Está en la página 1de 9

REPÚBLICA DE COLOMBIA

RAMA JUDICIAL DEL PODER PÚBLICO


JUZGADO SEGUNDO ADMINISTRATIVO ORAL DEL CIRCUITO VALLEDUPAR

Valledupar, Siete (10) de Marzo de Dos Mil Dieciséis (2017).

Acción: TUTELA
Demandante : MONICA JUDITH ANAYA SANTIAGO Y OTROS
Demandado: UNIDAD PARA LA ATENCION Y REPARACION
INTREGRAL A LAS VICTIMAS
Radicación 20001-33-33-002-2017-0069-00
Asunto : SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA

Reunidos los presupuestos procesales, procede este despacho a decidir en primera


instancia la presente Acción de Tutela presentada en forma conjunta contra UNIDAD
PARA LA ATENCION Y REPARACION INTREGRAL A LAS VICTIMAS:

Nº Identificación Accionante
1 1.067.811.288 BEISY RETH JAIMES ARIAS
2 77.018.666 SILFREDO SEGUNDO PEREZ FERREIRA
3 1.065.641.394 VIVIANA JULIETH PEREZ VALENCIA
4 49.738.950 MELVA MARIA MOLINA VILLALOBOS
5 8.639.221 WILFRIDO RAFAEL MORALES SALAS
6 1.065.618.734 EDGAR ENRIQUE DAZA MARTINEZ
7 49.715.790 ILEANIS LISETH CARRILLO ARIAS
8 1.065.813.305 DAINER DE JESUS MAURGAS CERVANTES
9 1.065.622.811 MANUEL GERMAN VILLAMIL ACOSTA
10 77.017.520 PEDRO RAFEL GARCIA PEDRAZA
11 32.847.629 MONICA JUDITH ANAYA SANTIAGO
12 ESPERANZA ISABEL REALES PERTUZ

RESUMEN FÁCTICO

Manifiestan los actores quienes actúan de manera conjunta en condición de padres y


madres cabeza de familia, desplazados por la violencia, todos con hijos menores de edad
con múltiples necesidades sin suplir, todos han acudido ante la UNIDAD PARA LA
ATENCION Y REPARACION INTREGRAL A LAS VICTIMAS, con el fin de que se le
reconozca la indemnización por vía administrativa a las que tienen derecho por el hecho
victimizante desplazamiento forzado, los demandantes manifiestan que todos se
encuentran en la pobreza extrema de la que también son participes su hijos menores de
edad, hasta la fecha la entidad accionada no le ha dado las respetivas ayudas
humanitarias, comprendida en subsidios de vivienda, reparación administrativa y ayudas
humanitaria de emergencia.
Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 2

II. PRESUNTOS DERECHOS FUNDAMENTALES VIOLADOS.

Con fundamento en estos hechos, se pretende el amparo de los derechos


fundamentales al debido proceso, igualdad, asistencia y protección del estado,
dignidad humana, a la reparación por vía administrativa a las víctimas del conflicto,
dignidad humana, integridad física, otros consagrados en los artículos 1, 2, 5,11, 13,
16, 48, 49 y 83, 86 en concordancia con el Decretos Reglamentarios 2591 de 1991,
Decreto Reglamentario 4800 de 2011 y Ley 387 de 1997.

III. PRETENSIONES RECLAMADAS.

Solicita el actor con fundamento en los hechos relacionados disponer y ordenar a la parte
accionada y en su favor lo siguiente:

 Que el señor juez, reconozca el pago de la indemnización justa a todas las partes
mencionadas de manera inmediata.

 Dar prioridad a nuestra condición de vulnerabilidad manifiesta y brindar la


orientación necesaria para acceder al subsidio de mejoramiento de vivienda.

 Conminar a la defensoría del pueblo procuraduría y bienestar familiar para que


velen por nuestros derechos fundamentales.

IV. TRAMITE PROCESAL.

 El día tres (03) de Marzo de Dos Mil Diecisiete (2017) se presentó la Acción de
Tutela interpuesta por MONICA JUDITH ANAYA SANTIAGO Y OTROS, actuando
en nombre propio, en contra de LA UARIV (véase folio 36 Cud).
 El día 07 de Marzo de 2017 allega al Juzgado Segundo Administrativo Oral del
Circuito de Valledupar y pasa al despacho del señor Juez para proveer.( Véase
folio 37)
 Mediante auto de fecha del siete (07) de Marzo de Dos Mil Diecisiete (2017), se
admitió la presente Acción de Tutela interpuesta por MONICA JUDITH ANAYA
SANTIAGO Y OTROS, actuando en nombre propio, en contra UNIDAD PARA LA
ATENCION Y REPARACION INTEGRAL A LAS VICTIMAS (véase folio 38 Cud).
 Vencido el término concedido a la accionada, se observa en el expediente que
NO contesto oportunamente a lo solicitado por la parte actora.

V. CONTESTACION

Vencido el término concedido a la parte accionada, se observa en el expediente que en


esta oportunidad guardó absoluto silencio. Conste.
Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 3

V. RELACIÓN DE LAS PRUEBAS.

Como prueba de los derechos vulnerados, el actor aporto los siguientes medios
probatorios:

 Copia de simple poder que incluye todos los demandantes. (Véase Folio 13
Cud)

 Copia simple cedula MÓNICA ANAYA SANTIAGO (véase folio 4)

 Copia simple cedula SILFREDO SEGUNDO PEREZ FERREIRA.(Véase Folio


5)

 Copia simple certificado de victima señor SILFREDO SEGUNDO PÉREZ


FERREIRA.(Véase folio 6)

 Copia simple Carnet CAJACOPI MENDOZA OÑATE NERICIRIA. (véase folio


7)

 Copia simple Registro Civil de Nacimiento JELITZA MILENA PEREZ


RODRIGUEZ. .(Véase folio 8)

 Copia simple Tarjeta de identidad MIGUEL ANGEL PEREZ MENDOZA.(Véase


folio 9)

 Copia simple contraseña MARIA CAMILA PEREZ LOPEZ. .(Véase folio 10)

 Copia simple cedula SILFREDO DE JESUS PEREZ MENDOZA. (Véase folio


11)

 Copia simple cedula VIVIANA JULIETH PEREZ VALENCIA .(Véase folio 12)

 Certificado registro único de víctimas de VIVIANA JULIETH PEREZ


VALENCIA. .(Véase folio 13)

 Registro Civil de Nacimiento ALLISON DAZA PEREZ .(Véase folio 14)

 Registro Civil de Nacimiento VIOLETA DAZA PEREZ ( Véase folio 15)

 Copia simple cedula WILFRIDO RAFAEL MORALES SALAS (Véase folio 17)

 Copia simple cedula BRIGIT CAROLINA MORALES VILLEGAS (Véase folio


18)

 Copia simple cedula JESUS MARIA MORALES VIZCANO (Véase folio 19)

 Copia simple cedula MARIA SALAS DE MORALES (Véase folio 20)

 Copia simple cedula EDGAR ENRIQUE DAZA MARTINEZ ( Véase folio 21)

 Respuesta derecho de petición radicado Nº 20147205664292 ( Véase folio


22)

 Copia simple cedula LEANYS LISETH CARRILLO ARIAS ( Véase folio 23)

 Certificado de victima LEANYS LISETH CARRILLO ARIAS ( Véase folio 24)

 Registro Civil de Nacimiento VALERIA MICHELL SANTANA CARRILLO


( Véase folio 25)

 Tarjeta de identidad LAURA VALENTINA SANTANA CARRILLO. ( Véase folio


26)
Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 4

 Copia simple cedula DAYNER DE JESUS MURGAS CERVANTES. ( Véase


folio 27)

 Respuesta derecho de petición COD LEX 982110 ( Véase folio 28)

 Registro Civil de Nacimiento BRENDA MURGAS NAVARRO. (Véase folio 29)

 Copia simple cedula MANUEL GERMAN VILLAMIL ACOSTA ( Véase folio 30)

 Copia simple cedula PEDRO RAFAEL GARCÍA PEDRAZA ( Véase folio 31)

 Copia simple Tarjeta de Identidad JUAN CAMILO GARCIA SERPA ( Véase folio
32)

 Copia simple cedula KAREN MELISSA GRACIA SERPA ( Véase folio 33)

 Copia simple cedula AILEN MARCELA GARCIA SERPA ( Véase folio 34)

 Copia simple cedula MAGDALENA DEL CARMEN SERPA ROMERO (Véase


Folio 35)

VI. CONSIDERACIONES.

El artículo 86 de la Constitución Política, consagra la Acción de Tutela como un


mecanismo especial que tiene toda persona para reclamar ante los jueces, mediante un
procedimiento preferente y sumario, la protección inmediata de los derechos
constitucionales fundamentales cuando éstos resulten vulnerados por la acción u omisión
de las autoridades públicas y de las demás personas particulares en los casos que
determine la ley.

Su ejercicio, que se encuentra reglado por el Decreto 2591 de 1991, es procedente


cuando no existan otros medios o mecanismos de defensa, por el carácter residual y
subsidiario que la definen a la luz de lo consagrado en el artículo 86 de la Carta, excepto
cuando se utilice como mecanismo transitorio para evitar un perjuicio irremediable.

Problema Jurídico

El problema jurídico a resolver se circunscribe a determinar si a los accionantes, MÓNICA


JUDITH ANAYA SANTIAGO Y OTROS , se le están vulnerando sus derechos
fundamentales a la dignidad humana, asistencia y protección del estado, ayudad
humanitaria, justa reparación especial, Protección constitucional al desplazado,
protección al menor, mínimo vital, integridad física, salud en conexidad, , al NO
REALIZAR el pago de la indemnización por desplazamiento forzado y la asignación
de los componentes de ayuda humanitaria.

Para resolver el anterior problema jurídico el despacho procede a analizar el contenido de


la protección de los derechos fundamentales a personas en condiciones de
desplazamiento, reparación integral de las víctimas, indemnización por vía administrativa
Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 5

para víctimas de desplazamiento forzado y la procedencia de la acción de tutela, su


referencia jurisprudencial y finalmente las circunstancias concretas del accionante.

Con el propósito de resolver el problema jurídico planteado, se procederá a estudiar,


principalmente, los siguientes temas: (i) reparación individual por vía administrativa para
población desplazada; (ii) derecho a la reparación integral de las víctimas. Caso concreto.

(I) reparación individual por vía administrativa para población desplazada.

En cuando a la indemnización de las víctimas por vía administrativa la Corte en


sentencia su 254/13 ha fijado reglas fijadas respecto al carácter excepcional y subsidiario
de indemnización en abstracto, conforme al artículo 25 del decreto 2591 de 1991.

“La jurisprudencia constitucional ha sostenido de manera reiterada el carácter


subsidiario y excepcional de la indemnización en abstracto de que trata el artículo 25
del Decreto 2591 de 1991, y al respecto ha fijado las siguientes reglas: (a) la tutela no
tiene un carácter o una finalidad patrimonial o indemnizatoria, sino de protección de
los derechos fundamentales de los ciudadanos; (b) su procedencia se encuentra
condicionada a que se cumpla con el requisito de subsidiariedad, en cuanto no exista
otro medio judicial para alcanzar la indemnización por los perjuicios causados; (c)
debe existir una violación o amenaza evidente del derecho y una relación directa entre
ésta y el accionado; (d) debe ser una medida necesaria para asegurar el goce efectivo
del derecho; (e) debe asegurarse el derecho de defensa del accionado; (f) la
indemnización vía de tutela sólo cubre el daño emergente; y (g) el juez de tutela debe
precisar el daño o perjuicio, el hecho generador del daño o perjuicio, la razón por la
cual la indemnización es necesaria para garantizar el goce efectivo del derecho, el
nexo causal entre el accionado y el daño causado, así como los criterios para que se
efectúe la liquidación en la jurisdicción contenciosa administrativa o por el juez
competente. Por consiguiente, la indemnización en abstracto consagrada por el
artículo 25 del Decreto 2591 de 1991 procede (i) solo de manera excepcional, (ii)
cuando se cumplen ciertos requisitos como el de subsidiariedad de la medida, (iii)
siempre y cuando no exista otra vía para obtener la indemnización, (iv) cuando se
cumpla el requisito de necesidad de la indemnización para la protección efectiva del
derecho, (v) se dé la existencia de una relación causal directa entre el daño y el
agente accionado, (v) que se encuentra referida sólo al cubrimiento del daño
emergente, y (vi) que el juez es quien debe fijar los criterios para que proceda la
liquidación. Así mismo, la Sala insiste en que el derecho a la reparación integral de
las víctimas de desplazamiento forzado no se agota, de ninguna manera, en el
componente económico a través de medidas indemnizatorias de los perjuicios
causados, sino que por el contrario, la reparación integral es un derecho complejo que
contiene distintas formas o mecanismos de reparación como medidas de restitución,
de rehabilitación, de satisfacción, garantías de no repetición, entre otras”.

(II) derecho a la reparación integral de las victimas

En cuanto al derecho y finalidad de la reparación integral a las victimas la corte ha dicho


en sentencia T-197/15:

“La indemnización tiene la finalidad de compensar monetariamente los perjuicios


causados y evaluados, la cual debe ser apropiada y proporcional a la gravedad de
Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 6

la violación y a las circunstancias de cada caso, como parte del derecho a la


reparación integral de las víctimas; siempre y cuando los perjuicios causados sean
susceptibles de ser valorados económicamente y que sean consecuencia de
violaciones manifiestas de las normas internacionales de derechos humanos o de
violaciones graves del derecho internacional humanitario. Al respecto, esta
Corporación en sentencia T-085 de 2009, precisó que en términos de la Corte
Interamericana “esta indemnización se refiere esencialmente a los perjuicios
sufridos y éstos comprenden tanto los daños materiales como los morales. En
relación con la reparación de los perjuicios materiales, la Corte ha reconocido que
incluye tanto el daño emergente como el lucro cesante”

Normatividad Aplicable al Caso

La Ley 1448 de 2011 “Por la cual se dictan medidas de atención, asistencia y reparación
integral a las víctimas del conflicto armado interno y se dictan otras disposiciones”, regula
de forma general el derecho a la reparación integral de las víctimas del conflicto armado,
incluyendo de manera especial a la población desplazada por la violencia.

ARTÍCULO 25. DERECHO A LA REPARACIÓN INTEGRAL. Las víctimas tienen derecho


a ser reparadas de manera adecuada, diferenciada, transformadora y efectiva por el daño
que han sufrido como consecuencia de las violaciones de que trata el artículo 3° de la
presente Ley.

La reparación comprende las medidas de restitución, indemnización, rehabilitación,


satisfacción y garantías de no repetición, en sus dimensiones individual, colectiva,
material, moral y simbólica. Cada una de estas medidas será implementada a favor de la
víctima dependiendo de la vulneración en sus derechos y las características del hecho
victimizante.

Parágrafo 1º. Las medidas de asistencia adicionales consagradas en la presente


ley propenden por la reparación integral de las víctimas y se consideran
complementarias a las medidas de reparación al aumentar su impacto en la
población beneficiaria. Por lo tanto, se reconoce el efecto reparador de las
medidas de asistencia establecidas en la presente ley, en la medida en que
consagren acciones adicionales a las desarrolladas en el marco de la política
social del Gobierno Nacional para la población vulnerable, incluyan criterios de
priorización, así como características y elementos particulares que responden a
las necesidades específicas de las víctimas.

No obstante este efecto reparador de las medidas de asistencia, estas no


sustituyen o reemplazan a las medidas de reparación. Por lo tanto, el costo o las
erogaciones en las que incurra el Estado en la prestación de los servicios de
asistencia, en ningún caso serán descontados de la indemnización administrativa
o judicial a que tienen derecho las víctimas.
Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 7

Parágrafo 2º. La ayuda humanitaria definida en los términos de la presente ley no


constituye reparación y en consecuencia tampoco será descontada de la
indemnización administrativa o judicial a que tienen derecho las víctimas”.

III. Caso concreto

La señora MONICA JUDITH ANAYA SANTIAGO Y OTROS , solicita la protección de sus


derechos fundamentales los que estima vulnerado por Unidad Administrativa Especial
para la atención y Reparación Integral a las Víctimas al NO REALIZAR el pago de la
indemnización por desplazamiento forzado y la asignación de los componentes de
ayuda humanitaria.

Se procederá a determinar si la Unidad de Atención y Reparación Integral a las Víctimas,


se encuentra amenazando o vulnerando los derechos fundamentales de la accionante, al
no suministrarle las ayudas humanitarias de emergencia que esta solicita, así como el
pago de la indemnización por desplazamiento forzado que se alega.

Lo accionante expresa que se encuentra en situación de desplazamiento, sin vivienda


digna, además no cuentan con un trabajo digno que le permita cubrir sus necesidades
básicas y la de los menores de edad a su cargo. En el expediente puede observarse
que aporto fotocopias legibles de los documentos de identificación tanto padres como
madres cabeza de familia y sus hijos.

Para dimensionar la viabilidad de esta petición a través del mecanismo de la acción


de tutela es necesario primeramente comprender algunos puntos esenciales de
procedibilidad de la acción de tutela para luego aterrizar en las circunstancias concretas
en que el actor se encuentra para ser destinatario de dichas Ayudas Humanitarias que
en el acápite de pretensiones solicita.

Siguiendo el lineamiento planteado por la H. Corte Constitucional en sentencia T-


290 de 2016, sobre el registro único de víctimas, ha indicado:

“En artículo 3° de la Ley 1448 estableció como elemento definitorio del grupo de
víctimas al cual se refiere dicha normativa que lo sean por hechos ocurridos con
ocasión del conflicto armado, excluyendo, en principio, a quienes sean afectados por
actos de delincuencia común. Dice la norma:

“Artículo 3°. Víctimas. Se consideran víctimas, para los efectos de esta ley, aquellas
personas que individual o colectivamente hayan sufrido un daño por hechos ocurridos a
partir del 1º de enero de 1985, como consecuencia de infracciones al Derecho
Internacional Humanitario o de violaciones graves y manifiestas a las normas
internacionales de Derechos Humanos, ocurridas con ocasión del conflicto armado
interno. (…)

Parágrafo 3°. Para los efectos de la definición contenida en el presente artículo, no


Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 8

serán considerados como víctimas quienes hayan sufrido un daño en sus derechos
como consecuencia de actos de delincuencia común.” (Negrillas fuera de texto)

Esta caracterización particular es determinante toda vez que de ello depende que se
tenga o no el derecho a ser incorporado en el Registro Único de Víctimas (RUV), pues
‘el hecho de no registro conlleva la violación de innumerables derechos
fundamentales’1, ya que del reconocimiento de esa condición depende el acceso a otros
mecanismos establecidos para protección a favor de las víctimas.

La Corte le ha reconocido a la definición de víctima de la Ley 1448 de 2005, un carácter


operativo, que fue puesto de presente en la sentencia C-253A de 2012 así:

“Como se ha dicho, el propósito de la Ley 1448 de 2011 y en particular de lo dispuesto


en su artículo 3º, no es el de definir o modificar el concepto de víctima, en la medida en
la que esa condición responde a una realidad objetiva, cuyos contornos han sido
delineados de manera general en la ley, en instrumentos internacionales y en la
jurisprudencia constitucional. Lo que se hace en la ley es identificar, dentro del
universo de las víctimas, entendidas éstas, en el contexto de la ley, como toda
persona que haya sufrido menoscabo en su integridad o en sus bienes como
resultado de una conducta antijurídica, a aquellas que serán destinatarias de las
medidas especiales de protección que se adoptan en ella. Para eso la ley acude a
una especie de definición operativa, a través de la expresión ‘[s]e consideran
víctimas, para los efectos de esta ley (…)’, giro que implica que se reconoce la
existencia de víctimas distintas de aquellas que se consideran tales para los efectos de
esta ley en particular, o, en sentido inverso, que, a partir del conjunto total de las
víctimas, se identifican algunas que serán las destinatarias de las medidas especiales
contenidas en la ley.” (Negrilla fuera de texto)

De las circunstancia concretas planteadas por los accionantes, se verifica que la señora
MÓNICA JUDITH ANAYA SANTIAGO Y OTROS , NO aportó certificado de
inscripción de población desplazada, que es el documento idóneo para acreditar su
condición de desplazada por la violencia a efectos de reclamar los beneficios que
otorga la ley por su condición de vulnerabilidad.

Adicionalmente, no obra en el expediente documento alguno que permita establecer


que los actores se acercaron a las oficinas de la UNIDAD PARA LA ATENCIÓN Y
REPARACIÓN INTEGRAL A LAS VÍCTIMAS (SECCIONAL CESAR) para pedir se haga
efectiva la entrega de las Ayudas Humanitarias de Emergencia, o en su defecto se le
dé la información necesaria para conseguirlas, por ende se concluye que no existe un
daño o perjuicio irremediable sobre el accionante, en vista de que no aporto prueba
alguna que acredite la ocurrencia del hecho victimizante, por lo tanto en virtud del
análisis de los hechos y de las pruebas allegadas a la presente acción de tutela, NO hay
lugar al amparo deprecado por la actora y así se resolverá.

En mérito de lo expuesto, el Juzgado Segundo Administrativo Oral del Circuito de


Valledupar, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

VIII. RESUELVE

1 “Corte Constitucional, Sentencia T-327 de 2001”.


Radicación: 20001-33-33-002-2017-00069-00 9

PRIMERO: NEGAR EL AMPARO de los derechos fundamentales pretendidos por la


señora MÓNICA JUDITH ANAYA SANTIAGO Y OTROS, actuando en nombre propio y
de manera conjunta, contra la UNIDAD PARA LA ATENCION Y REPARACIÓN
INTEGRAL A LAS VÍCTIMAS por las razones expuestas en la parte motiva de esta
providencia.

SEGUNDO: Una vez ejecutoriada la presente sentencia envíese la misma a la Corte


Constitucional para su eventual revisión.

TERCERO: Cópiese, notifíquese esta providencia a las partes por el medio más expedito
y eficaz, personalmente, vía fax o por telegrama y cúmplase.

Notifíquese y cúmplase.

VÍCTOR ORTEGA VILLARREAL


Juez