Está en la página 1de 2

La evangelización fundante.

Universidad La Salle
Licenciatura en Pastoral Catequética
Historia del Cristianismo
Escobedo Lavín Fernando

Lo que referente a la evangelización fundante, es en su mayoría no un tema nuevo, sin


embargo, la oportunidad de tener un mayor acercamiento a este hecho tan significativo y
constitutivo que si bien, regiría la vida de la Nueva España, es de sumo interés y de gran
riqueza tanto cultural e histórica así como para la formación católica. La pluma del autor
además de ser poco densa te va introduciendo de manera dinámica en el proceso de la
evangelización de las nuevas tierras. El autor matiza de manera clara a que se quiere referir
cuando habla acerca de la evangelización. Esto es sin duda el punto de partida que nos ha de
permitir entender todo el ser y quehacer de los valerosos evangelizadores que se enfrentaban
y adentraban a tierras desconocidas. La evangelización es pues entendida como una
¨planificación metódica que tratará de llevar al indígena de su vivencia religiosa prehispánica,
a un cúmulo de conocimientos, y a una práctica de vida, dentro de las creencias y de los
valores cristianos¨.1

Me resulta sumamente complejo pensar en las grandes dificultades a las que los
evangelizadores se tuvieron que enfrentar, así como los medios e instrumentos de los que se
tuvieron que valer para llevar a cabo la misión que les había sido encomendada. Sin embargo
me resulta aún más difícil tratar de entender la situación en la que los indígenas se tuvieron
que enfrentar, ya que al estar reducidos a un poco posibilidad de elección respecto a la fe que
se llegaba de una u otra forma a imponerse, se tuvieron que ir paulatinamente despojando de
aquello que les era tan propio e íntimo, su relación con las divinidades y la manera en la que
las encontraban tan insertas es su propia vida, en su contexto geográfico, político, cultural.
Fácil es entender que siguieran realizando sus ritos propios de sacrificios y ofrendas, como
popularmente se dice ¨taparle el ojo al macho¨, en este caso a los evangelizadores, ejemplo
de ello es la aceptación de imágenes y/o símbolos que se colocaban ante la victoria de un
dios vencedor en sus batallas bélicas. El proceso de evangelización de manera contundente
vino a transformar la dinámica de vida indígena de manera total, llevándolos incluso, en el
peor de los casos hasta el suicidio.

Es sin duda alguna, de manera loable la manera en la que la fe comenzó a imponerse


y a impregnarse en la vida de los indígenas, que en la mayoría de los casos, se procuró no
coartar su libertad, siendo esta misma la que finalmente los llevaría por ¨selección natural¨ a
morir debido a las condiciones adversas de salud en la que los indígenas estaban en
desventaja respecto a los españoles, o bien a convertirse totalmente al catolicismo. Es
también loable la fuerza y valentía de los frailes, que si bien tenían una fuerte y notable
desventaja en números, esto bien lo testifica el Virrey Don Luis de Velasco que en un informe
a la corona dijo que el número de ¨negros¨ sobresalía al de españoles de gran manera,
teniendo de fondo un temor por ciertas represalias2, a final de cuentas, estos eran mayoría,

1
Roberto Jaramillo, “La evangelización fundante. Primera parte”, en Efemérides Mexicana 78 (2008), 334.
2 Cf. Ídem. 340.
La evangelización fundante.
Universidad La Salle
Licenciatura en Pastoral Catequética
Historia del Cristianismo
Escobedo Lavín Fernando

tenían una lengua distinta, y posiblemente incluso hasta condiciones físicas que les
permitirían sobreponerse en la batalla.

Dos de las herramientas catequéticas que más captaron mi atención fue la


¨infiltración¨ por parte de los frailes con los niños que se encontraban recibiendo algún tipo
de formación en sus conventos, misma que les permitiera con papel y lápiz en mano ampliar
su vocabulario con las palabras y sus correspondientes significados. Esta herramienta fue, a
mi parecer uno de los grandes pilares que les permitió acceder a la lengua, para después con
ella, hacer un constructo de ideas filosófico-teológicas. Otro de los aspectos catequéticos-
pastorales que me parece es, junto con el anterior, una gran manera de acceder a nuestros
públicos de recepción catequética fue lo trabajado por Pedro de Gante en uno de los
catecismos. Pedro de Gante a echando mano de los glifos prehispánicos, logró un sistema
que le permitía transmitir algún tipo de conocimientos como la señal de la cruz, oraciones y
demás, de manera que el conocimiento que él deseaba transmitir les quedaba a los indígenas
de una manera más cercana y clara.

Roberto Jaramillo, “La evangelización fundante. Primera parte”, en Efemérides Mexicana 78


(2008), 333-361.