Está en la página 1de 16

INTRODUCCIÓN >>>

Las políticas culturales se entienden culturales para Bogotá. Sondear qué nos el Concejo y en los estrados judiciales, en
como ese consenso que responde al re- mueve hoy, cuáles son los giros, dilemas, frentes que se expanden. Los encuentros
conocimiento de las prácticas culturales sentidos, retos que pensamos configuran locales, sectoriales, académicos, pobla-
como derechos fundamentales que deben las políticas culturales por venir; cohesio- cionales, son parte de este proceso para el
ser garantizados a todos los ciudadanos y na, mueve y abre las mentes.    cual proponemos un texto abierto, disponi-
las ciudadanas en un Estado de Derecho. Así asumido, el proceso de establecer ble, reflexivo, que intenta sondear el alma
La diversidad y vitalidad de los movimientos un nuevo discurso cultural para la capital poética de esta gran ciudad. Este periódico
culturales ciudadanos en Bogotá, tienen tiene raíces en los múltiples y diferentes da una visión general del texto completo
también una expresión en la conformación espacios de participación (acción) que ca- que se encuentra en las páginas de las ins-
de una institucionalidad pública específica racterizan la vida cultural de Bogotá. Los tituciones del sector. 
que se ha fortalecido dentro de  la estructu- diferentes actores de esta política desarro-
ra del gobierno y se ha preocupado por ela- llan una pléyade de actividades día a día en Clarisa Ruiz
borar documentos que dejen huella de sus el territorio desde muy diversos horizontes, Secretaria de Cultura, Recreación y Deporte
enfoques y jalonen ese “cuarto propio” que desde el ámbito barrial al internacional, en
busca tener lo cultural en las políticas pú-
blicas. No vamos a desconocer que las polí-
ticas culturales, a pesar de la concertación
y la buena dosis de autonomía que las han
caracterizado, son anfibias y limitan entre
la subsistencia del poder y su transforma-
ción, que son al tiempo norma y creación. 
ÍNDICE >>>
Las Políticas Culturales Distritales 2004–
2016 forman parte de esos documentos
y ocupan un lugar destacado por ser pro-
ducto de un esfuerzo significativo de par-
ticipación. Gracias a ello se logró avanzar
en la adopción de un lenguaje común que
reivindicó la complejidad del campo cultu-
ral, lenguaje que al mismo tiempo ofreció
elementos para su organización de manera
clara y funcional. Un texto así no es supe-
rable o tiene caducidad. Como en el Plan
Decenal de Cultura, Hacia una ciudadanía
democrática cultural 2001-2010, en el plano
nacional, estas cartas de cultura, elabora-
das a través de procesos que ambicionan
ser polifónicos, que logran convocar, son
documentos de su tiempo que tienen un
valor siempre presente. Revelan anhelos y
propósitos de los ciudadanos de su época y
tal vez por ello no solo representan sino que
configuran e inciden en el perfil cultural de
la inmensa ciudad. Desde esta perspectiva,
más allá de una responsabilidad de plani-
ficación y la búsqueda de unas “necesida-
des culturales básicas insatisfechas”, que
sabemos existen, pero se escapan a los
cálculos del Estado, pensamos que resulta
una experiencia vivificante dar continuidad
al ejercicio, arbitrario y poético, de formu-
lar una nueva carta general de propósitos

2 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026


Panoramica de Bogotá Archivo fotográfico-SCRD
Contexto de ciudad >>>
Las bases de la Política Cultural res- ocupación expansiva del territorio y forta- 2.Economía
ponden no solo a las condiciones del sector lezca el control de bordes. Las condicio-
Para el primer trimestre de 2015, Bo-
cultura sino a las condiciones actuales y nes de deterioro ambiental, reflejadas en
gotá aportó el 25,8% del PIB nacional, que
tendencias de otros sectores del desarro- la contaminación, ocupación de cauces y
con el agregado de Cundinamarca constitu-
llo la ciudad, sintetizadas en cinco aspectos mal manejo del sistema hídrico, la trans-
yen la principal región económica del país
que constituyen un contexto marco para su formación de áreas protegidas productoras
con crecimientos anuales que van desde
orientación y armonización. de agua así como la seguridad alimentaria
el 6.6% en 2011 y 2012, hasta del 4.3%, en
amenazada por la presión urbanizadora,
2014, lo que muestra el dinamismo y forta-
se verán acrecentadas por las consecuen-
1. Territorio y sostenibilidad leza de la economía de la ciudad. En cuan-
cias derivadas del cambio climático cuyo
to a su composición, el 43% de la actividad
impacto se estima para final del siglo en
económica de las empresas corresponde a
Bogotá, con una extensión de 143.000 un aumento de temperatura de alrededor
los servicios, el 35% al comercio y el 14% a
hectáreas y una población cercana a los de 4°C y una reducción de la precipitación
la industria. Bogotá ha alcanzado la mayor
7.800.000 habitantes, enfrenta desafíos anual hasta en un 50%. Los esfuerzos por
tasa de participación laboral en contraste
relacionados con la forma de ocupar el te- reducir la contaminación del aire y la pro-
con otras ciudades del país, pasando de
rritorio y garantizar la sostenibilidad de su ducción de residuos sólidos (Basura Cero)
54 por cada 100 ciudadadanos empleados
medio natural. Mientras la tasa de creci- necesitarán de esfuerzos aún mayores. En
en 2001, a 66 por cada 100 en 2014, con
miento al interior se ha reducido a 1.35% los próximos años, se requerirá profundizar
crecimientos de 117.000 empleos prome-
anual, los municipios de los alrededores en la construcción de una cultura regional
dio por año. Sin embargo y a pesar de su
crecen a tasas superiores al 6% ocupando compartida e integradora alrededor del
disminución, el 43.7% de los empleos son
áreas agrícolas y de fragilidad ambiental. agua y de una cultura enfocada a prácticas
informales. Estas condiciones se han tra-
La ciudad ha avanzado hacia una propues- sostenibles de ocupación, uso del territorio
ducido en el incremento del gasto o consu-
ta de ocupación compacta que minimice la y adaptación al cambio climático.

>>> 3
de Víctimas (RUV), entre 1985 y diciembre
Talleres de Formación 40x40 -Archivo fotográfico Kike Barona -OFB

de 2012, llevó a que Bogotá recepcionara


489.000 personas. Desde el punto de vista
étnico, la población que se auto identifica
como perteneciente a alguna etnia repre-
senta el 1.7% de la población, siendo inne-
gable su aporte. Por otra parte, los cambios
en la pirámide poblacional muestran la
tendencia al aumento de la población ma-
yor, la reducción de la población en edad
escolar, así como una nueva configuración
de los hogares capitalinos con la reducción
del número de personas por hogar y el in-
cremento de los hogares unipersonales que
han pasado de 11.5% (2011) a 14.5% (2014).
La ciudad recoge de esta diversidad, dife-
rentes manifestaciones culturales regiona-
les que se expresan en músicas de fusión,
gastronomía, danzas y formas de creación
contemporánea independientes y en cons-
tante renovación. De manera paralela, Bo-
gotá cuenta con una amplia oferta cultural:
mo de los hogares, que solo para el periodo déficits a superar. La ciudad ha avanzado 58 museos, 62 galerías de arte, 45 salas de
2013-2014 fue del 11.6% en el año 2014, la significativamente en sus indicadores so- teatro, uno de los mejores planetarios de
variación más grande que se ha manifes- ciales; vale la pena destacar la reducción la región y 28 iglesias de interés turístico,
tado desde hace quince años. El grupo que de la mortalidad infantil y en especial por además de una Red Distrital de Bibliotecas
expresó una mayor expansión en el gasto desnutrición, la reducción de la tasa de de- (Bibliored) y centros de formación como los
de los bogotanos fue el gasto en actividades serción escolar pasando del 3.2% en 2004 CLAN. Desde el punto de vista territorial, la
de cultura y entretenimiento con un creci- al 2.20% en 2014, el aumento de la calidad diversidad se expresa en el reconocimien-
miento real del 15.5%. educativa en colegios públicos pasando del to de 36 sectores de interés cultural, 6.400
18.03% en 2008 de alumnos en grado alto, bienes de interés cultural y 15 prácticas
superior o muy superior en pruebas saber intangibles declaradas (censo 2007) que
3. Equidad a un 60.23% en 2013. La ciudad ha sido pio- representan la memoria de los diferentes
nera y avanza en la jornada única llegando momentos de la ciudad.
La ciudad ha avanzado en la reducción a 229.866 estudiantes en 2015 y ha avan-
de la pobreza: el porcentaje de población zado en la cobertura y atención de la pri-
mera infancia. Por otra parte, el déficit de
5.Gobierno de la ciudad
con necesidades básicas insatisfechas
(NBI) bajó del 5.2% al 4.2% entre 2011 y vivienda cualitativo que muestra que la ciu- La ciudad de Bogotá ha hecho esfuer-
2014. En cuanto la pobreza multidimensio- dad pasó de 11,8% en 2011 a 9,1% en 2014. zos por consolidar condiciones de goberna-
nal, ésta se redujo de 12.1% a 5.4% entre La secretaría de Gobierno adelanta el Plan bilidad y gobernanza con relativos avances.
2010 y 2014. Sin embargo, en materia de de Reintegración para preparar la ciudad al Como punto de partida, han sido los es-
desigualdad y reducción de la segregación post conflicto. fuerzos por descentralizar en 20 localida-
socio-espacial aún quedan retos muy im- des funciones de la ciudad, desconcentrar
portantes: en cuanto al primero, su me- funciones de entidades centrales buscando
dición a partir del coeficiente Gini, Bogotá
4.Cultura y diversidad aumentar la cconfianza, así como acercar la
presentó una ligera reducción al pasar el Bogotá se configura como una amal- Administración a los ciudadanos con ejer-
coeficiente de 0.522 en el año 2011 al 0.502 gama de poblaciones y culturas diversas; cicios emblemáticos y reconocidos como
en el año 2014. En lo referente a la segre- de acuerdo con la Encuesta Multipropósito los Encuentros Ciudadanos. A pesar de es-
gación socioespacial, expresada mediante de 2014 , el 32% de la población total de la tos esfuerzos, de acuerdo con la Encuesta
formas diversas, como el acceso a la edu- ciudad es inmigrante siendo las regiones Bienal de Culturas 2013, el porcentaje de
cación, equipamientos, a los servicios so- de Colombia las que aportan el 88% fren- ciudadanos que reporta tener confianza en
ciales, la seguridad, la vivienda, al medio te al 8% del entorno inmediato. Se suma el la representatividad, ha disminuido en rela-
ambiente sano o el tiempo total de viaje vi- aporte de población en condiciones de des- ción con el año 2011, pasando de 27.03% a
vienda-empleo, aún presenta importantes plazamiento, que según el Registro Único 22.33%. Solo el 17.2% de los bogotanos de

4 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026


10 años y más, participa en algún tipo de sincera asociación planetaria para el desa- de las políticas de industrias culturales y la
organización, y de este número el 67,6% lo rrollo sostenible, todos ellos en medio de construcción de algunos planes decenales
hace en organizaciones religiosas mientras las incertidumbres del marco económico de cultura por parte de distritos y depar-
que el 12.2% en organizaciones de tipo cul- mundial. La noción de desarrollo ha entra- tamentos, entre los cuales los de Bogotá,
tural o deportivo. Igualmente se presenta do en cuestionamiento mediante la crítica a Medellín y el Departamento de Antioquia
una disminución en la participación electo- la noción de crecimiento económico. Ade- son ejemplares. Mencionemos la impor-
ral: se reporta que 6 de cada 10 bogotanos más, otras aproximaciones a los valores tancia de la perspectiva Regional que debe
no confía en la gente, y solo 2 de cada 10 que deben guiar a la humanidad han sido impactar el trabajo cultural. Bogotá hace
bogotanos confía en el gobierno nacional propuestas. En 2010 surge desde Bolivia parte de la Región Centro con los departa-
y en la administración distrital. Contrasta la Declaración Universal de los Derechos mentos de Cundinamarca, Tolima, Meta y
con avances que desde la administración de la Madre Tierra que busca ser oficiali- Boyacá. Será importante lograr trabajo en
de la ciudad arrojan resultados significa- zada por las Nacionales Unidas. Esta carta red y cooperación con nuestros vecinos.
tivos: Bogotá ha dado pasos importantes promueve los derechos a la vida, a la re-
relacionados con la protección de la vida y generación, a la no mercantilización y a la
la construcción de paz durante los últimos interculturalidad. Por su parte, la Unesco 8.Contexto local
quince años: ha logrado una disminución promueve el seguimiento a las Declaracio- Bogotá cuenta con una estructura des-
de las tasas de homicidios (de 1.649 en nes de los Derechos de los Pueblos Indí- centralizada que configurada en veinte Lo-
2009 a 1.355 en 2014, siendo los años 2012 genas (2007), a la de la Diversidad Cultu- calidades ha intentado acercar la Adminis-
y 2013 los de menores muertes al año). El ral (2005), que Colombia solo suscribió en tración a los ciudadanos, desconcentrando
38% de éstas se relacionan con venganzas y 2010, y a la promoción de la cultura como la ejecución de recursos y promoviendo
ajustes de cuentas asociadas a estructuras cuarto pilar del desarrollo. El documento procesos de participación y planeación. La
de criminalidad y narcotráfico entre otros, Cultura 21: Acciones de las Ciudades y Go- ciudad enfrenta debates sobre los niveles
mientras que la segunda y cuarta causas biernos Locales Unidos, CGLU, sancionado de autonomía, eficacia y eficiencia del mo-
se asocian a riñas y violencia intrafamiliar en Bilbao en este año, introducen la cultu- delo y competencias; sin embargo, la con-
(un 37%), relacionadas con temas de convi- ra como acelerador de la responsabilidad formación de consejos sectoriales, los pro-
vencia ciudadana y familiar. Por otra parte, ambiental. Cabe resaltar que la campaña cesos de planificación participativa como
Bogotá, se encuentra en una situación fis- mundial por la inclusión de la cultura en los Encuentros Ciudadanos y la formula-
cal saludable, ya que ha mejorado el recau- los ODS El futuro que queremos incluye la ción de Planes de Desarrollo Locales han
do de impuestos y ha ampliado su base de cultura, no logró su objetivo. generado una cultura que hace parte de la
contribuyentes reportando un crecimiento institucionalidad distrital. Las localidades
de los ingresos corrientes, los cuales, para entendidas como territorios construidos de
la vigencia 2014 representaron $6.77 billo- 7.Contexto internacional forma social e histórica, han contribuido al
nes de pesos. En el ámbito Nacional, la Constitución reconocimiento de nuevas ciudadanías, for-
del 91 marca las pautas generales del país mas de expresión y a la configuración de te-
en materia cultural, a partir del reconoci- rritorialidades con identidad propia, siendo
6.Contexto nacional miento de la pluralidad y multiculturalidad esto fortaleza de la ciudad. Desde el sec-
Del 25 al 27 de septiembre próximos, de los habitantes y del territorio, y desde tor cultural, la continuidad de la Encuesta
las Naciones Unidas sancionarán los 17 allí se propone por primera vez el diálogo Bienal de Culturas, -cuyas muestras dan
Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de los saberes culturales presentes en el cuenta de la cultura por localidad, la for-
basados en los 8 Objetivos del Milenio de territorio nacional, asumiendo la perspec- mulación en 2011 de los Planes Decenales
2000 para luchar contra la pobreza. En el tiva de la cultura como derecho. Actual- Locales de Cultura, la actividad de los Con-
marco de los nuevos ODS, las recientes mente hay una demanda de reorganizar los sejos Locales de Cultura, el fortalecimiento
discusiones en el escenario internacional, fundamentos, siendo necesario discutirlos. de la gestión cultural local de la Secretaría
señalamos tres ámbitos de intensa polémi- Próximos a cumplir dos décadas de la ins- como la nueva presencia de servicios del
ca donde la cultura juega un papel central titucionalidad del sector a nivel nacional, IDARTES y la OFB-, contribuyen a avanzar
a pesar de no estar explícitamente citada resaltamos la estabilidad que el Ministerio en un mayor reconocimiento de las parti-
sino en algunos subcapítulos relacionados de Cultura ha encontrado, los desarrollos cularidades locales, sus prácticas cultura-
con el patrimonio, la educación en artes y normativos en materia de patrimonio, bi- les y aspiraciones de sus pobladores. Así
el turismo. El primero es la valoración del bliotecas, diversidad etnolingüística, artes mismo, los Convenios Plan y el Premio a
desafío ambiental, el segundo es la equi- escéncias, cinematografía y gastronomía, la Gestión Cultural Admirable, buscan es-
dad de género, con énfasis en la dimensión así como la consolidación de los planes na- tablecer acuerdos de subsidiariedad, com-
laboral y los avances en autonomía feme- cionales de lectura y bibliotecas, de música plementariedad y concurrencia entre el ni-
nina, y el tercero, la existencia o no de una y danza. Se destaca también el desarrollo vel central y local

>>> 5
balance de las Políticas
Culturales >>> sexual, género, identidad grupal, musical,
etc.), las declaraciones de discriminación
directa se han reducido drásticamente du-
Introducción Bogotá, está asociada con una fractura im-
rante los últimos años (23,3% en 2011 al
portante entre los resultados de la acción
Bajo la coyuntura del nuevo contexto de 14,5% en 2013. EBC, 2013).
pública y la percepción ciudadana frente a
ciudad, el ciclo del período de las políticas Una explicación plausible es que Bogo-
esa misma información. En casi todos los
culturales 2004-2016 y el escenario de la tá ha sido una de las ciudades de Latinoa-
indicadores culturales y de ciudad, inclu-
construcción de la paz y el posconflicto en mérica que comparativamente ha reducido
yendo los asociados al consumo, los datos
Colombia, se hace necesario repensar los más dramáticamente todos sus indicado-
muestran mayores coberturas en la oferta
temas y problemas de la política cultural res de pobreza en el último cuatrienio, par-
de bienes y servicios con intervención pú-
en el Distrito Capital, sobre la base de un ticularmente a nivel multidimensional,
blica, que contrastan con indicadores que
balance de lo formulado y lo realizado que pues pasaron de 11.9% en 2011 a 5.4%
revelan mayores niveles de insatisfacción
de cuenta de aquellos elementos de con- en 2014 (DANE, 2015). Esto sin duda tiene
con estas ofertas, sobre todo en poblacio-
vergencia y divergencia, de los avances, implicaciones en la transformación de los
nes vulnerables donde se ha buscado diri-
logros, dificultades y retos del sector. De patrones y niveles de consumo de los ciu-
gir nuevas inversiones (Cómo Vamos, 2014).
igual manera, revisar e incorporar las múl- dadanos, los estándares de calidad de vida
Así, por ejemplo, los indicadores de discri-
tiples señales de cambio en el tejido de lo deseados y exigidos y el tipo de intervención
minación socioespacial en Bogotá mues-
“Glo-local”, detectadas por diversos instru- pública que se espera y se requiere. En el
tran avances importantes derivados de la
mentos de medición de la ciudad y el país ámbito cultural, está por estudiar cuáles
inversión pública en las infraestructuras
con relación a la cultura. son esas implicaciones frente a las estra-
urbanas (SDP, 2014). Si bien la percepción
Una de ellas, que quizá, resume de ma- tegias convencionales de política pública
de discriminación (EMB, 2015) hacia otros
nera evidente fuertes cambios en los derro- cultural. Hoy sabemos, por ejemplo, que el
conciudadanos ha aumentado en casi todos
teros y expectativas de los ciudadanos en mayor acceso a las TIC de los bogotanos en
los indicadores (origen étnico, orientación
los últimos 5 años (EMB, 2015) han puesto

Instrumentos de Política Cultural en bogotá

Agenda 21

Plan Decenal

Nueva Política Cultura l

2004 2012 2015 2016 2021 2026

Plan Estratégico Sectoria l

Plan de Desarrollo Bogotá Humana


Política Cultura l
2004 - 2016

6 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026


en juicio muchas de las ofertas y prácticas Política Cultural 2004 - 2016
culturales convencionales de carácter pre-
sencial (Cómo Vamos, 2014). Mayor volun-
tad de expresión y conciencia del derecho Campo
cultural, pueden reflejarse también en es- Cultural, Sectores
artístico y del Sociales
tos datos de percepción. Profesionales
patrimonio Pueblos
Dimensiones
formación
Análisis de consistencia Investigación
Creación
Durante los últimos diez años, el sector Instancias
Públicas
Circulación
Apropiación
cultura en Bogotá formuló un conjunto de Privadas

instrumentos de política pública cultural y Procesos


de planificación sectorial con disímiles pre- organización
Espacios de concentración Planeación
tensiones, alcances y tiempos de ejecución, Consejo Distrital de Cultura fomento
Consejo Locales de Cultura Información Actividades
a través de los cuales se han planteado es- Consejo de áreas Artísticas Culturales
Comité Sectorial de Cultura, Recreación y Deporte
trategias para estructurar el quehacer ins-
titucional.
Entre tales documentos, el de Políticas
culturales 2004-2016 es quizá el que com-
porta mayor relevancia, pues ha sido el
documento rector del accionar del distrito
al introducir la categoría de campo que po-
sibilita comprender y estructurar el sector,
así como reconocer la cultura y lo cultural
como parte de las prácticas sociales. Esto
le ha valido un lugar especial como refe-
rente para pensar la cultura y lo cultural en
Bogotá. De igual manera, se han formulado
otros instrumentos, más concretamente de
planeación en el sector, como el PLAMEC,
que es la norma distrital para los equipa-
mientos culturales y se estructura desde un
énfasis territorial: el plan DICE 2012-2017
como lineamiento para la inclusión y el fo-
mento a la cultura escrita; el Plan Decenal
de Cultura 2012-2021, cuya estructura co-
rresponde a la ampliación y actualización
de las Políticas Culturales y, por último, el
Plan Estratégico Sectorial, cuyo propósito
es la estructuración del sector en el marco
de la administración de la Bogotá Humana.
En este decenio, uno de los elementos
de convergencia que comparte la política
cultural en Bogotá como política de Estado,
es la garantía de los derechos culturales.
Este es uno de esos temas centrales, donde
la cultura, como sustrato de la vida social,
como práctica comunitaria, como práctica
artística, como expresión y patrimonio, ha
sido considerada principalmente como un
derecho fundamental. Bogotá Humana ha
complementado lo anterior, integrando el
concepto de las libertades.

>>> 7
Otras temas en los cuales es posible tos en la garantía de espacios, instancias diciones fundamentales de la investigación,
establecer cohesión, son, entre otros, el y ámbitos para posibilitar el diálogo entre la actualización del sector, la formación
eje legislativo y regulatorio, como tema los agentes del campo. A nivel endógeno, de públicos, y la apropiación social de las
transversal, que ha pretendido la búsqueda se relaciona con el fortalecimiento insti- manifestaciones, prácticas y productos del
de garantías jurídicas a las acciones pro- tucional y el desarrollo de las condiciones campo. Por su parte, el eje de formación,
puestas y la creación de ámbitos de inter- para la gestión participativa, y a nivel exó- se instala como una de las condiciones de
vención y reglas de juego. La participación geno, con la premisa de la asociatividad permanencia, mantenimiento, transforma-
como eje de intervención, es incorporado y formalización de grupos culturales que ción y apropiación de las prácticas cultura-
como principio y como un elemento central propende por la articulación del sector. El les, los oficios y productos propios de las
para la gestión democrática de la cultura, eje de información y comunicación, al que artes y del patrimonio en todas sus mani-
siendo considerado como un propósito de se le asigna la función de mediación es festaciones, y por último, el territorio, se-
acción, plasmado en los objetivos, acciones puente y acción necesaria para la interac- considera como una construcción social en
y estrategias de los diferentes documentos. ción e interlocución entre la ciudadanía y el el que se desarrollan y despliegan las ac-
El eje organizacional, alinea los documen- Estado y de igual manera, una de las con- ciones tanto de la administración como las

UNEsCO

8 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026


prácticas de los actores. Está directamente te entre los documentos y su orientación en Humana desplegado en las 20 localidades,
relacionado con la infraestructura cultural, términos administrativos para el sector. en el subcampo de las artes, las dimensio-
los equipamientos, escenarios y paisajes En términos de implementación, estos nes con mayor frecuencia fueron la circula-
en los que tiene lugar la cultura, las prác- documentos han tenido un arraigo impor- ción con un 40.78 %, seguida de formación
ticas artísticas y los bienes patrimoniales tante en el desarrollo de los proyectos de con un 24.77 %. En las prácticas culturales,
materiales e inmateriales. inversión del sector. A nivel distrital, se tie- la principal dimensión de los proyectos es el
Una de las divergencias más notorias ne evidencia que 96% de los proyectos de la agenciamiento en un 77.31 %. De otro lado,
entre los documentos de política cultural Bogotá Humana incorporan lineamientos y en lo referente al Plan Decenal Local, se
tiene que ver con los aspectos formales temáticas tanto de las Políticas Culturales encontró que la dimensión de la circulación
de clasificación que utilizan, asociadas a como del Plan Decenal. De ellos, aunque ha sido la más abordada en los proyectos,
su intención de uso. Puede afirmarse que de manera no exclusiva, el 22% se asocian representada en un 33.79%, seguida de for-
si bien los documentos tienen cierto grado al eje legislativo; el 81% al organizacional; mación con un 19.44%.
de alineación de acuerdo con las Políticas el 71% al de comunicación e información y Los elementos de balance analizados en
Culturales, son radicalmente diferentes el 14% de manera exclusiva a los procesos este aparte constituyen un aporte inicial de
unos de otros, ya que obedecen a lógicas culturales artísticos y del patrimonio. En el un trabajo más extenso y completo que ade-
y necesidades de formulación distintas. La ámbito local, se encontró evidencia sobre lanta el sector y que pretende culminar al
principal distinción, es la jerarquía existen- los campos y dimensiones mayoritariamen- finalizar el año 2015, con los insumos gene-
te abordados. En relación con el Plan Bogotá rados a partir de los talleres participativos.

>>> 9
Análisis de indicadores de Comparativo Presupuesto por subcampo
2012-2015
cultura
Estos niveles de implementación de la
política cultural, con expresión directa en
los planes de desarrollo de la ciudad, sin
duda proponen una revisión más exhaustiva
y rigurosa de sus impactos en la explicación
del cambio positivo que han tenido muchos
de los indicadores de ciudad asociados al
desempeño sectorial.
La proyección de Bogotá como un terri-
torio cultural, en donde toda persona pue-
da sentirse acogida, reconocida e incluida Territorialización de la Inversión 2015
culturalmente, tal como fuera planteado en
el Plan Decenal, ha logrado en los últimos
recreación y
deporte
55%

años varias perspectivas de afianzamiento.


cultura

El mejoramiento de algunos de los indica- 45%

dores de contraste, como los de discrimi-


nación, tolerancia y comportamiento ciuda- fuente: SdP-SegPlan-entidades

dano así lo señalan (EMB, 2014. EBC, 2013).


En Bogotá, se han ampliado los niveles de
aceptación de los grupos LGBTI, étnicos y la
tolerancia hacia prácticas culturales como
el grafiti; han mejorado las conductas en
pro del medio ambiente y los animales; ha
disminuido el maltrato infantil (ICBF 2015),
pero no la violencia intrafamiliar y ha de- califica de forma creciente temas de oferta de recreación y deporte, pero si reducir a
crecido el número de homicidios, con un como bibliotecas, ciclorutas y parques. De casi cero en 2014 la brecha presupuestal
peso fuerte de muertes imputables a es- igual manera, se identifican percepciones que los separaba. En materia de especiali-
tructuras de la criminalidad. negativas en aumento sobre condiciones zación del gasto, el sector ha priorizado las
Sin embargo, todo está por hacer. Un de ciudad en educación pública, derechos inversiones en infraestructura, formación y
análisis detallado de varias mediciones humanos, primera infancia e igualdad de oferta cultural. Por subcampo, entre 2012
de percepción señalan consistentemente oportunidades (EMB, 2014). y 2015, ha priorizado en su orden, el arte
que, por ejemplo, importantes segmen- y la formación (29%), parques, recreación y
tos de la población de Bogotá cercanos al deporte (47%) y cultura, patrimonio, biblio-
50% todavía justifica la discriminación ét- Análisis de inversión tecas y televisión pública.
nica, sexual, de género y económica (EBC, (temas y campos) e En materia de fortalecimiento institu-
2013). De igual manera, se presentan pers- cional, el sector ha logrado consolidar una
pectivas polarizadas sobre temas como la
institucionalidad
institucionalidad coherente y bien desarro-
cultura democrática, la cultura política y la Otro ámbito en que las políticas cul- llada, que tiene como referente central el
tolerancia frente a un eventual post-acuer- turales pueden haber incidido de manera surgimiento de las entidades adscritas y
do de paz. Así, la ciudadanía muestra una determinante, es en relación con el forta- vinculadas al sector y la determinación del
actitud mayoritariamente contraria al per- lecimiento de la institucionalidad cultural objeto, funciones y estructura de las mis-
dón de delitos de quienes se desmovilicen en Bogotá. En este cuatrienio se han roto mas en el marco de la gestión de las po-
del conflicto (57.5%), una defensa parcia- todos los hitos presupuestales de los últi- líticas culturales, particularmente, la con-
lizada de la democracia como régimen y mos 20 años. El sector, entre 2012 y 2014, versión en 2006 del IDTC en la Secretaria
a sus instituciones (50.3%) y un índice de no sólo ha consolidado una estrategia pre- de Cultura, Recreación y Deporte y de la
corresponsabilidad ciudadana inferior al supuestal que le ha permitido triplicar la Corporación la Candelaria en el IDPC, así
50%. En materia de oferta de bienes y ser- inversión per cápita para el conjunto de como la creación del IDARTES en 2010. De
vicios culturales, los datos muestran con- los ciudadanos, sino también descentra- igual manera, el fortalecimiento del Siste-
trastes muy fuertes. Al lado de un aumento lizar los recursos e inversiones hacia las ma Distrital de Arte, Cultura y Patrimonio,
en las asistencias y prácticas culturales y localidades duplicando su per cápita. Por como mecanismo central de participación
deportivas de los ciudadanos (ECC – DANE, subsectores, el campo cultural no ha lo- sectorial en la ciudad
2014), una percepción ciudadana que des- grado superar los presupuestos históricos

10 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026


PRINCIPIOS >>>

Libro al Viento-Archivo fotográfico-IDARTES


Estos principios orientan éticamente las • Creación Social: pueblos, comu-
políticas culturales y son el horizonte que nidades e individuos producen y necesitan
otorga sentido a cada uno de los elementos comunicar sus experiencias, esperanzas y
que las componen. temores. Muchas iniciativas desde los te-
• Igualdad: es de todos y todas ante la rritorios culturales logran desatar esa ri-
ley, como también igualdad de oportunida- queza de la creación social.
des e igualdad de hecho en la distribución • Interculturalidad: es la manifes-
de los bienes materiales y culturales, el re- tación del cuidado de la diversidad cultural
conocimiento de la diversidad cultural y la y la expresión concreta de la construcción
participación política. de fines comunes para la convivencia so-
• Autodeterminación: expresa la cial y con la naturaleza, en un diálogo de
autoafirmación cultural y la oposición a saberes.
toda forma de dominación, opresión o dis- • Lo Público: el escenario social don-
criminación, permitiendo a los individuos de se ponen en escena y se tramitan las
dirigir sus planes de vida de acuerdo con asimetrías, las desigualdades y las diferen-
sus expectativas y criterios. cias entre los sectores sociales

<<< ámbitos de la política


1. Justicia y equidad cultural que reconozca y apoye la transformación gicas, de reconocimiento de la inteligencia,
social a través de la producción de sentido sensibilidad y dignidad de las formas de vida
Tanto en las Políticas Culturales 2004-
y la novedad, intrínsecos a la creación que no humana, es necesaria una apertura re-
2016 como en el Plan Decenal 2011-2021
nos permite re-imaginar nuevas formas de flexiva alrededor de las maneras en que las
podemos encontrar una preocupación por
organizar lo común, de participar en las co- culturas afectan y tienen la potencia de con-
una justicia entre culturas. Esto se expresa
munidades y renovar la diversidad como una servar estas otras formas de vida. Concebi-
en el reconocimiento de relaciones asimé-
dimensión fundamental de las identidades. mos la cultura como una forma especial del
tricas y discriminatorias, de la necesidad de
Cuando hablamos de justicia cultural, cuidado de todas la formas de vida, porque
una legislación intercultural y la garantía de
también nos ubicamos en un debate mucho el campo cultural potencia los sentimientos
condiciones para el ejercicio de los dere-
más amplio sobre las maneras en que pode- y las relaciones con todo lo otro.
chos culturales, la democracia cultural y la
mos entender la justicia en las democracias En este ámbito planteamos un debate
democratización del acceso a bienes cultu-
modernas, y cómo ellas ya comportan una alrededor del “desarrollo sostenible” y su
rales, entre otros.
dimensión cultural. Entendemos también significado para nuestra relación con las
Hablar de justicia y equidad cultural im-
que hay otras formas de entender la justi- formas de vida no humana en una época de
plica, en primera instancia, el fortalecimien-
cia más allá de la imparcialidad ante la ley, malestar ecológico. Igualmente, se propone
to de un enfoque de derechos cuando abor-
inspirándonos en sabidurías ancestrales y debatir la visión de la cultura como ‘cuarto
damos las prácticas culturales, artísticas y
reconociendo las experiencias de opresión y
patrimoniales. Se plantea la necesidad de
Bacatá- Archivo fotográfico-Alcaldía Mayor de Bogotá

exclusión.
un mínimo vital cultural para todos y todas,

2. Una cultura que cuidad


Comunidades creativas Barrio Manitas
Archivo fotográfico Leonardo Villamizar - SCRD

todas las formas de vida


Las políticas culturales de tradición
euro-occidental se formulan en términos
antropocéntricos: conciben lo cultural como
exclusivo al ser humano y las consecuen-
cias de su hacer se limitan a la esfera de lo
humano. Las Políticas Culturales 2004-2016
y el Plan Decenal 2011-2021 mantienen esta
visión. En nuestro contexto de crisis ecoló-

>>> 11
pilar’ del desarrollo sostenible que parece Para afrontar plenamente los nuevos re- va y como recurso a una noción intrínseca de
no revisar el rol que el crecimiento econó- tos ambientales y culturales que presenta la todo ser. La democracia cultural expandida
mico juega en el consumo desmedido y los continua expansión de la ciudad, la necesi- supone ir más allá del enfoque de derechos
valores de ganancia prevalecientes. Final- dad de cuidar las fuentes hídricas, atender culturales, con el fin de explorar la potencia
mente, resaltamos el giro biocéntrico del y reconocer a las comunidades étnicas de de lo sensible (creatividad en un plano crí-
Plan Bogotá Humana 2012-2016 en dos de diversa índole, necesitamos trascender la vi- tico y propositivo) que permite reconfigurar
sus propuestas: un territorio que enfrenta sión del territorio desde los aspectos proce- las maneras de percibir y expresar lo común
el cambio climático, ordenado alrededor del dimentales y administrativos y la reducción y lo singular en la ciudad. El estado puede
agua y la superación de modelos devastado- de lo territorial a lo físico. El avance que ha crear mejores condiciones de diálogo entre
res de ciudad. tenido la ocupación espacial de los territo- los ciudadanos para propiciar a través de di-
rios en las ciudades del mundo ha impulsa- versas prácticas artísticas, formas inéditas
do la necesidad de discutir y analizar de for- de interacción en las diferencias. Desde el
3. La construcción cultural ma integral la visión de territorio y el paisaje, Plan Decenal 2013-2021 se entiende como la
del territorio y la afectación de su ocupación por parte de generación de condiciones para que la ciu-
los habitantes y la gestión del mismo. dadanía pueda expresar libre y autónoma-
Revitalización Parque de los periodistas
Archivo fotográfico John Gaitán-SCRD

En ese orden de ideas, conceptos tales, mente sus saberes, tradiciones, creaciones
como: patrimonio, paisaje, arte y cultura co- e innovaciones.
bran un sentido fundamental en la planea- En el segundo, la cultura democrática
ción y desarrollo de las ciudades que buscan que cuestiona el enfoque comportamental
su sostenibilidad, el incremento de la cali- de la cultura ciudadana cuyos pilares son:
dad de vida de sus habitantes, el aumento enfoque de capacidades; la reivindicación
del turismo y el fortalecimiento de las diver- de unas relaciones críticas, dialógicas, soli-
sas prácticas identitarias de las personas darias, imaginativas, creativas del reconoci-
con el territorio, entre otros factores. miento de las diferencias y diversidades que
incluye el trato a la naturaleza; siendo su fi-
nalidad intensificar las libertades, los dere-
4. La cultura democrática chos, la igualdad, el sentido de lo público y la
Desde la década del noventa, se plan-
convivencia. Así, reconocemos una conexión
tea la necesidad de integrar el concepto de
fundamental entre la cultura democrática y
paisaje buscando nuevas formas de gestión
una cultura de paz.
que no separen los recursos naturales de
Finalmente, la cultura democrática des-
los culturales, ni los usos históricos de los
emboca en una reflexión alrededor del sis-
actuales. Un primer paso para romper la
tema democrático. Actualmente, limitar
tendencia de una asignación periférica al te-
la cultura democrática a participación en
rritorio en las políticas culturales fue dado
sentido amplio, equilibrio de poderes o dis-
por el Plan Maestro de Equipamientos Cul-
tribución equitativa de valores y recursos,
turales, (PLAMEC), le siguió el Plan Decenal
se convierte en una perspectiva conceptual
2011-2021, donde se introduce la necesidad
limitada. Por esto, se plantea la importancia
del enfoque territorial como constitutivo Taller formación musical - Archivo fotográfico John Gaitán- SCRD

de nuevas formas de hacer democracia que


de toda política cultural. La Agenda 21 del
Cuando hablamos de cultura democráti- surgen de prácticas culturales y artísticas, y
CGLU instaura el territorio como un valor
ca, identificamos tres momentos: la cultu- apropiaciones ciudadanas de lo público.
fundamental de las ciudades sostenibles, y
la responsabilidad de gobiernos locales en ra democrática como democracia cultural,
garantizar la equidad territorial, que enten- la cultura democrática como apuesta que
trasciende los planteamientos de la cultura
5. Creación, memoria y
demos como superación de la segregación
socioespacial. ciudadana y las críticas a los modelos de- cuerpo como conocimiento
El carácter del territorio es el de recur- mocráticos tradicionales. Las Políticas Culturales Distritales 2004-
so, bien público, legado y cultura. Su valor El primero se ancla —desde las Políticas 2016 ubican la interculturalidad y la crea-
es ecológico, funcional, patrimonial, cien- Culturales 2004-2016— en las relaciones que tividad como principios éticos que deben
tífico y educativo. El territorio como cons- tiene la cultura con la democracia, el desa- constituir horizontes de las políticas públi-
trucción cultural se entiende como sopor- rrollo y la economía: sin democracia cultural cas urbanas. Hoy es necesario profundizar
te, sustento y un factor fundamental en la no puede orientarse un adecuado desarro- el enfoque de lo artístico y lo cultural, en
construcción de identidades en sus flujos, llo ni una economía con sentido humano. El general, como experiencia, y por lo tanto,
apropiaciones simbólicas y transformacio- concepto de democracia cultural, representa como modo de crear el mundo, de construir
nes de los lugares. el cambio de una noción de cultura sustanti- sentido y de ser del pensamiento. La heren-

12 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026


Abordar la formación cultural como las llo sostenible y su relación con lo cultural,
Clan IDARTES - Archivo fotográfico-SCRD

culturas escritas desde una geopolítica del en referencia a saberes ancestrales como
conocimiento, invita a considerar transfor- el sumak kawsay, el buen vivir y las alterna-
maciones epistémicas que son también éti- tivas al desarrollo, así como las relaciones
cas y políticas. entre cultura y economía, colindante con el
La relevancia de la memoria en una épo- debate ya planteado a Agenda 21 sobre el
ca que tiende a empobrecer los mecanismos rol de la cultura como cuarto pilar del de-
sociales y culturales para su creación y pre- sarrollo. Los debates ‘prácticos’ giran alre-
servación es cada día más urgente. Actual- dedor de: la efectiva articulación las políti-
mente no basta con visibilizar su existencia, cas públicas locales entre lo económico, lo
cia moderna terminó por sobredimensionar se necesitan discursos y prácticas sobre su social, lo ecológico y lo cultural; la defini-
la teoría y empobrecer la experiencia. Con- valoración. No existe ninguna acción social ción sobre los bienes y servicios culturales
sumimos categorías, clasificaciones, pero que no tenga relaciones con la memoria: y lineamientos para su priorización en tér-
anestesiamos la experiencia. Una exagera- la amistad, el amor, el juego, la empatía, el minos de inversión y en cómo la inversión
da sobrevaloración de certezas, absolutos, cuidado, la familias, las relaciones políticas, en cultura se traduce en una mejora de la
verdades cerradas, va paralela al desconoci- la creación artística, etc.; están tejidas y en- calidad de vida y bienestar de la población
miento de algo fundamental en las prácticas trecruzadas por nexos con la memoria. (por ejemplo, el planteamiento de un míni-
culturales como es la valoración de la incer- mo vital cultural).
tidumbre y lo desconocido, aspectos intrín-
secamente ligados a asumir la vida como
6. Sostenibilidad de lo
experiencia. La experiencia es el lugar de la cultural 7. Comunicaciones y
infancia, el tiempo nuevo, el riesgo, la fiesta mundo digital
Concierto OFB - Archivo fotográfico - Kike Barona

de la metamorfosis, el cambio del curso de El debate sobre las comunicaciones y el


las cosas. Ella afirma el cuerpo, los senti- mundo digital se mueve en varios frentes.
dos y las sensaciones en una dimensión tan Por un lado, aborda el acceso a platafor-
reflexiva como pre-reflexiva, encarnada, que mas tecnológicas, alfabetización, y la con-
afirma la profundidad de la piel y de un con- solidación de sistemas de información. Por
tacto singular. Al poner en juego lo corpo- otro, excede la acción estatal y lo considera
ral, singulariza la relación con el mundo y como un fenómeno social que transforma
evita las generalidades no experimentadas. la vida en común y las prácticas culturales
La experiencia produce tanto la singularidad y artísticas.
como la intensidad de lo real, es la construc- Tanto las Políticas Culturales Distritales
ción simultánea del sujeto y del mundo. Las políticas culturales a nivel mundial 2004-2016 como el Plan Decenal Bogotá
A veces es más potente el sentimiento de debaten constantemente sobre la genera- 2012-2021 muestran un fuerte interés en
la injusticia que el concepto de la justicia. La ción de las condiciones económicas, finan- los procesos de comunicación. El primero
experiencia o la memoria generan una afec- cieras y de sostenibilidad que permitan el plantea un “eje comunicacional y de la in-
ción que puede movilizar un compromiso desarrollo y florecimiento de las prácticas formación” , el segundo la “comunicación
más vinculante que un discurso. asociadas a la cultura, el arte y la memo- e información para el conocimiento” como
En este sentido, Bogotá, como una con- ria. En las Políticas Culturales Distritales eje transversal. Debemos preguntarnos en
fluencia dinámica de territorios, conoci- 2004-2016 se plantea la sostenibilidad como qué medida estos planteamientos corren al
mientos y cuerpos que se modulan de forma principio, lo que nos obliga a preguntar por ritmo de los nuevos medios y de las dinámi-
diversa y se relacionan de maneras singu- su lugar en las políticas culturales poste- cas que generan en términos de prácticas
lares, implica una cierta política. Afirmar riores. Adoptamos el concepto para tratar culturales y artísticas.
que la diversidad de saberes es una de las el tema de la producción cultural más allá Como fenómeno social amplio, resalta-
condiciones de nuestra convivencia  plan- de una economía mercantil, pero es cier- mos que los medios digitales, sirven como
tea la necesidad de ampliar el espectro de to que no toda economía lo es. La gestión plataforma de comunicación para actores
visibilidad de quienes cuentan y quienes no comunitaria, es también un modo de eco- culturales y artísticos y transforman las
como sujetos políticos. Es por ello relevante nomía. formas de asociación, trabajo, producción y
preguntarnos ¿Por qué tipo de conocimien- Reivindicar la sostenibilidad como ele- difusión de la creación. Enfrentamos nue-
to/comprensión queremos/ necesitamos mento del campo cultural, nos lleva a en- vos retos en estas dimensiones y se pro-
producir y transmitir, qué métodos/teorías frentarnos con un horizonte de debates y blematizan asuntos como las leyes de de-
son relevantes para el conocimiento/com- tensiones que no tienen todavía una solu- rechos de autor, entre otros. Finalmente, la
prensión y que queremos/necesitamos pro- ción clara. Identificamos debates teóricos concentración de la propiedad de los me-
ducir y trasmitir? respecto a la definición misma de desarro- dios de información y las grandes ‘brechas

>>> 13
tecnológicas’ que son a su vez brechas so-
ciales, preocupan a unas políticas cultura-
les movidas por las ideas de justicia, igual-
objetivo >>>
dad y democracia. La construcción de una tiende como prevención de causas, excluyen-
do una transformación democrática de los
cultura de paz
conflictos.
8. Gobierno de la cultura Los ámbitos señalados lejos de ser com- En nuestro momento y contexto históri-
partimentos estancos se traslapan, se com- cos, nos vemos abocados a pensar nueva-
jazz al parque - Archivo fotográfico - OFB

plementan, se requieren mutuamente y se mente las relaciones entre cultura y violencia.


amalgaman conformando una manera de Cuestionamos la identidad entre ‘cultura’ y
asumir lo cultural, que responde de mane- ‘paz’ ante la evidencia de expresiones cul-
ra no instrumentalista a la construcción de turales violentas. Reconocemos también la
la paz que necesita nuestro país. Afirmamos necesidad de no igualar los conflictos a las
que el trabajo del sector cultural es funda- formas de violencia. Estos dos supuestos nos
mental para lograr la superación del con- llevan asumir que hay que abolir el conflicto
flicto violento y proponemos que se discuta para ser culturales, que hay que silenciar la
si este será el objetivo que guíe las políticas violencia y el conflicto en nombre de la tole-
culturales distritales en los próximos diez rancia. El horizonte de la cultura de paz reco-
años, aun si lo cultural es una de las varia- noce una tipología de las diversas formas de
El gobierno de la cultura, al ser un asun-
bles de los índices que miden avances que violencia y la posibilidad de albergar formas
to transversal a la organización y funciona-
aportan a la paz. culturales de su mitigación.
miento del sector, es inicialmente pensado
Concebimos la cultura de paz como aque- El reconocimiento de la complejidad de
como un ámbito que atraviesa todos los de-
llas formas de vida urbanas que potencian la las relaciones humanas y las sociedades
más. Se refiere también a las nuevas formas
creación, promueven la participación colec- esencialmente diversas nos obliga a pensar
de concebir lo público (como sector), sus
tiva, cuidan las diversidades, problematizan la cultura de paz en conexión fundamental
relaciones con lo común (como lo comparti-
las identidades, potencian las subjetividades, con la cultura democrática. Son formas in-
do) y los cuestionamientos que plantean los
atienden la corporeidad, las emociones y la terdependientes de abordar la conflictividad
actores culturales y artísticos a sus concep-
naturaleza, posibilitando el disenso, la con- constitutiva de la vida social: no es posible
ciones tradicionales.
flictividad, la convivencia y el sentido de lo fortalecer la democracia sin la consolidación
Las Políticas Culturales Distritales 2004-
público, como también el cuestionamiento de una cultura de paz. La cultura democráti-
2016 conciben el gobierno de la cultura ín-
de los imaginarios de paz y democracia. La ca es condición y posibilidad para una cultura
timamente relacionado con la existencia del
cultura de paz es una lógica de acción, de re- de paz. Más cultura de paz exige profundizar
Sistema Nacional y el Sistema Distrital de
lación y de crítica que permite reconstruir los la cultura democrática; más cultura demo-
Cultura. En esta arquitectura del gobierno
lazos sociales deteriorados a través del tiem- crática potencia la cultura de paz
de la cultura son importantes para las Po-
po y propender por sociedades más inclu-
líticas Distritales, los principios de participa-
sivas y equitativas. Así, pensar en la cultura
ción, concertación, articulación, descentra-
de paz como objetivo general de las políticas
lización y lo público.
culturales implica entender que es algo que
En el debate contemporáneo son cada
se construye y se consolida a través del tiem-
vez más frecuentes las invocaciones a las
po, sin reducirse a exigencias coyunturales
nociones de espacio público, esfera pública,
específicas.
dimensión o vida pública. Esto, simultáneo
La cultura de paz adquirió una especial
a la homologación de lo público como lo Es-
relevancia en 1998, cuando la ONU declaró el
tatal. Las relaciones entre lo público y lo co-
periodo 2001-2010, como el “Decenio Inter-
mún, hacen visible la necesidad de re-pensar
nacional de una cultura de paz y no violencia
hasta qué punto un exceso de énfasis en lo
contra los niños del mundo”, y luego el 2000
público puede derivar en un Estado interven-
como el “Año Internacional de la Cultura de
cionista. Paralelamente, plantear una distin-
la Paz”. En estos textos, la dimensión cultural
ción tajante entre lo público y lo común exime
de la paz responde a ciertos valores, actitu-
de responsabilidad al Estado en términos de
des, tradiciones, comportamientos y estilos
inversión, regulación y sostenimiento de un
de vida que rechazan la violencia. Sin embar-
sector cuyas acciones apelan generalmente
go, en estas formulaciones hay una ausencia
a transformaciones sociales, a la vida social,
de una teoría compleja de la conflictividad
a la esfera pública y las formas de ejercicio de
humana: la relación con los conflictos se en-
palabra y de participación

14 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026


>>> Bibliografía

Intervención artística Beso del Bronx - Archivo fotográfico- IDARTES


Documentos institucionales
Todos los documentos institucionales de políticas
distritales y planes a los que se hace referencia
pueden encontrarse en la página del Sistema de
Información Cultura, Recreación y Deporte (Sis-
cred): http://sispru.scrd.gov.co/siscred/

Políticas Culturales Distritales 2004-2016.


Plan Maestro de Equipamientos Culturales
(Plamec), 2006.
Política Pública de Deporte, Recreación y
Actividad Física para Bogotá 2009-2019.
Plan Decenal de Cultura 2011-2021.
Plan Distrital de Inclusión en la Cultura Escrita
(Dice), 2011.
Plan Estratégico Sectorial de Cultura, Recreación
y Deporte para la Ciudad de Bogotá D.C.
2012–2016.

Referencias temáticas
Estas referencias han servido de inspiración
conceptual en la construcción de los ámbitos de
la política.

Declaración Universal de los Derechos de la


Madre Tierra (2012). Disponible en: http://
rio20.net/propuestas/declaracion-universal-
de-los-derechos-de-la-madre-tierra/.
Escobar, Arturo. Más allá del Tercer Mundo.
Globalización y diferencia. Bogotá: Instituto
Colombiano de Antropología e Historia,
2005.
Guerrero, Arturo. Las huellas de las hormigas.
Políticas culturales en América Latina.
Bogotá: Convenio Andrés Bello, 2010.
Harvey, David. Diecisiete contradicciones y el fin
del capitalismo. Quito: Editorial IAEN, 2014.
Jacques, Rancière. Sobre políticas estéticas.
Barcelona: Museo d’ArtContemporani de
Barcelona, 2005.
Nussbaum, Martha. Las fronteras de la justicia.
Barcelona: Paidós, 2007.
Ochoa, Ana María. Entre los deseos y los
derechos. Un ensayo crítico sobre Políticas
Culturales. Bogotá: Instituto Colombiano de
Antropología e Historia, 2003.
Simbaña, Floresmilo. “El sumak kawsay como
proyecto político”, en Más allá del desarrollo.
Quito: Fundación Rosa Luxembourg, 2011.
Zuleta, Estanislao.  “Sobre la guerra” en:
Elogio de la dificultad y otros ensayos. Cali:
Fundación Estanislao Zuleta, 2001.

Impresión: Buenos & Creativos SAS. Impreso en Colombia - 2015

>>> 15
agenda de foros locales de
política sectoriales >>>
La construcción de una cultura de paz y vida
FOROS LOCALES DE POLÍTICAS CULTURALES 2016 - 2021

Usme Rafael Uribe Uribe Barrios Unidos Chapinero Usaquén


PAS de Usme Alcaldía Local y Teusaquillo Alcaldía Local Universidad San Buenaventura
Biblioteca Virgilio Barco (Auditorio Cr 13 Nº 54 – 78. Piso 3) (Cr 8 H Nº 172 – 20)
(Avenida Calle 91 SUR Nº 3 C - 34 ESTE) (Auditorio Calle 32 Nº 23 - 62 SUR) (Tv. 59a #63)
Hora: 10:00 a.m. a 1:00 p.m. Hora: 4:30 p.m. a 7:00 p.m. Hora: 9:00 a.m. a 12:30 m. Hora: 2:00 p.m. a 5:00 p.m.
Hora: 2:00 p.m. a 5:00 p.m.
05 de Septiembre 05 de Septiembre 18 de Septiembre 18 de Septiembre 19 de Septiembre

Santa Fe Suba Los Mártires Puente Aranda La Candelaria Bosa


Casa Teatrova Biblioteca Francisco Jose de Caldas y Antonio Nariño Casa Museo Antonio Nariño Casa Concordia Casa de la Justicia
(Cl. 24 Nº 4 A – 16) (Carrera 92 Nº 146C-24) Biblioteca Carlos E Restrepo (Calle 10 A N° 38 a -25 sur)
(Calle 12 F Nº 3- 22) (Carrera 81 D Nº 59 A - 59 SUR)
Hora: 3:00 p.m. a 6:00 p.m. Hora: 9:00 a.m. a 12: 30 m. ( Transversal 21ª Nº 19-54 sur) Hora:9:00 a.m. a 12: 30 m.
Hora: 2:00 p.m. a 5:00 p.m. Hora: 3:00 p.m. a 5:30 pm.. Hora:9:00 a.m. a 12: 30 m.

25 de Septiembre 26 de Septiembre 26 de Septiembre 02 de Octubre 03 de Octubre


02 de Octubre

Ciudad Bolívar Fontibón Tunjuelito


Casa de la cultura Casa de la cultura Biblioteca Gabriel Garcia Marquez
(Calle 17 A N° 99 – 53) (Calle 48B Sur #21-13 )
(Carrera 38 Nº 59 B - 43 SUR)
Hora: 2:00 p.m. a 5:00 p.m. Hora: 2:00 p.m. a 5:00 p.m.
Hora: 2:00 p.m. a 5:00 p.m.

03 de Octubre 09 de Octubre 10 de Octubre

Kennedy Engativá San Cristóbal Sumapaz


Biblioteca El Tintal JAC Villa Amalia PAS la Victoria Parcela Cultural
(Diagonal 37 sur Nº 02 - 00 Este) (Betania)
(Avenida Ciudad De Cali # 6 C – 09) (Calle 72 Nº 110 – 13)
Hora: 2:00 a.m. a 5:00 p.m. Hora: Disposición todo el día
Hora: 2:00 p.m. a 5:00 p.m. Hora: 9:00 a.m. a 12:30 m.
16 de Octubre 17 de Octubre 18 de Octubre
17 de Octubre

Diplomado de gestión cultural Escuela Virtual de Multiplicadores Construcción de agendas locales


de cultura en deporte, recreación y actividad
La Secretaría Distrital de Cultura Recreación “Multiplicadores de Cultura para la Vida”, es física
y Deporte y el Colegio Mayor Nuestra Señora del el proceso de formación que propicia espacios Este proceso formativo  se llevará a cabo
Rosario, impartirán en septiembre un diploma- de reflexión y apropiación sobre el sentido de lo entre octubre y diciembre de 2015. Su objetivo
do virtual y presencial dirigido a 385 agentes público, a partir del reconocimiento del otro, de es construir las agendas locales en  deporte,
culturales del Sistema Distrital de Arte, Cultu- su dignidad humana y de su relación de corres- recreación y actividad física, educación física y
ra y Patrimonio, en temas de Gestión Cultural, ponsabilidad con la ciudad, a la luz del respeto y equipamientos deportivos y recreativos, a través
Planeación Participativa de la Cultura, formula- la garantía de los derechos humanos. de la formación participativa desde un enfoque
ción e implementación de proyectos y emprendi- La escuela funciona a través de talleres de territorial,  poblacional y diferencial.
miento cultural. carácter presencial y acompañamiento a la for- Se trata de un proceso de concertación con
La duración del diplomado es de 110 horas mulación de iniciativas ciudadanas y de forma diferentes agentes en las 20 localidades, a tra-
virtuales y de 12 horas presenciales. virtual, por medio de un curso e-learning. vés de la territorialización de la Política Pública
en el marco del Sistema Distrital de Participa-
ción en Deporte, Recreación y Actividad Física.

Mayores informes > www.culturarecreacionydeporte.gov.co


16 Bases de Políticas Culturales >>> 2016 - 2026