Está en la página 1de 2

LOS RECURSOS GENETICOS Y SU IMPORTANCIA

El CDB define en su artículo 2 a los «recursos genéticos» como el material


genético de valor actual o potencial. En realidad, se trata de cualquier material
de origen animal o vegetal, microorganismos u otros que contengan unidades
funcionales de herencia. Podría incluir genes, secuencias genéticas, moléculas,
extractos biológicos, semillas, plasma, entre otros materiales.
Su importancia radica, en primer lugar, en que a partir de estos recursos las
diferentes formas de vida (animales, vegetales, microorganismos y otras) se
diferencian entre sí y desarrollan sus características y propiedades particulares.
Los recursos genéticos constituyen la base para el desarrollo de nuevas
variedades vegetales o de cultivos, que permiten el desarrollo de nuevos
productos.
De acuerdo decreto supremo 003-2009-MINAM (articulo 7), el Estado Peruano
prioriza la transferencia y aplicación de tecnologías que empleen recursos
genéticos del país, que no causen daño al ambiente y sean pertinentes para la
conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, según los
lineamientos establecidos en el Artículo 3° de la Ley N° 26839, para lo cual
destina los recursos necesarios para su ejecución y desarrollo.
Asimismo. prioriza el desarrollo de proyectos de investigación sobre
caracterización genética, molecular y prospección biológica, que contribuyan a
satisfacer las necesidades nacionales. así como el desarrollo de programas de
capacitación técnica y científica en materia de biotecnología con énfasis en
recursos genéticos, a través de los contratos correspondientes, el acceso a
tecnologías que utilicen recursos genéticos adecuados para la conservación y
utilización sostenible de la diversidad biológica y que no causen daño al
ambiente.
Estos recursos no solamente son importantes para algunos campos como la
medicina o la agricultura, sino también suponen nuevas opciones, como, por
ejemplo, nuevas formas para el control biológico de las plagas, nuevas formas
para conservar alimentos, nuevas alternativas para enfrentar los problemas de
contaminación, además, forman parte de una nueva industria multimillonaria que
se basa en estos recursos para su desarrollo.
REGULARIZACION Y ACCESO A LOS RECURSOS GENETÍCOS EN LOS
AMBITOS INTERNACIONAL, NACIONAL Y REGIONAL
El CDB (Convenio sobre la Diversidad Biológica) es la principal norma
internacional que establece los principios generales relativos al acceso a los
recursos genéticos. Sin embargo, existen otros tratados internacionales, como el
Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la
Agricultura de la FAO (FAO, 2001), referente a los recursos genéticos usados
específicamente en la agricultura y la alimentación.
En él se establece un sistema multilateral de acceso y distribución de beneficios,
las partes del tratado pueden obtener recursos del sistema multilateral con fines
de utilización, conservación, mejoramiento y la capacitación. Mediante este
sistema, no existen acuerdos bilaterales con relación a los recursos fitogenéticos
para la agricultura y la alimentación.
Dentro del marco normativo regional respecto del acceso a los recursos
genéticos, tenemos a la decisión 391 de la Comunidad Andina (CAN), la cual
desarrolla un procedimiento de acceso, quienes proveen el material biológico en
el cual se encuentran los recursos genéticos.
Por lo mismo el decreto supremo 003-2009-MINAM, reglamento de acceso a los
recursos genéticos. Diferencia dos situaciones: la primera, cuando el Estado
tiene derechos soberanos y en realidad propiedad sobre los recursos genéticos
(artículo 6), y la segunda, cuando no tiene derechos sobre los recursos biológicos
(cultivos o animales) respecto de los cuales personas privadas o comunidades
sí podrían ejercer derechos.
La autoridad nacional competente; entidad u organismo público estatal
designado por cada país miembro, autorizado para proveer el recurso genético
o sus productos derivados y por ende suscribir o fiscalizar los contratos de
acceso, realizar las acciones previstas en este régimen común y velar por su
cumplimiento (Artículo 1- CAN).