Está en la página 1de 400

Drácula: El Culto al Dragón Por Enrique A. Palafox

Registro Público del Derecho de Autor No.: 03-2012-050713262700-01

Este ejemplar no tiene valor comercial.

Todos los derechos de propiedad intelectual de las imágenes son propiedad de sus dueños. Prohibida la reproducción total o parcial del presente libro en cualquier tipo de medio sin la autorización escrita del Autor. Enrique A. Palafox. 2012

3

Drácula:

El Culto al Dragón

5

!

Drácula:

El Culto al Dragón

por

Enrique A. Palafox

!

7

"

A mi Diosa. Y a todas aquellas personas que han dejado huella en mi vida.

9

Enrique A. Palafox por Rafael Gómez Toussaint 10

Enrique A. Palafox por Rafael Gómez Toussaint

10

Acerca Del Autor

Titulado en Diseño Gráfico imparte clases relacionadas con la Publicidad y el Entretenimiento desde hace 15 años en su Alma mater, la Universidad Iberoamericana en la ciudad de México. Como Director de Arte ejecutó campañas para Mattel, Nintendo, TQH, Microsoft y Sabritas trabajando en agencias como MccAnn Erickson, Panamericana Ogilvy y Oveja Negra. Su experiencia se ha forjado trabajando para empresas transnacionales dedicadas al entretenimiento como Serigraph Inc. y Tycoon Enterprises, creando conceptos creativos para las compañías Sabritas, Nestlé, Bimbo, Cinemark y Kellogg's, utilizando las Licencias más reconocidas del medio como Star Wars, Shrek, Los Simpsons, Pokemon y Plaza Sésamo entre otras muchas más. Ha centrado su carrera en el estudio del entretenimiento como fenómeno de culto gracias a su pasión desbordada por el cine y la estrecha relación que éste guarda con la cultura popular, motivo que lo ha llevado a arrancar una extensa investigación acerca de los cultos mediáticos y su impacto dentro de nuestra sociedad. Los Cómics, los juguetes y los videojuegos son parte también de su exploración. Es Maestro en Comunicación titulado por la Ibero por su tesis: Culto a Dracula. Actualmente es escritor, conferencista académico y trabaja como Productor Publicitario.

11

Como han sido recopilados estos datos es mero producto del asar. Si bien Drácula ha estado en mi mente por muchos más años de los que puedo recordar, el orden de escritura de esta investigación ha sido aleatoria y por demás sorprendente. Recuerdos de la infancia y la madurez están entremezclados y se enriquecen con viajes a Transilvania y Londres para constatar de primera mano los hechos aquí descritos. Es una pasión y una obsesión lo que aquí se presenta pero dependerá del lector corroborar que esto sea cierto.

13

Contenido

Introducción (p.17)

I

Dicen que el Vampiro es un mito (p. 23)

II

Históricamente, Vlad es el hijo del Dragón (p. 55)

III

Un irlandés llamado Bram Stoker y su libro (p. 81)

IV

Drácula entra al cine (p. 127)

V

El Drácula Ilustrado (p. 265)

VI

Grandes apariciones de Drácula en la pantalla chica (p. 311)

VII

Jugando al Vampiro (p. 319)

VIII

Drácula es una Celebridad (p. 333)

IX

Drácula con salsa, crema y algo de queso por favor (p. 365)

Bibliografía (p. 373)

15

!

Drácula:

El Culto al Dragón

!

17

"

Bela Lugosi en el papel que le dio la vida y la muerte: Drácula 1

Bela Lugosi en el papel que le dio la vida y la muerte: Drácula 1

1 Universal Pictures (1931) Fotografía de Producción. Retomada el 6 de diciembre de 2010 de http: http://www3.timeoutny.com/newyork/theframeup/wp-content/

18

Introducción

Desde tiempos inmemorables el conde Drácula nos ha aterrado. No, esto no es cierto. La verdad es que desde hace relativamente poco y gracias a la sociedad mediática en la que vivimos, el culto a Drácula ha hecho realidad esta terrible hipótesis. Ciertamente el nombre de Drácula es uno muy poderoso que con tan sólo pronunciarlo, evoca en nuestras cabezas imágenes de horror y deseo sexual. Pero todas estas memorias más que al propio conde se las debemos a los medios de comunicación que tanto han remediado a la creación literaria de Bram Stoker. Y es que han sido los medios quienes se han encargado de establecer en nuestras cabezas el cómo es un conde Vampiro y es a partir de esta simple premisa que todo el presente trabajo toma sustento pues lo que tienes en tus manos querido lector, es un trabajo de investigación cuyo objetivo es exaltar las bondades de las remediaciones mediáticas que el conde Drácula ha sufrido para garantizarte a ti una memoria colectiva y hasta de culto por un personaje aterrador y seductor como no ha existido ninguno otro. La idea del conde Vampiro que hoy compartimos no siempre tuvo la misma validez pues si bien existió un príncipe rumano en el siglo XV quien sin duda alguna es el génesis de todo lo relacionado con Drácula, la leyenda de éste nombre no cobró mayor trascendencia popular hasta que Bram Stoker escribió en 1897 su novela, fundamental para la cultura popular y que más allá de obtener el éxito literario que ha gozado desde entonces, este obscuro y poderoso relato pronto se apoderó de los medios de comunicación comenzando con un reinado de terror de más de cien años y que permanece hasta nuestros días Para poner las cosas en perspectiva, la novela de Stoker reveló a lo largo de sus páginas el desarrollo de un plan macabro liderado por el conde Drácula. Dicho plan consistía en que a través de viajar a Inglaterra, sede del más grande del poder político, social y cultural de la época, el conde

19

llevaría a cabo la horrorosa vampirización de los habitantes de Londres consiguiendo así el dominio de la humanidad al convertirla en muertos vivos capaces de caminar la noche. Es claro que ésta trama pertenece más al terreno de la fantasía gótica y que poco tiene que ver con una realidad palpable, excepto quizá porque al final del día y por extraño que parezca, Drácula sí ha logrado su

objetivo estableciéndose gracias al fenómeno del entretenimiento y a los medios de comunicación como un personaje de culto. Y es que su presencia mediática ha desarrollado lazos estrechos y muy peculiares con diversos sectores de las audiencias, mismas que incluso han llegado a apropiarse del contenido vampírico desplegado en diferentes medios por los que Drácula ha pasado para a su vez asimilarla en su vida. Es así que revisaremos a fondo este paso del conde por los diversos medios de comunicación comenzando con seis de las más notables adaptaciones de la novela en el cine. Cabe aclarar que teniendo alrededor de 649 cintas a las espaldas del Vampiro, la selección que se hizo para éste trabajo corresponde a aquellas versiones que más se han apegado al texto original de Stoker o a aquellas que más han aportado

al culto de Drácula. Tal es el caso de la versión de 1931 protagonizada

por el inmortal Bela Lugosi, cuya interpretación es la que más ha

contribuido al mito a pesar de la significativa diferencia que ostenta con la novela. Revisaremos también las apariciones del conde en cómics, televisión, videojuegos, música, juguetes y hasta en su papel como una celebridad internacional. Sin embargo la intención del presente trabajo no sólo es la de mostrar la enorme cantidad de apariciones en los medios que el conde Drácula ha tenido desde que apareció en pantalla hacia 1922 y que de manera continua a seguido acrecentándose, sino también pretende demostrar la influencia de los diversos medios de comunicación en la conformación de Drácula como un personaje culto.

A través de esta selecta revisión, encontraremos los elementos que cada

una de las remediaciones le han aportado al mito del Vampiro logrando establecer una imagen muy clara en la conciencia colectiva e incluso llegaremos a ver como el conde literario ya casi nada tiene que ver con

20

el Drácula que todos tenemos en la cabeza y que se ha ido construyendo

a través de las diversas visiones que se ha plasmado en los medios en

donde ha aparecido. Pues bien querido lector, es tiempo de ponernos cómodos, apagar las luces y dejar que el conde se apodere de la sala. Tan sólo una última recomendación, no olvides al terminar de leer y antes de cerrar los ojos para dormir, que debes poner en tu cuello una notable cruz de plata. No vaya a ser la del diablo, que en otras palabras, es lo mismo que Drácula.

Enrique Palafox 31 de Octubre de 2011

!

!

21

"

La vampiresa que siempre existió 2 2 Burne-Jones, Philip (1897). The Vampire . Retomada el

La vampiresa que siempre existió 2

2 Burne-Jones, Philip (1897). The Vampire. Retomada el 13 de julio de 2010, de http:// www.blutgeflüster.de/site/images/pictures/burne-jones-le-vampire.jpg

22

!

Drácula:

El Culto al Dragón

I

Dicen que el Vampiro es un mito

!

23

"

“Ahora, veamos hasta dónde están limitados los poderes a que vamos a enfrentarnos y cómo está limitado el individuo. En efecto, vamos a examinar las limitaciones de los vampiros en general y de éste en particular. Todo cuanto tenemos como puntos de referencia son las tradiciones y las supersticiones. Esos fundamentos no parecen, al principio, ser muy importantes, cuando se ponen en juego la vida y la muerte. No tenemos modo de controlar otros medios, y, en segundo lugar porque, después de todo, esas cosas, la tradición y las supersticiones, son algo. ¿No es cierto que otros conservan la creencia en los vampiros, aunque nosotros no? Hace un año, ¿quién de nosotros hubiera aceptado una posibilidad semejante, en medio de nuestro siglo diecinueve, científico, escéptico y realista? Incluso nos negábamos a aceptar una creencia que parecía justificada ante nuestros propios ojos. Aceptemos entonces que el vampiro y la creencia en sus limitaciones y en el remedio contra él reposan por el momento sobre la misma base. Puesto que déjenme decirles que ha sido conocido en todos los lugares que han sido habitados por los hombres. En la antigua Grecia, en la antigua Roma; existió en Alemania, en Francia, en la India, incluso en el Chernoseso; y en China, que se encuentra tan lejos de nosotros, por todos conceptos, existe todavía, y los pueblos los temen incluso en nuestros días.”

Abraham Van Helsing. Tomado Del diario de Mina Harker del 30 de septiembre. (Mecanografiado) Capítulo II 3

3 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

24

El mito del Vampiro

Para tener un panorama de referencia mas amplio y entender el rol de Drácula en nuestra sociedad, es necesario voltear a ver el mito del vampiro dentro de la historia. Existen pruebas de que la imagen del vampiro ha estado presente casi desde el inicio de la humanidad, por lo que negar su trascendencia sería negarnos a nosotros mismos. A pesar de que la mayoría de la gente cree que las palabras Vampiro y Drácula son sinónimos, hemos de establecer que la representación del vampiro proviene de raíces mucho más antiguas que las del Conde y que éstas han acompañado a la humanidad casi desde sus inicios. Según la Real Academia Española de la Lengua, la definición de Vampiro es la siguiente: “vampiro. (Del fr. vampire, y este del al. Vampir):

Espectro o cadáver que, según cree el vulgo de ciertos países, va por las noches a chupar poco a poco la sangre de los vivos hasta matarlos.” 4 La definición del diccionario también abarca el tema del murciélago chupa sangre proveniente de las Américas así como también hace un símil con una persona codiciosa que sólo busca aprovecharse de los demás. La propia Academia de nuestra lengua establece como primera instancia que el Vampiro es un monstruo de ultratumba tal y como lo describe el Tieck en el primer capítulo de su libro El Vampiro 5 ,

“El vampiro no es, como suele creerse, una invención puramente literaria. Podemos rastrear su huellas remontándonos desde las creencias religiosas más arcaicas de los Sumerios, Griegos y Hebreos hasta las supersticiones populares que de los países eslavos se extendieron desde Grecia y el Islam hasta China y Malasia”.

Algunas de las representaciones que ayudaron a construir el mito del Vampiro las podemos encontrar en tabletas y grabados antiguos que

4 RAE. (2009). Definición de vampiro. Tomada el 12 de diciembre de 2009 de la página de la RAE: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=Vampiro

5 -Tieck, J.L. (2002) El vampiro. Edición del Conde de Siruela

25

presentan a la amenazante figura de seres no muertos saliendo de sus tumbas para alimentarse de la sangre de los vivos. Dentro de estas primeras representaciones, vale la pena resaltar la figura de Lilith, quién según las creencias Hebreas y Mesopotámicas fue la primera mujer de Adán. Fue castigada por haber abandonado por voluntad propia el paraíso terrenal transformándola en bruja sedienta de semen humano apareciéndose a los hombres en forma de demonio sexual o Sucubus, la vampira primigenia de la historia y anterior a la creación de Eva. A lo largo de la historia podemos encontrar muchos nombres que describen a los diversos personajes míticos que hoy conocemos como vampiros y que en su origen etimológico fueron conocidos en diversos sitios del mundo con nombres que van desde el Upír Checo, el !"#$%& Servio y el Wąpierz Polaco, para luego transformarse en el Vampir Alemán y así continuar con su transformación etimológica hasta llegar a nuestros días como Vampire en inglés y francés, que por consecuencia derivó en el vocablo español bajo el aterrador término de Vampiro. La figura del vampiro ha ido creciendo a lo largo de la historia presentándolo siempre como un monstruo desalmado cuya única motivación es la del consumo de fluidos humanos -particularmente de la sangre- para asegurar su propia supervivencia:

“Recordemos criaturas como las lamias, estrigas y espusas de la tradición grecolatina, que chupan la sangre de los dormidos, los succubi de las religiones hebrea y cristiana, que arrebataban al hombre su semen durante el sueño; las güaxas asturianas, las meigas chuchonas gallegas, los sacaúntos cántabros y las bruxas portuguesas; el dearg-due (el chupasangre rojo) de las culturas gaélicas; el pumapmicuc de los antiguos peruanos y los tlacique y civatateo de los aztecas; el hannya japonés, los kiang si de la mitología china, los buau de Borneo y los leyak de Bali; el asanbosam de Costa de Marfil y los impundulu y obayifo africanos; el loogaroo de las Indias Orientales: los aniukha siberianos, los vurdalak rusos y los vukrolakos griegos; el Nachzehrer alemán y el Blutsauger bávaro; el farkaskoldus húngaro y el vlkodlak y el kuzlak, ambos serbios; el upir ruso, el strigoi rumano, el krvopijac búlgaro, el nekrstenci serbocroata y el liuvgat albanés; el Man Met de Haak (Hombre del Garfio) holandés, que vive bajo el agua y agarra con su garfio a los

26

niños que se acercan mucho a la orilla para robarles la sangre; y Lilit [sic], el demonio femenino de los hebreos que bebe la sangre de los recién nacidos. De un modo u otro, todas las culturas parecen haber creado una directa asociación entre la sangre y la propia vida: el precioso líquido rojo se convierte en metonimia de la energía vital y de ahí que no sólo en numerosas culturas guerreras se bebiera la sangre del enemigo para adquirir su valor o su fuerza, sino que también una de las pesadillas más comunes, uno de los miedos arcaicos más arraigados en el inconsciente colectivo, es la existencia de un ser que arrebate la sangre, la energía de los vivos”. 6

Otro ejemplo más detallado de este tipo de espectros es el vrykolakas Griego. Al respecto, Glut 7 lo describe de la siguiente manera:

“por ejemplo -conocido por diferentes nombres como vroucolacas, vourcolakas, vrukolaka y broukolakas-,

mantiene una complexión obscura con piel marchita parecida

Algunos tipos de vrykolakas pueden ser

reconocidos por su piel de tonos de pigmentación color vino.”

a la de las momias

En la época medieval se hablaba de seres que por las noches atacaban sexualmente a sus víctimas, los Incubus eran demonios masculinos que atacaban a las mujeres en sus sueños mientras que los Sucubos eran hermosos demonios femeninos que robaban la vitalidad sexual de los hombres. Con el paso del tiempo estas dos figuras se fueron mimetizando con la del Vampiro haciendo de ambos un mismo mito y ligando el consumo de la sangre humana con los más bajos placeres sexuales. Podemos afirmar que en sus primeras descripciones en Grecia, en el Islam y hasta en las zonas rurales de Europa Oriental, el vampiro en un inicio fue descrito como un ser despreciable, fétido y putrefacto que aunado a las leyendas ya descritas junto con el paso del tiempo y la llegada de los medios de comunicación, evolucionó en esta figura carismática y llena de contenido sexual ligando a la mordedura en el cuello como la consumación del acto sexual.

6 -Cueto, Roberto. (1997). Dracula: de Transilvania A Hollywood. Nuer.

7 -Glut, Donald F

(1975). The Dracula book. Scarecrow Pr.

27

La pesadilla del Vampiro. Y del caballo 8 8 Füssli, Johann Heinrich (1781). The Nightmare

La pesadilla del Vampiro. Y del caballo 8

8 Füssli, Johann Heinrich (1781). The Nightmare. Retomada el 19 de julio de 2010, de

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/56/John_Henry_Fuseli_-

_The_Nightmare.JPG

28

Desde Lilith, las representaciones vampíricas femeninas siempre han sido sexualmente más atractivas que las masculinas, prueba de ello es la descripción del Conde Drácula por parte de Stoker en su novela, misma que corresponde más a un ente despreciable y nauseabundo que con el carismático personaje que hoy conocemos. En la misma novela las mujeres vampiro son descritas como hermosas figuras con atributos claramente orientados a provocar el deseo sexual tal como lo menciona Jonathan Harker en su diario cuando se encuentra por primera vez con las novias de Drácula en el interior del castillo:

“En la luz de la luna al lado opuesto donde yo me encontraba estaban tres jóvenes mujeres, mejor dicho tres damas, debido a su vestido y a su porte. En el momento en que las vi pensé que estaba soñando, pues, aunque la luz de la luna estaba detrás de ellas, no proyectaban ninguna sombra sobre el suelo. Se me acercaron y me miraron por un tiempo, y entonces comenzaron a murmurar entre ellas. Dos eran de pelo oscuro y tenían altas narices aguileñas, como el conde, y grandes y penetrantes ojos negros, que casi parecían ser rojos contrastando con la pálida luna amarilla. La otra era rubia; increíblemente rubia, con grandes mechones de dorado pelo ondulado y ojos como pálidos zafiros. Me pareció que de alguna manera yo conocía su cara, y que la conocía en relación con algún sueño tenebroso, pero de momento no pude recordar dónde ni cómo. Las tres tenían dientes blancos brillantes que refulgían como perlas contra el rubí de sus labios voluptuosos. Algo había en ellas que me hizo sentirme inquieto; un miedo a la vez nostálgico y mortal. Sentí en mi corazón un deseo malévolo, llameante, de que me besaran con esos labios rojos.” 9

A pesar de lo anterior existieron también otras variedades de vampiros

alrededor del mundo, algunos con características mucho más humanas

y menos “sobrenaturales”. Incluso en algún momento de la historia en

ciertas regiones se llegó al absurdo extremo de que el hecho de que una persona presentara ojos azules o que simplemente fuera de cabello

9 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

29

pelirrojo, eran razones suficientes para ser consideradas como características indudables de vampirismo. En diferentes etapas de la cronología humana se ha llegado a niveles ridículos que si se siguieran aplicando al día de hoy, mucha de la población mundial se vería en serio peligro de ser erradicada de la faz del planeta, víctimas de artilugios como el ajo, la cruz, la decapitación y por supuesto, la famosa estaca de madera clavada en el corazón. Las raíces del mito encuentran su verdadera trascendencia en dos factores primordialmente: El miedo a la muerte y la importancia que como género humano le hemos dado a la sangre desde el inicio de nuestra historia. La sensación de un ser que vuelve de la muerte en forma de una aparición ha sido terreno fértil para muchos personajes que han aparecido en diversas sociedades, poblando así la superstición y el folklore humano. La relación con la sangre como potente dador de vida, también ha sido un elemento presente en las mentes de las distintas civilizaciones desde el principio de los tiempos, podemos encontrar diversas culturas que le otorgaron a la sangre un papel primordial dentro de sus particulares ritos. Diversas comunidades prehispánicas ingerían la sangre de sus adversarios derrotados con el fin de poseer la esencia de los caídos, pensando que al beber el vital líquido, se apropiarían así de los poderes del guerrero vencido.

30

Lilith juguetea con la boa 1 0 1 0 Collier, John (1892). Lilith . Retomada

Lilith juguetea con la boa 10

10 Collier, John (1892). Lilith. Retomada el 19 de julio de 2010, de http:// entremundos.iespana.es/images/Lilith.gif

31

Para las tradiciones Judeo Cristianas, este último punto queda por demás claro con tan sólo observar el rol que la sangre ha tenido a lo

largo de su historia. Muchos de los ritos previos al cristianismo utilizaban

la sangre para santificar sus ofrendas.

El sacrificio de animales era algo muy común para el pueblo Judío, la muerte del cordero se convirtió en un ritual estándar y muy recurrente

dentro de sus tradiciones. La Biblia da recuento detallado de este tipo de actividades sobre todo en el Antiguo Testamento, pero sin duda alguna la referencia que más llama la atención de acuerdo al tema vampírico, es la que se menciona en el libro del Deuteronómio (12:23) con referencia a las propiedades del vital líquido: “Sólo cuídate de no comer la sangre, porque la sangre es la vida, y no comerás la vida con la carne”. Esta declaración es contada en las páginas del libro sagrado por Dios a Moisés con referencia a la nueva ley que estaba siendo dictada. Tal es la importancia de dicha cita para nuestro tema que incluso es mencionada por Van Helsing dentro del texto original de Drácula cuando éste relata a sus compañeros quién es el Vampiro al que se deberán enfrentar: “Basándome, desde luego, en la frase bíblica:

“Porque la sangre es vida.” 11 Este fragmento deja clara la relación entre la importancia de la sangre para la cultura humana así como el vínculo que se genera entre el mito

y la religión, hecho que fortalece a la figura del vampiro ligándola así

con la creencia popular mucho más allá de una simple leyenda para espantar a los pequeños. El cristianismo le dió un nuevo sentido y significado al tratamiento de la sangre a través del rito de la comunión cuando Cristo, figura central de una de las religiones más poderosas de la humanidad, fue presentado como el cordero que sería sacrificado para la salvación de la humanidad (que aceptara y predicara su doctrina) y que a su vez consumiera de su sangre para el perdón de sus pecados.

11 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

32

En el evangelio de San Mateo (26:27-28) se menciona lo siguiente:

“Tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio diciendo: -Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del pacto, la cual es derramada para el perdón de pecados para muchos.” Es por este preciso apostolado que a lo largo de la historia de la Iglesia Católica, la figura del vampiro se erigió como una figura antagónica a su doctrina de manera terrorífica y demoniaca al profanar uno de los principales preceptos de Cristo al beber sangre que es la vida y la salvación de las almas. Según la tradición, el vampiro puede satisfacer su necesidad de sangre de muchas maneras: Atacando diferentes puntos de la anatomía humana como los pies, los dedos y el pecho. Sin embargo gracias al personaje de Drácula los vampiros sólo se alimentan a partir de la mordedura del cuello. Las leyendas coinciden en que las víctimas de la mordedura no tendrían memoria de los hechos después del ataque, aunque la manera de constatar este hecho serían siempre las evidentes marcas dejadas por dos perforaciones paralelas producidas por los colmillos, así como la evidente pérdida de sangre manifestada en anemia acompañada por un letargo pronunciado. Mucho se ha hablado acerca de las connotaciones sexuales acerca de la mordedura del vampiro, estas referencias pertenecen más al mundo de la ficción literaria ya que antes de de la publicación de Drácula las únicas referencias que encontramos -como ya establecimos- es la de las leyendas de los Incubus/Sucubos quienes propiamente no eran considerados vampiros. Al respecto y claramente basado en el texto escrito por Stoker Glut nos dice:

“Freud estudió el fenómeno de la excitación sexual a través de acciones sado-masoquista y por eso se pudo teorizar que el vampiro no sólo muerde y chupa (que lleva sus propias implicaciones eróticas (sic) de la sangre de su víctima, sino también que simbólicamente es llevada a la cama. A menudo, el ataque de los vampiros de ficción sólo es llevado a cabo

33

solo a miembros del sexo opuesto (a menos que el vampiro se encuentre en forma de murciélago), para evitar cualquier crítica de los miembros de la audiencia que fueran conscientes de significado sexual de la mordedura en el cuello.” 12

Según Stevenson 13 y basados en teorías Freudianas, la manera en que Drácula se procrea es al momento en que entierra los caninos en su víctima. Stevenson establece también que parte del horror que genera el personaje se deriva de su rol como adúltero en las relaciones sentimentales avaladas por las reglas sociales. Hoy en día dentro del pensamiento tradicional de las diversas sociedades, el sexo es una parte fundamental dentro de la figura del matrimonio y al presentarse un extranjero a poner en jaque la conservación de dicha unión sacramental, genera cierto repudio e inquietud hacia el conde Transilvano quien siempre tiene en la mira a Lucy Westenra y a Mina Murray como sus principales víctimas para consumar dicho adulterio.

12 Glut, Donald F

(1975). The Dracula book. Scarecrow Pr.

13 Stevenson, John Allen. (1988, Mar.). A Vampire in the Mirror: The Sexuality of Dracula. PMLA, Vol. 103, No. 2. , pp. 139-149. http://www.jstor.org/pss/462430

34

Alas de vampiro. Un clásico para el cortejo 1 4 1 4 Ernst, Max (1934

Alas de vampiro. Un clásico para el cortejo 14

14 Ernst, Max (1934 ). Vampire. Une Semaine de Bonté collage. Retomada el 22 de julio de 2010, de http://paulocoelhoblog.com/2008/09/01/max-ernst-une-semaine-de-

bonte-2/

35

Otra referencia clara a favor de las metáforas sexuales presentadas por Stoker en la novela, es cuando Mina es “violada” por el conde en su habitación, mientras su marido Jonathan Harker yace inconsciente tendido en el piso. Drácula obliga a Mina a “besarlo” y a beber de su sangre para consumar la transformación vampírica: “Con su mano izquierda tenía sujetas las dos manos de la señora Harker, apartándolas junto con sus brazos; su mano derecha la aferraba por la parte posterior del cuello, obligándola a inclinar la cabeza hacia su pecho. Su camisón blanco de dormir estaba manchado de sangre y un ligero reguero del mismo precioso líquido corría por el pecho desnudo del hombre, que aparecía por una rasgadura de sus ropas, La actitud de los dos tenía un terrible parecido con un niño que estuviera obligando a un gatito a

meter el hocico en un platillo de leche, para que beba.” 15 (Stoker p171)

a lo que Mina grita desesperada: “¡Sucia, sucia! No debo volver a

tocarlo ni a besarlo. -refiriéndose a Harker- ¡Oh! Es posible que sea yo ahora su peor enemiga y que sea de mí de quien mayor temor deba él sentir.” (Stoker p172) Las características del vampiro que reconocemos actualmente vienen de

la

recopilación de diversos mitos y leyendas propias de países cercanos

al

poder de la Iglesia Católica por lo que Elizabeth Miller en su Manual de

Drácula 16 establece “El Vampiro como lo conocemos actualmente (y como Bram Stoker lo conocía al escribir Drácula) fue originado en el

folklore de la Europa Central y Oriental) y fue así que fue retomado por

la literatura”. En el presente trabajo se ahondará más adelante en este

punto cuando se revise a Drácula como personaje de ficción literaria sin embargo, la mayor parte del folklore Europeo es lo que le dio forma al mito del vampiro. Aquí se enumerarán algunas de dichas características para tener un marco de referencia mucho más sólido antes de comenzar a desmenuzar a los tres Dráculas que al día de hoy conocemos.

15 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

16 Miller, Elizabeth. (2005). A Dracula handbook. Xlibris Corp.

36

Sin duda alguna, el folklore Europeo nos marca variadas diferencias con respecto a la sombra del vampiro que tenemos en nuestras mentes pues lejos de ser el ente seductor que ataca a vírgenes inocentes en sus camas bajo la luz de la luna llena, el vampiro primigenio es un cadáver. Un muerto pestilente que se ha levantado de su tumba para extirpar la sangre de sus víctimas sin importarle edades y sexo. Este es un punto fundamental para entender la importancia de Drácula, ya que es él quien redefine el arquetipo del monstruo aunado a las múltiples interpretaciones del conde a través de los medios de comunicación. El vampiro, el nosferatu, el no muerto, no era un demonio intangible. Según la tradición folklórica, este nocturno aparecido tenía una apariencia detestable, su carne era pútrida y fétida, sus uñas se encontraban encarnadas y sucias y su asquerosa boca ostentaba las encías sumidas sobre los dientes dejando ver los terribles colmillos que luego serían utilizados para morder a quien se le pusiera enfrente. El cabello se le encontraba en estado de putrefacción, la presencia de sangre decoraba en su totalidad la vestimenta y cuerpo de este terrible personaje. A pesar que el el vampiro pudiese llegar a estar muerto por siglos, físicamente se asemejaría siempre al de un cuerpo incorruptible con sangre fresca corriendo por el interior de sus venas. A diferencia del vampiro cinematográfico, el vampiro tradicional que enmarcaba el folklore no pasaría desapercibido y no sería difícil de detectar pues a pesar de que éste se encontrara disfrazado, su olor fétido sería suficiente para poder ser descubierto. Diferentes culturas mantuvieron también sus propias teorías acerca de los poderes que reanimaban a los cuerpos para regresar de la tumba, pero en términos generales todas las teorías apuntaban que era la intervención de Satanás quien lograba que esto sucediera. Las causas por las que los vampiros eran convertidos en tan fatídicos espectros tenían que ver en más de un sentido con aquellas establecidas por la Iglesia católica hasta el siglo XVIII, pues entre las muchas razones encontramos -más allá de ser mordido por otro vampiro como la tradición lo establece- que aquellos que hubieran muerto sin haber sido

37

bautizados, aquellos que fenecían en estado de excomunión, todos los que durante su vida habían sido transgresores de los códigos aceptables de conducta -como los brujos (brujas) y los violentos (violentas)-, aquellos quienes hubiesen cometido suicidio o que hubieran sido enterrados sin las condiciones propias de los rituales católicos, tenían

una alta posibilidad de convertirse en el monstruo que tanta fascinación hoy causa pero que en su momento aterraba a los europeos de la época. Se generó una lista para la detección de los vampiros: Tumbas revueltas

y deshechas, perturbación de animales cerca de alguna sepultura, la

repulsión al ajo, anemia, extrema delgadez y pérdida de peso así como la mordedura notoria acompañada de sonambulismo y por supuesto el tener la apariencia de un cadáver exhumado entre otras muchas. Todo lo anterior se debió a que a principios del siglo XVIII, Dom Agustín Calmet un sacerdote benedictino francés y devoto religioso ampliamente reconocido por la Iglesia Católica, así como un hombre sabio y uno de los miembros más distinguidos de la Congregación de San Vanne, escribió un libro titulado El mundo de los fantasmas, en el cual se incluyó su

famoso Tratado sobre los Vampiros 17 , citado por diferentes autores como Voltaire y que posteriormente se convertiría en en el dogma para pulir más la tradición vampírica según el punto de vista Cristiano. En este tratado, Calmet recopiló decenas de casos relacionados con el vampirismo de la época y la vuelta a la vida por parte de los muertos que se levantaban para acechar a las poblaciones medievales.

El benedictino a lo largo de su obra, fue debatiendo cada uno de estos

sucesos (con argumentos poco claros y carentes del encanto característicos de la literatura de ficción que hoy conocemos) con el fin de determinar cuáles casos podían ser considerados como ciertos, cuáles no, cuáles fueron determinados por causas “naturales” y por supuesto cuáles casos se presentaron porque Dios lo había castigado. En las páginas escritas de dicho tratado encontramos sucesos sorprendentes que llamaron la atención en su momento, por mencionar

17 Calmet, Agustín (1991). Tratado sobre los Vampiros. Mondadori.

38

solo algunos: “Resurrección de un hombre enterrado hacía tres años por San Estanislao”, “Resurrección o aparición de una muchacha muerta hacía algunos meses”, “Muertos de Hungría que chupan la sangre de los vivos”, “Historia de un vampiro sacada de las Cartas judías”, “Ejemplo de un mártir excomulgado del seno de la tierra” entre otros cincuenta ejemplos perfectamente documentados y que a la postre, se convertirían en el canon que la misma Iglesia seguiría para cimentar las bases de la rica mitología de los vampiros.

Los Poderes del vampiro

Más allá de la capacidad de poder regresar de la tumba por las cuestiones propias de cada caso en lo particular, los vampiros poseen según la tradición, una serie de poderes o habilidades que también los convierte en seres por encima de la raza humana. Una de estas habilidades que coincide en las creencias populares de nuestros días, es que los vampiros son capaces de transformarse en murciélagos. Nada más alejado de la tradición folklórica ya que no fue sino hasta finales de 1700 que se llevó a cabo el descubrimiento del murciélago chupa sangre de Sur y Centro América (no en Transilvania). Fue hasta ese entonces que a dicho animal se le confirió el nombre de vampiro, otro legado más de Stoker al mito actual de los no muertos. Los Desmodus rufus y Diphylla son dos especies de murciélago vampiro conocidos por beber la sangre del ganado e incluso del ser humano 18 . Muerden a sus víctimas gracias a sus largos y afilados dientes caninos para luego lamer -no chupar- la sangre que de la herida emana. Es gracias a las propiedades de la saliva de estas especies que la sangre no coagula y por ende se mantiene fluyendo fresca durante un buen tiempo, periodo en que el murciélago la absorbe hasta su saciedad para luego retirarse a descansar colgado de sus patas.

18 Glut, Donald F

(1975). The Dracula book. Scarecrow Pr.

39

No es de extrañar que estas criaturas fueran incorporadas en el siglo

XIX

por los escritores para seguir alimentado el mito del vampiro ya

que

otra similitud que presentan estas bestias con los monstruos del

folklore es que ambos se alimentan sólo de noche para dedicarse a dormir durante el día, a pesar de que e vampiro del folklore no se veía afectado por la hora del consumo de sus alimentos ni de sus horarios habituales para aparecer en público. El murciélago vampiro es conocido por ser portador de diversas enfermedades como la rabia, mientras que el mito del vampiro establece que el monstruo es portador de dicha plaga. Sin embargo, a pesar de que el vampiro de leyenda jamás se transformó en murciélago, la mutación del vampiro en diferentes animales sí es propia del mito previo a la literatura, ya que podemos observar que existen muchos registros de diferentes zonas geográficas que daban fe de que los no muertos tenían la capacidad de mutar en forma de gatos, ratas, ranas e incluso lobos (animales que desde siempre han estado ligados a la tradición de los vampiros).

En el folklore existe también una particular asociación entre el vampiro

y el hombre lobo, otra criatura que asume las formas de éste animal de

manera total o parcial, creando una confusión entre ambos monstruos míticos: “El término eslavo vukodlak es aplicado para referirse a ambos casos: vampiro y hombre lobo. El diccionario Croata-Inglés identifica al vukodlak a partir de vuko que significa “lobo”, y blaka que significa “pelo”, usado como sinónimo de vampiro u hombre lobo.” 19 En Transilvania, lugar de origen de Vlad Dracula, príncipe reinante de dicha región -y que será analizado en el segundo capítulo del presente

trabajo-, existe una criatura conocida como murony el cual es una mezcla entre hombre lobo y vampiro, un ejemplo más de la fusión de ambos mitos

y una más de las razones para que estos dos monstruos fueran asociados

en más de una ocasión. Así mismo encontramos que el vrykolakas griego es la contraparte del hombre lobo perteneciente a la tradición inglesa, lo que

19 Glut, Donald F

(1975). The Dracula book. Scarecrow Pr.

40

resulta peculiar de este caso es la similitud entre la palabra vrykolakas - hombre lobo- con vroucolacas normalmente empleadas para definir al vampiro en esa región. A pesar de las similitudes entre ambas criaturas debemos dejar establecido que aunque el vampiro y el hombre lobo pueden transformarse en lobos, la concepción tradicional de vampiro es la de un muerto que regresa de la tumba mientras que el hombre lobo es un ser humano vivo que tiene la facultad de transformarse en bestia, aunque muchas de las tradiciones nos indican que una vez muerto el hombre lobo se convierte en vampiro.

41

Vampiro volador nocturno 2 0 2 0 Koblíha, Franti š ek. (1909-10). Vampire. Retomada el

Vampiro volador nocturno 20

20 Koblíha, František. (1909-10). Vampire. Retomada el 22 de julio de 2010, de http:// vampire-research.tumblr.com/

42

No es de extrañar que esta mala concepción sea tratada dentro de las nuevas revisiones mediáticas como los libros en extremo populares de la saga de Twilight, escrita por Stephenie Meyer en 2005, que retoman de manera equívoca esta confusión alentada más por la influencia de los medios y el éxito comercial de el tema vampírico, que en una verdadera investigación al respecto. Además del éxito comercial de dichas cintas, se encuentra el fenómeno literario que a lo largo de cinco volúmenes narran la historia de un romance entre un vampiro “hermoso” y una chica común y corriente. En medio de ésta trama romántica se desarrolla una batalla entre los vampiros y los clanes de hombres lobo por conseguir el amor de la chica. Twilight no es la única ocasión en que es ejemplificada esta confusión pues desde hace algunos años, ambos mitos se han fusionado en la pantalla de manera exitosa arrastrando a mucha audiencia a salas cinematográficas. Comenzó con el caso de la compañía WHITE WOLF que en 1991 lanzó al mercado: Vampire, The Mascarade, uno de los más populares juegos de rol desde la aparición de Dungeons and Dragons. Vampire, sin duda alguna trastocó la leyenda oscura al establecer varios clanes de vampiros que se reúnen para conseguir el dominio del planeta. También se encuentran dentro de la trama los clanes de hombres lobo que según la propuesta de dicho juego, funcionan como los némesis de todos los vampiros. De esta manera, es que se estableció dentro de la conciencia popular que tanto vampiros como hombres lobo son razas de seres de ultratumba que desde los primeros tiempos se encuentran en una encarnizada lucha. Otros ejemplos incluyen a Strega, la versión italiana del vampiro quien tiene la capacidad de transformarse en un terrible cuervo negro que a su vez se alimenta de sangre humana. Los chinos proponen que el Chiang Shih era otra especie de vampiro con la capacidad de transformarse en neblina, una de las características retomadas por Stoker para la creación de su personaje, misma que le dio así al conde Drácula, uno de sus poderes más extraordinarios y llamativos.

43

Existe también la capacidad del monstruo para controlar la voluntad de sus víctimas así como la de comandar a diferentes criaturas asociadas con su figura como las ratas, los lobos e incluso los insectos. El vampiro tenía también una espléndida visión nocturna gracias a sus fulminantes ojos demoniacos que le permitían ver en la obscuridad de la noche. Es importante resaltar la increíble fuerza que esta criatura era capaz de desplegar, a lo que Abraham Van Helsing, el feroz cazador del Conde Drácula, comenta al respecto:

“Nuestro enemigo no lo es solamente espiritual. Recuerden que tiene la fuerza de veinte hombres y que, aunque nuestros cuellos o nuestros aparatos respiratorios son del tipo común, o sea, que pueden ser rotos o aplastados, los de él no pueden ser vencidos simplemente por la fuerza. Un hombre más fuerte, o un grupo de hombres que, en conjunto son más fuertes que él, pueden sujetarlo a veces, pero no pueden herirlo, como nosotros podemos ser heridos por él. Así pues, es preciso que tengamos cuidado de que no nos toque. Mantengan esto cerca de sus corazones”. 21

21 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

44

Para matar a un vampiro son importantes los fuegos artificiales 2 2 2 2 de

Para matar a un vampiro son importantes los fuegos artificiales 22

22 de Moraine, R. (1864). Le Vampire. Retomada el 22 de julio de 2010, de http:// hubpages.com/hub/The-Best-Dracula-Ever

45

Glut continúa dándole otra perspectiva sustentada en el folklore:

“A pesar de ello, con tantos poderes dedicados a hacer el mal, el vampiro fue buscado en alguna áreas del mundo para hacer el bien. En Rumania, se decía que ciertos vampiros vivos - aquellos que no murieron- tenían talentos especiales como el de extraer de las comidas los mejores sabores. Otros era contratados para hacer llover en las cosechas durante los tiempos de sequía.” 23

Con tantos poderes el vampiro se erigió casi como una figura invencible para cualquier ser humano durante muchos periodos de su historia sin embargo, aquellos que fueran sabios, supieran leer y conocer acerca de las tradiciones, podrían ser capaces de acabar con tan poderoso monstruo.

Las limitaciones del vampiro

Muchas de las limitaciones del vampiro que recordamos, pertenecen realmente al mundo de la ficción literaria producidas principalmente por Stoker en la novela que le otorgó la fama. De esta manera, la creencia actual acerca de los vampiros incluye detalles como que éstos no producen ningún tipo de sombra así como que un vampiro no genera ninguna imagen de reflejo en los espejos. Aunque la tradición vampírica no establece ninguna de estas dos características, no es difícil atinar las razones que llevaron al escritor Irlandés para integrarlas al mito. La costumbre en diversas culturas supone claramente que tanto el reflejo como la sombra son producidas por el alma de las personas, así que Stoker al asumir que los vampiros no tenían alma por ser obras del diablo, identificó el génesis de la idea que llevó al autor a incluirlos dentro del mito.

23 Glut, Donald F

(1975). The Dracula book. Scarecrow Pr.

46

Otra de las limitaciones más famosas tiene que ver con el uso de la estaca como medio para acabar con la criatura. La estaca ciertamente es comúnmente asociada a la destrucción del monstruo por varias razones:

primero porque todas las culturas asumían que siendo los nosferatus seres que se alimentaban de sangre y siendo el corazón el principal órgano relacionado con el vital líquido, la destrucción de éste tenía que ser inminente. El hecho de atravesar el cuerpo con una estaca suponía que el golpe que la clavaría tendría que ser tan fuerte que mantendría al cadáver clavado al piso, asegurando así su permanencia dentro de la tumba para evitar que volviera a salir a amenazar a las comunidades. En la construcción del personaje de Drácula, se retoma en cierta medida la tradición aunque también propone nuevos elementos. Tal es el caso del sol como causa primordial y efectiva para acabar con la bestia, aunque para muchos resulta sorprendente enterarse que éste no era particularmente un enemigo de los vampiros. Aunque las leyendas establecen que bajo la luz del día el vampiro es carente de todos su poderes, no fue sino hasta la primera aparición de Drácula en el cine (Nosferatu, 1922) que un vampiro fue transformado en cenizas como producto de la exposición solar. En la novela, Drácula es capaz de vagar por las calles de Londres sin mayor contratiempo a plena luz del día pero carente de su fuerza espectacular y de los demás poderes que lo caracterizan. El hecho de ser destruido por los rayos solares, es parte de la ficción mediática incorporada al mito legendario que como ya hemos podido constatar, no necesariamente se asemejan o se retoman de manera fehaciente o canónica.

47

Sabios pensamientos cristianos sobre el vampiro chupa sangre 2 4 2 4 Harenberg, Johann Christoph.

Sabios pensamientos cristianos sobre el vampiro chupa sangre 24

24 Harenberg, Johann Christoph. (1733). Vernünftige und Christliche Gedancken über die Vampirs Oder Blutsaugenden Thodten (Sabios pensamientos cristianos sobre el vampiro chupa sangre, Traducción Libre). Retomada el 22 de julio de 2010, de http:// upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/ed/

Vernünftige_und_Christliche_Gedancken_über_die_Vampirs_-_001.jpg

48

Cómo se elimina a un vampiro

Alrededor de las leyendas encontramos diversas maneras de eliminar a dichos espectros. Algunas son por demás conocidas pues se hicieron famosas gracias a la literatura -y que serán analizadas más adelante-. Algunas de estas prácticas son: Clavar una estaca en el corazón, poner una moneda de plata en la boca, decapitar el cuerpo con un hacha, hacer una cadena alrededor de la tumba con rosas salvajes, hervir la cabeza del vampiro en vinagre así como cortar y quemar la cabeza, verter aceite hirviendo sobre el cuerpo sospechado, poner semillas de amapola en la tumba del vampiro -se decía que los vampiros tienen una altísima obsesión por contar y al hacer un camino largo de estas semillas, el vampiro se entretendría contándolas hasta que llegara el amanecer y con ello su evidente destrucción provocada por los rayos del sol-, arrancar el corazón del monstruo, cortándolo en dos para después ponerle ajo en la boca. Por supuesto que aquí también encontramos una clara injerencia de las tradiciones cristianas para acabar con estos monstruos, pues aparte de las aquí mencionadas, la cruz, el agua bendita y la hostia, resultaban ser herramientas letales para los vampiros. Recientemente eso ha cambiado puesto que gracias a los medios de comunicación y al decaimiento del poder de la tradición católica, el folklore ya no cuenta con el peso para dictaminar que los no muertos pueden ser aniquilados con estos sagrados instrumentos.

49

Estuche para cazadores de Vampiros. Muy útil si se cree en ellos 2 5 2

Estuche para cazadores de Vampiros. Muy útil si se cree en ellos 25

25 Crystobal (1975). Angelique (Estuche para cazadores de Vampiros). Retomada el 22 de julio de 2010, http://stardustmysteries.com/Images%20SDM/CRYSTOBAL

%20images/Vampire%20killing%20kits/vampkit4_08.gif

50

Epílogo

Tras analizar de manera muy somera el extenso contexto del papel del vampiro a través de las diversas culturas a lo largo de la historia y sobre todo, la formación y transformación de su mito, podemos estar conscientes de que la figura de la bestia que se levanta de la tumba para alimentarse de vida y de la sangre de sus víctimas ha acompañado a la humanidad y se ha fortalecido por mucho más tiempo que las propias representaciones mediáticas del personaje o que las caracterizaciones contemporáneas que ha sufrido esta mítica figura. La comercialización desmedida de varias de sus manifestaciones, mismas que han llegado al extremo de ser representado como personaje-mascota de marcas de cereales infantiles o figuras de peluche entre otras muchas que después serán analizadas en el presente trabajo, han contribuido a que la credibilidad de este personaje de leyenda haya perdido casi por completo todo su contexto original. Sin embargo no todo está perdido para este nocturno personaje, pues las diversas representaciones en los medios y la comercialización de su imagen, le han asegurado una importante trascendencia dentro de la cultura popular. En los siguientes capítulos ahondaremos más en la figura de Drácula analizándolo desde las 3 perspectivas que se antojan más importantes para sustentar el presenta trabajo. Ver a Drácula como la figura histórica que supuestamente inspiró al personaje, el Drácula literario que en realidad es quien se lleva las palmas pues cautivó a millones a través de la lectura de la novela original y por último el Drácula mediático, ese ser que nos ha presentado mil caras distintas pero que nos han ayudado a concebir en nuestra imaginación a un personaje aterrador pero igualmente tan seductor que a muchas mujeres les gustaría que el conde posara sus afilados colmillos en sus delicados cuellos femeninos.

51

Ahora sabemos porqué gritaba el otro cuadro de Munch 2 6 2 6 Munch, Edvard

Ahora sabemos porqué gritaba el otro cuadro de Munch 26

26 Munch, Edvard (1893–94). The Vampire, Retomada el 20 de julio de 2010, de http://

politicsandforms.files.wordpress.com/2009/10/8485-munch-vampire.jpg

52

!

!

53

"

!

Drácula:

El Culto al Dragón

II

Históricamente, Vlad es el hijo del Dragón

!

55

"

Vlad Ţ epe ş muy apuesto y muy sanguinario también 2 7 2 7 Anónimo.

Vlad Ţ epeş muy apuesto y muy sanguinario también 27

27 Anónimo. (1560). Vlad Ţepe ş . Retomada el 22 de julio de 2010, de http://

commons.wikimedia.org/wiki/File:Vlad_Tepes_003.jpg

56

“Le pedí a mi amigo Arminius, de la Universidad de Budapest, que me diera informes para establecer su ficha y, por todos los medios a su disposición, me comunicó lo que sabía. En realidad, debía tratarse del Voivoda de Drácula que obtuvo su nobleza luchando contra los turcos, sobre el gran río que se encuentra en la frontera misma de las tierras turcas. De ser así, no se trataba entonces de un hombre común; puesto que en

esa época y durante varios siglos después se habló de él como del más inteligente y sabio, así como el más valiente de los hijos de la "tierra más allá de los bosques". Ese poderoso cerebro y esa resolución férrea lo acompañaron a la tumba y se enfrentan ahora a nosotros. Los Drácula eran, según Arminius, una familia grande y noble; aunque, de vez en cuando, había vástagos que, según sus coetáneos, habían tenido tratos con el maligno. Aprendieron sus secretos en la Escolomancia, entre las montañas sobre el lago Hermanstadt, donde el diablo reclamaba al décimo estudiante como suyo propio. En los registros hay

Satán e infierno; y en un

palabras como

manuscrito se habla de este mismo Drácula como de un "wampyr", que todos comprendemos perfectamente. De esa familia surgieron muchos hombres y mujeres grandes, y sus tumbas consagraron la tierra donde sólo este ser maligno puede morar. Porque no es el menor de sus horrores que ese ser maligno esté enraizado en todas las cosas buenas, sino que no puede reposar en suelo que tenga reliquias santas."

, brujo, y

Abraham Van Helsing. Tomado Del diario de Mina Harker del 30 de septiembre. (Mecanografiado) Capítulo II 28

28 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

57

La Tierra más allá del Bosque

Es pertinente comenzar el presente capítulo hablando de Transilvania para luego entrar de lleno en el análisis de una de sus principales figuras históricas que al día de hoy nos resulta legendaria: Vlad Tepes, conocido también como Vlad Dracula. El hecho de hablar acerca de Transilvania siempre logrará que algunas personas demuestren algún tipo de reacción al respecto. Para muchos esta tierra desconocida pertenece al reino de la imaginación y por desgracia pocos la consideran como un sitio real, pues su fama la coloca más en el terreno de la fantasía que de la realidad. Transilvania sin duda alguna está íntimamente ligada a la leyenda de Drácula tanto, que su nombre es tremendamente popular gracias a la novela escrita por Stoker hacia finales del siglo XIX. Sin embargo, la realidad nos indica que Transilvania es por cuenta propia, una de las más grandes regiones que actualmente componen el territorio Rumano al este de Europa, siendo las otras dos Moldavia y Valaquia. Fue a partir del crecimiento del imperio Romano, que a esta región se le bautizó como Transilvania, que en latín significa “La tierra a través del Bosque” (trans y silva). Su nombre está íntimamente ligado a la cantidad de áreas boscosas que la rodean implicando todo un misterio por la espesura de la zona que hacía poco accesible la entrada a esta región bordeada por los montes Cárpatos que se yerguen imponentes en su horizonte y que los rumanos consideran como la cuna de su nación. Transilvania posee una historia turbulenta pues al encontrarse localizada al borde del territorio europeo y el continente asiático, por muchos años se encontró en guerra para evitar el paso de los Turcos hacia Europa. Sus habitantes son una mezcla particularmente interesante entre grupos étnicos como los Sajones, los Magiares, los Szeklers y por supuesto los Rumanos. Para mediados de 1500 los turcos designaron a la región Transilvana como un territorio autónomo que permaneció así hasta finales del siglo XVII, fecha en que posteriormente fue absorbida por el imperio Austro-Húngaro. Fué hasta después de la primera guerra mundial cuando

58

pasó a formar parte del territorio Rumano que conocemos al día de hoy. Cuando Bram Stoker escribió su novela, esta tierra pertenecía al imperio antes mencionado y no había indicios de que esa situación fuera a cambiar geográficamente sino hasta más de veinte años después de la publicación del libro. Esto nos ayuda a tener un contexto más claro acerca de la percepción que Stoker tenía al obtener referencias para incluirla como la locación principal de su historia. A pesar del peso específico que ésta región tiene para la novela de Drácula y los vínculos establecidos por esta asociación, es importante señalar que Transilvania ya había aparecido en obras literarias anteriores a la publicación de Stoker. Como establece Elizabeth Miller en su Manual de Drácula:

Contrariamente a la suposición popular, este estereotipo no comenzó con Stoker. La primera referencia a Transilvania en la literatura occidental, es en Pericles de Shakespeare, y no es demasiado halagüeña: "La pobre de Transilvania está muerta y se acostó con poco equipaje". Pero no fue si no hasta el siglo XIX, en pleno auge de la ficción gótica, que la región fue designada como la localización más adecuada para establecerla como morada para las criaturas sobrenaturales. Por mencionar algún texto en lo específico, existe una colección de cuentos de Alexandre Dumas (padre), Les Mille et fantômes, que incluye una historia sobre un vampiro que acecha a los Cárpatos, en "El extranjero misterioso", en donde dicho vampiro aterroriza a una familia en este ámbito. 29

El texto mayor conocido anterior a Drácula puede ser la romántica aventura de Julio Verne, El Castillo de los Cárpatos (1892), donde el narrador menciona a criaturas sobrenaturales como vampiros que sacian su sed de sangre humana. Luego de estos textos y anterior al trabajo de Stoker, floreció una cantidad substancial de literatura acerca de la región, principalmente del tipo turístico, alentados principalmente por el interés causado en esta zona tan obscura y poco conocida de la Europa oriental.

29 Miller, Elizabeth. (2005). A Dracula handbook. Xlibris Corp.

59

En casi todos ellos se destacó mayoritariamente la relación del lugar con las leyendas y el folklore, lo que estimuló una percepción negativa de la región pues en la cabeza de la gente se fue gestando la noción de que era una tierra maldita llena de criaturas de la noche y espectros nocturnos cuyo único interés era la de alimentarse de la raza humana. Así nace la noción de la superstición y el barbarismo de Transilvania en la cultura popular. Sin duda alguna y a pesar de las referencias anteriores, fue en Drácula de Stoker que finalmente la región de Transilvania quedó firmemente establecida como la tierra de la superstición y el horror.” 30 Transilvania actualmente es una región pobre y de difícil acceso , lo que provoca que el viaje a esta zona permanezca estando rodeada de misticismo e incertidumbre, ya sea por las diferencias en el idioma o por la situación política-cultural de la región. Al día de hoy se puede apreciar, a pesar de la cuestionable modernidad de su calles, la arquitectura, el desarrollo que el país ha tenido después de la segunda guerra mundial y cómo es que mantiene parte de su tradición acerca del folklore y la leyenda. Por entre sus avenidas, aún conviven los gitanos manejando carretas tiradas por caballos mientras que autos último modelo pasean a un costado. Por supuesto está muy presente el fenómeno de Drácula aunque visto y entendido de manera muy diferente a lo que uno como visitante extranjero esperaría, dado que el régimen dictatorial de Nicholas Chauchescu se encargó de romper casi cualquier vínculo con la novela del Irlandés Stoker. Es de llamar la atención que para la generalidad del pueblo rumano actual, la figura de Drácula representa una visión por demás diferente a la del resto de la cultura popular. Vlad Dracula es considerado como una figura heroica del pasado de la nación, no por las formas en las que se conducía sino por haber sido un personaje histórico que mantuvo a los turcos fuera de Transilvania. También está la parte de comercialización acerca del personaje popular de Drácula, aunque se destaca más como el afán de unos cuantos por conseguir dinero.

30 Miller, Elizabeth. (2005). A Dracula handbook. Xlibris Corp.

60

La mayoría de los sitios que el visitante puede acceder a través de las “visitas Drácula" están relacionados con Vlad. Por ejemplo Sighisoara (su lugar de nacimiento), el palacio ubicado en Tirgoviste, las ruinas de su fortaleza en Poenari y el monasterio de Snagov donde se creía que había sido enterrado. El Castillo Bran es promocionado por los guías turísticos como el "Castillo Drácula", cuando en realidad la relación del lugar con Vlad es mínima. Para el turista que busca encontrar las raíces del Conde Drácula, al norte de Transilvania puede viajar a Bistrita y al famoso Paso del Borgo, dos de los lugares claves mencionados por Stoker en la novela y en cuyos alrededores se desarrollan escenas claves dentro de la trama. Por ejemplo, en Bistrita se localiza el hotel Golden Krone, que aunque no existía como tal, fue nombrado así gracias a la visita de Jonathan Harker en el primer capítulo. El Paso del Borgo ciertamente es uno de los lugares más visitados por el turismo gracias a que, además de ser real, es la primera ocasión en que el lector descubre a Drácula dentro de la historia. Muchos rumanos están preocupados por la promoción de su país como un lugar plenamente relacionado con Drácula y la ficción, además de que el poco turismo que se acerca a la región normalmente se encuentra desinformado e insisten en que Vlad Drácula era un vampiro. Como ya se mencionó con anterioridad, otro de los problemas que no ayudan a cambiar este punto de vista es que algunos emprendedores rumanos sacan provecho de ésta confusión, a costa incluso de su propia historia y la cultura. Por ello podemos encontrar fácilmente productos que presentan a Vlad con colmillos largos propios del vampiro y en un sin fin de imágenes manipuladas para fusionar ambos mitos y conseguir dinero. En Rumania se entiende un concepto de Drácula diferente al que la cultura popular tiene en mente. Alaban a Vlad Tepes, a una figura heroica que defendió su territorio con todos los medios que tenía a su alcance. Esta es la primera cara de Drácula que será analizada en el presente capítulo.

61

Bran. Vlad no vivió aquí pero aún así es el Castillo Drácula 3 1 3

Bran. Vlad no vivió aquí pero aún así es el Castillo Drácula 31

31 Anónimo. (1987). Castillo Bran. Retomada el 22 de julio de 2010, de http://

pixdaus.com/pics/1221204549ITpZiVX.jpg

62

Vlad Tepes: El Drácula histórico

La mayoría de las personas asumen que Stoker, inspirado en cuentos que había leído o escuchado acerca del gobernante de Valaquia, tomó la decisión consciente de basar a su famoso personaje literario en el personaje histórico que ahora nos ocupa. Sin embargo, esta suposición es altamente especulativa, pues al día de hoy todo lo que sabemos con certeza incuestionable es que Stoker solamente tomó prestado el nombre de "Drácula" y unos cuantos extractos de información acerca de la historia de Transilvania para darle cierto toque de realismo a su relato. Parte de la responsabilidad de esta falsa suposición se debe a que en 1972, ochenta años después de que el mundo conociera acerca de la novela, se publicó el libro In Search of Dracula: The History of Dracula and Vampires 32 , escrito por Radu Florescu y Raymond T. McNally, donde los autores buscaron a profundidad los orígenes del personaje e hicieron por primera vez un vínculo entre la obra de Stoker y el Drácula histórico Vlad Tepes. Este libro a pesar de que constituye un verdadero apoyo académico para aquellos que pretenden estudiar al Conde Drácula a profundidad, lanzó varias premisas como la ya citada, que además de ser aventuradas no se encuentran sustentadas quedando más en el terreno de la suposición que de la comprobación. Vlad III conocido como Vlad Tepes (que en Rumano significa “El Empalador” fue un Voivoda (Príncipe o comandante supremo de las fuerzas militares en idioma Eslavo) que gobernó la provincia Transilvania a mediados del siglo XV, justo en las mismas fechas en las cuales se llevaba a cabo el descubrimiento de América. Vlad III es muy importante para el presente trabajo, puesto que es gracias a él que el nombre de Drácula existe y aunque se mal entiende que es la figura histórica que inspiró a Stoker en la creación del conde, es necesario separar a los tres rostros conocidos de Drácula para poder establecer la influencia de los

32 McNally, Raymond, & Florescu, Radu. (1994). In search of Dracula. Mariner Books.

63

medios de comunicación en la creación de un personaje entrañable y altamente penetrado dentro de la cultura popular mundial.

Al analizar a Vlad nos es muy claro las razones que han llevado al vox populi

a creer que es la figura histórica que dio paso a la creación de un vampiro aterrador y despiadado, pues más allá de las coincidencias de nombre y

situación geográfica, la fama como un brutal torturador y asesino de miles de personas inocentes lo pone en el mapa como una de la personas más sanguinarias del planeta. Vlad III, después conocido como Vlad Tepes o Vlad Dracula, nació en Transilvania en diciembre de 1476 en una ciudad cercana a

lo que hoy conocemos como Bucarest.

El nombre de empalador le fue otorgado gracias a su devoción a la tortura por empalamiento que utilizó despiadadamente contra sus enemigos, pues con ella además de castigar a sus víctimas, imponía ejemplo para todos aquellos que se atrevieran a cuestionar su palabra o temperamento, que según los datos históricos, era volátil y altamente explosivo. Vlad sin duda alguna era un gobernante en extremo duro y sanguinario quien es recordado como uno de los más violentos gobernantes de la Europa Oriental a la fecha. La práctica del empalamiento consistía en en atravesar estacas de madera de una longitud considerable por diversas partes de la anatomía de las víctimas, principalmente por el abdomen, para después levantar dichas estacas y sembrarlas en el piso obligando a que el mismo peso de la persona actuara en su contra haciendo que la vara de madera se fuera enterrando lentamente sobre el cuerpo torturado, logrando así un máximo y prolongado sufrimiento para la víctima llegando la muerte.

64

Vlad Tepes. Se busca por empalador 3 3 3 3 Vlad V. (1491 ). Vlad

Vlad Tepes. Se busca por empalador 33

33 Vlad V. (1491 ). Vlad III. of Wallachia. Known as Vlad Tepes. Retomada el 22 de julio de 2010, de http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Vlad_Tepes_-_Blatt_1.jpg.

65

Datos históricos revelan que cerca de cien mil personas fueron víctimas de este sadismo provocado por Tepes y aunque no es exacto el conteo, hay quienes establecen que son menos de cuatrocientos mil. Ciertamente ya sea uno u otro, el número es tremendamente abrumador y gracias a ello Vlad se hizo honorario del título con el que ha pasado a la historia. Entre sus víctimas se encontraban ladrones (que era un crimen que particularmente detestaba), asesinos, mentirosos y por cómico que resulte, adúlteros pues según se dice era algo que no podía tolerar. Además de aplicar dicha técnica contra sus enemigos turcos, también lo hizo con sus mismos gobernados logrando disminuir con terror la corrupción y el crimen dentro de la región. Las víctimas de mayor número fueron los soldados turcos que constantemente estuvieron en guerra con Vlad para apoderarse del territorio, tratando así de asegurar su paso hacia Europa. Incluso existe una leyenda que en determinado momento de la historia Vlad “sembró” todo un bosque con los cadáveres de sus víctimas empaladas en las fronteras para causar terror en las fuerzas enemigas y conseguir así amedrentar y disuadir cualquier intento por volver a invadir su reinado, anécdota que se relatará más adelante en el presente capítulo. Además del empalamiento, también utilizó otros métodos de tortura como la amputación de miembros como nariz y orejas; la extracción de ojos con ganchos; el estrangulamiento, la hoguera, la castración, el desollamiento, la exposición a fieras salvajes, la parrilla y la lenta destrucción de pechos y genitales y por último el desencaje de mandíbulas. A continuación se enumerarán algunas de las más famosas atrocidades cometidas por el Príncipe tan sólo con el afán de entender cuales han sido lo motivos que han llevado a la tradición folclórica a contemplarlo como un vampiro, aunque insisto, esto no está documentado en ninguno de los registros. Una de las más peculiares actuaciones durante su turbulento reinado fue cuando la población que Vlad gobernaba se quejaba de los continuos robos que sufrían por parte de ladrones y asaltantes dentro de sus territorios, además de la gran cantidad de población económicamente pobre, que según Vlad no aportaba nada al país. Para erradicar esto, en cierta ocasión organizó un festín en una casa en las afueras de la ciudad, al cual se

66

invitó a pobres, ladrones, tullidos, leprosos, enfermos y pordioseros para departir las grandes viandas y el suculento vino que estaban por doquier. Cuando ya todos estaban bien servidos de comida y borrachos por tanto vino, Vlad y su guardia se plantaron en la casa preguntando a todos los allí reunidos si querían una vida sin privaciones ni preocupaciones y que todos los días se dieran festines como aquel, a lo que los mendigos y demás personas respondieron que sí. Vlad mandó a sus soldados que cerraran todas las puertas de la casa y prendieran fuego sobre ella, nadie quedó con vida. Eliminó la pobreza acabando con los pobres, esto se fue repitiendo con todos los mendigos en cada comarca de su principado. Varios reportes indican que llegaron a morir cerca de tres mil personas en este tipo de tropelías. Cuentan también las leyendas, que en cierta ocasión se presentaron ante él unos emisarios del Sultán procedentes de Estambul. Estos señores iban ataviados con sus ropas tradicionales, entre ellas el turbante, una de las piezas fundamentales de su indumentaria tan característica. Al presentarse ante él, Vlad les preguntó por qué no le mostraban el debido respeto descubriéndose la cabeza, a lo que los turcos respondieron que no era costumbre en su país el quitarse el turbante. Así que Vlad, ofendido ante tamaña afrenta, los hizo regresar a Estambul con los turbantes clavados a los cráneos, para que nunca más se los quitaran. Para demostrar que Vlad no distinguía entre propios y extraños, los relatos narran que durante su vida tuvo muchas amantes, muy probablemente debido al hecho de que éstas le duraban muy poco. Un día una de estas amantes le comunicó que estaba embarazada de él, así que Vlad le envió a una partera para que la examinara y cuando ésta le dijo que no había tal embarazo, hizo que le “rajaran” literalmente el vientre a la amante gritando que quería ver el fruto de sus entrañas. De Vlad se cuentan muchas y numerosas leyendas que han hecho que sea percibido de varias maneras, dentro de territorio Rumano es considerado como un heroico defensor de las tradiciones, costumbres y territorio y para otros es conocido como un brutal y sangriento asesino.

67

Poco fidedignos son los documentos que relatan la historia acerca de Vlad Tepes, pues la mayoría fueron escritos principalmente por sus enemigos turcos, alemanes, húngaros e incluso los rusos. Como establece Elizabeth Miller:

“Vlad es conocido actualmente principalmente por sus atrocidades que han sido atribuidas a su persona a través de diferentes fuentes. Antes de seguir adelante, vale la pena hacer una pausa para subrayar la veracidad de las mismas. Todo el material que narra la vida y las acciones de Vlad III está clasificado en las siguientes categorías: Fuentes Germanas: Manuscritos de 1462-63 mientras Vlad estaba vivo junto con algunos panfletos impresos entre 1485 y 1500. Crónicas Turcas detallando la campaña militar de 1461-62. Manuscritos Eslavos encontrados en archivos Rusos que datan de 1480 y, sobre todo, una serie de narrativas orales Rumanas recopiladas y transcritas por cronistas y folcloristas de la época. Dentro de estas fuentes, encontramos diferentes puntos de vista que van desde el Vlad visto como un cruel y hasta psicótico tirano, hasta un Vlad heroico que puso las necesidades de su país sobre todas las cosas. Consecuentemente es virtualmente imposible llevar a cabo la tarea de reconstruir sus actividades políticas y militares con certeza”. 34

34 Miller, Elizabeth. (2005). A Dracula handbook. Xlibris Corp.

68

Desayuno con Vlad el Empalador: Brochetas, por supuesto 3 5 3 5 Ilustración Germana Anónima.

Desayuno con Vlad el Empalador: Brochetas, por supuesto 35

35 Ilustración Germana Anónima. (S. XVI). Vlad el Empalador. Retomada el 26 de julio de 2010, de http://blog.vampirisme.com/vampire/images/historique/ dracula_etch.jpeg

69

Las historias acerca del sangriento comportamiento de Vlad Tepes permanecen evidenciándose gracias a los pocos retablos que aún se conservan donde lo vemos retratado en momentos poco habituales que sólo consiguen reforzar su imagen de sadismo. Ejemplo de ello es el famoso grabado donde lo encontramos apaciblemente desayunando al frente de todo un bosque repleto de cuerpos empalados. Este retablo se adjudica a que en cierto día Vlad Drácula mandó a empalar a treinta mil mercaderes y nobles de Transilvania cerca de la ciudad de Brasov, así para cerciorarse de que se cumplieran sus órdenes, hizo que le prepararan su mesa de desayuno frente al bosque de los empalados. Cuenta la leyenda que mientras comía, Vlad se dio cuenta que uno de los nobles invitados se cubría la nariz para evitar el terrible olor a vísceras y sangre que emanaba de las víctimas. Fue así que ordenó que dicho noble fuese también empalado, pero en una estaca más alta para evitar que el desagradable olor del resto de los empalados le incomodara. Imágenes como la anteriormente mencionada han suscitado la especulación de que Vlad consumía la sangre de sus víctimas pues además aparece levantando una copa a modo de brindis haciéndonos pensar que lo que en realidad había en dicho copón era sangre y no vino. No hay evidencias fidedignas escritas, orales o pictóricas de este hecho y por ende, sólo son meras suposiciones con lo que descartamos sin duda alguna la teoría de que Vlad era un vampiro y la figura inspiracional para el personaje literario de Drácula.

70

El origen del nombre: Drácula

Según se da cuenta en el Manual acerca de Drácula escrito por Miller,

“En 1491, el año citado como el del natalicio de Vlad Dracula, su padre (también llamado Vlad) estuvo estacionado en Sighisoara como comandante a cargo de la guardia de la región de Transilvania, en contra de las invasiones

enemigas

Fue convocado a Nuremberg por el Emperador

Segismundo para recibir un gran honor: Pertenecer a la orden del Dragón que era una orden similar a las caballerías conocidas como la de la Orden de San Jorge ”

36

Dicha orden a la que Vlad padre fue invitado a pertenecer, fue conocida bajo el término en latín que designa la palabra dragón: draco. Dicha palabra luego fue traducida al Eslavo como dracul. Y es por ello que al padre de Vlad se le fue conocido como Vlad Dracul o Vlad el Dragón. Parte de la tradición obligada por los miembros de la orden era la de adoptar la imagen de un dragón enroscado, por lo que a través de esta imagen poderosa denotaba su status como comandante y miembro de la orden. No es difícil imaginar porqué el joven Vlad III, hijo del Dragón, adoptara para si esta representación y se auto-nombrara como el “hijo del Dragón” vocablo que en rumano se traduce como Dracul-a, siendo la “a” el distintivo que se establece como hijo. Esto es, Drácula significa literalmente “El hijo del Dragón” y por supuesto, con alevosía y ventaja el término fue utilizado para denotar la importancia del linaje del joven Vlad. De esta manera, Vlad III, fue conocido como Drácula y gracias a sus acciones y a la influencia de la Iglesia cristiana de la época que a todo lo relacionado con dragones le otorgaba tintes demoniacos, se forjaron así los motivos perfectos que llevaron a Stoker a retomar el nombre y

36 Miller, Elizabeth. (2005). A Dracula handbook. Xlibris Corp.

71

bautizar a su conde vampiro, que en un inicio sólo contaba con el nombre de “el no muerto”. Al día de hoy la mayoría de los rumanos todavía se refieren a Vlad como "Tepes", ya que es el primer nombre otorgado por los historiadores y el hecho de ver el mote de "Drácula" como una conexión con el personaje literario, representa incluso una ofensa para su historia. Al platicar con algunos de los residentes rumanos, uno puede darse cuenta que la conexión de su historia con la de las leyendas acerca de los vampiros, ha sido deliberadamente llevada a cabo en occidente para manchar la figura de quien para muchos rumanos, es un héroe nacional. Durante la década de 1970, el gobierno comunista de Nicholas Chauchesku llevó a cabo muchos proyectos para reforzar las reputación de Vlad como un héroe nacional, es por ello que en las calles se observan varias estatuas que fueron erigidas con este fin, también la restauración de castillos pertenecientes o asimilados con el príncipe y hasta un sello de correos postales que fue publicado en 1976. Como dato curioso, en ninguna de las librerías de la capital Bucarest, se puede conseguir la novela escrita por Stoker acerca de su vampiro de ficción, únicamente existen títulos de libros infantiles que a través de viñetas y dibujos cuentan las hazañas de éste héroe nacional.

72

Emblema de la orden del Dragón 3 7 3 7 Anónimo. (S. XVI). Emblema de

Emblema de la orden del Dragón 37

37 Anónimo. (S. XVI). Emblema de la orden del Dragón. Retomada el 26 de julio de 2010, de http://www.ucs.mun.ca/~emiller/images/order_symbol.gif

73

Vlad, el mediático

A partir de la literatura que retoma la asociación incorrecta de Vlad con el Conde Drácula, se encuentra el cine como principal medio que aprovechó esta confusión para conseguir ingresos de taquilla. A partir de los años setenta se han realizado varias películas sobre el personaje, pero casi siempre han esto contadas más desde la perspectiva del vampiro y no como la historia lo presenta. Dentro del amplio listado de películas que retoman a Vlad como personaje central encontramos:

Vlad (1998), Vlad (2003) y Vlad (2012) que actualmente se encuentra en pre-producción. También bajo el título exacto del nombre del Príncipe Valaco encontramos las cintas Vlad Tepes (1979) y Dracula the Impaler (2002). Otras películas relacionadas son: Project Vlad (1999) y La balada de Vlad Tepes (2009) . Por otro lado, Vlad aparece como personaje dentro de la película "Queen of Swords" (2000) en el cine. No solo el cine ha retomado el tema, de esta manera encontramos las cintas: Dark Prince:

The True Story of Dracula (2000) película producida para la televisión. Así como el largometraje The Impaler: A Biographical/Historical Look at the Life of Vlad the Impaler, Widely Known as Dracula (2002) también para estrenada en tv. Encontramos también numerosos documentales acerca del personaje, principalmente producidos por los canales Discovery Channel y el History channel dentro de los cuales resalta el documental Dracula: The True Story. 38 A pesar de los tintes vampirescos otorgados por las citadas películas existe una película rumana llamada "Vlad Ţepe ş " de 1979 que además de ser histórica, Vlad es presentado como un héroe nacional. Por último, una de las producciones más famosas y que ayudaron a la unificación errónea de la figura de Tepes con la del Drácula de la ficción es el documental Vem var Dracula? (1975) (In Search of Dracula, En Busca de Drácula) dirigido por Calvin Floyd. Este documental explora la leyenda del vampiro utilizando el libro de Radu

38 IMDB.COM. (2010). Varias referencias. Búsqueda retomada el 25 de abril de 2010 de:

Vlad: http://www.imdb.com/find?s=all&q=Vlad

74

Florescu, y Raymond T McNally como base para lanzar premisas enfocadas a que Vlad fue la inspiración de Bram Stoker para la creación del Conde vampiro. Esto reforzado con la presencia actoral y narrativa de Christopher Lee. En otras manifestaciones audiovisuales, Vlad ha tenido una fuerte repercusión gracias a títulos de video juegos y programas de televisión que han sustentado su imagen fuera del contexto histórico. Ejemplo de ello es la saga de videojuegos Castelvania, que cuenta las aventuras de un cazador de vampiros que tiene que recorrer varias faces de juego luchando siempre contra Drácula, cuya leyenda nace a partir del vínculo con Vlad III. A lo largo de la historia, los jugadores tendrán que ir recolectando “las reliquias de Vlad” para poder avanzar en el juego, que como dato adicional, está situado en Rumania y la provincia de Valaquia, lugar de origen y reinado de Vlad Drácula. Dentro del mundo de la animación, Vlad también ha tenido memorables interpretaciones. Tal es el caso del ánime japonés Hellsing, que narra las andanzas de los integrantes de una orden conocida como la Real Orden de Caballeros Protestantes fundada por Abraham Van Helsing como respuesta a la amenaza de los vampiros. Curiosamente el villano central Vald, es conocido también dentro de esta trama como Alucard, cuyo nombre no es otra cosa más que el de Drácula escrito al revés. En la música, el nombre de Vlad ha sido ampliamente utilizado tanto en letras de canciones como en el nombre de ciertas bandas de rock enfocadas principalmente hacia el metal gótico, que desde hace algún tiempo se ha consolidado como uno de los favoritos dentro del gusto de personas que se asumen como vampiros. Tras el éxito del Código DaVinci (2003) escrita por Dan Brown, apareció una novela que siguió más o menos la misma línea narrativa y que con gran éxito, también se posicionó como un best seller literario. El título de esta novela, basada en las andanzas de Vlad Tepes se llama The Historian (2005) 39 de Elizabeth Kostova, novel escritora norteamericana

39 Kostova, Elizabeth. (2005). The Historian. Little, Brown.

75

que en esta su primera obra, adquirió gran fama y reputación debido al éxito de éste libro. En esta novela se entreteje la historia y folklore de Vlad el Empalador, su equivalente ficticio, el Conde Drácula junto con la historia de Pablo, un profesor y su hija de 16 años de edad quienes pretenden encontrar la tumba de Vlad. La novela, como la de Stoker, entremezcla tres narrativas diferentes usando como recurso para hacerlo cartas y relatos orales; De el mentor de Pablo en la década de 1930, las propias de Pablo durante la década de los cincuenta y las de la narradora en 1970. La historia es contada principalmente desde la perspectiva de la hija de Pablo, misma que nunca es nombrada, de ahí el nombre de La Historiadora.

76

Epílogo

Los historiadores definen a Vlad III como un héroe nacional argumentando que en aquella época y región, el ejercicio del terror era la única y más eficaz forma de mantener a raya a las fuerzas superiores que se disputaban las puertas de Europa y Asia. Desde esta perspectiva tal vez Vlad Tepes haya sido simplemente un hombre con la moral de su tiempo e incluso dotado de un sentido de justicia y patriotismo muy poco usual para una época tan agitada. Tal vez por ello se le considera como alguien que hizo lo estrictamente necesario para amedrentar a los ejércitos extranjeros que tocaban a sus puertas amenazando el paso hacia el resto del continente. Con un gran despliegue de brutalidad gobernó Transilvania durante poco más de seis años, tiempo suficiente para ganarse un lugar en la historia como una figura sanguinaria y poco tolerante, pero de ninguna manera asociada ni con la leyenda del vampirismo y mucho menos con el personaje literario. Vlad es mucho más que un personaje cuyo nombre se utilizó para vincularlo con el vampiro más famoso del mundo literario. Es una figura importante en la historia rumana. Aunque los occidentales estemos desconcertados con la imagen de un hombre cuya carrera está marcada por el derramamiento de sangre como lo fue la de Vlad Drácula, para muchos rumanos es un icono de heroísmo y orgullo nacional. Fue un gobernante propio para su región y su tiempo, pero en ninguno de los textos de la época que lo describen o que narran sus vivencias, es considerado como un vampiro. Stoker poco sabía acerca de su existencia más allá de lo que los escasos relatos que le fueron contados por su amigo Arminius (mencionado en la introducción del presente capítulo como un personaje dentro de la novela) y que a la postre generaron vincularlos como si fueran un mismo personaje.

77

¿En dónde está Vlad? 4 0 4 0 Anónimo. (1560). Vlad III. Retomada el 26

¿En dónde está Vlad? 40

40 Anónimo. (1560). Vlad III. Retomada el 26 de julio de 2010, de http://

78

!

!

79

"

!

Drácula:

El Culto al Dragón

III

Un irlandés llamado Bram Stoker y su libro

!

81

"

Drácula: Primera edición publicada en 1897. La joya de la Corona 4 1 4 1

Drácula: Primera edición publicada en 1897. La joya de la Corona 41

41 Retomada el 6 de diciembre de 2010 de http://www.antiquetrader.com/article/ Draculas_journey_to_the_silver_screen/

82

"En cuanto llegué a esta conclusión escuché pesados pasos que se acercaban detrás de la gran puerta, y vi a través de las hendiduras el brillo de una luz que se acercaba. Se escuchó el ruido de cadenas que golpeaban y el chirrido de pesados cerrojos que se corrían. Una llave giró haciendo el conocido ruido producido por el largo desuso, y la inmensa puerta se abrió hacia adentro. En ella apareció un hombre alto, ya viejo, nítidamente afeitado, a excepción de un largo bigote blanco, y vestido de negro de la cabeza a los pies, sin ninguna mancha de color en ninguna parte. Tenía en la mano una antigua lámpara de plata, en la cual la llama se quemaba sin globo ni protección de ninguna clase, lanzando largas y ondulosas sombras al fluctuar por la corriente de la puerta abierta. El anciano me hizo un ademán con su mano derecha, haciendo un gesto cortés y hablando en excelente inglés, aunque con una entonación extraña:

—Bienvenido a mi casa. ¡Entre con libertad y por su propia voluntad! No hizo ningún movimiento para acercárseme, sino que permaneció inmóvil como una estatua, como si su gesto de bienvenida lo hubiese fijado en piedra. Sin embargo, en el instante en que traspuse el umbral de la puerta, dio un paso impulsivamente hacia adelante y, extendiendo la mano, sujetó la mía con una fuerza que me hizo retroceder, un efecto que no fue aminorado por el hecho de que parecía fría como el hielo; de que parecía más la mano de un muerto que de un hombre vivo. Dijo otra vez:

—Bien venido a mi casa. Venga libremente, váyase a salvo, y deje algo de la alegría que trae consigo. La fuerza del apretón de mano era tan parecida a la que yo había notado en el cochero, cuyo rostro no había podido ver, que por un momento dudé si no se trataba de la misma persona a quien le estaba hablando; así es que para asegurarme, le pregunté:

—¿El conde Drácula? Se inclinó cortésmente al responderme.

—Yo soy Drácula;

Jonathan Harker. Tomado del diario de Jonathan Harker del 5 de mayo. Capítulo I 42

42 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

83

Drácula, el fenómeno literario

En 1897 Bram Stoker nos reveló a lo largo del texto homónimo a su antagonista y la existencia de un plan macabro para conseguir el dominio de la humanidad ideado por el más famoso personaje dentro del reino de lo macabro: El conde Drácula quien hoy es considerado sin duda alguna como el Rey de los Vampiros. Dicho plan consistía en que gracias a la compra de una antigua propiedad en el centro de Londres, podría mudarse al mundo moderno para alimentarse por siempre de sangre humana, logrando que el conde eventualmente llegara al centro neurálgico de su época para convertir a la totalidad de los habitantes de Londres en muertos vivos capaces de caminar la noche siempre bajo su servicio. Salir de su natal Transilvania para compenetrarse en la cima de la civilización de finales del S.XIX, era el inicio del terrorífico proyecto, puesto que Inglaterra en ese entonces era la manifestación más grande del poder político, social, cultural y una clara plataforma para brincar a conseguir los nefastos objetivos propuestos por el Vampiro y que le ayudarían a conseguir la dominación del mundo entero. Todo lo anterior no deja de ser parte de la trama de una novela gótica creada por el autor Irlandés y que poco tiene que ver con una realidad palpable, excepto porque al final del día y por extraño que parezca, Drácula sí consiguió el dominio del mundo entero aunque no como su creador lo describió. Como veremos más adelante, el oscuro personaje eventualmente llegó a conquistar a la humanidad dejando a un lado el terror y el culto por el consumo de sangre, siendo conocido en casi todas partes y plantándose en la cabeza de la cultura popular, logrando el reconocimiento de ser el Rey de los Vampiros. Durante el presente apartado analizaremos los orígenes, la creación del personaje, el desarrollo literario y el contexto en el que fue escrito para entender las razones que eventualmente lo llevaron a posicionarse como el vampiro más famoso de la historia estableciéndolo como un personaje medular de la cultura popular de la humanidad.

84

Bram Stoker. Autor del más grande one hit wonder 4 3 4 3 The Strand

Bram Stoker. Autor del más grande one hit wonder 43

43 The Strand Magazine. (1893) Retrato Gravado del autor de "Dracula" Bram Stoker. Retomada el 02 de diciembre de 2010, de http://www.life.com/image/50670194

85

Bram Stoker, la sombra detrás del vampiro

Abraham "Bram" Stoker nació el 8 de noviembre de 1847 en Dublín Irlanda. fue el tercero de siete hijos nacidos de Charlotte Mathilda Blake Thornely (1818-1901) y de Abraham Stoker (1799-1876), un funcionario público Irlandés. Bram fue un niño enfermizo, pasó mucho tiempo de su infancia en cama pues apenas podía caminar. Después de haberse recuperado por completo, en 1864 ingresó en el Trinity College de Dublín para estudiar matemáticas, a pesar del tiempo que pasó enfermo participó en atletismo y por sorprendente que esto pueda sonar, ganó muchos premios como atleta. Luego de graduarse con honores en 1870 siguió los pasos de su padre uniéndose a la administración pública en el Castillo de Dublín, al tiempo en que empezó a demostrar un gran amor a las artes. En este periodo comenzó a escribir reseñas de teatro para el Dublin Evening Mail. Gracias a una crítica que escribió acerca de la representación de Hamlet de William Shakespeare protagonizada por el gran actor de ese tiempo, Henry Irving (1838-1905) es que que ambos se conocieron comenzando así la creación del personaje de el Conde Drácula. Irving y Stoker formaron una pareja de amistad tan extrañamente sólida y peculiar que luego daría pié para el desarrollo de la trama de la novela. Fue de Irving y no de Vlad III de donde Stoker utilizó la mayor cantidad de referencias para imaginar a Drácula.

86

Henry Irving. El probable inspirador de Drácula 4 4 4 4 Lock and Whitfield. (1878).

Henry Irving. El probable inspirador de Drácula 44

44 Lock and Whitfield. (1878). Henry Irving. Retomada el 6 de diciembre de 2010, de http://www.stoker-dracula.org/images/image_gallery/henry_irving/

87

Luego de haber escrito la crítica, Irving contrató a Bram para ser su asistente dentro de el Teatro Lyceum de Londres, del cual Stoker llegaría a ser gerente por casi treinta años. En 1878, Bram se casó con la actriz Florence Balcombe (1858-1937) que según los relatos de la época, era una de las mujeres más hermosas de ese periodo e incluso cortejada por Oscar Wilde, situación que según los recuentos históricos, no le hacía mucha gracia a Stoker. Ambos tuvieron un hijo y se mudaron a Londres donde el escritor se codeó con muchas de las figuras mediáticas de su tiempo como el propio Wilde y el famoso autor de Sherlock Holmes Sir Arthur Conan Doyle. Gracias al éxito de las obras interpretadas por Irving, Bram comenzó a viajar por muchas de las regiones de Europa, Inglaterra y Estados Unidos, mientras lo hacía, escribía anotaciones acerca de un proyecto literario que para ese entonces llevaba por nombre el No-Muerto que tiempo después sería rebautizado como Drácula. Para entender las raíces de la novela es de vital importancia hablar de los viajes de Stoker, ya que en varios de ellos retoma elementos que después utilizaría para el desarrollo de su obra. Al mismo tiempo que encontraba la inspiración para describir datos, situaciones y lugares, le imprimió toques de veracidad que resultarían ser imprescindibles para el éxito comercial de la novela. Tal es el caso del puerto de Whitby en Yorkshire, lugar fundamental para la trama del libro, pues es donde el conde realiza la vampirización de Lucy Westenra y encuentra la puerta adecuada para su entrada a Londres. Este lugar tuvo tanto impacto en la cabeza de Stoker que uno literalmente puede recorrer el sitio referido gracias a las descripciones tan detalladas que el autor hace acerca del pueblo y del puerto, logrando crear así en el lector una fotografía muy precisa de ciertos elementos como la iglesia, el puerto y el cementerio. Bram Stoker nunca obtuvo el reconocimiento por su novela y murió en Londres, Inglaterra el 20 de abril de 1912, actualmente sus cenizas reposan ahí mismo.

88

Su esposa Florence le sobrevivió veinticinco años, fue la encargada de cuidar los derechos autorales del libro y a quien en realidad se le debe parte del éxito de la comercialización del mismo. Además de Drácula, Stoker fue el escritor de doce novelas y otras historias cortas. Todas ellas pueden ser conseguidas, pero sin duda alguna ninguna cuenta con el nivel de trascendencia de Drácula. Dentro de la bibliografía escrita por Bram, encontramos los siguientes títulos:

The Primrose Path (1875), The Snake's Pass (1890), The Watter's Mou

(1895), The Shoulder of Shasta (1895), Dracula (1897), Miss Betty (1898), The Mystery of the Sea (1902), The Jewel of Seven Stars (1903), The Man (1905), Lady Athlyne (1908), The Lady of the Shroud (1909), y The Lair of the White Worm (1911). Ésta última, llevada a la pantalla en 1988 por el director Ken Russell sin mucho éxito. Los datos aquí descritos pueden ser consultados en muchas biografías del autor y en diversos títulos o páginas de internet, incluso hasta en Wikipedia, sin embargo los aquí enumerados por fechas fueron retomados de la página http://

Merriman para Jalic Inc. Copyright Jalic Inc. 2008. Todos los derechos reservados. Stoker, según www.imdb.com, tiene créditos en sesenta y dos películas, cortos y documentales. Ya sea como creador del personaje de Drácula, como autor de la novela o incluso con apariciones personales en un par de documentales y ficciones.

la

cual

fue

escrita

por

C.

D.

45 C. D., Merriman. "Bram Stoker." Literature Network. Jalic Inc., 12 09 2008. Web. <http://www.online-literature.com/stoker>. Retomado el 17 de Septiembre de 2010

89

La hermosa Florence y Noel Stoker . Familiares de Drácula 4 6 4 6 Anónimo.

La hermosa Florence y Noel Stoker. Familiares de Drácula 46

46 Anónimo. (1878). Florence & Noel. Retomada el 6 de diciembre de 2010 http:// www.stoker-dracula.org/images/image_gallery/florence_noel/

90

El No-Muerto se levanta de su tumba

Para indagar sobre el origen del conde, es necesario dejar a un lado todos los mitos y leyendas que hay a su alrededor, ya que existen varias percepciones erradas acerca del surgimiento del Drácula literario. Cabe destacar que todas estas percepciones y mitos no están comprobados, por lo que caen en la especulaciones y no en datos reales y verídicos. Por citar algunos de estos errores, a continuación se presenta un pequeño listado: Se dice que Drácula es producto de una pesadilla provocada por una indigestión gracias a una cena abundante ingerida por Stoker. Esto sin duda, es una mera especulación pues en ninguna de las notas del escritor se establece como un hecho. Por las mismas notas, sabemos que Drácula tuvo un proceso de escritura de más de siete años. Otros de los mitos que se cuentan para explicar la creación del personaje son:

-Stoker estaba enamorado de su jefe, Henry Irving por lo que se basó en él para el personaje. -Stoker viajó a Transilvania para realizar investigaciones sobre vampiros y los lugares que registró en su libro. -La inspiración de Stoker para el personaje del conde Drácula fue Vlad el Empalador. -El Castillo de Bram en Rumanía fue la inspiración para el castillo de Drácula. -El Profesor húngaro Arminius Vambery proveyó a Stoker con mayor cantidad de información sobre vampiros, Transilvania y Vlad el Empalador. -"El Huésped de Drácula" es el primer capítulo de Drácula, fue editado de la novela. .Elizabeth Bathory fue una gran influencia en Drácula. -Después de su publicación, Drácula fue un éxito fenomenal. 47 Por éste tipo de especulaciones, Elizabeth Miller, la académica más versada en el tema de Drácula con más de seis libros escritos acerca del

47 Listado retomado de Miller, Elizabeth. (2005). A Dracula handbook. Xlibris Corp.

91

personaje y poco más de quince artículos publicados donde analiza a profundidad lo aquí descrito en Dracula: Sense & Nonsense, 48 establece claramente que este tipo de sospechas son Disparates. En respuesta a algunos de ellos escribe: “Ridículo, Bram Stoker nunca visitó Transilvania”; “Uno puede estar seguro de que no hay evidencia acerca de que Vambery impartiera alguna información acerca de los Vampiros”; “Basura! aunque aparece una breve sección sobre Bathory en las fuentes textuales de Stoker, no existe evidencia de que fuera influenciado por el texto, ni siquiera de que lo haya leído”. Respecto a la conexión entre Vlad en Empalador y el Conde Drácula denota lo siguiente:

“Disparates! Se ha repetido hasta la saciedad esto y eso no lo hace cierto. Ha llegado el momento tu poner este mito a descansar. Que Stoker tomó prestado el nombre de “Drácula” es irrefutable. Pero ¿sabía mucho sobre el hombre detrás del nombre - El famoso Vlad El Empalador? Basado en la evidencia disponible, ¡NO!” 49

Para despejar estas leyendas acerca del personaje, actualmente contamos con el único archivo fehaciente que despeja de toda duda las razones e inspiraciones que se tuvieron al construir al Conde Drácula. Dicho archivo no es otro más que las propias notas del autor que durante los siete años de su creación fué escribiendo a modo de referencia para lograr la culminación de la novela. Los archivos restaurados de las notas se encuentran en la Biblioteca Rosenbach de Filadelfia, luego de haber sido adquiridas a través de una subasta en 1913. Actualmente se encuentran a disposición del público gracias a el libro Bram Stoker's Notes for Dracula 50 de Elizabeth Miller,

48 Miller, Elizabeth. (2000). Dracula: Sense & Nonsense. Parkstone Press.

49 Miller, Elizabeth. (2000). Dracula: Sense & Nonsense. Parkstone Press

50 Miller, Elizabeth. (2008). Bram Stoker’s Notes for Dracula: A Facsimile Edition. McFarland.

92

donde la autora hace una transcripción de todos los datos escritos por Stoker al tiempo que brinda un análisis detallado en cada una de las ciento veinticuatro páginas que constituyen el documento. Destacan varias fuentes de las que Stoker retomó información, por lo que a continuación se enumerará una lista de los textos originales mencionados por Bram Stoker en sus notas acerca de Drácula:

-Sabine Baring-Gould, The Book of Were-Wolves: Being an Account of a Terrible Superstition (1865)

-Sabine Baring-Gould, Curious Myths of the Middle Ages (1877)

-Sabine Baring-Gould, Germany, Present and Past (1879)

-Fletcher S Bassett, Legends and Superstitions of the Sea and of Sailors — In All Lands and at All Times (1879)

-Isabella L Bird, The Golden Chersonese (1883)

-Charles Boner, Transylvania: Its Products and its People (1865)

-Sir Thomas Browne, Pseudodoxia Epidemica, or Vulgar Errors (1646)

-Andrew F Crosse, Round About the Carpathians (1878)

-Rushton M Dorman, The Origin of Primitive Superstitions: And Their Development into the Worship of Spirits and the Doctrine of Spiritual Agency among the Aborigines of America (1881)

-A Fellow of the Carpathian Society [Nina Elizabeh Mazuchelli], Magyarland:

Being the Narrative of our Travels through the Highlands and Lowlands of Hungary (1881)

-Emily Gerard, “Transylvanian Superstitions” (1885)

93

-Major E C Johnson, On the Track of the Crescent: Erratic Notes from the Piraeus to Pesth (1885)

-John Jones, The Natural and the Supernatural: Or, Man - Physical, Apparitional and Spiritual (1861)

-William Jones, Credulities Past and Present (1880)

-William Jones, History and Mystery of Precious Stones (1880)

-Rev W Henry Jones and Lewis L Kropf, The Folk-Tales of the Magyars (1889)

-Henry Charles Lea, Superstition and Force - Essays on The Wager of Law, The Wager of Battle, The Ordeal and Torture (1878)

-Rev Frederick George Lee, The Other World: Or, Glimpses of the Supernatural - Being Facts, Records and Traditions (1875)

-Henry Lee, Sea Fables Explained (1883)

-Henry Lee, Sea Monsters Unmasked (1883)

-Sarah Lee, Anecdotes of Habits and Instincts of Birds, Reptiles and Fishes

(1853)

-Herbert Mayo, On the Truths contained in Popular Superstitions -- with an Account of Mesmerism (1851)

-Thomas Joseph Pettigrew, On Superstitions connected with the History and Practice of Medicine and Surgery (1844)

-Rev Albert Reville, The Devil: His Origin, Greatness and Decadence (1871)

94

-F C and J Rivington, The Theory of Dreams (1808)

-F K Robinson, A Whitby Glossary (1876)

-Robert H Scott, Fishery Barometer Manual (1887)

-W A Spottiswoode, A Tarantasse Journey Through Eastern Russia in the Autumn of 1856 (1857)

-J B Thiers, Traite des superstitions qui regardent les sacraments (1700-04)

-William Wilkinson, An Account of the Principalities of Wallachia and Moldavia: with various Political Observations Relating to Them (1820) 51

El resto de las notas puede ser consultado en el libro de la Dra. Miller, pero sirva el anterior listado para adentrarnos un poco más en los orígenes del personaje y dejar a un lado las especulaciones. Tan sólo con los títulos aquí enumerados sabemos que el trabajo de Stoker no fue de ningún modo producto del azar o de la casualidad, tampoco un trabajo inspirado en la superstición ni el mito como las especulaciones antes citadas sugieren. Las coincidencias con personajes reales son solo eso, coincidencias y no algo intencional. Dejando a un lado los rumores, es preciso adentrarnos en la trama de la novela para entender al personaje como intencionalmente fue creado por Stoker. Veamos pues, de qué trata la novela.

51 Listado retomado de Miller, Elizabeth. (2008). Bram Stoker’s Notes for Dracula: A Facsimile Edition. McFarland.

95

Stoker retomó lugares reales como escenario para Drácula . 5 2 La Trama de una

Stoker retomó lugares reales como escenario para Drácula. 52

La Trama de una leyenda

Para poder hablar acerca de tan importante novela, es imprescindible denotar que Drácula está conformada como una novela epistolar. Una novela compuesta por varios relatos narrados a través de documentos supuestamente escritos por sus protagonistas. Más que una redacción lineal, la historia está conformada a partir de varios diarios, cartas, archivos, telegramas, notas, recortes de periódico y documentos que le imprimen un cierto nivel de veracidad. En cada uno de los casos, Stoker

52 Gardiner, Simon. (2009). Dracula's haunt. Retomada el 6 de diciembre de 2010, de

96

imprimió diversos detalles que demuestran la temporalidad de las situaciones al tiempo que concuerdan con hechos reales de la época. En este sentido podemos observar que son tres los personajes que aportan la mayoría de los relatos que componen el libro. Empezando por el diario de Jonathan Harker, seguido por el de Mina Murray (conocida como Mina Harker luego de casarse con Jonathan) y por último el diario grabado en gramófono (y mecanografiado después por Mina) del doctor Seward. En menor medida, los escritos de Lucy Westenra y del doctor Abraham Van Helsing constituyen algunas partes clave del libro, que aunque no son abundantes en su contenido, son muy importantes para la narrativa de la novela. Curiosamente Dracula, el personaje principal, no tiene cabida en estas opiniones escritas y es que toda la novela está contada por los demás personajes. Es por esto que jamás sabremos realmente cual era el verdadero punto de vista o intenciones del conde. La novela está pensada para producir una sensación ligeramente periodística ya que es una desgarrador recuento de los hechos escritos por la gente que fue testigo de los acontecimientos del libro. Podemos deducir que parte del éxito que ha tenido esta novela, la cual nunca ha dejado de estar en imprentas desde que se publicó por primera vez en 1897, se debe al morbo. Al morbo de los lectores por leer algo “real”. Este hecho sin duda alguna es comparable a fenómenos mediáticos como el de El Proyecto de la Bruja de Blair (1999) y recientemente el de Actividad Paranormal (2007) donde primero se establece a modo de advertencia para el espectador que lo que se leerá (o verá, según sea el caso) son en realidad hechos reales. La novela de Stoker comienza con un párrafo que da el contexto necesario para causar intriga al establecer ese toque de realismo del que hablamos:

Como han sido ordenados estos papeles, es algo que quedara aclarado al leerlos. Se ha eliminado todo lo superfluo, a fin de presentar esta historia -casi en desacuerdo con las posibilidades de las creencias de nuestros días- como simple verdad. No hay aquí referencia alguna a cosas pasadas en las que la memoria se pueda equivocar, dado que las anotaciones

97

recogidas son rigurosamente contemporáneas de los hechos, y reflejan el punto de vista de quienes lo consignaron, tal y como ellos los conocieron. 53

La trama se desarrolla de la siguiente manera: Un joven inglés llamado Jonathan Harker va a Transilvania en un viaje de negocios. Él está allí para ayudar al Conde Drácula, un noble Transilvano, en la compra de una propiedad en Londres, Inglaterra. Aunque inicialmente Harker está encantado por la generosidad e inteligencia del conde, poco a poco se da cuenta de que ahora es un prisionero en el castillo de Drácula y que el conde es un ser demoníaco con siniestros planes para atacar a las grandes masas de Londres drenando su vida a través del consumo de la sangre. Drácula a su vez, tenía planes para Harker pues una vez que ya no le es útil, lo deja en manos de tres mujeres vampiros (sus novias) mientras él (el conde) hace el viaje a Inglaterra. Jonathan intenta una huida desesperada consiguiendo su libertad. Mientras tanto en Inglaterra, la prometida de Harker, Mina, visita a su mejor amiga Lucy Westenra. Lucy es cortejada por tres hombres a la vez:

Arthur Holmwood (luego conocido como Lord Goldaming tras la muerte de su padre), el doctor John Seward y Quincey P. Morris, un texano amigo de los otros dos pretendientes. Lucy elige a Arthur como esposo por lo que se compromete con él. Mina y Lucy toman unas vacaciones en el puerto de Whitby (ampliamente descrito por Stoker), una pintoresca población costera. Mientras están allí, el Demeter, un barco ruso se hunde tras su llegada al puerto después de la peor tormenta jamás registrada en dicha población. En el momento del naufragio, un enorme “perro” salta del barco ante la mirada atónita de los ahí reunidos logrando escapar causando gran sorpresa y habladurías. Cuando los

investigadores suben al barco, se percatan que toda la tripulación se encuentra desaparecida excepto el capitán, quien yace muerto amarrado al timón y sosteniendo un rosario entre las manos. El barco llevaba cincuenta cajas de tierra provenientes del castillo de Drácula, las cuales a pesar del

53 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

98

misterioso viaje del Demeter, se entregaron en su sitio justo como se ordenó antes de zarpar. Los investigadores hacen un recuento del penoso viaje del barco desde su salida en el puerto de Varna hasta cerca de su llegada a Whitby. Establecen que una obscura figura aparecía por las noches, tras su

llegada poco a poco la tripulación fue desapareciendo hasta solo quedar el Capitán, quien se ata las manos al timón junto con un rosario para tratar de salvar el barco y llegar con vida al puerto. Lucy comienza a mostrar un comportamiento extraño, camina dormida a menudo y parece estarse volviendo más pálida y débil cada día. Mina

la encuentra inconsciente en el cementerio frente al mar junto con una

figura negra de ojos brillantes y rojos que se inclinaba sobre ella. La figura desaparece cuando Mina se les acerca. Luego de estos incidentes, desde Budapest le llegan noticias a Mina de que Jonathan ha sido encontrado por unas monjas gravemente enfermo de una fiebre cerebral. Él no puede recordar nada de su viaje a Transilvania, por lo que pide a su prometida se encuentre con él para casarse y así recuperarse de su terrible enfermedad. Mina va a su

encuentro para ayudar en la recuperación y a hacer el viaje de regreso a Inglaterra. Cuando ella llega al monasterio en Budapest, se casan inmediatamente. Harker le da su diario a Mina ya que tiene miedo de leerlo, y le hace prometer que nunca habría de ser leído a menos de que sea por su propio bien. Mientras tanto en Inglaterra, Lucy regresa junto con su madre a Londres. Arthur, temiendo por su salud, contrata al doctor Seward para averiguar lo que está mal con ella. Seward se encuentra desconcertado por la enfermedad de Lucy así que le pide ayuda a su antiguo mentor el brillante y reconocido profesor Abraham Van Helsing. Van Helsing parece saber desde un principio a lo que se enfrenta, por lo que de inmediato utiliza todos sus recursos para aclarar sus sospechas.

A través de transfusiones de sangre constantes (novedad médica para el

entorno y dato que le imprime un toque de realismo a la novela) y varios recursos propios del folklore (como la utilización de ajos y

99

acónito) hace todo lo posible para mantener con vida a Lucy. Una y otra vez sus intentos se ven frustrados por su mala suerte junto con la astucia por parte de Drácula, quien descubrimos como la figura negra que amenazaba a Lucy aquella noche del cementerio. Durante la más terrible de las noches, la madre de Lucy muere por un ataque al corazón al ver todo el poder de Drácula sobre Lucy, misma que muere un par de días más tarde. Los Harker regresan a Inglaterra. Peter Hawkins, el jefe y protector de Jonathan, muere repentinamente dejando a los Harker una fortuna considerable muy conveniente para lo que se les avecina. Mientras caminan por las calles de Londres, Jonathan tiene la tremenda impresión de haber visto al conde, sin embargo duda cuando lo encuentra mucho más joven. Jonathan al no poder recordar las cosas con claridad acerca de su estancia en Transilvania ni de su funesto anfitrión le viene un ataque de nervios terminando inconsciente. Cuando vuelve en sí, no puede recordar lo que le ha sucedido en su viaje a los Cárpatos. Preocupada por el comportamiento de su esposo, Mina decide leer el diario. El contenido la toma por sorpresa preguntándose si su marido estaba ya en plena fiebre cerebral cuando escribió los hechos narrados en su diario. Tiempo después, Van Helsing llega a visitarla para hacerle algunas preguntas acerca de Lucy y de su enfermedad, Mina está tan impresionada por el relato del Doctor que le da el diario de Jonathan para que lo lea, siente que es posible que exista una conexión entre ambos sucesos. Gracias a esto Van Helsing encuentra el eslabón perdido para estar seguro de sus sospechas. Misteriosos ataques contra niños suceden cerca de la zona donde Lucy fue enterrada. Los niños alegan que fueron atacados por “la mujer lobo”. Van Helsing les revela a Seward, Morris y Holmwood que la causante de estas acciones es Lucy, ya que ahora es una muerta viviente.

100

El puerto de Whitby , lugar de entrada del barco “Demeter” 5 4 5 4

El puerto de Whitby, lugar de entrada del barco “Demeter” 54

54 Gardiner, Simon. (2009). As if by magic. Retomada el 6 de diciembre de 2010, de

101

El grupo va a la tumba de Lucy donde descubren que está vacía. Lucy aparece con un pequeño niño en brazos, quien luego de ser amenazada por la cruz que porta el profesor, Arthur su prometido, le clava una estaca de madera en el corazón. Los cuatro hombres se comprometen a destruir a Drácula. Mina y Jonathan se unen a los demás utilizando el manicomio dirigido por el Dr. Seward como cuartel general, es ahí donde se lleva a cabo el plan para perseguir y eliminar a Drácula para siempre. Se dan cuenta que las cincuenta cajas que traía el conde con tierra de su natal Transilvania le sirven como guarida y descanso, por lo que la clave para la destrucción del vampiro se encuentra en eliminar dichos refugios. Las cajas están llenas de tierra consagrada por la familia de Drácula, él no puede sobrevivir a menos que duerma en ellas por lo menos una parte del día. Los hombres del grupo comienzan a cazar el paradero de cada una de las cajas. Renfield, uno de los pacientes del doctor Seward dentro del manicomio, se convierte en esclavo de Drácula, por lo que ayuda el Vampiro a alimentarse de Mina en secreto. Cuando los cazadores se percatan de lo que está pasando con Mina, es demasiado tarde. Una noche irrumpen en la habitación de los Harker donde encuentran a Jonathan inconsciente y a Mina siendo obligada a beber la sangre del pecho de Drácula. La única posibilidad para Mina radica en la destrucción del Vampiro a toda costa. El equipo se da a la tarea de esterilizar con hostias y rezos todas las cajas que encontraron, pero pronto se dan cuenta de que falta una, la misma que Drácula utiliza para huir de nuevo a Transilvania para descansar y recuperarse. Los cazadores lo siguen hasta que las condiciones de la persecución los obliga a separarse. Van Helsing y Mina toman rumbo hacia el castillo, mientras que los demás persiguen la pista de la última caja a caballo por una ruta alterna que los llevaría al castillo. Van Helsing y Mina llegan con éxito a la guarida del monstruo logrando matar a las tres novias que atormentaron a Harker durante su estadía en el castillo. Todos juntos rodean a los gitanos que transportan a Drácula en su ataúd, durante la lucha, Quincey recibe una herida mortal no sin antes

102

encajar un golpe mortal a Drácula. Harker también le clava su cuchillo justo cuando el sol se está poniendo en el horizonte proporcionándole al vampiro la muerte, quien hecho cenizas desaparece. Podemos establecer que en pleno siglo XXI, Drácula prevalece como una de las grandes historias de horror de la ficción occidental, tanto así que alrededor del mundo y sobre todo en países de habla inglesa, la novela es objeto de estudio en cursos académicos que van de la literatura gótica a la mitología moderna. Más de un siglo después de su publicación original, jamás ha dejado de estar en imprenta.

103

La abadía de Whitby . 5 5 5 5 Gardiner, Simon. (2009). Moody Monastery. Retomada

La abadía de Whitby. 55

55 Gardiner, Simon. (2009). Moody Monastery. Retomada el 6 de diciembre de 2010, de

104

Temas de novela

Mucho se ha especulado acerca de los temas que supuestamente Stoker abarcó o escondió dentro de la trama. Parece importante resaltar por lo menos dos que han captado la atención del público, es por ello que en el presente trabajo presentamos un par de temas que son además de evidentes, recurrentes en el análisis de la novela. La mayoría de los críticos coinciden en que Drácula es una novela que se entrega a la imaginación masculina de la época Victoriana particularmente abarcando el tema de la sexualidad femenina. Hay que entender que en la Inglaterra Victoriana el comportamiento sexual de las mujeres era dictado por normas extremadamente rígidas de la sociedad. Para una mujer de aquella época sólo había dos opciones, ser virgen o ser esposa y madre. Si la mujer no optaba por alguna de estas dos se la consideraba como una prostituta y por lo tanto no era tomada en cuenta dentro de la sociedad. Es así que como podemos observar en la lectura de la novela que la trama gira en torno a la batalla entre el bien y el mal, misma que está ilustrada con la sexualidad femenina: Lucy y Mina, ambas mujeres castas, puras, inocentes ante los males del mundo y dedicadas sobre todo a sus hombres. Drácula amenaza con convertir a las dos mujeres en su opuesto sexual, ahora se destacarían por su voluptuosidad, deseo sexual y por no pedir disculpas por sus acciones. Al tener éxito en la transformación de Lucy, los hombres de Van Helsing no ven otra opción más que destruirla con el fin de regresarla a su estado de pureza socialmente aceptado. Los críticos también coinciden en que Drácula es un excelente vehículo para llevar la promesa de la salvación cristiana. Stoker hizo una investigación muy puntual y detallada acerca del folklore y la tradición vampírica de su tiempo, quien a través de Van Helsing las saca a la luz sugiriendo que las armas más eficaces en la lucha contra el mal sobrenatural son símbolos de la fe cristiana. Es inevitable pensar que la novela es parte de la propaganda cristiana para la salvación, aunque esto no es demostrable ni aceptable como un dogma.

105

Desde esta perspectiva, Drácula se erige como una figura satánica desde la descripción de su apariencia. Con orejas puntiagudas, colmillos, ojos de fuego y sed de sangre que para el cristianismo esto es una perversión. Stoker consciente o inconscientemente escribe éste relato en el cual la salvación sería otorgada bajo la utilización de simbolismos que conseguirían que el no muerto alcanzara la salvación y la paz a aquellos que estaban excluidos de ella.

Los personajes

Una vez que hemos repasado casi en su totalidad la trama de la novela que inició el culto mediático que nos tiene absortos en el presente trabajo, es justo hacer una pausa puntual en cada uno de los personajes que componen el relato. Esto para hacer un análisis pertinente y más claro de la situación de la novela y poder hacer las comparaciones que nos ayuden a diferenciar las representaciones mediáticas de Drácula definiendo el papel de los medios de comunicación en la construcción del culto mediático. Empezaremos por el Conde Drácula, la figura central y pretexto de toda ésta investigación. Lo más evidente es la manera en que luce el personaje en la imaginación del escritor y de los lectores de la novela. Es de la siguiente forma que Stoker nos presenta al rey de los vampiros que nada tiene que ver con la descripción de Vlad Tepes quien a su vez nada tiene que ver con el Drácula mediático. Muy al inicio del relato, a la llegada de Harker al castillo, Stoker nos describe a su vampiro:

“ apareció un hombre alto, ya viejo, nítidamente afeitado,

a excepción de un largo bigote blanco, y vestido de negro de

la cabeza a los pies, sin ninguna mancha de color en ninguna

parte

56

56 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

106

Más adelante, al término de su primera cena en el interior de la trampa, Jonathan continúa:

Su “

cara era fuerte, muy fuerte, aguileña, con un puente

muy marcado sobre la fina nariz y las ventanas de ella peculiarmente arqueadas; con una frente alta y despejada, y el pelo gris que le crecía escasamente alrededor de las sienes, pero profusamente en otras partes. Sus cejas eran muy espesas, casi se encontraban en el entrecejo, y con un pelo tan abundante que parecía encresparse por su misma profusión. La boca, por lo que podía ver de ella bajo el tupido bigote, era fina y tenía una apariencia más bien cruel, con unos dientes blancos peculiarmente agudos; éstos sobresalían sobre los labios, cuya notable rudeza mostraba una singular vitalidad en un hombre de su edad. En cuanto a lo demás, sus orejas eran pálidas y extremadamente puntiagudas en la parte superior; el mentón era amplio y fuerte, y las mejillas firmes, aunque delgadas. La tez era de una palidez extraordinaria.” 57

Al leer esta breve semblanza podemos percatarnos claramente de lo que anteriormente se dijo: El Drácula literario no es el Drácula que el imaginario colectivo mantiene en la cabeza. El Drácula de Stoker es anciano, duro, poco atractivo, con aliento fétido y pelos en las palmas de las manos. Es un ser repugnante. Físicamente el vampiro de Stoker nos recuerda mucho más a Walt Whitman (de quien se dice se basó Stoker para realizar la descripción del conde aunque tampoco esté comprobado) que al vampiro aristocrático que el cine se encargó de moldear en nuestra cabeza. Es un personaje oscuro, misterioso y aterrador. Es frío, calculador y sin ningún interés sexual para con sus víctimas. Contrario a lo que comúnmente se dice, la mordida de Drácula, por lo menos en la novela, nada tiene que ver con alusiones sexuales de ningún tipo. Mucho se ha especulado también acerca de la mordida del vampiro como una metáfora de penetración sexual, más aún cuando al hacerlo, Drácula puede de una u otra forma gestar nuevos “hijos”. Solo son especulaciones ya que en realidad no tienen ningún tipo de fundamento y como tal, no pueden ser tomados como dogma.

57 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

107

¿ Será que el tío Walt es Drácula? 5 8 5 8 Brady, Mathew (entre

¿Será que el tío Walt es Drácula? 58

58 Brady, Mathew (entre 1855 and 1865) Walt Whitman. Retomada el 6 de diciembre de 2010 de http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/90/Walt_Whitman_- _Brady-Handy.jpg

108

Aunque jamás se explica en el texto la manera en que el Conde Drácula se convirtió en vampiro, Stoker a través de Van Helsing, nos da una pista de lo que pudo haber sido el hombre anterior a la transformación:

“Le pedí a mi amigo Arminius, de la Universidad de Budapest, que me diera informes para establecer su ficha y, por todos los medios a su disposición, me comunicó lo que sabía. En realidad, debía tratarse del Voivoda de Drácula que obtuvo su nobleza luchando contra los turcos, sobre el gran río que se encuentra en la frontera misma de las tierras turcas. De ser así, no se trataba entonces de un hombre común; puesto que en esa época y durante varios siglos después se habló de

él como del más inteligente y sabio, así como el más valiente de los hijos de la "tierra más allá de los bosques". Ese poderoso cerebro y esa resolución férrea lo acompañaron a la tumba y se enfrentan ahora a nosotros. Los Drácula eran, según Arminius, una familia grande y noble; aunque, de vez en cuando, había vástagos que, según sus coetáneos, habían tenido tratos con el maligno. Aprendieron sus secretos en la Escolomancia, entre las montañas sobre el lago Hermanstadt, donde el diablo reclamaba al décimo estudiante como suyo

propio. En los registros hay palabras como

, brujo, y Satán

e infierno; y en un manuscrito se habla de este mismo Drácula como de un "wampyr", que todos comprendemos perfectamente. De esa familia surgieron muchos hombres y mujeres grandes, y sus tumbas consagraron la tierra donde sólo este ser maligno puede morar. Porque no es el menor de sus horrores que ese ser maligno esté enraizado en todas las cosas buenas, sino que no puede reposar en suelo que tenga reliquias santas." 59

En esta misma cita es donde se desata la polémica de la que habíamos adelantado en el apartado preliminar. Stoker menciona que Drácula es un personaje transilvano, un Voivoda que luchó contra los turcos. Si volteamos al capítulo anterior donde revisamos al Drácula histórico, encontraremos que estas son precisamente las características propias de Vlad Tepes, es por ello que McNally y Florescu en su In search of

59 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

109

Dracula: the history of Dracula and vampires 60 establecen que el autor basó en su totalidad a su personaje de ficción con el personaje histórico. Sin embargo, esto no es correcto. Elizabeth Miller en todos sus textos da muestras palpables del error cometido por Florescu y McNally al vincular al personaje literario con el histórico. Stoker poco sabía acerca de Vlad Tepes además que jamás puso un pie en Transilvania y las fuentes que consultó eran muy limitadas en su época como para poder establecer dicho vínculo como un hecho real. Lo que es verídico, como se puede leer en las notas del autor, es que el personaje central no tenía nombre definido sino hasta al final de los siete años que tardó en completar el relato. Durante casi todo el proceso, el conde era llamado conde Wampir y la novela se debatía aún entre los nombres "The Un-Dead" o "The Dead Un-Dead". Stoker retomo únicamente el nombre del príncipe transilvano ya que le pareció más poderoso que el que ya tenía, además que la palabra Drácula hace referencia al dragón y según la tradición cristiana representa al Diablo. Regresando a la descripción del personaje, Van Helsing continúa:

“Ese vampiro que se encuentra entre nosotros es tan fuerte personalmente como veinte hombres; tiene una inteligencia

más aguda que la de los mortales, puesto que ha ido creciendo a través de los tiempos; posee todavía la ayuda de la nigromancia, que es, como lo implica su etimología, la adivinación por la muerte, y todos los muertos que fallecen a causa suya están a sus órdenes; es rudo y más que rudo; puede, sin limitaciones, aparecer y desaparecer a voluntad cuando y donde lo desee y en cualquiera de las formas que le son propias; puede, dentro de sus límites, dirigir a los elementos; la tormenta, la niebla, los truenos; puede dar órdenes a los animales dañinos, a las ratas, los búhos y los

murciélagos

A las polillas, a los zorros y a los lobos;

puede crecer y disminuir de tamaño; y puede a veces hacerse invisible.” 61

60 -McNally, Raymond, & Florescu, Radu. (1994). In search of Dracula. Mariner Books.

61 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

110

En esta explicación Stoker hecha mano de la tradición y del folklore. Vemos como es que que le confiere a su personaje datos y hechos que pertenecen al terreno de lo mítico. La transformación en animales que se asocian normalmente con lo oculto y con la muerte es una clara influencia de la profunda investigación que hizo acerca del tema. Cómo se convirtió Drácula en un vampiro no es un hecho que quede claro, aunque Van Helsing menciona datos como que en vida el conde era un nigromante, que su familia tenía una larga historia de tratar con el diablo, que pertenecía a la escolomancia (palabra que no existe per-se en el diccionario y que se refiere a la escuela que en la edad media lidiaba con todo lo relacionado a Satanás). En ningún momento de la novela se habla de la transformación. Aunque Van Helsing lo llama el rey vampiro, lo más probable es que de acuerdo a las tradiciones del folklore, el conde no sea el vampiro primigenio de la historia. Sus poderes incluyen una amplia gama de habilidades, algunas de las cuales están más allá de las competencias de los no muertos tradicionales. Es capaz de comandar a cualquier animal y de controlar el clima, puede convertirse en niebla o polvo, tiene una fuerza y velocidad sobrehumanas, su mirada es hipnótica, puede transformarse en un murciélago o un lobo. Sin embargo, VanHelsing establece que tiene serias limitaciones, como que es relativamente impotente entre la salida y la puesta del sol, no puede entrar en una casa a menos de que sea invitado a entrar. No puede contra la cruz, el ajo o un pedazo de hostia, sólo puede cruzar agua corriente cuando está en su nivel más bajo y lo más importante, tiene que dormir en suelo consagrado con las cenizas de los muertos de su propia familia. Esto último, será en la novela, su perdición. Al comienzo de la novela el conde es un hombre viejo, pero mientras el texto se desarrolla y él se alimenta, se vuelve más joven y fuerte . Tal es el caso del encuentro que tiene Harker a su llegada a Londres luego de escapar del Castillo Drácula:

111

Estaba muy pálido, y sus ojos parecían salirse de sus órbitas, mientras, con una mezcla de terror y asombro, miraba fijamente a un hombre alto y delgado, de nariz aguileña, bigote negro y barba en punta, que también estaba observando a la muchacha bonita. La estaba mirando tan embebido que no se percató de nuestra presencia, y por ello pude echarle un buen vistazo. Su cara no era una buena cara; era dura y cruel, y sensual, y sus grandes dientes blancos, que se miraban más blancos por el encendido rojo de sus labios, estaban afilados como los de un animal. Jonathan estuvo mirándolo tan fijamente que yo tuve hasta miedo de que el individuo lo notara. Y temí que lo tomara a mal, ya que se veía tan fiero y detestable. Le pregunté a Jonathan por qué estaba perturbado, y él me respondió, pensando evidentemente que yo sabía tanto como él cuando lo hizo:

—¿No ves quién está allí? —No, querido —dije yo—; no lo conozco, ¿quién es? Su respuesta me impresionó y me llenó de ansias, pues la dio como si no supiera que era yo su Mina a quien hablaba:

—Es el hombre en persona. Mi pobre amado estaba evidentemente aterrorizado por algo; muy aterrorizado. Creo en verdad que si no me hubiese tenido a mí para apoyarse y para que lo sujetara, se habría desplomado. Se mantuvo mirando fijamente con asombro; un hombre salió de la tienda con un pequeño paquete y se lo dio a la dama, quien entonces reanudó su caminata. El hombre misterioso mantuvo sus ojos fijos en la bella dama, y cuando el carruaje se alejó por Piccadilly él siguió en la misma dirección, y alquiló un cabriolé. Jonathan lo siguió con la mirada, y dijo, como para sí mismo:

—Creo que es el conde, pero ha rejuvenecido mucho. ¡Dios mío! ¡Oh, Dios mío! ¡Dios mío! ¡Si yo supiera, si yo supiera! 62

62 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

112

Drácula según Stoker, es un noble de Transilvania muerto hace mucho tiempo que planea mudarse a Londres, donde tendrá una población de millones de personas como presas para consumir sangre. Persigue obsesivamente a las mujeres jóvenes, como las tres mujeres vampiro que habitan en su castillo y a Lucy y Mina, sus objetivos principales en el transcurso de la novela. No podemos más que imaginar al resto de los personajes, puesto que Stoker a diferencia del conde, no hace ninguna descripción detallada acerca de ellos. Es así que el análisis que abordaremos será más de intención y relevancia hacia el relato. El siguiente personaje en orden de importancia es sin duda Van Helsing.

Abraham Van Helsing es un profesor holandés, antiguo mentor de el Dr. Seward, un hombre experimentado y uno de los más grandes científicos de su época. Su mente abierta y su vasto conocimiento le permiten diagnosticar correctamente la “enfermedad” de Lucy Westenra. Está bien informado en la tradición de vampiros y se obsesiona con el seguimiento por Drácula. John Seward lo describe así:

“Es un hombre aparentemente muy arbitrado, pero esto es porque él sabe de lo que habla más que ninguna otra persona. Es un filósofo y un metafísico, y uno de los científicos más avanzados de nuestra época; y tiene, supongo, una mente absolutamente abierta. Esto, con unos nervios de acero, un temperamento frío, una resolución indomable, un autocontrol y una tolerancia exaltada de virtudes y bendiciones, y el más amable de los más sinceros corazones que laten, forman su equipo para la noble tarea que está realizando por la humanidad, trabajo tanto en la teoría como en la práctica, pues su visión es tan amplia como lo es su simpatía.” 63

63 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

113

En la novela es llamado por Seward para curar a Lucy Westenra, y sus contribuciones son esenciales en el lucha contra Drácula. A diferencia de sus compañeros, Van Helsing no está cegado por las limitaciones de su época, él sabe que se enfrenta a una fuerza que no puede ser derrotada a través de la ciencia tradicional y la razón. Posee conocimientos sobre el folklore y de inmediato se convierte en el principal enemigo de Drácula liderando al grupo que caza al vampiro. Stoker propone a Van Helsing como la máxima encarnación del personaje bueno, el arquetipo de héroe que hará todo lo posible para conseguir liberar al mundo de la amenaza del conde Drácula.

Es el turno de analizar a la verdadera heroína del relato, Mina Murray quien después será conocida como Mina Harker por ser la prometida de Jonathan Harker. Es una mujer práctica y joven que trabaja como maestra. Es también la mejor amiga de la primera víctima del conde en la novela, Lucy Westenra. Mina es la heroína de la novela, representa la pureza, la inocencia y las virtudes cristianas de la época. Su pureza es el papel que contrasta con la depravación lujuriosa de Drácula. Es espiritualmente fuerte, limpia de corazón, e inteligente. Ella es una mezcla de la "nueva mujer" y la restricciones propias de la época en la que se desarrolla. Al conocerla, Van Helsing la llena de elogios dejándonos muy claro que ella es la encarnación de las virtudes de la edad victoriana:

“Ella es una de las mujeres de Dios, confeccionadas por sus propias manos para mostrarnos a los hombres y a otras mujeres que existe un cielo en donde podemos entrar, y que su luz puede estar aquí en la tierra. Tan veraz, tan dulce, tan noble, tan desinteresada, y eso, permítame decirle a usted, es mucho en esta edad tan escéptica y egoísta. “ 64

64 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar.

114

Stoker deja en claro que Mina es el modelo de pureza y propiedad creando así un mayor suspenso acerca de su destino. Ella es el centro de atención a partir de la segunda mitad de la novela, luego de que es forzada a beber la sangre de Drácula. Podemos afirmar que la trama de la novela está basada en la batalla entre la pureza de Mina y la corrupción desenfrenada de Drácula. Entrando a los personajes secundarios nos encontramos de primera mano con Lucy Westenra, la mejor amiga de Mina, una mujer joven, muy atractiva y que a su vez posee mucho carisma. Ella es el primer personaje de la novela en caer bajo la maldición de Drácula. Es en ella que se centra la mayor parte de la primera mitad de la novela, desde la llegada del conde al puerto de Whitby y hasta su muerte a manos de su prometido. Lucy se parece mucho a Mina, ella también es un modelo de virtud e inocencia, situación que la conlleva a tener tres pretendientes, quienes luego conformarían el grupo de cazadores del vampiro. A pesar de tanta virtud, Lucy se diferencia de Mina en un aspecto muy particular, ella es mucho más sexual en todos los sentidos.

115

¡Digan Queso!. Las damas de la época Victoriana 6 5 6 5 Broadhead, Frederick W.

¡Digan Queso!. Las damas de la época Victoriana 65

65 Broadhead, Frederick W. (1885-90). Studio portrait of two women posing in an artificial beach or craggy moorland scene with parasols and smart promenading ensembles. Retomada el 6 de diciembre de 2010 de http://www.flickr.com/photos/

116

Poco tiempo después del primer ataque de Drácula, Lucy se convierte en un vampiro, una vez transformada en una no muerta los contrastes de su personalidad se vuelven evidentes. Seward la describe cuando por primera vez la encuentra de noche en el cementerio ya como una muerta viviente:

“Sentí que el corazón se me helaba, y logré oír la exclamación y el sobresalto de Arthur cuando reconocimos claramente las facciones de Lucy Westenra. Era ella. Pero, ¡cómo había cambiado! Su dulzura se había convertido en una crueldad terrible e inhumana, y su pureza en una perversidad voluptuosa.” 66

Y continúa más adelante:

“El cadáver parecía Lucy vista en medio de una pesadilla, con sus colmillos afilados y la boca voluptuosa manchada de sangre, que lo hacía a uno estremecerse a su sola vista. Tenía un aspecto carnal y vulgar, que parecía una caricatura diabólica de la dulce pereza de Lucy.” 67

Stoker saca de toda medida a la pura y casta mujer que nos había

presentado al inicio del relato y la convierte en una criatura voluptuosa

y con un apetito sexual voraz:

“Ven a mí, Arthur -dijo-. Deja a todos los demás y ven a mí. Mis brazos tienen hambre de ti. Ven, y podremos quedarnos juntos. ¡Ven, esposo mío, ven!” 68

En este estado demoníaco y perverso, Lucy se alza como una amenaza peligrosa para los hombres del grupo (que estaban todos enamorados de ella) por lo que debe de ser destruida. Al final es Arthur, su

66 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

67 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

68 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

117

prometido, quien le devuelve la paz al darle muerte con la mayor descripción que hace Stoker para eliminar a un vampiro :

“Arthur tomó la estaca y el martillo, y, puesto que su mente estaba ocupada en algo preciso, sus manos ya no le temblaban en absoluto. Van Helsing abrió su misal y comenzó a leer, y Quincey y yo repetimos lo que decía del mejor modo posible. Arthur colocó la punta de la estaca sobre el corazón del cadáver y, al mirar, pude ver la depresión en la carne blanca. Luego, golpeó con todas sus fuerzas. El objeto que se encontraba en el féretro se retorció y un grito espeluznante y horrible salió de entre los labios rojos entreabiertos. El cuerpo se sacudió, se estremeció y se retorció, con movimientos salvajes; los agudos dientes blancos se cerraron hasta que los labios se abrieron y la boca se llenó de espuma escarlata. Pero Arthur no vaciló un momento. Parecía una representación del dios escandinavo Thor, mientras su brazo firme subía y bajaba sin descanso, haciendo que penetrara cada vez más la piadosa estaca, al tiempo que la sangre del corazón destrozado salía con fuerza y se esparcía en torno a la herida. Su rostro estaba descompuesto y endurecido a causa de lo que creía un deber; el verlo nos infundió valor y nuestras voces resonaron claras en el interior de la pequeña cripta. Paulatinamente, fue disminuyendo el temblor y también los movimientos bruscos del cuerpo, los dientes parecieron morder y el rostro temblaba. Finalmente, el cadáver permaneció inmóvil. La terrible obra había concluido.” 69

De esta manera, la muerte de Lucy hace que le regrese ese aspecto de pureza en su rostro, asegurando sus facciones como deberían ser y dándole así el triunfo del bien sobre el mal.

Jonathan Harker es el primer personaje que encuentra Drácula. Al comienzo de la novela, Jonathan es un abogado cuya empresa lo manda en un viaje de negocios a Transilvania para ayudar al conde Drácula a comprar una propiedad en Inglaterra.

69 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

118

Harker es joven ingenuo y desdeñando quien luego de encontrarse preso, escapa con vida tras descubrir las verdaderas intenciones del conde. Harker es abandonado a su suerte en manos de las novias de Drácula donde demuestra una fuerte voluntad para escapar y regresar a los brazos de su amada Mina. Después de convencerse de que Drácula empezó su reinado de terror en Londres, Harker emerge como un luchador valiente, sus cartas y escritos constituyen una parte sustancial de la novela.

El Dr. John Seward es un médico joven y talentoso, ex alumno de Van Helsing. Seward es el administrador de un manicomio y uno de los

pretendientes de Lucy, quien rechaza su propuesta de matrimonio. Es el encargado de cuidar la salud de Lucy cuando esta “se enferma”. Es un hombre sumamente racional pero cuyo trabajo entre locos a veces

lo nubla sus juicios, situación que en el caso de su amada se le escapa de

las manos teniendo que llamar a Van Helsing para que lo ayude. Al contrario de los demás personajes, Seward mantiene un diario en fonógrafo, mismo que será después mecanografiado por Mina para constituir la novela.

Arthur Holmwood, también conocido como lord Godalming es el tercer

pretendiente de Lucy y resulta favorecido con la decisión de ésta para formar un matrimonio. También es amigo de Seward y Morris. Arthur es

el hijo de lord Godalming por lo que hereda el título tras la muerte de su

padre convirtiéndose en alguien sumamente rico. Con su dinero va a hacer posible la expedición contra Drácula que al final de la novela se

llevará a cabo. En el transcurso de sus encuentros contra las fuerzas de Drácula, Arthur es la primero en donar a Lucy una transfusión de sangre

y poco tiempo después, será el encargado de eliminar a su prometida

transformada en no muerta. No aporta ningún escrito al relato.

119

Quincey Morris es el tercero de los pretendientes de Lucy. Un aventurero rico amigo de Seward y Holmwood, que da su vida en la batalla final contra Drácula. Es el amigo fiel y leal que armado de valor y con un cuchillo de caza de gran tamaño, le da al relato la aventura y la valentía. Al parecer es una idealización por parte de Stoker del hombre americano valiente y viril.

R. M. Renfield es un paciente loco en el asilo mental del Dr. Seward. Está obsesionado con el consumo de la vida, tanto que se come las moscas, arañas, e incluso las aves que logra capturar dentro de su celda. Una vez que Drácula llega a Carfax hace de Renfield su esclavo, pero cuando Renfield traiciona al vampiro por un ataque de conciencia al ver en peligro a Mina, Drácula lo mata.

La Señora Westenra, la madre de Lucy, es una mujer frágil con problemas de salud. Su papel es trascendental porque involuntariamente quita los remedios que Van Helsing había dispuesto para asegurar la seguridad de Lucy ante los ataques de Drácula. Esa misma noche muere de un shock cuando el vampiro, convertido en lobo, la amenaza a través de la ventana de la habitación donde descansaba Lucy.

Las Novias de Drácula son la presencia más seductora y siniestra dentro del relato. Estos tres hermosos espectros tan sólo aparecen muy al principio y hacia el final de la novela. Son el arquetipo de voluptuosidad que hacen que Jonathan las encuentre aterradoras y fascinantes al mismo tiempo:

“En la luz de la luna al lado opuesto donde yo me encontraba estaban tres jóvenes mujeres, mejor dicho tres damas, debido a su vestido y a su porte. En el momento en que las vi pensé que estaba soñando, pues, aunque la luz de la luna estaba detrás de ellas, no proyectaban ninguna sombra sobre el suelo. Se me acercaron y me miraron por un tiempo, y entonces comenzaron a murmurar entre ellas. Dos eran de

120

pelo oscuro y tenían altas narices aguileñas, como el conde, y grandes y penetrantes ojos negros, que casi parecían ser rojos contrastando con la pálida luna amarilla. La otra era rubia; increíblemente rubia, con grandes mechones de dorado pelo ondulado y ojos como pálidos zafiros. Me pareció que de alguna manera yo conocía su cara, y que la conocía en relación con algún sueño tenebroso, pero de momento no pude recordar dónde ni cómo. Las tres tenían dientes blancos brillantes que refulgían como perlas contra el rubí de sus labios voluptuosos. Algo había en ellas que me hizo sentirme inquieto; un miedo a la vez nostálgico y mortal. Sentí en mi corazón un deseo malévolo, llameante, de que me besaran con esos labios rojos” 70

Al final, son muertas en manos de Van Helsing.

Peter Hawkins es el jefe de Jonathan. Una vez que Harker regresa de su travesía en Transilvania, Peter muere dejándole a los Harker una fortuna considerable:

"Queridos míos, quiero brindar por vuestra salud y prosperidad, y que todas las bendiciones caigan sobre vosotros dos. Os conozco desde niños, y he visto, con amor y orgullo, como crecíais. Ahora deseo que hagáis vuestro hogar aquí conmigo. Yo no dejo tras de mí ni descendientes ni hijos; todos se han ido, y en mi testamento os instituyo herederos universales.” 71

Su papel no va más allá de ser la figura paternal de los Harker.

70 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

71 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

121

Algunas ediciones de la novela

A continuación un pequeño listado de las ediciones más importantes de la novela para quien esté interesado en profundizar y encontrar las diferencias que han hecho de este escrito un lugar apasionante y lleno de misterio:

1897: Primera edición en Londres: Publicada por Constable 1897: Primera edición Colonial (Australia): Publicada por Constable 1899: Primera edición Americana: Publicada por Doubleday, McClure 1901: Primera edición popular en pasta suave: Publicada por Constable 1901: Primera edición en otro lenguaje - Islandia

Existen varias ediciones contemporáneas de la novela Drácula, sin embargo no todas se encuentran a la altura ya que sus textos han sido cambiados intencionalmente o por cuestiones de traducción. Las ediciones que los académicos más recomiendan por fidelidad en la reproducción o por los comentarios vertidos por diferentes autores y materiales adicionales son:

-Byron, Glennis, ed. Dracula. Peterborough, ON: Broadview, 1998. (Con pocas anotaciones, material lleno de antecedentes útiles y contextuales)

-Leatherdale, Clive, ed. Bram Stoker’s Dracula Unearthed. Westcliff-on-Sea, UK: Desert Island Books, 1998. (Con anotaciones minuciosamente hechas. Leatherdale junto con Miller es uno de los académicos más prestigiados en el estudio de Drácula)

-McNally, Raymond T. and Radu Florescu. The Essential Dracula: A Completely Illustrated and Annotated Edition of Bram Stoker’s Classic Novel. New York: Mayflower, 1979. (Con anotaciones por parte de los autores aunque no completamente basadas en hechos)

122

-Riquelme, J.P. Dracula: Complete, Authoritative Text with Biographical, Historical, and Cultural Contexts, Critical History, and Essays from Contemporary Critical Perspectives. Case Studies in Contemporary Criticism. Boston: Bedford/St. Martin’s, 2002. (Con pocas pero bien documentadas notas, sin embargo posee material de referencia importante y varios artículos críticos)

-Williams, Anne. Three Vampire Tales. New Riverside Editions. Boston:

Houghton Mifflin, 2003. (Con pocas pero bien documentadas notas. Incluye también los textos de Carmilla, escrita por Le Fanu y El Vampiro de Polidori)

-Wolf, Leonard. The Essential Dracula: The Definitive Annotated Edition of Bram Stoker’s Classic Novel. New York: Penguin, 1993. (Con anotaciones profundas que llevan una fuerte inclinación hacia el psicoanálisis)

De todas, la edición crítica de Norton es la más citada por los estudiosos del tema debido a la profundidad del análisis que los diferentes expertos del tema escriben a pie de página:

Stoker, Bram, Auerbach, Nina, & Skal, David. Dracula. W W Norton & Co Inc. 1997.

Este listado fue retomado de Reflections on Dracula escrito por Miller. 72

72 Miller, Elizabeth. (1997). Reflections on Dracula. Transylvania Press.

123

Portada de una de las primeras ediciones de Drácula 7 3 7 3 Drácula: Sexta

Portada de una de las primeras ediciones de Drácula 73

73 Drácula: Sexta edición en Londres, Publicada por Constable. (1904). Retomada el 6 de diciembre de 2010 de http://www.stoker-dracula.org/images/image_gallery/

124

Epílogo

Drácula fue publicada en junio de 1897, con un tiraje de tres mil ejemplares, que contrario a la creencia popular, no fue un éxito inmediato. Recibió muchas críticas de todo tipo, algunas malas y algunas muy buenas, como la del amigo y colega de Stoker, Sir Arthur Conan Doyle quien la llamó "la mejor historia de Diablerie (Demoniaca) que he leído durante muchos años.” 74 La novela cumbre de Stoker, desde su publicación y hasta el día de hoy, jamás ha dejado de imprimirse, lo que la convierte en uno de los libros más exitosos en la historia de la humanidad y sin duda alguna una de las novelas más trascendentales de la época victoriana. Podemos establecer claramente que Stoker desde un principio tenía designado otro nombre para su novela y que la utilización del nombre de Drácula tiene que ver más con cuestiones editoriales y mercantilistas que con la vinculación entre el personaje literario con Vlad Tepes, el Drácula histórico. Con esto se pone punto final a la confusión y a la idea de que ambos personajes son el mismo, pues como podemos observar estamos hablando de diferentes personajes. Incluso existe un tercer Drácula que es el que el imaginario popular mantiene en la cabeza cuando se habla del rey de los vampiros y que por supuesto, es el que pertenece al terreno de lo mediático.

74 Miller, Elizabeth. (2005). A Dracula handbook. Xlibris Corp.

125

!

!

126

"

!

Drácula:

El Culto al Dragón

IV

Drácula entra al cine

!

127

"

Drácula celebró sus primeros 100 años asistiendo al cine. 7 5 7 5 Bikadoroff, Bikadoroff

Drácula celebró sus primeros 100 años asistiendo al cine. 75

75 Bikadoroff, Bikadoroff (1997) DRACULAS. Retomada el 21 de febrero de 2011 de:

128

"Entre tanto, había notado los dorsos de sus manos mientras descansaban sobre sus rodillas a la luz del fuego, y me habían parecido bastante blancas y finas; pero viéndolas más de cerca, no pude evitar notar que eran bastante toscas, anchas y con dedos rechonchos. Cosa rara, tenían pelos en el centro de la palma. Las uñas eran largas y finas, y recortadas en aguda punta. Cuando el conde se inclinó hacia mí y una de sus manos me tocó, no pude reprimir un escalofrío. Pudo haber sido su aliento, que era fétido, pero lo cierto es que una terrible sensación de náusea se apoderó de mí, la cual, a pesar del esfuerzo que hice, no pude reprimir. Evidentemente, el conde, notándola, se retiró, y con una sonrisa un tanto lúgubre, que mostró más que hasta entonces sus protuberantes dientes, se sentó otra vez en su propio lado frente a la chimenea. Los dos permanecimos silenciosos unos instantes, y cuando miró hacia la ventana vi los primeros débiles fulgores de la aurora, que se acercaba. Una extraña quietud parecía envolverlo todo; pero al escuchar más atentamente, pude oír, como si proviniera del valle situado más abajo, el aullido de muchos lobos. Los ojos del conde destellaron, y dijo:

—Escúchelos. Los hijos de la noche. ¡Qué música la que entonan!”

Tomado del diario de Jonathan Harker del 5 de mayo. Capítulo I

76

76 Stoker, Bram, (2005) Drácula. Valdemar

129

Se apagan las luces

Según la tradición creada en los medios de comunicación, para que el vampiro prevalezca no debe de ser tocado por la luz del sol. Curiosamente y a la par de lo anterior, para disfrutar una buena cinta de vampiros también hay que apagar la luz y es por ello que la llegada del vampiro a las salas de cine resultaba ser por demás natural. En el caso específico que nos ocupa en el presente análisis, la falta de luz no sólo se trata de una afortunada coincidencia sino que también funciona la analogía para adentrarnos en el tema de las remediaciones que ha sufrido el conde Drácula para poder percibir el papel de los medios de comunicación y en este caso del cine, en la creación del personaje como un fenómeno de culto. Como se estableció anteriormente, a lo largo de la historia e incluso en el plano de la literatura, la imagen del vampiro masculino no estaba precisamente relacionada con la figura atractiva y sexual que hoy conocemos. Incluso el mismo Stoker hace una descripción pavorosa del personaje que creó situándolo como un viejo desagradable, maloliente, con pelos en las palmas de las manos y un aliento repugnante. Sin embargo esta descripción no trascendería en el imaginario colectivo puesto que desde las primeras adaptaciones de la novela en diversos medios de comunicación como el teatro y posteriormente en cine, el Vampiro mutó de nueva cuenta y gracias a la comercialización del entretenimiento es que hoy contamos con una imagen clara (según la Industria) acerca de cómo es que debe de ser y lucir el conde Drácula y que a la postre resulta ser completamente opuesta a la descripción original del Vampiro. “No fue sino hasta el cambio de siglo que otro conde Drácula surgió de su tumba de papel impreso e hizo su dramática aparición en escena” 77 dice Glut al respecto. Y es que el cambio y la transformación del Vampiro es tan opuesta al literario que incluso este estereotipo propuesto por los medios es ahora muy explotada a través de fenómenos mediáticos pero que poco tienen que ver con el folklore y la tradición vampírica así como con la narrativa gótica de la literatura.

77 Glut, Donald F

(1975). The Dracula book. Scarecrow Pr.

130

La saga literaria de Twilight (2005) gracias a su éxito entre las adolescentes fue llevada rápidamente a las pantallas de cine en una adaptación bastante mal lograda pero sin duda acompañada de una tremenda derrama económica. La figura del Vampiro fue presentada y explotada como la de un ser con alto atractivo sexual posicionándolo como una efigie imposible de alcanzar, como el príncipe de antaño que buscaba a su princesa. De la misma manera la televisión presenta una cantidad nunca antes vista de opciones vampirescas que sobreexplotan la figura erótica del vampiro con tintes románticos y sexuales deseando a las “afortunadas” adolescentes que resultan elegidas de su amor. Tal es el caso de True Blood (2008) y Vampire Diaries (2009) que tanto éxito comercial han tenido pero que poco o nada tienen que ver con la tradición vampírica. Sin embargo este tipo de fenómenos mediáticos tienen su origen en la propia transformación que sufrió Drácula en el momento en que fue sacado de las páginas de la novela para ser expuesto sobre un escenario teatral y posteriormente en la pantalla de plata. El presente capítulo hará un análisis de esta transformación que llevó a Drácula a conquistar las audiencias, posicionándose a si mismo como el rey de los vampiros. Analizaremos las remediaciones mediáticas en el cine que ayudaron a dicha mutación y repasaremos solamente las cintas más importantes que resultan a partir de la adaptación de la novela. Más adelante hablaremos de otro tipo de manifestaciones en los medios que a pesar de ser de menor impacto tienen que ver con la influencia del personaje para la cultura popular. Mientras tanto apaguemos la luz. Disfrutemos y estemos muy atentos, el conde está por aparecer por primera vez en pantalla.

131

Contrario a lo que parece, Nosferatu comía sangre y no queso 7 8 7 8

Contrario a lo que parece, Nosferatu comía sangre y no queso 78

78 Anónimo. (1922) Nosferatu http://myst-library.ru, 2010. Retomada el 30 de diciembre de 2010 de http://myst-library.ru/wp-content/uploads/

132

Nosferatu (1922)

O cómo es que la luz del sol mató a Dracula.

Nosferatu, eine Symphonie des Grauens (1922) Alemania Duración: 94 min Género: Fantasía | Horror Estrenada el 3 Junio de 1929 (EUA) Director: F.W. Murnau Escritor: Henrik Galeen basada en la novela de Bram Stoker (Sin Crédito) Actuaciones: Max Schreck, Greta Schröder y Ruth Landshoff

La sombra del espurio

Comenzando con la transformación del personaje en figura mediática nos encontramos con la primera adaptación de la novela a un medio de comunicación masivo: Nosferatu. A su vez fue la peor pesadilla de Florence Stoker viuda del autor. En esta versión “pirata” de la novela de Drácula para la pantalla de cine, F.W. Murnau en 1922 realiza el primer cambio significativo en la figura del conde y en la imagen que la cultura popular tenía acerca de él, no solo por necesidad sino porque en ese tiempo resultaba más interesante unir la presencia de Drácula con otros seres nauseabundos más allá de los que Stoker hace referencia en su afamada novela. Nosferatu nació gracias a los ejecutivos de la productora Prana Films “quienes no tenían idea de la feroz adversaria que encontrarían en Florence Stoker” 79 . Ellos tenían la idea de filmar una película de vampiros por un encuentro con un agricultor quien les dijo que su padre había sido un monstruo sediento de sangre, uno de esos muertos vivientes. Fue así que

79 Skal, David. (2004). Hollywood gothic. Faber & Faber.

133

se dieron a la tarea de encargar la escritura de un guión basado en la novela de Bram Stoker. Sin embargo, nunca lograron conseguir los derechos de autor de manos de la viuda de Stoker y a pesar de ello, los productores continuaron con la producción. Así nació Nosferatu en medio de la controversia y el plagio. Es por ello que encontramos nombres y situaciones deliberadamente cambiados para evitar así las demandas penales. Se crearon lugares como el pueblo alemán de Wisborg y los personajes fueron llamados de una manera convenientemente similar. Así en vez de Harker tenemos a Hutter y Mina es Nina aunque cabe mencionar que estos nombres cambian también de acuerdo a la traducción. Igualmente veremos que Hutter en algunas versiones es nombrado Thomas y en otras Jonathan. A Nina también se le conoce como Ellen, dependiendo de la versión que se revise. Otro de los cambios trascendentales que fueron puestos a disposición de la cinta fue la creación del conde Graf Orlok. Este “nuevo” vampiro presenta ciertas diferencias con su contraparte literario y es que Orlok nos recuerda más a un roedor que a un vampiro asociándolo más con la plaga de ratas y la peste convirtiéndose así en un ente aún más repugnante. De hecho “la figura de Nosferatu nos recuerda muy poco a un ser humano” 80 es por ello que el impacto visual funciona mucho mejor en esta cinta que en cualquier otra. Cabe destacar que las víctimas del Vampiro en esta cinta no sufren ninguna transformación sino que mueren bajo el ataque del monstruo, situación que le da una mayor cercanía con los relatos Europeos de ciudades arrasadas por la peste negra y otorgándole así cierta credibilidad acerca de su maldad y sobre todo de sus funestas intenciones.

80 Cueto, Roberto. (1997). Dracula: de Transilvania A Hollywood. Nuer.

134

Max Schreck sale a la luz como Nosferatu 8 1 8 1 Wagner, F.A. (1922)

Max Schreck sale a la luz como Nosferatu 81

81 Wagner, F.A. (1922) Nosferatu. Retomada el 30 de diciembre de 2010 de http://

135

Se dice que para el Director F.W. Murnau, Max Schreck, el actor que interpretó al conde le resultaba feo en la vida real por lo que únicamente decidió para la caracterización de su vampiro agregarle

orejas

puntiagudas

y

dientes

postizos.

Los

resultados

fueron

espectaculares

para

la

época

y

de

inmediato

causó

sensación

apuntalando así el éxito de Drácula a nivel mundial. Si el éxito de la novela ya era evidente el cine llevó al personaje a todos los rincones en donde la cinta fue proyectada. Las críticas de la época hablan de un terror intenso, incluso la película fue prohibida debido al horror que causó la sola presencia del conde saliendo de su castillo. David J. Skal, el historiador principal de Drácula dice en el documental The Road to Dracula 82 que el Nosferatu de Schreck “Se mantiene al día de hoy como el único Drácula en pantalla que personifica la repulsión esencial que Stoker pretendía para su personaje” y todo a pesar que Nosferatu sólo aparece en pantalla poco menos de nueve minutos a lo largo de toda la cinta. Este éxito enfureció a Florence Stoker quien emitió una demanda legal para evitar que la fama de la cinta fuera aún más grande ya que era evidente el plagio de la novela escrita por su difunto esposo. Pasado el juicio y con la resolución de la corte casi todas las copias de la cinta fueron destruidas. Apenas se salvaron algunas que ya habían sido distribuidas a otras partes del mundo. Cueto establece al respecto:

“Durante años la viuda de Stoker persiguió obsesivamente las copias de la cinta y sus negativos, obcecada en su completa destrucción. Por fortuna una se salvó y comenzó a verse en toda Europa: en Madrid fue estrenada el 23 de diciembre de 1931” 83

Es por esto que el día de hoy podemos presenciar ésta magnífica versión a pesar de que muchas de las transferencias a video son de baja calidad. Se cuenta con una edición autorizada y remasterizada para apreciarla en su real magnitud.

82 Skal, David J. (1999). The Road to Dracula. Documental en video (dvd) EUA Universal Studios.

83 Cueto, Roberto. (1997). Dracula: de Transilvania A Hollywood. Nuer.

136

La historia del horror

Al iniciar la cinta, Hutter residente del pueblo de Wisborg, Alemania (a diferencia del Londres de Harker) es enviado por su jefe al extranjero para cerrar una importante transacción de negocios con el conde Orlok en Transylvania. Antes de partir Hutter deja encargada a su esposa Nina con unos amigos. Hutter emprende la aventura a caballo donde a la mitad de su trayecto se detiene en una posada para pasar la noche. Es ahí que ante la sola mención del nombre del conde Orlok los lugareños aterrados hacen todo lo posible por advertirle de lo que le espera si es que continúa hacia su destino final ya que Orlok es en realidad un Nosferatu, un no muerto. A pesar de las advertencias Hutter prosigue con su viaje. Al entrar al patio una oscura y amenazante figura negra aparece para darle la bienvenida. Es el propio conde quien le dice que debido a lo tarde de la hora sus sirvientes ya se encuentran descansando por lo que será él mismo quien lo atenderá. Mientras Hutter se sienta a cenar, Orlok lee una carta. La horrorosa presencia del conde hace que el visitante se pierda en el terror y por un descuido se corta el dedo pulgar con un cuchillo. En este momento la furia de Orlok se hace evidente lanzándose sobre el dedo de su huésped quien al ver la reacción quita la mano de inmediato haciendo que el conde se abstenga y recupere la compostura. Tras el incidente Orlok se despide a dormir pues el día se le viene encima y necesita descansar.

137

La Sombra del Vampiro. En el más literal de los sentidos 8 4 8 4

La Sombra del Vampiro. En el más literal de los sentidos 84

84 Wagner, F.A. (1922) Nosferatu. Retomada el 30 de diciembre de 2010 de http://

138

A la mañana siguiente Hutter despierta con piquetes en el cuello mismos que atribuye al ataque de mosquitos que según cuenta a Nina en una carta, abundan en el lugar. Esa misma noche otro incidente peculiar llama la atención del visitante al castillo y es que entre las pertenencias de Hutter un pequeño retrato de Nina se encuentra sobre la mesa, Orlok al descubirlo queda perplejo ante la imagen de la amada de su huésped. Es aquí donde vemos por primera vez la implicación de que Drácula se enamora de Mina, argumento que será retomado y explotado ampliamente tanto en la versión de Drácula de 1979 y posteriormente en Bram Stoker’s Drácula (1992). Se presenta también una primera influencia del cine para la creación de Drácula en el imaginario colectivo: Drácula se puede enamorar y lo hace ni más ni menos que de Mina. Aunque en la novela el Monstruo sufre de una fijación tremenda por las mujeres, la asociación que Stoker realiza entre Mina y Drácula se limita a la venganza del Vampiro para quienes lo persiguen. De ninguna forma se menciona ningún romance, eso es para otro tipo de monstruos como la Bestia, pero Drácula jamás. Continuando con la trama, la siguiente noche Hutter temblando de pánico en su habitación descubre que el conde Olrok tiene una naturaleza diferente cuando se revela como un Nosferatu, un muerto viviente. Es así como Orlok entra a la habitación y con su propia sombra amenaza a Hutter quien desesperado grita con horror. Nina es capaz de sentir el mismo miedo a pesar de la distancia. Esto hace desistir al conde de su ataque quien abandona a Hutter para ir tras la dama. A la mañana siguiente Hutter confirma que el conde es un muerto en vida y escapa por la ventana del castillo con destino a su hogar al lado de su amada. En su intento se lesiona y termina internado en un hospital esperando pacientemente su recuperación. Mientras tanto el conde se transporta por río en una balsa con destino a una barcaza escondido en cajas. Estos ataúdes no contienen mas que ratas y tierra para no causar sospechas y poder llegar al interior de la nave. Similar a la novela en más de un sentido el barco inicia su recorrido hacia Wisborg y uno a uno los marineros del barco caen enfermos y mueren. Todos son víctimas del conde, incluso el capitán.

139

Ya en Wisborg, Orlok desembarca uno de sus ataúdes para dirigirse hacia la casa que compró. El barco es inspeccionado por las autoridades locales quienes encuentran que el capitán estaba muerto. Después de examinar el diario de abordo los médicos asumen que la desaparición de la tripulación se debe a la terrible peste. El pueblo es atacado por el pánico y huyen todos los habitantes dejando las calles vacías. Mientras tanto Hutter es dado de alta por lo que regresa con Nina. Ella al recibirlo descubre entre sus pertenencias un libro de vampiros donde lee que para eliminar al Vampiro una mujer de corazón puro debe dar su sangre voluntariamente como sacrificio al Monstruo haciéndolo perder la noción del tiempo hasta el primer canto del gallo asegurando la destrucción del Nosferatu con los rayos del sol. Es así que se lleva a cabo una de las escenas más recordadas del cine de horror en donde vemos que el conde Orlok observa desde su ventana a Nina quien lo invita a visitarla. Vemos como la sombra sube las escaleras hasta la habitación y contempla a Nina que yace en la cama. El conde se postra ante ella bebiendo absorto de su sangre y olvidando por completo el día que se le viene encima. Un gallo canta y Orlok desvaneciéndose en la luz deja sólo el humo de su presencia. Nina alcanza a ver lo que ha conseguido mientras que Hutter llega para abrazarla tan sólo tiempo antes de que ésta muera en sus brazos. Nosferatu con esta última escena le regala a la cultura popular la creencia de que los vampiros mueren con la luz del sol. Uno de los principales mitos en cuanto a la tradición vampírica se refiere y que nada tiene que ver con el folklore, denotando así la tremenda influencia de los medios de comunicación para el culto a Drácula en la creación del imaginario colectivo. Es un hecho que Nosferatu está completamente basada en la trama de la novela pero al mismo tiempo se erige con su propio lenguaje e incluso se da el lujo de omitir muchos de los personajes secundarios tales como Arthur, el Dr. Seward, Quincey e incluso Van Helsing. A pesar de todo el maquillaje y transformación que sufrió Drácula en este trance de la literatura al cine, según los expertos, es una de las mejores adaptaciones de Drácula: “Nosferatu parece ser una fiel adaptación de la novela de Stoker tanto en la trama como en la acción, particularmente con respecto al viaje de Jonathan Harker a los montes Cárpatos”. 85

85 Abbott, Stacey. (2007). Celluloid vampires. Univ of Texas Pr.

140

Nosferatu brinca fuera del cine

Debido al éxito anterior Nosferatu luego sería filmada de nueva cuenta en 1979 por el director Werner Herzog y protagonizada por Klaus Kinski e Isabelle Adjani. En el presente trabajo no comentaremos dicha versión ya que en ese caso particular la cinta no es tan influyente en cuanto a la figura de Drácula se refiere y aunque Hersog retoma los nombres originales que aparecen en la novela, gracias a la liberación de los derechos de autor la obra realmente no constituye una influencia en la creación del personaje de Drácula. Otra de las manifestaciones claras del Nosferatu de Murnau en la cultura popular es la utilización de varios de sus elementos a modo de homenaje en otras cintas de vampiros. De manera muy clara Coppola retoma para su Bram Stoker’s Drácula la manera en que el Vampiro se levanta del ataúd, misma que pasó a formar parte del imaginario popular pues hoy en día cuando se piensa en un vampiro que se levanta de su tumba lo imaginamos como fue presentado por Murnau en 1922. Así también en el juego de rol Vampire, The Mascarade se nos presenta una raza de vampiros llamada Nosferatu, criaturas deformes claramente inspiradas en el arquetipo propuesto por el conde Orlok pero con la variante de que viven en las alcantarillas, en el submundo bajo los pies de la civilización para protegerse así mismos.

141

El vampiro emerge de su crucero 8 6 El conde Orlok retratado en su vacaciones

El vampiro emerge de su crucero 86

El vampiro emerge de su crucero 8 6 El conde Orlok retratado en su vacaciones 8

El conde Orlok retratado en su vacaciones 87

86 Wagner, F.A. “Nosferatu” www.kino.com, 2009. Retomada el 30 de diciembre de

87 Wagner, F.A. “Nosferatu” www.kino.com, 2009. Retomada el 30 de diciembre de

142

Nosferatu también fue llevada a la ópera en 1994 con éxito, desde entonces ha sido traducida al Alemán, Español e incluso al Húngaro. Por último, Nosferatu de Murnau fue la inspiración para la cinta Shadow of the vampire (2000) donde se cuenta la supuesta historia de lo ocurrido detrás de cámaras en el momento de la filmación de la cinta de 1922. En la película se propone la idea de que el actor Max Schreck en realidad no era un humano sino un vampiro de verdad. Este vampiro es contratado para hacerse pasar por un actor que interpretaría al Vampiro durante la filmación. Al final Schreck se revela como Monstruo y es destruido por la luz del sol mientras que Murnau consigue las tomas que necesitaba documentar.

Lo que Nosferatu nos dejó

David Skal establece en su libro Hollywood Gothic que en Nosferatu “un vampiro fue destruido por primera vez por medio de la luz del Sol”. 88 Nunca antes y como ya hemos advertido la luz solar resultaba mortal para los seres de la noche. Esto sucedió gracias a que Murnau sabía que iba a ser demandado por la utilización de la trama de la novela sin la aprobación de la dueña de los derechos por lo que intencionalmente cambió el final para que éste no fuera exactamente igual a su contraparte literario. Es así que una cuestión propia de los derechos de autor le dan vida a una de las concepciones populares más socialmente aceptadas en cuanto a la destrucción del conde Drácula. El concepto de la cultura popular en que la luz del sol es letal para los vampiros se basa en esta película.

Filmografía y datos retomados de IMDB 89

88 Skal, David. (2004). Hollywood Gothic. Faber & Faber.

89 Amazon Company. Nosferatu, eine Symphonie des Grauens. IMDb.com, Inc.,1990 - 2010. Web. Retomada el 07 de diciembre de 2010 de http://www.imdb.com/title/

143

Drácula visto por Murau en 1922 9 0 9 0 Anónimo. “Nosferatu” http://myst-library.ru , 2010.

Drácula visto por Murau en 1922 90

90 Anónimo. “Nosferatu” http://myst-library.ru, 2010. Retomada el 30 de diciembre de 2010 de http://myst-library.ru/wp-content/uploads/2009/06/731423.jpg

144

!

!

145

"

Retrato de Bela Lugosi. Retrato de Drácula 9 1 9 1 Logan, Jim (1939) Bela

Retrato de Bela Lugosi. Retrato de Drácula 91

91 Logan, Jim (1939) Bela Lugosi. Retomada el 30 de diciembre de 2010 de http://

cgi.ebay.com/Bela-Lugosi-Dracula-/350420609560?

pt=LH_DefaultDomain_0&hash=item5196b22a18#ht_500wt_1156

146

Dracula (1931)

O cómo es que el conde nunca bebió

Vino.

Dracula (1931) Estados Unidos de America Duración: 75 min Género: Fantasía | Horror Estrenada el 14 de Febrero de 1931 (EUA) Director: Tod Browning y Karl Freund (Sin Crédito) Escritor: Bram Stoker, Hamilton Deane (de la adaptación teatral) John L. Balderston, Garrett Fort, Louis Bromfield (Sin Crédito), Tod Browning (Sin Crédito), Max Cohen (Sin Crédito), Dudley Murphy (Sin Crédito), Louis Stevens (Sin Crédito). Actuaciones: Bela Lugosi, Helen Chandler y David Manners

En realidad, el conde nació en un Teatro

“Drácula es sencillamente la personalidad ficticia más mediática del siglo 20. Si no es que de toda la historia. Incluso las personas que nunca leyeron la novela o que nunca vieron las películas saben exactamente quién es Drácula” esto lo dice David J. Skal en The Road To Dracula (1999) 92 uno de los más notables documentales que se hayan hecho a la fecha mostrando el tema del conde Drácula. El conde es parte inherente de la cultura popular y su camino hacia el estrellato mediático empezó con las figuras que analizaremos en el presente apartado que comprende desde los orígenes de las adaptaciones oficiales de la novela de Stoker en otros medios y hasta la que sin duda es la más popular y conocida versión fílmica de la

92 Skal, David J. (Director/Productor/Escritor), (1999). The Road To Dracula (DVD). EUA: Estudios Universal.

147

obra. Nos referimos por supuesto a la versión de 1931 dirigida por Tod Browning y protagonizada por el actor que se llevó al personaje hasta su tumba: Bela Lugosi. En 1924 Hamilton Deane, actor y director teatral irlandés que había trabajado en la compañía de Henri Irving y que conoció a Stoker en persona, luego de hacer él mismo la adaptación de la novela para el escenario compró los derechos de la obra a Florence Stoker y con ello le abrió paso al conde Drácula hacia la imaginación del colectivo. Deane volvió a trazar en su totalidad al personaje del conde Drácula por cuestiones prácticas de la adaptación teatral, incluso lo hizo lucir como una figura mucho más urbana y con un carácter más aceptable para que entrara fácilmente en la sociedad londinense alejándolo así de la descripción que Stoker hiciera de su vampiro. Así fue que más allá de los cambios sugeridos para la trama y la eliminación o fusión de algunos de los personajes originales para la adaptación al teatro, fue el propio Deane quien definió la caracterización del personaje que ahora tenemos en mente cada que hablamos del Vampiro, dado que en escena la presencia de su conde recordaba más a la de un ilusionista que a la del Monstruo aterrador en el que estaba inspirado. Esto debido mayoritariamente a una cuestión presupuestal ya que la producción estaba bastante apretada económicamente y el traje de mago era uno que se usaba mucho en ese entonces y por ende estaba disponible para ser usado en escena. Fue idea de Deane que el conde portara el esmoquin, la capa larga negra con el soporte del cuello hacia arriba que todos conocemos. Este atuendo resultaba muy conveniente para los trucos que se utilizaban de aparecer y desaparecer al conde en el escenario ya que lograba ocultar las trampas y los efectos especiales dando la impresión de que habían cuestiones sobrenaturales en escena. Por esta sencilla razón es que la humanidad identifica al conde con el elegante atuendo que se acaba de describir.

148

Al respecto Glut menciona:

“Deane vio un gran impacto visual en la capa negra del conde Drácula, que, aunque ahora resulta tan familiar, fue sólo mencionada por Stoker de manera ocasional. También decidió que el Rey de los Vampiros siempre debiera aparecer en completo traje de noche, mientras que el conde de Stoker vestía en su totalidad de negro infortunio. Esta imagen de Drácula, con corbata blanca, con cola y la larga capa de murciélago, pronto se convirtió en la que el público identifica del personaje. Hoy en día, ningún Drácula que se precie consideraría ir a ninguna parte sin su traje formal, lo que lo hace más visible, especialmente en las situaciones más incómodas, tales como caminar por un cementerio envuelto de niebla nocturna o entrar a un domicilio en donde los residentes se encuentren vestidos con ropa informal.” 93

Para continuar con los cambios extremos en la figura del personaje cabe mencionar que el propio Deane, que incluso actuó en dicha puesta como Van Helsing, llevó de gira la obra durante varios años por toda Inglaterra hasta que llegó el día en que tuvo que mudar la producción a Estados Unidos para presentarla en Broadway debido al tremendo éxito que tuvo con la puesta en escena. Con el cambio de locación llegó también el cambio de reparto donde el conde adquiriría la totalidad de la imagen con la que sería recordado por el resto de sus días. El personaje fue interpretado por Bela Lugosi quien nació para ser recordado como Drácula. Los requisitos de Deane para contratar a quien representara al conde en Norteamérica delineaban a alguien que le agregara rasgos de misterio al personaje pero sobre todo que le añadiera un alto contenido sexual puesto que para los años 20, época en la que estaba sucediendo todo esto, los únicos vampiros que se conocían en Norteamérica eran las vampiresas del Boudeville, mujeres ampliamente relacionadas con el sexo y única referencia visual sobre este tipo de seres. Es por eso que se contrató a Lugosi.

93 Glut, Donald F

(1975). The Dracula book. Scarecrow Pr.

149

Bela Lugosi (Béla Ferenc Dezsö Blasko, nacido en Lugos) fue un actor húngaro que estará por siempre ligado a la figura del conde Vampiro. Luego de su interpretación en el teatro tras mucho esfuerzo fue contratado también para repetir su papel en la primera versión oficial de la novela llevada al cine otorgándole al conde los rasgos más característicos que recordaremos del personaje. Gracias a su terrible inglés, el actor le brindó una muy característica entonación a la manera de hablar del Vampiro, pues siendo de origen húngaro el acento de Lugosi era muy marcado. Este detalle quedó muy asociado al conde ya que hasta la fecha en otras manifestaciones mediáticas como caricaturas y parodias se sigue utilizando una entonación similar para representar al conde Drácula en prácticamente cualquier remediación del personaje. Como establece Skal en su libro Hollywood Gothic 94 en cuestión de transformaciones Lugosi se aleja completamente de la imagen descrita por Stoker en la novela ya que el viejo decrépito original de pronto se convirtió en una figura carismática, romántica y sexual que todos reconocemos. Desde el peinado tirado hacia atrás, el acento “transilvano” y hasta detalles como el medallón al cuello, Drácula encontró en Lugosi un nuevo rostro para las audiencias, primero en teatro y luego de manera masiva en el cine. Skal también nos dice que “Bela Lugosi nos enseñó como se supone que un vampiro debe de lucir, actuar y hasta cómo es que tiene que hablar” y esto sin duda es lo que se recuerda acerca de Drácula. Lugosi sin duda creó a un personaje poderoso. Un Drácula mediático tan fuerte que es la invocación que la cultura popular tiene en mente cada que se habla acerca del rey de los vampiros, siendo incluso más poderosa que la imagen que el propio Stoker describió en su novela. Es por esto que podemos afirmar que Dracula y Lugosi son sinónimos.

94 Skal, David. (2004). Hollywood gothic. Faber & Faber

150

Drácula, muy elegante para la puesta en escena de Hamilton Deane 9 5 9 5

Drácula, muy elegante para la puesta en escena de Hamilton Deane 95

95 Anónimo (1927) Bela Lugosi. Retomada el 30 de diciembre de 2010 de http://

151

Drácula se va al cine

Lugosi siempre dijo que Drácula para él había sido una bendición y una maldición al mismo tiempo, y es que su interpretación fue tan simbólica que pronto los productores y directores teatrales así como cinematográficos lo encasillaron para nunca más desasociarlo de la figura del vampiro. Fue así que Bela cargó con el personaje hasta el día de su muerte y lo llevó hasta su tumba literalmente hablando, pues incluso fue enterrado con una de las capas negras que había utilizado para pasar elegantemente vestido a la inmortalidad. Existe incluso una leyenda que narra que el día de su funeral (1956) mientras estaba siendo enterrado, las dos leyendas del cine de horror norteamericano Vincent Price y Peter Lorre se encontraban presentes. Según Price, Lorre al verlo con la capa de Drácula puesta y ya en el ataúd le preguntó: “Crees que debamos enterrarle una estaca en el corazón, ¿por si acaso?”. 96 Posiblemente en toda la historia cinematográfica no exista otra figura tan fuertemente asociada entre un actor y un personaje. Lugosi se levanta con su Drácula muy por encima incluso sobre el Frankenstein de Boris Karloff, el vampiro de Christopher Lee, el cazador de Peter Cuishing o hasta del propio Vincent Price en cualquiera de sus inolvidables personajes inspirados en los cuentos de Edgar Allan Poe. Lugosi es el arquetipo del actor del cine de terror. Muchos otros actores renombrados han interpretado a Drácula después de Lugosi quienes han declarado que utilizaron la caracterización de Bela como punto de referencia en su trabajo ya sea para emularlo o para distanciarse de él, pero lo que es un hecho es que Lugosi se convirtió en el referente obligado para representar al personaje. A Lugosi se le recuerda como Drácula a pesar de que Drácula “según dicen” es un personaje ficticio.

96 Michaels, Scott, “Bela Lugosi” www.findadeath.com, 1999. Web. Retomada el 29 de diciembre de 2010 de http://www.findadeath.com/Deceased/l/Bela%20Lugosi/ bela_lugosi.htm

152

Como detalle curioso a pesar de tantas aportaciones tan radicales para la transformación que sufrió la figura del conde en manos de Lugosi, cabe destacar que el Drácula del famoso actor húngaro no utilizó jamás los afilados colmillos que al día de hoy suponemos como firma autógrafa del rey de los vampiros. Esto lo podemos constatar en la versión fílmica de 1931 puesto que en ninguna de las escenas aparece el actor con prótesis o implantes que nos hagan creer que los caninos de Drácula son alargados. Esta es otra de las diferencias que hizo Bela con respecto a la novela pues Stoker sí menciona en varias ocasiones que los dientes de su vampiro se pronunciaban claramente por encima de sus labios. Igualmente en la versión española filmada al mismo tiempo que la de Lugosi, tampoco son utilizados los colmillos. Cabe destacar que en dicha versión se mostró un recurso más apropiado para evitar mostrar los dientes ya que el Drácula del actor español Carlos Villarías tapa su boca con la capa al momento de lanzarse sobre sus víctimas. Todo lo anterior resulta notorio puesto que siendo base de la estética para el conde dentro de la cultura popular no deja de llamar la atención la ausencia de este detalle dental. Otro pormenor curioso relacionado con la imaginería del Vampiro es que Lugosi nunca portó la famosa capa negra con rojo que todo mundo le atribuye al personaje. La suya en cine era negra con gris a pesar de las ilustraciones, pósters y hasta juguetes que lo presentan con el color carmín en su capa. Al cuestionarle quién había sido el primero en portar la famosa capa escarlata Skal contestó:

“La capa principal usada por Lugosi en la película de la Universal estaba forrada en satén gris (el color rojo tendía a fotografiar como negro en la cinematografía de la época. Es por eso que los guardarropas de los estudios eran generalmente monocromáticos). Raymond Huntley me dijo que la capa que llevó en la versión teatral británica en los años veinte estaba forrada de rojo, como la de un mago escénico. Algunas críticas describen la capa de teatro que inicialmente utilizó Lugosi como si esta estuviera forrada de color morado, aunque tiendo a pensar que más bien era marrón. Las capas que utilizó Carradine podrían haber sido forradas en cualquier color pues los productores de los años 40 no eran tan quisquillosos y la capa de Lugosi en

153

"Abbott & Costello contra los fantasmas" era de color salmón. La capa de (Christopher) Lee en la versión de 1958 era negra, y más tarde, apareció con otra forrada de rojo para "Drácula, Príncipe de las Tinieblas".” 97

En este detalle encontramos otra aportación de los medios al establecimiento de la figura de Drácula en el inconsciente colectivo: del negro de Stoker al rojo mediático. Con todo lo anterior y ya entrando en la producción fílmica de 1931, luego de que el reparto estuviera completo la obra de Teatro producida y dirigida por Deane en Broadway continuó acrecentando su fama hacia 1927. Al mismo tiempo los estudios Universal de Hollywood adquirieron los derechos de Drácula para convertir la novela en un éxito más de la larga lista de películas de horror que ya tenían en su cartera. La mayoría de ellas protagonizadas por Lon Chaney el primer célebre actor en la historia del cine de horror norteamericano. Cintas como Phantom of the Opera (1925), The Hunchback of Notre Dame (1923) y London after Midnight (1927) habían puesto en la mira de las audiencias a la Universal como la casa del horror en Norteamérica y a Chaney como la súper estrella macabra de las mil caras. El presupuesto que inicialmente se pretendía para Drácula era extenso e incluso se llegó a planear como una súper producción, pero debido a la caída de la bolsa en EUA en 1929 y los problemas financieros de la época, la producción tuvo que ser recortada muchísimo. Antes de comenzar el rodaje en vez de tener una cinta basada en su totalidad sobre la obra de Stoker se tuvo que tomar la decisión de apoyarse en las representaciones teatrales que Deane había hecho con anterioridad. De ahí que parte del elenco fuera el mismo así como la idea de utilizar escenarios teatrales en el cine. Lo que iba a ser una súper producción terminó siendo una modesta adaptación al cine del trabajo teatral que ya venía haciendo mucho ruido gracias a su popularidad en los teatros de Broadway.

97 Skal, David, comunicación personal en Facebook, Enero 2, 2011

154

Contrario a la creencia popular la primera opción para interpretar el personaje del conde Drácula oficialmente en pantalla no fue siempre Lugosi. El actor de origen húngaro tuvo que luchar por conseguir el rol, incluso aceptó un sueldo miserable puesto que la Universal se había gastado casi todo el presupuesto de la producción dejando muy poco dinero para el rol principal. Durante la pre producción de la cinta la primera opción para encarnar el papel fue Lon Chaney que junto con Carl Laemmle había fundado la Casa del Horror en la Universal pero que dada su muerte a causa del cáncer en 1930 se tuvo que buscar a un remplazo. Después de tal trayectoria en el cine y su gran afición por las caracterizaciones como lo hizo con Quasimodo, con el Fantasma e incluso como lo constatamos en las pocas imágenes que quedan del vampiro en London After Midnight, sólo nos queda imaginar qué es lo que Chaney hubiera hecho por el personaje. Pero esa es otra historia.

155

Renfield sale corriendo al percatarse de lo tarde de la hora 9 8 9 8

Renfield sale corriendo al percatarse de lo tarde de la hora 98

98 Anónimo (1931) Dracula. Retomada el 30 de diciembre de 2010 de http:// www.wrongsideoftheart.com/wp-content/gallery/posters-d/

156

El estreno de la cinta ya con Lugosi abordo se llevó a cabo el 14 de febrero de 1931 y según las críticas de la época fue todo un suceso mediático pues de pronto las audiencias del mundo se vieron envueltas en la capa de misticismo y terror que el conde portaba a cuadro y no sólo hizo famosos a Drácula y a Lugosi sino que también impulsó la primera época de oro del cine de terror. Drácula llegó a niveles de audiencia poco antes alcanzados por ningún otro personaje literario. Los aciertos de la interpretación de Bela y la explosiva comercialización de los Estudios Universal de la película hicieron que miles de personas se acercaran al Vampiro para sentirse a veces aterradas y a veces seducidas por el singular conde Transilvano. A partir de ese momento comenzaría con una exitosa carrera mediática con más de 741 apariciones en diferentes películas siendo la celebridad ficticia más representada hasta nuestros días, incluso por encima de Sherlock Holmes o de otros personajes más reales como el propio Jesucristo. Fue tal el éxito de la cinta que Carla Laemmle, sobrina del fundador de la Universal, Carl Laemmle, y quien abriera esta película con los primeros diálogos de la cinta (apareciendo en la carroza de Renfield rumbo al castillo) nos dice que “Hoy gracias a los Estudios Universal todo el mundo conoce el nombre de Drácula”. Tiene razón, pues como también establece Skal en La colección del legado de Drácula: “Dracula de 1931 aseguró la manera en que luce el Vampiro en los medios masivos, tanto que el mismo Stoker no reconocería a su creación como la conocemos y amamos en el siglo XX.”. 99 Y es que queda muy poco de Bram Stoker en el Drácula fílmico (y mediático) pero a cambio se consiguió que la popularidad le llegara al personaje de manera avasalladora: “Drácula se ha convertido en una de las más grandes súper estrellas mediáticas de todos los tiempos.” Esto lo dice Skal en el mismo comentario. Así es como podemos establecer que esta película es la responsable de toda la iconografía que se tiene con respecto a la imaginería del terror:

escaleras retorcidas, decadencia en los espacios, moho, telarañas que

99 Skal, David J. (Director/Productor/Escritor), (1999). The Road To Dracula (DVD). EUA: Estudios Universal.

157

cubren absolutamente todo, ratas, arañas y murciélagos volando por encima, etc. En pocas palabras todos los elementos que se asocian actualmente con el horror tienen su origen en la versión de Dracula de 1931 de la Universal. Hoy en día es difícil imaginar a una audiencia realmente aterrorizada ante la exhibición de Drácula de 1931 pero la realidad es que así sucedió. Y es que en ese entonces por primera vez el público fue enfrentado a una experiencia sobrenatural que no tenía ninguna explicación lógica. Antes de Drácula todo hacía sentido en el cine pero una vez que irónicamente el Vampiro salió a la luz el público realmente se aterró gracias a este tipo de tramas aderezadas con atmósferas terroríficas y horripilantes. Como ya hemos repasado la versión fílmica de 1931 se aparta mucho del relato original de Stoker y le es más fiel a la representación teatral que desde 1924 Deane llevó de gira por el mundo. Sin embargo por los motivos propios del presente trabajo es importante resaltar las diferencias entre el texto original y la producción cinematográfica para entender el papel de los medios de comunicación en la creación del culto al personaje. Analizaremos la trama de la cinta acentuando las diferencias conforme se van presentando en la línea de tiempo de la obra cinematográfica. Antes de comenzar con la descripción de la trama vale la pena resaltar que Drácula se estrenó en el periodo en que la transición del cine sonoro estaba apenas sucediendo. Es por ello que en algunas partes del mundo se proyectaron incluso versiones silentes de la cinta ya que algunas salas cinematográficas aún no estaban equipadas con sistemas sonoros. Estas versiones están perdidas y sólo se puede hacer una recreación de ellas.

158

Luego, luego sobre el cuello 1 0 0 1 0 0 Universal Pictures (1931) Fotografía

Luego, luego sobre el cuello 100

100 Universal Pictures (1931) Fotografía de Producción. Retomada el 6 de diciembre de 2010 de http://dietrichthrall.files.wordpress.com/2010/01/dracula.jpg

159

De Transilvania a Hollywood

Sin duda alguna Drácula es el primer clásico del cine de terror y esto tiene que ver con varias circunstancias. Desde el lanzamiento del trailer de la cinta en donde se establecía que “Un nombre se yergue como la epítome del mal: Drácula” la película comenzó a generar tanta expectación como espanto entre las audiencias. La cinta fue dirigida por Tod Browning quien siendo un exitoso director del cine mudo le atribuyó un carácter muy particular a la producción pues en ella vemos que muchas de las escenas son pausadas y silenciosas lo que le da un aura de misticismo al filme. Al mismo tiempo podemos observar que la cinematografía presenta momentos muy interesantes como el movimiento de las cámaras, mismos que reflejan mucho de la experiencia del cine del expresionismo alemán. No es casual ya que la dirección de fotografía corrió por parte de Karl Freund quien entre las muchísimas películas que filmó tiene en su currículum la obra maestra Metrópolis (1927) de Fritz Lang. Particularmente lo que hace Freund con la cámara no se había hecho antes en el cine norteamericano y es que en muchas ocasiones mueve la fotografía como si realmente estuviera empujando a la audiencia contra su propia voluntad hacia las escenas en las que no se querría asomar. Eso para su tiempo además de ser una notable novedad, pasó a ser uno de esos recursos que como dijimos anteriormente hicieron que Drácula de inmediato se convirtiera en un clásico del terror cinematográfico. Otra de las aportaciones de Freund a la cinta y como dato curioso es que alumbraba con unas pequeñas lámparas de mano los ojos de Bela Lugosi para lograr que la mirada del actor transmitiera misterio y al mismo tiempo diera una impresión hipnótica. Antes de que comenzara propiamente la cinta, originalmente se proyectaba una advertencia en donde Edward Van Sloan (que haría lo mismo en Frankenstein (1931) y quien interpretó a Van Helsing en esta cinta) les aseguraba a los espectadores que “Hay tales cosas como los vampiros” y en donde también deseaba que “Esperamos que el

160

recuerdo de Drácula nos les traiga pesadillas.” Sin embargo dicha advertencia fue luego editada en 1936 para perderse dejando sólo el recuerdo y el miedo en quienes presenciaron tal advertencia antes de que los horrores comenzaran en la pantalla. Cabe destacar que en esta versión hay muchos cambios de personajes:

Renfield toma el lugar de Harker como el joven agente que asegura la venta de propiedades para el conde Drácula y es quien hace el viaje a Transilvania. Mina es hija del Dr. Seward y Lucy Westenra es conocida como Weston. Harker tiene un papel de menor importancia apareciendo poco tiempo en el filme. Arthur Holmwood y Quincey P. Morris son completamente eliminados. Al abrir la cinta vemos un pequeño camino donde encontramos una carroza tirada por caballos recorriendo el sinuoso, empinado y estrecho camino a través de las montañas escarpadas de los Cárpatos en Transilvania. Al cochero lo vemos con prisa por llegar a una pequeña posada antes de que oscurezca. En su interior va Renfield y varios locales temerosos de la puesta del sol. Al llegar a la posada Renfield pide al conductor que lo lleve hasta el paso Borgo pero nadie quiere llevarlo. El posadero y su mujer parecen tener miedo del destino de Renfield: el castillo de Drácula. Le advierten sobre los vampiros y los peligros que ahí acechan por lo que la mujer del posadero le regala un crucifijo a modo de protección. Renfield a pesar de las advertencias emprende su propio camino hasta llegar al paso en donde encontrará a Drácula disfrazado como conductor de una carroza que lo llevará hasta el castillo. Durante el viaje lleno de peligros Renfield se asoma para pedirle al conductor que frene pero se sorprende al ver que el hombre ha desaparecido y un murciélago es quien está guiando a los caballos. Por fin Renfield entra en el castillo y asombrado voltea a ver su alrededor. El lugar está en ruinas y las telarañas lo cubren todo. Murciélagos vuelan fuera de las ventanas y se escuchan aullidos de lobos en el exterior. Comienza a adentrarse hasta llegar a una enorme escalera en donde sin darse cuenta, le aguarda la misteriosa y extraña figura del conde Drácula.

161

Las consortes de Drácula que afortunadamente no son celosas 1 0 1 1 0 1

Las consortes de Drácula que afortunadamente no son celosas 101

101 Universal Pictures (1931) Fotografía de Producción. Retomada el 6 de diciembre de 2010 de http://www.wrongsideoftheart.com/wp-content/gallery/stills/

dracula_1931_010.jpg

162

Lugosi recibe a Renfield con la famosa frase pausada : “Yo soy

la. Le doy la bienvenida”. Renfield sin saber aún que Drácula es un vampiro no deja de llamarle la atención la nobleza y extrañeza de quien lo acaba de recibir. El conde comienza a subir las escaleras asistiendo a Renfield con su equipaje mientras que otra de las más grandes frases del actor son pronunciadas cuando escucha el aullido de los lobos: “¡Escúchelos!. Los hijos de la noche. Qué mú-u-u-sica la que ellos hacen”. Vemos como Drácula y Renfield discuten la intención del conde para comprar la abadía Carfax en Londres, a la cual tiene la intención de viajar al día siguiente. Otra de las grades diferencias con la novela es que el tiempo transcurre lentamente desde que Harker llega al castillo hasta que se da cuenta de que él es un prisionero del conde. En la cinta todo transcurre de manera casi inmediata puesto que al día siguiente Renfield y Drácula estarán a bordo del Vesta (en lugar del Demeter original de la novela). Otra situación similar se presenta más adelante cuando Drácula ataca a Lucy. En el relato original Stoker plantea mucho tiempo transurrido desde la llegada del conde al puerto de Whitby hasta la vampirización y posterior muerte de la chica, mientras que en el cine Drácula la ataca y al día siguiente aparece muerta. Otras diferencias importantes que se observan en la película con respecto a la novela es que en la obra de Stoker, Carfax (inmueble a donde Drácula se mudaría a Londres) es sólo una casa y en la película se convierte en abadía. Otra aportación de la cinta al mito. Mientras el conde atiende a Renfield durante la cena se da otra de las mayores aportaciones de la cinta al mito de Drácula. Al igual que en Nosferatu, Browning adhiere la escena en donde Renfield en un descuido se co