Está en la página 1de 178

1

Índice

1. Conoce el teclado del piano 6


1. 1. Las teclas negras 7
1. 2. Los tonos y semitonos 8

2. Un rápido vistazo a la lectura musical 9


2. 1. El pentagrama: notas y tonos 9
2. 2. La clave de Sol y el pentagrama 10
2. 3. La clave de Fa y el pentagrama 11
2. 4. Las líneas adicionales del pentagrama 11
2. 5. Correspondencia entre teclas del piano y notas 12

3. Lo esencial sobre el ritmo musical 13


3. 1. El valor de las notas musicales 13
3. 2. La fórmula de compás y el valor de las notas 14
3. 3. Las figuras de valor de corchea y semicorchea 15

4. Las escalas diatónicas mayores 17


4. 1. Digitación de las escalas mayores 18
4. 2. Pasar de una escala mayor a la siguiente 20
4. 3. Técnicas para las escalas mayores 21
4. 4. La armadura de clave 23
4. 5. Resumen gráfico de las escalas mayores 25

5. Intervalos, acordes mayores e inversiones 28


5. 1. Clasificación de los intervalos 29
5. 2. Acordes mayores de tres notas 32
5. 3. Inversiones de acordes 35
5. 4. Resumen gráfico de los acordes de tríadas mayores 36

6. Progresiones armónicas mayores 40


6. 1. Los acordes I, IV y V 40
6. 2. La progresión I – IV – I – V – I 41
6. 3. Relación entre los acordes I y V 43
6. 4. La progresión armónica I – V 46
6. 5. Relación armónica entre los acordes I y IV 47
6. 6. Más progresiones de acordes mayores 48

2
7. Las escalas menores y modales 50
7. 1. Los modos de la escala (escalas modales) 50
7. 2. La escala menor natural 52
7. 3. Esquema gráfico de las escalas menores naturales 54

8. Acordes menores y disminuidos 58


8. 1. Acordes menores 58
8. 2. Tríadas mayores y menores sobre la escala mayor 60
8. 3. Inversión de los acordes menores 60
8. 4. Resumen gráfico de las tríadas menores 51

9. Progresiones armónicas con acordes mayores, disminuídos y menores 65


9. 1. Progresiones armónicas 65
9. 2. Los nombres de los grados de la escala 69
9. 3. Usando los grados de la escala para saber la tonalidad 70
9. 4. La progresión armónica 2 – 5 – 1 72
9. 5. Usando “2 – 5 – 1” para resolver en la Tónica 74
9. 6. La progresión armónica 6 – 2 – 5 – 1 75
9. 7. La progresión armónica 3 – 6 – 2 – 5 – 1 76
9. 8. Las progresión armónica 7 – 3 – 6 – 2 – 5 – 1 77
9. 9. Más progresiones armónicas 78

10. Acordes de séptima: dominante, mayor y menor 83


10. 1. El acorde de séptima dominante 83
10. 2. Resumen gráfico de los acordes de 7ª dominantes 85
10. 3. El acorde de séptima mayor 90
10. 4. Resumen gráfico de los acordes de 7ª mayor 90
10. 5. Los acordes de séptima menor 95
10. 6. Esquema gráfico para los acordes de séptima menor 96

11. Progresiones armónicas con acordes de 7ª dominante, mayor y menor 101


11. 1. La progresión I – IV – I – V – I 102
11. 2. La progresión I – IV – V – IV – I 103
11. 3. Las progresiones V – I y I – IV 103
11. 4. La progresión I – IV 104
11. 5. La progresión ii – V – I 104
11. 6. Otra aproximación para la progresión ii – V – I 105
11. 7. La progresión armónica vi – ii – V – I 106
11. 8. La progresión armónica iii – vi – ii – V – I 109
11. 9. La progresión armónica “12-bar blues” 110

3
12. Acordes de 6ª menor, 6ª mayor y 7ª disminuida 113
12. 1. El acorde de séptima disminuida 113
12. 2. Esquema gráfico de los acordes 7ª disminuida 115
12. 3. El acorde de séptima semidisminuido 120
12. 4. Esquema gráfico de los acordes de 7ª semidisminuida 122
12. 5. Los acordes de 6ª menor y mayor 126

13. Progresiones con 6ª mayor, menor, y 7ª disminuida 131


13. 1. La progresión 2 – 5 – 1 con el acorde REmin7 132
13. 2. Usando dim7 como acorde de paso 134
13. 3. La progresión vii – iii – vi – ii – V – I 135
13. 4. Usando acordes de séptima disminuida 135
13. 5. La progresión de blues con acordes disminuidos 136

14. Progresiones y acordes de novena mayor y menor 138


14. 1. Acordes de novena mayor 138
14. 2. Acordes de novena menor 139
14. 3. Acorde de novena dominante 140
14. 4. Añadiendo la 6ª nota al acorde de 9ª dominante 141
14. 5. El círculo de quintas con acordes min9 y dom9/6 142
14. 6. Usando acordes min9 9/6 para resolver en IV9 146
14. 7. La progresión iii – vi – ii – V – I con el acorde IV 148
14. 8. Sustituyendo acordes min9 por acordes min7 148
14. 9. Tocando en torno a I9 IV9 149

15. Progresiones con acordes onceavas y treceavas 151


15. 1. Acordes mayores de onceava y treceava 151
15. 2. Acordes de onceava y treceava menor 152
15. 3. Acordes treceavas y onceavas dominantes 153
15. 4. Acordes de treceava dominante 154
15. 5. Usando acordes 13ª dominantes en progresiones de blues 155

16. Alterando acordes 158


16. 1. Introducción a la alteración de acordes 158
16. 2. Usando acordes alterados en la progresión ii – V – I 161
16. 3. Usando acordes alterados para 3 – 6 – 2 – 5 – 1 162
16. 4. Alterando acordes con la progresión 7 – 3 – 6 – 2 – 5 – 1 163

4
17. Cómo armonizar melodías 165
17. 1. Armonizando en tonalidad mayor 165
17. 2. Armonizando una melodía en DO mayor 167
17. 3. Dos pasos para armonizar una melodía 170
17. 4. Tonos pasantes 170
17. 5. Determinar los tonos a armonizar 171

18. Improvisando con el piano 173


18. 1. Algunas técnicas para improvisar 173
18. 2. Más técnicas a usar para improvisar 174
18. 3. Transportando la tonalidad y el solfeo 174

5
1. Conoce el teclado del piano

Antes de empezar a tocar el piano; necesitamos aprender cómo funciona el teclado, ya que es
el elemento más importante del instrumento musical. De hecho, es el elemento del que nos
valemos los pianistas para expresar con la música.

Un teclado musical está compuesto por una serie de teclas que se disponen unas detrás de
otras. Tenemos dos clases de teclas: las teclas blancas y las teclas negras. Fíjate que son las
teclas blancas las que hacen sonar los sonidos musicales:

Figura 1. 1. Correspondencia de los sonidos


musicales con las teclas del piano.

En música, tenemos solo siete sonidos. Sin embargo, un piano tiene muchas más teclas que
solo siete. Entonces ¿cuál es la razón por la que el teclado del piano tiene tantas teclas y es tan
largo? Dejemos por ahora las teclas negras y centrémonos en las blancas. Si te fijas en la figura
1. 2. te quedará todo mucho más claro...

Figura 1. 2. Los sonidos musicales se van repitiendo cíclicamente


a lo largo del piano. Varía solo sus tonos (aguro o grave).

Fijándonos en la figura 1. 2. todo tiene sentido: existen muchas teclas en el piano porque se va
repitiendo el mismo patrón de sonidos musicales a lo largo del teclado. Lo que ocurre es que
dos notas, por tanto, pueden hacer sonar el mismo sonido, pero nunca a la misma altura (lo
grave o agudo que suena). Es decir, tienen el mismo sonido pero a diferente tono.

Podemos ver, por otra parte, que existen grupos de dos y tres teclas negras. El sonido Do se
encuentra en la tecla inmediatamente a la izquierda del grupo de dos teclas negras. El grupo de
teclas que abarca a todos los sonidos musicales (incluidas las negras) se le llama octava.

6
Las octavas se nombran según su posición en el teclado. Así, en la figura 2 tenemos un teclado
con tres octavas. Se llamarían: primera octava, segunda octava y tercera octava. Si tuviéramos,
por ejemplo, cuatro octavas, también podríamos incluir la cuarta octava.

1. 1. Las teclas negras

Ahora que conocemos las teclas blancas del teclado del piano, vamos a empezar a descubrir las
negras: su distribución y cuál es su función.

Si has tenido alguna experiencia con la música, o has estado junto a músicos, habrás
escuchado probablemente términos como sostenido y bemol. Estas palabras están muy
relacionadas con las teclas negras del piano.

Lo que ocurre con el sostenido y el bemol es que son sonidos que derivan de los sonidos que
conocemos: los naturales. Así pues, tenemos dos clases de sonidos: los naturales y los
alterados. Los alterados, a su vez, pueden ser sostenidos o bemoles.

Este concepto inplica que una tecla negra pueda tener dos nombres. ¿Cuál es la regla que sigue
una tecla negra para tener un sonido sostenido o bemol? Muy fácil:

• Sostenido (#) es el nombre que recibirá el sonido de una tecla negra cuya alteración
provenga de la tecla blanca que tiene inmediatamente a la izquierda.

• Bemol (b) es el nombre que recibirá el sonido de una tecla negra cuya alteración
provenga de la tecla blanca que esté situada inmediatamente a la derecha.

¿Complicado? En realidad es un concepto muy sencillo.

Figura 1. 3. Correspondencia de los sonidos alterados y las teclas negras.

Para simplificar: si por ejemplo elegimos la tecla LA, tendremos LA# (sostenido) cuando
pulsemos la tecla negra inmediatamente a su derecha. También, tendremos LAb (bemol)
cuando pulsemos la tecla negra inmediatamente a su izquierda.

7
1. 2. Los tonos y semitonos

El concepto de tono y semitono es muy importante a la hora de aprender a tocar el piano. La


distancia tonal entre los sonidos es lo que determina la armonía. El tono es la unidad en
cuanto a distancia tonal. El semitono es la mitad de un tono, o sea, será media unidad.

¿Cómo se distribuyen los tonos y semitonos a lo largo del teclado musical? Dos teclas del
piano estarán separadas por un tono si se encuentra entre ellas otra tecla. Así mismo,
dos teclas estarán separadas por un semitono si no hay ninguna tecla entre ellas.

Figura 1. 4. Relación entre teclas en cuanto a tonos y semitonos.

Insisto: saber identificar si entre dos teclas hay un tono o un semitono es importantísimo. Ponte
delante de tu teclado e identifica la distancia en cuanto a tono o semitono de las teclas blancas;
es un buen ejercicio que te permitirá conocer muy bien el teclado y su estructura.

8
2. Un rápido vistazo a la lectura musical

Antes de aprender escalas y acordes, será muy útil que te proporcione un punto de partida
para que leas una partitura musical. Es muy buena la idea que, desde el principio,
desarrolles esta habilidad; a la vez que vas aprendiendo a tocar el piano.

2. 1. El pentagrama: notas y tonos

Figura 2. 1. Cinco líneas paralelas que forman cuatro espacios.

Las notas musicales son unos símbolos con forma ovalada que se sitúan sobre las líneas y
espacios del pentagrama musical. Sirven para representar los sonidos musicales.

Cuanto más arriba esté situada la nota musical dentro del pentagrama su tono será
más alto (sonidos agudos). Y de igual forma; cuanto más abajo esté situada la nota musical
su tono será más bajo (sonidos graves). En la figura 2. 2. podemos ver las notas musicales.

Figura 2. 2. Las notas musicales sobre el pentagrama.

También, las líneas y espacios del pentagrama se los nombra de abajo arriba. Así, si
nos fijamos en la figura 2. 3. tenemos la 1ª línea, el 1º espacio, la 2ª línea, el 2º espacio, etc.
Re cuerda tan solo que se nombran líneas y espacios de abajo hacia arriba.

Figura 2. 3. Las líneas y espacios sobre las que se ubican las notas
se nombran de abajo hacia arriba.

9
2. 2. La clave de Sol y el pentagrama

Cómo acabas de aprender, la posición de las notas musicales en el pentagrama determina el


tono del sonido musical al que representan (lo agudo o grave que suena). Pero aún no
podemos saber qué nota musical representa a un determinado sonido musical. ¿Cómo
organizamos las notas en el pentagrama para saber qué es un FA o que es un SOL?

Para eso tenemos lo que se llaman claves musicales. Para piano tenemos dos: la clave de Sol y
la clave de Fa. Vamos a empezar por la clave de SOL.

Esta clave está destinada para sonidos agudos del piano (mano derecha generalmente) y quiere
decir lo siguiente: la clave de SOL nos indica que la nota musical ubicada en la 2ª línea
representa al sonido musical de SOL. Fíjate en la figura 2. 4.

Figura 2. 4. La clave de Sol nos indica que la nota


en la2ª línea es el sonido SOL.

Ahora con la indicación de la clave de Sol podemos identificar todas las notas
musicales con sus respectivos sonidos a los que representan. Así pues, sobre las líneas
tenemos los sonidos de MI, SOL, SI Y RE. En los espacios tenemos las notas FA, LA, DO Y MI.

Figura 2. 5. Las notas sobre los espacios y líneas del pentagrama.

A lo mejor al principio te cuesta aprenderte las notas musicales sobre el pentagrama, pero no
desistas, los resultados merecerán la pena. Además, es cierto que al comienzo cuesta, pero en
cuanto te esfuerces un poco verás como es fácil empezar a leer las notas musicales sobre el
pentagrama; en este caso para la clave de Sol.

También tenemos otra clave musical para piano; suele estar destinada para los sonidos de tono
bajo (graves), y no es otra que la clave de FA.

10
2. 3. La clave de Fa y el pentagrama

La clave de Fa se usa para las notas con los tonos más graves; que se corresponden con
las teclas del lado izquierdo del teclado del piano. En la figura 2. 6. podemos ver la clave de Fa
en 4ª línea en el pentagrama:

Figura 2. 6. La clave de Fa nos indica que la nota Fa está


situada en la 4ª línea del pentagrama.

De la misma forma en como vimos para la clave de Sol; en esta clave de Fa podemos colocar
ahora todas las notas que representan a los sonidos musicales. En la siguiente figura 2. 7.
podemos estudiar las notas musicales sobre las líneas y espacios del pentagrama para
la clave de Fa en 4ª línea.

Figura 2. 7. Las notas musicales sobre las líneas y espacios


del pentagrama para la clave de Fa.

Tenemos sobre las líneas del pentagrama las notas SOL, SI, RE, FA y LA. En los espacios del
pentagrama tenemos LA, DO, MI y SOL. Puedes intentar aprenderte estas notas de memoria,
pero lo mejor es que vayamos aprendiéndonoslas practicando partituras para piano.

2. 4. Las líneas adicionales del pentagrama

Hay sonidos musicales que tienen un tono muy alto, y otros que un tono muy bajo. La
consecuencia de esto es que su altura en la partitura excede las línas y espacios del
pentagrama. Para ubicarlas utilizamos lo que llamamos líneas y espacios adicionales.

Figura 2. 8. Las líneas y espacios adicionales ubican notas con un tono muy extremo.

11
2. 5. Correspondencia entre teclas del piano y notas

Para acabar con esta lección de lectura musical, me gustaría mostrarte un esquema en donde
podrás estudiar la correspondencia entre las teclas del piano y las notas musicales del
pentagrama.

Tenlo siempre a mano, y échale un vistazo cada vez que te encuentres encayado
cuando estés ante una partitura de piano; o cuando estés componiendo tu música y quieras
transcribirla a una partitura musical.

Figura 2. 9. Esquema para aprender las notas musicales


para interpretarlas con el piano.

12
3. Lo esencial sobre el ritmo musical

A estas alturas, ya deberías estar preparado para leer notas en el doble pentagrama para piano
(Los pentagramas de clave de Sol y de Fa combinados).

Figura 3. 1. El doble pentagrama para piano.

Es momento para seguir avanzando. Estás preparado/a para leer las notas en el pentagrama,
así que lo siguiente es aprender los valores de las notas musicales (la duración de los
sonidos musicales) y el ritmo musical.

3. 1. El valor de las notas musicales

Se ha visto que el lugar donde se ubica la nota musical en el pentagrama determina su tono.
Lo que dura el sonido de la nota en el tiempo viene reflejado por el concepto de figura
musical.

Diferentes figuras musicales


En esta lección vamos a introducirnos en las notas de redonda, blanca, negra, corchea y
semicorchea; la figura musical vendrá reflejada en la partitura en la forma que adopte la nota
musical en el pentagrama.

Figura 3. 2. Las figuras musicales de redonda, blanca y negra con


las que construiremos el ritmo.

La figura musical de redonda está formada por una nota que tiene forma de óvalo. La blanca
está formada por una nota hueca y una plica; su duración es la mitad que la redonda, por lo
que dos blancas equivalen en tiempo a una redonda. La negra consta de una nota rellena y una
plica; vale la mitad de una blanca. Tanto blancas como negras tienen cabeza y plica.

13
En la figura 3. 3. tienes un esquema de la equivalencia en cuanto a duración del sonido
de las figuras musicales.

Figura 3. 3. Relación de las figuras musicales en cuanto


a duración relativa.

3. 2. La fórmula de compás y el valor de las notas

La fórmula de compás aparece al principio del pentagrama, junto a la clave; que como ya
sabes, puede ser la clave de SOL y la clave de FA. Tiene dos números, uno encima del otro; es
decir, se trata de una fracción.

Figura 3. 4. Los diferentes elementos del ritmo en la partitura.

La música está dividida en partes iguales por medio de las barras divisorias. El área que
queda entre las líneas divisorias lo llamamos compases.

En cuanto a la fórmula de compás, el número de arriba nos dice cuantos tiempos hay
contenidos en los compases. El número de abajo nos informa de la figura musical que
se corresponde con cada tiempo.

Por ejemplo: en una fórmula de compás de 4/4 tendremos cuatro tiempos de negra. Podemos
verlo en la imagen 3. 5.; podemos también cantar los tiempos del compás.

14
Figura 3. 5. Relación entre los tiempos del compás y las figuras musicales.

Puedes ver en la figura 3. 5. que la figura de valor de blanca equivale a dos tiempos. Para
practicar el ritmo de la blanca puedes contar los tiempos en voz alta y dar una palmada cuando
suene la blanca según la pequeña partitura del centro de la figura 3. 5.

La redonda es igual a cuatro tiempos. Podemos dar una palmada en el primer tiempo del
compás para hacerla sonar y contar uno, dos, tres, cuatro...

3. 3. Las figuras de valor de corchea y semicorchea

La corchea
La duración de la corchea es la mitad que la de una negra; por lo que, en un compás de
4/4, valdrá medio tiempo. Es decir, dividiremos un tiempo en dos para ubicar las corcheas.

Figura 3. 6. La corchea sobre el compás y como está formada.

Las corcheas se suelen escribir en grupos de cuatro, uniendo sus corchetes. Pero
también pueden aparecer sueltas, o en grupos de dos y tres.

Por otra parte, para seguir el ritmo de las cocheas tenemos que contar los tiempos
separando las sílabas para que encajen en el ritmo de cochea. En la imagen izquierda de la
figura 3. 6. tienes reflejado como se hace.

En la siguiente figura 3. 7. puedes ver la duración relativa de la corchea respecto a las otras
figuras musicales de redonda, blanca y negra:

15
Figura 3. 7. Duración relativa de la corchea respecto a las
otras figuras musicales vistas.

La semicorchea
La semicorchea, como puedes apreciar en la figura 3. 8., se diferencia gráficamente de la
corchea porque tiene dos corchetes en vez de uno solo. Puede ser que al principio, cuando
la veas sobre la partitura, la confundas con la corchea; a mí me pasaba.

En la figura 3. 8. podemos ver un pequeño esquema sobre el valor relativo de la


semicorchea respecto a la redonda, blanca y negra.

Figura 3. 8. Correspondencia en número de semicorcheas


respecto a la redonda, blanca y negra.

Esta vez, para seguir el ritmo musical de la semicorchea no va a ser necesario contar
los tiempos. Se supone que si sabes ya llevar el compás de las anteriores figuras musicales,
habrás desarrollado tu sentido rítmico de forma que la semicorchea la ejecutarás de forma
innata.

16
4. Las escalas diatónicas mayores

Los principios musicales y técnicas de este curso de piano Domina el Piano están
basados en las escalas musicales. Por ejemplo, una de mis técnicas favoritas es tomar una
melodía y reemplazarla con acordes llenos de armonía.

Sin embargo, para que tú puedas dominar esta técnica con éxito, necesitarás conocer primero
las 12 escalas diatónicas mayores. Ten en mente que no vas a tener que memorizarlas
todas obligatoriamente; pero sí que es necesario que entiendas la teoría que subyace en cuanto
a escalas musicales se refiere. De esta manera, sabrás construirlas y tocarlas tú mismo.

Para aprender las 12 escalas mayores, vamos hacer uso de una herramienta muy popular,
conocida como círculo de quintas. En la siguiente figura 4. 1. puedes ver el círculo de quintas:

Figura 4. 1. El círculo de quintas es un esquema para aprenderse


las escalas diatónicas.

Haciendo uso del diagrama del círculo de quintas, y sabiendo que el patrón de tonos y
semitonos de una escala mayor es: 1T 1T 1/2T 1T 1T 1T 1/2T (recuerda el capítulo sobre
tonos y semitonos del primer tema), estás listo para dominar las escalas mayores.

Tan solo falta que te las enseñe en el teclado y podrás empezar a practicarlas.

17
4. 1. Digitación de las escalas mayores

Presionar las teclas del piano con los dedos adecuados es fundamental. Cuando
alguien empieza a aprender piano por su cuenta no es consciente; pero va cogiendo malos
hábitos que, cuando te quieres dar cuenta, ya son muy difíciles de corregir.

La digitación no es más que asignar a cada dedo de la mano un número; para luego
poder señalizar en la partitura, y en el teclado del piano, con qué dedo ejecutar determinada
nota o tecla del piano.

Figura 4. 2. La digitación de los dedos.

Ahora ya te puedo comunicar, siempre que sea necesario, la forma correcta de ejecutar sonidos
en el piano con los dedos. Podemos seguir avanzando.

Así, tenemos en la figura 4. 2. que el Pulgar es el 1, el Índice es el número 2, el número 3


corresponde al dedo Corazón; el 4 es el dedo Anular; y al dedo meñique le corresponde el
número 5. Esto es aplicable a ambas manos, como se ve en la figura.

Al principio te confundirás entre la digitación de la mano derecha e izquierda, pero es solo mero
trámite: con muy poco tiempo dominarás la lectura de la digitación, ya que es sencilla.

Cuando toques una escala mayor, generalmente es el dedo 5 de la mano izquierda el que toca
la primera nota de la escala. Para la mano derecha es generalmente el dedo 1 el que se pone
en la primera nota de la escala. En la figura 4. 3. te lo muestro de forma gráfica.

18
Figura 4. 3. Posición de los dedos para tocar
correctamente una escala mayor.

Por ejemplo, si estás tocando la escala de DO mayor (con ambas manos), la figura 4. 3.
te ilustra la forma correcta de hacerlo para cada mano. Empezamos con el dedo 5 (Meñique) de
la mano izquierda; y con el dedo 1 (Pulgar) para la mano derecha.

Digitación de escalas mayores para la mano derecha


Te pongo una sencilla tabla para que puedas tener siempre a mano la correcta digitación de
las escalas mayores. Así podrás aprenderlas a tocar correctamente:

ESCALAS MAYORES DIGITACIÓN


DO, RE, MI, SOL, LA, SI 1-2-3-1-2-3-4-5
FA 1-2-3-4-1-2-3-4
SIb 2-1-2-3-1-2-3-4
MIb 2-1-2-3-4-1-2-3
LAb 2-3-1-2-3-1-2-3
REb 2-3-1-2-3-4-1-2
SOLb 2-3-4-1-2-3-1-2

Digitación de las escalas mayores para la mano izquierda


Ahora es el turno de la digitación de la mano izquierda para las escalas mayores. Puede que te
resulte un poco más complicado, ya que la mano izquierda suele ser más dificil que responda a
nuestras intenciónes cuando estamos empezando.

Aquí tienes una tabla para que puedas echarle un vistazo siempre que quieras:

19
ESCALAS MAYORES DIGITACIÓN
DO, RE, MI, FA, SOL, LA 5-4-3-2-1-3-2-1
SIb, MIb, LAb, REb 3-2-1-4-3-2-1-3
SOLb 4-3-2-1-3-2-1-2
SI 4-3-2-1-4-3-2-1

Cómo leer las tablas de digitación:

Ejemplo 1: Si quieres tocar una escala mayor en FA con tu mano derecha, deberías empezar
con tu dedo número 1; y acabar con tu dedo número 4.

Ejemplo 2: Si lo que quieres es tocar una escala mayor en SI con tu mano izquierda, empieza
por el dedo número 4; y acaba con tu dedo número 1.

4. 2. Pasar de una escala mayor a la siguiente

Conforme van pasando las páginas, el objetivo de este curso es hacer cada regla, técnica y
principio lo más fácil y comprensible posible. Para ello, voy introduciéndote unas pocas reglas,
poco a poco, que te simplificarán el proceso de aprendizaje. Esto mismo se aplica también para
las doce escalas mayores que estamos viendo.

Te recomiendo que practiques estas escalas a menudo. Conforme lo hagas irás


memorizándolas sin el esfuerzo de tener que estudiarlas teóricamente. También es importante
que aprendas el orden en el que practicarlas:

Figura 4. 4. Sentido por el que hay que empezar a practicar


las escalas mayores; empezando por DO.

20
Cómo puedes ver en la figura 4. 4., las escalas hay que aprenderlas en orden contrario al
sentido de las agujas del reloj. Esto es, en dirección de DO a FA, de FA a SIb, etc.

Yo lo encuentro mucho más fácil para los estudiantes, aprenderse las escalas mayores usando
el círculo de quintas en el sentido contrario a las agujas del reloj que empezando por el orde de
izquierda-derecha. ¡Sigamos!

4. 3. Técnicas para las escalas mayores

Para explicarte las dos técnicas que vamos a tratar, vamos a empezar con la escala de Do
mayor:

Figura 4. 5. La escala de DO mayor para piano.

Se trata de un par de técnicas para pasar de una escala mayor a la siguiente (según el orden
del círculo de quintas visto anteriormente).

Tenemos en la figura 4. 5. la escala de DO mayor; y queremos pasar a la siguiente


escala mayor, que es FA (mayor por supuesto).

Figura 4. 6. La siguiente escala mayor después de la de DO es FA.


21
Así, si observamos la figura 4. 6., tenemos el problema de pasar de la escala DO mayor a FA
mayor. Vemos en el círculo de quintas que FA mayor tiene solo un sonido alterado: un bemol.
De esta manera, va a ser fácil pasar de una a otra.

¿Cómo lo hacemos? La técnica que te voy a enseñar para ello consta de solo dos pasos:

Primero
La clave es encontrar la séptima nota de la escala de DO, que es la nota SI, y la bajamos
medio tono (si no entiendes que es medio tono, tienes que repasar la lección de tonos y
semitonos de la primera lección).

Figura 4. 7. Bajamos la séptima nota de la escala de DO mayor


en medio tono.

Fíjate en la figura 4. 7 que da la causalidad que la séptima nota de una escala diatónica
coincide con la última nota de la escala. Tenlo en cuenta para que te sea más fácil asimilar
esta técnica que estamos viendo.

Segundo
Después de haber bajado la séptima nota de la escala medio tono, tenemos que reemplazar
la nota fundamental (en rojo en la figura 4. 7) por la nueva nota fundamental de la
nueva escala (en nuestro caso FA).

Figura 4. 8. Hemos sustituido la nota fundamental anterior


por la de la nueva escala.

En la práctica, bajamos la séptima nota de escala de DO mayor, con lo que tendremos la escala
de FA mayor. Sin embargo, necesitamos empezar por la nota de FA, que es la fundamental de la
escala de FA mayor.

22
4. 4. La armadura de clave

El círculo de quintas, y la dirección que seguimos al sentido contrario de las agujas del reloj,
nos muestra que el número de bemoles se va incrementando; y el número de sostenidos va
decreciendo conforme avanzamos por el círculo.

Por ejemplo, la escala de DO mayor no tiene ni bemoles ni sostenidos; pero FA mayor si que
tiene un bemol (en la nota SI bemol).

Cuando estés leyendo música en cierta tonalidad, no se indicará el símbolo de bemol o


sostenido sobre la nota (hay excepciones). Sin embargo, en la partitura aparecerá cierta
cantidad de sostenidos o bemoles según la escala musical. Es lo que llamamos
armadura de clave, y estará siempre situada a continuación de la clave de FA y de SOL.

Figura 4. 9. Las armaduras para la clave de SOL sobre el círculo de quintas.

La clave de FA también tiene armaduras, pero los símbolos están situados de manera diferente:
veámoslas en la figura 4. 10:

23
Figura 4. 10. Armaduras para la clave de FA sobre el círculo de quintas.

Así que tenemos distintas armaduras de claves que se relacionan cada una con su
correspondiente escala musical. En nuestro caso estamos con las escalas mayores; pero para
las escalas menores ocurre exactamente lo mismo.

Las menores las veremos más adelante; pero si nos fijámos en el círculo de quintas, podremos
ver que escalas mayores y menores comparten armadura de clave.

Para que el aprendizaje sea completo, y lo más sencillo posible, voy a ponerte a continuación
un resumen gráfico de todas las escalas mayores. Cada gráfico estará destinado a una escala,
con las teclas que hay que pulsar en el piano, y la grafía musical correspondiente...

...Dicha grafía consta de la clave, la armadura y las notas de la escala.

24
4. 5. Resumen gráfico de las escalas mayores

Figura 4. 11. Escala de DO mayor. Figura 4. 12. Escala de FA mayor.

Figura 4. 13. Escala de SI bemol mayor. Figura 4. 14. Escala de MI bemol mayor.

25
Figura 4. 15. Escala de LA bemol mayor. Figura 4. 16. Escala de RE bemol mayor.

Figura 4. 17. Escala de FA sostenido mayor. Figura 4. 18. Escala de SI mayor.

26
Figura 4. 19. Escala de MI mayor. Figura 4. 20. Escala de LA mayor.

Figura 4. 21. Escala de RE mayor. Figura 4. 22. Escala de SOL mayor.

27
5. Intervalos, acordes mayores e inversiones

En esta lección, vamos a estudiar los acordes mayores. Gracias a la lección anterior, has
aprendido como formar las escalas mayores. Con unas pocas de técnicas muy fáciles, te voy a
mostrar como de fácil es transformar una escala mayor en un acorde mayor.

También vamos a ver los acordes mayores que son los más populares a la hora de
acompañar melodías; y también unos pocas progresiones de acordes.

¿Qué es un acorde?
Un acorde puede ser descrito de la siguiente manera:

Un acorde es una combinación de sonidos, los cuales suenan


armónicamente cuando se escuchan juntos. El acorde debe tener al
menos 3 tonos (sonidos) sonando a la vez.

Cuando tenemos un acorde de tres notas tenemos un tipo de acorde que se llama tríada;
para cuatro notas tenemos un acorde de séptima; para cinco sonidos simultáneos tenemos un
acorde de novena; para seis sonidos un acorde de onceava; y para siete sonidos un acorde de
treceava. Veamos una tabla que clarifica los tipos de acorde según el número de sonidos:

Nº de notas Tipo de acorde


tres Tríada
cuatro Séptima
cinco Novena
seis Onceava
siete Treceava

¿Qué es un intervalo?
Un intervalo in música es la distancia en tono entre dos sonidos musicales. El intervalo se
cuenta empezando por la nota más baja, y finalizando por la nota más alta. Hay que
incluir a ambas, por lo que empezaremos a contar 1 con la nota más baja.

Así, tenemos intervalos, por ejemplo, de segunda cuando hay una distancia de tono de dos
notas, o sonidos musicales. De tercera cuando la distancia en tono es de tres notas musicales,
etc... Cuando el intervalo (distancia de tono) contiene notas idénticas tenemos dos
posibilidades: mismo sonido y tono se llama unísono; mismo sonido distinto tono se llama
octava.

28
En la figura 5. 1 podemos ver como aplicar los intervalos al teclado del piano. Como verás se
trata solo de distancias entre las teclas del piano; y que hacen sonar, a su vez, los sonidos
musicales.

Figura 5. 1. El nombre de los intervalos en el


teclado, y sobre la tecla DO.

5. 1. Clasificación de los intervalos

Los intervalos se clasifican según la sensación que nos producen al escucharlos


(cuando tocamos la primera y última nota del intervalo en cuestión). Unos suenan completos,
otros nos dejan la sensación de que falta algo, etc...

Así pues, y según su sonoridad, tenemos: intervalos mayores, menores, perfectos,


aumentados y disminuidos.

Los intervalos mayores y perfectos


El intervalo que hay entre la nota fundamental de una escala mayor y el unísono, cuarta, quinta
y octava de la escala son intervalos perfectos.

Figura 5. 2. Los intervalos perfectos sobre


el teclado del piano.

En la práctica (fíjate en la figura 5. 2) tenemos que la diferencia en tono entre DO y SOL se le


llama intervalo de 5ª perfecta; también, tenemos el intervalo de 4ª perfecta entre DO y FA. La
octava se la conoce igualmente como octava perfecta.

29
Los intervalos entre la nota fundamental de una escala mayor y la 2ª, 3ª, 6ª y 7ª de la escala
son intervalos mayores.

Figura 5. 3. Los intervalos mayores sobre el teclado


del piano para la escala de Do mayor.

De esta forma, podemos nombrarlos como sigue (según la figura 5. 3): entre DO y RE segunda
mayor; entre DO y MI tercera mayor; entre DO y LA sexta mayor; y entre DO y SI séptima
mayor.

Para que te queden los intervalos perfectos y mayores más claros si cabe, te dejo la
siguiente tabla donde los tienes ordenados para cuando quieras consultarlos:

INTERVALOS PERFECTOS INTERVALOS MAYORES


unísono 2ª
4ª 3ª
5ª 6ª
octava 7ª

Intervalos menores
Los intervalos menores se forman a partir de los mayores. Cuando bajamos medio tono
la segunda nota de un intervalo mayor, nos queda un intervalo menor. Repasa Los tonos y
semitonos de la primera lección; y también los intervalos mayores vistos anteriormente.

Por ejemplo, a un intervalo de 3ª lo podemos convertir en menor bajándole medio tono. En la


escala de Do mayor tendríamos que bajar Mi medio tono, quedando Mi bemol. El intervalo de
segunda, en la escala de Do mayor, podríamos pasarlo a menor bajando Re medio tono, y así...

Tienes que recordar que son únicamente los intervalos mayores los que podemos convertirlos a
menores. Los intervalos perfectos, al no ser ni mayores ni menores, no podemos convertirlos
(un intervalo menor perfecto no existe).

30
Figura 5. 4. Los intervalos menores para la escala de
Do mayor sobre el teclado.

Intervalos aumentados y disminuidos


El término aumentado significa "hacer más largo". Es cuando a un intervalo mayor o
perfecto le subimos medio tono; lo transformamos en aumentado. Por ejemplo, el intervalo
de 5ª perfecta podemos convertirlo en aumentado y le subirmos medio tono.

En la escala de Do mayor, la 5ª perfecta es de Do a Sol. Pues bien, si simplemente le subes


medio tono a Sol, que te quedará Sol sostenido (#), lo habrás convertido en 5ª aumentada.

A su vez, el término disminuído significa "hacer más corto". Así pues, si cuando a un
intervalo perfecto o menor le bajamos medio tono lo convertiremos en disminuído.

Por lo que si cogemos, por ejemplo, el intervalo de 5ª perfecta de antes, tenemos que si le
bajamos medio tono a Sol formaremos un intervalo de 5ª disminuída.

Figura 5. 5. Un ejemplo de intervalo disminuído y


otro de intervalo aumentado.

Intervalos cromáticos
Hay que tener en cuenta un detalle: cuando estés frente a un intervalo, y la nota más alta
no corresponda a ninguna nota de la escala que correspondería a la nota fundamental del
intervalo, se tratará de un intervalo cromático. Los menores, disminuídos y aumentados
siempre lo son: intervalos cromáticos.

31
5. 2. Acordes mayores de tres notas

¿Qué es un acorde? Los acordes son muy populares en música; de hecho, son los ladrillos
sobre los que se sustenta toda la armonía musical. No son más que tres sonidos, como
mínimo, sonando a la vez.

¿Los intervalos son acordes? La respuesta es que no: los intervalos no son acordes, aunque
suenen sus notas que lo constituyen a la vez; con intervalos sencillamente. Veremos que los
acordes se forman a través de los intervalos, por eso es tan importante aprendérselos.

Las tríadas primarias y mayores


Las tríadas no son más que acordes de tres sonidos sonando simultáneamente. Existen
otros acordes más complejos, con más sonidos; pero ahora me centraré en este tipo de
acordes, que son los más sencillos.

Un acorde de tríada se forma superponiendo dos intervalos: uno de tercera y otro de


quinta. Para lo que nos ocupa ahora: las tríadas mayores, decir que utilizaremos los intervalos
de tercera mayor y quinta justa.

Figura 5. 6. El acorde mayor (tríada) se forma con los


intervalos de 3ª mayor y 5ª justa superpuestos.

Los tres acordes más importantes, y por los que hay que empezar al aprender, son lo que se
conocen como tríadas primarias. Estos tres acordes se construyen sobre las notas que
ocupan la posición 1 (I), 4 (IV) y 5 (V) dentro de la escala mayor; y empezando por la
nota fundamental.

Decirte que la posición que ocupa una nota dentro de su escala se expresa siempre en números
romanos. A partir de ahora usaré dichos números cuando haga referencia a la posición de una
nota musical sobre su escala.

Volviendo a las tríadas primarias: por ejemplo, para la escala de Do mayor serían: acorde de Do
mayor (I), acorde de Fa mayor (IV) y acorde de Sol mayor (V).
32
La regla que hay que tener en cuenta es que las tríadas primarias de una escala mayor
siempre son mayores. Hay otro tipos de acordes para las otras notas de la escala.

Más sobre las tríadas primarias y mayores


¿Por qué es tan importante en esta sección del curso aprenderse las escalas mayores?

Verás, si no eres capaz de saber, digamos, la escala de Do mayor; ¿cómo quieres saber
entonces que Mi es la tercera mayor y Sol la quinta justa? Así, es crucial que sepas construir las
doce escalas mayores.

1. Selecciona la 1ª, la 3ª y la 5ª
Por otro lado, tenemos una regla memotécnica para construir tríadas. Se trata de un
procedimiento muy fácil, si conoces las escalas mayores. Coge la escala de Fa mayor; Fa es la
fundamental, La es la tercera y Do la quinta. Con estas tres notas formamos el acorde de Fa
mayor. Este mismo procedimiento lo puedes aplicar a cualquier escala mayor.

Figura 5. 7. Podemos construir un acorde mayor sobre cualquier


nota, su 3ª mayor y su 5ª justa.

2. Otra forma de construir una tríada mayor es...


Si sabes que un intervalo de 3ª menor consta de un tono y medio (lección tonos y semitonos),
y una 3ª mayor de dos tonos, entonces puedes "escapar" de las escalas mayores.

Por ejemplo, de Do a Mi bemol hay 1 tono y medio; porque de Do a Do sostenido hay medio
tono, de Do a Re hay 1 tono y de Do a Mi bemol 1 tono y medio.

Así, con que elijamos una nota como la fundamental, y desde ella construyamos un intervalo
de tercera mayor, y luego le encadenemos uno de tercera menor; ya tendremos nuestro
acorde de tríada mayor.

33
Aquí está como se hace:
Digamos que queremos construir el acorde de Sol mayor. Sabemos que para hacerlo tenemos
que coger como nota fundamental Sol.

1. Empezamos por Sol (nota fundamental, y que da nombre al acorde)

2. Añadimos la 3ª mayor (dos tonos).


Sol + Si

3. Encadenamos ahora la 3ª menor (un tono y medio)


Si + Re ==> Sol + Sí + Re

De Sol a Si es el intervalo de 3ª mayor; y de Si a Re es el intervalo de 3ª menor.


Encadenándolos los dos tenemos el acorde de Sol mayor (de tres notas tríada). En la figura 5.
8. tienes ilustrado este procedimiento.

Figura 5. 8. Podemos encadenar un intervalo de 3º mayor y


otro de 3ª menor para formar una tríada mayor.

Formando las tríadas primarias sobre la escala mayor


¿Recuerdas lo que te dije sobre las tríadas primarias al principio de este apartado? Tenemos
tres tríadas en la escala mayor que son las más importantes: la que se forma con la nota
fundamental de la escala (I), la nota que ocupa posición 4 (IV) y la de posición 5 (V). En la
escala de Do mayor tendríamos entonces:

• La tríada I (o acorde de 3 notas) sería Do mayor (Do – Mi – Sol).

• La tríada IV (o acorde de 3 notas) sería Fa mayor (Fa – La – Do).

• La tríada V (o acorde de 3 notas sería Sol mayor (Sol – Si – Re).

34
Figura 5. 9. Las tríadas primarias sobre los grados
de la escala de Do mayor.

Conforme pase el curso de piano verás que los demás grados de la escala están relacionados
con acordes menores y disminuídos. Prosigamos...

5. 3. Inversiones de acordes

Los acordes de tríadas que hemos visto hasta ahora se pueden tonar de tres maneras distintas.
Las inversiones son un concepto que nos permitirá enlazar un acorde con otro sin que
haya mucha diferencia en altura (diferencia en cuanto a agudo o grave de un acorde a
otro).

Una inversión no es más que coger una nota musical del acorde y sustituirla por su
octaba. Así, podemos coger Do dentro del acorde de Do mayor, y subirla una octava;
quedando el mismo acorde pero con una forma de tocarlo distinta.

Tenemos tres formas de tocar una tríada: en posición fundamental (lo que hemos visto hasta
ahora), en 1ª inversión y 2ª inversión:

Figura 5. 10. Las tres formas de tocar un acorde de tríada.

35
• 1ª inversión: cuando subimos una octava la nota fundamental del acorde.

• 2ª inversión: cuando, estando el acorde en 1ª inversión, subimos una octava la nota que
hace un invervalo de tercera con la nota fundamental.

5. 4. Resumen gráfico de los acordes de tríadas mayores

DO MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

RE MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

MI MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

36
FA MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

SOL MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

LA MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

SI O DOb MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

37
DO# O REb MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

RE# O Mib MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

FA# O SOLb MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

SOL# O LAb MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

38
LA# O SIb MAYOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

Nota importante: Cuando el acorde se toca en su posición fundamental, la nota principal que
da nombre al acorde está abajo. Cuando el acorde se toca en su primera inversión, la nota
principal está arriba. Y cuando se toca en su segunda inversión, la nota principal estará en
medio de las tres notas del acorde.

39
6. Progresiones armónicas mayores

En esta lección, nosotros vamos a estudiar las progresiones armónicas mayores. En la lección
anterior, hemos aprendido como formar e invertir acordes mayores. Esta lección estará
dedicada a usar esos acordes mayores para crear progresiones, que es una técnica que consiste
en combinar dichos acordes en una progresión.

Cuando tocamos un acorde detrás de otro estamos haciendo progresiones


armónicas. Los acordes I, VI y V, entre todos, contienen todas las notas de la escala mayor;
por eso se suelen usar para acompañar muchas melodías.

6. 1. Los acordes I, IV y V

Los grados 1º, 4º y 5º de la escala mayor están asociados a acordes mayores. Cómo tú
aprenderás después, los grados 2º, 3º y 6º de la escala mayor están asociados a acordes
menores. El último grado de la escala mayor, el 7º, está asociado a un acorde disminuido.

Figura 6. 1. Los tipos de acordes sobre la escala mayor.

Nota: En muchas progresiones armónicas, un acorde V7 (dominante) se usa en muchas


ocasiones; en la figura 6. 1. es el "acorde V dominante". Tú aprenderás el acorde V7 más tarde.

Ahora que hemos aprendido los 12 acordes mayores que hay, solo tenemos que incluirlos en la
progresion armónica ascendente. La tabla siguiente te proporciona una idea de como
cada nota de la escala mayor corresponde a los distintos tipos de acorde: mayor,
menor, disminuído...
40
I ii iii IV V vi Vii I
Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde
Mayor menor menor Mayor Mayor menor disminuido Mayor

Por ejemplo, en Do Mayor, tenemos la siguiente escala de tonos con sus correspondientes tipos
de acordes:

I ii iii IV V vi Vii I
Do Re Mi Fa Sol La Si Do
Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde Acorde
Mayor menor menor Mayor Mayor menor disminuido Mayor

Nosotros, para esta lección, nos centraremos en los acordes mayores, que corresponden a los
grados de la escala I, IV y V (veremos, por supuesto, otras progresiones de acordes en futuras
lecciones).

6. 2. La progresión I – IV – I – V – I

Esta progresión consiste simplemente en cambiar del acorde I al acorde IV; volver al acorde I; y
finalmente seguir con el acorde V para resolver tocando nuevamente el acorde I.

En la escala de Do mayor podría ser: DOmaj -> FAmaj -> DOmaj -> SOLmaj -> DOmaj.

DO Mayor FA Mayor DO Mayor

SOL Mayor DO Mayor

41
Figura 6. 2. La progresión I – IV – I – V – I sobre el pentagrama.

Cuando los acordes IV y V están en su posición fundamental, como se ve en la figura 6. 2., la


progresión suena muy agitada; con unos cambios muy bruscos en los tonos de las distintas
notas. Para hacerlo más fácil de tocar, y que suene más suave, el acorde IV lo llevamos a su
2ª inversión; y el acorde V lo llevamos a su 1ª inversión. De esta manera, y usando
estas conversiones, es más fácil tocar la progresión.

DO Mayor FA Mayor 2ª inversión DO Mayor

SOL Mayor 1ª inversión DO Mayor

Compara la progresión con los acordes invertidos (figura 6. 3.) con la progresión original (figura
6. 2.). Recuerda que cuando pasamos del acorde I al IV, simplemente pasamos a la 2ª inversión
del acorde IV para que la transición tonal sea más suave. Lo mismo acurre cuando vamos del
acorde I al V; que conseguimos una transición suave al utilizar la 1ª inversión del acorde V.
Podemos ver además en la figura 6. 3., que la progresión con intervalos es más fácil, incluso, de
tocar, ya que no tenemos que desplazar mucho la mano.

Figura 6. 3. La progresión I – IV – I – V – I con inversiones de acordes.


42
6. 3. Relación entre los acordes I y V

Conforme vayas adquiriendo más experiencia tocando progresiones de acordes, irás advirtiendo
cómo muchas de éstas emplean la progresión que va del acorde V al acorde I. En la progresión
que aprendimos anterior (I – IV – I – V - I), podemos ver que los dos últimos acordes son el V
y el I. Esto se da también en muchas otras progresiones de acordes.

Es así porque el acorde V se usa comunmente para resolver posteriormente con el


acorde I. Esta relación entre el acorde I y el V lo encontrarás en muchas canciones; que lo
usan al final de los versos, incluso al final de los estribillos, para resolver distintas partes de la
canción.

Por ejemplo, en la canción Mary Had a Little Lamb, encontrarás la progresión V – I.

Figura 6. 4. La progresión I – V de la canción Mary Had a Little Lamb.

Date cuenta que el verso de la figura 6. 4. empieza y acaba en el acorde I. Sin embargo, al
final, al acorde I le precede el acorde V. En la escala de DO mayor, el acorde I es DO mayor, y el
acorde V es el acorde SOL mayor.

SOLmaj (V) (1ª inv.) DOmaj (I)

Toca la progresión I – IV – I – V – I en cualquier escala mayor que tú quieras. Para hacerlo,


toma simplemente las tríadas primarias de dicha escala (acordes I, IV y V). Por ejemplo, para la
escala de FA mayor deberías usar los acordes de FA mayor (I), SI bemol mayor (IV) y DO
mayor (V). En la escala de SI bemol mayor sería: SI bemol mayor (I), MI bemol mayor (IV) y
FA mayor (V).

43
Advierte que muchas canciones que tú conoces acaban con esta progresión V – I.

El bajo para esta progresión (mano izquierda) se consigue fácilmente: toca con tu mano
izquierda la nota fundamental de cada acorde de la progresión. Si estamos tocando en DO
mayor, entonces el bajo del acorde I será DO, y el bajo del acorde V será SOL.

Figura 6. 4. La progresión V – I en la escala de DO mayor, y con el bajo.

Otra aproximación para la progresión V – I


Hasta ahora, debes de saber entender ya el concepto del acorde V que resuelve en el acorde de
I. En este apartado te voy a introducir en otro tipo de progresión V – I.

En lugar de tocar el acorde V y resolver en el acorde I, tocaremos el acorde IV para


resolver en el I. El bajo lo dejaremos igual: primero SOL y después el DO. Aquí tienes el
esquema de lo que hay que tocar:

Figura 6. 5. Tocamos FA mayor (IV) con el bajo de SOL; para pasar al


acorde I con el bajo de DO.

Nota: Advierte que nosotros estamos usando el acorde de FA mayor (2ª inversión) para pasar
a DO mayor (I) porque así la transición es más fácil. Sin embargo, cualquier inversión del
acorde IV (FA mayor en este caso) funcionará y producirá un sonido similar. Trata de tocar y
comparar en las tres formas de tocar el acorde: fundamental, 1ª y 2ª inversión.

44
Más aproximaciones para la progresión V – I
Acabas de aprender que el acorde V y IV pueden ser usados junto a la nota V de bajo para
resolver en el acorde I. Ahora vas a aprender otra aproximación para producir el mismo tipo de
progresión que estamos viendo. Ten en mente que cualquiera de estas tres aproximaciones
pueden usarse, dependiendo del tipo de sonido que tú quieras producir.

Cómo sabes, el tono iii de la escala mayor corresponde a un acorde menor. Por
ejemplo, para la escala de DO mayor tenemos que el tono iii correspondería al acorde de MI
menor. Sin embargo, para la progresión V – I, en este caso, usaremos el acorde de MI
mayor.

Figura 6. 6. Otra forma de tocar la progresión V – I. Usamos el acorde iii junto


con el bajo del grado V de la escala.

Resumen de las tres aproximaciones a la progresión V – I


Te dejo en primer lugar un diagrama con las tres aproximaciones que hemos visto para la
progresión armónica V – I.

Figura 6. 7. Esquema de todas las modalidades de progresión V – I que hemos visto.

45
Cada una de estas modalidades para la progresión V – I produce una sensación sonora
diferente. Veámoslas en la siguiente tabla:

Bajo / Acorde mayor Sonido


Sonido completo, usado para la mayoría de los
V/V
finales musicales.
Sonido incompleto, que hace que el oyente
V / IV
espere el acorde final (acorde I).
Sonido "llamativo" y "afable"; por lo general se
V / III
usa con un acorde maj7 o maj9.

6. 4. La progresión armónica I – V

Esta progresión armónica es similar a la anterior, pero con los grados cambiados; es muy
común en las composiciones musicales también. Contrariamente a la progresión "V – I", la "I –
V" se usa generalmente en la mitad de las canciones; cuando se repite el principio de
una estrofa. Veámosla en la canción "Mary Had a little Lamb".

Figura 6. 8. La progresión armónica I – V al comienzo de un verso de la


canción “Mary Had a Lamb”.

Es muy fácil tocar esta progresión; tan solo tenemos que usar el acorde V en su 1ª inversión
para que suene bien. En la siguiente figura 6. 9. puedes ver como se toca para la escala de DO
mayor.

DOmaj (I) SOLmaj (V) (1ª inv.)

Figura 6. 9. Esquema para tocar la progresión I – V en DO mayor. Usamos


el acorde V en su 1ª inversión.

46
6. 5. Relación armónica entre los acordes I y IV

Esta progresión armónica también se usa mucho en las composiciones musicales. En concreto,
es muy popular en géneros musicales como el gospel, el jazz y el blues.

Aquí tienes un ejemplo de una progresión "I – IV" para la escala de DO mayor (siempre
pongo de ejemplo la escala de DO mayor porque es la más sencilla; así te será más fácil
aprender estos conceptos musicales para piano).

Figura 6. 10. La progresión armónica I – IV para la escala de DO mayor.

De nuevo, observa que nosotros usamos el acorde de FA en su 2ª inversión porque de


esta manera es más fácil tocarlo; y la transición del primer a segundo acorde sonará más
uniforme. Abajo tienes una tabla donde te muestro las transiciones más cómodas para
todas las comversiones de los acordes de la progresión I – IV.

Acorde I Acorde IV
fundamental 2ª inversión
1ª inversión fundamental
2ª inversión 1ª inversión

En la tabla de arriba, cuando el acorde I se toca en su posición fundamental, la transición más


fácil para pasar al acorde IV es tocando éste último en su 2ª inversión. Si tocamos el acorde I
en su 1ª inversión, lo mejor es tocar el acorde IV en su posición fundamental. La tabla también
nos muestra que tocando el acorde I en su 2ª inversión, podemos usar la 1ª inversión del
acorde IV para hacerlo de la mejor manera posible.

Nota: La nota fundamental del acorde I forma parte también del acorde IV, aunque
no sea su fundamental. Es la misma nota, por tanto, la que se toca con el acorde I y IV. Por
ejemplo, con el acorde de DO mayor (I para la escala DO mayor) tenemos las notas DO – MI –
SOL; y para el acorde de FA mayor (IV en DO mayor) tenemos las notas DO – FA – LA (2ª
inversión). Cuando lo tocamos de esta forma la nota DO no varía entre acorde y acorde.

47
fundamental -> 2ª inv. la nota de abajo no varía
1ª inv. -> fundamental la nota de arriba no varía
2ª inv. -> 1ª inv. la nota de enmedio no varía

Trata de tocar las diferentes inversiones. Date cuenta de cada ejemplo de la tabla: una
nota siempre permanecerá en ambos acordes fija. Éste concepto es útil porque te ayudará a
tocar acordes más fácilmente; y sin tener que pensar mucho en la nota fundamental que se
requiera para saltar de acorde a acorde.

6. 6. Más progresiones de acordes mayores

La última progresión armónica que vamos a estudiar para los acordes mayores de una escala es
la progresión I – IV – V – IV – I.

Esta progresión armónica se utiliza frecuentemente en estilo como el rock, el gospel o la música
de jazz. Trata de tocar esta progresión con la escala de DO mayor.

Figura 6. 11. La progresión I – IV – V – IV – I para la escala de DO mayor.

Prueba la misma progresión, pero con dos pequeñas variaciones en la figura 6. 12...

Figura 6. 12. La progresión I – IV – V – IV – I con dos pequeñas variaciones.

48
Ejercicio con el círculo de quintas. Toca el acorde mayor I para cada escala mayor; las
tienes ordenadas en la figura 6. 13. dentro del círculo de quintas. Por ejemplo: DOmaj ->
FAmaj -> SIbmaj...

Si observas atentamente, te darás cuenta que el ejercicio consiste en tocar una serie de
progresiones I – IV; lo cual significa que deberías poder tocar cada acorde rápida y
fácilmente, eligiendo la inversión correcta. Consejo: No deberías mover los tres dedos a la vez;
recuerda que los acordes I y IV comparten una nota que se tocará con el dedo estático.
Simplemente mueve los dos dedos para las notas apropiadas del nuevo acorde, manteniendo el
tercer dedo quieto en la misma nota. Por ejemplo: DOmaj (DO – MI – SOL) -> FAmaj (DO – FA
– LA).

Figura 6. 13. Círculo de quintas con el acorde I correspondiente a cada escala mayor.

Con esto concluye la lección sobre las progresiones con acordes mayores. En la próxima lección
te enseñaré las escalas menores, los acordes menores y las progresiones con acordes menores.

49
7. Las escalas menores y modales

Como tú deberías recordar, los tonos de la escalas mayores corresponden a acordes mayores,
menores o disminuidos. Nosotros hemos tratado en profundidad los acordes mayores, y varias
progresiones armónicas mayores. Ahora es turno de pasar a las escalas menores; que nos
servirá de base para empezar a tocar acordes menores y progresiones armónicas menores.

7. 1. Los modos de la escala (escalas modales)

Antes de ver las escalas menores, es importante que entiendas el corcepto de modos
de la escala.

Figura 7. 1. Los modos de la escala.

50
Los modos es un sistema para las escalas que nació en la antigua Grecia. Son similares a una
escala mayor o menor, pero no son iguales. Las escalas modales son escalas de siete
sonidos, pero con un desplazamiento en el orden de tonos y semitonos. Los modos
comienzan en cualquier grado de una escala mayor; y usa la armadura de compás de su escala
matriz.

Te pondré un ejemplo para que te quede más claro. Eligiendo la nota DO, un modo puede
empezar o acabar en DO (I), en RE (II), en MI (III), y así... Estos siete modos tienen cada uno
un nombre. Fijémonos en la figura 7. 1.

Aquí te pongo una tabla que te ayudará a entender, mejor si cabe, los modos de la escala.

Grados de I ii iii IV V vi vii


la escala
MODOS Jónico Dórico Frigio Lidio Mixolidio Eólico Locrio

(1) MODO JÓNICO. Primer grado de una escala mayor hasta su octava (a este modo todos lo
conocemos como escala mayor). En DO mayor, por tanto, sería de DO a DO.

(2) MODO DÓRICO. 2º grado de la escala mayor hasta su octava. En la escala de DO mayor
sería de RE hasta RE.

(3) MODO FRIGIO. grado 3º de la escala mayor hasta su octava. En DO mayor es desde MI
hasta MI.

(4) MODO LIDIO. Empieza en el 4º grado de la escala hasta su octava. Arranca de FA en DO


mayor hasta de nuevo FA una octava por arriva.

(5) MODO MIXOLIDIO. A partir del 5º grado de la escala mayor hasta su octava. En DO mayor
empezaría en SOL, acabando en la misma nota una octava arriba (se la conoce también
como la escala mayor con la 7ª nota en bemol).

(6) MODO EÓLICO. 6º grado de la escala mayor hasta su octava (también conocida como
escala menor natural). En DO mayor va desde LA hasta LA.

(7) MODO LOCRIO. 7º grado de la escala mayor hasta su octava. En DO mayor va desde la
nota SI hasta su octava para cerrar la escala.

51
Ejemplos de escalas modales
DO Mixolidio. (1) Esta escala Mixolidia empieza en el 5º grado. Debemos determinar qué
escala mayor tiene como 5º grado la nota DO. (2) Una vez sabemos cual es la escala cuyo 5º
grado es DO, tenemos que tocar esa escala mayor empezando por la nota DO y acabando por
DO una octava arriba (no se trata de la escala DO mayor, sino la escala desde la cual DO es el
5º tono).

En este caso, FA mayor podría ser la escala patrón, en la cual tenemos a DO como 5º grado de
la escala. Simplemente toca la escala de FA mayor, empezando desde DO y acabando otra vez
en DO una octava hacia arriba. Estamos tocando una escala de DO mayor pero con la diferencia
de que la 7ª nota la bajamos. Además, DO Mixolidio es una escala mayor pero con el 7º grado
bajado. Esto sirve para cualquier escala Mixolidio.

FA Dórico. (1) Sabemos que el modo Dórico empieza desde el 2º grado de la escala mayor; así
que debemos encontrar que nota tiene la escala de FA mayor como 2º tono. En este caso, se
trata de MI bemol. Simplemente tocando MIb a MIb, pasando por todas las notas de la escala
de FA mayor, nosotros estaremos tocando la escala de FA Dórico.

Modos relativos a la escala mayor


El Modo Jónico es la escala mayor.
El Modo Mixolidio se forma simplemente bajando la 7ª nota medio tono.
El Modo Lidio tiene la 4ª nota subida medio tono.

Modos relativos a la escala menor


El Modo Eólico es la escala menor.
El Módo Dórico es una escala menor natural con la 6ª nota subida medio tono.
El Módo Frigio es una escala menor natural con la 2ª nota bajada medio tono.
El Modo Locrio es una escala menor natural con la 2ª y 5ª nota bajada medio tono.

A continuación nos vamos a centrar en las escalas en modo Eólico, ya que es una escala que se
utiliza muchísimo: ¡se trata de lo que todos conocemos como la escala menor!

7. 2. La escala menor natural

Nosotros hemos aprendido las 12 escalas mayores, que constaban de una armadura de clave
que las identificaba en el pentagrama. Ahora es turno de aprender un concepto nuevo que tiene
que ver con las escalas menores.

52
Para toda escala mayor, existe su relativa escala menor. Ámbas comparten la misma armadura
de clave.

Para las escalas mayores, sus correspondientes relativas menores empiezan siempre por el 6º
grado (modo Eólico). La 6ª nota (la primera en tocar) por la que partimos será la fundamental
para la escala formada; así que será la nota por la que recibirá el nombre la escala menor.

ESCALA MAYOR RELATIVA MENOR


DO mayor LA menor
RE mayor SI menor
MI mayor DO# menor
FA mayor RE menor
SOL mayor MI menor
LA mayor FA# menor
SI mayor SOL# menor
DO# / REb mayor SIb menor
RE# / MIb mayor DO menor
FA# / SOLb mayor MIb menor
SOL# / LAb mayor FA menor
LAb / SIb mayor SOL menor

2 pasos para tocar una escala menor...


(1) Encuentra la nota fundamental de la relativa mayor de la escala menor que quieras tocar.
(para ello puedes hacer uso de la tabla de arriba, o encontrar la escala mayor cuyo 6º
tono es la nota fundamental de la escala menor que quieres tocar.

(2) Toca la escala relativa mayor empezando y acabando por el 6º grado. (El 6º grado de la
relativa mayor debería ser la nota fundamental de la nueva escala menor que quieres tocar.
También verifica que la nota fundamental de la escala mayor está a 3 semitonos de la
menor. Si está a más o menos de 3 semitonos, la relativa menor que has escogido es
incorrecta.

[ continúa en la siguiente página -> -> -> ]

53
Figura 7. 2. La formación de la escala LA menor respecto
a su relativa DO mayor.

7. 2. Esquema gráfico de las escalas menores naturales

Figura 7. 3. Escala de LA menor. Figura 7. 4. Escala de MI menor.

54
Figura 7. 5. Escala de SI menor. Figura 7. 6. Escala de FA# menor.

Figura 7. 7. Escala de DO# menor. Figura 7. 8. Escala de SOL# menor.

55
Figura 7. 9. Escala de RE menor. Figura 7. 10. Escala de SOL menor.

Figura 7. 11. Escala de DO menor. Figura 7. 12. Escala de FA menor.

56
Figura 7. 13. Escala de SIb menor. Figura 7. 14. Escala de MIb menor.

57
8. Acordes menores y disminuidos

Acabamos de aprender las escalas menores; así que ahora estamos preparados para
introducirnos en los acordes menores. Con unas pocas técnicas que te voy a enseñar, vas a
poder construir acordes menores a partir de las escalas menores. Y una vez que
conozcas estos acordes, podrás empezar a tocar progresiones armónicas con acordes menores.

Entre todas las clases de acordes que hay, nosotros nos vamos a centrar en las tríadas
menores.

Nº de notas Tipo de acorde


3 Tríada
4 Séptima
5 Novena
6 Onceava
7 Treceava

8. 1. Acordes menores

De la misma forma que un acorde mayor se construye sobre los grados 1, 3 y 5 de una escala
mayor; una tríada menor se forma sobre los grados 1, 3 y 5 de una escala menor.

Figura 8. 1. El acorde menor se forma sobre los grados


1, 3 y 5 de la escala menor.

Cómo ocurre con las escalas y acordes mayores, es muy importante conocer las escalas
menores para construir los acordes menores.

58
Tres formas de construir un acorde menor:

1. Selecciona las notas 1, 3 y 5 de una escala menor.

2. Añade un intervalo de 3ª mayor a continuación de uno de 3ª menor.

3. Baja la 3ª mayor de un acorde mayor medio tono.

1. Si tú sabes la escala menor de una nota musical, simplemente toma el grado 1


(fundamental), el 3º y el 5º grado para crear el acorde menor de esa nota.

Por ejemplo, la escala de DO menor es: DO – RE – MIb – FA – SOL – LAb – SIb – DO. Entonces,
el acorde de DO menor sería DO – MIb – SOL.

2. Sabes de las lecciones anteriores que un intervalo de 3ª mayor equivale a 2 tonos (4 medios
tonos), y uno de 3ª menor a 1 tono y medio (3 medios tonos). Antes, aprendistes que un
acorde mayor tiene un intervalo de 3ª mayor, seguido de otro menor.

Un acorde menor consiste en un internvalo de 3ª menor, seguido de otro intervalo


de 3ª mayor (al contrario del acorde mayor).

Figura 8. 2. Acorde de DO menor. Se forma con un intervalo


de 3ª menor y otro de 3ª mayor.

3. El último método para formar un acorde menor es bajar medio tono el primer intervalo
de 3ª del acorde mayor. Por ejemplo, DO mayor es: DO – MI – SOL; bajando medio tono MI,
nos quedará MIb. De esta manera transformamos DO mayor en DO menor.

59
Figura 8. 3. Bajando medio tono la nota de en medio de un acorde
mayor, formamos el acorde menor.

8. 2. Tríadas mayores y menores sobre la escala mayor

En una escala mayor, solo las tríadas son mayores para los grados 1º, 4º y 5º. Las tríadas con
su fundamental sobre los grados 2º, 3º y 6º de la escala mayor son menores.

Tríadas mayores Tríadas menores


I – IV – V ii – iii – vi

Podemos ver en la siguiente imagen 8. 4., cómo se distribuyen los acordes mayores y menores
sobre las notas de la escala de DO mayor.

Figura 8. 4. Distribución de los tipos de acordes sobre


las notas de la escala de DO mayor.

8. 3. Inversión de los acordes menores

Las mismas reglas en cuanto a la inversión de los acordes mayores se puede aplicar a los
acordes menores. Si la nota fundamental es la mas baja, el acorde está en su posición
fundamental; si la tercera menor es la más baja, el acorde estará en su 1ª inversión. En
cambio, si es la última nota del acorde la que está más baja, se trata de la 2ª inversión.

60
Figura 8. 5. Un acorde menor (DO menor) en sus tres variantes.

8. 4. Resumen gráfico de las tríadas menores

DO MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

RE MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

MI MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

61
FA MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

SOL MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

LA MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

SI O DOb MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

62
DO# O REb MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

RE# O MIb MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

FA# O SOLb MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

SOL# O LAb MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

63
LA# O SIb MENOR

1ª inversión posición fundamental 2ª inversión

Recuerda: Cuando tocamos un acorde en su posición fundamental, la nota que da nombre al


acorde está siempre abajo. Cuando tocamos el acorde en su 1ª inversión, la nota que da
nombre al acorde está siempre arriba (a la derecha). Por último, cuando tocamos el acorde en
su 2ª inversión, tenemos la nota que da nombre al acorde (la fundamental) en el medio.

64
9. Progresiones armónicas con acordes mayores,
disminuídos y menores

En esta lección, vamos a estudiar las progresiones con acordes mayores, menores y
disminuidos. En la lección anterior, aprendimos la forma de invertir acordes menores,
disminuídos y mayores. En esta lección, usaremos lo aprendido para crear progresiones
armónicas que nos sean útiles.

9. 1. Progresiones armónicas

Ya sabes tocar varias progresiones armónicas con los acordes mayores, dentro de la escala
mayor. Cómo sabes, cada nota de la escala corresponde con un tipo de acorde. Los tonos I,
IV y V corresponden con los acordes mayores; mientras que los tonos ii, iii y vi
corresponden a acordes menores. El séptimo tono de la escala es el único que corresponde
con un acorde disminuido.

Figura 9. 1. Tipos de acorde sobre la escala mayor.

Ahora debemos preguntarnos el porqué ciertos tonos de la escala corresponden con un tipo
determinado de acorde.

Grado I de la escala
Consideremos la escala de DO mayor de la figura 9. 2...

65
Figura 9. 2. La escala de DO mayor.

Comenzando por la nota fundamental (la que da nombre a la escala, que es DO), y eligiendo
la tercera manor, y luego la tercera menor, construimos el acorde de DO mayor.

Figura 9. 3. El acorde de DO mayor, corresponde al grado I


de la escala de DO mayor.

Esto también es verdad para todas las otras escalas mayores. Además, el grado I de la escala
está siempre asociado con un acorde mayor.

Los grados IV y V
El 4º y 5º grado de la escala también corresponde a acordes mayores.

Figura 9. 4. El acorde de FA mayor sobre el 4º grado


de la escala de DO mayor.

Figura 9. 5. El acorde de SOL mayor sobre el 5º grado


de la escala de DO mayor.

Sin embargo, empezando por el 2º grado (RE), y tomando esa nota como fundamental para
construir el acorde, se nos queda en un acorde menor.

66
Figura 9. 6. El acorde de RE menor sobre el 2º grado
de la escala de DO mayor.

Para que el acorde fuera mayor, tendríamos que subir medio tono la nota FA; quedándonos, por
tanto, FA# (así respeteríamos la regla para formar tríadas mayores). Pero como el primer
intervalo del acorde es menor (de RE a FA), el acorde es considerado un acorde menor.

Los grados iii y vi


Para los grados iii y vi sobre la escala mayor podemos formar acordes menores.

Figura 9. 7. El acorde de MI menor sobre el 3º grado


de la escala de DO mayor.

Figura 9. 8. El acorde de LA mayor sobre el 6º grado


de la escala de DO mayor.

El grado vii
Cuando cojemos el 7º grado de la escala, el acorde que podemos formar a partir de ahí es un
acorde disminuido; que consta de dos intervalos menores encadenados.

67
Figura 9. 9. El acorde de SI disminuido sobre el 7º grado
de la escala de DO mayor.

Fíjate que el 7º grado es el único de la escala con el que no podemos formar un acorde mayor
ni menor.

68
Figura 9. 10. Los acordes de tríadas recorriendo la escala de DO mayor.

Figura 9. 11. Los tipos de acordes sobre la escala de DO mayor en el pentagrama.

9. 2. Los nombres de los grados de la escala

Cada tono de la escala se puede identificar con un nombre, igualmente que se hace con
un número romano asociado a cada grado de la escala. Los grados de la escala más
importantes son los mismos que vimos, y en los que se construyen las tríadas primarias: el 1º,
el 4º y el 5º. Estos tres grados más importantes tienen por nombre: Tónica (I), Subdominante
(IV) y Dominante (V).

Tónica (I)
La nota fundamental de la escala se le llama Tónica. Es el tono más bajo y más alto de la
escala. Se trata del primer grado, y tiene asociado el número I (1 en romano). En DO mayor,
la Tónica sería la nota DO, sobre la que se construye el acorde de DO mayor.

Dominante (V) y Subdominante (IV)


Cinco tonos por arriba de la Tónica tenemos la Dominante; se trata, por tanto, del 5º grado
de la escala; y tiene el número romano V (5). En DO mayor sería la nota SOL la dominante
dentro de la escala; o el acorde de SOL mayor.

69
El tono que hay inmediatamente por debajo de la Dominante se llama Subdominante. Se
trata, por lo cual, del 4º grado de la escala; y tiene asociado el número romano IV (4). En
DO mayor, la subdominante sería la nota FA, o también el acorde de FA mayor que se
construye sobre el cuarto grado de la escala de DO mayor. El prefijo "sub" significa "por debajo
de".

Mediante (III) y Submediante (VI)


El grado de la escala llamado Mediante se encuentra en el 3 tono de la escala (está entre la
Tónica y la Dominante). Tiene como número romano asociado el III (3). En Do mayor se
trataría de la nota MI, y también del acorde que formamos con MI: MI menor.

Luego tenemos el grado de Submediante que es tá en el 6º grado de la escala. Tiene el


número rommano VI (6) y en la escala de DO mayor se trataría de la nota LA; o el acorde de
LA menor.

Supertónica (II) y Sensible (VII)


El 2º grado por encima de la Tónica se llama Supertónica; por lo tanto, ocupará el 2º grado
dentro de la escala; y tendrá como número romano asociado el II (2). En DO mayor será la
nota RE, o el acorde de RE menor. El prefijo "super" quiere decir "por encima de".

La última nota de la escala es la Sensible. Se usa mucho porque esta nota tiene una gran
tendencia a ser resuelta en la tónica. Se trata del 7º grado de la escala, con número
romano VII. En DO mayor sería la nota SI, o el acorde de SI disminuido.

En orden descendente, el nombre y el número romano de cada grado de la escala DO mayor


sería así:

Figura 9. 12. Los nombres de los grados de la escala.

9. 3. Usando los grados de la escala para saber la tonalidad

El acorde de Tónica (I) establece la tonalidad de una canción. El mejor método para
encontrar la tonalidad de una progresión armónica es listar las posibles tonalidades a las que
puede pertenecer cada acorde de la progresión.

70
Consideremos la siguiente progresión armónica:

REmin -> SOLmaj -> DOmaj -> LAmin -> REmin -> SOLmaj -> DOmaj

a) Primero, podemos mirar el último acorde. El último acorde puede ser un indicio útil para
encontrar en qué tonalidad está la canción. Sin embargo, no todas las canciones acaban en la
Tónica, o acorde I. Además, esta regla no puede ser usada por sí sola para encontrar la
tonalidad de la canción (hay algunas excepciones poco comunes).

b) Luego, podemos mirar el tipo de acorde que se ha usado. Cómo sabemos que los
acordes menores en la escala están en los grados ii, iii y vi, podemos hacernos una idea de la
posible tonalidad. La tabla siguiente puede ayudarte a entender el uso de ciertos acordes en
varias progresiones.

Acorde de Tónica Acorde I de una escala. Es Ejemplo: una canción acaba en


también la nota fundamental. REmaj.
Acorde menor Acordes ii, para una tonalidad, Ejemplo: Un acorde de REmin
acorde iii para una 2ª podría ser el acorde ii en DO mayor,
tonalidad y acorde vii para una el iii en SIb mayor o el vi en FA
3ª tonalidad. mayor.
Acorde mayor Acorde I para una tonalidad, Ejemplo: Un acorde de SOLmaj
IV para una segunda tonalidad puede ser el I para la escala de SOL
o V para una tercera. mayor, el IV para RE mayor, o el V
para la escala de DO mayor.
Acorde disminuido Acorde vii de una tonalidad Ejemplo: una canción con un acorde
particular. También conocido de REº, tenderá al acorde MIb
como el tono tendente a la major; con lo que es muy probable
Tónica. que la tonalidad sea MIb, porque el
acorde vii suele tender a la Tónica.

c) Después de observar que acordes hay en la progresión armónica, podemos mirar


ciertas progresiones (aprenderás muchas de ellas en este curso). Por ejemplo, un acorde de
SOL7 (aún no lo hemos aprendido) que pasa a otro de DOmaj7 nos invita a pensar que la
canción está en DO mayor porque podemos considerar el acorde de SOL7 como dominante. La
progresión MImin -> LAmin -> REmin ->SOL7 (Dominante) -> DOmaj podría hacernos pensar
que la canción está en DO mayor, porque la escala de DO mayor es la única que tiene todos
esos acordes en su escala.

71
d) Para confirmar que elegimos la tonalidad correcta de una determinada canción, podemos
hacer sonar repetidamente la nota fundamental mientras tocamos la progresión
armónica. Usando nuestro oído, la nota fundamental debería sonar dentro de la tonalidad
conforme escuchamos la progresión. No existen muchos más métodos que usar nuestro oído
para verificar que la tonalidad que hemos elegido es la correcta.

9. 4. La progresión armónica 2 – 5 – 1

Tú ya has estudiado la progresión armónica 5 – 1:

Figura 9. 13. La progresión V – I que vimos anteriomente, con sus modalidades.

Usaremos nuestro conocimiento de los diferentes grados de la escala para tocar la progresión
armónica que conocemos; la 2 – 5 – 1.

Sabemos que el acorde V crea un sonido que tiende a saltar al acorde de tónica (I). Ahora la
cuestión es, ¿cuál es el grado de la escala que empuja hacia la Dominante?

Preparación a la Dominante
Cuando un acorde en particular nos lleva a terminar en el acorde de Dominante, se le
llama preparación a la Dominante. Y se llama así porque es un acorde que "nos prepara" para
usar el acorde V; acorde de Dominante.

La progresión armónica ii – V – I nos proporciona un ejemplo perfecto de cómo el acorde ii nos


prepara para llegar al acorde V, el cual actúa como dominante del acorde I. En otras palabras, ii
conecta al acorde V que, a su vez, conecta con el acorde I de Tónica.

72
He preparado a continuación una tabla para mostrarte algunas de las relaciones más
comunes entre acordes.

ii (supertónica) --> V (dominante)


iii (mediante) --> vi (submediante)
vii (sensible) --> iii (mediante)

Famila de acordes

Figura 9. 14. Los acordes agrupados según su función armónica.

Dirección armónica
LA TÓNICA ES EL PUNTO DE REPOSO
Ésto es, el acorde de Tónica (I) es usualmente el acorde "descansado"; el acorde en el cual
suelen acabar las canciones; proporcionando "el deseo" de que el sonido dure una cierta parte
de la canción o de la progresión.

LA DOMINANTE PRECEDE A LA TÓNICA


El acorde de Dominante (V) va usualmente antes de la Tonica (en algunas otras variaciones la
Dominante vuelve a la tónica). Ésto provee una sensación de "expectación" que se satisface
cuando vuelve a sonar el acorde I (la Tónica).

LA PREPARACIÓN A LA DOMINANTE IMPLICA A LA DOMINANTE


La preparación a la Dominante (ii, iv o vii) conduce a la Dominante. Por ejemplo, en la
progresión 2 – 5 – 1, el acorde ii actúa como una preparación a la Dominante.

De tal forma, tenemos una serie de acordes ordenados que nos darán una progresión funcional,
que es:

Figura 9. 15. Progresión funcional para Dominante y Tónica.

73
9. 5. Usando “2 – 5 – 1” para resolver en la Tónica

En la tonalidad de DO mayor, una progresión ii – V – I podría ser simplemente los acordes que
recaen en cada uno de esos grados de la escala (RE -> SOL -> DO).

Figura 9. 16. Esquema para resolver en la Tónica mediante la progresión 2 – 5 – 1.

El acorde ii es una acorde menor, el V es un acorde mayor (Dominante), y el I es una acorde


mayor. Te muestro de forma práctica la progresión 2 – 5 – 1 usando la escala de DO mayor.

Figura 9. 17. La progresión 2 – 5 – 1 sobre la escala de DO mayor.

Intenta tocar la progresión 2 – 5 – 1. Descubre que canciones tu has escuchado con este tipo
de progresión armónica. Si es posible, intenta encontrar la tonalidad de la canción y toca la
progresión 2 – 5 – 1 apropiada para dicha tonalidad.

74
Cómo habrás advertido, tocar desde un acorde ii (en posición fundamental) hasta el acorde V
puede ser una tarea bastante tediosa (especialmente cuando tocas con tiempos rápidos).

Podemos invertir el acorde ii a su 1ª inversión, y el acorde I a su 2ª inversión para


hacer la progresión mucho más fácil de tocar (aprenderás el acorde de séptima menor
que se suele usar frecuentemente para tocar esta progresión).

Figura 9. 18. Los dos primeros acordes de la progresión 2 – 5 – 1 invertidos para


hacer más fácil el tocar dicha progresión.

9. 6. La progresión armónica 6 – 2 – 5 – 1

Hasta ahora hemos aprendido la progresión 5 – 1 y 2 – 5 – 1. Es hora de introducirnos en otra


un poco más difícil. Pero antes veamos el concepto de tipos de progresiones básicas.

• Una progresión que acaba en la tónica se llama progresión cerrada.

• Una progresión que se aleja de la Tónica (generalmente va hacia la Dominante) se


denomina progresión abierta.

• Una progresión que empieza y acaba con acordes de la misma familia


(ver figura 9. 14.), es una progresión que se llama progresión circular.

Esta progresión armónica que estamos tratando se considera circular, porque al grado vi le
sigue el ii; el cual le sigue a su vez el V; que finalmente va hacia la Tónica (I).

Así pues, nosotros ya hemos tocado la progresión 2 – 5 – 1 en Do mayor. Ahora simplemente


añadiendo a ésta el acorde vi, podemos tocar esta progresión 6 – 2 – 5 – 1.

75
Figura 9. 19. La progresión 6 – 2 – 5 – 1 mostrada por los grados de
la escala por donde pasa.

También es común poner el acorde I antes del 6º tono, con el grado 1º o 5º como nota
de bajo indistintamente.

Por ejemplo, en DO mayor...

Figura 9. 20. Podemos anteponer el acorde I a la progresión 6 – 2 – 5 – 1.

9. 7. La progresión armónica 3 – 6 – 2 – 5 – 1

Se trata de otra progresión circular. Es similar a 6 – 2 – 5 – 1, solo que en este caso


añadimos el acorde iii (menor) antes de tocar el acorde vi (menor).

Figura 9. 21. La progresión 3 – 6 – 2 – 5 – 1 mostrada por los grados por donde pasa.

76
ii (supertónica) --> V (dominante)
iii (mediante) --> vi (submediante)
vii (sensible) --> iii (mediante)

Cómo puedes ver, esta progresión armónica satisface la tabla de arriba. Esto es, la Mediante
apunta a la Submediante, la Supertónica a la Dominante y la Dominante a la Tónica. Nosotros
también estudiaremos la progresión que involucra al acorde vii más tarde.

En DO mayor esta progresión se vería así...

Figura 9. 22. La progresión 3 – 6 – 2 – 5 – 1 sobre el pentagrama musical.

¿NO SIGUEN ESTAS PROGRESIONES EL MISMO PATRÓN DE CÍRCULO DE QUINTAS?

Figura 9. 23. Las distintas progresiones


armónicas que hemos visto.

9. 8. Las progresión armónica 7 – 3 – 6 – 2 – 5 – 1

Estas progresión es muy común en la música Gospel.

77
Figura 9. 24. En esta progresión usamos el
acorde III en modo mayor.

Esta progresión es básicamente un giro alrededor de la Tónica; empezando por la


Sensible. Desde el tono de Sensible a la Mediante; pasando por la Submediante y la Subtónica;
y finalmente de la Dominante al tono de Tónica.

Figura 9. 25. La progresión 7 – 3 – 6 – 2 – 5 – 1. Usamos Mimaj para el grado III.

9. 9. Más progresiones armónicas

Hemos visto hasta ahora las siguientes progresiones armónicas:

1–4–1–5–1 1–4–5–4–1 5–1


1–5 1–4 2–5–1
6–2–5–1 3–6–2–5–1 7–3–6–2–5–1

Vamos a introducirnos en unas pocas más progresiones en esta lección...

78
IVm -> I
Similar a la progresión V -> I con el bajo V sobre el IV grado, esta progresión toma el acorde
menor del grado IV con el bajo en V. Por ejemplo, en DO mayor podríamos tomar el acorde
de Subdominante (FA mayor) y cambiarlo a FA menor. El bajo se mantendrá en V (SOL).

Figura 9. 26. La progresión IVm – I.

Variación del bajo


Esta progresión puede usar varias notas de bajo. Intenta seguir estas alternativas que te
propongo y elige la que prefieras usar, y te suene mejor según tus gustos:

a) Se mantiene el grado I como bajo para ambos acordes (en esta caso DO). Se usa mucho en
la música gospel y en las baladas.

b) Se usa la nota RE como primera nota para el bajo, y SOL para el otro acorde de la
progresión. Es similar a la progresión 2 – 5 – 1; sin embargo, para SOL, usamos otra transición
tal que V -> I resuelve en el acorde de Tónica.

Más cosas sobre IVm -> I


Abajo tienes un esquema de pentagrama con diferentes variaciones para la progresión
armónica de IVm -> I.

Figura 9. 27. Diferentes variaciones para la progresión IVm I.

79
Progresión para música gospel
La siguiente progresión es muy común en las canciones de gospel. Se usa comunmente como
un giro alrededor de la tónica.

Yo personalmente prefiero alterar unos pocos de los acordes de arriba para producir
transiciones más interesantes. Te voy a mostrar algunas de esas alteraciones con acordes de
tríadas, ya que todavía no conocemos los acordes de séptima. Usaremos, como de costumbre,
la escala de DO mayor para los ejemplos.

Nota: Las notas del bajo para esta progresión nunca cambian. Esto es, la vii siempre será el
séptimo grado (SI), la iii será MI y así. Sin embargo, los acordes para estas notas de bajo serán
alterados como yo te voy a mostrar enseguida.

Alteraciones
vii. Tocamos el acorde vi (menor) en su posición fundamental y sobre el bajo vii. Esto
conduce al siguiente acorde vii de una forma mucho más suave. Sin embargo, el acorde
disminuido puede ser usado en algunas situaciones.

iii. Tocamos el acorde IVm (FA menor en su 1ª inversión) sobre el bajo iii. Yo encuentro que
este acorde es mejor para saltar hacia el acorde vi. Por contra, el acorde iii menor puede ser
usado en algunas situaciones de icual forma que el iii mayor para saltar a vi menor.

vi sin alteraciones. Simplemente toca el acorde vi (acorde menor) en su posición


fundamental.

ii. Para este primer acorde, tocamos el acorde IVm (FA menor) sobre el bajo ii. Sí, puedes
tocar el el acorde IVm dos veces. Una sobre el bajo iii, y la segunda vez sobre el bajo ii.

¿Por qué este acorde puede conducir tanto al acorde vi como al V? Porque cuando tocamos
sobre el bajo adecuado, permite saltar sobre los siguientes acordes del círculo de
quintas (SI -> LA -> RE -> SOL...).

V. Para el acorde V, tocamos el acorde I. Así, si tu vas a tocar un FA menor (1ª inv.) sobre el
acorde ii, lo más fácil podría ser utilizar DO mayor en su 2ª inversión. Frecuentemente, el
acorde V podría actuar como dominante, pero en este caso no es así. Para esta progresión,
actuará como un conector para otra progresión.

80
¿Recuendas cuando vimos la progresión 6 – 2 – 5 – 1 y las notas que se tocaban usualmente
después de un acorde I en el grado V? Bien, DO mayor (2ª inv.) / SOL sirve como punto de
partida para la progresión 6 – 2 – 5 – 1, la cual eventualmente volverá a saltar al acorde de
tónica.

Alteraciones en 6 – 2 – 5 – 1
El único acorde que yo generalmente altero es el "2". En lugar de tocar el ii como un acorde
menor, lo que hago es tocarlo como mayor. De esta forma, en lugar de Remin -> SOLmaj, uso
Remaj -> SOLmaj.

En realidad, el acorde de REmaj en este ejemplo está sirviendo como acorde


dominante para el acorde de SOLmayor. Pero como SOLmaj no es la Tónica (en este caso),
nosotros llamanos a Remaj como acorde de Dominante secundaria; ya que sirve como acorde
de Dominante para otro acorde.

Otra opción que tenemos es usar el acorde #IV como acorde de Dominante secundaria.

Disminuida secundaria para V. Se trata de un acorde disminuido construido sobre el


grado #IV (medio tono abajo de la Dominante). Como la Dominante secundaria, el acorde de
Disminuida secundaria sirve para embellecer dentro de una progresión armónica.

a) Simplemente toma el tono #IV (FA#) y forma un acorde disminuido. Si recuerdas, los
acordes disminuidos se formaban añadiendo una 3ª menor a continuación del intervalo de 3ª
menor. En otras palabras: contando un intervalo de tono y medio seguido de otro.

Figura 9. 28. DO disminuido, formado por dos intervalos


de 3ª menor encadenados.

b) Toca simplemente el acorde disminuido en #IV con el bajo en ii. Ésto creará un salto
poderoso hacia el acorde de Dominante, el cual resolveremos sobre el acorde de Tónica. Se usa
frecuentemente esta técnica en muchos estilos musicales muy populares.

81
Figura 9. 29. Diferentes alteraciones para la progresión 6 – 2 – 5 – 1.

* RE7 (acorde de RE séptima). Aprenderás este acorde en una siguiente lección.

LAmin / RE FAmin / MI LAmin

FAmin / RE DOmaj / SOL LAmin

FA#dim / RE SOLdom DOmaj

82
10. Acordes de séptima: dominante, mayor y menor

En esta lección vamos a estudiar los acordes de séptima, con sus variantes de dominante,
mayor y menor. En la lección anterior vimos de qué forma se invertían los acordes menores,
disminuidos y mayores. Esta lección estará dedicada a avanzar dentro de la armonía,
conociendo los acordes con los 4 cuatro intervalos diferentes de séptimas.

nº de notas Tipo de acorde


tres Tríada
CUATRO SÉPTIMA
cinco Novena
seis Onceava
Siete Treceava

10. 1. El acorde de séptima dominante

Cómo ya has aprendido, el grado V se conoce como acorde de Dominante. Por ejemplo, en DO
mayor, el tono de Dominante es SOL. Es también un acorde mayor porque es uno de los
acordes primarios. SOL mayor es: SOL – SI – RE.

Para construir un acorde de séptima dominante, tan solo tenemos que añadir un intervalo
de 3ª a una tríada Dominante; o también a una tríada mayor.

Figura 10. 1. Formación de un acorde de 7ª dominante.

En DO mayor, añadiendo simplemente un acorde dominante (SOL mayor), un acorde de


séptima dominante lo crearíamos de la siguiente forma:

83
Figura 10. 2. Esquema de la formación del acorde de séptima dominante.

Te digo unos trucos que tengo para tocar acordes de séptima dominante rápidamente:

a) Localiza el tono de Dominante (V) dentro de la escala

b) Añade el tono IV al acorde V mayor de la escala.

Figura 10. 3. Añadimos el tono IV a la tríada de Dominante.

Nota: El acorde V7 actúa como el acorde de tríada V. De hecho, crea incluso más fuerza a la
hora de pasar a la Tónica, como tú podrás comprobar muy pronto en este curso de piano.

A continuación te muestro en el siguiente apartado un esquema gráfico donde podrás ver las
teclas del piano que hay que usar para todos los acordes de séptima dominante.

84
10. 2. Resumen gráfico de los acordes de 7ª dominantes

DO7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

RE7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

MI7

posición fundamental 1ª inversión

85
2ª inversión 3ª inversión

FA7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SOL7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

86
LA7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SI7 o DOb7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

DO#7 o REb7

posición fundamental 1ª inversión

87
2ª inversión 3ª inversión

RE#7 o MIb7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

FA#7 o SOLb7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

88
SOL#7 o LAb7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

LA#7 o SIb7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

Recuerda: Cuando tocamos un acorde en su posición fundamental, la nota que da nombre al


acorde (en rojo) siempre está abajo (a la izquierda). Cuando lo tocamos en su 1ª inversión, la
nota principal siempre está arriba a la derecha. Cuando lo tocamos en su 2ª inversión, estará
en el medio. Y por último, cuando tocamos el acorde de 7ª en su 3ª inversión, la nota
fundamental estará siempre abajo (sería la segunda nota).

89
10. 3. El acorde de séptima mayor

Este tipo de acordes de séptima mayor son muy similares a los de séptima de dominante. En la
siguiente figura 10. 4. puedes comparar un acorde de séptima dominante y de séptima
mayor.

Figura 10. 4. Un acorde de 7ª dominante frente a otro de 7ª mayor.

Nota: En DO y FA mayor, este tipo acorde tiene solo teclas blancas. En otras tonalidades, o
escalas, abarcará una mezcla de teclas blancas y negras. Un acorde de séptima mayor nunca
abarcará todas las teclas negras. Sin embargo, una tríada mayor puede tener todos sus tonos
en teclas negras (como FA# mayor).

10. 4. Resumen gráfico de los acordes de 7ª mayor

DOmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

90
REmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

MImaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

FAmaj7

posición fundamental 1ª inversión

91
2ª inversión 3ª inversión

SOLmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

LAmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

92
SImaj7 o DObmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

DO#maj7 o REbmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

RE#maj7 o MIbmaj7

posición fundamental 1ª inversión

93
2ª inversión 3ª inversión

FA#maj7 o SOLbmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SOL#maj7 o LAbmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

94
LA#maj7 o SIbmaj7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

10. 5. Los acordes de séptima menor

Un acorde de séptima menor es un acorde que está compuesto por una tríada menor a la
que le añadimos un intervalo de tercera menor.

Figura 10. 5. Formación de un acorde de séptima menor.

A continuación te facilito el esquema gráfico para que puedas conocer todos los acordes de
séptima menor que se pueden tocar con el teclado del piano. Incluye, como no, todas sus
inversiones.

95
10. 6. Esquema gráfico para los acordes de séptima menor

DOmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

REmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

96
MImin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 1ª inversión

FAmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

97
SOLmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

LAmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

98
SImin7 o DObmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

DO#min7 o REbmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

99
RE#min7 o MIbmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

FA#min7 o SOLbmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

100
SOL#min7 o LAbmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

LA#min7 o SIbmin7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

Recuerda: Cuando tocamos el acorde en su posición fundamental, tenemos la nota clave


siempre abajo. Cuando lo tocamos en su 1ª inversión, se nos queda la nota clave siempre
arriba. Para las inversiones 2ª y 3ª, se nos quedará la nota fundamental entre medias de las
otras teclas.

101
11. Progresiones armónicas con acordes de 7ª domi-
nante, mayor y menor

En esta lección, vamos a aprender a construir progresiones armónicas más complejas y


ricas a partir de acordes de séptima: de dominate, mayores y menores. En la lección anterior
aprendistes como formar e invertir estos acordes de séptima, tanto los de dominante, como los
mayores y menores. Ahora es turno de usar estos acordes para crear armonía.

Figura 11. 1. Los acordes de séptima distribuidos sobre los grados de la escala mayor.

Hemos visto como a cada nota de la escala mayor le corresponde un tipo de acorde;
que puede ser mayor, menor o disminuido. Ahora veremos este mismo concepto aplicado a los
acordes de séptima.

I ii iii IV V vi vii I
maj7 min7 min7 maj7 dom7 min7 min7b5 maj7

Por ejemplo, en DO mayor tendríamos los siguientes acordes de séptima que corresponderían a
cada uno de los tonos de la escala:

I ii iii IV V vi vii I
DO RE MI FA SOL LA SI DO
maj7 min7 min7 maj7 dom7 min7 min7b5 maj7

102
Por otro lado, también ya sabes todas estas progresiones armónicas:

1–4–1–5–1 1–4–5–4–1 5–1


1–5 1–4 2–5–1
6–2–5–1 3–6–2–5–1 7–3–6–2–5–1

Ahora, simplemente reemplazando los acordes de tríadas por los de séptima,


podemos enriquecer mucho la armonía aplicando las progresiones que ya sabemos.

11. 1. La progresión I – IV – I – V – I

Añadiendo únicamente una tercera mayor a los acordes de tríadas I y IV, y


añadiendo también una tercera menor a la tríada V, podemos tocar la progresión con
acordes de séptima.

Figura 11. 2. La progresión I – IV – I – V – I.

Tocar la progresión con todos los acordes de séptima en su posición fundamental es un gran
reto (especialmente en tempos rápidos). Mejor usaremos nuestro conocimiento sobre
inversiones para hacerlo más fácil: usaremos el acorde IV en su 2ª inversión, y el acorde
V en su 1ª inversión; tal y como te lo muestro en la siguiente figura 11. 3.

Figura 11. 3. La progresión I – IV – I – V – I con inversiones


para tocarla más fácilmente.

103
11. 2. La progresión I – IV – V – IV – I

Ésta es similar a la progresión anterior. Lo que hacemos es añadir una tercera mayor a los
acordes I y IV; además de incorporar una tercera menor al acorde V. Veamos como se
toca esta progresión con acordes de séptima.

Figura 11. 4. La progresión I – IV – V – IV – I.

De nuevo, esta progresión es incómoda de realizar tal y como aparece en la figura 11. 4.
Necesitamos invertir los acordes para que el paso de uno a otro sea lo más cómodo posible.

Figura 11. 5. La progresión I – IV – V – IV – I con inversionse


para tocarlo más fácilmente.

11. 3. Las progresiones V – I y I – IV

Figura 11. 6. La progresión V – I con una variante que podemos utilizar.

104
En la siguiente figura 11. 7 te muestro como emplear las inversiones para hacer esta
progresión más fácil de tocar.

Figura 11. 7. La progresión V – I con inversiones para tocar más fácilmente.

11. 4. La progresión I – IV

Figura 11. 8. La progresión I – IV con y sin inversiones.

11. 5. La progresión ii – V – I

Cómo sabes, la progresión “2 – 5 – 1” es una de las que más se usan en estilos musicales como
el jazz, el blues y el gospel. En la figura 11. 9. vemos nuevamente esta progresión con tríadas
para recordarla.

Figura 11. 9. La progresión ii – V – I.

105
Ahora la estudiaremos con acordes de séptima.

Solo recuerda algunos principios... El acorde ii está asociado con el acorde min7, el acorde V
está asociado con el acorde dom7, y el acorde I está asociado con el acorde maj7.

I ii iii IV V vi vii I
DO RE MI FA SOL LA SI DO
maj7 min7 min7 maj7 maj7 min7 min7b5 maj7

Figura 11. 10. La progresión ii – V – I con acordes de 7ª.

Usando una inversión para el acorde V, podremos tocar muy fácilmente esta progresión que
estamos viendo. Fíjate en la siguiente figura 11. 11.

Figura 11. 11. La progresión ii – V – I con SOL7 invertido


para tocarla más cómodamente.

11. 6. Otra aproximación para la progresión ii – V – I

El acorde RE7 del ejemplo de la figura 11. 11. es un acorde menor, trata de tocarlo como
un acorde de séptima dominante. Es originalmente: REmin7 -> SOL7; trata de tocarlo así:
RE7 -> SOL7.

En realidad, el acorde RE7 del ejemplo sirve como acorde de dominante para el siguiente
acorde SOL7. Pero como SOLmaj no es la tónica (es la dominante en DO mayor), nosotros
llamamos a REmaj dominante secundaria; porque sirve como dominante para otro acorde.

106
Aquí están las 12 relaciones de dominante secundaria de ii – V.

Dominante Dominante Dominante Dominante


Secundaria Secundaria
DO7 → FA7 FA#7 → SI7
DO#7 / RE7 → FA#7 / SOLb7 SOL7 → DO7
RE7 → SOL7 SOL#7 / LAb7 → DO#7 / Reb7
RE#7 / Mib7 → SOL#7 / LAb7 LA7 → RE7
MI7 → LA7 LA#7 / Sib7 → RE#7 / MIb7
FA7 → Sib7 SI7 → MI7

Figura 11. 12. La progresión ii – V con la relación RE7 → SOL7.

Aquí hay un ejemplo de la progresión de la figura 11. 12., pero con el grado V (SOL7)
invertido.

Figura 11. 13. Invertimos el acorde SOL7 (V) para


tocar mejor la progresión.

11. 7. La progresión armónica vi – ii – V – I

Ahora que conocemos la progresión ii – V – I con acordes de séptima, tocar ésta es tan sencillo
como añadir al principio el acorde vi, que es un acorde de séptima menor.

Veamos esta nueva progresión en la siguiente figura...

107
Figura 11. 14. La progresión vi – ii – V – I.

Vemos en la figura 11. 14. que queda patente la necesidad de emplear las inversiones de
acordes. Entre acorde y acorde existen saltos muy bruscos en cuanto al tono. Lo mejor
sera invertir para mejorar la cadencia en cuanto al tono entre un acorde y el siguiente.

Figura 11. 15. Tenemos saltos tonales muy bruscos


entre acorde y acorde.

Lo ideal es emplear en esta progresión 6 – 2 – 5 – 1 la inversión en los acordes I y ii.

Figura 11. 16. La progresión vi – ii – V – I con sus inversiones.

Otra aproximación a la progresión vi – ii – V – I


Cómo ya deberías saber, llamamos a un acorde dominante secundario cuando nos sirve
como acorde de dominante para otro acorde. En este ejemplo de la progresión vi – ii – V
– I, usaremos ambos acordes vi y ii como dominantes secundarios.

En DO mayor sería de esta forma:

Figura 11. 17. Usando los acordes vi y ii como dominantes


secundarios en DO mayor.

108
En lecciones anteriores también aprendistes que esta progresión armónica es precedida a
menudo por el acorde I (mayor). En DO mayor nos quedaría así la progresión:

Figura 11. 18. Se suele anteponer el acorde I a la progresión vi – ii – V – I.

La aproximación a esta progresión se suele usar mucho en la música gospel. Yo la llamo


encaminando a la tónica porque empieza en el tono I y acaba también en el I. Ambos acordes
vi y ii hacen la función de dominante secundario; esto es, el acorde vi actúa como dominante
del ii, mientras que el acorde ii actúa como dominante del acorde V.

Ten en mente que solo el acorde V nos sirve como dominante para la tonalidad (en
nuestro ejemplo: DO mayor), ya que es el acorde que nos sirve para saltar y resolver en el
acorde de tónica. Cualquier otro dominante que nos prepare para saltar a otro acorde distinto
de la escala, es un acorde de dominante secundario.

Figura 11. 19. Anteponemos el acorde I a la progresión vi – ii – V – I.

Y aquí, como de costumbre, te dejo la progresión haciendo uso de inversiones para


tocarla de forma más fluida:

Figura 11. 20. La progresión vi – ii – V – I con inversiones y


anteponiendo el acorde I.

109
11. 8. La progresión armónica iii – vi – ii – V – I

Gran parte de esta progresión ya la conocemos. Para formar ésta, tan solo tenemos que
añadir el acorde iii al principio de esta nueva progresión armónica.

Figura 11. 21. La progresión armónica iii – vi – ii – V – I.

Pero para que esta progresión suene como debe ser, y como de costumbre, tenemos que
invetir algunos acordes:

Figura 11. 22. La progresión iii – vi – ii – V – I con algunas inversiones.

Otra aproximación a la progresión iii – vi – ii – V – I

Figura 11. 23. La progresión iii – vi – ii – V – I con variaciones.

... y aquí tenemos las inversiones necesarias para que esta progresión suene lo mejor
posible.

110
Figura 11. 24. Variando la progresión iii – vi – ii – V – I y aplicando inversiones.

11. 9. La progresión armónica “12-bar blues”

¡No dejes que el nombre te engañe! Esta progresión armónica es muy común en muchísimos
estilos de música; incluyendo al jazz, al gospel y al blues.

Se llama así, entre otras cosas, porque su extensión ocupa 12 compases. Si no recuerdas lo que
es un compás, te remito a la lección 2 de este curso de piano.

Cómo ya sabes, hay tres acordes primarios en una escala, que son el tono I, el IV y el V. Esta
progresión utiliza estos tres acordes primarios. En DO mayor, estos acordes son DOmaj
(I), FAmaj (VI) y SOLmaj (V).

No obstante, usando los acordes dominantes de estos tonos, podemos producir el


típico sonido de blues que queremos.

Personalmente, no me gusta tocar los 4 tonos totales de los acordes dominantes. En muchos
casos, el bajo de estos tres tonos es la nota fundamental del acorde. Suelo omitir el tono I.
Por ejemplo, un acorde de DO7 es: DO – MI – SOL – Sib. En vez detocar los 4 tonos, yo dejo
fuera el primer tono (el cual es DO, que lo tono en el bajo). Advertirás que esto, también,
ayuda a producir un feeling de más blues.

Por último, me gusta usar la 3ª inversión cuando tono el acorde I de esta progresión de
blues. No hay una razón teórica para una cosa u otra, simplemente yo prefiero el sonido sobre
la posición fundamental del acorde. Por ejemplo, en DO mayor, luego he dejado el DO de mi
mano derecha omitido; transformando el acorde para que quede Sib como primera nota (Sib –
MI – SOL). Voy a dejar que experimientes con este concepto que acabo de mostrate.

Mira la siguiente figura...

111
Figura 11. 25. Omito el primer tono de DO7 y utilizo la 3ª inversión del acorde.

También transformo los acordes IV7 y V7. Sin embargo, en orden a que la transición sea
la correcta, hago uso de las inversiones tal y como muestra la figura 11. 26.

Figura 11. 26. Invierto los acordes FA7 (IV) y SOL7 (V). También omito las notas fundamentales.

Ahora que conocemos como hacer uso de estos tres acordes para la progresión 12-bar blues, es
hora de aprender cuando debemos tocarlos.

Por su nombre, sabemos que esta progresión se desarrolla a lo largo de 12 compases. Cómo
cada compás tiene 4 tiempos, en total tendremos 48 tiempos. En la siguiente figura te
muestro como están divididos los acordes en esta progresión.

112
Figura 11. 27. Distribución de los acordes a través de los 12
compases de la progresión “12-bar blues”.

Fíjate en la figura 11. 27. Primero tenemos cuatro acordes I (DO7), seguido de dos compases
con el acorde IV (FA7). Luego volvemos a dos acordes I para seguir con un compas de acorde V
(SOL7) y otro con acorde IV. Para terminar, tenemos los dos últimos compases con el acorde I.

113
12. Acordes de 6ª menor, 6ª mayor y 7ª disminuida

En esta lección vamos a ver los acordes de 7ª disminuida, las 6ª menores y la 6ª mayores. En
la lección anterior aprendimos a formar e invertir acordes de 7ª mayor, 7ª menor y 7ª
dominante. Esta lección es para aprender tres tipos más de acordes.

nº de notas Tipo de acorde


tres Tríada
CUATRO SÉPTIMA
cinco Novena
seis Onceava
Siete Treceava

12. 1. El acorde de séptima disminuida

Cómo aprendistes hace poco, la palabra disminuida hace referencia a "hacer pequeño". Cuándo
un intervalo mayor o perfecto lo bajamos medio tono, se convierte en un intervalo
disminuido. El acorde de tríada disminuido es un acorde menor con el 5º tono bajado medio
tono.

Figura 12. 1. Un acorde menor y otro disminuido.

Ahora si añadimos otra tercera menor al acorde disminuido de la figura 12. 1.,
crearemos un acorde de séptima disminuida.

En la siguiente imagen 12. 2. tienes la representación de este tipo de acorde, y también te


señalizo los intervalos de los que consta dicho acorde.

114
Figura 12. 2. Acorde DO 7ª disminuida.

La realidad es que tenemos solo tres grupos de acordes de séptima disminuida.

1) [ LAbdim7, SIdim7, DObdim7, REdim7, FAdim7 y SOL#dim7 ]

Figura 12. 3. El primer grupo de 7ª disminuidas.

Como se ve en la figura 12. 3. todos esos acordes comparten las mismas notas; y es ahí
donde se hace la clasificación: en grupos de acordes que comparten las mismas notas. En este
caso, por ejemplo, un acorde LAbdim7 es igual a un acorde SIdim7 en su 3ª inversión.

2) [ LAdim7, DOdim7, RE#dim7, MIbdim7, FA#dim7 y SOLbdim7 ]

Figura 12. 4. El segundo grupo de 7ª disminuidas.

115
3) [ LA#dim7, SIbdim7, DO#dim7, REbdim7, MIdim7 y SOLbdim7 ]

Figura 12. 5. el tercer grupo de 7ª disminuidas.

12. 2. Esquema gráfico de los acordes 7ª disminuida

DOdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

REdim7

posición fundamental 1ª inversión

116
2ª inversión 3ª inversión

MIdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

FAdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

117
SOLdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

LAdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SIdim7 o DObdim7

posición fundamental 1ª inversión

118
2ª inversión 3ª inversión

DO#dim7 o REbdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

RE#dim7 o MIbdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

119
FA#dim7 o SOLbdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SOL#dim7 o LAbdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

LA#dim7 o SOLbdim7

posición fundamental 1ª inversión

120
2ª inversión 3ª inversión

LA#dim7 o SIbdim7

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

Recuerda: Cuando tocamos en posición fundamental el acorde, tenemos la nota principal (en
rojo) abajo del acorde. Cuando lo tocamos en su 1ª inversión, tenemos la nota fundamental
arriba. Cuando tocamos el acorde de 7ª en su 2ª y 3ª inversión, tenemos la nota que da
nombre al acorde en medio de las demás.

12. 3. El acorde de séptima semidisminuido

Probablemente hayas sentido curiosidad por el acorde vii de la escala (min7b5); que también se
conoce como acorde semidisminuido porque uno de sus intervalos es una tercera mayor en
lugar de una tercera menor.

La siguiente figura 12. 6. lo deja bastante claro...

121
Figura 12. 6. El séptimo grado de la escala corresponde
a un acorde de 7ª disminuida.

Te facilito la siguiente figura 12. 7., donde prodrás apreciar la diferencia entre un acorde de
séptima disminuida y otro de séptima semidisminuida.

Figura 12. 7. Comparación de un acorde de 7ª disminuida


y otro de 7ª semidisminuida.

Nota: Este acorde también puede verse como un acorde de DOmin7b5, porque el 5ª tono (la
nota SOL) está bajada medio tono.

A continuación te presento el esquema gráfico de los acordes de séptima


semidisminuida para que aprendas como se tocan todos en el teclado del piano. Como
siempre, te los presento en su posición fundamental, y con sus inversiones.

Al ser acordes de 4 notas, tendremos en este caso hasta 3 inversiones; y sumando la posición
fundamental del acorde, tendremos hasta cuatro formas de tocar cada acorde.

122
12. 4. Esquema gráfico de los acordes de 7ª semidisminuida

DOmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

REmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

123
MImin7b5

posición fundamental 1ª inversión

FAmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SOLmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

124
LAmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SImin7b5 o DObmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

125
DO#min7b5 o REbmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

RE#min7b5 o MIbmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

126
FA#min7b5 o SOLbmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

SOL#min7b5 o LAbmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

127
LA#min7b5 o SIbmin7b5

posición fundamental 1ª inversión

2ª inversión 3ª inversión

Recuerda: La nota fundamental (en rojo) siempre se encuentra abajo para la posición
fundamental del acorde; y arriba para su primera inversión. Cuando usamos la 2ª y 3ª inversión
del acorde, tendremos la nota fundamental en medio de las demás notas.

12. 5. Los acordes de 6ª menor y mayor

El acorde de sexta mayor es simplemente un acorde de tríada mayor al que le


añadimos la sexta nota de la escala. Por ejemplo, para DO mayor tenemos: DO – MI – SOL.
Añadiendo la nota LA (DO – MI – SOL – LA) crearemos el acorde DO de 6ª mayor.

Veámoslo en la siguiente figura 12. 8.

Figura 12. 8. Un acorde de 6ª mayor.

128
Por otro lado, tenemos el acorde de sexta menor. También se trata de una tríada a la que le
añadimos el sexto tono; pero en este caso se tratará de una tríada menor. Por ejemplo,
en DO mayor tenemos el acorde DO – MIb – SOL al que le tenemos que añadir la nota LA para
crear el acorde de DO de 6ª menor.

Figura 12. 9. El acorde de DO 6ª menor.

En capítulos anteriores vimos el acorde de 7ª menor...

Figura 12. 10. Un acorde de 7ª menor

Advierte en el acorde de DO 7ª menor de la figura 12. 10., cómo se toca el acorde MIb mayor
(MIb – SOL – SIb) con la nota DO que se la añadimos. Lo que ocurre es que también se puede
considerar un acorde de MIb6 (en su 3ª inversión) por ese DO añadido.

DO es el sexto tono de la escala de MI bemol mayor.

129
Con esta relación en mente, deberíamos ser capaces de recordar fácilmente los acordes de
séptima menor. Simplemente tomamos la nota fundamental del acorde menor, y le
sumamos la tríada relativa mayor para formar rápidamente el acorde de séptima menor.

Por ejemplo, en DO menor, la relativa mayor es MIb. Ya que yo estoy tratando de formar el
acorde de DOmin7 (DO 7ª menor), la nota fundamental es DO. Por lo tanto, simplemente
añadiendo el acorde de MI bemol mayor encima de DO, habré formado el acorde de DO 7ª
menor.

Aquí tienes otro ejemplo: LA menor; cuya relativa major es DO. Para formar entonces el acorde
de LA 7ª menor, podríamos simplemente añadir el acorde relativo mayor (DO mayor) encima de
la nota fundamental LA.

Al principio de este capítulo, vimos los acordes de 7ª semidisminuidas, cuyo símbolo es


"min7b5":

Figura 12. 11. Un acorde de 7ª semidisminuida (min7b5).

Advierte en el acorde DOmin7b5 de la figura 12. 11. como se puede descomponer en un acorde
de MIb menor (MIb – SOLb – SIb) y la tecla DO. Aunque este acorde es DOmin7b5, también se
puede considerar un acorde MIbm6 (en su 3ª inversión) por el DO añadido.

Nota: m6 significa "acorde de sexta".

130
Teniendo esta relación en cuenta, debería ser fácil recordar un acorde de séptima
semidisminuida (min7b5). Simplemente toma la nota fundamental del acorde de
séptima semidisminuida y agrégale la tríada menor de la nota relativa major. ¡Así
será fácil construir rápidamente este tipo de acordes!

Por ejemplo, en DO mayor tenemos la relativa mayor: MIb. Sin embargo, en lugar de tomar el
acorde de MIb mayor, vamos a tomar el acorde de MIb menor. Así pues, simplemente
añadiendo un acorde de MIb menor encima de la tecla DO, tendremos un acorde de DO
séptima semidisminuida (DOmin7b5).

Aquí hay otro ejemplo: en LA menor, tenemos la relativa mayor, que es DO. Para formar un
acorde LAmin7b5, debemos añadir el acorde DO menor a la nota fundamental, que es LA.

He preparado una tabla que te ayudará a entender las relaciones entre los acordes de 6ª
mayor y menor, y los de séptima menor:

ACORDE DE 6ª MAYOR ACORDE DE 7ª MAYOR


DO6 → LAmin7
DO#6 / REb6 → LA#min7 / SIbmin7
RE6 → SImin7
RE#6 / MIb6 → DOmin7
MI6 → DO#min7 / REbmin7
FA6 → REmin7
FA#6 / SOLb6 → RE#min7 / MIbmin7
SOL6 → MImin7
SOL#6 / SIb6 → FAmin7
LA6 → FA#min7 / SOLbmin7
LA#6 / SIb6 → SOLmin7
LA6 → SOL#min7 / LAbmin7

131
ACORDE DE 6ª MENOR ACORDE 7ª SEMIDISMINUIDA
DOm6 → LAmin7b5
DO#m6 / REbm6 → LA#min7b5 / SIbmin7b5
REm6 → SImin7b5
RE#m6 / MIbm6 → DOmin7b5
MIm6 → DO#min7b5 / REbmin7b5
FAm6 → REmin7b5
FA#m6 / SOLbm6 → RE#min7b5 / MIbmin7b5
SOLm6 → MImin7b5
SOL#m6 / SIbm6 → FAmin7b5
LAm6 → FA#min7b5 / SOLbmin7b5
LA#m6 / SIbm6 → SOLmin7b5
LAm6 → SOL#min7b5 / LAbmin7b5

132
13. Progresiones con 6ª mayor, menor, y 7ª disminuida

Vamos a ver en esta lección como combinar los acordes de 7ª disminuida, sexta mayor
y sexta menor para crear más progresiones armónicas. La lección anterior fue a modo
preparatorio para lo que viene ahora; donde también aprendimos como formar e invertir estos
tres tipos de acorde.

Figura 13. 1. Distribución de los acordes a través de los grados de la escala mayor.

Conocemos ya la figura 13. 1. Le he puesto para refrescar la memoria y recordar que a cada
nota de la escala mayor corresponde un tipo de acorde: menor, mayor o disminuido. Vamos a
repasar los acordes de séptima de la escala menos el vii. También ya conoces el acorde 7ª
semidisminuida (o min7b5) por el último capítulo. Así que ahora podemos completar los siete
tonos de la escala con los acordes de séptima.

I ii iii IV V vi vii I
maj7 min7 min7 maj7 V7 min7 min7b5 maj7

Por ahora, deberías estar preparado para tocar todos los acordes correspondientes a cada
escala mayor (recuerda que son 12 escalas y se estudian a través del círculo de quintas). Aquí
tienes un ejemplo de todos los acordes de 7ª para la escala de DO mayor.

I ii iii IV V vi vii I
DO RE MI FA SOL LA SI DO
maj7 min7 min7 maj7 dom7 min7 min7b5 maj7

133
Ejercicio
Toca las siguientes escalas con acordes de séptima:

DO mayor
FA mayor
SIb mayor
MIb
LAb
REb

13. 1. La progresión 2 – 5 – 1 con el acorde REmin7

Este apartado está destinado a estudiar la progresión 2 – 5 – 1 con acordes de séptima


menores, majores y dominantes.

Figura 13. 2. La progresión ii – V – I con séptimas.

Vamos ahora a introducir otra aproximación a esta progresión armónica 2 – 5 – 1.

Secundaria disminuida de V
Se trata de contruir un acorde disminuido sobre el 4º grado de la escala; medio tono por
debajo del dominante. Cómo el secundario dominante, el acorde secundario disminuido también
tiene la función de embellecer la progresión armónica.

La progresión 2 – 5 – 1 que ya vimos y aprendimos a tocar, normalmente utiliza los acores min7
(ii), V7 (V) y maj7 (I).

Sin embargo, en esta aproximación, vamos a sustituir el acorde ii min7 por el IV#dim7.
Por ejemplo, en DO mayor, la nota IV# es FA#, por FA es el 4º tono de la escala de DO mayor.
Aumentando medio tono, llegamos a FA#; que se toca en lugar de FA natural.

134
Además, en lugar de tocar el acorde V7, vamos a tocar la tríada IVmaj sobre el bajo V
(tú ya has tocado esta progresión en capítulos anteriores). Por ejemplo, la siguiente figura 13.
3. te muestra FAmaj (IV) sobre el bajo en SOL (V).

Figura 13. 3. Tocamos la tríada IVmaj sobre el bajo V.

Veamos como se vería la figura 13. 3. sobre el pentagrama musical en la siguiente figura 13. 4.

Figura 13. 4. La progresión ii – V – I con secundaria disminuida de V.

También se puede reemplazar el acorde de séptima disminuida por un acorde de


séptima semidisminuida para crear un feeling alegre. Veámoslo en la figura 13. 5.

Figura 13. 5. Usamos FA 7ª semidisminuida para crear otro feeling.

135
13. 2. Usando dim7 como acorde de paso

Ya conocemos la progresión donde el acorde I conduce al acorde V. Esta progresión utilizará un


acorde disminuido como acorde de paso al acorde iimin7; el cual nos conducirá al
acorde V7.

I -> ii -> V

a) Toca el acorde DOmaj7


b) Toca el acorde DO#dim7
c) Toca el acorde REmin7
d) Toca el acorde SOL7

Nota: "b)" sirve como acorde de paso para REmin7; el cual no está asociado con ningun tono
de la escala mayor.

Así, con solo elevar el acorde I medio tono, y tocar el acorde de séptima disminuida,
actuará como conductor al acorde iimin7.

Figura 13. 6. Usando el acorde DO#dim7 como acorde de


paso en la tonalidad de DO mayor.

Cómo el acorde vi también puede conducir al acorde ii, el "I#dim7" también lo podemos
tocar con el grado vi en el bajo.

Figura 13. 7. Podemos tocar el grado I con el bajo en vi

136
13. 3. La progresión vii – iii – vi – ii – V – I

Para esta progresión, vamos a usar el ejemplo de la lección 9:

Figura 13. 8. Progresión de ejemplo de la lección 9.

Aquí tienes la forma invertida de la progresión de la figura 13. 8. de arriba.

Figura 13. 9. La progresión vii – iii – vi – ii – V – I con inversiones.

13. 4. Usando acordes de séptima disminuida

Tocar el acorde dim7 y luego el dom7 es algo muy común en progresiones armónicas de
estilos musicales como el de gospel. Por ejemplo, en DO mayor es simplemente un DOdim7 ->
DO7.

137
Figura 13. 10. Usando el acorde dim7 con la
misma nota fundamental.

Tocar el acorde dim7 entre los acordes IV7 y Imaj es también muy común en muchos
estilos musicales. Por ejemplo, en DO mayor tenemos: FA7 – FA#dim7 -> DOmaj / SOL.

Nota: El bajo de esta progresión simplemente sube medio tono de FA a FA#, y luego a SOL (o
IV -> IV# -> V).

Figura 13. 11. El bajo va subiendo medio


tono en la clave de FA.

13. 5. La progresión de blues con acordes disminuidos

Similar a la progresión de blues aprendida en lecciones anteriores, esta progresión armónica


incluye acordes disminuidos. Intentemos tocarla:

138
Figura 13. 12. Progresión de blues con acordes disminuidos.

Nota: Los compases con dos acordes dentro de ellos se cuentan con dos tiempos. Los
compases con un solo acorde se cuentan con cuatro tiempos.

139
14. Progresiones y acordes de novena mayor y menor

En esta lección vamos a aprender los acordes de novena; tanto mayores como menores. En
lecciones anteriores, aprendimos acordes con cuatro tonos (tríadas y acordes de séptima). En
esta lección estudiaremos acordes de cinco tonos llamados novenas.

nº de notas tipo de acorde


tres Tríada
cuatro Séptima
CINCO NOVENA
seis Onceava
siete Treceava

14. 1. Acordes de novena mayor

Cuándo un acorde excede más allá de una octava (VIII), cualquier nota que sea añadida más
arriba del tono VIII estará señalizada con el símbolo "< 8" (más arriba que).

Un acorde de novena mayor no es más que un acorde de séptima al que le hemos


añadido el tono 9 de la escala. En DO mayor sería tal y como muestra la figura 14. 1.

Figura 14. 1. Añadimos una 3ª al acorde de séptima


para formar un acorde de 9ª.

Yo personalmente prefiero tocar el acorde de novena con el noveno tono colocado en la mitad
del acorde. Tal y como te lo puedo mostrar en la figura 14. 2.

140
Figura 14. 2. Hacemos una inversión para tocar más
comodamente el acorde de 9ª.

También puedes crear un acorde maj9 tocando el acorde iiimin7 encima de la nota
fundamental que usarás de bajo. Por ejemplo, para formar un DOmaj9, simplemente toma
el tono iii (MI) y forma el acorde MImin7 encima de DO (el bajo).

Figura 14. 3. Formamos el acorde iiimin7 sobre la nota que


queramos construir el acorde maj9.

14. 2. Acordes de novena menor

Un acorde de novena menor es un acorde de séptima menor al que le añadimos el


noveno tono. También puedes recordar la formación de este acorde así:

Por ejemplo, en DO mayor, la tonalidad relativa mayor es MIb. Así, simplemente añadiendo el
acorde MIbmaj7 al lado de la tecla DO (bajo), habremos construido el acorde DOmin9 que
andábamos buscando.

Fíjate en la siguiente figura 14. 4.

141
Figura 14. 4. Formamos sobre el grado iii el acorde relativo de 7ª mayor
para construir el acorde de 9ª menor.

Personalmente prefiero tocar el acorde de novena menor con el noveno tono colocado
en mitad del acorde; de la msima forma que hago con los de novena mayores como te dije
anteriormente. Te muestro ésto en la siguiente figura 14. 5.

Figura 14. 5. Le hago una inversión al acorde de novena


para tocarlo más fácilmente.

14. 3. Acorde de novena dominante

Un acorde de novena dominante es un acorde que consta de uno de 7ª dominante y la


novena que se le añade. O dicho esquemáticamente sería:

Por ejemplo, en DO mayor el tono iii es MI. Entonces, con que toquemos el acorde de MI 7ª
dominante (MImin7b5) al lado de la nota DO, habremos construido el acorde que buscábamos:
DO9.

Mira la siguiente figura 14. 6...

142
Figura 14. 6. Tocamos el acorde iiimin7b5 para construir el
acorde de 9ª dominante.

Cómo te he dicho para los acordes de novena anteriores; para tocar más fácilmente este acorde
de novena dominante, utilizo inversiones. En la figura 14. 7. siguiente te muestro cómo.

Figura 14. 7. Uso de inversiones para tocar más fácilmente


el acorde de 9ª dominante.

14. 4. Añadiendo la 6ª nota al acorde de 9ª dominante

Para formar este tipo de acordes, cuya nomenclatura es 9/6, tenemos que partir del acorde
de novena dominante y añadirle el sexto tono.

Figura 14. 8. Podemos añadirle el 6º tono al acorde de 9ª dominante.

Con inversiones se vería como te lo muestro en la figura 14. 9.

143
Figura 14. 9. Empleando inversiones.

Y ahora sobre el pentagrama:

Figura 14. 10. El acorde DO9/6 sobre el pentagrama.

14. 5. El círculo de quintas con acordes min9 y dom9/6

Figura 14. 11. El círculo de quintas.

Simplemente cambiando de un acorde min9 a otro IV9/6, podemos aplicar todo el


círculo de quintas.

144
Figura 14. 12. Aplicando el círculo de quintas para pasar de min9 a 9/6.

En la figura 14. 13 tienes una inversión para el acorde FA9/6 que te resultará muy útil a la
hora de tocarlo después del acorde DOmin 9.

Figura 14. 13. inversión para tocar más fácilmente.

Observa que la única diferencia entre DOmin9 y FA9/6 es solo una nota (el séptimo
tono se baja de la misma forma que cuando pasamos de la escala de DO mayor a la de FA
mayor).

Figura 14. 14. Bajamos el 7º tono medio tono.

El mismo patrón se seguirá a lo largo del círculo de quintas hasta llegar nuevamente al
acorde DOmin9. Así, podremos ir alternando entre acordes min9 y dom9/6.

En la figura 14. 12. te dejo este concepto esquematizado gráficamente a través del círculo de
quintas:

145
Figura 14. 12. Alternando entre acordes min9 y dom9/6 a través del círculo de quintas.

Recurda: después de tocar un acorde min9, baja simplemente la nota 7ª para tocar el acorde
siguiente dom9/6. En realidad, todo lo que necesitas conocer es como son los acordes min9,
porque el próximo acorde del círculo de quintas se forma bajando el tono 7º medio tono.

Sabiendo esto, empezando este ejercicio en DO menor, solo incluye la mitad de acordes min9;
porque la otra mitad serán acordes dom9/6. Toca la otra mitad de los acordes min9, empieza el
ejercicio en FAmin9 -> SIb9/6.

Consejo: deberías usar solo cuatro de tus dedos de la mano derecha. La nota fundamental
debería ser tocada en el bajo.

Yo recomiendo personalmente utilizar la tercera inversión para los acordes min9. Uso
esta inversión todo el tiempo, ya que así es mucho más fácil tocar y recordar que usando la
posición fundamental de los acordes min9. También tiene la ventaja que produce un sonido
"completo" al tocar la nota 7ª abajo. Además, como la nota séptima es una nota que está
abajo, is más fácil recordar que si estuviera en mitad del acorde.

Figura 14. 13. Usamos la 3ª inversión de min9. Atento a la 7ª nota SIb para
bajarla medio tono al pasar al siguiente acorde.

146
Nota: observa que el acorde DOmin9 (3ª inv.) es también un acorde MIbmaj7 (2ª inv.) sin el
bajo de DO.

Bajando solamente el séptimo tono, como dije anteriormente, formaremos el siguiente acorde
dom9/6 a través del círculo de quintas.

Figura 14. 14. El acorde FA9/6.

En las figuras 14. 15. y 14. 16. te muestro ambos ejercicios.

Figura 14. 15.

(La figura 14. 16. te la muestro en la siguiente página por falta de espacio en ésta).

147
Figura 14. 16.

Nota: Estos dos ejercicios cubren todos los acordes min9 y dom9/6, que son 12 para cada
grupo. Practica estos ejercicios a menudo y te garantizo que aprenderás mucho porque se usan
bastante en multitud de canciones.

14. 6. Usando acordes min9 → 9/6 para resolver en IV9

En música de blues y gospel, los acordes I, IV y V se usan bastante como séptimas dominantes,
novenas o treceavas (éstas no las hemos estudiado aún). En lecciones anteriores, estudiamos la
progresión I -> IV.

En este apartado te voy a mostrar como integrar lo que hemos aprendido en el apartado
14. 5., para aplicarlo a la progresión armónica I -> IV.

ii – V – I con el acorde IV
El acorde IV no es el acorde de Tónica (I); ya que la tónica es la nota fundamental, de la que
arrancan escalas y acordes. Sin embargo, puede actuar como acorde "I" en varias
situaciones. Esto es, puede hacerse acorde I durante un periodo corto y determinado de
tiempo, y el acorde I puede hacerse acorde dominante. La menor manera de describir esta
progresión es simplemente tocando un "2 – 5 – 1" en términos de acorde IV.

Aquí te lo explico de forma gráfica a través de la siguiente figura:

148
Figura 14. 17. Progresión ii – V – I en términos de IV.

Y ahora ejemplos en el pentagrama de como se usa este tipo de progresiones en la práctica


musical.

Figura 14. 18.

Usando séptimas...

Figura 14. 19.

149
14. 7. La progresión iii – vi – ii – V – I con el acorde IV

La progresión anterior, que acabamos de ver, puede expandirse para incluir los acordes iii y
vi.

Figura 14. 20.

Ahora sustituye los acordes min9 -> dom9/6 correspondientes:

Nota: ten en mente que estamos en la tonalidad de DO mayor. El acorde IV solo actúa como
un acorde I para esta progresión en particular. En muchas canciones, los acordes
eventualmente volverán a resolver en el acorde de tónica (I).

Figura 14. 21. La progresión iii – vi – ii – V – I con acorde IV.

14. 8. Sustituyendo acordes min9 por acordes min7

A mí, a título personal, me encanta tocar la progresión ii – V – I con acordes de novena


menores (min9). Estos acordes no solo suenan más "completos", sino que también producen
un sonido más bonito. En capítulos anteriores, aprendimos como el acorde ii min7 es una
preparación a la dominante del acorde V7; el cual conduce de vuelta al acorde I (maj7).

150
Figura 14. 22. La progresión ii – V – I con acordes de séptima.

La misma progresión puede ser tocada con acordes iimin9, V9 y Imaj9.

Figura 14. 23. La progresión ii – V – I con acordes de novena.

14. 9. Tocando en torno a I9 → IV9

Esta progresión armónica se toca habitualmente en los estilos de blues y gospel.

En DO mayor, el acorde I9 es DO9, y el acorde IV9 es el acorde FA9. Yo prefiero usar la tercera
inversión del acorde DO9, y la segunda inversión del acorde FA9. Esta combinación producir una
transición tonal muy interesante.

Figura 14. 24. Progresión I9 – IV9.

151
También es común que el bajo anticipe y se prepare para cada acorde. Esto se hace
haciendo uso de la escala cromática. Empezamos por el tono ii (ascendiendo al acorde
IV9) y llegando al tono vi (descendiendo luego al acorde I9).

Escala cromática: es una escala que se construye solo con semitonos tocando de forma
ascendente o descendente. En el teclado del piano es tocar todas las notas: blancas y negras.

Así, cuando hacemos una transición al acorde IV9, simplemente tocamos todas las teclas desde
el tono ii al tono IV para el bajo. Cuando transicionamos desde el acorde IV9 para volver al
acorde I, tocamos todas las teclas desde el tono IV al tono I.

Aquí te dejo un esquema a modo de ejemplo en DO mayor:

Figura 14. 25. Uso del bajo para hacer las transiciones sobre los acordes.

Nota: Esta progresión puede ser cíclica; haciéndola tan prolongada como quieras (dependiendo
también de la naturaleza de la canción). Esta técnica se conoce como el paseo del bajo.

Figura 14. 26. El paseo del bajo sobre el pentagrama musical.

152
15. Progresiones con acordes onceavas y treceavas

En esta lección vamos a estudiar los acordes onceavas y treceavas. Gracias a las lecciones
anteriores, has aprendido muchos acordes de tres, cuatro y cinco sonidos (tríadas, séptimas y
novenas). En esta lección vamos a aprender acordes con seis y siete notas, llamados
onceavas y treceavas respectivamente.

Nº de notas Tipo de acorde


tres Tríada
cuatro Séptima
cinco Novena
SEIS ONCEAVA
SIETE TRECEAVA

15. 1. Acordes mayores de onceava y treceava

Cómo has aprendido, cuando los acordes exceden más allá del tono de octava (viii), cualquier
nota que añadamos más allá de esa octava, tendrá al lado el símbolo "< 8".

Un acorde mayor de onceava es simplemente un acorde de novena a la que le


añadimos el tono 11º. Por ejemplo, la figura 15. 1. muestra que el tono decimoprimero de
DO es FA:

Figura 15. 1. Acorde de 11ª con seis notas musicales.

Por la otra parte, un acorde de treceava mayor es un acorde de onceava a la que le


añadimos el tono 13º. En DO mayor el tono treceavo será el sonido LA.

En la siguiente imagen figura 15. 2. te muestro un acorde de treceava:

153
Figura 15. 2. Un acorde de treceava.

Nota: para tocar todas las notas que muestra la figura 15. 2., este acorde debe ser tocado con
las dos manos. Otra opción es no tocar los tonos 3º y 5º del acorde. Experimienta con
diferentes sonidos y elige lo que te de mejores resultados.

Recuerda: un acorde maj9 incluye un intervalo de séptima mayor; un acorde maj11 incluye un
intervalo de novena mayor; un acorde maj13 incluye un intervalo de onceava mayor...

15. 2. Acordes de onceava y treceava menor

Un acorde de onceava menor es simplemente un acorde de novena menor al que le


añadimos el tono onceavo (11º); o también puedes recordarlo de esta manera:

Por ejemplo, para la tonalidad de DO mayor, el acorde menor I es DOmin, y el acorde de


séptima mayor bemol es SIbmaj.

En la imagen 15. 3. te muestro este concepto de forma gráfica:

154
Figura 15. 3. DOmin11 formado por DOmin y SIbmaj.

El ejemplo de la figura 15. 3. también se conoce como poliacorde (es cuando dos acordes
diferentes, al tocarlos juntos, forman otro acorde más complejo). Ambos acordes: onceavas y
treceavas, son clasificados como poliacordes, porque constan de dos acordes que se ejecutan
de manera simultánea.

Acordes min13
Un acorde de treceava menor está formado por un acorde de onceava a la que le
añadimos el tono treceavo (13). También es fácil de recordarlo de la forma que muestra la
figura 15. 4.:

Figura 15. 4. Acorde 13ª formado por uno de 7ª menor y otro tríada menor.

15. 3. Acordes treceavas y onceavas dominantes

El acorde de onceava dominante consta de tan solo un acorde de novena, a la que le


añadimos la nota onceava. También se puede formar de la siguiente manera:

Por ejemplo, en la tonalidad de DO mayor tenemos el acorde I, que es DOmaj. También el


acorde de tríada mayor de SI bemol.

155
Figura 15. 5. El acorde onceava dominante formado por dos tríadas
mayores, la segunda con bemol.

15. 4. Acordes de treceava dominante

Un acorde de treceava dominante se forma simplemente con un acorde de onceava


dominante al que le añadimos el tono treceavo. También, en la figura 15. 6., tienes un
esquema para formar este tipo de acordes fácilmente:

Figura 15. 6. Un acorde de 13ª dominante formado por un acorde


de 7ª dominante y una tríada menor.

El acorde dom13 a menudo se usa en lugar del acorde de séptima en multitud


progresiones armónicas de varios estilos musicales. Debido a su carácter distintivo, puede
ser usado para cualquier propósito dentro de la progresión iii – vi – ii – V – I.

Yo prefiero cortar este acordes en solo tres notas. Así me quedaría: la séptima, la tercera y la
treceava (o la sexta) nota.

Figura 15. 7. Tocando el acorde de treceava con solo 3 notas.

156
Después de omitir varias notas, sigo invirtiendo el acorde a su tercera inversión (con la séptima
notas como la nota más baja... En mi opinión, esta técnica crea un sonido mejor).

Figura 15. 8. Utilizando la 3ª inversión de DO13.

Si aprendes y practicas todos estos acordes, que son 12, ¡no te vas a arrepentir!
Estos acordes son muy importantes conocerlos. Conforme vayas progresando, iras usando
provechosamente acordes de treceava dominantes como preparatorios a la dominante,
secudarios dominantes, dominantes y acordes de tónica. En otras palabras, los acordes dom13
funcionan muy bien siempre a la hora de tocar el piano.

15. 5. Usando acordes 13ª dominantes en progresiones de blues

En capítulos anteriores, vimos la progresión "12-bar blues" con acordes de séptima. En este
apartado vamos a reemplazar esos acordes de séptima por los acordes de treceava; y
vamos a incluir también el paseo del bajo.

Figura 15. 9. La progresión 12-bar blues con acordes 13ª.

157
Rompiendo los acordes y acompañamientos arpegiados
Al hecho de tocar las notas de un acorde juntas, se le conoce como acorde en bloque. Cuando
lo tocamos con sus notas separadas, se hace llamar como acorde roto.

Figura 15. 10. Un acorde en bloque y el mismo roto (arpegio).

Cuando tocamos las notas del acorde de forma secuencial, una detrás de otra (de
forma rota), se conoce como arpegio. Esta palabra viene del italiano; y significa "tocar
como un arpa". Advierte que los arpegios. Los arpegios siguientes describen cada nota de los
acordes indicados. Cuando un acorde es repetido en compases sucesivos, no es necesario
volver a indicarlos con su símbolo.

Figura 15. 11. Acordes rotos de treceava tocados en forma de arpegio.

Fíjate como cada acorde es arpegiado con las notas 1 – 3 – 5 – 6 (or 13) – 7b. La técnica que
muestra la figura 15. 11. es muy común en la música de blues.

Aquí tienes un ejemplo de un arpegio DO13...

158
En la figura 15. 12. podemos ver como aplicar acordes para acompañamiento en el piano.

Figura 15. 12. Tocamos con la derecha los acordes, y con la izquierda los arpegios.

159
16. Alterando acordes

Enhorabuena por completar el estudio de acordes de tríadas, séptimas, novenas, onceavas y


treceavas. Ahora nos centraremos en como alterar estos acordes en diferentes situaciones y
circunstancias.

Nº de notas Tipo de acorde Estado


tres Tríada completado
cuatro Séptima completado
cinco Novena completado
seis Onceava completado
siete Treceava completado

16. 1. Introducción a la alteración de acordes

Cualquier acorde, sin importar que sea mayor, menor, aumentado o de séptima, puede ser
modificado, o alterado, para cambiar su carácter o "color". En particular, con la séptima
dominante; el cual está totalmente caracterizado por tres notas: la fundamental, la tercera
mayor y la séptima menor. También la quinta, la novena, la onceava y la treceava pueden ser
alteradas.

Elevando o bajando las notas de un acorde, en una extensión de medio tono, se


cambiará a un sonido disonante. Este fenómeno aumenta la "tensión" del acorde, e incrementa
la sensación de relajación cuando nos movemos a otro acorde menos disonante (por ejemplo a
la tónica). Se debe tener cuidado de que estos acordes alterados estén numerados
correctamente.

Veamos algunos ejemplos para ver como se hace esto:

1) La foma estandar para escribir un acorde de séptima alterado es identificar la cualidad del
acorde (esto es: major, menor o dominante).

2) Entonces añadimos la nota modificada entre paréntesis (si es más que una nota la que está
alterada, se escriben las dos; una encima de otra entre paréntesis; con el intervalo más amplio
arriba).

160
Ejemplos: DO9 (+11) representa un acorde de DO novena con la fundamental, una 3ª mayor,
una 5ª perfecta, una 7ª con bemol, una novena major y una 11ª con sostenido.

Figura 16. 1. Alteramos el acorde subiendo medio tono una de sus notas.

...Mientras DO#(#11) representa un acorde DO# novena con la fundamental, la 3ª mayor, la 5ª


perfecta, la 7ª con bemol, la 9ª mayor y la 11ª con sostenido.

Figura 16. 2. Alteramos otro acorde subiendo medio tono una de sus notas.

DO7(b9 b5) representa un acorde de DO séptima con la fundamental, la 3ª mayor, la 5ª


disminuida, la 7ª menor y la 9ª menor.

Lo vemos de forma gráfica en la siguiente figura 16. 3.

161
Figura 16. 3. Alterando el acorde DO séptima.

El propósito principal de alterar los acordes es el incrementar la efectividad sonora en una


progresión armónica. En lecciones previas, hemos aprendido como las séptimas dominantes son
más efectivas que las tríadas dominantes en ii – V – I y otras progresiones armónicas.

La siguiente tabla te muestra varias combinaciones para alterar acordes:

maj7 (+5) Un acorde de 7ª mayor, con adición de la 5ª nota bajada


7 (-9) Un acorde de 7ª dominante, con adición de la novena bajada
7 (+9) Un acorde de 7ª dominante, con adición de la 9ª nota subida
7 (-5) Un acorde de 7ª dominante, con adición de la 5ª nota bajada
7 (+5) Un acorde de 7ª dominante, con adición de la 5ª nota subida
9 (-5) Un acorde de 9ª dominante, con adición del 5º tono bajado medio tono
9 (+5) Un acorde de 9ª dominante, con adición del 5º tono subido medio tono
9 (+11) Un acorde de 9ª dominante, con adición de la 11ª nota subida
11 (-9) Un acorde de 11ª dominante, con adición de la 9ª nota bajada
13 (-9) Un acorde de 13ª dominante, con adición de la 9ª nota bajada
13 (-9 -5) Un acorde de 13ª dominante, con adición del 9ª y 5ª tono bajado medio tono
13 (-9 +11) Un acorde de 13ª dominante, con la 9ª bajada y la 11ª subida en medio tono
13 (+11) Un acorde de 13ª dominante, con adición del tono 11º subido medio tono
(-9) Añadimos la nota 9ª bajando medio tono
(-9 +5) Añadimos la 9ª bajada y la nota 5ª subida medio tono
(-9 -5) Añadimos la 9ª bajada y la quinta nota bajada también
+5 Añadimos la 5ª nota subida medio tono
+9 Añadimos la nota 9ª subida medio tono
+11 Añadimos la nota 11ª subida medio tono

162
16. 2. Usando acordes alterados en la progresión ii – V – I

El uso más común de los acordes alterados es la de cambiar el feeling de una


progresión armónica. Ahora ya sabes que la progresión "2 – 5 – 1" puede ser tocada con
tríadas mayores y menores, con séptimas, novenas, onceavas y treceavas. Esta progresión
también puede ser tocada con acordes de séptima alterados.

Aquí está la progresión ii – V – I con acordes de séptima mayor, menor y dominante:

Figura 16. 4. La progresión ii – V – I con acordes de 7ª.

Aquí está la progresión ii – V – I con solo acordes de séptima mayor y dominante:

Figura 16. 5. La progresión ii – V – I con acordes de 7ª e inversiones.

También podemos usar el acorde dom7 (#9), dom7 (#9 #5) y el min9 para tocar esta
progresión armónica ii – V – I con acordes alterados.

163
Figura 16. 6. Cómo construyo la progresión ii – V – I con dom7 (#5), dom7 (#5 #9) y min9.

16. 3. Usando acordes alterados para 3 – 6 – 2 – 5 – 1

Vamos a estudiar esta progresión con los siguientes acordes de séptima:

Figura 16. 7. Progresión iii – vi – ii – V – I con acordes de séptima.

Intenta usar también las siguientes alteraciones:

• Cambia MI7 por MImin7b5


• Cambia LA7 a LA7 (b9)
• Cambia RE7 por REmin9
• Sustituye SOL7 por SOL13
• Cambia DOmaj7 por DOmaj9

164
Figura 16. 8. La progresión iii – vi – ii – V – I alterando acordes.

16. 4. Alterando acordes con la progresión 7 – 3 – 6 – 2 – 5 – 1

Esta progresión armónica ya la hemos tocando con acordes de séptimas y tríadas.

Figura 16. 9. La progresión vii – iii – vi – ii – V – I con tríadas.

Ahora esta misma progresión con acordes de séptima...

Figura 16. 10. La progresión vii – iii – vi – ii – V – I con séptimas.

Intenta también utilizar las siguientes alteraciones:

( Página siguiente --> )

165
• Cambia SImin7b5 por SImin11
• Sustituye MI7 por MI13 (b9)
• Utiliza LAmin9 en lugar de LA7
• Cambia RE7 por REmin7b5
• Usa DOmaj / SOL en lugar de SOL7
• Añade el acorde DOmajb5 / SOL
• Añade SOL13
• Incorpora SOL9 (add 13) (no toques el tono 11º si no quieres)
• DOmaj

En la siguiente figura 16. 11. te muestro todas estas sustituciones en el pentagrama:

Figura 16. 11. La progresión vii – iii – vi – ii – V – I con acordes más complejos.

166
17. Cómo armonizar melodías

En esta lección vamos a aprender como coger una melodía y formar varios acordes para
realizar un acompañamiento con el piano. Ésto es una técnica usada especialmente por
músicos que trabajan con acordes. Por ejemplo, si alguien compone una melodía que incluye
los tonos de la escala i, iii, IV, vi, vii y VIII, armonizar esta melodía podría significar tocar el
acorde correspondiente a cada nota de la melodía.

Figura 17. 1. Una melodía que podemos armonizar.

17. 1. Armonizando en tonalidad mayor

Armonizar una melodía significa crear acordes destinados al acompañamiento. Cómo los
acordes I, IV y V (o V7) contienen todas las notas de la escala mayor, muchas melodías en
escala mayor pueden ser armonizadas con solo estos tres acordes.

Para determinar los acordes que debemos usar, tenemos que analizar las notas de la
melodía. En la siguiente tabla puedes ver los acordes que generalmente se usan con cada nota
de una melodia; para la escala mayor:

GRADOS DE LA ESCALA ACORDE


1, 3, 5 Acorde I
2, 4, 5, 7 Acorde V (o V7)
1, 4, 6 Acorde IV

Hay también un grado de la escala que puede ser acompañado por un acorde menor:

GRADOS DE LA ESCALA ACORDE


1, 3, 5 Acorde I

167
Por mi experiencia personal, tenemos también unos acordes que son comunes tocarlos con los
siguientes tonos de la escala:

GRADOS DE LA ESCALA ACORDE


1, 3, 5 Acorde I maj
2 Acorde ii min
4, 6 Acorde IV maj
7 Acorde V

En la siguiente imagen podemos ver como armonizar la escala de DO mayor usando los
tres acordes I, IV y V.

Figura 17. 2. Armonizando la escala de DO mayor con I, IV y V.

Y ahora tenemos la escala de DO mayor armonizada con los acordes I, ii, IV y V.

Figura 17. 3. Armonizando la escala de DO mayor con los acordes I, ii, IV y V.

Nota: Algunas veces, el grado 2º de la escala puede requerir el acorde V; y otras veces
requerirá acordes ii. Cuando no estés seguro qué acordes elegir, toca ambos acordes con la
melodía y usa el que te suene mejor.

Cuando armonizo una melodía, personalmente prefiero que estos acordes estén
invertidos, para que la nota que forma parte de la melodía quede como el tono más alto. Aquí
te dejo un ejemplo para la escala de DO mayor; y en donde invierto los acordes I, ii, IV y V.

168
Figura 17. 4. Invierto los acordes para que quede arriba las notas de la melodía.

17. 2. Armonizando una melodía en DO mayor

En algunas progresiones armónicas, cuando el acorde IV es tocado en su posición


fundamental, el grado I de la escala es la nota más alta. Esto también es porque un
acorde IV puede ser tocado en el grado I, y en el 4º / 6º.

En DO mayor, sabemos que el acorde IV es FAmaj.

Figura 17. 5. El acorde de FAmaj 1ª inversión.

Queda claro en la figura 17. 5. que la nota más alta del acorde es la nota FA. Este acorde
acompaña generalmente al tono IV. Sin embargo, algunas veces, el acorde puede ser
tocado en su posición fundamental donde será DO el tono más álto.

Figura 17. 6. El acorde de FAmaj en posición fundamental.

En este caso, el acorde IVmaj (FAmaj) puede usarse junto al primer grado de la escala.

169
Ten en mente que muchas veces el acorde I acompañará al primer grado de la escala.
Pero, cuando dudes, intenta tocar el acorde IV en su posición fundamental y escucha qué
acorde te produce mejores resultados; o el sonido que deseas.

En la siguiente figura 17. 7. tienes la escala de DO mayor armonizada con los acordes I, ii, IV y
V. Fíjate en el compás 1 como podemos sustituir el acorde I por el IV.

Figura 17. 7. Sustituimos el acorde I del compás 1 por el acorde IV (FAmaj).

Los acordes V y V7 también se pueden usar para acompañar los grados de la escala 2,
4, 5 y 7. En DO mayor, el acorde V es SOLmaj.

Figura 17. 8. Usando el acorde V para armonizar los grados 2, 4, 5 y 7.

Cuando tocamos la progresión de arriba, el acorde V puede usarse para acompañar a los
grados ii, V y vii. Cómo el grado ii de la escala se suele acompañar con los acordes ii
min, V y I maj, puede usar tu oído para determinar que opción es la más adecuada.

También el acorde SOL7 se puede usar para acompañar el grado 4º de la escala:

Figura 17. 9. Usando SOL7 para armonizar el 4º grado.

170
En muchos casos, el acorde I maj se usará para acompañar los grados I, iii y V de la
escala; porque estos tonos forman parte del acorde I maj.

• I maj (1ª inversión): Para acompañar el grado 1º de la escala. Esta inversión pone el
tono en la parte de arriba.

• I maj (2ª inversión): Para acompañar al grado 3º de la escala. Esta inversión deja el
tono iii en la parte de arriba.

• I maj (posición fundamental): Para acompañar el 5º grado de la escala. Esta inversión


pone el tono V de la escala en la parte de más arriba.

El siguiente diagrama de la figura 17. 10. representa a los ocho acordes de


acompañamiento para la escala de DO mayor (usando solo los acordes I, ii, IV y V).

Figura 17. 10. Acordes para acompañar melodías.

171
17. 3. Dos pasos para armonizar una melodía

1) Descifra la melodía:

a. Elige la tonalidad (¿en qué escala mayor será tocada?).

b. Las notas de la melodía deberían usar solo notas de la escala mayor

2) Usa los acordes I, ii, IV y V para armonizar la melodía y deja las notas de ésta en los
acordes arriba.

a. Determina los acordes correspondientes que serán usados en la situación donde


puedan ser más útiles.

b. Mira las inversiones de acordes para que la transición tonal sea la más adecuada
según el acorde anterior.

c. Aplica el ritmo apropiado que quieras para tu armonía.

d. Atento a los tonos pasantes y cercanos a esos tonos, que no siempre son necesarios
para el acorde de acompañamiento.

17. 4. Tonos pasantes

Muchas melodías incluyen tonos que no son parte del acorde que usamos para armonizar. Estos
tonos fuera del acorde son llamados tonos no armónicos. Cuando una melodía pasa desde
un tono dentro del acorde a otro tono fuera del acorde, dicho tono lo llamamos tono
pasante.

Figura 17. 11. Haciendo uso de los tonos pasantes.

172
Tonos colindantes
Cuando una melodía pasa de un tono de acorde al mismo tono de acorde con un
tono no armónico entre ellos, el tono no armónico se llama tono colindante. Es un tono
colindante alto cuando la nota está arriba del tono del acorde; y se llama colindante bajo
cuando está abajo del tono del acorde.

Tonos pasantes y colindantes son no armónicos y generalmente tienen lugar en tiempos


débiles. Estos tonos no deberían ser un factor para elegir el acorde para armonizar una
melodía.

Figura 17. 12. Tonos circundantes.

17. 5. Determinar los tonos a armonizar

Cómo los tonos pasantes y circundantes conducen a los tonos que pertenecen al acorde, no
necesariamente necesitan ser armonizados. Así, pueden ser tocados entre los acordes. En
la figura 17. 13. de abajo, encontrarás la melodía de "Mary Had a Little Lamb". Fíjate que
algunas notas son notas de pertenecen al acordes y otras son notas pasantes y circundantes.

Figura 17. 13. Los tonos pasantes y circundantes no esnecesario armonizarlos.

Reconocer los tonos pasantes y circundantes


Bien... digamos que descubrimos una melodía de una canción. Para armonizar dicha melodía,
debes primero separar los tonos de acordes de los tonos pasantes y circundantes.

173
Aquí tienes algunos consejos para distinguir los tonos de los acordes de los que no en una
melodía:

• Si un acorde está arpegiado, puede usarse para armonizar la melodía. Por


ejemplo, creo una melodía como esta: DO – MI – SOL – LA – DO. Advierte que se trata de un
acorde DO mayor arpegiado. Así, cualquier otra nota debería ser un tono pasante o
circundante según su función. La nota "LA" en este ejemplo es considerado un tono pasante,
porque se usa para pasar de un tono de acorde a otro (de SOL a DO). Yo tocaría esta
melodía sobre un acorde de DO mayor.

• Si una nota es tocada más de una vez en un compás, es más probable que sea un
tono de acorde. Fíjate, en el compás 2 de la canción "Mary had a little lamb" de la figura 17.
13., como la nota MI es repetida tres veces en un solo compás. Ésto también ocurre en el
compás tres con tres tonos SI. Cómo RE es un tono de acorde de SOLmaj, este compás es
tocado sobre el acorde de SOLmaj.

• Si hay dos tonos de acorde diferentes pertenecientes al mismo acorde estándo


en el mismo compás, este acorde tiene muchas probabilidades de ser el correcto para el
acompañamiento.

Remitámonos al primer compás de la canción "Mary had a little lamb". La melodía es "MI –
RE – DO – RE". Cómo MI y DO son tonos de acorde de DOmaj, este campás es tocado sobre
el acorde de DOmaj. Pero advierte que hay dos tonos RE y la regla del punto anterior decía:
"una nota tocada más de una vez en el compás, tiene muchas probabilidades de ser nota de
acorde". Mientras que esto sigue siendo válido, si tenemos dos tonos diferentes del mismo
acorde en un compás, esta regla domina sobre la otra regla, porque los cambios de ésta son
mucho más grandes. De esta forma, RE se hace tono pasante porque es usada para pasar de
un tono de acorde a otro (de MI a DO).

Recuerda que muchas canciones acaban en el acorde V resolviendo en el acorde I.


Ésto se muestra en el compás 7 de la canción "Mary had a little lamb". Cuándo hay tonos de
un acorde V antes de acabar la canción, estos tonos casi siempre están asociados al acorde
V7, el cual generalmente conduce a la tónica (acorde I). Advierte como hay 3 notas RE.
Cómo Re es tocado, pues, tres veces en uno solo compás, y también hay un acorde SOL7, es
muy probable que el compás se toque sobre el acorde SOLmaj o SOL7. Además, el MI se
hace un tono circundante alto porque es usado para pasar del tono de vuelta al acorde al
mismo tono del acorde.

174
18. Improvisando con el piano

Vamos a estudiar en esta lección técnicas que nos permitirán improvisar con el piano.

¿Qué es improvisar?

Es idear o proporcionar, a partir de cierto material que hemos asimilado, una composición
sin una preparación previa.

En jazz, blues y gospel la habilidad para improvisar es un requerimiento. Hay algunas


situaciones en donde la tonalidad de la canción debe ser transportada (cambiada), o un verso
repetido. En otras palabras, tu nunca sabes cuando se debe hacer un cambio, como va
evolucionar la canción, o qué progresión armónica se debe tocar.

Muchas progresiones son modificadas para mejorarlas dentro de una determinada


composición musical.

18. 1. Algunas técnicas para improvisar

Del acorde I al acorde IV

- Añade una progresión armónica Vmin9 -> I9 / 6. Esta progresión siempre puede
conducir al acorde IV. Yo lo toco todo el tiempo en DO mayor. La progresión es: SOLmin9 ->
DO9 / 6 -> FA9 (u otro tipo de acorde de FA).

- Añade una progresión armónica vimin9 -> ii9 / 6 -> I9 / 6. Ésta simplemente es
una extensión de la progresión anterior. Toca los mismos patrones en los tonos vi y ii de igual
forma que hicistes con los tonos V y I. Como V -> I salta al acorde IV, esta progresión puede
ser usada cuando tu tienes "tiempo" para improvisarla en DO mayor. La progresión es LAmin9
-> RE9/6 - > SOLmin9 -> DO9/6 -> FA9.

- Añade un acorde IV#9 junto antes del acorde IV. Si el acorde IV es un acorde dom9,
simplemente añade el acorde dom9 con un medio tono por arriba para crear una progresión
IV#9 -> IV9. Esto suena muy bien en música de blues. Por ejemplo, en DO mayor sería: DO9
-> FA#9 -> FA9 (¡inténtalo!).

175
El acorde I resuelve en el acorde V

- Añade un acorde ii9. El acorde ii9 siempre puede conducir a acordes SOLmaj, SOL7 o
SOL9. En DO mayor puedes colocar el acorde RE9 justo antes del acorde SOL9 (o mayor, 7,
etc.).

- Añade un iimin(b5). Yo uso este acorde antes de hacer sonar el acorde I sobre el bajo V.
Por ejemplo, si yo veo un DOmaj / SOL, podría tocar un REmin(b5) justo antes del acorde
DOmaj / SOL. Probablemente escucharás esta progresión en muchas canciones famosas.

- Añade un ii7(b9). Este acorde tiene una función similar al acorde ii9. Puedes usarlo justo
antes de los acordes SOLmaj, SOL7 o SOL9. En DO mayor, esta progresión armónica sería:
RE7(b9) -> SOL9 -> DOmaj (también una progresión 2 – 5 – 1).

18. 2. Más técnicas a usar para improvisar

El acorde I resolviendo en el acorde vi

- Añade un iii7(b9b5). Usualmente, cuando el acorde I resuelve en el vi, estamos ante el


principio de la progresión armónica "6 – 2 – 5 – 1". Puedes añadir un iii7 con alteraciones
para formar la progresión "3 – 6 – 2 – 5 – 1". En DO mayor esto es: DOmaj -> MI7(b9b5) ->
LAmin9 -> RE7(b9) -> DOmaj / SOL.

- Añade un iii7. La función es la misma que la explicada en el punto anterior.

- Añade una progresión viimin7(b9b5) -> iii7(b9b5). Simplemente añadiendo el acorde


vii a la progresión armónica ""3 – 6 – 2 – 5 – 1" del punto anterior para crear la progresión "7
– 3 – 6 – 2 – 5 – 1". Advierte que la progresión vii -> iii está guiando al acorde vi, así que si
no quieres permanecer en el acorde vi, solo tienes que ignorar la secuencia "2 – 5 – 1".

18. 3. Transportando la tonalidad y el solfeo

Transportar significa cambiar. El solfeo es un sistema ideado para leer notas, asignando
diferentes sílabas a cada nota. Las siguientes sílabas de la figura 19. 1. son usadas para
todas las escalas mayores en tanto en cuanto están relacionadas a los grados de la escala.

176
Figura 19. 1. Solfeando con los nombres de las notas musicales.

Aunque no coindidan la sílaba con el nombre de la nota musical, se emplea de esta


forma para solfear. Así, aunque estemos ante un FA en la primera nota del primer compás, la
nombramos como DO para hacer solfeo. Esto ocurre para todas las escalas musicales.

Transportando la tonalidad
Cuándo una melodía es reescrita con la misma secuencia de notas e intervalos en
otra tonalidad, estamos utilizando una técnica que se llama transportar. Se trata de subir o
bajar las notas para hacer más fácil cantar o tocar con el piano; de esta manera se podrá tocar
la melodía con un instrumento musical determinado.

La forma más fácil de transportar es por intervalos. Por ejemplo, si una melodía está en
la tonalidad de DO, y quieras transportarla a la tonalidad de RE, entonces deberías reescribir
todas las notas en un intervalo de segunda más alto.

Figura 19. 2. Transportamos la melodía de DO a RE.

177
Conclusión

Estimado músico,

Ha sido todo un honor y un privilegio ofrecerte este curso. Espero que haya sido de mucha
utilidad en cuanto a tocar el piano se refiere. Te animo a tomar estas técnicas, principios y
ejercicios de este curso y practicarlos semanalmente; sino diariamente. Conforme vayas
progresando en tu habilidad para tocar el piano, encontrarás que muchas de las progresiones
armónicas que tú tocas, son compartidas en muchísimas canciones. ¡Yo no puedo expresar
como de importante es el estar preparado para reconocer esas progresiones que se usan tanto!

También recibirás emails de mí periódicamente, donde compartiré contigo ofertas especial de


otros productos, y mucho más contenidos para piano. Si sientes que este producto te ha
ayudado en gran medida, no dudes en comprar cursos más avanzados para piano.

Por último, te estaría agradecido si visitas nuestra página web y nos dejas algún comentario
sobre este curso de piano. Puedes visitar: http://mariomusica.com

Gracias nuevamente y ¡muchísima suerte con tu andadura en el piano!

178