Está en la página 1de 3

La palabra empatía puede parecer una palabra nueva o moderna, sin embargo

no lo es tanto. Sus orígenes vienen del griego ἐμπαθής o empátheia (sentir


dentro afecto – emocionado). Ya Aristóteles y otros filósofos griegos hablaban
sobre la empatía, aunque no fue hasta 1909 que el termino empathy fue
acuñado en lengua inglesa por Edward B. Titchener.
Así que como ves a pesar de ser una palabra no empleada hasta hace poco,
la empatía se remonta a mucho tiempo atrás.
Pero cuál es el significado de empatía?

Significado de empatía y Definición de empatía


Es importante tener claro el significado de empatía y disponer de una
correcta definición de empatía ya que muchas veces es confundida con
expresiones, comportamientos o definiciones similares pero que no son
realmente acertadas.
En ocasiones la compasión, el altruismo, incluso la simpatía son empleadas
como sinónimos, cuando en realidad el significado de empatía no es el mismo.
La empatía es la capacidad cognitiva de percibir, en un contexto común, lo que
otro individuo puede sentir desde un punto de vista libre de prejuicios. Me refiero
a la capacidad y habilidad de las personas para ponerse en la situación
emocional de otras y comprender lo que sienten o incluso lo que puede estar
pensando.
Es importante destacar que la empatía parte de comprender que los
sentimientos de una persona ante una determinada situación son posibles,
aunque nosotros en su misma situación actuáramos de diferente forma o
tuviéramos otros sentimientos diferentes.
En resumen, podríamos decir que la empatía es la habilidad para leer las
emociones y pensamientos de los demás ante una determinada situación
sin prejuicios u opiniones preestablecidas.
“Las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo
terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y
entendieran su punto de vista”. Gandhi

No se trata de magia, ni brujería ni telepatía, la empatía se basa en la capacidad


y habilidad de captar e interpretar adecuadamente información sobre la otra
persona a partir de su lenguaje no verbal ( sus palabras, el tono de su voz, su
postura, su expresión facial), etc.
Hoy todos sabemos que las personas comunicamos y transmitimos enormes
cantidades de información mediante la comunicación no verbal. Es tanta la
información transmitida que en base a esa información, podemos llegar a saber
lo que está pasando dentro de ellas, lo que están sintiendo, lo que están
pensando otras personas.
Las personas empáticas pueden llegar a sentir el dolor y su sufrimiento de la
otra persona siendo de esta forma más sencillo para ellos el poder prestar ayuda
a la otra persona.
No se trata de compadecerse de su sufrimiento o dolor, sino de poder tomar
desde una posición de comprensión las mejores decisiones para prestarles
ayuda.
Tampoco se trata de estar de acuerdo con lo que me dicen, ni de ser simpáticos
o de mostrar alegría… simplemente dejar ver que somos capaces de ponernos
en el lugar del otro y le comprendemos.
La empatía no es solo saber lo que el otro siente, o piensa sino tener la
capacidad o habilidad para preguntar o responder de manera apropiada a la
emoción que la otra persona está sintiendo.
Por ello, la empatía es una de las competencias o habilidades básicas en
el coaching, y que todo Coach debe poseer.

Empatía e Inteligencia emocional


Hoy todos hemos oído hablar de la inteligencia emocional, e incluso muchos
habremos leído diferentes libros sobre inteligencia emocional y en especial el
de Daniel Goleman.
En resumen la Inteligencia emocional es el sistema en el que se engloban
todas las habilidades relacionadas con la comunicación entre el individuo
y los sentimientos (ya sean propios o ajenos).
La Inteligencia emocional está compuesta por cinco
destrezas: autoconciencia, autocontrol, auto motivación, habilidades
sociales y la empatía.

Capacidad empática y desarrollo de la empatía


Los seres humanos no nacemos siendo empáticos, sino que la empatía forma
parte de nuestro correcto desarrollo emocional y social comenzando a
desarrollarse desde la infancia y tomando especial importancia en la
adolescencia.
Por ello, la actitud y la educación emocional de los padres es fundamental
para que un niño desarrolle empatía.
La empatía por tanto no es un don, ni un rasgo genético o de nacimiento, es
una competencia o habilidad y como tal todos podemos desarrollarla si lo
deseamos.
Una persona puede aumentar su capacidad de empatíaobservando con más
detalle a los demás mientras habla con ellos, prestándoles toda su atención y
observando todos los mensajes que esa persona transmite, esforzándose por
ponerse en su lugar y “leer” lo que siente.

Tipos de empatía
Existen tres tipos de empatía :
La Empatía Cognitiva: Es la que se percibe cuando uno ve cómo son las
cosas que ocurren y adopta la perspectiva del otro. Las personas con
éste tipo de empatía las podemos encontrar en el ámbito organizacional o de la
empresa. Un ejemplo de empatía cognitiva es la del líder que logra que sus
trabajadores obtengan buenos resultados porque consigue explicar las cosas de
forma que le entiendan y eso hace que estén motivados. También ejecutivos con
gran empatía cognitiva, tienen puestos en el extranjero porque captan las
normas de otra cultura con mayor rapidez.
La Empatía Emocional: Es la base de la compenetración y de la química,
es sentir a la otra persona, hacerle ver que nos hacemos cargo de su situación.
Las personas que destacan en empatía emocional son buenos consejeros,
maestros, profesores, tienen cargos de responsabilidad en la atención con el
cliente y líderes de grupos que gracias a esa capacidad y tipo de
empatía detectan las reacciones en los demás en el momento.
La preocupación empática: Las personas con ésta empatía, sienten la
preocupación1, notan que los demás necesitan ésa ayuda y se la ofrecen
incondicional y espontáneamente. Son aquellas personas que pertenecen a un
grupo, una empresa o una comunidad, los que ayudan a los demás sin más y
porque les agrada hacerlo cuando lo necesitan.

Empatía y Asertividad
La comunicación efectiva se basa en dos pilares o competencias básicas en
las habilidades sociales: la empatía y la asertividad.
Con lo leído hasta aquí tenemos claro que la empatía es imprescindible para
comprender las palabras, gestos, y emociones de los demás. Pues de igual
forma la asertividad es imprescindible a la hora de comunicarnos con los demás
de forma en la que se establezca un dialogo enriquecedor.
La asertividad nos permite comunicarnos de forma en que nos preocupemos
por no agredir a los demás con las palabras, al mismo tiempo que permite que
expresemos nuestros pensamientos y opiniones aunque sean opuestos o
diferentes.
En breve publicaré un artículo sobre la asertividad y en el veremos la
importancia que tiene saber combi