Está en la página 1de 2

Alimentos permitidos y prohibidos para personas con gota

Es aconsejable evitar el consumo de alcohol, reducir los alimentos ricos en proteínas y purinas, beber
abundante agua, comer alimentos con poca grasa y hacer ejercicio
La gota o hiperuricemia es una enfermedad metabólica causada por la acumulación ácido úrico en el
organismo especialmente en las articulaciones. El ácido úrico es una sustancia de desecho que nuestro
cuerpo crea al descomponer alimentos que contienen purinas [sustancias naturales de algunos
alimentos]. Gran parte de este ácido úrico se disuelve en la sangre, pasa a los riñones y se elimina con la
orina.

No obstante, algunas veces se produce una cantidad superior de ácido úrico o nuestro cuerpo no lo
elimina completamente. De esta manera, aumenta el nivel de ácido úrico en la sangre y se forman
cristales en las articulaciones provocando una inflamación y dolor en la zona afectada y en sus
terminaciones nerviosas. Normalmente la gota se produce en la base del dedo gordo del pie, pero
también puede originarse en las muñecas, dedos de las manos, codos, tobillos, bajo la piel y formar
piedras en el riñón.

Las causas de esta enfermedad son una alimentación inadecuada, obesidad, consumo de alcohol,
sedentarismo, transmisión hereditaria, tomar ciertos medicamentos o tener enfermedades como
insuficiencia renal, colesterol, diabetes o hipertensión.

Alimentación para personas con gota o hiperuricemia

Además de seguir el tratamiento del médico debemos alimentarnos correctamente para controlar los
niveles de ácido úrico. Es así que debemos evitar el consumo de alcohol también la cerveza sin alcohol-,
reducir los alimentos ricos en proteínas y purinas, beber abundante agua, comer alimentos con poca grasa
y hacer ejercicio. Además, debemos seguir una dieta rica en potasio, zinc y vitaminas A, E, C, B9 ya que
poseen una acción antiinflamatoria.

Alimentos aconsejados Alimentos permitidos Alimentos a evitar


(ocasional)

Leche y derivados lácteos Bebidas comerciales sin azúcar, Leche entera y derivados lácteos grasos,
desnatados café, bebidas sin gas enriquecidos con nata

Patatas, arroz y pastas Salsas ligeras como mayonesa y Carnes rojas, embutidos y vísceras de
bechamel elaborada con leche animales
desnatada

Frutas frescas y verduras Bollería casera y ligera Pescados grasos (anchoa, sardinas,
excepto las indicadas como boquerones, arenques, trucha, atún,
prohibidas caballa, bonito, salmón)

Aceite de oliva y vegetales Postres caseros elaborados con Pescados en conserva


leche

Carnes con poca grasa (limitar Caldos concentrados de pescados y carne


cantidad a 80-100 por ración) o extractos (cubitos para sopas)

Pescado blanco Legumbres como guisantes y lentejas

Huevos Espinacas, espárragos, coliflor, apio

Legumbres (limitar consumo Marisco


sobre todo guisantes y lentejas)
Agua bicarbonatada, zumos Salsas grasas
naturales, infusiones

Jamón York Chocolate y derivados grasos

Fruta en almíbar, confitada y frutos secos

Bebidas alcohólicas, zumos azucarados y


bebidas con gas

Además de la tabla anterior, debemos tener en cuenta una serie de puntos:

 Se recomienda cocciones más ligeras y menos grasientas como a la plancha, horno, vapor,
papillote, hervidos.
 El zumo de limón previene los ataques de gota.
 Los frutos del bosque como arándanos o moras hacen disminuir el nivel de ácido úrico en la
sangre.
 Beber como mínimo dos litros de agua diarios.
 Evitar las comidas preparada, enlatada y la comida rápida.
 Estar muchas horas sin comer y el estrés hace aumentar los niveles de ácido úrico en la sangre.
 El alcohol evita que el ácido úrico se elimine con facilidad.