Está en la página 1de 2

Albóndigas de pollo

Ingredientes para Albóndigas de pollo

 2 pechugas de pollo
 2 huevos
 1 diente de ajo
 6 cucharadas de pan rallado
 4 cucharadas de harina
 Sal y pimienta negra (al gusto)
 1 cebolla y 2 zanahorias
 2 dientes de ajo
 1 calabacín pequeño
 ½ pimiento rojo y ½ puerro
 1 ramita de tomillo fresco o 1 cucharadita de tomillo seco
 200 ml. vino blanco y 150 ml. agua
 Aceite de oliva virgen extra

Preparación de las albóndigas de pollo


1. Si no lo ha hecho ya vuestro carnicero, lo primera que tenemos que hacer
es triturar las pechugas de pollo.
2. Antes de nada les retiramos los posibles restos de grasa que puedan tener
y, para facilitar el trabajo la cortamos en dados de 2 o 3 cm. Trituramos los taquitos
con una picadora o con una batidora.
3. Ponemos la carne ya triturada en un bol y le añadimos los huevos, el diente
de ajo muy picadito y el pan rallado. Mezclamos bien con un tenedor o con las
propias manos. Debemos juntar bien todos los ingredientes y formar una pasta
más o menos compacta.
4. Si vemos que está un poco fluida para poder hacer bolitas, sólo tenemos
que agregar un poco más de pan rallado y volver a mezclar. Con las manos
formaremos bolitas del tamaño que más o guste y reservamos en la nevera.
5. Pelamos y troceamos la cebolla, la ramita de tomillo y el ajo. Los
incorporamos a una cazuela con 4 cucharadas de aceite ya caliente. Rehogamos
a fuego medio-alto durante 3-4 minutos.
6. Aprovechamos que se va haciendo la cebolla lavamos y cortamos las
zanahorias y el pimiento rojo en dados. Incorporamos a la cazuela y removemos
las verduras, dejando que se sigan sofriendo unos 6-7 minutos más.
7. Mientras tanto lavamos y cortamos el puerro e incorporamos de nueva a la
misma cazuela. Removemos y dejamos que sofría con el conjunto.
8. Por último pelamos y cortamos el calabacín en dados e incorporamos al
guiso. Seguimos cocinando las verduras, removiendo de vez en cuando durante
10 minutos.

Cocción, fritura y presentación final de las albóndigas de pollo


1. Añadimos el vino y dejamos que se evapore el alcohol dejando que hierva
durante 2 minutos. Añadimos el agua, salamos y dejamos cocer destapado a
fuego medio durante 20 minutos. Si vemos que se queda sin agua podemos
añadirle al guiso un poquito. Pasamos las verduras por la batidora y/o el chino y
reservamos.
2. Mientras se cocinan las verduras preparamos las albóndigas. En una sartén
profunda calentamos abundante aceite para freír.
3. Pasamos las bolitas reservadas por harina y, cuando el aceite esté bien
caliente incorporamos las albóndigas.
4. Las freímos por ambos lados hasta que estén doraditas. Sin pasarnos ya
que luego terminarán de prepararse con la salsa que tenemos reservada.
Retiramos a una bandeja con papel absorbente.
5. Incorporamos las albóndigas a la cazuela con la salsa y dejamos que se
cocinen durante 10 minutos con la olla tapada y a fuego medio.
6. Acompañad este plato con unas patatas fritas, otra alternativa es hacer un
arroz blanco como guarnición. El arroz blanco es perfecto para mezclarlo con la
salsa de las albóndigas y sin darte cuenta te has montado una cena estupenda.

También les va muy bien la pasta o unas patatas cocidas (las patatas van bien con
todo), de cualquiera de las formas estarán de rechupete ¡A disfrutar!