Está en la página 1de 27
La ég éco Esta descripcién de la pelvis no es completa, sino muy selectiva. Tiene como objetivo comprender los movimientos y cambios de su forma durante el parto. En ese momento, determinadas partes de la pelvis son movilizadas, tocadas, empujadas y traccionadas, de ah ‘que hagamos referencia alas partes que deben conocerse por su influencia en la forma de la pelvis y en el posterior desenlace del parto. ‘Ademés, no debemos olvidarnos que al mismo tiempo, el feto debe pasar por su parte interna, adaptandose y modificandola, tenlendo esta zona unas caracteristicas concretas en las que ‘también debemos reparar y que son escasamente manipulables. 114 Forma general de la pevis-15 Cémo nas imaginarnos le pes se parece el hueso lacs? - 17 Cresta ilaca 18 Dela hueso iliac -19 50 lfaco; espa cdtica isquion y & er te del mismo hueso ifacc 22 Rama isquiopabica-23 Celante 24 El tercer hueso, el sacra - 26 Parte superior del sao 27 Conis 28 La pelvis se articula entre sus huesos 29 Articulaciones sacrollacas -30 Enel entommo de la articlacion sacroiliac exsten muchos lgamentos 32 Sinfisis pbica 34 La pelvis se articula con los huesos adyacentes 35 Con la columna vertebra: articulacin sacrolumbar-36 La ca e 37 Los ligamentos de la cadera son potetes -38 La pelvis se en ronco a tavés de nume- 100s misculos -38 Numi Pelvis dsea Forma general de la pelvis La unin del tronco con fos miembros inferio- res, la pelvis, es como un gran anilio dse0 de contornos irregulates. En su interior, realmente se parece a un ‘cuenco sin fondo que acoge las visceras del abdomen. Esta parte se denomina pelvis endopélvica. También es conocida como la cara profunda de los huesos pélvicos. En su exterior,encontramos principal- ‘mente la conexion con los musios, a partir de la articulacion de la cadera. Esta parte se denomina pelvis exopélvica, Igualmente Teferida como de la cara externa de los esos péivicos. La pelvis esté compuesta por cuatro hhucsos: += Dos huesosiliacos (huesos coxales), situados por delante, alos lados y un ppoco hacia atrés; + Sacro, situado por detrés y en el medio; + Coxis, el cual prolonga el sacro hacia abajo. 1 sacio el coxis forman parte de la ‘columna vertebral Los dos huesosiliacos corresponden a los miembros inferiores (las piernas») Cémo nos ima la pelvis Presentar la pelvis puede parecer superfuo a los Drofesionales de la obstetricia y poco interesante para las mujeres que lo leen de cara ala prepara: cidn al parto. Entonces, ies realmente necesario deseribir la estructura de la pelvis? En nuestra opinién, silo es. Durante quince afos, hemos instado alas perso- has que han asistido a nuestros cursos de «Pelvis Y parto» que, al principio dela sesion, dibujaran la Pelvis en una hoja blanca sin modelo. Después de recopilar mas de 800 croquis, a pesar de que casi todos han sido dibujados por profesionales dela salud (y, por tanto, abligados onocedores de la anatomfa humana) indepen- dientemente del talento del dibujante, constata mos hasta qué punto se desconace la forma de la Pelvis, incluso los sanitarios que trabajan a diario con esta regién del cuerpo femenino. Verificamos ademas, que en bastantes ocasiones faltaban determinadas partes, sn las cuales resul- taba imposible imaginar lo mas bssico del proceso del parto: el paso de un feto por la estructura Pelvica o incluso, fos movimientos propios de los huesos entre si iComo te puedes imaginar..? ginamos ‘A menudo, proponemos volver a dibujar la pelvis al final de curso, después de haber tenido en sus ‘manos un molde pélvico, pero sabre todo una vez sentido, palpado, movido y recanacido la pelvis, propia. Los resultados hablan por s soos Hemas recibido numerosos testimonios de estos ™mismos profesionales, comentndonos que el tener una mejor nocién de la pelvis ha transfor ‘mado profundamente su préctica, haciendo que, ‘on frecuencia, sus gestos fueran mas adecuados. Decidimos también seleccionar los dibujos por ‘temas. A pie de las paginas, la rubrica zCémo te puedes imaginar... representa los textos y dibujos ‘mostrando las experiencias. Este material ofrece en si mismo una gran riqueza, pues cada pelvis cibujada es nica. Por tanto, agradecemos a las Personas, que formaran parte de los cursos y «olvidaron» sus dibujos colgados en la pared. Nos than dejado un documento muy valioso para el tema de este libro, Pelvis segmentada, partes separadas en relacin a otras.