Está en la página 1de 10

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

(UAPA)

ESCUELA DE NEGOCIOS
LICENCIATURA EN MERCADEO

TEMA:

Tarea III

PRESENTADO POR:

Yuri Mabel Adames

MATRICULA:

14-3354

ASIGNATURA:

Comportamiento del Consumidor

FACILITADOR:
José Luis Díaz Ynoa

Santiago
República Dominicana
Septiembre, 2018
INTRODUCCIÓN
Para todo mercadólogo, el comportamiento de los consumidores es muy
importante, ya que al buscar, comprar, utilizar, evaluar y desechar los productos
y servicios que, consideran, encontraremos la forma de satisfacer sus
necesidades.

Es por ello que el estudio del comportamiento del consumidor y el conocimiento


de sus necesidades es una cuestión básica y un punto de partida inicial para
poder implementar con eficacia las acciones de marketing por parte de las
empresas.

El comportamiento del consumidor, como una disciplina del Marketing se


enfoca en la forma que los individuos toman decisiones para gastar sus recursos
disponibles (tiempo, dinero y esfuerzo) en artículos relacionados con el
consumo.

Como una forma de irnos adentrando en el tema, en esta actividades definiremos


lo que es el comportamiento del consumidor, su importancia y las nuevas
tendencias del mismo en la República Dominicana.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1.- Definir el concepto del comportamiento del consumidor

2.- Explicar la importancia del comportamiento del consumidor para la


empresa.

3- Establecer las nuevas tendencias del consumidor en la Republica


Dominicana.
1- Investigación en el texto básico acerca del concepto del comportamiento
del consumidor y su importancia para la empresa. Subirlo a la plataforma
virtual.

El comportamiento del consumidor es el estudio del comportamiento que los


consumidores muestran al buscar, comprar, utilizar, evaluar y desechar los
productos y servicios que, consideran, satisfarán sus necesidades. El
comportamiento del consumidor, como una disciplina del Marketing se enfoca
en la forma que los individuos toman decisiones para gastar sus recursos
disponibles (tiempo, dinero y esfuerzo) en artículos relacionados con el
consumo.

El comportamiento del consumidor es vital para la empresa, ya que una empresa


no debe dar tiros al azar, tratando de llegar a cualquier persona. Los clientes
potenciales son siempre una apuesta con más chances de generar resultados, por
lo que el emprendedor debe centrarse en el potencial comprador. Checa cómo
puedes convertir clientes potenciales en clientes reales con el embudo de
conversión.

El comportamiento del consumidor es importante porque:

1. Influye en las decisiones: el comportamiento influyen en muchas de las


decisiones que se tomen. A un director de mercadeo de una empresa le interesa
conocer cómo se comporta el consumidor para decidir sobre la forma de
comercializar su producto o servicio.
Desde el punto de vista social los consumidores influyen en las condiciones
socio-económicas de un país, el público influye en lo que se producirá, de ahí
que es un determinante para el nivel y calidad de vida de esa sociedad.

2. Es imprescindible para el éxito a largo de un programa de mercadotecnia: Se


debe buscar satisfacer los deseos y necesidades de los consumidores, aspecto
primordial para el planteamiento de los objetivos de una compañía. Por lo tanto,
se requieren estrategias integradas que busquen la satisfacción del cliente en
concordancia con otras funciones de la empresa.

3. Útil para el análisis de las oportunidades del mercado, es decir, se pueden


conocer necesidades y deseos que no han sido satisfechos y con ello cubrir
nuevos nichos de mercado.

4. Para la toma de decisiones gubernamentales: Los servicios de gobierno


pueden mejorar si se conoce bien a los usuarios o destinatarios de estos.

5. La educación del consumidor: Es importante conocer el comportamiento del


consumidor para emprender programas educativos que le permitan al público
mejorar la forma de decidir sobre un producto o servicio.
2. Realizar un ensayo acerca de las nuevas tendencias del consumidor en la
Republica Dominicana.

En nuestro país, la práctica del consumo ha tenido un impacto directo en el


carácter psicológico, creando una sociedad con un carácter social de orientación
competitiva, ambiciosa con afán de lucro excesivo y fiebre de adquisición que
abarca los sectores de la vida pública y privada resultando en una organización
social plagada de prejuicios sociales, individualismo egoísta, fanatismo político
y un sistema discriminatorio de origen de nacimiento, raza, color y clase social,
en el cual las relaciones y valores humanos se simplifican en una sola ecuación
“tanto tienes, tanto vales”.

El dominicano como individuo dentro de la sociedad o dentro de una dada clase


solo puede existir si funciona en el sentido requerido por el sistema social. Sin
embargo, existen necesidades como la armonía, compasión, amor, solidaridad,
libertad y felicidad las cuales son inherentes a su condición natural de humano
y que son factores dinámicos de su estabilidad social e histórica, las cuales si
frustradas tienden a producir trastornos psíquicos y tensiones sociales.

En la economía actual de nuestro país, el consumismo como parte del carácter


social obliga a cada miembro de nuestra sociedad a consumir cosas vanas,
superfluas y costosas, las cuales representan un esfuerzo económico y que
generalmente no estamos en condiciones de adquirir, creándose un desbalance
de la armonía del individuo y las presiones sociales de consumir, estableciendo
un balance negativo que tiende a aumentar el deseo irresistible de obtener
riquezas con una exageración en el deseo de consumir el cual no llega a
satisfacer.
No podemos negar que existe una necesidad justa de mayor consumo a medida
que el hombre se desarrolla técnica, económica y culturalmente, sin embargo,
nuestras ansias actuales de consumo van más allá de necesidades reales que
podrían proporcionar una vida más feliz y placentera, convirtiendo el hombre
moderno en un esclavo del gasto, obsesionado con la idea de comprar y adquirir
más cosas, “mejores” y sobre todo nuevas. Está bajo el efecto del consumo
irracional, sin relación a su uso útil o disfrute del placer de las cosas compradas,
sus valores son la ostentación de consumir y de posesión, bien podría decirse
que las clases con poder adquisitivo confunden el verbo SER con el verbo
TENER.

Nuestro entorno social en una gran mayoría está forjada por individuos ajenos
unos a los otros pero se mantienen unidos por intereses propios y la necesidad
de utilizarse mutuamente pero por naturaleza es inclinado a relacionarse en
grupo, (socialmente) y actuar como una unidad funcional dentro de ese grupo,
pero esa separación entre sus semejantes lo ha llevado a sentirse a sí mismo
como una entidad aislada individual, egoísta, en la cual su orientación es
sentirse como una cosa o mercancía para ser usada con éxito en el mercado
consumista. Carece de identidad como Individuo pensante y humano, más bien
se mide a sí mismo por su posición socioeconómica y formación mercantil y
estas representan su capital; siendo su mayor motivación el invertirla
provechosamente en el mercado de personalidades.

El carácter social que nos acompaña en estos tiempos, es básicamente alienante,


ya que se desprecia el sentido humanista, las cualidades altruistas, el don del
saber y la solidaridad humana, siendo notorio que estos valores han perdido
terreno en el ambiente sociocultural y lo que otrora fueran cualidades, hoy son
vistas como necedades del pasado. Nuestra conveniente distorsión del
modernismo (más bien individualismo egoísta) nos lleva a aceptar nuestros
propios vicios y defectos como si fueran atributos; percibiendo la obtención de
bienes, la avaricia y la ostentación como verdaderas virtudes.
CONCLUSIÓN

El comportamiento del consumidor es aquella parte del comportamiento de las


personas y las decisiones que ello implica cuando están adquiriendo bienes o
utilizando servicios para satisfacer sus necesidades.

El consumidor es considerado desde el marketing como el “rey”, ya que de en


cierto modo las empresas tienen que cubrir sus necesidades en un proceso de
adaptación constante, mediante el cual los expertos intuyen estas necesidades e
implementan las estrategias que procedan para satisfacerlas.

El consumidor se presenta como un ser humano, hombre o mujer, con


sentimientos y motivaciones, con intervalos de felicidad más o menos largos en
los que consigue satisfacer sus deseos. Estos deseos dependerán de una serie de
factores como la educación, el nivel cultural, entorno o capacidad deportiva.

El estudio del comportamiento del consumidor se deriva del concepto actual del
marketing que se centra en las necesidades del consumidor. Difícilmente podrán
satisfacerse de forma efectiva las necesidades del cliente, tanto actual como
potencial, sin un conocimiento previo de los bienes y servicios que desea y de
las actividades que realiza para adquirirlos. Por tanto, la tarea del marketing es
comprender, explicar y predecir las acciones relacionadas con el consumo.
FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

Solomon R., Michael (1997). Comportamiento del consumidor. New York:


Pearson

Ruiz de Maya, S. y Rivas. Javier A. (2001). Experiencias y casos de


comportamiento del consumidor. Escuela superior de gestión comercial y
marketing. España

Ley No.358-05 o ley general de protección de los derechos al consumidor o


usuario