Está en la página 1de 17
Lidia Susana Maquieira EI desarrollo emocional del nifio pequefio Observar, escuchar y comprender EINOVEDADES sIEDUCATIVAS CapPiTuLo | En el jardin maternal: la primera necesidad del nifio es ser sostenido Partiendo desde una mirada vineular que considera al njfio y aladulto en su interaccién, y que piensa al ambiente como facilitador del desarrollo emocional de los nifios pequefios, se abren interrogantes para pensar ta tarea cotidiana en tas salas: ése puede crear, un espacio para la construccién sub- Jetiva satudabte en una institucién de primera infancia?, 2qué criterios psicolégicos gularan la intencionalidad peda- gégica para “hacer lugar’?2 Primeros pases. Vincent Van Gogh, 1890. los primeros afios / 71 jucacién en laed jSe puede crear un espacio para Ja construccién subjetiva saluda- ble en una instituci6n de prime- ra infancia? “Habiter una casa 0 un lugar en el mundo, es, en definitive, habitar el regaze tibia de una madre, nos sostiene, nos aiberga, nos permite sonar para poder, luego, estar despiertos.” Daniel Ripesi En Italia, las salas de jardin maternal son llamadas. “nido”, palabra que remite a ese lugar seguro, confiable, célido, preparado cuidadosamente, por la hem- bra o el macho, segun la especie, para recibir a la cria, Cuando los animales disponen el lugar donde van a tener su crla, seleccionan el entorno necesario para su especie. Por ejemplo, el cocodrilo busca a lo largo del rfo un lugar que tenga poca profurdidad y bastante vegetacién, un lugar seguro pata que los huevos no sean destruidos por depredadores y a la vez cercano a aguas no muy profun- das, porque la ctia rompe los huevos inmediatamente comienza a nadar ba- jo la mirada y conduccidn de sus pa- dres, que le marcan el circuito seguro Para este primer desaffo en su medio natural @Por qué estamos hablando de naci- miento, cuandg la propuesta es pensar la educacién temprana? Porque 4fa eduicacién tiene que ver con la natalided, con el hecho de que constantemente nacen seres hurma- nos en ef mundo...”* "ta educacién es el modo coma fas personas, tas instituciones y las so- tiedades responden a fa llegada de las que nacen. La educacién es Ja forma en que ef mundo recibe a fos que nacen. Responder es abrir- se a la interpretacién de una Hla- mada y aceptar una responsabili- dad. Recibir es hacer sitio; abrir un espacio en ef que Jo que viene pueda habitar,,. Nos centraremos en este “hacer sitio", abrir un espacio para habitar. El docente de jardin maternal estd fuer+ temente comprometido con este hacer lugar pare el advenimiento del sujeto singular, porque es necesario otro hu- mano para que se produzea el proceso de humanizacién. “Cuidar es apostar y estar atentos af sujeto que hay en ese nitio, @ su particularidad, desde un deseo singular y particular de nuestro fado”*