Está en la página 1de 1

La inclusión es acoger la diferencia, eliminando barreras de aprendizaje, promoviendo la

participación y progreso en el ámbito educativo, tomando en cuenta la diversidad y las capacidades


individuales para así desarrollarlas y potenciarlas en el contexto escolar y así abrir camino hacia una
sociedad cada vez más inclusiva.

Mediante la exploración presencial que tuvimos los integrantes del equipo en la Escuela Secundaria
Técnica 67, pudimos observar diversas discrepancias entre los resultados arrojados por las
encuestas y la actitud percibida durante nuestra interaccionen esta institución.

Algunas de ellas son, por dar un ejemplo claro, la casi completa aceptación de las normas y políticas
inclusivas, que se manifiestan en las encuestas contestadas por el personal docente, pero, que
difieren con la actitud y la poca apertura mostrada por el personal docente durante el proceso de la
aplicación del Índice de Inclusión. Además, algunos profesores se mostraban desinteresados y poco
participativos al exponerles en que consistiría nuestro plan de trabajo.

Pocos eran en realidad los docentes que manifestaban por viva voz su descontento con las prácticas
institucionales en referencia a políticas inclusivas y que buscaban informarse verdaderamente
acerca de temas referentes a la educación inclusiva.

Durante el trabajo de campo que se realizó para obtener información fueron pocos los maestros
que mostraron un verdadero descontento y solicitaban estrategias y medidas para poder trabajar
efectivamente con alumnado que presente barreras de aprendizaje o diagnósticos que disminuir el
rendimiento escolar del alumnado, ya que consideran que las estrategias y planes de trabajo
utilizadas actualmente son obsoletas o incapaces de funcionar acorde a este nuevo contexto
educativo.

Hablando específicamente de la infraestructura escolar de la institución, pudimos notar que no está


adaptada a las necesidades que se pudieran presentar en un futuro cercano, ya que la accesibilidad
a las aulas cuenta con factores que pudieran ser limitantes, sobre todo para personas con alguna
discapacidad motora.

Al analizar los resultados de las encuestas aplicadas y cotejarlo con las observaciones realizadas
durante el proceso de valoración y observación de la institución, podemos inferir que en la
institución existen puntos que podrían fortalecerse en relación a la actitud y disposición que
observamos en el personal directivo y docente. Esto se puede lograr mediante un proceso de
sensibilización y capacitación continua en temas referentes a la educación inclusiva, haciendo
hincapié en los aspectos favorables que podría tener adoptar prácticas, culturas y políticas de
carácter inclusivo.