Está en la página 1de 2

GRAMÁTICA “C” - 2015

Teórico-Prácticos
Prof. Vanina Barbeito

En las cláusulas subrayadas, identifiquen los actantes de la situación


conceptualizada por el verbo. Se recomienda considerar las clases de los verbos.

El médico recibió la correspondencia con el paquete de los periódicos. Puso a un lado los
boletines de propaganda científica. Luego leyó superficialmente las cartas personales.
Mientras tanto, el administrador distribuyó el correo entre los destinatarios presentes. El
coronel observó la casilla que le correspondía en el alfabeto. Una carta aérea de bordes
azules aumentó la tensión de sus nervios.
El médico rompió el sello de los periódicos.

(Gabriel García Márquez, El coronel no tiene quien le escriba, 1961)

La madre puso la cuchara de porcelana en la vieja mano que se movía a tientas sobre la
mesa y esta vez tomó dos cuencos pequeños de hojalata. Buscó dos palillos de bambú y
dio primero el cuenco a la niña porque todavía lloraba y se frotaba los ojos. La madre la
levantó del suelo, la puso en pie y le limpió la cara con la palma de la mano dura y
morena. Luego, levantando el extremo del remendado vestido que llevaba la niña, le secó
los ojos.

(Pearl Buck, La madre, 1957)

El presidente estadounidense, George Bush, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, y el


brasileño Lula da Silva compartieron ayer el palco VIP del estadio olímpico de Beijing
durante la apertura de los Juegos Olímpicos en China. También estuvo la argentina
Máxima Zorreguieta, princesa de Holanda. Fueron recibidos por el líder local Hu Jintao y
gozaron de la extraordinaria escenografía montada.

(Clarín.com, 9 de agosto de 2008)

Jane Austen nació el 16 de diciembre de 1775, en la parroquia de Steventon, Basingstoke


(Inglaterra). Muchos críticos la caratulan como una de las más grandes escritoras de
novela inglesa. No fue al colegio, siempre estudió en su casa y nunca se separó de su
familia, en la que era la séptima de ocho hermanos. (…)
Jane empezó a escribir novelas desde niña. Sus trabajos ingeniosos y elegantes son una
firme señal de la transición literaria inglesa del neoclacisismo del siglo XVIII al
romanticismo del siglo XIX.
(Jane Austen, Persuasión (Introducción), 2005)