Está en la página 1de 4

Expediente : 00070-2018-13-1905-JR-PE-01

Especialista : Rodas Horna Rocky

SUMILLA : Apelación de Auto

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO PENAL DE INVESTIGACIÓN


PREPARATORIA DE REQUENA.
JAQUER USHÑAHUA FERNANDEZ, en la
Investigación preparatoria, por el
presunto delito de Actos contra el
pudor-tocamiento indebido- en
supuesto agravio de menor de
iniciales M.E.O.D, a Ud. Atentamente
digo:

PRETENSIÓN IMPUGNATORIA.
1.1.-Se confirme la resolución N° 2, en la parte que dispone
declarar infundada el requerimiento de prisión preventiva.

1.2.- Se revoque la resolución N° 2, en la parte que dispone


caución económica por el monto de tres mil Soles; y se fije la
caución según a las posibilidades económicas del recurrente

FUNDAMENTOS DE HECHO Y DE DERECHO


PRIMERO.- Que, en audiencia pública sobre prisión preventiva el
A Quo, emite la resolución número 2, declarando infundado el
requerimiento de prisión preventiva formulado por el
Representante del Ministerio Publico; asimismo dispone la
comparecencia restrictiva entre ellas la de caución económica
para el recurrente en el monto de Tres Mil Soles.

SEGUNDO.- Que, el Art. 289° Inc 1° del Nuevo Código Procesal


Penal, regula.
1. La caución consistirá en una suma de dinero que se fijará en cantidad
suficiente para asegurar que el imputado cumpla las obligaciones
impuestas y las órdenes de la autoridad.

La calidad y cantidad de la caución se determinará teniendo en cuenta la


naturaleza del delito, la condición económica, personalidad,
antecedentes del imputado, el modo de cometer el delito y la gravedad
del daño, así como las demás circunstancias que pudieren influir en el
mayor o menor interés de éste para ponerse fuera del alcance de la
autoridad fiscal o judicial.

No podrá imponerse una caución de imposible cumplimiento para el imputado,


en atención a su situación personal, a su carencia de medios y a las

características del hecho atribuido.”; en consecuencia, conforme se


tiene de los actuados de la carpeta fiscal, la condición
económica que ostenta el recurrente es dependiente de una
institución pública, que percibe por dicho servicio la suma
aproximado de 2,000 Soles, que debe ser distribuido para
satisfacer las necesidades de alimentación, vestido, salud,
educación y techo, para mis menores hijos, conyugue y del
recurrente, conforme se ha acreditado en la audiencia de
prisión preventiva, con las instrumentales presentadas para
acreditar el arraigo familiar, domiciliario y laboral.

TERCERO.- Que, el A Quo, al emitir su resolución, ha


argumentado la inexistencia de los requisitos materiales
contemplado en el Art. 268° del Código Procesal Penal, en
consecuencia, para el recurrente debió de establecer el
mandato de comparecencia simple empero contraviniendo lo
dispuesto en el Art. 286° del mismo cuerpo legal normativo,
emite disposición con una caución excesiva conforme se tiene
de la doctrina comparada que expresa Cafferata Nores, que la
coerción real “es toda restricción a la libre disposición de una
parte del patrimonio del imputado o de terceros con el
propósito de garantizar la consecución de los fines del proceso”;
en tal virtud la caución económica, fijada resulta ser excesivo y
pone en riesgo la vida de mi familia asimismo resulta ser
inalcanzable.

CUARTO.- Que, aquella caución fue establecida como regla de


conducta, de no hacer efectivo el pago, el suscrito se viera en
la posibilidad de ser revocado su comparecencia; sin embargo
considero que resulta excesivo la suma impuesta ya que se me
sería imposible poder cubrir con dicho monto; si bien es cierto es
una medida para asegurar ciertos actos propios de la
investigación, no es menos cierto que el hecho de que sea
excesiva o menor el monto determinado, vaya a variar el
animus procesal que tengo para seguir con el proceso en curso.

Quinto.- Señor Tribunos Superiores, el artículo 1 de la Constitución


establece que la defensa de la persona huma y el respeto de su
dignidad son el fin supremo de la sociedad y del estado; este
artículo no es declarativo, por el contrario es normativo,
vinculante y eje fundamental de toda la estructura fundamental
del Estado constitucional de derecho; en base a ello, al
imponerme una caución de Tres Mil Soles, en un lugar en donde
el costo de vida cuesta mucho más caro que de vivir en la
metrópoli, ya que, por los medios de comunicación y lejanía
resulta muy excesiva; máxime si mi sueldo es de un docente
contratado con un sueldo que no supera los Dos Mil Soles.

SEXTO.- Esta caución excesiva; además contraviene al principio


fundamental de presunción de inocencia; puesto que si es
razonamiento imponer una caución económica elevada para
asegurar ciertos actos procesales; entonces ¿ya no se me está
considerando inocente? Puesto que el razonamiento sería le
¿impongo caución elevada porque considero que existen
indicios que es culpable?, porque si se alegó que del suscrito
depende toda mi familia y la situación geográfica de la ciudad
no se tuvo en cuenta ello. Entonces concluimos que atenta
contra este principio antes indicado.

POR LO EXPUESTO.-

Sírvase, elevar el recurso dentro del término de Ley y en


consecuencia declararse Fundado el pedido en el extremo
antes indicado.

Requena, 30 de mayo de 2018.