Está en la página 1de 11

La revolución industrial fue un proceso de grandes transformaciones económicas y sociales que comenzaron en

Inglaterra en el siglo XVIII.

La revolución industrial se extendió por gran parte del hemisferio norte durante todo el siglo XIX y principios del siglo XX.

Fueron grandes innovaciones que se gestaron en la industria y que permitieron inicialmente un gran avance en la Europa del siglo XIX.
El uso de la maquina en los procesos mejoro notablemente la productividad en las fábricas, lo que trajo consigo un progreso
rápidamente.

La industria textil, metalúrgica y química tuvo un gran crecimiento en Inglaterra y Europa durante este Siglo, y La agricultura también
experimento grandes avances gracias a las nuevas herramientas, esto trajo consigo algo conocido como la revolución agrícola de la cual
hablaremos más adelante.
Las principales causas de la revolución industrial que ayudaron a que se diera en Inglaterra:

 El sistema político imperante en Inglaterra no era la monarquía absoluta, era la monarquía liberal, lo que permitió que los ingleses se
mantuvieran libre de las revoluciones que aquejaban a los otros países europeos.
 La modernización de la agricultura mediante la rotación cuatrienal de cultivos, la introducción de maquinaria moderna a los trabajos agrícolas
y el cierre de campos de cultivo. Estas medidas dejaron sin trabajo a muchos campesinos que se vieron obligado a trasladarse a las ciudades y
aseguraron la abundancia de mano de obra barata.
 La burguesía inglesa tenía capital suficiente para financiar las fábricas, adquirir materias primas y máquinas y contratar empleados.
 Los beneficios económicos obtenidos gracias al dominio del mercado europeo y en la posesión de un gran imperio colonial. La gran cantidad
de capital de que se disponía se invirtió en las nuevas actividades industriales.
 Una mentalidad económica, por parte de los burgueses, pero también por parte de la aristocracia terrateniente, dispuesta a invertir en el
comercio y la industria. Estos dos grupos sociales fueron controlando el Parlamento, desde donde promulgaban leyes que aseguraban la
libertad económica (eliminando los privilegios de los gremios), y protegiendo los mercados propios (proteccionismo), entre otras medidas.
 La existencia de una buena red viaria y fluvial, que aseguraba la fluidez del abastecimiento de materias primas, la distribución de
manufacturas y el mercado interior.
 Las innovaciones técnicas, que permitían sustituir las herramientas tradicionales para máquinas que trabajaban más rápido. Las mismas
universidades fomentaban una formación intelectual práctica que repercutía en la investigación y la experimentación.
 La riqueza de fuentes de energía como el carbón de coque, de gran calidad, para hacer funcionar las nuevas máquinas de vapor, y la
abundancia de materias primas para la industria textil, como el algodón colonial y la lana inglesa.

Resumen de la Revolución Industrial

La Revolución industrial transformó las técnicas productivas tradicionales. El trabajo manual fue sustituido por las máquinas, y la fuerza
humana y animal, así como la de los elementos naturales, dejó paso a las nuevas fuentes de energía. Las principales industrias afectadas fueron la
textil, la metalúrgica y la química.

La característica principal de la revolución industrial fue la creación del sistema de fábrica mecanizada, es decir, las fábricas se han trasladado de la
producción fabricada simple a lo complejo sustitución del trabajo manual por las máquinas. Esta sustitución implicó la aceleración de la producción
de mercancías, que se produjeron a gran escala.

Esta época es importantísima porque se pasó de un mundo rural en un mundo industrial. También fue una época de grandes inventos, destacando
sobre todo uno: La maquina a Vapor, Con este invento nacieron el ferrocarril y el barco a vapor.

La Revolución Industrial se originó en Inglaterra a causa de diversos factores, cuya elucidación es uno de los temas historiográficos
más trascendentes. Como factores técnicos, era uno de los países con mayor disponibilidad de las materias primas esenciales, sobre
todo el carbón, mineral indispensable para alimentar la máquina de vapor que fue el gran motor de la Revolución Industrial temprana,
así como los altos hornos de la siderurgia, sector principal desde mediados del siglo XIX. Su ventaja frente a la madera, el combustible
tradicional, no es tanto su poder calorífico como la mera posibilidad en la continuidad de suministro (la madera, a pesar de ser fuente
renovable, está limitada por la deforestación; mientras que el carbón, combustible fósil y por tanto no renovable, solo lo está por el
agotamiento de las reservas, cuya extensión se amplía con el precio y las posibilidades técnicas de extracción).
Como factores ideológicos, políticos y sociales, la sociedad inglesa había atravesado la llamada crisis del siglo XVIIde una manera
particular: mientras la Europa meridional y oriental se refeudalizaba y establecía monarquías absolutas, la guerra civil inglesa (1642-
1651) y la posterior revolución gloriosa (1688) determinaron el establecimiento de una monarquía parlamentaria (definida
ideológicamente por el liberalismo de John Locke) basada en la división de poderes, la libertad individual y un nivel de seguridad
jurídica que proporcionaba suficientes garantías para el empresario privado; muchos de ellos surgidos de entre activas minorías de
disidentes religiosos que en otras naciones no se hubieran consentido (la tesis de Max Weber vincula explícitamente La ética
protestante y el espíritu del capitalismo). Síntoma importante fue el espectacular desarrollo del sistema de patentes industriales.
Como factor geoestratégico, durante el siglo XVIII Inglaterra (que tras las firmas del Acta de Unión con Escocia en 1707 y del Acta de
Unión con Irlanda en 1800, después de la derrota de la rebelión irlandesa de 1798, consiguieron la unión con Escocia e Irlanda,
formando el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda) construyó una flota naval que la convirtió (desde el tratado de Utrecht, 1714, y de
forma indiscutible desde la batalla de Trafalgar, 1805) en una verdadera talasocracia dueña de los mares y de un extensísimo imperio
colonial. A pesar de la pérdida de las Trece Colonias, emancipadas en la guerra de Independencia de Estados Unidos (1776-1781),
controlaba, entre otros, los territorios del subcontinente Indio, fuente importante de materias primas para su industria, destacadamente
el algodónque alimentaba la industria textil, así como mercado cautivo para los productos de la metrópolis. La canción patriótica Rule
Britannia (1740) explícitamente indicaba: rule the waves (gobierna las olas).
Revolución demográfica
Véase también: Transición demográfica
Durante la revolución industrial se vivió un incremento espectacular de la población, debido fundamentalmente a la caída de la tasa de
mortalidad provocada por la mejora de las condiciones higiénicas, sanitarias y alimenticias que se plasmó en gran medida en la
reducción de la mortandad infantil. En este periodo nacen las primeras vacunaciones y se mejoran los sistemas de alcantarillado y de
depuración de aguas residuales. Una alimentación más abundante y regular, no sometida a las fluctuaciones de las cosechas, bajó la
incidencia de las epidemias e hizo posible la casi desaparición de la mortalidad catastrófica, sobre todo la infantil.
La población de Inglaterra y Gales, que había permanecido constante alrededor de 6 millones desde 1700 a 1740, se incrementó
bruscamente a partir de esta fecha y alcanzó 8,3 millones en 1801, para doblarse en cincuenta años y llegar a los 16,8 millones en
1850 y en 1901 casi se había doblado de nuevo con 30,5 millones.21 En Europa, la población pasó de 100 millones en 1700 hasta
alcanzar 400 millones en 1900.22 La revolución industrial fue así el primer periodo histórico durante el que hubo simultáneamente un
incremento de la población y un incremento de la renta per cápita.23 El aumento de la población fue un estímulo para el crecimiento
industrial ya que proporcionó a la vez mano de obra abundante para las nuevas industrias y de otro lado supuso un incremento de la
demanda interna para los nuevos productos.
El aumento de la población urbana en ciudades con trazado medieval supuso el hacinamiento, la insalubridad y la aparición de las
primeras patologías sociales (alcoholismo, prostitución y delincuencia).24

Germán Bolívar Blanco

La última asamblea anual del Foro Económico Mundial realizada en enero pasado, tuvo como tema principal lo que su líder el
carismático, Klaus Schwab, denominó “el dominio de la cuarta revolución industrial”, apasionante tema íntimamente ligado al desarrollo
y la transformación productiva, tan requeridos en nuestra economía por su debilidad estructural y los desequilibrios que enfrenta.
Conforme el informe presentado en ésta ocasión, el mundo ha llegado a la cima de la cuarta revolución industrial, precedida de la
primera relacionada con el uso del agua y vapor en la maquinaria, la segunda donde la energía eléctrica desplazó al vapor y la tercera,
propia de la tecnología de la información T.I., la cual devino en la actual, descrita como su extensión por basarse en ella.

Es así como la era actual utiliza una mezcla de hardware, robótica, poderoso cómputo masivo y otras ciencias, para ampliar la T.I. más
allá del software. De ahí el optimismo que hay en la tecno-utopía, por su gran potencial para lograr mejoras importantes en
productividad, así como para solucionar problemas complejos antes intratables en muchos sectores, de la salubridad al transporte.

Ésta evolución industrial coincide en parte con la descrita por Peter Drucker en su libro “La Sociedad Post-Capitalista” (1992), en
particular lo relacionado con el trabajo, las nuevas fuerzas laborales y el conocimiento, donde la actual también llamada revolución
tecno-científica, llegó hace más de diez años para quedarse con avances en áreas antes consideradas como inconexas dada su
naturaleza.

De ahí que hoy en día se integren soluciones provenientes de múltiples campos del conocimiento, tales como: inteligencia artificial,
maquinas-learning, robótica, nano y biotecnología, genética, energías alternativas limpias, nuevos materiales, diseño, impresión 3-D;
por mencionar algunos que pueden provocar modelos de negocios disruptivos próximamente, pero igualmente cambiar los mercados
de trabajo.

Todo esto requiere de cambios monumentales en el conjunto de competencias y capacidades necesarias para enfrentar éste nuevo
panorama, que definen el futuro de los empleos y el trabajo. Ésta es una de las principales conclusiones que presenta el informe
entregado por el Foro Económico Mundial, con proyecciones sobre el crecimiento o disminución de los puestos de trabajo en varios
sectores.

El llamado está hecho, si los gobiernos no enfrentan debidamente las acciones dirigidas a gestionar la transición a corto plazo para
construir una fuerza laboral con las destrezas requeridas actualmente, deberán enfrentar el creciente desempleo y desigualdad, con el
agravante de adolecer de empresas hábiles para aprovechar las oportunidades ofrecidas por éste nuevo entorno productivo.

Seis son los factores que según Schwab determinarán el futuro del trabajo que debemos considerar todos, empleados, empresarios y
políticos: 1) la tormenta generada por la disrupción tecnológica que afectará el mercado laboral, 2) los nuevos oficios y la destrucción
de profesiones, 3) estudiar ciencias o ingeniería será cada vez más necesario, 4) las empresas no cubrirán todos los puestos y los
roles serán cada vez más especializados, 5) todos debemos reciclar nuestras habilidades, y 6) reacciones lentas agravarán el
problema. Dado esto requerimos entonces de un cambio profundo de mentalidad.

Pero una cosa son las tendencias mundiales y otra muy diferente la realidad de nuestro país, que pareciera sufrir de inconsciencia e
indolencia ante esta situación.
¿Conoce todas las coberturas que le brinda su seguro?
Cubren desde el retraso de un vuelo hasta las pólizas de hogar que cubren robos fuera del domicilio.

Tener la misma cobertura en dos o más seguros distintos, o tenerla en uno solo, pero ignorar del todo su existencia. Esta situación, que puede parecer
paradójica, se da en mucho más casos de los que se cree, según los operadores del sector. Ocurre en todas las ramas del seguro, entre ellos, el de
las pólizas de viaje.
"Las personas contratan un seguro de viaje por cuatro razones: disponer de asistencia médica en el extranjero, recuperar su dinero si no pueden
viajar, protegerse ante daños, pérdida o demora en la entrega de sus equipajes y ser indemnizados ante incidencias o huelgas de transporte”,
explica Arturo Moreno, director comercial de InterMundial, empresa especializada en este tipo de pólizas.

Entre las situaciones o eventos que indemnizan algunos seguros de InterMundial, por ejemplo, están el asesoramiento jurídico por teléfono, el
secuestro o, en los más complejos, la cancelación del viaje por despido, Es lógico, además, que este tipo de coberturas se encuentren en un seguro de
viaje, no es tan evidente que algunas de ellas se hallen en una póliza de salud, lo que sin embargo ocurre en Aegon, entre otras compañías.

En su caso, si el viaje se demora por culpa del transportista seis o más horas, su seguro de salud indemniza 60 euros por cada franja de seis horas, por
un máximo de 180 euros. Y concede hasta 120 euros para la compra de ropa y objetos de primera necesidad si el viajero sufre una demora en la
entrega de su equipaje superior a las seis horas.
En los seguros de vida, acá está todo por hacer: Metlife
Lo que debe saber sobre seguros si va a estudiar en el exterior
¿Incapacidad permanente o absoluta?

Más allá de este tipo de pólizas, que son más utilizadas en vacaciones, el director técnico de la correduría de seguros Lluch & Juelich Brokers, Carlos
Lluch, señala otras coberturas desconocidas. “En seguros a personas, tal vez el que menos se conoce es la incapacidad permanente total o
profesional”, destaca. Es decir una invalidez que no permite al asegurado ejercer su profesión pero le consentiría trabajar en otra, en la que, sin
embargo, posiblemente tenga ingresos más bajos. En su lugar, es más común tener contratada la incapacidad absoluta, que impide ejecutar cualquier
trabajo.

Otro, de seguro muy desconocido –aunque “muy barato”, en palabras de Lluch– y capaz de aliviar una situación “dramática para el individuo y su
familia” es el que cubre la dependencia, al garantizar una renta vitalicia o temporal con la que pagar cuidadores o una residencia. En el seguro de vida
de Aegon se incluye una bolsa de ayuda de 50 horas anuales con un mínimo de tres horas por servicio, para prestaciones como levantarse de la cama,
aseo personal, comida, y cambio de ropa, entre otras.

El seguro de hogar, fuera del domicilio

En el interior de un seguro de hogar también podría esconderse una cobertura inesperada, como un robo que se pudiera producir fuera del domicilio,
en la vía pública. Quedan normalmente excluidos “los hurtos (en casos de descuido) y los importes en efectivo, debido a lo difícil que resulta su
prueba”, afirma Urtzi González, abogado del despacho Sanahuja Miranda.

¿Y si quebrara el seguro del carro?

Pese a su relevancia, en el seguro del carro pocos valoran la cobertura que ofrece el llamado asegurador subsidiario. “Si nuestro seguro quebrara, el
consorcio de compensación de seguros se haría cargo de los daños causados a terceros”, explica Carlos Lluch. ¿Cuál es el problema? Que esta
cobertura solo puede ofrecerla un asegurador del propio país y no se encontrará en “compañías extranjeras no controladas por las autoridades
locales”.
¿Quién es el culpable?

Los “culpables” del desconocimiento de estas coberturas son varios. En la cabeza de su lista, Carlos Lluch pone al propio cliente, “quien muchas
veces presta más atención al precio que a lo que realmente cubre su seguro”. También está la calidad del asesoramiento que se brinda al usuario, la
poca claridad de los contratos, y que el seguro no es proactivo cuando se le comunica un siniestro y no ofrece todas las coberturas “más allá de la
obvia que se reclama”. No extraña que no solo existan coberturas que los usuarios ignoran, sino también que una misma garantía desconocida y
presente en un contrato de seguro se encuentre también en otro.

Aseguradoras internacionales siguen llegando a Colombia

Las fusiones y las adquisiciones han sido la constante en el último año, en tanto que las expectativas son cada vez más atractivas.

en el 2018, el negocio asegurador del país ha estado en permanente crecimiento, al tiempo que varias empresas internacionales han ingresado a este
mercado.

(Lea: Primas de seguro en A. Latina aumentaron 9,3%)

Según los datos de la Federación de Aseguradores Colombianos, durante los primeros cinco meses del año, la prima de seguro supuso un total de
10,8 billones de pesos (3.800 millones de dólares), con un crecimiento del 6% interanual.

(Lea: ¿En qué ciudad sale más económico comprar un seguro para el carro?)
Tanto los seguros de vida como los generales registraron un crecimiento significativo durante este periodo, con un 11% y un 4%,
respectivamente. Los seguros de vida combinados representaron el 52,8% del mercado, porcentaje que se dividió entre los seguros sociales (28,2%)
y los seguros de vida (24,6%), mientras que los seguros generales representaron el 47,2%.

(Lea: Previsora Seguros espera un aumento de 8% en primas este año)

El incremento experimentado entre enero y mayo tiene su origen en la expansión sostenida de los últimos años. Entre el 2013 y el 2017, la prima
aumentó a una tasa anual compuesta del 12,6%, hasta un total de 26 billones de pesos (9.100 millones de dólares).
fusiones, adquisiciones e inversiones.

Estos resultados positivos llegan en un momento en que el mercado de seguros, el quinto más grande en la región, experimenta un aumento en el
número de aseguradoras internacionales que lo integran, ya sea a través de fusiones y nuevas compras, alianzas estratégicas o nuevas inversiones.

Los negocios realizados en los meses recientes así lo confirman. La empresa BMI, con sede en los Estados Unidos, ha sido la última en entrar. En
marzo obtuvo autorización para operar en el territorio nacional, con lo cual ahora el número de firmas aseguradoras presentes en el país asciende a 49
en total.

BMI cuenta con 28.000 millones de dólares de capital inicial; se va a especializar en seguros de vida individuales y en el sector de la salud, según
dijeron sus directivos.
“Dos años y medio después de haber iniciado este proyecto, en julio salió al mercado nuestra línea de productos de seguros de vida y seguros
médicos”, explicó Carlos Sánchez Rodríguez, presidente de BMI Colombia, en entrevista para Oxford Business Group (OBG).

BMI pasa así a formar parte del mercado colombiano y se une a Bupa. Dicha empresa, con sede en el Reino Unido, firmó en febrero un acuerdo de
colaboración con la aseguradora nacional Seguros Bolívar y prevé ofrecer planes de seguros internacionales.
A continuación, en julio, la firma Talax, con sede en Alemania, adquirió Generali Seguros, una compañía local que ofrece seguros de vida y
generales.

Mientras tanto, Zurich Insurance ha aumentado su presencia en el amplio mercado regional. En febrero, adquirió a la australiana QBE’s Latin
American operations por valor de 400 millones de dólares. Esta transacción fue seguida por la adquisición en marzo de proveedores de seguros de
viaje Travel Ace y Universal Assistance, empresas con sede en Argentina y que operan en Chile, Brasil, Colombia y México.

Por su parte, el corredor de seguros UIB, con sede en Londres, aumentó su presencia en la región mediante el lanzamiento, en abril, de su comercio
minorista. En febrero, la española Santalucía Seguros firmó un acuerdo de asociación con la Fundación Social y empezará a ofrecer seguros para
gastos funerarios.

Perspectivas positivas en seguros personales


El número incremental de actores internacionales, junto con la competencia derivada de este aumento, ha fomentado aún más la previsión de un
crecimiento positivo para el negocio de los seguros.
En Colombia, este sector, establecido sobre una base sólida, cuenta con una tasa de penetración en el PIB del 2,85%, la tercera más alta en América
Latina por detrás de Chile y Argentina. Asimismo, la rentabilidad es alta.

En el 2017, las empresas de seguros colombianas lograron una rentabilidad del capital del 17,9%, la cifra más alta en siete años, con un rendimiento
sobre los activos del 3,1%. Además, los ingresos netos han aumentado más del 5,9%, hasta 1,8 billones de pesos en el 2017.

Si bien durante los primeros cinco meses del año, el crecimiento ha sido ligeramente inferior al obtenido de media en los años anteriores, los actores
del sector han expresado que los comicios presidenciales del 27 de mayo y luego los de segunda vuelta, el 17 de junio, han sido un factor que influyó
en la disminución temporal la actividad de este sector.

“Como es habitual, el periodo previo a las elecciones presidenciales provocó una desaceleración en la actividad económica, ya que los actores suelen
adoptar un papel de observadores ante los acontecimientos”, explicó Sánchez Rodríguez a OBG.

“No obstante, la elección de un candidato con espíritu empresarial, sumado a las perspectivas económica favorables del país, hará que
indudablemente veamos cómo la industria se recupera durante la segunda mitad del 2018, continuando con esta tendencia, alcanzando –o incluso
superando– los resultados de años anteriores”, puntualizó el especialista.

CRECER A DOS DÍGITOS


El FMI prevé que el PIB colombiano aumente en un 2,75% durante este año y en un 3,25% en el 2019, en comparación con el 1,77% alcanzado en el
2017. Según las cifras del sector, el incremento de la demanda interna podría fomentar el aumento de los seguros personales.

“Si bien el sector de los seguros personales representa aproxima-


damente un cuarto del total de la prima de la industria, la mayor parte de estos son seguros colectivos o grupales –los cuales normalmente ofrecen las
empresas u organismos a sus empleados–”, explicó a OBG Juliana Tobón Peña, presidenta de la empresa de seguros de vida Metlife Colombia.

“El aumento de la clase media, junto al creciente interés por los productos de seguros de vida personales, hace que sea muy posible que el sector
mantenga un crecimiento de dos dígitos”. dijo la experta.

Previsora Seguros espera un aumento de 8% en primas este año

Con un mejor segundo semestre, la meta es llegar a $883.300 millones en el 2018. Pólizas para pymes, estatales y autos, el foco.

Con una estrategia de transformación cultural y tecnológica, Previsora Seguros espera terminar el 2018 con un crecimiento de 8 por ciento en la
emisión de primas.
El presidente de la compañía, Mauricio Rodríguez Avellaneda, señaló que la meta es llegar a los 883.300 millones de pesos. Por lo pronto, cerraron
el primer semestre con 391.000 millones de pesos en ventas, y prevén que la segunda mitad del año mostrará más dinamismo en varios frentes.
“El mercado está cada vez más dinámico, con más competidores extranjeros, lo que obliga a tener un servicio mucho más ágil. Además, hay que
pensar en productos mucho más masivos y de fácil comprensión”, afirmó.

Por lo pronto, los productos que más participación tienen en la compañía son el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) y el de
automóviles.

Según el directivo, si bien estos ramos han tenido épocas difíciles, recientemente han logrado estabilizarse, por lo cual seguirán dentro de los planes.

En el caso del Soat, ramo que está generando pérdidas a toda la industria, Rodríguez señala que, para hacer frente a la situación, han centralizado
procesos, y disminuido gastos, entre otros temas, pero considera que es clave seguir trabajando para reducir el fraude en las reclamaciones.

Por otra parte, los seguros estatales son un frente importante para trabajar este año, toda vez que se espera que continúen las inversiones en
infraestructura, en donde tienen experiencia con varios tipos de pólizas.

Además, están pendientes de las licitaciones que vengan, para saber en cuales pueden aportar el componente de seguros.

Sin embargo, una de las grandes apuestas para los próximos meses vendrá por el lado de las pequeñas y medianas empresas (pymes). La idea es
atender a este segmento con productos multiriesgos, de vida grupo y autos.

Sin embargo, el presidente de Previsora Seguros señaló que están haciendo un estudio detallado sobre las necesidades de este tipo de clientes para
diseñar productos con una orientación mucho más específica.
Todo esto, explicó el directivo, viene acompañado de una estrategia para mejorar el servicio. Esto incluye mayores inversiones en temas de
digitalización, para agilizar las indemnizaciones, y la desmaterialización del Soat.
También están trabajando en un esquema de contacto directo con los clientes para hacerle un seguimiento más personalizado a los procesos de
reclamación.

Actualmente, la aseguradora tiene presencia en varias partes del país, con 26 oficinas, pero la idea es seguir trabajando también con su red de
intermediarios y corredores para llegar a más clientes.
En cuanto a las utilidades, la expectativa es más moderada y se espera una disminución frente al año pasado, hasta los 27.000 millones de pesos.

Esto, como consecuencia del comportamiento de las inversiones, pues como se sabe, el comienzo de año estuvo difícil para los mercados.