Está en la página 1de 7

INTRODUCCION

Uno de los procesos más usados en la industria es la denominada evaporación


la cual consiste en formar vapor de agua de una solución acuosa, a través de
una transferencia de calor, para poder retirarla de nuestro sistema, obtenida por
una condensación, y tener una solución más concentrada, siendo esta nuestro
producto deseado y esto para aprovechar de una mejor manera los nutrientes,
compuestos, minerales, etc.
En la mayoría de los casos, el producto evaporado es agua.
Por ejemplo la concentración de soluciones de leche es un proceso típico de
industria. La solución que se desea concentrar determina el tipo de evaporador,
la temperatura y la presión que se usarán para obtener una mayor eficiencia y
rapidez. La concentración del líquido es bastante diluida para evitar un
aumento en la viscosidad y que no se reduzca mucho el coeficiente de
transferencia, la solubilidad también deberá tomarse en cuenta así mismo la
sensibilidad térmica de los materiales, presión y temperatura.

MARCO TEORICO

Vista como una operación unitaria, la evaporación es utilizada para eliminar el


vapor formado por ebullición de una solución o suspensión líquida.
La causa de la evaporación se encuentra en la teoría cinética molecular de la
materia. Las moléculas que integran un líquido tienden a escapar de él por
efecto de su energía cinética, que lo consiguen sólo aquellas que disponen de
la energía suficiente para vencer la atracción de las otras moléculas de líquido.
Al perder estas moléculas, la sustancia pierde energía, es decir, se enfría, de
modo que para mantener su temperatura y proseguir la evaporación es preciso
aportar calor.

Los evaporadores operan totalmente a expensas de una transmisión calorífica,


y, en gran parte, los distintos aparatos se han desarrollado como un arte, ya
que debido al gran número de factores que intervienen, es muy difícil predecir
el comportamiento de la transmisión calorífica; se pueden producir, reacciones
de precitación, de aglomeración o de polimerización, y un tratamiento
inadecuado puede producir un deterioro parcial o total de distintos
componentes químicos involucrados en el líquido y de esta forma modificar
indeclinablemente las propiedades del mismo. Algunas propiedades que
afectan son:
1. Concentración en el líquido. Por lo general, la solución a evaporar es
diluida, por lo que su viscosidad es baja, similar a la del agua, y se opera
con coeficientes de transferencia de calor altos. Al avanzar la evaporación,
la solución se concentra y su viscosidad puede aumentar notablemente,
causando marcada disminución del coeficiente de transferencia de calor. Se
requiere entonces una circulación o turbulencia adecuada para evitarlo.
2. Solubilidad. En la mayoría de los casos, la solubilidad del soluto
aumenta con la temperatura. Esto significa que, al enfriar a temperatura
ambiente una solución que proviene de un evaporador puede presentarse
una cristalización Esto limita la concentración máxima de la evaporación
que puede obtenerse por evaporación.
3. Sensibilidad térmica de los materiales. Muchos productos, en especial
los alimentos y materiales biológicos, son sensibles a la temperatura y se
degradan cuando ésta sube o el calentamiento es prolongado. Entre ellos
están los materiales farmacéuticos; alimentos como la leche, jugo de
naranja y extractos vegetales; y materiales químicos orgánicos delicados.
La cantidad de degradación está en función de la temperatura y el tiempo.
4. Formación de espumas. En algunos casos, los materiales constituidos
por soluciones cáusticas, soluciones de alimentos como leche desnatada y
algunas soluciones de ácidos grasos, forman espuma durante la ebullición.
Esta espuma es arrastrada por el vapor que sale del evaporador y puede
producir pérdidas del material.
5. Presión y temperatura. El punto de ebullición de la solución está
relacionado con la presión del sistema. Cuanto más elevada sea la presión
de operación del evaporador, mayor será la temperatura de ebullición.
Además, la temperatura de ebullición también se eleva a medida que
aumenta la concentración del material disuelto por la acción de la
evaporación. Para mantener a un nivel bajo la temperatura de los materiales
termo sensibles suele ser necesario operar a presiones inferiores a 1 atm,
esto es, al vacío.
6. Formación de incrustaciones y materiales de construcción. Algunas
soluciones depositan materiales sólidos llamados incrustaciones sobre
las superficies de calentamiento, que se forman a causa de los
productos de descomposición o por disminución de la solubilidad. El
resultado es una reducción del coeficiente de transferencia de calor, lo
que obliga a limpiar el evaporador. La selección de los materiales de
construcción del evaporador tiene importancia en la prevención de la
corrosión.

El punto de partida para proyectar un evaporador son los balances de calor y


masa. También hay que tener en cuenta la influencia del soluto en el equilibrio
vapor-líquido, sobre todo cuando se emplea un múltiple efecto. Por esta razón
se deben realizar ensayos previos y poder así determinar el equipo adecuado
para cada una de las necesidades. Los evaporadores a escala de laboratorio
permiten determinar variables termodinámicas, coeficientes térmicos,
comportamientos en ebullición, grados de ensuciamiento, concentraciones
límites y todo lo necesario para asegurar un apropiado diseño y construcción
de equipo.

Tipos generales de evaporadores


El tipo de equipo usado depende tanto de la configuración de la superficie para
la transferencia de calor ya sea por agitación o por circulación de líquidos, esto
se expresa en los siguientes equipos:
1. Marmita abierta o artesa
La forma más simple de un evaporador es una marmita abierta o artesa en
la cual se hierve el líquido. El suministro de calor proviene de la
condensación de vapor de agua en una chaqueta o en serpentines
sumergidos en el líquido. En algunos casos, la marmita se calienta a fuego
directo. Estos evaporadores son económicos y de operación simple, pero el
desperdicio de calor es excesivo. En ciertos equipos se usan paletas o
raspadores para agitar el líquido.
2. Evaporador de tubos horizontales con circulación natural
El banco horizontal de tubos de calentamiento es similar al banco de tubos
de un intercambiador de calor. El vapor de agua entra a los tubos y se
condensa; el condensado sale por el otro extremo de los tubos. La solución
a ebullición está por fuera de ellos. El vapor se desprende de la superficie
líquida; después, casi siempre se hace pasar por dispositivos de tipo
deflector para impedir el arrastre de gotas de líquido y sale por la parte
superior. Este equipo, relativamente económico, puede utilizarse para
líquidos no viscosos con altos coeficientes de transferencia de calor y para
líquidos que no formen incrustaciones. Puesto que la circulación del líquido
no es muy buena, son poco adecuados para materiales viscosos.
3. Evaporador vertical con circulación normal
En este tipo de evaporador se usan tubos verticales en lugar de
horizontales y el líquido esta dentro de los tubos, por lo que el vapor se
condensa en el exterior. Debido a la ebullición y a la disminución de
densidad, el líquido se eleva en los tubos por circulación natural, y fluye
hacia abajo a través de un espacio central abierto grande, o bajada. Esta
circulación natural incrementa el coeficiente de transferencia de calor. No es
útil con líquidos viscosos. Este equipo se llama con frecuencia evaporador
de tubos cortos.
4. Evaporador de canasta
5. Evaporador de tubos largos
Puesto que el coeficiente de transferencia de calor del lado del vapor es
muy alto en comparación con el del lado del líquido que se evapora, es
conveniente contar con velocidades altas para el líquido. En un evaporador
de tipo vertical con tubos largos como, el líquido esta en el interior de los
tubos. Estos miden de 3 a 10 m de alto, lo que ayuda a obtener velocidades
de líquido muy altas. Por lo general, el líquido pasa por los tubos una sola
vez y no se recircula. Los tiempos de contacto suelen ser bastante breves
en este modelo.
6. Evaporación de caída de película
Una variación del modelo de tubos largos es el evaporador de caída de
película, en el cual el líquido se alimenta por la parte superior de los tubos y
fluye por sus paredes en forma de película delgada. Por lo general, la
separación de vapor y líquido se efectúa en el fondo. Este modelo se usa
mucho para la concentración de materiales sensibles al calor, como jugo de
naranja y otros zumos de frutas, debido a que el tiempo de retención es
bastante bajo (entre 5 y 10 s) y el coeficiente de transferencia de calor es
alto.
7. Evaporador de circulación forzada
El coeficiente de transferencia de calor de la película líquida puede
aumentarse por bombeo provocando una circulación forzada del líquido en
el interior de los tubos. Para esto se emplea el modelo de tubos verticales
largos añadiendo una tubería conectada a una bomba entre las líneas de
salida del concentrado y la de alimentación. Sin embargo, los tubos de un
evaporador de circulación forzada suelen ser más cortos que los tubos
largos, Además, en otros casos se usa un intercambiador de calor horizontal
externo e independiente. Este modelo es muy útil para líquidos viscosos.
8. Evaporador de película agitada
En un evaporador tipo película agitada, un sistema rotatorio de raspadores
distribuye el producto crudo a una película en la superficie interior de una
tubería que es calentada. El sistema de raspadores aumenta la velocidad
del proceso de evaporación manteniendo la película con turbulencia
optimizando así la transferencia de masa y la transferencia de calor.
La fracción de componentes de bajo punto de ebullición del material crudo
se evapora de la película en un corto tiempo; el tiempo de residencia del
producto en la pared del evaporador es muy corto. Los vapores son
condensados en un condensador externo. El concentrado es continuamente
descargado por la parte inferior del evaporador.
9. Evaporador solar de artesa abierta
Un proceso muy antiguo pero que todavía se usa es la evaporación solar en
artesas abiertas. El agua salina se introduce en artesas o bateas abiertas y
de poca profundidad y se deja evaporar lentamente al sol hasta que
cristalice.

Métodos de operación
 Evaporadores de efecto simple: se usan con frecuencia cuando la
capacidad necesaria de operación es relativamente pequeña, o el costo
del vapor es relativamente barato comparado con el costo del
evaporador, sin embargo la operación de gran capacidad al usar mas de
un efecto reducirá de manera significativa los costos de vapor.
 Evaporadores de efecto múltiple con alimentación hacia delante: este es
el método que se emplea cuando la alimentación esta caliente o cuando
el producto concentrado final puede dañarse a temperaturas elevadas,
las temperaturas de ebullición van disminuyendo de efecto a efecto.
 Evaporadores de efecto múltiple con alimentación en retroceso: este
método de alimentación en retroceso tiene ventajas cuando la
alimentación es fría, ya que la cantidad del líquido que debe calentarse a
temperaturas altas en el segundo y primer efecto es más pequeña.
 Evaporadores de efecto múltiple con alimentación en paralelo: la
alimentación en paralelo en evaporadores de efecto múltiple implica la
adición de alimentación nueva y la extracción de producto concentrado
en cada un de los efectos, el vapor de cada efecto se usa para calentar
el siguiente.
El Evaporador de Película Descendente
Este equipo está construido en acero inoxidable, por su funcionamiento, es de
un solo paso. Este tipo de evaporador es especialmente útil para materiales
sensibles al calor, tales como productos farmacéuticos y alimentos, además se
adapta bien para la concentración de líquidos viscosos.
Descripción del equipo:

I. Cuerpo del Evaporador


II. Condensador
III. Tanques de Licor, de Condensado y de Alimento.
IV. Línea de Alimento, de Licor, de Vapor y de Condensado
V. Servicios: Línea de vacío, vapor y agua de enfriamiento.
VI. Instrumentación, Válvulas y Accesorios
VII. Estructura de soporte
I. Evaporador
El evaporador esta construido en acero inoxidable, con espesor de 1/8”. Se
compone de 2 cavidades cilíndricas, una de 36.9 cm de D . y 50 cm de altura y
ext

otra de 19 cm D y 105 cm de altura que cuenta con un enchaquetamiento para


ext

el vapor.
El alimento entra por la parte superior del evaporador y cae por las
paredes de éste, al tener contacto con la pared enchaquetada el líquido se
evapora parcialmente (El vapor producido es arrastrado al condensador) El
licor llega a la parte inferior del evaporador y es conducido hacia los tanques
receptores de licor a través de una tubería en forma de Y.

II. Condensador
Es de cuerpo cilíndrico en acero inoxidable, del tipo de tubos verticales y a
contracorriente. Consta de un haz de 25 tubos de ¼” D x 99cm de longitud.
nom
PROCEDIMIENTO

1. Prepare 15 kg de solución acuosa de azúcar al 10% en peso.


2. Agitar la solución y medir su concentración con el refractómetro y
colocarla en el tanque de alimentación.
3. Aplicar el vacío hasta la presión preestablecida.
4. Alimentar el vapor, controlando la presión en un valor determinado (0.5
kg/cm )
2

5. Alimentar la solución con un flujo constante.


6. Controle flujo en el rotámetro. (Aproximadamente 30 gal/min)
7. Alimentar el agua de enfriamiento al condensador.
8. Mida flujo másico del agua de enfriamiento( 4 o 5 corridas durante la
practica)
9. Medir flujo másico del vapor condensado.
10. Mida temperaturas del alimento, licor, evaporado y concentrado
11. Mida presión del evaporador y vacío del aparato y el tiempo de la
evaporación.
12. Medir flujo másico de los productos: licor y agua condensada y sus
concentraciones.

BIBLIOGRAFIA

(Geankoplis, C.J., 1988, Procesos de Transporte y Operaciones unitarias,


Capitulo 8 “Evaporación”, p. 545, CONTINENTAL S.A. DE C.V., México)

KERN D. Proceso de Transferencia de Calor. Cia. Editorial Continental, México.