Está en la página 1de 5

Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y Chile

(TLC)
El Acuerdo de Libre Comercio (ALC) entre Perú y Chile fue suscrito el 22 de agosto de 2006, en la ciudad
de Lima y se encuentra vigente desde el 1º de marzo de 2009. Dicho Acuerdo constituye una ampliación
del Acuerdo de Complementación Económica Nº 38 (ACE Nº 38) que fue negociado en el marco de la
Asociación Latinoamericana de Integración y vigente desde 1998. En tal sentido, en el ALC se mantuvo el
programa de liberación arancelaria previsto en el ACE Nº 38 y se incluyó comercio de servicios
transfronterizo de servicios e inversiones.

El ALC establece una zona de libre comercio y tiene como objetivos, entre otros, promover el desarrollo
equilibrado y armónico; intensificar las relaciones económicas y comerciales; estimular la expansión y la
diversificación del comercio; eliminar los obstáculos al comercio y facilitar la circulación transfronteriza
de mercancías y servicios; promover las condiciones de competencia leal; y, aumentar sustancialmente
las oportunidades de inversión.

Las disposiciones contempladas en el ALC son las relativas a comercio de mercancías, régimen de origen,
procedimientos aduaneros, salvaguardias, antidumping y derechos compensatorios, políticas de
competencia, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, inversión, comercio
transfronterizo de servicios, entrada temporal de personas de negocios, cooperación y promoción
comercial, solución de controversias, transparencia y disposiciones de administración del Acuerdo.

Es importante mencionar, que el ALC dispone liberar de gravámenes el comercio recíproco de mercancías
y no mantener o aplicar nuevas restricciones no arancelarias a la importación o a la exportación. En ese
sentido, a partir del 01 de julio de 2016, el comercio entre ambos países se encuentra totalmente liberado
(arancel cero) al haber concluido el proceso de desgravación acordado.

El intercambio comercial bilateral, el año anterior a la vigencia del ACE N° 38 (1997), fue de US$ 442
millones; en tanto que el año 2017 fue del orden de US$ 2 243 millones, lo que refleja el dinamismo del
intercambio comercial que se ha quintuplicado en dicho periodo.

El año 2017, Chile fue el decimoprimer mercado de destino de las exportaciones peruanas totales, el
monto exportado fue de US$ 1 042 millones y representó el 2,4% de los envíos totales al mundo.

La estructura actual de las exportaciones peruanas a Chile corresponde 38% a Productos Tradicionales y
62% a Productos No Tradicionales.

Los principales productos Tradicionales exportados, el año 2017, fueron: Minerales de cobre; Minerales
de molibdeno; Demás diésel 2; Harina de pescado; Carburreactores tipo queroseno; y, Aceite de pescado.

Los principales productos No Tradicionales exportados, el año 2017, fueron: Placas y baldosas, para
pavimentación o revestimientos; Ácido sulfúrico; Demás pastas alimenticias; Cemento Clinker; y, Demás
placas, láminas, hojas y tiras de plástico.

En términos de importaciones, el año 2017, Chile fue el séptimo proveedor del Perú, habiéndose
importado US$ 1 201 millones lo que representó el 3% del total importado del mundo.

Los principales productos importados, el año 2017, fueron: Demás barras de aceros aleados; Jureles;
Manzanas frescas; Polipropileno; Bolas y artículos similares para molinos, de hierro o acero; y, Pasta
química a la sosa (soda).
Antecedentes

En el año 1998 y bajo el marco del Tratado de Montevideo de 1980, los Gobiernos de Perú y Chile
convinieron celebrar el Acuerdo de Complementación Económica (ACE Nº 38), con el objetivo de
establecer un espacio económico ampliado entre los países signatarios, que permita la libre circulación
de bienes y facilitar la plena utilización de factores productivos.

La suscripción del ACE Nº 38, permitió la eliminación gradual de todo derecho aduanero y cargas
equivalentes de carácter fiscal, monetario, cambiario o de cualquier otra naturaleza, para la formación de
una Zona de Libre Comercio, la cual se concretará en julio de 2016. Asimismo, el ACE Nº 38 fortaleció las
relaciones económicas y comerciales entre ambos países.

Es importante señalar que el ACE Nº 38 fue concebido únicamente para el comercio libre de bienes entre
Perú y Chile, razón por la cual únicamente contiene capítulos relacionados con el Programa de Liberación,
Obstáculos Técnicos al Comercio, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Cláusula de Salvaguardia, Reglas de
Origen y el Mecanismo de Solución de Controversias.

En ese sentido, durante la V Reunión de la Comisión Administradora del ACE Nº 38, realizada en enero del
2005, los representantes del Gobierno Peruano y Chileno decidieron que a fin de mejorar el marco jurídico
que regula las relaciones comerciales entre ambos países, así como fortalecer las relaciones
internacionales entre los mismos, era conveniente ampliar los alcances del citado Acuerdo comercial. De
esta manera, ambos Países aspiraban a tener un documento jurídico de última generación que tuviera
disciplinas claras, eficientes y eficaces tanto para el ámbito de bienes como para el de servicios e inversión.

El proceso negociador para la ampliación del ACE Nº 38 se inició en agosto de 2005 abordándose como
temas de negociación a los siguientes: Obstáculos Técnicos al Comercio; Solución de Controversias;
Medidas Sanitarias y Fitosanitarias; Reglas de Origen; Política de Competencia; Defensa Comercial;
Procedimientos Aduaneros; Servicios e Inversión. El Programa de Liberación en acceso a mercados no fue
materia de negociación y se incorporó en sus mismos términos como parte de la ampliación del ACE Nº
38.

Objetivos Generales

El Acuerdo de Libre Comercio entre Perú y Chile modificó y sustituyó el ACE Nº 38 y tiene por objeto el
establecimiento de una zona de libre comercio de conformidad con lo dispuesto en el Artículo XXIV del
Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994, el Artículo V del Acuerdo General sobre
Comercio de Servicios y el Tratado de Montevideo 1980.

Los objetivos del Acuerdo, desarrollados de manera más específica a través de sus principios y reglas,
incluidos los de trato nacional, trato de nación más favorecida y transparencia, son los siguientes:

a. promover, en condiciones de equidad, el desarrollo equilibrado y armónico de las Partes;


b. Intensificar las relaciones económicas y comerciales entre las Partes, y estimular la expansión y
la diversificación del comercio entre ellas;
c. Propiciar una acción coordinada en los foros económicos internacionales, así como en relación a
los países industrializados, tendientes a mejorar el acceso de las mercancías de las Partes a los
mercados mundiales;
d. Eliminar los obstáculos al comercio y facilitar la circulación transfronteriza de mercancías y
servicios entre las Partes;
e. Promover las condiciones de competencia leal en la zona de libre comercio;
f. Aumentar sustancialmente las oportunidades de inversión en los territorios de las Partes;
g. Propiciar las inversiones encaminadas a un intensivo aprovechamiento de los mercados de las
Partes y fortalecer su capacidad competitiva en los intercambios mundiales;
h. Establecer lineamientos para la ulterior cooperación entre las Partes, así como en el ámbito
regional y multilateral, encaminados a ampliar y mejorar los beneficios del presente Acuerdo;
i. Crear procedimientos eficaces para la aplicación y cumplimiento del presente Acuerdo, para su
administración conjunta, y para prevenir y resolver controversias;
j. Evitar las distorsiones en su comercio recíproco; y
k. Promover la complementación y cooperación económica.
 Importaciones de Perú desde Chile
Durante los 9 años de vigencia del TLC, el valor de las importaciones peruanas desde Chile creció
a una tasa promedio anual de 0,5%, acumulando un total de US$ 10 847 millones. Las compras
de bienes de consumo crecieron a una tasa anual de 4,0%. Por otro lado, las importaciones de
materias primas y productos intermedios cayeron a una tasa promedio anual de -1,2%, mientras
que las de bienes de capital y materiales de construcción crecieron en 1,1%. En este periodo, las
compras de materias primas y productos intermedios registraron una participación de 57%,
mientras que las de bienes de consumo tuvieron una participación de 28%.  En el 9° año de
vigencia, el valor de las importaciones peruanas desde Chile alcanzó los US$ 1 207 millones
(+4,4% con respecto al anterior año de vigencia del TLC). El 100% de las importaciones se
encuentra en la categoría de desgravación de acceso inmediato, por lo que podrían haber
ingresado a nuestro país con arancel cero gracias a las preferencias concedidas en el TLC. Según
el arancel NMF actual de Perú, un 65% de las importaciones desde Chile puede ingresar libre de
arancel.