Está en la página 1de 7

Universidad Abierta Para Adultos

(UAPA)

ASIGNATURA
Derecho Romano I

TEMA
Tarea IV

PARTICIPANTE MATRICULA
Dilenni Espinal Hiraldo 17-9389

FECHA DE ENTREGA:
09 de septiembre de 2018.-
María Trinidad Sánchez,

Nagua, Rep. Dom.


 Plebiscitos como fuente del Los plebiscitos eran decisiones tomadas por
Derecho en Roma. la plebe en los concilia plebis, a propuesta de
un Magistrado el Tribuno de la Plebe solo
para asuntos de su incumbencia. No es un
acto del Estado ni de todo el pueblo, sino de
una parte del mismo: Los plebeyos. A partir
de la Ley Hortensia, en 468, regían lo mismo
para los patricios que para los plebeyos.
Desde entonces son verdaderas leyes, y los
textos les dan en general esta calificación.
Los plebiscitos relativos al Derecho Privado
son numerosos durante los últimos siglos de
la República. Entre los más importantes
tenemos a:

- La Ley Cincia, sobre donaciones (año 550)

- La Ley Aquilia, de fecha incierta, sobre el


daño causado injustamente

- La Ley Falcidia, sobre los legados (año


714).

Junto al derecho promulgado convive el


derecho no escrito, el cual obtiene su
autoridad del consentimiento tácito del
pueblo. La ley como fuente del derecho se
derivaba de la voluntad expresa de las
asambleas, pero no era la única. La
costumbre consagraba como derecho (y por
lo tanto como un conjunto de reglas
vinculantes) a prácticas socialmente
aceptadas que por su larga data se convertían
en jurídicamente obligatorias.

Ahora bien, si bien es cierto que se parecía en


su proceso de formación al legislativo, se

diferenciaba de este en que el plebiscito no


requería la confirmación del Senado patricio,

sino que su iniciativa estaba en los Tribunos


de la Plebe; solo ellos podían proponer
proyectos de plebiscito, pues ellos velaban
por los intereses plebeyos.

Importancia de los plebiscitos en Roma

Gracias a la Ley Hortensia del 286 a.C que


equiparó los plebiscitos a las leyes, las
decisiones de la plebe se convirtieron en
decisiones de Estado o de todo el pueblo, lo
que vinculaba a éste indistintamente con
patricios y plebeyos, estableciéndose así un
verdadero orden igualitario entre ambas
clases. En tal sentido, la organización es
semejante: ambas asambleas se organizan
conforme a circunscripciones territoriales y

domicilios y en la asamblea por tribus fue


integrada por todo el pueblo romano por lo
que apenas se advierte distinción entre una y
otra asamblea, tanto así, que gran parte de la
producción normativa se trasladó a la plebe.
Su importancia se debe mirar con respecto al
Derecho Privado y para el Derecho Procesal.
Hoy, el plebiscito es un mecanismo de la
democracia participativa o directa, según lo
previsto en la Constitución de algunos países
de Latinoamérica, tales como Colombia,

Venezuela, entre otros.

 EDICTO DEL MAGISTRADO A consideración de Kunkel (2012), los


principales emisores de edictos eran los
Pretores, magistrados encargados de la
administración de justicia, que eran dos: El
Pretor Urbano encargado de los asuntos entre
ciudadanos romanos y el Pretor Peregrino,
creado en el año 242 a. C. para dirimir los
asuntos entre los ciudadanos romanos y los
peregrinos.

Todo magistrado en Roma tenía el ius


edicendi, esto es, la facultad de crear normas
generales o relativas a casos concretos,
conectadas con el ejercicio de su cargo. Esta
prerrogativa la ejercían por medio de los
edictos. Éstos tenían vigencia durante el
tiempo en que el magistrado que los había
publicado estuviera en su cargo. Se
reconocen como Edictos Perpetuos. El
conjunto de reglas contenidas en los edictos
de los magistrados (Pretores y Ediles

Curules) jurisdiccionales o iusdicentes se le


llamò Derecho Honorario o jus honorarium,
porque emana de los que ocupan funciones
públicas, honores, en oposición al jus civile,
obra de los jurisconsultos, otras veces jus
Pretorium, a causa del proponderante papel
que los Pretores representan en su formación.

 JURISPRUDENCIA La Jurisprudencia. (Ius Prudentia). Se


considera como un fenómeno típicamente
romano inadecuado en el derecho moderno.
Esto se fundamenta en lo siguiente:

• La jurisprudencia romana era


fundamentalmente práctica,

• Se basada en la casuística tradicional,

• Venía de los ancestros

• La tradición popular era para la solución de


problemas del pueblo y creadora de derecho.
De las características descritas destaca el
hecho de que es fundamentalmente creadora.
Hoy, se tiene por jurisprudencia el conjunto de
decisiones de los tribunales.

Jurisprudencia: interpretación de la ley por los


tribunales. En este sentido, se dice que la
jurisprudencia es fuente de derecho. Es
también el conjunto de sentencias judiciales
que deciden un mismo punto. Si las
decisiones se pronuncian en un mismo
sentido, se habla de jurisprudencia uniforme;
si las decisiones sobre una misma cuestión
están en contravía, tenemos una
jurisprudencia contradictoria.
La jurisprudencia juega un papel
preponderante durante la época del Derecho
Clásico. Sin embargo, desde el tiempo del
Principado, se observó una ligera
descendencia en su papel creador en favor de
la potestad del emperador. En el Derecho
Posclásico, la única fuente del derecho era la
legislación emanada del emperador, quien
afirmaba reunir en su persona toda la
potestad y toda la autoridad.

 DICTAMENES DE LOS Durante el Imperio el prestigio de los


JUSCONSULTOS Y REPONSE
PRUDENTIUM
jurisconsultos fue aumentando. Sus
dictámenes adquieren fuerza de ley durante
el mandato de Adriano y se constituyen en
una fuente de derecho escrito. “Augusto fue el
primero que hizo del Derecho Público de
respuesta (jus publice respondendi) una
concesión especial. Pero es necesario no
exagerar su importancia:

Las respuestas de los jurisconsultos oficiales


no tenían todavía fuerza de ley. Hacia el final
de su reinado, toma una medida importante,
que no es referida por Gayo. Resuelve que los
dictámenes de los jurisconsultos oficiales
tendrán fuerza de ley cuando estén de
acuerdo. Desde entonces fue exacto decir de
estos jurisconsultos, que tenían la facultad de
hacer la ley, permissio jura condendi. De
acuerdo a Petit (1980), la clasificación de la
época clásica es aplicada, en general, al
período que se extiende de Augusto a la
muerte de Alejandro Severo y de una manera
más especial, a los reinados de los Antoninos
y de los Severos; es decir, al siglo II y a los
primeros años del III de nuestra era. Es
entonces cuando los jurisconsultos romanos
han llevado la ciencia del derecho a su
apogeo, y han demostrado en sus escritos
esa

unión perfecta entre la teoría y la práctica, esa


precisión de lenguaje, esas cualidades de
análisis y de deducción lógica que de ningún
modo han sido sobrepujadas.

Bajo el reinado de Augusto, estas


divergencias de opiniones motivaron la
formación de dos escuelas o sectas: Los
Proculeyanos y los Sabinianos. Esta división
alude a dos jurisconsultos igualmente
célebres: Antistio Labeón y Ateyo Copiton”.

Los Proculeyanos fundados por Antistio


Labeón eran acérrimos enemigos de la
autocracia imperial y se mantuvieron como
leales defensores de las instituciones
republicanas, independientes en sus
decisiones jurídicas y rechazaron las
dignidades que les propuso Augusto.

Los Sabinianos fundados por Ateyo Copiton


fueron defensores de la autoridad imperial y
sus decisiones se caracterizaban por ser
conservadoras. Gozaron de la simpatía
imperial.

También podría gustarte