Está en la página 1de 13

EL PROCESO DE INVESTIGACIÓN

La investigación científica es un proceso, término que significa dinámico,


cambiante y continuo.

El proceso de investigación es un medio simple de efectividad al localizar la


información para un proyecto de investigación, sea esta documental, una
presentación, entre otras.

Este proceso está compuesto por una serie de etapas, las cuales se derivan unas
de otras, quienes dudan de este requisito pueden pagar distintos precios: que la
investigación resultante no sea válida o confiable o, que no cumpla con los
propósitos por los cuales se realizó, por lo que deja de ser científica.

Es importante destacar que las etapas de un proceso o los componentes de un


proyecto de investigación no se delinean de una vez y para siempre, aunque por
cuestiones analíticas haya que presentarlos secuencialmente El carácter dinámico
de la investigación no permite concebir al proceso como teniendo un principio y fin
definitivos, sino más bien como un trabajo continuo, de idas y venidas

El objetivo es demostrar la importancia, pertinencia, utilidad y factibilidad de su


ejecución. Con la aplicación del proceso de investigación científica se generan
nuevos conocimientos, los cuáles a su vez producen nuevas ideas e interrogantes
para investigar, y es así cómo avanzan la ciencia y la tecnología.

A pesar de que el proceso de conocimiento, en la vida real, es continuo y a veces


bastante desorganizado Pues, no lo olvidemos, se trata de una experiencia
creativa donde no pueden excluirse ni la intuición ni la subjetividad existe la
posibilidad de distinguir en el mismo algunas grandes fases o momentos que,
desde un punto de vista abstracto, muestran las sucesivas acciones que va
desarrollando el investigador mientras trabaja.
ETAPAS DEL PROCESO DE INVESTIGACIÓN

 Concebir La Idea De Lo Que Se Va Investigar.

Frecuentemente las ideas son vagas y deber ser traducidas en problemas más
concretos de investigación, para lo cual se requiere una revisión bibliográfica
de la idea.

 Plantear El Problema A Investigar.

Establecer objetivos de investigación.


Desarrollar las preguntas de investigación.
Justificar la investigación y su viabilidad.

 Elaborar El Marco Teórico.

El marco teórico se construye con las teorías, enfoques teóricos, estudios y


antecedentes en general que se refieran al problema de investigación. Permite
contextualizar teóricamente la investigación.

 Definir El Tipo De Investigación Con La Que Se Inicia El Estudio.

Según el método: cualitativas – cuantitativas.


Según las fuentes: empíricas – documentales.
Según el nivel de abstracción: exploratorias – descriptivas – correlaciónales.

 Definir Hipótesis Y/O Variables

La hipótesis es una propuesta tentativa acerca de la relación entre dos o más


variables.
 Seleccionar El Diseño De Investigación

El concepto “diseño” hace referencia al plan o estrategia que se empleará para


responder a las preguntas de investigación.

 Selección De La Muestra

Para seleccionar una muestra es necesario definir la unidad de análisis, luego


se limita la población y después se selecciona la muestra.

 Recolección De Datos

Seleccionar o elaborar un instrumento de medición que sea válido y confiable.


Codificar los datos obtenidos.
Crear un archivo que contenga ordenadamente los datos.

 Análisis e interpretación de datos

Determinación de la forma en que una variable se da en el grupo (distribución)


Determinación de la variable de una o más variables.
Determinación de la homogeneidad o heterogeneidad de un grupo.
Clasificación de las personas en ciertas categorías.
Comparación de subgrupos en relación con dos o más variables.
Asociaciones y correlaciones entre dos variables.

 Presentar Los Resultados

Tanto los resultados como los elementos más importantes del proceso deben
ser comunicados a través de un informe o reporte. En este documento se
describe el estudio realizado, indicando: qué investigación se llevó a cabo,
cómo se hizo ésta, qué resultados y conclusiones se obtuvieron.
EL TEMA DE INVESTIGACIÓN

Debe ser escogido a partir de la realidad, y como tema debe derivar problemas
investigables. Su característica es la de ser un factor dentro de una problemática;
dicho de otra forma, la realidad de la investigación es problemática; de dicha
problemática deberá elegirse un factor, el cual se determinará como tema de
investigación a partir del cual deberá seleccionarse un problema investigable.

Cuando nos enfrentamos a una situación problemática que despierta nuestra


curiosidad e interés cognoscitivo, lo primero que hacemos, lógica y
cronológicamente, es concentrar nuestra atención sobre esa temática. Iniciamos
entonces la búsqueda de la información existente sobre la materia, desde la más
general hasta la más especializada

CONCEBIR LA IDEA DE LO QUE SE VA INVESTIGAR.

Las investigaciones se originan en ideas que pueden provenir de distintas fuentes.

Frecuentemente las ideas son vagas y deber ser traducidas en problemas más
concretos de investigación, para lo cual se requiere una revisión bibliográfica de la
idea.

Las buenas ideas deben ser novedosas y servir para la elaboración de teorías y la
resolución de problemas.

El tema hace relación a la parte global del contenido a tratar, las divisiones y
subdivisiones hacen relación a la temática o aspectos principales del tema.
Elija Su Tema

Seleccione un tema que sea de su interés, o si el tema le ha sido asignado, elija


un aspecto o perspectiva del tema que le interese, si tiene problemas con el tema,
encontrará útil buscar en publicaciones periódicas como revistas, periódicos,
fuentes de referencia y bases de datos en línea. Recuerde, la selección del tema
es la decisión más importante que deberá tomar en el proceso de investigación.
Sin un tema, no se puede llegar muy lejos

Toda investigación se origina en una idea, un problema o situación problemática,


pero como las situaciones problemáticas son diversas y de diversa índole, no
existe un esquema único para formular los proyectos sobre los cuales el
investigador se propone realizar una investigación empírica sobre ellas.

La elección del tema es el primer paso en la realización de una investigación.


Consiste esta elección en determinar con claridad y precisión el área o campo de
trabajo de un problema investigable. A nivel del proceso investigativo no debe
suponerse conocido el tema y arrancar con el problema, lo importante es elegir el
tema ya que el problema se deriva de éste.

Para hacer una buena selección de un tema se toma en cuenta los siguientes
factores:

 Interés por un área de investigación.


 Tener cierto conocimiento del tema que permita formular hipótesis.
 Que haya posibilidad de obtener información.
 Determinación clara y precisa de los objetivos.
 Formular hipótesis.
 Delimitación clara de la magnitud y alcances del trabajo.
En la elección del tema es necesario considerar factores de orden subjetivo y
objetivo; los primeros hacen relación a la persona que va a elaborar la
investigación, los segundos hacen relación al tema escogido.

Factores De Orden Subjetivo

 Interés, entusiasmo por el tema, es sin duda la “regla de oro" para el éxito
en el desarrollo del tema escogido.

 Capacidad para desarrollarlo. Para determinar esta capacidad debe


conocerse el tema escogido, como también su relación con otros temas.

 Tiempo necesario para el tema escogido. Es fundamental entrar a


considerar de qué tiempo se dispone para la realización del tema escogido,
no sea que se tenga que abandonar el tema por falta de tiempo para
elaborarlo.

 Se cuenta con los recursos necesarios. Reflexionar sobre el tipo económico


del tema escogido, es decir, si son necesarios elementos costosos que no
estén al alcance económico, lo cual llevaría necesariamente al abandonar
el tema.

 Disponibilidad del material. Conviene cercioramos si el material necesario


para el trabajo está al alcance o disposición, pues sin esta seguridad no
debe iniciar el desarrollo del tema.
Factores de orden objetivo:

 Verificar si el tema llena los requisitos exigidos para el desarrollo adecuado


para un diseño de tesis o investigación.

 Que sea de interés. Este aspecto se puede interpretar de dos maneras:


interés en cuanto a la temática e interés en cuanto al agrado por el tema en
quien lo realiza.

 Utilidad del tema. No todo tema interesante es útil, razón por la cual se
debe prever su utilidad con el fin de realizar un trabajo que se proyecte a
los demás.

 Que presente un nuevo enfoque. Hablar de originalidad en un tema, es


cosa difícil, salvo ligeras excepciones. Pero si es necesario que se presente
un nuevo enfoque.

CARACTERISTICAS DEL PROBLEMA

DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

Según la Real Academia Española un problema es:

 Cuestión que se trata de aclarar.


 Conjunto de hechos o circunstancias que dificultan la consecución de algún
fin.
 Planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe
obtenerse a través de métodos científicos.
Un problema posee

 Propósito: Es lo que se pretende conseguir.


 Situación: es una circunstancia o un hecho que se presenta a un analista
en un momento determinado.
 Características de un problema
Es necesario analizar determinadamente el problema que se piense
investigar, antes de acometer cualquier otra acción que acarree gastos,
tiempo, o esfuerzo personal.

Resoluble: la naturaleza del problema debe ser tal, que permita llegar a
una solución. Podría investigarse como afecta la gratuidad de la Educación
Superior, el grado de motivación y los niveles de productividad académica
en los estudiantes.

Delimitado: para poder llevar a cabo un estudio, hay que saber con
precisión hasta donde se extenderán sus conclusiones, y cuales factores
serán tomados en consideración. Un problema muy amplio o que aborde
muchas variables, impide prácticamente su análisis.

Relevante: aunque el investigador debe sentirse libre al momento de


seleccionar el problema, en el sentido de que éste debe ser su gusto, y
preferencia para poder dedicarse a él con entusiasmo y constancia, debe
valorar, no obstante, la importancia que el mismo posee. La relevancia
afirma que el problema debe poseer un valor significativo.
EL PROBLEMA DE INVESTIGACIÓN

Podríamos comenzar diciendo que un problema de investigación es una situación


sin una solución satisfactoria. Los problemas de investigación pueden surgir de
diferentes maneras; de investigación previas a las que se pretende dar continuidad
y avance, la observación de la realidad circundante, los cambios tecnológicos,
innovaciones educativas, revisión de literatura sobre un tema y/o la experiencia del
investigador.

Para considerar un problema de investigación como tal, este debe de cumplir una
serie de requisitos. Como requisitos objetivos, consideramos la necesidad de que
el problema de investigación sea científico, es decir, la posibilidad de encontrar
una solución utilizando el método científico, que sea concreto, ceñirse a una
cuestión clara ya que de lo contrario sería imposible abordarlo de forma correcta, y
que sea original y novedoso.

LAS CARACTERÍSTICAS Y CONDICIONES DE UN TEMA DE INVESTIGACIÓN


SON:

• Factibilidad: Cuando se puede realizar con los medios de los que disponemos,
tanto económicos como materiales.

• Claridad: términos empleados en su definición que estén claros.

• Significatividad: que sea interesante para el investigador, respondiendo a


preguntas como ¿para qué nos va a servir?, ¿cómo contribuirá a la ampliación del
conocimiento? o ¿es importante?
Los problemas de investigación pueden expresar descripción, asociación o
intervención y se redacta con interrogantes. Hablamos de descripción cuando se
presenta un problema que requiere el describir simplemente las características de
algún fenómeno o situación, y suele utilizarse cuando disponemos de pocos
conocimientos sobre un tema.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Los elementos para plantear un problema son tres y están relacionados entre sí y
son las preguntas de la investigación, los objetivos y la justificación del estudio.
Comenzaremos refiriéndonos al planteamiento del problema y la delimitación, y
luego veremos el tema de los objetivos y la justificación del estudio.

El planteamiento del problema de la investigación es la delimitación clara y precisa


del objeto de la investigación que se realiza por medio de preguntas, lecturas,
encuestas pilotos, entrevistas, etc.

Formulación del Problema

Una vez que se considere tener un problema identificado se procede a la


formulación del problema de investigación. Esta es la etapa donde se estructura
formalmente la idea de investigación, es este el primer paso, donde se define qué
hacer, antes de poder realizar el primer paso.

El investigador debe plantearse las siguientes interrogantes:

1. ¿Es este un problema realmente importante?


2. ¿Supondrá esta investigación algo importante?
3. ¿Será interesante y tendrá alguna utilidad inmediata el resultado de la
investigación?

Una buena formulación del problema implica necesariamente la delimitación del


campo de investigación, establece claramente los límites dentro de los cuales se
desarrollará el proyecto. Cuando esto ocurre las probabilidades de no perderse en
la investigación tienden a maximizarse.
Formulación del Objetivo

La formulación de objetivos involucra conceptos y proposiciones que deben


derivarse del marco teórico, donde son definidos. A su vez, los objetivos deben
corresponderse con las preguntas realizadas y deben estar contemplados en la
metodología propuesta. En definitiva, los conceptos, proposiciones y enfoques que
se utilizarán en un estudio particular deberán ser lógica y teóricamente
compatibles con el encuadre general.

Al hablar de objetivos hacemos referencia al tipo de conocimiento que se pretende


lograr con la investigación: descriptivo, explicativo, diagnóstico, exploratorio,
etc.

Los objetivos generales apuntan al tipo más general de conocimiento que se


espera producir con la investigación. No suelen ser más de dos.

Los objetivos específicos son aquellos que deben lograrse para alcanzar los
objetivos generales. Los objetivos del estudio a realizar deben estar vinculados
entre sí.

 Determinar las características históricas afectivas predominantes mediante


el análisis del contenido de la producción simbólica.
 Obtener información sobre las relaciones entre la organización formal de la
producción simbólica y las características subjetivas que se expresan en su
contenido.
 Establecer hipótesis alternativas sobre la incidencia de la subjetividad en la
producción simbólica.
 Contribuir a adecuar técnicas de diagnóstico y tratamiento de la
problemática cognitiva.
Tipos de Objetivos

Cuantificar: establecer/determinar la cantidad de elementos que integran un


conjunto o que tienen una propiedad dada.

Describir: determinar/establecer ciertas propiedades de un objeto, o el grado o


tipo de relación entre objetos, hechos o variables que influyan o afecten sucesos o
condiciones en una situación dada y dar cuenta de los cambios que ocurran en
esas relaciones en el tiempo.

Los estudios descriptivos se ocupan de las condiciones existentes, de las


prácticas que prevalecen, de las creencias, puntos de vista o actitudes, de los
procesos en marcha, de los efectos que se sienten o de las tendencias que se
desarrollan, etc. Es preciso establecer cuáles son las propiedades pertinentes o
cuál es la relación que interesa.

Los procedimientos a utilizar en el estudio descriptivo deben ser cuidadosamente


planificados. Si tenemos en cuenta que el objetivo es obtener una información lo
más completa y exacta posible, el proyecto de investigación debe tomar las
medidas para la protección contra errores.

Diagnosticar: establecer/determinar las características de una situación y sus


posibles causas.

Explicar: establecer/determinar por qué un objeto es, o es como es, o incide en


otro, etc.

Los estudios explicativos se proponen comprobar hipótesis causales, las cuales


afirman que una determinada característica o hecho "X" es uno de los factores que
determina una característica o hecho "Y". Los estudios destinados para la
comprobación de tales hipótesis deben determinar cuáles son los objetos que se
pondrán en relación explicativa y proporcionar datos a partir de los cuales se
puede inferir legítimamente si "X" entra o no en la determinación de "Y".
La causalidad tiende a considerar que un acontecimiento singular (la causa)
siempre lleva a otro acontecimiento singular (el efecto). En realidad, el énfasis
actualmente se carga más bien sobre una multiplicidad de condiciones
determinantes, las cuales, en conjunto, hacen probable la ocurrencia de un
determinado acontecimiento. Aquí nos encontramos en el nivel de la previsión y
formulación de leyes, lo que sólo es posible en sectores avanzados de la
investigación.

Los estudios explicativos suelen estar asociados a los estudios experimentales,


que consisten en recrear una situación. Se suelen comparar por lo menos dos
grupos o sujetos igualados en todos los factores, que van a diferir en la presencia
o ausencia de la variable experimental. El rasgo esencial de la investigación
experimental es que el investigador deliberadamente controla y manipula las
condiciones que determinan los hechos en los que está interesado. Un
experimento consiste en hacer un cambio en el valor de una variable, llamada
independiente y observar el efecto de ese cambio en otra variable, llamada
dependiente.

Evaluar: determinar, según criterios establecidos, en qué medida se han logrado


ciertos resultados o metas en el desarrollo de ciertos procesos. Es preciso
explicitar: a) el objeto a evaluar, b) los criterios, c) los resultados o metas.

Explorar: indagar si existen propiedades de los objetos no puestas de relieve


hasta ahora, o conceptos que se consideran insuficientes en su intensión o
extensión respecto de lo que sucede. Es preciso determinar las propiedades
detectadas hasta ahora y señalar en qué aspectos se piensa que pueden estar las
omitidas.