Está en la página 1de 1

EL GATO CON BOTAS

Érase una vez un molinero que tenía tres hijos. Al morir les dejo a cada
uno lo que tenía: al mayor un molino, al mediano el asno y al hijo pequeño un
gato y tres monedas. El pequeño se enfadó, pero el gato le dijo que si le daba
un traje y unas botas le haría rico. El dueño le compró lo que pidió. El gato se
vistió, cazó unos conejos y se los llevó al rey, diciendo que le mandaba su amo,
el marqués de Carabás. Otro día, el gato le dijo a su amo que se metiera en un
río, haciendo como si se ahogaba. El rey pasaba cerca en su carroza y el gato
le pidió ayuda. El gato le dijo al rey que unos ladrones robaron a su amo, y el
rey le prestó ropa. Allí el amo conoció a la princesa y se enamoraron.

El gato les dijo a los campesinos que dijeran que aquellas tierras eran
del marqués de Carabás, cerca vio un castillo, preguntó de quién era, y le
contestaron los campesinos que era de un ogro terrible. El gato fue al castillo y
un sirviente le abrió la puerta y lo llevó ante el ogro, que estaba comiendo. Era
enorme, alto y gordo, y no dudaría en comerse al gato.

El gato le dijo al ogro que era un honor encontrar un caballero como él,
haciendo una reverencia. El gato le preguntó al ogro que si hacía magia. El
ogro le contestó que podía transformarse en cualquier animal; primero se
transformó en león, y el gato muerto de miedo le dijo que era formidable.
Luego el gato le pidió que se convirtiera en ratón, y cuando lo hizo el gato lo
cazó.

El rey, su hija y el marqués de Carabás iban en la carroza paseando, y el


rey vio el castillo, preguntó a los campesinos de quién era el castillo, y le
contestaron que era el marqués de Carabás. Y le dijo al amo del gato que
quería visitar su castillo, el marqués le dijo que sí y fueron hacia el castillo. El
gato le enseñó el castillo al rey, y el amo a la princesa. El amo del gato le
preguntó al rey si podía casarse con la princesa y el rey le dijo que sí. El hijo
pequeño del molinero le dio las gracias a su gato, por haber hecho fortuna y
casarse con la princesa. Colorín colorado este cuento se acabado.

FIN