Está en la página 1de 3

Aplicaciones Económicas

Las funciones lineales y cuadráticas aparecen con frecuencia en las ciencias


económicas. Las más usuales pueden ser las de costo, ingreso, beneficio, oferta y
demanda.

Veamos algunos ejemplos:


1) Un zapatero paga mensualmente $400 por el alquiler del local, $150 por
energía eléctrica y $50 por otros gastos fijos (los que no dependen de la cantidad
producida). Cada par de zapato lleva $25 de materiales y no puede fabricar más de
50 pares por mes. ¿Cuál es su función de costo mensual?
El costo fijo (cualquiera sea la cantidad producida) es de $400 +$150+ $50=$600
y el costo variable por unidad es de $25. Si representamos por x la cantidad de pares
fabricados por mes su función de costo será C(x)=25x+600 con dominio en el
conjunto de enteros entre 0 y 50.

2) Si el zapatero del ejemplo anterior puede vender sus zapatos a $75 el


par, su función de ingreso mensual será con el mismo dominio que su función de
costo.
Su función de beneficio mensual resultará de la diferencia entre su ingreso y su
costo, es decir: 𝐵(𝑞) = 𝐼(𝑞) − 𝐶(𝑞)
𝐵(𝑞) = 75𝑞 − 25𝑞 − 600 con el mismo dominio que las anteriores
𝐵(𝑞) = 50𝑞 − 600

Si solamente produce y vende 10 pares en el mes tendrá una pérdida de $100,


ya que B (10) = 500 − 600 = − 100. Si produce y vende 20 pares tendrá una ganancia
de $400, ya que B (20) = 1000 − 600 = 400. ¿Cuántos pares deberá producir y vender
mensualmente para no perder ni ganar? Lo podemos averiguar igualando la función
beneficio a cero:
50𝑞 − 600 = 0
50𝑞 = 600
𝑞 = 12

Ese es el valor de la variable para el cual el beneficio es cero, o sea que el


ingreso es igual al costo, se denomina punto de equilibrio.

Las funciones de oferta y demanda ponen de manifiesto la dependencia mutua


existente entre cantidades y precios en el mercado de cada bien (producto o
servicio).
La cantidad de bienes que se demande cambiará según las variaciones de sus
precios: en condiciones normales, cuanto mayor sea el precio menor será la
cantidad demandada: por lo tanto, la función de demanda será, en general, una
función decreciente con respecto al precio. Contrariamente, la cantidad de bienes
que se ofrece en general es mayor cuanto mayor sea su precio, ya que habrá más
productores que puedan ofrecerlos, resultando de ese modo que la función de
oferta es creciente.
Aunque se enuncia la cantidad demandada u ofrecida en función del precio,
siguiendo una antigua práctica de los economistas, sus gráficas se construyen
tomando las cantidades en el eje horizontal y el precio en el eje vertical. Se
considera además que tanto la cantidad como el precio no pueden ser negativos, de
modo que el dominio de la función se restringe al subconjunto de los reales
positivos tal que el conjunto imagen sea también un subconjunto de reales
positivos.

En un mercado competitivo los precios resultan determinantes por la puja


incesante de compradores y vendedores que tratan de establecer en los niveles más
convenientes para sus respectivos intereses.

A ciertos precios las cantidades demandadas excederán a las ofrecidas y lo


contrario ocurrirá en otros niveles de precios. Los precios a los cuales las cantidades
demandadas y ofrecidas son iguales son llamados precios de equilibrio y las
cantidades que se demandan y ofrecen a esos precios se denominan cantidades de
equilibrio. El precio y la cantidad de equilibrio (punto de equilibrio) de cierto bien
puede hallarse en forma gráfica (punto de intersección de las curvas que
representan a las funciones de oferta y demanda) o en forma analítica, igualando
ambas funciones y resolviendo la ecuación que se plantea.

3- Las funciones de oferta y demanda para cierto producto son,


𝑞2
respectivamente: 𝑆(𝑞) = 2𝑞 + 2 𝑦 𝐷(𝑞) = 50 − determine el precio y la
2
cantidad de equilibrio analítica y gráficamente.

𝑞2
Igualando ambas funciones: 2𝑞 + 2 = 50 − tomamos la raíz positiva q = 8
2
que es la cantidad de equilibrio, reemplazando en la función de oferta resulta que el
precio de equilibrio es p=18.