Está en la página 1de 13

LEYES MAGNETICAS

LEY DE FARADAY

Cuando hay un cambio en el entorno magnético en el que se encuentra una bobina de cable,
este campo originará una corriente en el circuito, conocida como corriente inducida, la cual se
produce mediante una FEM (Fuerza Electromotriz) inducida en la bobina.

Ese cambio en el campo magnético se


puede producir por el movimiento de un
imán entrando y saliendo del interior de la
bobina, un cambio en la intensidad del
campo magnético, girando la bobina dentro
del campo, moviendo la bobina hacia
adentro o hacia fuera del campo magnético, entre otros. Se establece una corriente en
un circuito siempre que haya un movimiento relativo entre el imán y la bobina.

Si se conecta un Galvanómetro con una


espira y se mueve un imán de un lado a
otro por el eje de la espira la aguja del
galvanómetro se desvía de un lugar a otro.
Esto indica la existencia de una corriente
eléctrica, mientras que, si este imán se
mantiene fijo, nada sucede.

Cuando el imán entra va en un


sentido, cuando sale de la espira
va en sentido contrario.

La ley de Faraday propone entonces que se produce una FEM cuando varía el flujo
respecto al tiempo: E= dΦ / dt
Aplicaciones de la ley de Faraday

Pero, ¿qué aplicaciones prácticas tiene la Ley de Faraday y la inducción


electromagnética? En el caso que nos ocupa, provocamos variaciones en el flujo
magnético que provoca una fuerza electromotriz. Aún así, mantenemos una diferencia
de potencial entre dos puntos de un circuito abierto. Con esto, podemos provocar
una corriente eléctrica.

Matemáticamente, se expresa como indicamos en la ecuación de arriba. Gracias al


trabajo de Michael Faraday, se desarrollaron la mayor parte de las máquinas. Hasta
algo tan cotidiano como una vitrocerámica de inducción. Como vemos, la variabilidad
del campo magnético está dado por la derivada (si el campo es constante, la derivada
es cero y no se provoca fuerza electromotriz alguna).
Otra aplicación importante de la Ley de Faraday es la creación de motores eléctricos.
Estos propulsores transforman la energía eléctrica en mecánica. Se diferencian así de
los motores químicos, que transforman el poder calorífico del combustible en energía
mecánica. Además, los motores eléctricos tienen mayor rendimiento.

Otros Descubrimientos de la Ley de Faraday

Michael Faraday es principalmente conocido por su teoría de la inducción


electromagnética. No obstante, realizó otros descubrimientos con
importantes aplicaciones prácticas en la actualidad, por ejemplo la electrólisis.
La Electrolisis

La electrólisis fue, en realidad, descubierta por William Nicholson en el año 1800. Fue
Michael Faraday quien perfeccionó sus teorías y las puso en común, elaborando la Ley
de la Electrólisis de Faraday.
La electrólisis es un proceso que separa los diferentes elementos de un compuesto
gracias a la electricidad. Para ello, se sumergen en el compuesto dos electrodos con
carga opuesta. A uno se le conoce como ánodo y al otro como cátodo. Cada uno de
estos electrodos atrae a los iones de carga opuesta. Para aumentar la concentración y
separar los iones de los electrodos se usa energía proporcionada por la corriente
eléctrica.

La electrólisis del agua no destilada es, hoy en día, un proceso muy utilizado en
diversos ámbitos. Por ejemplo, para la cloración de piscinas. Cada vez más piscinas
utilizan sal, la cual se transforma en cloro mediante la electrólisis. Para la ionización
del agua que bebemos, tratamientos terapéuticos o distintos sistemas
de depilación también utilizan la electrólisis.

La Jaula de Faraday
El experimento conocido como Jaula de Faraday es el más popular que se asocia a
este inventor. La jaula de Faraday es, en esencia, una caja metálica que aísla y protege
a cualquier cosa que esté en su interior de las descargas eléctricas y campos eléctricos
estáticos. El motivo es que en su interior el campo eléctrico es nulo.

Este experimento está muy vinculado a las investigaciones de Faraday en el campo


electromagnético que hemos mencionado con anterioridad. Lo sacó, al estudiar el efecto
por el cual se vuelve nulo el campo electromagnético en el interior de un conductor en
equilibrio.

Esto se produce a causa de la polarización, un proceso por el cual aparecen dos


ámbitos mutuamente cargados. Así, cuando el conductor elegido se encuentra
vinculado a un campo electromagnético externo, se produce una carga positiva en un
extremo y una negativa en el otro. El resultado es que se anulan en el punto en el que
entran en contacto. Lo hacen formando una suerte de vacío protegido en dicho punto.

Aplicando dicho razonamiento, Michael Faraday hizo un experimento en 1836 que


todavía tiene muchas aplicaciones hoy en día. Y es que sus principios se utilizan mucho
en el ámbito aeroespacial. También a la hora de proteger aparatos eléctricos en lugares
donde existen muchos cambios en el ámbito electromagnético a causa de diversos
fenómenos meteorológicos, como pueden ser las tormentas
El proceso tiene el siguiente desarrollo. Una caja metálica se introduce dentro de un
campo eléctrico ajeno a ella. En ese momento, los protones (cargas positivas) se
colocan en posición de red. Mientras, los electrones, que son cargas fundamentalmente
negativas, se mueven en sentido contrario.

Eso hace que uno de los sectores de la caja solo tenga una carga negativa, mientras
que el otro lado la tiene positiva. Ambas se anulan, por lo que el centro de la caja acaba
teniendo una carga nula. Manteniéndose protegido en su interior cualquier objeto
eléctrico, que no se verá afectado por ninguna de las dos cargas que pugnan
inútilmente por el dominio.
Sin embargo, la jaula solo protege al objeto que hay en su interior de la influencia del
campo eléctrico externo. Se ha constatado que otros tipos de influencias
electromagnéticas siguen funcionando en el interior de la jaula de Faraday. Por citar dos
ejemplos, la electricidad estática o la propia influencia magnética de La Tierra. A pesar
de ello, la jaula de Faraday protege y aísla casi por completo los objetos de su interior.
La jaula de Faraday tiene muchas aplicaciones prácticas. Sin embargo, para
terminar con este apartado, vamos a finalizar presentando algunas de las más curiosas.

Por ejemplo, en el año 2013 se utilizaron los principios de la Jaula de Faraday


para aislar la Capilla Sixtina. Fue durante la celebración del cónclave en el que se
eligió al actual papa Francisco I. Así, se evitaba cualquier injerencia exterior o la
utilización de cualquier aparato electrónico que pudiera acabar con el secretismo que
rodeaba a este proceso.

Cogemos dos teléfonos móviles, comprobaremos que ambos funcionen


correctamente. A continuación, envolvemos uno de los teléfonos en papel de aluminio,
y llamamos desde el otro. El resultado es que el teléfono envuelto no funciona, no emite
ningún tipo de señal, dando la sensación de estar apagado. Este es otro ejemplo de la
utilización de la Jaula de Faraday, utilizando materiales actuales y tecnología de hoy en
día.
Asimismo, la jaula de Faraday está presente en muchas actuaciones tanto de ladrones
como de los equipos de seguridad. Los principios son utilizados por las personas que
roban objetos electrónicos en las tiendas para evitar ser descubiertos. Una bolsa
recubierta con papel de aluminio actúa como una jaula de Faraday. Aísla el
producto de su interior y evita que dispare las alarmas de seguridad.
Es por ello que los expertos en seguridad estudian este proceso para crear nuevos
sistemas que logren hacer saltar las alarmas cuando se aplique este principio con fines
ilícitos. Sin embargo, sus principios también tienen usos más cotidianos.

Probablemente habrás mirado millones de veces el cristal de tu microondas. Este


electrodoméstico funciona como una jaula de Faraday que contiene la energía
electromagnética y evita la influencia del exterior. Los principios vinculados a la jaula de
Faraday están muy presentes en la vida cotidiana moderna y muchas de las cosas de
las que disfrutamos con asiduidad actualmente serían imposibles sin este increíble
invento.

LEY DE LENZ

Ley: “El sentido de la corriente inducida sería tal que su flujo se opone a la
causa que la produce”.
la Ley de Lenz plantea que los voltajes inducidos serán de un sentido tal que
se opongan a la variación del flujo magnético que las produjo. Esta ley es
una consecuencia del principio de conservación de la energía.
La polaridad de un voltaje inducido es tal, que tiende a producir una corriente,
cuyo campo magnético se opone siempre a las variaciones del campo
existente producido por la corriente original. El flujo de un campo magnético
uniforme a través de un circuito plano viene dado
por:

Donde:
Φ = Flujo magnético. La unidad en el SI es el weber (Wb).
B = Inducción magnética. La unidad en el SI es el tesla (T).
S = Superficie del conductor.
α = Ángulo que forman el conductor y la dirección del campo.
Si el conductor está en movimiento el valor del flujo
será:

En este caso la Ley de Faraday afirma que el Vε inducido en cada instante

tiene por valor: Vε=


El valor negativo de la expresión anterior indica que el Vε se opone a la
variación del flujo que la produce. Este signo corresponde a la ley de Lenz.
Esta ley se llama así en honor del físico germano-báltico Heinrich Lenz, quien
la formuló en el año 1834.

REGLA DE FLEMING
Si el pulgar, el dedo índice y el dedo medio de la mano derecha se coloca en
el ángulo recto entre sí, apuntando con el pulgar en la dirección que se
mueve el conductor y apuntándose con el índice en la dirección del campo
(NaS), el dedo medio apuntara en la dirección convencional de la corriente
inducida.

También podría gustarte