Está en la página 1de 28

TEMA:

INFLUENCIA DEL FACEBOOK RECREATIVO EN LA AUTOESTIMA DE


ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE AYACUCHO
FEDERICO FROEBEL

TESIS PARA OBTENER EL GRADO ACADÉMICO DE LICENCIADO EN


PSICOLOGÍA

AUTOR : Marvyn César Barzola Amorín

AYACUCHO – PERÚ
2018
1
Contenido

II. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA............................................................5

III. OBJETIVOS................................................................................................6

OBJETIVO GENERAL......................................................................................6

OBJETIVOS ESPECÍFICOS.............................................................................6

IV. JUSTIFICACIÓN.........................................................................................7

V. MARCO TEÓRICO........................................................................................8

ANTECEDENTES.............................................................................................8

CONCEPTOS CLAVE.....................................................................................11

SOBRE INTERNET Y REDES SOCIALES.................................................11

SOBRE LA AUTOESTIMA...........................................................................13

VI. HIPÓTESIS...............................................................................................22

HIPÓTESIS GENERAL...................................................................................22

HIPÓTESIS ESPECÍFICA...............................................................................23

VII. PROCEDIMIENTOS A SEGUIR EN LA INVESTIGACIÓN......................23

MÉTODOS.......................................................................................................23

VIII. POBLACIÓN Y MUESTRA.......................................................................25

IX. ADMINISTRACIÓN DEL PLAN................................................................26

X. CRONOGRAMA...........................................................................................27

XI. BIBLIOGRAFIA.........................................................................................28

2
I. INTRODUCCIÓN

El presente trabajo de investigación busca conocer la relación entre las


recompensas que reciben los estudiantes durante la interacción en Facebook y
el desarrollo de su autoestima.

Actualmente, las redes sociales, son una parte importante de la comunicación e


interconexión, siendo el Facebook uno de los medios más relevantes y con
mayor cantidad de usuarios.

Con el avance de la tecnología las redes sociales están al alcance de todos y


se presentan en la mayoría de dispositivos como son los celulares, tablets,
computadoras, etc. Debido a su fácil acceso y la gratificación de su uso
muchas personas están conectadas en todo momento al Facebook, siendo
este uno de los principales medios de interacción y socialización. Para
Echeburúa y Requesens, esto se debe a que Facebook tiene muchas cosas
que hacen recordar al colegio; la importancia de ser aceptado por el grupo, la
compulsión por airear los gustos musicales o cinematográficos y la necesidad
de mostrarse gracioso u ocurrente, así como la exhibición constante de quien
son los amigos de uno y, sobre todo, de cuantos tiene. La creación de perfiles
en las redes sociales son modos de fortalecer su autoestima (2012, p.25).

Debido a esto la presente investigación intenta dilucidar la forma en la que se


relacionan las recompensas del uso del Facebook recreativo con el desarrollo
normal de la autoestima.

Los resultados obtenidos servirán de guía para poder realizar planes de acción
en el trabajo de la autoestima en los jóvenes de nuestra región, para tener una
referencia de las herramientas necesarias que los profesionales de la salud
pueden brindar a los jóvenes para que se adapten de manera exitosa a la era
tecnológica en la que vivimos.

La importancia del trabajo radica en que hay muy pocas investigaciones en


Ayacucho y a nivel nacional acerca de los efectos psicológicos que tiene el uso
3
de las redes sociales y la influencia que pueden tener estas en el desarrollo
normal de la salud mental.

4
II. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Existen muchos estudios que se encargaron de descubrir qué es lo que sucede


en nuestro cerebro cuando usamos redes sociales como Facebook. Un
reciente estudio descubrió que existe una fuerte relación entre esta red social, y
el centro de recompensas del cerebro (o centro de placer). En esta zona se
procesan sentimientos gratificantes como por ejemplo la aceptación social, el
sexo, las comidas o el dinero. Es por eso que recibir un “me gusta” activa estas
zonas del mismo modo que se activan cuando comemos un chocolate. Cuando
en nuestras publicaciones las personas ponen comentarios positivos, esta zona
se enciende y mientras más intensa sea nuestra actividad en Facebook, más
intensa será la sensación de placer.

Dentro de estas recompensas podemos observar que la Autoaceptación, los


sentimientos de pertenencia al grupo, el Autoconcepto entre otros pueden ser
afectados por las distintas respuestas que se puedan recibir al usar el
Facebook.

Por eso mismo, el trabajo intenta buscar si ¿Existe una relación entre las
recompensas de la interacción en Facebook recreativo y la autoestima en
jóvenes universitarios de la universidad de Ayacucho Federico Froebel?

Para encontrar la respuesta se usarán escalas de medición de autoestima,


asimismo, una escala de medición del disfrute de las recompensas en la
interacción en Facebook.

5
III. OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL
o Determinar la relación entre la recompensa de la interacción en
Facebook recreativo y la autoestima en jóvenes universitarios de
la universidad de Ayacucho Federico Froebel, año 2018.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
o Determinar la influencia que ejerce un nivel bajo de disfrute en la
interacción en Facebook con la formación de una autoestima
positiva en jóvenes universitarios de la universidad de Ayacucho
Federico Froebel, año 2018.
o Identificar los niveles de autoestima de los jóvenes universitarios
de la universidad de Ayacucho Federico Froebel, año 2018.

6
IV. JUSTIFICACIÓN

El presente trabajo de investigación se realiza con el fin de evaluar la relación


que tienen las recompensas de la interacción en el Facebook recreativo con
respecto a la autoestima de los estudiantes de la UDAFF.

La relevancia de esta investigación radica en el incremento masificado de


internet del que hace uso nuestra población ayacuchana. Según datos
estadísticos del INEI, se evidencia un aumento progresivo del uso de internet;
por ejemplo, en 2007 el 18% de la población total de nuestro departamento, de
6 años a más, accedía a internet, esta cifra ha ido escalando año tras año
hasta llegar a 2015, último censo ocurrido, en dónde un 26% de la población
ayacuchana de 6 a más años utiliza internet. Las estadísticas pronostican que,
a puertas de 2018, el porcentaje de personas que utilizan internet habrá
aumentado significativamente. Como dato adicional, el INEI muestra que el
86% de nuestra población total peruana de jóvenes universitarios, hacen uso
de Internet. De lo anterior mencionado se puede concluir que el número de
usuarios a redes sociales, en especial al Facebook, ha aumentado en nuestro
País.

Las redes sociales se han conformado como uno de los principales medios de
comunicación, dejando muchas veces en segundo lugar a los medios
tradicionales para la socialización y se conforman ahora como herramientas
casi indispensables en la construcción de la identidad social de las personas
que las utilizan, cada vez con más frecuencia.

Esta investigación, intenta relacionar el desarrollo de la autoestima y las


recompensas de la interacción en Facebook, en esta en específico porque
pone en evidencia que tiene un lugar prioritario en la población estudiada en
muchos aspectos de su vida tales como informarse, entretenerse y
comunicarse. Hasta el momento esta plataforma sigue siendo un medio de
comunicación de uso muy frecuente por un gran porcentaje de la población.

7
Permitirá aclarar cómo es que las redes sociales en específico el facebook
influyen en algunos aspectos psicológicos de la persona en este caso en la
autoestima. Así mismo permitirá dar luz a los especialistas de la salud mental a
encontrar la mejor forma de intervención en situaciones en las que se
presenten estas variables. Para concluir, los resultados darán aportes de la
realidad de los estudiantes de la UDAFF.

V. MARCO TEÓRICO

1. ANTECEDENTES
1.1. HISTORIA DE FACEBOOK

Facebook se creó como una versión en línea de los "facebooks" de las


universidades americanas. Los "facebooks" son publicaciones que hacen las
universidades al comienzo del año académico, que contienen las fotografías y
nombres de todos los estudiantes y que tienen como objetivo ayudar a los
estudiantes a conocerse mutuamente. Facebook llevó esta idea a Internet,
primero para los estudiantes americanos y abrió sus puertas a cualquier
persona que cuente con una cuenta de correo electrónico.

Facebook nació en 2004 como un hobby de Mark Zuckerberg, en aquél


momento estudiante de Harvard, y como un servicio para los estudiantes de su
universidad.
En su primer mes de funcionamiento Facebook contaba con la suscripción de
más de la mitad de los estudiantes de Harvard, y se expandió luego a las
universidades MIT, Boston University y Boston College y las más presitigiosas
instituciones de Estados Unidos.

Un año después, Facebook tenía más de un millón de usuarios, una oficina en


Palo Alto, California y había recibido el apoyo financiero de Peter Thiel
primero (co-fundador de Pay-Pal e inversor ángel) (500 mil U$D) y el Accel
Partners después ($12.7 millones). Ese mismo año incorporó, a los alumnos de

8
más de 25 mil escuelas secundarias y dos mil universidades de estados unidos
y el extranjero, logrando un total de 11 millones de usuarios.

INVESTIGACIONES EN EL EXTRANJERO

TÍTULO: LA ADICCIÓN A FACEBOOK RELACIONADA CON LA BAJA


AUTOESTIMA, LA DEPRESIÓN Y LA FALTA DE HABILIDADES
SOCIALES

Autores: María Fernanda Herrera Harfuch, María Paula Pacheco Murguía,


Joaquina Palomar Lever, Daniela Zavala Andrade

Ciudad de México.

La presente investigación tuvo como objetivo encontrar si existía relación


alguna entre la adicción a facebook, la baja autoestima, la depresión y la
falta de habilidades sociales. Fue un diseño no experimental, de tipo
transversal. Se utilizó el cuestionario adaptado de young (1998, citado en
navarro & jaimes, 2007), fargues, lusar, jordania & sánchez (2009), cándido,
saura, méndez, e hidalgo (2000), yesavage (1986; citado en de la vega,
2009) y garcía (1998). Participaron 63 alumnos de la universidad
iberoamericana, de los cuales 60.3% eran mujeres y 39.7% hombres, y el
mayor porcentaje de edad fue 22 años. El instrumento se complementó con
variables sociodemográficas, el cuestionario de adicción a facebook para
jóvenes (de propia creación 2009), el cuestionario de evaluación de la
autoestima para alumnos de enseñanza secundaria (garcía, 1998), el
cuestionario de evaluación de dificultades interpersonales en la
adolescencia (cándido, et al., 2000), la escala de depresión geriátrica
(yesavage, 1986; citado en de la vega, 2009), los criterios de diagnóstico de
adicción a internet (young, 1998; citado en navarro, 2007), y el cuestionario
de experiencias relacionadas con internet (fargues & cols., 2009).

Para llevar a cabo la investigación se utilizó un diseño no experimental de


tipo transversal, en el cual se observó el efecto de la variable independiente
9
sobre la dependiente. Se trata de una investigación ex post facto, ya que se
observaron efectos de eventos ya ocurridos.

Respecto de los resultados, se encontraron diferencias estadísticamente


significativas entre los adictos y los no adictos a Facebook, lo que permitió
ver que existe una relación estadísticamente significativa entre la adicción a
Facebook y la baja autoestima, la depresión y la falta de habilidades
sociales. A partir de ese descubrimiento se dedujo que los adictos a
Facebook son más propensos a la depresión, a tener menos habilidades
sociales y a mostrar una autoestima más baja.

INVESTIGACIÓN NACIONALES

TÍTULO: VARIABLES PSICOLÓGICAS ASOCIADAS AL USO DE


FACEBOOK: AUTOESTIMA Y NARCISISMO EN UNIVERSITARIOS.

Autor: Bach. Renzo Fabrizzio Tarazona Luján.

Lima, Perú

Investigación que tuvo como propósito conocer cómo se relacionan el


uso de esta red con la Autoestima y el Narcisismo en jóvenes
universitarios peruanos que viven en Lima bajo un estudio correlacional.
Los resultados indican que existen ciertas asociaciones entre la
intensidad del uso del Facebook y las variables de Autoestima y
Narcisismo. De manera específica destacan las correlaciones entre uso
del Facebook y sentimiento de pertenencia a la familia; también la
asociación entre frecuencia de uso y autoritarismo. Los hallazgos son
relevantes para orientar, mediante diversas opciones de consejo
psicológico, a los jóvenes universitarios que cotidianamente se
aproximan a la red social Facebook.

Se concluyó que existe una leve relación entre las variables de uso de
Facebook con las áreas de las Cuestionarios de Autoestima y
Narcisismo utilizados en esta investigación. Se encontró que la muestra
de jóvenes universitarios de Lima metropolitana se caracteriza por tener
10
un alto uso de Facebook, donde la gran mayoría utiliza Facebook de
cuatro días a más en la semana y por un promedio de 3 a 5 horas
diarias. En cuanto a las relaciones con las áreas de la prueba, se
encontró que las personas que tienen un uso frecuente y prolongado de
Facebook no se sentirán identificados con su familia, por lo que esta red
les servirá para ir buscando nuevos círculos o modelos a seguir para la
formación de su identidad.

2. CONCEPTOS CLAVE
2.1. DISFRUTE EN LAS RECOMPENSAS DE FACEBOOK.
De acuerdo con Vorderer, Klimmt y Ritterfeld (2004) la investigación en
psicología y la neurociencia utilizan el término "disfrute" para describir
las reacciones a las experiencias agradables en general, y ha sido
usado por la mayoría de los investigadores de la comunicación para
describir y explicar esas reacciones positivas hacia los medios de
comunicación y su contenido. Para Tamborini, Bowman, Grizzard, y
Organ (2010) el disfrute es una emoción, una actitud, una combinación
de la cognición y el afecto, o alguna otra reacción positiva, sin
especificar el contenido de los medios. A partir de esto, se propone
conceptualizar el disfrute relacionado con los medios de comunicación
como un constructo complejo que incluye las dimensiones fisiológicas,
afectivas y cognitivas. También, Bartsch, Mangold, Viehoff y Vorderer
(2006) indican que el deseo de experimentar emociones es una de las
motivaciones clave para utilizar los medios.
Desde el punto de vista del usuario, según Vorderer, et al. (2004), el
entretenimiento se ha entendido no tanto como un producto (una
película, un espectáculo, un libro, etc.) o como una característica de tal
producto, sino más bien como una respuesta al mismo. En el centro de
esta experiencia de entretenimiento, la mayoría de los investigadores
han localizado ciertas características que son, por lo general, vinculadas
a términos positivos tales como el disfrute. Algunas de las

11
manifestaciones del entretenimiento a través de los medios de
comunicación que han sido estudiadas por la comunicación y
psicología, de acuerdo con Vorderer, et al. (2004), pueden ser la
serenidad, la alegría, la risa, como una manifestación del disfrute a
través de la comedia, el miedo, el alivio a través del drama, la tristeza,
la melancolía, la reflexión, la ternura a través del melodrama, el logro, el
control y la autoeficacia a través de los juegos. Los usuarios pueden
responder de manera muy diferente unos de otros, e incluso un usuario
particular puede presentar diversas respuestas en diferentes
momentos. Todas estas manifestaciones, sin embargo, son consistentes
con la idea del entretenimiento como una experiencia.
Según Vorderer (2011), sentirse entretenido no es sólo una cuestión de
diversión o de simplemente sentirse bien en un sentido general, sino
tiene que ver con un tema de elaboración de los pensamientos y las
creencias existentes, de placer y de tristeza, de diversión, de melancolía
y de un pensamiento más profundo. Esta complejidad de
entretenimiento, según el autor, como respuesta al contenido de los
medios, puede ser descrita en dos dimensiones, donde tanto la
búsqueda del disfrute y la apreciación de un programa, película,
grabación, o un juego, tienen un papel significativo.
En la primera dimensión, Vorderer (2011) afirma que los usuarios de los
medios de comunicación a menudo tratan de elevar su estado de ánimo
mediante la selección de los contenidos adecuados, y que tanto el
disfrute y la complejidad de los contenidos determinan el resultado de
este esfuerzo, es por esto que los aspectos de contenido y forma se
relacionan.
Asimismo, el autor indica que la apreciación, parece ser independiente
de la dimensión de la búsqueda del disfrute. El término “apreciación” se
refiere a un aspecto más fundamental del disfrute, uno que se siente
más por el usuario de los medios, ya que incluye elaboraciones
cognitivas y afectivas, y es más difícil de satisfacer. De hecho, se puede

12
suponer que nunca está completamente satisfecho durante la
exposición a contenidos de los medios.
Vorderer (2011), propone distinguir tres factores dentro de la
apreciación: autonomía, competencia y relación, que se establecen
como las tres necesidades fundamentales dentro de la teoría de la
autodeterminación relacionadas con el bienestar psicológico, y que
permiten especificar con mayor detalle lo que los usuarios están
buscando en los medios de comunicación, a partir de esto se afirma
que los seres humanos están constantemente buscando satisfacer
estas tres necesidades en sus vidas diarias.
Según Vorderer, et al. (2004), la acción humana es dirigida por los
motivos o los estados que los individuos aspiran obtener. Así cuando se
observa que los individuos buscan disfrute con mayor frecuencia, surge
la pregunta: ¿Por qué lo hacen? ¿Qué los motiva a pasar su tiempo con
productos de entretenimiento? ¿Cuáles son las causas de su
comportamiento y actuar? Así también, para Vorderer, et al. (2004), una
de las razones más comunes y ampliamente desarrolladas es que los
usuarios de los medios de comunicación tienen un interés y deseo
temporal de escapar del mundo social en cual viven, es decir, los
usuarios buscan disfrute a través del uso de estos medios porque
proporcionan una retirada temporal de la vida cotidiana. Otro de los
motivos, según estos autores, es poder regular el propio estado de
ánimo y modificar los estímulos del entorno; así, los individuos
seleccionan programas con un valor placentero específico y con un
cierto potencial para absorberlos para sus necesidades inmediatas.
También, según Bartsch, et al. (2006), las emociones producto de los
medios pueden tener una función de auto mejora en las personas, lo
cual, se convierte en otro motivo para usarlos. Por ejemplo, las
personas que tienen baja autoestima prefieren observar a otras
personas que están peores que ellos/as o las personas que se sienten
solas prefieren canciones de pop sobre lamentos acerca del amor.
Entonces, parece que mirar o escuchar historias de otros/as con

13
problemas similares ayuda a las personas a lidiar con sus propios
problemas.

2.2. FACEBOOK.
Facebook es una red social en Internet que fue creada en el año 2004
por Mark Zuckerberg, estudiante de la Universidad de Harvard, para ser
usada por estudiantes de esta universidad (Herrera et al., 2010); sin
embargo, rápidamente, su uso fue expandiéndose a otros lugares de
manera que, a mediados del 2005, fue adoptada por, aproximadamente,
2000 colegios y universidades sólo en Estados Unidos y, al finalizar ese
año, 22000 organizaciones comerciales se habían unido a esta red. De
acuerdo con McClard y Anderson (2008) Facebook tuvo un rápido
crecimiento y la membrecía de personas particulares superó a la de
estudiantes (60 millones de personas en el 2007), para el 2013, según
la red misma, se tienen más de 1.100 millones de usuarios/as.
McClard y Anderson (2008) describen el Facebook como una
plataforma de aplicaciones en la que las interacciones entre los
individuos, a través de dichas aplicaciones, crean el contenido
(colectivo), que se basa en interacciones sociales entre individuos y
grupos. Además, es una herramienta que provee información sobre lo
que los “amigos/as” o amigos/as de los/as amigos/as, están haciendo.
Por esto, Faerman (2009) indica que “la mayoría de las funciones de
Facebook se fundamentan en la idea de que hay personas a tu
alrededor con las que quieres conectar y mantenerte en contacto” (p.
18). De igual manera, argumenta que otras personas creen que no es
sólo el hecho de conectarse con más personas lo que hace tan atractivo
a este medio, sino que sirve para que sus usuarios puedan mostrarse a
los demás, puesto que en esta red social todo se expone y no hay
privacidad ni intimidad.
Los servicios que ofrece Facebook se pueden dividir en seis categorías:
Red de amigos, la cual permite localizar a personas con quienes se

14
había perdido contacto y también añadir a otras que se quiere conocer;
Creación de grupos y páginas, consiste en reunir personas con
intereses comunes, compartir mensajes y organizar actividades que son
de interés para el grupo creando foros de discusión; El “Muro”, permite
a los usuarios escribir mensajes, anexar fotos, videos, música,
documentos, entre otros para que los demás integrantes de la red los
puedan leer o ver; Fotos, es básicamente un espacio para publicar y
compartir imágenes de cualquier evento promovido por el usuario de la
red, generándose la posibilidad de identificar explícitamente o
“etiquetar” a otro usuario que esté presente en la foto; Regalos, hace
referencia a pequeños íconos a modo de presentes, los cuales tienen
un mensaje que se puede enviar a cualquier usuario; en algunas
ocasiones llega a ser cotizado y por lo tanto debe ser adquirido o
comprado en función al valor asignado; y finalmente existe la sección
de Juegos, consiste en distintos tipos de actividades lúdicas tales como
juegos de rol, de mesa y/o pruebas de habilidades que generan
competencia entre los “amigos de Facebook” (Grupo Publispain, 2012).

2.3. AUTOESTIMA
La autoestima es de suma importancia en la vida de las personas, los
últimos estudian demuestran que una buena autoestima dentro de un
marco de inteligencia emocional son claves fundamentales del éxito de
una persona.
Para Rosenberg (1965, citado en Sánchez, 1999) la autoestima, desde
una aproximación sociocultural, seria definida como “una actitud, tanto
positiva como negativa, que la gente tiene sobre sí misma” (p. 3).
Concibiéndose a ésta como producto de las influencias de la cultura, la
sociedad, la familia y las relaciones interpersonales. De lo que se
desprende que la autoestima seria proporcional al grado en que el
individuo es capaz de medirse de forma positiva respecto a una serie de
valores.
Reasoner (1998, citado en Lachira (2014), define a la autoestima como
“la apreciación del propio valor e importancia, caracterizada por la
15
posibilidad de responsabilizarse de uno mismo y de actuar de manera
responsable hacia los demás” (p. 36).
Carl Rogers (1967, citado en Acosta y Hernández, 2004), considera a la
autoestima como un conjunto de experiencias constituidas por
percepciones que se refieren al sujeto, en otras palabras, es lo que el
sujeto reconoce como descriptivo de si, y que el percibe como datos de
su propia identidad.
Según esta definición la autoestima se formaría por las experiencias
que la persona percibe en la vida que llevaría a la forma de relacionarse
consigo mismo y con los demás, donde el autor enfoca la libertad que
tiene la persona para elegir salir adelante, y hacerse responsable de sí
mismo.
Para Haeussler y Milicic (1996), la autoestima es ser capaz de
aceptarse y valorarse positivamente, considerando su desarrollo como
un proceso que parte del conocimiento de sí mismo a través de la
autoevaluación; cuanto más profundo sea este conocimiento, mejor se
tendrá una imagen real de lo que se es, permitiendo mejorar así
habilidades para el desarrollo personal.
Páez, Zubieta, Mayordomo, Jiménez y Ruiz (2004) definen a la
autoestima como la actitud que las personas tienen sobre sí mismo, es
decir su autoconcepto, a nivel cognitivo; a nivel afectivo, abarcaría
sentimientos de valor y respeto sobre sí; y a nivel conductual, a un
mejor afronte ante los hechos estresantes, es decir una mejor
adaptación y bienestar personal.
Coopersmith, (1999) define la autoestima como la evaluación que hace
el sujeto respecto de si, y que está relacionada significativamente a la
satisfacción personal, y al funcionamiento afectivo; considerando de
este modo a la autoestima como una actitud de aprobación o
desaprobación hacia sí mismo. Esta definición, presentada por
Coopersmith, es la que será considerada en la presente investigación.
Hasta este punto es necesario hacer una distinción entre autoestima y
autoconcepto, que muy particularmente se consideran como
equivalentes. Torres (2002) considera que el autoconcepto forma parte

16
de la autoestima. Los científicos sociales señalan que el autoconcepto
viene a ser la identificación de las características de cada persona, en
otras palabras, hace referencia a la idea que cada uno tiene de sí
mismo, ya sea de una valoración positiva o negativa sobre los datos
percibidos de la persona (Ulloa, 2003). En tanto que la autoestima se ve
asociada, ya sea positiva o negativamente, por los comportamientos de
terceros, por ejemplo, los padres, al alentar a sus hijos en su accionar
para asumir sus responsabilidades, y evitando la crítica destructiva,
contribuyen positivamente a un adecuado desarrollo de la autoestima;
otro ejemplo más es la relación que se mantiene con los amigos en la
adolescencia, en donde se puede encontrar al grupo de apoyo y
pertenencia ante momentos difíciles (Acosta y Hernández, 2004).
Haeussler y Milicic (1996) constatan que los adultos tienden más a
señalar los comportamientos negativos de los niños que a destacar los
rasgos positivos de su comportamiento, trayendo consecuencias en los
menores. Estos autores han encontrado evidencia, que los niños que
son expuestos a este tipo de tratos, presentan dificultades en la
autovaloración positiva en diferentes dimensiones de la autoestima,
llegándose a sentir, poco valiosos, no dignos de recibir cariño, estima y
aprecio, generando en ellos sentimientos negativos y de no aceptación
respecto de sí mismos.
Por tanto, la autoestima, vista como una variable psicológica, busca
comprender como el individuo valora sus propias cualidades, lo que
implicaría un proceso de autoevaluación continua que abarcaría
diversos componentes o factores del ser humano, tales como rasgos
físicos, mentales, sociales, espirituales, emocionales y conductuales
(Tarazona, 2013).
Las fases de la autoestima (Coopersmith, 1990, citado en Válek, 2007):
Primero, un trato respetuoso, de aceptación e interés por las personas
significativas en su vida; segundo, su historia personal de éxito en el
mundo; tercero, los valores que se van formando; y finalmente la forma
como afronta situaciones que van en contra de su estabilidad.

17
De este modo, se considera que la autoestima se va construyendo
desde la infancia, siendo considerada esta etapa como fundamental e
importante, ya que las percepciones que se tenga sobre sí mismo o
sobre el mundo, tienen una alta probabilidad de perdurar en el tiempo,
llegando a influir en la edad adulta; por lo tanto, es importante ser
cuidadoso con los mensajes dados a los niños desde temprana edad.
siendo en la adolescencia, la etapa en que la autoimaden formada
desde la niñez, es proyectada hacia los demás (Válek, 2007).

2.3.1. Bases de la autoestima


Siguiendo a Coopersmith (1990) las personas desarrollarían un
autoconcepto de acuerdo a cuatro bases: a) En relación al significado
que se dé a la forma en que son amados o considerados, y al grado de
aprobación que recibieron de personas significativas, por lo que se hace
muy delicada la guía que recibe dentro del hogar versus el mundo
social que le rodea; b) La competencia o idoneidad para llevar a cabo
tareas que se consideren importantes; c) La adhesión a las normas de
ética y de moral, aspecto que se fortalece en el seno del hogar; y d) El
grado de influencia que las personas tendrían hacia sí mismas y hacia
los demás. De esta forma, se desprende que la autoestima no sería un
concepto estático, inmodificable, sino dinámico y cambiante, que puede
disminuir, aumentar o mantener (Válek, 2007).

2.3.2. Dimensiones y conceptos asociados a la Autoestima


Haeussler y Milicic (1996) consideran cinco dimensiones o áreas
asociadas a la autoestima: la física, afectiva, social, académica y ética.
A. Dimensión Física. Hace referencia al hecho de sentirse
atractivo(a) físicamente, en aceptar y sentir satisfacción por el propio
cuerpo tal cual es, sin dejar de lado el interés por la propia apariencia y
autocuidado.
B. Dimensión Afectiva. El sentirse aceptado y querido por los
demás, así como la autoaceptación, reconociendo las características
personales tanto positivas como negativas. Estas características

18
facilitaran a las personas el establecimiento de relaciones afectivas
significativas.
C. Dimensión Social. Sentimiento de pertenencia hacia el grupo de
referencia, comunidad, etc.; así como el poder establecer relaciones
sociales con personas del sexo opuesto. Comprende también acciones
que permiten sentir agrado y disfrute al momento de enfrentar diversas
situaciones sociales.
D. Dimensión académica. Hace referencia a la autovaloración de
las capacidades cognitivas y los sentimientos que se generan al
respecto, como el sentirse inteligente, creativo, etc. Así como a la
percepción que se tiene al momento de enfrenar actividades en el
entorno académico.
E. Dimensión ética. En esta dimensión se hablaría del proceso de
interiorización de valores y normas de conducción social esperadas, y
los sentimientos que los mismos generarían, como, por ejemplo,
sentirse una buena o mala persona, sentirse una persona responsable
o no, entre otros.

2.3.3. Componentes de la autoestima.


Se considera que la autoestima estaría expresada a través de tres
componentes, que actuarían en forma conjunta, que según Cortés de
Aragón (1999) serían los siguientes:
A. Componente Cognoscitivo. En donde se consideraría todos los
conceptos referidos a la representación mental que las personas tengan
sobre si mismos; es decir, los conceptos, ideas, conocimientos,
percepciones, creencias y opiniones sobre sí mismo. Abarcando de este
modo al autoconocimiento, autoconcepto, autocomprensión,
autoimagen y autopercepción.

B. Componente emocional – evaluativo. En donde se encontraría


los sentimientos y emociones referidos a sí mismo, los cuales
determinan gran parte de la autoestima, y en la medida en que sean
interiorizados correctamente, permitirán a cada individuo gestionar su

19
propio crecimiento personal, dentro de ellos se tendría la
autoaceptación, autoevaluación, autovaloración y autoaprecio.
C. Componente conductual. La autoestima no solo implicaría el
componente cognitivo y emocional, sino que también se hace
observable a través de las conductas y comportamientos realizados.
Encontrándose que las personas con una autoestima alta presentan
conductas coherentes, congruentes, responsables, siendo autónomos,
con dirección de sí mismos.
Diversos autores coinciden al considerar a la autoestima como una
fuerza interna que da sentido, propósito y coherencia en la vida de las
personas, que serían expresadas a través de las siguientes formas
(Albarrán, 2004, citado en Válek, 2007):
A. Aceptación de sí mismo. Implica afianzar la identidad de la
persona, buscando que se valore y se acepte.
B. Autonomía. Orientada a saber sentirse y actuar con seguridad, a
que la persona se valga por sí misma en diferentes circunstancias.
Implica también dar y pedir apoyo, fijarse, cumplir y aceptar normas que
vienen de afuera.
C. Expresión afectiva. Una persona que se autoestima será capaz
de dar y recibir afecto. Reconocerá la importancia que tiene el contacto
físico en las manifestaciones de tipo afectivo, el desarrollo socio-
emocional y psicológico dentro del ambiente familiar y social.
D. Consideración por el otro. Relacionado a la aceptación y estima
de otros, a participar con ellos, descubrir el sentido de la reciprocidad,
superar dificultades, comunicación, entre otros.

Carl Rogers (citado en Manrique, 2003) afirma que existen formas de


conducir nuestros recursos hacia lo óptimo mediante el desarrollo, de lo
que denominó, la escalera de la autoestima, escalando los siguientes
peldaños importantes a tener en consideración:

A. Autoconocimiento. Es la capacidad de reflexionar sobre sí


mismo, acerca de las características personales, gustos y preferencias,
es la base de la escalera de la autoestima. El conocimiento propio y del
exterior conllevaría al fortalecimiento de la personalidad, donde la
20
persona toma conciencia de sus recursos y de todo lo que le rodea para
luego aplicarlos en el desarrollo de su vida.
B. Autoconcepto. Es la opinión que se tiene de la propia
personalidad y sobre la conducta. Se forma a partir de los comentarios y
actitudes de otras personas. Se pueden tornar positivos cuando reflejan
los aspectos positivos de su ser o se pueden tornar negativos, si se es
desvalorizado o constantemente criticado.
C. Autoevaluación. Implica la valoración de lo que en nosotros
tenemos de positivo y de negativo. Es la autocrítica que nos hacemos
sobre nuestro desempeño personal. Donde un análisis FODA de sí
mismo, conllevaría a reconocer las fortalezas, oportunidades,
debilidades y amenazas con relación a la propia vida.
D. Autoaceptación. Es admitir y reconocer como somos, como es
nuestra forma de sentir y de pensar. En este paso también el
autoconocimiento jugaría un rol importante para la aceptación de la
forma como se percibe el ser.
E. Autorespeto. Es el amor propio, es el valorar lo que se hace o se
tiene, es elogiarse, apreciar los propios talentos, esforzarse por
alcanzar habilidades nuevas y desarrollar las que ya se tiene. Es un
paso muy importante para el manejo de las relaciones consigo mismo y
los demás.

VI. HIPÓTESIS

HIPÓTESIS GENERAL

El uso del Facebook de entreteniendo influye directamente proporcional


en la autoestima de los estudiantes de la UDAFF, año 2018.

HIPÓTESIS ESPECÍFICA

1. Existe una incidencia significativa de la frecuencia de uso del Facebook


en la autoestima de los estudiantes de la UDAFF, año 2018.

21
2. Existe una cantidad elevada de acciones dentro del Facebook
recreativo, que realizan los estudiantes de la UDAFF, año 2018.

VII. PROCEDIMIENTOS A SEGUIR EN LA INVESTIGACIÓN

MÉTODOS

Tipo de investigación
Aplicada, ya que pretende realizar un diagnóstico de la realidad social de la
autoestima de adolescentes en relación al uso de una de las tecnologías de de
comunicación virtual más en boga de los últimos años, Facebook. Dentro del
marco de los postulados científicos de la psicología.

Nivel de investigación

Descriptivo – Explicativo, porque pretende describir las características de


comportamiento dentro del Facebook recreativo más importantes que puedan
influenciar en su autoestima; asimismo, establecer correlaciones entre los
niveles de las variables en estudio y a partir de estas explicar cómo afecta el
uso del Facebook recreativo en la autoestima de la población de estudio.

Método de investigación

Inductivo – Deductivo, ya que, en base a los resultados de los cuestionarios


evaluativos de autoestima y modos de uso del Facebook recreativo, se
pretende de deducir las características de uso del Facebook de estudiantes con
poca, mediana y adecuado nivel de autoestima.

Diseño de investigación

22
No experimental, porque no se manipulan variables de estudio, solo se limita a
observar los comportamientos de adolescentes y describir los patrones de
conducta sin modificar la esencia de la unidad de análisis.

Técnica

Se aplicó la técnica de diseño de encuestas para evaluar cada una de las


variables y establecer las relaciones de causa - efecto que existe entre el uso
del Facebook recreativo y la autoestima.

Instrumento de recolección de datos

CUESTIONARIO 1
- NOMBRE : Cuestionario de estilos de uso del facebook.
- APLICACIÓN : Individual – colectiva.
- EDADES : A partir de los 16 años en adelante.
- OBJETIVO : Recolectar información de frecuencia y suo
del facebook recreativo.
- DESCRIPCIÓN : El cuestionario consta de 05 ítems, los
cuales recolectan información de la frecuencia de uso y de los
tipos de uso del Facebook recreativo como pueden ser, tiempo
de uso, añadir nuevos amigos, publicar fotografías o selfis,
comentar fotos de amigos, compartir memes.
-
CUESTIONARIO 2
- NOMBRE : Cuestionario de evaluación de los niveles de
autoestima (bajo, moderado y buena autoestima)
- APLICACIÓN : Individual – colectiva.
- EDADES : A partir de los 16 años en adelante.
- OBJETIVO : Medir los niveles autoestima de la población
de estudio.
- DESCRIPCIÓN : El cuestionario consta de 12 ítems, los
cuales evalúan las 3 áreas de la autoestima (emocional, social y
autoeficacia).

Instrumentos de análisis de datos


Se utilizará el programa SPSS para hacer una estadística
descriptiva que facilite la elaboración de un perfil de los
estudiantes y determinar los niveles de autoestima que poseen
23
para posteriormente hacer una comparación con los datos de
estilos de uso del Facebook recreativo.

VIII. POBLACIÓN Y MUESTRA


POBLACIÓN
- La población de estudio consta de todos los alumnos de la
Universidad Federico Froebel

MUESTRA

- La muestra es la totalidad de la población, pues ha de utilizase


cuestionarios virtuales que pueden llegar a un público masivo en
corto tiempo.

24
IX. ADMINISTRACIÓN DEL PLAN

PRESUPUESTO
El costo total del trabajo de investigación es de S/.3000.00 nuevos soles, que
están divididos de la siguiente forma:

RECURSOS HUMANOS

Cantidad Costo Total


Investigador 01 Sin costo
Asesor y
01 S/. 2500.00
jurados
Evaluadores 02 S/.500.00
Participantes Todos
TOTAL S/. 3000.00

RECURSOS ECONÓMICOS

INSTRUMENTAL Y OTROS MATERIALES


MATERIALES E COSTO S/.
CANTIDAD TOTAL S/.
INTRUMENTOS UNITARIO
INSTRUMENTOS
Cuestionario de nivel
400 0.20 80.00
de autoestima
Cuestionario de usos
del facebook 400 0.20 80.00
recreativo
Incentivo para
100 5.00 500.00
participantes
OTROS
Pasajes 50 1.00 50.00
Alimentación 21 30.00 90.00

25
Otros 10 15.00 150.00
Total 950.00

X. CRONOGRAMA
2017 2018
ACTIVIDA OCTUB NOVIEM DICIEMB FEBRER
ENERO MARZO
D RE BRE RE O
S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S
1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4
1.Elaboraci
ón del
proyecto
de
investigac
ión.
2.Presentac
ión del
proyecto
de tesis.
3.Aprobació
n del
proyecto
de tesis.
4.Elaboraci
ón de
instrumen
tos.
5.Recolecci
ón de
datos.
6.Procesam
iento de
datos.
7.Análisis e
interpreta
ción de
datos.
8.Conclusio
nes y
discusión
de tesis.

26
XI. BIBLIOGRAFIA

 Alcántara, J. A. (1990). Cómo educar la autoestima. Barcelona: CEAC.


 Branden, N. (1989). Cómo mejorar su autoestima. Barcelona: Paidós.
 Branden, N. (1995). Los seis pilares de la autoestima. Barcelona:
Paidós.
 Castanyer, O. (2003). La asertividad: expresión de una sana
autoestima. Bilbao: Desclée de Brouwer.
 Cava, M. J., y Musitu, G. (2000). La potenciación de la autoestima en la
escuela. Barcelona: Paidós.
 Feldman, J. R. (2002). Autoestima ¿Cómo desarrollarla? . Madrid:
Narcea.
 Mruk, C. (1998). Auto-estima. Bilbao: Desclee.
 Oñate, M. (1989). El autoconcepto. Formación, medida e implicaciones
en la personalidad. Madrid. Narcea.
 Pope, A. W. (1996). Mejora de la autoestima: técnicas para niños y
adolescentes. Barcelona: Martínez Roca.
 Branden. (1989). Cómo mejorar su autoestima. Círculo de Lectores.
 Branden. (1993). Poder de la Autoestima. Paidós Ibérica, Ediciones S.
A.
 Guashpa. (2012). Autoestima como competencia mediadora para
la innovación de las prácticas pedagógicas en los Docentes de la
Unidad Educativa Intercultural Bilingüe Alejandro Andrade Coello, en
la comunidad Cochapamba, parroquia Guanujo, cantón Guaranda,
provincia Bolívar, durante el periodo del año lectivo 2010-2011/María
Cecilia Patín Guashpa.
 Linares, Fuentes, Ruiz, Castro y Martínez. (2006). Estrategias de
aprendizaje en estudiantes de enseñanza secundaria obligatoria y
su relación con la autoestima. International Journal of Psychology
and Psychological Therapy, 6(1), 51-62.
 Mayer. (1996). La asertividad: expresión de una sana
autoestima. Desclée de Brouwer.
 Mezerville. (1993). El aprendizaje de la autoestima como proceso
educativo y terapéutico. Revista Educación, 17(1), 5-13.
 Pienda, Pérez, Pumariega y García (1997). Auto concepto,
autoestima y aprendizaje escolar. Psicothema, 9(2), 271-289.
 Polaino. (2004). Familia y autoestima/Aquilino Polaino.

27
 Ramos. (2004). Valores y autoestima. Conociéndose a sí mismo en un
mundo de otros. Revista educación en valores, 1(1), 1-14.
 Valdés. (2001). Programa de intervención para elevar los niveles
de autoestima en alumnas de sexto año básico. Estudios
pedagógicos (Valdivia), (27), 65-73.
 You tobe. (2009). Un cuento sobre la autoestima.

28

También podría gustarte