Está en la página 1de 6

Universidad Nacional Autónoma de México

Facultad de Filosofía y Letras


Sistema Universidad Educación Abierta y
Educación a Distancia SUAyED-UNAM

Licenciatura en Pedagogía

Introducción a la Pedagogía I

Asesora: Angélica Roció Domínguez Patiño

Alumno: Armando H Méndez López

Actividad integradora

Unidad: 3

1
Rasgos esenciales de la educación en Francia y Alemania
Realiza un ensayo sobre los rasgos esenciales de la educación en Francia y
Alemania en dicha época. Además, analiza cuáles de estos siguen presentes en
nuestra educación en México. (No olvides incluir citas y las referencias
correctamente, si se tratan de párrafos textuales, además de considerar todas las
lecturas).

2
Rasgos esenciales de la educación en Francia y Alemania y su legado a México

La educación va de la mano de la evolución del ser humano, no existe ninguna


sociedad por primitiva que sea en la que no se presente la educación. Comenzando por
la transferencia de simples saberes conocidos a las nuevas generaciones para su
continuidad, hasta el establecimiento de hábitos y costumbres. Para entender la
educación que se ofrece en México, es importante primero destacar algunos aspectos de
la educación en Francia y Alemania.

El presente ensayo tiene como finalidad explicar algunos aspectos esenciales de la


educación en Francia y Alemania, es importante analizar cómo estos dos países
influyeron hasta cierto punto en la educación en México. A principios y a mediados de la
Edad Media, los usos y costumbres que se tenían como buenos modales eran
establecidos, trasmitidos y aprendidos por la clase alta. Tiempo después, esos usos
fueron adoptados por la clase burguesa, quienes fueron auto considerados como la
“civilite”. Actualmente aún se siguen conservando muchos de ellos, ya que, gracias a la
religión católica, esos principios de conductas fueron trasmitidas a la clase media y baja
a finales del Medievo, aunque sin gran relevancia e importancia, pues se preocupaban
más por el qué comer, que el cómo hacerlo. Con el paso del tiempo, ese concepto de
civilización fue evolucionando pasando de ser un aspecto social a uno cultural.

Para el siglo XVII, en Francia toma fuerza la Ilustración, época de grandes pensadores y
filósofos, para este tiempo se considera que aprender aspectos culturales es
indispensable para hacer un cambio en la nación y del gobierno a partir de la educación.
Este siglo se destaca por la participación de grandes personajes como Comenio, el padre
de la pedagogía y su obra magna la Pansofia, en donde en su tercer libro: la Pampedia
propone educación popular para todos.

En Francia se podría decir que la pedagogía empieza en los siglos XVII y XVIII. Los
rasgos más esenciales de la educación en Francia son el amor, el perfeccionismo, la
igualdad, la libertad, espíritu humano, fuerza y el desarrollo de sus facultades
intelectuales, morales y físicas de cada uno de los individuos para que sean dirigidos a
la razón. Así como el lenguaje que fija y determina las ideas para adquirir más precisión

3
y más generalidad en sus conocimientos y este a la vez expresa atreves de signos u
objetos reales los conocimientos que el hombre adquiere atreves de procedimientos de
las artes y que lo encontramos en los libros las verdades que se deseen adquirir.

Por otra parte, los rasgos de la educación en Alemania son los siguientes: Formar al
educando de una manera segura e infalible y conforme a reglas y verdades. “Toda
formación aspira a la creación de un ser firme, perseverante y resuelto, que no se
transforma, si no que sea y que no pueda ser de otra forma que es.” (Fichte p. 83)
También el amor y la esperanza están vinculados para que los educandos logren su
propio bienestar y en comunidad. Así mismo el alumnado debe de tener complacencia,
para que este sea motivado a aprender sin que se someta a una educación obligada, de
la misma manera deberá tener espontaneidad y tolerancia para adquirir conocimientos y
llegar a una vida pasiva y espiritual, ya que el educando aprende con gusto y solo le
interesa estudiar.

En Alemania se comenzó a educar a la población en escuelas de tipo tecnológico y


técnicos, que era lo que demandaba el país con la llegada de la revolución industrial. El
papel de la mujer se modificó, pues también tenía que ser preparada, al menos, para
apoyar a los niños en su educación, para enseñarles cultura, cálculo y lectoescritura con
la intención de que tuvieran una autoformación. Tanto la educación de la que fue parte
Francia como Alemania son complementarias, ya dieron paso a rasgos que actualmente
se pueden ver en la educación mexicana. Ambas se desarrollaron en contextos y
espacios diferentes, cada cual cubrió las diferentes necesidades que exigía la mejora de
su sociedad y vida, lo que fue determinante para la forma de pensar de ahí en adelante.

El proceso histórico de la que fue parte cada una tuvo que ver con el modo en el que se
gestó la educación, en Francia, por ejemplo, toma mucho auge la Ilustración, lo que
provocaría a la larga una modificación de régimen feudal a partir de educar y letrar a la
población, haciendo que la revolución a partir de las palabras formara a ciudadanos.

En México, ambas propuestas educativas sirvieron de ejemplo, por un lado, se incorpora


el lado francés que se hace visible en el sentimiento libertario, lleno de ideales. Por el
otro, la educación destinada a capacitar individuos para ejercer ciertos puestos que
demandaba y demanda la vida de la nación. Los rasgos son precisamente los valores

4
que se manejan en esta educación, ya que en la actualidad la educación en México, está
ligada a los valores y principios donde aprendemos de acuerdo a nuestra capacidad e
intelecto, así mismo con responsabilidad, gusto y amor al estudio ya que nos motiva
seguir adelante para lograr nuestro objetivo final que es una satisfacción personal.

Los dos, sin duda, fueron modelos referentes para la formación de la educación
mexicana. No obstante, habría que repensar y ajustar cada quien desde su trinchera las
necesidades que realmente se deben cubrir en cada comunidad a través de la educación,
ya que si efectivamente se está brindando una educación para el “progreso” habría que
analizar para el progreso de quién o de quiénes, porque visiblemente para el de México
no lo es.

5
Bibliografía:

Aguirre Lora, María Esther. “Décima épica de los futuros progresos del espíritu humano”.
En Introducción a la Pedagogía I. Universidad Nacional Autónoma de México. México,
Condorcet. 2014, p. 69-81

Aguirre Lora, María Esther. “Segundo discurso de la nueva esencia de la nueva


educación en general”. En introducción a la Pedagogía I. Universidad Nacional Autónoma
de México. México, Fichte 2014, p. 83-88

Juan Enrique, Pestalozzi. Carta IV. “Del origen de los conocimientos humanos”. En como
Gertrudis enseña a sus hijos. México. Porrúa 2011, p. 46-60

Ulrich, Herrmann. Educación y formación durante la ilustración en Alemania. En


Educación e Ilustración dos siglos de reformas en la enseñanza. Ministerio de Educación
y Cultura. España, 1988, p. 9-25

Elías, Norbert. Primera parte Sociogénesis de la oposición entre “Cultura” y “Civilización”


en Alemania. En el proceso de la civilización, Fondo de Cultura Económica, México, 1989,
p. 57-78