Está en la página 1de 6

LA NATURALEZA DEL PODER

1. Según Kenneth E.Boulding1, el concepto de poder abarca muchas


disciplinas :obras filosófica, ciencias políticas, sociología política,
ciencias físicas y ciencias sociales.

2. La influencia recíproca entre las diferentes formas de poder es tan


grande que si el estudio del poder se limitara a un solo aspecto,
como el poder político, el económico o el social, se perderían
elementos importantes para la comprensión de la dinámica del
poder en su conjunto.”

El poder como la capacidad de conseguir lo que queremos

El Oxford English Dictionary define el poder como:

Una cualidad o propiedad


 La capacidad para hacer o efectuar algo o influir sobre una
persona o cosa.
 La capacidad para influir en algo o afectarlo profundamente.
 De cosas inanimadas (por ejemplo, la virtud de una hierba).
 Posesión de autoridad o mando sobre otros.
 Capacidad o aptitudes legales, o autoridad para actuar.

Una persona, grupo o cosa


 Persona o cosa que posee o ejerce poder (por ejemplo,
gobernante).
 Ser celestial o espiritual que tiene dominio o influencias.
 Grupo de
hombres armados.
1
Kenneth E. Boulding. Las tres caras del poder. Barcelona: Ediciones Paidós, 1993.
 Un gran número, una multitud.

Según K.Loewenstein2, los tres motivos que dominan la vida del


hombre moderno son el amor, la fe y el poder.

La política no es sino la lucha por el poder. Y la sociedad humana


puede ser vista como un sistema de relaciones de poder cuyo carácter se
relaciona con las dimensiones política, económica, religiosa, moral,
cultural.

“El poder es una relación sociopsicológica basada en un


recíproco efecto entre los que detentan y ejercen el poder...y aquellos a
los que va dirigido”3 (destinatarios del poder, ciudadanos).

El poder y la influencia son dos conceptos claves en el análisis


sociológico de la política. La influencia es una relación entre actores
individuales, sociales, organizaciones y estados, en la que un actor
induce a otros actores a actuar en una forma que de otra manera no
actuarían (continuando una acción, dejándola de hacer, cambiando la
acción). Es posible determinar la dirección de la influencia, es decir,
quién influye en quién, el grado de influencia y comparar quién tiene
más influencia4.

2
Karl Loewenstein. Teoría de la Constitución. Barcelona: Ediciones Ariel, 1970.
3
Karl Loewenstein, op.cit.
4
Robert A.Dahl. Análisis sociológico de la política.
En el Estado moderno, constitucional y democrático, la esencia del
proceso del poder consiste en el intento de establecer un equilibrio entre
las diferentes fuerzas que compiten dentro de la sociedad estatal. Porque
existe suficiente evidencia empírica como para sostener que allí donde el
poder político no está restringido y limitado, el poder se excede

La politología es la ciencia social que estudia el poder político, sus


formas concretas de manifestación, sus tendencias evolutivas, las
relaciones entre el poder político y la sociedad, la consolidación
institucional del poder político en una forma de dominación pública en
el estado moderno, el comportamiento político, la formación de la
voluntad política, las teorías e ideologías políticas5.

El poder político

Maurice Duverger6 sostiene que para comprender lo que es el


poder político puede partirse de la distinción que hacía un gran jurista de
este siglo, León Duguit, entre “gobernantes” y “gobernados”. En todo
grupo humano existen los que mandan y los que obedecen, los que dan
órdenes y los que las acatan, los que toman decisiones y los que las
aplican. Esta definición no precisa suficientemente la noción de
“gobernantes” y, por lo mismo, todas las personas pueden ser a la vez,
gobernantes y gobernados, excepto quienes ocupan las más altas
jerarquías.

5
Wolfgang Abendroth y Kurt Lenk. Introducción a la ciencia política.
6
Maurice Duverger. Instituciones políticas y derecho constitucional.
Entonces, para dilucidar el concepto de poder político es necesario
distinguir entre el “poderío material”, consistente en la posibilidad de
coaccionar a otro, y el “poder” basado, además, en la creencia del
coaccionado de que es legítimo aceptar la coacción.

El “poderío” es simplemente la ley del más fuerte. Se compone de


la fuerza física (policía, ejército), la dominación económica (posesión de
medios de producción, privar a un hombre de su subsistencia) y las
técnicas de “encuadramiento colectivo” (estructuras jerárquicas, estrecho
control, disciplina, formación ideológica rigurosa)7.

En tanto que se obedece solamente porque se está coaccionado a


hacerlo, por la presión física, la dominación económica o el
encuadramiento colectivo, no existe realmente poder sino sólo poderío.
“El poder aparece cuando los que obedecen creen, además, que es
normal que ellos obedezcan, que esto es bueno, justo, legítimo. Así el
poder comprende dos elementos: 1) La coacción material; y 2) la
creencia de que esta coacción está bien fundada”8.

La realidad social, tal como es percibida, contiene la idea de jefe,


autoridad, poder. El poder aparece tan natural como el agua. La idea de
que se puede vivir sin jefes parece absurda. Y la educación refuerza esta
idea. La experiencia de la obediencia se encuentra en todas partes.

7
Véanse las “técnicas de sometimiento” en Erwing Goffman, Internados. Ensayos sobre la situación social de los enfermos mentales.
8
M.Duverger, op. cit., pág.28.
Sin embargo, cada sociedad se forma ideas particulares sobre la
naturaleza y las modalidades del poder y la obediencia. Tiende a definir
un “poder legítimo”, que rechaza a los otros como ilegítimos. La noción
de legitimidad es, pues, uno de los elementos fundamentales del poder.
No existe “poder legítimo en sí”, sino solamente los poderes que se
consideran legítimos. La legitimidad es una cualidad que presenta el
poder de ser conforme a la imagen del poder que se considera válida en
una sociedad determinada. En algunas sociedades se cree que el poder
ha de ser ejercido por un monarca, y el poder es legítimo si se halla en
manos del descendiente del rey. Para aquellos que creen que el poder
debe fundarse en la elección popular, los gobernantes son legítimos si
emanan de elecciones libres.

En razón a que en toda sociedad moderna existen conflictos de


intereses, las ideologías relativas a la legitimidad son también diferentes.
Por ello, diversos sistemas de legitimidad se oponen y, en consecuencia,
ningún gobierno puede ser considerado como legítimo por todo el
mundo.

Para Duguit, todo poder es político. Otros autores sostienen que


sólo el poder ejercido por los gobernantes del Estado es un poder
político.

El debate sobre la definición de la ciencia política o sociología


política, según Duverger, oculta una oposición fundamental sobre la
naturaleza del Estado y la sociedad nacional en relación con las otras
agrupaciones humanas