Está en la página 1de 5

VISTOS:

A fs. 7 y rectificación de fs. 22, comparece don TOMAS FRANCISCO GAETE MUÑOZ,
trabajador, domiciliado en Antonio Varas Nº 1601, depto. 601, Providencia, quien demanda
en juicio ordinario del trabajo a BAR LIGURIA LTDA., representada legalmente por don Juan
Pablo Cicali Azcuénaga, ignora profesión, ambos domiciliados en Manuel Montt Nº 1373,
Providencia, a fin de que se declare incausado, indebido, improcedente e injustificado su
despido, y sea condenado a pagar las siguientes indemnizaciones y prestaciones laborales:
indemnización por omisión de preaviso; indemnización por años de servicios recargada en
un 100% por ser el despido carente de motivo plausible, en subsidio con el recargo del 50%
y la suma de $10.000.000.- por daño moral.
Expone que comenzó a prestar servicios para el demandado el día 12 de mayo de 2004,
para desempeñar funciones de cajero y administrador del bar de la demandada,
desempeñándose en el último tiempo en el local de Luis Thayer Ojeda en el turno de noche.
Su remuneración, ascendía a la suma de $1.173.938. Relata que el día 22 de enero de
2007, se le expresó por parte de un socio de la demandada don Marcelo Cicali, que
presentara su renuncia, a lo que el actor se negó, deduciendo reclamo ante la inspección del
trabajo al día siguiente, señalando la demandada en el comparendo de fecha 21 de febrero
de ese mismo año, que el demandante había sido despedido por las causales "falta de
probidad en el desempeño de sus funciones, acoso sexual e injurias proferidas a su
empleador". Sostiene que jamás recibió comunicación del despido referido por la
demandada ni se le expresó causales de ese tenor, las cuales reclama que son falsas.
A fs. 57 contestó la demandada, solicitando sea rechazada la demanda en todas sus partes
con costas, señalando que el demandante recibió carta de despido, la cual fue remitida al
domicilio registrado en el contrato, que sus horas extraordinarias fueron pagadas, y en
cuanto al daño moral comenta que dadas las conductas de la demandante ello implicó una
merma en la facturación del local.
A fs. 59 se recibió la causa a prueba, rindiéndose la agregada a los autos.
A fs. 76 se llamó a las partes a conciliación, la que no se produjo.
A fs. 125 se citó a las partes para oír sentencia.
CONSIDERANDO:
EN CUANTO A LAS TACHAS:
PRIMERO: Que se desestima la tacha interpuesta por la parte demandada en contra del
testigo don Gabriel Alejandro Macaya Jorquera, (fs.82) fundada en la causal prevista en el
Nº 7 del art. 358 del Código de Procedimiento Civil, toda vez que no se acreditó que el
testigo mantenga una amistad íntima con el actor; es más, es el propio deponente quien
refiere ser "conocido del actor".
SEGUNDO: Que asimismo se desestima la tacha deducida en contra de la testigo doña
Karen Alice Parada Llancapán, fundada en la causal establecida en el art. 358 Nº 6 del
mismo Texto legal, pues se estima que ni carece de imparcialidad ni tampoco consta la
existencia de un interés directo o indirecto en el resultado del juicio .
EN CUANTO AL FONDO.
TERCERO: Que entre las partes no existe controversia en cuanto a que el actor prestó
servicios subordinados y dependientes para la parte demandada en calidad de administrador
y cajero, percibiendo una remuneración de $1.173.938.-, servicios que terminaron con
fecha 23 de enero de 2007, por decisión unilateral del empleador invocando las causales
previstas en el art. 160 Nº 1 letras a) b) y c) del Código del Trabajo, Por lo tanto la
discusión se ha visto centrada en establecer los fundamentos fácticos de la causal invocada
para el despido del trabajador y si tales hechos la configuran efectivamente; asimismo
establecer la fecha del despido, si se adeudan las prestaciones solicitadas y si procede el de
2006 (fs. 1 y 2); reclamo ante la inspección del trabajo de
Providencia(fs. 3 a 5); Acta de comparecencia ante la Inspección del Trabajo de Providencia
(fs. 6). Absolución de posiciones de don Juan Pablo Cicali Azcuénaga, representante legal de
la demandada, quien legalmente juramentado, prestó confesión a fs. 76 y ss., al tenor del
pliego de posiciones agregado a fs. 73.
Testimonial, de don Gabriel Alejandro Macaya Jorquera (fs. 82 y ss.); de don Uriel Antonio
Parraguez Cubillos (fs. 8) quienes legalmente juramentados declararon al tenor de los
puntos de prueba.
QUINTO: Que por su parte la demandada rindió las siguientes probanzas: Documental,
consistente en : contrato de trabajo, suscrito por las partesde fecha 26 de mayo de 2004,
renovación de contrato de fecha 10 de julio de 2004, anexos de contrato de fecha 1 de
octubre de 2004, 1 de noviembre de 2005, 1 de febrero de 2006, 1 de enero de 2005, (fs.
26 a 33); Acta de comparecencia Dirección del Trabajo ICT Providencia Unidad de
Conciliación, de fecha 21 de febrero de 2007, anexo de reclamo Nº 1312/2007/717 (fs. 34 a
36); Carta de aviso de despido de fecha 23 de enero de 2007, dirigida al demandante (fs.
37 y 38); copia de guía de admisión de envíos de Empresa de Correos de Chile, de fecha 23
de enero de 2007; Copia de formulario de admisión de envíos registrados de fecha 23 de
enero de 2007, destinatario Tomás Gaete Muñoz (fs. 40); Copia de carta a la inspección de
fecha 23 de enero de 2007, decepcionada con fecha 24 de enero de 2007 (fs. 41);
Liquidación de remuneraciones mes de febrero, marzo, abril, mayo, de 2006 (fs 42 a 45);
Copia de recepción de licencia médica de fecha 6 de julio de 2006 a
nombre del demandante (fs. 46); Copia liquidación de remuneraciones mes de junio, julio,
agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre de 2006, enero de 2007 (fs. 47 a 54)
Absolución de posiciones de la actora, quien legalmente juramentada, prestó confesión a fs.
79 y ss., al tenor del pliego de posiciones agregado a fs. 75. Testimonial, de doña Karen
Alice Parada Llancapan (fs. 92); de don Jorge Eduardo León Mejías (fs. 105), legalmente
juramentados declararon al tenor de los puntos de prueba.
SEXTO: Que como medida para mejor resolver, se allegaron los siguientes documentos:
copia e mail enviado desde el correo electrónico tomasfran10@yahoo.es a los correos
mcicali@liguria. cl; jcicali@liguria.cl; rossana eleonora cicali; dante flores; claudio mancilla y
respuesta enviada desde el correo mcicali@liguria.cl de fecha 7 de octubre de 2006 (fs. 103
y 104).
SEPTIMO: Que, la parte demandada allegó a fs. 37, comunicación de despido, remitida al
domicilio del trabajador la que cumple con las formalidades del art. 162 del Código del
Ramo, según consta a fs. 37 a 41 de autos, mediante la cual invoca para el despido
del demandante, las causales contenidas en el artículo 160 Nº 1 del Texto legal citado,
específicamente las contempladas en las letras a), b) y d), expresándolas como sigue : 1)
una conducta de acoso a doña Karen Parada Llancapán, las que se habrían manifestado en
contactos físicos y acercamientos que fueron rechazados por ella, además de
requerimientos y propuestas que al ser rechazadas perjudicaron su situación de oportunidad
en lo laboral; 2) el haber adoptado el actor, durante un tiempo prolongado una actitud
despótica y de supremacía, impropia en su calidad de administrador, degradando a una
cantidad importante de los empleados a quienes el demandante debía supervigilar y
respetar como personas y compañeros de trabajo: Sin perjuicio de ello, es posible advertir
que la carta de aviso de despido enviada al demandante, expresa los fundamentos de
hecho, que según la parte demandada, configurarían las causales de las letras a) b) y d)
invocadas as de acoso sexual"; sin embargo, no se refiere en ella a inconductas del actor
que constituyan, por un lado, falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus
funciones, o actos constitutivos de injuria por parte del trabajador al empleador, motivo por
lo cual estas últimas causales señaladas, o sea, las letras a) y d), no resultan justificadas.
OCTAVO: Que, en cuanto a la conducta de acoso sexual invocada en el despido, el artículo
2º del Código del Trabajo, dispone que se entiende por tal "el que una persona realice en
forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual, no consentidos por
quien los recibe y que amenacen o perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades en
el empleo". Al efecto, según se desprende de la declaración de doña Karen Parada (fs. 93),
los hechos constitutivos del acoso sexual en su contra se verificaron en dos viernes-noche,
en que trabajó con el actor; en la primera oportunidad, el demandante concretamente, le
insinuaba cosas, la invitaba a salir, le decía que estaba bonita, que podían hacer algo juntos
entretenido, la tomaba de la cintura, no obstante, esa vez ella nada dijo, porque no le dio
importancia, "no lo pesqué" (sic), sólo le decía no, no puedo. Sin embargo, en la segunda
oportunidad, el actor la habría gritado delante de otros compañeros porque una mesa no
estaba siendo bien atendida y en esa ocasión ella se sintió super mal, pasada a llevar y
habló con el administrador del local. Asimismo, repreguntada, en cuanto
a que si el actor, aparte de haberla tomado por la cintura, tuvo otro contacto físico con ella,
la deponente respondió: "no, bueno, la mano" (sic).
NOVENO: Que, así las cosas, del testimonio de la testigo quien habría sido víctima del acoso
por parte del actor, no se desprenden hechos de tal entidad que hagan llegar a la convicción
de esta sentenciadora que efectivamente constituyen una conducta de acoso sexual, pues,
no relata ésta un requerimiento siquiera de connotación sexual, tampoco se observa la
amenaza o perjuicio de su situación laboral, es más, ella asegura que ni siquiera le dio
importancia, la primera vez y de la segunda, sólo relata una fuerte llamada de atención que
ella consideró injusta. A lo que se agrega, el hecho de no constar en autos que doña Karen
Parada haya formulado un reclamo por escrito a la dirección de la empresa, establecimiento
o servicio o a la respectiva Inspección del Trabajo, ni que se haya realizado por parte de la
empleadora alguna investigación sobre los hechos. Por tanto, dada la prueba rendida en
autos, sólo se puede concluir que el supuesto acoso sexual fue determinado solamente con
los dichos de doña Karen Parada, sin observarse el procedimiento establecido en el Titulo IV
del Código del Trabajo, refrendado por el propio Reglamento interno de la empresa.
(custodia Nº709- 07) en sus títulos XVII y XVIII.
DECIMO: Que en consecuencia, de conformidad a lo que se ha venido razonando, se declara
que el despido del demandante ha sido injustificado y atendido que este ha solicitado en su
libelo pretensor que se condene a la demandada al pago de la indemnización por años de
servicio recargada en un 100%, por falta de motivo plausible, será acogida dicha petición,
pues, como se ha referido precedentemente, el trabajador fue privado de su derecho a
defenderse de los hechos que se le imputaron, careciendo de un procedimiento mínimo de
modo de que el empleador estuviera facultado para realizar una exoneración por la causal
invocada.
UNDECIMO: Que, de conformidad a lo resuelto y porque la además la demandada no lo
acreditó, el daño moral demandado se rechaza.
DUODECIMO: Que el análisis de los restantes antecedentes, no alteran las conclusiones a
las que se ha arribado, especialmente s arts. 2, 160 Nº 1 letra a) , b) y d); 211
A, yss., 420 a 458 del Código del Trabajo, y art. 16598, 1700 y 1700 del Código Civil, se
declara:
I.- Que, ha lugar a la demanda de fs. 7, en cuanto se declara injustificado el despido del
actor y se ordena pagar por la demandada al demandante lo siguiente:$1.173.938, a título
de indemnización sustitutiva del aviso previo;$3.521.814.- a título de indemnización por 3
años de servicio;$3.521.814 por incremento del 100%, en lo demás se desestima.-
II.- Que las sumas ordenadas a pagar deberán serlo con los reajustes e intereses legales
establecidos en los art. 63 y 173 del Código del Trabajo. Su liquidación se hará en la etapa
de ejecución del fallo, por Secretaría.-
III.- Que no se condena en costas a la demandada.
Regístrese, notifíquese y archívese en su oportunidad.

Dictado por doña LIDIA PATRICIA HEVIA LARENAS, Juez Suplente.


Autoriza el Secretario Subrogante, don ENRIQUE BOSCO ROJAS.