Está en la página 1de 1

El descubrimiento de la penicilina ha sido presentado como un ejemplo “icónico”

de cómo procede el método científico a través de la observación, y de la


habilidad para interpretar un fenómeno casual.

El biólogo Alexander Fleming, en 1928, estudiaba cultivos de bacterias cuando


notó que en forma accidental, una de sus cajas de cultivo se contaminó con un
moho azul llamado Penicillium (hongo microscópico). En principio, Fleming estuvo
a punto de deshacerse del cultivo, pero luego observó con detalle que en la
zona donde estaba presente el moho no crecían bacterias. Entonces se preguntó
¿cómo afecta el hongo al crecimiento de las bacterias?

Fleming, para su investigación, propuso lo siguiente: el hongo produce una


sustancia que evita el crecimiento bacteriano y predijo que si se ponen en
contacto cultivos de bacterias con el hongo, entonces se producirá la muerte de
las bacterias. Para poner a prueba lo anterior y verificar si estaba en lo correcto
sembró bacterias en distintas cajas Petri. Luego separó las cajas en dos grupos y
les aplicó dos tratamientos distintos.
Grupo A: Cultivo de bacterias en contacto con el hongo.
Grupo B: Cultivo de bacterias sin el hongo.
Para cada caja Petri observó y registró si las bacterias permanecían vivas o no
luego de los respectivos tratamientos. Obtuvo dos tipos de resultados tras la
revisión del crecimiento de colonias bacterianas (una colonia bacteriana es una
agrupación de miles de bacterias que es posible ver a simple vista). Las cajas petri
del grupo A mostraron una disminución en la cantidad de colonias bacterianas
luego de estar en contacto con el hongo, particularmente en la zona cercana a
él. Las cajas del grupo B mostraron un crecimiento de colonias normal. Fleming
explicó que la disminución de colonias bacterianas en el grupo A se debió a que
el hongo secreta alguna sustancia que produce la muerte de las bacterias.

Concluyó que, como hongos y bacterias compiten en la naturaleza por los


mismos medios que contienen materia orgánica, ciertas especies como
Penicillium habían logrado sintetizar un producto capaz de eliminar bacterias.
Llamó penicilina a esa sustancia, por provenir del hongo Penicillium.
Pero no era hasta 10 años después, que se logra desarrollar como agente
terapéutico, para iniciar ensayos clínicos en pacientes.
La investigación desarrollada por Fleming fue la base para obtener una sustancia
que destruye a las bacterias patógenas y que conocemos como penicilina, uno
de los antibióticos más importantes de la historia. Hoy después de 85 años de su
descubrimiento y 70 de su puesta en práctica en la terapéutica médica podemos
decir que este descubrimiento cambió el curso de la historia.
En conclusión la penicilina nos ha ayudado a combatir innumerables
enfermedades que no había remedio para ellas.

Bibliografía: Guía de Aprendizaje Biología 1


http://blogbeaterio.wordpress.com/2010/05/21/descubrimiento-de-la-penicilina/

http://es.scribd.com/rodrigo_padilla_9/d/53537493-EL-METODO-CIENTIFICO-Y-SUS-
ETAPAS