Está en la página 1de 6

Necesitarás

 remalladora

Materiales similares




VolverMás

 Entradilla

Entradilla
Las remalladoras o también llamadas máquinas ovelock, son un complemento
ideal para nuestras máquinas de coser, ya que utilizan entre 2 y 5 hilos y agujas
creando así costuras muy duraderas.

Las remalladoras son ideales para las prendas de punto y elásticas, que son muy
difíciles de coser con una máquina de coser normal, y también para las uniones de
telas porque hacen puntadas de tipo industrial, evitando que se deshilache el hilo y
cortando el sobrante mientras hace las puntadas, gracias a unas cuchillas que
incorpora.
Utiliza las agujas e hilos adecuados
Es fundamental elegir las agujas correctas tanto para la máquina como para el
proyecto de costura en sí. Al ser una remalladora que utiliza más de una aguja,
todas las agujas que vayamos a utilizar deben tener el mismo tamaño para cada
proyecto.

Los hilos deben ser de buena calidad, al igual que para la máquina de coser, ya
que si no se romperán y crearán pelusas en el interior. Los mejores hilos son los
100% algodón, y os recomendamos que para cada labor utilicéis los hilos del
mismo grosor y calidad.

Enhebrar en el orden correcto


Al tener varios hilos y agujas, es muy importante saber enhebrar la máquina de
acuerdo con el diagrama que viene en el interior de la tapa en la parte inferior de
la máquina, ya que los hilos se envuelven alrededor los unos de los otros de
una manera particular y si no los hemos enhebrado correctamente podríamos
llegar a estropear el funcionamiento de la máquina.
Y también debemos saber que si tenemos que cambiar el color de alguno de los
hilos o simplemente enhebrar de nuevo uno de los medidores, también deberemos
enhebrar el resto en el orden establecido.

¿Cómo funciona?
El funcionamiento es parecido al de una máquina de coser normal: Primero
tenemos que colocar las agujas y enhebrarlas como hemos explicado
antes. Después, ajustamos el largo de los hilos y de las puntadas que vamos a
utilizar. Lo siguiente es ajustar también el arrastre para controlar los dientes de la
remalladora y que las puntadas queden completamente estiradas.Finalmente solo
hay que colocar las cuchillas en su sitio y la tela debajo del prensatela.

Usos de la remalladora
Ya os hemos adelantado un poco para qué podemos utilizar una remalladora en
comparación con la máquina de coser. Su principal uso es la terminación de los
bordes de las prendas, con puntadas que evitan que se deshilache la prenda y
con un remate muy profesional, y también unir las diferentes partes de una
prenda, cosiéndolas de manera que quedan muy duraderas como si
fueran industriales.

Pero las remalladoras se pueden utilizar para realizar también puntadas


decorativas, volantes fruncidos, aplicar cuentas, coser elásticos, estirar telas,
etc. En los libros de instrucciones también vendrán todos los usos y tipos de
puntada que podrás dar según sea tu remalladora.

Intereses relacionados