Está en la página 1de 6

SEPARATA N° 03: MEDICAMENTOS

1. Definición:
Toda sustancia o combinación de sustancias que se
presente como poseedora de propiedades para el
tratamiento o prevención de enfermedades en seres
humanos o que pueda usarse en seres humanos o
administrarse a seres humanos con el fin de diagnosticar,
restaurar, corregir o modificar las funciones fisiológicas
ejerciendo una acción farmacológica, inmunológica o
metabólica, o de establecer un diagnóstico médico.
2. Composición:
Los medicamentos están compuestos por:
 Principio activo: Sustancia que le confiere la acción terapéutica al medicamento.
 Excipiente: Cualquier componente que se agrega intencionalmente a la formulación
de una forma farmacéutica, que es diferente del principio activo. En general, los
excipientes se consideran sustancias inertes, que no tienen efecto farmacológico.
Finalidad:
 Aumentan el volumen de la fórmula, pues las cantidades de principio activo por
dosis a veces son sumamente pequeñas.
 Aseguran la estabilidad del principio activo, actúan como conservantes o
antioxidantes.
 Permiten "vehiculizar" ese principio activo, como lubrificantes, estabilizantes,
deshidratantes, aglutinantes, espesantes...
 Como colorantes, edulcorantes y aromatizantes mejoran las propiedades
organolépticas (es decir el sabor, el olor y la apariencia) del fármaco facilitando
su ingesta.
 Mejoran la biodisponibilidad (es decir la cantidad de fármaco que llega al
torrente sanguíneo)
 Forma farmacéutica: Hace referencia a las características físicas de la
combinación del principio activo y los excipientes.

3. Clasificación:
 Según su origen:
 De origen vegetal: Las platas suministran una variedad de sustancias
empleadas en medicina. Se utilizan raíces, tallos, hojas, flores y semillas,
algunas veces se emplea el vegetal entero; son innumerables los medicamentos
cuyo origen primitivo son las plantas como son el apio de donde se extrae la
morfina, el té de donde se extrae la teofilina, el sauce de donde se extrae la
aspirina, o determinados tipos de hongos de donde se extrae los antibióticos.
 De origen animal: Se utilizan sustancias como aceites, proteínas, grasas,
enzimas, sueros, hormonas; para la producción de vacunas, cremas, lociones,
etc.
 De origen mineral: Se utilizan diversas sustancias purificadas procedentes del
reino mineral como el azufre, magnesio, sales, etc; para producir complementos
vitamínicos, nutricionales, etc.
 Medicamentos sintéticos: Son aquellos medicamentos de origen natural que
son modificados en el laboratorio para variar sus propiedades.
 Según su estado físico:
 Sólidas: Polvos, granulados, cápsulas, comprimidos,
tabletas, supositorios, óvulos, etc.
 Semi-sólidas: Pomadas, cremas, gel.
 Líquidas: Soluciones, suspensiones, emulsiones,
jarabes, lociones.
 Gaseoso: Anestésicos, inhaladores.
 Clasificación según el nombre:
 Químico: Se refiere a su estructura química.
 Genérico: Nombre del principio activo que la OMS
selecciona para su reconocimiento.
 Comercial: Nombre establecido por cada laboratorio fabricante, marca
registrada.
o Patente: Son aquellos que surgen de una investigación profunda que realiza un laboratorio con la
intención de sanar un padecimiento específico, por este descubrimiento se le otorga la patente, la
cual tiene un determinado período de duración, es decir, el inventor tiene la exclusividad de
producción de dicho medicamento en el mercado, a fin de recuperar su inversión.
o Esenciales: Son los medicamentos que cubren las necesidades de atención de salud prioritarias de
la población. Su selección se hace atendiendo a la prevalencia de las enfermedades y a su seguridad,
eficacia y costo eficacia comparativa. Se pretende que, en el contexto de los sistemas de salud
existentes, los medicamentos esenciales estén disponibles en todo momento, en cantidades
suficientes, en las formas farmacéuticas apropiadas, con una calidad garantizada, y a un precio
asequible para las personas y para la comunidad.

 Fórmula magistral: Es un medicamento destinado a un paciente en específico,


preparado por el farmacéutico o bajo su dirección, para complementar
expresamente una prescripción médica detallada de las sustancias medicinales
que incluye.

4. Formas de presentación:
Formas sólidas – semisólidas:
 Cápsula: Medicamento recubierto de una capa de gelatina.
 Comprimido o tableta: Un fármaco en polvo comprimido en un pequeño disco duro;
algunos se rompen fácilmente a lo largo de una línea marcada; otros tienen cubiertas
enterales para impedir que se disuelvan en el estómago.
 Comprimidos efervescentes: Se disuelven en agua y liberan el principio activo. En
ocasiones deben mantenerse en la boca hasta su disolución (para que actúen
también de forma local).
 Grageas: Productos recubiertos de azúcares para evitar sabores desagradables o
de sustancias protectoras para evitar la degradación con el aire. Esas cubiertas son
degradadas en el estómago.
 Píldoras: Sólidos esféricos preparados por compresión. Son pequeños y suelen
llevar una capa protectora azucarada.
 Polvos: Constituidas por una o más sustancias mezcladas y finamente pulverizadas
para asegurar su homogeneidad, para aplicación externa o interna.
 Supositorios: Preparados de forma cónica o de bala, destinados a introducirse por
el recto y que se funden, ablandan o disuelven a temperatura del cuerpo. Excipientes
o bases más utilizados son la manteca de cacao, la glicerina entre otros.
 Óvulos: Preparados sólidos de forma ovoide para vía vaginal. También se ablandan
y disuelven por el calor corporal.
 Pomadas: Preparados para uso
externo, de consistencia blanda y
adherente a la piel y mucosas. El
excipiente contiene más grasas.
 Cremas: Emulsiones con más agua
en el excipiente, son de consistencia
más líquida y viscosa, para uso
externo.
 Gel: Medicamento en forma de
solución, suspensión o emulsión de
uso externo con efecto refrescante.

Formas líquidas:
 Soluciones: Fármacos obtenidos por disolución de sustancias químicas en medios
aceitosos o acuosos.
 Jarabes: Soluciones acuosas de fármacos y concentrados para uso oral, por lo que
se le da un sabor azucarado.
 Colirios: Solución estéril para administración por vía oftálmica.
 Lociones: Soluciones para aplicaciones sobre la piel sin fricción.
 Elixir: Una solución dulce y aromática de alcohol usada como vehículo para
sustancias medicinales.
 Linimento: Un medicamento mezclado con alcohol, aceite o emoliente jabonoso y
que se aplica en la piel.
 Emulsiones: Forma medicamentosa líquida o semilíquida de aspecto lechoso o
cremoso constituida por sustancias oleosas, resinosas, etc; uniformemente
distribuidas en vehículo líquido.
 Enemas: Soluciones líquidas para aplicar vía rectal.

Forma gaseosa:
 Aerosol: Medicamento acuoso pulverizado y
absorbido en la boca y las vías aéreas superiores; no
hecho para ingerir

* Parche o disco transdérmico: Parche o disco medicinal absorbido a través de la piel


lentamente durante un largo período de tiempo (p. ej., 24 horas, 1 semana).

5. Factores que afectan a la acción de los medicamentos:


Varios factores aparte del propio fármaco afectan a su acción. Una persona puede no
responder de la misma forma en dosis sucesivas de un fármaco. Además, un fármaco
y posología idénticos pueden afectar de manera diferente a los pacientes.
Factores relacionados con el grado de desarrollo
 Los fármacos tomados durante el embarazo tienen
riesgo a lo largo de toda la gestación, pero el mayor
riesgo ocurre durante el primer trimestre, debido a la
formación de órganos y funciones vitales del feto
durante este momento. La mayoría de los fármacos
están contraindicados por los posibles efectos
adversos sobre el feto.
 Los lactantes suelen necesitar dosis menores debido
al tamaño de su cuerpo y a la inmadurez de sus órganos, en especial el hígado y los
riñones. Las diferencias en la acidez gástrica y las enzimas hepáticas necesarias para
el metabolismo de los fármacos pueden exigir la elección de medicamentos y dosis
diferentes a las de los adultos.
 En la fase de la adolescencia o adulta pueden producirse reacciones alérgicas a
fármacos que antes se toleraban.
 Los adultos mayores tienen diferentes respuestas a los medicamentos debido a los
cambios fisiológicos de la edad. Estos cambios incluyen la reducción de las funciones
renal y hepática, que pueden dar lugar a la acumulación del fármaco en el cuerpo. A
demás, la persona anciana puede estar tomando múltiples fármacos y pueden surgir
incompatibilidades.
 Los ancianos experimentan a menudo una disminución de la motilidad gástrica y de
la producción de ácido y del flujo sanguíneo en el estómago, lo que puede reducir la
absorción de los fármacos. El aumento del tejido adiposo y la disminución del líquido
corporal total en proporción a la masa corporal pueden aumentar la posibilidad de
toxicidad farmacológica.
Sexo
Las diferencias en la forma en que hombres y mujeres responden a los fármacos se
relacionan sobre todo con la distribución de la grasa y líquidos corporales y las
diferencias hormonales.
Factores culturales, étnicos y genéticos
La respuesta de un paciente a un fármaco está influenciada por variaciones genéticas
como el sexo, el tamaño y la composición del cuerpo. El metabolismo de los fármacos
y las variaciones en las enzimas están determinados por los genes y, debido a ello,
pueden influir en la respuesta a los fármacos.
La etnofarmacología investiga los efectos de las diferencias raciales y de etnia en las
respuestas a los medicamentos recetados. Por ejemplo, ciertos medicamentos pueden
funcionar bien en las dosis terapéuticas habituales en unos grupos étnicos, y ser tóxicos
en otros.
Los factores y prácticas culturales (p. ej., valores y creencias) también pueden afectar a
la acción de un fármaco. Por ejemplo, una hierba medicinal (p. ej., la hierba china
ginseng) puede acelerar o reducir el metabolismo de los medicamentos recetados.
Dieta
Los nutrientes pueden influir en la acción de un medicamento. Por ejemplo, la vitamina
K que se encuentra en las verduras de hojas verdes puede contrarrestar el efecto de un
anticoagulante como warfarina.
Ambiente
El ambiente del paciente puede influir en la acción de
los fármacos, en particular de aquellos usados para
alterar el comportamiento y el humor.
La temperatura ambiental también puede afectar a la
actividad farmacológica. Cuando la temperatura
ambiental es alta, los vasos sanguíneos periféricos se
dilatan, lo que intensifica la acción de los
vasodilatadores. Por el contrario, un ambiente frío y la vasoconstricción consiguiente
inhiben la acción de los vasodilatadores, pero potencian la de los vasoconstrictores. Un
paciente que toma un sedante o un analgésico en un ambiente ruidoso y ajetreado
puede no beneficiarse tanto como si lo tomara en un ambiente tranquilo y pacífico.

Factores psicológicos
Las expectativas del paciente sobre lo que un fármaco es capaz de hacer pueden afectar
a la respuesta a los medicamentos. Por ejemplo, un paciente que cree que codeína es
ineficaz como analgésico puede no experimentar ningún alivio del dolor tras recibirla.

Enfermedades y trastornos
Las enfermedades y trastornos también pueden influir en la acción de los fármacos. Por
ejemplo, el paracetamol puede reducir la temperatura corporal de un paciente febril,
pero no tiene ningún efecto sobre la temperatura de un paciente sin fiebre. La acción
farmacológica se altera en un paciente con una disfunción circulatoria, hepática o renal.

Momento de administración
El momento de administración de los medicamentos orales afecta a la velocidad relativa
con la que actúan. Algunos medicamentos que se administran por vía oral se absorben
con mayor rapidez si el estómago está vacío, mientras que otros fármacos se absorben
más deprisa si se administran con alimentos. Por ejemplo, el antibiótico ampicilina se
absorbe antes si el estómago está vacío, pero el antidepresivo se absorbe más deprisa
con los alimentos.