Está en la página 1de 6

Universidad Xochicalco

Escuela de Nutrición
Genética

Ensayo
Aceite de oliva y Cáncer de mama

Lourdes Castro Armenta


¿Sabías que dentro de las miles de millones de células que conforman nuestro
cuerpo se encuentra algo llamado ácido desoxirribonucleico? O como la gente
suele llamarlo ADN, te preguntaras ¿Qué es y que
es lo que hace? Este acido podríamos describirlo
como un manual de instrucción que tiene nuestro
cuerpo para desarrollarnos, vivir y reproducirnos;
Algo así como el pequeño libro de instrucciones
que contiene una caja de Legos, en el cual dice
paso a paso como formar una nave espacial, que
piezas van juntas y cuál es el orden en el que se adhieren unas a otras hasta
llegar a formar nuestra nave. Esto mismo es lo que hace el ADN, contiene toda
esa información como instrucciones biológicas con las cuales se realiza el
desarrollo de nuestro cuerpo desde que estamos en el vientre de nuestra
madre, esta información ha pasado desde nuestros
abuelos a nuestros padres, de ellos a nosotros y
posteriormente nosotros lo heredaremos a nuestros hijos y
nietos; Desafortunadamente puede que alguna de estas
instrucciones resulte no ser tan buena para nosotros, estas
mismas pueden contener información para que alguna
enfermedad se presente en nuestro cuerpo o el riesgo de
presentar una, pero no te apures, muchas de estas
enfermedades son completamente prevenibles. La manera en que podemos
prevenir muchas de ellas es pasando menos tiempo frente al televisor y
realizando más tiempo divirtiéndonos en el jardín de nuestra propia casa como
jugar futbol, saltar la cuerda, salir a pasear en bicicleta, entre muchas más, ¿no
es genial? Y no podemos olvidar el alimentarnos sanamente, pues esto es
clave para mantenernos sanos y fuertes. Veras, la principal función de la
alimentación es aportarnos los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo
pueda realizar de manera correcta cada una de sus funciones; gracias a los
nutrientes nuestras piernas obtienen la suficiente
energía para correr velozmente, para saltar, caminar, gracias a ellos nuestros
pulmones, corazón y cada órgano de nuestro cuerpo obtiene la energía para
funcionar de manera correcta. Con el paso de los años se han realizado una
serie de investigaciones en las cuales se ha encontrado que algunos alimentos
en específico pueden ayudar a la prevención de enfermedades del corazón,
Alzheimer, cáncer, etc. Esto debido a la manera en que los nutrientes de dichos
alimentos funcionan en el interior de nuestro cuerpo y como pueden ayudar a
que esas pequeñas partes de nuestro ADN (llamadas gen), que nos daba el
riesgo de contraer cierta enfermedad, no llegue a expresarse. Asombroso,
¿cierto? Uno de estos alimentos es el aceite de oliva y su prevención para el
cáncer de mama. El cáncer de mama o también llamado cáncer de seno se
presenta cuando las células del seno comienzan a reproducirse de manera
descontrolada, como ya sabrás, los órganos de nuestro cuerpo están
totalmente formados por células, podríamos decir que son las piezas de un
rompecabezas, pues la unión de ellas forman los tejidos de nuestros órganos;
Por lo que al comenzar a tener esta clase de reproducción anormal en el tejido
del seno estas forman una pequeña bola en forma de pelota en esta parte del
cuerpo, a esto se le llama tumor. El tumor puede
llegar a ser maligno (es decir, malo) cuando
comienza a invadir otras partes del cuerpo, cual
villano en cuento intentando apoderarse del
reino.

Esta enfermedad puede aparecer tanto en hombres como en mujeres, sin


embargo, es mucha mayor la cantidad de pacientes femeninas, que pacientes
masculinos que la padecen. Gracias a las continuas investigaciones realizadas
sobre esta enfermedad, se ha encontrado que el aceite de oliva trabaja de una
manera protectora en nuestro cuerpo contra muchos tipos de cáncer, pero
especialmente en el cáncer de mama, podrías imaginarlo como el Batman de
nuestra propia ciudad Gótica ¿no es genial? Esto debido a que contiene ácido
oleico, este acido ayuda a reducir la cantidad de genes relacionados con el
cáncer de mama, los cuales llevan el nombre de Her-2/neu; El ácido oleico
actúa sobre estos genes reprimiendo su actividad y ayudando a la efectividad
de los fármacos contra este cáncer. En otras palabras, se ha descubierto que el
consumo de aceite de oliva como parte de nuestra alimentación reduce el
riesgo de que los genes de esta enfermedad se expresen pues se vio un efecto
en la modulación de la expresión del gen Her-2/neu. Además de que actúa
ayudando a que las células llamadas linfocitos encargadas
de proteger nuestro cuerpo de bacterias y virus, así como
cualquier enfermedad que se presente en nuestro cuerpo
(algo así como los mini guerreros que llevamos dentro), no
sufran de una disminución en su reproducción, también
genera una mayor cantidad de fagocitos los cuales son un
tipo de células encargadas de encontrar aquello que se encuentre en nuestro
cuerpo que resulte ser nocivo para este y su buen funcionamiento y eliminarlos,
como ves nuestro cuerpo está lleno de pequeños guerreros que cuidan de
nosotros y puedes aumentar la producción de muchos de ellos con consumir
aceite de oliva, pues por si fuera poco el consumir de este aceite genera una
mayor producción de citocinas (también llamadas citoquinas), estas se
encargan de la activación de los
receptores de las células, es decir
activan la parte de la célula que decide
que puede entrar a la célula y que no,
además de estar relacionadas con la
reproducción y diferenciación celular, también ayudan a la comunicación entre
las células, algo así como la vecina que se encarga de que todos los del
vecindario compartan entre sí los últimos chismes del barrio. Malo entre
humanos, excelente a nivel celular; Con esto podemos decir que son
sumamente importantes para que nuestro cuerpo luche contra cualquier
enfermedad o problema que se le presente. Lo mejor de todo es que en la
alacena de nuestra propia casa contamos con la fórmula secreta para que
nuestras células protectoras pasen de ser Peter Parker a ser Spiderman y
multiplicar la existencia de estas.

Bibliografía

 Puertollano, M., Puertollano, E., Álvarez de Cienfuegos, G., & Pablo, M.


(2018). Aceite de oliva, sistema inmune e infección. Retrieved from
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=s0212-
16112010000100001
 Granados, S., Quiles, J., Gil, A., & Ramírez-Tortosa, M. (2018). Lípidos
de la dieta y cáncer. Retrieved from http://scielo.isciii.es/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S0212-16112006000500005
 Escrich, E., Solanas, M., Moral, R., Grau, L., & Costa, I. (2008). Lípidos
de la dieta y cáncer de mama: evidencias científicas clínicas,
anatomopatológicas y moleculares. Revista Española De Obesidad,
6(3), 132-135.
 ¿Qué es el cáncer de seno?. (2018). Retrieved from
https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-seno/acerca/que-es-el-
cancer-de-seno.html
 Caretto, M., Cuerdo, M., & Dirienzo, M. (2002). Aceite de Oliva:
Beneficios para la salud. INVENIO, 1(1), 146-147.
 Silveira Rodríguez, M., Monereo Megías, S., & Molina Baena, B. (2018).
Alimentos funcionales y nutrición óptima: ¿Cerca o lejos?. Retrieved
from http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1135-
57272003000300003&script=sci_arttext&tlng=en
 Rodriguez, R., Castañeda, A. and Ordaz, M. (2004). Conceptos básicos
de genética. Facultad de ciencias, UNAM, p.79.