Está en la página 1de 3

Libro IV de los Salmos (Sal.

90–106)

Bendición necesitada Salmo 90 – 94
Salmo 90. Condición caída del hombre. Moisés medita sobre la fragilidad del hombre, y de su muerte por causa del pecado, 1-
10. Pide la intervención de Dios en favor del pecador, 11-17.
Según el título del salmo, se trata de una “oración de Moisés, varón de Dios” (cf. Dt. 33:1). Se ha dicho que el Sal. 90 es una
melodía del poder y del propósito de Dios, pero con las notas disonantes de la debilidad y la brevedad de la vida humana. Quizá
sea el poema más magnífico que jamás se haya escrito sobre la vanidad de esta vida, contemplada a la luz de la viva fe del
poeta en las promesas de Dios. Tanto las naciones como las personas cambian, envejecen y perecen. Sólo Dios permanece
inmutable y eterno en su majestad.
Salmo 91. El hombre redimido en comunión con Dios. Su dependencia de Dios, 1-2, a medida que está "al abrigo del Altísimo",
"bajo la sombra del Omnipotente", será de seguridad, 3-8, triunfo y regocijo, 9-16. Satanás entendió que este Salmo se aplicaba
a Jesús, 11-12 (cf. Mt. 4.6).
Debido a que el salmista estaba convencido de que hay una completa seguridad cuando se confía en el Altísimo, encontró
ánimo para percatarse de que Dios lo libraría de los diversos y amenazadores ataques de los impíos. Sabía que él había
comisionado a sus ángeles para que le brindaran protección.
El Sal. 91 contiene un mensaje de consuelo para todos los que pasan por momentos de angustia, especialmente para "el pueblo
de Dios que observa los mandamientos divinos", y para los que experimentarán el "tiempo de angustia" y los peligros de los
últimos días. El tema del salmo gira en torno de la seguridad de quien deposita su confianza en Dios.
Salmo 92. Canto de alabanza por el reposo final. (Canto para el día de reposo). Es el resultado de la "obra" redentora de Dios,
4; su conquista de los enemigos de su pueblo, 5-9; y su favor para con los suyos, 10-15. La aplicación de este salmo es para
todo momento. Sin embargo, su cumplimiento es milenial.
Salmo 93. El reino milenial del Señor (cf. Ap. 11.15-18). El reinado del Señor sobre la tierra empieza con santidad, 5.
Este es uno de los salmos de “entronización” (o “salmos teocráticos” como a veces se les llama), que celebra el reinado de Dios
sobre la tierra. Otros salmos de entronización son: 47, 95–99. Sin duda, fueron usados en el culto israelita para alabar la
soberanía de Dios; pero a la vez son imágenes proféticas de la consumación de los tiempos, en que el Señor establecerá su justo
gobierno milenial sobre la tierra por medio del Mesías. En el salmo 93, el salmista exalta el reino del Señor, quien ha establecido
su trono muy arriba de los océanos y mora en su santo templo.
Salmo 94. El juicio de los impíos. Oración pidiendo venganza sobre los impíos, 1-13. Los justos tienen su consuelo, 14-23, ya
que sus enemigos y los enemigos de Dios son destruidos.
Este salmo reconoce el hecho de que la venganza pertenece a Dios. El salmista invocó al Señor para que descargara su venganza
sobre los orgullosos que de manera insolente oprimen a los justos. El escritor confiaba en que el Altísimo no desampararía a
su pueblo, sino lo libraría, porque los impíos no tienen parte en el reino de Dios.

Bendición anticipada Salmo 95 - 100
Salmo 95. Adoración y gozo, ante la realidad del advenimiento del Rey-salvador de Israel. Tiene derecho de gobernar, en virtud
del derecho de propiedad que tiene sobre la tierra, 1-5, y el hombre, como resultado de la creación y de la redención, 6-7a.

4-5. NVI99). en un sentido. el salmista invocó al pueblo en todo lugar y a todos los elementos de la naturaleza. el rey David afirmó que estaba decidido a mantener la pureza en su reino aun a costa de quitar la maldad de sí mismo. 7-13. 1-3. "El es santo" es la consigna. 4-8. (Otros salmos de entronización son: 47. David habla del verdadero carácter del Rey. 2. para beneficio del hombre sobre la tierra (cf. Se usaba en el templo al presentar los sacrificios de alabanza (“ofrendas de paz”. 93. El reinado del rey. Salmo 97. Se convoca a toda la creación para celebrar el establecimiento del reino del Señor sobre la tierra. su corte y su capital. y por su benevolente pacto de misericordia. . los cuales celebran el gobierno divino. Israel alaba al reino. sus procederes. Reinado terreno del Señor. el salmista le advierte contra el pecado de manifestar incredulidad. 5. el Señor se complacería de habitar en medio de su pueblo. Así que. como en los días del peregrinaje por el desierto. que tengan en cuenta la advertencia de aquellos que desobedecieron y que por lo tanto perdieron el derecho al descanso de Canaán 76-11 (cf. 6-9. y la anima a entrar en su templo con muchas acciones de gracias. 1-5. Al hablar al Señor.) Pero tras exhortar a la congregación para que adore a su Creador. Este “salmo de entronización” invoca al pueblo para que reconozca que el Señor es un gran rey sobre los dioses. 3). Lv. El Señor es supremo. 96–99. 14). 1-6.1-3). Las expresiones en este salmo son un reflejo de los salmos de entronización que le antecedieron (Sal. Salmo 99. Salmo 100. 1-9. El Rey de justicia y su gobierno. La creación lo celebra. el salmista exhortó a los santos a que odiaran el mal y se regocijaran en el Señor (cf. quien reina. 2 P. El salmista animó a todos a que exaltaran al Señor con alabanzas por dos razones: porque él es santo y por sus misericordiosas respuestas a las oraciones de su pueblo. Su gobierno será de justicia. 98. El "cántico nuevo" se basa en una redención totalmente consumada. 47. En este salmo. que trata del reino del Señor. Están a la vista los resultados de su reinado. Mediante la descripción de la venida del Todopoderoso para reinar y castigar con justicia a sus enemigos. 3.7-11). 9. por medio de un nuevo canto. el escritor exhorta a toda la tierra a que cante y alabe al Señor. 1-3. Como profeta. porque ha hecho cosas maravillosas al salvar con su poder a Israel y porque juzgará al mundo con justicia. de rectitud. El Señor es el gobernante de la tierra. para que alabaran a Dios.Quienes están por entrar al descanso del reino. 5. cuando no pudieron experimentar el reposo de Dios. 95–99). El título afirma que el salmo (o cántico) es de “alabanza” (“de acción de gracias”. Este es un salmo didáctico basado en una visión del Señor. 6-12. este salmo es como la carta magna por la que David gobernaba bajo el escrutinio de Dios. Sal. La segunda venida. Salmo 96. Salmo 98. He. y del gobierno de su reinado de justicia. porque él es bueno y fiel. El salmista tuvo un vislumbre de la magnificente venida de Dios en todo su esplendor. debido a que él es más grande que todos los dioses paganos y porque reinará con justicia y verdad. Bendición disfrutada Salmo 101 . Este llamado a la alabanza se basa en la deidad del Rey y de la redención que los suyos tienen por su mediación. En este salmo.106 Salmo 101. 3:10–11. El nuevo canto de triunfo. 93. El salmista exhorta a la congregación a servir al Señor con alegría porque él es el Creador. Cuando la justicia prevaleciera.

Este salmo. al ir conduciendo el Señor de manera milagrosa a su pueblo en cumplimiento de sus promesas pactales. las que demuestran su amor y grandeza. de que ordena la sucesión del día y la noche para propiciar la vida. Salmo 106. El salmo 106 es un salmo confesional que describe algunas de las experiencias de rebelión de los israelitas y los juicios de Dios sobre ellos. alaba a Dios. El salmo 104 comienza de la misma manera que el 103. sabiduría y bondad divinos hacia toda la creación. Salmo 103. 1-9 (cf. . 4 con He. el salmista invocó a toda la creación pidiéndole que bendijera a su Señor. con las palabras “Bendice. por el carácter bondadoso del Señor. 1. Con la esperanza de que Dios contestara rápidamente su oración. de que adorna a la tierra para que sea morada del hombre. El mundo milenial alaba al Creador. Salmo 104. parece hablar de la respuesta de Dios a la oración del salmo 102. 1-7. quien gloriosamente reina sobre la creación y la renueva por su Espíritu. el salmista eleva una oración pidiendo al Señor que libre a su pueblo de su cautividad. éste describe el poder. 105) su historia está llena de actos de infidelidad e ingratitud. Salmo 105. 8- 18. Se llama la atención sobre la bondad y la paciencia de Dios durante el viaje por el desierto. Israel alaba al reino por la bendición de una tan completa salvación. Que el tener vidas victoriosas. Cristo como Rey en su rechazamiento. La referencia de He. verdad que ha llevado a muchas generaciones de santos a rendir alabanza a Dios. Mientras que el salmo 103 alaba la misericordia hacia su pueblo a través de la historia. Describiendo algunos aspectos de la historia de Israel (de Abraham a la peregrinación por el desierto).7) por sus obras. Además. el salmista lamentó que se encontraba abrumado y en gran apremio debido al hostigamiento del enemigo. alma mía. 1. Enseguida. 10-35. y por el reino por él establecido. el Mesías-Cristo. Se recuerdan las maravillas del éxodo de Egipto. Con esa confianza. Después de revisar las misericordias recibidas de Dios. El salmo 102 también presenta similitudes con algunas declaraciones de Isaías 40–66. a Jehová”. Pasado histórico. Las ideas que aparecen aquí evocan las que ya se expresaron en los salmos 22. 69.Salmo 102. En Nehemías 9 se encuentra una confesión similar. y de que prepara a los mares para que preserven la vida marítima. A pesar de la fidelidad de Dios hacia Israel (Sal. Pasado histórico. El salmista habla de que Dios extiende los cielos como la luz. Con base en lo anterior. a pesar de que era pecaminoso y débil. Este salmo es una gloriosa alabanza a la maravillosa creación divina y al sostén de ella. Conclusión. el salmista alaba la grandeza del amor de Dios por los suyos. Sin embargo. encontró consuelo en el hecho de que Dios permanecería con él y no lo abandonaría. que es una celebración de la liberación divina.10-12 a los versículos 25-27. Enseguida. sean las consecuencias de nuestro estudio del Cuarto Libro de los Salmos: los Salmos 90 al 106. 19-22. progreso hacia la madurez espiritual y un gozo abundante. demuestra que está predicho el ejercicio de corazón del Dios-Hombre. 79. de su control soberano sobre las profundidades. este salmo presenta similitudes con Isaías 63 y Ezequiel 20. El título singular de este salmo señala un uso privado y devocional del mismo por los santos sufrientes. el salmista suplica a Dios que quite a los pecadores que no están en armonía con la creación. David encontró esperanza en la relación pactal de su pueblo con el Señor.