Está en la página 1de 16

SALINIZACIÓN

* SALES: Son compuestos químicos solubles en agua que forman cristales. Están formados por cationes enlazados con aniones, entre estos iones podemos mencionar:

 

ANIONES

 

CATIONES

Cloruros

Cl -

Calcio

Ca 2+

Sulfatos

SO 4

2-

Magnesio

Mg 2+

Carbonatos

CO 3

Sodio

Na +

Bicarbonatos

CO 3 H -

Potasio

K +

Nitratos

NO 3

-

 

La sal más común es el cloruro de sodio: NaCl.

En el caso de suelos irrigados, las sales predominantes se originan de la combinación de diferentes iones tales como sodio, calcio, magnesio, potasio, cloruro, sulfato, carbonatos y bicarbonatos.

Las sales muy solubles son las más perjudiciales para el suelo, debido a que forman soluciones salinas concentradas, mientras que las poco solubles precipitan antes de alcanzar un límite peligroso. Los cloruros y los sulfatos de sodio y magnesio son las sales que ocasionan mayores problemas en nuestra región debido a su alta solubilidad.

La salinidad se mide en unidades de conductividad eléctrica.

* Conductividad Eléctrica (CE): Es la medida de la capacidad de una solución acuosa para transmitir corriente eléctrica. Las soluciones de la mayoría de los compuestos inorgánicos (Ej.:

aniones de cloruro, nitrato, sulfato y fosfato) son relativamente buenos conductores. Por el contrario, moléculas de compuestos

orgánicos que no se disocian en soluciones acuosas (Ej.: aceites, fenoles, alcoholes y azúcares) son pobres conductores de la corriente eléctrica. Se define también como la inversa de la resistencia eléctrica. En el Sistema Internacional de Unidades (SI), el recíproco del ohm es el Siemens (S) y la conductividad se reporta en Siemens/metro (S/m), mientras que en unidades estándar de EE.UU. se expresa en micromhos/cm (µmho/cm). Se mide con el Conductimetro

orgánicos que no se disocian en soluciones acuosas (Ej.: aceites, fenoles, alcoholes y azúcares) son pobres

De la conductividad eléctrica se puede derivar la cantidad de Sólidos Totales Disueltos (STD) en ppm:

Además:

STD (ppm) = 0,64 * CE [µmho/cm] 1 ppm = 1 mg/l = 0,001 kg/m 3

- Equivalencias: 1 = 1000 mmho/cm mho/cm 1 = 1000 µmho/cm mmho/cm 1 = 10 meq/l

-

Equivalencias:

  • 1 = 1000 mmho/cm

mho/cm

  • 1 = 1000 µmho/cm

mmho/cm

  • 1 = 10 meq/l

mmho/cm

  • 1 = 1 dS/m (deci Siemens por metro)

mmho/cm

  • 1 = mS/cm (mili Siemens por cm)

dS/m

  • 1 = 10 µmho/cm

mS/m

  • 1 = 1 µmho/cm

µS/cm

CALIDAD DEL AGUA DE RIEGO

El riego es un importante factor de salinización del suelo cuando no es manejado correctamente. Existen numerosos ejemplos, antiguos y modernos, de ricas regiones agrícolas que, como consecuencia de un riego inadecuado, se han salinizado, haciéndose totalmente improductivas. En nuestro país se han presentado serios problemas de salinización principalmente en los valles de Chao, Lurin, Mala, Cañete, Pisco, Yauca, Ocoña, Camaná, Quilca, Ilo, Locumba, Sama y Caplina.

Todas las aguas de riego tienen un contenido mayor o menor de sales solubles. A partir de los datos de Livingstone (1961), se elaboró el cuadro siguiente en el que se muestra la salinidad media de los ríos de diversas partes del mundo:

 

C.E.

Lugar

(µmho/cm)

América del norte

142

América del sur

58

Europa

200

Asia

142

África

108

Oceanía

75

Un agua de riego con riesgo de salinidad baja (Apto para cualquier cultivo) tiene un contenido de sales de 0,20 dS/m, esto equivale a:

C.E = 200 µmho/cm, por lo tanto:

STD (ppm) = 0,64 * 200 = 128 ppm = 128 mg/l = 0,128 kg/m 3 Para un volumen anual de riego de 10 000 m 3 /ha, esta recibirá 1,28 toneladas de sales aportadas por el agua de riego. En condiciones adecuadas de drenaje, esas sales serán lavadas y eliminadas de la zona radicular. Cuando esto no ocurre, el contenido de sales del suelo aumenta progresivamente hasta alcanzar niveles que hacen antieconómica su explotación.

La calidad de agua se define en función de tres criterios principales:

Salinidad, sodicidad y toxicidad.

1. CRITERIO DE SALINIDAD

Un alto contenido de

sales disueltas

en

el

suelo

disminuye el

potencial osmótico y exige a las raíces un esfuerzo adicional para

absorber agua (Stress hídrico), lo que ocasiona una reducción en los rendimientos de los cultivos (Pérdida de producción), los cuales disminuyen casi linealmente con la concentración de sales.

absorber agua (Stress hídrico), lo que ocasiona una reducción en los rendimientos de los cultivos (Pérdida
absorber agua (Stress hídrico), lo que ocasiona una reducción en los rendimientos de los cultivos (Pérdida

Este proceso perjudicial está directamente relacionado con el mal manejo del agua de riego y con el inadecuado drenaje de los suelos.

En las áreas dotadas de buen drenaje, las aguas de riego o de lluvia van lavando progresivamente las sales o profundizándolas de tal manera que ya no son dañinas para los cultivos. En cambio, en las áreas con problemas de drenaje, las sales afloran fácilmente y se acumulan en la superficie.

En las áreas dotadas de buen drenaje, las aguas de riego o de lluvia van lavando

Entre los procesos que favorecen la salinización del suelo mencionaremos los siguientes:

  • Calidad del agua de riego y su manejo. La fuente principal de sales y sodio es en muchos casos, el agua de riego. El manejo correcto del riego puede reducir la toxicidad de estos elementos.
    Lluvias escasas. La escasa precipitación no favorece el lavado de las sales que se acumulan en el suelo como resultado del riego.
    Alta evaporación. La excesiva evaporación del agua hace que las sales se concentren en la capa superior del suelo, antes que se infiltren a estratos inferiores.
    Tipo de suelo. Los suelos arcillosos, por su estructura, tienden a salinizarse con más facilidad.

  • Elevado nivel freático. Un alto nivel freático provoca que las sales que contienen estas aguas lleguen con facilidad a la zona radicular, esto se ve favorecido por la capilaridad del suelo.
    Drenaje insuficiente. Para el adecuado lavado de las sales es necesario asegurar un buen sistema de drenaje.

La tolerancia de un cultivo puede venir afectada por la concentración de sales en el agua utilizada para regar, que a su vez dependerá del tipo de cultivo, el tipo de suelo y condiciones ambientales (Thompson y Troeh, 2004).

Los signos más comunes que la planta ha sufrido daños debido a un alto contenido de sales es la reducción de su masa productiva, su tamaño, así como, su desarrollo. En los cuadros siguientes se muestra la tolerancia a la salinidad de algunos cultivos:

7.7
7.7
1.1. Clasificación de Richards Richards, del U.S. Salinity Laboratory (Riverside, California) estableció la siguiente clasificación del

1.1.Clasificación de Richards

Richards, del U.S. Salinity Laboratory (Riverside, California) estableció la siguiente clasificación del agua de riego en función de su CE:

Índice de

CE

Riesgo de salinidad

Salinidad

(dS/m)

 
  • 1. 0,10-0,25

BAJA: Apto para cualquier tipo de cultivo.

 
  • 2. 0,25-0,75

MEDIO: Puede usarse para el riego a condición de que exista cuando menos un lavado moderado de los suelos.

 
  • 3. 0,75-2, 25

ALTO: Sólo deben usarse en suelos con buen drenaje y en cultivos resistentes a las sales.

 
  • 4. 2,25-4,00

MUY ALTO: No son recomendables para el riego. Sólo pueden usarse en cultivos muy tolerantes a la salinidad.

 
  • 5 4,00-6,00

SALINIDAD EXCESIVA: Solamente debe usarse en casos muy especiales extremando precauciones.

 
  • 6 6,00-10,0

Agua no aconsejable para el riego en ningún caso.

2. CRITERIO DE SODICIDAD Este criterio mide el efecto del sodio sobre las propiedades físicas del

2. CRITERIO DE SODICIDAD

Este criterio mide el efecto del sodio sobre las propiedades físicas del suelo.

Cuando el sodio se encuentra en alta concentración en el agua de riego y el calcio y el magnesio se precipitan en el suelo por la acción de carbonatos y bicarbonatos, entonces este se acumula y sustituye al calcio y magnesio dando lugar a un desequilibrio eléctrico de las partículas coloidales del suelo, debido al predominio de cargas negativas, las partículas se repelen, el suelo se deflocula (Suelta) y pierde estructura, con lo que existe menos entrada de oxígeno al suelo y disminuye su permeabilidad (Sellamiento del suelo y falta de aereación de las raíces), lo que se afecta el desarrollo normal de los cultivos.

Suelos sódicos El índice más adecuado para definir el riesgo de sodicididad del agua de riego

Suelos sódicos

Suelos sódicos El índice más adecuado para definir el riesgo de sodicididad del agua de riego

El índice más adecuado para definir el riesgo de sodicididad del agua de riego es el RASº, definido por Suárez (1981) según la expresión:

RAS º

Na Ca º  Mg 2
Na
Ca º  Mg
2

donde Na y Mg se expresan en meq/l. El Caº es la concentración corregida de Ca en el agua de riego, expresada también en meq/l.

El valor de Caº depende de la salinidad del agua de riego y de los factores que afectan a la dilución del Ca, es decir, el contenido de dióxido de carbono (CO 2 ) disuelto en el agua y la relación entre el contenido de Calcio y bicarbonatos (CO 3 H/Ca). El valor de Caº se obtiene de la siguiente tabla.

donde Na y Mg se expresan en meq/l. El Caº es la concentración corregida de Ca

2.1. Clasificación de Richards Modificado

Para la evaluación del riesgo de sodicidad, se utiliza el gráfico siguiente, el cual está en función del RAS 0 y de la salinidad del agua de riego en dS/m. Como se comprueba en el gráfico, para un mismo valor de salinidad del agua de riego, el riesgo es mayor cuanto más alto es el RAS 0 , en cambio, para un mismo valor de RAS 0 , el riesgo disminuye cuando aumenta la salinidad.

2.1. Clasificación de Richards Modificado Para la evaluación del riesgo de sodicidad, se utiliza el gráfico

Cuando la salinidad del agua de riego es muy baja, existe alto riesgo de sodicidad, incluso a valores muy bajos del RAS 0 . De hecho, con conductividades inferiores a 0,2 dS/m, las aguas de riego ocasionan problemas de sodicidad independientemente del valor del RAS 0 . Por tal razón, las aguas de lluvia pueden provocar un riesgo severo de sodicidad.

3. CRITERIO DE TOXICIDAD

A diferencia de la salinidad, que es un problema externo a la planta. y que dificulta la absorción del agua, la toxicidad es un problema interno que se produce cuando determinados iones, absorbidos principalmente por las raíces, se acumulan en las hojas mediante la transpiración, alcanzando concentraciones nocivas y dañando a la planta. El nivel de daño depende del tiempo, la concentración y la sensibilidad del cultivo y el consumo de agua.

Sodio El exceso de sodio produce sequedad o quemaduras en los bordes exteriores de las hojas.

Cloro El cloro es uno de los elementos que más abundan en el agua de riego. Éste aparece como anión cloruro (Cl - ) y es indispensable para el desarrollo de la planta, ya que actúa en procesos vitales como la fotosíntesis. Las plantas lo requieren en pequeñas cantidades, pero cuando su concentración es muy alta puede convertirse en un elemento tóxico. Algunos daños que puede provocar el cloruro son los siguientes:

  • Necrosis de las puntas de las hojas, que avanza hacia los bordes.
    Caída de hojas, flores y frutos.

  • Fruta pequeña y baja producción.
    Inhibición del crecimiento de la planta.

Boro

El boro es esencial para el desarrollo de las plantas y tiene mucha

importancia en su proceso de polinización y fecundación. Su carencia puede provocar problemas en la formación de los frutos. Los síntomas de toxicidad son generalmente zonas amarillentas en las hojas, partiendo de las puntas y difundiéndose hacia la base.

Fruta pequeña y baja producción. Inhibición del crecimiento de la planta.  Boro El boro
  • 3.1 Problemas Varios

    • Exceso de Nitrogeno: El nitrógeno en el agua de riego es beneficioso como fertilizante, pero, en exceso, tiene efectos perjudiciales, como retraso en la maduración de las frutas, pérdida de producción y calidad, entre otros. Para su análisis, se debe tener en cuenta la tabla siguiente:

Restricción de uso

N (mg/l)

Sin restricción de uso

< 5

Ligera a moderada

5 - 30

Severa

> 30

pH:

Normalmente,

las

aguas

de

riego

tienen

un

pH

comprendido entre 6,5 y 8,4. Los valores fuera de este rango

indican desequilibrios que pueden causar trastornos nutricionales o efectos tóxicos. Un pH bajo puede ocasionar corrosiones en los elementos metálicos de las instalaciones; pH superiores a 8,4 indican altos riesgos de sodicidad.

RECUPERACIÓN DE SUELOS SALINOS:

Para la recuperación de suelos salinos es necesario el "lavado" de las sales, mediante el cual, o son transportadas a horizontes más profundos de los alcanzados por las raíces de las plantas, o son evacuadas a otras zonas por medio de drenes.

Para eliminar las sales solubles, basta con regar abundantemente el terreno de cultivo.

RECUPERACIÓN DE SUELOS SÓDICOS:

El proceso de recuperación de suelos sódicos puede llevar años, dependiendo del daño de la estructura del suelo, por lo que es recomendable el control permanente.

Generalmente se métodos:

deben combinar

dos

o

más

de los siguientes

  • Siembra de pastos tolerantes para mejorar la capacidad de infiltración.
    Asegurar drenaje apropiado.
    Aplicación de materia orgánica para mejorar la estructura del suelo.

Aplicación de yeso (SO Ca) para intercambiar el Na+ por el Ca +, dando como resultado

Aplicación de yeso (SO 4 Ca) para intercambiar el Na+ por el Ca 2 +, dando como resultado sulfato sódico (SO 4 Na 2 ), que es muy soluble y se elimina con facilidad al aplicar el lavado del suelo.

Aplicación de yeso (SO Ca) para intercambiar el Na+ por el Ca +, dando como resultado