Está en la página 1de 4

DERECHOS CONSTITUCIONALES

Los derechos constitucionales son aquellos incluidos en la norma constitutiva y


organizativa de un estado generalmente denominada Constitución que se
consideran como esenciales en el sistema político y que están especialmente
vinculados a la dignidad humana. Es decir, son aquellos derechos que disfrutan de
un estatus especial en cuanto a garantías (de tutela y reforma) dentro del
ordenamiento jurídico. Es conocido el planteamiento filosófico-antropológico según
el cual donde nace una necesidad surge un derecho; este planteamiento tan lógico
aparece por primera vez en "La República" de Platón. Los derechos
constitucionales se clasifican en derechos fundamentales aquellos inherentes al
ser humano, que pertenecen a toda persona en razón a su dignidad o de primera
generación, derechos políticos o de segunda generación, derechos económicos,
sociales y culturales o de tercera generación y derechos a un medio ambiente
sano o de cuarta generación.

PRIMERA GENERACIÓN DE DERECHOS: DERECHOS DE LA PERSONA


Corresponde con la primera oleada de constitucionalización del mundo e incorpora
lo que podemos identificar como los derechos más evidentes y apreciados de la
persona y que son rotundos en su elementalidad: así el Derecho a la vida, el
Derecho a la libertad personal, el Derecho de propiedad, el Derecho a la libertad
ideológica (libertad de pensamiento) y, en su caso, religiosa, etc. Se trata de
derecho en relación con la persona individualmente considerada aunque de los
derechos más importantes se desprenderán otros como consecuencia inevitable
del carácter social del hombre y su relación permanente con los demás hombres:
la inviolabilidad del domicilio, el secreto de las comunicaciones, etc.
Derechos de Primera Generación
 Toda persona tiene los derechos y libertades fundamentales sin distinción de
raza, sexo, color, idioma, posición social o económica
 Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad jurídica
 Nadie estará sometido a esclavitud o servidumbre
 Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o
degradantes, ni se le podrá ocasionar daño físico, psíquico o moral
 Nadie puede ser molestado arbitrariamente en su vida privada, familiar,
domicilio o correspondencia, ni sufrir ataques a su honra o reputación
 Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia
 Toda persona tiene derecho a una nacionalidad
 En caso de persecución política, toda persona tiene derecho a buscar asilo y a
disfrutar de él, en cualquier país
 Los hombres y las mujeres tienen derecho a casarse y a decidir el número de
hijos que desean
 Todo individuo tiene derecho a la libertad de pensamiento y de religión
 Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión de ideas
 Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacífica

SEGUNDA GENERACIÓN DE DERECHOS: DERECHOS POLÍTICOS


Se trata de derechos muy ligados a la primera generación (hasta el punto que
algunos de ellos son prácticamente coetáneos de la primera generación), como
consecuencia de la aplicación de un razonamiento que es puro sentido común: si
los derechos básicos de la primera generación son derechos que se demandan
fundamentalmente frente al poder, será muy difícil que los podamos tener
garantizados sino disponemos de una serie de mecanismos que nos permitan
incidir sobre el poder. Estos mecanismos vendrán dados, por un lado, por un
acrecentamiento de los derechos de la primera generación que permiten la
relación entre individuos y grupos o Derechos civiles y, por otro, por la aparición de
derechos que permiten incidir directamente sobre el poder dando lugar a toda otra
serie de derechos que van a recibir el nombre genérico de Derechos políticos.
Aparecerán así derechos como el de reunión, el de manifestación, el derecho de
libre expresión del pensamiento y su corolario que es la libertad de prensa, el
derecho de participación política y, más tarde, el derecho de asociación.
TERCERA GENERACIÓN DE DERECHOS: DERECHOS ECONÓMICOS Y
SOCIALES
El Estado Liberal sufrirá, como veremos, un proceso de transformación histórica a
partir de mediados del siglo XIX, como consecuencia de la revolución industrial y
los cambios demográficos y sociales, con la incipiente aparición del proletariado
como nueva clase social. El Estado Liberal dará paso al Estado Social y como
contenido esencial del mismo aparecerán los llamados derechos económicos y
sociales: derecho a una instrucción básica, derecho al trabajo, a un salario digno,
al aseguramiento frente al infortunio, al descanso, etc. Frente a los derechos de
las dos generaciones anteriores en los que al Estado se le demanda una
abstención activa, ahora se requerirá que el Estado intervenga en la vida social y
económica con la finalidad de hacerlo garante de una serie de prestaciones para
los individuos y los grupos en que se integran.
Los derechos de Tercera Generación o Derechos Económicos, Sociales y
Culturales tienen como objetivo fundamental garantizar el bienestar económico, el
acceso al trabajo, la educación y a la cultura, de tal forma que asegure el
desarrollo de los seres humanos y de los pueblos. Su reconocimiento en la historia
de los Derechos Humanos fue posterior a la de los derechos civiles y políticos, de
allí que también sean denominados derechos de la tercera generación.
Estos derechos económicos, sociales y culturales, pueden exigirse al Estado en la
medida de los recursos que efectivamente él tenga, pero esto no significa que el
Estado puede utilizar como excusa para el cumplimiento de sus obligaciones, el no
poseer recursos cuando en realidad dispone de ellos.
Derechos de Tercera generación o Derechos Económicos, Sociales y Culturales
 Toda persona tiene derecho a la seguridad social y a obtener la satisfacción de
los derechos económicos, sociales y culturales
 Toda persona tiene derecho al trabajo en condiciones equitativas y
satisfactorias
 Toda persona tiene derecho a formar sindicatos para la defensa de sus
intereses
 Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure a ella
y a su familia la salud, alimentación, vestido, vivienda, asistencia médica y los
servicios sociales necesarios
 Toda persona tiene derecho a la salud física y mental
 Durante la maternidad y la infancia toda persona tiene derecho a cuidados y
asistencia especiales
 Toda persona tiene derecho a la educación en sus diversas modalidades
 La educación primaria y secundaria es obligatoria y gratuita

CUARTA GENERACIÓN DE DERECHOS: DERECHOS COLECTIVOS


Son derechos que han ido apareciendo en la edad contemporánea según se han
ido constatando determinadas realidades que más que enfocarse desde un
estricto prisma individualizado requieren un tratamiento desde determinados
derechos colectivos, aunque de su existencia también nos beneficiamos
individualmente. Suele citarse como paradigma de este tipo de derecho el llamado
Derecho al medio ambiente, desglosable a su vez en una serie de derechos
conexos: Derecho al aire no contaminado, Derecho al agua limpia, etc.