

Ryan me dedicó una sonrisa arrogante. “Les dije a los que dejen mi bolsa aquí.”

“No lo hiciste.”

Miré a Johnny G y Smut. Sus sonrisas lo decían todo. Cuando Mire a Ryan, sonrió
descaradamente y deslizó su brazo atrás alrededor de mi cintura. “Traté de apostar con todos
los chicos veinte dólares que habrías dejado que me quede esta noche.”

Smut me sonrió. “Ninguno de nosotros fue tan estúpido como para tomar esa apuesta.”

Mi boca se abrió y todos ellos rieron por la expresión en mi cara. Incluso Mayor Wilks se rió
entre dientes. “Imbéciles”, murmuré.

Privada de mi dignidad, los dejé tener su risa y me dirigí al cuarto de baño. Mientras pensaba
en encerrarme, con ganas de un largo y caliente baño en la bañera muy agradable, le grité a
Ryan. “El sofá, Loverboy! Y no estoy bromeando! Si intentas subir en mi cama esta noche,
voy a asarte! ”

Sus risas se duplicaron en volumen, por lo que cerré la puerta.

…..

Me quedé en el baño durante mucho tiempo. Estaba cansada, pero mi mente estaba corriendo
y con toda la anticipación del día que venía no podía relajarme lo suficiente para dormir. La
cama en el dormitorio principal era enorme y se veía muy cómoda, pero simplemente no
podía arrastrarme en ella. Mi mente se había quedado atascada en el tipo de la sala de estar.

Suspirando, acepté mi atracción hacia él y le di lo que quería. Mi corazón latía cuando fui
por ahí. Ryan estaba tumbado en el sofá bajo una manta delgada, dormido con el televisor
jugando en el fondo. Parecía tan tranquilo.

No tenía el corazón para despertarlo, Apagué la televisión e iba a volver a la cama cuando su
voz suave y con sueño me llamó. “Jamie?” Se sentó y mi pulso se disparó. No llevaba una
camisa de nuevo. “¿Hay algo mal?”, Preguntó.

Parpadee, traté de recordar a qué había venido aquí. No pudo haber pensar por encima lujuria
de su cuerpo increíble. “No, lo siento. Vuelve a dormir.”

Si se dio cuenta de que estaba distraída por su apariencia, no lo demostró. Simplemente


palmeó el sofá junto a él. Si hubiera habido algún indicio de arrogancia en el gesto, habría
vuelto a la cama, pero su sonrisa era cien por ciento de comprensión.

Me senté junto a él, sorprendiendome a mí mismo cuando no me molesté en dejar ningún


espacio entre nosotros. Ryan me metió contra él como si fuera la cosa más natural del
mundo. Y, en realidad, era la cosa más natural del mundo. Teddy siempre quiso abrazarme, y
en ocasiones le había seguido la corriente, pero nunca había sido tan fácil.

En el momento en me apoyé en Ryan, todo mi cuerpo se relajó. Sosteniendome firmemente


contra él, Ryan nos relajó, tiró de mi espalda contra su pecho, y pasó el brazo por encima de
mi cintura. Era tan fácil dejar que me sostenga.

Ryan tomó el control remoto, subió el volumen del televisor a la posición más baja, e hizo
clic a través de los canales hasta que encontró un dibujo animado. Sonreí, aunque no podía
verlo. “Me encanta Kim posible.”

El pecho de Ryan se sacudió con una risa suave. A mi también. Ella me recuerda mucho a ti
”.

No respondí a eso, sonreí para mi misma.

En cuestión de minutos, el agarre de Ryan me aflojó y su respiración se niveló. El


movimiento constante de su pecho subiendo y bajando detrás de mí mientras dormía era
relajante, y, finalmente, dejó caer los párpados.

No era lo suficientemente valiente como para pasar la noche en sus brazos, traté de
deslizarme fuera de su agarre para que pudiera retirarme a la seguridad de mi propia cama.
En el momento en que me moví, el brazo de Ryan se sujetó firmemente alrededor de mí, el
movimiento me hizo sentirme casi presa del pánico. “No te vayas todavía, nena.” Él acarició
su cara en la parte posterior de mi cuello mientras susurraba, “Se siente tan real esta vez.”

Mi estómago se revolvió cuando la comprensión me golpeó. En su estado medio dormido,


pensó que estaba soñando mi presencia. Y con la guardia totalmente baja, oí todo su anhelo,
y su temor de que lo dejase. Oí su verdadera necesidad por mí, por primera vez. Su
vulnerabilidad me mató.

No podía soportar la idea de defraudarlo, así que me eché hacia atrás de nuevo y me relajé.
Ryan dejó escapar un gran suspiro de alivio y se abrazó a mí como si yo no podía sostener lo
suficientemente apretado. Una vez que se relajó, su boca encontró mi cuello, haciéndome
temblar. Que refleja la acción con su propio estremecimiento. “Te amo tanto, Jamie. Más de
lo que sabrás jamás. Por favor, no me dejes de nuevo ”.

Jadeante, me tiro del sofá antes de que lo electrocutado. Parpadeó a sí mismo de un sueño y
me miró, sorprendido. Su rostro palideció cuando se dio cuenta de que no había sido un
sueño. “Jamie, lo siento mucho. YO-”

“¿Tiene sueños de esa manera-por mí-a menudo?”

Ryan tragó. “Bastante a menudo.”

Hubo una pausa larga y difícil, donde ninguno de los dos sabía qué hacer ni qué decir a
continuación. Ryan fue el primero en moverse. Se frotó los ojos y dejó escapar un largo
suspiro antes de encontrarse con mi mirada de nuevo. “Lo siento. He estado tratando tan
difícil no presionarte. Sé que no se siente lo mismo que yo en este momento, y eso está bien.
Me refiero a que, realmente entiendo. Pero cuando estás cerca de esa manera … "Él dejó
escapar otro suspiro y se pasó la mano por el pelo corto. "Tienes razón. No puedo separarme
de mis sentimientos ”.

Por mucho que yo ya sabía que su confesión me sobresaltó. Aún así, yo estaba agradecido
por la honestidad. Después de tanto tiempo de vivir con Teddy y haciendo que se niegan a
ver lo que realmente estaba pasando entre nosotros, sabiendo que Ryan podría admitir la
verdad fue un alivio.

Cuando Ryan hizo una mueca hacia mí y se disculpó de nuevo, me senté de nuevo. Me dejó
un poco de espacio entre nosotros, y esta vez Ryan no trataba de cerrar la brecha. “No se
disculpe,” dije. Mis ojos se llenaron de lágrimas repentinas. “Usted es todo sonrisas, pero yo
se que esto no puede ser fácil para usted. Lo siento que no soy lo que se esperaba ”.

Los labios de Ryan cayeron ligeramente abierta. “¿Estás bromeando?”

Pulsó las lágrimas en mis mejillas y dejó que sus dedos corren a lo largo de mi pelo. Su
hermoso rostro se suavizó mientras sonreía a los ojos. “Jamie, que pueda encontrar. Estás
aquí, estás a salvo, y que está de vuelta en mi vida. ¿Cómo podría estar triste por algo? Estos
han sido los dos días más felices de mi vida ”.

Esta fue una reacción opuesta completa tal de peluche que no tenía ni idea de cómo
responder. “Pero-pero-HAYA siente decepcionado de que no estamos juntos? Que las cosas
no son la forma en que solía ser? Quiero decir, sí, que me encontró, pero no exactamente
tenerme de vuelta, no la forma en que me quiere ”.

“Los detalles menores.” Ryan con gracia cepillado de mis preocupaciones con un
movimiento de su mano. “Además, este pequeño contratiempo sólo es temporal.”

“Pequeño revés?”, Le soltó una sola risa. “Prometo que esta situación no es temporal. Todos
los recuerdos que tiene de nosotros se han ido para siempre para mí ”.

Ryan sonrió aún más amplia. “Así que vamos a hacer nuevos recuerdos. otros mejores. Y me
refiero a la no-tener-que-todo-lo-quiero-que parte cuando dije temporal. Voy a ganar su
corazón de nuevo, Sol. No tengo duda al respecto. Por lo que sólo se relaje por mis
sentimientos, porque te prometo que no estoy sufriendo. Ni siquiera un poco. La única cosa
que me duele de todo esto es la cantidad que está luchando con él. Lo siento no he estado
haciendo un trabajo muy bueno de la limitación de mis sentimientos por ti. Pero para ser
justos, nunca he sido capaz de hacer eso ”.

Suspirando, se dejó caer en el sofá y miré al techo. “No estoy molesto por sus sentimientos,
Ryan. Sólo estoy … "Me costó encontrar una buena palabra. Pero necesitaba para tratar de
explicar, porque él merecía la verdad, también. "Es todo tan abrumador e intenso. Para ser
honesto, tengo miedo de sus sentimientos por mí ”.

“Sobre todo, porque responde a ellos”, dijo Ryan. Cuando me quedé sin aliento en la
declaración atroz, Ryan sonrió y añadió: “Mucho.” Entrecerré los ojos. Se encontró con mi
escepticismo con el egoísmo. “Usted sabe que hacer.”

Uf. Odiaba que él tenía razón. Odiaba que él sabía que tenía razón. “Multa. ¿Sí está bien?
Me siento atraído por ti. Me físicamente responder a sus avances. Pero eso hace que todo sea
más miedo ”.

Haciendo muecas que segura de sí misma sonrisa que he llegado a tanto adoro y odio sobre
todo adoro-Ryan se inclinó hacia mí, no eliminar el espacio entre nosotros por completo,
pero casi, y dijo: “Es un buen poco de miedo, sin embargo. No es así? ”

Era un tipo estimulante de miedo, pero yo sabía que no debía admitir como mucho. No con
él sentado tan cerca de mí, mirándome con la forma en que estaba. “Da miedo es miedo”,
murmuré.

Él era tan bueno en causando fricción. Que necesitaba para romper la tensión antes de que
me encontré haciendo salir con él. Porque si lo que pasó en este momento, con él a medio
vestir y nos solo en esta suite de un hotel … no estaba preparado para eso, pero no estaba
seguro de que sería capaz de detener a mí mismo, tampoco. “Es un poco menos miedo ahora,
sin embargo,” dije.

Ryan ladeó la cabeza hacia un lado. “¿Cómo es eso?” Él me dio una sonrisa que derrite el
corazón. “Necesito saber lo que hacía la derecha para que pueda repetirlo mucho y romper su
voluntad aún más rápido.”

No estaba de humor para bromear con él. En un raro momento de la apertura, Tomé su mano
y le dio el más sincero de agradecimiento que yo era capaz de hacer. “Ryan … yo …” Mi
voz se nubló por la emoción. “Gracias por esta noche. Tenías razón antes. Estoy aterrado de
mañana, pero con todo lo que me ha contado sobre mi pasado, me siento como que puedo
hacerle frente ”.

Su sonrisa se desvaneció. “Usted puede hacer frente a ella, Jamie. Usted es duro. Mucho más
difícil de lo que crees que eres. Estarás bien.”

Yo le creía. Era imposible no hacerlo. Había dicho que su padrastro era una especie de
orador motivacional. Había obviamente recogió en un poco de ingenio.

Se aprovechó de mi tomarse de las manos y de punto nuestros dedos juntos en una bodega
ineludible. “Y no va a estar solo. Yo estaré a tu lado todo el tiempo ”.

Eso me consoló más de lo que probablemente debería tener. Lo había hecho tanto por mí hoy
me-dado algo que desesperadamente había necesitado. Yo quería darle algo a cambio. Miré
hacia abajo a nuestras manos, unidas entre sí, y recordé las palabras que había me dijo al
oído. Era bastante obvio lo que Ryan necesitaba. Preparándome y rezando que no me rubor,
cerré los ojos y dije: “Ryan, ¿le gustaría que se quedara conmigo esta noche? En mi
habitación, me refiero ”.
El cuerpo de Ryan se puso rígido, y sus ojos se abrieron a la cara. Mis oraciones sobre la
cosa no-ruborización quedaron sin respuesta. “Sólo para dormir”, le dije rápidamente. “No
estoy listo para cualquier otra cosa, pero que podía manejar tanto. Si lo necesitas…”

Ryan miró larga y profundamente a los ojos, y luego su mirada se detuvo a nuestras manos.
Hizo girar su dedo pulgar en pequeños círculos en la palma de mi mano mientras pensaba
sobre mi oferta. Por último, se humedeció los labios y dijo: “Será mejor que no lo haga.”

Me sorprendió por el rechazo. No ofendido, sorprendido.

Llevó sus ojos hasta la mina y forzó una sonrisa. Se parecía afligido, como si lo estaban
matando a decir esto. “Tengo un gran número de rasgos de personalidad impresionante. Pero
si tuviera un cuaderno como la suya, la palabra moderación no estaría en ella. No, a menos
que fue precedido por la palabra no. "Llevó mi mano a los labios y le dio un beso suave.
"Gracias por la oferta, Sol ti. Te llevaré arriba en él con el tiempo, pero por ahora, creo que
es mejor que ir a la cama solo. "Él soltó la mano y el brillo volvió a sus ojos. "Y tal vez
cerrar la puerta de su habitación.”

Que estaba bromeando. Creo. Me reí de todos modos, porque mi corazón de repente se sintió
mucho más ligero. “Gracias por todo, Ryan. Nos vemos en la mañana. "Incapaz de resistirse
a su encanto, me incliné hacia delante y besé su mejilla. "Yo no voy a ninguna parte por el
momento.”

Me puse de pie, y Ryan tiró de mí hacia abajo. Después de romper sus labios con los míos en
un beso desesperado que me robó el aliento y sacudió mis sentidos, me apretó la mano y me
dio otra sonrisa. “Buenas noches, Jamie.”
A pesar de que puse mi alarma, me desperté temprano. Tenía tiempo de sobra para ponerme
presentable antes de tener que enfrentarme al mundo. Me sentía completamente descansada,
y por suerte, no había rastros de mi dolor asesino dolor de cabeza. Sueño, precioso sueño, la
cura milagrosa para las conmociones cerebrales.

Aún así, sintiéndome bien o no, me quejé de la luz brillante que brillaba a través de mi gran
ventana orientada al este. No se supone que los hoteles tienen cortinas opacas? Las puestas
de sol podrían haber sido lo mío, pero por lo general los amaneceres me ponían de humor
para freír algo.

Sonreí, recordando el tiempo no demasiado largo después de la explosión en que Teddy me


había llevado mi cuaderno sobre mi, y había escrito “definitivamente no es una persona de la
mañana” en el. Mi sonrisa abandonó mi cara casi inmediatamente. Yo me sentía confundida
acerca de él. Le odiaba. Estaba tan enfadada con él, y sin embargo todavía estaba preocupada
por él. Tenía que salvarlo. Con ese pensamiento en mente, corrí y me vestí. Gracias a Ryan,
me sentía segura, potente, y lista para enfrentar mis problemas. Patear traseros de
supervillanos, era sin duda en la agenda del día.

Estaba prácticamente corriendo, o tal vez volando desde mi habitación, alimentada por la
determinación en cuanto fui a buscar a Ryan. Pero toda mi ambición se vio repentinamente
interrumpida, mi misión completamente olvidada, cuando entré en la sala de estar y encontré
a Ryan en el suelo junto al sofá haciendo flexiones en su ropa interior.

(Me gustaría aprovechar este momento para agradecer a toda la gente maravillosa de Jockey
por producir y distribuir al mundo la maravilla que son los calzoncillos boxer.)

Su cabeza estaba de espaldas a mí, así que tenía una gran vista de sus piernas tonificadas,
perfecta detrás, de nuevo sin defectos, y esos gloriosos hombros y brazos. La vista era, en
una palabra, deliciosa. Era tan tentador, que el podría haber escuchado cuando me levante y
salió rodando de la cama para fingir que estaba en medio de un impresionante entrenamiento.
Sin embargo, su ritmo cardíaco estaba acelerado y había una densa capa de sudor que lo
cubría, así que sabía que en realidad había estado trabajando durante un tiempo.

Aún así, un momento como este no podía ser dejado de lado. “Déjame adivinar,” dije,
finalmente encontrando la capacidad de mover los brazos y las piernas de nuevo, “4000867,
4000868 … …”

Sobresaltado por el sonido de mi voz, Ryan perdió su concentración y cayó de plano sobre su
estómago con un golpe hilarante. Se puso de pie y se estiró para tirar de la manta con la que
había dormido, frente a él.

Su malestar por una vez, me hizo encontrar mi confianza interna. Las manos en mis caderas,
dejé que mis ojos se arrastran su cuerpo. La vista frontal era tan impresionante como la parte
de atrás. Incluso la cicatriz en su brazo rogaba que la toquen. Una amplia sonrisa se extendía
por encima de mi cara. “Por favor, no te detengan por mi.”

Yo no lo podía creer porque había parecido tan infaliblemente segura, pero las puntas de las
orejas de color rosa quemaban de vergüenza. No duraría mucho tiempo, sin embargo. Su
sonrisa arrogante ya estaba empezando a romper, como si encontrara la situación divertida.
“No creía que estarías despierta tan temprano. Te dormiste bastante tarde anoche, y tú apenas
eres una persona de la mañana. ”

Siempre me sorprendía cuando sabía cosas sobre mí, pero absolutamente me emocionaba
cada vez. Mi sonrisa se duplicó. Ryan sonrió para que coincidan. Envolviendo la manta
alrededor de su cintura como una toalla después de salir de la ducha, se sentó en el sofá y dio
unas palmaditas en el lugar junto a él. Parecía una invitación bastante inocente, pero teniendo
en cuenta la cantidad de desnudez, dejé un buen pie de espacio entre nosotros cuando me uní
a él.

“¿Cómo has dormido?”, Preguntó Ryan.

“Sorprendentemente bien”.

La sonrisa de Ryan se volvió peligrosa. “Tus sueños fueron tan agradables como los míos
anoche?”

Me atreví a imaginar el tipo de sueños que había tenido la noche anterior, y sentí una
punzada de envidia. Si tan sólo pudiera ser tan afortunada. “No puedo soñar, ¿recuerda? No
tengo sueños desde la explosión, de todas formas, y se podría pensar que después de
experimentar algo por el estilo, quedaría con pesadillas. ”

Las cejas de Ryan se juntaron en preocupación. “Eso no está bien. ¿Le hablaste a tu médico
acerca de ello? ”
“No podía explicarlo con seguridad. Simplemente asumió que era otro efecto secundario de
mi daño cerebral ”.

“Efecto secundario?” Me tomó la mano entre las suyas y se mordió el labio inferior. “¿Hay
otros? ¿Más? ¿Estás bien?”

“Estoy bien.” No quería hablar de mi estúpido daño cerebral estúpidos o mi amnesia. Estaba
disfrutando de la atmósfera de luz demasiado como para entrar en temas tan deprimentes, así
que traté de llevar el estado de ánimo de nuevo. Tiré de la manta cubierta encima de su
regazo. “¿Por qué te cubres? Asumo que esto…” agité una mano hacia su cuerpo- medio
desnudo “ no ess nada que no haya visto antes ”.

Aunque obviamente estaba sorprendido, Ryan apreció claramente el cambio de tema al azar.
Él arqueó una ceja y me dio una mirada que hizo que mi ritmo cardíaco se elevará, su sonrisa
de macho alfa-confianza estaba de vuelta. “Hay una diferencia entre quedarte en ropa interior
para alguien y ser atrapado con los pantalones abajo.”

“Supongo que eso es cierto.” Le di la razón con un gesto de la cabeza y dejando a mis ojos
disfrutar de la vista de él una vez más. “Todavía es una lástima, sin embargo. Estaba
disfrutando de la vista ”.

Yo pensaba que estaba ganando cualquier juego que estábamos jugando, pero cuando dije
eso, la cara de Ryan se iluminó como si acabara de entrar en una especie de trampa. Fijó sus
bellos ojos azules cielo en los míos, y poco a poco se puso de pie, dejando atrás la manta, y
se volvió hacia mí con los brazos extendidos. “Si quieres ver, Sol, sólo tienes que decirlo.
Estoy aquí para tu placer visual en cualquier momento ”.
Mis ojos querían extenderse hasta un tamaño incómodo, pero los obligué a no romper con su
mirada. Traté de no mirar. Juro por todas las estrellas en el cielo de Arizona, traté de no dejar
caer mi mirada por debajo de su cara. Pero lo hice.

Miré, y vi, y, ¡oh mis rayos sagrados, me gustaba la vista. Me quedé demasiado tiempo
mirando y puede o no, que me haya mordido los labios. Voy a decir que no, porque eso sería
muy embarazoso si lo hiciera. Pero mi boca estaba completamente seca.

Me obligué a levantar la vista cuando se aclaró la garganta. Hubo risas detrás del gesto, y
cuando mis ojos volvieron a los de él, me sonreía con una sonrisa torcida que, si es posible,
yo ya estaba empezando a caer . “¿Quieres hacer fuera por un tiempo antes de Major Wilks
llegue aquí?”, Preguntó.

Sí. “No” cerré mi mandíbula, cuando se había abierto? me levanté rápido del sofá,
moviéndome a una distancia segura lejos de él.

Ryan se dirigió hacia mí, cerrando la brecha entre nosotros en cuestión de segundos. “¿Estás
segura de eso?”

“Sí.” Otro trago audible. Maldición el brillo en sus ojos! “Definitivamente estoy segura.”

Se rió y me rozó la mejilla con los dedos. Si no hacía algo, iba a perder esta batalla. En
realidad, ya estaba perdiendo esta batalla, porque no podía recordar por qué incluso estaba
luchando. Todo lo que sabía en ese momento era que alguna parte terca en mi interior, estaba
decidida a no ceder a él, probablemente porque estaba siendo tan engreído.

Puse excusas que me salvarían de ser cierto … que ni siquiera sabia qué. “Tenemos cosas
más importantes que hacer ahora mismo.”

Arrugó la nariz. “Eso es debatible.”

“Además, estas, como, muy sudoroso, sin ánimo de ofender, es super brutal porque tengo
este sentido del olfato y…-”

Eso era justificable desde el enfoque de Ryan. Renunció a la lucha, me interrumpió con un
sonoro suspiro demasiado dramático. “Lo sé. Tienes un problema importante con el mal olor
después del entrenamiento ”.

“Así es. Exactamente.” Di las gracias a mi buena estrella de que la tensión había sido
cortada, porque había estado ahogandome en ella. “¿Por qué no vas, te duchas y …” Mi voz
se apagó. La visión de Ryan en algo menos que el boxer, bajo un chorro de agua caliente
humeante, bailó a través de mi mente y perdi el hilo de mis pensamientos.

Ryan se rió entre dientes, profundo y gutural. “¿Te gustaría unirte a mi?”

“No”, le espeté, más molesta con mi ridícula debilidad que de su actitud arrogante.
Su risa inclinó la balanza de mi molestia aún más. Me obligué a rodar los ojos cuando lo que
realmente quería hacer era zap la sonrisa satisfecha de su cara. Me di la vuelta, dispuesta a
marcharme a mi habitación con tanta actitud que mi pelo voló detrás de mí. Debí haber
usado supervelocidad.

Ryan me agarró la mano y suavemente me tiró hacia atrás. “Jamie. Bebé. ¿Por qué luchas
tanto?” Me burlaba de la palabra bebé. Ryan sonrió y se metió un poco de mi pelo detrás de
la oreja en respuesta. “Luchaste la última vez también, porque eres terca. Pero es un esfuerzo
inútil. Vas a venir a mí con el tiempo. Siempre lo haces. ¿Por qué, no sólo nos ahorras
tiempo y cedes ahora? Sé mi novia.”

Yo aún estaba conmocionada con el discurso increíblemente arrogante, cuando sus últimas
palabras fueron registradas por mi mente. “Ser tu novia? ¿Es en serio?”

Ryan me tiró cerca y deslizó sus brazos alrededor de mi cintura, tirando de mí contra su
cuerpo casi desnudo. “¿Te parece que estoy bromeando?”

No. Él definitivamente no lo hacía. Sus manos, agarrando mis caderas, estaban tensas como
si estuviera tratando conscientemente de mantenerlas enraizadass en su lugar sin permitirles
tocar otro lugar. Sus ojos ardían de calor.

Mi ritmo cardíaco se disparó a niveles peligrosos. Sentí pánico. “Ryan, eso es una locura.”

“¿Por qué?”
No estaba 8 de nada. “Simplemente lo es.”

“No estoy pidiendo que continuemos la relación que solíamos tener. No pienses en el
pasado. No pienses en cómo solía ser. ¿Cómo te sientes ahora?”

“Yo…” Nerviosa , oscilante, hormigueando, sin aliento, abrumada, excitada…

Cuando no respondí, Ryan intentó un enfoque diferente. “¿Al menos te gusto más que
Teddy?”

La pregunta me sorprendió así que respondí sin pensar. “No es justo. No puedo compararlos
a los dos. Nunca me gustó de esa manera ”.

“Ja!” Gritó Ryan. Él me soltó y dio un paso atrás para que pudiera apuntar un dedo acusador
a mí. El deseo con el que había estado luchando un momento atrás había desaparecido.
Ahora no estaba más que emocionado y lúdico. “¡Te gusto!”

“¿Qué?”

“Dijiste que nunca te gustó Teddy ‘de esta manera.” Eso significa que te gusto de manera
diferente a él, y dijiste que solamente lo veías como un amigo. Te gusto como algo más que
un amigo “.
Me quedé boquiabierta. “Espera. No quería deci… yo no estaba diciendo ”

Ryan negó con la cabeza. “Oh, no, no lo harás. No me vez como conmigo. Acabas de
admitirlo. No te puedes retractar”.

Gruñí. “Bien, pero…”

“Pero nada. Te gusto. Me gustas. Así que eres mi novia ”.

“Yo sólo te he conocido por un par de días.”

“Eso es tiempo suficiente para saber que es lo correcto.”

Él tenía un punto. Yo estaba tan sorprendida por mi propio pensamiento que casi ocasiono
un corto circuito en la habitación. Él tenía un punto? ¿Realmente lo creía? ¿De verdad creía
que era correcto para mí después de conocerlo sólo un par de días? Por supuesto, debo haber
pensado que era correcto para mí una vez, lo suficiente para aceptar casarme con él. Y a
diferencia de cuando yo solía pensar que había aceptado a Terry antes, entendía por
completo la forma en que podría haber estado comprometida con Ryan. Si estaba siendo
honesta conmigo misma, yo ya había aceptado nuestra anterior relación y pensé que iba a
terminar allí de nuevo con el tiempo. Pero después de dos días?
“Jamie”. Mientras que había estado mentalmente luchando conmigo misma, Ryan había
volteado de nuevo en su modo peligroso e irresistible. Y él me sostenía de nuevo. ¿Cómo
diablos acabé de nuevo en sus brazos? Pasó mis manos sobre sus hombros, y luego colocó
mis brazos alrededor de su cuello. Me acercó, me agarró con fuerza. “¿No se siente bien?”

Se sentía tan bien que no podía hablar. Mi silencio era suficiente respuesta para Ryan. Él
bajó su boca a la mía, empujando mis labios con los suyos, exigiendo que se abran para él y
darle acceso a profundizar el beso. Yo no podía hacer nada en contra de sus avances; les di la
bienvenida.

Le di lo que quería y le devolví el beso. Al principio era tierno. Me abrazó suavemente, me


besó lentamente. Saboree cada sentimiento de felicidad. Correcto. Lo era, sin duda.

Afirmó ayer por la noche que no tenía ninguna restricción, pero yo era la única que perdía el
control en primer lugar. No podía evitarlo. Había estado soñando con una conexión así
durante seis meses, y aunque no podía explicarlo, Ryan se sentía familiar. La forma en que
mi cuerpo respondía a él, la forma en que encajabamos tan bien juntos, besandonos como si
lo hubiéramos estado haciendo durante años … Era como si lo conociera. No podía recordar,
pero yo lo sabía en un nivel más profundo, instintivo.

Al darme cuenta de esto, me dejé llevar. Me relajé por completo. Fue entonces cuando la
energía cálida, un hormigueo que vivía muy dentro de mí, subió a la superficie de mi piel,
encendiendo el fuego. Esto había sucedido la noche anterior, y era así de abrumadora la
segunda vez. La energía parecía responder a mí. Trabajaba conmigo, para mí, como si
supiera lo que quería. Y en este momento, Ryan era todo lo que quería.
La energía nos juntó este loco tipo de magnetismo, fortaleciendo nuestra conexión y
aumentando nuestros sentidos. Llegué a ser físicamente mucho más consciente de todo. Cada
caricia. Cada sensación. El sabor de él. La sensación de su pecho subiendo y bajando contra
el mío. El sonido de su corazón latía con fuerza. Yo sabía desde el momento que Ryan me
devolvió el beso que estaba experimentando las mismas cosas que yo.

No podía contenerme, abrí mis brazos detrás de su cabeza y dejé que mis manos exploraran
todos los músculos que había soñado sentir desde el primer momento en que los vi. En mi
tacto, Ryan aspiró por la nariz y lanzó un ruido en algún lugar entre un gemido y un gruñido.
Sus manos encontraron su camino debajo de mi camisa, con impaciencia explorando el
estómago y la parte baja de la espalda. Cuando sus dedos encontraron mi sujetador y él
instintivamente comenzó a quitarme la camisa, por fin recuperé mis sentidos y me alejé de
él.

Por un momento nos quedamos allí, respirando con dificultad. Mis ojos estaban muy
abiertos. Los suyos eran febril. “Bien”, dijo. Tomó una respiración profunda y se sacudió una
oleada de escalofríos. “Bien. Nosotros no estamos juntos más. Lo siento. Yo sé eso, sólo me
dejé llevar un poco ”.

Y yo no lo hice?

Después de un par de esas respiraciones de yoga cobardes que hacía a veces (iba a tener que
preguntarle sobre ellas) me sonrió. “Está bien.” Él juntó las manos. “Voy a ir a la duchas, y
luego vamos a llamar al Major Wilks y ver si las cosas están todavía en la fecha prevista.
Piensas que estás lista para hacer esto? ”
Después del paseo en montaña rusa con Ryan esta mañana, unos reporteros y algunas
pruebas médicas parecía fácil. “Estoy bien.”

Ryan podría haber adivinado mis pensamientos, porque me dio una sonrisa que mostraba
todos sus dientes. “Bueno.” Me guiñó el ojo. “Nos vemos en un rato, Sol.”

Carter no estaba bromeando acerca de mi nuevo estatus de celebridad. El vestíbulo de la


planta baja del hotel era un zoológico. El Mayor Wilks había llamado a los empleados del
hotel para ayudar con el control de multitudes. Oí el ruido en el momento en que salí de mi
habitación de hotel y centré mi vista en lo que estaba pasando a mi alrededor. El Mayor
Wilks se había encontrado con Ryan y conmigo en la puerta de mi habitación de hotel y
Johnny G. Campo corto y Smut nos estaban esperando en el vestíbulo.

Como hicimos nuestro camino hacia el caos, tiré de mi equipo. Había estado tratando de
evitar mi reflejo en toda la mañana, pero las paredes de espejos en el ascensor estaban
mostrando mi cara, justo antes de que tuviera que ser emboscada por decenas de reporteros.
Aparte del verde desagradable que era mi pelo natural, el mayor Wilks me había aconsejado
que no cubriera los moretones a la cámara. Mi cuello estaba rodeado con marcas de color
púrpura oscuro, en donde uno de los supersoldados de Donovan me había estrangulado. Se
veían peor ahora de día, ya que habían tenido tiempo de asentarse en la superficie de la piel.
Eran horrible.

Es cierto, sin embargo, los contactos azules hacían una gran diferencia; volvieron mis ojos en
un hermoso color verde brillante. Incluso si mi pelo ahora igualaba mis ojos parecía una
víctima de abuso, en general, el paquete era mucho menos sorprendente y sin los ojos
amarillos que me calificaban como verdadero monstruo.
Ryan me tomó de la mano cuando se dio cuenta de mi inquietud. “Me encanta el vestido,”
dijo, entrelazando nuestros dedos.

Miré hacia abajo en el vestido de verano con mangas y las sandalias que llevaba de color
púrpura, me senti tímida. “Es probablemente demasiado temprano en la primavera para
usarlo, pero ya se siente como verano en el desierto, y no pensé que estaría en los ojos de los
paparazzi cuando llené mi bolsa. Además, no hay mucho que pueda usar que no entre en
conflicto con mi pelo ”.

“Te ves caliente, Jamie. Créeme.”

Aspiré. Como si pudiera confiar en su dictamen sobre este asunto. “tú estás totalmente
cegado.”

“Entonces, ¿qué si es así? Mi opinión es la que más importa, y lo digo te ves muy bien ”.

No sabía cómo lo hizo, pero yo estaba sonriendo cuando entré en el vestíbulo. Flashes se
dispararon de inmediato, y provenían de las puertas delanteras. La multitud se había
mantenido fuera del edificio.

Campo corto y Smut me recibieron con saludos profesionales “Buenos días, señorita Baker”
que me tenian resoplando y rodando los ojos. “Me gustan más cuando cuando están siendo
desagradables.”

“Lo siento, señorita Baker. Es parte del trabajo ”, dijo Smut.


“Pero prometemos que vamos a volver a ser soldados desagradables inmaduros tan pronto
como su seguridad ya no sea un problema,” Campo corto añadió con un guiño.

Todos nos reímos, y era justo lo que necesitaba para relajarme de verdad. “¿Así que, cuál es
el plan?”

Mayor Wilks dejó a Johnny G explicar. “Son unas dos cuadras a pie desde aquí hasta el
centro de cáncer.”

“¿Vamos a caminar? En medio de eso?“ Miré hacia afuera. Si caminamos, estarían


siguiendonos todo el camino.

“Conducir y la perder su entorno de comunicación podría dejarte vulnerable a un ataque de


los supersoldados. Lo más probable es que Donovan enviará a su socio a la prueba de hoy
para acercarse a usted en privado, pero todavía hay la posibilidad de que esté a la espera de
que estés sola y va a tratar de secuestrar de nuevo. ”

Suspirando, maldije a Donovan. “Bien. Terminemos con esto.”

Nos dirigimos hacia las puertas cuando, de repente, una chica se levantó de un sofá en el
vestíbulo y corrió hacia mí. “Becky?”, Preguntó Ryan, al mismo tiempo que la chica me
abordó. “¿Qué estás haciendo aquí?”

“Jamie!” Chilló ella, con sus brazos alrededor de mí. “No puedo creer que seas tú!” Ella me
apretó con tanta fuerza que no podía respirar.

“¿Um hola?”
Ella se retiró y se limpió las lágrimas ahora que fluian de sus mejillas. “Lo siento. Sé que no
me recuerdas, pero eres mi mejor amiga en todo el mundo. Éramos compañeras de cuarto en
la universidad cuando desapareciste, y cuando le dispararon a Ryan, y cuando fuiste
secuestrada, en serio me asusté. ”

Todavía estaba mirando a la niña cuando ella se volvió y dio un puñetazo en el brazo a Ryan.
“La encontraste, y no me has llamado! Me enteré por las noticias, idiota! ”

Ella le gritó, pero no sonaba tan molesta. Y estaba apretandolo en un abrazo tan fuerte como
en el que me había recibido. Él la abrazó, haciendo una mueca. “Lo siento. Las cosas han
sido un poco de locos ”.

“Puedo imaginarlo. Eso no es una excusa, pero apuesto a que ha sido difícil”.

Cuando dejó ir a Ryan, me sonrió de nuevo. Cuando Forcé una sonrisa y una onda muy
incómoda se estableció, las lágrimas le llegaron de nuevo. “Ella realmente no recuerda,”
susurró. Dio un paso hacia delante de nuevo, un poco más tímida ahora. “Hola. Soy Becky.
Lo siento por el ataque. Me prometí que iba a mantener el control, pero entonces te vi, y
estás realmente aquí, y yo no lo puedo creer.” Se mordió el labio y me dio mueca de dolor.
“Lo siento, ¿puedo abrazarte de nuevo?”

No esperó una respuesta. Le devolví el abrazo esta vez, con una leve sonrisa. Su
preocupación y emoción me tocaban.

“Beck, ¿qué haces aquí?”, Preguntó Ryan de nuevo.

“¿Estás bromeando? Mi mejor amiga volvió de entre los muertos y tiene amnesia. Ella me
necesita. Cuando vi el informe de prensa de ayer, y cuando tú no contestaste el teléfono”-
Ella hizo una pausa para dar una mirada a Ryan, que decía que estaba en un gran problema
“Llamé a tu amigo reportero para preguntar dónde estaban ustedes “.

“Y te montaste en un avión?”

Becky se encogió de hombros. “Carter reconoció mi nombre. Él sabía que yo era la mejor
amiga de Jamie. Se ofreció a volar conmigo hasta aquí si yo estaba de acuerdo a una
entrevista. Me acompañó hasta el hotel ”.

Como era de esperar, Carter estaba allí, sonriéndome mientras que un tipo con una cámara
junto a él estaba filmando la escena completa. “Sinvergüenza” Le dije. Pero no podía
mantener una cara seria.

Sacudiendo la cabeza, di gracias a Becky por venir a verme y luego volvi a mirar a los ACE.
Una mirada fue suficiente para conseguir la bola rodando otra vez, y dio un paso fuera
enfrentando al caos con Ryan y Becky flanqueandome a cada lado.
Los ACE me rodeaban como si fueran una especie de escolta de los servicios secretos, era
ridículo teniendo en cuenta que si cualquiera de los super soldados de Donovan apareciera,
yo sería quien los proteja a ellos. Mientras hacíamos nuestro camino por la calle debdos
bloques hacia el hospital, traté de escuchar cualquier cosa sospechosa, pero la multitud era
demasiado fuerte. No podía dar sentido a nada más allá del caos de los reporteros gritando
preguntas hacia nosotros.

Tenía la esperanza de que el Major Wilks tenía razón sobre Donovan no queriendo hacer
sonar su cubierta, ya que en la parte superior de los medios de comunicación de nuestro
entorno se había reunido un poco de una multitud con ganas de ver lo que estaba pasando.
No me gustaba. Escaneando en el mar de curiosos, frunci el ceño ante Ryan. “Hay un
montón de gente inocente aquí que podrí salir lastimada si se desata una pelea.”

Ryan tomó mi mano y le dio un apretón. “Todo irá bien, Jamie.”

Cuando tomó mi mano, los reporteros que nos seguían por la calle se volvieron locos y
comenzaron a gritar más preguntas a nosotros sobre nuestra relación. Estaba a punto de
decirle a todos ellos donde podrían empujar sus preguntas cuando Becky dijo, “Es tan bueno
verlos a ustedes juntos de nuevo.”

Arranqué mi mano de Ryan. “No estamos…”

“Y es especialmente bueno ver a Ryan feliz de nuevo.”

No pude terminar la frase.


Becky suspiró. “Un mundo en el que Ryan Miller no está sonriendo es simplemente
incorrecto.”

Ryan respondió con una sonrisa tan ancha que mis mejillas dolían de mirarlo. La sonrisa era
torpe, pero también era cien por ciento real. Estaba, literalmente, tan feliz que no podía
contenerse. Por mucho que intentaba que no salga de mí, no pude contener la risa. Becky lo
perdió, también. Ryan lanzó sus brazos alrededor de las dos y nos metió a cada una en sus
lados. “Esto es vida”, bromeó, sonriendo para todas las personas con cámaras. “Mis dos
chicas favoritas en mis brazos, riendo como en los viejos tiempos.”

Cuando habló al pueblo los medios de comunicación, se volvieron locos de nuevo. Puse los
ojos en Ryan y tenia una sonrisa por el esfuerzo. Amaba la atención.

Paramos en una esquina enfrente del hospital y tuvimos que esperar a que el semáforo
cambie. Cuando pulsé el botón para el paso de peatones, Becky tomó mi mano y frunció el
ceño hacia abajo a mis dedos desnudos. “¿Dónde está tu anillo?”, Preguntó. “Me muero por
verlo.”

Por un momento no tenía ni idea de lo que estaba hablando. “¿Anillo?”

“Tu anillo de compromiso. Desapareciste antes de que tuviera la oportunidad de verlo ”.

Ella me dio un encogimiento de hombros tímida y se mordió el labio. El intento de controlar


su excitación era inútil. Sus ojos la delataban. Yo, por otra parte, me encogi. “Lo siento,”
murmuré. “Vas a tener que pedírselo a Ryan. Se lo devolví el otro día ”.
Mi cara se calentó por la forma en que los ojos de Becky se ensancharon. “Le dijiste que
no?”

Ryan se rió y tiró de mí con más fuerza contra su costado. “Está bien”, prometió, disparando
a Becky un guiño. “Tengo el anillo escondido en algún lugar seguro. Voy a ponerlo de nuevo
en su dedo lo suficientemente pronto ”.

La conversación puso los medios de comunicación en un frenesí de nuevo. Un millón de


preguntas fueron lanzadas contra mí.

“Terminaron su compromiso?”

“¿Está roto?”

“¿Por qué no están saliendo?”

“¿Tienen planes de seguir siendo amigos?”

Todos querían una respuesta, pero yo no sabía qué decir. ¿Por qué me siento culpable de
repente? La culpa me molestó. No debería sentirme culpable. ¿Cómo es que nadie podía
entender que por tan encantador como podría ser Ryan, era un extraño? “Por supuesto,
nuestro compromiso está roto,” espeté.

Riendo, Ryan me apretó, como para calmarme, y me besó en la mejilla. “Sí, el compromiso
está roto,” dijo a todos los reporteros por sorpresa. Él me sonrió y añadió, “temporalmente”.
Los reporteros estaban encantados de tener a Ryan jugando para ellos. “No los podría
explicar?” Preguntó uno de ellos.

Miré a la mujer. “¿Qué hay que explicar? No tengo recuerdos de Ryan, prometido o no. Yo
no lo conozco. Es un extraño para mí ”.

Ryan se encogió de hombros. “Tecnicismo menor.”

El reportero le sonrió a Ryan, pero se alejó de él y Me burlé. “¿Me estás tomando el pelo?”

La sonrisa de Ryan se duplicó. “Nunca bromeó acerca de nuestra relación, Jamie.”

Se volvió hacia la cámara y negó con la cabeza. “No me importa. Ella siempre ha sido un
poco pesimista. Pero yoestoy seguro. Ella no me conoce todavia, pero yo la conozco. Yo sé
cómo hacer que se desmaye. Hice que se enamore de mí una vez; Puedo hacerlo de nuevo. ”

Se acercó a mí otra vez y deslizó su brazo alrededor de mi cintura, sonriendo para las
cámaras. “De hecho, ella ya es mi novia.” A medida que mi boca se abrió, tomó mi mano y
la besó. “Estamos oficialmente juntos de nuevo. Sólo que no lo saben … todavía ”.

Tomó todo mi esfuerzo no freírlo. Yo tenía que conformarme con tirar de mi mano de sus
labios. “¿De qué estás hablando? No somos una pareja.”

“Nena”. Ryan me lanzó una mirada herida. “¿Qué quieres decir? Por supuesto que lo somos.
Te pedí que fueras mi novia esta mañana ”.

“No he dicho que sí!”


“Pero no dijiste que no.”

Quería tirar de mi pelo. Podía ser tan exasperante. “Me diste un beso antes de que tuviera la
oportunidad.”

Ryan cruzó los brazos sobre el pecho y me dio una mirada que sugería que iba en serio. “Tú
me devolviste el beso. Y mucho. Me imaginé que era un sí ”.

Dispuesta a no sonrojarme, iguale su postura. “Bueno, no lo fue.”

“Así que era demasiado.” Miró a todas las personas con cámaras y les hizo un gesto de
confianza. “Estamos completamente siendo una pareja.”

Todos se rieron.

Freí el semáforo.

El tráfico se detuvo cuando las luces se apagaron, y aproveché, pisando fuerte en la calle sin
esperar a mi novio autoproclamado o su nuevo club de fans. Su risa me siguió todo el
camino hasta la entrada principal del hospital.

“Toma una respiración, Ángel,” Johnny G dijo entre dientes, después de haberme seguido el
paso cayendo a mi lado cuando me había ido dejando a Ryan atrás. “Tú no quieres freír las
luces en un hospital.”

Estuve sobria inmediatamente. Johnny G tenía razón. Había un millón de cosas que podrían
salir mal si perdía el control aquí. No quería un cortocircuito en cualquier máquina que
servía para mantener viva a la gente. “Gracias.” Dejé escapar un suspiro. “¿Ha sido así de
molesto todo el tiempo?”

Carbón, que estaba pegado a mi otro lado, se rió. “Peor.”

Suspiré.

“Hay que admirar su tenacidad, sin embargo,” dijo Johnny G cuando doblamos una esquina,
pasando el mostrador de recepción sin parar. Al parecer, él ya sabía a dónde íbamos. “Él ha
sido incesante desde el momento en que se reunió contigo.”

“Pensé que estaba loco,” Smut admitió. “Después de escuchar la historia de Carter y ver el
cráter que dejaste en Nevada …” Smut silbó y negó con la cabeza. “Todo el mundo pensaba
que estabas muerta, pero se negaba a aceptarlo. Estábamos buscando a Donovan. Él te estaba
buscando a ti. Y, en última instancia, que es la que se encuentra. Ryan fue el que pensó en
hablar con Edwards y lo obligó a decir los nombres de posibles socios de Donovan. No te
habríamos encontrado sin él ”.

Johnny G me dio un codazo. “Él es un buen tipo, Ángel, y está loco por ti. Debes darle una
oportunidad ”.

La voz burlona de Becky resonó detrás de mí. “Oh, lo hará. Ryan tiene una suerte para
salirse con la suya ”.

Cuando todos miramos hacia atrás, Becky y Ryan estaban caminando justo detrás de
nosotros. Ryan hizo un guiño a mí, obviamente, había escuchado la mayoría, si no todo, de
nuestra conversación.
Giramos en otra esquina y me topé con una parada. Frente a nosotros había un par de puertas
de aspecto preocupantes que necesitan una insignia para pasar. Aunque sabía que los
médicos probablemente no serían capaz de ayudarme, que esto era sólo un ardid para atrapar
a Donovan, todavía me sentía como si mi destino me esperase en el otro lado de esas puertas.

Un jadeo suave llamó mi atención sobre una pequeña sala de espera a mi izquierda. Reconocí
a la pareja que se había puesto de pie y se sostenían el uno al otro como si temieran
quebrarse, a partir de fotos de Ryan me había mostrado. Las otras entradas de control estaban
esperando con ellos y me sonrieron, pero no podía apartar la mirada de mis padres.

-Mi-mamá, la mujer de voz ronca dijo “Jamie”. Ella extendió las manos para mí, pero no me
podía mover. Estaba congelada en mi lugar, mis piernas para nada dispuestas a cooperar. No
podía respirar, tampoco. El tiempo pareció detenerse mientras nos estudiábamos entre sí
desde el otro lado del área pequeña.

Mi padre era un hombre alto, gigante con enormes hombros anchos; pelo gris desaliñado;
profundos ojos azules; y una barba bien recortada. Mi madre era una mujer de fina brizna de
ojos azules, alta, de cabello. Parecía delicada, una versión más antigua de la reina de belleza
que Ryan me dijo que había sido una vez.

Yo era una buena mezcla de los dos. Yo era alta y delgada, como mi madre, pero no en todos
ralo. A pesar de que tenía una excelente figura, todavía era robusta, como mi padre-entonada
y atlética. Parecía prudente decir que me parecía más a mi padre, pero a juzgar por las
lágrimas en el rostro de mi madre y sus sollozos, todavía era la hija de mamá.

Ryan me cogió la mano, rompiendo el silencio que se había apoderado de todo el grupo. Fue
valiente de su parte. Yo estaba lo suficientemente molesta. Que podría haberlo herido. Pero
era como si mi poder fuera más consciente que yo, como si inconscientemente lo necesitaba
y mi poder lo sabía y nunca le haría daño. Tal vez él sabía eso, también. Dio un apretón a mi
mano. “Vamos, Jamie. Te voy a presentar ”.

“Jamie,” mi padre susurró. “Eres tú realmente.”

Cuando oí la emoción en su voz, finalmente me di cuenta de que había lágrimas agrupadas


en sus ojos también. Tragué un nudo de emoción y deseé que mi voz no temblara. “Supongo
que sí. Eso es lo que todo el mundo me dice, de todos modos ”.

Los ojos de mi padre finalmente se extendieron, y los sollozos de mi madre dejaron de ser
tranquilos. Mientras miraba a mi padre tirar de mi madre en sus brazos, consolándola,
envolví mis brazos alrededor de mí. La mujer tenía el corazón destrozado porque no podía
recordarla.

Una mano suave cayó a mi espalda, y luego Ryan dijo, “Jamie, estos son Linda y Stan Baker.
Tú los conocías mejor como mamá y papá ”.

Sin saber qué más hacer, estiré mi mano. Mi madre la ignoró y echó los brazos alrededor de
mí, aplastandome en un fuerte abrazo, desesperada. Ella era mucho más fuerte de lo que
parecía. “Ay, amor!”, Exclamó. “Estas viva. No puedo creer que estés viva. Te hemos
echado mucho de menos ”.

Mi padre dio un paso adelante y envolvió sus brazos gigantes alrededor de las dos,
apretandome como si él planeara nunca dejarnos q cualquiera de nosotras. No dijo nada, y yo
sospechaba que era porque no podía. Todo su cuerpo temblaba mientras me sostenía. Por
último, atrapada en este abrazo de grupo, me di cuenta que si los recordaba o no, estos eran
mis padres. La alegría que sentían al tenerme de vuelta en cualquier condición era innegable.
Su amor por mí era incondicional, y se me rompió el corazón endurecido. Agrietado de par
en par. “Mamá. Papá.“ hice un mar de lágrimas que rivalizaban con el mi madre. “Lo siento,
no puedo recordarlos.”

“No lo sientas, cariño,” mi padre susurró, con la voz gruesa. “No nos importa. Estamos
contentos de que estás a salvo ”.

“Te queremos, Jamie,” dijo mamá. Se puso a sí misma fuera del abrazo y se secó los ojos.
“Hemos pasado por cosas peores. Vamos a salir de esto, también ”.

Cuando mi madre me dejó ir, mi padre me abrazó aún más fuerte, apretándome en un abrazo
de oso que probablemente habría dañado a una persona normal. Pero no era normal, y este
hombre lo sabía. No le importaba lo fuerte que me apretó. Por extraño que parezca, el hecho
de que él no fuera suave me consoló.

Apoyando mi cabeza en su hombro, lo abracé de vuelta, aunque tuve que tener cuidado de no
hacerle daño a él, y respiré profundamente, memorizando su olor. Mi madre empezó a llorar
de nuevo, y me volví justo a tiempo para ver que como ahogaba a Ryan en un afecto
maternal. Ella estaba apretándolo tan duro, justo como se había aferrado a mí, y aunque ella
estaba susurrando en voz baja, no tuve ningún problema para escuchar sus expresiones de
agradecimiento llorosos. “Me prometiste que ibas a encontrar ella, y lo hiciste. Trajiste a mi
hija de nuevo a mí ”.

“Por supuesto que sí,” Ryan susurro. “No podría vivir sin ella más de lo que uste podría.”

“Yo sé, cariño, lo sé.”

Por la forma suave en que se hablaban el uno al otro me hizo sentir culpable por espiarlos en
su momento privado, pero no podía alejarme de la conversación. Mi madre claramente
amaba a Ryan. Sin embargo, no estaba ni un poco sorprendida por eso. Quién no amaban a
Ryan Miller?

“Y no te preocupes por sus recuerdos,” dijo mi mamá, una vez más recuperando el control de
sus emociones. “No vamos a dejar que te olvide. Tú eres parte de ella tanto como nosotros ”.

Por una vez Ryan no bromeó . Ni siquiera esbozó una sonrisa. Su cara era tan seria como
jamás la había visto cuando respondió: “No estoy preocupado por eso, Linda. No la encontré
sólo para alejarme de ella. ”

Mi madre le dio a Ryan una sonrisa acuosa y luego lo besó en la mejilla y lo abrazó de
nuevo.

Mi padre me apretó, rompiendo mi atención de ellos, y él me sonrió con un brillo burlón en


sus ojos. “Apuesto a que ha sido un poco abrumador, ¿eh?”

Sorprendida, solté una risa. “Sólo un poco.” Pero entonces vi abrazar a mi madre de nuevo y
suspiré. “Lo creas o no, creo que se ha tratado de contenerse. Pero él no es muy bueno en eso
”.

Mi padre se rió entre dientes. “Sé buena con él, querida. Estoy seguro de que está tratando.
Él te ama tanto como nosotros lo hacemos ”.

“Sí, lo hace,” mi madre estuvo de acuerdo, ella y Ryan se unieron a nosotros una vez más.

Ryan me dio una sonrisa cursi que simplemente tenía que poner los ojos. Disfrutaba siendo
defendido por mis padres, un poco demasiado.
El Mayor Wilks disolvió la reunión familiar. “Yo sé que ustedes no han tenido mucho
tiempo juntos, pero es mejor que nos pongamos en marcha.”

Asentí con la cabeza, y el Dr. Rajeet finalmente dio un paso adelante para saludarme.
Después de una breve introducción, nos llevaron a través de las puertas cerradas de mal
agüero a algún tipo de quirófano que tenía una ventana de observación por encima de ella.
Detrás de la ventana había unas cuantas filas de asientos. El Dr. Rajeet señaló al vidrio. “Esa
habitación es por lo general para que los estudiantes de medicina observen diferentes
procedimientos. Su familia y escolta militar son bienvenidos para ver todo lo que hacemos a
partir de ahí. También serán capaces de escuchar ”.

Antes de que pudiera decir nada, el mayor Wilks intervino para discutir. “Quiero al menos
dos de mis hombres en la misma habitación que la señorita Baker, en todo momento,
doctor.”

Después de un cuidadoso escaneo a mi pequeño grupo de escoltas armadas una vez más, el
Dr. Rajeet forzó una sonrisa y asintió. “Con las pruebas que vamos a hacer hoy, no debería
ser un problema.”

Mi corazón se aceleró en la palabra P , con miedo. “¿Qué tipo de pruebas me van a hacer?”

Um, sí, mi ansiedad era evidente. Mi padre me apretó firmemente, y la cara del Dr. Rajeet se
suavizó, sus ojos transmitían comprensión y simpatía. Su voz suave y gentil era muy
reconfortante. Si no temiera a las pruebas de laboratorio tanto, probablemente confiaria en el
hombre. “Debido a su actividad y el daño del tejido cerebral, nos gustaría hacer un extenso
examen neurológico. Queremos asegurarnos de que la cantidad anormal de impulsos
eléctricos en el cerebro no es lo que causó el daño a los tejidos. Queremos asegurarno de que
no termine con más daños”.
Guau. No había pensado en esa posibilidad. No pensé que ese era el caso, teniendo en cuenta
que había estado bien antes de la explosión, y no parecía estar empeorando. Pero si era
posible que mi energía eléctrica era capaz de freír mi cerebro sin tener que tirar ka cantidad
de energía nuclear que había utilizado para hacer estallar Visticorp, lo quería saber. No
obstante, un examen amplio sonaba mal.

“¿En qué consiste un examen neurológico? Al igual de qué tipo de pruebas estamos
hablando? ”

El Dr. Rajeet volvió a sonreír. “Todas las pruebas son libres de riesgos y sin dolor, en su
mayor parte. Algunas de las pruebas neurológicas pueden causar un poco de incomodidad,
pero nada doloroso. Y tú puedes tener a tus padres o a alguien más de confianza contigo, si
eso ayuda a aliviar algo de tu aprehensión. ”

“Quiero que Ryan se quede conmigo.”

Las palabras salieron volando de mi boca antes de que yo las hubiera pensado, las dije tan
rápido que cada persona en la habitación sonrió o rió. La risa de Ryan era suave, pero la
chulería en ella era inconfundible. Encontré su sonrisa con una mirada más enojada, pero su
confianza nunca vaciló. “Estás actuando como una novia en este momento, Jamie. ¿Lo
sabes?”

Fue implacable. Y frustrante. Y tan en lo correcto. Finalmente dispuesta a admitir lo


inevitable de un futuro con Ryan, cedí. Estaba cansada de luchar contra él. Pero mi orgullo
no me permitía tomar mi derrota con gracia. “Uf, muy bien! Puedes decir que eres mi novio,
si es necesario. Sólo ven conmigo y asegurate de que no me asuste allí ”.

Una aclamación resonó alrededor de nosotros cuando todos los ACE abuchearon, animando,
aplaudiendo y silbando. Tanto como podian mantener una conducta profesional durante una
misión. Llegué a nuevos niveles de vergüenza.

Esperé ver a Ryan a regodearse, pero su arrogancia desapareció por una vez. Cuando él me
tiró lejos de mi padre y tomó mi cara en sus manos, él era todo dulzura. La única cosa que vi
en su expresión era alegría. “Esa es mi chica”, susurró, y luego me dio un corto beso, suave,
dulce. “Vas a estar bien hoy. Lo prometo.”

Cuando me di cuenta de que yo le creía, suspiré ante la derrota y entrelace nuestras manos
juntas. “Gracias.”
Y estaba vestida de nuevo con la estúpida bata de algodón. Me senté en la mesa y al menos
ésta era de papel menos arrugado y Ryan estaba a mi lado. Había una silla para él a lo largo
del lado de la habitación, pero hasta que le dijeron que se fuera del camino, no me iba a dejar
ir de la mano.

El Dr. Rajeet regresó con siete médicos, a quien presentó como estimados colegas y los
absolutamente mejores del mundo en la atención neurológica. Todos ellos me dieron miedo,
pero podría haber sido debido a que uno de ellos probablemente era más que un científico
loco, era un loco en sociedad con James Donovan, quien estaba desesperado por capturarme
para sus experimentos de laboratorio. Afortunadamente, el Dr. Rajeet sería el que en realidad
el que me administraría las pruebas. Los demás estaban allí sólo para ayudar, observar y tirar
su granito de arena cuando sea necesario.

Comenzaron con las muestras simples, cosas de la sangre, la orina y de ADN. No sabía lo
que esperaban encontrar en mi sangre que me ayudaría a recuperar mi memoria, pero me
quedé callada y dejé que ellos tengan su diversión. Ryan y yo habíamos contenido el aliento
cuando habían sacado la aguja. Yo era fuerte, pero para mí mala suerte no era impenetrable.
Ningún, hombre con la piel de acero, para mí. No había estado segura hasta entonces.

Luego vino otra resonancia magnética, tomografía computarizada y EEG. Los que no me
asusto, ya que los había hecho antes. Pero después de eso, ellos se pusieron un poco más
creativos.

“Espera, espera, espera, ¿qué es eso?”, Pregunté cuando uno de los nuevos médicos entregó
una jeringa al Dr. Rajeet. “Tomar una muestra de sangre es una cosa, pero no vas a
inyectarme algo.”

Todos los médicos se echaron hacia atrás ante mi arrebato, especialmente el médico que
había llevado el líquido no identificado que quería inyectar en mi cuerpo. El Dr. Rajeet paró.
“Señorita Baker, le aseguro que esto es seguro. Nos gustaría realizar una exploración PET
simple”.

“¿Qué significa?”

Él levantó la aguja. “Significa algún examen médico estándar que se utiliza para resaltar los
tumores y el tejido enfermo. También se puede medir el metabolismo celular y / o tejido, y
mostrar el flujo sanguíneo en el cerebro”.

Suspiré. Él dijo que era normal, pero todavía no me gustaba el aspecto de la aguja. Miré al
hombre que había dado al doctor Rajeet la jeringa. Sería él el socio de Donovan? Pudo haber
intercambiado las agujas cuando nadie estaba mirando y reemplazarla con otra cosa que me
podría perjudicar?

Como si hubiera leído mis pensamientos, Ryan me apretó la mano. “Está bien, nena. Deja
que los médicos hagan su trabajo. Es por eso que nos encontramos aquí”.

No es que, lo que dijo me convenció en absoluto, pero lo dijo con tanta garantía. ¿Y quién
puede decir que no a esa cara? En serio, ¿quién? De mala gana, sostuve mi brazo frente al
Dr. Rajeet. Observé en silencio mientras esteriliza mi parte interna del codo, y contuve la
respiración mientras se bombea el líquido en el cuerpo. Sentí su extraña frescura viajar por
mi brazo. “¿Qué es eso?”
Los ojos del Dr. Rajeet se iluminaron. “Es una mezcla de isótopos radiactivos especiales que
se unirán con ciertos productos químicos que fluyen en su cerebro. Ahora, descansa.”.

Ryan comenzó a ayudar a tumbarme en la cama, pero me detuve a preguntar. “¿Acaba de


decir radiactivo?”

Ryan me empujó hacia atrás. “Nena, acuéstate.”

“Él sólo me bombeo una jeringa llena de material radiactivo!”

El Dr. Rajeet sonrió mientras ajustaba una especie de máquina por encima de mí.
“Completamente inofensivo, se lo aseguro. Estos escáneres serán capaces de detectar los
rayos gamma”

“Los rayos gamma!” Me levanté de nuevo. “Oh diablos, no.”

“Señorita Baker, por favor, trate de relajarse.”

Ryan puso sus manos en mis hombros.

“Los rayos gamma, Ryan. El hombre acaba de decir los rayos gamma”.

Todos los médicos en la habitación rieron ante mi reacción, pero no me hacía gracia. Mi vida
ya era lo suficientemente cómica sin isótopos radiactivos y rayos gamma.

“Es perfectamente seguro, señorita Baker. Utilizamos esta prueba para evaluar a los
pacientes con trastornos convulsivos que no responden al tratamiento médico, y para los
pacientes con ciertos trastornos de la memoria. Puede ayudar a determinar cambios en el
cerebro después de una lesión. Podríamos aprender más acerca de su condición. Por qué
sucedió, cómo, si todavía está sucediendo, o si es probable que ocurra de nuevo”.

Eso medio me calmó. Sonaba como jerigonza médica, pero al menos se trataba de mi
memoria. Y no me gustaba la posibilidad de cualquier daño cerebral más adelante, no
muchas gracias.

Ryan se aprovechó de mi vacilación y suavemente me empujó hacia atrás hasta que estuve
tumbada en la cama del hospital. Me bajó la mano a los labios. “Tienes que confiar en él.”

Lo atraje hacia mí para que pudiera hablar en un susurro. “Bien, pero tú dijiste que yo obtuve
mis poderes en residuos tóxicos. ¿Qué pasa si ya soy radiactiva? ¿Qué pasa si los rayos
gamma que detectan no son normales? ¿Qué pasa si se den cuenta de mi secreto? ¿Y si lo
que acaban de bombear en mí, reaccionan mal con lo que ya hay en mi sistema? ”

Pude ver que lo tenía perplejo. Con el ceño fruncido por la preocupación. Pero antes de que
cualquiera de nosotros pudiera hacer cualquier tipo de decisión, Ryan se apartó de mí y me
introdujeron el tubo grande blanco de una máquina que había usado para hacer mi
tomografía computarizada y la resonancia magnética.

Podría haber acabado con esto. Podría haberlos obligado a detenerse. Pero eso sería más
sospechoso que cualquier otra cosa, así que traté de relajarme. Hubo unos momentos de
silencio, y luego la gente empezó a jadear. “¿Qué diablos?” Preguntó alguien, mientras que
otro susurró, “¿ven eso.”

Cada persona médica en la sala rápidamente se acercó por algún monitor para curiosear y
mirar. “Es imposible”, dijo alguien.
“Más imposible que su actividad cerebral?” Desafió el Dr. Rajeet.

“¿Qué le pasó a esta pobre joven?”

“¿Cómo puede estar viva con esta cantidad de radiactividad en el cerebro?”

“No es sólo su cerebro,” el hombre que había dado el doctor Rajeet la aguja de basura
radiactiva, dijo. “Mira. Está en todas partes.”

Ellos miraron por todo el cuerpo y no sólo la cabeza. Bajo el escáner, mi cuerpo estaba en
llamas con el color vibrante. Mi teoría debe haber sido correcta. Yo era un cubo andante de
residuos tóxicos radioactivos hablando.

Si bien los médicos continuaron maravillándose, con mi juego de palabras exploraciones


estilo libro-cómic totalmente intencionada empecé a flipar. Esto no era bueno. Mi ataque de
pánico fue interrumpido por otro grito en voz alta. “No puede ser.” Alguien observaba una
computadora y comenzó a escribir a la distancia. Ryan murmuró una maldición al igual que
el médico volvió a jadear. “Es ella. Yo no lo creo. Esta joven es Ángel de Chelsea! ”

Haciendo eco de la maldición de Ryan, me arrastré fuera de la máquina de escáner. El


médico se había detenido a buscar fotos de mí en Internet como Ángel de Chelsea. El color
del pelo y máscara para los ojos realmente no hicieron mucho para ocultar mi identidad.
Obviamente era yo. “Es hora de irse,” le dije a Ryan.

No espere una respuesta antes de agarrar su mano y arrastrarlo hacia la puerta. El médico que
me había reconocido corrió frenéticamente para bloquear mi salida de la sala. “¡Por favor
espere! ¡Espere! ¡Espere! ¿Sabes quién eres?”
Lo miré. “Lo siento. Este examen ha terminado”.

“Señorita Baker, por favor. Tiene una total confidencialidad médico-paciente. No se lo


diremos a nadie”.

“No, usted no lo hará”, la voz profunda y poderosa del Mayor Wilks se disparó. Él y los
otros ACE habían irrumpido en la sala de examen, armas en mano, listo para actuar.

Aspiré. “No es que me sienta muy contenta de que mi secreto salga a la luz, pero ¿Qué es lo
que ustedes van a hacer, perder a los mejores médicos neurológicos del país para mantener
mi secreto a salvo?”

Al Mayor Wilks no le hizo gracia. Después de darme una mirada a la que yo rodé los ojos, se
dirigió a todos los médicos aturdidos. “La identidad del Ángel está clasificado y considerado
como un asunto de seguridad nacional. Si se filtra, vamos a averiguar quién lo filtró y vamos
a tratarlo como un acto de traición unido con el castigo más severo”.

¿Traición? “Aw, Mayor, no tenía ni idea de que le importaba tanto.”

“Señorita Baker.”

Nunca había oído a un hombre sonar más exasperado. “Lo siento. No puedo evitarlo. El
sarcasmo es mi mecanismo de defensa cuando estoy nerviosa. Y es seguido de cerca por la
violencia, por lo que realmente debería estar agradecido que estoy haciendo chistes en lugar
de volar cosas, porque estoy asustada en serio en este momento. ”

El Dr. Rajeet dio un paso adelante, mirándome con asombro total. “Señorita Baker, no tiene
nada que temer de nosotros. Por favor, no hay necesidad de salir. Tenemos tantas preguntas.
Podríamos aprender mucho sobre el cerebro humano y lo que es verdaderamente capaz de
usted”.

Adiós, al sarcasmo. Hola, rabia. “No voy a ser su experimento de Ciencias! Así es como
terminé en este lío en primer lugar. Sólo quiero mis recuerdos. ¿Se puede o no se puede
recuperarlos para mí? ”

El grupo de médicos se miraron entre ellos y luego cada uno dándome miradas derrotadas.

Cerré los ojos y respiré profundo. Hubiera sabido que esta sería la respuesta. Yo sabía que
hoy estas pruebas no eran sobre cómo recuperar mis recuerdos. Todavía me sentía dolida.
“He terminado.”

“Pero señorita Baker-”

“No. No puedo seguir con esto. Si no hay ninguna posibilidad en absoluto de que recupere
mis recuerdos, entonces no tiene sentido que esté aquí”.

“Jamie”, Ryan comenzó.

“No. He hecho lo que vine a hacer aquí”.

Si la pareja de Donovan se iba a mostrar, entonces él ya estaba en esta sala. Yo viniendo a


causa de mis recuerdos y negándome a ser examinada sólo por el gusto de hacerlo, sólo
funcionaría en mi favor. Me encontré con los ojos del Mayor. Él parecía compartir mis
pensamientos. “Muy bien, Ángel.” Él envió una última mirada al Dr. Rajeet. “Estás
absolutamente seguro de que no hay nada que se pueda hacer?”
Con un pequeño movimiento de cabeza, el Dr. Rajeet suspiro. “Lo siento.”

“Está bien, entonces.” Él hizo una señal a las entradas de control ordenando a todos salir de
la habitación. “Vamos a dejar que la señorita Baker, se ve cansada, y luego vamos a llevarla
de vuelta al hotel y hablar de sus planes para el futuro.”

…..

Una vez en el cuarto de baño donde yo era capaz de cambiar de nuevo en mi ropa, mis
nervios se establecieron un poco. Era tranquilo allí, y en calma. Estaba sola por primera vez
en lo que parecía días. Me encontré deseando tener varias capas más de ropa para ponerme,
porque me había deslizado en mi vestido y sandalias en muy poco tiempo.

Me dolía el cuerpo y la cabeza me latía de repente. No estaba lista para volver allí. No estaba
preparada para enfrentarme a la realidad, hacer frente a las preguntas y a los medios de
comunicación, hacer planes para el futuro, o preocuparme por Donovan. Así que muchas
personas estaban esperando por mí ahora. Después de meses de reclusión, simplemente no
podía soportarlo.

Tenía que salir de aquí. Necesitaba estar lo más lejos de este lugar como sea posible. Tenía
que salir sin que nadie me viera. Necesitaba escapar.

Un golpe en la puerta me sacó de mis pensamientos. “Jamie? ¿Estás bien ahí dentro? Han
sido quince minutos”.

¿Quince minutos? ¿Cómo en el mundo habían estado aquí durante quince minutos? La
recopilación de mi enfoque me tomó una cantidad insana de esfuerzo-Me aseguré de que
estaba presentable y salí del baño. Ryan esperó por mí con una mirada de preocupación en su
rostro. Mis padres estaban detrás de él.

“¿Está todo bien?”, Preguntó Ryan.

Una vez más, tuve que recoger mi enfoque. Me sentía como si mi cerebro estuviera
completamente empañado. Volviéndose loco por los isótopos radiactivos y los rayos gamma.
“Estoy bien, sólo…”

Mi voz se apagó. No estaba bien. Tenía que salir. Ahora. Escapar.

“Jamie?”

“No es nada… yo…” No podía respirar. Estaba empezando a sudar. “Tengo que irme.”

Di un paso atrás y Ryan y me agarró la mano. “Nena, ¿qué te pasa?”

“Nada.” ¿Qué estaba pasando? el agarre de Ryan se sintió tan bien, tan correcto. Pero cuando
miré hacía a él, todo lo que sentía era el pánico y la necesidad de correr.

Yo iba a explotar si no salía de aquí ahora mismo. Tirando de la mano de Ryan, corrí hacia la
salida. Pero no cualquier orificio de salida, a la salida del personal, por la parte trasera. Tenía
que salir de aquí sin ser visto.

“Jamie?”

“¿Nena?”
“Señorita Baker?”

No hice caso de todos.

“Jamie!”

Las personas se apresuraron a ponerse al día conmigo. Mi instinto fue usar mi


supervelocidad y huir a un lugar donde nadie volvería a encontrarme. Al principio lo hice.
En un abrir y cerrar de ojos, estallé en la salida en la parte posterior del hospital. Pero una
vez que sentí el sol en mi cara, me detuve y trató de calmar mi respiración. Esto simplemente
no tenía sentido. Por qué iba a correr de Ryan? De mis padres y la vida que había estado tan
desesperada por descubrir?

“Señorita Baker?”

La voz suave, gentil me sorprendió tanto que me di la vuelta y casi asé el hombre que estaba
justo al lado de la salida, pero en el momento en que lo vi, mi intenso pánico se calmó. Algo
en él me tranquilizó. Era extraño, pero innegable.

Era un hombre delgado que parecía que tenía cierta herencia asiática en él. Naturalmente, yo
estaba preocupad a los médicos y extraños, y este hombre era a la vez, pero algo me dijeron
que debería confiar en él. Estaba familiarizado. Él quería ayudarme.

De nuevo, esto era una locura. Por qué iba a sentirse seguro con un doctor extraño, que
fácilmente podría ser el hombre que habíamos venido aquí para encontrar pareja-Donovan y
de la necesidad de huir de las personas que ayudan a mí, las personas que habían estado
ganando mi confianza.
“Hola, señorita Baker.”

“¿Quién eres tú?”

No respondió a mi pregunta. En cambio, él frunció el ceño y extendió una mano hacia mí.
“¿Te sientes bien? Te ves mal”.

“Yo…” que no quería hablar con este hombre, pero tenía razón. Me dio la sensación de
malestar. “No sé lo que está mal. Mi cabeza… todo parece tan… extraño… ”

Me encontré, de repente mareada, y mi nuevo amigo me atrapó antes de caer.

¿Mi nuevo amigo? Eso no estaba bien. ¿Era qué?

Miré al hombre y él sonrió. Su sonrisa era agradable. Él fue bueno. Que podía confiar en él.

“Señorita Baker, soy el Dr. Chen. ¿Te gustaría venir conmigo? Te puedo llevar a un lugar
seguro y podemos averiguar lo que tiene que sentirse tan desorientado”.

Negué con la cabeza. ¿Ve con él? Yo no quería ir con él. Eso no estaba bien. Pero yo quería
ir con él al mismo tiempo. “No lo sé. Esto no tiene ningún sentido”.

Mis emociones estaban por todo el lugar. Empecé a perder el control de mi poder, y cuando
la energía se levantó dentro de mí ha ayudado a resolver algunas de las confusiones en mi
cabeza. La energía llena de confort. Esto era familiar. Esto lo supe. Tenía poderes. Las
grandes potencias. Yo no podía hacer nada. Yo no necesitaba la ayuda de nadie si no quiero.
Tal vez este hombre era un amigo y tal vez no, pero no tenía tiempo para darse cuenta de
eso.

Me separé del médico y dejé que mi energía fluya lo suficiente como para que mis ojos se
iluminaran. “Mantén tu distancia. Algo no está bien, y yo no te conozco. No puedo confiar
en ti”.

La cara del Dr. Chen brilló con sorpresa, como si realmente hubiera esperado que lo rechace.
Él levantó las manos. “Cálmese, señorita Baker. No estoy aquí para hacerte daño. Sólo
quiero ayudar. Ven conmigo.”

Mis ojos se estrecharon. Todavía sentía la inexplicable necesidad de ir con él y confiar en él,
pero yo ya estaba llegando lentamente a mis sentidos. “Ir con usted, dónde ?”

No respondió a esa pregunta. “Puedo ayudarte a conseguir tus recuerdos de vuelta. Puedo
restaurar el daño causado a tu cerebro”.

Todos los impulsos en mi cabeza se revelaban contra mi sentido común, mis intentos
internos de averiguar lo que estaba pasando, mi ansiedad, mi poder, todo. Me quedé inmóvil
por completo, centrada exclusivamente en su demanda. “¿Cómo? Todo el mundo en ese
hospital dijo que era imposible”.

Se acercó más, su sonrisa blanda. “Para ellos, lo es. Pero yo puedo hacerlo. ”

Eso sonaba demasiado bueno para ser verdad. Y en mi experiencia limitada, si parecía
demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo era. Aun así, no podía sofocar la
llama de la esperanza en mí. “¿Cómo?”
“Yo trabajo con un hombre brillante que ha empujado más allá de las limitaciones humanas
normales con la medicina y la tecnología.”

“Donovan?”

El Dr. Chen asintió una vez. “Sí, el Dr. James Donovan. Sus métodos son revolucionarios.
Ha desarrollado un suero que tiene capacidades regenerativas extraordinarias. Lo he visto
hacer cosas milagrosas. Se podría revertir el daño hecho a su cerebro”.

Se me cortó la respiración. El deseo y la desesperación se apoderaron de mí.

“Ven conmigo. Conoce a Donovan. Escuche su propuesta, y deje que la cure, señorita Baker.
Usted recordará de nuevo. Tiene mi palabra.”

El impulso de ir con él se levantó de nuevo en mí, como si tuviera algún tipo de coacción
física sobre mí. No era tan fuerte como antes, pero era más difícil de resistir ahora que me
estaba ofreciendo exactamente lo que quería. Yo sabía que habría ataduras, cadenas
peligrosas. Pero Donovan había creado súper soldados. Le había dado a la gente poderes
similares a los míos. Eso debería haber sido imposible. Era imposible para el resto del
mundo. Si podía lograr eso, entonces ¿Quién dice que no pueda hacer lo imposible con mi
amnesia?

“¿Quieres venir conmigo, señorita Baker?”, Preguntó el Dr. Chen de nuevo. “¿Le gustaría
estar a salvo y tener sus recuerdos de vuelta?”

Mi corazón comenzó a golpear. Yo no quería eso. Esas palabras… había algo en ellas. Ellos
fueron convincentes. No quería nada más en el mundo que estar seguro y tener mis recuerdos
de vuelta.

Di un paso hacia él. Su rostro se iluminó con placer y me dio una sonrisa amistosa suave. No
había nada peligroso de este hombre. Él era mi amigo. Que podía confiar en él.

Le tendió la mano y comenzó a deslizarse mis dedos en su agarre, pero se detuvo de nuevo.
“Espera.” Todavía había algo inquietante acerca de todo esto. “Todo el mundo sabe lo mal
Quiero que mis recuerdos de vuelta. ¿Qué hay que decir que no me estás mintiendo? Se
podía ser yo digo lo que quiero escuchar de manera que voy a ir con usted. Sé Donovan
quiere mi poder. ¿Cómo sé que no hay realmente una cura milagrosa que me espera si me
vaya contigo? Para todas mis habilidades, no soy un detector de mentiras humano, doctor.
¿Cómo puedo confiar en ti?”

La sonrisa del hombre se volvió simpático. “Entiendo su vacilación. Has, sin duda, ha
alimentado muchas mentiras sobre Donovan de tus amigos militares, pero ellos es que no se
puede confiar. Temen el progreso de Donovan y quieren mantener tales descubrimientos
poderosos como el suyo a sí mismos”.

Fruncí el ceño. Eso no parece correcto, y sin embargo lo hizo. Me había sentido tan pánico
en el hospital, y que había sido comandante Wilks y su equipo de ACE que había tenido
miedo. De hecho, sólo de pensar en ellos ahora hizo que mi pico del pulso. No quería estar
bajo su control. Pero yo no quería estar bajo el control de Donovan, tampoco.

En mi resistencia, el Dr. Chen sacó un pequeño frasco de cristal del bolsillo que estaba lleno
de un líquido de color rosa claro. “Te puedo ofrecer la prueba. Se trata de una pequeña dosis
del suero usaríamos para curar su cerebro. No será suficiente para reparar todos los daños,
pero si lo toma, que será capaz de hacer más que va a ver lo que es capaz de”.
Le tendió el frasco de líquido a mí en la palma abierta. “Toma, completamente libre de
cualquier obligación, como una muestra de buena fe de mí. Luego, una vez que vea los
efectos del suero por sí mismo, llamar a este número si desea llegar a un acuerdo con
nosotros”.

Sacó una tarjeta de visita del bolsillo de la bata de laboratorio y se lo ofreció a mí, junto con
el vial de suero.

¿Había una desventaja de esto? ¿Qué daño podía hacer a modo de prueba? Si él no iba a
hacer que me fuera con él en este momento…

Después de pensarlo un momento, tomé la tarjeta y la muestra cura milagrosa. Examiné el


tubo de cerca e inhaló profundamente. Olía amarga y tenía el más leve indicio de… sangre.
Miré fijamente a él. “¿Qué hay en esto?”

Él me dio una sonrisa triste. “Eso es un secreto que no puedo divulgar, me temo.”

No me gusta esa respuesta, pero si era una fórmula tan especial, pude entender el secreto,
supongo. “¿Cómo se usa?”

“Debe ser inyectado en el torrente sanguíneo. Puedo hacer eso para usted aquí y ahora, si lo
desea, o puede esperar y hacerlo usted mismo, o tener a alguien de su confianza lo haga. ”

Esa última opción sonaba como un buen plan. Sin embargo, yo dudaba de que alguien en
quien yo confiaba me dejara bombear una sustancia extraña misteriosa que me dio el socio
de James Donovan, en mi cuerpo.

Y yo no estaba segura por el momento siquiera si había alguien en quién confíe. No, tenía
que ser él. Necesitaba mis recuerdos.
Mis recuerdos me darían las respuestas que necesitaba. Me dirían en quién podía confiar.

Entregué el suero de nuevo a él con un gesto brusco. “Bueno. Hazlo.”


Justo cuando el Dr. Chen empujó el suero en mi brazo y sentí la punzada fría correr hasta mi
vena, los ACE caminaron alrededor de la esquina del edificio. Ryan me llamó, sorpresa y
alivio en su voz gruesa, mientras que los otros se acercaron a mí lentamente, armas en mano.
“Retírese de la chica,” gritó el Mayor Wilks.

A pesar de que sus fusiles apuntaban al Dr. Chen, mi corazón todavía saltó en el pecho y
jadeé. Algo en los ojos de los soldados me habían empujado un paso más cerca del Dr. Chen
en lugar de retroceder. La necesidad de huir estaba de vuelta.

Ryan dio un paso adelante. “Jamie, ¿qué está pasando?”

“No sé.” Le di al Dr. Chen una mirada cortante y severa por encima del hombro. “¿Qué me
has hecho?”

“¿Estás bien, señorita Baker,” dijo con calma. “Todo va a estar bien. Ven conmigo. Vamos a
irnos en este momento, y me aseguraré de mantenerla a salvo”.

“¿Por qué me siento de esta manera? Algo está mal en mi cabeza”.

“Eso es sólo el suero,” el Dr. Chen me aseguró. “Esa sensación de niebla significa que está
funcionando.”

Mi adrenalina se disparó de nuevo. Estaba funcionando. Iba a tener algunos recuerdos de


vuelta. Me conformaría con incluso una pequeña muestra de mi pasado para confirmar que
realmente había experimentado las cosas de las que Ryan había hablado. No es que yo no le
crea, pero una parte muy arraigada de mí necesitaba la confirmación. Me sentía como si
nunca estaría completa sin ella.

“Puede confiar en mí, señorita Baker. Tenemos que ir a ver a James Donovan. Usted confía
en mí, ¿verdad? ”

A la mención de Donovan, los ACE todos se pusieron rígidos. La tensión llevó mi ansiedad a
otro nivel. Asentí de nuevo, pero la acción tenía dudas. Me sentía como si tuviera que
responder sí, sólo que no estaba segura de que sea la respuesta correcta. Por si acaso, me
puse de pie recta, levanté la barbilla desafiante. “Permanece detrás de mí. No me harán
daño”.

Ryan frunció el ceño. “Jamie, ¿por qué lo estás protegiendo?”

Parpadeé. Yo lo estaba protegiendo. ¿Por qué estaba protegiendo al hombre que había venido
aquí para capturarme? Chen estaba en sociedad con el hombre responsable de la pérdida de
mi memoria, pero mi cerebro me decía que debía mantenerlo a salvo. No tiene ningún
sentido.

Cuando no respondí de inmediato, Ryan tendió la mano hacía mí. “¿Nena? ¿Por favor? Estás
empezando a preocuparme”.

En cuanto a su mano, se extendió en mi dirección, mi corazón deseaba que fuera hacia él.
Estaba tan confundida. Mi cabeza y mi corazón me estaban tirando por la mitad. Di un paso
hacia él, y el Dr. Chen me agarró. “No, señorita Baker. Sáqueme de aquí, o usted nunca
conseguirá más suero. No conseguirá todos sus recuerdos de vuelta”.
Me quedé helada.

“Ángel, él te está manipulando,” dijo el mayor Wilks. “No te puede dar tus recuerdos de
vuelta.”

“Puedo”, prometió Chen. “Ya he comenzado el proceso. Ya lo verá muy pronto. Pero no
puedo ayudarla más si estos hombres me capturan. Debe salir conmigo ahora”.

Estaba siendo arrastrada en tantas direcciones que me pusieron molesta. Lo que tenía sentido
lógico era confiar en Mayor Wilks. La única persona en la que quería confiar era Ryan. Pero
yo estaba desesperada por mis recuerdos, y mi cabeza me estaba gritando que fuera con el
Dr. Chen. Creer en él, y protegerlo.

Liberé mi frustración en forma de un grito de rugido. Y bueno, tal vez pisoteé con el pie,
pero bueno, posiblemente era una reina del drama, recuerdan? “¡Suficiente!”

Mi energía subió a la superficie de mi piel, limpiando un poco la cabeza como lo había hecho
antes. Agarré la mano del Dr. Chen, haciéndolo jadear cuando empujé energía en su cuerpo.
“Vete. Solo corre. Tan rápido como puedas. Ellos no podrán atraparte”.

“Jamie, no!”

Todas los ACE hicieron eco de la protesta de Ryan. El Mayor Wilks incluso añadió algunas
maldiciones y amenazas. No me importaba. Lo único que importaba era conseguir al Dr.
Chen seguro. Como gran parte de un tirón como lo había hecho por mí, sin embargo, no
estaba lo suficientemente afectada para irme con él. Eso era pedir demasiado de mi
inexistente confianza.
Los ojos del Dr. Chen se agrandaron cuando se dio cuenta de que le había dado el poder. Él
no dudaría en tomar ventaja de mi regalo. “Llámame cuando estés lista, señorita Baker,”
dijo, y desapareció.

En medio de todas las preguntas de enojo, Tyson murmuró, “espero que la supervelocidad
haga vomitar al idiota.”

La broma fue suficiente para romperme de mi aturdimiento. Mi abrumadora necesidad de


proteger y confiar en el Dr. Chen se desvaneció cuando se fue. Con él fuera de la vista, yo
sólo tenía a los soldados para centrarme en ellos, y mi ansiedad me remató de nuevo. La
seguridad que el Dr. Chen me había hecho sentir también había desaparecido. Me sentía sola.
Cuando Ryan corrió hacia mí, me entró el pánico. “No te acerques a mí!”

Ryan tropezó y se paró de golpe a unos pies delante de mí cuando vio mis manos empujadas
hacia adelante y mis ojos brillantes. “Jamie, ¿qué es? ¿Qué pasa? ”

“No sé.” Su preocupación me confundió. “Simplemente escapen. ¡Todos ustedes!”

Ninguno de los soldados se movió. Ellos confiaban en que Ryan me controlaría. Era un plan
inteligente, porque él era el único que en este punto yo podría incluso considerar escuchar. El
resto de ellos no eran más que enemigos con armas. Las personas que querían capturar y
controlarme. No podía confiar en ellos. Necesitaba escapar.

“Jamie, por favor”, declaró Ryan. “Algo está mal. Esta no eres tú. Déjanos ayudarte.”

Mis ojos recorrieron el grupo de nuevo y sacudí la cabeza. “Ustedes no quieren ayudarme.
Me quieren utilizar. No puedo confiar en ti. Lo siento. Me tengo que ir…”
Cuando retrocedí un paso, Ryan susurró tres palabras que me hicieron congelarme. “Eso no
es cierto, Jamie. Yo Te amo. “Cuando hice una pausa, Ryan negó con la cabeza. “Nunca
podría hacerte daño. Tú sabes que yo no podría. En tu interior lo sabes”.

Mi corazón reaccionó, luchando contra los impulsos en mi cabeza. No quería dejarlo. Lo


necesitaba, aunque yo no entendía por qué. Pero yo lo quería. Las lágrimas de frustración
quemaron mis ojos. Todo esto era demasiado. Mi cabeza era un revoltijo que sólo empeoraba
por momentos. “No sé nada”.

Mi energía se elevó en el más alto engranaje, llegando al punto en que mi pelo comenzó a
azotar alrededor de mi cabeza y la electricidad crujía a lo largo de mi piel. Estaba llena de
ansiedad inexplicable y veía color amarillo, pero todavía atrape el pequeño guiño del mayor
a Johnny G.

El líder del equipo ACE trató de levantar sutilmente una pistola tranquilizante en mi
dirección. La Jamie racional habría comprendido sus acciones, pero no estaba sintiéndome o
pensando racionalmente en este momento. Todo lo que vi fue un arma. Una amenaza. Y
actué. “No lo creo.”

Tenía el arma en las manos y la aplasté volviéndola una pelota inservible de metal, y estaba
de vuelta en mi lugar frente a ellos después de mi enfrentamiento antes de que Johnny G
cayera al suelo. Lo que hizo difícil, porque lo había desarmado de la pistola tranquilizante y
la clavé en el cuello su propio dardo.

“¿Alguien más quiere probar y ver cómo acaba?” Gruñí. Antes, sólo había estado frustrada,
pero ahora yo estaba enojada. Yo no respondía bien a los ataques de cualquier tipo, incluso si
eran para mi propia protección.
Ryan levantó las manos en señal de rendición, y mientras él trataba de hablarme en medio de
mi rabieta, varios de los ACE utilizaron la distracción para dispararme tranquilizantes.

Y esta es la razón por la que los súper reflejos son lo mejor.

Oí el fuego de las armas y fui capaz de moverse más rápido que los dardos. No sólo los
esquivé: yo los tomé y los intenté en todo hombre que me había disparado, invitándolos a
unirse a su jefe de equipo en la tierra de los sueños. Sus armas terminaron todas en el cielo y
las pistol5a tranquilizantes, también.

“Dejen de dispararme!” Rugí. “Ustedes están comenzando seriamente a molestarme, y las


cosas malas suceden cuando me enojo mucho.”

“Cálmate, Ángel,” dijo el mayor Wilks. Él, Ryan, Abiodun, Tex, y Eyes eran los únicos
hombres aún en pie. “No queremos hacerte daño. Sólo tenemos que averiguar lo que te hizo
ese hombre”.

“Disparándome con tranquilizantes? Debería asarlo! Usted puede olvidarse de mí trabajando


con usted. He terminado. Estoy fuera. ¿Lo capta? Me voy. Ustedes nunca van a verme de
nuevo. Y si logra rastrearme algún día, buena suerte. Esta es sólo una advertencia. No voy a
ser tan agradable la próxima vez”.

Una pequeña picadura golpeó mi cuello. Sabía lo que eso significaba; significaba que yo era
la idiota más grande en el planeta. Parecía como que tenía que añadir esa palabra a mi lista
de rasgos de la personalidad después de todo. No podía creer que había sido atrapada en
pleno monólogo. Una especie de malo tonto de la película. Me había puesto a hacer
amenazas en lugar de divulgar los planes malignos, pero, ya sabes, seguía perdiendo el
tiempo cuando debería haber estado en funcionamiento, por lo que, era la misma cosa.
Maldecí mi maldito temperamento! Al menos Teddy no estaba aquí para ser testigo de mi
estupidez. Ryan lo estaba, sin embargo, y mientras me quedaba sin aliento y parpadeaba
lentamente, me dio una sonrisa triste. “Vas a estar bien, nena. Sólo vas a dormir la siesta”.

“Lo siento, Ángel,” susurró Tyson mientras mi cabeza se ponía nublada.

Había estado tan distraída que nunca lo oí. Me había olvidado de él porque no podía verlo, y
cuando él apareció de nuevo a la vista, justo detrás de mí, mi reacción instintiva fue
aplastarlo con una dosis completa de electricidad. Puede incluso haber sido un rayo real,
porque estaba más amplificado de lo que jamás había estado. Apenas tuve tiempo de verlo
volar hacia atrás por la fuerza de mi golpe antes de que las luces se apagaran y me uniera a
los ACE inconscientes en el suelo.

…..

Cuando desperté, pensé que tendría un dolor de cabeza terrible, pero me sentía
sorprendentemente relajada. Yo no estaba encerrada en una jaula o atada a una camilla,
tampoco. Estaba tumbada en una hermosa playa de arena blanca respaldada por una espesa
selva tropical, y estaba mirando el océano más sorprendente cristalino que jamás había visto.
El sol estaba caliente en mi piel, y una ligera brisa me mantenía lo suficientemente fría para
sentirse absolutamente perfecto.

No podía recordar la última vez que me sentí tan en paz. No había un alma en esta playa
conmigo a excepción de la única persona con la que me gustaría compartir este momento.
Sonreí, tratando de decidir qué era más precioso: esta playa exótica privada, o mi
compañero.

Ryan yacía a mi lado en una manta grande en un par de pantalones cortos de natación. Estaba
apoyado en un codo, mirando hacia las olas que se estrellaban en la orilla a pocas yardas en
frente de nosotros. Parecía perdido en sus pensamientos, pero una pequeña sonrisa se dibujó
en sus labios.

Respirando un enorme soplo de aire fresco del océano, empujé mi cuerpo en un tramo y
gemí de placer. El sonido sorprendió a Ryan de sus pensamientos. Cuando él sonrió, mi
corazón se agitó. “Te sientes mejor?”, Preguntó.

No cuestioné cómo llegamos aquí ni por qué. No me importaba. “Mucho mejor. Gracias por
traerme aquí”.

“¿Yo?” Ryan arqueó una ceja hacia mí. “Yo no soy el que tiene supervelocidad.”

“Sabes lo que quiero decir.” Después de rodar mis ojos, sacudí la cabeza y deje escapar un
suave suspiro. “¿Siempre sabes exactamente lo que necesito?”

Ryan negó con la cabeza, riendo. “No siempre. Hoy ha sido fácil, sin embargo. Un poco de
paz y tranquilidad siempre te calma”.

Me levanté para arriba sobre los codos y contempló la vista a mi alrededor. Sin duda era
tranquilo y silencioso, pero yo sospechaba que eso no es no era lo que me había calmado.
Sintiéndose audaz, le dije a Ryan lo que pensaba. “No creo que sea el lugar tanto como la
compañía”.

La sorpresa brilló en los ojos de Ryan, pero rápidamente me dedicó una sonrisa arrogante.
“Pensé que tenía el efecto contrario sobre ti.”

Para probar su punto, arrastró un dedo por encima de mi hombro y mi brazo. Su suave tacto
en mi piel quemada por el sol envió un escalofrío a través de mí. Mi corazón comenzó a
golpear en mi pecho y mi respiración se aceleró.

Ryan se limitó a sonreír en respuesta a mi reacción física. No tenía ninguna necesidad de


señalar lo obvio. Empezó arrastrando su dedo a lo largo de la correa de mi traje de baño. Era
de una sola pieza blanco lindo con los lunares rosados que tenía en mi armario en el desierto,
sin tocar, desde el momento en que empezó mi memoria. Yo siempre había querido, pero
nunca había tenido ocasión de llevarlo, hasta ahora. Era cuestionable, de corte bajo y sólo
mantenido en su lugar por una delgada correa atada detrás de mí cuello. Esta era la correa
que Ryan manipulaba. Estaba concentrado muy duro en el material delgado, como si
estuviera contemplando desatar el lazo en la parte de atrás de mi cuello. La idea me
emocionó diferente a todo lo que había hecho antes.

Ryan, adivinando la dirección de mis pensamientos, se acercó más a mí, cerrando el pequeño
espacio entre nosotros. Sus manos continuaron su tortura celestial, moviéndose lentamente
sobre cada parte de la piel expuesta que pudieran encontrar. Bueno, pensé, si él puede
hacerlo, yo también puedo

Decenas de veces me había imaginado lo que se siente el correr mis dedos por su estómago
rizado, y finalmente me di la oportunidad de que la fantasía fuera realidad. Con timidez,
alcancé a sentir su piel lisa y suave vello rubio. Él contuvo el aliento agudo cuando mis
dedos hicieron contacto. Su mano cerrada sobre la mía, deteniendo mi exploración de su
cuerpo, y sus ojos brillaron a los míos, abrasador como el calor. “Jamie”, dijo con voz
áspera, la voz más ronca de lo que había sido nunca.

Se llevó mi mano a sus labios, y sus ojos se cerraron mientras me besaba suavemente en mi
muñeca interna. “Te necesito.”
Era una petición desesperada, un motivo irresistible. No podía negarme más de lo que podía
negarle a él lo quería. Todavía estaba nerviosa. “Quiero… … pero yo nunca he…”

“Yo sé, Sol.” Se inclinó hacia delante, y me dio un tierno beso. “Nosotros no tenemos que, si
no estás lista… Yo solo…”

Tomó una respiración profunda y se echó hacia atrás. Sentirlo alejándose fue lo que me llevó
a tomar su muñeca y decir: “Estoy lista”.

Con un trago duro, me recosté, colocándome en su cuidado, sin romper el contacto visual.
“¿Segura?”, Susurró.

Mi cuerpo estaba seguro, si no otra cosa, así que asentí de nuevo.

Ryan No necesitó ninguna otra señal. “Te amo, Jamielynn Baker. Siempre lo hice, y siempre
lo haré. “Se inclinó sobre mí, besándome profundamente. Su cuerpo, cálido y sólido
presionado contra mí, encendió un fuego dentro de mí que sólo podría haber sido lo
suficientemente caliente como para fundir la arena que nos rodeaba. Di un grito ahogado…

… Y me dispare a una posición sentada, en una cama, aturdida por el sueño y aún enrojecida
por el calor que corría por mi cuerpo.

“Jamie?”

Ryan estaba allí, pero la playa no estaba. Estaba de nuevo en su verde militar y mi traje de
baño estaba probablemente todavía escondido en mi armario en la casa de seguridad del
desierto donde siempre había estado. Sin embargo, el calor que había estado consumiéndome
estaba dentro de mí. Llevé mis manos a mis mejillas, respiré, sacudí, y me froté el cuello
mientras poco a poco liberaba el aire de mis pulmones. Hombre, hacía calor aquí.

“Jamie? ¿Estás bien?”

Parpadeando en la habitación con poca luz, miré a Ryan, sentado en una silla junto a la
cabecera de mi cama, estaba de vuelta en mi habitación en la sede de la ECA-y me di cuenta
de lo que había sucedido. “¡Yo soñé!”

Negué con la cabeza con asombro. “Fue un sueño.” Me estremecí cuando las implicaciones
me golpearon con toda su fuerza. “Ryan! ¡Tuve un sueño!”

Ryan me dedicó una sonrisa torcida. “Debe haber sido uno bastante caliente, teniendo en
cuenta tu aspecto.”

Yo No le estaba respondiendo a eso.

“¿Fue por mí? “Dijo

O a eso.

“¿No lo entiendes? Yo soñé. Nunca he soñado antes. No podía hacerlo. Eso significa que
funcionó el suero! ”

Pensé en ello de nuevo, todavía fascinada por lo que había experimentado. Yo sabía lo que
eran los sueños, y Teddy me había hablado de algunos de los suyos, pero nunca había sido
realmente capaz de entenderlo antes. “Era tan real. Tan vivo. Era como si estuviera
realmente allí”.
“Conmigo?”, Preguntó Ryan de nuevo. “¿Dond2e estábamos? ¿Qué estábamos haciendo? ”

Lo miré para tratar de evitar sonrojarme. No estoy segura de que funcionara. “Nunca dije que
era de ti.”

La sonrisa de Ryan se duplicó. “Pero lo fue, ¿verdad? Puedes contarme. Vamos cariño.
Dame todos los detalles jugosos. No puedes tener ese tipo de diversión sin mí”.

“Oh, Dios mío, ¿puedes callarte? Yo no sueño contigo”.

Mentira. Pero él no necesita saber acerca de mi sueño; su ego era lo suficientemente grande
ya.

Ryan no se lo tragó, y respondió con un excelente argumento. “Pero ¿y si no era sólo un


sueño? ¿Y si era un recuerdo? ”

“Tú crees?” Di un grito ahogado. Mi corazón se había detenido por la emoción que se
apoderó de mí.

Ryan se encogió de hombros. “La gente tiene sueños de sus recuerdos todo el tiempo.”

Él estaba en lo correcto. Había leído todo sobre la amnesia, y había muchas cosas sobre
cuando memoria de las personas empezaron a volver de forma fragmentada, a menudo en sus
sueños. Yo era un caso especial, por supuesto, pero que mi cerebro se esté curando y que esté
empezando a tener mis recuerdos de vuelta, era posible. Mi sueño podría haber sucedido
realmente. Me estremecí ante la idea. “¿Acaso alguna vez fuimos a una playa?”
“Por lo tanto, se trataba de mí. Lo sabía.”

“No”, le dije tercamente, rodando los ojos cuando él sonrió. “Bien. Tal vez estabas allí.
Hemos ido a una playa, o no? ”

Ryan se levantó de su silla, hinchando el pecho como un pavo real orgulloso. “Una playa,
eh?”

Estaba a punto de comentar sobre su gigantesco ego, pero él se movió de su silla a la cama y
se inclinó cerca, muy cerca, causando que mi boca se seque antes de que pudiera pronunciar
las palabras. “¿Estabas usando el biquini de los lunares rosados?”, Preguntó. “Porque amo el
de los lunares rosados. Son tan femeninos y lindos. Nunca te ves más linda y femenina que
en un traje de baño”.

Puede también, que como en mi sueño, mi corazón latía con fuerza. Él estaba tan cerca,
llevando todos mis sentidos a toda marcha. Él olía muy bien, y podía sentir el calor creciente
de su cuerpo. Yo estaba prácticamente temblando con la anticipación de su beso. “Así que sí,
fuimos a una playa?”, Pregunté. Mi voz era temblorosa y apenas un susurro.

Su mirada se concentró en mi boca. “Unas pocas veces.”

Me capturó en un firme beso que hizo a mi cabeza nadar. Lo rompí con un jadeo,
desesperada por terminar esta conversación y confirmar que mi sueño era un recuerdo real.
“Era una hermosa playa tropical? Es probable que en alguna parte de América Central y del
Sur? ”

“Santa Cruz”, dijo, robándome otro beso. “California del norte.”


Mi corazón se hundió un poco. California no era tropical. No pudo haber sido la misma
playa. Pero el traje de baño estaba bien, así que tal vez sólo partes de la memoria se habían
incorporado en el sueño. “¿Qué hacemos normalmente cuando vamos allí?”

Esa era una pregunta peligrosa teniendo en cuenta el estado de ánimo actual de Ryan, pero
tenía que saber. Ryan movió su boca a mi cuello. Sus labios se estiraron en una sonrisa
contra mi piel, y una risa baja vibró en su pecho. “¿Qué estábamos haciendo en tu sueño,
nena?”

Me dejó sin respiración. El sueño estaba todavía tan vivo en mi mente. Bastante como lo que
estábamos haciendo ahora, excepto que más intenso y con más piel.

Ryan no necesitaba escuchar mis pensamientos para saber lo que estaba pensando. “Mmm.
Mi tipo de sueño. Siento perdérmelo. ¿Qué tan lejos llegamos hasta que despertaste? ”

Me besó de nuevo, profundo y sensual. Yo no podía evitar responderle, y cuando lo hice, me


empujó hacia atrás hasta que estaba acostada en la cama con él encima de mí. Él había
desaparecido por completo ahora, perdió por un camino de pensamiento de una sola vía que
conducía a un solo lugar. Al igual que en el sueño, mi cuerpo estaba dispuesto a seguirlo,
pero mi cabeza y mi corazón no estaban allí todavía. Mi yo despierto tenía más moderación
que mi subconsciente. “Ryan, espera. Lo siento. Por favor deje de…”

Después de robarme un último beso, Ryan se puso boca arriba con un gemido. “Lo siento. Sé
que eres la reina de tomar las cosas con calma. Lo entiendo. Lo respeto. No soy tan bueno en
eso”.

Estiró su largo cuerpo y luego me tomó en sus brazos, como si pretendía que esté allí
acurrucado junto a él por las próximas horas… o al menos hasta que se calme un poco. Él me
apretó fuerte y dejó escapar un largo suspiro. “Se siente tan bien para abrazarte de nuevo, no
tienes ni idea.”

“Tal vez lo hago.” No estaba Segura sobre hacer mi siguiente pregunta, pero realmente,
realmente necesitaba saber. “¿Estábamos solos en una playa la primera vez que… ya
sabes…”

Gimió de nuevo, como si sintiera dolor verdadero, y me apretó tan fuerte contra su pecho que
me habría aplastado si fuera normal. “Nena, me estás matando. Lo siento, pero realmente no
creo que te pueda decir esa historia en particular en este momento. Estoy demasiado…” Él
dejó escapar otro suspiro, retorciéndose mientras trataba de ponerse cómodo. “Yo
simplemente no puedo.”

Que tuviera tal efecto en él, era aterrador y emocionante a la vez. “No necesito detalles,”
dije. “Sólo necesito saber si mi sueño era real. ¿Hemos… en la playa… mi primera vez? ”

Le tomó un momento para responder. Sus brazos temblaban alrededor de mí, probablemente
porque estaba tratando tan difícil de contenerse. “Lo siento, Jamie. Tan agradable como
podría haber sido, eso no es lo que ocurrió. Ni siquiera de cerca. Estábamos en la cabina.
Había nieve afuera. Un buen fuego en el interior. Ventanas escarchadas… Una alfombra
suave de abeto… ” Tragó con fuerza y enterró su cara en mi cuello. “Fue perfecto.”

Cerré los ojos irritada y me preparé contra el dolor agudo de punzada en mi corazón. Sonaba
perfecto. Y poco familiar. Mi sueño había sido sólo un sueño.

Traté de aferrarme a la esperanza que el sueño me había dado, pero no era fácil cuando todos
mis recuerdos con Ryan sonaban tan increíble. Acariciaba cada momento que habíamos
pasado juntos. Odiaba que yo no los podía apreciar con él.
“Vamos a tener esa noche otra vez, Sol. Tienes mi palabra”, dijo Ryan, su voz un susurro
suave pero firme. “O si necesitas algo diferente, podemos encontrar la playa tropical. Suena
como que era un muy buen sueño”.

Cuando no dije nada, levantó mi rostro hacia él y me dio un beso en mis labios. “No hay
pensamientos tristes en este momento. Soñaste, Jamie. Eso es una buena cosa.” Hizo una
pausa, y otra sonrisa maliciosa se arrastró en su rostro. “Y que tu primer sueño fuera con
nosotros desnudos… Eso no es algo para estar triste”.

Di un grito ahogado. “¡Yo no..! No estábamos desnudos! ”

“Estábamos allí. Eso es lo suficientemente bueno para mí.” Me besó de nuevo, con fuerza, y
luego se echó hacia atrás con un último gemido. “Venga; debemos levantarnos. Me
encantaría mantenerte para mí mismo por el resto del día, pero hay mucha gente preocupada
por ti”.

Sus palabras hicieron la realidad estrellarse abajo en mí, y al final me acordé por qué había
estado durmiendo en esta cama. Los acontecimientos que se llevaron a cabo eran un poco
confusos, pero recordaba lo suficiente. “Oh, Dios mío, no puedo creer que lo haya olvidado!”
Salté de la cama, tirando de Ryan conmigo. “¿Por qué no dijiste nada?”

Ryan se rio. “Como no distraerme con eso, nena.”

Aspiré. “Eres un chico.”


Con supervelocidad no era complicado estar lista en poco tiempo, así que me duché y me
puse presentable. Sólo unos segundos después de salir de la cama, Ryan y yo íbamos en
busca del Mayor Wilks. Mientras Ryan me conducía por el laberinto de pasillos idénticos y
aburridos, me di cuenta de que mi estómago se sentía vacío. “¿Qué hora es? ¿Cuánto tiempo
estuve fuera? ”

“Han sido alrededor de veinticuatro horas.”

Bueno, eso lo explicaba. La comida sin duda tenía que ser prioridad antes, pero primero tenía
algo que hacer. “¿Dónde está Tyson?”

Ryan hizo una mueca. “Todavía está en la enfermería.”

Aún en la enfermería, veinticuatro horas más tarde? Mi corazón dejó de funcionar. ¿Qué
había hecho?

Cuando las luces parpadearon por encima de nosotros, Ryan suspiró. “Relájate, Jamie. Él va
a estar bien. Sólo están siendo cautelosos porque es un PAC, y un niño”.

Eso no me hace sentir mejor. “¿Me llevas con él?”

“Justo enfrente de ti, Sol.” Ryan señaló un letrero en una puerta cercana, lo que indicaba que
ya estábamos allí.
Me encontré quieta, de repente demasiado abrumada para dar un paso más. Ryan se detuvo a
mi lado. “¿Algo va mal?”

“Sabías que me gustaría ir a verlo primero.”

“Por supuesto que sí.”

Mi pecho se quemó, y apenas podía hablar por el nudo en la garganta. Era exactamente igual
que en mi sueño. Él me había dado lo que necesitaba, antes de que me diera cuenta de que lo
necesitaba. La sonrisa en respuesta de Ryan, al darse cuenta de por qué estaba tan abrumada,
era tan comprensiva y llena de amor que empujó mis emociones sobre el borde. Mis ojos se
llenaron de lágrimas.

Ryan dio un paso tan cerca de mí que su aliento me hacía cosquillas en la mejilla.
“Cuidadosa,” dijo en voz baja. “Leal. Apasionada.”

No podía dejar que la humedad ruede por mis mejillas. Estaba repitiendo los rasgos de
personalidad que había escrito en mi cuaderno. “Desinteresada. Reflexiva. “Metió un
mechón de pelo detrás de mí oreja. Mis ojos se cerraron con el toque suave. Secó mis
lágrimas, pero otras nuevas vinieron a mis ojos. ”. Amorosa. Compasiva. Feroz. Valiente.
Fuerte.”

Me tiró en sus brazos y rozó sus labios sobre mi sien. “Te conozco, Jamie Baker. Te conozco
mejor que nadie”.

Sus palabras me deshicieron, tiraron de una cadena en mi corazón hasta que estaba
completamente desenredado. Él me conocía, porque no podía haber dicho nada más perfecto.
No podía ser más perfecto. En mi vida oscura, triste, espantosa, sola, él era una luz tan
brillante que era cegadora. Me quemó todo el camino hasta mi alma.

Un sollozo atormentado bajó por mi pecho, y una nueva necesidad se apoderó de mí con
tanta fuerza que mi cuerpo se sacudió. Tiré mi boca en la suya tan rápido y con tanta fuerza
que se tambaleó hacia atrás hasta que chocó contra la pared. Probé su sorpresa, pero se puso
a la par de mi estado de ánimo tan rápido que me sentí tentada a decir que tenía
supervelocidad. Su entusiasmo me alimentó, avivando las llamas dentro de mí, haciéndome
perder todo el control.

Lo necesitaba. Necesitaba la conexión que compartíamos, así lo recordara o no. Ryan parecía
entender lo vulnerable que era en el momento, y me permitió mantener el control de este
beso. Todas las demás veces que nos habíamos besado, él había empezado, o él tomaba el
cargo, pero ahora estaba más contenido a seguir mi ejemplo. Yo estaba agradecida por eso, y
yo no fui suave. O tímida.

Tomé lo que necesitaba, y él felizmente se entregó a mí. Mi lengua se sumergió


profundamente en su boca, con ganas de saborearlo. Mis manos se pasearon por su pelo y
exploraron todos los músculos ondeando en su torso que había deseado tocar desde la
primera vez que lo vi. La camiseta fina de algodón que llevaba puesta, que separaba los
dedos de su piel, me torturaba. Yo temblaba con la necesidad de arrancarla de su cuerpo.
Estaba en llamas, ardiendo de adentro hacia afuera.

Mi energía unida a mi estado de ánimo. Se salió de mí en cálidas olas que bañaban sobre
Ryan, haciéndole jadear. Un estremecimiento feroz lo sacudió y ya no estaba subordinado.
Con un gruñido casi primitivo, me recogió, y cuando envolví mis piernas alrededor de su
cintura, me dio la vuelta, golpeando mi espalda contra la pared con tanta fuerza que nos
rompimos la tranquilidad del pasillo. Mi espalda abolló los paneles de yeso, y las luces en
todo el pasillo subió a límites que causaban ceguera, pero apenas nos dimos cuenta.
No salimos de nuestro hechizo hasta que las personas llegaron corriendo para ver cuál era la
conmoción. Sus jadeos sorprendidos hacia nosotros nos separaron, pero por un momento
todo lo que podíamos hacer era estar allí, mirándonos el uno al otro, temblando y sin aliento.
Con el sonido de un carraspeo, la realidad me alcanzó y mi mandíbula cayó casi hasta el
suelo. Realmente habíamos hecho eso?

Poco a poco, bajé mis piernas al suelo y saqué mis manos alrededor del cuello de Ryan. Si
bien mi cara ardía dolorosamente caliente, los ojos de Ryan se arrugaron con risa. Él me
lanzó un guiño y se volvió hacia nuestro público.

El Mayor Wilks, Johnny G, Campo corto, Tizón, y un buen número de otros militares al azar
estaban allí, y se abrían paso a Ryan y a mí. Había tanta energía en ese pasillo que podríamos
haber animado a un corazón con ella. Fue el Mayor y mis compañeros de ACE por los que
tenía la mayor vergüenza. Carbón fue el primero en romper el silencio, liberando un largo
silbido, impresionado. Sus ojos se posaron en Ryan. “En realidad no era una broma acerca de
esa cosa del superkissing, ¿verdad?”

Ryan negó con la cabeza, riendo. “Realmente no lo era.”

Cuando le di un codazo, él sonrió y deslizó su brazo alrededor de mi cintura, hinchando el


pecho hacia arriba. Trató de tragar su sonrisa cuando volvió su atención a su superior. “Lo
siento, Mayor. Accidentalmente nos dejamos llevar un poco. Jamie no parece tener el control
sobre sus poderes que ella solía tener, y cuando pierde su agarre en él, es un poco… eh…
abrumadora”.

Verdad. Verdad evidente. La cara de Ryan se inundó, sus ojos eran brillantes, su pelo estaba
lleno de estática, su voz era temblorosa, y todo su cuerpo temblaba por el exceso de energía
que había bombeado en él. Parecía como si estuviera a punto de explotar. De hecho, tenía
que tener cuidado. Si alguien lo sorprendi2ó antes de soltar adecuadamente el poder que
había bombeado en él, era probable que hiciera volar algo.

Aun así, quería matarlo. Sí, había perdido por completo el control, pero tenía que decirlo en
voz alta así? Y, lo digo, que no parecía sentirlo en lo más mínimo. Ni siquiera sonaba
disgustado. Él amaba esto!

Yo no odiaba ese beso tampoco, pero estaba completamente avergonzada. Tomó más valor
del que yo conocía tener que encontrarme con la mirada de espera del Mayor Wilks. El
hombre tenía una excelente compostura. Yo le daría eso. Se quedó con los brazos cruzados
sobre el pecho y arqueó una ceja. Encogiéndome, señalé a la pared averiada. “Puedo pagar
por ello.”

Carbón, Johnny G, y Campo corto, todos trataron, difícilmente, de contener la risa, pero no
pudieron reprimir bastante los resoplidos y risitas. La mayoría de las personas presentes
todavía estaban demasiado conmocionados o demasiado intimidados por mí para hacer algo
más que respirar, pero los ACE ya me habían aceptado como uno de los suyos, y es obvio
que esta situación la encontraban muy divertida.

El Mayor Wilks se aclaró la garganta otra vez. “Lo tomo por cómo, que se siente mejor?”,
Me preguntó.

“Yo. Am…”

“Desde luego lo está”, Ryan sonó.

Su total vértigo fue demasiado para manejar para los miembros de su equipo. Irrumpieron en
carcajadas, cayendo uno sobre otro para el efecto dramático. Era humillante, pero estaban
siendo tan ridículos que casi esbozo una sonrisa. Yo no lo admitiría, pero se sentía bien que
estaban dispuestos a reírse de mí. Todo el mundo parecía estar nervioso a mí alrededor, o de
plano aterrado. Eso tenía sus ventajas, pero también era solitario y agotador.

Tener a los ACE burlándose de mí me hizo darme cuenta de que tenía amigos. Nunca había
tenido cualquiera de ellos antes, aparte de Teddy, y su amistad siempre había sido frágil.
Excitada para tomarles el pelo, puse los ojos y dije: “Oh, cállense idiotas, o los voy a pasar a
través de la pared de al lado.”

Me di cuenta de mi error el segundo que Smut movió las cejas sugestivamente. “De la misma
manera que lo hiciste con Romeo?”, Preguntó.

Campo corto siguió con, “¿Lo prometes?”

Y, para no ser menos que sus compañeros, Johnny G, dijo “Hay un Dios. Bésame en primer
lugar, Ángel, y no será tan suave como con Ricitos de oro allí. Soy un niño grande. Yo
puedo soportarlo.”

Me llevé una mano por la cara. “¿En serio? Estoy rodeada de niños de doce años de edad”.

Ellos comenzaron a reír aún más fuerte. Incluso Ryan estaba riendo ahora. No tenía ninguna
gracia. “Lo siento, nena, dijiste las palabras equivocadas.”

Él estaba en lo correcto. Yo si lo hice. Pero me quedé con mi orgullo y terquedad altivos.


Con un resoplido de exasperación, Mire a Mayor Wilks. “Voy a ver a Tyson.”

Dio un paso hacia la enfermería con una inclinación de cabeza. “Me reuniré contigo.
Tenemos algunas cosas de qué hablar.” Cuando él abrió la puerta para mí, les disparó una
mirada severa a sus hombres. “Con una vez es suficiente, señores.”

Yo estaba agradecida por la reprimenda, incluso si él también estaba al borde de la risa. Cosa
que lo estaba. Podía oírlo en su voz, y sus labios temblaban como si estuviera haciendo un
gran esfuerzo para mantener una sonrisa alejada de su cara. Él me había apoyado, incluso en
la cara de mi desgracia, había sido bueno, lo suficiente como para perdonarlo por ordenar a
sus hombres que me tranquilizaran.

Una vez dentro del centro médico, me había olvidado de la gente en la sala. El doctor
Haggerty, Blake, y Geek estaban en la esquina más alejada de la habitación, inclinados sobre
un microscopio, mientras que Tyson estaba sentado en una cama de hospital estándar
jugando a las cartas con Abiodun. El alivio se apoderó de mí al ver que estaba bien. Tenía un
vago recuerdo de él volando con un rayo antes de quedar inconsciente. Ryan había dicho que
estaba bien, pero era necesario verlo por mí misma.

Me había atormentado por mis compañeros PAC, recelosa de cómo iban a reaccionar a mí
ahora, pero no tenía que haberme preocupado. Ambos de me dispararon una sonrisa. La de
Abiodun era suave, pero la de Tyson era enorme. “Jamie!”, Exclamó. “Finalmente estás
despierta!”

El entusiasmo del joven adolescente era inigualable. Lo había freído, y él todavía estaba
emocionado de verme. Asentí con la cabeza en su dirección. “Así que estás bien.”

La conmoción llamó la atención de los demás. El doctor Haggerty y Blake se acercaron para
hablar con el Mayor Wilks, y me ofrecieron una sonrisa, pero Geek no levantó la vista del
microscopio. Lo que él estaba estudiando, claramente lo tenía fascinado.

Abiodun se puso de pie, ofreciéndome su silla junto a la cama de Tyson. Antes de que
pudiera sentarme, Tyson se deslizó sobre la cama, palmeando un lado del colchón junto a él.
Era una chica; No pude resistir la oferta. “Tenía miedo de haberte matado,” admití mientras
me sentaba en el borde de su cama.

Él sonrió. “Lo hiciste.”

“¿Qué?”

Se encogió de hombros, tratando de actuar indiferente, pero aún hinchó el pecho un poco
para explicarlo. “Mi corazón se detuvo. Me tuvieron que traer de vuelta con las paletas de
choque como en las películas.” Él me dio un codazo de complicidad con un brillo en sus
ojos. “Lo bueno es que ya estábamos en un hospital, ¿eh?”

Las luces y los monitores de la sala comenzaron a parpadear. Yo estaba tan horrorizada que
lo agarré en un fuerte abrazo, y se agarró a mí como si pensaba que nunca lo dejaría ir.
“Tyson, lo siento tanto!”

Si yo lo estaba apretando demasiado fuerte, no se quejó. “Está bien, Ángel. Estoy bien, y ya
está, obviamente, me siento mejor. Todo está bien ahora.” Se rio y me abrazó de nuevo.
“Especialmente ahora. Hey, Abiodun, parece como si hubiera muerto he ido al cielo, después
de todo”.

Varias risas resonaron en la sala. ¿Cómo podrían todos ser tan buenos con esto? Todavía
incapaz de dejarlo ir, me alejé sólo lo suficiente para que pudiera ver su rostro. Negué con la
cabeza. “No está bien. Tyson, te ataqué con un rayo”.

“Porque te ataqué con un dardo tranquilizante.” La culpa borró la sonrisa de su cara. “Tú
estabas bien asustad, y te sorprendí. Fue un accidente. Está bien.”
Cerré los ojos y sacudí la cabeza. Las lágrimas amenazaban con extenderse por mi cara otra
vez mientras trataba de recordar exactamente lo que sucedió. “No estoy segura de que fuera
un accidente. No sé lo que pasó, pero…”

La voz baja, calmante de Abiodun me cortó. “No eras tú misma, Ángel. Estabas siendo
controlada. No fue tu culpa”.

Mis ojos volaron a Abiodun por la sorprendente revelación. “¿Qué quieres decir, con
controlada?”

La severa voz del Mayor Wilks resonó detrás de mí. “Estabas siendo controlada
mentalmente.” Lo dijo como si ese tipo de cosas pasara todo el tiempo.

Lo miré, sorprendida al ver que Ryan, Tison, Johnny G, y campocorto habían entrado en la
habitación. Ryan tomó nota de la forma en que todavía me aferraba a Tyson y levantó una
ceja. Estaba tratando de reprimir una sonrisa, pero su mirada todavía me hizo sonrojar y solté
a Tyson, sintiéndome extrañamente culpable. Tyson suspiró, decepcionado, y Ryan me guiñó
un ojo, haciendo que mis mejillas ardan aún más calientes. Imbécil.

“control de mente?”, Pregunté, forzando mi mirada de nuevo al Mayor Wilks. “¿En serio?”

El Mayor Wilks señaló con la cabeza hacia Blake. “Fue Edwards quien lo descubrió.”

Blake se mostró sorprendido cuando lo miré en busca de una explicación. Me miró un


segundo demasiado tiempo y luego se aclaró la garganta. “Yo había oído de un proyecto
mientras trabajaba en Visticorp. Ellos habían desarrollado una nube de nanobots que
trabajaban juntos en manera de una colmena, y podrían ser controlados de forma remota. Por
lo que yo sabía, nunca habían tratado de combinar los nanobots con cualquier cosa orgánica,
pero con los avances de Visticorp en ciertos campos, pruebas biorganicas no parecía
demasiado para Donovan”.

“Es una buena conjetura”, dijo el mayor Wilks. “Realizamos algunas pruebas mientras
estabas inconsciente y encontramos miles de esos nanobots incrustados en tu cerebro.”

Control de mente? ¿En serio? Y nanobots? Parpadeé. Mi vida se pasa cada vez más la
ciencia ficción. Y eso era decir mucho, teniendo en cuenta que era la chica que había
desarrollado habilidades superhumanas después de tomar una ducha accidental de residuos
tóxicos. “Ellos se metieron a mi cerebro? Y qué en el mundo es un nanobot? ”

Geek finalmente se sacó a sí mismo lejos del microscopio. “Son robots microscópicos,” dijo.
“Nanotecnología sorprendentemente compleja. Nunca he visto nada ni siquiera cerca de su
igual. “Saltó hacia el grupo como si hubiera derribado las bebidas energéticas de una tienda.
“Tiene que ser la mentalidad de colmena que hace que funcione.”

“Mentalidad de colmena?”, Preguntó Ryan. Parecía tan emocionado acerca de esto como yo
me sentía.

Geek asintió, sonriendo como si le hubieran dado el regalo de Navidad más grande del
mundo. “Al igual que las abejas y su reina. Creo que los nanobots estaban todos trabajando
juntos como una colmena, descargando comandos en el cerebro de Ángel a través de
pequeños impulsos eléctricos.” su mirada vino a mí de nuevo. “Esencialmente, estaban
enviando ondas cerebrales de un tercero. Controlaban su mente a través de una conexión
inalámbrica. Es ingenioso! ”

Yo era incapaz de contener el ceño fruncido por más tiempo. “Es horrible, eso es lo que es.
¿Qué tal un poco menos emoción y un poco más de horror, Geek, por favor? ”
Varios de los chicos se rieron, y Ryan se sentó en el borde de la cama junto a mí. “Lo
siento”, murmuró Geek, con el rostro encendido. “Ehh nunca… Es una tecnología
inexistente. Ha habido casos donde las personas podían controlar con éxito las cucarachas
con dicha tecnología, pero nunca algo tan sofisticado como la mente humana. Para controlar
algo tan complejo… ¿Quién sabía siquiera que algo como esto era posible? Los avances de
Donovan en este campo son…" Él sacudió la cabeza con asombro. “Francamente, son
imposibles. No sé cómo lo está haciendo”.

“Razón de más para detenerlo,” me quejé. La idea de Donovan teniendo la capacidad para
controlar a las personas no se sentía bien para mí. “¿Entonces qué pasó? ¿Cómo es que se
detuvieron? No siento más los impulsos extraños. ”.

Ryan me apretó la mano. “Tú los freíste, Jamie. Son electrónicos. Cuando te pusiste en modo
Peligro, no podían manejar la cantidad de energía eléctrica en el cerebro. Ellos se
arruinaron”.

Tomé un momento para procesar esta información y me estremecí ante la idea. Ryan pasó el
brazo alrededor de mí. “Ve el lado positivo,” dijo, “incluso de alguna manera te hubieran
capturado, nunca sería capaz de controlarte. No con tus estribos, nena”.

Me burlé, pero tenía un punto, por lo que cedió con un movimiento de cabeza. “En realidad
es un poco reconfortante.”

“De acuerdo,” Dijo el Mayor Wilks entre dientes.

“Hey, si se piensas en ello, soy una especie de héroe,” Tyson interrumpió, sonriendo. “Si no
me hubieras liquidado, todavía estarías bajo control de Donovan, y no sabrías lo que estaba
sucediendo o cómo curarte. Me mataste, pero te salvé, por lo que valió la pena. ”
“Tyson!” La parte inferior se retiró de mi estómago. “Por favor, no lo digas así nunca más.”

Él me ignoró por completo, todavía atrapado en su propia línea de pensamiento. “Hey, yo


morí por ti. Eso es mucho mejor que recibir una bala. Creo que merezco una oportunidad por
el título de novio”.

A medida que la sala estalló en risas a mí alrededor, extendí mi mano para frotar mi cabeza
de repente con dolor. Ryan, al ver mi tensión, comenzó a amasar la parte de atrás de mi
cuello. Se sentía tan bien, finalmente, me relajé y dejé escapar un profundo suspiro. Una vez
que la habitación estaba en silencio otra vez, miré al Mayor Wilks. “¿Entonces, qué hacemos
ahora?”

“Ahora…” hizo eco de mi suspiro, sonando aún más agotado que yo. “No estoy seguro,
Ángel; dejar que nuestra única vía de escape se recupere ”.

“Lo siento.” Me sonrojé. Control mental o no, estaría completamente fuera del plan de hoy.
Y para ser honesta, no estaba segura si lo había dejado escapar debido a que me había
sentido obligada o si era egoísta porque quería mis recuerdos. Algunos ACE lo pensaban.
“Dijo que su nombre era el Dr. Chen, si quería su ayuda,” dije patéticamente. “Y me dio un
número de teléfono. Obviamente va a ser imposible de encontrar, pero podría llamarlo y
planear una reunión con él”.

“Él te dio su número de teléfono?”, Preguntó Tyson.

No estoy segura de por qué todo el mundo estaba tan sorprendido por eso. Tenía mucho
sentido para mí. “Por supuesto. Cuando no fui con él de forma automática, tenía un plan de
respaldo. Me ofreció una prueba de que él podría recuperar mis recuerdos. Ese es el suero
que me inyectó. Él sabe que me gustaría estar en contacto con él después de que su suero
funcionó, y me dio una tarjeta con su número. Así que vamos a llamarlo. Obviamente que va
a exigir que me encuentre con él a solas, pero si puedo bombearlos de energía a todos antes,
pueden mantenerse lo suficientemente atrás y luego sólo tienen que seguirnos a
supervelocidad. Ni siquiera voy a necesitar un rastreador”.

No pensé que mi plan fuera tan malo, pero todo el mundo permaneció en silencio, y uno a
uno me dio miradas de lástima. Todos, excepto Ryan, que parecía que me creía, pero
simplemente no le gustaba mi plan porque era peligroso para mí. “¿Qué?” Exigí.

Johnny G fue el primero que me respondió. “Ángel, no hay manera de que caigan con eso.”

“¿Por qué no?”

“Bueno, porque, obviamente, no había suero milagroso. Él sólo te dijo la historia de un cura
para que dejes que te inyecte los nanobots”.

Fui de cero a cabreada tan rápido que Ryan gritó y tiró de su mano de la mía. Dos palabras
que realmente necesitaba añadir a mi lista de disgustos, condescendencia y compasión. No
puedo tolerarlo bien, y yo estaba recibiendo una gran cantidad de ambos. “Sólo porque no
tenga memoria significa que soy una idiota.” Me puse de pie, mirando a todos en la sala. “No
soy ingenua tampoco. A) Yo ya había sido inyectada con los nanobots antes de conocerlo.
Alguien debe de haber intercambiado las jeringas en el hospital cuando me nombraron esa
cosa para el análisis de la máquina, porque es cuando empecé a sentir los impulsos de
alejarme. ¿Por qué creen que me comporte de la manera que lo hice? Y cuando me fui, salí
por esa salida específica porque me sentí obligada a ir en esa dirección. Chen estaba
esperando allí por mí, como si supiera que me presentaría. Y él estaba realmente sorprendido
cuando yo no me fui sin más, de forma automática con él. El esperaba que fuera, sin hacer
preguntas. Ofrecerme el suero era su plan de seguridad.
“Y B) Sé que hay un suero milagro porque funcionó. Tuve un sueño después de que ustedes
me sedaron. No he soñado desde la explosión. No podía. Esa parte de mi cerebro estaba
dañada, al igual que mi memoria. Pregúntenle a la Dra. Haggerty, o hagan el escanear de mi
cabeza de nuevo si no me creen. Verás que al menos una parte de mí se curó. El Dr. Chen me
dio su número porque sabía que estaría desesperada por llamarlo después de que su suero
funcionara. Estoy segura de que Donovan va a sentarse a esperar por el teléfono en este
momento. Pero bueno, si ustedes no quieren creerme porque piensan que soy un idiota
desesperada, ingenua, bien. Voy a ir sin ustedes”.

Yo salí furiosa de la enfermería, cerrando la puerta detrás de mí con tanta fuerza que tiré de
ella a través de los marcos. Tenía que dejar de hacer eso, pero siempre se sentía demasiado
bueno. Además, hizo mi salida bastante impresionante.

“Vuelve, Sol.” La voz de Ryan era un poco más alta de lo normal, pero todavía tranquila. Él
sabía que lo había oído, aunque yo estaba todo el camino por el pasillo ya. “¿Por favor?
Todo el mundo lo siente realmente, y sabes que te creía. Por supuesto que queremos ir
contigo para detener a Donovan. Vuelve para que podamos discutir un plan sólido”.

Maldita sea Ryan y cualquiera que sea ese dominio mágico que tiene sobre mí! Estaba tan
enfadada, pero dijo por favor y me llamó Sol… no podía ignorar su petición.

Irrumpí de nuevo en la enfermería, pateando la puerta que parecía estar cerrada atascada.
“Está bien”, le susurré al pueblo conmocionado abriendo la puerta astillada en el suelo. “Si
ya están todos listo para tomarme en serio, podemos discutir un plan. En un momento.
Necesito un poco de tiempo para refrescarse en primer lugar. También me muero de hambre,
y me gustaría conocer a mis padres durante más de cinco segundos”.

Yo salí furiosa de la habitación de nuevo, gritando por encima del hombro mientras salía.
“Alguien puede abrir la maldita puerta de entrada a esta cueva para nosotros, porque no voy
a comer eso que usted está tratando de hacer pasar como alimento en la cafetería!”

No estaba completamente molesta ya, pero todavía estaba lo suficientemente enojada, y


ahora estaba siendo sola una especie de ser molesto para recordarles con quién estaban
tratando. Odiaba ser subestimada. Tanto.

“Ella es bastante volátil, no es así?” Dijo Geek entre dientes después de que me había ido.

Creo que fue Campo corto que agregó, “¿Ella siempre es irritable cuando tiene hambre?”

La risa de Ryan fue lo último que oí antes de que hiciera un esfuerzo por hacer caso omiso
de ellos y encontrar a mis padres.
La cena terminó siendo un grupo de cinco; mis padres, Becky, Ryan y yo. Una parte de mí se
sorprendió cuando el mayor Wilks dio Ryan las llaves de un coche estilo militar y dejó que
nos alejemos de la base. En el fondo, todavía me preguntaba si él me trataba como a un
prisionero. Mis padres se sentían de la misma manera; Podría decir. Se relajaron mucho en
cuanto el coche llegó a Colorado Springs.

Seguimos el olfato, literalmente, a un lugar lindo que sirve comida de campo al estilo comida
casera. Teníamos la intención de ir a un restaurante con el que Ryan estaba familiarizado,
pero cuando alcancé el aroma de los pimientos rellenos de campana, albóndigas, y las
manzanas canela horneados lo obligue a detenerse hasta que encontré la fuente de la
exquisitez.

No fue hasta que nos sentamos y tenía un tiempo imposible tratando de elegir sólo una cosa
para probar-que todo el mundo se rio de mí. Después de ordenar al camarero, me di cuenta
de todas las sonrisas y el ceño. Yo estaba fuera del circuito de nuevo. Maldita amnesia.
Odiaba eso. “¿Qué?”

“No es nada, mi amor.” Los ojos de mamá pasaron por alto. Ella había estado rompiendo
aleatoriamente dentro y fuera sin parar desde que la conocí. “Es reconfortante ver que actúes
como tú.”

Su comentario me tiró fuera de guardia. Pensé que iba a sentir alivio al saber que yo estaba
actuando normal, pero era inquietante. Qué había hecho que era tan Jamie? ¿Y si hubiera
hecho algo diferente? Que no podía ganar. Actuando como mi viejo uno mismo o actuando
como alguien nuevo, de cualquier manera todos me estaban comparando a mi antiguo yo,
una persona que simplemente no estaba más. No me gustaba la forma en que todos me
miraban constantemente, pero no dije nada porque yo no quería molestarlos. “¿Qué he
hecho?”

Mi padre sonrió. “Una buena y abundante comida casera siempre ha sido su favorito,
después de un excelente trozo de pizza. Tú estás después de mí en ese departamento. “Dio su
estómago una palmada orgullosos. “Obviamente.”

Él no tenía sobrepeso, pero sin duda tenía un medio suave.

“Después del accidente, cuando nos dimos cuenta de comer iba a ser un problema para ti,
pasé mucho tiempo aprendiendo a cocinar”, dijo mamá. “Es una de mis cosas favoritas para
hacer ahora. Me tomó un tiempo, pero con el tiempo me di cuenta de tus peculiaridades, y
prefieres una comida hecha en casa en lugar de ir a la mayoría de los restaurantes. ”

La historia era como todos los recuerdos-agridulces de Ryan. ¿Cómo podía estar tan
desesperada por saber todo lo que tienen que decirme de mi vida y a pesar de eso, cada vez
que escucho algo nuevo, me duele el corazón tan mal que quiero gritar?

Cuando la cena continuó, la frustración sólo creció. Antes, sólo había sido Ryan quien
realmente me conocía. Sentada en la cena con mi novio, mi mejor amiga, y mis padres, me di
cuenta que no podía volver a mi antigua vida. Pude haber sabido quién era yo ahora, pude
haber conseguido mi vida, pero nunca sería verdaderamente yo otra vez.

Estas personas conocían a una persona diferente. Conocían a su hija o su mejor amiga o
novia. Sabían de Jamie Baker. Me veía como Jamie e incluso actuaba como ella, pero no era
ella. Ya no. No completamente. Me sentí más como April O'Neil, la chica amnésica confusa
que había estado viviendo bajo una roca durante seis meses. En un sentido, yo era April
O'Neil, sólo tratando de ser Jamie Baker. La realización fue tan deprimente que había
perdido el apetito. Sólo probé un poco del pastel de manzana que pedí para el postre, a pesar
de que olía celestial.

Ryan se dio cuenta de que no estaba comiendo y frunció el ceño. “¿Estás bien, nena?”

“Estoy bien.”

“¿Estás segura? Porque tú-”

“He dicho que estoy bien.” Las luces parpadearon. Es obvio que no estaba bien. Tomé una
respiración profunda y una mueca por todas las caras de asombro, preocupadas alrededor de
la mesa. “Lo siento. No puedo hacer esto. Yo no quiero hablar del pasado ya. No hay más
historias sobre Jamie. La chica de la que están hablando no soy yo”.

“Sí, lo eres,” dijo Becky.

“No. Lo fui. “Vi cada una de sus miradas y sacudí la cabeza. “Su Jamie murió en la
explosión. Saber la verdad, acabar con todo esto, conseguir mi vida real de vuelta es todo lo
que he querido durante los últimos seis meses. Pero ahora veo que no puedo recuperarlo. Las
historias no son recuerdos. Todos ustedes están aquí sentados hablando y riendo juntos como
si fuéramos una familia, y estoy incómoda, me siento extraña. ”

Dolor brilló en los ojos de mi madre. “Jamie, cariño, eso no es verdad.”

“Es verdad. Ryan es más tu hijo de lo que yo soy tu hija. No puedo ser tu Jamie. Sin mi
memoria, yo no soy ella. Soy April O'Neil, la única chica que he sido durante todo el tiempo
que puedo recordar”.
Me puse de pie, llena de un nuevo sentido de determinación. Ryan se puso de pie a mi lado y
agarró mi mano. “Jamie, ¿a dónde vas?”

“De vuelta a la base. Donovan tiene lo que necesito, y voy a conseguirlo”.

De inmediato negó con la cabeza. “Jamie, no. Es muy peligroso. B-ien...”

“Voy.” Saqué mi mano de su agarre. “Si tú quieres ir en la misión, entonces te sugiero que
vuelvas rápido”.

Me fui. Con supervelocidad. Yo sabía que probablemente lastimaría los sentimientos de


Ryan, pero si me hubiera quedado y dejaba que nos lleve de vuelta con él, simplemente nos
hubiéramos metido en una pelea. Él no iba a estar de acuerdo con esto, y no había nada que
pudiera decir que me detuviera. No entendía. Todo lo que veía era el peligro que tenía por
delante. Para él, mi vida no valía la pena el riesgo. Para mí, mi vida ya estaba tomada, así
que no tenía nada que perder.

…..

Cuando regresé, el mayor Wilks se encontraba en el centro de mando, hablando con Geek.
Los dos hombres se sorprendieron al ver que vuelva tan pronto y sin mi peluca rubia, ni las
sombras de ojos azules, pero ninguno de ellos preguntó. Recordé al mago de ordenador con
cara de niño, una sonrisa, mostrando más confianza de la que sentía. Me dio vergüenza de
perderme frente a todos antes, pero no estaba a punto de dejar que nadie más me vea así.
“Hey, Geek. ¿Cómo te va? No rompiste los microchips de Teddy todavía? ”

Los ojos de Geek vidriosos ante la mención del reto imposible. “Ni siquiera cerca.” Él negó
con la cabeza y se rio. “Lo que no daría por tener una décima parte de la capacidad de tu
amigo. Qué te parece si conseguimos que vuelva para mostrarme cómo lo hizo? ”

Sonreí. No había manera de que Teddy renuncie a sus trucos del oficio. “¿Quieres que lo
encuentre y le saque la información?”

Geek suspiro.

Le di una palmada en el hombro. “Lo siento mi amigo. Pero bueno, teniendo en cuenta las
mentiras que me dijo, yo estaría feliz de torturarlo por información cuando lo tengamos de
vuelta”.

Geek me miró de soslayo, sin saber si estaba bromeando o no. Honestamente, yo misma no
estaba segura.

El Mayor Wilks rompió el silencio repentino aclarándose de la garganta. “Ángel”. Me saludó


con una breve inclinación de cabeza. “¿Cómo fue la cena con sus padres y su amiga? ¿Te
sientes mejor?”

El hecho de que él no me tratara por mi rabieta, aunque yo totalmente me lo merecía, me


hizo sentir mal. Era un tipo bastante decente, y yo no estaba haciendo la vida más fácil para
él. “… La cena fue más difícil de lo que esperaba. Y no, no estoy realmente sintiéndome
mejor”.

“Siento escuchar eso.” El hombre parecía sincero en su simpatía. “Me imagino que las cosas
deben ser bastante difícil para usted en este momento. Si desea, tenemos un excelente
psicólogo aquí en la base. Ella es muy buena con los soldados que tratan con el estrés post-
traumático y otras cosas. Ella podría ser capaz de ayudar a darle sentido a algunas de sus
emociones”.

Aspiré. El hombre, básicamente, sólo me dijo que necesitaba terapia, pero era imposible
tomarla por ofensa cuando la oferta era tan atractiva. Mi cabeza era un desastre que podría
admitir que un poco de ayuda sería agradable. “Puede ser que le tome la palabra que con el
tiempo, pero si todo está bien con usted, yo preferiría centrarme en la misión en este
momento y tratar con mis problemas personales más tarde.”

El Mayor Wilks me estudió por un momento antes de contestar. “¿Estás segura de que
puedes manejarlo? Estamos hablando de una misión peligrosa. Por mucho que me gustaría
contar con su ayuda, no puedo asegurarte, si vas a estar inestable. ”.

Una vez más, no podía ofenderme a su comentario. Fue contundente, pero muy cierto. Aun
así, sólo porque no estaba ofendido no significaba que iba a darle un pase libre. Después de
sentarme en la silla con ruedas vacía en la estación de trabajo al lado de Geek, Rodé los ojos.

“Mayor. Ni siquiera teniendo en cuenta todas las cosas que he pasado en los últimos días, el
ataque de los súper soldados que casi me mata, la traición de Teddy, y todas las demás
divertidas y emocionantes basuras, sin incluir la de… que acababa de despertar de mi primer
sueño, lo que significa que solo así me había dado cuenta de que es posible conseguir mis
recuerdos de vuelta. Y Ryan en serio me puso de cabeza con lo del superkiss. Por lo que ya
estaba completamente abrumada y luego recordé que había estado inconsciente porque había
recibido un disparo por los hombres en los que había confiado para ayudarme, sólo para
descubrir que había estado bajo control mental y había dejado ir nuestra única pista y yo,
literalmente, maté a Tyson. Yo estaba entrando en pánico, y luego todos ustedes descartaron
la solución más lógica que tenía. No sólo eso, sino que me trataron como a una damisela en
apuros sin cerebro. Tienes suerte de que sólo me llevé por encima una puerta, y no toda la
base”.
“Espera un minuto, Ángel-”

Levanté una mano. “Oh no, no he terminado.”

Los ojos del Mayor Wilks se estrecharon, y su mandíbula se apretó, como si realmente no le
gustaba que lo desafié. Que mal, triste, porque yo estaba empezando a ponerme nerviosa otra
vez. “Pasa que soy emocional y temperamental. Pasa que sólo soy una mujer joven asustada
y confundida y no uno de sus soldados entrenados. Pero vamos a dejar una cosa clara. Yo.
No. Soy. Estúpida. Y es mi vida la que está en juego aquí. No la suya. Vinieron a mí en
busca de ayuda. No me soplen lejos cuando trato de darla. Eso no es tan cool. Es también la
manera más rápida de perder mi ayuda por completo. No me gusta ser subestimada, y sobre
todo, no puedo tolerar la condescendencia o la compasión. Eso es todo lo que he recibido de
Teddy, y estoy cansada de eso. Me respetan o no voy más con esto. En este punto, no
necesito su ayuda. Me gustaría, pero yo no la necesito. Si no me van a tomar en serio,
entonces voy a ir por Donovan yo misma”.

Un efecto secundario de ser tan poderosa como yo lo soy: no me intimido fácilmente. Bueno
para mí. Malo para cualquier persona que tenga autoridad sobre mí. Crucé los brazos con
fuerza sobre mi pecho y me encontré con la mirada del Mayor con una mirada firme. “¿He
sido lo suficientemente clara ahora?”

A medida que nos miramos el uno al otro, me di cuenta de que habíamos ganado audiencia.
Geek era el único ACE estacionado en el centro de mando, pero todavía estaba lleno de otras
personas militares que realizan otras tareas de tipo militar. Excepto que ahora todo estaba en
silencio mientras la gente nos miraba. Geek ni siquiera respiraba. O parpadeaba. Estaba
congelado en su lugar, con la boca abierta mientras miraba hacia nosotros.

Los ojos del Mayor Wilks se movieron por la habitación con tanta rapidez que era
probablemente la única que se dio cuenta. Era un hombre bien entrenado, un soldado de élite,
constantemente atento a su entorno. No había duda de que era muy consciente de la gente
que lo observaba, esperando a ver cuál sería su reacción a mi desafío. Estaba segura de que
también entendió que esto era una prueba. ¿Cómo me maneje en este momento afectaría en
gran medida cualquier futuro que tuve con los ACE.

Sus ojos se volvieron duros y con mucha calma, dijo, “Haz sido clara como el cristal, Ángel.
Y de la misma manera me queda claro, si fueras uno de mis soldados, estaría en la
empalizada en este momento por su insubordinación. Si quieres mi respeto, entonces
respétame también. Yo soy su oficial superior y dominante, seas oficialmente uno de mis
ACE o no”.

Esperaba su respuesta. No podía permitir que camine por todo el cuerpo, sobre todo no
delante de sus compañeros o subordinados. Me quedé en silencio ante el reproche. Esta era
una prueba para mí también. El Mayor Wilks no podía tener un comodín en su equipo. Si no
podía jugar bien, entonces podría no utilizar me. Entendí esto. Lo respete, incluso. Me
impresionó que estaba de pie ante mí de una manera tranquila. Era un buen líder, de eso
estaba segura. Pero esto no fue suficiente para mí. Necesitaba saber que me había oído y no
sólo que maneja bien mi desafío. Le di un pequeño movimiento de cabeza para mostrarle que
entendía y, a continuación, espere.

Había pasado el examen. Volvió el visto bueno y relajó su postura lo suficiente como para
ser perceptible. “Dicho esto”, continuó, “usted tiene un punto.”

Geek contuvo un grito silencioso.

“No está entrenada para este tipo de cosas, y en un tiempo muy breve has pasado por el
trauma físico y emocional más del que muchos soldados ven en sus carreras militares
completas. Y a pesar de todo, nunca ha actuado impulsiva o imprudentemente. Soy muy
consciente de la joven inteligente y capaz que eres, y de los sacrificios y los riesgos que has
estado dispuesta a tomar para nuestro equipo. Fue un error de nosotros descartar tu idea tan
rápidamente. Me disculpo por eso, y te aseguro que el resto del equipo se ha dado cuenta de
su error también. No va a suceder de nuevo. Tienes mi palabra, Ángel”.

Eso era más de una disculpa de lo que esperaba. Había pasado su prueba hace un minuto,
pero él sólo había pasado la mina con una A +. Me tomé mi tiempo para responder a fin de
no mostrar mi sorpresa. “Gracias, mayor. En ese caso, me disculpo por haber perdido los
estribos antes y caminar hacia fuera en usted. Voy a tratar de no dejar que vuelva a ocurrir”.

Él levantó una ceja hacia mí y me sonrió, encogiéndose de hombros. “Yo sé que es mejor no
hacer promesas que no podrías ser capaz de mantener.”

Trató de mantener su cara de póquer, pero esbozó una sonrisa y dejó escapar una risa suave.
“A fin de cuentas, ángel, eres un infierno de soldado.”

“¡Yupi. Justo lo que siempre quise ser. “Puse los ojos en caso de que el Mayor Wilks se
perdiera mi sarcasmo, que totalmente no lo hizo porque había sido tan obvio, pero en el
fondo yo estaba orgullosa del cumplido.

Las bromas rompieron la tensión asfixiante en el centro de mando, sustituyendo la sorpresa


de todos, con una sensación de asombro. Yo dudaba que hubieran muchas personas en el
mundo dispuestos a ir mano a mano con el mayor Wilks, e incluso menos que hubieran
sobrevivido a tal altercado.

Sonreí al Geek de nuevo y él me miró parpadeando. “Eso fue…” Él negó con la cabeza
mientras buscaba una palabra. Yo esperaba que dijera sorprendente o increíble o incluso
tonto o loco. Lo que salió de su boca fue: “Tan caliente.”
“¿Caliente? De Verdad? Eso es lo que vas a decir? ”

El asintió. “Entiendo totalmente la obsesión de Romeo ahora.”

Gimiendo, me froté la mano por la cara y miré al Mayor Wilks para la copia de seguridad. Él
no era de ayuda, levantó sus manos como diciendo que dependía de mi propia este momento.
Bien. Se supone que me lo merecía después de rectificar al tipo frente a una sala llena de
gente. “Lo que sea. Al menos dime que encontraste algo sobre el Dr. Chen”.

Esas fueron las palabras mágicas. Tanto el Mayor Wilks como Geek se pusieron sobrios
como si cada uno llevara interruptores “graves” y acabaran de presionarlos. “El número de
teléfono que nos diste es imposible de encontrar, al igual que sospechaba. Es un teléfono
desechable que hemos rastreado a un callejón sin salida. Podemos tratar de rastrear cuando lo
llames, pero teniendo en cuenta la tecnología que estos chicos están usando, estoy seguro de
que van a estar configurados para bloquear la señal en todo el mundo, y que va a pasar
mucho antes de que podamos conseguir una rastro fiable”.

Asentí. “No es sorprendente. Y Chen? ”

Geek negó con la cabeza. “El hombre es un fantasma. No existe. Eso es difícil de hacer en su
totalidad”.

“Pero no imposible. En especial, no para alguien como Teddy. ” Me encogí de hombros. “Él
y yo, ambos tememos varios alias que parecen tan real, pero no existen técnicamente. Si él
puede hacerlo, estoy segura de que otros que trabajan para Donovan pueden hacerlo. O tal
vez Teddy es el que lo hizo por el Dr. Chen. Tú has dicho que trabajaba para Visticorp antes
de la explosión, ¿verdad? Asumo que no lo tenían fregando los retretes”.
“Muy cierto,” El Mayor Wilks estuvo de acuerdo.

Geek suspiro. “Si ese es el caso, entonces estamos perdidos. En serio, tu amigo es
francamente diabólico en sus habilidades técnicas”.

“O tal vez es sólo diabólico, en general,” murmuré, pensando en que básicamente me había
tomado como rehén durante seis meses para que él me pudiera gustar. Tomé aire y traté de
concentrarme. “Muy bien, así que llamar y encontrarme con él, es nuestra única opción.”
Conocí la intensa mirada sin miedo del Mayor. “¿Qué tenemos que hacer para que esto
ocurra?”

El Mayor Wilks vaciló, pero pude ver en sus ojos que él ya estaba a bordo. Sin responderme
directamente, cogió un teléfono en el escritorio de Geek y envió su voz a través del sistema
de megafonía para toda la base, ordenando a todas los ACE a la sala de interrogatorio
inmediatamente.

Sentí una inyección de adrenalina a través de mí. Ya estaba. Comenzó el juego, Donovan.
Soy un Ángel que no serás feliz de ver.
Habíamos ideado un plan de pésima calidad, un tanto desesperado, lo admito, cuando Ryan,
mis padres, y Becky llegaron de vuelta en la base e irrumpieron en la sala de interrogatorio.
Johnny G les dio un rápido resumen, y cuando estaban ya al tanto Ryan volvió sus ojos
azules furiosos, lleno de llamas de fuego, en mí.

Yo habría ido sin temor de cabeza a cabeza con los súper soldados y un importante militar
decorado, pero me retorcía bajo la mirada enojada de Ryan. “Jamie, este es un plan estúpido
y lo sabes. Vas va a conseguir que te capturen o que mueras. No tienes idea de lo que está
tramando, pero estará listo esperándote. Al igual que la última vez. Estás siendo demasiado
confiada”.

Su advertencia me molestó. Sobre todo porque él tenía razón. “Esto, viniendo del Rey
engreído?”

Ryan cerró los ojos y tomó unas cuantas respiraciones. Que había aprendido de su madre,
quien estaba muy en el yoga y la meditación. La respiración era una técnica que le había
enseñado cuando era joven para ayudar a lidiar con su verdadero padre, que, por lo que pude
ver, era la única persona capaz de hacer a Ryan perder los estribos. Aparte, al parecer, que
yo.

Con un movimiento de cabeza, susurró: “No me siento engreído ahora, nena.” Cuando abrió
de nuevo los ojos, tenían tanta emoción que me quedé helada en un jadeo. “Estoy asustado.
Aterrorizado.”

Toda la habitación se congeló, hipnotizado por su emoción como yo. La gente había estado
sorprendida viendo mi discusión con el mayor Wilks, pero esto era diferente. Era como si
nos estuviéramos matando con Ryan. Fue sin duda penetrante. Mi pecho dolía como
ahogándome en la desesperación que sus ojos tenían. “Te lo pedí de esta manera una vez
antes, Jamie. Por el mismo hombre que estás hablando de enfrentando ahora. La situación
era casi exactamente la misma. Tu amigo estaba en problemas, y se fuiste sin un plan sólido
y ningún plan B por si las cosas salían mal. Esta vez, Donovan va a estar aún más preparado
para ti”.

Negué con la cabeza, desesperada por defenderme de su argumento. No podía dejar que me
hable de esto. “No voy a estar sola en esta ocasión. Voy a tenerte a ti y los ACE para
apoyarme”.

“Tu esperanza. Pero no podemos garantizarlo. Y una escuadra de soldados humanos contra
cuántos súper soldados? No sabes lo que estás enfrentando”.

Me sentí mal por él. Realmente lo hacía. Entendí por qué estaba siendo tan sensible acerca de
esto. Pero también tuve la sensación de que estaría en contra incluso del plan más infalible.
Salí de mi asiento y rodee la mesa hasta donde estaba sentado. Cuando me puse de pie,
siguió mi ejemplo y me encontró a mitad de camino. “No hagas esto.”

Tomé sus manos entre las mías y traté de sonar tan tranquilizador como sea posible cuando
dije, “voy a tener cuidado. No sé exactamente qué esperar, pero yo estoy mucho mejor
preparada que la última vez”.

“Eso no es lo suficientemente bueno, nena. No esta vez. Este plan lo hemos ideado, que va a
ser exactamente lo que estará esperando Donovan. Caminaras en una trampa”.

“Yo sé eso.”
Empecé a negarlo, pero tenía razón. No me importaba. Estaba caminando en una trampa y no
importaba. Donovan era la única persona en el mundo que podía restaurar mi memoria. Si
eso tomaba ponerme en sus manos y encontrar una forma de escapar más tarde con el fin de
recordar mi vida, entonces que así sea.

Ryan leyó la verdad en mis ojos. “Tus recuerdos son tan importante para ti? Que vale el
riesgo de tu seguridad? Tu libertad? ”

“Los tuyos son tan importante para ti, también,” dije. “Simplemente no te das cuenta de ello,
ya que los tienes. Tengo que hacer esto, Ryan. Esta es mi única oportunidad. Vale la pena el
riesgo”.

“¿Por qué?” Ryan se alejó de mí, rastrillando las manos por el cabello. Después de un
momento, él se dio la vuelta, me clavó a la pared con su desesperación. “¿Por qué esto no es
lo suficientemente bueno para ti? Tú sabes la verdad. Tienes a tu familia. A los ACE. Tienes
un futuro. ¿Por qué no puede ser eso suficiente? Por qué no puedes aceptarlo? ”

Yo sabía lo que estaba realmente preguntando. No pensé que lo diría, pero luego lo hizo.
“Yo solía ser suficiente para ti. Qué cambió, Jamie? ¿Cómo es que no puedes aceptar más,
mi amor? ¿Por qué es el pasado más importante que lo que está de pie justo en frente tuyo? ”

Él me estaba matando. Teddy había perdido los estribos de la frustración tantas veces, y
siempre me había hecho daño. Pero esto… esto era mucho peor. Esto era devastador. El
corazón de Ryan se rompía en este momento, pero también lo hacía el mío. “No sé qué
decir”, le susurré. Las luces parpadearon por encima de nuestra cabeza demostrando mis
sentimientos a pesar de las lágrimas que me negaba a derramar. “Tú no entiendes. No es
posible entender lo que no se siente”.
“Tienes razón. No puedo. “La voz de Ryan se volvió entrecortada. Amarga. “Yo no lo hago”

Comenzó a tomar su camino hacia fuera de la habitación y tanto mi madre como Becky se
acercaron a él, impidiéndole salir. Vi como las dos se lo llevaron en sus brazos, y le
ofrecieron palabras de consuelo. Dándole simpatía y aliento. La vista era tan desgarradora
como la situación en sí. Mi madre nos vio heridos, y ella había ido a él. Ni siquiera lo había
dudado. Yo no la culpo por estar a su lado en este argumento. Ella lo amaba. Ella entendía lo
que estaba pasando porque ella estaba experimentando lo mismo también. Pero sólo porque
entendía no significaba que una parte de mí no se sentía traicionada, de que se preocupaba
más de él que de su propia hija. Mi padre vio cómo observaba a mi madre cómoda con Ryan
y parecía entender lo mucho que me duele. “Cariño,” murmuró, saltando de su silla.

Él trató de venir a mí, pero tire mis manos en alto, para alejarlo. “¡No!” Me aparté de él. “No
quiero tu compasión.”

La cara de mi padre se quebró, y sus ojos se empañaron. Mi padre, un hombre oso, tenía
lágrimas en los ojos. “No es lástima, bebé. Te amamos. No estamos eligiendo lados”.

Mi madre se quedó sin aliento, finalmente dándose cuenta de cómo sus acciones me habían
afectado. Ella saltó lejos de Ryan y se unió a mi padre. “Cariño, no.” Ella se curvó en el lado
de mi padre cuando él envolvió su brazo alrededor de ella. “Por supuesto que no. Amo a
Ryan como a un hijo, pero nunca lo podría elegir por ti. Eso no es lo que estaba haciendo”.

Negué con la cabeza. “No fue a propósito. Pero no pudiste evitarlo. Tú lo amas. Tú lo
conoces. Tú entiende lo que está pasando. Yo soy la extraña aquí. La desconocida que no
puede referirse a sí misma”.

Ryan y Becky se unieron a mis padres, tanto moviendo la cabeza como si negaran mis
palabras. Si creían o no, la verdad estaba ahí para todo el mundo en la habitación para ver
como todos se pusieron, apiñados, frente a mí. Había una línea en esta lucha de dos lados
diferentes. Estaba sola en un lado, y todos estaban en el otro. Entendí, pero dolía de todas
maneras. Y sólo se solidificó mi resolución. No podía vivir así, con esta división entre
nosotros.

“¿No lo entiendes?” Mi voz se quebró e hice un gesto en el espacio entre nosotros. “Si no
consigo mis recuerdos de vuelta, nunca vamos a llegar más allá de esto. Siempre será todos
ustedes en mi contra. Tal vez ustedes pueden aceptar eso, pero yo no puedo. No puedo vivir
el resto de mi vida compitiendo con un fantasma, una memoria que ni siquiera tengo.
Ustedes no me aman. La aman a ella. ¿La quieren a su lado. Pero yo no soy ella”.

Mi madre sacudió la cabeza, sollozando. “Jamie, cariño, ¿por qué estás actuando así? Esta no
eres tú”.

“Exactamente!” Grité, finalmente, perdiendo los estribos. “NO. SOY. ESA. JAMIE.
¡NUNCA MÁS!”

Las luces parpadearon y se quedaron fuera, por lo que la única luz en la habitación era el
suave brillo de mis ojos. Hubo unos segundos de tenso silencio, y luego las luces volvieron a
encenderse. Tyson se levantó lentamente de su silla y sostuvo su mano hacia mí. “Ahora que
nos encontramos, tú no estás sola.”

Yo estreché su mano tendida, cerré los ojos y respiré hondo. Cuando abrí los ojos de nuevo,
mirando a todos los soldados incómodos y luego me encontré con los ojos del Mayor Wilks.
Su presencia constantemente me conectaba a tierra. Negué con la cabeza a Ryan, Becky, y
mis padres. “En este momento sólo soy Ángel, y tengo un trabajo que hacer. Voy por
Donovan, y si no pueden hacer frente a eso, entonces por favor déjenme. Tenerlos aquí es
muy molesto para mí. No puedo lidiar con eso todavía”.
Mi madre se apretó en el pecho de mi padre y rompió en sollozos. Mi padre me envió una
última mirada desesperada sobre la parte superior de la cabeza y luego la condujo fuera de la
habitación. Becky los observó irse y me echó una mirada de dolor y decepción. “Tienes
razón,” susurró. “En realidad, no era ella nunca más.”

Sus palabras no me cortaron de la manera que pienso que ella pretendía, porque me cerré
emocionalmente. Había demasiado por tratar. Demasiada confusión y dolor. Si quería
funcionar, tenía que cerrarme. Ella era un extraño para mí. Así como mis padres. No los
necesitaba para entender mi decisión o que la aprobarán. Ellos me perdonarán si tengo éxito
y recupero mi memoria de nuevo. Y si no funciona, así, lo más probable era que nuestra
relación no iba a sobrevivir, de todos modos.

Después de que Becky salió furiosa, Ryan se mantuvo, con rabia mirando hacia los demás
ACE. “Jamie es tenaz y sacrificada”, dijo. “Ella va a utilizar Teddy y a los otros PAC, y la
amenaza de Donovan para hablar consigo misma y haciendo algo que no debería hacer. Ella
no se entrenó como ustedes. Ella no sabe qué hacer. Pero lo hará. Esta es una misión
defectuosa. Usted lo sabe. Si no fuera el ángel, usted no estaría dejando que lo haga”.

Movió su mirada hacia el Mayor y tiró de los hombros hacia atrás. “Señor, le insto a pensar
realmente duro sobre esto. Jamie es una mujer increíblemente dotada y poderosa, pero está
poniendo demasiada fe en sus capacidades”.

Ni siquiera estaba mirando a mí ahora. Ya no le importaba convencerme. Iba por encima de


mi cabeza. Me llamó terca, pero no era el único. “No hay que ir sin más. Ella no piensa que
su vida no vale el riesgo, pero usted y yo sabemos que sí. Por favor, señor. No la anime a
hacer esto”.
Una vez finalizada su intervención, la tensión lo abandonó y él colapsó sobre sí mismo.
Parecía agotado. “Mayor?”, preguntó en voz baja. “Permiso para ir con Los Baker y Becky?”

“¿Ahora?”, Preguntó en voz baja el Mayor Wilks. Parecía sorprendido, pero lo entendía.

Ryan miró mi camino antes de asentir a su oficial al mando. “Podría utilizar la pausa, señor.”

El Mayor Wilks estudió a Ryan un momento antes de asentir. “Muy bien; permiso
concedido. Eyes te encontrará y rellenara tu solicitud después de que hayamos terminado
aquí”.

Tragando saliva, Ryan asintió con la cabeza, saludó al Mayor, y se dio la vuelta. Nunca miró
hacia mí una vez más antes de salir de la habitación, y herir mi corazón. Tenerlo enojado
conmigo dolía mucho más de lo que había pensado. Cuando la puerta se cerró detrás de él,
me preguntaba si había cometido un error. Era posible que lo hubiera empujado lo suficiente,
podría perder Ryan. Me di cuenta en ese momento que yo no quería que eso ocurra. Puede
que sólo lo haya conocido por unos pocos días, pero me preocupaba por él. Mucho.

“Muy bien, señora de Romeo.”

Mi cabeza se giró para satisfacer la mirada confiada de Johnny G. Me dio un encogimiento


de hombros y movió la cabeza en Mayor Wilks. “Este no es uno de nuestros mejores planes.
Usted sabe que yo respetaré su decisión de cualquier manera, pero no me gusta. Es un riesgo
demasiado grande. No sólo por el ángel, sino para todo el equipo. Donovan nos conoce. Él
sabe que tenemos al Ángel, y va a estar pensando en la hora de encontrar una manera de
seguirla. No sólo va a ser una trampa para ella. Todos estaremos caminando en una trampa.
Donovan no cuidará de sobra nuestras vidas. Como líder de este equipo, yo soy responsable
de mis hombres en el campo, y si fuera por mí, esta es una misión a la que no los enviaría”.
Mi estómago se hundió. Él estaba en lo correcto. No podría pedir a su equipo a tomar ese
tipo de riesgo. Yo estaba dispuesto a sacrificarme por mis recuerdos con bastante facilidad.
Donovan no quería herir o matar a mí. Quería controlar. Para el estudio de mí. Y no estaba
tan indefenso como mis compañeros. Tenía poderes que no lo hicieron. Yo estaba seguro de
que podría encontrar una manera de llegar allí, ayudar a los demás PAC, y salir de alguna
manera. Pero la ACE sería corderos a la masacre contra un ejército de superthugs que sabían
que iban a venir.

Silbando una maldición, me senté y me quedé en la mesa, tratando de no sentirse amargo que
todas mis esperanzas acababan de ser discontinua.

“Lo siento, Ángel,” dijo Johnny G. “Sé lo importante que es para usted, y yo soy todo para
ayudar a usted, pero no a expensas de mis hombres.”

Yo seguía mirando a la mesa, pero asentí para mostrar entendí. “No, tienes razón. Yo no
había pensado en eso, y yo no los arriesgaría, tampoco. No puedo pedir a todos ustedes por
venir en esta misión sin saber más”.

“Así que esperamos un tiempo”, Tex ofreció. “Reunir más inteligencia, e ir en cuando
sabemos a lo que nos enfrentamos.”

“¿Cómo?” La frustrada voz de Geek sonó. “No hay manera de reunir información de
inteligencia. Donovan y toda su organización son imposibles de encontrar. Hemos acabado
todos nuestros recursos. Es por eso que estábamos incluso dispuestos a considerar esta
alternativa en el primer lugar”.

“Todo el mundo comete un error con el tiempo,” Smut ofreció. “Sólo vamos a seguir
haciendo lo que hemos estado haciendo, y uno de estos días vamos a llegar a él. Con el
Ángel en nuestro equipo, hemos colocado nuevos recursos a nuestra disposición. Y tal vez
con el tiempo Geek romper esos microchips”.

El suspiro de Geek sugirió su duda, pero aún asintió y dijo: “Voy a seguir intentando.”

“¿Qué pasa con los supersoldados?”, Dijo Tyson. “Tenemos parte del equipo de
recuperación de Donovan en nuestras celdas de detención.”

Mi cabeza se levantó mientras agarraba otro rayo de esperanza. “Él tiene razón. Esos
hombres tienen que saber algo. Tienen que saber al menos dónde es el lugar. Tal vez no
sepan los planes de Donovan, pero al menos podrían decirnos más acerca de su seguridad y
sus números. Eran parte del ejército de supersoldados. Deben saber cuántos otros eran como
ellos hay y cuáles son sus debilidades”.

Todo el mundo reconoció la esperanza en mi voz. Varios de los otros ACE compartían la
misma. Abiodun negó con la cabeza. Su voz baja, suave flotaba sobre la mesa con un tono
simpático. “No han hablado hasta ahora.”

“Pero han estado pasando por grandes efectos secundarios”, dijo la Haggerty, tratando de
ofrecer algo de esperanza. “Han estado demasiados enfermos para interrogarlos realmente,
pero ya se están sintiendo mucho mejor ahora. Podríamos intentarlo de nuevo”.

“No te hará ningún bien”, argumentó Tex. Parecía cierto. Él y Abiodun habían pasado la
mayor parte del tiempo prisioneros. “Hemos intentado varias veces, y enfermedades de lado,
siempre que le preguntan sobre Donovan o cualquier cosa relacionada con él, se retiran.”

“Es extraño,” estuvo de acuerdo Abiodun.


“Es como si físicamente no pudieran responder,” dijo Tex. “Al igual que si tuvieran un
interruptor de apagado en su cerebro y que se presiona cuando les interrogan.”

Di un grito ahogado. “No es un interruptor de apagado.” Me puse de pie, la emoción


estallando fuera de mí en una ola de energía que todo el mundo sentía. No podría ser tan
simple. “son nanobots!”

“Por supuesto,” Blake y Geek murmuraron al mismo tiempo.

Geek saltó de su silla al lado, compartiendo mi emoción. “Están siendo obligados a no


responder!”

Una sonrisa maligna se extendía por mi cara, y levanté las manos. “Y por suerte, gracias a
Invisidude, sabemos cómo parar a los nanobots.”

Le envié a Tyson envié un guiño, y él sonrió con orgullo hacia atrás.

“Tú crees?”, Preguntó Geek.

Me encogí de hombros. “Funcionó en mí, ¿verdad?”

“Tú has dicho que son sólo robots. Cualquier cosa electrónica puede ser electrocutado”.

“Tienes razón. Podría funcionar”.


“Suponiendo que podemos cocinar a los s robots sin freír sus cerebros junto con ellos”,
advirtió Campo corto.

Duh. Él tenía un punto, también. “¿Qué pasa con el hombre que zapping en el motel? Lo
freíste lo suficiente. Podemos comprobar para ver si hay nanobots en el cerebro y si todavía
están activos? ”

La sala quedó en silencio otra vez. Yo sabía por la expresión de sus caras que había más
malas noticias de las que no había sido informada. Ellos permitieron al Mayor Wilks hacer
los honores. “Él no sobrevivió, Ángel. Lo perdimos mientras estábamos en Boston”.

Mi cara palideció. “Está muerto?”, Lo había matado? Yo iba a enfermarme.

“No fuiste tú, Ángel,” El Mayor Wilks prometió cuando notó mi cara de color verde. “Fue el
suero.”

“¿Estás seguro?”

“Estamos seguros”, prometió la doctora Haggerty. “Tuvo un paro al corazón, pero no era de
la conmoción que le diste. Fueron los retiros. Estaba demasiado desgastado ya para manejar
el estrés. Su hígado y los riñones estaban dañados, también”.

“Era un hombre muerto caminando antes de que él te encuentre”, dijo Johnny G.

“Estamos a punto de perder uno de los otros también,” continuó la doctora Haggerty. “Pero
yo creo que está fuera de peligro ahora. Espero tanto de los prisioneros restantes para
preparar recuperaciones completas”.
Eso fue lo suficientemente bueno para mí. “Dulce. Vamos a desordenar sus cerebros un
poco, luego”.

Sus bocas cayeron alrededor de la mesa de conferencias, excepto las del Mayor Wilks; que
se curvó en una sonrisa. “¿Qué?” Puse los ojos en mi equipo. Era mi actitud realmente tan
impactante? “No estoy hablando de torturarlos. Realmente no. Bueno, no es suficiente para
hacer que pierda el sueño por los tirones. Vamos a darle un buen zapp para despejar su
cabeza. Se van a picar a ciencia cierta, pero confía en mí: Yo sé lo que se siente el ser
manipulado. Me lo agradecerán a largo plazo”.

Tomó un momento para que todo el mundo saliera fuera de su shock, y se inició con una
risita de Smut. Campo corto fue el siguiente, con un resoplido desagradable. Entonces Eyes
dejó escapar una risa real, y todo el equipo se perdió. “Recuérdame nunca hacerte enojar,”
dijo Smut.

“No es broma,” añadió Tex.

“Sin duda, un lema para vivir,” yo estaba de acuerdo. “Ahora podemos ir a extraer alguna
información de algunos supersoldados, o qué?”

Se rieron aún más fuerte, pero se levantaron de sus sillas y salieron de la habitación. El
Mayor Wilks me cogió por el hombro cuando entramos en el pasillo. “¿Estás segura de que
puedes hacer esto ahora?”

Asentí. “Estaré bien. La electricidad no es un problema”.

"Podemos esperar, sin embargo, si deseas ir a buscar a tus padres primero.”


“Soy consciente de eso, señor, pero, sinceramente, necesito un descanso de ellos tanto como
ellos de mí. Va a tomar mucho tiempo para mí organizar mis sentimientos por ellos, y ahora
no es el momento. ”

El Mayor Wilks me dio una sonrisa de orgullo mientras me empujaba para que empiece a
caminar. “Puedes negarlo todo lo que quieras, Ángel,” dijo mientras nos dirigimos a las
celdas de detención, “pero eres un ACE en el corazón.”
La cárcel en la base era sólo unas pocas celdas estándar nada parecido a lo que se ve en la
televisión con una litera de tamaño doble y un aseo en la esquina de cada uno. Luego había
otra celda al final del pasillo que era más como un cuarto de hospital tras las rejas. Uno de
los soldados estaba en una celda-el más desagradable, Lorenz-y, el otro estaba esposado a
una cama de hospital en aspecto. La doctora Haggerty estaba fuera de su celda, en
seguimiento de sus signos vitales.

El Mayor Wilks y todas los demás se dirigieron hacia el médico en primer lugar, pero
cuando yo me adelanté, Lorenz se levantó de la cama y me encontró en la parte delantera de
su celda, cubriendo mis brazos casualmente a través de las barras y apoyando mi peso sobre
una barra transversal. “Bueno, bueno, bueno, magnífico, me preguntaba cuando vendrías a
visitarme.”

El tipo sería simpático si no tuviera, brillo enojado tal de un tipo malo delante de sus ojos.
Me encontré con su sonrisa dura con una sonrisa dulce. “Hubiera llegado antes, pero he oído
que no te sentías bien, y quería asegurarme de que estuvieras mejor antes de llegar a
torturarte para obtener información. Es más divertido para mí de esa manera”.

El chico se burló. “Eres todo hablar, Ángel. Puede que no me recuerdes, pero yo te conozco.
Te observé durante mucho tiempo antes de que te capturaran”.

Levanté una ceja hacia el chico. “Suena espeluznante.”

Su sonrisa se volvió siniestra y pervertida. “Fue sin duda una de mis… asignaciones más
placenteras.”
“El bit de acosador psicópata no está realmente ayudando a tu caso, amigo. Te das cuenta de
eso, ¿verdad? ”

Él negó con la cabeza, riendo y relajado cuando su confianza creció. “Tú puedes defenderte a
sí misma cuando tengas que, pero no me atormentes. Eres un tipo de héroe. Una que quiere
hacer el bien. Siempre te preocupas tanto de hacer daño a la gente con tus poderes”.

Pensé en sus palabras y luego agarré sus manos. Sorprendido, trató de tirar hacia atrás y me
miró cuando no podía escapar de mi mano de hierro. “¿Qué crees que estás haciendo?”

Le di mi propia sonrisa malvada. “Supongo que no me conoces, tanto como creías.”

Sus ojos se estrecharon en los míos, y luego rompió completamente abierta. Miró a mis
manos de nuevo. “Tú no lo harás” dijo entre dientes, pero su voz ya no sonaba segura.

“Tienes razón en que soy una persona de hacer el bien. Pero no soy tan angelical como
piensas. Estoy realmente más preocupada por no herir a personas inocentes. Tú… eh…” Me
encogí de hombros. “Mientras vivas, yo estoy bien con un poco de dolor, ya que así
conseguiré lo que necesito.”

Su rostro palideció. Supongo que descubrió que no era una broma. “¿Qué quieres decir, darte
lo que necesitas?”

No me molesté en contestar a su pregunta. Puede que hubiera sido bien, pero sabía que
ninguna cantidad de interrogación sería eficaz cuando aún estaba bajo el control de Donovan.
“Esto es por atacarme, idiota.”
Sin esperar el visto bueno, dejé fluir electricidad, y no del buen tipo como el de transferir mis
poderes a otras personas. Mi poder es así de ingenioso. Puedo utilizarlo para transferir mi
energía… o puedo usarlo como un mecanismo de defensa. Lorenz tuvo una preciosa
descarga eléctrica, no energía. Gran diferencia.

Cuando gritó, varias de los ACE entraron en acción con gritos de sorpresa. Se reunieron
alrededor de mí, pero no me podían tocar sin terminar fritos, por lo que se decidieron por
gritar que me detuviera.

“¿Por qué? Esto era lo que vinimos a hacer aquí, ¿verdad? ”

“Mientras que se supervisa de forma segura, Ángel,” dijo el mayor Wilks. “No queremos
exagerar.”

Teniendo en cuenta que Lorenz todavía estaba consciente, me di cuenta de que estaba bien.
“No se preocupe; estará bien.” subí mi poder hasta el punto en que Lorenz dejó de gritar. Yo
sabía, desde un horrible intento fallido por controlar mis poderes en mis primeras semanas
con Teddy, que Lorenz no era capaz de respirar en este momento. Había bombeado tanta
electricidad en su cuerpo que todos sus músculos se habían adormecido. Curiosamente, a
pesar de que estaba siendo electrocutado, moriría de asfixia si seguía así mucho tiempo.

“Ángel?” Cuestionó Mayor Wilks.

Parecía cauteloso, pero no me había dado la orden de detenerme. Él confiaba en mi juicio. Y


ganar más puntos conmigo.

“Estoy bien,” le aseguré. Y lo estaba. Yo estaba completamente en control. Mientras que no


estuviera mal emocionalmente, tenía una muy buena comprensión de mi electricidad y lo que
era capaz de hacer. Saber que lo haría y matar a alguien era instintivo.

Obviamente no quería matar al hombre, pero no estaba segura de haber freído su cerebro lo
suficiente, sin embargo. “Toma un rayo para liberarlo de la manipulación en su cabeza”, le
expliqué. “Pero yo no quiero utilizar cualquier rayo en él, teniendo en cuenta lo que le hice a
Tyson. Esto es tan fuerte como puede ser para liberarlo y estoy segura de que no voy a
hacerle daño de verdad”.

“Él se va asfixiar así, Ángel,” la doctora Haggerty advirtió.

“Lo sé. Estoy escuchando los latidos de su corazón. Voy a dejarlo ir una vez que empiece a
disminuir demasiado”.

Hubo murmullos detrás de mí, pero no traté de entenderlos. Tomó un gran esfuerzo para
enfocar mi audición en algo específico. Necesitaba toda mi atención para bloquear el ruido
estacionario, y solo escuchar el ruido sordo en el pecho del súper soldado. Ya estaba
empezando a frenar un poco, pero no se había vuelto inestable todavía.

Después de un momento, se puso demasiado lento para mi gusto, y lo solté. Lorenz se


derrumbó inmediatamente al suelo. Con una tos y un gemido, cerró sus ojos llenos de odio
en los míos, me maldijo, y luego se deslizó en la inconsciencia.

La habitación estaba en silencio mientras todos esperaban por mí de seguir, y luego las luces
por encima de mi cabeza parpadearon. Es extraño cómo había estado bien en el momento,
pero ahora que todo había terminado mis nervios estaban destrozados. Había estado
dispuesta a hacer lo que era necesario, pero no había disfrutado de herir a ese hombre. Yo no
era un monstruo. Estaba siendo dura, sí, pero no tan dura como yo pretendía ser.
El Mayor Wilks debió de entender que yo estaba entrando en pánico en el interior, ya que se
trasladó a mi lado y, con cuidado de no tocarme, dijo, “Bien hecho, Ángel”.

Me gustó la calma en su voz. Se sujetaba la forma en que quería que fuera. Sacándome de mi
angustia, escuché por unos cuantos segundos y luego me relaje “Su ritmo cardíaco ya suena
normal y su respiración es lenta y constante. Se pondrá bien”.

“Y tú, Ángel?”, La voz baja de Abiodun rodó sobre mí cuando él se acercó a mi otro lado.
“¿Estás bien?”

Por alguna razón me sentí cómoda encontrando su mirada, dejándole ver la vulnerabilidad en
la mía. Era un hombre tan grande, y sin embargo tan amable que nunca podría ser
intimidante. Su sonrisa era cien por ciento de comprensión.

Asentí. “Ahora estoy bien. Gracias.”

Me lanzó una sonrisa que derrite el corazón y me tenía sonriendo cuando me di la vuelta para
hacer frente a los otros soldados.

Estaba preocupada de que me iban a ver de manera diferente, tener miedo de mí ahora, pero
me encontré con más aliento. No había miedo en cualquiera de sus expresiones que podía
contar. Ningún juicio. Johnny G fue el primero en romper el silencio, sonriéndome como un
padre orgulloso. “Bien hecho, Ángel.” No es que hubiera tenido nada que ver con él, pero se
supone que se sentía responsable de mí, por ser el líder del equipo y todo eso.

Campo corto asintió vigorosamente. “Tan genial.”


“Y algo sexy,” añadió Smut.

“Sin duda,” estuvo de acuerdo Tyson.

Rodé los ojos a los dos. “Tyson, ¿estás aún lo suficientemente mayor para saber lo que es
atractivo?”

Todos los chicos se echaron a reír, pero Tyson no se inmutó por el insulto. “Soy lo
suficientemente mayor para saber que es una Supernena”, ironizó.

“Uf. Ryan tenía razón. Realmente los odio ese apodo”.

Eso me valió un guiño del adolescente y la risa de todos los demás. Cuando Campo corto
abrió la boca, le disparé una mirada de advertencia y le mostré con el pulgar el cuerpo
inconsciente de Lorenz en el suelo de su celda. “Ni se te ocurra llamarme ese nombre
ridículo, o vas a terminar allí con él.”

Campo corto cerró su boca, y todo el mundo se rio de nuevo. Les dispare todas las miradas
sucias, pero en realidad, yo estaba contenta de que me estaban tomando el pelo, incluso
después de verme freír un hombre impotente y dejarlo inconsciente. Me habían aceptado
como era. Me sentía como uno de ellos. Era un buen sentimiento.

Aun apuntando a Lorenz, solté un suspiro de cansancio y dije: “es posible que deseen dejar
de acosarme y vayan a escanear su cerebro mientras él está inconsciente. Necesitamos saber
si los nanobots están muertos, y él no va a dormir para siempre”.
El Mayor Wilks juntó las manos y miró a su equipo. “Todos ustedes escucharon a la mujer.
ACES muévanse”.

La orden me hizo sonreír. No estoy segura desde cuando gritar órdenes se había convertido
entrañable, pero el Mayor fue creciendo en mí con bastante rapidez. El Mayor Wilks miro2
mi sonrisa y me lanzó un guiño sutil, como si supiera exactamente lo que estaba pensando.
Puse los ojos en él, no del todo dispuesta a admitir que él me agradaba, aunque estaba
dispuesta a admitir eso a mí misma.

Los ACE esposaron a una camilla a Lorenz, listo para darles la vuelta a los médicos para que
pudieran hacer una resonancia magnética completa, pero antes de que todos nos fuéramos, el
otro súper soldado nos llamó a nosotros. “¡Espera!” Su voz era lo suficientemente débil que
nadie lo oyó más que yo. “¡Por favor espera!”

Yo a un punto muerto, captando la atención de los demás. Haciendo caso omiso de sus
preguntas, me dirigí a la última celda y miré en al hombre que yacía en la cama. Parecía
agotado y enfermo, pero él estaba despierto y tenía sus ingenios sobre él. “¿Qué?”, Pregunté.

Me miró por un momento, y luego sus ojos se deslizaron fuera de foco.

“¿Qué pasa? Ángel”, preguntó Mayor Wilks.

“Usted no lo escuchó? Nos pidió que esperáramos. Utilizó la palabra por favor. “miré en al
hombre que yacía en la cama de nuevo. Una sensación de inquietud estaba reuniéndose en mi
estómago. Su expresión se volvió vacía, como si ya no estuviera mentalmente allí, aunque él
había sido completamente coherente justo momentos antes. “Parecía desesperado”
Tex se unió a mí, sacudiendo la cabeza. “Él ha sido así de vez en cuando desde que llegó. No
podemos tener ningún sentido de él, pero no va a hacer ningún bien hablar con él. En
cualquier momento que se lo pedían nada, se alejaba de esa manera. ”

No miré al hombre ni un minuto más. Su voz me había perturbado. Había sonado como un
grito de ayuda. Miré hacia atrás en el grupo esperando a que yo los siguiera luego otra vez al
Supersoldado “¿No deberíamos probarlo en él, también?”

El doctor Haggerty suspiró mientras caminaba a mi lado, siguiendo mi mirada en la celda del
hombre. “No creo que sea una buena idea. Sus retiros eran mucho más grave que el otro
hombre. Su corazón es mucho más débil. No estoy segura de que sobreviva a recibir
descargas de esa manera”.

“Vamos, Ángel,” dijo Eyes. “Volveremos a él si tenemos éxito con el primer chico.”

No estaba completamente aplacada, pero no había nada más que hacer, así que con un
movimiento de cabeza derrotada alejé mi mirada del hombre en la celda atrás. “¡No!”, Gritó.
“¡Espere! ¡Por favor!”

Su voz era más urgente este momento. Me di la vuelta y me encontré con su mirada de
nuevo. Él me miraba con ojos agudos e inteligentes. No podía irme. “Ustedes, vayan. Me
voy a quedar aquí y hablar con él”.

“Es inútil, ángel,” dijo Abiodun. “Hemos estado tratando durante días.”

“No le hará daño hablar conmigo para probar, también. El hombre, obviamente, quiere
hablar conmigo, y ustedes no me necesitan para escanear la cabeza.” señalé a Lorenz. “Me
quedaré aquí con el doctor Haggerty. Llámenos si ocurre algo”.

Mayor Wilks consideró un momento, y luego asintió. “Abiodun y Texas, se quedan con el
Ángel. Para ustedes es más familiar el hombre. Tal vez ustedes serán capaz de ayudar si se
da algo”.

Una vez que los otros se fueron, miré de nuevo en la celda del hombre. Todavía me estaba
observando, y se había relajado un poco ahora que yo no me iba. Caminaba de un extremo de
la celda a la otra, y sus ojos me seguían mientras paseaba.

La doctora Haggerty frunció el ceño. “Es extraño. Él no ha mostrado tanto interés en nada
desde que lo trajeron aquí”.

No podía apartar la mirada del hombre, y él me devolvió la mirada. “Debido a que está
tratando de decirme algo,” murmuré.

Cuando ya había dicho las palabras, la mirada del hombre se estrechó y se sentó. Me miró de
nuevo, y de nuevo vi fluir frustración por todo su cuerpo. No estaba mal. Este hombre quería
hablar.

“No puede decir nada, Ángel,” dijo Tex.

Negué con la cabeza. “Él no puede, pero él quiere. Él está tratando.” Me encontré con su
mirada de nuevo. “No es así? Estás tratando de decirme algo, pero no los nanobots no te
están dejando”.

La mirada del hombre se deslizó a la pared de su celda, y una vez más su atención a la
deriva. Sonreí. “¿Viste eso? Le hice una pregunta que no se le permitió responder. Él está
siendo controlado”.

Miré al hombre otra vez y traté de reconstruir el misterio junto. “¿Qué es diferente en mí?”

Tex resopló suavemente detrás de mí. “En serio, Ángel?”

“No, eso no es lo que quiero decir. Qué es diferente ahora? ¿Por qué iba a querer que me
quede? ¿Qué puedo hacer yo, que nadie más podía antes, además de freír su cerebro-”

Di un grito ahogado. “¡Eso es! Él quiere que le dé zapping”.

“Estás segura…”

“Estoy segura. Mira.” observé esa dura mirada del hombre nuevo. Su enfoque estaba de
vuelta. Me miró, pero no había ira detrás de él. Su mandíbula se apretó firmemente, y sus
manos se cerraron en puños, sus nudillos blancos. “Él no está siendo desafiante. Él está
frustrado”.

“Puede que tengas razón, Ángel, pero no está lo suficientemente bien.”

“Lo sé. Puedo oír lo débil que está su corazón. Pero lo que si me concento en poner la
energía eléctrica sólo en su cabeza? Si mantengo la energía en su cerebro, habría oportunidad
de no dañar su corazón demasiado? ”

Tex, Abiodun, y la Haggerty todos se miraron. La doctora Haggerty se mordió el labio y se


quedó mirando el suelo, con el ceño fruncido por la concentración. “¿Podrías hacer eso?”
Los ojos del supersoldado estaban en mí otra vez, esperando con curiosidad mi respuesta,
como la doctora Haggerty. Le contesté a él. “Nunca lo he intentado, pero muevo mi energía a
través de mi propio cuerpo con bastante facilidad. Puedo enviar las sobrecargas de energía a
ciertos objetos, y disparar un rayo donde yo quiero. No sólo tengo como objetivo donde yo
quiero, pero puedo guiar la electricidad todo el camino hasta su objetivo. Ella tiene razón
acerca de tu corazón, sin embargo, y no puedo prometer el éxito. ”

El tipo me miraba de nuevo, inmóvil, con la mandíbula tensa, hasta que finalmente su
atención se desvaneció de nuevo. “No entiendo”, dije, volviendo a Abiodun y Tex. “Por qué
no puede hablar en absoluto, o incluso moverse a veces? Lorenz no tenía problemas para
ejecutar la boca sin andar por la nubes”.

Di un salto cuando el SuperSoldado me respondió. “Mi pareja es un hombre enfermo. Le


gusta su trabajo.”

“Lo que significa que no trata de responder a las preguntas que se supone que no debería
responder,” traducido Tex, llegando a la misma conclusión que yo estaba dibujando.

Asentí. “Él no lucha contra los nanobots, por lo que no en zonas hacia fuera.”

“Eres Jamie Baker,” el Superthug dijo, llamando nuestra atención de nuevo. “Eres para ser
considerado extremadamente peligroso, impredecible y muy volátil. Tienes una fuerte
conciencia y una debilidad para ayudar a los necesitados. Te gusta el fútbol. “Él sonrió
entonces, una mueca infantil amigable impactante, "A mí también. Y mi comida favorita es
costillas a la barbacoa. He oído que te gusta la comida. Si no has tenido la oportunidad de
probar la barbacoa sin embargo, sin duda lo recomiendo. ”
El discurso me dio un poco de vértigo porque era tan de repente y al azar, pero me encontré
con una sonrisa. “Voy a ponerlo en mi lista de cosas por hacer.”

“Puedo hablar muy bien, también”, dijo el Supersoldado

“Cuando digo las cosas correctas,” terminé por él.

Volvió a sonreír. “Me gustas, Ángel”.

“Tú no estás tan mal. Para una Supersoldado que intentó secuestrarme para ser parte de la
experimentación humana”.

La sonrisa desapareció del rostro del hombre y se dividió en zonas de nuevo. “Lo sé, lo sé.”
Suspiré. Estaba empezando a entender a este tipo. “Tú no quisiste, ¿verdad? te viste obligado
a hacerlo. Supongo que eres uno de los soldados desaparecidos que el Mayor Wilks ha
mencionado”.

La doctora Haggerty se quedó sin aliento. “No. No puede ser. Hemos pasado por todos los
archivos. Él no estaba en la lista. Incluso registramos sus huellas dactilares y el ADN. No se
encontraron coincidencias”.

Me encogí de hombros. “Ellos no encontraron ningún registro del Dr. Chen, tampoco. Estoy
bastante segura de que Donovan podría hacer cualquier cosa para que todos los registros de
una persona desaparezcan, incluidos los registros militares. Han enviado su foto a los
militares, o simplemente hicieron una búsqueda de él en las bases de datos? ”

La doctora Haggerty volvió a jadear. “No puedo creer que no pensamos en eso.”
Tex ya estaba alcanzando el teléfono en la pared. “Comuníqueme con el Mayor.” Después de
una pausa, dijo, “Mayor Wilks, señor, Ángel ha encontrado una manera de comunicarse con
el supersoldado. Más o menos. Creemos que es uno de los nuestros, y está preso por los
nanobots”.

La ronca voz del Mayor Wilks era fácil de entender sobre el receptor. “Buen trabajo, Tex.
Explícame que cuando llegue allí. Ya casi hemos terminado aquí.
Ya que teníamos un poco de tiempo para matar y no podía interrogar al chico hasta que
mataran a los nanobots en su cabeza, me tiró sobre una silla junto a su celda y me enseñó
póquer mientras esperábamos a que los otros regresen. En el momento en que regresaron, el
supersoldado y yo estábamos en camino a convertirnos en buenos amigos, y yo estaba segura
de que en teoría el tipo estaba de nuestro lado.

“Mayor!” Grité cuando los ACE pusieron a Lorenz McCreepy de vuelta en su celda. “Por
favor, dime que funcionó.”

Me puse de pie, sonriendo hasta que me di cuenta de que Ryan había regresado con ellos. La
inseguridad se apoderó de mí. No me gustaba que habíamos peleado, y odiaba no saber cómo
se sentía en este momento. Pero no tenía tiempo para pensar en mi drama personal, porque el
Mayor Wilks frunció el ceño, corriendo todas mis esperanzas. “Lo siento, Ángel. Algunos de
los nanobots están discapacitados, pero no lo suficiente para liberar su mente. Me temo que
tendríamos que utilizar una tensión mucho más fuerte que la electricidad”.

“Puede incluso, que no sea posible liberar sus mentes en absoluto,” Geek añadió, con una
mirada triste como me sentía. “El rayo que detuvo el corazón de Tyson era sólo una fracción
de la energía que se ejecutaba en tu sistema en el momento en que freí los nanobots.
Obviamente tú puedes manejar más electricidad en tu cuerpo de lo que es humanamente
posible. ¿Quién sabe la cantidad de electricidad que se utiliza realmente para destruirlos?
Podríamos extraer algunos de los supersoldados y experimentar para averiguarlo, pero
incluso si no averiguamos lo que sería necesario, dudo que un ser humano normal podría
sobrevivir un shock”.
Y salieron todas mis esperanzas, en humo. Mi decepción fue tan clara en mi cara que Lorenz
se rio. “Tan ansiosa por torturar a otro hombre?”

Su burla no me molestó. “No, el supersoldado y yo totalmente somos mejores amigos ahora,


y creo que sé una manera de ayudarlo. No puedo decir que me importa ir por otra ronda
contigo, sin embargo. ”

Lorenz llegó hasta donde yo estaba, cuidando de mantenerse fuera de mi alcance en esta
ocasión, con el ceño fruncido. “¿Por qué no compartes algunos de esos poderes tuyos
conmigo, preciosa? Que sea una pelea justa. Veremos quién gana la siguiente ronda”.

“Tentador, pero ahora que lo mencionas, me acabas de dar una buena idea.”

Me di la vuelta hacia la doctora Haggerty, la emoción incrementando mi adrenalina cuando


una nueva idea se me ocurrió. “¿Qué pasa si no electrocuto? ¿Y si yo lo lleno de buena
energía? ”

El Supersoldado bueno se agarró a los barrotes de su celda. “¿Qué quieres decir?”

“Yo no tengo que electrocutarte” Volviendo la emoción hacía el Mayor Wilks, dije “Piense
en ello. Geek señaló que no fui electrocutada cuando Freí los nanobots en mi cabeza. Sólo
estaba muy cargada de electricidad. Teddy y yo solíamos practicar en el desierto mucho con
la cantidad de energía que podría darle. Llegamos a un punto en el que tenía la energía
suficiente en él que podía liberar un fuerte rayo de luz y todavía correría súper rápido de
vuelta a casa. Mi energía, si yo no lo estoy usando para atacar, no dañar a las personas. Lo
usaba para elevar el pulso de Teddy, pero no como la electrocución. Si tan sólo pudiera
llenar este tipo con mi energía hasta que los nanobots ardan. Estaría bien”.
Esperé a todos los aplausos entusiastas, que una solución de este tipo debería haber causado,
pero la habitación quedó en silencio. Nadie parecía excitado por mi plan, a excepción de mi
nuevo amigo detrás de las barras. “Mayor, funcionaría. Lo juro.”

Mayor Wilks suspiro, pero fue Ryan quien se adelantó a rechazar oficialmente el plan.
“Nena, probablemente tengas razón. Podría funcionar.”

Él me había llamado nena. ¿Eso quiere decir que no estaba todavía enfadado conmigo?

“Pero estás hablando de darle tu poder a él. Si esto no funciona y lo llenas de grandes
potencias, podría salir de esa celda y desaparecer contigo en un latido de corazón. Las cosas
podrían ir muy mal”.

Así que ese era su problema? Supuse que podía ver su punto, pero aun así negué con la
cabeza. “Súper T no lucharía. Él no va a usar mis poderes contra mí. Es uno de los buenos.
Lo sé.”

El Mayor Wilks negó con la cabeza. “No se puede saber a ciencia cierta. Es una apuesta muy
grande, Ángel”.

“No. Estoy segura de ello. Hola. Hey, Súper T… ”

Se rio ante el apodo que le había dado. “Sí, Ángel?”

“¿Quién ganaría en una pelea? Un Ranger o un SEAL? ”

Resopló. “Sin ofender a cualquiera, pero uno de la Fuerza Recon se llevaría a los dos.”
La respuesta fue inmediata. Instintiva. Habitual. Exactamente de la misma manera en que un
Ex Marine de Operaciones Especiales diría. Smut gritó un entusiasta “Ooh sí!” Y todos los
demás ACE se lanzaron en una discusión, defendiendo cada uno, sus propias ex ramas de las
fuerzas armadas.

Hombres. Son tan predecible.

“¿Ves?”, Pregunté al Mayor Wilks sobre las voces que se habían planteado, más
apasionadamente. Señalé a la celda, donde nuestro prisionero estaba tan comprometido con
el debate de todos los ACE. Sólo a un militar le importaría tanto.

El Mayor Wilks medito el argumento por un momento, observando de cerca al súper


soldado. La conversación derivó a una comparación de los tatuajes, y cuando Súper T se
quitó la camisa para mostrar la tinta grabada en los omóplatos de un cráneo y de las alas con
el cuchillo y el remo, siendo la bandera pirata que era sinónimo de la fuerza Recon Marina
Corp., El Mayor Wilks asintió con la cabeza. “Buen punto, Ángel”.

“Gracias. Así que…?”

Sus cejas se elevaron hasta los ojos mientras se libró un debate interno. Lo esperé en
silencio; Ya había argumentado mi lado de ello. Ahora sólo lo necesitaba que él dé el visto
bueno. Cuando él puso sus ojos inciertos en mí, me quedé atrás con total confianza. Ryan
había dicho que estaba siendo demasiado confiada, y tal vez yo lo era, preocupada por saber
dónde estaba Donovan, pero yo podría hacer esto.

Yo sabía el momento en que gané la batalla. Vi la aceptación en los ojos del Mayor una
fracción de segundo antes de que él ladró, “Marine!”
Tanto Smut como Súper T rompieron automáticamente la atención como los soldados bien
entrenados que eran. Cuando el súper soldado se dio cuenta de que el mayor Wilks estaba
hablando con él, que había reconocido su condición de militar, sonrió, completamente
eufórico. A continuación, blanqueó sus ojos a nosotros, y su mirada vacía se deslizó al suelo.
“Apuesto a que él trató de saludarlo,” dije cuando el mayor Wilks frunció el ceño. “Él hace
eso cada vez que trata de hacer o decir algo que podría dar su identidad”.

“Pero nos mostró su tatuaje,” dijo Smut.

“En una fuerte discusión en la que no estaba pensando en ello. Creo que el truco es no dejar
que él crea que está dando una pista. Pero eso no importa. Él es uno de nosotros. Él no va a
luchar conmigo. Voy a tratar de liberarlo”.

El Mayor Wilks hizo un gesto a Tex, que, sin una palabra, se adelantó y abrió la celda del
súper soldado. “Ten cuidado, Ángel,” murmuró mientras que entré, y cerró la puerta detrás
de mí.

Le di mi sonrisa más confiada. “Siempre.”

La atención del súper soldado estaba de vuelta. Se había levantado de su cama cuando entré
en su celda, y fue sobre mí con cautela. Di un paso hacia él y se puso rígido. Sostuve mis
manos en señal de rendición, tratando de parecer tan sencilla como sea posible. “Está bien,”
le prometí. “No quiero hacerte daño. Sólo voy a darle un poco de energía. Eso está bien,
¿verdad? ”

Sus ojos se estrecharon y su mandíbula apretada, pero asintió con la cabeza. Di otro paso y
no hizo ningún movimiento, así que tomé un par más, cerrando lentamente la distancia entre
nosotros. Empezó a tender la mano a mí, pero la retiró. “ realmente me vas a dar a sus
poderes? Tú no estás tratando de matarme? ”

“Si quisiera matarte, yo podría haberlo hecho de forma segura fuera de tu celda. Sólo voy a
darte algo de mi energía, y estoy confiando en que no uses mis poderes en mi contra. Estás
listo?”

Él asintió y tendió la mano de nuevo. Yo estreché su mano fuerte y respiré. “Trata de


mantenerse quieto para mí. Voy a concentrarme en enviar recto la energía al cerebro para
que pueda evitar tu corazón tanto como sea posible. Estoy un poco nerviosa por ello, por lo
que cualquier movimiento brusco me podría asustar. Eso no sería bueno. ¿Entiendes lo que
estoy diciendo?”

Me dio una breve inclinación de cabeza y dijo: “Hazlo”.

No es gran cosa, me dije. Doy mis poderes a las personas todo el tiempo. Nunca ha hecho
daño a nadie antes. No había ninguna razón para dudar de mí misma. Pero nunca había
importado tanto antes. Mis nervios no podrían ayudarme. No queriendo sorprender al pobre
hombre, di un par de respiraciones profundas y prolongadas y luego empuje hacia fuera mi
energía muy lentamente.

El hombre abrió la boca cuando una onda de energía subió por su brazo y se dirigió a su
cerebro. Mi energía era un cálido hormigueo. Me recuerda a cuando me olvido de usar una
hoja de pelo y tengo que separar mis camisas cuando salen de la secadora, pegadas entre sí
de la electricidad estática. Imagínate el embalaje de la estática. No me perdía nada, pero aun
así es una sorpresa la primera vez que se está expuesto a ella.

Necesitaba concentrarme para enviar la energía recta a la cabeza, manteniendo una oreja
pendiente de su latido del corazón. También necesitaba prestar atención a la cantidad de
energía que le estaba dando. Si no tenía cuidado, lo podría llenar demasiado de energía y que
iba a perder el control del mismo. Cada vez que le pasó a Teddy en el pasado, la energía,
normalmente salía en la forma de un rayo extraviado. No es tan peligroso cuando estás solo
en un desierto. Pero en un espacio cerrado lleno de gente? Sí, no es algo que quería probar.

Había tanto de lo que tenía que estar pendiente la vez que cerré los ojos para ayudar a
concentrarme. Cuando caí en una profunda concentración y mi atención fue directamente
sobre la cabeza del hombre, pude sentir los pequeños impulsos eléctricos que surgieron de
forma natural de su cerebro enviando señales a su cuerpo. Más allá de las ondas cerebrales,
también podría sentir una masa cálida que cubría todo su cerebro. Se sentía extraño,
espinoso. Era fácil de imaginar que era un enjambre de robots microscópicos que enviaban
cargas débiles de electricidad en el cerebro. “Bingo.”

Una sonrisa apareció en mi cara y bloquee en esa masa rara, enviando una nueva ola llena de
poder. “Ardan, pequeños bichos desagradables”.

El súper soldado comenzó a temblar, pero no se atrevió a detener el flujo de energía. Podía
sentir el calor de los nanobots pulsando, como si trataran de combatir, pero estaban
perdiendo la batalla. Su calidez se desvanecía.

Con mis oídos tan centrados en su corazón, el fuerte grito de Lorenz en la otra celda resonó
en mis oídos, obligándome a dejar mi conexión y agarrar mi cabeza. “Harper!”, Gritó. “¡Haz
tu trabajo! Tiene sus poderes! Puede usted salir! Llevarla a Donovan! HARPER!
COMPLETA TU OBJETIVO! ”

Ya sea porque yo había dejado la conexión o porque esas eran las palabras mágicas, alguna
frase programada en la mente del soldado para renovar su cumplimiento, Harper salió de su
shock y me agarró del brazo con súper fuerza. Yo traté de arrancarme lejos, pero él tan lleno
de mi energía, los dos estábamos en el mismo campo de juego, y todo se redujo a quién era
físicamente más fuerte. Podrías apostar que el ex marino renovado de fuerza tenía más
músculo que yo.

“Harper, no hagas esto,” dije, tratando una vez más de romper su agarre.

Él me miró con ojos tristes y me llevó apretada contra su pecho. “Lo siento, Ángel. Tengo
mis órdenes. Debo completar mi objetivo”.

Le di una patada y se sacudió y traté de liberarme de su agarre, pero de nuevo, el soldado


frente era hábil… y yo ni siquiera podía recordar ser hábil. “Suéltame! Realmente necesito
aprender a luchar, “murmuré mientras me arrastró hacia la parte delantera de la celda y
rompió las barras con una sola mano.

Varios de los ACE trataron de detenerlo físicamente, pero lo eliminó fácilmente. Era una
distracción suficiente, sin embargo, que me las arreglé para darle un puñetazo en la cara. Mi
éxito fue totalmente cobarde y femenino, pero fue suficiente para sorprenderlo que me dejó
ir. “Lucha contra él, Marine!” Grité mientras se enfrentaron conmigo.

Los ACE se reunieron alrededor de nosotros, las armas desenfundadas, pero la forma en que
todos ellos dudaron en disparar, yo no creía que sus armas estaban cargadas con
tranquilizantes. “No disparen!” Grité. “Lo necesitamos!”

Mirando al hombre, que hacía juego con sus pequeños pasos mientras trataba de ver a los
soldados de los alrededores y yo al mismo tiempo. “Lucha”, le dije de nuevo. “Sé que
puedes. Yo sé lo que se siente, los impulsos similares. Se sienten mal, ¿verdad? ¿Confuso?
Para y piensa en ello. Tú no quieres hacerme daño, Marine. Estamos en el mismo lado”.

“No estamos en el mismo lado!” Gritó Lorenz. “Harper, ella te está manipulando. Ya sabes
lo peligrosa que es. Tenemos que llevarla de vuelta a Donovan. Él es el único que puede
ayudarla. ¿Recuerdas?”

Harper parpadeó y sacudió la cabeza. Sus ojos se pusieron en contacto conmigo de nuevo.
“Él tiene razón. Me gustas, Ángel. Quiero ayudarte.”

“Entonces ayúdame. Dime dónde está Donovan”.

Su ceño creció. “No” Él extendió la mano y agarró su cabeza como si le doliera. “No,
necesito llevarte a él. Esa es la única manera”.

Sacó los hombros hacia atrás y apretó los puños. Cuando vi la determinación en sus ojos,
sabía que estaba jodida. No me había matado los suficientes nanobots. Todavía estaba bajo
su control, y ahora estaba confundido, pensaba que me estaba protegiendo al llevarme a
Donovan. Las órdenes estaban trabajando con su personalidad militar heroica entrenado y en
contra de mí.

“No me hagas daño, Harper,” susurré, levantando las manos en su dirección.

Se dio cuenta de lo que estaba haciendo y entrecerró los ojos. “Voy a noquearte si tengo que
hacerlo.”

“Y te mandare al otro mundo, si tengo que hacerlo.”

Calenté mis palmas, llamando mi energía para mí de una manera que no se iba a sentir bien
para Harper cuando la suelte. Cuando mis ojos se iluminaron y mi pelo comenzó a hacer su
cosa de tormenta de viento tipo monstruo, Harper se dio cuenta de que estaba fuera de
tiempo y me cargó estilo apoyador. Su hombro cayó y se estrelló contra mí con la fuerza de
una bola de demolición, sacando el aire de mí. Él me embistió por el pasillo hasta la puerta
de espesor de metal que era la única entrada a la empalizada. Me golpeé la cabeza, empecé a
ver de inmediato los puntos negros. Apunta, mi segunda súper-contusión.

“Lo siento por esto, Ángel. No me gusta hacerte daño”.

Se dispuso a golpearme, pero su energía ya estaba empezando a desaparecer y no sabía cómo


usarla, así como yo lo hacía, así que fui más rápida. Me metí bajo el brazo y salté sobre su
espalda, envolviendo mis brazos y piernas alrededor de su cuerpo grande. “No quiero hacerte
daño, ya que estamos, por lo que también lo siento. Realmente espero que vivas a través de
esto”.

Necesitando asegurarme de finalizar el trabajo en este momento, desplegué toda mi energía


en él en una ráfaga violenta que explotó fuera de los dos. Se sacudió toda la habitación, con
una grieta de trueno y apagando todo equipo eléctrico en la empalizada. Y a juzgar por las
sirenas de alarma sonando de repente a todo volumen en toda la base, el daño probablemente
se extendió más allá de las paredes de la pequeña prisión.

“Jamie?” La voz preocupada de Ryan sonó en la habitación en silencio. Encendió una


linterna y me apuntó. Estaba acostada en la parte superior del marine inconsciente. Al
menos, yo esperaba que sólo estuviera inconsciente.

En la penumbra Miré a Ryan, luego alrededor de la habitación naufragando en las grietas de


las paredes, y luego a las caras desencajadas de los miembros de mi equipo, e hice una
mueca. “Lo siento. Puedo pagar por eso”.

Alguien soltó un bufido. La risa era exactamente lo que necesitaba para romper de mi estado
de shock. Escuché durante un momento por el latido del corazón en el pecho de Harper, y
cuando no encontré ninguno, llamé inmediatamente mi energía de nuevo. “Oh no. De
ninguna manera. No te estás muriendo justo a mi lado ahora”.

No tenía ni idea de si esto iba a funcionar, pero no tenía un conjunto de desfibriladores a


mano y me negaba a ser una asesina.

“Jamie, ¿qué pasa?”, Preguntó Ryan cuando mis ojos comenzaron a brillar de nuevo.

“¡Atrás!” coloqué mis manos sobre el pecho de Harper, me tranquilicé a mí misma y tomé
una respiración profunda. “Si puedo detener su corazón con un rayo de luz, puedo reiniciarlo
con uno, también.”

Al menos, yo realmente, realmente esperaba que así fuera…

“Vamos, marine,” murmuré, levantando una oración silenciosa a cualquier persona que
escuchara mientras soltaba una ráfaga de energía eléctrica en el pecho.

Esperé un segundo, y justo cuando estaba a punto de golpearlo con otra explosión, un
pequeño bombardeo iónico se clavó en el pecho, cantando para mí como el más bello
concierto que he oído en mi vida. “Harper!” Lloré cuando el hombre tosió.

Él gimió y lo agarré en mis brazos, abrumada por el alivio de que no lo había matado.
Bueno, no permanentemente. Lo apretó con tanta fuerza que se quejó de nuevo y una
pequeña risa sacudió el pecho. “Tranquila, Ángel, no me aplastes. Sería una lástima morir
ahora después de todo eso”.

Una media risa histérica burbujeo fuera de mi pecho, y me dejé ir. Se echó hacia atrás y me
sonrió. “No es que morir en tus brazos sería el peor camino a seguir.”
Me reí de nuevo. “Lo siento.”

“No lo sientas. Te debo una, Ángel. Esos hijos de puta me sacaron de mi puesto hace más de
cuatro meses, y me han estado volviendo loco. Estoy más que listo para una cierta
recuperación de la inversión”.

El Mayor Wilks dijo la pregunta del millón. “Entonces, sabes dónde está Donovan?”

Harper disparó una sonrisa al Mayor que no me gustaría ser la causa de esa. Donovan era un
hombre muerto. “Oh, sí, ya sé dónde está. Y con quién está trabajando, cuántas personas
están en su base, todos los soldados inyectado con el suero de la fuerza, lo que es su
seguridad, y tengo todos los códigos de entrada. Tengo toda la información que necesita para
planificar un ataque y llevarlo a cabo, de una vez por todas”.
Los ACE todos estallaron en un coro de gritos y aplausos. La voz aliviada de Ryan sonó por
encima de todos ellos. “¡Esto es perfecto! Con esta información, no tenemos que enviar a
Jamie en nada ahora”.

Mi cabeza se giró en su dirección a supervelocidad. “¿Disculpa?”

Estaba demasiado excitado para darse cuenta de mi ira. “Nena, sabemos dónde está. Con la
información que tenemos, los militares pueden planear un ataque apropiado. Pueden hacer
una invasión a gran escala si es necesario. No tenemos que involucrar a todos”.

No podía creer que él esperaba que me quedara después de todo lo que había hecho y todo lo
que Donovan me había hecho a mí. “¿En serio me quieres dejar fuera?”

Ryan negó con la cabeza. “No eres un soldado entrenado. Haz hecho demasiado para ayudar
ya. Haz puesto en peligro tu vida lo suficiente. Es probable que tengas otra conmoción
cerebral después de ese golpe que acabas de recibir”.

Estaba segura de que así era. Y tal vez unas costillas magulladas, también, no es que yo iba a
sacar el tema en este momento.

“Que los profesionales se encarguen a partir de aquí. Es para lo que han sido entrenados. Te
has ganado un descanso”.

Si las luces no hubieran estallado ya, estarían parpadeando dentro y fuera en este momento.
No quería un descanso. Yo quería clavar el monstruo que estaba secuestrando a las personas
y controlando sus mentes para hacer su trabajo sucio. Quería. Quería conseguir a Teddy de
regreso, ya que era mi culpa que hubiera sido capturado, y quería mis recuerdos de vuelta.

Ryan, me conocía, como siempre, me dio una sonrisa de disculpa. “No estoy tratando de
excluirte, Sol. Es simplemente la solución práctica, y quiero mantenerte segura. Incluso me
quedo contigo. Sólo he sido reclutado por seis meses. Soy apenas un soldado en absoluto. No
estoy preparado para cualquier tipo de batalla. Podemos permanecer con Geek en el centro
de mando y supervisar todo lo que los chicos van a hacer”.

“Tiene razón, Ángel,” dijo el mayor Wilks. “Su ayuda ha sido muy importante para nosotros,
y estamos agradecidos por todo lo que has hecho, pero podemos tomar las riendas desde
aquí.”

Lógicamente, entendía. Tenían razón de que no estaba entrenada. Pero las palabras se sentían
como traición. Dolían. No aspiraba a ser dejada de lado porque era inútil. Me sentía como
una adolescente que se ve obligada a sentarse en la mesa de los niños para la cena de Acción
de Gracias.

“Y los supersoldados?”, Pregunté, deseando que mi voz se mantenga estable. Yo no quería


que nadie vea lo mal que estaba, aunque sospechaba que todos lo sabían de todos modos.
“¿No necesitan mi ayuda con ellos?”

Johnny G dio un paso adelante, haciendo una mueca, como si supiera que iba a odiar lo que
tenía que decir. “Tenemos la ventaja aquí. Vamos a ser capaces de formar un plan para
llevarlo a cabo, si ellos nunca saben lo que los golpeó. Vamos a gasificar todo el edificio o
algo así, y los pondremos a dormir antes de que sepan que estamos allí. Si algo va mal y se
desata una pelea, bueno, nos estamos entrenados para ese tipo de cosas, pero espero que
podamos entrar, detener a todos, fijar las personas controladas por los nanobots, y sedar a
cualquiera con en el suero de fuerza hasta que este deje su sistema. Agarramos a los malos,
salvamos a tu amigo y el resto de los PAC y nadie sale dañado. Todo el mundo gana”.

Todo el mundo, menos yo. “Y mis recuerdos? Donovan es la única persona que me puede
ayudar. Él nunca me va a dar esa información si es capturado. ¿No puedo entrar sola, y luego
ustedes vienen a buscarme? Yo sé cómo solucionar la situación de nanobots ahora. Él no me
puede controlar. Pero si juego bien mis cartas, podría revelar sus secretos sobre mi memoria
antes de que ustedes entren y acaben con ellos”.

Todos y cada uno de ellos negaron mi sugerencia al instante, haciéndome sentir como si una
pared de ladrillo se hubiera cerrado de golpe hacia abajo entre nosotros. Ninguno de ellos
incluso pensó en ello. Su negativa fue seguida por las miradas de lástima que se habían
vuelto tan familiar para mí en los últimos seis meses. El Mayor Wilks expresó lo que todos
estaban pensando de manera que nadie más tendría que ser el malo de la película. “No vale la
pena el riesgo, Ángel”.

Cerré los ojos contra el aguijón de las lágrimas. “No para usted, tal vez.”

“Jamie…” la voz de Ryan era tan suave que casi me hizo desmoronarme. “No va a ser como
Visticorp. Ellos no van a destruir el lugar. Vamos a buscar a través de la investigación de
Donovan. Encontraremos las respuestas que estás buscando”.

“Y si no pueden? Está a años luz de nosotros. Geek ni siquiera puede acercarse a la


fisuración de los microchips de Teddy. ¿Y si Donovan muere en la lucha? ¿Qué pasa si sus
avances tecnológicos mueren con él? ¿Entonces qué? Él es el único que me puede ayudar”.

Yo sabía la respuesta, aunque nadie contestó.


Ryan suspiró. “Trata de no ser tan pesimista, Jamie. Todo va a salir bien de alguna manera.
Ya lo verás.”

Eso fue fácil para él decir. No estaba todo su pasado en la línea. O su futuro. Ninguno de
ellos realmente entendía lo que era no tener memoria. Ninguno de ellos podía siempre
posiblemente comprender la agonía completa de mi condición. Cómo me afectó todo. Todos
ellos me atacaban en grupo, al igual que mi familia lo hacía, y una vez más Ryan estaba
llevando la carga.

El agua brotó en mis ojos, y derramé algunas lágrimas por mis mejillas.

“Sol, por favor, no llores. Todo irá bien. Lo prometo.”

Ryan dio un paso adelante con los brazos abiertos, como si espera que camine hacia ellos y
dejara que me sostenga, pero me moví de nuevo, fuera de su alcance. Dolor cruzó su rostro.
Odiaba ser la causa de eso, pero no quería que me tocara. Yo no quiero que me consuele en
estos momentos. Estaba enojada, frustrada, y simplemente celosa.

“Por supuesto que cree que va a estar bien!” Espeté. “Debido a que no te importa si recibo o
no, mis recuerdos de vuelta.” lancé una mirada furiosa alrededor del círculo de los hombres
que me miran. “En realidad, no les importa a ninguno de vosotros, si no consigo mis
recuerdos de vuelta. ¿Y por qué habría de hacerlo? Obtendrán a su malo de la película.
Conseguirán a sus otros PACs de nuevo. “miré al Mayor Wilks. “Ya tuvo lo que quería
porque, seamos sinceros, usted y yo sabemos que no seré capaz de decir no la próxima vez
que necesite mi ayuda.” Y a Ryan, añadí, “Y tú encontraste a tu novia perdida”

“Jamie…”
Negué con la cabeza. Esta vez su voz suave, tan llena de comprensión y preocupación, no iba
a hacer que me sienta mejor. “Todos ustedes tienen lo que quieren. Y una vez más, todo lo
que tengo es una situación que está fuera de mi control, sin esperanza y una cantidad
sofocante de piedad”.

Fue dos veces más difícil sentirme tan desesperada después de que hubiera tenido tanta
esperanza. Había visto una solución, y ahora estaba siendo arrancada de mí. Juré que nunca
sería tan impotente de nuevo, y sin embargo, aquí estaba. Y para qué? Debido a que el mayor
Wilks y Ryan me dijeron que era más seguro de esta manera?

Olvídalo.

Agarrando todo mi valor, saqué mis hombros hacia atrás y dejé de jugar a la víctima. “No
gracias.”

Mi comentario echó a todos por sorpresa. Eso, o mi repentina calma.

Eyes me miró. “Lo siento, acabas de decir, ‘no, gracias’?”

Le di una sonrisa dulce y un guiño para responder a su pregunta.

“¿Qué quieres decir con ‘no, gracias’?” Preguntó Johnny G.

“Nena, ¿qué estás pensando? Conozco esa mirada. No es una buena”.

Ryan recibió una dosis de mi dulce sonrisa enfermiza. “Lo siento, Ryan. Mayor Wilks,
entiendo su preocupación, y estoy tocada por ella, de verdad. Pero mi seguridad, mi futuro, y
lo que hago con mi vida no es su deber”.

Ryan aspiró una bocanada de aire por la nariz, empezando a comprender hacia dónde se
dirigía. No le hice caso y le di toda mi atención al Mayor Wilks. “Me di cuenta de que nunca
puede ser realmente un ACE porque, al final, voy a hacer lo que creo que es mejor en
cualquier situación. Yo tomo mis propias decisiones. No puedo prometer que siempre siga
sus órdenes, no importa cuánto respeto e incluso confiar en ti. Ahora lo sé. Así que gracias
por su oferta para unirse a su equipo, pero me temo que tengo que declinar. Voy a seguir en
contacto, así que no dude en llamarme si alguna vez necesita mi ayuda otra vez. Si usted me
puede perdonar, es decir”.

“Te perdono por qué?”, Preguntó Mayor Wilks.

Ryan ya sabía. Su cara estaba completamente de color blanco. “No lo hagas, Jamie.”

“Tengo que.”

Tomé su mano en la mía y sentí su desesperación en la forma en que se abrazó a mí. Me


atrajo cerca y apoyó su frente contra la mía. “Te equivocas”, susurró. “Puede que haya
encontrado mi prometida, pero no tengo lo que yo quiero más que tú.”

“Lo sé, Ryan, y lo siento mucho. Pero no ves que es por lo que tengo que ir? Usted es el
hombre perfecto. Tal vez sea una locura, pero ya estoy cayendo para usted. Yo sé
exactamente por qué me enamoré de ti antes, y yo quiero que el amor de nuevo. ”

Ryan deslizó sus brazos alrededor de mi cintura, y sus labios se curvaron en una sonrisa
mientras me apretó contra él. “Eso no suena una locura para mí, nena.”
Me negaba a caer por su encanto, no importa lo tentador que era. “Por supuesto que no lo
hace. Porque todavía me ves como ella. A ti, sigo siendo la chica que le permiten poner su
anillo en su dedo hace tantos meses”.

“Eso no es cierto.” Ryan tiró la cabeza hacia atrás para que pudiera mirar directamente a los
ojos. “Usted ha sido más cómodo conmigo que usted tiene con sus padres o Becky. No es
así? ”

Tenía razón, pero frunció el ceño, preguntándose a dónde iba con esto.

“Es porque te tratan como si cuando todavía están tratando como ella.”

Di un grito ahogado, tratando de recuperar algo del aliento de sus palabras apenas habían
robado de mis pulmones. Él era cien por ciento correcto, y cuando se ponía de esa manera,
pude ver la diferencia. Realmente lo hizo verme diferente que el Jamie Baker, que sabía
antes. Él siempre había afirmado que lo hizo, pero no le había creído. No había visto cómo
era posible.

La sonrisa de Ryan volvió triste, y le apartó el pulgar por la mejilla cuando me sonrojé. “Sol,
he conocido desde que me dio mi anillo de ida y explicó lo que significaba que yo no estaba
tratando con la misma mujer que me dejó. Llegué a un acuerdo con que unos dos minutos
más tarde cuando se le preguntó si podíamos ser sólo amigos, porque me di cuenta de que a
pesar de que usted no era el Jamie había estado buscando, aún eras todo lo que quería en una
mujer ”.

Oh! Oh, desmayo. Maldecirlo por ser un dulce hablador tales malditas! Se suponía que debía
estar haciéndole ver las cosas desde mi perspectiva en este momento para que él había
entender por qué tenía que ir. En su lugar, yo tenía tres segundos de distancia de él pidiendo
mi anillo de compromiso hacia atrás. UGH. ¿CÓMO LO HACE?

“Ryan, I-”

Me interrumpió debido a que no había terminado. Obviamente. Debido a que no había dicho
tantas, dulce, corazón, cosas de fusión romántica perfectas para salir del paso lo que quedaba
de mi cerebro por toda la eternidad.

“Encontrar mi prometida no ha importado a mí desde que aterrizó en Colorado, porque no es


Jamie Baker, yo estoy enamorado de”, ha insistido. “Es que necesito. Si usted necesita estar
April O'Neil, o simplemente Ángel, o alguien totalmente nuevo, no me importa. Solo te
quiero a ti. Por favor, Sol, ¿qué otra cosa puedo hacer para convencerte de eso? “Yo no era el
único temblando ahora, y cuando él susurró su apodo para mí como si realmente fuera el sol
en su vida, una nueva ola de lágrimas derramado por mi cara.

Era ahora o nunca. Debido a que, de repente, me quería quedar. Yo quería olvidarse de todo
y darle lo que quería-me. El que era. Pero no pude, porque sabía lo que pasaría si lo hiciera.

Envolví mis brazos alrededor de su cuello y apreté los labios a los suyos. Él aceptó con
entusiasmo el beso y contuvo el aliento cuando puse fin demasiado pronto para él. “Me has
convencido, Ryan.”

Se quedó inmóvil, esperando a que yo continúe. Ya sea que realmente me conoces tan bien,
o era simplemente demasiado miedo de dejar que convencerse de que había salido con la
suya. Odiaba que estaba a punto de aplastar a su esperanza. “Ahora te creo. Sé que me
quieres. Esto me. El amnésico yo, que ni siquiera conoce a sí misma. Y Te amo por eso,
pero”
Ryan aspiró tan aguda Me preguntaba lo que había hecho de hacerle daño. Excepto que no se
veía como si estuviera en el dolor. Su mirada se posó en mi boca, y tragó tan densamente
temblé. “Usted acaba de decir que me amas”, susurró.

“I” Mi mandíbula se abrió.

Como me puse de recordar los últimos treinta segundos de nuestra conversación, él se rio
entre dientes. La risa era profunda. Fornido. Me apretó la cintura y deslizó sus manos por mi
espalda hasta que se enredaron en mi pelo. “He oído alto y claro.”

“Lo oí, también!” Tyson sonó, sorprendiéndome.

Me había olvidado por completo que teníamos todo un equipo de soldados de élite que nos
miran. Ryan me había chupado mágicamente en su propio mundo privado donde nadie
existía al lado de él y yo.

“Todos hemos escuchado”, dijo Johnny G, sonriendo una sonrisa que hizo que mi cara se
calienta.

Friki hizo una mueca, como si se sintiera lástima por mí. “Definitivamente lo ha dicho.”

Finalmente logré un rollo de ojo para las ACE, pero no importa la cantidad de mis sentidos
que acababa de recuperé, Ryan me desarmó todo otra vez cuando miré de nuevo en sus ojos.
“No hay takebacks”, dijo, trayendo de vuelta el estado de ánimo intenso, con esas dos
palabras susurradas. “Me amas, Jamie. Ángel. Abril. Quienquiera que seas.”
Creo que estaba esperando a que yo lo niego, pero tan pronto como me di cuenta de que lo
había dicho, sabía que era verdad. No había ningún sentido discutir. “Tienes razón. Hago.”

Era bueno saber que yo era capaz de sorprender Ryan vez en cuando. Y ciertamente lo había
impactado con esa confesión. Su expresión de asombro era tan adorable me sentí obligado a
darle una sorpresa aún más. “Te amo, Ryan. El cielo me ayude, pero lo hago”.

Ryan me dio un beso y luego sonrió. “Bueno. A continuación se quedara conmigo, nena. No
arriesgue su vida por sus recuerdos. Yo te prometo que no los necesitamos”.

Negué con la cabeza, mi buen estado de ánimo sangrado fuera de mí de nuevo. “Usted no lo
hace, pero yo sí.”

La sonrisa de Ryan se desmoronó. “¿Por qué? Si nos amamos unos a otros, ¿por qué todavía
la necesitas? ”

Cerré los ojos y respiré profundo. “Porque necesito estar libre de ella.” Me separé de
retención de Ryan y poner unos cuantos pies de espacio entre nosotros. “Gracias por ser
capaz de dejar ir de Jamie Baker y me acepte como soy ahora. No tienes idea de lo mucho
que significa para mí. Sin embargo, Ryan, no puedo dejar que se vaya. Lo sigo intentando,
pero ella me persigue. No puedo evitar que me comparan con un fantasma. Me adivinar todo
lo que digo, hago o pienso. Constantemente me siento vulnerable, confuso, y sólo… roto.
Necesito mi pasado, y oyendo historias no es suficiente porque no me gusta que no puedo
recordarlo. Estoy celosa de los recuerdos que todo el mundo que yo conocía tiene. Mis
recuerdos. Tal vez eso es egoísta y mezquino, pero es una cuña entre mis padres y yo, y con
Becky, e incluso con usted. Tengo tanto miedo de que si yo no puedo dejar ir de mi pasado,
me llevaras lejos de cualquier persona que me conocía hasta que un día he dejado a nadie y
usted y yo son tan amargo uno hacia el otro como Teddy y yo eran para el final. Ryan, no
quiero perderte. No quiero perder a mis padres o Becky, tampoco, pero vi cómo se va con
ellos. Necesito este.”

Ryan aspiró un gran aliento y lo dejó escapar en una larga bocanada, duro. “Bueno. De
acuerdo, Jamie, lo entiendo. ”

Me desplomé casi del socorro.

La cara de Ryan se volvió dura, y se pavoneaba de nuevo a mí como si estuviera a punto de


hacer una demanda y no iba a aceptar un no por respuesta. “Bien. Necesitas esto. Pero yo te
necesito, así que me voy contigo”.

Traté de no sonreír, pero fallé. Seriamente. Ryan Miller era perfecto.

Agarré su mano y le dio un apretón. “Me encantaría, pero no puedes. Donovan nos usaría
uno contra el otro. Tengo que ir sola, así él no tendría ninguna influencia distinta de mis
recuerdos. Esos es algo que no puede hacer daño físicamente”.

“Jamie-”

Le tapé la boca con la mano. “Hagamos un trato. Dame veinticuatro horas. Dame un día para
probar. A continuación, los ACE pueden venir a buscarme, y dejaré que tú me pongas tu
anillo en el dedo, teniendo mis recuerdos de vuelta o no”.

Ryan volvió a tragar saliva y apoyó la cabeza hacia un lado, el agrietamiento de su cuello.
“Eso,” dijo lentamente, “es un sucio, sucio movimiento, nena.”

La sonrisa que dividía su cara en ese momento tuvo que competir con todos sus mejores.
¿Qué era lo que me había dicho él? “No tengo ninguna intención de jugar limpio, Ricitos de
Oro”.

Ryan, aunque frunciendo los labios como si estuviera luchando contra una sonrisa, cruzó los
brazos sobre el pecho y arqueó una ceja. “¿Ricitos de oro? Por fin me das un apodo y es el
que elijes? ”

Me encogí de hombros, pero era casi indiferente cuando mi sonrisa se había duplicado en
tamaño. “Sol… Ricitos de Oro… ambos son todos de color amarillo y brillante. Parece que
encaja bien”.

Ryan finalmente se quebró, estallando en risa feliz, y me tiró de nuevo en sus brazos. “Bien.
Un día. Y entonces eres mía, Sol. No importa qué.”

Me estremecí de la posesión animal pura de su declaración. Como un hombre de las


cavernas. Aun así, como una narcotizada mujer enferma de amor que era, me reí y dije,
“Hecho.” Entonces me besó antes de que alguien finalmente se aclaró la garganta para llamar
nuestra atención.

“Lo siento, Mayor.” No era un lo siento por el PDA, era que estaba a punto de desafiarlo.
“Sé que va a desaprobarlo, pero realmente necesito esto. Yo no lo haría si se vieran
perjudicados sus planes, pero tiene todo lo necesario para detenerlo sin mí ahora. Y puesto
que Donovan no me puede controlar, no voy a ser una amenaza para usted. Y, en realidad, es
mi vida. Debe ser mi deber”.

El Mayor Wilks mantuvo el ceño fruncido por una eternidad, y cuando no me rompió por
debajo de él, finalmente se rindió. Frotándose los ojos con el dedo y el pulgar, dejó escapar
un suspiro agotado y dijo: “Usted es muy molesta, Ángel”.
El insulto me hizo sentir orgulloso. “Estoy consciente de eso, Mayor. Lo siento.”

Al oír la sonrisa en mi voz, levantó la vista y me atravesó con una mirada sin sentido. Pero
sus labios se torcieron. El buen viejo no me podía engañar. “Ten un poco de fe en mí, mayor.
Estaré bien. Es sólo un día, ¿verdad? Estoy confiando en ti y tu equipo para venir a
rescatarme”.

Suspiró de nuevo. Y juro que envejecía unos diez años. “Muy bien, Ángel. Dado que no
puedo pararte. Usted tiene un día. Pero mañana, una vez que mi equipo tenga un plan sólido
en su lugar, estamos llegando a Donovan, no importa si ha recuperado con éxito sus
memorias o no”.

“Entiendo. Gracias Señor.”

El asintió. “Y gracias, Ángel. No podríamos haberlo encontrado sin ti”.

“Oh, eso no es cierto. Tenían a Ryan. Estoy segura de que él lo habría encontrado de alguna
forma con el tiempo”.

El Mayor Wilks se rio entre dientes, pero Ryan negó con la cabeza. “No, no lo habría hecho.
Nunca estaba buscando a Donovan. Te estaba buscando a ti. Y ahora que te he
encontrado…” Él sonrió y me capturó en sus brazos una vez más. “Cásate conmigo, Sol.”

Me reí. “No acabamos de tener esta conversación?”

Empecé a alejarme, pero no me dejaron. “No puedo esperar hasta mañana. Prométeme
ahora”, insistió. “Toma mi anillo contigo… por si acaso.”
Mi corazón se rompió un poco. “No voy a olvidarte de nuevo. Lo prometo.”

“Bien. Entonces, sólo llévalo por mí. Vas a ver a Teddy, después de todo”.

Corrección: mi corazón se derritió un poco.

Sacó el anillo de su bolsillo, porque por supuesto que lo había estado llevando alrededor todo
este tiempo, por si acaso. Cuando lo deslizó en mi dedo, a pesar de que yo no le había dicho
que sí, sin embargo, Aspiré. “Cavernícola.”

“Di que sí, Jamie. Promete que te vas a casar, o yo no te voy a dejar ir”.

Cómo me podía resistir? Aun así, esto no era de lo que estábamos hablando, así que tuve que
aguantar al menos una pequeña pelea antes de aceptar. “No sé”, bromeé. “Si te doy lo que
quieres en este momento, ¿qué incentivo vas a tener para venir a buscarme mañana?”

Sus ojos se llenaron de calor y agarraron mi cintura con fuerza. “Confía en mí, nena; Tengo
un montón de incentivos”.

La forma en que me apretó contra él no era en absoluto inocente, y en todos los sentidos
llena de promesas. Oh, rayos sagrados. Temblaba. Yo... Yo acabo de crear un monstruo.

Ryan chocó su boca en la mía y me dio un beso que me hizo erizar desde los pies a la cabeza
y que me había preparado para causar una fusión nuclear. “Di que te casas conmigo,” gruñó
cuando logró romper el beso.

“Lo haré,” Di un grito ahogado. “Mi yo es así, por lo que, también lo hará.”
Eran cerca de las 21:00, pero no perdí el tiempo esperando hasta la mañana para ponerme en
contacto con Donovan. Estaba segura de que el Mayor Wilks vendría a ponerse al pendiente
del partido tan pronto como hubiera planeado su ataque. Los ACE eran muy eficientes.
Tendría suerte si siquiera me daban un día entero.

Hice la llamada desde un teléfono público en la Florida, por lo que podría haber sido
cualquiera, pero la voz en el otro extremo de la línea todavía sabía que era yo antes de decir
nada. “Hola, señorita Baker. Me alegro de que finalmente me haya llamado”.

Esta no era la voz del hombre al que había conocido en Boston. Este hombre sonaba un poco
mayor y más regio. O tal vez pomposo era un término más preciso. “Donovan?”

“Muy bien, señorita Baker.” Había una sonrisa en su respuesta. “Es bueno saber de usted. Ha
sido un tiempo”.

“Si tú lo dices.”

Se rio entre dientes. “El suero que tomó, trabajó?”

Donovan era educado y amable, pero corta y directa fue mi respuesta. “Yo soñé.”

“Eso es maravilloso. Por lo tanto, usted cree que yo puedo ayudar ahora? ”

“Usted sabe que lo hago, de lo contrario no habría llamado.”


Suspiró través del receptor, como si estuviera decepcionado por mi falta de amabilidad. “No
soy un hombre malo, ya sabes.”

Aspiré. “Saltemos las palabrerías, doc. Usted sabe que yo quiero mis recuerdos, y yo sé que
me puede ayudar a recuperarlos, si voy a ustedes, sola, por lo que sólo dígame a dónde ir”.

Suspiró de nuevo. “Muy bien. ¿Está familiarizado con el muelle de Santa Mónica en
California? ”

Yo nunca había estado allí, pero al menos había oído hablar de él. “Lo encontraré.”

“Bueno. A pie hasta el final del muelle y tome asiento. Mi equipo de recuperación va a
encontrarla una vez que consideren que está verdaderamente sola”.

Me sentí aliviada de que él había elegido un lugar público para satisfacerme. Aun así, me
estremecí, recordando mi último encuentro con sus súper soldados. “¿Este equipo de
recuperación va a tratar de matarme como el último que envió? Porque eso sería muy
desafortunado. Para sus hombres, quiero decir”.

“Sí, supongo que sería lamentable, teniendo en cuenta que mi último equipo ha fallado en
registrarse desde que los envié para recogerla a usted…?”

Estaba pescando para obtener información sobre su equipo. Podía darle algo a él también.
“Es algo difícil llamar al jefe cuando están muertos.”

De acuerdo, sólo uno de sus soldados había muerto, y no había sido culpa mía, pero él no
necesitaba saber eso.
La reacción de Donovan era exactamente lo que yo esperaba. “¿Muertos?”

Sonreí al choque en su tono. “Desafortunadamente. Obviamente no me refiero a que llegue a


la mano a mano, no soy una asesina, pero los accidentes ocurren, doc. No estoy siempre al
cien por cien en el control de mi poder, especialmente cuando estoy molesta, y eso involucra
a las personas que tratan de matarme. ”

Hubo una pausa, y luego lentamente Donovan dijo: “No. No imagino.” La cortesía alegre en
su voz había desaparecido. Tomé una cantidad enferma de placer con el hecho de que yo le
había molestado. Lorenz tenía que ser uno de sus subordinados favoritos. Tenía que ser la
sensación de la pérdida.

Cuando habló de nuevo, su voz se suavizó, pero ya había oído sus dientes apretados juntos
por esos pocos segundos que le llevó a ganar compostura. “No habrá necesidad de violencia
este momento. Se lo aseguro, no la perjudicará. Por desgracia, no puedo prometer lo mismo
para cualquiera de tus amigos, en caso de intentar llevarlos con usted. Y mis hombres
tendrán que realizar una búsqueda de todos los dispositivos de seguimiento. Tú entiendes.”

“Por supuesto.” Se me cayó el acto dulzón y dejé todo mi peligro colarse en mi voz.
“Siempre y cuando usted entienda que estoy viniendo de buena gana. No necesito ser
arrastrada. Si alguno de sus hombres me toca, no puedo prometer que no va a terminar frito
como su última tripulación. Vengo en calidad de invitada, no un prisionero o una rata de
laboratorio. O entro como un enemigo. Si alguien trata de encerrarme o noquearme,
tendremos otra “Las Vegas” en nuestras manos. Entiende lo que quiero decir? “

“Entiendo.”

Me reí cuando escuché un leve toque de su pulso. Para mí, escuchar a largo de los teléfonos
como ahora, era tan fácil. Oír lo cabreado que sonaba se sentía tan bien que casi estaba
esperando las próximas veinticuatro horas. “Estupendo. Entonces nos vemos pronto”.

Colgué el teléfono sin esperar respuesta, acariciar la idea de que era molesto para él que le
colgaran. Probablemente no era el tipo de hombre que recibía eso muy a menudo.

Antes me dirigía a California, saqué mi cuaderno de mí de mi bolso. Tenía una nueva palabra
que tenía que añadir a la lista de personalidades: molesta. Sonreí cuando Garabateé el rasgo
por debajo de todos los complementos de Ryan. Quien probablemente vea este último como
otra cualidad pesimista, pero no podía evitar sentir que mi capacidad de ser molesta era uno
de mis más grandes talentos.

…..

La recogida en el muelle fue más suave de lo que esperaba. Según lo prometido, los hombres
de Donovan no habían tratado de arrastrarme en absoluto. Incluso habían venido con ropa de
calle no-regulares de electricidad adaptados a prueba de Jamie en esta ocasión. Ellos usaron
algún tipo de dispositivo que le robaron a un episodio de Star Trek, para determinar que no
había ningún tipo de dispositivo de localización en cualquier parte de mi persona y luego
simplemente me pidieron que fuera con ellos. Fue un poco aburrido, en realidad, no es que
me quejaba de la falta de ellos tratando de matarme.

Nos encontramos tan al norte que, a pesar de la supervelocidad, estaba casi congelada en el
momento en que llegamos al pequeño grupo de edificios que componían el complejo de
investigaciones. Estábamos en Canadá. Eso era todo lo que sabía. A menos que hubiéramos
ido más allá de Canadá y estábamos oficialmente en el territorio de Santa Claus. En serio,
que era una posibilidad.

En el lado positivo, me esperaban, y sabían que estaría volviéndome loca congelándome. Me


saludaron con una manta, una taza de té caliente, no un magic tea, pero no iba a ser exigente,
y una silla junto a la chimenea.

No fue hasta que dejé de temblar que tomé nota de lo que me rodeaba. Se habían construido
un grupo de edificios de cemento, que parecían exactamente lo que se espera de una estación
de investigación ártica en el medio de la nada Cuando te estás volviendo loco. Lo que
esperaba en el interior me recuerda mucho a las paredes blancas aburridas de NORAD. Pero,
menos una evidente falta de ventanas, el edificio en donde estábamos era más como un hotel
de esquí de lujo.

Yo estaba sentada en un gran sillón de orejas posado sobre una piel de oso polar de peluche
de alfombra, con suerte de imitación, pero no podría decirlo, -en frente de una chimenea
crepitante que tenía una gran cabeza de alce que colgaba por encima de ella. Había una
pequeña mesa a mi derecha, donde habían puesto mi té y una pequeña bandeja de bocadillos,
y luego otra silla para que coincida con la que estaba sentada. Todavía sentía el frío de mi
carrera a través del extremo norte, pero la taza de té en la mano y el calor del fuego me
fueron muy bien descongelando. La iluminación era tenue, y la habitación era bastante
tranquila, unas pocas personas arrastrando los pies y el aullido del viento del exterior.

Cuando se acercó Donovan, sabía que era él por el suave descentrado que le precedió a cada
paso que daba. Yo no recordaba al hombre, pero sabía que caminaba con un bastón. Se sentó
en la silla frente a mí y esperó. Sentí el peso de su mirada, sabía que estaba esperando a que
yo lo reconozca, pero no podía tirar de mi mirada del fuego para recibirlo.

Este lugar, con el fuego y la alfombra y la nieve, me recordó a una memoria. Una que no era
mía. Una que debería haber sido mía, pero había desaparecido. La descripción que Ryan me
había dado de nuestra primera vez juntos. Desde el momento en que me senté, mi corazón
había comenzado a doler. Me hizo querer recordar desesperada. Donovan no podía saberlo,
pero si él quería que jugara junto con sus juegos, este era el primer golpe perfecto.
“¿Por qué tan triste, Ángel?”

El me llamó Ángel. En cierto modo, era mi nombre. Pero la forma en que Donovan lo dijo en
ese momento sonó más como una expresión de cariño. Había hablado en voz baja, pero no
había tenido la empatía. No había preocupación; lo había preguntado por curiosidad. No se
merecía una respuesta, pero le di una de todos modos.

“Los recuerdos son más importantes de lo que las personas se dan cuenta,” dije, mirando a
las llamas que bailan en el fuego. “Son conocimientos. Son poder. Son motivación.
Identidad. Son la esencia de lo que somos”.

Donovan tomó su tiempo para responder. “Creo que está hablando más de experiencias,
señorita Baker. No los meros recuerdos de ellas”.

Finalmente deslicé mi mirada hacia él. Era poco del hombre que esperaba que sea un
multimillonario narcisista. Él era de unos sesenta años y muy agradable de aspecto para
alguien de su edad. Era delgado, con el pelo de color gris plateado y una sonrisa encantadora.

Tenía un aire de confianza y auto-importancia, sin embargo, él me dio cada onza de su


atención. Estaba sentado en su silla, pero se volvió hacia mí y se inclinó hacia adelante como
si estuviera esperando con gran expectación para mi siguiente respuesta, como si él planeaba
para colgar en cada palabra. Sus ojos estaban iluminados con la inteligencia y la fascinación.

“Tal vez,” dije. “¿Pero qué son las experiencias sin la memoria de ellas?”

Las cejas de Donovan un poco elevada y su sonrisa falsa y educada que había estado usando
cayeron en algo más suave, más genuino. “Eso es muy perspicaz, señorita Baker. Estoy
impresionado.”

No me podría importar menos su opinión sobre mí. “No es una ciencia exacta. Si no puedo
recordar mi pasado, no me hace bien haber vivido. El conocimiento y el poder que he
obtenido de mis experiencias se han ido. Sin mi memoria, mis experiencias no son aún más
mías. Son sólo historias que la gente me dice acerca de otra persona. Sobre una chica que
conocían una vez. Una chica que ya no soy yo. No tengo ningún recuerdo. Por lo tanto, esas
experiencias no son mías. Las he perdido”.

“Eso debe ser difícil.”

“No tienes idea,” murmuré, la amargura se introducía en mi voz. Mi mirada se volvió hacia
el fuego. “Todo el mundo piensa que ellos entienden. Tratan de ser de apoyo, tratan de ser
alentadores, pero no lo entienden muy bien. Ellos no pueden saber lo que es no tener
realmente nada. Ser nada. Nadie.” Tragué saliva, tragándome la imperiosa necesidad de
llorar. “Lo he perdido todo, Sr. Donovan. Me he perdido a mí misma”.

Donovan se echó hacia atrás en su silla y se quedó en silencio durante un minuto. “Ya veo”,
susurró, ganando mi atención de nuevo.

“¿Ya ve, qué?”

“¿Por qué has venido?”

Fue un momento pensando que fuera? El hombre era un idiota?

La pregunta debe haberse visto en mi cara, porque él sonrió y le dio a su cabeza una pequeña
sacudida. “Cuando mis hombres confirmaron que estabas realmente sola y no tenías ningún
dispositivo de seguimiento, yo todavía sospechaba. Estaba fuera de carácter para ti y para
Wilks. Estaba seguro de que trataría de llegar a algún tipo de plan. Aprovechar la
oportunidad que Chen te dio para tratar de encontrarme. Para detenerme”.

Temíamos un plan, pero era mejor que él pensara que no lo teníamos, y lo suficientemente
fácil para mí era fingir cuando le podía dar un montón de verdad mezclada con mi acto.
“Créeme, lo intentamos. Él Quería. No está de acuerdo con lo que estás haciendo aquí, y si
pudiera detenerte, lo haría.” Él frunció el ceño, pero no puso cara de sorpresa. “El simple
hecho de la cuestión es que me tienes en una esquina. He intentado todo lo demás
humanamente posible para tratar de recuperar mi memoria, pero usted es el único hombre en
la tierra que lo puede hacer. ”

Su ceño se reemplazó con una sonrisa de orgullo. Él se enderezó en su silla e hinchó el pecho
un poco. Me tomó todo en mí, no poner los ojos.

“Eres mi única opción, y estoy tan desesperada por tener mis recuerdos de vuelta. Por mucho
que quería trabajar con la ACE para llevarte hacia abajo, sabía que si lo hacía, no me ibas a
dar lo que quiero. Lo que necesito. Por desgracia, mi egoísmo se impuso sobre el bien de la
humanidad de este tiempo, y ahora aquí estoy. El Mayor Wilks no podía creerlo, y confía en
mí, él estaba en su apogeo loco. ”

Donovan se rio entre dientes. “Yo lo creo.”

Bostecé. Fue inevitable. El fuego me había calentado, el té me había relajado, y yo acababa


de huir de Colorado, a la Florida, a California, al maldito Polo Norte después de estar en una
pelea con un súper soldado. Yo estaba agotada. Por no hablar de adolorida, con un fuerte
dolor de cabeza.
“Es tarde”. Donovan se puso de pie. “Te puedo mostrar una habitación si lo deseas, o estoy
en lo correcto al asumir que prefieres comenzar el proceso de recuperación de tus recuerdos
de inmediato? Tendremos que hacer primero algunas pruebas preliminares para ver cuánto
efecto tuvo el suero que Chen te dio y asegurarnos de que no hubo efectos secundarios
inesperados. Después de eso, si todo se ve bien, podemos darte más suero, y puedes
conseguir un buen tiempo de descanso nocturno para que haga su magia. Así, una nueva
mujer por la mañana”.

Y ahí estaban las señales de alarma que había estado esperando desde que llegué. Le lancé
una mirada penetrante. “¿Así? Simplemente va a comenzar el proceso de curación en mí?
Sin hacerme esperar, tratando de negociar algo a cambio, obligándome a hacer un montón de
pruebas Jamie-la-súper-monstruo primero? ”

Donovan mordió mi sospecha por un momento. Las ruedas en su mente giraban mientras
trataba de decidir cómo manejarme. Yo era peligrosa, inestable e impredecible, después de
todo. No era ese el informe con el que alimentaba a sus súper soldados?

Cuanto más esperaba que me diera una respuesta, más segura estaban de qué estaba tratando
de hacer girar una historia que iba a aceptar. “No hagas eso,” le advertí. “No me alimentes
con un montón de ilusiones. Por mucho que me encanta una gran pastelería, no me gustan las
cosas endulzadas. Estaba hacia arriba con usted. No te gusta y no me fío de usted. Tiene algo
que necesito, y esa es la razón por la que no te voy a asar en este momento”.

Cuando sus ojos brillaron de ira, sople y me puse en pie. “Oh, no actué ofendido. No confía
en mí, tampoco. Ni siquiera me ve como una persona. Soy un sujeto de prueba en su caso.
Sólo está jugando mi juego en este momento porque soy demasiado poderosa. Usted no me
puede controlar. Soy muy consciente de que esto va a costar, por lo que al menos tenga la
decencia de dejar de actuar y ser honesto”.
El rostro de Donovan cayó plano. “Muy bien. Si insiste en purgar el civismo de todo”.

“Hay civilidad en el rapto de personas y el encarcelamiento de ellos como animales para


pruebas en humanos?”

Donovan se ruborizó de un rojo furioso y agarró la parte superior de su bastón con tanta
fuerza que parte de mi esperaba que tratar de golpearme con él. “Estás perdiendo totalmente
el punto.”

No tuvo que esperar por una respuesta antes de irrumpir a través del cuarto a un conjunto de
puertas dobles. Él presionó su pulgar para un escáner que abrió las puertas y la mantuvo una
abierta para mí, mirándome cuando me hizo pasar a un nuevo pasillo.

“Todo lo que hago es por el bien mayor. Mis avances en el campo de la medicina se
revolucionarían cambiando la vida”.

Cuando llegamos al final de la sala, llevó a cabo otra puerta abierta para mí. La habitación
detrás de él era mucho más como una habitación de hospital. Mi estómago se volcó, pero
cuadre los hombros y marché en su interior.

El Dr. Chen estaba allí, ya preparado para lo que estaban a punto de hacer. Supongo que
había recibido la nota que estaría viniendo. Cuando me entregó una bata de hospital y señaló
un pequeño baño para cambiarme, suspiré. Alguien, algún día, iba a tener que explicarme el
punto de esas cosas.

Los dos hombres trataron de hacer una pequeña charla conmigo mientras comprobaban mis
signos vitales, examinaron la cabeza-yo tenía un conmoción cerebral menor y miraron
cualquier otra cosa que necesitaban hasta que estaban convencidos de que yo estaba lista
para otra dosis de su suero milagro. Básicamente era un villano con súper perorata de largo
aliento, acerca de cómo los sacrificios de sus sujetos eran por el bien común y que juntos
iban a hacer del mundo un lugar mejor y bla, bla, bla…

Yo no estaba interesada, pero no necesitaban de mi atención para mantenerse hablando. Ellos


estaban felices, felicitándose uno al otro en la parte posterior. Les ahorraré los detalles,
porque escucharlos a ellos era más tortuoso que la prueba médica, pero básicamente se
reducía a una gran cantidad de “Somos tan brillantes, que lo sabemos todo, vamos a cambiar
el mundo, y la gente nos adorara como dioses entre los hombres… ”

Cuando llegué a un punto en que, o se callaban o les hacía zapping hasta dejarlos
inconscientes, interrumpí su regodeo. “Muy bien, muy bien, los dos son un par de Hitler de
hoy en día. Felicidades a los dos.” Ellos le dieron mal visto a mi comparación. (Aunque, era
un ser completamente justo.) “¿Dónde encajo yo en todos estos planes que cambian el
mundo del mal? ¿Por qué me necesitan tanto? ”

Ambos hombres parpadearon, como si la respuesta debería ser obvia. “Mi querida” dijo
Donovan, cuando el Dr. Chen se acercó a mí una jeringuilla gigantesca, “Tú no naciste así
como eres; fuiste creada. Si te pudo pasar a ti, podría pasarle a cualquiera. Si pudiéramos
desbloquear el secreto, podríamos duplicarte. Podríamos crear más como tú. Ganar sus
poderes para nosotros mismos”.

Esa era una idea aterradora.

Chen sonrió mientras sostenía la jeringa. “¿Estás lista para empezar a recordar?”

Yo lo estaba, hasta que puso la aguja en mi piel. El fluido en la jeringa era claro pero tenía
un tinte de color blanquecino en él. Se veía igual a lo que el Dr. Chen me había inyectado
antes, pero me sentí más vacilante ahora. Antes, dije que sí, pero yo había estado luchando
con los nanobots. Ahora, aun sabiendo que había soñado, yo no estaba segura de querer esa
cosa en mí. “Es sólo el suero, ¿verdad? Lo mismo que me dio antes? ”

“Exactamente lo mismo”, dijo Chen, con un movimiento de cabeza. “Completamente seguro.


Lo utilizamos aquí todo el tiempo. Nuestra fórmula que da a nuestros soldados fuerza y la
velocidad no es perfecta. Daña a sus cuerpos”.

Yo lo sabía, pero mantuve la boca cerrada, sin querer dar ninguna pista sobre que teníamos a
estos tipos.

“Cada vez que alguno de nuestros soldados se agota demasiado físicamente, les damos este
suero. Repara cualquier cosa biológica”, explicó Chen. “Es bastante milagroso. Una vez,
incluso reparó la rodilla de un hombre, que tú habías destrozado por completo con tu
superfuerza”.

Mis cejas se alzaron ante eso, pero Chen no se molestó en explicar el altercado. Él estaba
demasiado centrado en la ciencia. “No había nada más que pequeños fragmentos que quedan
de sus huesos, pero este suero fusionó los fragmentos de nuevo juntos y reparó por completo
la rodilla. No había ni siquiera ninguna cicatriz. No se puede decir que alguna vez fue rota”.

“Lo mismo ocurrirá para su cerebro, señorita Baker,” dijo Donovan. “El suero invertirá la
totalidad del daño causado y restablecerá su cerebro a su estado original.”

El Dr. Chen sonrió una sonrisa con dientes. “Vas a estar como nueva”

“Bueno,” corrigió Donovan, “en su mayoría. Obviamente no podemos sanarla


completamente esta noche, o mañana se volvería contra nosotros”.
Aspiré. “Obviamente.”

“Pero podemos darle suficiente de su memoria para ayudar a aliviar algo de la frustración,
confusión y depresión que ha estado plagando.”

“Caramba. Eso es considerado de su parte”.

La sonrisa del doctor Chen cayó. “Nosotros queremos ayudarla, señorita Baker. Por encima
de todo, somos filántropos. Hacemos esto porque queremos terminar con el sufrimiento de
las personas. Y un día, si podemos confiar en ti, te sanaremos por completo”.

Ninguno de nosotros tenía tanto tiempo, pero por ahora tomaría lo que pudiera conseguir.
“Bueno. Supongo que es justo. Vamos por ello entonces. Ponga eso en mí”.

Yo contuve la respiración y apreté los dientes cuando el Dr. Chen me inyectó con cuatro
veces la cantidad de suero que me había dado la primera vez. El líquido frío picaba un poco a
medida que viajaba por mi brazo y a través de mi cuerpo. Me estremecí ante la sensación.

“Qué es eso?”, Pregunté, acostada en la cama. El suero estaba haciendo que mi cuerpo se
sienta pesado. “¿Eso es parte del proceso?”

“Eso es todo al respecto.”

“¿Qué hay en el suero?”, Le pregunté, cubriendo un bostezo con el puño. Mis ojos se estaban
poniendo pesados. “¿Cómo funciona?”
“Uno de nuestros temas es bendecido con un don milagroso de la regeneración de células, la
auto-curación. Hemos encontrado una manera de usar ese don para el bien de los demás”.

Me chupó en una respiración. Auto curación era el poder de Natalia. Ella era una niña de
ocho años de edad, que habían adquirido de los Países Bajos el año pasado. Su familia había
estado en un accidente de coche devastador. Sólo Natalia había sobrevivido. Cuando los
paramédicos llegaron a la escena, habían pensado que sus heridas serían fatales, pero ella se
había recuperado durante la noche. No me gustaba la idea de que habían encontrado una
manera de utilizar sus dones como este. “¿Cómo?”, Pregunté, aunque no estaba segura de lo
que quería saber. “¿Qué le has hecho a la niña a fin de tener este suero?”

Donovan no me respondió, excepto con una sonrisa condescendiente. “Nada tan horrible
como usted está pensando, señorita Baker. No somos monstruos. Natalia es vigilada
cuidadosamente. Ella está bien.”

Sí, seguro que lo estaba. Su definición de bien y la mía no podían ser la misma. “Donovan, si
estás perjudicando a esa niña, te mato. Tienes mi palabra”.

Donovan suspiro. “Yo te la traeré para que puedas ver por ti misma que ella está bien.”

“Sí.” Esa fue una excelente idea. Necesitaba ver a Natalia. Lo necesitaba para estar segura de
que ella estaba bien. Empecé a ponerme de pie, pero mi cabeza me daba vueltas y el Dr.
Chen me empujó suavemente hacia atrás hasta que yo estaba acostada en la cama. “Vas a
verla pronto. Por ahora, sólo descansa un poco. Lo necesitas”

Él tenía un punto. Mi cabeza se sentía como si pesara un millón de libras, y mis párpados
aún más. Que no era normal. El sueño me estaba tirando bajo. Di un grito ahogado. “Me
drogaron!”
El Dr. Chen negó con la cabeza, y me dio una palmadita tranquilizadora en el dorso de la
mano. “No. La fatiga es un efecto del suero. Está tirando de la energía de su cuerpo para
reparar el daño. Es un proceso agotador, y apenas le he dado una dosis bastante grande.
Necesitas descansar. Pero vas a estar bien una vez que se hayas dormido lo suficiente. Tienes
mi palabra.”

¡Ah! Su palabra! Al igual que el significado "nada” para mí. Pero, si estaba diciendo la
verdad o no, mis ojos cerrados y yo empezamos a la deriva en un sueño pesado.
No soñé. Eso me decepcionó, y me preocupaba que tal vez el suero no había funcionado,
pero tal vez estaba demasiado agotada para soñar. Cuando desperté, todavía estaba muy
aturdid, y sentí mi cuerpo rígido. Me tomó unos minutos pensar con claridad. Todavía estaba
en la cama del hospital que había pasado, pero a partir de la rigidez de mi cuerpo y de los
problemas de presión en la vejiga, estaba segura de que había dormido mucho tiempo.

El Dr. Chen había desaparecido, pero Donovan estaba sentado en una silla acolchada al lado
de mi cama leyendo un libro de no ficción escrito por alguien con un nombre que no podía
pronunciar. Me pareció extrañamente reconfortante de que se hubiera quedado conmigo
mientras yo dormía, como un padre o un ser querido lo haría.

Me aclaré la garganta para llamar su atención, y su rostro se iluminó con una sonrisa
brillante. “Jamie!” Dejó el libro a un lado. “Buenos días.” Miró su reloj y sonrió para sí
mismo. “Durante unos minutos más, de todos modos. Confío en que haya dormido bien? ”

Me incorporé lentamente, con la cabeza doliéndome un poco, pero después de parpadear los
ojos en el foco, finalmente se convirtió en alerta. Busqué alguna confirmación de que era por
la mañana, pero no había reloj y tampoco ventanas. “¿Qué hora es? ¿Cuánto tiempo estuve
fuera? ”

“Es casi mediodía. Usted ha estado fuera durante unas quince horas. ”

“Quince horas!” Mejor que el suero que me dieron haya funcionado, el Mayor Wilks sólo me
dio un día. Era probable que ya estaba en camino. Necesitaba obtener la mayor información
al respecto como seas antes de correr fuera de tiempo.
“Eso es casi la mitad del tiempo de recuperación que mis soldados necesitan después de ser
administrados por el suero de curación.” Donovan me escaneaba de pies a cabeza y sonrió.
“Usted es verdaderamente una notable mujer joven, señorita Baker.”

Me sonrojé ante el elogio, sintiéndome incomoda y absurdamente orgullosa de que él me


aprobara.

¿Qué diablos? Me sentí orgullosa de ser aprobada por Donovan? Esa era una locura.

Al instante me di la vuelta en el modo Peligro y di mi energía a la posición más alta posible.

Donovan dio un paso atrás, los ojos muy abiertos. “Señorita Baker?”, Preguntó con cautela
mientras observaba mi chispa en la piel y el pelo bailando alrededor de mi cabeza. “¿Estás
bien?”

“Estoy bien,” me quejé. “sólo voy a freír sus estúpidos nanobots.”

Cuando las cejas de Donovan volaron, me reí. “Los ACE no son estúpidos, Sr. Donovan.
Sabían que algo no estaba bien conmigo después de la forma en que actué en el hospital.
Sabemos que estaba siendo controlada. Resulta que sus preciosos robots no pueden manejar
mi energía eléctrica. No puedo creer que fuera a inyectarme más sabiendo que no funcionan
en mí”.

Donovan suspiro. “Nos dimos cuenta de que no habían trabajado en ti, pero no nos dimos
cuenta que sabías acerca de ellos.” Me dio un tímido encogimiento de hombros. “¿Puedes
culparme por intentarlo de nuevo, señorita Baker?”
“No, creo que no.” Aspiré y dejé que mi energía se calme. Es decir, el tipo era psico, después
de todo. Siempre se puede confiar en un psico para actuar.

Una vez que mi mente estaba clara de nuevo, me relajé. Él no me podía controlar. Tenía la
ventaja aquí, no él. Recordándome a mí misma que los ACE estarían aquí muy pronto, me
centré en el plan y traté de obtener la mayor cantidad de información útil de Donovan como
pude. Tomé una respiración profunda y, estirando mis brazos y piernas, traté de sonar casual
para obtener más información. “¿Usted utiliza el suero mucho, entonces? Debe tener una
tonelada de él”.

Sus ojos se estrecharon con sospecha, y él me observó durante unos minutos con una
expresión calculadora. Rápidamente pensé en la línea de preguntas para jugar con su ego. En
todas las películas de superhéroes que Teddy me había mostrado, el ego siempre fue la caída
de los supervillanos. “¿Está planeando para su comercialización al público? Porque, quiero
decir, que es básicamente un suero milagro. Podría hacer mucho bien si lo compartiera con
los demás”.

Bingo. El rostro de Donovan alisó. La sospecha se ha ido. Se reemplazó con orgullo. Y el


bono, respondió a mi pregunta. Apuntar, un punto para mí. “Por desgracia, no”, dijo. “El
suero es, sin duda milagroso y ha sido perfeccionado en su mayor parte, pero el ingrediente
secreto mágico que hace que funcione es muy escaso. Sólo puedo hacer pequeñas cantidades
de suero y no muy a menudo. De hecho, Chen le dio casi el último de nuestro suministro
anoche. Sólo tengo una última dosis ahorrada para emergencias”.

“Sólo uno más?” Eso era desalentador. Me preguntaba si la última dosis sería suficiente para
solucionar mi problema, después de que los ACE entraran y cerraran este lugar. No hay
manera de que se pueda hacer más si este ingrediente secreto mágico viene de Natalia, como
yo sospechaba que lo hacía. Yo quería mis recuerdos desesperadamente, pero no podría pedir
por ellos a expensas de otro ser humano.

“Sí, Jamie. Te puede llamar Jamie?” Asentí con aire ausente, y él sonrió como si quisiera,
antes de continuar. “Utilizamos casi todo el suero que quedaba en ti, tanto como era seguro
para ti.”

La sospecha se deslizó en mi mente. “¿Por qué harías eso? Usted mismo ha dicho que sabía
que yo me volcaría en su contra si me daba todos mis recuerdos de vuelta”.

Donovan suspiro. “Porque queremos que confíes en nosotros. Queremos que seas feliz aquí,
y al ver que realmente queremos ayudarte. Es cierto que no se podía solucionar por
completo, pero como muestra de nuestra fe en ti, tú debes tener casi todos tus recuerdos de
vuelta ahora”.

Mi corazón se agitó. ¿Realmente tengo mi memoria? Traté de recuperar una memoria, pero
no salió nada. Tal vez fue porque no sabía que memoria recordar. Pensando en todas las
historias que Ryan me dijo de mi vida antes de la explosión, había una en particular, que
quería recordar de primera mano. Traté de imaginar una cabaña cálida, acogedora, tormenta
de nieve cayendo fuera de las ventanas y el fuego crepitante en el interior. Sólo Ryan y yo…

Cuando eso no funcionó, traté de recordar nuestra última noche junta, en el Gran Cañón. Él
me había dicho que ahí es donde él me había propuesto matrimonio y me dio suficientes
detalles que debería recordar la conversación. De nuevo, nada parecía venir a mi mente
aparte de la conversación que tuve con Ryan hace un par de noches. Mi ritmo cardíaco
incrementó cuando la ansiedad floreció dentro de mí. “No funciona. No me siento diferente.
Cuando trato de pensar en mi pasado, todavía aparece en blanco. “Empecé a entrar en
pánico. "¿Qué pasa si no funciona?”
Donovan cubrió mi mano y le dio un apretón suave, tranquilizador. “Estoy seguro de que
trabajaba”, prometió. “Examinamos tu cerebro de nuevo hace un rato y ya podemos ver los
resultados. Es probable que sólo necesitas algo para refrescar la memoria, ya que has estado
desconectada de ella durante tanto tiempo. Y creo que sé exactamente lo que hay que hacer.
¿Te sientes lo suficientemente bien como para ir a dar un paseo conmigo? ”

Miré hacia abajo a la mano de Donovan que cubría la mía. Había algo relajante en el
contacto, algo reconfortante, casi paternal.

“Sí, estoy bien. Todavía un poco lenta, sin embargo. Estoy teniendo dificultades para
conseguir que mi cerebro de una patada en el engranaje.” Obviamente. Si me siento cordial
hacia Donovan. “Puedo suponer que tiene cualquier café o rocío de la montaña o algo por
aquí? Un cuarto de baño no me haría daño, ya sabe”.

Donovan se rio. “Por supuesto.” Hizo un gesto hacia una puerta en el otro lado de la
habitación. “El cuarto de baño está justo ahí. No dude en ducharse o refrescarse si lo desea.
Creo que usted encontrará una bolsa con sus cosas ahí”.

¿Mis cosas? ¿Cuándo y cómo él consiguió una bolsa de mis cosas? Al ver mi sorpresa,
explicó Donovan. “Mandé a un par de mis soldados a visitar el hogar de sus padres anoche
mientras dormías.” Él levantó una mano para avisarme antes de que pudiera acusarlo de
cualquier cosa mala. “No se preocupe; sabemos que sus padres están con el mayor Wilks en
el momento, y que no le hicieron nada. Simplemente nos dimos cuenta de que agradecerías
algunos cambios de tu propia ropa, distinta al de los matorrales o monos de uniformes que te
podría proveer de aquí”.

Quería gritarle, pero en realidad estaba bastante serio. “Oh. Bien, gracias, entonces, pero no
vuelvan alrededor de la casa de mis padres otra vez. Ellos están fuera de límites. ¿Está
claro?”

“Por supuesto. No tenemos ninguna necesidad de perturbar la vida de sus padres. Sin
embargo, una vez que se sienta cómoda, les gustaría unirse a usted, podríamos hacer los
arreglos. O tal vez establecer visitas con ellos”.

Mi boca se abrió. “¿En serio? Podría ir a visitarlos a ellos? ”

Donovan sonrió ante mi sorpresa. “Jamie, como usted dijo ayer por teléfono, usted es un
invitado aquí, no un prisionero. Esperamos trabajar con usted. No es sólo un objeto para
experimentar. Por supuesto, tendremos que hacer pruebas de vez en cuando para tratar de
averiguar el misterio del por qué es como es, pero esperamos que te unas a nosotros, ser
parte del equipo. Una vez que se podamos confiar en que no traerás al Mayor Wilks y sus
ACE a nuestra puerta, entonces usted será libre de entrar y salir cuando quiera”.

Me quedé allí, completamente incapaz de moverme. Él me sorprendió con esa revelación. La


oferta que me presentó no era nada parecido a la jaula en que me esperaba ser puesta. Tal vez
Donovan no era el monstruo que siempre lo había hecho parecer. Sin embargo, yo tenía
dudas sobre lo que quería de mí. “¿Qué quieres que yo haga? ¿Qué quieres de mí?”

“¿Qué tal si discutimos eso después de cubrir sus necesidades y cuidados? Debes estar
hambrienta.”

Ahora que lo mencionaba, estaba hambrienta. Temperamento calmado, Salté de la cama y


me dirigí al cuarto de baño. Entonces me reí de su expresión cuando salí duchada, cambiada
y lista para funcionar sólo unos segundos más tarde. “La súper velocidad en realidad es
bastante útil.”
Después de parpadear un par de veces más, Donovan se rio suavemente y me ofreció su
brazo. “Usted es una verdadera maravilla. Estoy tan contento de que ha llegado a nosotros.
¿Vamos, querida? ”

Casi acepté su brazo ofrecido. Extendí la mano, pero en el último segundo, me di cuenta de
lo que estaba a punto de hacer y rápidamente me retiré. Donovan no miraba ni sorprendido ni
decepcionado. Simplemente aceptó mi rechazo y agitó el brazo hacia la puerta. “De esta
manera.”

Donovan me dio un tour él me llevó donde quiera que íbamos. “Tenemos varios edificios en
el compuesto. Este es el centro de atención médica. Luego también tenemos los laboratorios
y la vivienda.” habíamos salido de un conjunto de puertas dobles en la casa de campo que
había calentado en la noche anterior. “Esta es nuestra principal zona de recepción. Es la
única manera de entrar y salir del complejo”.

Me condujo a través de la zona hasta más allá de la chimenea que se quema una vez más
fuerte, y utilizó una tarjeta llave para abrir un conjunto de puertas del ascensor. “Área de
recepción para quién?” Finalmente le pregunté. “No es posible que tenga una gran cantidad
de visitantes a su instalación secreta en el medio del maldito Polo Norte.”

Donovan se rio mientras empujaba un botón que parecía ser una planta más abajo. “Es cierto,
pero mis soldados van y vienen, y con frecuencia tan fríos como usted se encontraba cuando
llegó anoche. Es bueno tener un lugar para que se calienten que está cerca del centro
médico”.

Nos bajamos del ascensor en un largo pasillo. Estaba mirando una vez más por un pasillo sin
ventanas; Luz fluorescente tenue; y la llanura, aburridas paredes blancas. Donovan y el
gobierno de EE.UU. deben haber contratado el mismo contratista.
“Cada uno de nuestros edificios está conectada por túneles subterráneos.”

“Conveniente, teniendo en cuenta el tiempo afuera.”

Donovan me deslizó una mirada triste. “No soy mucho de un ventilador del frío, pero tuve
un accidente con mi instalación en el desierto no hace mucho tiempo.”

Sonreí. “Sí, no voy a decir lo siento por eso.”

Donovan frunció los labios, pero no dijo nada en respuesta.

Al final del pasillo tomamos un ascensor hasta un piso en uno de los otros edificios.
Reconocí a la vez que estábamos en el edificio residencial porque podía oír parloteo y la risa
junto con diversos sonidos de platos y ruido metálico, duchas, televisores de juego que
funcionan y otros sonidos al azar. No nos dirigimos hacia el ruido, sin embargo. Nos dimos
la vuelta por un pasillo más tranquilo al frente de la dirección opuesta y llegamos a una
puerta marcada Asunto Residencia. “¿Asignaturas?”

Levanté una ceja ante Donovan. Él no era ni un poco simpático. “Es simplemente la forma
de las cosas, Jamie. Ellos están aquí para fines de investigación. Ellos no están enjaulados y
siendo tratados como animales, sin embargo. No son ratas de laboratorio, como usted ha
dicho. ”

Yo no estaba tan segura, pero yo mantuve la boca cerrada. No había ningún sentido en
discutir con un ególatra narcisista como Donovan.

Lo seguí a través de la puerta, un corto pasillo pasando varios dormitorios pequeños, y


alrededor de una esquina en una sala de estar / sala de estar. Era bastante grande, y tan lujoso
como la sala de estar en la que acababa de salir. De nuevo, no hay ventanas, no es que no
habría nada que ver además una manta sin fin de la nieve, pero no estaba mal. Era más
bonito que la Guarida, de lejos. Y no estaba vacía.

Mi corazón tartamudeó a la vista de la anciana leyendo una novela romántica blusa-Ripper


en una mecedora, y la joven con el pelo y la piel pálida como la luna sentada en una mesa,
tarareando suavemente mientras hacía un dibujo. Nunca había visto sus fotos, pero sabía
quiénes eran. Tyson me había contado todo sobre Betty y Natalia. Donovan hizo un gesto
con la mano hacia ellas y dijo: “¿parecen torturadas o maltratadas para usted?”

Realmente no lo parecían. Parecían contenidas. Pero entonces, las vistas pueden ser
engañosas. Y aunque no había barrotes, una jaula seguía siendo una jaula.

Tanto la mujer y la niña levantaron la vista cuando hablaba. O, mejor dicho, Betty alzó la
vista. Natalia casi saltó de su piel, y palideció imposiblemente ante el sonido de la voz de
Donovan. Su miedo por él casi me tiró en cólera, pero cuando me vio se quedó sin aliento y
saltó de su asiento, disparando a través del cuarto para envolver sus bracitos flacos a mi
alrededor. “Usted vino”, susurró. “Él dijo que vendrías.”

Sobresaltada, abracé a la pequeña chica de vuelta, cuidando de ser lo más suave posible
porque se parecía como si una pluma pudiera romperla. Esta era mi primera experiencia con
un niño, y ella era tan dulce que yo estaba muerta por ella al instante. “Hola.”

Sus ojos se iluminaron de emoción, pero no podían cubrir su falta de brillo. Ellos eran de un
azul cristalino, pero tan pálidos que eran prácticamente el color del agua. También estaban
hundidos y bordeados con ojeras. Llevaba un camisón de manga casquillo blanco que
mostraba grandes hematomas, feos que iban de color púrpura oscuro a verde a amarillo
salpicando sus brazos. Se veía frágil, rompible, y enferma, pero cuando ella me sonrió su
cara se iluminó. Parecía mucho más enferma que la última vez que la vi.

Cuando registré ese pensamiento, jadeé. “¡Te recuerdo!”

Sus pequeñas mejillas pálidas produjeron dos puntos rosados diminutos mientras asentía.
“Soy Natalia.”

Negué con la cabeza en incredulidad. “Lo sé. Te encontré en el laboratorio Visticorp. Te


salvé. A los cuatro de usted. Te envié a un túnel de mantenimiento en el sistema de filtración
de aire, y luego fui a buscar a Carter.” me encontré con la mirada de Donovan. “¡Recuerdo!”

Él sonrió. “Me pareció que ver una cara familiar podría hacer el truco.”

Y lo hizo. Cuanto más pensaba en volver a la última vez que había visto a Natalia, más
recordaba. No me había acordado de Natalia hasta que la vi, pero entonces mi corto viaje al
laboratorio Visticorp había llegado inundaciones de nuevo a mí, y desde allí pude ver mi
camino hacia atrás. No podía recordar todo. Había vacíos en mi memoria, pero tal vez
vendrían con el tiempo.

Natalia me separó de mi ensueño. “¿Estás aquí para rescatarnos?”

Trituró mi estado de ánimo de inmediato. Las luces de la habitación parpadearon.


Tragándome un nudo de emoción, me agaché a su nivel y le dio una suave sonrisa, esperando
no sentir lo mucho que su pregunta había roto el corazón. “¿Es necesario ser rescatados?”

Ella abrió la boca para contestar, pero rápidamente los volvió a cerrar. Sus ojos se posaron
sobre mi hombro a Donovan antes de que ella se quedó mirando su regazo y se mordió el
labio.

Sí. Di un salto cuando la voz feroz habló en mi cabeza. La sensación era sorprendente, pero
no impactante y no del todo inesperado, ya que sabía que Betty era telepática. “Ella, más que
cualquiera de nosotros, necesitaba ser rescatada.”

Cuando me tiro Donovan una mirada sospechosa, él se agachó a mi lado y sonrió a Natalia.
“cariño”. Habló en voz baja, con amabilidad, pero su sinceridad sonó falsa, como la que
tenía conmigo antes. No ayudó a que Natalia se estremeciera cuando él se acercó. Si la
tocaba en absoluto, yo sólo lo podría freír a cenizas, así sea condenada mi memoria. “¿Las
cosas no son mejor aquí de lo que eran antes?”, Le preguntó. “¿No tienes tu propia casa
ahora? Y no llegas a permanecer con tu familia todo el tiempo? ”

Agitó una mano hacia Betty, como si fuera su familia. No estaba segura de cuándo Natalia
había sido capturada, pero tal vez los otros sujetos eran la única familia que conocía.

“¿No es mucho más bonito?”, Continuó. “¿No me he disculpado por no entender sus
sentimientos antes? No los he tenido en buen cuidado a ustedes ahora? ”

Aún mordiéndose el labio inferior, Natalia levantó lentamente los ojos a Donovan. Ella se
mostró cautelosa y confusa, pero cuando por fin asintió a él, había algo de verdad en ella.

Él le dirigió una amplia sonrisa con dientes, satisfecho con su respuesta porque vio tanto
como lo hice que él estaba rompiendo su abajo y ganando su confianza, sin embargo poco a
poco. Su manipulación sobre una niña tan pequeña, vulnerable, era repugnante. Me dieron
ganas de darle un puñetazo en la cara.
“No puede quedarse aquí. Él la está matando lentamente.”

Miré a Betty otra vez, preguntándome si pudiera leer mis pensamientos o simplemente hablar
conmigo. Si tratara de hablar de nuevo con ella, iba a escucharme? Porque eso sería súper
práctico.

“Puedo oírte. Es más fácil si te intentas enfocar. Envíame un mensaje directo en lugar de
limitarte a dejar escoger a través de pensamientos dispersos.”

“¿Escuchaste esto?”

Betty me dio un sutil movimiento de cabeza.

“Tenemos amigos que vienen por nosotros.”

Obviamente era una mujer inteligente, porque ella no reaccionó a mi declaración en


absoluto.

Donovan nos sacó de nuestra conversación cuando él se puso de pie y juntó las manos.
“Bueno, Jamie, tengo algunas cosas que atender, pero estará de regreso en breve con el Dr.
Chen. Estoy seguro de que tendrá preguntas para usted con respecto a su memoria, y
entonces podemos hablar de su lugar aquí y sus funciones. Mientras tanto, la cocina está
equipada y estoy seguro de que quiere tiempo para descansar y conocer a Betty y a Natalia, y
tal vez ponerse al día con Teodoro”.

Tanto mi corazón y mi estómago saltaron a la vez como el alivio y la ira luchaban dentro de
mí. “Teddy está aquí?” De alguna manera yo había pensado que estaría en los otros cuartos
de residencia, con los soldados y los científicos malvados, en lugar de ser uno de los
cautivos.

Donovan hizo un gesto hacia el otro extremo de la sala, donde estaba un sofá largo frente a
un televisor gigante montado en una pared. Alguien estaba jugando un videojuego bastante
violento y sin el sonido. No podía ver a nadie tirado en el sofá jugando el juego y sólo había
un par de pies colgando sobre el brazo, pero no importaba. Yo sabía de quién se trataba por
el juego y aquellos pies.

Mi alivio se desvaneció, y todo lo que quedaba era la ira y el dolor que había sentido desde
que supe de su traición. Traté de contener mi rabia por el bien de la niña, realmente lo hice,
pero viéndolo ahí algo en mí se encendió. Me dejé llevar con mi oleada de ira, haciendo que
las luces parpadeen y la pantalla de la televisión a través del cuarto se apagó.

“Oh, vamos!” Teddy se sentó con un gemido y se arrancó un par de auriculares gigantes de
la cabeza. “Es suficiente con que ellos hayan tomado mi mala conexión a Internet! no
pueden, al menos, invertir en un generador decente en este maldito lugar?”

“Teodoro, mira quién está aquí”, Natalia lo llamó al igual que Donovan lo hizo, “Tú no me
puedes culpar por no confiar en ti con acceso a Internet, y creo que el corte de luz es de su
propio hacer.”

Teddy frunció a Donovan, pero cambió rápidamente el aspecto en una sonrisa sardónica
cuando me vio. “Bueno, bueno, bueno, mira quién está aquí.”
Teddy apestaba a tanta amargura Prácticamente podía saborearlo. “Así que finalmente te
sentiste lo suficientemente mala para hacer que me capturaran porque decidimos parar?”

Así, así, así dijo lo que no debía decir. El último hilo de los estribos se rompió, y me di la
vuelta a lo que Ryan denomina modo Peligro. “Te capturaron por mi culpa? ¿Disculpa?
Quién puso la trampa para quién? Eres la razón por la que fui a Las Vegas. Eres la razón por
la que no tengo memoria! ”

Donovan se rio entre dientes, aunque si se estaba riendo de mi rabia apenas contenida o la
expresión uh-oh-estoy-en-problemas de Teddy, no podía estar segura. Tal vez fue la
situación en general de que lo divertía. Imbécil.

Teddy tropezó un par de pasos hacia delante, levantando las manos como si fuera a
tranquilizarme. “Un momento, Jamie; Puedo explicarlo.”

Fue la primera vez que me había llamado por mi nombre real. Por alguna razón, eso dolió
tanto como todas las mentiras que me había dicho. Di un paso a una distancia segura de
Natalia, porque no podía controlar la electricidad rugiendo dentro de mí. Se subió a la
superficie de la piel, haciendo que mis ojos empiecen a brillar y mi pelo volar alrededor de
mi cabeza. “Explicar por qué me traicionaste la primera vez? O por qué me mentiste acerca
de todo? O tal vez quieres explicar por qué guardaste mi verdadera identidad de mí? ”

“Podrías haber ido a tu familia. Ir por ti misma y ponerlos en peligro. Yo te estaba


protegiendo. Lo sabes, ¿verdad? Sabes que yo sólo quería ayudarte”.
Yo estaba tan enojada. Quise traer una maldita tormenta eléctrica abajo en su estúpida
cabeza. Pero había algo en su voz, algo en las palabras que dijo, que no podía discutir. Teddy
se preocupaba por mí, me quería, incluso.

“Te estaba protegiendo, Jamie. Estaba haciendo mi mejor esfuerzo. No debería haber
mentido sobre su identidad. Ahora lo sé. He cometido un error, pero estaba solamente
siempre tratando de mantenerte a salvo. Te amo.”

Mi cuerpo se desplomó cuando mi ira se desvaneció. Tomé una respiración profunda y me


hundí en la silla más cercana a la pequeña mesa donde Natalia había estado coloreando
cuando entré en la habitación. Noté el dibujo que había estado trabajando, y mi pecho se
apretó. Era una imagen de su familia. Yo podría reconocer a todos nosotros. Abiodun y Betty
estaban en los extremos, Tyson y Natalia junto a Betty, y Teddy yo. Ella había dibujado a
Teddy y a mí tomados de la mano, y había un corazón entre nosotros. Era lindo y
desgarrador, todo al mismo tiempo. Debe haber estado mintiendo a Natalia y Betty, también.

“Lo sé, Teddy.” Suspiré profundamente. “Sé que no quisiste hacerme daño, pero lo hiciste.
Me traicionaste.” Apreté la mandíbula contra un dolor repentino en el pecho, y cuando me
encontré con su mirada, había lágrimas en los ojos. “Me rompiste el corazón.”

Teddy se puso de rodillas delante de mí. “Jamie”, susurró mientras tomaba una de mis manos
entre las suyas.

Negué con la cabeza contra el pesar en su voz. “Me mentiste, Teddy. Sobre todo. Yo era
vulnerable y te aprovechaste de eso, de mí. No estoy segura de que pueda perdonar eso. No
creo que nunca pueda ser capaz de confiar en ti”.
Teddy se ingiere. “Sí lo harás. Lo siento, Jamie. Te quiero mucho. Yo sé que lo sabes. Y sé
que te preocupas por mí, también. ¿Verdad? ”

Esperaba una respuesta, pero me tomó un tiempo darle una. Todavía me preocupaba? No lo
había pensado así. Había estado tan enojada. Lo había odiado. Pero mirando en sus
profundos ojos marrones, sintiendo sus manos sosteniendo la mía, de escucharlo
preguntándome si me preocupaba por él, no pude decir que no. Mi cerebro simplemente no
me dejó. “Sí, Teddy. Me importas”.

Miró a Donovan, que no había salido como él había dicho que necesitaba, y luego sonrió
suavemente a mí. “Bueno. ¿Y tú crees que me puedes perdonar? ¿Comprendes que he
cometido un error, y que lo siento por hacerte daño? ”

Una vez más, necesitaba mucho tiempo para pensar en mi respuesta. Mis emociones estaban
por todo el lugar, y mis pensamientos tan dispersos que estaba recibiendo un dolor de cabeza
mientras trataba de averiguar lo que sentía por él. Con el tiempo, todo se acomodó en una
respuesta clara. “Sí”, admití, aunque con una considerable cantidad de derrota. “Sí, Teddy,
puedo perdonarte. Yo sé que lo sientes, y sé que no vas a hacerme algo así a mí otra vez. Te
importo.”

“Está bien. Me preocupo por ti. Te quiero, Jamie”.

Di un respingo, como si mi cerebro hubiera cortocircuitados por un breve instante. Había


algo en su declaración que no se sentía bien.

“Y me amas, también. ¿Verdad?”


Él me llevó a asentir con la cabeza, y siguió a su ventaja casi sin pensar. Por supuesto que lo
amaba. Él era mi familia. Yo dependía de él. Lo necesitaba. Éramos lo mismo. “Por
supuesto, Teddy. Yo…” Estaba en la punta de la lengua, pero no podía decirlo. Por qué no
podía decirlo?

Teddy frunció el ceño, y después de disparar otra mirada a Donovan, miró hacia abajo a mis
manos. Siguiendo su mirada, me di cuenta de que me había dejado llevar y retorcía un anillo
en mi dedo. Un anillo de compromiso. Se me cortó la respiración.

“Ryan”. El nombre cayó de mis labios como una pluma en el viento. Eso era lo que estaba
mal en este momento. No amaba a Teddy. Me preocupaba por él, sí, pero yo no lo quería.
Negué con la cabeza. “Eres mi familia, Teddy. Pero amo Ryan”.

Todo el rostro de Teddy cambió. Sus manos se apretaron en puños, y me dio la misma
expresión de odio que me había dado cuando me dijo que salir de su casa. Ryan era
aparentemente el gatillo de Teddy de la misma manera que él era de Ryan. Olvida a Súper
Man y Lex Luthor; esos tipos no tenían nada de Teddy y Ryan. “Ryan?”, Se atragantó. “Ni
siquiera lo recuerdas, y todavía lo estás eligiendo por mí?”

Descarrilado por su pregunta, le pregunté una mía. “¿Qué quieres decir, con que no me
acuerdo de él? Por supuesto que lo recuerdo. Tengo la mayor parte de mis recuerdos de
vuelta ahora”.

Teddy se burló. “Tienes la mayor parte de tus recuerdos de vuelta”, dijo. “Pero no todos.”

Realmente no me gusta el tono de su voz. Qué era exactamente lo que estaba diciendo?
“¿Seguro que recuerdas a tu novio tonto?”

De inmediato me lancé a mi memoria. Empecé con mi memoria de ahorro de las PAC en


Visticorp. Podía recordar ir a Las Vegas, recordaba salvar a Carter. Me acordé de recibir la
llamada telefónica de Teddy, diciéndome que Carter estaba en problemas. Pero cualquier
cosa que rodeaba esa llamada estaba en blanco. Pensé en mi mes viviendo en la casa de
seguridad del desierto con Teddy. Recordé que jugaba al ángel de Chelsea, con el fin de
pasar el tiempo. Recordé el equipo de recuperación de Donovan aparecer en mi casa y tener
que hacer una escapada rápida. Recordé decir adiós a mis padres cuando me fui. Recordé el
superkissing a Teddy para escapar de los pelos de punta en mi dormitorio. Incluso me acordé
de la lucha contra Lorenz y de romper su rodilla. Pero donde estaba Ryan en todo eso?

Yo sabía, por las historias que Ryan me dijo que le habían disparado en esa lucha, pero no
podía recordarlo. Estoy segura de que debemos haber tenido un adiós doloroso cuando me
fui con Teddy, pero una vez más, la memoria no estaba allí. Ryan me había propuesto
matrimonio en el Gran Cañón la noche de la explosión en Visticorp, pero ahora que pensaba
en ello, todavía estaba tomando su palabra. No podía recordarlo.

La mirada de Teddy se convirtió en una sonrisa francamente mala cuando finalmente junte
todas las piezas. “No es cierto!” Pero así como yo dije que era imposible, yo sabía que era la
verdad.

Me aparté de Donovan, horrorizada. Cuando me encontré con su mirada, mis ojos se llenaron
de lágrimas. “Usted me dio todo excepto mis recuerdos de Ryan?” Mi voz se quebró, y
contuve el aliento mientras luchaba contra un sollozo. “¿Por qué harías eso?”

Por qué me sentí traicionada, no tenía ni idea. ¿Cómo podría sentirme traicionada cuando no
había confiado en él en primer lugar? Hubiera sabido que habría una captura de alguna
manera, pero esto? Esto no era estratégico; era duro.

Donovan, sorprendentemente, dejó escapar un suspiro cauteloso y se sentó en la silla frente a


la mía. Él parecía realmente lamentable cuando dijo: “Yo no quiero. Quiero que confíes en
mí, Jamie. Quiero que veas que no soy un monstruo”.

“Entonces, ¿cómo puedes ser tan cruel? que no me des todos mis recuerdos, bien; Puedo
entender que pueda aprovechar esa ganga, pero ¿por qué mantener la única cosa que amo
más que nada, fuera de mí? ¿Por qué tomar eso de mí? ”

Las lágrimas comenzaron a derramarse de mis ojos.

“No tenía otra opción”, dijo Teddy. Mi control sobre mis poderes se deslizó al escuchar la
auto-satisfacción en su voz. Se apoyó en el respaldo del sofá, los brazos y los tobillos
cruzados delante de él. No había tanta crueldad en su cara, ya que había estado en su voz.
“Una vez que freíste mis nanobots la primera vez, me necesitaba para hacer un nuevo lote
que pudiera soportar tu energía.”

“tus nanobots?” Jadeé.

“Por supuesto que son míos.” Teddy se burló, insultado por mi sorpresa. “¿Quién más en el
mundo podría crear algo tan sofisticado? Es una tecnología imposible. Para cualquier
persona, excepto para mí. Acepté trabajar durante años con Donovan con el fin de obtener
acceso a sus sistemas informáticos. Era un pequeño precio a pagar para poder planear mi
escape con Blake. Y Donovan no los puede recrear por sí mismo, a pesar de que ha pasado
los últimos años tratando”.
La sonrisa sardónica de Teddy saltó a Donovan, que hizo la cara roja al ras del hombre
mayor. Donovan no perdía la compostura a menudo. Debe haberse vuelto loco porque
Teddy, su prueba, que apenas era humano en sus ojos, era más inteligente que todo su
personal. Que estaba a merced de Teddy.

“Así que quedaste atrapado, arrastrado aquí para ser un preso de nuevo, y cuando derrote tu
tecnología estúpida, Donovan te preguntó por un nuevo modelo, y llegaste a un acuerdo con
él, nuevos nanobots por mis recuerdos de Ryan?”

Era despreciable. En muchos niveles. Mi disgusto, mi odio por el chico que había
considerado mi familia durante los últimos seis meses, brotó de mí con tanta fuerza que
Teddy se agrietó. “Me dejaste!”, Gritó. “Te di todo, y tú me abandonaste!”

Me puse de pie. Las luces de la habitación volvieron a parpadear. “Me dijiste que me fuera!
Nunca te he hecho daño a propósito. Traté de amarte, Teddy. Me volví a mí misma loco con
la culpa de que no pudiera corresponder a tus sentimientos por mí. Y dejaste que me cubriera
a mí misma de ella. Me dejaste creer que una vez te había amado cuando sabías desde el
principio que era Ryan a quien amaba! ¡Estás enfermo!”

“Olvida a Ryan!” Teddy utilizó su mente para lanzar el sofá que había estado descansando
contra el lado de la habitación. Se estrelló contra la televisión montada en la pared, enviando
fragmentos de vidrio en todas las direcciones. “Él no es nada. Un estúpido atleta! Eres
demasiado buena para él, Jamie! Demasiado poderosa... ¡Tú perteneces a mi lado!”

Oh, no. Él no lo hizo. “Tú ego maniaco poca influencia! Tú eres el único que no me merecía.
Ryan es mucho más que un deportista. Es inteligente y desinteresado, y apasionado. Es
optimista y bueno, todas las cosas que tú no lo eres.” me burlé. “Es un hombre. Tú eres un
niño egoísta, inmaduro que lanza rabietas cuando las cosas no salen bien. Tú no tienes la más
mínima idea de lo que es el verdadero amor. No estuve con Ryan más de treinta segundos
antes de aprender la diferencia entre el amor y lo que sea que piensas que sientes por mí”.

Yo sabía que no debería avivar las llamas de su mal genio, pero de nuevo, temperamental
estaba cerca de la cima en mi lista de la personalidad por una razón. Era uno de mis mejores
atributos. Un defecto tal vez, pero era una gran parte de mí. Estaba enfadada, y quería
hacerle daño de nuevo.

Él casi me rompe, y yo quería que él sintiera como era eso, así que levanté el dedo anular,
dejando que viera un buen aspecto del diamante que descansaba allí. “Dejé que Ryan ponga
esto de vuelta en mi dedo antes de venir aquí. Le prometí que iba a casarme con él. Él fue
capaz de hacer en menos de una semana lo que tú nunca serás capaz de lograr. Él me hizo
enamorarme de él”.

La cara de Teddy enrojeció tan roja que parecía casi púrpura, y las cosas comenzaron a volar
por la habitación de nuevo. Unos cuantos platos se rompieron y explotaron los libros de los
estantes, chocando contra las paredes.

“Teodoro!” Betty gritó, agarrando a Natalia en sus brazos, protegiendo a la niña de los
objetos voladores.

Donovan intentó, también. “Teodoro, cálmate o me veré obligado a separarte del resto de
ellos. ¿Quieres que tenga que encerrarte en la celda de observación? ”

Teddy hizo caso omiso de la amenaza, los ojos se centraron únicamente en mí. Me negaba a
mirar hacia otro lado y le di justo al clavo, tan duro como pude. “Lo amo, Teddy. Lo amo
más que a nada. Con o sin mis recuerdos. Tú nunca vas a ganar”.
Supe al instante que lo había llevado demasiado lejos. La sala se quedó quieta y Teddy de
repente estaba aterradoramente calma. “¿Es eso lo que piensas?”

La confianza en su voz era preocupante. Reconociendo que era una bomba de unos segundos
de la explosión, mantuve mi voz baja y suave, y le respondí. “No puedes hacer que te amé”.

Sus ojos se estrecharon y él negó con la cabeza. “Puedo hacer que hagas lo que quieras”

Mi estómago se revolvió, y eche un vistazo hacia Betty, preguntándole si tenía alguna idea
de lo que estaba hablando. Ella parecía tan perdida como yo. Y asustada. Cuando miré hacia
él, sonrió cruelmente. “Bésame, Jamie.”

“¿Qué?”

Me burlé, pero incluso mientras pensaba que estaba fuera de su mente, me acerqué a él y
presioné mis labios a los suyos.

Jadeante, traté de trepar hacia atrás, pero Teddy sonrió y dijo: “Yo no lo creo. Bésame otra
vez. Un beso de verdad. Con pasión. Bésame como le darías un beso a tu precioso Ryan”.

Cuando me incliné, mis ojos se ampliaron. “¡NO!”

Traté de luchar contra el comando, pero mis brazos fueron alrededor de su cuello y apreté mi
boca a la suya. Lo besé. Lo besé largo y duro. Sus manos alrededor de mi cintura y me atrajo
hacia él, respondiendo a mi beso con celo. Él actuó como si lo estuviera besando de verdad,
en calidad de mi propia voluntad. Lo odiaba, pero que lo hacía. No podía dejar de mí mismo.
Profundizó el beso y tenía ganas de vomitar, pero le permití explorar mi boca y mi lengua
enredada, incluso con la suya. Deje que sus manos se fueran a la deriva de mi cuerpo, y yo
rastrillé mis dedos por el pelo, tirando de él aún más cerca de mí.

Él tenía el control completo de mí. Me había dado una orden, y yo era incapaz de negarme.
Empecé a temblar de miedo y rabia. Traté de luchar contra la compulsión, pero no importaba
lo que hiciera me vi obligada a seguir su ejemplo. Obligada a que use mi cuerpo a su antojo.

Cuanto más largo el beso duró, más desesperada me volví para detenerlo. Si no podía
desobedecer, entonces tuve que encontrar un camino alrededor de su mando. Él me había
dicho que lo besara, pero él nunca me dijo que no podía zap. Dejé que mi energía surgiera a
la superficie de mi piel, y no del tipo agradable superkiss de energía. Electrocuté a Teddy
con tanta fuerza que salió literalmente soplado separándonos.

Por desgracia, quedó consciente a través de la sacudida, y antes de que pudiera noquear,
gritó, “Jamie, para!”

Me detuve.

“No puedes hacer nada que me pudiera hacer daño. Nunca más. No importa qué.”

Desde que había estado a punto de electrocutarlo hasta la inconsciencia y arrastrar su trasero
hacia el Mayor Wilks, me quedé inmóvil en su lugar.

Donovan llegó a estar junto a mí. Era como si hubiera un solo lado conmigo, como si
fuéramos un equipo, de pie fuera juntos en contra de Teddy. “Teodoro, ¿qué es esto?”,
Preguntó. “¿Qué has hecho?”

Los ojos de Teddy desplazan a Donovan y él se rio. “Simplemente eres un humano débil, en
serio pensaste que, posiblemente, cuando me entregaste la oportunidad de controlar el ser
más poderoso de la Tierra te daría el poder a ti? Puede que haya dado impulsos sutiles para
confiar en ti y te permitiera tener algún control sobre ella, pero eso fue sólo porque te
necesitaba para traerla a mí. Tú puedes ser capaz de comandarla, pero los nanobots están
programados para escucharme por encima de cualquier otra persona. Puedo reemplazar
cualquier control que tenga. Jamie es mía”.

Oh, esto era tan malo. Por lo tanto, tan, tan, tan malo. Yo estaba jodida ahora. “No” Negué
con la cabeza. “No, esto no puede estar pasando.”

Sólo había una cosa que podía hacer. Aterricé mi poder de lo alto, dirigiendo hasta la última
gota de mi energía a mi cerebro. Cuando esto no dio a conocer la bodega que tenía sobre mí,
empecé a chupar la energía fuera de las instalaciones alrededor de mí, juntando toda la carga
de electricidad que estaba disponible para mí. De alguna manera, de alguna manera, freiría
los nanobots en mi cerebro. Tenía que hacerlo. No podía dejar que me controle Teddy.

Cuando las luces se apagaron, Teddy se dio cuenta de lo que estaba haciendo. Podría
haberme detenido. Él podría haber ordenado que soltara la electricidad. En cambio, él inclinó
la cabeza hacia un lado y miró mi lucha. Miró curioso. Era tan egocéntrico como Donovan.
Quería ver si sus nuevas creaciones podrían realmente soportar mi energía.

Hasta el momento, los nanobots estaban ganando. Me acordé de cuando me liberé Harper.
Mi buena energía no había sido suficiente para freírlos. Tal vez necesitaba estar en shock.
Tal vez se necesitaría un rayo, igual que lo hizo para Harper. Nunca había tratado de
electrocutarme a mí misma antes. Nunca hice zapping a mí misma. Me iba a doler, y existía
la posibilidad de que incluso pudiera matarme; como detuve el corazón de Harper, después
de todo, pero mi seguridad ya no importaba. Yo era demasiado peligrosa para estar en
control de ninguna otra persona.
Recopilando todo mi valor, solté un grito salvaje y disparé todo el poder que había reunido
dentro de mí en la pared más cercana y deseé que rebote de nuevo a mí. Como siempre, la
electricidad obedeció mi tirón, y en una fracción de segundo el rayo rebotó en la pared y me
golpeó directamente en el pecho. Tropecé hacia atrás por la fuerza de él, pero a diferencia de
Harper, mi cuerpo absorbió la energía como si fuera simplemente una parte de mí. Al
parecer, era imposible electrocutarme a mí misma.

Teddy esperó un momento, mirando a ver si mi plan había funcionado. Cuando no me moví
a bajarlo, sonrió. No era una sonrisa reconfortante; que era una locura. Se había ido por las
paredes. “Eres mía ahora, Jamie. Soy tu dueño.”
Había estado con miedo a través de algunas cosas en mi vida. El accidente que me dio mis
poderes, matar accidentalmente a mi primer novio, siendo perseguido por los científicos
locos, pensando que iba a morir cuando explotó Visticorp, despertando sola en el desierto sin
memoria, casi morir a manos de supersoldados … mucho cosas de miedo. Pero nunca había
estado tan aterrorizada.

“Tal vez no puedo hacer que me ames de verdad”, dijo Teddy, “pero sin duda puedo hacer
que actúes como si lo hicieras. Y cuando Ryan te encuentre, lo que los dos sabemos que va
hacer, finalmente verá lo que era para mí. Finalmente se sentirá rechazo”.

Empecé a entrar en pánico ante la idea de Teddy sacando su ira, frustración y dolor sobre
Ryan-y el usándome para hacerlo. Nos jodimos. Así, así, así que atornillado. Los ACE
llegarían en cualquier momento, y una vez que irrumpieran y que hicieran todo lo posible
para someter a Teddy, él me obligaría a defenderlo. Estaba a punto de luchar contra las
personas que más confiaba. Y Ryan. Yo quería creer que la amenaza de Teddy estaba vacía,
pero nunca lo había visto tan enojado. Era como si finalmente se hubiera roto. Había algo
loco en él.

“Voy a disfrutar de hacer que rompas el corazón de tu amante”, continuó. “¿Eso no será
divertido, Jamie? Y después de haber destruido finalmente ese espíritu optimista molesto de
tu novio, tal vez deje que lo mates”.

Quería mantener mis emociones ocultas pero me quedó sin aliento ante la amenaza. Al ver
que la sangre se drenaba de mi cara, su sonrisa se volvió sádica. “Quizás una vez que se ha
ido para siempre, podrás finalmente darte cuenta a quién realmente perteneces.”
Mis rodillas cedieron, y fue Donovan quien me atrapó.

“Teodoro, ya has tenido tu diversión. Es necesario que no sigas perturbando a Jamie ahora,
antes de que alguien resulte herido. No me hagas separarlos a los dos. No hagas que te
encierre de nuevo”.

Teddy se echó a reír. “¿Todavía estás actuando como si tuvieras el control aquí? No puedes
dejarme encerrado. Con Jamie a mi lado, no tienes poder sobre mí o cualquier otra persona.
Eres un inútil. De hecho… Jamie… mátalo”.

El comando llegó tan rápido, tan inesperadamente, y con tanta fuerza que me hizo reaccionar
antes de que tuviera la oportunidad de tratar de luchar contra la orden. Estiré la mano y torcí
la cabeza de Donovan, rompiendo su cuello. Su cuerpo sin vida cayó al suelo antes de saber
lo que había hecho.

Mi grito se le unió un grito de sorpresa de Betty y un gemido de Natalia.

“Teddy, ¿qué hiciste!” Grité, las lágrimas brotando de mis ojos. “¡Lo maté! Hiciste que lo
mate! ”

Con el estómago agitado me derrumbe, cayendo al suelo justo al lado del cuerpo de
Donovan. Sus ojos vacíos miraban fijamente a mí. Vomité todo el suelo. Como ya me había
amordazado, Teddy se puso en cuclillas a mi lado y me pasó la mano por la cabeza,
acariciando mi pelo como si quisiera consolarme. Traté de girar sobre él, loca por la pena y
la culpa y lista para hacer que se uniera Donovan en una muerte temprana, pero al segundo
que traté de hacerle daño, mi cuerpo encerrado y mi cerebro parecía ir más despacio. Sabía
que estaba dividida en zonas hacia fuera, al igual que Harper lo estaba cada vez que había
intentado desobedecer una de sus órdenes.
“Se lo merecía, Jamie.” Teddy habló en voz baja y suave, pero no hizo nada para calmarme.
“Él nos mantuvo enjaulados como animales. Ha hecho pruebas en todos nosotros, nos obligó
a empujar nuestra capacidad a un punto de rotura cercano. Prácticamente volvió Betty en un
vegetal, y se roba la médula ósea de Natalia lo más rápido que puede reproducirla”

Cuando mis pensamientos se dirigieron a la joven en la habitación, fui capaz de


concentrarme de nuevo y jadeé. ¿Médula ósea? Ese era el ingrediente secreto en el suero
milagro de Donovan?

“Mírala, Jamie,” dijo Teddy, apuntando a la esquina donde Betty y Natalia estaban apiñados,
temblando de miedo. “Mira lo que estaba haciendo con ella. Él la estaba matando. Y,
finalmente, él habría hecho lo mismo contigo. Era un monstruo”.

Mi ira destelló a la superficie otra vez, y yo miraba a Teddy. “Entonces deberías haberlo
matado tú mismo, cobarde. En su lugar me hiciste un asesino! Un asesino a sangre fría. ¡Te
odio! ¡Te odio!”

“Jamie, cálmate…”

Traté la explosión de nuevo, no con el objetivo de matar, pero sólo para noquear
inconsciente. No funcionó. Él me había pedido que no le hiciera daño de ninguna manera. Mi
cuerpo se cerró como lo había hecho antes, y una vez más dividido en zonas fuera. Era inútil.
Me hizo prisionera, atrapada dentro de mi propio cuerpo, que ya no me pertenecía. Nunca
volvería a escapar.

Mi enfoque se aclaró de nuevo por el sonido de las alarmas a todo volumen a través de todo
el complejo. Con los ojos abiertos por la sorpresa, Natalia dejó de llorar y parpadeó hacia
Betty. Supongo que las alarmas no suenan muy a menudo o siempre aquí en el medio de la
nada de nieve. Teddy me lanzó una sonrisa amarga. “Así que el mariscal de campo ya está
aquí, ¿eh? Eso no duró mucho tiempo”.

Mientras que tuve un ataque de pánico-preocupada acerca Ryan apareciendo y lo que Teddy
podría obligarme a hacer con el -Teddy se acercó a la puerta de los cuartos de residencia
sujeto y se asomó por la pequeña ventana en el pasillo principal. Su cara cayó en un ceño
fruncido. “Hmm. Tal vez deberíamos aguantar aquí hasta que el caos se apague. Jamie…? ”
Me lanzó una sonrisa empalagosa. “Serías tan amable de explotar el panel de control para
mí, así nadie puede abrir esta puerta?”

“Si hago eso, no vamos a ser capaces de salir bien, genio,” discutí. Pero como he sostenido,
todavía obedecí y envió ondas de energía eléctrica en el panel de control, friéndolo por
completo.

Recibí otra sonrisa estúpida. “Tengo toda la fe de que usted será capaz de sacarnos de aquí
después de que sus amigos han acabado con todo el ejército de Donovan. Mientras tanto, este
es el lugar más seguro para nosotros-”

Irónicamente, ya que las palabras salían de su boca, la puerta detrás de él fue abierta,
tirándolo al suelo y bañándolo con pequeños trozos de ceniza y metal fundido. La puerta
había sido incinerada. Cuando el polvo se eliminó de la pequeña explosión, Abiodun estaba
de pie en el pasillo, con las manos en puños apretados a su lado. Ambos dichos puños
estaban ardiendo con fuego. Tyson había dicho que Abiodun podría lanzar una bola de fuego
media. No es que no le había creído, pero wow.

Abiodun encontró mis ojos desde el pasillo con una sonrisa suave, pero fue bloqueado
inmediatamente de mi línea de visión cuando Ryan entró por la puerta. Supuse que había
llegado por mí, pero después de un barrido rápido para asegurarse de que estaba bien, lo
molió a cabo un fuerte “¿Dónde está?“
Suponiendo que quería decir Teddy, ya que Teddy, era la única cosa que podría poner a
Ryan en una furia asesina, señalé el suelo. Teddy estaba rodando lentamente sobre su
estómago, gimiendo como un bebé. Ryan no perdió el tiempo tirando de él a sus pies y
dándole puñetazos en la cara. “Pequeño bastardo psicótico!”

Él le dio un golpe de nuevo. Y luego otra vez. Momentáneamente, me preguntaba si debería


alejarlo de él, pero se sentía bien de ver a Teddy siendo pulverizado, y no había ninguna
duda de que Ryan lo encontró terapéutico, pero luego Teddy graznó, “Jamie, detenlo
Protégeme.”

Antes de que Ryan pudiera golpear de nuevo, los separe a los dos y arrastré a Teddy con
seguridad a través del cuarto. Su ojo estaba hinchado, su nariz estaba definitivamente rota, y
su labio partido, pero aun así logró una sonrisa de suficiencia en respuesta a la expresión de
sorpresa de Ryan.

“Aléjense,” susurré mientras me di la vuelta en el modo de Peligro y levanté la mano, con la


palma hacia fuera, dispuesta a defender a Teddy por cualquier medio necesario. “Si alguno
de ustedes se mueve, me veré obligada a actuar. Te lastimaré. No tengo otra elección.
Hicieron nuevos nano robots que son resistentes a mi energía. Teddy los controla. No puedo
evitarlo. Tengo que hacer lo que dice”.

Por ahora, todos los ACE se habían presentado en la habitación detrás de Ryan. Varios de
ellos habían apresurado a Betty y Natalia mientras que los otros estaban de pie detrás de
Ryan, su atención se centró en Teddy y yo. Todos ellos se congelaron ante mi confesión, sus
miradas se cambiará a Teddy.

Mayor Wilks rompió el silencio primero. “Hijo, no hay necesidad de mantener a la señorita
Baker como rehén. Estamos en el mismo equipo”.
Incluso con un ojo hinchado casi cerrado, el deslumbramiento de Teddy era letal. “No estoy
sosteniéndola de rehén,” se quejó, escupiendo un poco de sangre de su boca. “La estoy
rescatando. Estoy rescatándonos a todos nosotros. Betty, Abiodun, Tyson, Natalia, vamos a
salir de aquí”.

Se encogió cuando ninguno de ellos estuvo de acuerdo o se movió a su lado. “Ustedes, ¿qué
les pasa? Siempre hemos hablado acerca de escapar. "La confianza se desangró de su voz.
"¿Quieren ir con ellos?”

“Teodoro”, Abiodun dijo en voz baja. “Estas personas no son tu enemigo. Puede soltar el
mando de Jamie y venir con nosotros”.

“En manos del gobierno?” Se burló Teddy. “¿Estás loco?”

“Los ACE son impresionantes”, prometió Tyson. “Se puede confiar en ellos.”

“No podemos confiar en nadie más que en nosotros mismos!” Gritó Teddy. “Nos están
recogiendo, ¿verdad? Lo mismo que hizo Donovan! ”

Tyson frunció el ceño. “Pero no nos lastiman o experimentar en nosotros. No nos mantienen
encerrados”.

“Despierta, Tyson. Sólo están utilizándote. Igual que Abiodun y Jamie. Sólo nos quieren
para nuestra alimentación. Eso es lo único que nunca nos va a querer. Somos mejores que
eso. Nos pertenecemos entre sí. Somos lo mismo. Familia. Somos las únicas personas en
quien realmente podemos confiar. Nos merecemos más que simplemente ser utilizados como
herramientas. O casados con ellos.” su mirada se desplazó a Ryan. “Eres tan común”, dijo.
“Inferior a Jamie en todos los sentidos.”

Rodé los ojos ante el insulto, pero Ryan no podía quitárselo de encima. Su cara se puso roja
y las manos apretadas. Sus nudillos estaban hinchados y sangrando, pero no tenía ninguna
duda de que felizmente hubiera golpeado a Teddy de nuevo si pudiera.

Me sentí muy mal por él. El ACE me había dicho que él luchó con un sentimiento de
inferioridad a todo el mundo a su alrededor. No podía ser fácil ser tan impotente cuando su
novia era tan poderosa. Sin embargo, no se dio cuenta de que era de gran alcance de otras
maneras. Así que no tenía la formación que los demás ACE tenían o las grandes potencias
que tenían los PAC. Pero tenía la determinación, el optimismo y el amor de su lado. Esas
cosas eran tan, si no más importantes que cualquiera de los poderes que tenía. Lo necesitaba.
Y al ver a su inseguridad, me hubiera gustado hacerle saber exactamente cuánto lo
necesitaba.

Teddy sonrió, emocionado de ver que se había metido bajo la piel de Ryan. “Tú no la
mereces ella. Y ahora no la tienes. Ella es mía. Yo gano.”

Eso sacó a Ryan fuera de su shock y se rio. “Por favor. Nunca hubo una competencia. Jamie
nunca te amo”.

Teddy sonrió tan amplia que rompió el labio partido más abierto, haciéndole sangrar de
nuevo. No parecía importarle. “Eso no es cierto, verdad Jamie? Dile a Ryan que me amas”.

Cuando hablé las palabras forzadas, Rodé los ojos y utilicé la voz más sarcástica que era
capaz de hacer. “Te amo, Teddy.”
Yo no habría cuestionado la falta de sinceridad. Aun así, la mandíbula de Ryan se apretó. No
porque me creyó; Probablemente sólo porque yo estaba dando largas como una marioneta.

Teddy le gusta que estaba molestando a Ryan, sin embargo, y no le bastó. “No estoy seguro
de que te crea, Jamie. ¿Por qué no le muestras? Bésame otra vez. Como lo hacías antes, pero
sin el zapping en este momento”.

Mi mandíbula se apretó cuando me volví hacia él. Si alguna vez quedo libre de su control,
iba a rasgar su estúpido, elegante, cerebro telepata de la cabeza. O darle una patada en los
huevos. Podría ir en cualquier dirección. Tal vez podría hacer ambas cosas.

“Te odio”, le susurré mientras cerraba la distancia entre nuestros rostros.

“Usted no lo hará para siempre,” Teddy susurro cuando se unían nuestros labios.

Tomó toda la mitad de un segundo de besar a Teddy, para que Ryan se pierda. Con un grito
rugiente, que nos mandó, abordó a Teddy al suelo. Ni siquiera se tuvo tiempo de dar otro
golpe antes de que los separe y levante a Teddy, pero Teddy se había golpeado la cabeza en
el suelo lo suficientemente duro para que suene la campana, y fuera lo último de su
paciencia. “He tenido suficiente de esto. Jamie, mátalo y vamos a salir de aquí. Si los otros
no quieren venir, bien; pueden ir a jugar a los buenos soldaditos. Tú y yo tenemos cosas más
importantes en nuestro futuro”.

Cuando por fin dejó de hablar, levantó una ceja. “Eso no fue una petición, Jamie. Era una
orden”.
Lo supe la primera vez. Y sabía que era sólo cuestión de segundos antes de que yo la
cumpliera. Estaba tan horrorizada que me quedé de piedra completamente congelado.

“Jamie!”

Salí de mi sorpresa y puse mi mano alrededor de la garganta de Ryan. “¡No!” Lloré.

Mis dedos comenzaron lentamente a apretar. Bloqueando las vías respiratorias de Ryan.
Tenía los ojos saltones y me agarró la muñeca, pero no era rival para mi súper fuerza. Esto
ya fue. Iba a matarlo. Yo estaba tratando de luchar contra ello, pero lo único que lograba
hacer era seguir con la orden. De una forma u otra, Ryan estaba a punto de morir en mi
mano. “Teddy,” lloré, “por favor no me hagas hacer esto. Voy a ir contigo, lo juro. Sólo por
favor, deja que me detenga. No me hagas dañarlo a él”.

“Es por tu propio bien, Jamie. Nunca vas a dejarlo ir si aún está vivo. Te di todos tus
recuerdos, excepto los de él. Ni siquiera puedes recordarlo y todavía lo elegiste por encima
de mí”.

Sorpresa se movió en los ojos llenos de dolor de Ryan, y luego suavizó su pánico en una
mirada de amor. Lo estaba ahogando, estrangulándolo hasta la muerte, y él todavía estaba
enamorado.

La cara de Ryan comenzó a ponerse roja y estalló en sollozos. Podría haber roto su cuello,
electrocutarlo, o darle la muerte rápida en un número de otras maneras, pero me obligué a no
hacerlo. Odiaba hacerlo sufrir, pero cuanto más tiempo me llevara matarlo, más
posibilidades tenían que alguien me detuviera. “Alguien, por favor!” Grité, llegando a ser
frenética. “¡hagan algo! ¡Dispárenme! No me importa! Eso sí, no me dejen hacer esto! ”

Para los ACE no tuve que repetirlo dos veces. Sus pistolas subieron. Traté de no reaccionar.
Quería que tengan éxito. Di la bienvenida a la idea de uno de estos tipos matándome para
que pudieran hacerse cargo de Teddy sin tener que lidiar conmigo. Si era la única manera de
salvar a Ryan, no me importaba si utilizaban balas de verdad y me disparaban en la cabeza
acabando con el control mental.

Pero me habían dado una orden para proteger a Teddy a toda costa, y yo era capaz de
hacerlo, mientras que bloquee el aire de los pulmones de Ryan. Así que cuando los ACE
sacaron sus armas, tiré explosiones de rayo con la mano libre.

Mis sentidos estaban demasiados fuertes y fui lo suficientemente rápido. Saqué cuatro de
ellos antes de que cualquiera de ellos incluso llegara una ronda inicial, y Teddy usó su
telequinesis para detener los dardos que se las arreglaron para disparar. Él los envió a volar
de nuevo hacia los ACE, obligando a todos a trepar y ponerse a cubierto.

Incluso pude freír a Tyson antes de que pudiera acercarse sigilosamente a mí debajo de la
capa de invisibilidad y me apuñalara con un dardo. Al recordar la última vez que lo
consiguió, recordé mantener un ojo hacia fuera para él usando mis otros sentidos. No fue tan
difícil. El pobre niño llevaba demasiado spray corporal Axe. Podía olerlo que viene de una
milla de distancia. Golpeó el suelo con un ruido sordo, parpadeando a la vista. Su forma
inconsciente a mis pies no hizo nada para mi pánico. “Teddy, Para!” Grité. “¡POR FAVOR!”

En medio del caos, la voz de Betty sonaba en mi cabeza, fuerte y clara. Te puedo parar.
Puedo conseguir estar dentro de tu cerebro y confundirte. Pero hay riesgo. Es una técnica
Donovan me obligaba a aprender. Es muy difícil de hacer, y no tengo el mejor control. Yo
podría trepar a tu cerebro en un grado que no podrías recuperarte. Podrías convertirte en un
vegetal.

Su oferta era un regalo del cielo. No me importa el riesgo involucrado, y no dudé en darle
una respuesta. “Hazlo. Con rapidez. No me importa si te equivocas. Si lo mato, voy a morir
con él.”

Betty tomó mi respuesta al corazón y no perdió el tiempo. Inmediatamente sentí su presencia


en mi cabeza. Traté de no luchar contra ella. Traté de dejarla entrar a hacer lo que tenía que
hacer, pero de alguna manera mi cerebro sabía que ceder a ella, perdería la conciencia y
pondría a Teddy en peligro.

Trate de no resistir.

Estoy intentando. No puedo evitarlo. Haga lo que haga, no se detienen. Por favor. Te estoy
suplicando.

La presión empezó a crecer dentro de mi cabeza, ralentizando todo alrededor de mí hacia


abajo. Los ACE-aquellos que aún estaban conscientes, ahora estaban en otro punto muerto
con Teddy y yo, y Ryan estaba más allá de azul. Sus ojos estaban empezando a perder el
foco. “Lo siento tanto, Ryan,” sollocé. “Tú tenías razón. Nunca debería haber venido. Yo fui
egoísta y lo arruiné. Lo siento mucho. Tú vales mucho más que cualquier memoria. Yo daría
todo de nuevo para salvarte. Te amo, Ricitos de Oro”.

Una pequeña sonrisa apareció por su cara, y luego sus ojos se cerraron. Su corazón estaba
desacelerando. Él iba a morir.

La presión en el cerebro de repente se hizo insoportable. Mi agarre en el cuello de Ryan se


aflojo lo suficiente para que tomara un poco de aire. Traté de dejarlo ir por completo, pero
todavía no podía manejarlo. Yo estaba todavía bajo la influencia de Teddy, pero mis dedos
estaban entumecidos. Era como si me hubiera olvidado de cómo usarlos.
Lo solté un poco más, y él fue capaz de empezar a toser. Era música para mis oídos. Betty
amainó, y casi de inmediato mi mano apretó la garganta de Ryan de nuevo.

¡NO! No se detenga! sálvalo, Betty!

No puedo. Tu voluntad es demasiado fuerte. Si empujo con más fuerza, podría matarte.

Si usted tiene que matarme, que así sea. Soy demasiado peligrosa bajo el control de Teddy.
No se detendrá con sólo Ryan. No quiero pasar mi vida como su esclava!

Usted es una mujer valiente, Jamie. Siento mucho que esto ocurriera.

Se deslizó en mi mente otra vez, empujando el doble que antes. El dolor volvió, arrancando
un grito de mi pecho. La sangre comenzó a gotear por la nariz y las orejas. Mi concentración
comenzó a oscurecerse. Los puntos negros nublaron mi visión. Di la bienvenida porque Ryan
estaba tosiendo de nuevo. Su cara estaba volviendo incluso a un color saludable.

Varias personas me llamaron, pero fue el jadeo de sorpresa de Teddy en el que me centre.
“Betty! ¡Detente! Así, la matarás! La vas a matar! ”

El pánico se apoderó de mí cuando alcancé a ver a Betty. Estaba pálida como un fantasma y
tenía sangre corriendo por la nariz, también. Se dejó caer en los brazos de Tex, que había
estado rondando justo detrás de ella, pero ella mantuvo su mirada fija en mí. Vi la cruda
determinación en sus ojos. Lo entendí. Lo compartí. Todavía me sentía culpable. Y entonces
yo no sentía nada. No podía recordar dónde estaba. Me había olvidado de lo que estaba
haciendo.
“Sol”, Ryan con voz ronca, me regreso a mis sentidos un poco. “No te atrevas a morir por
mí.”

Y ahora que recordaba. Le di una sonrisa triste cuando mi concentración comenzó a


deslizarse de nuevo. Mi cerebro se confundía a fondo ahora. Todavía sostenía a Ryan en mis
manos, decidida a seguir adelante con mi mando. Betty iba a tener que matarme. Yo
esperaba que no se destruya a sí misma en el proceso.

A pesar de que ya no podía ver, todavía reconocí la voz desesperada de Ryan media
susurrada desde algún lugar cercano. “Teddy, por favor. Ella es lo suficientemente tenaz para
sacrificarse. Sabes que ella lo es. Betty es, también. No las dejes morir. Por favor, Teddy.
Haz lo correcto. Es Jamie. Si la amas en absoluto, no la dejarás morir. Dices que la amas
Teddy! Actuar como si lo hicieras! "La voz de Ryan era cada vez más fuerte como su
frustración aumentó. No estaba incluso lastimándolo más; Simplemente lo estaba
sosteniendo.

Otro grito escapó de mi pecho. El dolor era demasiado. Yo estaba tratando de escuchar, aun
tratando de luchar contra las órdenes de Teddy, pero dolía demasiado mal. No podía
mantener la concentración. No podía concentrarme. No podía hacer que mi cuerpo me
obedezca en absoluto. Ahora entendía por qué Betty se había referido a ello como dividir mi
cerebro. Eso es exactamente lo que estaba ocurriendo. Me estaba convirtiendo en puré de
adentro hacia afuera.

"Suéltala, maldita sea! La estás matando! Eso no es amor, Teddy. ¿Cómo puedes lastimar a
tus seres queridos? Suéltala antes de que se haya ido! Jamie! ”

Lo último que recuerdo fue un grito agónico de Natalia cuando ella llamó a Betty, y luego la
oscuridad nublaba todos mis pensamientos conscientes.
Mi mente volvió lentamente pero sin pausa. Pensar era un proceso lento, al igual que vadear
el pecho profundo a través de un pantano, pero podría hacerlo. Por desgracia, dolía. Mi
cabeza estaba tan grave. Latía con cada bomba de sangre de mi corazón y se abrió camino. Y
si trataba de concentrarme demasiado duro en algo, me causaba dolores agudos como
puñaladas en mi cerebro. Lo sé, porque tan pronto como recuperé la conciencia, la primera
cosa que hice fue tratar de averiguar lo que pasó y mi cerebro era como si no quisiera.

Me di la vuelta con un gemido.

“Jamie? ¿Cariño?”

La voz llorosa y suave era música para mis oídos. Forcé mis ojos abiertos, y mi corazón dio
un salto mortal en los ojos de mi madre colocándose por encima de mi cama. La memoria
después de la memoria inundó mi cerebro mientras ella me sonrió, llena de preocupación.
“Mamá.”

Ella lo supo. Sólo a partir de la forma en que me atraganté con la palabra, sabía que la
reconocía más que la semana pasada. Sus ojos se desbordaron de lágrimas, que
desencadenaron una reacción en cadena en mí. Y luego nos estábamos abrazando la una a la
otra y llorando sobre el hombro de la otra. Y así es como los ACE nos encontraron cuando
todos se amontonaron en la enfermería junto con mi padre.

Todos los grandes hombres de hombros duros tropezaron de pie y se encogieron o se


removieron, incómodos con la emoción que estaban presenciando. Ryan, por el contrario,
sonrió a mi padre, que a su vez le devolvió la sonrisa y le dijo: “Parece que las cosas han
vuelto a la normalidad para la familia Baker.”
Mi madre y yo, los dos nos echamos a reír, a la vez que seguía llorando. Nos parecía
completamente loco. Quizás estábamos completamente locos. Pero mi padre tenía razón; lo
de llorar juntas era algo por lo que mi madre y yo éramos conocidas. En nuestro arrebato, mi
padre echó la cabeza hacia atrás, riendo a carcajadas. Se unió a nosotras rápidamente en la
cama, los dos en sus brazos gigantes. El abrazo me partió de nuevo. Era tan reconfortante.
Y tan familiar. Rebosante de amor y alivio y alegría simplemente abrumadora, tiré mis
brazos alrededor del cuello de mi padre y le apreté tan fuerte como su enorme cuerpo podía
soportar. Me sentí como si tuviera cinco años de edad, envuelto en la seguridad de los brazos
de mi padre donde nada podía hacerme daño. “Papi,” yo sollozaba. Era la única palabra que
podía salir. “Yo sé, niña. Lo sé,” susurró. Su voz hipo y su pecho se sacudió varias veces
mientras luchaba por mantener el control de su propio llanto.

Nos tomó unos minutos más para calmarse lo suficiente como para reconocer a cualquier
otra persona en la habitación. Una vez me quedé sin aliento, me sequé la humedad de mis
mejillas y moví más, dando espacio a mis padres para sentarse a cada lado de mí. Ambos
mantuvieron sus brazos alrededor de mí como si nunca serían capaces de dejar que me vaya
de nuevo.

Yo estaba de acuerdo con eso hasta que vi a mi mejor amiga tímida en el fondo de la sala,
parcialmente oculta detrás de todos los ACE. Jadeante, salté de la cama y me abrí paso a
través de la pared de soldados y tiré a Becky en un fuerte abrazo. “¡Beck! ¡Lo siento
mucho!” Ella me devolvió el apretón, mocosa. Envidiaba su capacidad para mantener el
llanto al mínimo. “¿Eres tú realmente?”, Preguntó. “Soy realmente yo. Lo siento mucho, te
traté tan terriblemente”. “No fue tu culpa. No me puedo imaginar lo que era para ti”. “Fui
horrible, pero estás aquí para mí de todos modos. No tienes idea de lo mucho que significa
para mí. Gracias por ser mi mejor amiga. Y lo siento mucho acerca de Mike. Beck, ni
siquiera puede creer que la última vez que te vi yo… ”

“Oye. Está olvidado. Agua bajo el puente. Incluso hablé con Mike y yo estoy trabajando en
tratar de perdonarlo. No debería haberme molestado tanto contigo. Yo no sabía por todo lo
que estabas atravesando”. Le di una media sonrisa. “Debería haberte confiado mis secretos.
Quería, pero…-” “Entiendo por qué no lo hiciste.” Becky sacudió la cabeza, como si mis
disculpas eran absurdas. Entonces su rostro se iluminó con una sonrisa maliciosa. “Pero
ahora que sé, chica, tienes un montón de que ponerme al día. Y también, te das cuenta de que
estás en una bata de hospital en este momento, con tu parte trasera expuesta a todo tu equipo,
¿verdad? ”

Jadeante, me fui de nuevo a la cama, sonrojándome ante la risa rugiente que estalló en la
sala. Malditas batas de hospital! Afortunadamente la cosa estúpida había sido atada y el daño
fue mínimo, pero aún era-embarazoso. Les he dado a todos los hombres sonriendo un pedazo
de mi mente, pero los ACE eran del tipo que se burlan en la espalda, y yo así con mi padre
en la habitación. “Y…” Carraspeé más allá de la humillación. “Por favor alguien que me
explique lo que pasó?” Todos los muchachos se rieron ante el obvio cambio de tema, pero
permitieron que me deslice y el Mayor Wilks dio un paso adelante para explicar.

“A pesar del pequeño hipo con Teodoro, la misión fue un éxito completo. Harper se ha
unido oficialmente a la ACE y dirigió el equipo que se hizo con el compuesto de Alaska,
mientras que veníamos por ustedes. “Me encogí ante la mención de Teddy y resistió el
impulso de preguntar qué pasó con él. Yo sabía que el Mayor Wilks podría llegar a decirme
pronto. “Gracias a los conocimientos de Harper, fuimos capaces de sorprender a los cinco
restantes supersoldados del equipo de recuperación de Donovan y sedarlos antes de que se
produzca algún daño.” Su rostro se puso solemne. “Sólo dos de ellos sobrevivieron a los
retiros, pero hemos sido capaces de identificarlos a todos ellos. Los tres que no lo hicieron,
todos eran militares. Sus familias han sido informados de su deceso”. Mi garganta se cerró
de nuevo. Al menos estaban libres de la correa de Donovan ahora, pero mi corazón todavía
dolía por sus familias.

“Espera, ya han pasado por los retiros? ¿Cuánto tiempo estuve fuera? ” “Han sido cuatro
días,” dijo mi padre. “Casi cinco.” “¿Cinco días?” El Mayor Wilks asintió. “Lo que Betty
le hizo a tu mente no era permanente, pero sin duda hizo un número en tu cabeza.” En serio.
Todavía me sentía como si fuera una desagradable resaca. Miré hacia el líder militar, por el
que había crecido de alguna manera mi respeto y confianza, y sentí el peso de la culpa
asentándose en mi pecho. “Lo siento, Mayor.” Sus cejas se levantaron con sorpresa. “Por lo
que pasó con Teddy, mi seguridad, Betty, Ryan… nos puse en peligro a todos. Fue egoísta
de mi parte. Y estúpido.” “Jamie, tú no lo podías saber,” Ryan argumentó. “No, pero si me
hubiera quedado atrás como ambos querían, nada de esto habría sucedido. Hice mala
elección. Soy lo suficientemente fuerte como para admitir que la he cagado.” Tomó todo mi
coraje para responder a la mirada del Mayor de nuevo, pero lo hice. “Lo siento, te he
decepcionado, señor.” El Mayor Wilks me observó durante un largo rato, y luego su rostro
se suavizó. “Todos cometemos errores, Ángel. Pero no todos podemos reconocer o admitir
cuando nos equivocamos. Para eso se necesita coraje, soldado, y estoy orgulloso de
ti”. Rodé los ojos, pero mi sonrisa todavía me delató. Mi pecho se quemó con orgullo ante
el cumplido, a pesar de que sentí que no lo merecía. El Mayor Wilks debe haber leído mi
aprensión, porque él suspiró y dijo: “Tú no me ha defraudado. No nos defraudaste a
cualquiera de nosotros. En general, recuperamos treinta y seis de nuestros soldados
desaparecidos y los liberamos de los nanobots. Chen está tras las rejas, y su laboratorio se ha
cerrado de forma permanente.

Esto es sobre todo gracias a ti. Nunca podríamos haber hecho esto sin ti. Eres realmente un
héroe”. “Un superhéroe,” corrigió Tyson. “El superhéroe más de puta madre que jamás
haya existido.” Abrí una pequeña sonrisa en su entusiasmo, pero no podía aguantar. “¿Qué
hay de Betty?” Mi corazón se aceleró cuando mis pensamientos se dirigieron a la mujer que
había visto por última vez derrumbarse en los brazos de Tex. “¿Ella está bien? Se arriesgó
mucho por mí”. La atmósfera se redujo aún más sombría. “Estuvimos a punto de perder a
Betty,” El Mayor Wilks admitió. “Pero está mejor. Casi de vuelta a la plena salud ahora. Ella
está descansando en su habitación privada. Natalia está velando por ella. La chica parece ser
la mejor medicina para la anciana.” Hizo una pausa y miró hacia otro lado por un momento
antes de encontrarse con mis ojos de nuevo. “Tuvimos que darle lo último del suero de
curación con el fin de salvarla.” Se hizo el silencio en la habitación mientras todo el mundo
esperaba mi reacción a eso. Es cierto, me tomó un momento procesar lo que quería decir. El
suero se ha ido. Lo que significaba que mis recuerdos de Ryan se habían ido con él. Ahora
que sabía cómo habían hecho el suero, no había manera de que dejaría que lo hagan más.
Nunca. Me sacudí todas las miradas de lástima. “No, eso es bueno. Por supuesto que
deberían haber utilizado para salvarla. Te habría matado chicos si lo habrías hecho de forma
diferente”. “Aun así,” Campo corto dijo en voz baja. “Lo sentimos no había suficiente para
ti. Escuchamos lo que hicieron. Que había… ”

No podía escupirlo. Yo no lo podía culpar. Fue un cruel destino el que me habían entregado,
negarme a la persona que amaba más que nada. Mi corazón se rompió sobre ello, pero las
ACE tomaron la decisión correcta. Podría vivir sin mis recuerdos de Ryan, sabiendo que
Betty había sido curada.

Me encontré con los ojos de Ryan. Él me miraba de cerca, una vacilante sonrisa en su rostro.
Estire la mano hacia él, y él arrastró los pies hacia adelante para enredar nuestros dedos
juntos. “Está bien,” le prometí. “Casi perderte cambió mi perspectiva. Realmente no necesito
los recuerdos. Me gustaría tenerlos, pero tener la cosa real es mejor. Ahora lo entiendo”. La
sorpresa se apoderó de su rostro, y mi corazón se derritió ante su expresión de esperanza.
“Estaremos bien, Ryan. Estaré bien. Tengo la mayor parte de mi pasado atrás, y eso puede
ser suficiente. Puedo dejarlo ir ahora. Podemos hacer nuevos recuerdos, y eso será suficiente.
” Mis ojos se nublaron y mi voz se entrecortaba, por lo que dejé de hablar. Ryan me sacó de
la cama y me llevó a sus brazos. Mientras me acurrucaba contra él, absorbiendo su apoyo,
envolvió sus brazos alrededor de mí. Incluso se aseguró de que el fondo de mi vestido estaba
bien cerrado, lo cual era muy considerado, pensé, ya que estaba demasiado distraída por el
calor en sus ojos para cuidar de si o no mi trasero estaba en exhibición. Apoyó su frente
sobre la mía y me dio una sonrisa que me prendió fuego.
“Voy a pasar el resto de mi vida que dándote tantos recuerdos que no tendrás espacio para
todos ellos.” Su boca se movía a mi oído, y me estremeció cuando su aliento cubrió la piel
sensible allí. Se sentía tan bien toda aquella sensación de tocar. “Algunos recuerdos que no
serías capaz de olvidar aunque trataras”, susurró. A juzgar por el calor en su voz, sabía
exactamente qué tipo de recuerdos quería hacer conmigo. Eso me aterraba un poco, pero yo
confiaba en él. Él se haría cargo de mí. Una aclarada de garganta me hizo chasquear lejos
de Ryan. Al ver el ceño fruncido de mi padre, mi cara ardía de un calor insoportable. Traté
de retirarme de nuevo a la seguridad de mi cama, pero Ryan se negó a dejar que me fuera sus
brazos. Él, más que mis padres, no me iba a dejarme salir de su agarre nunca más. La idea
me entusiasmó. Renunciar a la lucha-con una facilidad patética-Me apoyé en el pecho de
Ryan y dejé escapar un suspiro, ignorando su risa divertida. Es decir, si se determinó a
abrazarme, yo puedo aprovechar, ¿verdad? “Entonces, ¿qué sucedió con Teddy?”,
Pregunté. El agarre de Ryan se apretó una fracción. Odiaba tener que abrir el tema delicado,
pero realmente necesitaba saber. “Él está aquí en la estacada”, dijo el mayor Wilks. Me
puse rígida. “¿Él está aquí? En la base?” No estoy segura de que sea la mejor idea. Aunque
lograron someterlo, teniéndolo tan cerca de mí, no puede ser bueno. No estaba segura de cuál
era el rango de su control sobre mí. “¿Qué pasa si él-” “Estás a salvo, nena,” Ryan prometió
con un abrazo tranquilizador. “La Dra. Haggerty trabajó con el Dr. Rajeet, y juntos fueron
capaces de extraer los nanobots con los que Teddy manipulaba tu cerebro. ” Ni siquiera
quiero saber cómo lo hicieron. Pero el principal dolor de cabeza de repente tenía
sentido. “De todos modos, estás despejada. Él no puede controlarte. Nunca más”. El alivio
del siglo. “Así que, ¿cómo finalmente lo capturaron, de todos modos?” La pregunta hecha
tenso a Ryan de nuevo. “Él te dejó ir, Jamie,” dijo Tyson, cuando Ryan no fue capaz de
forzar las palabras. “Cuando te derrumbaste, se rindió. Te dejó ir y dejó que los ACE se lo
llevaran. No podía permitir que tú y Betty mueran”. Volví la cabeza para que pudiera ver al
joven PAC. Había algo diferente en él ahora. Él estaba plagado de una pena que entendí
demasiado bien. Era el dolor de la traición. Teddy había sido uno de sus familiares, un
sujeto. Él fue el primero en ser capturado y había estado allí con todos ellos a través de toda
su experiencia en Visticorp. Tyson lo veía a él como a un hermano. Me sentí mal por
Tyson, pero era fuerte y estaría bien. “Yo sé que lo que hizo estuvo mal”, dijo Tyson, “pero
en su propia manera, él realmente te ama, Jamie.” Ryan se burló, pero yo estaba de acuerdo
con Tyson. “Lo sé.” Suspiré profundamente. “No es del todo culpa suya. Fue llevado a
Visticorp cuando tenía cinco años. El único ejemplo de bien y el mal que había tenido era
Donovan”. Ryan se echó hacia atrás para mirarme, horrorizado. “Jamie, controló tu mente.
Él te obligó a matar Donovan. Iba a secuestrarte y obligarte a ser su… su… ” Él se atragantó
con la ira, incapaz de terminar la frase. No es que ninguno de los dos necesitaba escuchar el
final de la misma. Puse mi mano en su mejilla y suavemente lo besé en los labios. “Lo sé,
Ryan. No estoy diciendo que es inocente, pero realmente no puedo condenarlo, tampoco. Me
compadezco de él. Él sin duda necesita ser encerrado, ya que es peligroso, pero también
necesita el perdón y la compasión. Él necesita ayuda.” Miré al Mayor Wilks. “Usted ha
mencionado que tiene un gran terapeuta aquí. Debe dejar a Teddy verla. Por favor, dígame
que intentará ayudarlo, también”. El Mayor Wilks me dio un rígido asentimiento. “Tienes mi
palabra, Ángel. Y usted no es el único que se siente de esa manera. Los otros PACs tienen su
opinión y Blake lo adora. Se ha pasado la mayor parte de su tiempo sentado fuera de la celda
de Teodoro desde que llegó”. Me estremecí. Ahora que tenía mis recuerdos de vuelta, me
acordé de lo que Blake, el Sr. E.-me había hecho. Era difícil conciliar que el profesor de
inglés que había enviado a la cárcel con el hombre que Teddy siempre hablaba con tanto
cariño. Sorprendente, incluso. “Hablando de alguien que necesita una buena dosis de la
terapia”, murmuré. Era más fácil de entender las acciones de Teddy que Blake, porque más
allá de Teddy había estado tan mal estado. Cuál era la excusa de Blake? Me estremecí. El
perdón para cualquiera de ellos tardaría un tiempo en llegar, si era posible.

El Mayor Wilks me sacó de mis pensamientos. “¿Quieres verlo?” “¿Quién, al Sr. E? No,
gracias. He matado a suficientes personas esta semana”. El Mayor Wilks frunció el ceño, y
también lo hizo Ryan. “Lo de Donovan no fue tu culpa.” “No lo fue?” lo reté. “Fui allí por
mi propia voluntad. Dejé que me inyectaran con su suero”. “El trató de controlarte, y le
mordiste en el culo”, murmuró Tyson. “El hombre era un sociópata, Jamie. Él obtuvo lo que
merecía.” “Y todavía soy una asesina.” Todo el mundo en la sala inmediatamente trató de
discutir. Levanté mis manos en señal de rendición, para mostrar a todos que yo entendía lo
que significaba. Aprecie sus esfuerzos por consolarme, pero aún había un peso en el pecho.
Había heridas que iban a tardar mucho tiempo en sanar. Yo me recuperaría de todo lo que
pasó, con el tiempo, pero nunca sería la misma. “Lo siento por el partido autocompasión,
mayor. No, no tengo ningún deseo de ver al Sr. E.” “En realidad, me refería a Teodoro. Él
ha estado preguntando si podía hablar contigo. Le dije que dependía exclusivamente de
ti”. La mandíbula de Ryan se apretó, pero eso no fue lo que tomó mi decisión. “No”,
respondí. Ryan dejó escapar un pequeño suspiro de alivio. “No lo puedo condenar por
completo, pero lo odio todavía. No quiero escuchar sus disculpas, ni justificaciones, o
declaraciones de sentimientos. Tal vez algún día seré capaz de perdonar y comenzar a hablar
con él de nuevo, pero es probablemente mejor para los dos si acabo de hacer un corte limpio
por ahora. Sólo asegúrese de ayudarlo”.

El Mayor Wilks se quedó mirándome por un largo momento. Algo sobre mi respuesta
realmente había hecho que las ruedas en su cabeza empiecen a girar. Cuando alcé una ceja
hacia él, frunció los labios. “¿Debo asumir, entonces”, preguntó lentamente, “que no se va a
quedar?” Ah. Así que ese era su problema. Me dejé caer un poco en las manos de Ryan. Yo
sabía que esta conversación vendría de nuevo, y yo no estaba mirando hacia adelante a la
misma. “Usted asume correctamente, mayor.” Se puso rígido, apretando los dientes,
probablemente en un intento de contener su lengua. “Tengo un montón de curas por hacer,
mayor. He pasado por muchas cosas. Necesito un poco de tiempo para recuperarme, para
pasar tiempo con mi familia y amigos a los que he estado perdiendo desde hace seis meses.
Me gustaría volver a la universidad, vivir un poco, y crecer un poco antes de comprometer
mi vida en cualquier dirección. Además, creo que tengo que llegar a conocer al prometido
que no puedo recordar, y con el que aun así accedí a casarme, un poco mejor antes de que
oficialmente ate el nudo”. Ryan me dedicó una sonrisa lobuna. “¿Qué quieres saber? Te voy
a dar una semana”. Aspiré. “Buen intento, Ricitos de Oro. Puede que haya accedido a
casarme, pero estoy viendo nuestro compromiso a futuro”. Siempre optimista, o egoísta,
dependiendo de cómo se mire-Ryan sonrió. “Desafío aceptado, Sol.” Rodé los ojos y se
encogió en Mayor Wilks. “Lo siento. Pero como he dicho antes, te dejo con mi número. Se
ha ganado mi respeto, Mayor Wilks, e incluso más que eso, mi confianza. Puede que no sea
un ACE oficial, pero tal vez podría ser más de una copia de seguridad de guardia? Si alguna
vez te encuentras en un atasco, hágamelo saber”. El Mayor Wilks, aunque claramente
infeliz, asintió con la cabeza. “Tomaremos lo que podamos conseguir. Lo hizo muy bien,
Ángel. Usted es un infierno de un maldito buen soldado”. Sonreí de nuevo. “Gracias
Señor.” El Mayor Wilks volvió su ceño fruncido sobre Ryan. “Ya sé la respuesta, pero sé
que tengo que decirlo: Nos gustaría que se quede.” Ryan me apretó firmemente y mostró al
mayor una amplia sonrisa con dientes. “Oh, me gustaría mayor, pero suena como que mi
mujer me necesita en otro lugar.” Me atraganté con un poco de saliva, haciendo que todos
en la sala se rían. “No puedes simplemente llamarme; mi mujer.” Ryan me hizo caso y le
hizo un guiño en Mayor Wilks. “Ha pasado por mucho últimamente, ¿sabes? Pero tal vez
vamos a volver después de la universidad. Tengo que conseguir un trabajo en alguna parte,
¿verdad? Nunca había considerado a los militares, pero me ha gustado mi tiempo aquí. Jamie
no tiene que unirse, pero no tengo problemas para tomar órdenes.” Me lanzó una mirada
significativa. “Es evidente desde que estoy enamorado de la mujer más mandona del
mundo.” “¿Qué? No soy mandona!” con el colectivo de resoplidos y risitas alrededor de la
habitación, gemí. “Lo que sea. No es el peor defecto para tener”. Todos los muchachos
pintan, y el Mayor Wilks tendió la mano a Ryan. “Vamos a dejar su lugar, Romeo. Usted
sólo asegúrese de tener bien cuidado a nuestro Ángel”. Eso ganó de la otra Jamie Baker, un
giro de ojos. La acción se estaba prácticamente convirtiendo en una marca. Fue en esta
pausa en la conversación que la doctora Haggerty echó a todos fuera de la enfermería,
insistiendo en que necesitaba revisarme una última vez antes de permitir que me vaya. Yo
era todo para allá, ya que significaba el volver a la ropa real. Después de recibir el sello de
aprobación por parte del médico, me vestí y fui en busca de mi equipo. La doctora Haggerty
dijo que estaban en la cafetería y decidió caminar conmigo ya que era la hora de cenar de
todos modos. Podía oler mi sorpresa antes de llegar a la cafetería, pero todavía me
sorprendí por el rugido de aplausos que se encontró conmigo cuando entré en la habitación.
El comedor estaba lleno de soldados, y todos me estaban dando una ovación de pie. Ryan
me recibió con una sonrisa de orgullo y un beso rápido. En mi mirada interrogante, se rio
entre dientes. “Tú salvaste a mucha gente, Sol.” Parpadeé a la multitud una vez más, la
conciencia llamándome. “Estos son los soldados que liberamos de los nanobots?” Ryan
asintió. “Y el equipo que nos ayudó a sacarlos. Tuvimos que contratar a casi todo el mundo
estacionado aquí que tenía la habilidad justa establecida para la misión ya que necesitamos la
mano de obra y son los únicos soldados que saben acerca de la división de la ECA. Todos
ellos están ansiosos por volver a casa con sus familias, pero insistieron en esperar hasta que
te despertaras. Querían decir gracias”. “Y como muestra de nuestro agradecimiento,” El
Mayor Wilks interrumpió, acercándose a nosotros con una gran sonrisa, “nos dimos cuenta
que te habíamos escatimado el lodo de la cafetería y envíe un equipo atendido por el mejor
restaurante en Colorado Springs.” Sonreí hacia él como si fuera una niña pequeña y él era
mi abuelo preferido. “Yo sabía que te gustaba. Gracias, Mayor”.

Después de horas de comer en exceso y mezclándome con soldados agradecidos, estaba listo
para un poco de paz y tranquilidad. Al igual que, cincuenta años de paz y tranquilidad. Todo
el equipo de ACE nos llevó al aeropuerto en Colorado Springs, donde Ryan y yo estábamos
poniendo a mis padres y Becky en un avión de regreso a Sacramento. Mientras estábamos en
la acera, mis padres y Beck nos dieron a Ryan y a mí un abrazo. “¿Seguro que no quieres
venir?” “Lo siento.” Hice una mueca, recordando mi primera y última experiencia con el
transporte aéreo. “Creo que tengo que dejar el vuelo para Superman.” “Sin embargo, tú
llegarás a casa, ¿verdad?” Preguntó la mamá. La abracé de nuevo. “Por supuesto. Creo que
voy a llevar a Ryan a la casa del desierto durante unos días. Sólo hay que descomprimir un
poco, ¿sabes? Pero estaremos en casa para la cena del domingo. Promesa. E invita a los
padres de Ryan”. Mamá se mordió el labio y arrugó la cara como si fuera a llorar de
nuevo. “Te prometo que estaré allí, mamá.” “Lo sé. Estoy tan feliz de tenerte de
vuelta”. “Yo también. Nos vemos chicos, en pocos días”. “¿De verdad tienes que irte?”
Tyson soltó de repente. Parecía al borde de las lágrimas. Solté a mi madre para traer al niño
en mis brazos. “Oye. No pongas mala cara. Ryan hace bastante de eso ya.” La excavación
hecha Tyson esbozó una sonrisa. “Tienes mi número. Llámame cualquier momento que
tengas tiempo libre, y estaré allí. Tendremos súper juegos o algo así. Tú y yo contra
Abiodun, Betty, y Natalia”.
La cara triste de Tyson se convirtió en una de alegría, pero se tragó rápidamente su
entusiasmo y trató de jugar. “No lo sé. Parece injusto. El exceso de genialidad en un
equipo”. “Cierto. Tal vez tengamos que dejar que Campo corto sea de nuestro equipo,
también. Ya sabes, nos da una desventaja”. La protesta de campo corto fue fuerte y llorón.
Le disparé un guiño mientras todos los demás se rieron y luego se revolví el pelo de Tyson.
“Somos familia ahora, Tyson. Voy a venir pasar el rato contigo tanto podrás enfermarte de
mí en algún momento”. Como ya había dicho adiós, me besó en la mejilla y todas las ACE
abuchearon y silbaron. Tyson, de nuevo, trató de jugar que se enfríe, pero no pudo ocultar las
pequeñas manchas rosadas que calentaron las mejillas. Retrocediendo a Ryan de nuevo y
estrechando su mano, lo llené de la energía que necesitaba para hacer la carrera conmigo al
desierto. Nos despedimos con la mano y nos volvimos para salir pero me detuvo una vez
más, esta vez por una voz parecida a un ratón. “Usted realmente va a dejarla ir?”, Preguntó
Natalia al Mayor Wilks, y se abría hacia él con sus grandes ojos azul pálido. “Usted
realmente no la va a detener? No va a obligar a Jamie a quedarse con usted y ser parte de su
equipo? ” Su pregunta tan trágicamente escéptica-me rompió el corazón. Hacía mucho
tiempo que la niña se había perdido de conocer la confianza y la decencia humana
básica. El Mayor Wilks se inclinó a su nivel. “Por supuesto que sí, Natalia. Espero que vaya
a cambiar de opinión y volver algún día, pero entiendo y respeto su decisión de irse. Ella es
libre de irse”. Natalia me miró, mordiéndose el labio inferior y abrazando sus brazos
alrededor de su pequeño cuerpo frágil al mirar hacia atrás en Mayor Wilks. “¿Y yo? ¿Se me
permite irme, también? ” La pregunta sorprendió a todo el grupo y trajo lágrimas a ambas,
Betty y mi madre. El Mayor Wilks tragó saliva y se tomó más tiempo de lo normal para
responder. “Por supuesto, mi amor, si eso es lo que quieres. Nos gustaría simplemente
encontrar un lugar adecuado para ti”. Yo sabía lo que sucedería a continuación antes de que
mi madre de un paso adelante. “Ella podría venir con nosotros.” Mi madre miró a mi padre,
que sonrió y asintió con la cabeza. “Sabemos un poco sobre la crianza de niñas especiales,
después de todo. Tú podrías tener la antigua habitación de Jamie”. Mi madre y Natalia, las
dos miraron al Mayor Wilks con tanta esperanza, que no había manera de que pudiera
rechazarlas. Con un suspiro, se levantó de nuevo a sus pies. “La base realmente no es el
mejor lugar para una chica joven. El Sr. y la Sra. Baker, estoy seguro de que podríamos
trabajar en eso; Sin embargo, me gustaría que te quedaras hasta que podamos hacerlo oficial,
y hayas ganado un poco de fuerza. No debe tomar mucho de tu tiempo, teniendo en cuenta tu
regalo”. “Por supuesto.” Mamá se inclinó a la altura de Natalia. “¿Te gustaría mucho venir
a vivir con nosotros? Tú no quieres quedarte con Betty, Abiodun, y Tyson? ” Natalia se
mordió los labios de nuevo, haciendo contacto visual con sus compañeros de los PAC de uno
en uno. “Todavía podría venir a verlos, ¿verdad?” “Claro”, le dije. “Puedo ir por ti y te
traería aquí en cualquier momento, si no tienes miedo de un poco de súper carrera.” Natalia
consideró mis palabras y luego con timidez hizo una seña a mi madre antes de susurrar, “Los
soldados me dan miedo, y la base me recuerda mucho a Visticorp.” Santo volviendo loco
desgarrador Batman. Gracias a Dios por mi madre. “Ay, amor!” Ella envolvió a Natalia en
un fuerte abrazo, parpadeando las lágrimas, y luego cepilló el pelo de la niña de la cara.
Parecía que yo estaba ganando una hermana adoptada. “¿Te gustaría que me quede en la base
contigo hasta que el Mayor Wilks diga que estás bien para que vengas a casa con
nosotros?” Natalia asintió de nuevo, y eso fue todo. Becky estaría volando sola a casa. Mis
padres apilaron su equipaje de nuevo en el camión de transporte militar que habíamos
conducido hasta aquí. Con todo resuelto, di una última ronda de abrazos a todo el mundo e
hice que Geek prometa llamarme si alguna vez logra descifrar los microchips de Teddy (o la
ACE hable con Teddy para que les diera la contraseña). También hice que Smut prometa
vestirse como un capitán pirata para Halloween y me envíe la imagen. Todos los muchachos
se rieron de eso. Ryan y yo nos volvimos para salir, y Natalia se separó de la multitud para
envolver sus pequeños brazos alrededor de mí. “Gracias”, susurró. Me arrodillé para darle
un abrazo adecuado. “De nada. Parece que tú y yo vamos a ser hermanas ahora. Siempre he
querido una hermana”. “¡Yo también!” Sonrió una sonrisa cegadora en mí y se apretó
alrededor de mi cuello. Colocó un pequeño beso, fresco en la mejilla y de repente susurró:
“No te muevas”. El comentario me sorprendió, pero me congelé todos modos, a la espera
para ver si ella lo explicaría. Después de un segundo, el calor se filtró a mi cuerpo desde sus
pequeñas manos. Tomó todo lo que tenía en mí, no jadear. Me quedé sin habla, cuando
escuché la voz de Betty susurrando en mi mente. “no reacciones”. El calor recorrió mi
cuerpo, haciéndome sentir descansada y con energía de una manera que nunca había sentido
antes. Poco a poco se abrió camino en mi cabeza y alrededor de mi cerebro como una manta
caliente. Me tambaleé un poco, y Natalia dijo en voz baja, “casi he terminado”. Fue
entonces cuando me di cuenta de lo que estaba haciendo. Mis ojos incrédulos se encontraron
con Betty y ella sonrió. “Nadie más que nosotros, los PAC sabe que Natalia tiene el don de
curar a otros. Incluso Donovan nunca descubrió este hecho. Él creía que sólo podía regenerar
su propio cuerpo. Le dijimos que no podía revelar sus regalos a nadie. Ellos estarían
encantados en ella, y demasiada gente la usaría hasta que no quede nada. Eres especial para
ella, Jamie, si ella te ha elegido para compartir este talento contigo.” Después de que ella
apartó las manos, pude ver el cansancio que le había causado curarme. Betty tenía razón.
Nadie podía saber acerca de este don, ni siquiera el Mayor Wilks. Sería demasiado peligroso.
Las intenciones de la gente siempre sería buena, pero su poder era demasiado tentador. Ella
sería aprovechada.

Tragándome un nuevo temor y la necesidad de mantener un ojo en la chica, mentalmente


juré que la protegería y la abracé con fuerza. “Gracias, Natalia,” susurré. “Voy a llevar tu
secreto a la tumba.” Con las mejillas encendidas, dándole un poco de color por primera vez
desde que la había conocido. Era un buen aspecto para ella. No podía esperar hasta que
ganara algo de su fuerza de nuevo. Dudaba que tomaría mucho tiempo ahora que nadie
estaba robando su médula ósea una vez a la semana. Súper curación, y todo eso. “Puedes
decirle a Ryan,” murmuró, levantando la vista hacia él y sonrojándose aún más profundo. “Él
se dará cuenta muy pronto de todos modos.” Me reí. “Estoy segura de que tienes razón.”
Las lágrimas brotaron de mis ojos. “Gracias, Natalia.” “Gracias. Nos has salvado, Jamie. A
todos nosotros”. Me puse de pie y le apretó la mano. “Cuida de mis padres por mí. Y de mi
habitación”. Fui recompensada con otra sonrisa antes de que ella saltara de nuevo hacia mis
padres y tomó sus dos manos entre las suyas. Ella era una niña fuerte. Iba a estar bien,
también. Probablemente antes de lo que yo lo estaría.

Todavía sintiendo un nudo en la garganta al ver a la niña feliz sonriendo con adoración a
mis padres, Tomé una respiración profunda y me volví a Ryan. En cuanto miré a sus ojos, un
torrente de recuerdos se precipitó a la parte delantera de mi mente-recuerdos tan bellos y de
gran alcance que di un grito ahogado. Era todo lo que conocía. Cada momento, cada toque,
cada beso, cada sonrisa. Cada vez que quería estrangularlo. Cada vez que me ganó. Cada.
Único. Recuerdo. “Jamie?” Su cara cayó en preocupación mientras mis ojos se llenaron y
empecé a temblar. “¿Qué ocurre? ¿Estás bien?” No podía hablar. Todavía estaba demasiado
abrumada. Tenía que salir de allí antes de que me rompiera y digiera el secreto de Natalia a
los ACE detrás de mí. Fuerte contra mis emociones, limpié mis lágrimas y mostré una
sonrisa a Ryan. Parecía sorprendido por la alegría en ella, pero fue la primera sonrisa real
que nunca le había dado. Había visto casi todas las emociones de mí en el poco tiempo que
habíamos estado juntos, pero no había visto nunca la alegría. Porque yo había sentido la
verdadera alegría antes de ahora. “Vamos, Ricitos de Oro; vamos a salir de aquí.” Mi
sonrisa sofocó sus preocupaciones, y él tomó mi mano sin empujarme en busca de
respuestas. Nos despedimos, y menos de diez minutos más tarde llegamos a mi casa en el
desierto.

El sofá todavía estaba asentado en frente y nos detuvimos frente a él, y, sin duda, una serie
de criaturas se habían aventurado dentro de la casa a través de la pared rota. Suspiré ante
todo el daño que habían hecho. Teddy puede ser un punto sensible para mí, pero todavía
amaba esta casa, tan pintoresca y aislada en el desierto pacífico que amaba. “Podemos
solucionar este problema,” Ryan insistió, al ver mi decepción. “Vi unos vídeos de bricolaje
en YouTube y voy a tener este lugar como nuevo en muy poco tiempo.” Aspiré. Ryan era
bueno en un montón de cosas, pero hábil con las herramientas, no era uno de ellos. Sin
embargo, no tenía ninguna duda de que haría el trabajo si él decidió que iba a hacerlo.
“Vamos a hacerlo con el tiempo,” le dije. “En este momento sólo estamos haciendo una
parada para tomar mi traje de baño.” Como la cabeza de Ryan giró de la casa dañada a mi
rostro tan rápido, fue cómico. “Tú sabes,” bromeé, “el blanco con los lunares rosados que
tanto te gustan.” Ryan aspiró una bocanada de aire y me atrajo hacia él. “Y ¿por qué
necesitamos eso?” Dijo con voz áspera, con las manos paseando por mis brazos y espalda.
Encontró el borde de mi camisa y deslizó sus dedos debajo de la tela, mi piel se calentó ante
el contacto. La piel de gallina se levantó por todo mi cuerpo, y me estremecí. Yo quería
devolver el favor y dejar que mis dedos hicieran algo de exploración por su cuerpo, pero me
obligué a mantener la concentración sólo un poco más de tiempo. “Ese era el plan, ¿no?”,
Pregunté. “Tú. Yo. Elvis y una señora de edad crujiente tocando un órgano, y luego escapar a
nuestra propia isla desierta? ” Ese había sido nuestro plan antes de que lo dejara en el Gran
Cañón y fuera a salvar a Carter. Era un plan del que Ryan no me había hablado desde que
había vuelto a él. No estaba segura si él no lo recordaba o si tal vez sólo había sido
demasiado doloroso para él pensar en eso, que nunca me lo contó. Yo estaba adivinando este
último, ya que cuando las palabras salieron de mis labios, tropezó de nuevo en estado de
shock. “Pero, pero… cómo sabes eso” “Natalia. Justo antes de que nos fuéramos. Parece
que ha estado ocultando una extensión de sus habilidades de curación”.

Nunca me di cuenta de lo mucho que deseaba recordar a Ryan hasta que supe que podía.
Parecía encerrarse, rígido, congelado, mientras que experimentó todas las emociones en su
rostro. Y entonces, de repente, sin previo aviso, me atacó. Me agarró la boca y tiró de ella
hacia él, sin perder tiempo. En un segundo estaba parpadeando a mí en estado de shock, y al
siguiente me devoraba. Chocó contra mí con tanta fuerza que me encontré de nuevo cayendo
sobre el sofá. Él estaba sobre mí en un instante, cubriendo cada pulgada de mi cuerpo con el
suyo mientras bebía con avidez todo el afecto que le proporcionaba. Yo no era tacaña con
eso. No lo había sentido perdido todo este tiempo porque no lo conocía, pero con mi
memoria restaurada, los meses de separación chocaron contra mí todos a la vez. No sabía
que fuera capaz de desearlo tanto que lo besaría con tanta fuerza.

Cuanto más lo besé, más él me devolvió el beso, y en sólo segundos, estuvimos en llamas,
llenos de energía magnética que amenazaba mantenernos pegados entre sí de forma
permanente. Los dos estábamos temblando, y las chispas físicas reales empezaron a saltar de
mi piel a la suya. No nos impidió. Este era Ryan. Esta era yo. Esto éramos nosotros. Es lo
que hacíamos: Nos amábamos con pasión insuperable. Cuando la falta de oxígeno,
finalmente, nos obligó a separarnos por un momento, Ryan se inclinó para recuperar el
aliento. Sus ojos agitados y pecho moviéndose salvaje, sabía que sólo sería cuestión de
segundos antes de hacer una de esas memorias duraderas.
Nos prometimos. Yo estaba lista. Yo era suya y él era mío, y ahora no había nada que se
interponga en nuestro camino de pasar el resto de nuestras vidas en la felicidad absoluta.
Comenzó a inclinarse hacia abajo otra vez, pero no podía dejar de notar la forma en que me
senté a horcajadas sobre su regazo después de que nos habíamos dejado llevar por completo.
Mi estallido de risa feliz le hizo detenerse y fruncir el ceño hacia mí. “¿Qué es tan
gracioso?” Su puchero empeoró mi risa. “Nada.” llevé mis brazos por encima de sus
hombros y tiré de él hacia mí. “Sólo un poco de dejavú.”
Hola compañeros lectores este libro fue muy esperado por todos los fans de la saga JAMIE
BAKER debo decir que hasta yo perdí la esperanza de volver a leerlo y fue para mí una gran
sorpresa encontrar el desenlace de esta serie gracias a nuestra amiga SUSAN EMILY CC
junto con su blog http://jaemilyndulceamantedeloslibros.blogspot.com y estoy muy
agradecida con ella por brindarnos la oportunidad de conocer el final de esta increíble
historia.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ASI QUE AMIGOS!!!!!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡LES AGRADEZCO POR HABER DISFRUTADO CONMIGO ESTA


INCREIBLE AVENTURA!!!!!!!!!!!!!!

Por Kerly Montúfar