Está en la página 1de 2

"Salmos, 51"

" 3.Ten piedad de mí, oh Dios, en tu bondad, por tu gran corazón, borra mi falta.
4.Que mi alma quede limpia de malicia, purifícame tú de mi pecado.
5.Pues mi falta yo bien la conozco y mi pecado está siempre ante mí;
6.contra ti, contra ti sólo pequé, lo que es malo a tus ojos yo lo hice. Por eso en tu sentencia tú eres
justo, no hay reproche en el juicio de tus labios."
"7.Tú ves que malo soy de nacimiento, pecador desde el seno de mi madre.
8.Mas tú quieres rectitud de corazón, y me enseñas en secreto lo que es sabio.
9.Rocíame con agua, y quedaré limpio; lávame y quedaré más blanco que la nieve.
10.Haz que sienta otra vez júbilo y gozo y que bailen los huesos que moliste.
11.Aparta tu semblante de mis faltas, borra en mí todo rastro de malicia.
12.Crea en mí, oh Dios, un corazón puro, renueva en mi interior un firme espíritu.
13.No me rechaces lejos de tu rostro ni me retires tu espíritu santo.
14.Dame tu salvación que regocija, y que un espíritu noble me dé fuerza.
15.Mostraré tu camino a los que pecan, a ti se volverán los descarriados.
16.Líbrame, oh Dios, de la deuda de sangre, Dios de mi salvación, y aclamará mi lengua tu justicia.
17.Señor, abre mis labios y cantará mi boca tu alabanza.
18.Un sacrificio no te gustaría, ni querrás si te ofrezco, un holocausto.
19.Mi espíritu quebrantado a Dios ofreceré, pues no desdeñas a un corazón contrito. 20.Favorece a
Sión en tu bondad: reedifica las murallas de Jerusalén;
21.entonces te gustarán los sacrificios, ofrendas y holocaustos que se te deben; entonces ofrecerán
novillos en tu altar."

Salmo 145
"1.Te celebro, oh Rey mi Dios, y bendigo tu nombre para siempre.
2.Deseo bendecirte cada día, alabaré tu Nombre para siempre.
3.Grande es el Señor, muy digno de alabanza, y no puede medirse su grandeza.
4.De generación en generación se celebran tus obras, se cuentan tus proezas.
5.El esplendor, la gloria de tu Nombre, tus maravillas, los repetiré.
6.De tu poder formidable se hablará, y tus grandezas yo las contaré.
7.Nos harán recordar tu gran bondad y se proclamará tu justicia.
8.El Señor es ternura y compasión, paciente y lleno de amor.
9.El Señor es bondad para con todos, sus ternuras están en todas sus obras.
10.Te den gracias, Señor, todas tus obras, te bendigan tus amigos;
11.que hablen de la gloria de tu reino y anuncien tus hazañas,
12.para que vean los hombres tus proezas, el brillo y la gloria de tu reino.
13.Tu reino es reino por todos los siglos y tu imperio, por todas las edades. Fiel es el Señor en
todas sus palabras y bondadoso en todas sus obras.
14.Sostiene el Señor a todos los que caen, a los que están encorvados endereza.
15.Los ojos de todos de ti esperan que les des a su tiempo su alimento.
16.Tú sólo abres tu mano, y satisfaces de lo que quiera a todo ser viviente.
17.Justo es el Señor en todos sus caminos y bondadoso en todas sus obras.
18.Cerca está el Señor de los que le invocan, de todos los que lo invocan de verdad.
19.Les da en el gusto a todos los que lo temen, escucha su clamor y los salva.
20.El Señor guarda a todos los que lo aman, y a todos los malvados extermina. ¡Que mi boca
proclame la alabanza del Señor y todo ser carnal bendiga su santo nombre, por siempre y para
siempre! "
Consagración al Espíritu Santo

Recibid ¡oh Espíritu Santo!, la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser, que os
hago en este día para que os dignéis ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi
vida, en cada una de mis acciones, mi director, mi luz, mi guía, mi fuerza, y todo el amor de
mi corazón.
Yo me abandono sin reservas a vuestras divinas operaciones, y quiero ser siempre dócil a
vuestras santas inspiraciones.
¡Oh Santo Espíritu! Dignaos formarme con María y en María, según el modelo de vuestro
amado Jesús. Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. Gloria al Espíritu Santo
Santificador. Amén

Oración:
Ven Espíritu Santo
Oh Dios,
que llenaste los corazones de tus
Ven, Espíritu Santo, fieles con la luz del Espíritu
Llena los corazones de tus fieles Santo; concédenos que,
y enciende en ellos guiados por el mismo Espíritu,
el fuego de tu amor. sintamos con rectitud y
Envía, Señor, tu Espíritu. gocemos siempre de tu consuelo.
Que renueve la faz de la Tierra. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Resplandezca sobre nosotros,


Padre omnipotente, el esplendor de tu gloria, Cristo, luz de luz, y el don de tu Espíritu Santo
confirme los corazones de tus fieles, nacidos a la vida nueva en tu amor.
Por Jesucristo, nuestro Señor, Amén.

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO


(de San Agustín)

Espíritu Santo, inspíranos, para que pensemos santamente.


Espíritu Santo, incítanos, para que obremos santamente.
Espíritu Santo, atráenos, para que amemos las cosas santas.
Espíritu Santo, fortalécenos, para que defendamos las cosas santas.
Espíritu Santo, ayúdanos, para que no perdamos nunca las cosas santas.