Está en la página 1de 2

FÍSICA

MÁQUINAS FOTOCOPIADORAS E IMPRESORAS.

Las máquinas fotocopiadoras e impresoras láser hacen uso de las atracción electrostática para

imprimir una imagen del original. Cada una de ellas utiliza una técnica diferente para proyectar la

imagen en un tambor cilíndrico especial. En una fotocopiadora, lentes y espejos enfocan una imagen de

Fotocopiadora la hoja original de papel en el tambor, de forma muy

parecida a como el lente de una cámara enfoca una

imagen o un film. El tambor es típicamente hecho de

aluminio, un buen conductor, y su superficie está

recubierto con una pequeña capa de selenio. El

selenio es un material que tiene la interesante

propiedad (llamada fotoconductividad) de ser un

material no conductor en la oscuridad, convirtiéndose

en un conductor al ser expuesto a la luz.

El paso 1 en una fotocopiadora es disponer de una carga uniforme positiva en la capa de selenio

del tambor por un rodillo cargado. Esto es hecho en la oscuridad. En el paso 2, la imagen a ser copiada

o impresa es proyectada en el tambor. Para simplificar asumamos que la imagen es una letra A en el

tambor es oscura pero alrededor de ella existe luz. En todos estos lugares de luz, el selenio se vuelve

conductor y los electrones se mueven hacia él desde el aluminio que se encuentra debajo, neutralizado

dichas áreas positivas. En las zonas oscuras de la letra A, el selenio no es conductor y por lo tanto

mantiene su carga positiva.

En el paso 3, al fino polvo conocido como toner se le da una carga negativa y cepillada en el

tambor al este rotar. Las partículas negativas de toner son atraídas al área positiva del tambor (la A en

nuestro caso) y se adhieren solamente allí. En el paso 4, al continuar rotando el tambor es presionado

contra una pieza de papel que ha sido cargada positivamente; dicha carga es mayor que la del selenio,

así las partículas de toner se transfieren al papel formando la imagen final. Finalmente en el paso 5, el

papel es calentado para fijar las partículas de toner firmemente al mismo.

En una impresora o fotocopiadora a color, este proceso es repetido por cada color (negro, cyan,

magenta y amarillo). Combinando estos 4 colores en diferentes proporciones se produce el color

deseado.

Una impresora láser, no utiliza una copia original, sin embargo acepta una salida de

computadora que programa la intensidad de el haz del láser. El proceso es muy similar al de una

Prof.: Soledad Portillo. 1/2


FÍSICA

fotocopiadora, envolviendo selenio y toner, pero la formación de la imagen en el tambor es diferente. El

haz de luz del láser esta enfocado por lentes en un punto.

Por medio de un espejo movible, el haz láser escanea de lado a lado del tambor en una serie de

líneas horizontales, cada línea justo debajo de Impresora láser


la anterior. A medida que el haz se mueve por

el tambor, la intensidad del haz es variada por

la computadora; si es fuerte el punto implica

que será blanco o brillante, si es débil o cero el

punto será oscuro (negro).

Después del barrido, el tambor rota

levemente y otro barrido horizontal es hecho, y así sucesivamente. Al girar el tambor una imagen

completa es formada en él; las partes iluminadas del selenio se convierten en conductoras y pierden su

carga eléctrica; y el toner se adhiere sólo a las zonas oscuras (áreas eléctricamente cargadas). El tambor

entonces transfiere la imagen al papel, como en una fotocopiadora.

Una impresora de tinta no utiliza un tambor utiliza boquillas de pulverización que realizan

pequeñas caídas de tinta directamente sobre el papel. Las boquillas realizan un barrido a través del

papel, cada barrido cae justo encima del anterior al moverse el papel hacia abajo. En cada paso, la

tinta hace puntos en el papel, excepto por los puntos donde la tinta no es deseada por la computadora,

la imagen consiste en un enorme número de muy pequeños puntos. La calidad de la resolución de una

impresora es generalmente expresada en puntos por pulgada (dpi) en cada (línea) dirección.

Prof.: Soledad Portillo. 2/2

También podría gustarte