Está en la página 1de 2

FISIOLOGÍA DE LOS HONGOS

Los hongos pueden soportar un ambiente desfavorable, mejor que la mayoría de los otros
microorganismos por ejemplo: los hongos filamentosos y las levaduras pueden crecer en un
sustrato o medio con concentraciones de azucares que inhiben a la mayoría de las
bacterias, las levaduras y los hongos pueden tolerar en general condiciones más ácidas que
las mayoría de los microorganismos restantes.

Las levaduras son facultativas, es decir pueden crecer en condiciones aeróbicas como
anaeróbicas. Los hongos filamentosos son estrictamente anaeróbicos. Los hongos crecen a
lo largo de una amplia gama de temperatura entre 22°C y 30°C los soprafitos, las especies
patógenos tienen una temperatura más elevada 30°C y 37°C. Algunos hongos crecen a
temperaturas próximas a 0°C.

Los hongos son capaces de utilizar una gran variedad de materiales para su nutrición. Son
heterótrofos a diferencia de otras bacterias no pueden utilizar compuestas de carbono
inorgánicos, tales como el dióxido de carbono. El carbono debe proceder de una fuente
orgánica, tal como la glucosa. Algunas especies pueden utilizar compuestos de nitrógenos
inorgánicos, tales como sales de amonio.

Los hongos se adaptan a condiciones más severas que otros microorganismos.


Toleran y se desarrollan en concentraciones de acidez relativamente elevadas .
Soportan escalas de pH entre 2.0-9.0, pH óptimo 5.6.
Necesitan humedad, obtienen agua de la atmosfera, pero pueden crecer en ambientes
deshidratados.
Son generalmente, aerobios, y se desarrollan en condiciones de Tº muy variadas, óptima
22-30ºC.
Algunos son termófilos, 62ºC
La glucosa es una fuente principal de C, también sacarosa, maltosa, almidones yc celulosa.
Requieren Nitrógeno inorgánico, de Sales de amino o nitratos.
Pueden usar sustratos con N orgánico , proporcionada por los medios en forma de peptona.

Los hongos son considerados tradicionalmente como heterótrofos, los organismos que
dependen exclusivamente de carbono fijado por otros organismos para su metabolismo.

La ausencia de pigmentos fotosintéticos obliga al microorganismo a desarrollarse como


saprófitos, simbiontes o parásitos. Al poseer una pared celular rígida, no pueden fagocitar
su alimento, por lo que absorben nutrientes simples y solubles obtenidos a partir de la
degradación de polímeros complejos mediante las enzimas extracelulares que producen.
Los hongos se han desarrollado un alto grado de versatilidad metabólica que les permite
utilizar una amplia gama de sustratos orgánicos para el crecimiento, incluidos los
compuestos simples, tales como el nitrato, amoniaco, acetato, o etanol.

Los hongos son organismos eucarióticos, heterotróficos y con nutrición por absorción, los
cuales pueden reproducirse de manera sexual y asexual.

Se han descrito aproximadamente 100.000 especies de hongo, estimándose que esto es


solo un 5 a un 6%. Alrededor de 300 especies están involucrados en micosis que afectan a
animales y al hombre.