Está en la página 1de 58

I.- INTRODUCCIÓN. II.

- LA SOCIEDAD POR ACCIONES


SIMPLIFICADAS (SAS) SEGÚN LEY 27.349. III.- LA IMPRONTA DE
LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD EN EL DERECHO
SOCIETARIO. IV.- ANTECEDENTES y FUENTES. V.-
NATURALEZA JURÍDICA. VI.- LEY APLICABLE Y PRELACIÓN.
VII.- LIMITACIONES, PARTICIPACIONES Y CONTROL
SOCIETARIO. VIII.- CARACTERISTICAS DEL NUEVO RÉGIMEN
LEGAL (TÍTULO III DE LA LEY 27.349). VIII. 1.- CONSTITUCIÓN
DE LA SAS. VIII. 2.- OBJETO SOCIAL. VIII.3.- CAPITAL SOCIAL.
VIII.4.- PRESTACIONES ACCESORIAS. VIII.5.- APORTES
IRREVOCABLES. VIII.6.-TRANSFERENCIA DE ACCIONES. VIII. 7.
ÓRGANIZACIÓN JURÍDICA INTERNA DE LA SOCIEDAD. VIII.8.-
ADMINISTRACION Y REPRESENTACION. VIII.9.- GOBIERNO.
VIII. 10. FISCALIZACION. IX.- REFORMAS DEL INSTRUMENTO
CONSTITUIVO. X.- DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN. XI.-
REGISTROS Y CONTABILIDAD. XII.- RESOLUCION DE
CONFLICTOS. XIII.- TRANSFORMACIÓN. XIV. OTRAS
DISPOSICIONES Y PARTICULARIDADES VARIAS. XV.-
REGLAMENTACIÓN DE LA LEY 27.349 SEGÚN LA INSPECCIÓN
GENERAL DE JUSTICIA (RG IGJ 6/2017). XVI.
REGLAMENTACIÓN EN SANTA FE (RESOLUCIÓN Nº 85 (B.O.
26/1/18) DE LA IGPJ.- XVII.- ALGUNAS CONCLUSIONES.

I.- INTRODUCCIÓN.
I.1. ¿Cambiar o morir?. En “La Argentina del Siglo 21”, ya hace más de
treinta años, su autor Rodolfo Terragno volcaba sus ideas y visiones sobre
educación, ciencia y el futuro del país; planteando que ya el mercado era el
mundo y que sin ciencias básicas, tecnología, educación de calidad e

Página 1 de 58.-
inversiones en energía e infraestructura, no habría futuro en cualquier estado
que en el Siglo XXI debía ser tecnológico más que industrial. Escribió, por
ejemplo: "Alguien que no haya incorporado la teoría de la relatividad, la teoría
de la evolución, los hallazgos sobre la base química de la vida o la idea de
inteligencia artificial, puede tener cultura, talento, creatividad y, sin embargo,
ser incapaz de comprender su tiempo"1. En dicha sentencia residía una puntual
crítica a la cultura argentina en el sentido de no poder ser contemporáneos por
la costumbre en el acaloramiento de debates tardíos.
En un reciente libro2, se menciona a las empresas y a los empresarios como
quienes en particular necesitan abordar la cuestión del cambio en la
modernidad, pues por razones de supervivencia deben actuar en consecuencia
con agilidad y sin cerrar demasiado el foco. Los autores explican cómo desde
que se inventó el circuito cerrado en 1958, las llamadas “TIC” (tecnologías de
la información y las comunicaciones) generaron un fenómeno que se conoce
como “cambiar o morir”. Es que el cambio en el mundo actual, explican los
autores, se produce aceleradamente y las innovaciones se suceden una tras
otra, lo cual no es extraño para la economía que según Joseph Schumpeter (“el
abuelo del emprendedorismo”), nunca puede permanecer estática sino que es
el concepto de “destrucción creativa” lo que genera la riqueza. Según el índice
SP500, una empresa no liderará más de 17 años entre las primeras 500 del
mundo, de modo que tanto la plasticidad como la hibridez (las llamadas
“empresas plastilina”) son imperativos para mantenerse y enfrentar con éxito
el mutable y volátil entorno del mercado. Todo lo cual reafirma que en
tiempos actuales la creación de nuevas empresas se halla también signada por
el riesgo como una variable asimismo inevitable.

1
Terragno, Rodolfo H, “La Argentina del Siglo 21”, Sudamericana Planeta, 1985, p.18.
2
Campanario, Sebastián y Vashnov, Andrei, “Modo Esponja”, Sudamericana, 2017.

Página 2 de 58.-
I. 2. Las SAS, el cambio y el futuro. Pues bien, uno se preguntará qué tiene
que ver lo expuesto con la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS). Y la
respuesta, por un lado, la he hallado en la gran mayoría de los trabajos
doctrinarios que sobre la novel figura se han escrito, pues prácticamente todos
quienes en menor o mayor medida le propinaron su aceptación, han asociado a
la SAS con una revolución o con un cambio de paradigma, de suerte que dicho
nuevo tipo societario se pondría a la altura de la modernidad en cuanto
desarrollo económico y tecnológico. En unas Jornadas sobre “SAS” que se
celebraron en Rosario en sede de la Universidad Austral el 26 de octubre de
2017, entre otros prestigiosos invitados el Dr. Daniel R. Vítolo logró provocar
en su auditorio pleno de abogados sobre la idea de que, gracias a la tecnología,
“el futuro ya está entre nosotros” y con ello invitaba a pensar si ya no resulta
indiscutible que el desarrollo económico pasa por los servicios y su tecnología
incorporada, trayendo a cuento por ejemplo a las reconocidas mega empresas
“sin capital” que son plataformas de software, aplicaciones móviles o sitios
web (Airbnb, Uber, Facebook, etc.).3
Dicho esto, parece haberse asumido la premisa de que en todos los sistemas la
organización de la empresa lo es fundamentalmente a través del uso de la
técnica societaria4, es decir el uso de la sociedad como una óptima herramienta
jurídica de organización empresaria. De modo que de nuevo encuentro cómo
vincular el cambio en cuestión con la SAS, pues su irrupción en el derecho
argentino, conforme lo expuso Marzorati, se explica en “la necesidad de contar
con una sociedad ágil basada sobre la libertad de creación, su constitución y
regulación sustentado en el principio de la autonomía de la voluntad dejando a

3
“Airbnb” provee alojamiento con una oferta de dos millones de propiedades en 192 países
y no es propietaria de ningún inmueble. “Uber” no es dueña de ningún coche con los que presta el
servicio de trasnsporte privado a través de su aplicación móvil y “Facebook”, la red social que vincula
a millones de usuarios en todo el planeta no tiene contenidos propios.
4
Richard, Efraín H., “Crisis societarias: Visiones encontradas: la societaria y la concursal”,
LL: AR/DOC/4141/2011.

Página 3 de 58.-
las partes la configuración de sus estipulaciones, con destino a las micro,
pequeñas y medianas empresas, y en especial para los emprendedores,
proveyendo un marco dinámico, menos rígido y plazos de inscripción
abreviados, que el marco de las sociedades existentes, porque se la proyecta
como una nueva sociedad tipificada, creada al margen de la Ley de
Sociedades”5 .
Concluyo esta introducción para abrir paso hacia un preliminar análisis de la
figura en cuestión según su ley de creación 27.349 con las modificaciones
introducidas por el DNU N° 27/18 y un repaso de las reglamentaciones ya
vigentes que realizaron la IGJ en Capital Federal y la IGPJ en Santa Fe.

II.- LA SOCIEDAD POR ACCIONES SIMPLIFICADAS (SAS) SEGÚN


LEY 27.349.
II. 1. La SAS aparece en el derecho argentino regulada según Ley 27.349:
“Ley de Apoyo al Capital Emprendedor”. El punto de partida resultó el
proyecto del Ministerio de Economía de apoyo a la actividad emprendedora y
que contenía la nueva figura de la SAS, remitido a través del mensaje del
Poder Ejecutivo a la Cámara de Diputados el 5/9/16. Al cabo de poco tiempo,
el 12/4/17, se publicó en el Boletín Oficial la ley 27.349 —sancionada por el
Senado de la Nación por unanimidad el 29/3/17 y promulgada el
11/04/2017—, que se dio a conocer como “Ley de Apoyo al Capital
Emprendedor”, con el fin de promover y fomentar el llamado
emprendedorismo y las actividades productivas tendientes a un objetivo
macroeconómico de reactivación y crecimiento de la actividad emprendedora
y su expansión internacional con la mira puesta fundamentalmente —aunque
no exclusiva o excluyentemente— en las PYMES; siendo la Secretaría de

5
Marzorati, Osvaldo, "La Sociedad Anónima Simplificada. ¿Será una realidad?", LL, 2016-
F, 990.

Página 4 de 58.-
Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de
Producción la autoridad de aplicación de la mencionada Ley.
La normativa de referencia trajo consigo una serie de institutos novedosos,
como resultan principalmente: a) la creación del Registro de Instituciones de
Capital Emprendedor; b) la concesión de beneficios impositivos a los aportes
de inversión en instituciones de capital emprendedor que, a su vez,
beneficiarán a los emprendimientos bajo determinados requisitos; c) el
establecimiento de un Fondo Fiduciario para el Desarrollo del Capital
Emprendedor (FONDCE); c) la implementación de Sistemas de
Financiamiento Colectivo —“Crowdfunding”—, como régimen especial de
promoción para fomentar la industria de capital emprendedor (Art. 22, L.
27.349), agregando la norma al respecto que "el Sistema de Financiamiento
Colectivo tendrá por objeto fomentar el financiamiento de la industrial del
capital emprendedor a través del mercado de capitales"6; d) la regulación de la
Sociedad por Acciones Simplificada bajo Título III, a la sazón sujeto
beneficiario de dichos sistemas de préstamos y asistencias de las instituciones
de capital emprendedor, del Fondo Fiduciario y del programa “Fondo
Semilla” para capacitar y otorgar financiación y asistencia técnica en
coordinación con el nuevo Consejo Federal de Apoyo a Emprendedores.

III.- LA IMPRONTA DE LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD EN EL


DERECHO SOCIETARIO ARGENTINO.
III.1. La impronta de la autonomía de la voluntad en el derecho societario
argentino como cambio de paradigma. En el Título III de la referida ley

6
El crowdfounding combina tecnología con mercado de capitales. "Afluenta", "Stellup-
crowdfunding", y "Kickstarter" son algunas de las "apps" para el smartphone que brindan al usuario la
posibilidad de participar económicamente en nuevos proyectos. Kickstarter, por ejemplo, anuncia que
es una plataforma que provee a artistas, músicos, cineastas, diseñadores y otros creadores con los
recursos y el apoyo necesarios para llevar sus ideas a la realidad. "Afluenta", por su lado se concentra
en el crédito personal. Expresa en su sitio web que "las personas invierten en otras personas
eliminando la brecha bancaria entre quienes solicitan y quienes invierten". Cfr., op. cit. en Nota 22.

Página 5 de 58.-
27.349, hallamos regulada a la Sociedad por Acciones Simplificada, en menos
de una veintena de artículos (del 33 al 62 de la Ley 27.349). Si bien ya en el
Proyecto de 1992 se contemplaba una sociedad simple por acciones 7, la
definitiva regulación de la SAS en el derecho positivo argentino se ha
concebido, no como solución excluyente para la organización empresaria sino
como una alternativa jurídica junto con otras personas jurídicas o patrimonios
de afectación.8
Sin embargo, más que una regulación complementaria a la existente Ley
General de Sociedades, lo cierto es que la impronta de la nueva figura impactó
fuertemente en diversos ámbitos hasta el punto tal de su proclamación —
según sus principales características que trataremos seguidamente— como
configurativa de una revolución en el seno de nuestro derecho corporativo y el
mundo de los negocios, siguiendo el llamado “efecto Delaware” así como las
experiencias de Francia, Colombia, México y Chile. Se trata también, según
autorizadas opiniones, de un nuevo paradigma para el derecho societario
argentino entendiéndose que permitirá dejar atrás la insuficiencia de las
formas y la rigidez de los tipos sociales de la ley 19.550, para venir a
satisfacer un antiguo clamor de los operadores y del mundo de los negocios
frente a las nuevas expresiones de formas empresarias que requieren marcos
normativos más dinámicos, menos rígidos y plazos de inscripción registral
abreviados.9
Pues bien, de entre las características destacadas de la SAS que conllevarían la
notoria innovación (cambio de paradigma), hallamos la impronta de la

7
Vítolo, Daniel R., "La Sociedad Anónima Simplificada (SAS)", LL, 2016-E, 1134.
8
Molina Sandoval, Carlos A., “Sociedad por Acciones Simplificada (SAS)”, LL 21/04/2017,
21/04/2017, 1.
9
Cfr., Hadad, Lisandro A., "La Sociedad por Acciones Simplificada y la llegada de la
modernidad", LL 27/07/2017, 1, AR/DOC/1387/2017; Cardoso, Juan C., “Ley de Apoyo al Capital
Emprendedor y la Sociedad por Acciones Simplificada”, MJ-DOC-12021-AR | MJD12021, Vítolo,
Daniel R., op. cit.

Página 6 de 58.-
autonomía de la voluntad, habiendo señalado al respecto Duprat10 que aunque
la discusión no es nueva, sigue formando parte del debate actual en el ámbito
del derecho societario extranjero y local, la medida de la autonomía de la
voluntad para que en las sociedades cerradas sus propios socios diseñen los
estatutos sociales y cuenten con la ley regulatoria como mayoritariamente
supletoria de modo que cuando ello es posible se adscribe (siguiendo al debate
en Estados Unidos) a la teoría “contractualista”; por oposición a quienes
promueven el “comunitarismo” que prefiere las normas imperativas para
regular el fenómeno societario. En ninguno de los extremos hallamos
razonabilidad, sostiene el autor; sin embargo parece inevitable que la
modernidad traiga consigo, por lo menos para un determinado contexto, la
posibilidad de fisurar el principio de la imperatividad; y es así que la irrupción
de las SAS argentina como un nuevo tipo societario de entre los existentes y
“por afuera” de la LGS, viene a reconocer a los interesados su facultad para
autoregularse dejando sólo fuera de ello a aquellos aspectos considerados
indisponibles —como ciertos derechos esenciales de los accionistas y terceros,
así como la responsabilidad de la sociedad, socios, controlantes,
administradores y fiscalizadores—.11

IV.- ANTECEDENTES y FUENTES.


IV. 1.- Antecedentes nacionales hacia la adopción de la SAS. La doctrina
recuerda que desde que se sancionó el régimen societario de la ley 19.550,
fueron pocas las reformas que receptó dicho sistema caracterizado por la
rigidez de sus principios rectores —–el problema se halla cuando se tornan
dogmas, según algunos críticos—.12 Con la sanción de la Ley 26.994 (Código

10
Duprat, Diego A. J., "Sociedades por Acciones Simplificadas", LL, 2017-B, 979.
11
Cfr., Duprat, op.cit.
12
Hadad, Lisandro y Duprat, Diego, en “SOCIEDADES POR ACCIONES SIMPLIFICADAS.
NORMAS DE LA INSPECCIÓN GENERAL DE JUSTICIA”, LL 28/08/2017, citan a Le Pera para

Página 7 de 58.-
Civil y Comercial de la Nación), sin dudas se modifica de modo relevante la
orientación del ordenamiento jurídico societario de nuestro país, por lo menos
en los siguientes aspectos en lo que en mayor medida interesa para esta
colaboración.
Por un lado, con la recepción de la unipersonalidad societaria (Art. 1 y Art. 94
bis, LGS), como posibilidad de constitución del sujeto sociedad a partir de un
acto jurídico emanado de una declaración unilateral de voluntad, rompiendo
con el paradigma de la sociedad concebida sólo como un contrato plurilateral
de organización.13 Pero sucedió, sin embargo, que tal reciente reforma no tuvo
el sabor esperado para los pequeños y medianos empresarios, pues en lo
relativo a la unipersonalidad, al reciente tipo de la Sociedad Anónima
Unipersonal (SAU) se lo dotó de singularidades poco atractivas si lo buscado
era una mayor libertad de formas, control y régimen interno: la SAU no escapa
del instrumento público para su constitución y su régimen interno resulta el de
la sociedad anónima según la LGS; se le prohíbe constituir otra sociedad
anónima unipersonal; se incorpora al elenco del artículo 299 LGS de modo de
quedar alcanzada por la fiscalización estatal permanente de la autoridad de
control; su capital social debe ser integrado totalmente en el acto constitutivo;
también se preveía la obligatoriedad de Sindicatura colegiada en número
impar en cabeza de contadores o abogados y Directorio plural con un mínimo
de tres directores, lo cual se modificó por ley 27.290 excluyendo el Directorio
plural y la Sindicatura colegiada para las SAU, no obstante lo cual sigue

aportar una definición de dogma como “principio carente de función”: “ "El 'principio' de una ley
responde a veces a la necesidad de adecuación de un determinado orden jurídico y, a veces, a una
moda académica, un hallazgo retórico o un particular sentimiento de armonía o belleza del orden
jurídico" (4). "Una vez admitido, es transmitido por profesores a alumnos y por éstos, a su debido
tiempo, a los propios, de manera no analizada, esto es, como axioma. Por lo tanto, si el
trasvasamiento generacional se produce como artículo de fe, el principio se convierte en dogma. Un
dogma no es nunca contrastado con la realidad, no se espera de él que sea práctico y en todo caso su
practicidad nunca es medida, el dogma vale porque 'debe' valer".
13
Cfr., Vítolo, Daniel R., "Aspectos de la reglamentación de las SAS por las autoridades de
contralor", publicado en el diario La Ley, ejemplar del 22/8/17.

Página 8 de 58.-
vigente la exigencia de órgano de fiscalización interno (Art. 299, inc. 7° y 284
LGS).
De modo que la mayoría de los autores coincidieron en que la SAU no vino a
resolver la problemática de la limitación de la responsabilidad del empresario
individual, sino que su aplicación se vería acotada para las subsidiarias
totalmente controladas de grandes grupos empresarios nacionales y
extranjeros.14
Otra modificación trascendente operó a través de la derogación del régimen de
sociedades irregulares o de hecho (Arts. 21 y ss., L. 19.550), sustituido por la
"Sección IV" de la LGS que según el nuevo artículo 21 de la LGS incluye a
las especies que: (1) No se constituyen con relación a los tipos del Capítulo II,
(2) Omitan requisitos esenciales, (3) Incumplan con las formalidades exigidas
por la ley. Sobre dicha normativa unificadora que suprime a las sociedades
civiles y desconoce la nulidad de la sociedad comercial atípica sujeta a
liquidación (ex Art. 17, L. 19.550), y que por lo tanto pasa a albergar a las
llamadas sociedades “informales, simples o residuales”, bien se ha dicho que
adaptándose a la demanda o necesidad negocial anticipó la impronta de las
SAS en cuanto a flexibilidad y libertad de formas y la prevalencia de la
autonomía de la voluntad para la redacción de los estatutos sociales.15 Sin
embargo, a pesar de tales ventajas, se discute si las llamadas sociedades
simples, libres, residuales o informales de la “Sección IV”, pueden
considerarse un tipo específico o sólo una categoría residual de contornos
indefinidos16, por ejemplo en cuanto a su controvertida posibilidad de ser
unipersonal y asimismo en materia de responsabilidad de los socios, que si
bien bajo la fórmula de simple mancomunación, para la mayoría de los autores

14
Cfr., entre otros: Favier Dubois, Eduardo M., "La 'sociedad por acciones simplificada' y el
sistema societario. Cuatro preguntas y el 'miedo a la libertad'", LL 28/06/2017, 1; Vítolo, Daniel R.,
op. cit. En Nota 7.
15
Cfr., Duprat, op.cit.
16
Cfr., Duprat, op.cit.

Página 9 de 58.-
sigue siendo ilimitada en cuanto a responder por las deudas sociales con todo
el patrimonio.
IV.2. Fuentes. Sentado ello, la aparición de la Sociedad por Acciones
Simplificada en el derecho argentino no llegó a través de una reforma a la ley
19.550 sino dentro de una ley autónoma junto con otros institutos jurídicos17, y
conforme seguidamente reseñaremos su configuración abrevó directamente en
diversas fuentes extranjeras18: (i) de la legislación de México según la reforma
a la ley General de Sociedades Mercantiles de 2016, se tomó el sistema de
medios electrónicos para notificación, inscripción, asambleas y eliminación
del fedatario para ahorrar costos; (ii) de la ley chilena 20.190 se extrajo la
posibilidad de independizar el régimen de la ley general con el objetivo de que
no haya objeto único y de que el proceso resultase rápido pero tradicional, (iii)
de la normativa colombiana de 2008 (respecto de la cual se destaca su éxito
rotundo al haber logrado que en 2 años el 70% de las sociedades anónimas
colombianas se transformaran en SAS) resultó la posibilidad de prohibir la
transferencia de las acciones por más de 10 años y la libertad de facultades del
directorio sin llegar a su supresión en caso de unipersonalidad; (iv) mientras
que la legislación francesa según ley 94-1 de 1994 reformada posteriormente
en forma profunda por la ley 99-587 y luego por la ley 2001-420, inspiró la
idea de sociedades unipersonales de responsabilidad limitada y luego
sociedades por acciones simplificadas, con la diferencia de que en Francia son
dos institutos diferentes. También se mencionan como antecedentes la ley 31-
11 del 10/02/2011 de República Dominicana y la ley alemana que desde 1981

17
Mayoritariamente la doctrina ha criticado la metodología en cuanto a que debió haberse
regulado a la SAS dentro de la LGS. Véase una visión crítica sobre la “falta de identidad” de la SAS
en: Camisar, O., "Modificaciones al Régimen Societario Argentino", LL, 22/02/2017, dice el autor:
"Resulta inédito que una ley constituida conforme a los tipos de la ley 19.550, pueda saltar 'sin vallas'
o salirse de ese régimen y pasar a depender de otro régimen societario independiente".
18
Cfr., Marzorati, Osvaldo J., “La sociedad anónima simplificada ¿Será una realidad?”, LL,
2016-F; Vítolo, Daniel R., op.cit.en Nota 7.

Página 10 de 58.-
Por otra parte, entres sus fuentes en el plano local, en los fundamentos del
Proyecto se expone que la SAS se fundamenta sobre la base de la sociedad de
responsabilidad limitada de la ley 19.550, por resultar la sociedad preferida
por la mediana y sobre todo la pequeña empresa, pero ciertamente
superándola.
V.- NATURALEZA JURÍDICA
V.1. La SAS es una persona jurídica privada de la especie Sociedad. La
Sociedad por Acciones Simplificada es una persona jurídica privada desde el
momento en que se otorga el instrumento constitutivo (Art. 148, inc. a), Arts.
141 y 142 y cc. del CCC), y en particular es una sociedad pues se trata de un
supuesto en el cual una o más personas, organizadas bajo un tipo social
previsto por la nueva ley —el tipo "SAS"—, se comprometen a realizar
aportes para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes y servicios en
el mercado, participando en los beneficios y soportando las pérdidas.19
V.2. Nuevo tipo societario de carácter híbrido, por fuera de la LGS y del
CCC. Se la caracteriza a la SAS como un nuevo tipo societario autónomo e
independiente, con plasticidad y de carácter híbrido, “por fuera” de la LGS y
del CCC. En cuanto a su calidad de nueva herramienta jurídica, asimismo se lo
califica como un nuevo y “fantástico instrumento de negocios” como por
ejemplo para suplantar a la escisión (Arts. 88 y ss. de la LGS).ley 19.550.20
Vítolo21 agrega que cabe situar a la SAS entre las sociedades de capital, por el
hecho de que, en principio, limitan sus socios su responsabilidad a la
integración del capital suscripto. En este punto, para Molina Sandoval se
observa una mixtura siendo obvio que el personalismo no es el determinante
en este tipo societario aunque cada configuración específica de la sociedad

19
Vítolo, Daniel R., op.cit. en Nota 13; Molina Sandoval, op.cit.
20
Cfr., Vítolo en op.cit. En Nota 13, refiriéndose al trabajo de CARLINO, Bernardo P., "Una
alternativa a la escisión: la sociedad anónima simplificada", LA LEY, 08/08/2017.
21
Vítolo, Daniel R., op.cit. en Nota 7.

Página 11 de 58.-
determinará de manera concreta su matiz, más personalista o más capitalista.
Por su parte, Eduardo M. Favier Dubois22, describió la figura en cuestión
como un nuevo tipo societario independiente, que se agrega a los existentes en
la Ley General de Sociedades, de carácter híbrido; aportando a grandes rasgos
las comparaciones que resultan de interés para su aprehensión:
“… una suerte de SRL que emite acciones como si fuera una S.A. y que
combina ventajas relativas de cada uno de esos tipos, a las que suma
flexibilidad y beneficios específicos, con facilidades de constitución y de
actuación, menores costos, velocidad de inscripción, CUIT y cuenta bancaria
express. La SAS reitera algunas ventajas propias de la SRL: no hay edictos
para convocar a los socios, los administradores pueden durar en forma
indefinida, no está sujeta al control de la I.G.J. ni le debe presentar sus
balances, y se puede excluir a un socio por inconductas. También la SAS
reproduce ventajas de la S.A.: la división del capital en acciones, que pueden
ser de diversas clases y derechos, el mejor status comercial al poder optar
contractualmente por crear un ‘presidente’ del ‘directorio’, la confidencialidad
sobre quiénes son sus dueños y el control del ingreso de socios, embargos y
prendas, ya que todo se anota en un libro de registro de acciones que lleva la
propia sociedad, la ausencia de un límite a la cantidad de socios, y que el
capital social puede ser superior a los 10 millones sin quedar sujeta a la
fiscalización permanente de la I.G.J. Además, al igual que la SRL (ley 27.264)
y la S.A., al ser la SAS una sociedad por acciones puede emitir obligaciones
negociables (art. 1 ley 23.576).
Sin embargo, en cuanto a la S.R.L., debe tenerse presente que, a diferencia de
la SAS, no tiene capital mínimo, sigue siendo una sociedad de bajo costo y

22
Favier Dubois, Eduardo M., “¿Cuál es el tipo social más adecuado para las Pymes: la
S.R.L., la Sociedad Anónima o la nueva ‘Sociedad por Acciones
Simplificada’?http://www.favierduboisspagnolo.com/press/cual-es-el-tipo-social-mas-adecuado-para-
las-pymes-la-s-r-l-la-sociedad-anonima-o-la-nueva-sociedad-por-acciones-simplificada/.

Página 12 de 58.-
todavía tiene el privilegio de no pagar el impuesto a las ganancias por los
intereses presuntos de los préstamos a los socios. Asimismo, puede ser
controlada o participada en más de un 30% por una sociedad del art. 299 de la
ley 19.550 sin perder su naturaleza, lo que no ocurre con la SAS que en tal
caso quedaría obligada a transformarse en otro tipo social.
Por otro lado, en lo que se refiere a la S.A., debe considerarse que en ella no
hay responsabilidad solidaria de un socio por los aportes de los otros, y que es
el único tipo social de los referidos que puede financiarse cotizando sus
acciones en la bolsa23, explotar una concesión o servicio público, tener
participación estatal mayoritaria o ser de economía mixta y realizar
operaciones de capitalización o ahorro, además de poder ser una entidad
financiera o de seguros”.
VI.- LEY APLICABLE Y PRELACIÓN NORMATIVA.
VI. 1. El microsistema jurídico de la ley 27.349, la libertad contractual, y el
problema de la supletoriedad de la LGS. No existe estricta coincidencia entre
los autores sobre el punto de marras, que reviste cierta complejidad.24
El art. 33 de la ley 27.349, establece: “Sociedad por acciones simplificada.
Créase la sociedad por acciones simplificada, identificada en adelante como
SAS, como un nuevo tipo societario, con el alcance y las características
previstas en esta ley. Supletoriamente, serán de aplicación las disposiciones
de la Ley General de Sociedades, 19.550, t. o. 1984, en cuanto se concilien
con las de esta ley”.

23
Lo cual se ha visto modificado por el DNU Nº 27/2018 que vino a solucionar la
contradicción que se presentaba en cuanto a que si bien el crowdfunding preveía un financiamiento a
través del mercado de las acciones de las SAS, éstas no se encontraban habilitadas para cotizar en
bolsa. Véase en este punto a Salvochea, Ramiro, “La SAS: ahora un actor habilitado para negociar sus
acciones en el mercado de capitales”, Sup. Esp. - Decreto de desburocratización y simplificación 2018
(febrero), 229.
24
Ver, entre otros: Suárez, Sergio P., "La sociedad por acciones simplificada frente al universo
societario", RDCO, 285-907, AP/DOC/604/2017; Molina Sandoval, Carlos A., op. cit; Duprat, Diego
A. J., "Sociedades por Acciones Simplificadas", LL, 2017-B, 979; Favier Dubois, Eduardo M., op.cit.
en Nota 15.

Página 13 de 58.-
Mientras que el artículo 49, primer párrafo (L. 27.349), dispone:
“Organización jurídica interna. Los socios determinarán la estructura
orgánica de la sociedad y demás normas que rijan el funcionamiento de los
órganos sociales. Los órganos de administración, de gobierno y de
fiscalización, en su caso, funcionarán de conformidad con las normas
previstas en esta ley, en el instrumento constitutivo y, supletoriamente, por las
de la sociedad de responsabilidad limitada y las disposiciones generales de la
Ley General de Sociedades, 19.550, t. o. 1984 ..”.
El artículo 52 (L. 27.349), prevé: “Deberes y obligaciones de los
administradores y representantes legales. Les son aplicables a los
administradores y representantes legales los deberes, obligaciones y
responsabilidades que prevé el artículo 157 de la Ley General de Sociedades,
19.550, t. o. 1984. En su caso, le son aplicables al órgano de fiscalización las
normas previstas en la mencionada ley, en lo pertinente…”.
Finalmente, el artículo 56 (L. 27.349), prescribe: “Liquidación. La liquidación
se realizará conforme a las normas de la Ley General de Sociedades, 19.550,
t.o. 1984. Actuará como liquidador, el administrador o el representante legal o
la persona que designe la reunión de socios o el socio único”
Para Molina Sandoval25, el esquema de prelación normativa resulta:
“(i) la ley que regula la SAS;
(ii) supletoriamente, la LGS;
(iii) en lo relacionado con ‘organización interna’ y ‘órgano de administración’,
las normas de la sociedad de responsabilidad limitada;
(iv) en lo que no regule expresamente la sociedad de responsabilidad limitada,
deben aplicarse las normas de la sociedad anónima (si así lo remite
expresamente la LGS);

25
Molina Sandoval, op.cit.

Página 14 de 58.-
(v) si no lo regula la sociedad de responsabilidad limitada, debe determinarse
si se puede aplicar las normas de la sociedad anónima (por analogía) o
directamente se debe abrevar la solución en los principios generales de la
LGS;
(vi) supletoriamente, el Cód. Civil y Comercial”.
Los autores Duprat y Hadad26, comentando en relación a la ley 27.349
reglamentada por la IGJ según RG IGJ 6/2017, esbozan la siguiente jerarquía
en la cual distinguen entre normas imperativas y supletorias tanto de la ley
27.349 como de la LGS (en cuanto resulten compatibles con la ley 27.349),
reinando la autonomía de la voluntad inmediatamente luego de las imperativas
de ambos regímenes:
“1º Las normas imperativas de la ley 27.349 (como, p. ej., la del art. 41 que
impone el porcentaje de integración mínima de los aportes en dinero).
2º Las normas imperativas de la ley 19.550 que fueren compatibles con el tipo
SAS y que no se refieran a aspectos que la ley 27.349 reserva a la autonomía
de la voluntad de los socios (como podría ser la del art. 18 sobre nulidad de la
sociedad con objeto ilícito);
3º Las normas pactadas por las partes en el instrumento constitutivo de la
SAS, cuando así lo permita la ley 27.349 y en los supuestos no regulados,
regulados por normas supletorias o no prohibidos.
4º Las normas supletorias de la ley 27.349.
5º Las normas de la ley 19.550 aplicadas supletoriamente "en cuanto se
concilien con la ley 27.349".
Las normas del Cód. Civ. y Com. serán de aplicación en la forma y modo que
dispone su art. 150.”

26
Duprat y Hadad, op.cit. en Nota 13.

Página 15 de 58.-
Favier Dubois27, alude a un microsistema jurídico al explicar la cuestión de la
siguiente manera: “De esto resulta que nos encontramos ante un microsistema
jurídico donde, como regla, deben aplicarse: En primer lugar la ley 27.349; en
segundo lugar las previsiones estatutarias, y en tercer lugar la ley 19.550; pero
sólo en las disposiciones que se ‘concilien’ con las características de las SAS.
Ello reconoce sólo dos excepciones. Por la primera, cualquiera sea lo pactado,
siempre se aplica el art. 157 de la ley de sociedades para juzgar los deberes,
obligaciones y responsabilidades de los administradores, y de los
fiscalizadores, si se los prevé [art. 52]; y en la liquidación se aplican las
normas de la Ley General de Sociedades [art. 56]. Como segunda excepción, a
falta de pacto, para el funcionamiento de la administración, gobierno y
fiscalización, se aplican las normas de la SRL <art. 49>".
Otros autores se animaron a agudizar la problemática argumentando que la
fórmula de supletoriedad que trae el Art. 33 de la ley 27.349 resulta un
apasionante desafío, y que en dicha tarea podría interpretarse a la ley 19.550
como plataforma supletoria básica e indispensable para ordenar el
funcionamiento operativo de la persona jurídica y su relación con terceros,
pero sólo si las partes deciden no negociar. Sostienen que en caso de normas
imperativas éstas no tutelan un orden público sino que sólo entran en
funcionamiento ante el silencio de las partes. 28
VI. 2. En definitiva. Pues bien, extraemos que por sobre la vigencia de la
autonomía de la voluntad que caracterizará al estatuto social de la SAS (si los
fundadores “se toman el trabajo" de redactar cláusulas especiales que
consideren apropiadas para su emprendimiento)29, sólo regirán las normas

27
Favier Dubois, Eduardo, "La sociedad por acciones simplificada y el sistema societario:
cuatro preguntas y el 'miedo a la libertad'", LL del 29/5/2017.
28
Van Thienen, Pablo A. y Di Chiazza, Iván , “SOCIEDAD POR ACCIONES
SIMPLIFICADA Y SUPLETORIEDAD DE LA LEY GENERAL DE SOCIEDADES”, LL
17/08/2017 , 1.
29
Cfr., Duprat y Hadad, op.cit.

Página 16 de 58.-
imperativas de la Ley 27.349.30 Luego, dicha ley resulta supletoria, y en
cuanto a la LGS su aplicación resultará también supletoria —pero siempre y
cuando se concilien con el microsistema de dicha referida ley—, ya sea por los
reenvíos que efectúa la propia ley especial (por ejemplo, al régimen de las
SRL en materia de funcionamiento de la administración, gobierno y
fiscalización)31; o en los aspectos específicos no previstos por la ley 27.349 o
los contratantes.

VII.- LIMITACIONES, PARTICIPACIONES Y CONTROL


SOCIETARIO.
La SAS como nuevo tipo societario debe su creación a la ley 27.349 calificada
de microsistema jurídico “por afuera” o no incluída dentro de la LGS ni del
CCC. No obstante ello, según su nuevo régimen se le han impuesto las
siguientes limitaciones con el alcance de quedar derechamente excluídas del
mismo si se produce su incursión en alguna de las siguientes prohibiciones
legales:
VII. 1. Supuestos de exclusión de la SAS de su régimen según Ley 27.349
(incisos 3° a 5° Art. 299 LGS). El Art. 39 de la ley 27.349, establece, para la
SAS: “…1. No deberá estar comprendida en ninguno de los supuestos

30
Van Thienen y Di Chiazza (op.cit.) sostienen que no se ha librado la SAS de un llamativo
sello imperativo: “Llama poderosamente la atención el fuerte contenido imperativo de muchas normas
que regulan el tipo, en particular el capítulo III sobre capital social, acciones, régimen de
transferencia, aportes irrevocables, aumentos de capital, prestaciones accesorias, entre otras normas
que hacen al modelo de inversión y de financiamiento. O sea, estando frente a un modelo contractual
de sociedad (tal como lo concibió la doctrina francesa) nuestro legislador no pudo escapar a la
tentación de imprimir un fuerte sello imperativo a la SAS. Ergo, no faltarán quienes tampoco podrán
escapar a la tentación de que bajo la imperatividad de fondo prevista en esta ley quieran convencernos
de que la autonomía contractual en este nuevo tipo societario posee muy reducido espacio o, si se
quiere, el mismo que la SRL o la SA. Veremos qué responde el mercado.
31
Advirtiendo Molina Sandoval en el trabajo citado que debe advertirse que la ley especial
copia parcialmente soluciones de la parte general de la LGS, de la parte orgánica de los tipos
societarios e incluso de otros institutos, sin establecer los criterios de aplicación supletorios de cada
regulación.

Página 17 de 58.-
previstos en los incisos 3, 4 y 5 del artículo 299 de la Ley General de
Sociedades N° 19.550 (t.o. 1984) y sus modificatorias.
Es decir, se prohíbe que la SAS encuadre bajo los incisos 3°, 4° y 5° de dicho
artículo 299 LGS: —Sean de economía mixta o se encuentren comprendidas
en la sección VI: sociedad anónima con participación estatal mayoritaria (inc.
3°); —Realicen operaciones de capitalización, ahorro o en cualquier forma
requieran dineros o valores al público (inc. 4°); y —Exploten concesiones o
servicios públicos (inc. 5°).
Quedando afuera de la prohibición, el inciso 2° del Art. 299 LGS, en cuanto a
la tenencia de capital social mayor a diez millones de pesos ($10.000.000.-).
Además, debe resaltarse que según la redacción originaria del Art. 39, inc. 1.-
de la Ley 27.349, la Sociedad por Acciones Simplificada tampoco podía
encuadrar en el inciso 1° del Art. 299 LGS. Sin embargo, el DNU de
“Desburocratización y Simplificación” N° 27/2018 (B.O. 11/1/2018), eliminó
dicho supuesto (del inciso 1° del Art. 299 LGS de entre la enumeración del
primer inciso del Art. 39 de la L. 27.349), de modo que actualmente la aludida
modificación habilita a la SAS para cotizar públicamente sus acciones,
convirtiéndose en un instrumento válido para el financiamiento a través de
plataformas de financiamiento colectivo. Se trata de una nueva forma de oferta
pública, aclarando la norma que las únicas formas de participación de los
inversores en un proyecto de financiamiento colectivo serán a través de: (a) la
titularidad de acciones de una sociedad anónima (SA), o (b) una sociedad por
acciones simplificadas (SAS), teniendo especial consideración en ambos casos
aquellas sociedades que dentro de su objeto prevean adicionalmente generar
un impacto social o ambiental en beneficio e interés colectivo (Art. 24, L.
27.349).32

32
Ver Nota 22.

Página 18 de 58.-
En caso que la SAS quedase encuadrada bajo algún caso prohibido del art. 299
de la LGS; no pasa a ser fiscalizada sino que el art. 39 de la Ley 27.349
prescribe que deberá necesariamente transformarse en alguno de los tipos
previstos en la LGS e inscribir tal transformación en el Registro Público que
correspondiese en un plazo no mayor a los seis meses de configurado ese
supuesto, o desde que se tomó conocimiento si no resulta de un hecho o acto
propio de la SAS.
Opina Molina Sandoval que dicha solución podría ser razonable en orden a la
política legislativa del tipo elegido, aunque critica de excesiva, irracional e
innecesaria la disposición final de la norma que dispone que vencido el plazo
sin que se inscriba la transformación legal se hará responsables a los socios de
manera solidaria, ilimitada y subsidiaria frente a terceros; ya que podría
tratarse del accionar del administrador que derivó en la inclusión de la SAS en
el 299 de la LGS sin el efectivo conocimiento de los socios pues, por ejemplo,
no se trató el tema en una asamblea o reunión de socios.33
VII. 2. Supuestos de exclusión de la SAS de su régimen según Ley 27.349
por situaciones de participación y control. En su segundo inciso, el Art. 39 de
la ley 27.349, dice: “Art. 39…2. No podrá ser controlada por una sociedad de
las comprendidas en el artículo 299 de la Ley General de Sociedades, 19.550,
t.o. 1984, ni estar vinculada, en más de un treinta por ciento (30 %) de su
capital, a una sociedad incluida en el mencionado artículo…”.
Mientras que el Art. 34 de la ley 27.349, establece: “Constitución y
responsabilidad. La SAS podrá ser constituida por una o varias personas
humanas o jurídicas, quienes limitan su responsabilidad a la integración de
las acciones que suscriban o adquieran, sin perjuicio de la garantía a que se
refiere el artículo 43. La SAS unipersonal no puede constituir ni participar en
otra SAS unipersonal”.

33
Cfr., Molina Sandoval, op.cit.

Página 19 de 58.-
De modo que, respecto de la SAS, en materia de participaciones y control
societario podemos concluir que: (i) Una SAS unipersonal no puede constituir
ni participar (de modo directo o indirecto)34 en otra SAS unipersonal (Art. 34,
L. 27.349). Pero no se prohíbe que una única persona (humana o jurídica) —
siempre que cumpla con los recaudos de ley— pueda ser accionista único de
varias SAS35; (ii) Una SAS no puede ser controlada por una sociedad de las
incluidas en el Art. 299 de la LGS, ni vincularse con alguna de ellas en más de
un 30% (Art. 39, inc.2° de la ley 27.349); (iii) Puede la SAS participar en una
sociedad con fiscalización estatal permanente con el límite del 30% (Art. 39,
inc.2° de la ley 27.349 —a contrario sensu—); (iv) Una sociedad fiscalizada
podrá participar en una SAS, siempre que no sea su controlante (Art. 39,
inc.2° de la ley 27.349 —a contrario sensu—); (iv) No podría una SAU ser
único accionista de una SAS.36
VII.3. Aplicación de los Arts. 31 y 34 LGS. Sostiene Molina Sandoval que el
Art. 31 de la LGS resulta de aplicación a la SAS, por lo tanto una SAS no
puede mantener participación en otras sociedades por un monto superior a sus
reservas libres y a la mitad de su capital social y de las reservas legales.
Tampoco podría haber participación recíproca entre dos SAS (o aún con una
SAU) en los términos del Art. 34 de la LGS, pues la única forma de participar
sería con todo su capital social (y sería una SAS que participa en otra SAS).
Pero tampoco podría serlo, como dice el art. 34, LGS, por persona
interpuesta.37

VIII.- CARACTERISTICAS DEL NUEVO RÉGIMEN LEGAL


(TÍTULO III DE LA LEY 27.349) DE TRAMA ABIERTA, FLEXIBLE Y

34
Cfr., Molina Sandoval, op.cit.
35
Cfr., Molina Sandoval, op.cit.
36
Cfr., Vítolo, op.cit. en Nota 13.
37
Cfr., Molina Sandoval, op.cit.

Página 20 de 58.-
DINÁMICO. Se ha dicho que el nuevo tipo “SAS” es de trama abierta gracias
a que su marco normativo resulta dinámico en cuanto permite que ocurra una
situación inédita en materia de sociedades, esto es que gracias a la libertad con
la que cuentan los constituyentes para su diseño interno dotándolo pues de
flexibilidad, una SAS podría diferir de otra de la misma especie, de modo más
profundo que sólo detalles, por ejemplo según las diversas variantes que se
susciten en su estructura orgánica, a pesar de que los modelos estándar de
estatutos conspirasen contra ello.38
Veamos seguidamente las características más relevantes del aludido régimen
normativo según Ley 27.349 con las modificaciones introducidas por el DNU
N° 27/2018 (B.O. 11/1/2018).
VIII. 1. CONSTITUCIÓN DE LA SAS.
VIII. 1.1. Pluripersonal o Unipersonal – Reversibilidad. Una o más personas
humanas o jurídicas pueden constituir una SAS. Dicho esto, la primer
limitación —conforme se expuso supra—, resulta que una SAS unipersonal no
puede, constituir ni participar en, otra SAS unipersonal (Art. 34, in fine, L.
27.349). Pero sí puede la SAS unipersonal participar en otra SAS
pluripersonal39, pues no está prohibido. En definitiva, el nuevo régimen innova
en posibilitar la unipersonalidad originaria y derivada de la SAS, con una
ventaja significativa respecto de la SAU consistente en que la SAS no resulta
una sociedad con control estatal permanente aún si el monto de su capital
encuadrase en el importe que prevé el inciso 2° del Art. 299 LGS. En
consonancia, en todo caso también la SAS unipersonal puede prescindir de
órgano de fiscalización.
La SAS puede constituirse como unipersonal y posteriormente incorporar
nuevos socios, no existiendo por otra parte impedimento para que una SAS

38
Cfr., Duprat, op.cit.
39
Cfr., Duprat, op.cit.

Página 21 de 58.-
pluripersonal pase a ser unipersonal durante su vida societaria, característica
llamada “reversibilidad”.40
VIII. 1.2. Instrumento constitutivo de una sociedad por acciones que no
exige instrumento público. La constitución de la SAS no exige instrumento
público a diferencia de las sociedades anónimas41, bastando instrumento
privado con firmas certificadas por ante diversas instituciones o autoridades:
judicial, notarial, bancaria o por autoridad competente del registro público. O
bien, directamente —luego de su reglamentación—, podrá constituirse la SAS
por medios digitales con firma digital a los fines de su inscripción en el
Registro Público interviniente (Art. 35, L. 27.349).
Según artículo 36 de la ley 27.349, sin perjuicio de las cláusulas que los socios
resuelvan incluir, el instrumento constitutivo de la SAS deberá respetar los
siguientes contenidos mínimos:
1. El nombre, edad, estado civil, nacionalidad, profesión, domicilio, número
de documento de identidad, Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) o
Clave Única de Identificación Laboral (CUIL) o Clave de Identificación (CDI)
de los socios, en su caso. Si se tratare de una o más personas jurídicas, deberá
constar su denominación o razón social, domicilio y sede, datos de los
integrantes del órgano de administración y Clave Única de Identificación
Tributaria (CUIT) o Clave de Identificación (CDI) de las mismas, o dar
cumplimiento con la registración que a tal efecto disponga la autoridad fiscal,
en su caso, así como los datos de inscripción en el registro que corresponda.
2. La denominación social que deberá contener la expresión “Sociedad por
Acciones Simplificada”, su abreviatura o la sigla SAS. La omisión de esta
mención hará responsables ilimitada y solidariamente a los administradores o
representantes de la sociedad, por los actos que celebren en esas condiciones.

40
Cfr., Duprat, op.cit.
41
Si bien en jurisdicciones como Córdoba y Santa Fe, se admite el instrumento privado con
firmas certificadas por Escribano Público.

Página 22 de 58.-
3. El domicilio de la sociedad y su sede. Si en el instrumento constitutivo
constare solamente el domicilio, la dirección de su sede podrá constar en el
acta de constitución o podrá inscribirse simultáneamente mediante petición
por separado suscripta por el órgano de administración. Se tendrán por válidas
y vinculantes para la sociedad todas las notificaciones efectuadas en la sede
inscripta, hasta tanto la misma haya sido efectivamente cancelada por el
registro público donde la sede haya sido registrada por la sociedad.
4. La designación de su objeto, el que podrá ser amplio y plural. Las
actividades que lo constituyan podrán guardar o no conexidad o relación entre
ellas (texto vigente según Art. 18 del Decreto N° 27/2018 -B.O. 11/1/2018-, con vigencia a partir del
día siguiente al de su publicación).42

5. El plazo de duración, que deberá ser determinado.


6. El capital social y el aporte de cada socio, que deberán ser expresados en
moneda nacional, haciéndose constar las clases, modalidades de emisión y
demás características de las acciones y, en su caso, su régimen de aumento. El
instrumento constitutivo, además, contemplará la suscripción del capital, el
monto y la forma de integración y, si correspondiere, el plazo para el pago del
saldo adeudado, el que no podrá exceder de dos (2) años desde la firma de
dicho instrumento.
7. La organización de la administración, de las reuniones de socios y, en su
caso, de la fiscalización. El instrumento constitutivo deberá contener la
individualización de los integrantes de los órganos de administración y, en su
caso, del órgano de fiscalización, fijándose el término de duración en los
cargos e individualizándose el domicilio donde serán válidas todas las
notificaciones que se les efectúen en tal carácter. En todos los casos, deberá
designarse representante legal.
42
En la redacción original del inciso 4º del Art. 34, la exigencia de claridad y precisión recaía
en el enunciado de las actividades comprendidas en el objeto que podía ser plural: “4. La designación
de su objeto que podrá ser plural y deberá enunciar en forma clara y precisa las actividades
principales que constituyen el mismo, que podrán guardar o no conexidad o relación entre ellas.”

Página 23 de 58.-
8. Las reglas para distribuir las utilidades y soportar las pérdidas.
9. Las cláusulas necesarias para establecer los derechos y obligaciones de los
socios entre sí y respecto de terceros.
10. Las cláusulas atinentes a su funcionamiento, disolución y liquidación.
11. La fecha de cierre del ejercicio.
VIII. 1.3. Modelos tipo de instrumento constitutivo. La ley 27.349 prevé que
se deban aprobar por los Registros Públicos —en cada jurisdicción del país—,
modelos tipo de instrumento constitutivo para facilitar y acelerar la inscripción
registral (Art. 37 in fine y cc. Art. 38, L. 27.349).
VIII.1.4. Inscripción registral por medios digitales y con modalidad
“express”. Con respecto a la inscripción registral, se establece que la
documentación correspondiente deberá presentarse a tales fines ante el
Registro Público, quien previo cumplimiento de las normas legales y
reglamentarias de aplicación, procederá a su inscripción. Sujeto a
reglamentación, se prevé el uso de medios digitales con firma digital y el
procedimiento de notificación electrónica y resolución de las observaciones
que se realicen a la documentación presentada. Igual criterio se aplicará
respecto a las reformas del instrumento constitutivo. El DNU N° 27/2018
modificó el texto del Art. 38 (L. 27.349) que actualmente consagra la
obligatoriedad del uso de los medios digitales y tecnológicos disponibles.
En caso de que el interesado utilice uno de los modelos de instrumento
constitutivo, se habilita el trámite de registración “express”, esto es que la ley
manda que la inscripción deberá ser realizada dentro del plazo de 24 horas
contado desde el día hábil siguiente al de la presentación de la documentación
pertinente (Art. 38, 1° párr., L. 27.349).
VIII.1.5. Publicidad edictal. La publicidad de la SAS, sea de su constitución o
las modificaciones estatutarias, debe hacerse en el Diario de Publicaciones
legales del lugar de su constitución (Art. 37, L. 27.349).

Página 24 de 58.-
VIII.1.6. Simplificación de trámites para la obtención de la CUIT y cuenta
bancaria. En el art. 60 de la ley 27.349 se estipula que la SAS inscripta en el
registro público tendrá derecho a obtener su CUIT dentro de las 24 horas de
presentado el trámite en la página web de la AFIP o ante cualquiera de sus
agencias, sin necesidad de adjuntar una prueba de su domicilio en el momento
de inicio del trámite sino dentro de los doce meses de constituida la SAS (Art.
60, inc. 2°, L. 27.349). Asimismo, las entidades financieras deberán prever
mecanismos que posibiliten la apertura de una cuenta bancaria en un plazo a
establecer por la reglamentación, requiriendo únicamente la presentación del
instrumento constitutivo debidamente inscripto y la CUIT (Art. 60, inc. 1°, L.
27.349).
VIII. 2. – OBJETO SOCIAL.
VIII.2.1. Objeto amplio y plural, con actividades conexas o no. La novedad
de la normativa que se comenta reside en que se hace expresa referencia al
objeto social plural, habiéndose introducido una modificación en el texto del
inciso cuarto del Artículo 36 de la ley 27.349 a través del DNU N° 27/2018,
que a la pluralidad del objeto le agrega la calificación de “amplitud” y elimina
la exigencia de claridad y precisión en el enunciado de las actividades
comprendidas. Dicho inciso 4° según texto vigente, reza: “…4. La
designación de su objeto, el que podrá ser amplio y plural. Las actividades
que lo constituyan podrán guardar o no conexidad o relación entre ellas”.
Debe entonces entenderse que se rechaza la doctrina “ultra vires” de la
concepción del objeto como limitación de la capacidad jurídica de la sociedad
en sus relaciones externas.
VIII.3.- CAPITAL SOCIAL.
VIII.3.1. Acciones – Clases y derechos. El capital social de la SAS se divide
en acciones con valor nominal. Prevé la ley 27.349 que las acciones podrán ser
nominativas no endosables ordinarias o preferidas (entendiendo a éstas últimas

Página 25 de 58.-
como aquellas que pudiendo o no tener voto, mantienen una prioridad de
algún tipo en el cobro de dividendos o en cuanto a los derechos generados por
la eventual cuota de liquidación) y conferirán los mismos derechos
económicos y políticos a cada clase cualquiera fuese su precio de adquisición
o transferencia. También podrán emitirse acciones escriturales. En el
instrumento constitutivo se expresarán los derechos de voto (singular o plural)
de cada clase de acción (Arts. 46 y 47, 1er párr., L. 27.349).
En caso que no se emitieren los títulos representativos de las acciones, su
titularidad se acreditará a través de las constancias de registración que llevará
la SAS en el libro de registro de acciones y la sociedad expedirá comprobantes
de saldos de las cuentas (Art. 47, 2do. párr., L. 27.349).
VIII.3.2. Capital social mínimo equivalente a dos veces el salario minimo
vital y móvil. La exigencia legal resulta que el capital social al momento de su
constitución no puede ser inferior al equivalente a dos veces el salario mínimo,
vital y móvil. En general la doctrina aprueba la disposición en el
entendimiento que resulta acorde con el cambio cultural pretendido y esperado
por los emprendedores, de modo de no entorpecer el negocio del empresario
ni presumir cuál resultará la viabilidad de su emprendimiento, o "cuál es el
capital social que él no sabe", pero va a necesitar para cumplir con su objeto.43
Vítolo, autor que ha sido un estudioso de la cuestión de la
infracapitalización44, sobre el punto aporta comparaciones con las
legislaciones extranjeras: “La cuestión de si la SAS debe o no tener un capital
mínimo es algo controvertido, pudiendo señalarse que la legislación francesa
no lo exige, la ley colombiana tampoco —y hasta admite que la sociedad
pueda tener capital variable—, la ley mexicana ni siquiera exige como
elemento requisito típico de la SAS la fijación del capital social, el cual puede

43
Cfr., Hadad, op.cit.
44
Véase, por ejemplo: Vítolo, Daniel R., “Aportes, capital social e infracapitalización en las
sociedades comerciales”, Ed. Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2010.

Página 26 de 58.-
también ser variable, remitiéndose al régimen general donde sí existen
capitales mínimos; la ley chilena tampoco exige un monto mínimo dentro de
los artículos referidos a las SpA, pero lo mantiene en las Sociedades
Anónimas, y la ley dominicana -por el contrario-establece un monto
mínimo”.45
Mientras que en el actual régimen de la LGS deben respetar un mínimo de
$100.000.- para constituir una S.A. o una SAU, y de todos modos quedan
sometidos al arbitrio de las reglamentaciones de cada jurisdicción a pesar de
que nada diga la ley sobre mínimos legales en materia de capital para las SRL.
No se prevé un máximo para el capital social de la SAS, careciendo de criterio
dimensional46.
VIII.3.3. Suscripción e integración. La suscripción e integración de las
acciones deberá hacerse en las condiciones, proporciones y plazos previstos en
el instrumento constitutivo. En caso de aportes dinerarios, su integración es
posible en un 25% al momento de la suscripción y a completar el saldo dentro
de los dos años; mientras que tratándose de aportes en especie su integración
debe hacerse por el 100% con la suscripción (Art. 41, L. 27.349).
VIII.3.4. Aumento de capital. El Art. 44 de la Ley 27.349 prescribe que la
reunión de socios que decida el aumento de capital podrá fijar las
características de las acciones a emitir, su clase y derechos que confieren las
mismas. Asimismo se podrá optar por la emisión a valor nominal o con prima
de emisión y, en tal caso, con distintas primas en distintas clases de acciones
aun dentro de un mismo aumento. El régimen innova en cuanto a que si el
aumento de capital no supera el 50 % del capital inscripto, puede preverse en
el instrumento constitutivo que tal supuesto no requiere publicidad ni
inscripción del acta de su aprobación. Sin perjuicio que las resoluciones

45
Cfr., Vítolo, op. Cit. en Nota 13.
46
Cfr., Favier Dubois, op.cit. en Nota 26.

Página 27 de 58.-
adoptadas deberán remitirse al Registro Público por medios digitales a fin de
asegurar su inalterabilidad, según resulte de la reglamentación.
Se ha advertido, por otra parte, cierto problema no resuelto en caso que deba
recurrirse a la supletoriedad de la LGS en la materia de aumento de capital, no
quedando claro si debe acudirse al régimen de la SRL o directamente la LGS
(y en subsidio, el régimen de sociedad anónima), atento que no es claro si la
cuestión del capital social es "organización interna" o es una pauta general de
la sociedad.47
VIII.3.5. Aportes – Pacto para su valuación. Los aportes pueden ser
dinerarios o no dinerarios. Los socios tienen facultades para acordar en forma
unánime el valor de los aportes no dinerarios haciendo constar en el
instrumento constitutivo el criterio de valuación o, en su defecto, según
valores de plaza. Prevé la norma que en los estados contables se haga constar
el mecanismo de valuación. En caso de insolvencia o quiebra de la sociedad,
los acreedores pueden impugnar la valuación en el plazo de 5 años de
realizado el aporte, excepto si la valuación se realizó judicialmente (Art. 42, L.
27.349)
No efectúa la ley ninguna mención en particular para los aportes de intangibles
(know how, programas de software, marcas y patentes, derechos contractuales,
etc.), Si bien por virtud del régimen de responsabilidad limitada que rige para
la SAS, se deberá interpretar —aunque la ley no lo diga— que los bienes
aportables deben ser susceptibles de ejecución forzada48.
VIII.4.- PRESTACIONES ACCESORIAS.
VIII.4.1. Pacto de prestaciones accesorias que incluye servicios de
administradores, socios o terceros -pasados o futuros-. En el art. 42, 3° párr.
y ss. de la ley 27.349, se prevé que en el instrumento constitutivo o en

47
Cfr., Molina Sandoval, op.cit.
48
Cfr., Molina Sandoval, op.cit.

Página 28 de 58.-
sucesivas reformas podrán pactarse prestaciones accesorias, donde se precisará
su contenido, duración, modalidad, retribución, sanciones en caso de
incumplimiento y mecanismo alternativo de integración en caso de devenir
imposible su cumplimiento. Podrán consistir en prestación de servicios por
parte de socios, administradores o terceros —la ley menciona a los
"proveedores externos de la SAS"—, ya prestados o futuros. Si la prestación
del servicio se encontrara total o parcialmente pendiente de ejecución en
cabeza de un socio, ello exigirá la conformidad por unanimidad para la
transferencia de sus acciones.
Su valuación resultará del pacto de socios que se plasme en el instrumento
constitutivo o posteriormente por resolución unánime; o podrá recurrirse a
valuación de peritos designados por los socios en forma unánime.Sólo podrán
modificarse de acuerdo con lo convenido o, en su defecto, con la conformidad
de los obligados y de la totalidad de los socios.
VIII.5.- APORTES IRREVOCABLES.
VIII.5.1. Mantenimiento por 24 meses de los aportes irrevocables para
futura emisión de acciones. La ley 27.349 en materia de “aportes irrevocables
a cuenta de futura emisión de acciones”, establece que deben ser aceptados por
el órgano de administración en un plazo de 15 días desde el ingreso de todas o
parte de las sumas que correspondan al respectivo aporte. A partir de ese
momento podrán mantenerse en tal carácter durante 24 meses. La
reglamentación que se dicte deberá establecer las condiciones y requisitos para
su instrumentación. (Art. 45, L. 27.349).
VIII.6.- TRANSFERENCIA DE ACCIONES.
VIII.6.1. Procedimiento contractual para la transferencia de acciones. La
forma de negociación o transferencia de acciones será la prevista por el
instrumento constitutivo, en el cual se podrá requerir que toda transferencia de
acciones o de alguna clase de ellas cuente con la previa autorización de la

Página 29 de 58.-
reunión de socios. En caso de omisión de su tratamiento en el instrumento
constitutivo, toda transferencia de acciones deberá ser notificada a la sociedad
e inscripta en el respectivo Libro de Registro de Acciones a los fines de su
oponibilidad respecto de terceros (Art. 48, L. 27.349).
VIII.6.2. Posibilidad de prohibición de transferencia accionaria por 10
años. Configura una pauta novedosa la posibilidad que tienen los socios
contratantes de estipular en el Estatuto que las acciones —o alguna de sus
clases— resulten de transferencia prohibida por un plazo que no exceda los 10
años desde la emisión, restricción prorrogable por períodos no superiores a 10
años siempre que la decisión la tome el 100% del capital social. Las
prohibiciones de transferencia deberán registrarse en el Libro de Registro de
Acciones. Todo ello está regulado en el Art. 48 de la ley 27.349, que finaliza
prescribiendo que toda negociación o transferencia de acciones que no se
ajuste a lo previsto en el instrumento constitutivo es de ningún valor.
Por otro lado, va de suyo (pues si puede lo más puede lo menos), que sin llegar
a prohibir la transferencia accionaria el Estatuto podrá limitarla.

VIII. 7. - ORGANIZACIÓN JURÍDICA INTERNA DE LA SOCIEDAD


VIII.7.1. Flexibilidad y libertad contractual para la organización jurídica
interna. La ley 27.349 adscribe a la teoría del órgano para el funcionamiento
de la sociedad y su vinculación con terceros. Veamos qué sucede en cada caso,
siendo la destacada impronta en este punto, la autonomía de la voluntad,
cuyas directrices constan en el Art. 49 sobre la organización jurídica interna de
la sociedad, lo cual determina el mayor grado de flexibilidad y libertad
contractual para la nueva figura societaria que pretende satisfacer un clamor
de larga data para la construcción de vehículos societarios que mejor se
avengan a las necesidades empresarias y a la intensificación de la actividad
mercantil, superando las rigideces de los tipos societarios según la LGS –que

Página 30 de 58.-
por tal motivo nunca se utilizaron del modo en que teóricamente fueron
concebidos-.49
VIII.8.- ADMINISTRACIÓN Y REPRESENTACIÓN
VIII.8.1. Ausencia de denominación específica del órgano de
administración. La ley 27.349 no adopta los nombres que son típicos para las
administraciones de la SRL (“gerencia”) o S.A. (“directorio”), sino que
solamente refiere al “Órgano de administración” (Art. 50, L. 27.349).
VIII.8.2. Posibilidad de duración en el cargo de administrdor por plazo
indeterminado. Resulta posible que los administradores resulten designados
para permanecer en funciones por plazo determinado como indeterminado. La
posibilidad de que los administradores permanezcan en funciones sin plazo
determinado, resulta de interés para las empresas familiares que persiguen el
mantenimiento en el tiempo de la llamada “unidad de la gestión”.
VIII. 8.4. Organización de la administración – Inscripción de los
administradores. El mismo artículo 50 de la ley menciona que estará la
administración a cargo de una o más personas humanas —ergo, no puede
administrar la SAS una persona jurídica—, socios o no. Si la sociedad
49
V., Moro, Emilio,”Acerca de una doble desvirtuación empírica: en rol actual de la S.R.L. en
el elenco de los tipos societarios (una visión de derecho patrio y comparado)”, 15/10/10, MJ-DOC-
4925-AR. Quien explica la llamada distorsión empírica por el fenómeno de la sub –utilización de la
SRL y la preferencia por el molde de la SA. Ya en 2010, el autor decía: “… si estamos contestes -
como parece estarlo la doctrina moderna- en que la sociedad mercantil no es sino la ‘estructura de
recepción de la empresa’, inexorable será concluir que cualquier cambio en la realidad fáctica que a
ésta circunda habrá de repercutir en el contenido de la legislación societaria, más específicamente -y
en lo que aquí interesa- en la construcción de los tipos societarios que mejor se avengan a las
necesidades empresarias y a la ntensificación de la actividad mercantil conducente al bien común e
interés general -por tanto, constitucionalmente tutelada e incentivada (art. 14 , Const. Nac.)-. No deja
de ser notable que este fenómeno se observe con particular intensidad en la actualidad, cuando la
imperiosidad de dar primacía a la autonomía privada por sobre formas societarias preordenadas y la
intención de flexibilizar los mecanismos de constitución, toma de decisiones, inscripción registral y
otras cuestiones propias de la dinámica societaria han conducido a varios países a crear nuevos tipos
societarios (rectius: subtipos) dentro del género de la sociedad por acciones o de la S.R.L. para
estimular la inversión, especialmente, en la órbita de las PyMEs. Por sólo citar dos ejemplos de lo
antedicho, en cuanto a sub-tipos de la sociedad por acciones, puede mencionarse a la SAS (société par
actions simplifiée) creada en Francia por la ley 94-1 de 1994 y a la figura de idéntico nombre
(sociedad por acciones simplificada) receptada en la legislación colombiana por ley 1258 del 5 de
diciembre de 2008 y, en cuanto a sub-tipos de la SRL, a la 'Sociedad Limitada Nueva Empresa'
(SLNE) creada en España por ley 7/03 del 1ro. de abril de 2003.

Página 31 de 58.-
prescinde de órgano de fiscalización, se exige designación de un suplente por
lo menos. El nombramiento y cesación de los administradores están sujetas a
inscripción en el Registro Público (Art. 50 in fine, L. 27.349).
VIII.8.5. Funcionamiento: Administración plural (no es obligatoria) y SAS
unipersonal - Citación y Autoconvocatoria – Lugar de reunión y reuniones
a distancia - Quórum y mayorías. Aún si su capital supera los diez millones
de pesos, la SAS no requiere administración plural. En caso de que se
organizare una administración plural por decisión de los socios, pueden
atribuirse funciones específicas a cada administrador o bien la organización
conjunta o colegiada, lo cual deberá constar en el instrumento constitutivo
(Art. 51, L. 27.349).
Durante el plazo en el cual la sociedad funcione con un solo socio, éste podrá
ejercer las atribuciones que la ley le confiere a los órganos sociales, “en cuanto
sean compatibles”, incluida la del representante legal (Art. 49, L. 27.349).
Esto implica que la SAS unipersonal puede tener un solo socio administrador
y represantante legal, aún si su capital supere los $ 10.000.000.- (sin perjuicio
de que se exigirá un administrador suplente según las exigencias de los
Registros Públicos).
La citación a las reuniones y la información sobre el orden del día podrá
realizarse por medios electrónicos, debiendo asegurarse su recepción.
Podrán realizarse dichas reuniones en la sede social o fuera de ella, utilizando
medios que les permitan a los participantes comunicarse simultáneamente
entre ellos (reuniones a distancia50, por ejemplo por teleconferencia).
Resulta posible autoconvocarse para la reunión del órgano de administración
siempre que se encuentren presentes todos sus integrantes y las decisiones
sean tomadas por la mayoría prevista en el instrumento constitutivo.

50
Puede consultarse, Zamenfeld, Víctor, “ Reuniones (societarias) a distancia”, 1/1/2001, MJ-
DOC-1587-AR | ED, 191-776 | MJD1587

Página 32 de 58.-
Se deja librado a la voluntad de los constituyentes el régimen de quórum y
mayorías del órgano de administración ó eventualmente las reformas
posteriores.
En caso de silencio del Estatuto rige la previsión del Art. 49, 1er. párr. de la ley
27.349 que remite a las reglas de la SRL y en segundo lugar a la parte general
de la LGS.
VIII.8.6.Acta: El acta deberá ser suscripta por el administrador o el
representante legal, debiéndose guardar las constancias de acuerdo al medio
utilizado para comunicarse. El acta deberá ser suscripta por el administrador o
el representante legal, debiéndose guardar las constancias de acuerdo al medio
utilizado para comunicarse (Art. 51, L. 27349). Al respecto, Duprat51 señala un
interrogante: “La ley exige que exista un acta suscripta y se guarden las
constancias del intercambio "de acuerdo al medio utilizado para comunicarse",
pero no queda suficientemente claro quién es el encargado de suscribirla:
¿cualquier administrador? ¿el Presidente (si es que existe)? ¿el representante
legal, y ¿si son varios que deban actuar en forma conjunta? ¿el administrador
que estuviera en la sede?”.
VIII.8.7. Domicilio de los administradores. Al menos uno de los
administradores deberá tener su domicilio real en la República Argentina. Los
administradores extranjeros, en caso que hubiere, deberán contar con CDI y
designar representante legal en el país (Art. 51, L. 27.349).
VIII.8.8. Representación legal de la SAS. En el Art. 51 último párrafo de la
ley 27.349, se dispone que el órgano de representación recae sobre una o más
personas humanas, socios o no, designadas en el instrumento constitutivo; o, si
nada dijera éste, por reunión de socios o, en su caso, por decisión del socio
único. Se prevé que el representante tiene facultades para celebrar y ejecutar

51
Cfr., Duprat, op.cit.

Página 33 de 58.-
todos los actos y contratos comprendidos en el objeto social o que se
relacionen directa o indirectamente con el mismo.
Según resulta de las reglamentaciones (por lo menos las que analizamos en
este trabajo), el represantante debe ser administrador.
VIII.8.9. Deberes y obligaciones de los administradores (aplicable a
miembros del órgano fiscalizador en su caso). En materia de deberes y
obligaciones de los administradores, representantes legales y, en su caso,
miembros del órgano de fiscalización; remite la ley 27.349 a la regulación para
las SRL según Art. 157 LGS.
VIII.8.10. Administrador de hecho. Se reconoce la figura del “administrador
de hecho”, a quien se le aplicarán iguales responsabilidades que a los
administradores formales, agregándose que serán responsables aún si no
hubieran intervenido en determinado acto pero si su actuación fuese habitual
(Art. 52, L. 27.349).
VIII.9. - GOBIERNO
VIII.9.1. Reunión de socios: La ley 27.349 denomina “reunión de socios”
(como se utiliza en la SRL —y no Asamblea, como en la sociedad anónima—)
al órgano de gobierno de la SAS (Art. 53).
VIII.9.2. Funcionamiento: Convocatoria y Autoconvocatoria – Lugar de
celebración y reuniones a distancia - Quorum y mayorías - Acta: En el
mismo artículo 53 de la ley 27.349, se prevé que las citaciones a los socios
deberán dirigirse al domicilio que figure en el instrumento constitutivo, salvo
que se haya notificado su cambio al órgano de administración. La
convocatoria se deja librada a la voluntad de los socios según lo expresen en el
instrumento constitutivo, quienes pueden prever la posibilidad de
autoconvocarse; ello se formula en el Art. 49 al igual que para el órgano de
administración, con la diferencia que para la validez de la resolución social de
gobierno la ley exige que asista el 100 % del capital social y que el orden del

Página 34 de 58.-
día resulte aprobado por unanimidad (lo cual resulta equivalente a la previsión
que para las personas jurídicas privadas trae el art. 158, inc. b) del CCC).
Al igual que para el órgano de administración, el instrumento constitutivo
puede establecer que las reuniones se celebren en la sede social o fuera de ella,
aceptando que los socios y participantes se comuniquen entre ellos en
simultáneo (reuniones a distancia por teleconferencia, por ejemplo).
VIII.9.3. SAS unipersonal. Si un solo socio conforma la SAS, éste adoptará
las resoluciones de gobierno y dejará constancia en acta asentada en el libro
correspondiente (Art. 53, 4to. párr., L. 27.349).
VIII.9.4. Medios alternativos: consulta vinculante o declaración escrita en
forma unánime de la voluntad. El artículo 49 de la ley 27.349 dispone que sin
perjuicio de la reunión de socios, serán válidas las resoluciones sociales que se
adopten por consulta simultánea según la cual la resolución se adopta por el
voto de los socios, comunicado al órgano de administración a través de
cualquier procedimiento que garantice su autenticidad, dentro de los 10 días de
habérseles cursado consulta simultánea a través de un medio fehaciente; o
declaración de voluntad por escrito en la que todos los socios expresan el
sentido de su voto.
VIII.9.4. Problemática sobre la supletoriedad de la LGS y silencio del
estatuto en el ámbito de gobierno social.Sostiene Molina Sandoval, que “la
carencia de una mínima definición de quórum, mayorías y demás aspectos
impone la aplicación no sólo de las normas contenidas en los arts. 160 y ss.,
LGS, sino también de toda la doctrina y jurisprudencia construida en torno a
las decisiones de la reunión de socios en la sociedad de responsabilidad
limitada”.52
Y seguidamente enuncia cuáles resultan tales pautas, que reproducimos como
de utilidad a modo de síntesis —sin perjuicio de considerar, siguiendo por

52
Molina Sandoval, op.cit.

Página 35 de 58.-
ejemplo a Favier Dubois, que en su totalidad la enumeración que sigue sólo
resultaría supletoriamente aplicable en caso de silencio del Estatuto—.
A saber:

VIII.10. – FISCALIZACIÓN
VIII.10.1. Fiscalización optativa: En ningún caso la SAS está obligada a
contar con un órgano de fiscalización interna (Art. 55, 6to. párr., L 27.349). Si
lo tuviera, sea Sindicatura o Consejo de Vigilancia, los socios podrán regularlo
y supletoriamente se aplicarán las normas de la LGS en lo pertinente. Si el
instrumento constitutivo nada dice, sostiene la doctrina que la fiscalización
será en cabeza de los socios en forma individual por aplicación de lo dispuesto
por el art. 55 de la LGS.

IX. - REFORMAS DEL INSTRUMENTO CONSTITUIVO


IX.1. Libertad del procedimiento e inscripción en el RP. Prevé el Art. 54 de la
ley 27.349 que en el instrumento constitutivo pueden establecerse las pautas
para su reforma (procedimiento, requisitos, mayorías); las mismas deberán
inscribirse en el Registro Público. De guardar silencio sobre el particular,
conforme prevé el régimen que comentamos se aplicará supletoriamente, y en
lo pertinente, la LGS.
X.- DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN.
X.1. Las causales de disolución pueden pactarse. Reenvío a la LGS en
materia de liquidación: Los socios pueden pactar las causales de disolución.
En efecto, el Art. 55 de la ley 27.349 prescribe que la SAS se disolverá por
voluntad de los socios adoptada en reunión de socios o, en su caso, por
decisión del socio único. O bien, por las causales previstas en la LGS. La
liquidación, prosigue el artículo 56 (L. 27.349), estará a cargo del
administrador o el representante legal o la persona que designe la reunión de

Página 36 de 58.-
socios o el socio único (en su caso). En lo demás del procedimiento, el
referido artículo reenvía a la LGS.

XI.- REGISTROS Y CONTABILIDAD.


XI.1. Contabilidad obligatoria – No se exige inscripción anual de estados
contables en el Registro Público: Resulta la obligatoriedad de la contabilidad
en cabeza de la SAS (Art. 58, L. 27.349, de conformidad con el art 320 CCC),
debiendo confeccionar sus estados contables que deberán incluir el estado de
situación patrimonial y estado de resultados que deberán asentarse en el libro
de inventario y balances. En su caso, la AFIP determinará el contenido y forma
de su presentación a través de aplicativos o sistemas informáticos. (Art. 58, L.
27.349).
No se le exige, a pesar de ser una sociedad por acciones, la inscripción anual
de los estados contables; no habiendo norma expresa que lo prevea en caso de
encuadrar la SAS en el inc. 2º del Art. 299 LGS (a diferencia de lo que sucede
para la SRL cuyo capital encuadre bajo dicha norma).
XI.2. Registros digitales: Los libros que prevé la ley que debe llevar la SAS
en forma obligatoria, son cuatro: 1.- Actas, 2.- Registro de acciones, 3.-
Diario, 4.- Inventario y balances (art. 58, L. 27.349). Se individualizarán ante
el registro público por medios electrónicos.
Sujeto a reglamentación de los Registros Públicos deberán llevarse (los
obligatorios y en su caso otros que se soliciten) mediante medios digitales y/o
la creación de una página web en donde se encuentren volcados la totalidad de
los datos de dichos registros, sujetos a comprobación del tracto registral.

XII.- RESOLUCION DE CONFLICTOS.


XII.1. Solución amigable o Arbitraje: La ley 27.349 sugiere que los
conflictos societarios que se suscitaren en el seno social, se diriman mediante

Página 37 de 58.-
soluciones amigables o se sometan a arbitraje. Sin perjuicio de que se ha
señalado que la disposición resultaba innecesaria pues se admite el pacto en tal
sentido por virtud del art. 1649 y ss. del CCyC.53

XIII.- TRANSFORMACIÓN.
XIII.1. Transformación en SAS: Las sociedades de alguno de los tipos de la
LGS pueden transformarse en SAS, siendo a cargo de los registros públicos su
reglamentación (art. 61, L. 27.349).
XIII.2. De la SAS a otro tipo de la LGS: La SAS puede transformarse a
alguno de los tipos de la LGS, por otra parte ello se impone según Art. 39 inc.
1º de la ley 27.349. cfr. MOLINA

XIV. - OTRAS DISPOSICIONES Y PARTICULARIDADES VARIAS.


XIV.1. Miembros llamados “socios”, sin límite en cuanto a su número. Sin
perjuicio de ser tenedores de acciones, la ley 27.349 denomina “socios” a sus
miembros en lugar de accionistas. No prescribe la ley ninguna limitación en
torno a un número máximo de socios que la SAS deba observar, con lo cual se
diferencia de la S.R.L. cuyo elenco de participantes no puede superar los 50
(Art. 146, 2º párr., LGS). Sostiene Duprat que en el nuevo tipo SAS, destinado
a sociedades cerradas, el plexo normativo aplicable debe integrarse
necesariamente con la aplicación de los principios de buena fe (art. 9, CCC),
confianza (art. 1067, CCC) y deberes de colaboración (art. 1011, CCC) y
lealtad y diligencia de los administradores (art. 59, LGS y 159, CCyC).54
XIV.2. Responsabilidad limitada de los socios y garantía de integración de
los aportes. Los socios de la SAS limitan su responsabilidad a la integración
de las acciones que suscriban o adquieran, sin perjuicio de garantizar solidaria

53
Cfr., Duprat, op.cit.
54
Cfr. Duprat, op.cit.

Página 38 de 58.-
e ilimitadamente a los terceros la integración de los aportes (Arts. 34 y 43, L.
27.349).
XIV.3. Poderes electrónicos. Tanto el estatuto social, sus modificaciones,
como los poderes y revocaciones que otorguen sus representantes podrán ser
otorgados en protocolo notarial electrónico, debiendo ser la inscripción de los
mismos en el Registro Público exclusivamente en forma electrónica sin
importar como fue otorgado definitivamente el instrumento (Art….., L.
27.349).
XIV.4. Aplicación de la ley de contrato de trabajo. En el artículo 62 de la ley
27.349 se dispone que a la SAS le resultan aplicables las normas de la LCT (L.
20.744, t.o. 1976) y, en particular, las relativas a las responsabilidades
solidarias establecidas en los artículos 29, 30 y 31 de la mencionada ley.
XIV. 5. Régimen fiscal. Luego de la reforma tributaria de la Ley 27.430,
conlleva el mismo tratamiento que la sociedad anónima.

XV.- REGLAMENTACIÓN DE LA LEY 27.349 SEGÚN LA


INSPECCIÓN GENERAL DE JUSTICIA (RG IGJ 6/2017).
XV.1. La SAS no está sujeta a la fiscalización de la IGJ en lo relativo a su
funcionamiento, disolución y liquidación. En sus Considerandos, la RG IGJ
6/2017 (B.O. 27/7/17), con entrada en vigencia el 1/9/17; establece que de
conformidad con la ley 27.349 a la IGJ le corresponde intervenir en la
inscripción registral de la SAS relativa a su constitución como también de
otros actos y documentos derivados de su funcionamiento, pero la sociedad no
requiere la conformidad administrativa del instrumento constitutivo ni su
contralor durante su funcionamiento, disolución y liquidación, aún en los casos
en que su capital social supere el previsto por el artículo 299 inc. 2 LGS
27.349.

Página 39 de 58.-
XV.2. Rol de la autonomía de la voluntad de los constituyentes y
supletoriedad de la LGS. De acuerdo a los considerandos de la RG (IGJ)
6/2017, y sobre la base de lo dispuesto por la precitada ley especial 27349, las
SAS que se constituyan estarán regidas por las disposiciones establecidas en
dicha ley, por las previsiones previstas en el instrumento constitutivo —sobre
la base de la autonomía de la voluntad— y, supletoriamente, por la Ley
General de Sociedades. Asimismo, será de aplicación supletoria la RG (IGJ)
7/2015, cuando se concilie con dicha ley especial, en todo aquello que no se
encuentre contemplado por la RG (IGJ) 6/2017, ajustando su interpretación a
la ley 27.349.
XV.3. Normativa reglamentaria y complementaria de la RG IGJ 6/2017. En
su parte resolutiva, mediante su Artículo 1º se aprueba la normativa
reglamentaria y complementaria relativa a la SAS, la cual se despliega en el
Anexo A y sus propios Anexos A1 (aranceles de inscripción), A2 (instrumento
modelo) y A3 (edicto modelo). En el Artículo 2°, se prevé que en lo que
resulte de la competencia de la IGJ, se aplicarán para eventuales situaciones
no previstas derivadas de la ley 27.349 y los nuevos procesos tecnológicos
incorporados, la doctrina, criterios y jurisprudencia existentes en todo cuanto
ello no sea incompatible con la Ley N° 27.349, el instrumento constitutivo y la
propia RG.

Veamos sus principales disposiciones contenidas en el Anexo A:

1) Tramitación y registración electrónica


o A través del sistema GDE (Gestión documental electrónica), todos los
trámites se deben hacer por plataforma Trámites a Distancia (TAD), con carácter de
declaración jurada.
o Notificación electrónica con firma digital de IGJ (en casilla TAD).

Página 40 de 58.-
o Registro de Sociedades por Acciones Simplificadas: Se asentará su fecha y
número de orden; el tipo, fecha y en su caso número de instrumento; el acto objeto de
inscripción y el sujeto; y el número de expediente y el CUIT. En las medidas judiciales de
contenido pecuniario se agregará el monto por el que se hubieren trabado, discriminado en
sus diversos rubros indicados en el oficio judicial.
o Aranceles de inscripción según Anexo A 1.
2) Actos que se inscriben – Trámites registrales
o La constitución, modificación, reglamento, transformación, fusión, escisión,
prórroga, reconducción, disolución, liquidación, cancelación registral, cambio de sede y
domicilio social.
o La designación y cese de miembros del órgano de administración y del
consejo de vigilancia, en su caso.
o Las variaciones de capital social, salvo el supuesto de aumento de capital
social previsto en el tercer párrafo del artículo 44 de la Ley N° 27.349.
o Las resoluciones judiciales, medidas cautelares y/o administrativas que
recaigan sobre la SAS, sus actos y administradores.
o La apertura y cancelación de sucursal de la SAS inscripta en otra
jurisdicción.
o Demás actos concernientes a la operatoria de las SAS que requieran
inscripción (por ej., cancelación de inscripción en el Registro
o En los trámites registrales deberá cumplirse con la DDJJ de beneficiario final
(art. 518 - Anexo “A” RG IGJ 07/15).
3) Formas de Inscripción del Instrumento constitutivo
o Instrumento público o privado con firmas certificadas: deberá digitalizarse
para el trámite registral digital bajo el sistema TAD. Inscripta la SAS contará con su
constancia de inscripción digital emitida por la IGJ y comunicada a la dirección de TAD de
la sociedad.
o Digital propiamente dicha: todo el trámite registral se realiza en forma
digital, con firma digital de los constituyentes. Inscripta la SAS tendrá un instrumento
constitutivo digital y, a todo evento, podrá imprimirlo en soporte papel. En su caso admitirá
certificación notarial –conforme lo reglamenten los escribanos u organismos públicos para la
certificación de instrumentos derivados de capturas de pantalla de dispositivos-.

Página 41 de 58.-
o Deberá presentarse dictamen profesional (suscripto por escribano, contador o
abogado y la legalización de su firma, por medios electrónicos) si la SAS no es constituida
mediante el instrumento constitutivo tipo.
4) Adopción del estatuto modelo (Anexo A2)
o Si se adopta el instrumento constitutivo modelo previsto en el Anexo A2:
o o La inscripción de la SAS será “automática y sin más trámite” en
instrumento privado o digital, con suscripción de capital social mínimo, si los constituyentes
encuadran en el inc. 1° del Art. 32 RG (Si es instrumento privado si todos sus otorgantes
fueren personas humanas por derecho propio y/o persona jurídica no comprendida en el 299
LGS con certificación de la firma de su representante. O por documento digital cuando el
representante legal sea su administrador de relaciones en la Administración Federal de
Ingresos Públicos).
o o La inscripción será dentro de las 24 horas, desde el día hábil
siguiente al de la presentación de la documentación correspondiente: si los constituyentes no
encuadran en dicho inc. 1° o se exige documentación adicional.
o En ninguno de los supuestos antes mencionados se exigirá dictamen
profesional.
5 ) Capacidad y legitimación de los Constituyentes
o Pueden ser constituyentes de la SAS:
o o Socio persona humana: mayores de edad, menores emancipados por
matrimonio y cónyuges. Pueden actuar por sí o por apoderado.
o o Socio persona jurídica domiciliada en la República Argentina: a)
Sociedad, deberá acreditar: (i) Existencia e inscripción en el respectivo Registro Público, la
personería y facultades de quien la represente en el acto de constitución, y sede social a
través del instrumento constitutivo; (ii) Declaración jurada (art. 39, inc. 2º, de la ley 27.349);
(iii) CUIT, (iv) Sociedad de la Sección IV LGS, deberá acreditar existencia; denominación y
sede social; constancia para la adquisición de bienes registrables (Art. 23, 2do párr., LGS);
CUIT. Las acciones representativas del capital social de la SAS se inscribirán a nombre de
la sociedad, debiéndose indicar la proporción en que participan los socios en tal sociedad. b)
Persona jurídica no societarias, deberá acreditar: (i) su existencia e inscripción, la personería
y facultades de quien la represente en el acto de constitución, indicando su sede social, a
través del instrumento constitutivo, (ii) la justificación legal de la capacidad para constituir
la SAS debe resultar del instrumento de constitución o documentación complementaria.

Página 42 de 58.-
o o Socio persona jurídica domiciliada en el extranjero: a) Sociedades:
debe acreditar su inscripción de acuerdo a lo establecido en los arts. 118 o 123 LGS; b)
Persona jurídica no societaria: debe acreditar su existencia e inscripción, la personería y
facultades de quien la represente en el acto de constitución, indicando su sede social. La
capacidad para constituir la SAS debe resultar del instrumento de constitución o
documentación complementaria. En su caso, acompañarse certificado que acredite la
autorización y/o inscripción extendida por la autoridad competente de la jurisdicción de
origen.
6) Publicidad
o El primer edicto (Art. 37, L. 27349) se publica en forma automática por un
día en el diario de publicaciones con base en la información proveniente de la carga de los
datos por mecanismo TAD.
o Para el resto de las publicaciones resultaría de aplicación la forma tradicional
y acompañar a la IGJ el correspondiente archivo digital.
7) Denominación – Registración preventiva - Cambio de denominación o La
denominación social deberá contener la expresión “Sociedad por Acciones Simplificada” sus
abreviaturas o las siglas SAS o S.A.S.
o Si se constituye bajo el modelo tipo (Anexo A2) no podrá incluir las palabras
“Argentina” o “Mercosur”.
o Previo al trámite de constitución puede registrarse una reserva de la
denominación social, vigente por 30 días corridos y cuyo vencimiento constará en la
constancia de registro de la reserva.
o En caso de cambio de denominación social se seguirá art. 7º de la
reglamentación, y deberá surgir el nexo de continuidad jurídica entre la denominación social
anterior y la nueva.
8) Objeto
o En el Anexo A1 (Estatuto modelo), se estipula un objeto múltiple con diez
actividades principales: (a) Agropecuarias, avícolas, ganaderas, pesqueras, tamberas y
vitivinícolas; (b) Comunicaciones, espectáculos, editoriales y gráficas en cualquier soporte;
(c) Culturales y educativas; (d) Desarrollo de tecnologías, investigación e innovación y
software; (e) Gastronómicas, hoteleras y turísticas; (f) Inmobiliarias y constructoras; (g)
Inversoras, financieras y fideicomisos; (h) Petroleras, gasíferas, forestales, mineras y
energéticas en todas sus formas; (i) Salud, y (j) Transporte.

Página 43 de 58.-
o En ningún supuesto –a causa de la naturaleza o diversidad del objeto-, podrá
exigirse un capital que supere los 2 SMVM.
o Reforma del objeto: según Art. 7 inc. b) y publicación B.O. (Art. 37, L.
27349)
9) Administración y Representación
o Librado a la voluntad de los socios la denominación y estructura del órgano
de administración. En el Anexo A2 se denomina “administradores” a los miembros del
órgano de administración (sólo personas humanas).
o Eximición de garantía de los administradores de la SAS.
o Domicilio y representación: Al menos uno de los miembros del órgano de
administración deberá tener domicilio real en el país. Los administradores domiciliados en el
extranjero deberán poseer CUIT y fijar domicilio especial en la República argentina donde
serán válidas todas las notificaciones que se le realicen en tal carácter, y designar
representante en el país, no exigiéndose la inscripción del instrumento de mandato (poder)
que se limitará a la recepción de las notificaciones por cuenta y orden de su representado y,
de considerarlo necesario el administrador, para la realización de trámites en su nombre ante
los organismos públicos.
o El representante legal de la SAS debe ser administrador. En caso de silencio,
todos los administradores representan en forma individual e indistinta.
o Los administradores sociales deberán aceptar el cargo en forma expresa, sin
perjuicio de preverse la aceptación tácita por su presencia en el acto de que se trate; en caso
de duda deberá presentarse nota de aceptación expresa con la firma del administrador
designado certificada notarialmente, o bajo otra constancia fehaciente.
o Los arts. 34 y 35 del Anexo A establecen los requisitos para las inscripciones
de la designación y el cese de administradores.
10) Órgano de fiscalización
o Es facultativo aún si encuadra la SAS en el Art. 299 inc. 2° LGS¸ sin
perjuicio de la aplicación del Art. 55 LGS
11) Contabilidad – Estados contables - Libros y Registros digitales
o Llevan contabilidad obligatoria pero no se le exige presentar estados
contables ante la IGJ.
o La IGJ habilitará automáticamente los registros digitales de la SAS inscripta.
Se llevarán en forma individualizada a través de criptogramas que resulten correlativos. Los

Página 44 de 58.-
libros y las actas que deban inscribirse digitalizados, se encriptan y guardan en tres copias en
tres lugares diferentes, con lo que se garantiza su seguridad e inalterabilidad.
o Libros obligatorios: 1) Libro de Actas: obligatorio su numeración según el
órgano del que se trate, y llevar un índice que facilite la consulta del libro por parte de los
socios, administradores y síndicos; 2) Libro de Registro de Acciones: deberá incluir las
menciones previstas en el art. 213 de la LGS, y contener la anotación inicial de la
distribución del capital accionario, y los archivos digitales con cada uno de los posteriores
complementos y/o modificaciones, 3) Libro Diario: debe constar la fecha del asiento y
llevarse una numeración correlativa. Los archivos digitales deberán individualizarse y
registrarse en un plazo no mayor a 3 meses de realizada la operación; y 4) Libro de
inventario y balance: se individualizará y registrará el balance, su inventario y memoria en
un plazo no mayor a cuatro 4 meses de finalizado el ejercicio.
o Podrá solicitar la habilitación de otros registros digitales, que se encuadrarán
en la normativa de la RG IGJ 6/17.
12) Reorganización societaria – Transformación.
o Se aplicarán las disposiciones del libro III, tít. I, cap. V de la RG IGJ 7/2015
y la LGS para las reorganizaciones
o Reenvío al Art. 39 L. 27.349 en caso de transformación. Aclara que el plazo
no mayor a 6 meses para proceder a la transformación legal de una SAS se computa a partir
de la fecha del acto societario del que surja la adquisición del control o el exceso en el
porcentaje de vinculación.

XVI. REGLAMENTACIÓN EN SANTA FE (RESOLUCIÓN Nº 85


(26/1/18) DE LA IGPJ )
XVI. 1. Resolución Nº 85 (B.O. 26/1/18) de la IGPJ: En la provincia de
Santa Fe, la Resolución N° 85 de la Inspección General de Personas Jurídicas
fue dictada con fecha 26/1/18, con entrada en vigencia ese mismo día. De sus
considerandos surge que sin perjuicio de no perder de vista la finalidad de la
ley 27.349, la IGPJ expone sus funciones para intervenir en su constitución,
reformas de estatuto, variaciones de capital (excepto el supuesto del Art. 44,

Página 45 de 58.-
3er párr.. de la Ley 27.349), presentación de estados contables y en todos los
casos previstos por la Ley 6926 y el Decreto 3810.
Por dicha norma reglamentaria, por lo tanto, se apunta exclusivamente al
establecimiento de dos textos de instrumento constitutivo tipo. Ello con el
objeto de que los interesados que los adopten, sin modificaciones, tengan
trámite preferencial en términos de plazos para obtener la conformidad
administrativa sin observaciones para inscribir la SAS.
No se encuentra aún desarrollada la posibilidad de inscripción on-line de una
SAS en la provincia de Santa Fe, no obstante se menciona en los
considerandos de la Resolución Nº 85 hallarse en etapa de diseño y hacia la
efectiva puesta en ejecución los aspectos tecnológicos necesarios para
acompañar la celeridad de los trámites para la constitución de las SAS, en
cuanto a firmas digitales y pases electrónicos a los cinco Registro Públicos
emplazados en sede judicial.
XVI. 2. Modelos tipo de SAS según Resolución Nº 85 de la IGPJ. Los
modelos disponibles de Acta constitutiva de SAS, contienen los siguientes
anexos: I.- Lugar y fecha del acto de constitución de la SAS, II.- Dos modelos
de Estatuto: 1) “Acta constitutiva con representante” y 2) “Acta constitutiva
con 5 administradores” (la representación está en cabeza del órgano de
administración y si resulta plural es indistinta), III.- Cuadro de suscripción del
capital, en el que se indicará el nombre del socio o socios (el modelo dice
“accionistas”), la “cantidad de acciones suscriptas”, el “monto de integración”,
la “naturaleza del aporte”, y la “modalidad” que se prevé para indicar el plazo
de integración del saldo en efectivo (no más de dos años), IV.- Designación de
los miembros del órgano de administración –titulares y suplentes- : 1) En el
modelo de SAS con representante, de entre los administradores titulares se
deberá designar un “Representante” y en caso de administración plural un
“Vicerepresentante”. Todos aceptarán los cargos suscribiendo el acta y

Página 46 de 58.-
constituirán domicilio especial, V.- Fijación de la sede social, VI.-
Autorizaciones para los trámites ante la IGPJ, VII. DDJJ sobre condición de
persona expuesta políticamente, de socios, administradores y autorizados,
VIII.- DDJJ sobre licitud y origen de los fondos Ley 25.246, Res. UIF N°
11/11 y 30/11, IX.- Cuadro con el cargo y datos personales de los miembros
titulares y suplentes del órgano de administración, X.- Datos del o los Socios
Fundadores, XI.- Datos del las personas autorizadas para trámites, XII.-
Declaración de los firmantes de la formalización de la constitución de la SAS
en cuestión con indicación de ejemplares firmados y lugar y fecha del acto.
En el siguiente cuadro, resumimos el contenido del Estatuto modelo (Anexo
II):
Art. Contenido del Estatuto Modelo Santa Fe
1º Denominación y Domicilio legal: Lleva nombre de fantasía seguido de la sigla
S.A.S. (”........ S.A.S”) y domicilio legal en la jurisdicción de la provincia.

2º Plazo: 20 años.

3º Objeto: La cláusula confiere libertad para completar las actividades incluidas en el


objeto. Aclara que la sociedad es plenamente capaz según las previsiones del
Estatuto y lo que no prohíba el ordenamiento jurídico.
4º Capital social: se completará con la cantidad de acciones nominativas no
endosables de $ 1 (un peso) valor nominal cada una. Incluye previsión para el
aumento según Art. 44 L. 27.349.

5º Acciones nominativas no endosables: a) Ordinarias de voto singular, b) Preferidas


(con prioridad en el cobro de ciertos dividendos o para la eventual cuota de
liquidación) con o sin voto.
6º Transferencia de acciones: libre, debiendo comunicarse la misma a la sociedad.

7º Las acciones y los certificados provisionales que se emitan contendrán las


menciones del Art. 211 LGS. Se pueden emitir títulos representativos de más de
una acción.
8º Mora en la integración del capital: Art. 193 LGS.

Página 47 de 58.-
9º A) Administración y representación de SAS “con representante”: No se adopta
una denominación para el órgano de administración, que está en cabeza de
personas humanas -socios o no- (entre una a mayor número a determinar en el
Estatuto), quienes duran en el cargo “hasta que se designen sus reemplazantes”. La
elección de representante legal -persona humana-se confiere al órgano de gobierno
y en caso de administración plural podrá designarse “vicerepresentante” quién
reemplazará en caso de ausencia o impedimento del representante. Mientras la
SAS prescinde de Sindicatura debe designarse un administrador suplente.
B)Administración y representación de SAS sin órgano especial de representación:
Se diferencia en que la representación legal se le confiere al órgano de
administración –socios o no, entre 1 a 5, durarán hasta ser reemplazados-, siendo
indistinta en caso de administración plural.
10º A) Funcionamiento de la administración con representante legal:
Convocatoria: Convoca el representante legal o el vicerepresentante en su caso,
por medio fehaciente (electrónicamente por ej., asegurando su recepción). Se
prevé la autoconvocatoria sin necesidad de citación previa, las resoluciones serán
válidas si asisten la totalidad de los miembros y el temario es aprobado por
mayoría absoluta.
Lugar de reunión: en la sede social o fuera de ella, puede ser a distancia
asegurando comunicación simultánea.
Quórum : Mayoría absoluta de sus miembros
Mayorías: Mayoría absoluta de votos presentes.
Suscribe el acta: el representante o vice que convocó, debiéndose guardar las
constancias de acuerdo al medio utilizado para comunicarse. Todas las
resoluciones deberán incorporarse al Libro de Actas.
B) Funcionamiento sin designación de representante legal:
Sólo varía lo anterior en que cualquier administrador convoca por medio
fehaciente (electrónicamente por ej., asegurando su recepción). Y que suscribe el
acta el administrador que convocó, debiéndose guardar las constancias de acuerdo
al medio utilizado para comunicarse.

11º A) Gobierno de SAS con representante: “Reunión de socios”.


Convocatoria: por el representante o vice por medio fehaciente (electrónicamente
por ej., asegurando su recepción). Se prevé la autoconvocatoria sin necesidad de
citación previa, las resoluciones serán válidas si asisten la totalidad de los
miembros y el temario es aprobado por mayoría absoluta.
Lugar de reunión: en la sede social o fuera de ella, puede ser a distancia
asegurando comunicación simultánea.
Quórum: no se prevé
Mayorías: a) Resoluciones que impliquen reforma del Estatuto salvo Art. 44 L.
27349: Mayoría absoluta de capital. b) Otras resoluciones que no importen
reforma: mayoría del capital presente.

Página 48 de 58.-
Suscribe el acta: el representante o vice en su caso, debiéndose guardar las
constancias de acuerdo al medio utilizado para comunicarse.
Alternativa a la reunión de socios por consulta simultánea o declaración unánime
por escrita: Serán válidas sin perjuicio de la reunión de socios las resoluciones
sociales que se adopten por el voto de los socios, comunicado al órgano de
administración por medio que garantice su autenticidad, dentro de los 10 días de
habérseles cursado consulta simultánea a través de un medio fehaciente; o las que
resultan de declaración escrita en la que todos los socios expresan el sentido de su
voto.
B) Gobierno de SAS sin designación de representante: “Reunión de socios” .
Sólo varía lo anterior en que la convocatoria resulta cuando lo requiera algún
administrador por medio fehaciente; y que suscribe el acta el administrador
responsable de la convocatoria.
12º Fiscalización: prescinde de Sindicatura, sin perjuicio de aplicación Art. 55 LGS.

13º Cierre del ejercicio y reunión social de aprobación: Se indicará fecha de cierre del
ejercicio social anual. El órgano de administración deberá poner los estados
contables a disposición de los socios, con no menos de 15 días de anticipación a la
reunión convocada para su tratamiento.

14º Distribución de utilidades realizadas y líquidas: a) 5% hasta alcanzar el 20% del


capital suscripto para reserva legal. b) A remuneración de los Administradores c)
El saldo, en todo o en parte, a participación adicional de las acciones preferidas o a
fondos de reserva facultativos o de previsión o al destino que determinen los
socios. 2.- Pago del dividendo: en proporción a las respectivas integraciones,
dentro del año de su sanción.
15º Disolución y Liquidación: Se disuelve conf. Arts. 55 y 56 de la ley 27.349. La
liquidación resulta en cabeza del órgano de administración. Cancelado el pasivo y
reembolsado el capital, el remanente se repartirá entre los socios con las
preferencias indicadas en el artículo anterior.

A modo de breves comentarios adicionales, tenemos que:


1.- En los modelos de Estatuto de SAS en Santa Fe, el plazo de duración de la
sociedad —que debe ser determinado, según Art. 36 inc. 5º de la ley 27.349—
es de 20 años, mientras que en el modelo de la IGJ resulta de 99 años.
2.- Las actividades incluidas en el objeto resultarán completadas por los socios
fundadores en el Artículo Tercero del modelo de la IGPJ. En el modelo de la
IGJ, por el contrario, se hallan predispuestas.

Página 49 de 58.-
3.- Se han mantenido en algunos artículos del Estatuto modelo de Santa Fe las
denominaciones típicas de la S.A. como “Directorio” —en lugar de órgano de
administración— o “accionistas” —la ley 27.349 los denomina “socios”—, lo
cual entendemos no acarrea ningún inconveniente sustancial.
4.- En el modelo IGPJ, las acciones se prevén nominativas no endosables y
cada acción ordinaria sólo da derecho a un voto (como el régimen de cuotas de
la SRL), mientras que las preferidas podrán o no conferir derecho de voto. En
el Estatuto tipo de la IGJ, en cambio, las acciones se prevén escriturales
ordinarias de voto singular. Las acciones escriturales preferidas podrán
emitirse en un futuro aumento de capital, con o sin derecho de voto excepto
para las materias incluidas en el 4to. párr. del Art. 244 LGS sin perjuicio del
derecho de asistir con voz a las reuniones sociales.
5.- Con respecto a si el representante debe ser administrador, como exige la
IGJ por virtud de reglamentación expresa, en el Estatuto modelo de la IGPJ
ello no se aclara pero surge del Anexo IV del acta constitutiva, pues en el
modelo de SAS “con representante”, dicha función debe recaer de entre los
administradores titulares y en caso de administración plural deberá elegirse
también un vicerepresentante.
6.- Tanto en el modelo de la IGPJ como en el de la IGJ, no se establece
quórum para la reunión de socios; sino que se fijan las mayorías según se trate
de decisiones que importen la reforma del Estatuto o el resto que no implique
una modificación. Tampoco se prevé, en ninguno de los dos modelos, ni que
será necesario “el voto de otro” en una SAS en la cual un solo socio tuviera la
mayoría, como tampoco se estipula algún mecanismo de “desempate” —lo
cual la flexibilidad de la normativa especial de la SAS entendemos que admite
incorporar—55. En cuestión de gobierno recuérdese que la supletoriedad de la

55
Cfr., op.cit. en Nota 52.

Página 50 de 58.-
LGS está prevista en el Art. 49 (L. 27.349) debiendo acudirse a las normas que
rigen para las SRL y luego las disposiciones de la parte general.
7.- En el Estatuto modelo de la IGPJ, la SAS prescinde de Sindicatura
agregándose que ello resulta sin perjuicio de las facultades de fiscalización de
los socios según Art. 55 LGS, agregado que no se encuentra en el modelo de la
IGJ.
8.- En la cláusula 14º sobre distribución de utilidades realizadas y líquidas, se
prevé como última opción “el destino que determinen los socios”, lo cual
habilita usar la cuenta "Resultados No Asignados" (sin destino específico
alguno), vinculándose ello con el llamado “autofinanciamiento” y no reparto
de dividendos lo cual se halla, según Favier Dubois, en el “ADN” de las
empresas de familia que resuelven aplicar todos los resultados positivos para
su autofinanciamiento, sólo retribuyendo a los familiares que trabajan en ella
mediante honorarios y sueldos. Por el contrario, en el Estatulo modelo de la
IGJ, el Art. 11º sólo admite la constitución de reservas, de modo que todo
fondo que quiera ser retenido deberá ser afectado a reservas facultativas, lo
cual se torna el vehículo para la no distribución —obligatoria— de
dividendos.56
9.- No se incluye en el modelo del a IGPJ el pacto para la solución de
controversias por la vía arbitral, a diferencia del modelo de la IGJ que sí lo
prevé en su Artículo Decimotercero.

XVII.- ALGUNAS CONCLUSIONES.


1.- Para ser contemporáneo, la idea en síntesis resulta la necesidad de cambio;
si bien debe reconocerse que los viejos sentimientos y prejuicios “no pueden
enterrarse vivos”.57 La SAS, en cuanto nueva herramienta jurídica en el

56
Cfr., Duprat y Hadad, op.cit. en Nota 12, quienes puntualmente critican dicha
reglamentación.
57
Terragno, op. cit. en Nota 1.

Página 51 de 58.-
derecho societario argentino, junto a otras vigentes, resulta novedosa por su
plasticidad e hibridez que son características que sintonizan positivamente con
la sentencia sobre que el cambio resulta inexorable. La amplísima mayoría de
los autores que de un modo u otro la han bienvenido58, coinciden en su
atractivo a modo de desafío para convertirse en un traje a medida para sus
socios, ajustable a cada negocio en particular según sus necesidades y
exigencias.
2.- El mentado nuevo paradigma o la supuesta revolución que la SAS
conlleva, ha sido resumido por Eduardo M. Favier Dubois: “La S.A.S. es una
institución que podemos calificar como ‘revolucionaria’ en varios sentidos: a)
‘Privatiza’ el derecho de las sociedades cerradas, al anteponer la voluntad de
los socios sobre las normas de la ley 19.550 y sacarlas del área de la autoridad
de contralor (art.33); b) ‘Desjudicializa’, al procurar la resolución de los
conflictos fuera de los tribunales (art. 57); c)’Digitaliza’ al derecho societario
al prever no sólo el uso de los TICS para la constitución, registros y
comunicaciones, sino para la propia gestión societaria (art. 44); y d) Es
‘expansiva’, en tanto la ley prevé que las sociedades preexistentes pueden ser
transformadas en S.A.S. para aprovechar sus grandes ventajas, lo que ya
ocurrió en otras latitudes.”59
3.- Resulta saludable el esfuerzo de la doctrina y también de los registros
públicos60 en coadyuvar hacia el éxito de la nueva herramienta jurídica
dirigida fundamentalmente a los emprendedores unipersonales, empresas
familiares y PYMES generadoras de un alto porcentaje del PBI y del empleo

58
Mientras que la mayor crítica hacia la nueva figura puede verse en: NISSEN, Ricardo A.,
“La infracapitalización societaria, la prevención de daños y las Sociedades por Acciones
Simplificadas”, LA LEY 10/10/2017 , 1 • LA LEY 2017-E , 1117.
59
Favier Dubois, op.cit. en Nota 15.
60
El Registro Público de Rosario, por ejemplo, admite constituir una SAS sin previo trámite en
la Inspección General de Personas Jurídicas. En el instructivo disponible para los interesados, los
requisitos son análogos a los que se prevén para constituir una SRL. Los instrumentos constitutivos
modelo que manda la ley 27.349 son los de la Resolución Nº 85/18 IGPJ.

Página 52 de 58.-
del país; sin perder de vista la finalidad de la ley 27.349: “la implementación
de herramientas financieras, la generación, incubación y desarrollo de
empresas y el fomento al emprendedorismo como usina de creación no solo de
bienes y servicios sino también de empleo y ampliación de la base socio
productiva”.61
4.- Finalmente, coincidiendo con la actitud moderna que aconseja no ser
terminante a la hora de arrojar conclusiones, entiendo que por lo pronto resulta
válido pensar por lo menos en dos cuestiones. Por un lado, que el mayor
interrogante en torno a la SAS resultará dilucidar el alcance de la libertad
contractual bajo el marco normativo del breve articulado contenido en el
Título III de la Ley 27.349 y la consagrada supletoriedad de la LGS en los
términos del Art. 39 de dicha ley, en el sentido que deben “conciliarse” la
nueva normativa independiente dictada para la SAS con las normas de la Ley
General de Sociedades. En este punto —que dista de ser sencillo y/o
pacifico— resultará útil tener presente un aporte preliminar en cuanto a la
conveniencia de tratar expresamente en el Estatuto cuestiones que se prevean
como puntos problemáticos (sea para incluirlos o excluirlos, tales como el
derecho de preferencia para la suscripción de nuevas acciones, voto
acumulativo, derecho de receso o exclusión de socio, entre otros)62,
recordando sin perjuicio de ello por dónde debiera pasar el corte del nudo
gordiano ante cualquier controversia: “En los casos de omisión estatutaria,
podrán aplicarse las reglas de la L.S. que protegen a los terceros, pero no las
que sólo atienden a los intereses privados de los socios.63” En segundo lugar,
resultará necesario debatir en el análisis sobre que el régimen de la SAS puede
irradiar hacia la LGS, conforme lo ha dicho, por ejemplo, Molina Sandoval:

61
Ver los Considerandos de la Resolución Nº 85/18 IGPJ.
62
Cfr., “Analizan las ventajas que puede tener convertir una empresa familiar en las nuevas
SAS”, Editorial Erreius, 9/4/18.
63
Favier Dubois, op.cit. en Nota 15.

Página 53 de 58.-
“En la SAS se aplican supletoriamente la LGS y el régimen de sociedad de
responsabilidad limitada. Pero ello no empece a que en función de la analogía
(art. 2, CCC), la ley 27.349 se aplique a ciertas cuestiones que no tienen
adecuada regulación, sea porque existe un vacío o porque el texto legal no es
claro”64.
4.- Finalmente, resulta saludable el esfuerzo de la doctrina y también de los
registros públicos65 en coadyuvar hacia el éxito de la nueva herramienta
jurídica dirigida fundamentalmente a los emprendedores unipersonales,
empresas familiares y PYMES (generadoras de un alto porcentaje del PBI y
del empleo del país), sin perder de vista la finalidad de la ley 27.349: “la
implementación de herramientas financieras, la generación, incubación y
desarrollo de empresas y el fomento al emprendedorismo como usina de
creación no solo de bienes y servicios sino también de empleo y ampliación de
la base socio productiva”.66

64
Cfr., Molina Sandoval, en este sentido, por ejemplo sostiene que: “La SAS fija una pauta
para el capital social que se extiende a todo el plexo societario. La sociedad de responsabilidad
limitada podría perfectamente tener un capital equivalente a dos veces el salario mínimo vital y móvil.
El registrador no podría observarlo cuando el propio texto legal (aun cuando sea para la SAS) admite
dicho capital. A la inversa, y pese al vacío, sería imprudente aceptar en la sociedad de responsabilidad
limitada un capital menor al mínimo establecido para la SAS.”
65
El Registro Público de Rosario, por ejemplo, admite constituir una SAS sin previo trámite en
la Inspección General de Personas Jurídicas. En el instructivo disponible para los interesados, los
requisitos son análogos a los que se prevén para constituir una SRL. Los instrumentos constitutivos
modelo que manda la ley 27.349 son los de la Resolución Nº 85/18 IGPJ.
66
Ver los Considerandos de la Resolución Nº 85/18 IGPJ.

Página 54 de 58.-
BIBLIOGRAFÍA

 ABDALA, Martín E. «Análisis del proyecto de ley de sociedad por


acciones simplificada», publicado en La Ley el 08/02/2017. Cita
Online: AR/DOC/265/2017.
 BARBIERI, Pablo C., “Apuntes sobre la Sociedad por Acciones
Simplificada (SAS)”, 4/1217, MJ-DOC-12319-AR | MJD12319.
 CAMISAR, OSVALDO, “Nuevo proyecto de ley: las sociedades por
acciones simplificadas”, LA LEY 22/02/2017, 22/02/2017, 1 - LA
LEY2017-A, 1263.
 CARDOSO, Juan C., “Ley de Apoyo al Capital Emprendedor y la
Sociedad por Acciones Simplificada”,MJ-DOC-12021-AR |
MJD12021.
 CARLINO, Bernardo, “Una alternativa a la escisión: La Sociedad por
Acciones Simplificada”, LL, 08/08/2017 , 1 - LA LEY 2017-D , 1091
 DASSO, Ariel A., “El mundo societario actual: la limitación de
responsabilidad y el giro a la sociedad unipersonal”, 31/12/12, MJ-
DOC-7023-AR | MJD7023.
 DUPRAT, Diego, "Sociedades por Acciones Simplificadas", publicado
en LA LEY, 2017-B, 1.
 DUPRAT, Diego, “ La autonomía de la voluntad en el diseño de los
estatutos sociales”, LL , 12/12/13 – LA LEY 2013-F, 1043 – Enfoques
2014 (enero), 98.
 EDITORIAL ERREIUS,” Analizan las ventajas que puede tener
convertir una empresa familiar en las nuevas SAS”, 9/4/18.
 FAVIER DUBOIS, Eduardo M., "La 'sociedad por acciones
simplificada' y el sistema societario. Cuatro preguntas y el 'miedo a la
libertad'", LL 28/06/2017, 1

Página 55 de 58.-
 FAVIER DUBOIS, Eduardo M., “¿Cuál es el tipo social más
adecuado para las Pymes: la S.R.L., la Sociedad Anónima o la nueva
‘Sociedad por Acciones
simplificada’?http://www.favierduboisspagnolo.com/press/cual-es-el-
tipo-social-mas-adecuado-para-las-pymes-la-s-r-l-la-sociedad-anonima-
o-la-nueva-sociedad-por-acciones-simplificada/.
 HADAD, Lisandro A., "La Sociedad por Acciones Simplificada y la
llegada de la modernidad", LL 27/07/2017, 1, AR/DOC/1387/2017.
 HADAD Lisandro y DUPRAT, Diego, en “Sociedades por acciones
Simplificadas. Normas de la Inspección General de Justicia” LL
28/08/2017.
 MARTÍNEZ, SILVINA A., “Análisis del proyecto de creación de las
sociedades anónimas simplificadas”, 18/10/16, MJ-DOC-10341-AR |
MJD10341.
 MARTORELL, Ernesto E., "Ley de Sociedades, orden público y
defensa de valores comunitarios fundamentales", publicado en La Ley,
ejemplar del martes 12 de septiembre de 2017.
 MARZORATI, Osvaldo, "La Sociedad Anónima Simplificada. ¿Será
una realidad?", LL, 2016-F, 990.
 MOLINA SANDOVAL, Carlos A., “Sociedad por Acciones
Simplificada (SAS)”, LL 21/04/2017, 21/04/2017, 1.
 MORO, Emilio, ”Acerca de una doble desvirtuación empírica: en rol
actual de la S.R.L. en el elenco de los tipos societarios (una visión de
derecho patrio y comparado)”, 15/10/10, MJ-DOC-4925-AR |
MJD4925.
 NETRI, Federico G. - AMELONG, Nicolás, “Matices de las sociedades
por acciones simplificadas”, 7/8/17, MJ-DOC-11938-AR | MJD11938.

Página 56 de 58.-
 NISSEN, Ricardo A., “La infracapitalización societaria, la prevención
de daños y las Sociedades por Acciones Simplificadas”, LA LEY
10/10/2017 , 1 • LA LEY 2017-E , 1117.
 RICHARD, Efraín H., “Crisis societarias: Visiones encontradas: la
societaria y la concursal”, LL: AR/DOC/4141/2011.
 ROVIRA, Alfredo, “Necesaria reforma integral de la Ley General de
Sociedades. Régimen de sociedad anónima simplificada”, LL, 2016-F,
515.
 VAN THIENEN, Pablo A. y DI CHIAZZA, Iván , “SOCIEDAD POR
ACCIONES SIMPLIFICADA Y SUPLETORIEDAD DE LA LEY
GENERAL DE SOCIEDADES”, LL 17/08/2017 , 1.
 VERGARA, Nicolás D., “las sociedades por acciones simplificadas en
la Argentina”, LL, 12/1/18.
 VERÓN, Alberto: «La Sociedad por Acciones Simplificada de la Ley
27.349 », en LL Online AR/DOC/1027/2017.
 VITOLO, Daniel R., “La sociedad anónima simplificada (SAS). Un
desafío a la imaginación o una próxima realidad”, Errepar, Doctrina
Societaria y Concursal, octubre de 2016, p. 1002 y ss.
 VÍTOLO, Daniel R., “El nuevo régimen del capital emprendedor y los
emprendedores. Un verdadero desafío para su interpretación y
reglamentación”, LL, 20/4/17, 2017-B, 962.
 VÍTOLO, Daniel R., "Aspectos de la reglamentación de las SAS por las
autoridades de contralor", LL, ejemplar del 22/8/17.
 VÍTOLO, Daniel R., "Sociedades Comerciales”, Reformas introducidas
por la ley 26.994, Rubinzal-Culzoni Editores, 2015.
 SALVOCHEA, Ramiro, “La SAS: ahora un actor habilitado para
negociar sus acciones en el mercado de capitales”, Sup. Esp. - Decreto
de desburocratización y simplificación 2018 (febrero), 229.

Página 57 de 58.-
 SUAREZ, Sergio P., "La sociedad por acciones simplificada frente al
universo societario", RDCO, 285-907, AP/DOC/604/2017.

Página 58 de 58.-