Está en la página 1de 7

Universidad Autónoma de Chiriquí

Biología 112b

Facultad de Medicina

Estudiantes: María Sanabria (6-720-2104), Moisés Ábrego (4-801-484), Diana


Cervantes (4-807-158), José Santamaría (4-799-2130).

Profesor: Gustavo Guerra

GENERALIDADES DE LOS HUESOS

Introducción: El sistema esquelético puede dividirse en el esqueleto axial (cabeza,


cuello y tronco) y apendicular (huesos de los miembros). El esqueleto propiamente
dicho se compone de diversos tejidos: cartílago (tejido conectivo semirrígido), hueso
(tejido conectivo duro) función de soporte, protección, almacenamiento, producción de
células sanguíneas, movilidad). El periostio, que rodea el hueso y el pericondrio, que
rodea el cartílago, aporta nutrición a estos tejidos y son los lugares de formación de
hueso y cartílago. Existen dos tipos de hueso, esponjoso y compacto, se diferencian por
la cantidad de materia sólida que poseen y por el tamaño y números de espacios que
contienen. Los huesos pueden dividirse en largos, cortos, sesamoideos, irregulares,
planos, wormianos.

Funciones de los huesos:

1. Soporte: sostienen las paredes del cuerpo y cavidades vitales.

2. Protección: protegen órganos blandos.

3. Movimiento: base mecánica para el movimiento.

4. Almacenamiento: la grasa se almacena en las cavidades óseas, almacenamiento de


minerales como calcio y fósforo.

5. Formación de células sanguíneas: hematopoyesis, se produce dentro de las


cavidades del tuétano.

El sistema esquelético se divide en:

 Esqueleto Axial: cabeza (Cráneo), el cuello (Hioides, Vértebras), tronco


(Costillas, Esternón, Sacro).
 Esqueleto Apendicular: se compone de los huesos de los miembros, incluidos lo
que constituyen la cintura escapular y pélvica.

El esqueleto se compone de cartílagos y huesos.


Cartílago es un tipo de tejido conectivo semirrígido que forma las partes del esqueleto
donde se requiere más flexibilidad (Cartílagos Costales).

- Superficies Articulares: intervienen en una articulación sinovial están recubiertas


por cartílago articular que proporciona superficies lisas, de baja fricción y
deslizantes para efectuar libremente los movimientos.

El cartílago es avascular, obtienen oxígeno y nutrientes por difusión.

Hueso, un tejido vivo, es un tipo de tejido conectivo duro, altamente especializado, que
compone la mayor parte del esqueleto.

 Periostio: tejido conectivo fibroso que cubre como una funda todos los
elementos del esqueleto, excepto donde hay cartílago articular.
 Pericondrio: rodea al cartílago.

Los dos tipos de huesos son:

1. Hueso Compacto
2. Hueso Esponjoso (Trabecular)

Estos huesos se diferencian por la cantidad relativa de materia sólida y por el número y
el tamaño de los espacios que contienen.

Todos los huesos poseen una delgada capa superficial de hueso compacto. En torno a
una masa central del hueso esponjoso, excepto donde el hueso esponjoso queda
reemplazado por masa medular. Dentro de la cavidad medular de los huesos de un
adulto, entre las espículas o trabéculas del hueso esponjoso, hay médula ósea amarilla
(grasa) o roja (células sanguíneas y las plaquetas).

La arquitectura y la proporción de hueso compacto y esponjoso varían según la función

Clasificación de los huesos:

1. Huesos Largos: son tubulares (Húmero en el brazo) (fig. 1)


2. Huesos Cortos: son cuboides y se hallan solo en el tarso (tobillo) y carpo
(muñeca)
3. Huesos Planos: cumplen habitualmente una función protectora. (los huesos
planos del cráneo protegen el encéfalo)
4. Huesos Irregulares: tienen forma diferente de los demás huesos (huesos de la
cara)
5. Huesos Sesamoideos: (Rótula) se desarrollan en ciertos tendones y se hallan
donde éstas cruzan los extremos de los huesos largos de los miembros; protegen
tendones frente a un excesivo desgaste, y a menudo modifican el ángulo de
incersión tendinosa.
6. Huesos Wormianos (Supernumerarios): huesos que se encuentran dentro de
otro hueso por consecuencia se desarrollan cuando aparecen centros de
osificación adicionales y forman huesos extra. Muchos huesos se forman a partir
de varios centros de osificación y normalmente se fusionan. Algunas veces, uno
de estos centros deja de fusionarme con el hueso principal, lo que le da la
apariencia de un hueso extra.

Detalles y Formaciones Óseas (fig. 2)

Aparecen donde se insertan los tendones, ligamentos y fascias, o donde las arterias
se hallan adyacentes a los huesos o penetran en ellos.

1. Capítulo: pequeña cabeza articular redondeada (Capítulo del Húmero).


2. Cóndilo: área articular redondeada, semejante a un nudillo; con frecuencia
es una estructura (Cóndilo lateral y medial de la cabeza del fémur).
3. Cresta: Reborde Óseo.
4. Epicóndilo: eminencia superior a un cóndilo (Epicóndilo lateral del
húmero).
5. Cara, Carilla, Fosita y Faceta: área plana y lisa, habitualmente cubierta de
cartílago, donde un hueso se articula con otro. (la fosita costal superior sobre
el cuerpo de una vértebra para articularse con una costilla.
6. Foramen, Agujero: paso a través de un hueso. (Foramen Obturado).
7. Fosa: hueco o área deprimida (fosa infraespinosa de la escápula).
8. Surco: depresión alargada (surco del nervio radial del húmero).
9. Cabeza: extremo articular grande y redondeado. (cabeza del húmero).
10. Línea: elevación lineal (Línea del músculo sóleo en la tibia).
11. Maléolo: apófisis redondeada (maléolo lateral de la fíbula).
12. Incisura: muesca en el borde de un hueso (Incisura Isquiática mayor)
13. Protuberancia: prominencia ósea (Protuberancia occipital externa)
14. Espina: Proceso semejante a una espina (Espina de la escápula)
15. Proceso espinoso: parte que se proyecta como las espinas. (Espina de la
Escápula).
16. Trocánter: Gran elevación roma (Trocánter mayor del fémur).
17. Tróclea: proceso articular semejante a un carrete que actúa como polea
(Tróclea del húmero).
18. Tubérculo: pequeña eminencia elevada (tubérculo mayor del húmero).
19. Tuberosidad: gran elevación redondeada (tuberosidad isquiática).

Desarrollo Óseo

Todos los huesos derivan del mesénquima (tejido conectivo embrionario) por dos
procesos diferentes:

- Osificación Intermembranosa: directamente desde el mesénquima


- Osificación Endocondral: a partir del cartílago derivado del mesénquima.
Centro de osificación primario: se deriva la Diáfisis.

Centro de osificación secundario: se deriva la epífisis.

Las células de la epífisis se hipertrofian y la matriz ósea se calcifica. La parte


ensanchada de la diáfisis que se halla junto a la epífisis se denomina metáfisis.

Línea epifisiaria: se forma por la sinartrosis que es la unión de un hueso adulto de la


epífisis con la diáfisis. Solo hay un hueso corto, calcáneo, que se desarrolla en el centro
de osificación secundario.

Vascularización e inervación de los huesos (fig. 3)

Existe irrigación de los huesos por las Arterias Nutricias (una o más para cada hueso),
estas pasan a través del hueso por los agujeros nutricios e irrigan también la médula
ósea. La extirpación del periostio produce la muerte del hueso

La sangre llega a los Osteocitos (células óseas) en el hueso compacto por medio de los
sistemas Haversianos u Osteonas.

La irrigación a las articulaciones se da por el plexo periarticular que rodea la


articulación, lo que garantiza el flujo distal de la articulación.

Los nervios vasomotores causan constricción o dilatación de los vasos sanguíneos, lo


que regula el flujo a través de la médula.

Articulaciones

Las articulaciones son las uniones entre dos o más huesos o partes rígidas del esqueleto.

Clasificación de las articulaciones:

Según el modo en que se articulan a los huesos o tipo de material que las une:

Articulaciones Movimiento Tejido de Unión Tipo de Unión


Fibrosas Sinartrosis (Sin Tejido Fibroso Sindesmosis:
movimiento). Suturas del cráneo
Sindesmosis
Dentoalveolar:
Raíz del diente y la
apófisis alveolar.
Cartilaginosas Anfiartrosis Articulación Sincondrosis:
(Semimóviles) Cartilaginosa Líneas Epifisiarias
Primaria: (Temporales)
Fibrocartílago.

Articulación Sínfisis:
Cartilaginosa (Discos
Secundaria: Intervertebrales).
Fibrocartílago.
Sinoviales Diartrosis (móviles) Cápsula Articular Enartrodia (Rodilla)
Hay seis tipos principales de articulaciones sinoviales según la morfología de las
superficies articulares y/o el tipo de movimiento que permiten. (fig. 4)

1. Articulaciones Planas: permiten movimientos de deslizamiento en el plano de


las superficies articulares.
Ej: Articulación Acromioclavicular. Entre el acromion de la escápula y la
clavícula.
2. Gínglimos, Trocleares, Bisagra: solo permiten la flexión y la extensión,
movimientos que se producen en planos sagital. Alrededor de un único eje que
cursa transversalmente. Ej: La articulación del codo.
3. Silla de Montar: Permiten abducción y aducción, así como la extensión,
movimientos que se producen en torno a sus dos ejes situados en un ángulo recto
entre sí. Ej: Articulación Carpometacarpiana en la base del primer dedo (pulgar).
4. Elipsoideas: Articulaciones Metacarpofalángicas (de los nudillos).
5. Esferoidea (enartrodia): articulación coxal.
6. Articulación Trocoide: Articulación atlanto-axial media.
Anexos

Fig 1. Estructura de un hueso largo (húmero). (a) Vista anterior con un corte longitudinal en el extremo
proximal. (b) Vista tridimensional en forma de cuña del hueso esponjoso y del hueso compacto de la epífisis.
(c) Sección transversal de la diáfisis. Tenga en cuenta que la superficie externa de la diáfisis está cubierta por
un periostio, pero la superficie articular de la epífisis (véase b) está cubierta por cartílago de hialina.

Fig 2. Detalles y Formaciones Óseas

Donde se insertan tendones, ligamentos y fascias, o


donde las arterias se hallan adyacentes a los huesos.

Fig 3. Irrigación macroscópica y Microscópica explicada en el


contenido.
Fig 4. Tipos de Articulaciones Sinoviales
(6 tipos)

Bibliografía

 Marieb, E. (2008). Anatomía y Fisiología Humana (Novena Edición ed.).


Madrid , España : Pearson .

 Moore. (2012). Anatomía Humana . México: Pearson .

Conclusiones:

 Los huesos son uno de los pilares más importantes en nuestro cuerpo ya que de
ellos depende el sostén y el movimiento del cuerpo. Los mismos, tienen
diferentes formas con la finalidad de encajar en cada región de nuestro cuerpo y
articular con otros más para permitir que podamos realizar acciones como mover
la mano o el pie, saludar, etc. Los acompañan también las articulas, las cuales
existen de distintas formas, ayudando a los huesos a facilitar un poco más el
trabajo de movimiento. Todo esto en conjunto, permiten que nuestro cuerpo
pueda tener una función tan compleja e importante.
-Diana Cervantes