Está en la página 1de 6

Responsabilidad por cosas arrojadas o suspendidas y expuestas a caer

Estos casos se encuentran en el tercer párrafo del articulo 1119 del Código Civil, extiende igualmente la
aplicación de la regla del articulo 1118 a los padre de familia, inquilinos de la casa en cuanto al daño
causado a los que transiten por cosas arrojadas a la calle, en terreno ajeno o en terreno propio sujeto a
servidumbre de transito por cosas suspendidas o puestas de un modo peligroso que lleguen a cae, pero
no cuando el terreno fuese propio y no se hallase sujeto a servidumbre de transito. Cuando dos o mas son
los que habitan la casa y se ignora la habitación de donde procede, responderán todos los daños
causado. Si se supiere cual fue el que arrojo la cosa el solo será responsable.

Responsabilidades:
a)- por las cosas arrojadas de una casa o departamento que causen daño a otro.
b)- por las cosas suspendidas de manera tal que puedan caer y provocar igualmente perjuicios.

Fundamento:
El fundamento de la responsabilidad seria la culpa in vigilando, que no admite prueba en contrario.
Según Cazeaux se trata de una responsabilidad fundada en una presunción de culpa pero ella admite
prueba en contrario, tratándose de una responsabilidad objetiva o sin culpa que encuentra su razón de
ser en la necesidad de amparar a los transeúntes contra las agresiones torpes o negligentes que pueden
emanar de los edificios frente a los cuales transitan, este criterio se corrobora en la parte final del
articulo 1119 al establecer que responderán todos del daño causado en casa de ignorarse de cual
habitación provino la caída del objeto dañoso.

Supuesto en que existe esta responsabilidad:


Cosas arrojadas o suspendidas:
a)- sobre calle publica, por cuanto ella esta destinada la transito de las personas y hay deber de
abstenerse de cualquier acto que pueda resultar perjudicial.
b)- sobre terreno ajeno, porque no hay derecho de usarlo y menos en forma tal que pueda resultar
perjudicial a sus ocupantes o dueños.
c)- sobre terreno propio sujeto a servidumbre de transito, porque el derecho de su propietario se
encuentra limitado y en consecuencia debe abstenerse de cualquier hecho o uso que pueda afectar al
ejercicio de la servidumbre.

Quienes responden:
Responden los jefes de familia o principales, siendo indiferente la calidad de dueño o locatarios en cuya
virtud habitan en la casa.

Distribución de responsabilidad:
a)- Responsabilidad exclusiva y excluyente del jefe de familia que habita en el lugar, si se puede
determinar que la cosa fue arrojada o cayo de una de las habitaciones correspondientes a su casa o
departamento.
b)- Responsabilidad de todos los jefes de familia que habitan en el inmueble, si se desconoce en que
habitación procedió la cosa dañosa, aunque no en forma solidaria sino simplemente mancomunada,
obligados a la indemnización respondiendo en proporción a la parte que tuvieran.

Reglas a las responsabilidades: Acciones:


a)- Acción contra el civilmente responsable: la ley consagra la responsabilidad del patrón o comitente,
padre, tutores y curadores, directores de colegios dueño de hoteles, etc. por cosas arrojadas o
suspendidas peligrosamente. Esta responsabilidad incumbe a los mismos a titulo personal, y es por ello
que el Código estable que: articulo 1122: “las personas damnificadas por dependientes o domésticos
pueden perseguir directamente antes los tribunales civiles a los que son civilmente responsables del
daño, sin estar obligados a llevar a juicio a los autores del hecho.
b)- Acción contra el autor directo del daño: el Código no lo dice expresamente pero deviene del artículo
1109 por aplicación de los principios generales sobre responsabilidad sobre el hecho propio; el
damnificado puede también dirigir su acción contra el autor material del hecho dañoso prescindiendo
del tercero civilmente responsable.
Tratándose de personas sin discernimiento antes de la reforma de la ley 17711/68 estaban exceptuados,
luego con el agregado introducido al articulo 907 permite demandar por daños y perjuicios a personas
sin discernimiento al tiempo de cometer el hecho dañoso fundándose en razones de equidad teniendo en
cuanta la importancia del patrimonio del autor del hecho y la situación personal de la victima. Después
d ela reforma con el agregado del art 907 permite demandar por daños y perjuicios aun contra personas
sin discernimiento al tiempo de cometer el hecho ilícito dañoso, no obstante lo cual, acordar o no la
reparación, y en su caso en que medida, es una atribución diferida exclusivamente al libre arbitrio del
juez.
La victima del hecho dañoso, puede demandar al autor material y al civilmente responsable, por
separado o conjuntamente sin que en este ultimo supuesta, el desistimiento de la acción contra uno de
ellos obste para nada al la deducida contra el otro. Percibida íntegramente la indemnización de uno
cualquiera de los corresponsales, ya no podría la victima intentar cobrar del otro por carecer entonces
de causa jurídica tal pretensión.
El autor directo del daño y el civilmente responsable quedan frente a la victima obligados “in solidum”
Y por la totalidad de la indemnización, de manera tal que ésta podría exigir y obtener de uno cualquiera
de ellos la reparación integra de su perjuicio.

c)-Acción recursoria:
Articulo 1123 C.C: “ El que paga el daño causado por sus dependientes o domésticos, puede repetir lo
que hubiese pagado, del dependiente o domestico que lo causo por su culpa o negligencia”
El fundamento reside en que el civilmente responsable que paga , lo hace como tercero por cuanto su
responsabilidad es por deuda ajena. Como no es deudor puedo reclamar de su dependiente, quien si tiene
esa calidad por ser infractor del deber jurídico la totalidad de lo pagado con ese motivo.
Lunes, 21 de Noviembre de 2005 | Fallo Completo
El cielo puede esperar

La Cámara Civil condenó a un consorcio a indemnizar con $ 6.300 a una persona por los daños que
sufrió cuando un bloque de cemento cayó sobre su cabeza desde el frente de un edificio. El tribunal
entendió que el objeto cayó como producto de la actividad de las personas que trabajaban y no como un
desprendimiento del inmueble provocado por el riesgo o vicio de la cosa.

Los jueces Jorge Escuti Pizarro, Hugo Molteni y Ana María Luaces, integrantes de la Sala A de la
Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, en autos caratulados “Fernández Cardenas María Inés y
otro c/ Cons. de prop. Avda. Rivadavia 5568 y otro s/daños y perjuicios” confirmaron la sentencia de
primera instancia que condenó al consorcio demandado a indemnizar con $6.300 a Hernán Ricardo
Paganini por los daños que sufrió cuando un pedazo de cemento cayó sobre su cabeza del edificio de
Avda. Rivadavia 5568.

El hecho ocurrió el 11 de mayo de 1999 aproximadamente a las 12:30 hs. cuando Paganini, junto a otros
compañeros, salía del colegio y al llegar al edificio del consorcio demandado cayó sobre su cabeza un
bloque de cemento produciéndole traumatismo cráneo encefálico sin pérdida de conocimiento y una
herida en el cuero cabelludo.

Para los camaristas el hecho se enmarca “en el supuesto de daño ocasionado "con la cosa" de modo
que, a la víctima le es suficiente probar el daño sufrido y el contacto con la cosa del cual provino, pues
será el emplazado, como dueño o guardián de la cosa, quien para eximirse de responsabilidad o
disminuir la que se le atribuye”.

“Existen en autos suficientes presunciones “hominis” basadas en hechos reales y probados que revisten
el número, precisión, gravedad y concordancia como para formar un plexo probatorio que demuestra la
responsabilidad de la emplazada en el acaecimiento del desgraciado suceso” explicaron los jueces.

Entre las pruebas recogidas se destaca que el día del accidente se estaban realizando reparaciones en el
frente del edificio, que los testigos presénciales dan cuenta del hecho y que se acreditó que las defensas
fueron colocadas con posterioridad al hecho y que al momento en que el mismo ocurrió no estaban
instaladas.

También que una persona vinculada al consorcio ingresó al edificio el bloque de cemento que cayó, “lo
que demuestra una actitud por parte de los responsables de sustraerse a las consecuencias de su
conducta antijurídica y no dejar pruebas del daño que habían ocasionado” analizaron los jueces.

Por último, la alzada entendió que “dicho objeto cayó al vacío como producto de la actividad de las
personas que se encontraban laborando y no fue un mero desprendimiento del inmueble provocado por el
riesgo o vicio de la cosa”.

De esta manera confirmaron la sentencia de primera instancia que condenó al consorcio a indemnizar a
Paganini con $6000 por daño moral y $300 por gastos de asistencia médica, farmacológica y de
traslado.

1)-Relación de dependencia:
En el caso esta relación se establece entre el autor del hecho ( obreros que se encontraban realizando
obras en el edificio) y el tercero civilmente responsable (el consorcio del edificio) .
Siendo la dependencia de la relación basada en la facultad de dirigir, vigilar e intervenir en la conducta
de los obreros, dando ordenes lícitas.
La prueba de la relación establecida entre ellos la dio el damnificado Hernán Ricardo Paganini.

2)- Antijuricidad del hecho cometido por el dependiente:


La responsabilidad del consorcio comprende el cuasidelito cometido por los obreros de la obra de
construcción dado que fue un hecho cometido sin dolo.

3)- El factor de atribución con relación al dependiente:


Se debe distinguir:
*Razón por la cual responde el principal, siendo este el fundamento de la extensión de la
responsabilidad.
*Razón por la cual responde el dependiente.
En este caso responde el principal ya que se sostiene que la carga de la culpa del dependiente incumbre
a quien la alega; y el damnificado demandó al principal, siendo el consorcio el encargado de
presentarse como indemnizador.

4)- Daño a un tercero:


El daño a un tercero se ve representado en la persona de Hernán Ricardo Paganini.

5)- Nexo entre las funciones y el hecho dañoso:


En este caso tomamos como criterio para analizarlo a la tesis restringida extendiendo la responsabilidad
del comitente, siendo que el hecho del dependiente fue cometido en el ejercicio de las funciones de los
obreros haciendo reparaciones en el edificio.

Caso:
“LANGER LIRIA C/ TIA S.A. MERCADO S/DAÑOS Y PERJUICIOS”

REQUISITOS DE RESPONSABILIDAD:

RELACION D DEPENDENCIA: entre el autor d l hecho y el autor civilmente responsable


Autor del hecho: personal de limpieza
Autor civilmente responsable: TIA S.A mercado

ANTIJURICIDAD:
ANTIJURICIDAD DEL HECHO COMETIDO POR EL DEPENDIENTE: el acto cometido por el
dependiente es un cuasidelito cometido por negligencia ( no tomar los debidos recaudos: culpa por no
haber cumplido su funcion de limpieza en los pasillos del supermercado)

FACTOR DE ATRIBUCION:
Se requiere que el dependiente incurra en dolo o culpa, en este caso fue por culpa.
La carga de la prueba de la culpa del dependiente, incumbe a quien la alega, en este caso la
demandandante (art 1069 CC)

DAÑO CAUSADO:
Daño causado a un tercero: LIRIA LANGER (incapacidad fisica, daño moral, a casusa de haber pisado
acite derramado en el piso del local del demandado art 1118 CC)

NEXO ENTRE LA FUNCION Y EL HECHO DAÑOSO:


Aplicamos la teoria amplia que extiende la reponsabilidad a aquellos daños que se cusen en ocacion de
las funciones, se entiende por tales a aquellos en que la funcion a brindado la oportunidad o a facilitado
notoriamente el acaecimiento del perjuicio , aun cuando no puede afirmarse que la funcion sea su causa
adecuada.

Este caso se encuentra en el supuesto del art 1113 y 1119 C.C. “coss suspendidas o arrojadas sobre
terreno propio sujeto a servidumbre de transito”. El derecho del propietario se encuentra limitado y debe
abstenerse de cualquier hecho o uso que pueda afectar al ejercicio de la servidumbre.

La accion compete al civilmente responsable (art. 1122 C.C.) TIA S.A. mercado como persona juridica.

Fallo: Mosca, Hugo Arnaldo C7 bs as. Pcia de policia bonaerense y otros sobre daños y perjuicios
Resumen: El seño Mosca HA, demanda a la policía bonaerense, al club Lanus, y a la AFA porque el día
del evento Lanas vs Independiente hallándose encontrado él en una combi trabajando de chofer de las
inmediaciones del club Lanas, recibe el impacto de una piedra proveniente de disturbios dentro y fuera
del club. El argumenta que proviene del interior peor no puede probarlo.
Basándonos que se trata de una cosa arrojada a la calle pública, atribuimos responsabilidad al club y a
la AFA. Descartamos a la policía bonaerense porque consideramos que cumplieron con su
responsabilidad al igual que lo establece el fallo.
No descartamos al club y a la AFA, porque la cosa fue arrojada a la vía pública por cuanto ella esta
destinada al tránsito de las personas y hay deber de abstenerse de cualquier acto que pueda resultar
perjudicial.
Como no se conoce quien es el autor directo del daño debe caer la responsabilidad contra el civilmente
responsable, los cuales son el club Lanus y la AFA, organizadores de el evento.
También cabe aplicar el art 1112 del CC: “ las personas damnificadas por los domésticos(hinchas)
pueden perseguir directamente ante los tribunales civiles a los que son civilmente responsables del daño,
sin que estén obligados a llevar a juicio a los autores del hecho”
Cabe aclarar que el hecho cumple con los requisitos exigidos a la responsabilidad por las cosas
arrojadas a la calle, como ser:
1) Antijuricidad: (conducta contraria al derecho)
LA mayoría de los autores sostienen que debe tratarse de un cuasidelito, pero basándonos en la
opinión de Cazeaux de que debe protegerse al desamparado, tomamos a este delito como una
responsabilidad por cosas arrojadas a la calle.
2)Factor de atribución con relación al domestico: (los hinchas)
Se da esta relación entre el club Lanas y los hinchas ya que el club es civilmente responsable por los
actos de sus hinchas dentro del club.
3)Daño a un tercero(conductor de la combi)
Resulta perjudicado el señor Mosca que se halla fuera del estadio de la vía pública
4) Nexo: no hay dependiente.