Está en la página 1de 6

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS

ESCUELA ACADÉMICA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

INFORME ACÁDEMICO

“SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO ”

INTEGRANTES:

 CALLE VILLEGAS AHSLEY NICOLE

 CASTILLO CHUMACERO CRISTHIAN OMAR

 GARRIDO CHAPILLIQUEN LEONARDO GABRIEL

 GUTIERREZ CRUZ TERESA DEL CARMEN

 MEDINA AGURTO NAYELI STEFANY

 PORRAS CHONG WENDY PAMELA

 RONDOY MANCHAY KARLA

 ZAPATA ZAPATA OLENKA ALEXANDRA

ASESOR:
CESAR WILLIAM BAYONA URDIALES

PIURA-PERU

2018
SISTEMA NERVIOSO PERIFERICO II

Conjunto de nervios y ganglios que controlan las funciones motoras y sensoriales. Transmite
información desde el cerebro y la médula espinal a todo el organismo.

Comprende todos los nervios que se ramifican desde el cerebro y la médula espinal hacia otras
partes del cuerpo. Incluye los nervios craneales, los nervios espinales, los nervios periféricos y
las uniones neuromusculares.

Los nervios son cordones de sustancia blanca que se ramifican en axones y/o dendritas. Éstos
trasmiten información sensorial y motora desde el cerebro hacia la periferia y en sentido
inverso.

Los ganglios están formados por grupos de neuronas; y se encuentran fuera del encéfalo y de la
médula espinal.

La FUNCIÓN principal del sistema nervioso periférico es conectar al sistema nervioso central con
los órganos, extremidades y la piel.

Esto permite que el cerebro y la médula espinal puedan tanto recibir como enviar información
a otras áreas del cuerpo. De esta forma, permite que podamos reaccionar a estímulos del
ambiente.

La información se transmite por haces de fibras nerviosas o axones. En algunos casos estos
nervios son muy pequeños, sin embargo, en otros pueden alcanzar un tamaño que el ojo
humano puede captar.

PARTES DEL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

Está dividido en dos componentes, el sistema nervioso somático y el sistema nervioso


autónomo. Cada uno posee funciones muy importantes.

 Sistema Nervioso Somático: Se encarga de enviar y de recibir información sensorial y


motora al sistema nervioso central.
 Sistema Nervioso Autónomo: Responsable de regular las funciones involuntarias del
cuerpo, ejemplo, el ritmo cardíaco, la respiración y la digestión. Gracias al sistema
nervioso autónomo, podemos realizar estas funciones sin pensar conscientemente en
su ejecución.

SISTEMA SIMPÁTICO:

 Regula la respuesta al estrés producida por las hormonas. Éstas son las reacciones
típicas de lucha o huida. Es decir, que nos prepara para enfrentar amenazas potenciales
de nuestro entorno.
 Cuando se presenta esa amenaza, el cuerpo responde acelerando el ritmo cardíaco,
aumentando la respiración, la presión sanguínea, así como la secreción de sudor y la
dilatación de las pupilas. Estas respuestas nos ayudan a actuar con rapidez frente a las
amenazas.
 Además, nos ayuda a sentir el frío o el calor, dilata los bronquios e inhibe la motilidad
intestinal y la producción de orina.
SISTEMA PARASIMPÁTICO:

 Se encarga de mantener las funciones del cuerpo y de conservar los recursos físicos. Se
inicia en el tronco encefálico y regula los órganos internos.
 Permite que volvamos a un estado normal o de reposo, ralentizando el ritmo cardíaco,
la respiración y el flujo sanguíneo.
 Así, las pupilas se contraen, aumenta la producción de saliva, se incrementan los
movimientos gastrointestinales, se reduce la tensión arterial y la frecuencia cardíaca,
nos hace más resistentes a las infecciones, etc.
 Desarrolla tareas necesarias pero que no necesitan una respuesta inmediata como
ocurre con el sistema nervioso simpático.

DOS TIPOS DE NEURONAS:

 Neuronas sensoriales (o aferentes): Son las que transmiten la información de los


nervios en el sistema nervioso central.

 Neuronas motoras (o eferentes): Llevan la información desde el cerebro y la médula


espinal hacia los órganos, las fibras musculares, así como hacia las glándulas en la
periferia del cuerpo. Estas neuronas permiten una respuesta física a los estímulos.

NERVIOS DEL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

Formado por 12 pares de nervios craneales y 31 pares de nervios espinales.

Nervios Craneales:

 Se originan en el cerebro, y forman parte de la cabeza y el cuello. Su función puede ser


sensitiva, motora o mixta.
 De esta forma, algunos de estos pares de nervios son exclusivamente células
sensoriales. Por ejemplo, aquellas que detectan información del olfato y la visión.
 Otros pares de nervios son exclusivamente células motoras, como las existentes en los
músculos oculares. También hay pares de nervios que tienen tanto las células
sensoriales y motoras, por ejemplo, aquellos implicados en el gusto o en la deglución.

NUMERACIÓN DE LOS NERVIOS CRANEALES Y SUS FUNCIONES

I. Nervio olfatorio: Es un nervio sensorial que lleva los impulsos de olor al cerebro.

II. Nervio óptico: Es el encargado de enviar los estímulos visuales hasta el cerebro.

III. Nervio oculomotor: Transmite información a los músculos oculares externos, lo que ayuda a
dirigir la posición del globo ocular. También son los músculos constrictores del iris y de la
musculatura ciliar.

IV. Nervio troclear: Es un nervio motor que transporta los impulsos al músculo oblicuo mayor
del ojo.

V. Nervio trigémino: Es un nervio mixto que produce sensaciones generales de tacto,


temperatura y dolor. Posee diferentes ramas.

 En la rama oftálmica se relaciona con la frente, el ojo y la cavidad nasal superior. En la


rama maxilar se asocia con la sensación de la cavidad nasal inferior, la cara, los dientes
superiores y la mucosa de la parte superior de la boca.
 Y en la rama mandibular, se vincula con las superficies de las mandíbulas, los dientes
inferiores, y mucosa inferior de la boca. Así como el gusto en la parte anterior de la
lengua.
 El nervio trigémino en su función motora se relaciona con los músculos de las
mandíbulas. Además de funcionar como tensor del tímpano, del paladar y del músculo
digástrico (movimiento de la mandíbula).

VI. Nervio abducente: También es un nervio mixto, aunque principalmente motor. Lleva los
impulsos al músculo recto externo del ojo.

VII. Nervio facial: Es un nervio mixto y transporta las sensaciones gustativas de la lengua.
También controla impulsos en varios músculos de la cara. Como el lagrimal, submandibular y las
glándulas sublinguales.

VIII. Nervio vestíbulo coclear: Es un nervio muy importante ya que se encarga de trasladar los
impulsos auditivos al cerebro. Aunque también maneja las sensaciones de equilibrio. Las células
implicadas son las ciliadas del órgano de Corti y las del aparato vestibular.

IX. Nervio glosofaríngeo: Es mixto y lleva la información de la piel del oído externo y de las
membranas mucosas de la región faríngea. Así como del oído medio, y del tercio posterior de la
lengua. En su función motora, se relaciona con el músculo estriado de la faringe, que ayuda a
tragar.

X. Nervio vago: Es un nervio mixto que lleva los impulsos desde la faringe, laringe y otros órganos
más internos hacia el cerebro. Las fibras motoras de este nervio transmiten información al
intestino, al corazón, a las estructuras respiratorias. Así como a los músculos estriados del
paladar, faringe y laringe.

XI. Nervio accesorio: Tiene una función motora. Se asocia con los músculos de las vísceras
torácicas y abdominales, así como con los músculos de la espalda (esternocleidomastoideo y
parte del trapecio).

XII. Hipogloso: Es principalmente un nervio motor, y transmite impulsos a los músculos de la


lengua y de la garganta.

NERVIOS RAQUÍDEOS:

Se ramifican desde la médula espinal hacia el resto del cuerpo, existen 31 pares. Se distribuyen
en 8 cervicales (cuello), 12 torácicos (pecho), 5 lumbares (parte baja de la espalda), 5 sacros
(hueso sacro) y 1 coccígeo (coxis).

Cada par de nervio raquídeo tiene el mismo nombre del segmento de la médula espinal al que
se conecta, más su correspondiente número. Así, el cervical va del C1 al C8, el dorsal del D1 al
D12, el lumbar, del L1 al L5 y el cóccix, correspondiente al nervio coccígeo.

Cada nervio espinal se une a la médula a través de dos raíces: una raíz sensorial dorsal (posterior)
y una raíz ventral (anterior).

Las fibras de la raíz sensorial transmiten impulsos de dolor, temperatura, tacto y sentido de la
posición proveniente de las articulaciones, tendones y superficies del cuerpo.

Además, envían información sensorial del tronco y extremidades a través de la médula espinal,
llegando al sistema nervioso central. Los nervios llevan información sobre la piel a regiones
específicas del cuerpo que se denominan dermatomos.
Las raíces ventrales son las que tienen fibras motoras. Transmiten información sobre el estado
de las articulaciones y controlan la musculatura esquelética.

GANGLIOS DEL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

 Un ganglio es un grupo de cuerpos celulares de neuronas en la periferia. Se pueden


clasificar en ganglios sensoriales o ganglios autónomos, según sus funciones primarias.
 El ganglio sensorial más común es el ganglio de la raíz dorsal (posterior). Otro tipo de
ganglio sensorial es el ganglio del nervio craneal. Las raíces de los nervios craneales se
encuentran dentro del cráneo, mientras los ganglios se encuentran fuera de éste.
 Un ganglio es un grupo de cuerpos celulares de neuronas en la periferia. Se pueden
clasificar en ganglios sensoriales o ganglios autónomos, según sus funciones primarias.
 El ganglio sensorial más común es el ganglio de la raíz dorsal (posterior). Otro tipo de
ganglio sensorial es el ganglio del nervio craneal. Las raíces de los nervios craneales se
encuentran dentro del cráneo, mientras los ganglios se encuentran fuera de éste.

ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

Los nervios periféricos son una extensa y complicada red que constituye un sistema muy frágil.
Los nervios de este sistema pueden dañarse por presión, síndromes o problemas neurológicos.
Hay personas que nacen con afectaciones de este tipo mientras que otras son adquiridas.

En definitiva, existe una gran variedad de patologías que pueden afectar al sistema nervioso
periférico.

Algunas de ellas son:

Neuropatía: Suele ser consecuencia de otra condición y existen muchos tipos. Implica un daño
en cualquier nervio o nervios del organismo. Los síntomas que provoca normalmente consisten
en hormigueo y entumecimiento.

Por ejemplo, un tipo es la neuropatía diabética. Al parecer, un alto contenido de azúcar en la


sangre puede afectar a los nervios. Esto produce alta frecuencia cardíaca, mareos, debilidad
muscular, cambios en la visión, dolor en las extremidades, pérdida de sensibilidad, entre otros.

También pueden darse problemas en los nervios por consumir elevadas cantidades de alcohol,
produciéndose la neuropatía alcohólica.

Lesión del plexo braquial: El plexo braquial es un conjunto de nervios que envían información
desde la columna hasta los hombros, brazos y manos. La mayoría de lesiones del plexo braquial
se producen por un trauma. Éste puede deberse a accidentes de tráfico, heridas, tumores…
entre otros.

También existe la denominada parálisis obstétrica del plexo braquial que ocurre en al menos el
1% de los nacimientos. Es común cuando hay dificultad para extraer el hombro del bebé en el
momento de nacer.

De esta forma, se lesionan los nervios del plexo braquial. Esto da lugar a una pérdida de
movimiento alrededor del hombro e incapacidad de flexionar el codo.

Síndrome del túnel carpiano: Se trata de un trastorno caracterizado por una presión sobre los
nervios de la mano. Esto produce que la palma de la mano, los dedos y el lado palmar pierdan
sensibilidad.
Generalmente se presenta en personas que usan ordenadores durante todo el día, así como
carpinteros, trabajadores de líneas de montaje, músicos y mecánicos.

Compresión del nervio cubital: El nervio cubital va del hombro a los dedos, y es muy superficial.
Al ejercer presión sobre él se puede causar un daño, lo que puede producir pérdida de
sensibilidad. Se refleja comúnmente en hormigueo, ardor o entumecimiento.

Síndrome de Guillain-Barre: En este trastorno, el sistema inmunitario falla atacando


erróneamente a parte del sistema nervioso periférico. De esta forma aparece inflamación en
algunos nervios, dolor, hormigueo, pérdida de coordinación, y debilidad muscular.

Conclusiones

• Concluimos que el sistema nervioso periférico está compuesto por nervios que ramifican
desde el cerebro y la medula espinal hacia otras partes del cuerpo y su función principal es
conectar el sistema nervioso central con los órganos extremidades y la piel

Esto permite que el cerebro y la medula espinal puedan recibir y enviar información para que
de esta forma nos permita reaccionar a los estímulos del ambiente

• En lo que es sistema simpático y parasimpático el simpático se encarga de regular las


funciones involuntarias del cuerpo y el parasimpático se encarga de mantener las funciones del
cuerpo y de conservar los recursos físicos permite que volvamos a nuestro estado normal o de
reposo

• Y el sistema autónomo nos permitirá de regular las funciones involuntarias del cuerpo,
ejemplo, el ritmo cardíaco, la respiración y la digestión

• En lo que corresponde a los nervios craneales que son 12 estos Se originan en el cerebro,
y forman parte de la cabeza y el cuello, Tienen funciones tanto sensitivas como autónomas
algunas son mixtas porque cumplen funciones sensitivas y autónomas.

• Los nervios raquídeos Se ramifican desde la médula espinal hacia el resto del cuerpo,
existen 31 pares. Se distribuyen en 8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo
(coxis).