Está en la página 1de 48

1

UNSA

2
UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN AGUSTIN

FACULTA DE CIENCIAS NATURALES Y FORMALES

ESCUELA PROFESIONAL DE MATEMATICAS

ELECTRICIDAD Y MAGNETISMO

PROF: LIC. FELICITAS NINA ARENAS


PERTENECE A: -KARLOS ANTONIO SALINAS MORALES CUI: 20120329
-CARLOS ANGEL VILCAPAZA CACERES CUI:
-DANNY TITTO CUI:
-

GRUPO: 4

TURNO TARDE “B”

AQP – PERÚ

2013

3
EL VUELO MIGRATORIO DE
LAS AVES Y LA INFLUENCIA
DEL CAMPO MAGNETICO
TERRESTRE

4
INDICE

5
CAPITULO I

6
1.- INTRODUCCION
1.1.- CONSIDERACIONES GENERALES
1.2.- PROBLEMA A INVESTIGAR
1.3.- JUSTIFICACION
1.4.- OBJETIVOS DE INVESTIGACION
1.4.1.- OBJETIVO GENERAL
1.4.2.- OBJETIVOS ESPECIFICOS
1.5.- HIPOTESIS DE LA INVESTIGACION
1.5.1.- HIPOTESIS GENERAL
1.5.2.- HIPOTESIS ESPECIFICAS
1.6.- LIMITACIONES DEL TRABAJO
1.7.- DISEÑO DE LA INVESTIGACION
1.7.1.- TIPO DE INVESTIGACION
1.7.2.- POBLACION Y MUESTRA
1.7.4.- TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS
1.8.- ESTRUCTURA DEL TRABAJO

7
CAPITULO II
-ANIMALES Y EL CAMPO MAGNETICO

8
MARCO TEORICO

2.- MAGNETOBIOLOGIA, INTERACCION CON CAMPOS MAGNETICOS

2.1.- DEFINICION DE CAMPO MAGNETICO

Un campo eléctrico es aquel que rodea a toda carga eléctrica. La región


del espacio que rodea a una carga móvil incluye un campo magnético
además de un campo eléctrico. Un campo magnético también rodea a
cualquier sustancia magnética.

Así, análogamente al campo eléctrico, el campo gravitacional g en un


punto dado del espacio es la fuerza de gravedad por unidad de masa que
actúa sobre una masa de prueba.

Si suponemos que no hay campo eléctrico ni gravitacional en la región de


la carga, los experimentos sobre el movimiento de diversas partículas
cargas en un campo magnético brindan los siguientes resultados:

· La magnitud de la fuerza magnética es proporcional a la carga q y a la velocidad v de la partícula.

· La magnitud y dirección de la fuerza magnética depende de la velocidad de la partícula y de la magnitud y


dirección del campo magnético.

· Cuando la partícula cargada se mueve paralela al vector de campo magnético, la fuerza magnética sobre la
carga es cero.

· Cuando el vector velocidad forma un ángulo con el campo magnético, a fuerza magnética actúa en una
dirección perpendicular tanto a v como a B; es decir, F es perpendicular al plano formado por v y B.

· La fuerza magnética sobre una carga positiva está en la dirección opuesta a la dirección de la fuerza sobre una
carga negativa que se mueve en la misma dirección.

· Si el vector velocidad forma un ángulo con el campo magnético, la magnitud de la fuerza magnética es
proporcional al seno.

Esto se puede resumir en la forma:

F = qV x B

Para entender los estudios de los que se hablará a continuación hay que definir algunos términos:

· Sustancias paramagnéticas: Son atraídas débilmente por un imán y prácticamente no se imantan. Ej.:
aluminio.

· Sustancias diamagnéticas: Son repelidas débilmente por un imán. Esto se debe a que algunos dipolos
atómicos se orientan en sentido contrario al campo magnético exterior. Ej.: cobre.

· Fuerza de Lorentz:

F= qv X B +e E

· Efecto Hall: Cuando un conductor que conduce correine se pone en un campo magnético se genera un voltaje
en una dirección perpendicular tanto a la corriente como al campo magnético.

9
2.2.- MECANISMOS DE INTERACCION DE CAMPOS MAGNETICOS CON SERES VIVOS

El principal método de interacción de los campos magnéticos con los seres vivos es la magneto-orientación, en la
que se funda este trabajo. Esto consiste en que la moléculas y átomos tanto de materiales diamagnéticos como
para magnéticos en presencia de un campo magnético experimentan una fuerza que tiende a orientarlos en una
configuración que minimiza la energía libre.

2.3.- ORIENTACION MAGNETICA

Los organismos se desarrollan y evolucionan en presencia


del campo magnético terrestre y, por tanto, puede existir
una ventaja evolutiva en poder detectar dicho campo ya
que podría utilizarse, por ejemplo, para la orientación. Así,
no debería ser sorprendente la existencia de muchas
especies capaces de orientarse usando el campo
magnético terrestre.

Se ha observado que durante los periodos de inversiones


magnéticas han ocurrido extinciones en masa o especializaciones en animales. Las razones pueden ser
múltiples, pero una de ellas puede ser la pérdida de referencias en animales que son capaces de detectar el
campo magnético terrestre.

Se han observado estos efectos de los campos magnéticos en el comportamiento de una amplia variedad de
organismos, y estos seres tienen la posibilidad de detectar el campo magnético terrestre y usar dicha capacidad
para orientarse.

Para demostrar todas estas teorías se han hecho estudios en diversos grupos de animales, como veremos a
continuación.

2.3.1.- ORIENTACION MAGNETICA EN ANIMALES ACUATICOS

2.3.1.1.- ORIENTACION MAGNETICA INDIRECTA

Algunos animales acuáticos capaces de utilizar el


campo magnético para orientarse, como el tiburón,
la manta y la raya, aparentemente no detectan
directamente el campo magnético, son sensibles a
las líneas de campo magnético de una manera
indirecta, a través de la detección, por medio de
electro-receptores, de los campos eléctricos
inducidos por la fuerza de Lorentz o efecto Hall. En
el agua de mar hay disueltos iones por lo que las
corrientes oceánicas implican corrientes eléctricas.
Por tanto, tenemos una corriente eléctrica en
presencia de un campo magnético (el terrestre). La fuerza de Lorentz sobre ellas produce una
separación de las cargas (efecto Hall) lo cual forma unos campos geo-eléctricos que, por el
ejemplo en la Corriente del Golfo alcanzan valores de alrededor de 0.5 micro-voltios por
centímetro (V/cm), equivalentes a una caída de potencial de 1 V en unos 20 km. Son estos
minúsculos campos eléctricos los que son capaces de detectar los animales mencionados por
medio de los electro-receptores basados en las ampollas de Lorenzinni.

10
2.3.1.2.- DETECCION MAGNETICA DIRECTA

El primer animal en el que se encontraron inclusiones


de magnetita fue un molusco llamado quitón. Se
encontraron en 1962, en los dentículos de los dientes
(hasta 1mgr), pero parece que no la utilizan para la
orientación sino que, aparentemente, es el mineral más
denso y duro que puede ser sintetizado por un
organismo vivo y éste animal lo utiliza para tener los
dientes más duros y poder raspar así las algas
presentes en algunas rocas.

En el fondo del océano se forman unas bandas magnéticas debido a las fisuras entre placas. La
señal magnética de cada banda puede sumarse al campo geomagnético local, aumentando
ligeramente el campo total (máximo magnético), o bien se opone al campo actual de la tierra,
reduciéndolo (mínimo magnético). Estas bandas son verdaderas “autopistas” magnéticas. Se
pueden detectar tales bandas de intensidad magnética máxima y mínima en regiones muy
extensas del océano abierto.

El grupo de Joseph L. Kirsvink ha demostrado que las ballenas y los delfines quedan con
frecuencia varados en playas donde los mínimos magnéticos interceptan la tierra, lo que da pie a
suponer que los cetáceos siguen esas rutas de migración. Estos animales también tienen
magnetita en el cráneo y hay una evidencia de que nadan siguiendo las líneas del campo
magnético terrestre. En el caso de las ballenas, cuando hay perturbaciones geomagnéticas, hay
embarrancamientos en las costas debido a que pierden su orientación.

Estas sendas podrían proporcionar también información direccional a las tortugas migradoras.
Estas tortugas encuentras playas específicas para poner los huevos que se encuentran a miles
de kilómetros. Por ejemplo, la tortuga verde (Chelonia mydas) que se encuentra normalmente en
Brasil, pone los huevos en la isla de la Ascensión en el Atlántico sur a 2000 km de distancia.
Recientes experimentos usando satélites para el seguimiento de los desplazamientos muestran
que frecuentemente siguen caminos en línea recta. Esta capacidad para orientarse no puede
basarse en un mecanismo de aprendizaje. La tortuga hembra deposita los huevos en un agujero
de la playa y retorna al mar enseguida y, desde el momento de nacer, las crías tienen la
capacidad de dirigirse hacia alta mar siguiendo unas direcciones en línea recta hacia los lugares
donde se alimentan. Por tanto, la capacidad de orientación debe ser innata.

Varios parámetros geo-magnéticos varían de


manera uniforme y predecible según la latitud:
así, la inclinación de las líneas de campo
magnético (ángulo con el que las líneas del
campo magnético terrestre interceptan la
superficie de la Tierra) y la intensidad del
campo magnético en las direcciones horizontal
y vertical. Cualquiera de estas magnitudes
podría servir de componente en un mapa para
determinar la posición con respecto a un
objetivo. Se ha demostrado que las tortugas
pueden detectar tanto la intensidad como la orientación del campo magnético terrestre con lo
cual pueden usar un “mapa” magnético de dos coordenadas. Una diferencia importante entre las
crías y los adultos de tortugas estriba en la capacidad de los segundos para fijar su posición con
respecto al destino, esta capacidad recibe el nombre de sentido de mapa. -sabemos poco del
sentido de mapa de los animales. Tan sólo se han investigado con profundidad en las aves.

11
También se ha encontrado magnetita en salmones, algunos moluscos, crustáceos, caracoles
marinos, algas, gusanos, planaria, atún y marlín. Estos animales se comportan de tal forma que
está claro que son capaces de captar el campo magnético terrestre y la magnetita debe ser el
instrumento.

2.3.2.- ORIENTACION MAGNETICA EN AVES E INSECTOS

Basándose en el trabajo del grupo de Brown, otro grupo de


investigadores (Jungerman y Rosenblum) realizó un trabajo teórico
sobre la posibilidad de la existencia de un mecanismo de inducción
magnética para orientarse los animales en el aire.

La evidencia de este mecanismo salió de un trabajo clásico


de Keeton a finales de los 70 en palomas mensajeras. En dicho
trabajo se colocaron pequeñas barras imantadas en la parte trasera
de la cabeza de un grupo de palomas y se comparó su habilidad de
volver a las jaulas del palomar con las de un grupo de control que
solo llevaba barras de cobre. Cuando el cielo estaba cubierto, es decir, en un día nublado en que no se
veía el Sol, la orientación de las palomas que llevaban imanes quedaba imposibilitada mientras que la del
grupo de control se mantenía y era capaz de volver al palomar.

EN un paso siguiente del estudio se sustituyeron los imanes por bobinas de Helmhotz sujetas a las
cabezas de las palomas cuando el cielo estaba cubierto. Comprobaron que la dirección del vuelo
dependía de la orientación el campo magnético generado con las bobinas. También se comprobó que las
anomalías magnéticas y las tormentas magnéticas afectaban a la orientación. Trabajos posteriores
mostraron que, además de tener una sensibilidad magnética las palomas podrían tener un “mapa
magnético”. Quedó así claramente establecido que existe una orientación de las palomas a través del
campo geo-magnético.

Posteriormente, se comprobó que otras aves, como el petirrojo, y, en particular las aves migratorias, se
orientaban también detectando el campo geomagnético. En particular, el petirrojo se orientaba a partir de
la inclinación en el espacio de la dirección axial de las líneas de campo magnético.

En 1979, el grupo de C. Walcott publicó en la revista Science, un artículo que tiró por tierra la teoría de
Jungerman y Rosenblum sobre el mecanismo de detección de campos magnéticos en las aves. El grupo
de Walcott comprobó, diseccionando palomas con instrumentos no magnéticos que estos animales
tenían material magnético en la cabeza y el cuello. La mayoría del material magnético se encontraba
localizado en un tejido entre el cráneo y la dura, en una pequeña estructura de color negro situada entre
el encéfalo y el cráneo. Cada paloma tenía un momento dipolar magnético remanente de 10-8 - 10-9
Am2 que desaparecía a 575ºC indicando que era Fe3O4, es decir, magnetita. Otro grupo encontró que
había material genético y sensibilidad magnética en el cuello de palomas y cuervos migratorios, aunque
no lo encontró en la cabeza. La sensibilidad de las aves a cambios del campo magnético puede ser tan
baja como 0.1-0.2 T (el campo magnético terrestre es de 50 T).

Hoy en día se acepta que la magnetita es el sensor, pero para aclarar el mecanismo será necesario
realizar estudios anatómicos muy precisos. Lo que está claro es que hay suficiente material magnético en
el interior del ave como para localizar la dirección del campo geomagnético con alta precisión.

Se ha descubierto que casi todos los animales que utilizan el campo magnético terrestre para orientarse
contienen partículas microscópicas de magnetita que incluso llegan a estar íntimamente relacionadas con
las neuronas en los seres superiores. Aunque la pregunta es si un animal puede detectar directamente
un campo magnético no puede ser contestada en el momento actual.

12
Se cree que el origen evolutivo de esta magnetita es la formación de depósitos minerales que son un
subproducto del metabolismo animal. El hierro es un oligoelemento fundamental para la vida, que si el
organismo no es capaz de eliminar se oxidará en el interior formando inclusiones de magnetita.

El caso de las abejas melíferas (Apis mellifera) muestra que el


mecanismo del circuito conductor para explicar la orientación
magnética no es posible en estos pequeños animales aéreos,
puesto que no hay espacio. Pero se ha comprobado que están
claramente influenciadas por los campos magnéticos
ambientales, y en particular, poseen orientación magnética
Estas abejas comunican la posición de una fuente de comida a
otros miembros de la colonia por medio de una danza aérea. El
ángulo entre la dirección de la danza y la vertical indica el
ángulo entre la fuente de comida y el Sol. Cuando el campo
magnético se cancela por medio de bobinas se producen
errores en el ángulo de danza y campos magnéticos débiles
afectan a la dirección de la danza. También se ha comprobado
que la construcción del panal tiene una orientación magnética y
que el sentido del tiempo de las abejas está influenciado por las
vibraciones del campo magnético terrestre.

Se demostró que las abejas aprenden a discriminar débiles anomalías magnéticas superpuestas al
campo magnético terrestre de una manera muy fácil. El umbral medio de sensibilidad a pequeñas
anomalías magnéticas estáticas superpuestas al campo magnético terrestre ambiental (50 T) es de
alrededor de 0.25 T, es decir, una sensibilidad relativa del 0.6%. La máxima sensibilidad individual
medida es de 25 nT (0.025 T), es decir, una sensibilidad relativa del 0.06%. Esta sensibilidad tan
sorprendente es físicamente razonable para un sistema sensorial basado en magnetita. Una estimación
del número de órganos sensoriales discretos por abeja necesarios para esta sensibilidad, basado en la
medida del momento magnético, da como resultado varios millones.

Se ha comprobado que las abejas tienen partículas de magnetita en el abdomen, además de bandas de
células alrededor de los segmentos abdominales que contienen numerosos gránulos ricos en hierro, que
son principalmente de óxido de hierro hidratado, posible precursor del Fe3O4.

EN las hormigas y mariposas se ha encontrado también magnetita y se ha demostrado que en dicho


seres existe una orientación magnética. Sin embargo, no se han encontrado células nerviosas receptoras
que conviertan la señal magnética en nerviosa por lo que no está muy claro cómo se orientan.

2.3.3.- ORIENTACION MAGNETICA EN BACTERIAS Y ALGAS UNICELULARES

La mejor y más completa documentación existente sobre la


conexión entre comportamiento magnéticamente sensible y la
presencia de Fe3O4 es para las bacterias acuáticas.

En 1975, Richard Blakemore, un microbiólogo, descubrió de


forma casual en los sedimentos pantanosos unas bacterias
que se desplazaban hacia un extremo de la gota de agua
situada sobre la platina del microscopio. Inicialmente pensó
que se movían en dirección a la luz, pero comprobó que
pasaba lo mismo en ausencia de estímulo luminoso. Pronto
comprobó que las bacterias se movían paralelamente a las líneas de campo magnético. Es decir, que su
desplazamiento era sensible a la presencia de un campo magnético, por lo que las denominó magneto-

13
tácticas y al fenómeno magneto-taxis. Demostró que las bacterias nadaban siempre a lo largo de las
líneas del campo magnético.

La demostración de que existe un material ferromagnético es el hecho de que al aplicarles un campo


magnético de 0.1 T se conseguía convertir bacterias buscadoras del norte en bacterias que nadaban
hacia el sur. La razón es la inversión de la polaridad del imán interior. Los análisis de microscopía
electrónica y otras técnicas demostraron que en el interior de las bacterias magneto-tácticas había
cristales de magnetita.

El conocer la inclinación del campo magnético terrestre con respecto a la superficie les sirve a las
bacterias para determinar la dirección de mayor profundidad del agua o del fango, medio en el cual viven.
Hay que tener en cuenta que las bacterias magneto-tácticas son anaerobias o micro-aerofilas, por ello
encontrar la dirección de máxima profundidad (donde hay menos concentración de oxígeno) es vital para
ellas. A la escala de las bacterias los movimientos del agua al azar, las corrientes de convección, la
agitación térmica, etc. Son mucho más importantes que el efecto de la gravedad ya que su peso es muy
pequeño. Así, el detectar la componente vertical del campo magnético terrestre es para las bacterias la
mejor forma de encontrar el fondo.

Estas bacterias son muy frecuentes, encontrándose en cualquier parte del mundo y con una gran
diversidad de tipos morfológicos, lo que sugiere que el fenómeno es característico de un gran número de
especies bacterianas. Poseen varías partículas, de 50 nanómetros, varias partículas aproximadamente
cúbicas formadas casi enteramente de magnetita pura. Esta magnetita se encuentra en el citoplasma
envuelto por una membrana biológica, lo que prueba que forma parte de un orgánulo especializado. Por
esta razón, se las denominó magnetosomas. Estos magnetosomas aparecen alineados formando una
cadena paralela al eje de movilidad de la bacteria. Las interacciones magnéticas entre partículas de la
cadena tienden a orientar sus momentos dipolares magnéticos en paralelo a lo largo del eje de la
cadena. Debido a la orientación paralela de los momentos, el momento total de la bacteria es la suma de
los momentos de las distintas partículas. El resultado es la formación de un dipolo magnético bastante
intenso que orienta a la bacteria paralelamente a las líneas del campo magnético local. Así, la orientación
de la bacteria en el agua está determinada por el equilibrio entre la fuerza magnética y las fuerzas
aleatorias que tienen su origen en el movimiento térmico de las moléculas del agua.

Los trabajos de Blackmore y Frankel han demostrado que esta


configuración de los magnetosomas en hilera es totalmente
singular, ya que es la única que permite la formación de un
momento magnético macroscópico utilizable para orientación. En
efecto, si los cubos de magnetita tuvieran un tamaño inferior
(inferior a 40 nanómetros), la energía de agitación térmica
impediría la formación de un paramagnetismo estable, es decir,
de un imán. Si por el contrario, los magnetosomas fueran más
grandes (mayores de 100 nanómetros), la cristalización
espontánea de la magnetita se realizaría constituyendo dominios
de diferente orientación que harían el momento magnético neto
muy próximo a cero y, por tanto, o un imán muy débil o, incluso, no habría imán. La evolución parece
haber seleccionado la única posibilidad de crear un imán de gran momento magnético relativo en el
interior de la bacteria.

Estas hipótesis se han confirmado midiendo la velocidad de las bacterias en función del campo
magnético. Así, a campos altos la velocidad era alta y el movimiento seguía perfectamente la línea del
campo magnético. A campos bajos, la agitación térmica afectaba notablemente a las bacterias: su
natación se hacía más errática y la velocidad de desplazamiento en el sentido del campo disminuía.

Así las bacterias del hemisferio norte y sur son diferentes. La dirección del campo magnético que indica
el fondo en el hemisferio norte es justo la contraria que en el hemisferio sur. Por dicha razón, si se lleva

14
una colonia de bacterias magneto-tácticas del hemisferio norte al hemisferio sur morirían pues
confundirían el arriba con el abajo y se moverían en la dirección contraria. Para que el movimiento sea
siempre hacia abajo, la dirección del momento magnético, en relación con el flagelo de la bacteria, debe
ser contraria en las del hemisferio sur que en las del norte. En efecto, las bacterias halladas en el
hemisferio sur geomagnético poseen un momento magnético anti-paralelo a la dirección de movimiento,
apuntando hacia el flagelo, mientras que las bacterias del hemisferio norte presentan una orientación del
momento magnético inversa, es decir, paralelo a la dirección del movimiento.

En el caso de regiones que se encuentran en el ecuador magnético, donde la componente vertical es


nula y las líneas del campo magnético terrestre son paralelas a la superficie, se encuentran los dos tipos
de bacteria en igual concentración. La explicación es que el movimiento horizontal disminuye las
incursiones letales hacia arriba. Es decir, ya que en esas regiones no son capaces de encontrar la
vertical por medio de campo magnético terrestre, el mantenerse a una misma profundidad, moviéndose
sólo horizontalmente, es una ventaja y por ello es indiferente la orientación del momento magnético.

La capacidad de sintetizar magnetita de las bacterias está codificada genéticamente, pero la polaridad no
está determinada por el genoma. Cuando una bacteria son magnetosomas empieza a fabricarlos, tiene
igual probabilidad de ser buscadora del norte como del sur. Sin embargo, una bacteria que ya tiene
magnetosomas puede trasmitir la polaridad a sus células hijas porque la cadena de magnetosomas se
reparte durante la división de la célula. La célula hija hereda unos cuantos magnetosomas y cuando
sintetiza nuevos magnetosomas en los extremos de la cadena heredada, estos quedan magnetizados en
la misma dirección debido a su interacción con las otras partículas.

2.3.4.- ORIENTACION MAGNETICA EN ANIMALES TERRESTRES

Se ha demostrado claramente la orientación magnética en el caso de los roedores, en los cuales la


magnetita se encuentra en la cavidad etmoidea en los huesos nasales. También se ha visto que en las
proximidades de la magnetita hay terminaciones nerviosas por lo que se podría hablar de una función
sensorial para detectar campos magnéticos. El problema de la conversión en impulso nervioso es común
a todos los animales superiores que se orientan por medio de inclusiones de magnetita que se
encuentran en su interior. Sobre los mecanismos de detección hay discusión en torno a tres
posibilidades, pero datos y demostraciones son muy indirectas y debe hacerse un gran esfuerzo
experimental en el aspecto fisiológico de conversión en impulso nervioso para que los mecanismos
finales puedan ser claros.

En los monos y en el ser humano se ha encontrado magnetita tanto en la cavidad etmoidea como en
otras partes. En particular, los tejidos blandos del
cerebro contienen el equivalente de varios millones de
magnetosomas por gramo. Esto implica que menos del
0.1 % de las células del cerebro humano contienen
magnetita.

Hay experimentos sobre orientación magnética en


personas ciegas pero no se ha demostrado claramente
una orientación ya que los intentos de repetición del
experimento han fallado por lo que la habilidad no está
demostrada.

2.3.5.- ORIENTACION MAGNETICA EN OTROS SERES VIVIENTES

15
La salamandra cavernícola es capaz de orientarse y
encontrar su camino en la oscuridad más completa. Esto se
ha ido comprobando en el laboratorio por entrenamiento en
laberintos con presencia de campos magnéticos de distintas
orientaciones. Puesto que las salamandras se mueven
lentamente su capacidad para detectar campos magnéticos
tiene que ser directa, es decir, no se puede pensar en
corrientes inducidas al mover cargas eléctricas debido al
movimiento de corrientes de aire pues en este caso no hay
dicha posibilidad, ya que el aire no contiene una cantidad
suficiente de iones como para justificar este mecanismo.
Como no se ha descubierto magnetita en su interior, la
solución al misterio no está clara.

En definitiva, existen órganos magneto-receptivos en los seres vivos que tienen una gran importancia
tanto en la filogenia como en la ontogenia de los mismos. Uno de los principales objetivos de la
investigación bio-magnética es conocer la naturaleza de los órganos magneto-receptores y los materiales
que puedan ser magnetizados permanente o inductivamente.

2.4.- PALEOMAGNETISMO

Al formarse las rocas en presencia del campo magnético terrestre, estas quedan con una orientación
determinada en ciertos casos. Pues bien, el Paleomagnetismo es el estudio del antiguo magnetismo “congelado”
en las rocas en el momento de su formación, que permite conocer algunos datos relativos al magnetismo
existente en aquellas épocas.

Antes de que apareciera el campo magnético de la Tierra, la superficie de la misma estaba prácticamente
esterilizada por la radiación cósmica de partículas de alta energía procedentes del espacio que alcanzaban la
superficie de la Tierra. Después de la formación del campo magnético terrestre y de la aparición de la vida sobre
la Tierra, una inversión magnética puede tener consecuencias desastrosas. En efecto, durante el proceso de
inversión, el campo terrestre disminuirá y, por tanto, aumentará la radiación cósmica. Así la disminución del
campo magnético terrestre puede causar que las se encontraban atrapadas por el campo geomagnético caigan a
la superficie. La consecuencia es la exposición de los organismos vivos ya formados a fuertes radiaciones
ionizantes las cuales serían la causa de un gran número de mutaciones. Como consecuencia, se daría origen a
la formación de nuevas especies y la desaparición de otras.

Puede también ocurrir que el aumento de partículas cargadas en la parte alta de la atmósfera cause una
modificación en la capa estratosférica el ozono que aumenta la radiación ultravioleta (UV) sobre la superficie
terrestre. Se ha calculado que esta lluvia de partículas cargadas, principalmente protones, pueden aumentar la
dosis de radiación UV un 15% y
disminuir la radiación visible en
la zona de 400 a 500 nm.

Así, las apariciones de nuevas


especies podrían, por tanto,
estar relacionadas con las
inversiones del campo
magnético terrestre.
Actualmente se está formando
un cuerpo de evidencias que lo
confirman por la gran cantidad
de datos que se obtienen de los fondos marinos y que indican la extinción y generación de nuevas especies

16
relacionadas con las inversiones del campo magnético. Así, varías especies de Radiolarios procedentes de
distintos océano se extinguieron simultáneamente con una inversión del campo magnético terrestre y otras
especies de Foraminíferos también se extinguieron en otra inversión. Es importante anotar que estos datos sobre
extinción de especies biológicas e inversiones magnéticas son tomados del mismo estrato, por lo que estas
correlaciones son precisas e indudables. Del estudio de los sedimentos marinos antárticos se comprueba que la
actividad volcánica y las actividades volcánicas coinciden frecuentemente con cambios en la micro-fauna.

En los periodos magnéticamente estables como el Silúrico y el Carbonífero hay pocas extinciones, mientras que
en el Pérmico hay un gran número de ellas. En un periodo muy estable como el Cretácico, en el que el campo
terrestre permaneció sin ninguna inversión durante 35 millones de años, se acumularon la mayor cantidad de
microorganismos sobre la Tierra. Con respecto al hombre, las especies generadoras como son
los Australopitecus y el Homo habilis, se extinguen en el Plioceno coincidiendo con la última inversión del campo
magnético terrestre.

El cambio que podría suponer una inversión del campo geomagnético en la información que algunos animales
reciben para su orientación y navegación podría ser crucial. Así, una inversión del campo magnético podría ser
fatal para su supervivencia debido al cambio que se produciría en su migración. Todo ello indica que las
inversiones influyen directamente en la evolución.

17
MARCO EXPERIMENTAL Y CIENTIFICO

2.5.- ARTICULO CIENTIFICO SOBRE LA INFLUENCIA DEL CAMPO MAGNETICO EN LOS SERES VIVOS

Los océanos no tienen postes para señalizar el camino, sin embargo las tortugas laúd y tortugas de mar siempre recorren
miles de kilómetros y encuentran su camino de regreso a la playa donde nacieron para poner sus huevos y que pueda
nacer una nueva generación.

Pero, ¿cómo lo hacen? Bueno, pues parece que hacen uso del campo magnético de la Tierra para orientarse.

Teniendo en cuenta que el campo magnético de nuestro planeta se está debilitando rápidamente y que podría estar
preparándose para un reverso de los polos, provocando que los compases apunten al sur, inmediatamente hacen pensar
en las consecuencias de todo esto para animales como las tortugas laúd y muchas otras especies que utilizan el campo
magnético para orientarse.

¿Soportarán un cambio importante en el campo magnético e incluso un reverso? O, ¿tendremos que ver muertes
masivas de animales, quizás incluso su extinción antes de que tenga lugar este reverso?

Uno de las señales de que los animales utilizan el campo magnético fue observado por casualidad en el otoño de 1957.
Hans Fromme, investigador del Instituto de Zoología de Frankfurt, en Alemania, se percató de que algunos petirrojos
europeos que guardaba en jaulas se ponían muy agitados y que revoloteaban por la zona sudoeste de la jaula. No había
nada inusual en este comportamiento: las aves migratorias en jaulas suelen comportarse de esta manera en esta época
del año, y los petirrojos europeos en Alemania suelen emigrar hacia el sur de España para pasar el invierno.

Lo interesante era que los pájaros que estaban encerrados en una habitación no podían ver ninguna señal, ni a los
demás petirrojos, ni el sol, ni las estrellas, que se suponía les podía servir para ayudarles a navegar. Sin embargo,
actuaban según algo invisible, y Fromme dedujo que se trataba del campo magnético terrestre.

En los numerosos experimentos que ha llevado a cabo este investigador y otros, se ha mostrado que muchos seres vivos
utilizan el campo magnético para desplazarse. Animales tan diversos como los hámsters, las salamandras, los gorriones,
la trucha arco iris, la langosta, y todas las bacterias lo utilizan.

Otros animales utilizan el campo magnético como nosotros usamos el Sistema de Posicionamiento Global, es decir el
GPS. Pero, ¿cómo es que tienen esta habilidad?
Según John Phillips, un biólogo experto en comportamiento del Instituto Politécnico de Virginia, detectó esta habilidad en
todo tipo de animales, desde moscas hasta ranas, sin embargo no existen pruebas de que el hombre tenga este “sexto
sentido”, a pesar de que nuestro cerebro contiene magnetita, el mineral que se piensa ayuda a los cerebros de otros
animales a detectar el campo magnético.

Para verificar si el topo ciego, un roedor subterráneo que construye su casa mediante túneles sin salida a la superficie,
tiene la habilidad de sentir el campo magnético, se llevó a cabo un experimento. Tali Kimchi y Joseph Terkel, de la
Universidad de Tel Aviv, construyeron un laberinto de ocho túneles en un dispositivo donde podían alterar el campo
magnético. Entonces, probaron con dos grupos de topos, uno en el campo magnético de la Tierra y el otro en un campo
desplazado 180º, para comprobar cómo ubicaban sus nidos para dormir y las cámaras de los alimentos. El primer grupo
mostró una predilección por construir sus nidos para dormir y sus cámaras de alimentos en la parte sur del laberinto,
mientras que el segundo grupo optó por utilizar el sector norte.

Por lo tanto, son sensibles al campo magnético, pero la pregunta es ¿lo utilizan para orientarse como nosotros usamos
un compás?

En otro experimento, ambos científicos entrenaron a 24 topos ciegos para alcanzar una caja al final de un laberinto
complejo, Entonces, cuando todos se sabían la tarea, hicieron que la mitad de los topos lo hicieran de nuevo bajo un
campo magnético natural y la otra mitad en un campo magnético revertido. Curiosamente, el rendimiento del segundo
grupo de topos quedó muy atrás de los topos que no habían sufrido alteración en su campo magnético.

18
Otros animales van incluso más allá que los topos ciegos, usando el campo magnético como nosotros usamos el
Sistema de Posicionamiento Global, para determinar su ubicación en la superficie de la Tierra y usarlo para ver las rutas
durante su migración.

En la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, Kenneth y Catherine Lohmann, y su equipo, mostraron a través
de numerosos experimentos que durante su ruta migratoria de 12.800 kilómetros por el Océano Atlántico, las tortugas
láud jóvenes no sólo pueden detectar la intensidad del campo, sino también su inclinación, el ángulo en el que las líneas
del campo magnético de la Tierra se cruzan. Las tortugas utilizan estas dos informaciones, que varían en cada punto de
la superficie de la Tierra, como marcadores de navegación que les ayudan a avanzar por su ruta migratoria.

Un misterio que hace tiempo que mantiene en vilo a los biólogos marinos es el motivo por el que las ballenas,
aparentemente saludables, quedan varadas en la playa, en ocasiones en grupos.

A principios de los años 80, una bióloga británica llamada Margaret Klinowska se dio cuenta por primera vez que las
ballenas solían quedar varadas a lo largo de las costas del Reino Unido y donde las líneas magnéticas escritas en el
fondo marino se cruzan con las costas. Estas anomalías son diferentes a las que produce el campo magnético principal.
J. Kirschvink, del Instituto de Tecnología de California, más tarde mostraría una relación similar en la costa este de los
Estados Unidos.

Parece que las ballenas (y otros cetáceos) siguen estas líneas magnéticas durante su migración. Por lo tanto, según
Kirschvink, si esa es la manera de desplazarse, siguiendo un mapa magnético y se produce una anomalía magnética
importante que se curva y que se dirige hacia la costa, pues ahí es donde terminan las ballenas. Desgraciadamente,
debido a que las ballenas son muy sociales, si el líder comete este error, así lo hará el resto del grupo, por lo que
terminan varadas un gran número de ballenas.

Si las ballenas pueden sufrir estos problemas cuando el campo magnético está fuerte, ¿qué les sucederá a estos
animales y a otros que dependen del campo magnético cuando se debilite o si se produce un reverso? En sus
numerosos experimentos, Hans Fromme, en Alemania, introdujo sus petirrojos europeos en una cámara de acero y
disminuyó la fuerza del campo magnético en una tercera parte. Los pájaros que aleteaban ya no lo hacían de forma
direccional. Esto sugirió que los pájaros necesitan que el campo magnético se mantenga a una intensidad determinada
para poder usarlo. Aunque Fromme y sus colaboradores pudieron mostrar más tarde que los pájaros podían adaptarse al
nuevo campo magnético en unos días.

Hay animales que usan el campo magnético para perseguir a sus presas: los zorros. Aparentemente parece que es el
único animal que utiliza el campo magnético para calcular la distancia y la dirección.

Según un grupo de investigadores de los Estados Unidos y de Alemania, los zorros cuentan con un sistema innato que
les permite utilizar el campo magnético de este modo.

Hynek Burda, de la Universidad de Duisberg-Essen, en Alemania, estaba observando los zorros en la República Checa
cuando se percató de que solían saltar hacia el noreste cuando saltaban sobre una presa. Al ver su presa, saltaban
sobre ella desde cualquier dirección, pero cuando la presa estaba oculta, solían saltar desde el noreste.

Para cazar, los zorros saltan dibujando una curva parabólica hacia su presa. Para los científicos, los zorros utilizan un
anillo de sombra en sus retinas, que es más oscuro hacia el norte magnético, para asegurarse que saltan la misma
distancia cada vez.

Y es que muchos animales utilizan el campo magnético para saber la dirección, los cerebros de las aves, los peces, los
humanes y otras criaturas contienen cristales de magnetita, que ayuda con la navegación.

Los pájaros y anfibios tienen un segundo sentido de la navegación por la luz, y los investigadores creen que podría
aportar un sistema de coordinación esférico que produce un patrón de intensidad de luz sobreimpuesta en sus
alrededores, como un sistema de realidad aumentada.

Como indican los científicos, los zorros se mueven hasta que las líneas de sombras se alinean donde proceden los
sonidos de las presas, y el zorro puede determinar la distancia que tiene que recorrer.

19
Si seguimos hablando de animales que utilizan o son sensibles al campo magnético podemos hablar del ganado, que
suelen alinear sus cuerpos en dirección norte-sur. Los animales salvajes suelen comportarse de este modo, aunque
parece haber pasado desapercibido durante siglos por los cazadores y los pastores.

Los científicos de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados unidos, explican que los campos magnéticos de la
Tierra podrían influir en el comportamiento de estos animales.

La Tierra puede verse como un gran magneto, con un norte y sur magnético situados cerca de los polos geográficos.

Muchas especies, incluyendo las aves y el salmón, son conocidas por utilizar los campos magnéticos de la Tierra en su
migración, como un GPS natural.

Algunos estudios han mostrado que algunos mamíferos, incluidos los murciélagos, también utilizan un “compás
magnético” para ayudarles a sentir la dirección.

La doctora Sabine Begall, de la Universidad de Duisberg-Essen, en Alemania, principalmente ha estudiado el sentido


magnético de los topos, pero se preguntaban si animales más grandes también tenían ese sentido magnético, por lo que
su equipo decidió realizar un estudio sobre el comportamiento del ganado doméstico.

Los investigadores analizaron las imágenes de Google de 8.510 reses pastando y descansando en 308 planicies del
mundo, pudiendo comprobar que los animales solían hacerlo mirando al norte o al sur.

Su estudio descartó la posibilidad de que la posición del Sol o la dirección del viento pudieran influir mayormente en la
orientación del ganado.

Según explicaba la doctora Begall, en África y en América del Sur, el ganado se movía ligeramente más hacia el norte-
este-sur-oeste. Sin embargo, es conocido que el campo magnético de la Tierra es mucho más débil en esa zona.

Los investigadores también registraron la posición corporal de 2.974 ciervos salvajes y 277 ubicaciones en la República
Checa.

Su trabajo de campo reveló que la mayoría de los ciervos que pastaban y descansaban, lo hacían mirando hacia el norte.
Aproximadamente una tercera parte de los animales lo hacían mirando al sur.

Dicho esto, ahora las muertes masivas de ciertos animales en el mundo, puede verse desde otro punto de vista. Todas
las especies de animales muertos tienen algo en común: la percepción del campo magnético de la Tierra.

El 21 de enero de 2011, aparecía una noticia en los medios de comunicación: “10.000 reses han muerto en Vietnam:
vacas y búfalos forman parte de las muertes masivas”.

Según esta información, a las muertes de animales en extrañas circunstancias se sumaban ahora 10.000 animales,
incluyendo vacas y búfalos, en Vietnam.

Según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, quien confirmó esta noticia, las muertes habían sido debidas a las
condiciones climáticas extremas, debido al intenso frío que se había registrado en la región. Sin embargo, lo cierto era
que planteaba dudas después de las muertes de otros animales que se habían venido registrando en zonas distantes del
planeta.

Cientos de pájaros aparecieron muertos en Dakota del Sur y antes, cientos de pájaros murieron en Italia, otros cientos
cayeron del cielo en Arkansas… Algunas de las muertes se atribuyeron a indigestión, otras siguen sin haber sido
explicadas.

¿Recuerda las muertes masivas de abejas en todo el mundo?

20
Hay numerosas teorías que explican estas muertes: pesticidas, las torres de telefonía móvil, el colapso de las colonias…
Desgraciadamente, según afirmaban los científicos de las Naciones Unidas en marzo de 2011, el misterio del colapso de
las colonias de abejas se ha convertido en un fenómeno global.

El declive del número de colonias de abejas ha ido en aumento en Europa y los Estados Unidos durante la última
década, sin embargo también se observa este problema en China, Japón y en África.

Las abejas son cruciales como polinizadoras del planeta, por lo que los científicos advierten que probablemente varios
factores están provocando estas muertes masivas, pasando por un número menor de flores, los insecticidas y los usos
de pesticidas en todo el planeta; y piden que los agricultores reciban incentivos para restaurar los hábitats de las abejas.

El hecho es que de las 100 especies de cultivos que aportan el 90 por ciento de los alimentos del mundo, más del 70 son
polinizados por las abejas. Esto significa que cerca de siete billones de personas dependen del trabajo que hagan las
abejas del mundo.

La disminución en el número de colonias de abejas se ha acelerado considerablemente desde el año 1998. En América
del Norte, la pérdida de colonias desde 2004 ha dejado al continente sin un número elevado de polinizadores, hasta el
punto que tienen menos abejas que hace 50 años.

Pero ahora no sólo Europa y Estados Unidos sufren estas misteriosas muertes, los apicultores en China han sufrido
recientemente inexplicables y complejos síntomas en sus colonias de abejas y se ha informado que los granjeros chinos
han tenido que polinizar los árboles frutales a mano porque no había insectos que lo hicieran.

Igualmente, apicultores del Nilo en Egipto, y en otras zonas del continente africano, han informado acerca del colapso de
las colonias de abejas.

Si bien los informes teorizan acerca de las posibles causas de estas extrañas muertas de las colonias de abejas
polinizadoras, lo cierto es que no existe una explicación científica convincente al respecto. Mientras tanto, seguimos
padeciendo las consecuencias y las abejas siguen muriendo.

Pero, no sólo las abejas son muy susceptibles a cualquier fluctuación en el campo magnético, también lo son las
brújulas.

El campo magnético de la Tierra está cambiando a un ritmo creciente, volviendo locos a los aeropuertos y alterando la
aurora borealis.

El punto magnético norte de la tierra o norte magnético, es diferente al polo norte geográfico, y los científicos hace tiempo
que son conscientes de que los polos magnéticos se mueven, pero ¿alguna vez había escuchado que tuvieran que
cambiar las pistas de aterrizaje debido al desplazamiento del polo magnético?

Según un estudio llevado a cabo por el USGS, los polos magnéticos últimamente se han estado desplazando a una
velocidad mayor de lo habitual, deslizándose hacia Siberia a una velocidad 36 veces más rápida durante los últimos 10
años.

Debido al cambio, es necesario calibrar las brújulas de nuevo, aunque esto depende de la zona del planeta en la que se
encuentre.

El cambio magnético le está costando bastante dinero a la industria de la aviación y de la marina, en cuanto al equilibrio y
actualización de los sistemas de navegación. De lo contrario, cualquier barco o avión podría terminar a muchos
kilómetros del lugar donde pensaba estar ubicado.

Afortunadamente parece que la tecnología más moderna del GPS puede ajustar esta desviación del norte magnético.

Sin embargo, algunos aeropuertos han tenido que repintar sus pistas con objeto de ser más precisos en cuanto a las
coordinadas de latitud y longitud.

21
El cambio polar está relacionado directamente con el movimiento del campo magnético de la Tierra, lo que a su vez, está
relacionado con el movimiento del núcleo de hierro de la Tierra. Sin embargo, los científicos han explicado que no están
preocupados al respecto, ya que cualquier fluctuación en el campo magnético se produce a lo largo de miles de años.

Después de las inexplicables muertes de miles de pájaros, finalmente parece que algunos eventos ofrecen una
explicación física posible.

Hay científicos que están convencidos de que los cambios en los campos magnéticos de la Tierra están relacionados con
las recientes muertes en extrañas circunstancias de pájaros y peces.

El campo magnético terrestre es un fenómeno natural originado por los movimientos de metales líquidos en el núcleo de
nuestro planeta y está presente en la Tierra y en otros cuerpos celestes como el Sol.

Los científicos creen que los polos magnéticos son debidos a corrientes eléctricas que proceden del núcleo de la Tierra.
La corriente eléctrica en circulación crea un efecto dinamo, que es causado, en parte, por la rotación del eje de la Tierra.
El efecto de una dinamo es similar a lo que sucede con un generador eléctrico. Cuando el campo magnético interactúa
con partículas de los vientos solares, crea lo que conocemos como la aurora boreal cerca de los polos.

El papel que desempeña el campo magnético de la Tierra es importante, ya que nos protege del viento solar y de otras
influencias electromagnéticas procedentes del exterior.

La magnetosfera nos sirve como una barrera electromagnética que evita que los rayos perjudiciales alcancen la
superficie de la tierra.

En el aeropuerto Internacional de Tampa, en Florida, se ha procedido a señalizar de nuevo las pistas. Hasta no hace
mucho, la pista principal de Tampa estaba señalizada con el número 18R/36L, lo que significa que la pista se encuentra
alineada a 180 grados del norte cuando existe una aproximación desde el norte, y 360 grados cuando se realiza una
aproximación desde el sur.

La Administración Nacional de Aviación (FAA) solicitó que se vuelva a señalizar la pista, indicando ahora 19R/1L, con
objeto de adecuarse al cambio del polo norte magnético. Esto mismo sucederá con otras pistas. Se cambiaron más de
100 paneles y 40 señales, y se repintaron las señales en las pistas.

Pero, ¿a qué es debido este cambio?

Según algunos científicos los polos magnéticos de la Tierra están sufriendo un reverso, por lo que los números que
constaban anteriormente en estas pistas, ya no concuerdan con las medidas magnéticas de los instrumentos de vuelo.

El campo magnético de la Tierra ha sufrido un reverso en su polaridad cada ciertos miles de años. No es algo inusual.
Entre un reverso y otro, ha perdido intensidad y sufrido turbulencia o puntos en blanco. Cuando sucede esto, ciertas
influencias pueden penetrar en nuestra magnetosfera, y en teoría, hacer caer los pájaros que vuelan a baja altitud.

Según los científicos, la Tierra ha sufrido este reverso en sus polos hace unos 780 000 años. Un proceso que puede
tardar 2000 años en llevarse a efecto, por lo que no haya nada por lo que alarmarse. Aunque mientras unos le restan
importancia, otros afirman que se ha pasado el plazo y que ya se tenía que haber producido otro reverso hace mucho
tiempo.

El Ministerio de Situaciones Extraordinarias de Rusia, informaba que la debilitación de la magnetosfera de la Tierra


estaba permitiendo que “nubes espaciales venenosas” penetraran profundamente en nuestra atmósfera, donde podrían
entrar en contacto con pájaros.

Estas nubes espaciales, conocidas como nubes nocticulentes, existen en altitudes muy elevadas y acumulan polvo
espacial de micrometeoros y otras fuentes varias. También son conocidas como nubes mesosféricas polares, y se
encuentran en las capas más altas de la atmósfera, siendo visibles al final del crepúsculo. Se forman sólo bajo
condiciones muy precisas y su presencia puede ser una pista de los cambios que suceden en las capas altas de la

22
atmósfera. Desde su descubrimiento, que ha sido reciente, ha aumentado su frecuencia, brillo y extensión, por lo que se
teoriza que su incremento pueda estar relacionado con el cambio climático.

Lo verdaderamente interesante de este tipo de nubes es que muestran la reflectividad al radar muy alto, lo que significa
que estas nubes crean un patrón en el radar con respecto al seguimiento de los sistemas climáticos.

El día de Nochevieja de 2010, cuando cayeron muertos 5000 pájaros en Kentucky, el Servicio Nacional de Meteorología
en North Little Rock, documentó un fenómeno inusual en sus monitores de radar.

Según explicaba el Oficial de Operaciones y Ciencia, Chris Buonanno, el radar no detectaba ningún indicio de tormenta o
nube, sino algo totalmente diferente. Aproximadamente al mismo tiempo en el que aparecía esta imagen extraña en el
radar, comenzaron a caer los pájaros muertos.

El hecho de que este tipo de nubes venenosas puedan estar entrando en la parte baja de nuestra atmósfera alcanzando
a los pájaros en vuelo, y provocando su caída y muerte, resulta una preocupación añadida.

De ser así, significaría que estas nubes penetran por las zonas donde no hay protección. Lo más lógico es pensar que
estos pájaros hayan muerto en pleno vuelo debido a cambios en la composición del aire que respiraban. Teniendo en
cuenta que las nubes nocticulentes mantienen un gas venenoso conocido como ácido cianhídrico.

Este gas puro, es un líquido incoloro, extremadamente venenoso y altamente volátil. Tiene un ligero olor a almendras
amargas y sus sales son conocidas como cianuros.

El hecho de que este tipo de gas pueda penetrar en nuestra atmósfera, hace pensar en la posibilidad de que pueda bajar
hasta el nivel del suelo y afectar a la humanidad. En este caso, provocaría la muerte instantánea y masiva de millones de
personas porque nadie está preparado para sobrevivir a este gas.

Una concentración de 300 partes por millón en el aire es suficiente para matar a un humano en cuestión de minutos. Su
toxicidad se debe al ión cianuro, que inhibe la respiración celular. Su capacidad de envenenamiento es superior al del CO
en los fuegos y permite inmovilizar a una víctima en un breve periodo de tiempo.

Por otra parte, científicos de la Universidad de Goethe, en Frankfurt (Alemania), han descubierto que un pájaro puede ver
los campos magnéticos de la Tierra a través de las células fotorreceptoras que tiene en su ojo derecho. Los pájaros
utilizan herramientas de navegación para migrar al norte y al sur durante el otoño y la primavera. Antes de este
descubierto, se pensaba que los pájaros podían sentir el campo magnético a través de sus ojos o de sus picos. Estas
células fotoreceptoras crean sombras de luz, que informan a los pájaros de si están en buen camino o no durante su
migración.

El estudio de la Universidad de Goethe determinó que si los pájaros no podían ver el campo magnético cuando
migraban, perdían la noción del vuelo, pudiendo herirse a sí mismos e incluso morir.

En el año 2008, tras ser detectado por la nave espacial THEMIS, la NASA informó que se había producido una gran
grieta en el campo magnético de la Tierra. El viento solar puede entrar por esta grieta, provocando tormentas
geomagnéticas enormes. Es muy posible que una tormenta geomagnética de este tipo sea la responsable de las muertes
de miles de pájaros en el planeta.

Las tormentas magnéticas pueden provocar fenómenos muy diversos. No sólo ciertos pájaros, como los mirlos,
pelícanos… pierden la noción del vuelo y caen muertos por hambre y cansancio, sino que se pueden ver interrumpidas
las transmisiones de radio, puede producirse una radiación mayor, y partículas de gran carga eléctrica pueden
bombardear la Tierra debido a esta grieta en el escudo del campo magnético de la Tierra. Las tormentas magnéticas
también pueden ocasionar cambios en la corteza de la Tierra, lo que podría aumentar los deslizamientos de tierras, los
aludes, terremotos y las erupciones volcánicas.

Pero, ¿y la muerte de los peces?

Podría ser que la muerte de los peces y de los pájaros no esté relacionada. Según informaba un portavoz de la Comisión
de Juegos y Pesca de Arkansas, la muerte de los peces podría haber sido simplemente por una enfermedad, ya que sólo

23
afectaba a una especie. Sin embargo, se están documentando muertes de peces en todo el mundo, y cada vez de una
variedad mayor.

En Panamá se descubrieron 100 toneladas de especies varias en sus costas. Las autoridades sospecharon que podía
deberse a un desequilibrio medioambiental, debido al vertido de petróleo de BP en el Golfo.

En el Reino Unido, un gran número de cangrejos aparecieron muertos en sus costas.

Italia afirmó haber visto una masacre de peces y de cangrejos después de Navidad de 2010, aunque dicen que fue
debido a las industrias cercanas.

Otras ciudades del mundo informan a menudo acerca de la muerte de peces.

Algunas fuentes, no oficiales, lanzan la teoría de que estas muertes puedan estar relacionadas con experimentos
secretos del gobierno. Si bien los experimentos militares de Estados Unidos son bien conocidos y podría ser una
posibilidad, lo cierto es que las muertes de animales en distintas partes del mundo no concuerdan con esta teoría.

Decir que habían muerto tras ser alcanzados por granizo es otra teoría improbable, ya que se encontraría granizo junto a
los pájaros.

Otra teoría que circula se refiere a HAARP. Un programa experimental que emite haces de alta energía directamente a la
ionosfera. No existen pruebas al respecto, pero se dice que la tecnología de HAARP podría estar alterando la
magnetosfera de forma que esté permitiendo la invasión de la parte baja de nuestra atmósfera por parte de nubes
nocticulentes.

Según la página oficial de HAARP, dicen ser una empresa para el estudio de las físicas de la ionosfera y de la ciencia de
la radio. Además, muestra un diagrama con las ondas de HAARP emitiendo a la ionosfera y finalmente alcanzando el
satélite en órbita. Estos satélites se encuentran situados en zonas donde están las nubes nocticulentes. Es decir, que
según se desprende de su página, se trata de un simple experimento científico de radio.

Algunos científicos y autoridades se han precipitado en alegar que la muerte de pájaros es algo muy normal y habitual,
sin embargo, nunca se ha escuchado antes que miles de pájaros caigan del cielo sin una razón aparente. Alguna causa
debe haber, razonable e importante.

Quizás la respuesta pueda evitar que lo que sea que afectó a estos pájaros, nos suceda también a nosotros.

De hecho, los investigadores piensan que los animales podrían adaptarse a un debilitamiento del campo magnético, e
incluso a un reverso completo del campo magnético. Y la historia parece que así lo apoya, ya que no existen pruebas
que indiquen que cualquiera de los reversos del campo magnético que tuvieron lugar en la historia de nuestro planeta
haya provocado una extinción. Los reversos suelen tardar miles de años en completarse, y esto supone miles de
generaciones, especies que se van adaptando al cambio.

Algunos dicen que todo sucede porque se está preparando un reverso o cambio de los polos. Un fenómeno que alteraría
todo el planeta. De hecho, no son simples rumores ya que – en un informe publicado en 2008 - algunos científicos
holandeses afirman que el reverso de los polos magnéticos de la Tierra podría tener lugar antes de que lo esperamos,
pudiendo afectar a los equipos de navegación y de comunicaciones. Según este informe, el reverso ha sido algo muy
común durante los últimos 200 millones de años.

Pero, lo cierto es que la Tierra se movió recientemente en dos ocasiones.

El 27 de febrero de 2010, el terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter que sacudió Chile redujo la duración del día
en la Tierra.

Según los cálculos realizados por el científico del JPL, Richard Gross, sobre el cambio que podría haber sufrido la
rotación de la Tierra como consecuencia del fuerte terremoto de Chile, se llegó a un cálculo preliminar que determinó que
la duración del día en la Tierra tendría que haber disminuido 1,26 microsegundos.

24
Sin embargo, todavía resulta más impresionante el hecho de que el seísmo desplazó también el eje de la Tierra.

Según este mismo científico, se calcula que el terremoto habría desplazado el eje de la Tierra unos 8 centímetros.

En vista de esta información, se calcula que el terremoto de 9.1 en Sumatra, Indonesia, tendría que haber reducido la
duración de los días terrestres unos 6,8 microsegundos y haber desplazado el eje de la Tierra unos 7 centímetros.

Al parecer, aunque el seísmo de Chile fue menor en su intensidad que el de Sumatra, habría movido la posición del eje
un poco más, debido a dos razones. En primer lugar, contrariamente al terremoto de Sumatra de 2004, que estuvo
ubicado cerca del ecuador, el terremoto de Chile de 2010 estuvo ubicado en las latitudes medias de la Tierra, lo que hace
que sea más efectivo el desplazamiento del eje. En segundo lugar, la falla responsable de dicho terremoto se introduce
en la Tierra en un ángulo ligeramente más profundo que la falla responsable del seísmo de Sumatra. Esto hace que la
falla de Chile sea más efectiva en desplazar la masa vertical de la Tierra y, por ello, que tenga más efecto en desplazar el
eje de la Tierra.

Por otra parte, el destructivo terremoto de 9.0 grados en la escala de Richter que tuvo lugar en Japón el 11 de marzo de
2011, a su vez podría haber disminuido la duración de los días en la tierra, así como desplazado el eje de la Tierra.

Según la NASA, basado en los datos facilitados por el científico Richard Gross, aplicando un modelo complejo para hacer
los cálculos de cómo el terremoto de Japón habría afectado la rotación de la Tierra, el terremoto debería haber
aumentado la velocidad de rotación de la tierra, disminuyendo la duración de los días en nuestro planeta unos 1,8
microsegundos.

Al mismo tiempo, Gross calcula que el eje de la Tierra se habría desplazado unos 17 centímetros hacia la longitud este.

Otro fenómeno interesante tuvo lugar en Catania, Italia, en junio de 2011. Todos los relojes digitales, incluidos los de los
microondas, adelantaban 20 minutos. No se pudo establecer la razón de este extraño fenómeno, aunque hubo diversas
teorías.

Para algunas personas se trataba de la reciente actividad del cercano volcán Etna, que podría haber producido algún tipo
de radiación. Para otros, podría haber sido la instalación del cable de comunicaciones generando ondas magnéticas en
la ciudad.

Unos días más tarde, en los Estados Unidos se advertía a los usuarios que un experimento con las redes eléctricas
podría hacer que sus relojes adelantaran, que los semáforos se confundieran, así como los ordenadores y sistemas de
seguridad, los relojes de las cafeteras programadas y microondas… Adelantando – curiosamente - hasta 20 minutos.

Según ellos, este experimento mostraría cuán dependiente es nuestro control del tiempo en la red eléctrica.

De lo que no cabe duda es que el planeta está pasando por una época de eventos climáticos y geológicos especialmente
extremos.

Los inviernos más fríos. En EEUU este invierno 49 estados estuvieron con nieve y temperaturas extremadamente bajas.

Los veranos más calurosos. En EUU el calor batió cifras históricas. En países de Europa algunas regiones padecieron
olas de calor inusuales y en algunas zonas, las temperaturas han permanecido altas incluso en otoño.

Sequías. El hecho de que ha llovido menos en lugares donde habitualmente suele llover con intensidad, incluso en
verano, ha propiciado sequías por ejemplo en Galicia (España). Una zona donde no es habitual que tengan que pensar
en racionar el agua potable.

Inundaciones. El mundo ha sufrido inundaciones importantes y duraderas, nunca vistas. Por ejemplo, Indonesia,
Tailandia, China, Colombia, Filipinas, Australia, Sudáfrica, Sri Lanka.

Terremotos. El año 2011 ha resultado un año impactante. Numerosos seísmos de gran intensidad. Algunos incluso en
zonas poco habituales.

25
Eventos nucleares múltiples. Por ejemplo el accidente nuclear que tuvo lugar en Francia. Así como eventos nucleares en
países como Rusia, Estados Unidos, Japón, India, etc.

El accidente nuclear en Francia, según la Autoridad Nuclear de Francia, se produjo al norte de Avignon, causando la
muerte de un trabajador y heridas a otros cuatro.

Los trabajadores estaban manejando un horno industrial a altas temperaturas que quema desechos industriales de bajo
nivel en un edificio sellado, cuando la unidad explotó. Las autoridades francesas negaron cualquier fuga radiactiva.

Alertas por radiación. Los accidentes nucleares lógicamente han creado ciertos problemas de radiación.

Debido a la fuga radiactiva de Japón, según la Agencia de Protección Medio ambiental de los Estados Unidos, se
detectaron niveles elevados de radiación en el agua potable de otras 13 ciudades de los Estados Unidos y Cesio 137 en
la leche de Vermont.

Las muestras de leche analizadas en Phoenix y en Los Ángeles, muestran que contenían yodo 131, en niveles a ras del
máximo permitido por la Agencia de Protección del Medio Ambiente en el agua potable.

En cuanto al cesio 137 detectado en la leche de Vermont, se trata del primer cesio detectado en la leche desde que
tuviera lugar en accidente nuclear en Fukushima.

También se han detectado isótopos radiactivos en el agua de lluvia, aunque según la Agencia (al menos por el momento)
todo ello por debajo del nivel que pueda perjudicar a la salud de la población.

Ahora (a finales de octubre de 2011), se teme que una nube, con un alto contenido de radiación procedente de la central
de Fukushima, llegue a los Estados Unidos y Canadá. Esta nube rica en cesio 137, cercano a la superficie – podría
afectar desde Vancouver hasta el sur del país.

En marzo de 2011, se informaba que se habían detectado pequeñas cantidades de la radiación de Fukushima en
Europa. La Agencia de Protección de la Salud en el Reino Unido explicaba que se habían detectado niveles ínfimos de
yodo radiactivo en las estaciones que monitorean el aire en Oxfordshire y Glasgow. También se explicaba que esta nube
llegaría al norte de Irlanda, aunque se explicaba que los niveles eran demasiado bajos como para suponer riesgo alguno
para la salud de las personas, se esperaba que aumentaran durante los días siguientes, pero siempre por debajo de los
niveles peligrosos. Estos niveles de radiación también se detectaron en otros países de Europa, como en Alemania y
Suiza.

La realidad es que el mundo no cesa de sufrir todo tipo de catástrofes y parece que la tendencia va en aumento.

Para unos es la consecuencia de la irresponsabilidad del hombre. Para otros, es el preludio de un reverso de los polos
que sucederá durante el sobrevuelo del Planeta X.

Sea cual sea la causa, nadie puede negar que están produciéndose fenómenos inusuales y extremos. No tiene más que
estar muy atento a las noticias (a las que emiten los medios de comunicación habituales y a las que omiten y puede
encontrar por otras fuentes).

Si es cierto que la tendencia es a mayor… ¿Habrá alguna explicación?

Y lo más preocupante, ¿puede ir a peor?

Sin lugar a dudas, hoy más que nunca, más vale prevenir que lamentar. Y en los tiempos que se aproximan, será mejor
estar preparados.

26
MARCO MORAL

2.6.- ARTICULO CIENTIFICO SOBRE MORTANDAD POR CAMPO MAGNETICO

¿El Campo Magnético de la Tierra puede ser la causa de la Mortandad de Aves y Peces?

¿Podrían los campos magnéticos de la Tierra, ser la causa de la reciente mortandad de miles de aves y peces? Los
científicos creen que así es, junto con los desequilibrios ambientales.

La repentina muerte de miles de mirlos en Arkansas durante el fin del Año Nuevo 2010-2011 fue bastante alarmante
como para no publicarla en las noticias. Pasados un par de días, cientos de historias en todo el mundo contaban
fenómenos similares. No sólo han sido mirlos “caídos del cielo”, sino muchas especies de aves, así como casos de
muertes de murciélagos en Arizona. Además, hay numerosos informes que se reunieron de todo el mundo acerca de la
mortandad masiva de peces, y la mortandad de muchos animales marinos diferentes. ¿Qué podría estar causando estas
muertes? Algunos investigadores creen que los cambios en los campos magnéticos de la Tierra son los culpables. Los
campos magnéticos de la Tierra: ¿Qué son y cómo son usados por las aves para la migración?
El campo magnético de la Tierra son similares a los de un imán de barra, con los polos magnéticos norte y el sur .El
campo magnético causa una burbuja alrededor de la Tierra que la protege de los vientos solares, asteroides y otros
objetos en el espacio. Los científicos creen que los polos magnéticos se deben a las corrientes eléctricas que vienen del
core (nucleo).La corriente circular electrica de la Tierra crea un efecto de dinamo, que es causada, en parte, por la
rotación del eje de la Tierra. Un efecto dínamo es similar a lo que ocurre con un generador eléctrico. Cuando el campo
magnético interactúa con las partículas de viento solar, se crea lo que se conoce como la aurora boreal, cerca de los
polos.

Los científicos de Goethe-Universitat de Frankfurt, Alemania, han descubierto que un pájaro puede ver los campos
magnéticos de la Tierra a través de las células fotorreceptoras en el ojo derecho del ave. Los pájaros utilizan esta
herramienta de navegación para emigrar hacia el norte y el sur durante el otoño y la primavera. Antes de este
descubrimiento, se creía que las aves pueden detectar el campo magnético a través de sus ojos o picos. Estas células
fotorreceptoras crean cortinas de luz, que les dicen a los pájaros si están dentro o fuera de curso durante la
migración.¿Podrían estar los campos magnéticos de la Tierra estar causando la mortandad de miles de aves?
Un estudio del Goethe-Universitat reveló que si las aves no podían ver el campo magnético cuando migrarón, pudieron
haber perdido su “orientación/conexión” y con ello lastimarse o incluso morir. La NASA informó en 2008 que existía una
“violación masiva” en el campo magnético de la Tierra, detectado por naves espaciales THEMIS. El viento solar puede
fluir a través de este incumplimiento, causando enormes tormentas geomagnéticas. Es muy posible que una tormenta
geomagnética sea la responsable de la muerte actual de miles de aves en todo el planeta.

27
CAPITULO III
-LA MIGRACION DE LAS AVES

28
MARCO TEORICO

3.- LA MIGRACION DE LAS AVES

La migración de las aves consiste en los viajes estacionales regulares realizados por muchas especies de aves. Además
de la migración, las aves realizan otros movimientos en respuesta a cambios en la disponibilidad de alimentos, de hábitat
o climáticos, que suelen ser irregulares o solo en una dirección y reciben diversas denominaciones
como nomadismo, invasiones,dispersiones o irrupciones. La migración está marcada por su estacionalidad anual. En
contraste, las aves que no son migratorias son llamadas aves residentes.
Muchas aves terrestres migran largas distancias. Los patrones más comunes involucran el vuelo al norte para
reproducirse en los veranos en áreas templadas o árticas y el retorno a las áreas de invernada en regiones más cálidas
del sur.

La ventaja primaria de la migración es


energética. Los días más largos del verano
en el norte proveen mayores oportunidades a
las aves en reproducción de alimentar a sus
polluelos. La extensión de las horas del día
les permite a las aves diurnas producir
nidadas más grandes que las especies
emparentadas no migratorias que
permanecen en los trópicos todo el año. A
medida que los días se acortan en otoño, las
aves regresan a las regiones cálidas donde
el suministro de alimento disponible varía
poco con la estación.

Estas ventajas son superiores a los riesgos


del elevado estrés, el costo energético y otros riesgos de la migración. La depredación puede incrementarse durante la
migración. El halcón de Eleonora (Falco eleonorae), que cría en las islas del Mediterráneo, tiene una temporada de cría
muy retrasada, coordinada con el paso otoñal de los pájaros que migran al sur, con los que alimenta a sus polluelos. Una
estrategia similar es adoptada por el murciélago Nyctalus lasiopterus, que se alimenta de pájaros migratorios. Las
mayores concentraciones de aves migrantes en sitios de parada transitoria también los hacen susceptibles
de parásitos y patógenos, requiriendo una respuesta inmune más elevada.

Dentro de una especie en concreto, no todas las poblaciones tienen por que ser migratorias, lo que es llamado migración
parcial. La migración parcial es muy común en los continentes del sur; en Australia, el 44% de las especies de aves no
paseriformes y el 32% de las paseriformes son migradoras parciales. En algunas especies la población de latitudes más
altas tiende a ser migratoria e invernará frecuentemente en latitudes más bajas que las latitudes en las que las otras
poblaciones de la misma especie son sedentarias y tiene por lo tanto ya ocupado ese hábitat apropiado para la
invernación, y esto se denomina "migración a saltos de rana". 7 Dentro de una población, también puede existir un patrón
diferente de cronología y migración basada en grupos de edades y sexo. Sólo las hembras de Fringilla coelebs (pinzón
vulgar) en Escandinavia migran y los machos se quedan como residentes. Esto dio lugar al nombre específico coelebs,
que significa soltero.

La mayoría de las migraciones comienzan con las aves despegando en un gran frente. En algunos casos la migración
involucra cinturones estrechos de migración que son establecidos como rutas tradicionales denominadas rutas de vuelo
migratorio. Éstas siguen típicamente cadenas montañosas y líneas costeras, y pueden tomar ventaja de brisas y otros
patrones de viento o evitar barreras geográficas como amplias masas de agua abierta. Las rutas específicas pueden
estar genéticamente programadas o aprendidas en grados variados. Las rutas tomadas en un sentido y en el de regreso
son a menudo diferentes.

29
Muchas de las aves más grandes vuelan en bandadas. El volar así las ayuda a reducir el consumo de energía. Muchas
grandes aves vuelan en formación de V y los ahorros individuales de energía se han estimado en un monto de 12-
20%. Los correlimos Calidris canutus (correlimos gordo) y Calidris alpina (correlimos común) fueron seguidos por estudio
de radar encontrándose que volaban 5 km por hora más rápido en bandadas que cuando volaban en solitario.

La altitud a la cual las aves vuelan durante las migraciones varía.


Una expedición al Monte Everest encontró esqueletos de Anas
acuta (ánade rabudo o pato pescuecilargo) y Limosa
limosa(becasina o aguja colinegra) a 5000 m sobre el
glaciar Khumbu. Gansos Anser indicus han sido vistos volando
sobre los picos más altos de los Himalayas sobre 8000m, incluso
cuando había cerca pasos más bajos de 3000m. Las aves marinas
vuelan bajo sobre el agua pero ganan altura cuando cruzan sobre
tierra y un patrón inverso se ve en las aves terrestres. Sin embargo
la mayoría de las migraciones de aves ocurre en el rango de 150 m
a 600 m. Los registros de colisión de aves en los Estados Unidos muestran que la mayoría de los impactos ocurren a
alturas inferiores a 600 m y casi ninguno por encima de 1800 m.

La mayoría de las especies de pingüinos hacen migraciones regulares nadando. Estas rutas pueden cubrir más de 1000
km Dendragapus obscurus (gallo de las Rocosas) realiza migraciones altitudinales caminando en su mayor parte.
Los emúes en Australia han sido observados realizando caminatas de largas distancias durante las sequías.

3.1.- MIGRACION

3.1.1.- MIGRACIÓN A LARGA DISTANCIA

La imagen típica de la migración son las de las aves terrestres


norteñas como las golondrinas y aves rapaces haciendo largos
vuelos hacia los trópicos. Muchos patos, gansos y cisnes que se
reproducen en el norte son también migrantes de largas
distancias, sin embargo necesitarían moverse al sur sólo lo
suficiente para escapar de las aguas que se congelan en sus
zonas árticas de cría. La mayoría de las especies
de Anatidae delHolártico permanecen en el hemisferio norte, pero en países con climas más templados.
Por ejemplo, Anser brachyrhynchus (ganso de pico corto) migra desde Islandia a Gran Bretaña y países
vecinos. Las rutas migratorias y las zonas de invernada son tradicionales y aprendidas por los jóvenes
durante su primera migración junto a sus padres. Algunos patos, como Anas querquedula (cerceta
carretota), se mueven completamente o parcialmente a los trópicos.

Las mismas consideraciones acerca de las barreras y contorneos que se aplican a las aves terrestres
migrantes a largas distancias, se aplican a las aves acuáticas, pero a la inversa: una gran área de tierra
sin acuatorios que ofrezcan un sitio de alimentación es una barrera para un ave acuática. El mar abierto
también es una barrera para un ave que se alimenta en las aguas costeras. Se observan contorneos para
evitar esas barreras: por ejemplo, Branta bernicla (ganso de collar) que migra de la Península de
Taimir al Mar de Frisia (Holanda, Alemania y Dinamarca) viaja por la vía de la costa del Mar Blanco y
el Mar Báltico en vez de atravesar directamente el Océano Ártico y el norte de Escandinavia.

30
Una situación similar ocurre con las aves limícolas
(Charadriiformes). Muchas especies como Calidris
alpina (correlimos común) y Calidris mauri(correlimos de Alaska)
hacen largos recorridos desde sus áreas de cría en el Ártico
hasta lugares más cálidos del mismo hemisferio, pero otras
comoCalidris pusilla (correlimos semipalmeado) viajan enormes
distancias hacia los trópicos. Como los grandes y poderosos
patos y gansos (Anseriformes), las limícolas son grandes
voladoras. Esto significa que las aves que invernan en regiones
templadas tienen la capacidad de realizar movimientos
adicionales cortos en la eventualidad de que se produzca un
tiempo particularmente inclemente.

Para algunas especies limícolas, el éxito de la migración depende de que tengan disponibilidad de
recursos alimenticios clave en los puntos de parada a lo largo de la ruta migratoria. Esto le da a las
migradoras una oportunidad de reabastecerse para el próximo tramo del viaje. Algunos ejemplos de
lugares importantes de parada de migratorias son Bahía de Fundy y Bahía de Delaware.

Algunos especímenes de Limosa lapponica (becasina o aguja colipinta) tienen el récord del vuelo sin
paradas más largo registrado para una ave migratoria, vuelan 11.000 km desde Alaska hasta sus áreas
de estación no reproductiva en Nueva Zelanda. Antes de la migración, el 55 por ciento del peso corporal
es grasa acumulada para dar energía a este viaje ininterrumpido.

La migración de las aves marinas es similar en patrón a la de Charadriiformes y Anseriformes. Algunas,


como Cepphus grylle (arao de alas blancas) y algunas gaviotas son bastante sedentarias, otras, como la
mayoría de los charranes y alcas que crían en zonas templadas del hemisferio norte, se trasladan
distancias variables al sur durante el invierno. La mayor distancia de migración entre todas las aves la
realiza Sterna paradisaea (charrán ártico) y permanece a la luz del día más que ninguna otra ave, al
trasladarse de sus áreas de cría en el Ártico a la zona antártica durante la estación no reproductiva. Un
charrán ártico, anillado (marcado con una anilla identificativa) cuando era un pollo en las Islas Farne, mar
afuera de las costas orientales británicas, alcanzó Melbourne, Australia, en sólo tres meses después de
emplumar; un viaje marítimo de 22.000 km. Unas pocas aves marinas, como Oceanites
oceanicus (pamperito de Wilson) y Puffinus gravis (pardela capirotada), crían en el hemisferio sur y
migran al norte durante el invierno austral. Las aves marinas tienen la ventaja adicional de poder
alimentarse durante la migración sobre aguas abiertas.

Las especies más pelágicas, principalmente Procellariiformes, son grandes vagabundas, y los albatros de
los océanos australes pueden circunvolar el globo durante la estación no reproductiva. Las aves
Procellariiformes se dispersan ampliamente sobre grandes áreas de océano abierto, pero se congregan
cuando el alimento resulta disponible. Muchas están también entre las migrantes a mayores
distancias; Puffinus griseus (pardela o pamperito oscuro) que anidan en las Islas Malvinas migran 14.000
km entre la colonia de cría y el norte del Océano Atlántico costa
afuera de Noruega. Algunos Puffinus puffinus (pardela pichoneta)
hacen este mismo viaje a la inversa. Como son aves muy
longevas, pueden sumar enormes distancias recorridas, que en un
espécimen fueron calculadas en unos 8 millones de km durante su
vida comprobada de más de 50 años.

Algunas aves grandes de amplias alas dependen de las columnas


de aire caliente ascendente para permitirles planear. Esas
incluyen muchas aves rapaces como buitres, águilas y gavilanes y

31
también las cigüeñas. Estas aves migran de día. Las aves migratorias de estos grupos tienen gran
dificultad para cruzar grandes masas de agua, dado que las columnas termales sólo se forman sobre la
tierra, y estas aves no pueden mantener el vuelo activo por largas distancias. El Mediterráneo y otros
mares son por lo tanto grandes obstáculos para las aves planeadoras, que son forzadas a cruzar por los
puntos más estrechos. Cantidad masivas de grandes rapaces y cigüeñas pasan a través de áreas
como Gibraltar, Falsterbo y elBósforo en tiempos de migración. Las especies más comunes, como Pernis
apivorus (halcón abejero), se pueden contar por cientos de miles en otoño. Otras barreras, como las
cadenas montañosas, también pueden causar grandes concentraciones, particularmente de migrantes
diurnas grandes. Este es un factor notable en el cuello de botella migratorio de América Central.

Muchas de las aves insectívoras más pequeñas, incluyendo las currucas, colibríes y papamoscas, migran
largas distancias por lo común de noche. Se posan durante a la mañana y pueden alimentarse durante
algunos días antes de continuar la migración. Las aves son llamadas "de paso" en las regiones donde
aparecen de forma transitoria en cortas estadías durante el viaje migratorio.

Al migrar durante la noche, las migrantes nocturnas minimizan el riesgo de los depredadores, y evitan el
recalentamiento que podría resultar de la energía consumida durante el vuelo en distancias tan largas.
Esto también les permite alimentarse durante el día para reponer energía para la noche. 15 Un costo de la
migración nocturna es la pérdida de sueño. Las migrantes deben ser capaces de tener un sueño de
calidad alterada durante el vuelo para compensar esta pérdida.

3.1.2.- MIGRACIÓN A CORTA DISTANCIA

Muchas de las migrantes de larga distancia de la sección previa son efectivamente programadas
genéticamente para responder a la longitud cambiante del día. Sin embargo muchas especies se mueven
distancias más cortas, pero lo hacen sólo en respuesta a condiciones climáticas difíciles.

Así que las que se reproducen en montañas y páramos, como Tichodroma muraria (treparriscos)
y Cinclus cinclus (mirlo acuático), pueden con sólo moverse altitudinalmente escapar de las tierras altas
frías. Otras especies como Falco columbarius (esmerejón) y Alauda arvensis (alondra común) se mueven
algo más, hacia la costa o a una región más sureña. Especies como Fringilla coelebs (pinzón vulgar) no
son migratorias en Gran Bretaña, pero se moverán al sur o a Irlanda si el tiempo es muy frío.

Las migrantes paseriformes de corta distancia tienen dos orígenes evolutivos. Las que tienen parientes
que migran largas distancias en la misma familia, como Phylloscopus collybita (mosquitero común), son
especies originalmente del hemisferio sur que han acortado progresivamente su viaje de regreso hasta
permanecer en el hemisferio norte.

Las especies que en su familia no tienen parientes de largas migraciones, como en Bombycilla, se
mueven solo en respuesta al tiempo invernal, más que por ampliar sus oportunidades reproductivas.

En los trópicos hay muy poca variación en la duración de las horas de luz a lo largo del año, y siempre es
suficientemente cálido como para un adecuado suministro de alimentos. Aparte de los movimientos
estacionales de las especies invernantes del hemisferio norte, la mayoría de las especies se mueven
distancias variables dependiendo de la pluviosidad.

Muchas regiones tropicales tienen estaciones lluviosas y secas, los mozones de la India son quizá el
ejemplo más conocido. Un ejemplo de ave cuya distribución está asociada a la pluviosidad es el martín
pescador arbóreo Halcyon senegalensis (alción senegalés) del oeste de África.

32
Existen unas pocas especies, son notables los cucos, que son verdaderos migrantes de largas distancias
dentro de los trópicos. Un ejemplo esCuculus poliocephalus (cuco o cuclillo menor), que cría en la India y
pasa la estación no reproductiva en África.

En las altas montañas, como en las cordilleras de los Himalayas y los Andes, existen también
movimientos estacionales altitudinales en muchas especies, y otras pueden realizar migraciones de
considerable distancia. Ficedula subrubra (papamoscas de Cachemira) y Zoothera wardii (zorzal de
Ward) , ambos del Himalaya se mueven tan lejos al sur como las tierras altas de Sri Lanka.

3.1.3.- IRRUPCIONES Y DISPERSIÓN

A veces circunstancias como un buena estación de cría seguida de falta de recursos alimenticios en el
año siguiente llevan a una irrupción, en la cual grandes números de una especie se mueven mucho más
allá de su rango normal. Bombycilla garrulus (ampelis europeo), Carduelis spinus (lúgano), yLoxia
curvirostra (piquituerto común) son especies que muestran esta variación impredecible en su número
anualmente.

Las zonas templadas de los continentes del sur tienen extensas áreas áridas, particularmente en
Australia, y el oeste del sur de África, y movimientos provocados por el clima son comunes pero no
siempre predecibles. Un par de semanas de fuertes lluvias en una parte u otra del normalmente seco
centro de Australia, por ejemplo, causa el crecimiento dramático de plantas e invertebrados, atrayendo
aves de todas direcciones. Esto puede suceder en cualquier época del año, y, en cualquier área
determinada, puede no volver a ocurrir en una década o más, dependiendo de la frecuencia de los
periodos de “El Niño” y “La Niña”.

La migración de aves es un fenómeno principalmente,


aunque no enteramente, del hemisferio norte. En el
hemisferio sur, la migración estacional tiende a ser mucho
menos evidente. Hay varias razones para esto.

Primero, las expansiones de masas de tierra u océanos,


mayormente sin interrupciones, tienden a no concentrar las
migraciones por vías estrechas y evidentes, y por lo tanto un
observador humano las nota menos. Segundo, al menos
para aves terrestres, las regiones climáticas tienden a
desvanecerse una en la otra en grandes distancias en vez de
estar enteramente separadas: esto significa que en vez de
hacer un largo viaje sobre un hábitat no apropiado para
alcanzar un destino en particular, las especies migratorias
usualmente pueden trasladarse pausada y relajadamente, alimentándose a medida que avanzan. Sin
abundantes estudios de anillado no se hace obvio en estos casos que las aves vistas en un área en
particular a medida que las estaciones cambian son de hecho miembros diferentes de la misma especie
que van pasando gradualmente siguiendo su vía hacia el norte o el sur.

De hecho muchas especies si crían en zonas templadas del sur e invernan más al norte en los trópicos.
En África, Hirundo cucullata (golondrina cabecirrufa o franjeada grande), y en Australia, Myiagra
cyanoleuca (papamoscas satinado), Eurystomus orientalis (carraca verde dólar) y Merops
ornatus (abejaruco arcoiris) por ejemplo, invernan muy al norte de su región de cría.

33
MARCO EXPERIMENTAL O CIENTIFICO

3.2.- FISIOLOGÍA Y CONTROL

El control de la migración, su determinación cronológica y la respuesta a ésta son controlados genéticamente y


parecen ser rasgos primitivos que están presentes incluso en muchas especies no migratorias. La habilidad para
navegar y orientarse independientemente durante las migraciones es un fenómeno mucho más complejo que
puede incluir tanto programas endógenos como aprendizaje.

3.2.1.- BASES FISIOLÓGICAS

3.2.1.1.- INTRODUCCION:

-La base fisiológica de la migración se basa en procesos endogenos, provocados por estímulos
externos, recibidos por el SNC. (Gwinner 1986;Ketterson and Nolan1990;Healy et
al.1996;Birgman1998) Como ``mensajeros´´ del proceso se encuentran las hormonas
neuroendocrinas y endocrinas secretadas via hipotálamo-hipófisis. El impulso migratorio posee
una fuerte componente genética, existen experimentos con lavanderas boyeras(Motacilla alba)
en los que diferentes poblaciones en areas geográficas similares poseen caracteres migradores
muy diferentes(Curry-Lindahl, K.1958). El proceso migratorio produce cambios importantes en la
fisiologia del animal, destacando la hiperfagia, el aumento de hematocrito en sangre y algunos
cambios comportamentales como el gregarismo.

Cambios que se producen en el ave:

En la fase premigratoria el ave principalmente aumenta su nivel de grasa(Blem 1990) Las grasas
son su principal combustible en este proceso, se acumulan principalmente en el tejido adiposo,
en los musculos y en órganos internos(George and Berger 1966). Entre las zonas más
importantes de acumulo de grasa se encuentran: La clavícula, el coracoides, los costados, el
abdomen, la pelvis y la zona del trasero(King and Farner 1965) Los ácidos grasos son diferentes
durante la migración(predominan los ácidos grasos insaturados) que durante la fase de
nidificación(predominan los ácidos grasos saturados)(Conway et al.1994). Como hemos
comentado anteriormente, se acumula grasa en los músculos, pero nunca, en el corazón. La
acumulación de grasas en la fase premigratoria es bien conocida desde hace muchos años por
los gourmets quienes buscan a los migradores en esta época pues su carne es más fina y más
rica en grasa. En función de la distancia a recorrer durante la migración el ave acumulará más o
menos reservas. Meter dibujo y tabla de acumulación de grasas.

Las grasas además de aportar energia para los músculos, ayudan a la termorregulación del ave
durante el proceso, además de grasas, durante la migración el ave aumenta el consumo de
proteínas y carbohidratos. En la fase post-migratoria el ave experimentará un proceso
hiperfágico, se ha demostrado también que durante esa fase, el ave, posee más capacidad de
recuperación de reservas.

Bases neuronales y hormonas implicadas en los procesos migratorios:

No hay una glándula que intervenga por sí sola en la determinación del impulso migratorio, sino,
por el contrario, todo un conjunto de glándulas endocrinas.

34
La hipófisis ocupa un lugar preeminente, en razón de su papel de verdadero puesto de mando
del organismo, y también debido a su sensibilidad a los factores de iluminación. Además de la
hipófisis se ha destacado la importancia de la tiroides(maneja la movilización de grasas en la
termorregulación) y las gónadas( Rowan, W.1939, deducía de sus experimentos que para la
migración era condición necesaria un desarrollo intermedio gonadal).

-Los factores ambientales condicionan el acto migratorio, afectando directamente a las glándulas
anteriormente citadas, por ejemplo:

-En el caso de la tiroides, hay numerosos casos de aves que migran grandes distancias
``empujadas´´ por potentes olas de frío.

-La hipófisis se ve claramente influenciada por el fotoperiodo, cada especie, cría y migra dentro
de sus margenes aptos de fotoperiodo.Existen experimentos con aves en cautividad en los
cuales se pudo comprobar que tan solo con el estímulo del fotoperiodo las aves mostraban
agitación orientada a sus lugares de migración.

La prolactina, la somatotropina, la hormona pancreática, la hormona hipofisial, catecolaminas e


insulina tienen un papel fundamental en la acumulación de grasas, en la hipertrofia muscular y en
el aumento del hematocrito(Ramenofsky and Boswell 1994).

-Catecolaminas, hormonas del crecimiento y corticosterona participan en la movilización de


grasas(Ramenofsky 1990).

-La corticosterona y la testosterona es importante en la migración nocturna de aves.(Gwinner


1975).

-La melatonina tiene 1 papel fundamental en la organización de la migración y la orientación


(Beldhuis et al. 1988; Schnneider et al. 1994).

3.3.- FACTOR CRONOLÓGICO DESENCADENANTE


El estímulo fisiológico primario para la migración es el cambio en la longitud del día. Estos cambios están
también relacionados con cambios hormonales en las aves.

En el periodo antes de la migración, muchas aves despliegan una mayor actividad o “Zugunruhe”
(en alemán: inquietud migratoria) así como cambios fisiológicos como incremento de la deposición de grasas. La
ocurrencia de este periodo incluso en aves enjauladas sin estímulos ambientales (por ejemplo, acortamiento del
día y o disminución de la temperatura) ha indicado hacia el rol de programas endógenos con ritmos anuales en el
control de la migración de las aves. Aves enjauladas muestran una dirección preferencial de vuelo que se
corresponde con la dirección de la migración que ellas habrían tomado en la naturaleza, incluso cambiando sus
direcciones preferenciales aproximadamente al mismo tiempo que sus coespecíficos silvestres cambian de
curso.

En las especies donde existen poliginia y dimorfismo sexual acentuado, hay una tendencia a que los machos
vuelvan más pronto que las hembras a los sitios de reproducción. Esto se denomina protoandria.

3.4.- ORIENTACIÓN Y NAVEGACIÓN

Las rutas de especímenes de Limosa lapponica (becasina o aguja colipinta) marcados por satélite en su
migración al Norte desde Nueva Zelanda. Esta especie tiene la migración sin paradas más larga que se haya
registrado, alcanzando los 10.200 km.

35
La orientación de las aves se basa en diversos sensores. En muchas
especies se ha demostrado el uso un compás solar. El uso del sol para
dirigirse involucra el hacer compensaciones en el cambio de su posición
basadas en el tiempo. La navegación también se ha demostrado que se
basa en la combinación de otras habilidades que incluyen la de detectar
los campos magnéticos, el uso de puntos de referencia visuales así como
pistas olfatorias.

Se cree que las migrantes de largas distancias se dispersan cuando son


jóvenes y se apegan a sitios de cría potenciales y a sitios de invernación
favoritos. Una vez que el apego al sitio se ha producido muestran una alta
fidelidad al lugar, visitándolo año tras año.

La habilidad de las aves para navegar durante las migraciones no puede ser explicada completamente por la
programación endógena, incluso con la ayuda de las respuestas a estímulos ambientales. La habilidad de
realizar exitosamente migraciones a largas distancias probablemente sólo puede ser completamente explicada
teniendo en cuenta la habilidad cognitiva de las aves para reconocer hábitats y para formar mapas mentales.
Elseguimiento satelital de rapaces de migración diurna como Pandion haliaetus (águila pescadora) y Pernis
apivorus (halcón abejero) ha mostrado que los individuos más viejos son mejores al hacer correcciones en caso
de deriva provocada por el viento.

Como los patrones con ritmos anuales indican, existe un fuerte componente genético para la migración en
términos de determinación cronológica y de ruta, pero éste puede ser modificado por influencias ambientales. Un
ejemplo interesante donde un cambio de la ruta migratoria ha ocurrido por causas de barreras geográficas es la
tendencia de algunas Sylvia atricapilla (curruca capirotada) de Europa central de migrar al oeste e invernar
enGran Bretaña en lugar de cruzar los Alpes.

Las aves migratorias pueden usar dos instrumentos electromagnéticos para hallar su punto de destino: uno que
es totalmente innato y otro que depende de la experiencia. Un ave joven en su primer vuelo migratorio toma la
dirección correcta de acuerdo con el campo geomagnético pero no conoce cuan lejos debe volar. Lo hace a
través de un "mecanismo radical dual" dependiente de la luz y el magnetismo mediante el cual reacciones
químicas, en especial de fotopigmentos sensibles a luz de longitud de onda larga, son afectadas por el campo
magnético. Note que aunque esto sólo funciona durante las horas del día, no usa la posición del sol de ningún
modo. En este punto el ave es similar a un niño explorador con brújula pero sin mapa, hasta que va
acostumbrándose a la travesía y puede poner sus otras habilidades en uso. Con la experiencia ellas aprenden
varios puntos de referencia y este "mapeo" es hecho mediante receptores basados en magnetita en el sistema
trigeminal, el que le dice al ave cuan fuerte es el campo magnético. Debido a que las aves migran entre regiones
norteñas y sureñas, la fortaleza del campo magnético en diferentes latitudes le permite interpretar el "mecanismo
radical dual" más acertadamente, y conocer si ha llegado a su destino. Investigaciones más recientes han hallado
una conexión neuronal entre el ojo y el "agrupamiento N", la parte del cerebro anterior que está activa durante la
orientación migratoria, sugiriendo que las aves pueden realmente ser capaces de "ver" el campo magnético de la
Tierra.

3.5.- VAGABUNDEO
Las aves en su migración pueden perder el rumbo y aparecer fuera de su área de distribución normal. Esto
puede deberse a que se sobrepasan de su lugar de destino, por ejemplo porque vuelen más al norte que el área
de cría habitual. Un mecanismo que puede originar grandes rarezas, al ocurrir que aves jóvenes vuelven atrás
como vagabundos por cientos de kilómetros fuera de su rango se denomina migración revertida, en ellas falla la
ejecución apropiada del programa genético.

36
Algunas áreas se han vuelto famosas como puntos de observación de aves debido a su localización. Por ejemplo
el Parque Nacional Point Pelee en Canadá, y Cabo Spurn en Inglaterra. Laderiva migratoria de aves sacadas de
curso por el viento puede resultar en la "arribazón" de gran número de migrantes en sitios costeros.

3.5.1.- ACONDICIONAMIENTO DEL INSTINTO MIGRATORIO


Ha sido posible enseñar una ruta de migración a una bandada de aves, por ejemplo en esquemas de
reintroducción. Después de una prueba con Branta canadensis (ganso de Canadá), se usaron aviones
superligeros en Estados Unidos para enseñar rutas migratorias seguras a especímenes reintroducidos
de Grus americana (grulla blanca americana).

3.5.2.- FACTORES EVOLUTIVOS Y ECOLÓGICOS

El que una especie migre depende de un número de factores. El clima del área de cría es importante, y
pocas especies pueden lidiar con los duros inviernos del interior de Canadá o el norte deEurasia. Así es
parcialmente migratorio Turdus merula (mirlo euroasiático), es migratorio en Escandinavia, pero no en el
clima más templado del sur de Europa. La naturaleza del alimento principal también es importante. La
mayoría de los que se especializan en comer insectos fuera de los trópicos son migrantes a largas
distancias, y tienen pocas elecciones más que dirigirse al sur para pasar el invierno.

A veces los factores están finamente balanceados. Las tarabillas Saxicola rubetra (la norteña) de Europa
y Saxicola maura (la siberiana) de Asia son migrantes de larga distancia invernantes en el trópico,
mientras su pariente cercano Saxicola rubicola (la europea o común) es un ave residente en la mayor
parte de su rango, y se mueve sólo cortas distancias desde el norte y el este más fríos. Un posible factor
aquí es que las especies residentes a menudo pueden tener una nidada extra.

Estudios recientes sugieren que los paseriformes que migran largas distancias son de origen evolutivo
sudamericano y africano en vez de originarse en el hemisferio norte. Son en realidad especies sureñas
que van al norte a reproducirse en vez de especies norteñas que van al sur a invernar.

Análisis teóricos muestran que los desvíos y contorneos en sus rutas de vuelo que incrementan la
distancia de vuelo hasta el 20% serán a menudo adaptativas desde el punto de vista aerodinámico – un
ave que se llena con alimento para cruzar una amplia barrera vuela menos eficientemente. Sin embargo
algunas especies muestran circuitos de rutas migratorias que reflejan una expansión histórica del rango
de distribución y están lejos de ser óptimas en términos ecológicos. Un ejemplo es la migración de la
población continental de Catharus ustulatus (zorzalito de Swainson), que vuela muy al este atravesando
Norteamérica antes de virar al sur vía la Florida para alcanzar el norte de Sudamérica; se cree que esta
ruta sea una consecuencia de una expansión del rango que ocurrió hace unos 10.000 años. Los
contorneos pueden ser también causados por condiciones de viento diferentes, riesgo de predación, y
otros factores.

3.6.- CAMBIO CLIMÁTICO


Los cambios climáticos en gran escala se espera que tengan un efecto sobre la cronodeterminación de la
migración, y los estudios han mostrado una variedad de efectos incluidos los cambios cronológicos en la
migración, en la estación de cría. Así como en las declinaciones de poblaciones.

37
3.7.- EFECTOS ECOLÓGICOS

La migración de las aves también ayuda al traslado de otras especies incluyendo aquellas
de ectoparásitos como garrapatas y piojos, los que a su vez pueden llevar microorganismos incluyendo agentes
causales de enfermedades humanas. Se ha tomado interés considerable debido a la expansión global de gripe
aviar, sin embargo las aves migratorias no son consideradas una amenaza mayor. Algunos virus que se
mantienen en las aves sin efecto letal, como el West Nile virus pueden sin embargo dispersarse por la migración
de las aves. Las aves pueden tener también un rol en la dispersión de propágulos de plantas y plancton.

Algunos depredadores toman ventaja de la concentración de aves durante la migración. El murciélago Nyctalus
lasiopterus (noctulo mayor) se alimenta de pájaros migratorios nocturnos. Algunas aves rapaces se especializan
en Charadriiformes migratorias.

3.8.- TÉCNICAS DE ESTUDIO

La migración de las aves ha sido estudiada por una


variedad de técnicas de las cuales el anillado es la más
vieja. El marcado con color, el uso de radar, el seguimiento
satelital y análisis deisótopos estables de Hidrógeno (o
Estroncio) son algunas de las otras técnicas usadas para
estudiar las migraciones.

Un método para determinar la intensidad migratoria hace


uso de micrófonos apuntando hacia arriba para registrar las
llamadas de contacto nocturnas de las bandadas que sobrevuelan. Éstas son luego analizadas en un laboratorio
para medir tiempo, frecuencia y especies.

Una técnica más antigua para cuantificar la migración involucra la observación de la cara de la luna llena y contar
las siluetas de bandadas de aves a medida que vuelan en la noche.

Los estudios del comportamiento de orientación han sido llevados a cabo tradicionalmente usando variantes de
un dispositivo conocido comoembudo de Emlen el cual consiste de una jaula circular cubierta arriba por vidrio o
una pantalla de alambre de forma que arriba sea visible el cielo o la cúpula de un planetario o con otros estímulos
ambientales controlables. El comportamiento de orientación de aves dentro de este dispositivo es estudiado
cuantitativamente usando la distribución de las marcas que el ave deja en las paredes de la jaula. Otros métodos
usados en estudios de regreso a casa de palomas hacen uso de la dirección en que el ave desaparece en el
horizonte.

3.9.- ARTICULO

3.9.1.- LAS AVES "VEN" EL CAMPO MAGNÉTICO DE LA TIERRA MIENTRAS VUELAN


PEDRO DONAIRE
1/31/2011 04:07:00 p.m.
Zoologia

Aun probando las más exóticas sustancias químicas que pudieron encontrar, los
científicos no han podido igualar la capacidad visual de ningún pájaro. Las aves son
capaces de "ver" el campo electromagnético de la Tierra mientras vuelan por el
cielo.Muchas criaturas, sobre todo las aves, detectan en su navegación la dirección de las
fuerzas magnéticas que existen alrededor de nuestro planeta, para guiarse por ellas.

38
Sin embargo, ahora los investigadores han descubierto que se producen diversas
reacciones en los ojos de todas estas aves conforme siguen determinados campos.
Se han sugerido que, estas reacciones pueden crear una imagen del campo en diferentes
tonos de luz y oscuridad, en los ojos de las aves.Si esto es cierto, sería otro ejemplo de
las maravillas de la madre naturaleza, lo científicos han usado sustancias químicas de lo
más exóticas para probarlo, que no han podido igualar esa capacidad del ojo del
pájaro.Esta compleja teoría implica examinar el proceso por el cual la luz pasa a través
de los ojos de un pájaro, algo que ha intrigado a la comunidad científica durante más de
30 años.
A finales de la década de 1970, el físico Klaus Schulten llegó a la conclusión de que las
aves navegan basándose en las reacciones bioquímicas geomagnéticamente sensibles de
sus ojos.
Desde entonces, las investigaciones han identificado células especiales en el ojo que
llevan a cabo esta función, usando la proteína criptocromo.Cuando un fotón de luz entra
en el ojo de un pájaro, entra en contacto con la criptocroma y ello le da un impulso
energético que lo coloca en un entrelazamiento cuántico, un estado donde los
electrones son separados de manera espacial, pero capaces todavía de afectarse entre
sí.
Los científicos han sugerido que los ojos de las aves se basan en este entrelazamiento,
pero ahora que anuciamos este nuevo artículo, el proceso puede reproducir también en
el ojo una imagen del campo electromagnético de la Tierra.
Esta imagen no sería un bosquejo claro de su forma, sino sólo las sombras de oscuridad y
luz, dependiendo de cómo se mueva el campo.Ninguno de los experimentos han
aportado pruebas concluyentes, ya que se necesitan hacer más pruebas, aunque la
perspectiva de tal descubrimiento nos ha dejado atónitos.
El nuevo estudio fue co-escrito por el físico cuántico Simon Benjamin, de la Universidad
de Oxford y la Universidad Nacional de Singapur.Tal cómo funciona el ojo de un pájaro es
"realmente asombroso" y desde luego, mucho mejor que su intento de recrear el
proceso en el laboratorio. "Simplemente asombroso."
El Dr. Schulten, que no participó en las últimas investigaciones, agregó: "Creo que este es
un documento muy bonito que enfoca el problema desde un ángulo muy interesante."

39
MARCO HISTORICO

3.10.- HISTORIA DE LA MIGRACION


Las primeras observaciones registradas de la migración de las aves
son de hace 3000 años, mencionadas
por Hesíodo, Homero, Heródoto, Aristóteles y otros.
La Biblia también menciona migraciones, como en el Libro de Job
(39:26), donde se hace la interrogante :

¿Es por tu inteligencia que se cubre de plumas el halcón y despliega


sus alas hacia el sur?

El autor de Jeremías (8:7) escribió:

Hasta la cigüeña, en el cielo, conoce sus estaciones; la tórtola, la golondrina y la grulla tienen en cuenta el tiempo
de sus migraciones.

Aristóteles menciona que las grullas viajan de las estepas escitas a los pantanos de las cabeceras del Nilo. Plinio
el Viejo en su Naturalis Historia repite las observaciones de Aristóteles. Por otra parte Aristóteles sugirió que
las golondrinas y otras aves hibernaban. Esta creencia persistió incluso hasta 1878, cuando Elliott Coues hizo
una lista de no menos de 182 trabajos que trataban sobre la hibernación de las golondrinas. No fue sino hasta
principios del siglo XIX en que fue aceptada la migración como causa de la desaparición durante el invierno de
las aves en los climas del norte.

El descubrimiento de cigüeñas blancas en Alemania heridas con flechas africanas proveyeron pistas sobre la
migración. Uno de los más antiguos especímenes flechados fue encontrado cerca de la aldea alemana de Klütz
en el estado de Mecklenburg-Vorpommern. Se han descubierto aves llamadas yussifirus maricunis que emigra
distancias muy largas en muy poco tiempo.

40
MARCO MORAL

3.11.- AMENAZAS Y CONSERVACIÓN

Las actividades humanas han amenazado a muchas especies de aves migratorias. Las distancias involucradas
en sus migraciones significan que ellas a menudo cruzan las fronteras de países y las medidas de conservación
requieren la cooperación internacional. Varios tratados internacionales se han firmado para proteger especies
migratorias incluyendo la Migratory Bird Treaty Actde 1918 de los Estados Unidos (convenio con Canadá,
México, Japón y Rusia) y el Acuerdo Africano-Euroasiático de Aves Acuáticas Migratorias.

La concentración de aves durante la migración puede poner las especies en riesgo. Algunas de las especies
migrantes más espectaculares ya se han extinguido, la más notable es Ectopistes migratorius (paloma viajera).
Durante sus migraciones las bandadas eran de 1,6 km de ancho y 500 km de largo, tomando varios días para
pasar y conteniendo hasta mil millones de aves.

Otras áreas significativas incluyen las áreas de parada transitoria entre los territorios de cría y los de invernada.
Un estudio de captura y recaptura de paseriformes migrantes que tienen alta fidelidad a sus territorios de cría e
invernada no mostró una asociación estricta similar con las áreas de parada transitoria.

La caza a lo largo de las rutas migratorias puede causar una grave mortalidad. Las poblaciones de Grus
leucogeranus (grulla siberiana) que invernan en la India declinaron debido a la caza en las rutas de transito,
particularmente en Afganistán y Asia Central. Por última vez se vieron estas aves en 2002 en su sitio favorito de
invernada en el Parque Nacional Keoladeo.

Estructuras como las líneas de transmisión eléctrica, molinos de viento y plataformas petrolíferas de alta mar se
sabe que han afectado la migración de las aves. La destrucción del hábitat por el cambio en el uso de la tierra es
sin embargo la amenaza más grande y los humedales de tierras bajas, que son los sitios de parada transitoria y
de invernada para aves migratorias, están amenazados particularmente por el drenaje y las reclamaciones para
uso humano.

41
CAPITULO IV
-INFLUENCIA DEL CAMPO MAGNETIVO EN
LA MIGRACION DE LAS AVES

42
COMO AFECTA EL CAMPO MAGNETICO DE LA TIERRA A LA MIGRACION DE LAS AVES
Las aves son uno de los pocos tipos de animales que de verdad pueden detectar el campo magnético
terrestre. Aunque los mecanismos exactos se están estudiando activamente, los científicos
engeneral aceptan que las aves usan su sentido del campo magnético para emigrar. Para un ave que
migra grandes distancias, este sentido llamado magnetorrecepción, es lo que le permite mantener el
rumbo, inclusive bajo condiciones climáticas desfavorables cuando hay poca visibilidad.

El pico
En todas las aves, las terminaciones cortas nerviosas en sus picos contienen suficiente hierro para
reconocer la resonancia magnética. Este descubrimiento llevó inicialmente a los científicos a creer que las
aves utilizan sus picos para navegar por el campo magnético. Sin embargo, aunque el hierro es capaz de
reconocer los cambios en la orientación del campo magnético y su intensidad, no hay un método para
diferenciar el norte del sur. Además, los experimentos recientes han demostrado que un ave puede ser
"cegada" de este sentido por la ruptura de estos nervios y aún así poder volar.

El ojo
La investigación actual demuestra que existe un receptor magnético en los ojos de pájaro y que pueden
recoger información visual sobre el campo magnético de la Tierra. Los mismos experimentos como el que
se menciona en la sección 1, demostraron que las aves con alguna discapacidad en sus ojos no podían volar
en absoluto, lo que prueba que el rol del pico es secundario o complementario a un receptor magnético
situado en el ojo. Curiosamente, el ojo derecho parece ser más importante que el ojo izquierdo.

Criptocromos
En la actualidad, los científicos teorizan que el ojo de un pájaro contiene proteínas llamadas
"criptocromos" que emiten los radicales libres al tocar la luz. Estos radicales libres son influidos por el
campo magnético, y esa influencia es detectada por una región del cerebro del ave. No hay manera de
saber que es lo que "ve" un pájaro, pero algunos proponen que el sentido magnético actúa como una
segunda capa de información visual, haciendo que el campo magnético se vea parecido a algo como un
sombreado.

Navegación
Sin embargo se considera que la magnetorrecepción es un componente crucial dentro de la capacidad de
un pájaro para volar. Las aves migratorias vuelan a menudo demasiado lejos de la tierra para guiarse por
los puntos de referencia y a través de las inclemencias del tiempo lo que hae que la visibilidad sea casi
nula. Teniendo en cuenta que algunas aves migratorias como el charrán ártico vuelan hasta 40.000
kilómetros por año, la evolución y el desarrollo de este sentido magnético es crucial para la supervivencia
de la especie.

43
CAPITULO V
IV.-ASPECTOS ADMINISTRATIVOS.
A. Recursos humanos.
B. Presupuesto.
C. Cro

44
CAPITULO VI
V.- BIBLIOGRAFÍA.

CAPITULO 2
www.rincondelvago.com

 Bioelectromagnetismo: Campos eléctricos y magnéticos y seres vivos. Miguel Aguilar Gutiérrez. CSIC.
 Física para la Ciencia y la Tecnología. Paul a. Tipler. Ed. Reverté S.A.
 Electricidad y magnetismo. Serway. Ed. Mc Graw Hill.
 Magnetic Orientation in animals. R. Wiltschkos y W. Wiltschkos.

45
 ARTICULO CIENTIFICO SOBRE LOS ANIMALES Y EL CAMPO MAGNETICO

 “Los animales y el campo magnético de la Tierra” (10/04/2008). Peter Tyson, productor jefe de NOVA.
 “10.000 reses mueren en Vietnam: vacas y búfalos, forman parte de las muertes masivas”. Elizabeth Mitchell.
BBC News.
 “Los zorros utilizan el campo magnético de la Tierra para cazar a sus presas”. Rebecca Boyle.
 “La disminución de abejas es ahora un fenómeno global”, por Michael McCarthy. The Independent. 10/03/2011.
 Las brújulas se ven alteradas por cambios en el campo magnético terrestre”. Loren Crosh. Fox News.
07/01/2011
 “Desplazamiento del polo norte magnético afecta al aeropuerto de Tampa”. 07/01/2011.
 “Los polos de la Tierra hace tiempo que tenían que haber sufrido otro reverso”. Claire Thomas. Cosmos.
05/05/2008.
 “El terremoto de Chile podría haber desplazado el eje de la Tierra disminuyendo la duración del día en la Tierra”.
Alan Buis. NASA. 2011.
 “El terremoto de Japón podría haber reducido la duración de los días en la Tierra”. Alan Buis. NASA. Marzo de
2011.
 “Tutti avanti di 20 minuti al giorni. Il mistero degli orlogi siciliani”. Junio de 2011. Periódico italiano Della Sera.
 “Experimentos con el tendido eléctrico podría hacer que sus relojes funcionen mal”. 25 de junio de 2011.
 “2011. Terremotos Significativos y Titulares de Noticias”. USGS. Año 2011.
http://earthquake.usgs.gov/earthquakes/eqinthenews/
 “Accidente nuclear en Francia”. Joseph Trento. 12/09/2011.
 “Detectan niveles elevados de radiación en el agua potable de otras 13 ciudades en los Estados Unidos. Cesio
137 en la leche de Vermont” Jeff McMahon. 04/09/2011.
 “Xenon-133 y Cesio-137 liberados a la atmósfera desde la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi: tiempo de la
fuente, dispersión atmosférica y depósito”. A. Stohl, P. Seibert, G. Wotawa, D. Arnold, J.F. Burkhart, S. Eckhardt,
C. Tapia, A. Vargas y T.J. Yasunari.
 “Radiación de la planta nuclear de Fukushima llega a Europa”.

Capitulo III
Bibliografía[editar]

 Berthold, Peter (2001) (en inglés). Bird Migration: A General Survey. (Segunda edición). Oxford University
Press. ISBN 0-19-850787-9.
 Dingle, Hugh (1996) (en inglés). Migration: The Biology of Life on The Move.. Oxford University Press.
 Weidensaul, Scott (1999.) (en inglés). Living On the Wind: Across the Hemisphere With Migratory Birds.. Douglas &
McIntyre.
 Edición dedicada de Philosophical Transactions B sobre la Adaptación al Ciclo Anual. Algunos artículos tienen
acceso libre
 Curry-Lindahl, K.(1958)Internal timer and spring migration in an ecuatorial migrante, the Yellow Wagtail(Motacilla
flava)Arkiv Zool., 11(33):541-557.
 Blem, C.R. (1990)Avian energy storage. In Current ornithology(ed. M. Power), pp.59-113-Plenum Press, New York.
 George, J. C. y Berger, a.J.(1966)Avian myology . Academic Press. Nueva York, Londres.
 King, J.R. and Farner, D.S.(1965). Studies of fat deposition in migratory birds.Ann.New York Acad. Sci. 131, 422-40.
 Conway et al.(1994).Seasonal changes in fatty acid composition of the wood trush. Cóndor 96,791-4.
 Rowan, W.(1939).Light and seasonal reproduction in animals.Biol.Rev.,13:374-402.
 Ramenofsky, M. and Boswell, T. (1994).Regulation of feeding cycles during migration: a possible role for insulin.
Abstracts of 21st International Ornithological Congress.J.Ornithol.135,Sonderh.,67.

46
 Ramenofsky, M. (1990)Fat storage and fat metabolism in relation to migration. In Bird migration : the physiology and
ecophysiology (ed. E. Gwinner), pp. 214-31. Springer – Verlag , Berlin.
 Gwinner (1975).Effects of season and external testosterone on the freerunning circadian activity rhythm of European
starlings(Sturnus vulgaris).J.Comp.Physiol.103,315-28.
 Beldhuis, H.J.A. et al. (1988)Melatonin and the circadian rhythms of feeding and perch-hopping in the European
Starling, Sturnus vulgaris. J.Comp.Physiol.A 164, 7-14.
 Schnneider, T. et al. (1994)Melatonin is crucial for the migratory orientation of Pied flycatchers (Ficedula hipoleuca
Pallas).J.Exper. Biol.194,255-62.
 Gwinner (1986).Circannual rhythms. Springer- Verlag, Berlin.
 Ketterson and Nolan(1990).Site attachment and site fidelity: experimental evidence from the fiel dand analogies from
neurobiology . In Bird migration: the physiology and ecophysiology (ed. E.Gwinner), pp. 117-29.Springer- Verlag,
Berlin.
 Healy et al.(1996) Hippocampal volume in migratory and non-migratory warblers : effects of age and experience .
Behav. Brain Res. 81, 61-8.
 Bingman, V.P.(1998).Spatial representations and homing pigeon navigation. In Spatial representation in animals(ed.
S. Healy), pp.69-85.Oxford University Press.
 Bird Migration, a general survey, second edition. Peter Berthold.
 Ornithology. Frank b. Gill.
 Las aves en su medio ambieente. Dorst
 The migration ecology of birds. Ian Newton.
Enlaces externos[editar]

 Migration Ecology Group, Lund University, Sweden


 MIGRATE: Migration Interest Group: Research Applied Toward Education, USA – Grupo de interés sobre migración:
investigación aplicada hacia la educación, Estados Unidos
 Trektellen.nl – Conteos de migración y registros de anillamiento de Holanda, Bélgica, Gran Bretaña, Francia,
Alemania, España y Portugal
 Bird Research by Science Daily- incluye varios artículos sobre la migración de las aves
 The Nature Conservancy's Migratory Bird Program- El programa de aves migratorias del Nature Conservancy
 The Compasses of Birds – una revisión de la Science Creative Quarterly
 Soaring with Fidel – sigue la migración anual de las águilas pescadoras (Pandion haliaetus) desde Cabo Cod hasta
Cuba y Venezuela
 Birder's Journal: A Morning With Migrants Nationalgeographic.com
 Bat predation on migrating birds – Predación de murciélagos sobre aves migratorias.
 Conteos de migración en el área del Estrecho de Gibraltar y España.

WIKIPEDIA
 Referencia: Sott.net, 28 de enero 2011, Daniel Bates Daily Mail, UK

- See more at: http://bitnavegante.blogspot.com/2011/01/las-aves-ven-el-campo-magnetico-de-


la.html#sthash.RZ9IsAqq.dpuf

47
CAPITULO 4
http://www.ehowenespanol.com/afecta-campo-magnetico-tierra-aves-info_50743/

V.- BIBLIOGRAFÍA
En la bibliografía se registran las obras que tratan del tema, implícita o explícitamente, no es recomendable citar obras
de cultura general, como enciclopedias, diccionarios, etc.
La lista bibliográfica o referencia bibliográfica puede subdividirse en dos partes:
Fuentes bibliográficas consultadas.
Fuentes bibliográficas para consultar.
Recuerde que este es un esquema del proyecto de investigación, es la guía de lo que va a investigar, en ningún caso es la
INVESTIGACION como tal.

48