Está en la página 1de 3

PASEANDO POR LA CASA DE DIOS

Este recinto cuenta con cinco ambientes y su mayor atracción es la sala de los tesoros litúrgicos
que alberga ornamentos que literalmente valen su peso en oro, plata y diamantes.

En promedio este peculiar museo recibe a 250 personas diarias y el recorrido culmina en el techo
ondeado de esta inmensa catedral que ha soportado con estoicismo el terremoto del 2001.

*Richard Luque V.

El inmenso frontis de la Catedral cumple doble función en Arequipa, la primera probar que Dios
todo lo ve en la Plaza de Armas y la segunda intimidar a los visitantes con sus 43 metros de altura
máxima en sus torres. La casa de Dios también tiene secretos y pueden conocerse si uno recorre el
Museo de La Catedral de Arequipa que se fundó en el 2010 y este año TripAdvisor le otorgó un
certificado de excelencia que le da esa categoría de santuario divino.

Los museos son máquinas del tiempo que guardan distintos momentos materializados del pasado.
En este santuario de la historia religiosa deslumbrarse en cada una de las cinco salas es un extra
del recorrido. Los tesoros suman desde joyas, ropas, libros hasta simples miradas. Un viaje tamaño
small que tiene un costo de 10 soles y una duración aproximada de 45 minutos. Conocer las cosas
de Dios en la tierra tiene su precio.

EL recorrido inicia visitando las entrañas de La Catedral de Arequipa, la única que alberga a un
huésped antagónico a las santas escrituras y que goza de la curiosidad de los visitantes, El diablo.

Una escultura hecha en madera que es obra del artista francés Buisine Rigot pero en la eterna
confrontación entre el bien y el mal siempre hay quienes velan por que el Yang prevalezca y así lo
hacen las esculturas de los apóstoles que parecen intimidar a demonio que además es aplacado
por un altar que hasta dos años fue usado para oficiar misas en semana santa.

La música siempre estuvo presente en la historia de la humanidad y así lo atestigua el Órgano de


François Bernard Loret el más grande en toda Latinoamérica y que deleita no solo audiblemente
con sus más de mil tubos sino visualmente también con sus 12 metros de altura. L a música
siempre engrandece los momentos.

Al fondo de la nave de la catedral, como protagonista de la escena religiosa el altar deslumbra por
su forma y su material mármol de carrara. Incluso la casa de Dios debe tener un motivo de orgullo.
La Catedral de Arequipa es una de las 50 iglesia a nivel mundial autorizada para ostentar el
estandarte del Vaticano. La jerarquía siempre estará vinculada a cualquier actividad humana
aunque esta tenga como protagonista a Dios.

EL MUSEO

Solo en una de las cinco salas de este museo las fotos y las cámaras están consideradas como una
herejía, el pecado toma varias formas, salvo haya gestionado con mucho tiempo de anticipación el
permiso correspondiente para llevarse su propia postal de los tesoros metalúrgicos de la iglesia en
una fotografía.

L a primera sala donde la orfebrería deleita la vista con sus tesoros hechos con metales preciosos
esta resguardada por una escultura plateada de casi un metro de altura. La obra es un pelicano
que hace de tabernáculo o depósito eucarístico, que según la tradición católica simboliza el
sacrificio de Jesús. Anteriormente este ambiente era utilizado como una oficina de reuniones para
los sacerdotes.

Según el mito del pelicano, el ave se pica el pecho para alimentar a sus crías con su sangre y su
carne. La escultura que además de metales preciosos contiene diamantes en su anatomía
pertenece al orfebre Marcos del Carpio, arequipeño.

La segunda sala de este recinto del pasado parece la cueva del tesoro porque en ella abundan el
oro la plata y los diamantes. Al ver esta sala uno entiende porque las cámara de foto y videos se
prohíben, incitar al pecado no es prudente, faltar al séptimo mandamiento debe evitarse a como
dé lugar.

Ya en la segunda planta las salas parecen definir una época, la tercera sala da la impresión de una
inmensa galería de la moda de antaño. Mientras la cuarta sala alberga en sus muros y vitrinas
cuadros y documentos, respectivamente, de la época colonial. El papel soporta todo y esta sala lo
corrobora.

EL FIN DEL CAMINO

El recorrido por la casa de Dios termina en el cielo arequipeño un poco más abajo del firmamento
celestial. En este último tramo del éxodo cultural que ofrece de lunes a sábado El museo de la
catedral desde las 9:00 horas a las 17:00 horas.

En el techo las dos torres vigilan el paseo de los turistas que no dudan en sacarse fotografías a
lado de una de las longevas campañas de puro bronce.

Desde este mirador religioso se puede observar gran parte de la ciudad y a los tres apus vigilantes
de la blanca ciudad, el Misti, Chachani y Pichu Pichu.

El redoble de las campanas anuncia que la caminata por la casa de Dios ha culminado y es hora
de darles la oportunidad a otros turistas para que se deslumbren con los lujos de Dios.

LEYENDAS (créditos de las fotos: Richard Luque)

PRINCIPAL

La mayor atracción en el interior de la catedral es su altar mayor que deslumbra con su mármol de
carrara y su imponente diseño.

SECUN

El pelicano de plata que emula el sacrificio de Jesús es la mayor atracción de orfebrería.


SECUN2

El órgano de Loret uno de los más grandes de Latinoamérica aun puede ser oído.

SECUN3

Todo el recorrido culmina en el techo de la catedral bajo la tutela de las dos torres.