Está en la página 1de 11

Afiliado a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia

Salesiana – Roma
Incorporado a la Secretaría de Innovación Ciencia y Tecnología del
Estado de Jalisco
RVOE ESLI20111449 del 03 de octubre de 2011

INSTITUTO SUPERIOR SALESIANO


Bachillerato en Teología

Introducción a la teología litúrgica


«LA INTERPRETACION DE LA BIBLIA EN LA IGLESIA»
«Resumen»

Alumno:
Fray Mayron Jair M. Rojas Jaramillo. O.S.M.

Profesor: P. Dr. Jesús Arambarri Echaniz sdb

Tlaquepaque, Jalisco, México


19 de septiembre de 2018.
PONTIFICIA COMISION BIBLICA
La interpretación de la Biblia en la Iglesia
(1993)
(Resumen)

Este documento surge en respuesta a la necesidad de tener una guia, debido a


la proliferación de estudios Bíblicos dados en este periodo la pontificia
comisión bíblica ha dado este documento con la intención de evitar
tergiversar y desorientar el sentido de la verdadera interpretación Bíblica ,
propone una visión en conjunto sobre los métodos presentes en la
interpretación y también sobre las posibilidades y límites de estos, todo
siempre respetando el magisterio ya por ultimo sito lo dicho por el papa
Benedicto XVI en aquel entonces cardenal Joseph Ratzinger: “Creo que el
documento es verdaderamente útil para resolver la gran cuestión del camino
justo para comprender la Sagrada Escritura, y ofrece elementos que nos hacen
avanzar en nuestra comprensión. El documento retoma las líneas de las
encíclicas de 1893 y 1943 y las prolonga fructuosamente”.
Pretendo resumir lo más respetuosamente este documento, labor que
considero difícil por su riqueza y profundo sentido práctico.

Introducción

Esta hace mención a dos encíclicas importantes, donde en las dos el


magisterio ahondo sobre el problema y no actuó solo como defensa, a unos les
alentó para que comprendieran y vivieran en las escrituras el misterio de la
encarnación, la palabra de Dios hecha hombre, a encontrar el valor espiritual
que es la Biblia el trabajo de este documento fue señalara y dar dirección a la
correcta interpretación de la Biblia.

➢ Providentissimus Deus, protege la interpretación de la Biblia, de los


ataques de la ciencia racionalista, desarrollada en una exégesis liberal,
creó polémica, por usar todos los recursos de las ciencias y lanzando
duras críticas contra la fe de la Iglesia.
➢ Afflante Spiritu, defiende a la Iglesia de los ataques de quienes se
oponen al empleo de la ciencia, de los que quieren una interpretación no
científica, llamada espiritual, de la Biblia.

A. Problemática actual
El problema de la interpretación de la Biblia no es nuevo, y lo vemos en
la Biblia, como es el caso de Daniel ante los oráculos del profeta
Jeremías ( Dn 9,2) o es el caso del etíope ante un pasaje del libro del
profeta Isaías ( Is 53, 7-8) entre otros casos mas es cuestionable hasta
qué punto los métodos científicos han sido apropiados para la
interpretación. Hay una evolución positiva que va desde la encíclica
Providentissimus de León XIII (1893) hasta la Afflante Spiritu de Pío XII
(1943). El método más usado en la exégesis bíblica es el (histórico-
crítico) más no es el único. Hay quien piensa que la exégesis bíblica no
debe recurrir a las ciencias y viceversa; la finalidad de este documento
puede decirse que consiste en:
1. Describir métodos y acercamientos, indicando posibilidades y límites;
2. Examinar cuestiones de hermenéutica;
3. Proponer una reflexión, sobre la interpretación bíblica y sus relaciones
con otras disciplinas;
4. Hará una consideración de la interpretación bíblica en la vida de la
Iglesia.

I. Métodos y acercamientos para la interpretación.

Método histórico-crítico.
Es el método indispensable para el estudio científico del sentido de los textos
antiguo.

Historia del método.


Método muy antiguo perfeccionado a partir del renacimiento y sus recursos ad
fontes. Mientras que la crítica textual del N.T se desarrolló como disciplina
hasta el 1800; los inicios de la crítica literaria se dieron con Richard Simon
hacia el XVII quien notó duplicados y divergencias en el contenido, no
conciliables para atribuir a un solo autor el Pentateuco, Moisés. Se desarrollo
en el XIX la hipótesis de los “documentos”. 4 documentos, en parte paralelos,
pero de diferentes épocas, fusionados: el Yavista (Y), el elohista (E), el
Deuteronomio (D) y el sacerdotal (P) este último estructura el conjunto. Del
mismo modo el N.T recurre a dos fuentes Mateo y Lucas compuesto por el
evangelio de Marcos y una colección de palabras de Jesús llamada Quelle o Q
(fuente), vigente en la exégesis científica.
Principios.
• No sólo estudia el alcance histórico o se aplica a textos antiguos, sino
además dilucida los procesos históricos de producción, procesos
diacrónicos, compilados y de larga duración.
• método crítico, porque se apoya en las ciencias para su mejor
comprensión.
• método analítico, estudia el texto bíblico del mismo modo que otro texto
de la antigüedad, y lo comenta como lenguaje humano.
Nuevos métodos de análisis literario.

Ningún método científico para el estudio de la Biblia está en condiciones de


corresponder a toda la riqueza de los textos bíblicos. Por muy válido que sea el
método histórico-crítico no basta. La exégesis bíblica aprovecha y utiliza los
estudios lingüísticos y literarios con sus métodos, en especial el retórico, el
narrativo y el semiótico.

Análisis retórico.

No es nuevo, pero si lo es por su uso sistemático para la interpretación de la


Biblia y por el nacimiento y desarrollo de una nueva retórica.
La retórica es el arte de componer un discurso persuasivo. Y ya que los textos
bíblicos son de alguna manera persuasivos la retórica es el instrumento del
exegeta, este debe ser crítico. Se notan 3 acercamientos: la retórica
grecolatina, la semítica y la nueva retórica. Todo discurso, tiene 3 elementos: el
orador (autor), el discurso (texto), y el auditorio (destinatario) y tres factores de
persuasión: autoridad, argumentación y emociones respectivamente.

Análisis narrativo.
La exégesis narrativa propone un método de comprensión y de comunicación
del mensaje bíblico que corresponde a las formas de relato y testimonio. La
catequesis se presenta como narrativa. En el acercamiento narrativo, conviene
distinguir método de análisis y reflexión teológica.
-El análisis narrativo estudia el modo cómo se cuenta una historia para implicar
al lector en el mundo del relato y en su sistema de valores. Varios métodos
introducen una distinción entre autor real e implícito, lector real e implícito.
Autor real.- persona que ha compuesto el relato.
Auto implícito.- la imagen del autor (su cultura, temperamento, tendencias, fe,
etc…)
Lector real.- persona que tiene acceso al texto, no importa en que época o
tiempo.
Lector implícito.- Persona que el texto presupone y produce, capaz de
operaciones mentales y afectivas para entrar en el mundo del relato, y de
responder del modo pretendido por el autor real a través del autor implícito.
Un texto ejerce su influencia en la medida en que los lectores reales (V.gr.
nosotros) pueden identificarse con el lector implícito. Mientras el método
histórico-crítico ve el texto como una ventana, el análisis narrativo subraya que
el texto funciona como un espejo (presenta la imagen del mundo del relato)

Análisis semiótico.
También llamado estructuralismo basado en la teoría en que toda lengua es un
sistema de relaciones que obedece a reglas determinadas. El método
lingüístico que presenta el documento es el de Greimas; según el cual la
semiótica se presenta en 3 presupuestos:
-Principio de inmanencia. - cada texto como sistema de significación; sin datos
exteriores.
-Principio de estructura del sentido. - el sentido del texto se construye en la
relación de diferencia.
-Principio de la gramática del texto. - Cada texto obedece a reglas
gramaticales.

Acercamientos basados sobre la tradición.

Los métodos presentados permanecen insuficientes para la interpretación de la


Biblia, porque consideran cada escrito aisladamente. La Biblia se presenta
como un conjunto de testimonios de una gran Tradición. Para corresponder al
estudio integral de la Biblia, la exégesis debe considerar otros acercamientos.

1. Acercamiento canónico.
Procura a bien conducir una tarea teológica de interpretación, partiendo de la
fe: la Biblia en su conjunto. Lo hacen a la luz del canon de las Escrituras (la
Biblia en cuanto recibida como norma de Fe por una comunidad de creyentes).
Dos propuestas:
a) la forma canónica del final del texto.
b) proceso canónico o desarrollo progresivo de las escrituras.
Un libro no es bíblico sino a la luz de todo el canon. Y un libro entra al canon
cuando la comunidad creyente da autoridad normativa al texto (hermenéutica
canónica). La Iglesia de Cristo, ha asumido como A.T. los escritos que tenía la
comunidad judío-helenística, pero algunos están ausentes de la Biblia hebrea o
se presentan bajo formas diferentes.

2. El recurso a las tradiciones judías de interpretación.


Uno de los más antiguos testimonios de la interpretación judía de la Biblia es la
traducción griega de los Setenta, también los Targumim arameos celosamente
cuidados para la conservación de los textos de A.T. La literatura judía
extracanónica, llamada apócrifa o intertestamentaria, es fuente importante para
la interpretación del N.T. Los Targumim y los Midrasim representan la
homilética y la interpretación bíblica de amplios sectores del judaísmo de los
primeros siglos.
Exegetas del A.T. buscan iluminación, en los comentarios gramáticos y
lexicógrafos judíos medievales y recientes, para comprender pasajes oscuros,
palabras raras o únicas.

3. La Historia de los efectos del texto.


Reposa sobre dos principios:
a) No hay texto, si no hay lectores que le den vida, apropiándose de él.
b) Individual o comunitario, el texto apropiado, toma forma en diferentes
dominios (literario, artístico, teológico, ascético y místico), para su mejor
comprensión.
Se trata de medir la evolución de la interpretación en el curso del tiempo en
función de las preocupaciones de los lectores, y de la evaluación de la tradición
para aclarar el sentido del texto.
V.gr. El cantar de los cantares ha sido recibido en la época de los Padres de la
Iglesia, en el ambiente monástico latino de la Edad Media. Pero es necesario
un discernimiento. Se debe evitar privilegiar tal o cual momento del a historia
de los efectos de un texto para hacer de él, la única regla de interpretación.
Acercamiento por las ciencias humanas

Un buen número de exegetas han sacado provecho de las investigaciones


particularmente en los campos de la sociología, la antropología y la psicología,
conscientes de que la Palabra d Dios se enraíza en la vida de grupos humanos
y se abre camino a través de condicionamientos psicológicos.

1. Acercamiento sociológico.
Los textos religiosos están ligados con relaciones recíprocas a las sociedades
en las cuales nacen. Luego, el estudio crítico de la Biblia necesita un
conocimiento lo más exacto de los comportamientos sociales de los medios en
los cuales las tradiciones bíblicas se han formado

2. Acercamiento por la antropología cultural.


Se relaciona con la sociología. La diferencia se sitúa a nivel de la sensibilidad y
del método. La antropología cultural se interesa por un vasto conjunto de otros
aspectos que se reflejan en el arte, el lenguaje, la religión, pero también en los
vestidos, los ornamentos, las fiestas, las danzas, los mitos, las leyendas y todo
lo que concierne a la etnografía.

3. Acercamientos psicológicos y psicoanalíticos.


Los estudios psicológicos y psicoanalíticos aportan a la exégesis bíblica un
enriquecimiento, porque gracias a ellas, los textos bíblicos pueden ser
comprendidos mejor en cuanto a experiencias de vida y reglas de
comportamiento; ayudan a decodificar el lenguaje humano de la Revelación y
aportan una nueva comprensión del símbolo. Hay que respetar las fronteras de
cada disciplina. Aunque la psicología es útil para precisar la extensión de la
responsabilidad humana, no puede eliminar la realidad del pecado y la
salvación.
Estos acercamientos científicos no son los únicos, otras disciplinas pueden
llegar a ser útiles para la interpretación del a Biblia

Acercamiento contextual.

La interpretación de un texto depende de la mentalidad y de las


preocupaciones de sus lectores. Es necesario para el exegeta adoptar en sus
trabajos puntos de vistas nuevos, que correspondan al pensamiento
contemporáneo, el feminismo y la liberación retienen la atención.

1. Acercamiento liberacionista.
La teología de la liberación como movimiento teológico se consolida en los ’70;
parte del concilio vaticano II y del CELAM; además de las circunstancias
económicas, sociales y políticas de América Latina. El movimiento se ha
propagado a otras partes del mundo. Su principio: el Dios de los pobres, no
tolera la opresión o la injusticia, la exégesis entonces debe ser radical a favor
de los pobres y los oprimidos; el valor de esta teología es indudable, Dios
salvador, la dimensión comunitaria de fe; sin embargo hay que señalar, que
aunque la exégesis no debe ser neutra, tampoco debe ser unilateral. Por lo
demás, el compromiso social y político no es la tarea directa de la exégesis.
2. Acercamiento feminista.
La hermenéutica bíblica feminista nace a finales del XIX en (USA), en el
contexto sociocultural de la lucha por los derechos de la mujer, con el comité
de revisión bíblica: “The Woman’s Bible” retomada con fuerza en los ’70 en
unión con el movimiento de la liberación de la mujer. Las tres formas de la
hermenéutica bíblica feminista son:
a) La forma radical, rechaza totalmente la autoridad de la Biblia, por ser
(androcentrista).
b) La forma neo-ortodoxa, acepta la Biblia como profética y capaz de servir, en
la medida que toma partido por los débiles, y por ende de la mujer.
c) La forma crítica, procura redescubrir la posición y el papel de la mujer
cristiana en el movimiento de Jesús y en las iglesias paulinas.
No tiene aún un método nuevo para la investigación, pero incluye dos criterios:
a) El criterio feminista, utiliza la sospecha, para llegar a la verdad es necesario
no fiarse de los textos, sino buscar los indicios que revelan otra cosa distinta.
b) El criterio sociológico, se apoya sobre el estudio de las sociedades de los
tiempos bíblicos, de su estratificación social, y de la posición que ocupaba la
mujer. La sensibilidad femenina lleva a entrever y corregir interpretaciones
tendenciosas, que intentaban justificar la dominación del varón sobre la mujer.
Sólo será útil la exégesis feminista si no pierde de vista la enseñanza de poder
como servicio, enseñanza dirigida Por Jesús a sus discípulos, hombres y
mujeres.

Lectura fundamentalista.

La lectura fundamentalista tiene su origen en la Reforma. Parte del principio de


que, siendo la Biblia Palabra de Dios inspirada y exenta de error, debe ser leída
e interpretada literalmente, es decir sin esfuerzo de comprensión se opone al
empleo del método histórico-crítico, así como de otros métodos científicos. El
problema de base es que, rechazando tener en cuenta el carácter histórico de
la revelación, se vuelve incapaz de aceptar la verdad de la Encarnación; tiende
a tratar el texto bíblico como si hubiera sido dictado palabra por palabra por el
Espíritu Santo, y no reconoce que la Palabra de Dios ha sido formulada en un
lenguaje y en una fraseología condicionadas por tal o cual época. Tiene una
gran estrechez de puntos de vista, porque considera conforme a la realidad una
cosmología superada, sólo porque se encuentra expresada en la Biblia. Se
apoya sobre una lectura no crítica para confirmar ideas políticas, y actitudes
sociales marcadas por prejuicios, racistas. El acercamiento fundamentalista es
peligroso, invita tácitamente a una forma de suicidio del pensamiento, ofrece
una certeza falsa, porque confunde inconscientemente las limitaciones
humanas del mensaje bíblico con su sustancia divina.
II. Cuestiones de Hermenéutica.
Hermenéuticas filosóficas.

El desarrollo de la exégesis se debe repensar teniendo en cuenta la


hermenéutica filosófica contemporánea, que ha puesto en evidencia la
implicación de la subjetividad en el conocimiento histórico.

Perspectivas modernas.
Bultmann, se apoya en Heidegger, y afirma que la exégesis de un texto bíblico
no es posible sin presupuestos que dirigen la comprensión. Se funda sobre una
relación vital del intérprete a la cosa de la cual habla el texto.
Gadamer, subraya la distancia histórica entre el texto y su intérprete, retoma y
desarrolla la teoría del círculo hermenéutico. Nuestra tradición es un conjunto
de datos históricos y culturales que constituyen nuestro contexto vital, nuestro
horizonte de comprensión. El intérprete debe entrar en diálogo con la realidad
de la cual se trata el texto.
Ricoeour, pone en relieve la función de la distancia como preámbulo para una
justa apropiación del texto, porque, sólo así, el texto adquiere una cierta
autonomía con relación a su autor, comienza una carrera de sentido. Otra
distancia es entre el texto y sus lectores sucesivos. Estos deben respetar el
mundo del texto en su alteridad.

Sentidos de la Escritura inspirada.

1. Sentido literal.
El sentido literal es indispensable, es preciso definir el sentido de los textos tal
y como han sido producidos por sus autores; no debe confundirse con el
sentido literalista al cual se adhieren los fundamentalistas. No basta traducir un
texto palabra por palabra para obtener el sentido literal, es necesario
comprenderlo según las convicciones literarias de su tiempo ( “Tengan ceñida
la cintura” sentido literal “Tengan actitud de disponibilidad”). El relato sin
embargo puede ser obra de la imaginación. El sentido literal es único pero no
absoluto, por dos razones:
-El autor puede querer referirse a varios niveles de realidad.
-La inspiración divina puede guiar la expresión de modo de producir una
ambivalencia.

2. Sentido espiritual.
Es el sentido expresado por los textos bíblicos, cuando se los lee bajo la
influencia del Espíritu Santo en el contexto del misterio pascual. No hay una
necesaria distinción entre sentido literal y sentido espiritual. El sentido espiritual
no puede jamás estar privado de relación con el sentido literal, si no, no podría
hablarse de “cumplimiento” de la Escritura. Hay una relación de tres niveles: el
texto bíblico, el misterio pascual y las circunstancias presentes de vida en el
Espíritu.
Uno de los aspectos posibles del sentido espiritual es el tipológico, pertenece
no a las Escrituras sino a las realidades que expresa: (Adán es figura de Cristo,
el diluvio figura del bautismo, etc…)
3.Sentido pleno.
Es el significado que un autor bíblico atribuye a un texto bíblico anterior,
cuando lo vuelve a emplear en un contexto que le confiere un sentido literal
nuevo; o de un significado, que una tradición doctrinal auténtica o una
definición conciliar, da a un texto de la Biblia: (“la Virgen concebirá”). Se puede
considerar el sentido pleno, como otro modo de designar el sentido espiritual
de un texto bíblico, en el caso en que el sentido espiritual se distingue del
sentido literal.

III. Dimensiones características de la


interpretación católica.

La exégesis católica contribuye activamente al desarrollo de los métodos y al


progreso de la investigación; situada siempre en la tradición viva de la Iglesia,
cuya primera preocupación es la fidelidad a la revelación testimoniada por la
Biblia. Toda precomprensión comporta peligros, en el caso de la exégesis
católica, existe el riesgo de atribuir a los textos bíblicos un sentido que no
expresan, sino que es el fruto de un desarrollo ulterior de la tradición. El
exegeta debe prevenir este riesgo.

La interpretación en la Tradición bíblica.


La interpretación en la tradición bíblica se puede entender como el modo con el
cual la Biblia interpreta las experiencias humanas fundamentales o los
acontecimientos particulares de la historia de Israel.

1. Relecturas.
Los escritos bíblicos posteriores, se apoyan con frecuencia sobre escritos
anteriores, esto contribuye a la unidad interna de la Biblia. Aluden a ellos,
proponen relecturas que desarrollan nuevos aspectos del sentido, a veces
diferentes del sentido primitivo. Así la herencia de un tierra, prometida por Dios
a Abrahán para su descendencia (Gn 15, 7.18), se convierte en la entrada en el
santuario de Dios (Ex 15, 17), en una participación en el reposo de Dios(Sl
132,7-8), en la entrada en el santuario celestial(Heb 6,12. 18-20), en la
herencia eterna (Heb 9,15).

2. Relaciones entre el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.


Los autores del N.T., reconocen al A.T., valor de revelación divina, señalan que
la revelación ha encontrado su cumplimiento en la vida, la enseñanza y sobre
todo la muerte y la resurrección de Jesús. Desde la actividad pública de Jesús,
él había tomado una posición personal original, diferente de la tradición de su
tiempo, la de los escribas y fariseos. La muerte y la resurrección de Jesús han
llevado al extremo la evolución comenzada, al mismo tiempo que una apertura
inesperada.
3. Algunas conclusiones.
La Biblia es desde sus comienzos interpretación; los escritos que la componen
han sido, en numerosos casos, reelaborados y reinterpretados.

-Puesto que la Sagrada Escritura, se constituye sobre el consenso de las


comunidades creyentes, su interpretación debe ser, para las comunidades
eclesiales, fuente de consenso sobre los puntos esenciales.
La interpretación de la Escritura se debe hacer, pues, en el seno de la Iglesia
en su pluralidad y su unidad, y en la tradición de fe.

La interpretación en la Tradición de la Iglesia.

La Iglesia tiene conciencia de ser ayudada por el Espíritu Santo en su


comprensión e interpretación de las Escrituras. Conforme a la promesa de
Cristo “El Paráclito, que el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las
cosas” (Jn 14,26).

1. Formación del Canon.


El canon, contiene los escritos que deben ser conservados como S.E., por
haber sido elaborados bajo la inspiración del Espíritu Santo, y tener a Dios por
autor. El discernimiento del canon de la S.E., ha sido el punto de llegado de un
largo proceso. Las comunidades de la Antigua Alianza han reconocido en un
cierto número de textos la Palabra de Dios. El N.T., testimonia se veneración
por estos textos sagrados, que recibe como herencia trasmitida por el pueblo
judío, les llama S.E.

2. Exégesis patrística.
Los padres de la Iglesia, que tienen un papel particular en el proceso de la
formación del canon, tienen, un papel fundador en relación a la tradición viva.
La contribución particular de la exégesis patrística consiste en sacar del
conjunto de la Escritura las orientaciones de base que han dado forma a la
tradición doctrinal del a Iglesia. Los padres utilizan con frecuencia el método
alegórico para disipar el escándalo que podrían sentir algunos cristianos y los
paganos del cristianismo. Pero la historicidad y literalidad son raramente
anuladas.

3. Papel de los diferentes miembros de la Iglesia en la Interpretación.


Todos los bautizados, cuando participan, en la fe de Cristo, en la celebración
de la Eucaristía, reconocen la presencia de Cristo también en su palabra. Así
pues, todos los miembros de la Iglesia tienen un papel en la Interpretación de
las Escrituras.
Así pues, es el magisterio de la Iglesia quien tiene la misión de garantizar la
auténtica interpretación, y de indicar, que tal o cual interpretación particular es
incompatible con el evangelio auténtico.

La tarea del exegeta.


Consiste en estudiar y explicar la S.E., para poner sus riquezas a la disposición
de pastores y fieles.
1. Orientaciones principales.
El exegeta debe considerar el carácter histórico de la revelación bíblica, debe
servirse del método histórico-crítico, sin atribuirle, la exclusividad. Su tarea
termina cuando ha iluminado el sentido del texto bíblico, para eso debe
considerar las diferentes hermenéuticas.

2. Investigación.
La tarea exegética es demasiada vasta, se requieren especialistas en
diferentes dominios; los inconvenientes de la especialización se evitarán
gracias a esfuerzos Inter. disciplinares.

3. Enseñanza.
Los profesores deben mostrar como la Palabra de Dios merece un estudio
atento y objetivo, que permita mostrar su valor literario, histórico, social y
teológico. Dado el limitado tiempo, conviene dos modos de enseñar:
exposiciones sintéticas y un análisis más profundo de textos bien escogidos.
La enseñanza no debe estar desprovista de base histórico-crítico ni de
contenido espiritual.

4. Publicaciones.
Las publicaciones tienen una función importante para el progreso y la difusión
de la exégesis, pueden ser medios no solo impresos, sino también (radio,
televisión, técnicas electrónicas), de las cuales conviene servirse. El lenguaje
debe ser entendible para el hombre de hoy

Conclusión
✓ Pretendiendo reducir los exégetas al papel de traductores (o ignorando
que traducir la Biblia es ya hacer obra de exégesis) y rehusando
seguirlos más lejos en sus estudios, los fundamentalistas no se dan
cuenta de que, por una muy loable preocupación de completa fidelidad a
la Palabra de Dios, se lanzan en realidad por caminos que los alejan del
sentido exacto de los textos bíblicos, así como de la plena aceptación de
las consecuencias de la encarnación.
✓ Una segunda conclusión es que la naturaleza misma de los textos
bíblicos exige que, para interpretarlos, se continúe empleando el método
histórico-crítico, al menos en sus operaciones principales. La Biblia, en
efecto, no se presenta como una revelación directa de verdades
atemporales, sino como el testimonio escrito de una serie de
intervenciones por las cuales Dios se revela en la historia humana.