Está en la página 1de 6

Guía de auto aprendizaje.

Género Narrativo

Objetivo: reconocer y comparar los personajes típicos, descripción de personajes y la intertextualidad en el


género narrativo.

Personajes tipo e intertextualidad literaria

La literatura construye personajes reconocibles por los lectores, que se repiten en la continuidad del tiempo y
que amplían la imagen estereotipada de una persona o grupo de ellas. Son los llamados personajes tipo. Estos
representan características humanas sobresalientes que se busca interpretar mediante la creación de un ser
ficticio. Los personajes tipo integran en su construcción las formas de hablar, de vestir, de actuar y de pensar del
tipo humano que se recrea en la obra. Se presentan, entonces, como una sinécdoque de la época en que aparecen
insertos, puesto que entregan información del mundo del cual proceden.

Sumado a lo anterior, el tipo literario tiene la capacidad de evolucionar en el tiempo, es decir, según se
produzcan cambios en su entorno, el personaje también varía en algunas de sus características. A diferencia de
los estereotipos, no corresponden a formas tan rígidas ni poseen una connotación negativa.

A continuación, podrás reconocer distintos personajes tipo que se han mantenido vigentes en la literatura.

El avaro: personaje que se remonta a la comedia del periodo grecolatino y que es recreado en Aulularia o la
Olla (194 a.e.) de Plauto. Un viejo guarda su tesoro en una marmita y no lo quiere compartir bajo ninguna
excusa. Esta comedia inspira la obra francesa El avaro (1667) de Moliere, en la que Harpagon, un viejo avaro,
esconde su riqueza en un baúl, prefiriéndolo incluso sobre el bien de sus seres más cercanos. Un personaje
avaro contemporáneo es el señor Burns de la serie Los Simpson.

El caballero: durante la Edad Media se perfila este personaje errante en busca de aventuras para probarse como
caballero. Figura del Renacimiento español es don Quijote, quien intenta conquistar el éxito en sus hazañas en
honor a su amada Dulcinea. En la comedia del Siglo de Oro español el caballero se presenta como padre,
hermano o hijo que vela por el honor familiar y en caso de ultraje su misión es la venganza para restaurar el
orden social existente.

La alcahueta: mujer que concierta, encubre o facilita una relación amorosa, generalmente ilícita. Si bien su
origen se remonta a la literatura romana, es en la Celestina (1499) donde este personaje tipo logra amplia
trascendencia.

El galán: este personaje reúne los mejores atributos humanos: valentía, audacia, ingenio, amabilidad,
generosidad, etc. El galán siempre es guiado por causas de amor. Los príncipes azules de los cuentos de hadas
son personajes que cumplen este rol.

El libertino: seductor de mujeres que las abandona después de seducirlas. Se asocian a él los vicios del alcohol
y el juego. Se caracteriza por su frialdad, pues no siente remordimiento - ni compasión al dañar moralmente a
sus víctimas. El libertino más conocido de todos los tiempos es don Juan de Tirso de Molina en El burlador de
Sevilla (1630), en que transgrede toda ley divina y humana, indiferente al sufrimiento ajeno. El mismo
personaje aparece más tarde en Don Juan Tenorio dE José Zorrilla (1844) con la variante del arrepentimiento
en e desenlace de la obra dramática.
La dama: mujer bella y atractiva, aunque frívola; porque se dedica, principalmente, al cuidado de su apariencia
obviando su vida interior, lo cual la expone a los engaños amorosos del galán. Melibea, personaje de La
Celestina, es una muchacha de linaje que se encuentra entre la defensa de su honorabilidad por el respeto a las
convenciones sociales y sus deseos personales que la atraen hacia la entrega amorosa a Calisto.

La ingenua: mujer bondadosa, hermosa y virginal que es blanco de libertinos como don Juan. El personaje
típico que representa a la ingenua es doña Inés, la prometida de Juan Tenorio, en la obra de Zorrilla, del
romanticismo español. Doña Inés logra enamorar a don Juan Tenorio por su dulzura, inocencia y candidez de
mujer romántica que cree ciegamente en las promesas de su enamorado.

El científico loco: hombre de ciencia que intencional o accidentalmente, al jugar con las fuerzas de la
naturaleza, provoca el problema que deberá solucionar el héroe. El científico siempre ha estado vinculado a la
demostración de hechos que, en principio, la sociedad observa con incredulidad. Por esta razón, se fue
construyendo en el tiempo la figura del científico loco. Corresponden a este tipo inolvidables personajes
inspirados en la búsqueda del conocimiento, tales como el doctor Frankenstein que buscaba crear la vida desde
una manera racional o el doctor Jekyll obsesionado por descubrir el lado oscuro del hombre. Ambos personajes
comparten la característica de la pérdida del control de la ciencia, puesto que provocan efectos secundarios que
distorsionan su búsqueda genuina.

El detective privado: personaje que aparece en las novelas policiales. Es el héroe que logra restablecer el
orden, desenmascarando al responsable de un delito. Tiene un estilo de vida y un carácter bien definido: bebe
whisky, fuma, viste gabardina y usa sombrero. Existen dos vertientes en la literatura detectivesca: la corriente
tradicional de Conan Doyle, Edgar Allan Poe y Agatha Christie, quienes nos presentan un detective reflexivo,
inteligente, frío y tranquilo; y la novela policial negra de fuerte crítica a la sociedad, cruzada por la frivolidad y
el abuso del poder, representada por Dashiell Hammett y Raymond Chandler quienes, a través de investigadores
decadentes, principalmente intuitivos y salvajes resuelven los entuertos criminales. Un buen ejemplo de esta
corriente lo constituye el detective Heredia, del escritor chileno Ramón Díaz Eterovic.

Recordar:
Los tipos literarios son aquellos personajes reconocibles en la literatura a través de sus
características físicas, sicológicas y sociales. Son constantes en el tiempo, puesto que
mantienen su esencia, aunque se adecuan a la época en que aparecen.

Intertextualidad literaria:

¿Qué es la intertextualidad?
Intertextualidad : Presencia en una determinada obra (poema, cuento, novela, drama) de
expresiones, temas, rasgos de estructura, de estilo y de geé nero, etc procedentes de obras
anteriores o contemporaé neas y que han sido incorporados a dicho texto en formas de citas,
alusiones, imitaciones o recreaciones paroé dicas.
El concepto de intertextualidad nos ayuda a entender que una obra literaria no se
produce en ausencia de textos anteriores o contemporaé neos; el texto (tejido, enramado de
ideas) se nutre de las obras del pasado, dialoga con ellas y hace participar al lector de este
encuentro..
Cuando intentamos comprender o analizar debemos considerar tambieé n las otras
obras del autor e incluso a los otros autores integrantes de su grupo generacional, o aquellas
obras de la historia literaria que pudieron haber servido de fuente de inspiracioé n o influencia.
De ahíé que un concepto muy importante en el campo del anaé lisis literario es el de la
intertextualidad. En teé rminos amplios, podríéamos distinguir dos tipos de intertextualidad:
General y restringida.

Intertextualidad General: se habla de este tipo de intertextualidad cuando la relacioé n


entre las obras de diversos autores es evidente y directa.
Intertextualidad restringida: se aplica este concepto cuando la relación sólo se
da en obras de un mismo autor.
A continuación, se aportan definiciones de los conceptos directa o
indirectamente ligados al tema, para no caer en confusiones:
Intertextualidad:
- Relación transformativa de una obra con otro texto anterior.
- Es necesario que el diálogo se produzca al nivel de la construcción del texto.
- Es una relación creativa que genera un nuevo texto a partir del diálogo con otro
texto anterior
Plagio:
Imitación consciente de un modelo sin indicar la fuente de referencia.
- Puede ser temático y estilístico.
- No existe la creatividad.
Influencia:
- Imitación inconsciente de un modelo. Generalmente es temática, aunque puede
ser estilística.
- Si se asume con creatividad puede llegar a ser muy beneficiosa.

ACTIVIDAD: Observa y lee, luego responde

1.- ¿Queé elementos comunes


“La persistencia tienen
de la memoria” estos
Salvador Dali textos?
____________________________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________

2.- Crees que Julio Cortaé zar comparte la visioé n del tiempo con Salvador Dali
____________________________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________________________
____________________________________________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________________________
3.- ¿Que tipo de intertextualidad estaé presente?
______________________________________________________________________________________________

Clasificación de los personajes


De acuerdo a su grado de participación en las acciones
El personaje principal o los personajes principales son aquellos que
mueven la acción de una narración. Sobre ellos se estructuran las
acciones y se mueven los demás personajes. Podemos clasificar los
Principal personajes principales en protagonistas o antagonistas, ya sea que
persigan un objetivo (protagonista) o se pongan a ese proyecto
(antagonista).

Como lo indica su nombre, los personajes secundarios tienen menor


grado de participación en las acciones, su rol fundamental es dar un
mayor grado de coherencia y credibilidad a las acciones.
Secundario
Generalmente su actuar está vinculado a las acciones de los personajes
principales. Pero su participación es también individual y
complementaria a la de los principales.
Incidental o Son los de menor peso o participacioé n en las acciones de la
episódico narracioé n. Su aparicioé n es un recurso para ordenar, dar credibilidad
a las acciones.

De acuerdo a su desarrollo a lo largo de las acciones


Como lo indican su nombre, los personajes estáticos son aquellos que
presentan los mismos rasgos a lo largo de toda la narración, no
Estáticos
presentan cambios en su comportamiento o en sus características
personales.
Este tipo de personaje es el que sufre algún cambio o evolución a lo
Dinámicos o largo del desarrollo de las acciones, por ejemplo, puede pasar de un
evolutivos estado de ignorancia a un estado de conocimiento. Varían en su forma
de ser y comportarse.

De acuerdo a su grado de complejidad y profundidad psicológica


Planos Están Construidos en torno a una sola idea o cualidad.
Presentan un solo rasgo destacado. Generalmente, se utilizan para
generar simpatía en el lector.

Redondos, esféricos Poseen un mayor grado de complejidad, varios rasgos destacados y no


o de relieve se pueden caracterizar en torno a un solo rasgo distintivo. Tienen un
amplio grado de profundidad psicológica. A menuda, sorprenden al
lector con rasgos desconocidos de su personalidad.

Tipo o arquetípicos Son utilizados para representar a un sector determinado de la sociedad


o un tipo humano determinado.

Caricaturescos Son aquellos que hacen mofa de algún aspecto de la realidad social o
personal. A menudo, encarnan una crítica a algún rasgo de la sociedad.

De acuerdo a su unidad o pluralidad


Se refiere a un personaje que actúa individualmente en el desarrollo de
Individual la acción.

Muchas veces un grupo puede actuar como un personaje dentro de la


Colectivo obra.

De acuerdo a su grado de individualidad y personalidad literaria


Estereotipo Son personajes que carecen de una personalidad propia y responden a
tipos configurados a través de la tradición literario, con una manera de
actuar prefijada y reiterada por la tradición.

Personaje literario Son aquellos que han trascendido la obra para la que fueron creados y
los lectores los pueden identificar fácilmente. También sirven de
modelo e inspiración para otros personajes en otras obras narrativas.

Descripción de los personajes

Como se señaló, a los personajes los conocemos solo por lo que el narrador nos dice de ellos; en
este sentido, los personajes pueden estar descritos físicamente, moralmente o tanto física como
moralmente. Así podemos encontrarnos con tres formas de caracterizar (describir) a los personajes.

Prosopografía: El narrador solo nos muestra los rasgos físicos o externos del personaje, ropa,
formas de caminar, etc.
Etopeya: El narrador nos entrega una caracterización de los rasgos morales, espirituales,
sentimentales o psicológicos del personaje. Sus rasgos internos.
Retrato: Es la combinación de las dos descripciones anteriores, es decir, el narrador nos da una
imagen más acabada del personaje al describir tanto sus rasgos físicos como psicológicos.

EJEMPLOS

1. Don Gumersindo.. Era afable... servicial. Compasivo... y se desvivía por complacer y ser útil a
todo el mundo... aunque costase trabajos, desvelos, fatiga, con tal que no le costase un real...
Alegre y amigo de chanzas y burlas.. Se hallaba en todas las reuniones y fiestas, cuando no era
a escote... y las regocijaba con la amenidad de su trato... y con su discreta, aunque poco
ática...conversación.. Nunca había tenido inclinación alguna amorosa a una mujer determinada...
pero inocentemente, sin malicia, gustaba de todas, y era el viejo más amigo de requebrar a las
muchachas... y que más las hiciese reír que había en diez leguas a la redonda...
______________________________________________________________________

2. Comienzo por los cabellos. ¿Ves tú las madejas de oro delgado que hilan en Arabia? Más
lindos son, y no resplandecen menos. Su largo hasta es hasta sus pies; después, crinados y
atados con la delgada cuerda, que no es necesario más para convertir los hombres en piedras.
Los ojos verdes, rasgados; las pestañas largas; las cejas delgadas y alzadas; la nariz mediana;
la boca pequeña; los dientes menudos y blancos; los labios, colorados y grosezuelos; el torno del
rostro poco más alargado que redondo; el pecho alto; La tez lisa, lustrosa; su piel oscurece a la
nieve. […] Las manos pequeñas de mediana manera, de dulce carne acompañadas; los dedos
largos; las uñas en ellos largas y coloradas, que parecen rubíes entre perlas.
______________________________________________________________________

3. Mi criado tiene de mesa lo cuadrado y el estar en talla al alcance de la mano. Por tanto es un
mueble cómodo; su color es el que indica la ausencia completa de aquello con que se piensa, es
decir, que es bueno; las manos se confundirían con los pies, si no fuera por los zapatos y porque
anda casualmente sobre los últimos; a imitación de la mayor parte de los hombres, tiene orejas
que están a uno y otro lado de la cabeza como los floreros en una consola, de adorno, o como
los balcones figurados, por donde no entra ni sale nada; también tiene dos ojos en la cara; él
cree ver con ellos, ¡qué chasco se lleva!
4. Tenía la voz dulce. Modos hasta cierto punto finos [...] y de buena educación [...] y su rostro
moreno [...] no carecía de cierta gracia interesante que [...] manoseada ya por la vejez [...] más
de la mitad de la dentadura conservaba [...] sus ojos grandes y oscuros...
______________________________________________________________________