Está en la página 1de 6

ROCK BRITÁNICO, Años: 1960-1966

Artistas como Elvis o Chuck Berry tuvieron un gran impacto en los adolescentes
británicos, que de inmediato comenzaron a formar bandas. En 1958 Cliff
Richard junto a su grupo, The Shadows, se convirtió en el equivalente británico
de Elvis.

Muchos jóvenes se dieron cuenta de que podían triunfar con el Rock & Roll y las
bandas salían hasta por debajo de las piedras. Por esa época se popularizó el
“Skiffle” al norte de Inglaterra, que era música producida por artefactos como ollas,
botellas, barras para lavar, etc. y que se popularizó entre los jóvenes que querían
unirse a ese fuerte movimiento musical pero no tenían medios para hacerse de
instrumentos verdaderos. The Quarrymen por ejemplo, banda germinal de los Beatles,
comenzó siendo una banda de “Skiffle” en el que sólo el joven Lennon tenía guitarra.
Inglaterra nunca tuvo problemas de racismo, y los buenos músicos negros tenían el
status de leyendas vivientes; ese es tal vez el factor que originó que el Reino Unido
diera las mejores bandas de la historia y tuviera un desarrollo musical mucho más
rápido y trascendente. Londres era el centro del “trad” o jazz tradicional interpretado
por músicos negros, lo cual permitió que nuevas generaciones de músicos blancos
interpretaran música negra con maestría, como Alexis Korner, cuya banda sería
semillero de varios de los grupos de avanzada de la Invasión Británica que
absorbieron toda esa sabiduría musical y la volcaron al Rock.

Entre 1960-62 el Rock estaba recobrándose y creciendo en el Indra y Star


Club de Hamburgo, donde los Beatles tocaban hasta 8 horas por noche
perfeccionando el Rock & Roll y dándole un matiz muy propio… Mientras tanto en
Londres, la Alexis Korner Blues Incorporated comenzaba a independizar a algunos
de sus alumnos más sobresalientes, como Mick Jagger, y Keith Richards, que
posteriormente se jalarían a Brian Jones y a Charlie Watts, también de la banda de
Korner.
Nombres importantes del rock fueron alumnos de Alexis como: Rod Stewart,
John Paul Jones, John Mayall, Eric Burdon, Nicky Hopkins, Jimmy Page, Zoot
Money, Jack Bruce.

El rock británico de la primera mitad de los 60’s es impensable sin la influencia


de Alexis Korner y su banda, y generalmente la historia no le ha agradecido lo
suficiente el papel fundamentalísimo que desempeñó. Si hay alguien a quien se le
debe llamar padre del Rock Británico, es a este hombre, que sin tocar rock en su
banda, enseñó las bases de los preceptos musicales de blues y jazz a toda la base
que formaría el movimiento.

Al mismo tiempo, en los suburbios de Londres, una bandita llamada The


Yardbirds se convertía en grupo de soporte del mítico armonicista Cyril Davies, y
comenzaron a ganarse el respeto de los maestros del blues británico, también
conocido como Rythm & Blues. Eric Burdon salía de la Alexis Korner Blues Inc y
regresaba a Newcastle para unirse como vocal al Alan Price Combo, dando origen
a The Animals. Van Morrison formaba a los Them en Belfast, Pete
Townshend dejaba de ser el banjo de The Confederates para tomar el rol de guitarra
líder con la naciente The Who y los hermanos Davies maduraban la idea de iniciar lo
que serían The Kinks.

Cuando los Beatles regresaron de Hamburgo para asentarse en su natal


Liverpool, dejaron a todos con la boca abierta, no sólo por los flequillos a la francesa
patrocinados por Astrid Kircherr… La música que tocaban no se parecía en nada al
de la banda de adolescentes que había partido a probar suerte. Las noches enteras de
tocar para sobrevivir los habían convertido en una banda que sonaba súper
profesional, madura, con carácter propio, dándole su estilo a las canciones ajenas y
comenzando a hacer buenas composiciones propias. Al poco tiempo ya eran dueños
de The Cavern Club en Liverpool y creo que ya todos sabemos cómo los
descubrió Brian Epstein. Lo que sigue es una de esas curiosidades que cambian la
historia sin que nos demos cuenta. Epstein llevó a los Beatles a audicionar a Decca
para grabar su primer disco, y lo que respondieron los ejecutivos influenciados
fuertemente por la idea que imperaba en USA, marcaría para siempre la historia de la
música: “Tocan bien, pero los grupos de Rock & Roll están pasados de moda.” Así
mandaron a Los Beatles a tocar puertas en EMI, donde no les dieron mucha
importancia, pero los dirigieron a la subsidiaria Parlophone, donde conocieron al
productor de discos de comedia George Martin… Se imaginan qué hubiera pasado si
DECCA los hubiera contratado y nunca hubieran hecho esa sociedad musical con
Martin? La primera decisión fundamental que tomó el productor fue la de mandar a
volar al baterista Pete Best, tras lo cual Lennon, McCartney y Harrison se trajeron a
Ringo Starr, a quien conocían de la banda de Rory Storm, con quienes habían
alternado en Hamburgo. En Septiembre de 1962 lanzaron su primer sencillo, “Love
Me Do”, en Noviembre otro single, “Please Please Me”, alcanzó mayor éxito y poco
después el LP del mismo nombre los catapultó como la mejor banda de Rock & Roll de
Inglaterra y del planeta.
Mientras tanto, el resto de las bandas británicas seguía consolidándose y Los
Beatles pronto se convirtieron en un suceso nunca antes visto en el Reino Unido y
propiciando la Beatlemanía durante 1963 en la isla, y obligándolos a empezar una gira
europea. Sin embargo el mercado estadounidense aún estaba reacio a recibirlos, e
incluso su segundo LP no había tenido éxito en tierras americanas. Se seguían
resistiendo al Rock & Roll!!!! Brian Epstein estaba decidido a no iniciar una gira
transoceánica mientras no tuvieran algún éxito y de esta forma grabaron el sencillo “I
Want To hold Your Hand” escrito expresamente para el mercado estadounidense.
Mientras estaban de gira en París en Noviembre, les llegó la noticia de que el sencillo
era número uno al otro lado del océano y comenzaron los preparativos para el viaje.
Días después JFK (John F. Kennedy, presidente de EEUU) era asesinado, con lo
cual inició un largo periodo de luto aunado a la temporada invernal de villancicos que
volvió gris la música de todas las estaciones de radio de USA. EMI lanzó una agresiva
campaña publicitaria, de tal modo que se generó una expectativa nunca antes vista
por ese grupo de muchachos ingleses. El “Please Please Me” y el “With The Beatles”
desaparecían de las tiendas.

LA INVASIÓN INGLESA (o Invasión Británica)

Los Beatles llegan a New York un 7 de Febrero de 1964. El Rock volvía a su tierra
natal y encendía la flama de la Beatlemanía, paralizando al país la noche en que se
presentaron en el Ed Sullivan Show, el 9 de Febrero, con un récord de 74 millones de
televidentes (récord aún vigente) y en cuyo lapso no se registró un solo crimen en el
país. Los diarios británicos publicaron la nota al día siguiente: “America también se
rinde a la Beatlemanía!”. Pero los Beatles sólo serían la punta de lanza.

Mientras esto ocurría en la primera gira americana de los Beatles y 5 canciones


lograban colocarse en el Top 5, la persona que les había pateado el trasero en
DECCA debía seguir dándose topes en la cabeza día y noche. Tras el bestial éxito de
los Beatles, DECCA se apresuró en buscar a la banda que estaba causando más furor
después de los de Liverpool.

Así los Rolling Stones no tuvieron que sufrir tanto para conseguir un contrato, y
la disquera apoyó y creó la rivalidad con los Beatles, dando luz verde para que Jagger
y Compañía hicieran música mucho más atrevida y salvaje. Después del éxito de los
Stones, todo mundo vio la oportunidad de negocio y las bandas eran contratadas a
diestra y siniestra. El Rock & Roll había vuelto, más maduro y salvaje, con mejores
arreglos, con fuertes influencias del Rythm & Blues, con espectaculares arreglos
vocales…. Y más peligroso.
Así las disqueras dieron oportunidad a esas talentosas bandas que habían
estado ganando una gran experiencia y de la noche a la mañana, 1964 estaba
impregnado del tremendo poder de estos grupos que convirtieron a la capital británica
en el “Swingin’ London”.

Los Kinks fueron de los primeros en colocar un single poderoso y con identidad
propia, como lo fue “You Really Got Me”. El estilo de los Kinks de alguna manera era
más cercano al de los Beatles, basado en una gran melodía vocal, manejo de riffs y
armonías tendientes más al Rock & Roll y al Pop que al blues.

The Animals también destacó, con su salvaje y poderoso vocalista Eric Burdon
y un creativo tecladista en la persona de Alan Price, con un sonido más tendiente al
Rythm & Blues.

The Yardbirds fue otra banda, esta sí enfocada por completo al Blues y R&B y
que se ganó el respeto de las figuras míticas del género por el virtuosismo de sus
integrantes, particularmente de la guitarra líder, que en ese entonces era ocupada
por Eric Clapton y por la que pasarían Jeff Beck y Jimmy Page.

Estas bandas fueron las que revolucionaron la escena musical inglesa y


convirtieron a Londres en capital del mundo entre 1964 y 1966. Tras el éxito de Los
Beatles y los Rolling Stones, y el furor que causó “You Really Got Me” en los charts
americanos, los Animals, Yardbirds y The Who no tardaron en conquistar Estados
Unidos, que se quedaba mirando atónito como llegaban bandas extranjeras con un
sonido que había nacido en esa tierra, pero que estaba a años luz de las bandas
locales. De hecho, solo The Beach Boys, Four Seasons, The Turtles, los grupos
Motown y el floreciente género Folk podían mostrar algún nivel equiparable al de esa
ola inglesa que arrasaba con Estados Unidos y la mayoría de los demás intentos
quedaban en el olvido. No se podían explicar cómo habían surgido tantos buenos
grupos al otro lado del Atlántico de la noche a la mañana, sin percatarse de que en
realidad, esas bandas llevaban años tocando y puliéndose en la escena underground
mientras los americanos habían olvidado el género y pretendían dar pelea formando
bandas a lo loco y sin experiencia alguna.

Así, ya no eran ni dos ni tres grupos ingleses los que dominaban los charts y la
radio mundiales, sino cientos, era una verdadera invasión: además de los ya
mencionados estaban The Troggs, Manfred Mann, Them, The Fortunes, Dave
Clark Five, The Hollies, The Zombies, Moody Blues, The Pretty Things, Gerry and
the Peacemakers, The Searchers, Flying Machine, The Tremeloes, Donovan y los
Herman Hermits, por citar algunos.

Para 1965 las bandas ya no estaban solamente haciendo covers del Rock & Roll
germinal o de Blues, sino que ya tenían suficiente experiencia y confianza para colocar
discos enteros con canciones originales, con sonidos cada vez más arriesgados y
tendientes al pop. Además, el movimiento del Rock había trascendido el ámbito
musical. En Agosto de 1964 el presidente estadounidense Lyndon B Johnson había
respondido al incidente del golfo de Tonkin en Vietnam mandando 17,000 soldados al
país asiático para defenderlo de las amenazas comunistas del Vietcong, empezando la
militarización de la zona sin una declaración formal de guerra. Casi en la misma fecha,
Los Beatles conocieron a Bob Dylan, quien hasta entonces había sido la mayor
respuesta musical de Estados Unidos, abanderando el movimiento Folk y de protesta.
Los Beatles traían desde los tiempos de Hamburgo una adicción a anfetaminas para
aguantar el durísimo ritmo de las giras, pero no habían probado otras drogas. Así, fue
Dylan quien les ofreció su primer porro de mariguana el 28 de Agosto en el hotel
Dolmenico de NY, argumentando que era algo más orgánico e inofensivo. Los Beatles
rieron toda la tarde influenciados por la droga, pero a la vez quedaron impresionados
profundamente por la personalidad e ideología de Dylan, quien tenía una ferocísima y
contundente poesía en sus canciones. Los Beatles dirían: “ese día pensamos por
primera vez”. La impresión fue mutua y después de conocer al cuarteto Bob
comenzaría una transición hacia un sonido más eléctrico y armonías más complejas,
pero el impacto profundo que tuvo esta cita en el Dolmenico no se vería reflejado sino
hasta 1965. En dicho año la banda mostraba una mayor madurez musical, trabajando
más las armonías, experimentando con temas acústicos, además de nuevas
instrumentaciones y la Reina los condecoró con el MBE (Members of the British
Empire) por la cantidad de libras que sus discos traían de USA y que habían ayudado
a la recuperación económica. Los Stones lanzaban “Satisfaction” con el cual se ponían
a la cabeza de esa generación que estaba insatisfecha con la clase dirigente. Los
Byrds surgían en USA retomando la lírica Dylaniana pero con un sonido eléctrico
ayudando a popularizar más el Folk y la canción de contenido. El activismo racial iba
en aumento y los estudiantes norteamericanos comenzaron las protestas veladas
contra Vietnam. La minifalda creada por la diseñadora Mary Quant comenzaba a crear
furor en las calles de Londres y pronto las chicas americanas también las usaban, en
un claro desafío a los puritanos y como punta de lanza de la revolución sexual. El tema
comenzó a filtrarse en mayor medida en las canciones. En el Rubber Soul de los
Beatles, lanzado en Diciembre, Lennon narraría abiertamente un affaire en la canción
“Norwegian Woods” en la que además Harrison tocaría por primera vez el sitar,
instrumento hindú que sería característico de la psicodelia, y que numerosas bandas
comenzarían a utilizar a partir de entonces. The Who lanzaba su debut con el himno
“My Generation” y un sonido más crudo y feroz. En San Francisco se comenzaba a
cocinar el movimiento de liberación sexual gay y los estudiantes estadounidenses
estaban cada vez más inconformes con un reclutamiento obligatorio para una guerra
que no consideraban suya y el uso de la marihuana se extendía a velocidad luz
después de que Dylan y los Beatles reconocieran su uso. La explosión se estaba
germinando, y se podía percibir como dijera Dylan “Times They’re A-Changing”.
Los Beatles fueron quienes rescataron al Rock y le permitieron sobrevivir y regresar
con tanta potencia y con acento inglés. Tras la ruinosa gira asiática a inicios de 1966,
en la que apenas salieron vivos después de desatar la ira de los puristas japoneses
por presentarse en el Budokan de Tokio, tras ser pateados de Filipinas por Imelda
Marcos, esposa del presidente a quien desairaron inocentemente, y además ser
amenazados de muerte en el fragmento estadounidense de la gira tras las
declaraciones de Lennon en que aseguraba que eran más famosos que Jesucristo,
podemos decir que ellos mismos fueron quienes cerraron esta Era.

El segundo aire del Rock & Roll con la invasión inglesa y su Rythm & Blues
duró de 1960 a 1965; pero a fines prácticos, podemos considerarla oficialmente
clausurada la noche del 29 de Agosto de 1966, cuando los Beatles dieron su último
concierto en el Candlestick Park de San Francisco.

Irónicamente fue el primer estadio de USA donde se presentaron en 1963, y


más irónicamente, San Francisco sería el epicentro del movimiento hippie que los
mismos británicos se encargarían de perfeccionar. El Rock, que entraba en la
adolescencia, no contento con abofetear a quienes lo habían expulsado del país,
preparaba sigilosamente un ataque masivo con la Contracultura y la explosión Hippie
de sonidos psicodélicos del Flower Power que cimbrarían y haría tambalear por
momentos al poderoso sistema.

Fuente: http://rockforeverybody.blogspot.com/2011/03/la-invasion-inglesa-anos-1960-
1966.html