Está en la página 1de 11

Las metodologías actuales para diseño de pavimentos consideran que la propiedad fundamental para

caracterizar los materiales constitutivos de la sección de una carretera o aeropista, es el parámetro


denominado Módulo de Resiliencia. Tal es el caso del método AASHTO (American Association of State
Highway and Transportation Officials)
Es por ello que el especialista encargado del diseño, construcción y conservación de tales estructuras, debe
de tener el conocimiento básico de lo que el parámetro módulo de resiliencia representa, de la prueba de
laboratorio a partir de la cual se obtiene y de los factores que hay que considerar para la selección del
valor adecuado para su uso en una determinada metodología de diseño. Tales son los objetivos de este
trabajo.
El método de diseño de pavimentos flexibles propuesto por AASHTO, contempla el MR, como parámetro
para representar la capacidad de soporte de los materiales de fundación del pavimento.
Del modelo de comportamiento de los pavimentos flexibles, el módulo resiliente (MR) se determinó
mediante la ejecución de ensayos triaxiales dinámicos en muestras sometidas a cargas repetidas, lo cual
se interrelaciona con la recomendación de la guía en lo referido a la determinación del parámetro
indicado.
Si bien se puede hallar el MR, mediante fórmulas empíricas relacionadas con otros ensayos básicos de
capacidad de soporte (CBR), en el Perú, se tiene poca experiencia en la determinación experimental
directa de este ensayo. En consecuencia, se ha adecuado el equipo de ensayos triaxiales dinámicos, para
obtener resultados válidos efectuados en muestras representativas y que permitan la asociación con los
ensayos tradicionales efectuados a los suelos del Perú.

4.1. Introducción
Los materiales que constituyen los pavimentos, incluyendo las terracerías y el terreno de cimentación, se
ven sometidos a cargas dinámicas de diversas magnitudes que le son transmitidas por el tránsito vehicular.
Con el fin de tomar en cuenta la naturaleza cíclica de las cargas que actúan en los materiales que
conforman una estructura de pavimento, así como el comportamiento no lineal y resiliente de los
materiales, se han realizado en el mundo varios trabajos experimentales, tanto en modelos a escala natural
como en muestras de material probadas en el laboratorio, obteniéndose valiosa información sobre el
comportamiento esfuerzo-deformación de los materiales.
Las deformaciones resilientes o elásticas son de recuperación instantánea y suele denominarse plásticas a
aquéllas que permanecen en el pavimento después de cesar la carga. Bajo carga móvil la deformación
permanente se va acumulando y para ciclos intermedios la deformación permanente para cada ciclo
disminuye, hasta que prácticamente desaparece en los ciclos finales. La muestra llega así a un estado tal en
que toda la deformación es recuperable, en ese momento se tiene un comportamiento resiliente. De aquí
se desprende el concepto de módulo resiliente, el cual está definido como el esfuerzo desviador repetido
aplicado en compresión triaxial entre la deformación axial recuperable.
Como se ha observado en los estudios llevados a cabo sobre módulo resiliente, este parámetro no es una
propiedad constante del material, sino que depende de muchos factores. Los principales son: número de
aplicaciones del esfuerzo, tixotropía, magnitud del esfuerzo desviador, método de compactación y
condiciones de compactación.
Es por ello que el especialista encargado del diseño, construcción y conservación de tales estructuras, debe
de tener el conocimiento básico de lo que el parámetro módulo resiliente representa, de la prueba de
laboratorio a partir de la cual se obtiene y de los factores que hay que considerar para la selección del valor
adecuado para su uso en una determinada metodología de diseño.

4.2.1. Mediciones de esfuerzos y deformaciones en casos reales


En pavimentos, las deformaciones interesan desde dos puntos de vista: por un lado, las deformaciones
excesivas están asociadas a estados de falla y por otro porque es sabido que un pavimento deformado
puede dejar de cumplir sus funciones, independientemente de que las deformaciones no hayan conducido
a un colapso estructural propiamente dicho, Rico A. y Del Castillo H. [24].

4.3 Mecanismo de deformación de un material sujeto a carga cíclica


De acuerdo con el diseño estructural del pavimento, el tipo y la magnitud de las solicitaciones, repeticiones
de carga acumuladas, características asociadas al clima y la localización de las diferentes capas de material;
el comportamiento esfuerzo- deformación de un suelo puede ser de dos tipos: resiliente y plástico.
Las deformaciones resilientes o elásticas son de recuperación instantánea y suelen denominarse plásticas a
aquellas que permanecen en el pavimento después de cesar la causa deformadora.

4.4. El concepto de módulo resiliente


Hveem y Carmany en 1948 [25] reconocieron que el módulo dinámico de elasticidad para sub-rasantes es
un parámetro de gran importancia para entender el agrietamiento (por fatiga) de las superficies de asfalto y
que la carga monotónica podría no ser la adecuada para su determinación.
En 1955, Hveem [26] desarrolló el tema “comportamiento resiliente de los pavimentos”. Él propuso la
prueba del estabilómetro para caracterizar a las sub-rasantes. Seed et al (1955) de la Universidad de
California siguieron lo establecido por Hveem. Desarrollaron pruebas de carga repetida e introdujeron el
término de módulo resiliente.

donde:
σ1= Esfuerzo principal mayor
σ3= Esfuerzo principal menor
σd= Esfuerzo desviador
ε axial = Deformación recuperable
Durante pruebas de carga repetida se observa que después de un cierto número de ciclos de carga, el
módulo llega a ser aproximadamente constante y la respuesta del suelo puede asumirse como elástica. Al
módulo que permanece constante se le llama módulo resiliente.
El módulo resiliente Mr es la respuesta al ensayo dinámico, definido como el cociente entre la tensión
desviadora axial repetida σd y la deformación axial recuperable εa.
Se obtienen dos valores de módulo resiliente, uno instantáneo y otro total, debido a que se registran dos
deformaciones durante el ciclo de carga, una al finalizar el pulso de carga aplicado - deformación
instantánea - y la otra al terminar el período de relajación - deformación total

donde:
Ei: módulo resiliente instantáneo

Et: módulo resiliente total ν: coeficiente de Poisson t: espesor de la probeta

Di: deformación resiliente instantánea

Dt: deformación resiliente total

4.6. Factores que afectan el módulo resiliente


Como se ha observado en los estudios llevados a cabo sobre módulo resiliente, este parámetro no es una
propiedad constante del pavimento, sino que depende de muchos factores. El Instituto Mexicano del
Transporte realizó unos estudios para analizar los factores que afectan el módulo resiliente pavimentos
asfálticos. Los resultados de estos estudios se muestran a continuación.

Factores que afectan el módulo de resiliencia en suelos cohesivos


Como se ha observado en los estudios llevados a cabo sobre módulo de resiliencia, este parámetro no es
una propiedad constante del suelo, sino que depende de muchos factores. Los principales se discuten a
continuación:
1 Número de aplicaciones del esfuerzo
2 Tixotropía
3 Magnitud del esfuerzo desviador
4 Método de compactación
5 Grado de compactación y contenido de agua

Factores que afectan el Módulo de Resiliencia en Materiales Granulares


Varios son los factores que afectan el módulo de resiliencia de un material granular, los cuales pueden
clasificarse en dos grupos: en uno se pueden considerar los factores inherentes al tipo de material y sus
características y, en el otro, el nivel de esfuerzos aplicado, duración del pulso de carga y el procedimiento de
prueba general.

1 Tipo de material
2 Tamaño del espécimen, tipo de compactación, peso específico y granulometría
3 Magnitud del esfuerzo aplicado
4 Contenido de Agua

4.6.1. Factores que afectan el módulo resiliente en pavimentos asfálticos

Existen diversos factores que afectan al módulo resiliente del pavimento asfáltico. A continuación, se
muestra un resumen de estos factores:
• Nivel de esfuerzos
• Frecuencia de carga
• Contenido de betún
• Tipo de agregado
• Contenido de vacíos
• Tipo y contenido de modificadores
• Tipos de prueba
• Temperatura
4.7. Utilización del módulo resiliente

Varias son las metodologías para diseño de pavimentos, tanto rígidos como flexibles que consideran al
parámetro módulo resiliente como la base para la caracterización del comportamiento de suelos y
materiales granulares. Es por ello que la selección apropiada del módulo resiliente de un material se debe
de realizar con sumo cuidado, teniendo en cuenta los factores que en él influyen.

4.7.1. Método de diseño de pavimentos AASHTO

El actual método de diseño AASHTO, versión 1993, describe con detalle los procedimientos para el diseño
de la sección estructural de los pavimentos flexibles. Este diseño está basado principalmente en encontrar
el número estructural SN para que el pavimento flexible pueda soportar el nivel de carga solicitado.
Al utilizar el método AASHTO, la propiedad fundamental para caracterizar los suelos de sub-rasante para
diseño de pavimentos es el módulo resiliente.
Puede parecer que la aplicación del módulo resiliente es simple, pero su uso se complica ya que no existe
un valor único para un suelo, sino que hay un número infinito de valores dependiendo de las condiciones de
la prueba.
Por lo tanto, el valor apropiado de módulo resiliente debiera ser determinado para las condiciones que
corresponden a la condición final del suelo y de acuerdo con el nivel de esfuerzo aplicado por un vehículo.
Idealmente, este sería el caso.
Sin embargo, la determinación del módulo resiliente de la forma mencionada anteriormente, no es correcta
cuando se utiliza el procedimiento para diseño de pavimentos AASHTO.

4.7.2. Métodos mecanicistas


Los procedimientos mecanicistas están basados en la suposición de que un pavimento puede ser modelado
como una estructura multicapa elástica o visco elástica sobre una cimentación elástica o visco elástica.
Suponiendo que los pavimentos pueden ser modelados de esta manera, es posible calcular los esfuerzos,
deformaciones o deflexiones debidas al tránsito en cualquier punto del pavimento. Sin embargo, se sabe
que hay factores que no pueden ser modelados, por lo tanto, es necesario calibrar los modelos con
observaciones de campo.
Es bien sabido que los materiales granulares y los materiales de sub-rasante tienen un comportamiento no
lineal y que el módulo de elasticidad varía con el nivel de esfuerzos. El módulo de elasticidad que se utiliza
en los sistemas multicapa es el módulo resiliente, el cual se obtiene de una prueba triaxial en carga
repetida.
4.7.3. Estimación del valor de módulo resiliente
Considerando que en la mayoría de las agencias, instituciones y empresas dedicadas al diseño de
pavimentos no cuentan con el equipo para realizar la prueba de módulo resiliente, se han desarrollado
investigaciones tendientes a establecer correlaciones entre éste y otras características como el valor relativo
de soporte y el valor de resistencia R.
Heukelom y Klomp [43] han reportado correlaciones entre el Valor Relativo de Soporte (VRS) y el módulo
resiliente (usando pruebas de compactación dinámica). La correlación está dada por la siguiente relación:
Mr (psi) = 1500 X VRS
Esta correlación es razonable para suelos finos con un VRS menor de 10 (condición saturada).
Una relación similar ha sido desarrollada por el Instituto del Asfalto la cual relaciona el valor de resistencia R
y el Módulo de Resiliencia como sigue:
donde:
Mr (psi) = A + B X (Valor de R)
A = 772 a 1,155 y, B = 369 a 555
Para propósitos de la Guía AASHTO se puede utilizar la siguiente correlación para suelos finos (R igual a 20 o
menor):
Mr = 1,000 + 555 X (Valor de R)
Para materiales de base y sub-base se tienen las siguientes correlaciones para convertir VRS o valor de R a
Módulo de Resiliencia.
Para materiales de base y sub-base se tienen las siguientes correlaciones para convertir VRS o valor de R a
Módulo de Resiliencia.

 (kPa) Módulo de Resiliencia

690 740XVRS 1,000 + 780XR


207 440XVRS 1,100 + 450XR
138 340XVRS 1,000 + 350XR
69 250XVRS 1,000 + 250XR

donde  es la suma de los esfuerzos principales, 1 + 2 + 3 = d + 33.

d
Tipo de suelo Descripción SUCS (kN/m )
3 VRS Valor K Módulo
AASHTO % (MPa/m) resiliente
(MPa)
Suelos de grano grueso
A-1-a, bien
graduado Grava GW, GP 19.6-22 60 - 80 81.44-122.16 70.37-140.74
A-1-a, mal
graduado 18.9-20.4 35 - 60 81.44-108.58 70.37-140.74
A-1-b Arena gruesa SW 17.3-20.4 20 - 40 54.29-108.58 42.23-105.55
A-3 Arena fina SP 16.518.9 15 - 25 40.72-81.44 35.18-14.07
Suelos A-2 (materiales granulares con alto porcentaje de finos)
A-2-4,
gravosa Grava limosa GM 20.422.8 40 - 80 81.44-135.73 70.37-211.11
A-2-5, Grava areno limosa
gravosa
A-2-4,
arenosa Arena limosa SM 18.9-21.2 20 - 40 81.44-108.58 70.37-140.74
A-2-5, Arena limosa con grava
arenosa
A-2-6 gravosa Grava arcillosa GC 18.9-22.0 20 - 40 54.29-122.16 56.29-140.74
A-2-7 gravosa Grava arcillosa con arena
A-2-6 arenosa Arena arcillosa SC 16.5-20.4 10 - 20 40.72-95.00 35.18-105.55
A-2-7 arenosa Arena arcillosa con grava
Suelos de grano fino *
A-4 Limo ML, OL 14.1-16.5 4-8 6.79-44.79 14.07-42.22

Grava-arena-limo 15.7-19.6 5 - 15 10.86-59.72 28.14-56.29

A-5 Limo alta compresibilidad MH 12.6-15.7 4-8 6.79-51.58 14.07-42.22


A-6 Arcilla plástica CL 15.7-19.6 5-15 6.79-69.22 14.07-70.37
Arcilla baja
A-7-5 compresibilidad CL, OL 14.1-19.6 4-15 6.79-58.36 14.07-70.37
Arcilla alta
A-7-6 compresibilidad CH, OH 12.6-17.3 3-5 10.86-59.73 28.14-70.37

Conclusiones

El módulo de resiliencia se obtiene a partir de un ensaye triaxial en el que el esfuerzo de confinamiento se


mantiene constante y el esfuerzo desviador se aplica cíclicamente. Este parámetro se define como el
cociente del esfuerzo desviador aplicado y la magnitud de la deformación unitaria recuperable.

En suelos cohesivos, el módulo de resiliencia disminuye al aumentar el nivel de esfuerzo desviador y es, en
general, poco sensible a la magnitud del esfuerzo de confinamiento. También depende de las condiciones
de compactación, del número de ciclos aplicado y es afectado por el fenómeno de tixotropía.
En suelos granulares, el módulo de resiliencia aumenta con el nivel del esfuerzo aplicado. También influye la
naturaleza de los agregados, el grado de solidez, forma de la partícula, composición granulométrica,
contenido de agua y peso volumétrico.
Para suelos de una región se puede determinar una correlación para estimar los valores de módulo de
resiliencia a partir de otros ensayes de laboratorio más comunes. La validez de la correlación será
únicamente para condiciones locales de una región determinada.
El lector debe tener en cuenta que el uso de las correlaciones que se encuentran en la literatura
especializada para estimar los valores de módulo de resiliencia, sólo es admisible en etapas de anteproyecto
y nunca para el diseño final de un pavimento.

2.2 DESCRIPCION DEL ENSAYO DE MODULO RESILENTE EN LABORATORIO

El ensayo consiste en construir una probeta cilíndrica correspondiente a una muestra de suelo no tratado o
tratado, remoldeada la cual se confina en una celda triaxial, que permite aplicar una variedad de presiones
de confinamiento a la muestra con el objeto de simular las condiciones al que estará sometido el suelo
como parte sustentable de la estructura del pavimento. Luego, a través de un adecuado sistema de
aplicación de carga, se somete a la probeta a un gran número de pulsos de magnitud y duración
determinadas. En este ensayo se registra tanto la fuerza como las deformaciones producidas en la muestra.

Con ayuda del equipo de ensayos triaxiales dinámicos del Laboratorio de Geotecnia del CISMID, el módulo
resiliente en muestras inalteradas fue determinado de acuerdo a la norma AASHTO T294-92. Originalmente
el método fue por el Programa Estratégico de Investigación de Carretera SHRP (Strategic Highway Research
Program), conocido también como “Protocolo 846”, y que es una modificación de la norma AASHTO T274.
La integración y adecuación de las fuentes mencionadas anteriormente, ha permitido desarrollar los
ensayos de acuerdo a las características de la norma AASHTO T294-92I y para lo cual se hará una breve
descripción evaluando las diferencias cuando se emplea el equipo triaxial cíclico con limitaciones inherentes
a éste.

TIPO DE MATERIAL

El ensayo AASHTO reconoce dos tipos de materiales para ser ensayados:


 Materiales Tipo 1 o también “gruesos”, incluyen todos aquellos materiales no tratados que
cumplen con el criterio de menos del 70% debe pasar la malla Nª 10 y un máximo del 20% puede
pasar el tamiz Nº 200. Estos suelos presentan clasificación AASHTO iguales a A-1, A-1-b, A-2, ó A-3.

 Materiales Tipo 2 o también “finos”, incluyen todos aquellos materiales no tratados que no
cumplen con el requisito para ser clasificado como material tipo 1, como los suelos A-4, A-5, A-6 y
A-7.

EQUIPOS
El equipo recomendado por AASHTO, para realizar el ensayo T294-92I, incluye los componentes siguientes:
 Cámara triaxial.
 Sistema de control y aplicación de cargas repetidas.
 Equipo de medición de cargas y deformaciones y sistema de registro de las variables involucradas
en el ensayo.
 Equipo para la confección de los especímenes.

PROCEDIMIENTO EQUIPO TRIAXIAL CICLICO DEL CISMID

Una vez instalada la muestra, preparada con materiales tipo 2, en la celda y ubicado el marco de carga3 el
procedimiento secuencial considera las etapas siguientes:

Etapa de Pre condicionamiento


Aplicar una presión de confinamiento de 6 psi dentro de la celda. Mantener un mínimo de contacto del
10% del máximo esfuerzo desviador de cargas repetidas, durante la aplicación de cargas.
Se debe aplicar una carga de acondicionamiento del espécimen de 1000 ciclos en un esfuerzo desviador de
4 psi. Aplicar una onda de carga tipo “Haversine Shaped” que consiste en un pulso de carga de 0.1 segundos
de duración seguido de 0.9 segundos de descanso como se muestra en la Fig. 4

Secuencias del Ensayo


Se disminuye el esfuerzo desviador de 4 psi (esfuerzo de pre condicionamiento) a 2 psi y se aplica 100
repeticiones de este esfuerzo desviador correspondiente a un pulso dinámico de 1 segundo de duración.
Luego se sigue incrementando el esfuerzo desviador de 4 psi hasta llegar a 10 psi, para cada incremento
de esfuerzo desviador se aplica 100 repeticiones de carga. En la secuencia siguiente se disminuye el
esfuerzo de confinamiento a 3 psi y se aplica esfuerzos desviadores de 2 psi, hasta 10 psi como en las
secuencias anteriores. Se continua con el ensayo hasta disminuir el esfuerzo de confinamiento a cero y se
aplica los mismos esfuerzos desviadores de las secuencias anteriores. La Tabla 1, ilustra las secuencias del
ensayo. En todas las secuencias se registra las deformaciones para cada esfuerzo desviador aplicado y se
calcula la deformación recuperable, con estos datos se halla el MR mediante la ecuación.

Secuencia N° Presión de Esfuerzo Número de


Confinamiento Desviador Aplicación de
3 d Carga
(PSI)
0* 6 4 500
1 6 2 100
2 6 4 100
3 6 6 100
4 6 8 100
5 6 10 100
6 3 2 100
7 3 4 100
8 3 6 100
9 3 8 100
10 3 10 100
11 0 2 100
12 0 4 100
13 0 6 100
14 0 8 100
15 0 10 100

Para el presente caso, empleando el equipo triaxial cíclico del CISMID, al no contar con el pulso tipo
Haversine Shaped, se empleó un pulso del tipo sinusoidal de 1 segundo de duración, tal como como se
muestra en la Fig

Sin embargo, instalando la celda triaxial en el marco de carga de forma adecuada se logró que estos pulsos
se conviertan en pulsos sinusoidales cortados del tipo que se muestra en la Fig, asemejando lo sugerido por
la norma de ensayo. El uso de este pulso con mayor tiempo de duración de la carga indujo a disminuir
arbitrariamente la carga de pre-acondicionamiento del espécimen de 1000 ciclos a 500 ciclos.

CONCLUSIONES

El equipo de ensayos triaxiales dinámicos con cargas repetidas del CISMID, es una gran alternativa para la
determinación de módulos resilientes en suelos con buena sensibilidad.
Antes del inicio del ensayo, el suelo tiene una etapa de pre acondicionamiento de 500 ciclos para, eliminar
los efectos en el intervalo entre la compactación y cuando se está cargando, así como de la eliminación de la
carga inicial versus la recarga.
Los valores obtenidos son uno de los primeros que se han determinado en el Perú orientados
especialmente al diseño estructural de pavimentos, analizando suelos finos de incidencia en ceja de selva y
selva, vale decir en las carreteras de penetración de la Red Vial Nacional.
Estos resultados pueden ser insumos aplicados a métodos de resolución basados en sistemas elásticos no
lineales o el método de los elementos finitos.
El módulo resiliente de suelos cohesivos, dependen del esfuerzo desviador y del contenido de humedad.
Los valores determinados, presentan una buena correlación con las tendencias similares a la información
recopilada.

Este trabajo permitirá desarrollar estudios para relacionar el módulo resiliente determinado mediante
ensayos directos y de caracterización de suelos para evaluar la capacidad portante.

5. REFERENCIAS
Yang H. Huang, Pavement Analysis and Design, Prentice Hall Englewood Cliffs, New Jersey, Pag. 316-369
A. Carrillo. Aplicaciones de Modulo Resiliente en el diseño de pavimentos flexibles, V Congreso Nacional de
asfalto 2002.