Está en la página 1de 2

Actividad 2.2.

Tarea de reflexión
Abordaje integral de dolor crónico no oncológico

1. ¿Consideras correcto el diagnóstico?

El diagnóstico de gonartrosis derecha es correcto.

2. ¿Consideras adecuada la actitud terapéutica?

No es del todo adecuada yo además añadiría:

 La educación del paciente y la familia sobre la enfermedad y su


tratamiento debe formar parte integral del manejo del paciente.

 En paciente obeso como es nuestro caso se debe de ofrecer un


programa que incluya consejo dietético y ejercicios aeróbico, ya que la
reducción de peso junto con el ejercicio ha demostrado reducir el dolor
y mejorar la funcionalidad.

 Medidas de protección articular, la utilización de un bastón en la mano


contraria a la rodilla afectada, para reducir la carga en la articulación
afecta.

 Medidas físicas:

o Termoterapia:

 Frio, a través de masaje con hielo o bolsas de


hidrocoloide fría reduce el edema en artrosis de
rodilla. Es aconsejable no utilizarlo más de 20
minutos...

 Calor se aconseja en dolor moderado en artrosis de


rodilla y antes de realizar ejercicios.

Ejercicio. El ejercicio sobre todo en artrosis de rodilla disminuye el dolor, mejora la movilidad
articular y la limitación funcional. Los ejercicios aeróbicos como caminar o hacer bicicleta han
demostrado también su efectividad.

3. ¿Consideras adecuada la derivación a especialista?

Si está indicado por protocolo.

4. Plantea tu plan terapéutico con ésta paciente.


Actividad 2.2. Tarea de reflexión
Abordaje integral de dolor crónico no oncológico

El tratamiento del paciente con artrosis parte de un enfoque centrado en el paciente, con la
participación activa de este en su manejo y en la toma de decisiones terapéuticas.

Las medidas no farmacológicas son el pilar de las estrategias terapéuticas, incluyen la


educación terapéutica, la actividad física regular y el ejercicio terapéutico, el control de peso,
en caso de sobrepeso u obesidad, y el uso de diversas terapias físicas. La actividad física
regular es una parte muy importante del tratamiento y puede ayudar a que esta enfermedad
no empeore. Es muy importante mantenerse activo y no abusar del reposo innecesario de la
rodilla. Elija el modo de hacer el ejercicio que más le guste y que le sea fácil de hacer todos los
días. Lo puede hacer sentado o acostado. El paciente debería de ser capaz de sentir los
músculos del muslo trabajado cuando practique sus ejercicios. Mantener su rodilla tan móvil
como sea posible. Recuerde doblarla y estirarla varias veces al día. Tenga una actitud positiva
frente a su enfermedad, cuide sus emociones. Las asociaciones de enfermos son un recurso útil
y que le permitirá compartir su experiencia con otras personas. Permanecer con la rodilla en la
misma posición por períodos prolongados o colocar almohadas es perjudicial. No haga cosas
que causen un impacto grande o excesivo sobre las rodillas.

El vendaje funcional patelar es un tratamiento recomendado en numerosas guías.

La termoterapia puede ser efectiva a la hora de aliviar síntomas en la osteoartosis.

El paracetamol es el fármaco de primera elección. En el uso de antiinflamatorios debe


considerarse el balance beneficio-riesgo (digestivo-cardiovascular) en cada paciente. Los AINES
se deben utilizar según la Guía NICE como segunda elección tras paracetamol y los AINES
tópicos. Los fármacos de acción sintomática lenta (SYSADOA) tienen una respuesta más tardía y
eficacia clínica parecida, que se prolonga durante más tiempo, aunque con mayor seguridad.

El tratamiento quirúrgico queda reservado para aquellos pacientes en los que han fracasado
otras terapias.