Está en la página 1de 1

TEMA 9.

LA AMISTAD

DINAMICA: AMIGO SECRETO

RECURSOS MATERIALES: Una caja, hojas y lápices

DESARROLLO:

 Se invita a los asistentes a participar anotando su nombre en un papel para posteriormente meter
esos papeles en una bolsa obscura y que cada uno de ellos saque un papelito para saber quien será
su amigo secreto.
 Nadie deberá informar quien es la persona que le toco (por eso es el amigo secreto).
 Se reparten las hojas y se pide a los asistentes que escriban una carta para la persona que les toco y
en caso de que así lo deseen para alguna otra persona a la que quieran agradecer, ofrecer o
compartir su amistad.
 Todas las cartas se introducen en la caja pero sin poner remitente y el facilitador reparte las cartas a
cada destinatario.
 Una vez leídas las cartas, los destinatarios deberán adivinar quien les envió la carta pero en caso de
que no tengan ni idea de quien fue, la persona que escribió esa carta deberá presentarse ante el
grupo para que dicha carta deje de ser anónima.
 Se hace una reflexión grupal acerca de que sintieron al leer el contenido de la carta y de cómo se
siente el grupo después de esta experiencia; de cuántas personas pudieron adivinar quien o quienes
les habían escrito y evaluar en que medida los participantes del grupo se conocen; identificar
quiénes se llevaron sorpresas de recibir notas agradables de quienes nunca se imaginaron; si
existieron personas que recibieron cartas no solo de su amigo secreto (quien les había tocado por
sorteo), reflexionar acerca de con que criterios se seleccionaron y trasladar esta reflexión a nuestra
vida diaria: ¿usamos los mismos criterios para elegir a nuestros amigos? ¿somos muy estrictos en
las características que pedimos de alguien para considerarlo nuestros amigos? ¿qué es lo nosotros
ofrecemos cuando somos amigos de alguien? ¿tratamos a nuestros amigos como nos gusta que nos
traten? ¿somos amigos solo en las buenas y no en las malas? ¿qué propósito podemos hacernos para
mejorar nuestro rol de amigos?
 La dinámica puede concluir con la sugerencia de que continuemos realizando la actividad del
amigo secreto en las siguientes sesiones o al menos ocasionalmente.